Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Viniegra, Salvador
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Viniegra, Salvador 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al pintor gaditano Salvador Viniegra, fue un pintor de reconocido prestigio, especializado en pintar escenas historicas, también fue un excelente músico.

 0salvadorviniegra

Salvador Viniegra y Lasso de la Vega (Cádiz, 23 de noviembre de 1862 - Madrid, 29 de abril de 1915). Pintor historicista y mecenas español. Estudió en la Escuela de Bellas Artes de Cádiz. Sus primeras obras conocidas son acuarelas, que dieron origen a un álbum que, en 1877, tuvo bastante éxito.

Comenzó estudiando Derecho, pero pronto se decidió a ser pintor, accediendo a la Escuela de Bellas Artes de Cádiz, donde fue discípulo de Rámon Rodríguez Barcaza y José Pérez Jiménez. Sus primeras obras conocidas son una serie de acuarelas, que dieron origen a un álbum que, en 1877, tuvo bastante éxito. Los años siguientes ganó varios premios de pintura en exposiciones regionales, y realizó un viaje Roma, donde se dedicó al estudio del dibujo en vivo.

De regreso España en 1882, concursó ese mismo año a la Exposición de Hernandéz con su cuadro Un patio de Sevilla. Más tarde, concursó con otro cuadro de grandes dimensiones -La bendición de los campos en 1800-, expuesto posteriormente en la Exposición Nacional de Madrid de 1887 y que le valió la medalla de primera clase del certamen.

En 1890 ganó el concurso para un beca de mérito en la Academia Española de Bellas Artes de Roma, donde residió hasta noviembre de 1896, siendo este periodo italiano el más rico de su vasta obra. Expuso en Munich, Roma y Budapest. Sus obras fueron reproducidas incesantemente, lo que hizo de él un pintor muy popular en toda Europa. En 1897 presentó La romería del Rocío en la Sala Dante de Roma, así como en la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid del mismo año, y en las Exposiciones Internacionales de Munich y Viena de 1898, donde fue premiado con varias medallas de oro. Este cuadro continuó su carrera internacional al ser contratado por un negociante polaco, que lo expuso en varias ciudades de Europa oriental. El pintor lo cedió al Museo de Arte Moderno de Madrid en 1905.

Una de las obras más conocidas en Cádiz es un monumental lienzo que representa la Promulgación de la Constitución de 1812, que está situado en el Museo de las Cortes (Cádiz).

Ganó varios premios de pintura en exposiciones regionales, y realizó un viaje Roma, dedicándose al estudio del dibujo en vivo. En 1890 obtuvo una beca de mérito en la Academia Española de Bellas Artes de Roma, donde residió hasta noviembre de 1896, siendo este periodo italiano el más rico de su vasta obra. Expuso en Múnich, Roma y Budapest.

Las obras de Viniegra fueron reproducidas incesantemente, lo que hizo de él un pintor muy popular en toda Europa. En 1897 presentó su obra en la Sala Dante de Roma, así como en la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid, y en las Exposiciones Internacionales de Múnich y Viena de 1898, donde fue premiado con varias medallas de oro. Establecido en Madrid, fue nombrado subdirector y conservador del Museo del Prado (1898).

Salvador Viniegra, en los últimos años de vida se convirtió en un importante mecenas de las artes, especialmente de la música (era un notable violonchelista), procurando ayuda a diversos artistas, entre los que destacan Manuel de Falla y Juan Ruiz Casaux.

Espero que la recopilación realizada de este artista gaditano os resulte interesante y además contribuya en su divulgación.






Algunas obras de Salvador Viniegra


 7retrato_de_antonio_aguilar_y_correa_marqu_s_vega_y_armijo_congreso_de_los_diputados_madrid_obra_de_salvador_viniegra

Retrato de Antonio Aguilar y Correa, Marqués Vega y Armijo. 1899. Congreso de los Diputados. Madrid. Obra de Salvador Viniegra


 17la_oraci_n_de_la_ma_ana

Retrato de la marquesa de la "Garanar" ?. 1895-90. Obra de Salvador Viniegra


 1retrato_de_d_jos_riquelme_en_el_famoso_colir_n

Retrato de D. José Riquelme en 'El famoso Colirón'. Óleo sobre lienzo. 200 x 83 cm. Museo del Prado. Madrid. Obra de Salvador Viniegra


 08_1419691613_419071

'Retrato de dama recostada'. Obra de Salvador Viniegra


 16guardia_frente_la_mezquita

Guardia frente a la mezquita. Óleo sobre lienzo, 110 x 60 cm. Obra de Salvador Viniegra


 2salvador_viniegra_y_lasso_de_la_vega_el_primer_beso_1891_madrid_museo_del_prado

El primer beso (o Adán y Eva). Óleo sobre lienzo. 128 x 225 cm. Museo del Prado. Madrid. Obra de Salvador Viniegra


 22_la_bendicio_n_de_los_campos_salvador_viniegra_y_lasso_de_la_vega

La bendición de los campos en 1800 [Roma, 1887]. Museo de Bellas Artes de Málaga. Obra de Salvador Viniegra


 23bendici_n_de_los_campos_en_1800

La bendición de los campos por su eminencia en 1800 [Roma, 1887]. Colección Bellver. Obra de Salvador Viniegra


 19contrato_de_matrimonio

Contrato de matrimonio. Galería Sammer. Obra de Salvador Viniegra


 18salida_de_misa

Salida de misa. Obra de Salvador Viniegra


 15la_oraci_n_de_la_ma_ana

La oración de la mañana. Obra de Salvador Viniegra


 14oraci_n_por_el_torero_muerto

Oración por el torero muerto. Obra de Salvador Viniegra


 3patio_del_convento_de_san_francisco_de_c_diz_detalle_1881_museo_de_bellas_artes_de_c_diz

Patio del Convento de San Francisco de Cádiz (detalle), 1881. Museo de Bellas Artes de Cádiz . Obra de Salvador Viniegra


 20la_novicia_grabado_1896_obra_de_salvador_viniegra

La novicia, grabado. 1896. Obra de Salvador Viniegra


 10die_gartenlaube_1897_432

 11die_gartenlaube_1897_433

 12glaspalast_m_nchen_1896_079

 123_glaspalast_m_nchen_1898_029

Varios dibujos de Salvador Viniegra



 5salvador_vinegra_el_compromiso_de_caspe

El compromiso de Caspe (1412). 1891. Círculo de Bellas Artes, Madrid. Obra de Salvador Viniegra... Más info



 4la_promulgaci_n_de_la_constituci_n_de_1812_1912

La promulgación de la Constitución de 1812. obra de Salvador Viniegra. 1911-12. Museo de las Cortes de Cádiz. La Constitución española de 1812, también denominada La Pepa, fue promulgada por las Cortes Generales de España el 19 de marzo de 1812. La importancia histórica de la misma es grande, al tratarse de la primera Constitución promulgada en España, además de ser una de las más liberales de su tiempo. Respecto al origen de su sobrenombre, la Pepa, existen dos versiones diferentes: por un lado, que fue promulgada el día de San José, de donde vendría el sobrenombre de Pepa; por otro lado, que fue promulgada en oposición al gobierno de José I, llamado popularmente Pepe Botella. De manera que la Pepa, como Constitución, vendría a ser la contrapartida femenina al monarca.

Oficialmente estuvo en vigencia dos años, desde su promulgación hasta el 24 de marzo de 1814, con la vuelta a España de Fernando VII. Posteriormente estuvo vigente durante el Trienio Liberal (1820-1823), así como durante un breve período en 1836-1837, bajo el gobierno progresista que preparaba la Constitución de 1837. Sin embargo, apenas si entró en vigor de facto, puesto que en su período de gestación buena parte de España se encontraba en manos del gobierno pro-francés de José I, el resto en mano de juntas interinas más preocupadas en organizar su oposición a Jose I, y el resto de los territorios de la corona española (los virreinatos) se hallaban en un estado de confusión y vacío de poder causado por la invasión napoleónica.

La constitución establecía el sufragio, la libertad de imprenta, abolía la inquisición, acordaba el reparto de tierras y la libertad de industria, entre otras cosas... Más info



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el pequeño trabajo recopilatorio dedicado al pintor gaditano Salvador Viniegra, la verdad hay muy poca información de este excelente pintor y aún menos imágenes de sus obras.


Fuentes y agradecimientos a: es.wikipedia.org, todocoleccion.net, noticias.sysmaya.net, museodelprado.es, hispanismo.org, reprodart.com, cervantesvirtual.es, boverijuancarlospintores.blogspot.com.es, jpalomaressamper.blogspot.com.es y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Sabado, 27 Diciembre 2014, 16:40; editado 8 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Viniegra, Salvador 
 
Gracias J.Luis por este nuevo trabajo. La verdad es que no me suena este pintor a pesar de ser de la tierra, pero sus obras si que me gustan.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educaci�n hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
[b]
 
xerbar - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Viniegra, Salvador 
 
Así es xerbar, no es demasiado conocido, pues a pesar de ser un excelente artista, actualmente su obra está poco representada y valorada.

Debo de dar las gracias a Matías que me ha facilitado la mayoría de las imágenes de S. Viniegra, para poder realizar este trabajo.



 



Saludos
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Viniegra, Salvador 
 
La bendición de los campos en 1800 de Salvador Viniegra


 22_la_bendicio_n_de_los_campos_salvador_viniegra_y_lasso_de_la_vega_1419694511_101387

Bendición de los campos en 1800 [Roma, 1887]. Obra de Salvador Viniegra y Lasso de la Vega (Cádiz, 1862 - Madrid, 1915).

Salvador Viniegra se trasladó a Roma el año 1882, cuando su profesor en la Escuela de Artes Industriales y Oficios Artísticos de Cádiz, José Pérez Siguimboscu, convenció al padre del pintor de que le financiase una estancia de estudios en la capital italiana. Instalado en el taller de su amigo, el pintor sevillano José Villegas Cordero, Viniegra inició una etapa de residencia en Roma y continuos viajes a Cádiz, donde obtuvo una medalla de Primera Clase en la Exposición Artística Provincial de 1885 por el Entierro de Isabel la Católica, adquirido por el Ayuntamiento gaditano y motivo fundamental por el cual fue recibido como académico de número en la Academia de Nobles Artes de Cádiz el 3 de octubre de 1886.

Tras estos éxitos locales, el joven y ambicioso Viniegra decidió este último año comenzar un enorme lienzo de historia para presentar a la Exposición Nacional de Bellas Artes madrileña del año siguiente, a lo que su padre declaró de auténtica locura por la escasa edad del pintor y su escasa trayectoria artística, solicitando de su compañero Villegas que hiciese desistir al joven de tan alocado empeño.

Inútiles fueron los esfuerzos por hacer desistir al pintor de su empeño, y Viniegra comunicó en ese mismo año a su padre que la composición había variado la temática histórica al uso, hacia un tipo de obra más cercana al género de costumbres: La bendición de los campos en 1800, donde el protagonista serían los efectos de luz, pues es la iluminación de amanecer o atardecer desde atrás de las figuras el efecto que interesa a Viniegra captar, lo que aún preocupó más a D. Salvador Viniegra Valdés.

A el Palacio de Industria y de las Artes de Madrid llegó la obra desde Roma para la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1887, a la que concurrieron hasta quinientos cincuenta y un artistas. La obra fue muy admirada por la crítica artística y recibió una unánime medalla de Primera Clase y el compromiso de adquisición por el Estado.

En el Diario de Cádiz de 5 de julio de 1887, Carlos Fernández Shaw publicó una estimable alabanza de la obra: Ha sido un cuadro de inmenso coste. Basta decir que hasta el último detalle estuvo tomado siempre del natural: casullas, cruces, faroles, ciriales, sobrepellices, estolas, llenaban el estudio del pintor gaditano. En Roma se le llamaba ‘La Sacristía’. En la revista ilustrada El buscapiés de Puerto Rico, el corresponsal en Madrid presentó una extensa crítica, donde se decía: El público, con su natural buen sentido, al agruparse enfrente del cuadro de Viniegra, le ha otorgado el primer premio. Yo voto, en esta ocasión, con el pueblo soberano. Porque si el cuadro de Benlliure asombra, el de Viniegra, encanta. Veamos el asunto. Bajo un cielo en que parece volcada la pureza de un alma; sobre un pedazo de tierra, donde las prematuras hierbecillas de abril cubren de clara esmeralda la escena, se desarrolla la sencilla acción de bendecir los campos el venerable sacerdote. A su alrededor la gente del pueblo, a la usanza, de principios de siglo, póstrase elevando sus preces con el ministro del Señor, para que los beneficios del Altísimo se derramen pródigos fecundizando el suelo. La imagen de la Virgen, traída en andas, en medio de la llanura, hállase rodeada de piadoso grupo, en que se destacan figuras de variado carácter, desde el anciano al niño. Todos los emblemas de las cofradías, todos los adminículos de las ceremonias procesionales, aparecen en este escenario, sin que la riqueza de objetos, ni la multitud de personajes, hagan errar la vista por los accidentes, distrayendo la atención del conjunto culminante en la acción principal.

Este es el pensamiento y la composición del bellísimo lienzo, pintado de modo intachable. El mágico esplendor de la primera hora de una mañana de primavera, con sus albores centelleantes, su atmósfera luminosa, su ambiente diáfano, sus brisas frescas, su cielo pálido, casi blanco, están trasladados al lienzo, no con la exactitud matemática del copista, sino con el arte del poeta que embellece y presta vida a sus creaciones. El cuadro es un prodigio de luz, por más que algunos lo tachen de una tendencia falsa. Nadie se ha apercibido aún, de que el joven artista Salvador Viniegra, es un afiliado a la novísima escuela del ‘plein air’ ya popular en París.

Eva V. Galán (Granada, 1994; 399-400) nos informa que la obra fue posteriormente expuesta en la Muestra Internacional de Bellas Artes de Viena y en la Exposición Internacional de Münich, ambas de 1888, en las que obtuvo sendas medallas de Oro, y en la Exposición de Budapest en 1890. Por todos los galardones reunidos con la obra, se le concedió a Viniegra la Encomienda de Isabel la Católica y concesión de beca para la Academia española en Roma, que obtuvo por oposición en 1889.

Finalmente la obra fue adquirida por el Estado por Real Orden de 8 de agosto de 1896, pasando a los locales del Museo Nacional de Arte Moderno.
El enorme interés suscitado por la obra llevó a Barcelona a solicitar su depósito en su museo, a lo que el omnipotente prócer Federico de Madrazo informó en los términos que siguen: No puedo convenir en la cesión del cuadro La bendición de los campos en 1800, puesto que habiendo obtenido primera medalla, en el último certamen oficial, conviene que permanezca en este museo, como una de las mejores y últimas producciones del arte pictórico español, bajo cuyo concepto ha de pasar en su día al edificio en construcción para la biblioteca y museo, actual edificio que ocupan la Biblioteca Nacional y el Museo Arqueológico Nacional en el madrileño paseo de Recoletos.

Durante la presidencia de Salvador González Anaya de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo y Patronato del Museo de Bellas Artes de Málaga y la ocupación de Ricardo de Orueta de la Dirección General de Bellas Artes en Madrid, se logró lo que Barcelona no había conseguido: el depósito de la que se llamó La procesión del Rocío en Málaga mediante Orden Ministerial de 17 de octubre de 1931, junto a la medalla de Primera Clase en 1892 de Enrique Simonet y Lombardo: Flevit super illam.

Las obras no llegaron al Museo hasta 1933, según facturación de la empresa encargada del transporte La España Artística, artículos para Bellas Artes Vda. de A. Macarrón.


 24viniegra_salvador_01  25viniegra_salvador_02

Existen varios dibujos preparatorios de la obra, así como otras dos versiones muy inferiores: otra obra firmada también en Roma, propiedad al menos en 1989 de un familiar del pintor en Jerez de la Frontera; y un segundo de iguales dimensiones y firma, regalo del pintor a un amigo doctor en Medicina, que debe ser fue vendido en torno a 1979 y puede relacionarse con el existente en la colección Bellver. Si no fuese así, según investigación de Germán Viniegra Guernica (Cádiz, 1989) deberíamos hablar de una tercera versión.


 23bendici_n_de_los_campos_en_1800_1419694537_582153

Bendición de los campos en 1800 [Roma, 1887], Colección Bellver. Salvador Viniegra y Lasso de la Vega (Cádiz, 1862 - Madrid, 1915).

La obra se exhibió en la sede del Museo: en el ex-colegio jesuítico de la actual Plaza de la Constitución malagueña desde 1933 a 1961; en el Salón Central –Sala Orueta, según relación de obras existentes en el Museo en 1953 de su director, Rafael Murillo Carreras; en la Sala de Pintores del XIX desde 1961 a 1984; y, posteriormente, en la Sala de las Exposiciones Nacionales hasta 1997, ambas en el Palacio de Buenavista, hoy Museo Picasso Málaga.


 26sala_orueta_c_1922

Museo de Bellas Artes de Málaga. Plaza de la Constitución, Sala Ricardo Orueta, posteriormente pintores del siglo XIX (1933 – 1961).


 27sala_xvii_viniegra_01

Museo de Málaga. Palacio Buenavista, Sala Exposiciones Nacionales (1984-1997).

Si desde 1933 el Museo de Málaga ha exhibido como excepcional producción del realismo academicista decimonónico la gran tela de Salvador Viniegra en espacios muchos más exiguos del que se dispondrá en el Palacio de la Aduana, esperamos que el diseño museográfico de sus salas dé adecuado acomodo a una obra que consideramos central no sólo para la plástica artística nacional del siglo XIX, sino de la propia historia de la institución. Si no fuera así, quizá podríamos colegir que el diseño no será el acertado y necesario.


Publicado por jpalomaressamper.blogspot.com.es el 14 de junio de 2013
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario