Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Escultores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Agustín Querol
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Agustín Querol 
 
Este trabajo está dedicado al escultor catalán Agustín Querol Subirats, uno de los mejores artistas del final del XIX. Fue muy criticado por la amistad con Antonio Cánovas del Castillo, a quien acusan de beneficiarse ante otros de la protección del influyente político.


 0retrato_de_agust_n_querol_obra_del_fot_grafo_kaulak_recogido_en_la_revista_espa_ola_la_ilustraci_n_espa_ola_y_americana_hacia_1905
Retrato de Agustín Querol, hacia 1905 por el fotógrafo Kaulak, recogido en la revista española La Ilustración Española y Americana.

Agustín Querol Subirats nace en Tortosa (Tarragona) en 1860. Proviene de una familia humilde, por lo que desde muy joven se vio obligado a compaginar sus estudios con el trabajo en una panadería. Finalmente logró ir a Barcelona, donde asistió a las clases de La Lonja y al taller de los hermanos Vallmitjana.

En 1884 va a Roma pensionado por la Academia de Bellas Artes. Comenzó en ese momento su época de mayor esplendor. Desde allí envió a la Exposición Nacional de 1887 el grupo escultórico La Tradición, con el que obtiene primera medalla. Representa una anécdota un tanto trivial, a una anciana con aspecto de bruja, que cuenta a dos niños lo que le sugiere al oído un pájaro. Este grupo, de minuciosa composición, lo lanza al éxito. Gracias a él consiguió una gran popularidad, lo que propició numerosos encargos oficiales.

En Roma también realizó un gran relieve, de anécdota clásica, Tulia y el grupo Sagunto. Con Tulia, la feroz hija de Servio Tulio, que pasa con su carro sobre el cadáver de su padre, obtuvo la primera medalla en 1895. Sagunto, fue medalla de honor en la Nacional de 1906, representa a una mujer, muerta con la espada en la mano, y sobre ella, el cadáver de su hijo.

A pesar de morir en 1909 con cuarenta y nueve años, es autor de una gran cantidad de monumentos y proyectos. Esto se debe a que gozó de la protección de Antonio Cánovas del Castillo, quien le proporcionó numerosos encargos. Por esta razón, su obra ha sido juzgada con bastante desprecio y acusado de beneficiarse de concesiones caciquiles, ya que Cánovas, a menudo y de forma injusta, imponía a Querol sobre cualquier otro competidor.

Tras los éxitos obtenidos en Roma, regresó a Madrid y abrió un taller. Era tal el trabajo que acumulaba que decidió emplear a varios marmolistas y discípulos.

El Frontón de la Biblioteca Nacional de Madrid, es su obra más polémica. En 1892 ganó el concurso para decorar con esculturas el frontón de la Biblioteca Nacional, a pesar de que tanto el jurado como la academia consideraba que su proyecto se adecuaba menos que el de los otros dos, presentados por Suñol y Trilles. En su ejecución hizo caso omiso de las condiciones y rectificaciones que le impuso la Academia, debido al apoyo incondicional que tenía en Cánovas.

Alcanzó múltiples reconocimientos y medallas en multitud de exposiciones internacionales, como la de Barcelona de 1888, la de París de 1889, Munich, Chicago, Berlín, etc.

Es imposible enumerar sus obras, entre lo más destacado de su producción está el monumento a Quevedo, el monumento a Claudio Moyano, San Francisco el Grande curando a los leprosos, las estatuas para el monumento de Colón en Barcelona, el monumento a Los Sitios en Zaragoza, a Garibaldi en Montevideo, a La Independencia en Argentina, etc.

Su estilo combinó la rigurosa formación académica e historicista con un impulso por romper los canones tradicionales de la escultura. Encarnó el gusto oficial de la época de la Restauración, caracterizado por la anécdota, lo recargado y lo presuntuoso. Pero frente a la minuciosidad descriptiva, se interesó por los efectos pictóricos, por las superficies vaporosas y sombras difuminadas.

Su obra más representativa es el Mausoleo de Cánovas del Castillo, su protector, situado en el Panteón de los Hombres Ilustres en Atocha, Madrid. Aquí puede observarse el refinamiento del modelado y el gusto por los efectos pictóricos.

Espero que os guste o resulte interesante la recopilación de información que he recogido de Agustín Querol, y contribuya en su divulgación




Premios y distinciones

- 1887. Medalla de Primera Clase en la Nacional de Bellas Artes (con la obra "La Tradición")
- 1888. Medalla de Primera Clase en la Exposición Universal de Barcelona
- 1889. Primera Medalla en la Exposición Internacional de París
- 1891. Medalla en la Exposición Internacional de Munich
- 1893. Medalla en la Exposición Internacional de Chicago
- 1894. Medalla en la Exposición Internacional de Viena
- 1895. Primera Medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes y Medalla en la Exposición Internacional de Munich
- 1896. Medalla en la Exposición Internacional de Berlín y Medalla de Honor en la Exposición Nacional de Bellas Artes
- 1898. Medalla en la Exposición Internacional de Viena y Medalla en la Exposición Internacional de París
- 1900. Medalla en la Exposición Internacional de París
- 1906. Medalla de Honor en la Exposición General de Bellas Artes (por su obra "Sagunto", escultura en mármol y adquirida por el Estado)


Obras destacadas

1881- Cabeza de Dolorosa.
1885- Guerrero vencido.
1887- La Tradición (en bronce en el Museo del Prado, en mármol en el Club Español de Buenos Aires, etc).
1889- San Félix y Santa Eulalia. Fachada de la Catedral de Barcelona.
1890- Monumento a Méndez Núñez y Monumento a José Elduayen (1896) en Vigo.
1891- Busto de la reina regente María Cristina (mármol). Palacio Real de Madrid y Museo Nacional de Arte de Cataluña (Barcelona).
1892-1903- Frontón para la Biblioteca Nacional de Madrid.
1892- Monumento a los Bomberos. Cementerio de Colón (La Habana, Cuba). Inaugurado en 1897.
1897- La Gloria y los Pegasos, para el Ministerio de Fomento (hoy Ministerio de Agricultura donde actualmente existe una réplica en bronce de Juan de Ávalos de los 3 conjuntos).
1893- Monumento a Legazpi y Urdaneta. Manila (Filipinas).
1897- Moisés y las leyes. Palacio de Justicia de Barcelona.
1897- Proyecto de Monumento al obispo Ros de Medrano (Tortosa).
1900- Monumento a Aureliano Linares y Monumento a Daniel Carballo (1903) en La Coruña.
1900- Monumento a la "Carta Magna y las cuatro regiones argentinas". Popularmente conocido como "Monumento de los españoles". Buenos Aires (Argentina).
1902- Monumento a Quevedo (Madrid), Monumento al Conde de Ribadedeva (Colombres, Asturias) y Monumento al general Bolognesi (Lima, Perú; inaugurado en 1905).
1904- Monumento a los mártires de la religión y de la patria (Zaragoza, España).
1906- Monumento a la viuda de Epalza (Bilbao), Monumento a los Mártires de la Religión y de la Patria (Zaragoza) y el Monumento a Frederic Soler ("Pitarra") de Barcelona.
1908- Mausoleo de Cánovas del Castillo. Panteón de Hombres Ilustres (Basílica de Atocha, Madrid).
1908- Monumento a los Sitios de Zaragoza (España).
1909- Proyecto de Monumento a Garibaldi (Montevideo, Uruguay) y Monumento a Moret (Cádiz).


Algunas imágenes de sus obras


La Gloria y los Pegasos


 3ministerio_de_agricultura_madrid_03_cropped

Grupo escultórico alegórico La Gloria y los Pegasos.l Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España en Madrid. En la cima, el grupo escultórico alegórico La Gloria y los Pegasos, de Agustí Querol Subirats (1860–1909).

Conjunto escultórico alegórico La Gloria y los Pegasos de Agustí Querol, que simboliza el Progreso. Fue labrado en mármol de Carrara en 1905 y situado originalmente en la cumbre de la sede central del Ministerio de Agricultura de España, en Madrid. En 1976 fue sustituido por una réplica de bronce realizada por Juan de Ávalos. Las esculturas originales de mármol fueron restauradas y situadas en la Plaza de Legazpi y la Glorieta de Cádiz en 1995 y 1998 respectivamente. Se compone de tres partes.


 6_la_gloria_y_los_pegasos_querol_madrid_02

La Gloria y los Pegasos es un conjunto escultórico alegórico de tipo monumental, obra de Agustí Querol de 1905, del que actualmente existen dos versiones en Madrid (España): una copia en bronce, encumbrando de la sede del Ministerio de Agricultura, y el grupo original, en mármol, en la Plaza de Legazpi y la Glorieta de Cádiz.

Entre 1893 y 1897 se construyó en el número 1 del Paseo de la Infanta Isabel, según proyecto de Ricardo Velázquez Bosco, el edificio que sería sede del Ministerio de Fomento (actualmente Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación). Como parte de la decoración escultórica del mismo, se decidió ubicar, sobre el ático del cuerpo central de la fachada principal, una alegoría del Progreso. El artista encargado de realizarla fue el español Agustí Querol Subirats (Tortosa, 1860 – Madrid, 1909), quien ideó un conjunto escultórico de tamaño colosal compuesto por tres partes exentas: La Gloria (una victoria alada junto a las alegorías de la Ciencia y el Arte), y a ambos lados de ella, dos Pegasos acompañados por figuras humanas que simbolizan la Agricultura y la Industria (izquierda) y la Filosofía y las Letras (derecha).


 6_la_gloria_y_los_pegasos_querol_madrid_02_1421582966_828134

Vista parcial del grupo escultórico alegórico La Gloria y los Pegasos, por Agustín Querol Subirats. Plaza de Legazpi, Glorieta de Cádiz

Querol envió a Carrara (localidad italiana notoria por sus canteras de mármol de alta calidad) un molde de las esculturas para que marmolistas italianos efectuaran su ejecución final. Tras solventar varias vicisitudes durante su viaje desde allá hasta Madrid y la posterior subida a la azotea (debidas a su gran envergadura y peso), son finalmente colocadas en el Ministerio en 1905.

Los daños sufridos durante la Guerra Civil y las inclemencias meteorológicas padecidas a lo largo del tiempo deterioraron el conjunto, del que fueron desprendiéndose varios fragmentos. Uno de ellos, de unos 20 kilos de peso, cayó a principios de los años sesenta frente al pórtico de entrada del Ministerio. Por ello, y dado el peligro existente de derrumbamiento, en marzo de 1976 las esculturas fueron reemplazadas por réplicas de bronce, realizadas por Juan de Ávalos mediante la técnica del vaciado. Las originales tuvieron que ser fraccionadas para facilitar su bajada.

En 1992, continuando la labor que las Escuelas Taller del Ayuntamiento de Madrid venían haciendo desde unos años antes, un equipo de especialistas inicia la fase final de restauración de los mármoles de Querol. En 1995 se instalaron en la Plaza de Legazpi los dos llamados Pegasos. Por su enorme peso, que dificultaba el anclaje al suelo, las alas de mármol tuvieron que ser sustituídas por otras de fibra de vidrio. En 1998 La Gloria, rodeada por una fuente circular, se emplazó en el centro de la Glorieta de Cádiz.

El 26 de abril de 2005, con motivo de las obras de la M-30 (vía que pasa bajo la Plaza de Legazpi) que hacían peligrar su estabilidad, los dos grupos de los Pegasos fueron retirados. Tras el fin de los dichos trabajos subterráneos, se espera que estén situados de nuevo en el mismo lugar en torno a mediados de 2007.


 2px_la_gloria_y_los_pegasos_querol_madrid_03

Vista parcial del edificio del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España en Madrid. En la cima, el grupo escultórico alegórico La Gloria y los Pegasos, de Agustí Querol. Réplica de bronce realizada por Juan de Ávalos.

La Agricultura junto a Pegaso, en el Ministerio de Agricultura. Alegoría escultórica del progreso de la Agricultura y la Industria. Es una de las tres partes del grupo escultórico La Gloria y los Pegasos, situado en la cima de la sede central del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España (en Madrid), y que simboliza el Progreso. El grupo fue diseñado por Agustí Querol Subirats (1860–1909), labrado en mármol de Carrara en 1905, y sustituido en 1976 por una réplica de bronce realizada por Juan de Ávalos. Las esculturas originales de mármol fueron restauradas y situadas en dos plazas de Madrid en 1995 y 1998 respectivamente. En la imagen se ve a una figura femenina como símbolo de la Agricultura, portando un arado (mano derecha) a la vez que toma las riendas del caballo alado, sobre el que está montado una figura masculina que representa a la Industria (no mostrada).



Descripción y significado

Querol diseñó una obra basada en elementos de la mitología clásica para reflejar una visión global del Progreso (la idea alegórica fundamental), tanto en su vertiente material como intelectual y espiritual. El conjunto se divide en tres partes que son a su vez grupos de tres figuras simbólicas cada uno, cuya unión crea un significado particular.

Tomando como referencia las posiciones de dichos grupos en el Ministerio, el ubicado a la izquierda de La Gloria simboliza el progreso material. Una figura femenina (la Agricultura) porta un arado en la mano derecha mientras toma con la otra las riendas del Pegaso (símbolo de la velocidad), que figura apoyado sobre sus patas traseras y en ademán de emprender el vuelo. En él está montada una figura masculina (la Industria) que extiende su brazo izquierdo exhibiendo un caduceo (atributo propio de Mercurio, dios romano asociado al comercio). Bajo el caballo alado, se aprecian una gavilla de trigo y dos ruedas dentadas, en clara alusión a la agricultura y a la industria respectivamente. Cabe añadir además, en relación con el comercio, que la figura de Pegaso aparece en las monedas acuñadas por algunas antiguas ciudades griegas, especialmente Corinto y las colonias helénicas (como Ampurias) de la Península Ibérica.

En el otro extremo, y siguiendo una estructura análoga a la anterior, se encuentra la alegoría del progreso intelectual y literario. También es aquí una figura femenina (en este caso la Literatura) la que está de pie junto a Pegaso (que también es símbolo de la Poesía) por el lado exterior. En su mano izquierda sostiene una lira, objeto representativo de la Poesía. Sobre el caballo, que se presenta en una postura muy similar al caso anterior, una figura masculina (la Sabiduría) alza su brazo derecho empuñando una rama de laurel, árbol sagrado de Apolo, dios clásico del saber.


 8_la_gloria_y_los_pegasos_querol_madrid_02

La Gloria. Alegoría escultórica de la Ciencia y el Arte, en la Glorieta de Cádiz de Madrid, detalle.

También es digno de señalar que en la Plaza de Legazpi estas dos esculturas descritas estuvieran situadas en una fuente, pues Pegaso es un animal mitológico fuertemente vinculado al agua, un elemento que aparece con profusión en las leyendas relacionadas con él. De hecho, parece ser que la etimología de su nombre nos remite a la palabra griega pegé, que significa precisamente "fuente".

El tercer grupo, ya citado, es La Gloria, que se sitúa entre los dos Pegasos en el caso del Ministerio, y en la Glorieta de Cádiz en el del original en mármol restaurado. Las tres figuras alegóricas que lo integran son femeninas. La central, que da nombre a toda la escultura, adopta la forma arquetípica de la victoria alada, pues otorga símbolos de triunfo a las dos alegorías que la flanquean: la Ciencia (izquierda) y el Arte (derecha). Dichos símbolos son una rama de palma y una corona de laurel, que se entregaban a los vencedores de los Juegos Píticos de Delfos, celebrados en la Antigua Grecia en honor a Apolo. La Ciencia porta en su mano derecha una antorcha (emblema de la luz del Conocimiento) y está apoyada en un globo terráqueo. El Arte lleva una paleta de pintor en la mano izquierda (alusión a la Pintura) al tiempo que apoya el codo derecho sobre un capitel corintio (representación de la Arquitectura) y muestra en la mano derecha una estatuilla (Escultura).


 7uno_de_los_pegasos_de_la_gloria_y_los_pegasos_de_agust_querol_en_la_plaza_de_legazpi_de_madrid

Uno de los pegasos de La Gloria y los Pegasos de Agustí Querol, en la plaza de Legazpi de Madrid.


 5la_gloria_y_los_pegasos_querol_madrid_05

La Ciencia. Alegoría escultórica de la Ciencia y el Arte, en la Glorieta de Cádiz de Madrid. Es una de las tres partes del conjunto escultórico La Gloria y los Pegasos, situado originalmente en la cima de la sede central del Ministerio de Agricultura de España (en Madrid) y que simboliza el Progreso. El grupo fue diseñado por Agustí Querol Subirats (1860–1909), labrado en mármol de Carrara en 1905, y sustituido en 1976 por una réplica de bronce realizada por Juan de Ávalos. Las esculturas originales de mármol fueron restauradas y situadas en la Plaza de Legazpi y la Glorieta de Cádiz en 1995 y 1998 respectivamente. En la imagen, la Gloria (centro) obsequia con las palmas y laureles apolíneos de la victoria a la Ciencia (izquierda) y al Arte (derecha).



Monumento de los españoles


 9la_carta_magna_y_las_4_regiones_argentinas

El Monumento a La Carta Magna y las Cuatro Regiones Argentinas, popularmente conocido como Monumento de los españoles se encuentra situado en la ciudad de Buenos Aires, en la intersección de la Avenida del Libertador y la Avenida General Sarmiento. Es conocido por ese nombre ya que fue donado por la colectividad española en 1910 con motivo del centenario de la Revolución de Mayo. Es por lo tanto erróneo llamarlo, como muchas veces ocurre, "a los españoles".

La piedra fundamental del monumento fue colocada en 1910, durante el gobierno de José Figueroa Alcorta quien formó parte de dicho acto junto a la Infanta Isabel de Borbón, tía de Alfonso XIII, rey de España.

Sin embargo, la construcción Monumento de los españoles sufrió numerosas demoras. La primera fue debida a la muerte del escultor catalán Agustín Querol ocurrida en el año 1909, quien sólo llegó a realizar los bocetos. Su trabajo fue continuado por Cipriano Folgueras, pero este también murió en 1911.




La siguiente demora tuvo lugar el 6 de marzo de 1916, cuando el trasatlántico Príncipe de Asturias, proveniente de Barcelona, se hundió cerca de Río de Janeiro al chocar contra una formación rocosa. Además de las más de 450 muertes que tuvieron lugar en dicho accidente, se perdió también un cuantioso cargamento de esculturas de mármol y bronce destinadas al monumento, que desde 1914 ya se encontraba emplazado.

En 1917 se solicitaron a España reposiciones de los materiales perdidos. Estos fueron enviados dos años después, y una vez llegadas fueron retenidas por la Aduana, ocasionando un desorden burocrático.

La inauguración, ya en 1926, se demoró pues la vereda circundante no estaba lista, como tampoco el sistema de luces. Por fin pudo realizarse el 13 de marzo de 1927. Contó con la presencia del conde de Amalfi, quien en nombre del rey Alfonso XIII hizo la simbólica entrega del mismo al presidente Marcelo T. de Alvear.

En 1934 se celebró en su entorno el cierre del Congreso Eucarístico Internacional. Para ello se cubrió al monumento con una cruz de 35 m de altura. Después de la misa, y ante el más de un millón de personas que concurrieron al acto, se escuchó por los altoparlantes y gracias a una transmisión radial con el Vaticano al Papa Pío XI bendiciendo a los presentes.


 16magna_carta_memorial_in_argentina_libertas

Descripción del monumento. En la cima hay una estatua de la República, y la base, que se levanta sobre el medio de una piscina, se conforma de alegorías: al Trabajo (en mármol y al pie del monumento), Los Andes, El Río de la Plata, La Pampa y El Chaco (realizadas en bronce sobre cada uno de los vértices de la base).

En el frente sureste tiene grabado un párrafo del Preámbulo de la Constitución Nacional Argentina:

Y asegurar los beneficios de la libertad para nosotros, para nuestra posteridad y para todos los hombres del mundo que quieran habitar suelo argentino.

Y más abajo:

A la Nación Argentina en su primer centenario, por España y sus hijos
Hacia el noroeste la inscripción

Uno mismo, el idioma


Hacia el noreste:

De una misma estirpe
y hacia el suroeste

Grandes sus destinos



 10la_carta_magna_y_las_4_regiones_argentinas_1060385

 11la_carta_magna_y_las_4_regiones_argentinas_1060378

 12la_carta_magna_y_las_4_regiones_argentinas_1060382

 15magna_carta_memorial_in_argentina_detail_1

 13_la_carta_magna_y_las_4_regiones_argentinas_1060387

 14_la_carta_magna_y_las_4_regiones_argentinas_1060383

Detalles de Monumento a la Carta Magna y las 4 Regiones Argentinas (Monumento de los Españoles). Buenos Aires


 17monumento_a_la_carta_magna_y_las_cuatro_regiones_argentinas_de_los_espa_oles_4

Monumento a La Carta Magna y las Cuatro Regiones Argentinas, conocido popularmente como “Monumento de los españoles”. Situado en Sarmiento y Libertador ciudad de Buenos Aires.



Monumento a los mártires de la religión y de la patria


 19monumento_a_los_m_rtires_de_la_religi_n_y_de_la_patria_zaragoza_espa_a

El es un monumento realizado en piedra y bronce, en su diseño arquitectónico por Ricardo Magdalena y en su trabajo escultórico por Agustín Querol. El memorial está dedicado a representar los principales mártires de la ciudad, tanto alusivos a los Innumerables mártires de Zaragoza cuya tradición remonta al siglo IV, como a los que se destacaron en la defensa de la ciudad en los Sitios de Zaragoza. Fue erigido en la plaza de San Francisco, actualmente plaza de España de Zaragoza, e inaugurado el 23 de octubre de 1904.

El memorial fue iniciado mediante una suscripción popular convocada en el ámbito de Aragón, lo que permitió finalizar un proyecto cuyo primer diseño arquitectónico había correspondido a Ricardo Magdalena. Posterioremente el escultor catalán Agustín Querol se ofreció a fundir la decoración escultórica sin recibir remuneración. La primera piedra fue colocada en 1899. Se pretendía, además, homenajear la desaparición de la cruz del humilladero del Coso, que fue destruida por el fuego de los proyectiles de los Sitios de Zaragoza. Así, todo el grupo escultórico está rematado por la representación de la cruz del Coso.


21_ngel_del_monumento_a_los_m_rtires_de_la_religi_n_y_de_la_patria_zaragoza_espa_a

Ángel con baturro caído. Detalle del Monumento a los mártires de la religión y de la patria. Zaragoza (España)

Apoyada en esta cruz, remata todo el monumento un ángel alado que sostiene en su brazo derecho a un aragonés caído y señala con su mano izquierda al cielo. En el cuerpo circular del torreón almenado central hay una forja heráldica del escudo de Zaragoza y a los pies de todo el conjunto, una figura femeni  na coronada de hojas que es alegoría de la ciudad y porta en una mano una corona de la victoria alusiva a la inmortalidad y en la otra un pergamino u hoja de la que cuelga una filacteria y sello pendiente que representa la historia de la capital aragonesa. Esta figura fue descrita por Julián Gállego por su «chisporroteo de superficies y planos que cubre la desnudez majestuosa (...)».

El soporte arquitectónico está construido como un gran pedestal que representa un torreón fortificado, similar al que diseñó Miguel Aguado para la estatua de María Cristina de Borbón cerca del Casón del Buen Retiro de Madrid.

De planta octogonal en su base, pasa a una circular para el cuerpo central, que adopta la forma de torreón almenado y que soporta en su frente un escudo heráldico laureado de palma y olivo de la ciudad. Antes del cuerpo almenado de la zona de sillería hay un anillo de palmas de la victoria con la inscripción VICTRIX CESARAUGUSTAE PIETAS INNUMERIS MARTIRIBUS PRO FIDE ET PATRIA (La piedad de la victoriosa Zaragoza a los innumerables mártires de la fe y la patria).


 20figura_femenina_aleg_rica_a_la_ciudad_de_zaragoza_detalle_del_monumento_a_los_m_rtires_de_la_religi_n_y_de_la_patria_zaragoza_espa_a

Alegoría de Zaragoza del Monumento a los mártires de la religión y de la patria, 1904. Figura femenina alegórica a la ciudad de Zaragoza. Obra de Agustín Querol.


 18zaragoza_monumento_a_los_m_rtires_de_la_religi_n_y_de_la_patria_plaza_de_espa_a

Monumento a los mártires de la religión y de la patria a la ciudad de Zaragoza.Obra escultórica de Agustín Querol.



Monumento a los Sitios de Zaragoza


 22_1421585067_576715

El Monumento a los Sitios de Zaragoza es un grupo escultórico realizado en piedra y bronce por Agustín Querol en conmemoración del primer centenario del asedio francés de Zaragoza que se celebró en 1908 en el marco de la Exposición Hispano-Francesa de dicho año. El memorial está dedicado a representar los principales personajes que se destacaron en la defensa de la ciudad, como Agustina Zaragoza o José de Palafox, y se erigió en el recinto expositivo, actualmente plaza de los Sitios. Alfonso XIII presidió la inauguración solemne de este conjunto escultórico el 28 de octubre del citado año.


 27zaragoza_monumento_a_los_sitios_palafox

Detalle del general Palafox. Monumento a los Sitios de Zaragoza, obra de Agustín Querol

El proyecto había sido encargado por la Junta del Centenario al escultor catalán, quien había satisfecho a la ciudad cuatro años antes con su Monumento a los mártires de la religión y de la patria (hoy en el centro de la Plaza de España de Zaragoza), una obra de Ricardo Magdalena que contaba con un grupo de esculturas realizadas por Querol.


 26_1421585258_532324

Monumento a los Sitios de Zaragoza, obra de Agustín Querol (1908). Detalle de la base. El monumento se compone de dos escalinatas en semicírculo que, en dos de sus costados, flanquean el pedestal en forma de prisma que, a su vez, recibe los relieves (de bulto alto y bajo) de las figuras y escenas más representativas de los sitios. Estas representan, en un lado, a Agustina Zaragoza al frente del cañón con que defendió la puerta de El Portillo, la sigue José Palafox quien encabeza un conjunto de varios defensores. Al otro lado se representa un grupo de heroínas que encabezan el traslado una pieza de artillería, seguidas de soldados. En el plano frontal figuran escenas talladas en la propia piedra del monumento donde la población civil apuntala con sus propios cuerpos las puertas desquiciadas de los conventos conventos de San Lázaro y Santa Isabel, que se habían convertido en baluartes defensivos de la defensa aragonesa.


 25_1421585203_915879

Figura alegórica de Zaragoza, en el remate del Monumento a los Sitios (Plaza de los Sitios, Zaragoza, 1908

Texturas de paños mojados y follaje, típicamente modernistas elevan la escultura hacia el remate, donde se alza una figura femenina que es alegoría de Zaragoza y extiende su mano sobre todos los personajes del cortejo de la base del monumento. Con la otra mano sostiene un escudo de la ciudad.

Según Manuel García Guatas es el «monumento más bello de Zaragoza» y representa del mejor modo la escultura monumental y alegórica cultivada por Agustín Querol al final de su carrera; el escultor murió poco después de la inauguración de esta estatua.


 24condesa_de_bureta_y_hero_nas_arrastran_un_ca_n_monumento_a_los_sitios_de_zaragoza

La Condesa de Bureta y otras heroínas arrastrando una pieza de artillería en el Monumento a los Sitios (Plaza de los Sitios, Zaragoza, España). En el acto de la inauguración celebrado el 28 de octubre de 1908 se dio a conocer un texto explicativo de la iconografía de la obra, que en relación con esta escena, decía:

Siete mujeres, ebrias de amor patriótico, arrastran, veloces, una pieza de artillería. Son la célebre condesa de Bureta, su servidumbre y sus vecinas, que, al enterarse del peligro inminente que corre un grupo de esforzados defensores, acuden presurosas en su auxilio. En el fondo, veladamente, aparece la Virgen del Pilar, como protegiendo aquel movimiento audaz de las bravas matronas.


 23_1421585120_212034

Monumento a los Sitios de Zaragoza, obra de Agustín Querol (1908).



Monumento a Quevedo en Madrid


 32monumento_a_quevedo_madrid_06b

Monumento a Quevedo, de Agustín Querol. Glorieta de Quevedo. En la madrileña glorieta de Quevedo se levanta el monumento realizado por Querol al insigne escritor del Siglo de Oro.


 28_monumento_a_quevedo_madrid_01

El monumento a Francisco de Quevedo, fue situado antiguamente en plaza de Santa Bárbara, actual Alonso Martínez. Es una obra del escultor Agustín Querol que le encargó el alcalde Alberto Aguilera, e inaugurada  el 5 de enero de 1902, cuando todavía no estaba terminada. La inauguración contó con la presencia de las principales autoridades y personalidades de Madrid, entre ellos el Rey Alfonso XIII.

La Glorieta de Quevedo ha sido una de tantas plazas madrileñas por las que han pasado un montón de monumentos  hasta que se les ha encontrado ubicación definitiva. Por este motivo también en 1902, se instala en esta glorieta la estatua de Lope de Vega  y años después,  sustituida por la de los Héroes del Dos de mayo.

Años más tarde, en 1963 se decide traer a este lugar  el monumento de Quevedo para instalarse definitivamente, colocándolo en su propio domicilio.  La denominación de la glorieta, empleando el apellido del escritor madrileño  Francisco Gómez de Quevedo Villegas, se le asigna por primera vez a esta plaza, en el año1860.  La glorieta es el cruce de la Calle Fuencarral, San Bernardo y Bravo Murillo.

El monumento está compuesto de estatua y pedestal. La estatua de mármol blanco mide tres metros y muestra a D. Francisco de Quevedo de pie con la Cruz de Santiago, portando en la mano derecha las hojas de un libro y sus característicos quevedos, y con la mano izquierda apoyada en la empuñadura de la espada. Es una figura de un gran romanticismo.

El pedestal que realizó Querol es de arenisca, sobre peana de un gran tamaño que  plasma una composición de figuras desdibujadas, en el fondo del bloque, haciendo referencia a los  temas tratados por el escritor en sus obras: la lírica, la historia, la novela satírica y la mística. En la parte delantera está la Sátira, entrelazada con la Poesía y en la cara trasera la Historia y  la Prosa. En la parte baja relieves de sus obras, con inscripciones de sus títulos, como; Vida de Santo Toás de Villanueva,  Poderoso caballero, Don Dinero,  Historia de Marco Bruto, y Vida del gran tacaño. La fuente que sirve de base al grupo escultórico se construyó en 1999.

Francisco Gómez de Quevedo y Villegas, nació en Madrid el 17 de septiembre de 1580 en el seno de una familia de la aristocracia cortesana. Es un escritor español, que cultivó con abundancia tanto la prosa como la poesía y que  una de las figuras  importantes del Siglo de Oro español.


 31monumento_a_quevedo_madrid_03

 29monumento_a_quevedo_madrid_04

 30monumento_a_quevedo_madrid_07

Monumento a Quevedo. Detalles del pedestal.


 33monumento_a_quevedo_madrid_02

Monumento a Quevedo. Detalles. Este monumento a Francisco de Quevedo (1580–1645) está en la Glorieta de Quevedo de Madrid (España). Fue esculpido en mármol (estatua) y piedra caliza (pedestal) por Agustí Querol (1860–1909) en 1902.



Agustín Querol en el Museo del Prado


 48sagunto

Sagunto, Agustín Querol. 1886, mármol, 230 x 120 x 94 cm. Actualmente está expuesta en el Museo del Prado, en las nuevas salas dedicadas a artistas españoles del siglo XIX.

Una madre hunde en su pecho un puñal, con el que previamente ha dado muerte a su hijo, para impedir ser capturados por los soldados cartagineses que, mandados por Aníbal, asediaban Sagunto, ciudad protegida por Roma durante la Segunda Guerra Púnica, hacia el año218 a. C. Realizada en Roma, la escultura combina un estudio realista con una fuerte carga expresiva y dramática.


 52ni_o_desnudo

Niño desnudo. Hacia 1900. Esculpido en mármol. Medidas: 60 x 50 x 43 cm. Museo del Prado. Obra de Querol y Subirats.


 53cabeza_de_san_francisco

Cabeza de San Francisco. Cronología: Último cuarto del siglo XIX - Principio del siglo XX. Técnica: Fundido. Bronce. 50 cm - 35,2 kg

Se trata de una obra especialmente representativa del arte de Agustín Querol como autor de escultura religiosa, por la gran calidad y fuerza plástica de la pieza. En 1892 se publicó una imagen de esta cabeza, probablemente en barro, en la que pendía del cuello un crucifijo que no se incluye ni este bronce ni en otras versiones del mismo, tanto en mármol como en bronce.


 51_tulia

Tulia. 1887. Esculpido en mármol de Carrara. Medidas: 70 x 53 x 53 cm. - 122,2 kg. Museo del Prado. Obra de Querol y Subirats.

Cabeza de mármol que representa a la romana Tulia, hija de Servio Tulio. La leyenda cuenta que se hizo cómplice de su marido para asesinar a su padre, pasando su carro sobre el cadáver por una calle que se llamó después Vicus Sceleratus. Esta obra tiene una estrecha relación con la cabeza marmórea Victa del italiano Francesco Jerace (1853-1937), en 1880 premiada en la Exposición Nacional de ese año en Turín, y que se conserva en Nápoles en el Museo Civico Gaetano Filangieri. También se puede relacionar en la fuerza expresiva con la cabeza Bellone de Auguste Rodin. El Museo del Prado convserva una versión de esta cabeza (E 799).


 50la_tradici_n

La Tradición. 1887. Técnica: Vaciado a molde. Yeso. 150 x 60 cm. Museo del Prado. Obra de Querol y Subirats.

Con esta obra consiguió el autor su primer reconocimiento importante, pues fue Primera Medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1887. El 19 de julio de 1887 el Museo del Prado recibió el yeso adquirido por el Estado en 8.000 pesetas del que hoy posee el fragmento del grupo de niños que fue depositado en Barcelona. El yeso logró la medalla de oro en la Exposición Universal de Barcelona en 1888, y participó en la Universal de París de 1889, donde obtuvo una medalla de plata. La obra fue fundida en bronce en 1889 (E00912). En los años ochenta y noventa del siglo XIX la obra fue muy valorada y apareció reproducida en multitud de ocasiones. El grupo presenta una enjuta anciana, coronada por hiedra como símbolo de la tradición, en un momento de tensión en que está relatando una historia emocionante, con la que tiene embelesados a dos niños, mientas se acompaña de un cuervo que le susurra al oído, y se rodea de libros que simbolizan la tradición materializada. Aunque hoy pueda sorprender, se debe contemplar en el contexto artístico del siglo XIX, y por tanto valorar la originalidad y el carácter rompedor del grupo, y su particular lenguaje, tanto en el tema como en su naturalismo efectista. De ahí su gran valoración durante años. Obra de excepcional realismo, muestra una gran minuciosidad y refleja su esmerada formación técnica en el estudio anatómico de los niños y de la anciana, tanto que hubo autores coetáneos como Alfredo Vicenti o Segovia Rocaberti, que dudaron si las figuras podían proceder de un vaciado del natural. Pero, en realidad, se trata de una manifestación de su fuerte personalidad, muy expresiva, que también caracterizaría el resto de sus obras, llegando a lo anecdótico, al efectismo, e intentando redescubrir la energía palpitante del bronce, la vibración interior y los efectos pictóricos. Fue una destacada aportación de calidad plástica a la evolución escultórica. La pieza se deterioró por estar expuesta a la intemperie durante décadas.


 54la_tradici_n

La Tradición. 1889. Técnica: Fundido. Bronce. Medidas: 160 x 75 x 75 cm - 546,6 kg. Museo del Prado. Obra de Querol y Subirats.

El grupo presenta una enjuta anciana, coronada por hiedra como símbolo de la tradición, en un momento de tensión en que está relatando una historia emocionante, con la que tiene embelesados a dos niños, mientras se acompaña de un cuervo que le susurra al oído, y se rodea de libros que simbolizan la tradición materializada. Obra de excepcional realismo y gran minuciosidad, refleja una esmerada formación técnica en el estudio anatómico de los niños y de la anciana. Se trata de una manifestación de la fuerte personalidad del artista, muy expresiva, que también caracterizaría el resto de sus obras, llegando a lo anecdótico, al efectismo, e intentando redescubrir la energía palpitante del bronce, la vibración interior y los efectos pictóricos.


 49cabeza_de_mujer_que_grita

Cabeza de mujer que grita, Hacia 1888. Esculpido en mármol blanco. Medidas: 60,5 x 35 x 35 cm - 56,8 kg. Museo del Prado. Obra de Querol y Subirats, Agustín

Cabeza de una gran fuerza expresiva, en línea con una tipología de bustos femeninos de formas rotundas y dramáticas, que el escultor desarrolló con audacia y también con realismo, particularmente durante su estancia en Roma, y en las que dominan los efectos pictóricos, consiguiendo expresar plásticamente la idea de ímpetu y energía. Estas cabezas de gran personalidad representan, fundamentalmente, dos iconografías en las que el artista fue fidedigno al carácter histórico del personaje. Por un lado, interpretó el rostro de Tulia en varias ocasiones, por la posibilidad que le ofrecía una historia tan dramática, en la que la feroz hija de Servio Tulio pasó con su carro sobre el cadáver de su padre. Estas cabezas rompían con la tradición y el planteamiento académico, y producían una impresión de viva realidad y gran fortaleza, a la vez que evocaban la Antigüedad clásica. En ellas, encontramos una cierta filiación con el movimiento modernista. Por otro lado, realizó varias versiones y estudios de cabezas del rostro de una de las figuras del grupo que, de su mano, posee el Museo del Prado, una valiente composición en mármol titulada Sagunto (E00889) de 1886-1888 en donde una madre tiene sobre sí a su hijo pequeño muerto y se está dando muerte con un puñal ante la entrada de las legiones romanas. La Cabeza de mujer que grita se vincula a esta serie, y se observa como el rostro trasmite la fuerza de la desesperación y la valentía de la madre, aunque en la figura del grupo, la cara, por razones obvias, está más desencajada, pues busca lo expresivo mucho más allá de la situación narrada. Se trata en definitiva, de un retrato lleno de vida, en el que el material ha perdido su dureza para dar forma y convencer del dramatismo buscado, manteniendo la severidad y la nobleza de la expresión. Es un destacado testimonio de este escultor que, discípulo de los hermanos Vallmitjana, fue pensionado por dos veces en Roma, donde desarrolló su capacidad creativa y asumió las nuevas corrientes expresivas. Cinceló un excepcional número de esculturas de gran efectismo, tanto de encargos oficiales como privados, contando desde los inicios con la protección de Antonio Cánovas del Castillo. En toda su obra es característica común la minuciosidad y la emoción estética. Su prematuro fallecimiento a los cuarenta y nueve años, privó a la escultura de una gran figura (Texto extractad de Azcue, Leticia: Museo Nacional del Prado. Memoria de Actividades, 2010, pág. 36-37).



Otras obras


 55monumento_en_el_pante_n_de_los_bomberos

Monumento en el panteón de los bomberos. Agustín Querol. El Cementerio de Colón es una de las 21 necrópolis existentes en la ciudad de La Habana, Cuba. Esta necrópolis está declarada Monumento Nacional de Cuba. Si impresionantes son las construcciones, no menos formidables resultan sus estatuas, como el conjunto escultórico dedicado a un grupo de bomberos muertos trágicamente en 1890 en acto de servicio. Esta obra funeraria de unos diez metros de alto, obra del escultor español Agustín Querol, representa a los bomberos fallecidos con sus verdaderos rostros. Como elemento significativo, no pudo encontrarse ni una sola foto o vestigio de uno de ellos en el que inspirarse, pero para no condenar su recuerdo al anonimato, el propio escultor, en un gesto muy de acuerdo con el romanticismo de la época, le prestó su propia apariencia. Y aumento así el efecto del acto heroico de los bomberos.


 56estatua_de_legazpi_en_ciudad_de_ceb_filipinas_agust_n_querol

Estatua de Legazpi en Ciudad de Cebú, Filipinas. Agustín Querol. 1893. Miguel López de Legazpi (Zumárraga, Guipúzcoa ¿1503? – Manila, 1572), conocido como «el Adelantado» y «el Viejo», fue un conquistador español. También fue administrador colonial español de las Islas Filipinas y fundador de la ciudad de Manila.


 42monumento_a_casilda_iturrizar_en_bilbao

Monumento a Casilda Iturrizar, en Bilbao. Obra de Agustín Querol.

Casilda de Iturrizar, también conocida como Viuda de Epalza. Bilbao 1818- 22 de febrero de 1900. Benefactora bilbaína. En el parque de Doña Casilda, en Bilbao, hay un monumento que la recuerda: se trata de un busto sobre pedestal en el que se representa de forma alegórica, su vida de caridad. En relieve se aprecia también el rostro de su esposo Don Tomás de Epalza. Es obra del escultor Agustín Querol.


 34mausoleo_de_c_novas_del_castillo_madrid_02

Mausoleo de Cánovas del Castillo. Panteón de Hombres Ilustres. Fue esculpido en mármol blanco por Agustí Querol Subirats (1860–1909) en 1906 y situado en el Panteón de Hombres Ilustres en Madrid (España).


 61_mausoleo_de_c_novas_del_castillo_madrid_01

El sarcófago presenta seis hornacinas de arco de medio punto con altorelieves que representan a la Templanza, la Sabiduría, la Justicia, la Elocuencia, la Prudencia y la Constancia. La figura femenina de la cabecera simboliza a la patria que llora. Dimensiones del mausoleo: 800 x 740 x 278 centímetros.


 60panteon_guirao_cementerio_de_san_isidro_madrid2

 59panteon_guirao_cementerio_de_san_isidro_madrid8

Panteón Guirao. Vista parcial del Panteón Guirao, en el Cementerio de San Isidro de Madrid (España). Es obra del arquitecto Ignacio de Aldama Elorz y el escultor Agustí Querol, y fue realizado entre 1908 y 1911.


 46_monument_a_pitarra_a_la_rambla

Monumento a Frederic Soler. Pl. del Teatre (Barcelona). El Monumento a Serafí Pitarra en la Rambla de Barcelona, obra de 1906 del escultor Agustí Querol y del arquitecto Pere Falqués i Urpí. Frederic Soler i Hubert (Barcelona, 9 de octubre de 1839 - 4 de julio de 1895), más conocido por el apodo de Serafí Pitarra, fue un poeta, dramaturgo y empresario teatral catalán.


 35monumento_a_elduayen_en_vigo_conxunto

Monumento a José Elduayen en Vigo. Obra de Agustín Querol


 36a_elduayen_en_vigo_ministerio_de_gobernaci_n

 37a_elduayen_en_vigo_ministerio_de_hacienda

 38a_elduayen_en_vigo_ministerio_de_ultramar

 39a_elduayen_en_vigo_placa_1

Monumento a José Elduayen, Vigo. Agustín Querol, detalles


 40monumento_a_m_ndez_n_ez_vigo

Monumento a Méndez Núñez, Vigo. Obra de Agustín Querol


 62monumento_a_claudio_moyano_1900_madrid

Monumento a Claudio Moyano, 1900, Madrid. Obra de Agustín Querol


 63monumento_al_conde_de_ribadedeva_1902_colombres_asturias

Monumento al Conde de Ribadedeva, 1902, Colombres, Asturias. Obra de Agustín Querol


 58monumento_al_coronel_francisco_bolognesi_en_la_plaza_rep_blica_del_per

Monumento al coronel Francisco Bolognesi (Lima, Perú). Plaza de su nombre. Gran realismo del fragor de la lucha. Uno de los frisos del monumento al coronel Francisco Bolognesi, obra del escultor catalán Agustín Querol.

Inaugurado el 5 de noviembre de 1905 con gran solemnidad, acto al que asistió el héroe argentino de Arica, general Roque Sáenz Peña Lahitte. El distinguido militar que llegó a presidente de la República Argentina, concurrió a dicha ceremonia. Veinticinco años después de aquella memorable jornada como jefe de línea.


 44biblioteca_nacional_de_espa_a_madrid_02

Cima de la fachada de la Biblioteca Nacional de España, en Madrid. La figura femenina junto al león, esculpida en mármol blanco de Italia por Agustí Querol, es una personificación de España, quien, con una corona de laurel, premia simbólicamente las obras de ingenio de sus hijos.


 45x_biblioteca_nacional_de_espa_a_madrid_07

Vista parcial de la fachada de la Biblioteca Nacional de España, en Madrid. Los relieves del tímpano y las esculturas fueron realizadas en mármol blanco de Italia por Agustí Querol. La figura femenina junto al león (en la cima) es una personificación de España, quien, con una corona de laurel, premia simbólicamente las obras de ingenio de sus hijos.



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al excepcional escultor catalán Agustín Querol. Sin duda, uno de los grandes maestros de finales del final del siglo XIX.


Fuentes y agradecimientos: es.wikipedia.com, commons.wikimedia.org, museodelprado.es, cementeriodesanisidro.com, rutasconhistoria.es, arteespana.es, flickr.com, flg.es/maitepaliza, esculturaurbana.com, picasa.com, madridsingular.blogspot.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Lunes, 19 Enero 2015, 00:41; editado 7 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Agustín Querol 
 
Gracias J.luis, gran trabajo una vez mas de este escultor con una bonita y extensa obra.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educaci�n hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
[b]
 
xerbar - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Agustín Querol 
 
Gracias xerbar, la verdad es que el escultor catalán Agustín Querol no podía faltar en nuestra galeria de arte.


 


Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario