Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff




Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Museo De Pérgamo (Berlín, Alemania)
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post Museo De Pérgamo (Berlín, Alemania) 
 
Este trabajo está dedicado al Museo de Pérgamo, Berlin, Alemania. Este museo fue construido en 1930 y alberga edificios de tamaño real de la cultura de Babilonia reconstruidos con partes encontradas en diversas excavaciones.


 isla_de_los_museos

Esta situado en la isla de los museos, una zona en la que se encuentran varios museos, sin duda el más importante y representativo de la Isla es de Pérgamo. Este territorio que abarca la mitad septentrional de Spreeinsel y una isla en el río Spree. Esta isla de los museos, fue declarada en 1999 por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Concebido por Federico Guillermo IV de Prusia en 1841.  

En la isla de los museos también se encuentran los famosos museos Neues (Nuevo) y el Bode a los cuales también les hemos dedicado un trabajo en esta sección.

El Museo de Pergamon o Museo de Pérgamo es, con una media de 1 millón de visitas al año, el museo más popular de la ciudad de Berlín. Forma parte del complejo de la Isla del Museo y alberga tres espacios temáticamente diferenciados: la Colección de Arte Antiguo, el Museo de Arte Islámico y el Museo de Oriente Próximo.

Este enorme superficie repleta de arte fue erigida entre el 1910 y el 1930 por Ludwig Hoffmann a partir de un diseño Alfred Messel. Anteriormente, se elevaba en este lugar una pequeña construcción, que contenía los más importantes hallazgos arqueológicos del Museo de Berlín, pero las excavaciones posteriores en Babilonia, Uruk, Assur y Egipto proporcionaron múltiples objetos, para cuya exhibición ya no había suficiente espacio. Fue este el inicio del nuevo Museo de Pergamon.

Por lo que respecta a la Colección de Arte Antiguo, ésta contiene piezas del arte griego y romano y una parte de la misma se encuentra ubicada en la planta central del Museo Antiguo.


 museo_pergamo1_1024x311

Piezas procedentes del arte arquitectónico, así como mosaicos, bronces y joyas forman una rica colección, en la que despunta, por encima de todo, el Altar de Pérgamo.Sus frisos se concentran en la narración de la lucha contra los gigantes; los dioses griegos y sus enemigos fueron esculpidos siguiendo los preceptos del estilo helenístico, por lo que sus ropas, su calzado, sus expresiones, cabellos y rostros convergen en un patetismo digno de la época.

Las otras maravillas del museo de Pérgamo son, sin duda, la Puerta del Mercado Mileto y la Puerta de Ishtar. La primera, de origen romano, bebe también del arte griego y del posterior helenismo. Por lo que respecta a la segunda, se trata de una de las puertas de la muralla interior de Babilonia que permite, con sus 14 metros de altura, comprender la monumentalidad de la ciudad a orillas del Éufrates.

En el ala sur del Museo de Pergamon, es decir, en lo que sería el Museo de Arte Islámico y el de Oriente Próximo, también es posible admirar expresiones artísticas de los pueblos islámicos que van desde el siglo VIII hasta el XIX. El punto fuerte lo conceden las obras procedentes de Oriente Próximo y, especialmente, aquellas egipcias e iranís.


 museo_pergamo_002

Además de todas estas maravillosas construcciones de gran dimensión que alberga el Museo de Pérgamo, también encontraremos numerosas salas donde se encuentran expuestas numerosas piezas y obras que nos conducirán por el paso de las antiguas civilizaciones.

Espero que la recopilación realizada de este gran museo de Pérgamo en la ciudad alemana de Berlín, os resulte interesante, especialmente en este día que se cumple el 20º aniversario de la caída del muro de Berlín que dividió la ciudad durante 28 años, dos meses y 27 días; en dos paises y dos culturas, menos mal que 20 años después el pueblo alemán ya se ha reconciliado, o al menos así lo deseo.




 1pergamonmuseum_front

Pergamon Museum
¿Dónde? Am Kupfergraben, Berlin, 10178
¿Cómo llegar? Friedrichstraße: U6 (metro); S1, S2, S25, S3, S5, S6, S7, S9, S75 (tren).
¿Cuándo? Abierto de martes a domingo de 10 a 18 horas.
¿Cuánto? 10€ la entrada normal (Consultar en la web del museo de Pérgamo los descuentos para niños, estudiantes y 3ª edad)



Museo de Pérgamo (Berlín)


 0pergamonmuseum1

El museo de Pérgamo es sin duda el más visitado de la amplia oferta de salas de exposiciones de Berlín y el más descado de la isla de los museos (Museumsinsel), a pesar de que la competencia es dura.

La razón nos aguarda justo a la entrada. Nada más acceder por la puerta principal del museo nos encontramos con el impresionante altar de Pérgamo entero y ocupando una enorme sala donde resulta difícil elegir por donde empezaremos nuestra visita, afortunadamente la audioguía está incluida en el precio de la entrada y nos lo pone más fácil a la hora de comenzar a admirar los frisos de este hermoso templo griego.


 2berlin_pergamonmuseum_altar_01

Altar de Zeus en el Museo de Pérgamo

Pero el altar de Pérgamo no es la única razón para elegir visitar este museo si no disponemos de tiempo suficiente para dedicarlo a varios de ellos. La puerta de Ishtar y la muestra de arte islámico, griego y romano forman una de las mejores representaciones del mundo del arte de los últimos 6.000 años.

Para remontarnos a su emplazamiento original hay que trasladarse a Asia Menor (hoy en día Turquía) y viajar al mar Egeo. Frente a la isla de Lesbos y a 30 km de la costa se encuentran actualmente las ruinas que rodean la ciudad de Bergama, construida sobre la antigua Pérgamo. En el altar de Zeus se encontraron estos impresionantes frisos que representan la lucha entre los dioses de la mitología griega y los gigantes.


 4berlin_pergamon_museum_01

Detalle del altar de Zeus en el Museo de Pérgamo de Berlín

Una característica de los grandes museos europeos y que aquí en Pérgamo cobra dimensiones espectaculares es ver templos y altares reconstruidos casi en su totalidad en salas de exposiciones a miles de kilómetros de su emplazamiento original. Ocurre en el British Museum con los frisos del Partenón y en el Museo de Pérgamo, donde también se puede contemplar reconstruido en toda su altura el mercado romano de Mileto.



¿Cómo llegó el altar de Zeus a Berlín?


 4fundament_des_pergamonaltars_um_1879

Cimientos del Altar de Pérgamo después de la excavación (1880).

El templo fue descubierto por arqueólogos alemanes entre los años 1878 y 1873, quienes realizaron importantes excavaciones en la antigua ciudad de Pérgamo. Apoyados política y economicamente por Bismark, que quería consolidar su imperio con una obra de referencia del arte clásico, los trabajos de arqueología en Turquía dieron como recompensa este ornamentado altar, del cual se habían utilizado piezas para construir parte de la muralla de la nueva ciudad. En 1880 se había desenterrado ya gran parte del altar dividido en un centenar de piezas. El traslado de las láminas a Berlín comenzó un año antes. La negociación del gobierno alemán y el Imperio Otomano se saldó con el pago de 20.000 marcos al sultán y un acto de ‘buena voluntad’ por parte de éste, aprobando la cesión y traslado, como agradecimiento por los trabajos realizados por los arqueólogos alemanes.


 5berlin_pergamon_museum_03

El museo de Pérgamo sería inaugurado años más tarde, en 1930, con la recontrucción de este altar erigido en la época elenística y con el importante hallazgo de la base del altar. Zeus o Atenea se debaten aún el honor de ser los destinatarios celestiales de esta construcción.

Pero este no fue el único viaje del altar de Pérgamo, ya que tras la segunda Guerra Mundial, el edificio emprendió un nuevo viaje, más al norte. Tras la derrota de los nazis, las tropas soviétigas desmontaron el altar y se lo llevaron a San Petersburgo, antigua Leningrado, donde permaneció en el Museo del Hermitage entre los años 1945 y 1959.

Pero el Pergamon Museum de Berlín alberga muchas otras joyas, entre ellas una gran parte de un muro sumerio de columnas adosadas (siglo III a.C.) del templo de Uruk, decorado con mosaicos muy bien conservados y que muestran las coloridas técnicas precristianas de decoración en las edificaciones tanto públicas como de ámbito doméstico.

El altar de Zeus en la ciudad de Pérgamo (Asia Menor) fue un edificio grandioso mandado construir por Eumenes II Sóter en el siglo II a. C. entre los años 164 a. C. y 156 a. C. Fue descubierto por los arqueólogos alemanes entre los años 1878 y 1873.



Los grandes altares


 6_1fragmento_del_friso_del_altar_de_athena_museo_de_p_rgamo

Fragmento del friso del altar de Athena. Museo de Pérgamo

En la época clásica se levantaban templos dedicados a los grandes dioses o a los dioses locales de cada ciudad y delante de ellos se colocaban los altares para los sacrificios; los altares eran construcciones de poca importancia.

En la época de la cultura helenística (período helenístico), se pusieron de moda los grandes altares monumentales, dedicados a una gran deidad, por lo común a Zeus. Fue tanto una moda como una necesidad, a raíz de las nuevas tendencias filosóficas que seguían las enseñanzas de los estoicos. Había un gran interés por las ideas de Heráclito, por su idea de que el fuego es el elemento principal que combina y estructura los demás elementos. El Dios supremo se encuentra en todo, pero como fuego etéreo y creador que tiene la facultad de dar vida a todas las cosas. Entre los dioses griegos el que se acercaba casi con exactitud a este dios creador, era el ser supremo Zeus, dios del rayo y del fuego. Por tanto había que erigir a ese dios no ya un templo, sino un gran y colosal altar de sacrificios.


 3great_altar_of_pergamon

Panorámica del altar de Zeus en el Museo de Pérgamo de Berlín

El altar de Pérgamo. Uno de estos grandes altares construidos en el período helenístico fue el gran altar de Pérgamo, dedicado a Zeus o a Atenea. Sus ruinas han subsistido a través de los siglos y fueron descubiertas por un equipo de arqueólogos alemanes en el siglo XIX. En la actualidad puede contemplarse el gran friso de esculturas en la ciudad alemana de Berlín, en el museo de Pérgamo.

Es una construcción colosal alzada sobre un podio, respetando la visión original; estaba construida en la segunda terraza de la acrópolis de la ciudad. El gran friso de las esculturas no formaba parte del entablamento sino del podio del templo. Arriba se encontraba una columnata de orden jónico dividida en tres cuerpos, uno central al fondo y dos laterales. La columnata central daba su espalda a un patio cuadrangular que era el espacio reservado para los sacrificios en que se quemaba incienso y se hacían libaciones en honor de los dioses. Sobre el entablamento de las columnas se colocaron una serie de acróteras que representaban dioses, centauros, grifos y caballos.

En el podio o basamento se encontraba la decoración escultórica hecha en medios relieves con 2,30 m de altura (aproximadamente) y 120 m de longitud. Estaba rematado por una cornisa muy sobresaliente, con dentículo (adorno de paralelepípedo que se colocaba en la parte superior de un friso. Se trata de una Gigantomaquia, la lucha de los dioses contra los gigantes. Las figuras y las escenas están tratadas con pathos (emoción), las escenas no están separadas sino que es un friso corrido que describe un momento de la batalla. Los detalles estilísticos de estas esculturas, pliegues de los mantos, los cabellos, los dibujos del calzado, las expresiones de los dioses y los gigantes, manifiestan las características de lo que se ha llamado Estilo Barroco de la Escultura Griega caracterizado por la expresión exagerada, los escorzos y las expresiones patéticas, así como la escultura de las ropas que ya no se ajusta a las formas anatómicas.

En el trabajaron un buen número de artesanos coordinados de forma precisa (dado el breve periodo de tiempo que necesitó la obra (entre 22 y 28 años)), ya que no se distinguen talleres, siendo la calidad y la factura de una calidad excelente.


Las representaciones

En esta narración de la Gigantomaquia se ve representado el triunfo de Zeus y de Atenea frente a sus enemigos los gigantes. En la parte oriental puede verse a Artemisa, la diosa de la caza pisando el cuerpo de un gigante muerto al mismo tiempo que su perro muerde mortalmente en la nuca a otro gigante que se resiste y lucha contra el canino vaciándole con su garra un ojo. Otra escena representa a Zeus acompañado por un águila, luchando contra tres gigantes.

En el friso norte hay una diosa no identificada que llama la atención por la vasija que lleva en su mano izquierda a modo de arma arrojadiza y que está decorada con serpientes.

En la cara norte de la escalinata los dioses empujan a los gigantes escaleras arriba hasta arrinconarlos. Aparecen las divinidades del mar, como Océano y Anfítrite con su hijo Tritón. Las figuras presentan sus atuendos mojados que se pegan a los cuerpos; incluso puede verse a Nereo con escamas en la cabeza y con aletas.


El altar en el museo

Es el ingeniero alemán Carl Humann, amante de la arqueología, quien envía a Berlín en 1871 tres fragmentos de lo que definió como una "lucha". Las piezas pasarán desapercibidas durante cinco años en el "Altes Museum" (museo antiguo). No será hasta 1877 que el arqueólogo Alexander Conze centra su interés en los fragmentos y pide a Humann que inicie la excavación. El respaldo político y económico es total. Bismark quiere hacerse con una obra de referencia que legitimice su recién inaugurado imperio, las leyes en Grecia son muy estrictas en lo referente a la exportación de antigüedades, siendo más apropiado Turquía para las intenciones de Bismark. Las negociaciones tienen lugar en 1878-1879 quedando estipulado que los hallazgos pertenecientes al altar serán trasladados a Berlín, que compensará con 20.000 marcos al Imperio Otomano (Turquía). La búsqueda del altar se centrará en el muro bizantino de la ciudad al sur de la acrópolis. Los elementos del altar habían sido utilizados para la construcción de la muralla, de tal forma que el relieve quedaba hacia el interior. En 1880 ya se habían desenterrado 97 láminas. Las prospecciones en la acrópolis pusieron al descubierto la base del altar. El traslado a Berlin se inicia ya en 1879. El Museo de Pérgamo es inaugurado en 1930.

Allí ha permanecido siempre, a excepción del periodo comprendido entre 1945 y 1959, cuando las tropas soviéticas lo desmantelaron y se lo llevaron como botín de guerra al Museo del Hermitage de Leningrado (hoy San Petersburgo).



La Puerta de Istar


 9pergamonmuseum_babylon_ischtar_tor

La Puerta de Istar (o de Ishtar) era originalmente una de las 8 puertas monumentales (14 metros de altura por 10 de ancho) de la muralla interior de Babilonia, a través de la cual se accedía al templo de Bel, donde se celebraban las fiestas propias del año nuevo. El nombre de Istar lo recibe de la diosa del mismo nombre a la cual estaba consagrada.


 9pergamonmuseum_babylon_ischtar_tor2

La Puerta de Istar, fue construida en el año 575 a. C. por Nabucodonosor II en el lado norte de la ciudad. Se compone de numerosos ladrillos vidriados, la mayoría de color azul (lo que la hacía contrastar fuertemente con todos los edificios de su alrededor), mientras que otros son dorados o rojizos.

Éstos últimos se disponen dibujando la silueta de dragones, toros, leones y seres mitológicos. La parte inferior y el arco de la puerta están decoradas por filas de grandes flores semejantes a margaritas. La Puerta de Istar contaba originalmente con dos esfinges dentro del arco de la puerta, que se han perdido hoy en día.

Los restos de la puerta de Istar original fueron descubiertos en Babilonia durante las campañas arqueológicas alemanas de 1902 a 1914. La mayoría se trasladó a Alemania, donde se reconstruyó la puerta en el Museo Pergamon de Berlín, en 1930, que sigue actualmente en exposición.


 fragment_bramy_isztar

Algunos de los relieves originales de leones, dragones y toros se encuentran actualmente en el Museo Arqueológico de Estambul, el Instituto de Artes de Detroit, el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, el Instituto Oriental de Chicago, el Museo de la Escuela de Diseño de Rhode Island y el Museo de Bellas Artes de Boston.


 fotograf_a_de_la_puerta_ruinas_de_babilonia_1932

Fotgrafía de la puerta de Istar, ruinas de Babilonia (1932).

Durante el gobierno de Saddam Hussein en Iraq, se comenzaron a reconstruir grandes zonas de la vieja Babilonia, entre ellas la Puerta de Istar, cuya réplica se levantó sobre el antiguo emplazamiento de la original. El plan era convertirla en la puerta de acceso a un nuevo museo arqueológico iraquí que nunca llegó a construirse. Actualmente, la réplica se encuentra bajo la responsabilidad de la 155ª Brigada de Combate del Ejército de Estados Unidos, cuyo campamento se encuentra dentro de las murallas de Babilonia.

León pasando, terracota vidriada, el reinado de Nabucodonosor II (605 aC-562 aC), Babilonia, Iraq. Este panel decorado de la Vía procesión que iba desde el templo de Marduk a la Puerta de Ishtar y el Templo Akitu. Depósito del Museo Vorderasiatisches en Berlín.


 9ergamon_museum_berlin_2007110

Modelo de la puerta de Istar, la estructura-doble es claramente reconocible.



Fachada de Mushatta


 10pergamon_museum_berlin_p3

La Fachada de Mushatta es el nombre por el que se conoce parte de la fachada perteneciente al palacio de Qusair Mushatta. En la actulidad se halla en la ala sur del Museo de Pérgamo (Berlín, Alemania) y forma parte de la colección permante de arte islámico (Museum für Islamische Kunst), que contiene piezas comprendidas entre los siglos VIII y XIX.

La Fachada, gravemente dañada durante el bombardeo a Berlín de la Segunda Guerra Mundial, tiene una longitud de treinta y tres metros por cinco metros de altura y cuenta con dos de las bases de las torres que antiguamente protegían el palacio. Posee una rica decoración con molduras que crean espacios triangulares decorados con rosetas y elementos vegetales, sobre todo zarcillos de vid, con algunos motivos animales, reales y fantásticos (grifos y centauros), que animan el altorrelieve.


 10porta_di_mshatta_viii_sec_01

La fachada pertenecía al Palacio de Mushatta, construido a más de 30 km de la actual capital de Jordania, Ammán, durante el período omeya. Si bien se desconoce la fecha exacta de su construcción, se cree que data de la época del califa Walid II (743-744). Para la realización de esta residencia de invierno y almacén se utilizaron, a pesar de ser una edificación omeya, ladrillos cocidos que fueron colocados sobre unos cimientos finamente labrados en piedra.

Se cree que después del asesinato de Walid II, el palacio fue abandonado y, posteriormente, acabó desmoronándose a consecuencia de un terremoto. Los restos del palacio, descubiertos y excavados por primera vez en 1840, fueron regalados por el sultán otomano Abdul Hamid II al emperador Guillermo II, siendo trasladados a Alemania en 1903. Si bien en un primer momento fueron expuestos en el Kaiser-Friedrich-Museum (en la actualidad, el Museo Bode), en 1932 fueron desplazados al Museo de Pérgamo, donde se exhiben actualmente.



Mercado de Mileto


 museo_pergamo_berlin

Mercado de Mileto. El Museo Pérgamo de Berlín organizaró una espectacular operación de "salvamento" para restaurar la Puerta del Mercado de Mileto, uno de los tesoros arquitectónicos de la Isla de los Museos con sus 1.800 años de antigüedad.

Peter-Klaus Schuster, director general de los museos estatales de Berlín, anunció que esa restauración forma parte de un plan más amplio para el Museo de Pérgamo.

La Puerta del Mercado de Mileto, construida hacia el año 120 a.C. en esta localidad griega de Asia menor, en la actual Turquía, es uno de los ejemplos más conocidos de fachadas arquitectónicas romanas.

Con sus 28,92 metros de ancho y 17 metros de altura distribuidos en dos pisos es, junto al Altar de Pérgamo y la Puerta de Ishtar, una de las piezas arquitectónicas más destacadas de Museo Pérgamo de Berlín.

En la actualidad, la Puerta del Mercado de Mileto está cubierta con una red protectora, debido a las grietas, desconchados, corrosión, erosión, eflorescencia y calcificación que presenta el mármol, según se ha detectado en diferentes análisis.

Por esa razón, los Museos Estatales de Berlín han decidido organizar una espectacular operación para "salvarla" y evitar que se siga deteriorando, sin tener que cerrar el Museo, que recibe 800.000 visitas al año.

Para lograrlo, se desmontará en una primera fase la parte superior de la Puerta en 58 piezas, que se trasladarán en camiones a los depósitos del museo para su posterior restauración. El resto, se restaurará más adelante.

El traslado de las piezas, de 100 toneladas de peso en total, se hará mediante una apertura en el muro exterior de la sala de Mileto y fuera del museo se construirá un estrado donde serán depositadas.

Con el objetivo de evitar que el polvo y el ruido molesten a los visitantes del Museo de Pérgamo se construirá un tabique protector transparente, que permitirá seguir de cerca las obras de restauración de esta pieza arquitectónica.

El túnel que une la sala de Mileto con la sala de la Puerta de Ishtar seguirá durante los trabajos de restauración abierto con el fin de que los visitantes puedan recorrer ese ala del museo.

Gisela Holan, responsable de los Museos Estatales de Berlín, precisó que se invertirán 11 millones de euros en este proyecto y que se confía que la restauración acabe antes de 2007.


 3453273783_a05948ab35_b

El Mercado de Mileto quedó totalmente destruido por un terremoto en el siglo X ó XI. Las ruinas fueron descubiertas en el año 1903 por el arqueólogo alemán Theodor Wiegand del Museo Real de Berlín y transportadas hasta la capital alemana entre 1907 y 1908.

Los responsables del nuevo Museo de Pérgamo reconstruyeron la Puerta del Mercado de Mileto siguiendo las indicaciones del arquitecto Hubert Knackfuss y del arqueólogo Wilhelm von Massow para ser lo más fieles posible al original.

Para la reconstrucción de la puerta, el 60 por ciento del material que utilizaron fueron piezas originales de mármol de la Puerta del Mercado de Mileto, pero el 40 por ciento restante está reconstruido utilizando estructuras de hierro, ladrillo, yeso y escayola.

Durante la segunda Guerra Mundial, la Puerta del Mercado de Mileto quedó muy dañada por los bombardeos aliados. La llamada sala de Mileto del Museo de Pérgamo fue una de las primeras salas de este complejo que abrió sus puertas al público en 1954, después de su restauración.


Otras obras

Asaradón regresó después de derrotar a en: Taharqa en en: Memphis; Taharqa hijo, el príncipe se muestra en la esclavitud en esta estela. Muestra la historia de la escritura cuneiforme, (exceso de inscritos en la escena). La victoria fue de la batalla no. 2, 671 a. C.. Batalla no. 1 fue ganada por Taharqa en 674 antes de Cristo.


museodeprgamoantikensam

museodeprgamoantikensaml

museodeprgamoantikensama

museodeprgamovorderasia

museodeprgamosphinxe01

museopergamondeberln14

museopergamonberlnlion

objetosenlapergamonmuse

objetosenlapergamonmusef

Varias obras del Museo de Pérgamo que no tengo rotuladas



 spreeinselfoto1

La isla de los museos, una zona en la que se encuentran varios museos, sin duda el más importante y representativo de la Isla es de Pérgamo. Este territorio que abarca la mitad septentrional de Spreeinsel y una isla en el río Spree.

En esta isla están concentrados varios museos. Además del Museo de Pérgamo. Está el Museo Antiguo (Altes Museum). El Museo Nuevo (Neues Museum). La Galería Nacional Antigua (Alte Nationalgalerie). El Museo Bode, y la Galería James Simon.


 
Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al Museo de Pérgamo de Berlín en Alemania, situado en la isla de los museos, una zona en la que se encuentran varios museos muy importantes.


Fuentes y agradecimientos:es.wikipedia.org, disfrutaberlin.com, trivago.com, elpais.com, euroviajar.com, deviajeporalemania.com, flickr.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Saturday, 24 May 2014, 10:07; edited 9 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo De Pérgamo (Berlín, Alemania) 
 
Que recopilación más maravillosa. Quiero volver...............

Falta algo, aun en proyecto. Levantar de  nuevo el Palacio Real. Es una especie de venganza. Los Berlineses jamás le perdonaron a la DDR que derribara el antiguo palacio de los kaisers, que debía caer por "apestar" a monarquia. En vez de esto, un negro edificio que olia a amianto, y que ha sido tirado. Tenía infausto recuerdo para los habitantes del Berlin Oriental.

Alemania levantó rapido las ciudades. No habia dinero, para reconstruir todos los monumentos que irreparablemente desaparecieron, y edificios utilistas poblaron cada esquina. Ahora Berlin crece a base de diseño, y modernidad. Pero los alemanes pensaban que le faltaba un trocito de alma y deciden de forma brillante recuperar un edificio significativo. Que cierre la plaza más historica de Berlin al lado de la catedral.

A golpe de talonario, levantaran el Palacio Real, piedra sobre piedra.
 




___________________________
www.crucerosydestinos.com
www.airline92.com
http://myaviation.net/search/search.php?uid=7083
www.waveandwind.net
 
keltic Send private message Visit poster's website
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo De Pérgamo (Berlín, Alemania) 
 
Gracias J.Luis como siempre fantástico trabajo sobre este museo de Berlín.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educación hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
 
xerbar Send private message Visit poster's website
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo De Pérgamo (Berlín, Alemania) 
 
Gracias amigos..., este trabajo del museo de Pérgamo de Berlín, como habréis leído más arriba lo he hecho coincidir con el 20ª aniversario de la caída del muro Berlín. Desde este modesto espacio cultural de Internet; queremos dedicarle este trabajo a los alemanes que sufrieron una profunda humillación durante 28 años, dos meses y 27 días, hoy 20 años después, ya se han superado la mayoría de los desequilibrios sociales, culturales, políticos y económicos, especialmente de los alemanes del Este.


berlncelebralos20aosdel

Berlín celebra los 20 años de la caída del muro. Diversos actos en la ciudad de Berlín culminan los festejos del histórico aniversario en la puerta de Brandeburgo y los aledaños del Reichstag, los alemanes y multitud de invitados celebraron la Fiesta de la Libertad a pesar del frío y la lluvia.


derribodebloques

Derribo de bloques. Los actos de conmemoración finalizarán anoche con el derribo de una simbólica cadena de piezas gigantes de dominó de 1,5 kilómetros de longitud colocada a lo largo del trazado del antiguo Muro de Berlín, pintadas por numerosos artistas, escolares y estudiantes para recordar la caída del Telón de Acero y el fin de la división de Berlín, Alemania y Europa.


cadenahumana

Cadena humana. Miles de personas formaron anoche una cadena humana de unos 33 kilómetros a lo largo de la antigua línea divisoria entre el sector soviético de la ciudad y los sectores occidentales de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia



 


Saludos, y a ver si caen otros muros que aún quedan que derribar.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo De Pérgamo (Berlín, Alemania) 
 
Los dioses de Tell Halaf vuelven a Berlín



El museo Pergamon resucita la aventura arqueológica de Max von Oppenheim

Hijo de un banquero judío, el diplomático desarrolló una pasión por Oriente

Durante un viaje por Siria, oyó hablar a los beduinos de unas extrañas esculturas
    
Se exhiben los tesoros mesopotámicos destrozados durante la II Guerra Mundial




 trabajos_de_restauraci_n_de_las_figuras_divinas_para_su_exposici_n_en_berl_n

Trabajos de restauración de las figuras divinas para su exposición en el museo Pergamon de Berlín

Es difícil no sentirse desconcertado ante las extravagantes figuras de los viejos dioses arameos resucitados. Rescatados del olvido y desenterrados a principios del siglo XX por el aristócrata alemán Max von Oppenheim en Tell Halaf, Siria, en la que es una de las grandes aventuras de la arqueología, sufrieron una segunda muerte al ser bombardeado durante la Segunda Guerra Mundial el museo que los albergaba en Berlín y quedar reducidos a minúsculos fragmentos. Ahora, en una sensacional exposición en el museo Pergamon de Berlín, tras una restauración de increíbles complejidad y minuciosidad, han regresado de aquella orgía de fuego y destrucción, añadiendo a sus extrañas fisonomías milenarias la pátina atormentada del desastre y la aureola asombrosa del milagro.

A Samuel Beckett, que los contempló en 1936 en su museo original, le parecieron fascinantes los seres mitológicos arameos. "Soberbiamente demoniaco, siniestro, implacable", anotó de una estrambótica rapaz de piedra de mirada hipnótica (el ave sol gigante). Menos inspirada y molesta porque su segundo marido, el arqueólogo Max Mallowan, se demoraba ante ellos en su admiración de especialista, Agatha Christie los calificó de "feas estatuas".

Raras sí son, y mucho, para nuestros ojos de occidentales modernos. Pero esas chocantes hechuras y hasta grotescas fisonomías (¡esas narices prominentes y ojos saltones!) atesoran todo el misterio y la sacralidad de la antigua Mesopotamia. Pasea uno ahora por las salas del museo Pergamon habilitadas para la exposición (visitable hasta agosto) entre divinidades, esfinges, grifos, toros, leones, aves y los inquietantes hombres pájaro-escorpión, otrora guardianes, apabullado por la sensación de tiempo y de distancia. Hace 3.000 años, en el fértil valle del río Khabur, entre el Éufrates y el Tigris, estos seres fabulosos fueron objeto de culto y respeto en la ciudad-estado de Guzana, capital del principado arameo de Bit Bakhiani (la Casa de Bakhianu), posteriormente sometida por los asirios...

"Así que me quité el traje de diplomático y me convertí en explorador". Es imposible separar la historia de Tell Halaf, lugar que se ha comparado a Troya y a Babilonia, de la de su descubridor, el barón Max von Oppenheim (Colonia, 1860-Landshut, Baviera, 1946), un personaje digno de codearse no ya con los grandes de la arqueología, los Schliemann, Layard, Woolley o Carter, sino con los protagonistas de Julio Verne y de la gran tradición de la literatura de aventuras. Salacot, revólver y ruinas, ¡qué gran combinación! De origen judío, hijo de un poderoso banquero, von Oppenheim, desarrolló una irresistible pasión por Oriente. Se disfrazó para entrar en lugares sagrados del islam, compró una chica bereber en un mercado de esclavos y fue recibido en audiencia por el sultán de Constantinopla. En 1896 se instaló en una lujosa villa en El Cairo con seis sirvientes y un cocinero francés. Bon vivant y optimista -su lema era "¡ánimo!, ¡valor! y no pierdas el sentido del humor"-, se ganó a pulso fama de mujeriego y fiestero, y al tiempo de experto en la cultura árabe. El káiser Guillermo II lo reclutó en 1900 para sus servicios diplomáticos. Durante la I Guerra Mundial dirigió un servicio de inteligencia alemán para el Oriente Próximo. Los británicos lo consideraban un maestro de espías que habría tratado de soliviantar a los árabes contra los Aliados de una manera similar, pero al revés, a Lawrence de Arabia, ¡al que conoció!

En 1899, durante una expedición de seis meses en el norte de Siria, en caballo y camello, el explorador de bigotes guillerminos oyó hablar en el campamento del temido jefe beduino Ibrahim Pasha de unas extrañas esculturas enterradas en la arena. Y el 19 de noviembre descubrió Tell Halaf.

En 1911, tras renunciar a su puesto de diplomático imperial, regresó al lugar para excavarlo en serio. Él no lo sabía, pero había dado con un yacimiento riquísimo, que hasta ha proporcionado nombre a un período (sexto y quinto milenio antes de Cristo) del Neolítico en Oriente Medio. La guinda es la ciudad aramea con su ciudadela amurallada y el palacio de Kepara, hijo de Hadianu, y su famosa fachada de seis metros con la tríada divina Teshub (Baal), Hebat y Sharruma como pilares que von Oppenheim reconstruyó en su museo berlinés. Se llevó muchas cosas maravillosa, entre ellas la "diosa entronizada", su estatua favorita, de largas trenzas y pintoresca expresión de personaje de comic que los trabajadores bautizaron como "la novia" del explorador. La figura se exhibe en la exposición.

El museo que abrió von Oppenheim en 1930 con el material de Tell Halaf se hizo muy popular en Berlín. Nuestro hombre consiguió capear los peligrosos (visto su ascendiente judío) tiempos nazis gracias a sus conexiones en las altas finanzas y la diplomacia y a señalar oportunamente los rasgos arios (?) de sus esculturas. Cómo Goebbels se lo tragó es un misterio. De hecho parece incluso que su último viaje a Oriente en 1939 fue pagado por Goering...

La fatalidad visitó el museo berlinés el 23 de noviembre de 1943 en forma de bomba incendiaria aliada. Todo quedó destruido. El estrés térmico sufrido por las esculturas al regarlas a mil grados los bomberos las reventó en miles de pedazos (la exposición detalla en una sala el apocalíptico proceso). Durante años, los trozos, llevados en nueve camiones, se almacenaron en los sótanos del museo de Pergamon. Pero en 1993 surgió la esperanza de reconstruir al menos algunas estatuas. En 2001 comenzaron los trabajos con el puzzle de 27.000 fragmentos y se atribuye más del 90 % de los trozos a más de 30 esculturas, bloques y numerosos objetos de piedra. En la muestra se documenta todo el proceso que materializó el sueño de Oppenheim de alzar otra vez su museo como un Fénix de sus cenizas.

Está previsto que las viejas estatuas salvadas se exhiban permanentemente en el museo de Pergamon cuando acabe en 2025 la reforma de la Isla de los Museos.


unadiosaesrecuperadaenl

Una diosa es recuperada en las excavaciones de Tell Halaf (Siria), a principios del siglo XX.



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo De Pérgamo (Berlín, Alemania) 
 
.


Desde hoy el altar de Pérgamo permanecerá cerrado hasta 2020 por obras de restauración



 altar_de_pergamo

El altar de Pérgamo, una de las obras más emblemáticas y antiguas que se exponen en los museos de Berlín, permanecerá cerrado al público por obras de restauración a partir del próximo 28 de septiembre, previsiblemente hasta 2020.

El Museo de Pérgamo acoge en la capital alemana una de las mayores colecciones de obras clásicas del mundo y el año pasado atrajo a más de 1,2 millones de visitantes para admirar el altar, la colorida Puerta de Istar de la muralla interior de Babilonia, o la puerta del mercado romano de Mileto.

Será la sala que acoge el altar de Pérgamo, la joya de la corona que da nombre al museo, la que será cerrada al público el próximo 28 de septiembre, según anuncia la institución en su página web.

El director de la colección de arte antiguo del museo, Andreas Scholl, ha explicado al periódico local Berliner Zeitung que, por motivos de conservación y financieros, no es posible desmontar las piezas y la sala deberá permanecer cerrada durante al menos cinco años.

El objetivo es reparar los daños en la estructura y el moho que se ha ido formando en las más de 100 esculturas del periodo helénico a lo largo de su ajetreada historia.

Dedicado a la diosa Atenea, se calcula que este altar fue construido entre el año 180 y 159 antes de cristo, en la actual Turquía, para transmitir a futuras generaciones las luchas entre dioses y gigantes.

Sin embargo, el tiempo lo relegó al olvido y no fue hasta finales del siglo XIX cuando arqueólogos alemanes recuperaron este monumento y, previo pago de 20.000 marcos al Imperio Otomano, iniciaron el traslado a Berlín pieza a pieza en 1879.

Tuvieron que pasar más de 50 años hasta que el Museo de Pérgamo pudiese ser inaugurado en 1930, pero su emplazamiento duró poco, ya que tras la II Guerra Mundial, los rusos se llevaron el altar a San Petersburgo.

Allí permaneció hasta 1958, cuando volvió a Berlín para quedarse.


 pergamo

Altar de Pérgamo.  Museo De Pérgamo (Berlín, Alemania)


diariosur.es / AGENCIAS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events