Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Escultores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Luis Salvador Carmona
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post Luis Salvador Carmona 
 
Este trabajo está dedicado al escultor vallisoletano Luis Salvador Carmona. Fue uno de los mejores escultores del siglo XVIII, no sólo por su gusto y refinamiento, sino por la acertada síntesis que hace en su obra de lo hispánico y lo internacional que él conocía a través de múltiples referencias. Compagina su faceta de imaginero tradicional, que bebe directamente de las fuentes de Gregorio Fernández, con un refinamiento de contenido rococó. En la última etapa de su vida su obra presenta clarísimos rasgos neoclásicos. Fue el primero de una importante familia de artistas.

Luis Salvador Carmona (Nava del Rey, Valladolid, 1709 - Madrid, 1767) fue un escultor español del siglo XVIII.

Nació en Nava del Rey en el seno de una modesta familia; sus padres se llamaban Luis Salvador y Josefa Carmona. Parece que pronto manifestó vocación y aptitudes artísticas, por lo que su familia lo envió primero a Segovia, y al poco a Madrid, donde comenzó su aprendizaje en el taller de Juan Villaabrille y Ron, destacado escultor barroco. Allí formó su estilo, colaboró en diversos encargos, y seguidamente pudo independizarse y abrir su propio taller en 1731. El mismo año contrajo matrimonio con Custodia Fernández, natural de Madrid, con quien tuvo cuatro hijos: Andrea, Bruno, Ignacio y Antonio. Fallecida su esposa, Luis Salvador contrajo segundas nupcias en 1759 con Antonia Ros, que murió apenas dos años después.

En sus primeros años de trabajo, Carmona realizó distintos trabajos en piedra para edificio públicos y participó en la serie de esculturas para la decoración del Palacio Real de Madrid (1750-53). En la Corte madrileña, se relacionó con círculos de la naciente Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, y desde su apertura en 1752 ostentó el cargo de Teniente-director de Escultura, junto a Juan Pascual de Mena. El arte de Carmona gozó de una gran estima y éxito; prueba de ello son los numerosísimos encargos que recibía, no sólo del foco madrileño donde estaba establecido, sino en toda Castilla, en Guipúzcoa, Sevilla, Navarra o incluso las Indias. Aunque parece que tuvo numerosos ayudantes para satisfacer la gran demanda de obras, la perfección y buen acabado de la mayoría de ellas llevan a pensar que supervisaba o ejecutaba él mismo gran parte del trabajo.1 En su taller se formaron su hijo Bruno, que fue dibujante en expediciones científicas; sus sobrinos Manuel y Juan Antonio, destacados grabadores; y el escultor Francisco Gutiérrez Arribas.

La incesante actividad tanto educativa como artística de Luis Salvador Carmona tuvo que verse reducida a partir de 1764 por graves problemas de salud. En ese año, según fuentes contemporáneas, se encontraba "tan poseído de melancolía que apenas puede dar golpe".2 Ese estado depresivo, agravado por la ceguera, parece no haberle abandonado hasta su muerte en 1767, de modo que tuvo que renunciar prácticamente a su trabajo, estando jubilado por enfermedad de su puesto en la Academia desde 1765.


 2la_fe_l_s_carmona_mrabasf

Luis Salvador Carmona - La Fe (1752–53), por L.S. Carmona (R.A.B.A.S.F., Madrid).


Estilo artístico, difusión y obras

La mayor parte de su producción se centra en la imaginería religiosa, con claras referencias barrocas, si bien se perciben en su obra tendencias neoclásicas.

Trabaja las figuras otorgándolas una apariencia de delicadeza, serenidad y gracia; emplea casi siempre postizos (ojos de cristal, pestañas, telas) como se hacía en el Barroco, preocupándose de la apariencia veraz de los tipos humanos, aunque mostrándolos afables e idealizados. Da mucha importancia a la función expresiva de las vestiduras y paños, que trabaja con minuciosidad, en ocasiones mediante finísimas láminas de madera. Continúa, en definitiva, con la tradición escultórica castellana a grandes rasgos, pero sus piezas ganan en simplicidad, apartándose del carácter grotesco o trágico que en ocasiones había predominado en la escultura barroca hispana.

Gran parte de su producción se realizó para Madrid, donde el escultor tenía su taller. No obstante, el éxito y notoriedad que alcanzó su obra motivó su dispersión por toda la geografía española. Parte de esta fama se debe a la labor de sus sobrinos Manuel y Juan Antonio, que reprodujeron algunas de sus esculturas en grabado, acrecentando su difusión.


 1santa_eulalia_o_santa_librada_museo_nacional_de_escultura_valladolid

Luis Salvador Carmona - Santa Eulalia o Santa Librada, Museo Nacional de Escultura, Valladolid.


Obras

Las obras más destacadas de Luis Salvador Carmona se conservan en Valladolid, en su localidad natal y en Madrid.

En la primera ciudad, destacan dos obras en el Museo Nacional de Escultura: Cristo Crucificado y Santa Librada. La primera constituye uno de los mejores ejemplos del arte de Carmona en su faceta más cercana al Neoclasicismo. Cristo aparece en medio de su agonía idealizado, sereno y reposado, alejado de cualquier exceso dramático. Por contra, Santa Librada trasluce en su rostro el éxtasis por el martirio, a la vez que sus ampulosas vestiduras surcadas por nerviosos pliegues otorgan movimiento a la figura. En ambas, la excelente policromía acentúa su calidad.

En Nava del Rey existe un grupo importante de obras. La mayoría se hallan en el Convento de los Sagrados Corazones, destacando el Cristo del Perdón, bella efigie que sigue el modelo barroco impuesto por Manuel Pereira pero con mayor contención; la rica policromía, belleza de la composición y los detalles hacen de esta escultura una obra maestra. La Divina pastora es un delicado e idealizado grupo escultórico de sabor rococó. También destacan el Arcángel San Rafael o un San Antonio de Padua de carácter más neoclásico.

En Madrid, existen gran cantidad de esculturas autógrafas o atribuidas, repartidas por numerosos conventos, iglesias y museos. No obstante, muchas piezas se perdieron en la Guerra Civil Española. El Museo del Prado conserva dos relieves en mármol encargados para la decoración del Palacio Real: El milagro de san Isidro y San Dámaso recibiendo a san Jerónimo; son muestra de la habilidad del escultor para el trabajo en piedra, que exhibió también en varias de las esculturas encargadas para coronar la cornisa del mismo Palacio donde, no obstante, resulta más problemático reconocer su estilo.3 En piedra realizó también una de sus obras más famosas, el busto de La Fe, alarde de virtuosismo escultórico que el autor firmó y regaló a la Academia de san Fernando.

Sin embargo, la mayor parte de las obras de Carmona en Madrid fueron destinadas a parroquias, conventos, cofradías o hermandades. Un rico conjunto se encargó para la congregación de san Fermín de los Navarros; sin embargo todas las imágenes fueron destruidas en 1936. Otro grupo de esculturas perteneció al Colegio y convento de Santo Tomás; también fueron presa de la guerra y de ellas solo resta una Virgen del Rosario, una de sus grandes obras, hoy en el Oratorio del Olivar. La iglesia de san Antón posee un bello relieve de San Camilo de Lelis; en la iglesia de san José descuella un San José con el Niño, modelo que repitió con variantes en muchas ocasiones; mientras que la basílica de san Miguel conserva el Cristo de la Fe, un San Pascual Bailón y una Santa Librada análoga a la del museo de Valladolid, aunque en esta el contraste entre la candidez de la joven santa y lo cruento de su sacrificio se acentúa. Otras muchas obras, atribuidas a él o su taller, se reparten por diversos templos de Madrid.

Además de las citadas, se conservan obras del escultor, entre otras, en las siguientes localidades:

    - La Granja de San Ildefonso (Segovia). Iglesia de Ntra. Sra. del Rosario: Santa Inés, Santa Rita, Cristo del Perdón, San Mateo.
    - Salamanca: Piedad de la Catedral Nueva; Jesús recogiendo sus vestiduras (iglesia del Espíritu Santo - Clerecía); Virgen de los Dolores, en la clausura del Convento de las Agustinas.
    - Serradilla (Cáceres): Nuestra Señora de la Asunción.
    - Menagaray (Álava): San Nicolás.
    - Segura (Guipúzcoa): esculturas del retablo mayor de la parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción.
    - Torrijos (Toledo): Cristo crucificado, iglesia del Hospital de la Santísima Trinidad.
    - León: Piedad, iglesia de san Martín. Dañada durante la Guerra Civil, se encuentra muy restaurada.
    - Medina de Rioseco: Iglesia de San Francisco, Virgen de la Expectación. Se trata de una de las obras maestras de Carmona, mostrando a María con amplios y suntuosos ropajes sobre un trono de nubes con cabezas de querubines.
    - Estepa (Sevilla): Nuestro padre Jesús Nazareno, San Francisco de Paula, San Francisco de Asís, dos esculturas de San Juan Bautista, la Sagrada Familia, San Joaquín, San Antonio.
    - Priego (Cuenca): Santísimo Cristo de la Caridad, en el Monasterio de san Miguel de las Victorias.
    - Atienza (Guadalajara): Hospital de santa Ana, Cristo del Perdón.
    - Puerto Real (Cádiz): Ntra. Sra. de la Amargura. Hermandad de la Vera-Cruz. Parroquia de San Benito Abad.

Espero que este trabajo recopilatoria, os resulte interesante y sirva para divulgar la obra de Luis Salvador Carmona.






Algunas obras

Luis Salvador Carmona en el Museo del Prado


 15san_isidro_labrador_museo_del_prado

San Isidro Labrador. Luis Salvador Carmona. 1753-61. Técnica: Esculpido. Mármol, 88 cm x 124 cm x 19 cm - 255,6 kg. Procedencia: Colección Real. Museo del Prado.

En medio de la composición, el santo en pie, con la azada, en actitud de éxtasis místico. A la derecha, Santa María de la Cabeza trae una mazorca, y a la izquierda, el caballero Vargas se arrodilla para saludar al Santo, descendiendo de un corcel que un criado retiene por la brida. En el fondo, a la izquierda, se ven edificios madrileños y a la derecha, el ángel con la yunta, mientras bajan de los cielos bellos querubines. Uno de los treinta y dos relieves (cuatro de ellos sin acabar) destinados a la decoración de los pasillos del Palacio Real, proyectada por Fernando VI e iniciada en 1753. Fue interrumpido el proyecto por Carlos III en 1761, por considerar los relieves excesivamente aparatosos. Al Museo llegaron, en el siglo XIX, treinta y una de estas obras, nueve de ellas con escenas bélicas, siete con alegorías, siete con escenas religiosas y seis con consejos, además de dos representaciones de concilios, de las que una pudo ser diseñada para completar el conjunto de las asambleas políticas.


 16san_d_maso_y_san_jer_nimo_museo_del_prado

San Dámaso y San Jerónimo. Luis Salvador Carmona. 1753-61. Técnica: Esculpido. Mármol, 86 cm x 125 cm x 23 cm. - 255,6 kg. Procedencia: Colección Real. Museo del Prado.

El Papa San Dámaso, de origen español, que recibe el manuscrito de la Vulgata, de manos de San Jerónimo, doctor de la Iglesia. El santo, con hábito de Cardenal, se arrodilla ante el Papa; a la derecha se ven las figuras juveniles de los discípulos y a la izquierda el séquito del Pontífice. Son admirables las calidades de los ropajes y la vitalidad de los rostros. Los peldaños curvos del trono papal están en perspectiva lago ingenua, pero riman muy bien con la silueta elíptica del relieve. Uno de los treinta y dos relieves (cuatro de ellos sin acabar) destinados a la decoración de los pasillos del Palacio Real,  proyectada por Fernando VI e iniciada en 1753. Fue interrumpido el proyecto por Carlos III en 1761, por considerar los relieves excesivamente aparatosos. Al Museo llegaron, en el s. XIX, treinta y una de estas obras, nueve de ellas con escenas bélicas, siete con alegorías, siete con escenas religiosas y seis con consejos, además de dos representaciones de concilios, de las que una pudo ser diseñada para completar el conjunto de las asambleas políticas.


 imagen1

Basílica Pontificia de San Miguel, en Madrid. El edificio, de estilo barroco, fue proyectado por Santiago Bonavía (o Giacomo Bonavia, 1700–1760) y construido de 1739 a 1745. Conocido antes de 1892 como Iglesia de San Justo y Pastor. La planta de este templo se basa en el juego de estructuras centrales en concatenación sobre un plano que despierta un estado de inestabilidad, promovida por la tensión cóncava-convexa de las superficies. Entre las tallas más notables de la Basílica Pontificia de San Miguel de Madrid., se encuentra una imagen del Cristo de la Fe y del Perdón, del siglo XVIII, obra del escultor Luis Salvador Carmona, que sale en procesión cada Domingo de Ramos, la primera de todas las que desfilan en la Semana Santa madrileña.


 imagen7

Santísimo Cristo de la Fe y del Perdón, es un impresionante Crucificado de Luis Salvador Carmona (s. XVIII), catalogado como el segundo en categoría artística de Madrid. Cofradia de los estudiantes. Basílica Pontificia de San Miguel de Madrid.

 galeria14_g

"Santísimo Cristo de la Fe y del Perdón", siglo XVII, del gran escultor Luis Salvador Carmona, obra insigne y bellísima. Lo acompaña una Virgen de vestir moderna y esta flanqueada por dos candelabros del XVII.


 23_1423437688_354013

Detalle del Santísimo Cristo de la Fe y del Perdón del escultor Luis Salvador Carmona. Cofradía de los estudiantes. Basílica Pontificia de San Miguel de Madrid. obra de Luis Salvador Carmona


 24retablo_de_san_faustino_iglesia_de_san_esteban_protom_rtir

Retablo de San Faustino. Iglesia de San Esteban Protomártir. Murillo de Río Leza. La Rioja. Taller de Luis Salvador Carmona, dirigido a su muerte por su sobrino José Salvador. Donde el escultor Luis Salvador Carmona se creé que trabajó al final de su vida, labor que continua su taller dirigido por su sobrino José Salvador.


 25retablo_de_san_faustino_iglesia_de_san_esteban_protom_rtir

Retablo de San Faustino. Detalle. Iglesia de San Esteban Protomártir. Murillo de Río Leza .La Rioja. Taller de Luis Salvador Carmona, dirigido a su muerte por su sobrino José Salvador.


 26retablo_de_san_p_o_detalle_murillo_de_r_o_leza_la_rioja_taller_de_luis_salvador_carmona

Retablo de San Pio. Murillo de Río Leza.La Rioja. Taller de Luis Salvador Carmona, dirigido a su muerte por su sobrino José Salvador.


 27retablo_de_san_p_o_detalle_murillo_de_r_o_leza_la_rioja_taller_de_luis_salvador_carmona

Retablo de San Pío. Detalle. Murillo de Río Leza. La Rioja. Taller de Luis Salvador Carmona, dirigido a su muerte por su sobrino José Salvador... Más info


 3luis_salvador_carmona_cristo_crucificado_20140703

Cristo crucificado. Autor: Luis Salvador Carmona. 184 x 132 cm. Museo Nacional de Escultura (Valladolid). El estilo de Luis Salvador Carmona presenta una mezcla entre las formulas academicistas y rococó. El Crucificado vallisoletano es un auténtico portento de la imaginería. Este Crucificado procede del madrileño Colegio del Loreto, mostrando en él su dominio de la técnica y una cierta delicadeza formal, sin renunciar aun clasicismo que anticipa posteriores fórmulas.


 28san_sebasti_n_luis_salvador_carmona

San Sebastián. Luis Salvador Carmona. La portada "churrigueresca" de la parroquia de San Sebastián a la calle de Atocha, en la que se encontraba la imagen del santo titular obra de Luis Salvador Carmona, fue objeto de numerosas burlas al producirse la reacción neoclásica frente a la recarga decorativa barroca. Son célebres los ripios del padre Guillermo Salas, que firmaba Salicio:

“Santo de tanto valor,
¿qué hacéis en tal frontispicio?
Os aseguro, en rigor,
que a nos ser en el Hospicio,
no pudiera estar peor.”


En 1829, y como consecuencia de esas críticas, la denigrada portada fue picada y rehecha por Juan Antonio Cuervo en un insulso estilo clasicista, salvándose únicamente la imagen del santo, trasladada al rehacerse la iglesia después de 1939 a la calle de San Sebastián, en el lateral del nuevo templo.


 29_iglesia_de_san_sebasti_n_madrid_01

La iglesia de san Sebastián es una de las iglesias del casco histórico de Madrid, situada en la calle de Atocha, n.º 39. Es conocida por albergar los restos mortales del dramaturgo Lope de Vega, aunque hoy se desconoce su situación exacta, y por los personajes célebres de todo tipo que se contaron entre su feligresía.


 30la_divina_pastora_valladolid_luis_salvador_carmona

La Divina Pastora. Luis Salvador Carmona esculpió en madera policromada, con elementos de plata, una de las más hermosas reproducciones de La Divina Pastora, con una altura de 90 cm. Esta obra se encuentra en Valladolid, en el Convento de las Madres Capuchinas.


 13cristo_flagelado_1760_salamanca

Jesús Flagelado. «La talla de Jesús Flagelado, representa a un Cristo que recoge su manto o capa del suelo después de haber sido flagelado». Fue realizada por el escultor español Luis Salvador Carmona, nacido en Nava del Rey y muerto en Madrid (1709-1767). Fue Director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y como imaginero es, con Juan Pascual de Mena, el mejor de su tiempo. Entre sus obras tenemos que destacar las dos que hay en Salamanca: Ntra. Sra. de los Dolores (conocida por La Piedad) y, por supuesto, la imagen de de Jesús Flagelado, titular de la Hermandad, realizada en 1760 y que estaba instalada en la hornacina de la sacristía de la Clerecía.


 12cristo_flagelado_1760_salamanca

Cristo Flagelado (1760, Salamanca). Obra de Luis Salvador Carmona


 14piedad_1760_salamanca

La Piedad. 1760. Catedral de Salamanca. De entre su copiosa obra habría que destacar la Piedad de la catedral de Salamanca, el Cristo del Perdón de la iglesia de Nuestra Señora del Rosario y el Cristo de la Victoria de la Colegiata del Sitio de San Ildefonso. Luis Salvador Carmona.


 11la_piedad_iglesia_de_san_mart_n_de_le_n

La Piedad, iglesia de san Martín de León.


 21san_bernardo_recibiendo_leche_del_pecho_de_la_virgen_mar_a_de_luis_salvador_carmona

San Bernardo recibiendo leche del pecho de la Virgen María, de Luis Salvador Carmona


 19_1423436088_700702

Cabeza de San Francisco de Asís, madera tallada y policromada. Finales de la década de los 50 del siglo XVIII. Iglesia de San Francisco de León. Obra de Luis Salvador Carmona


 20cristo_del_perdon_luis_salvador_carmona_1756

Cristo del perdón. 1756. Museo de Santísima Trinidad. Atienzo. Obra de Luis Salvador Carmona


 20cristo_del_perdon_luis_salvador_carmona_1756

El Cristo del Perdón, también de las Capuchinas de la Nava, talla de 1756. Sólo con apreciar una obra tan genial como ésta, no hay duda para saber que estamos ante una de las grandes figuras de la imaginería española del XVIII.


 18a_spanish_polychrome_wood_bust_of_saint_lawrence_attributed_to_luis_sa_d5463157h

Busto de San Lorenzo, obra atribuida a Luis Salvador Carmona


 17sor_m_de_jes_s_obra_atribuida_a_luis_salvador_carmona_de_1765

Sor María de Jesús, obra atribuida a Luis Salvador Carmona, de 1765


 31san_miguel_arc_ngel_parroquia_de_santa_mar_a_de_vergara_guip_zcoa_obra_de_luis_salvador_carmona

San Miguel Arcángel. Parroquia de Santa María de Vergara (Guipúzcoa). Obra de Luis Salvador Carmona


 33arc_ngel_san_rafael

Arcángel San Rafael. Hacia 1750. Escultura en madera policromada, 113 x 55 x 55 cm. Colegiata de San Antolín. Medina del Campo. Obra de Luis Salvador Carmona


 32ntro_padre_jes_s_nazareno_de_estepa

Ntro. Padre Jesús Nazareno de Estepa. Obra de Luis Salvador Carmona


 de_estepa_nos_encontramos_con_la_portentosa_efigie_de_san_francisco_de_as_s

San Francisco de Asís de Estepa. Obra de Luis Salvador Carmona


 35san_jos_con_el_ni_o_parroquia_de_san_jos_madrid

San José con el niño. Parroquia de San José (Madrid). Obra de Luis Salvador Carmona


 36san_juan_bautista_de_la_iglesia_de_san_sebasti_n_de_estepa_obra_de_1743

San Juan Bautista de la Iglesia de San Sebastián de Estepa, 1743. Obra de Luis Salvador Carmona


 37cristo_recogiendo_sus_vestiduras_de_salamanca_una_notable_obra_de_1760

Cristo recogiendo sus vestiduras de Salamanca. 1760. Obra de Luis Salvador Carmona


 38_1423439980_648033

La Sagrada Familia. Grupo que se encuentra en la Iglesia de San Sebastián de Sevilla. Tradicionalmente estuvo adjudicado a escuela granadina. Obra de Luis Salvador Carmona


 39virgen_de_bel_n_convento_de_santa_paula_de_sevilla

Virgen de Belén, Convento de Santa Paula de Sevilla. Obra de Luis Salvador Carmona


 40santa_rita_de_casia_realizada_para_la_granja_de_san_ildefonso_obra_de_1754

Santa Rita de Casia realizada por Luis Salvador Carmona para La Granja de San Ildefonso, obra de 1754.


 41virgen_de_los_dolores_realizada_para_el_real_de_san_vicente_toledo

Virgen de los Dolores, realizada para El Real de San Vicente (Toledo). Obra de Luis Salvador Carmona


 42iglesia_de_santa_catalina_de_la_misma_localidad_realiza_esta_talla_completa_de_jes_s_nazareno

Nazareno. Iglesia de Santa Catalina de Toledo, realiza Luis Salvador Carmona esta talla completa de Jesús Nazareno.


 43virgen_de_la_expectaci_n_de_la_iglesia_de_san_francisco_de_medina_de_rioseco_fechada_en_1740_45

Virgen de la Expectación de la Iglesia de San Francisco de Medina de Rioseco, fechada en 1740-45. Obra de Luis Salvador Carmona


 44san_antonio_de_padua_realizado_en_1749_para_el_convento_de_las_capuchinas_de_nava_del_rey

San Antonio de Padua realizado en 1749 para el Convento de las Capuchinas de Nava del Rey. Obra de Luis Salvador Carmona


 45san_juan_nepomuceno_realizado_para_la_iglesia_de_san_miguel_y_san_juli_n_de_valladolid

San Juan Nepomuceno realizado para la Iglesia de San Miguel y San Julián de Valladolid. Obra de Luis Salvador Carmona


 46san_jos_de_la_iglesia_de_los_santos_juanes_de_nava_del_rey_obra_de_1740_50

San José de la Iglesia de los Santos Juanes de Nava del Rey, obra de 1740-50. Obra de Luis Salvador Carmona


 47virgen_del_rosario_del_oratorio_del_santo_cristo_del_olivar

Virgen del Rosario del Oratorio del Santo Cristo del Olivar. Obra de Luis Salvador Carmona


 48_1423441040_216867

Virgen Dolorosa. En el Convento de San Francisco de Écija se conserva esta excepcional pieza dieciochesca. Enmarcada en una ráfaga de ángeles, se nos presenta sentada y clemente al cielo una Dolorosa que destaca por la calidad de su factura. Sus rasgos formales la pueden emparentar de forma clara con las obras salidas de la gubia del genial Salvador Carmona. Habría que destacar los desperfectos que muestra la mascarilla y el curioso hecho de la dentadura arqueada mostrando unos trabajados dientes redondeados, que parecieran de algún noble material de los empleados por algunos imagineros. (laserno / islapasionforos.mforos.com)


 49virgen_de_bel_n_convento_de_santa_paula_de_sevilla

Virgen de Belén, Convento de Santa Paula de Sevilla. Obra de Luis Salvador Carmona


 50santa_mar_a_egipciaca_del_museo_nacional_de_san_gregorio_talla_de_clara_inspiraci_n_en_la_magdalena_penitente_de_pedro_de_mena

Santa María Egipciaca de Luis Salvador Carmona del Museo Nacional de San Gregorio, talla de clara inspiración en la Magdalena Penitente de Pedro de Mena.


 6alfonso_iii_de_asturias_1750_53_madrid

Estatua de Alfonso III de Asturias, el Magno (h.848–910), en la Plaza de Oriente de Madrid. Esculpida en piedra blanca por Luis Salvador Carmona, entre 1750 y 1753


 10fernando_i_de_le_n_y_castilla_1750_53_madrid

Estatua de Fernando I de León y Castilla, el Magno (1016–1065), en la Plaza de Oriente de Madrid. Esculpida en piedra blanca por Luis Salvador Carmona, entre 1750 y 1753


 7ordo_o_ii_de_le_n_1750_53_madrid

Estatua de Ordoño II de León († 924) en la Plaza de Oriente de Madrid. Esculpida en piedra blanca por Luis Salvador Carmona, entre 1750 y 1753. Más calmada que la de Ramiro I es la estatua de Ordoño II, también salida del taller de Luis Salvador Carmona, situadas ambas en la Plaza de Oriente tras la reforma de la fachada palatina realizada en tiempos de Carlos III.


 4_ramiro_i_de_asturias_1750_53

Estatua de Ramiro I de Asturias (¿791?–850) en la Plaza de Oriente de Madrid (España). Esculpida en piedra blanca por Luis Salvador Carmona, entre 1750 y 1753


 9sancha_i_de_le_n_1750_53_madrid

Estatua de Sancha I de León (1013–1067) en la Plaza de Oriente de Madrid (España). Esculpida en piedra blanca por Luis Salvador Carmona, entre 1750 y 1753


 8ramiro_i_de_arag_n_1750_53_madrid

Ramiro I de Aragón, en la Plaza de Oriente de Madrid (España). Esculpida en piedra blanca por Luis Salvador Carmona, entre 1750 y 1753


 5wifredo_el_velloso_1750_53_madrid

Estatua de Wifredo el Velloso († 897) en la Plaza de Oriente de Madrid (España). Esculpida en piedra blanca por Luis Salvador Carmona, entre 1750 y 1753



Enlaces interesantes


La obra de Luis Salvador Carmona: http://www.artehistoria.jcyl.es/artesp/contextos/7979.htm

Álbum de Luis Salvador Carmona: http://www.lahornacina.com/albumsalvadorcarmona.htm

Biografía de Luis Salvador Carmona: http://www.canalsocial.net/GER/fich...biografiasuelta

Exposición de de Luis Salvador Carmona en Nava del Rey: http://devocionesdeestepa.blogspot....carmona-en.html

Luis Salvador Carmona en su III centenario: http://www.diariodenavarra.es/20081...eccion2=navarra



[b]Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al escultor e imaginero vallisoletano Luis Salvador Carmona, Fue uno de los mejores escultores del siglo XVIII, no sólo por su gusto y refinamiento, sino por la acertada síntesis que hace en su obra de lo hispánico y lo internacional que él conocía a través de múltiples referencias. Compagina su faceta de imaginero tradicional, que bebe directamente de las fuentes de Gregorio Fernández, con un refinamiento de contenido rococó. En la última etapa de su vida su obra presenta clarísimos rasgos neoclásicos. Fue el primero de una importante familia de artistas.[b]


Fuentes y agradecimientos: es.wikipedia.org, devocionesdeestepa.blogspot.com, islapasionforos.mforos.com, losestudiantes.com, museoferias.net, scielo.org.ve, cofrades.pasionensevilla.es, diariodenavarra.es, usuarios.lycos.es, museoferias.net, mariadeagreda.org, datuopinion.com, flickr.com, prometeoviajes.blogspot.com.es y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Monday, 09 February 2015, 01:21; edited 5 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Luis Salvador Carmona 
 
Gracias J.Luis por este nuevo trabajo de Luis Salvador Carmona. Gran escultor por las obras aquí representadas con algunos cristos y vírgenes de bellísima factura entre otros.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educación hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
 
xerbar Send private message Visit poster's website
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Luis Salvador Carmona 
 
Gracias xerbar, desde Luego Luis Salvador Carmona es un excelente artista, para muchos fue el máximo exponente imaginero del siglo XVIII.


 


Saludos
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Luis Salvador Carmona 
 
El Paular exhibe su historia


- El monasterio mevieval aspira a convertirse en foco cultural del Parque de Guadarrama tras 25 años de reconstrucción artística

- Una exposición saca brillo al conjunto




 user_50_0_1387494226_730194_1387494470_noticia_normal

Cuadros de Vicenzo Carduccio en el claustro de El Paular.

El monasterio de El Paular, enclave medieval que domina el valle del Lozoya, cuenta la historia de su asombrosa recuperación monumental en una exposición inaugurada ayer. Permanecerá abierta hasta diciembre de 2014. José María Lasalle, secretario de Estado de Cultura; Gabriele Finaldi, director adjunto de Conservación e Investigación del Museo del Prado; y Miguel Muñoz, anfitrión y prior benedictino, presidieron el acto de apertura, junto con los dos comisarios de la muestra: el arquitecto Eduardo Barceló, restaurador del complejo monacal, y Leticia Ruiz, responsable de pintura española del Renacimiento en el Prado.



Una colección única de Vicente Carduccio


 user_50_1387494226_730194_1387535108_sumario_grande

Una pasarela permite contemplar desde cierta altura dos de los 53 cuadros de gran formato de Vicenzo Carduccio, que ocupan habitualmente un pequeño pasillo anejo a la panda norte del claustro, donde se exhibe la serie completa de esta singular colección. Describen la vida y las tribulaciones de la orden cartuja. El Paular ejerció una función de gran importancia en la articulación espiritual —y económica también— del norte madrileño.

Leticia Ruiz ha culminado la recuperación para el monasterio y la restauración de los 53 óleos de gran formato y trasunto monacal pintados por Vicenzo Carduccio en 1626. Los cuadros, desde la desamortización de los bienes de manos muertas de la Iglesia católica, promovida por el ministro liberal Juan Álvarez Mendizábal en 1836, permanecieron primero en un museo filial del Prado y luego dispersos por una decena de ciudades españolas: A Coruña, Córdoba, Sevilla, Zamora, San Sebastián y Tortosa, entre otras. El Museo del la Trinidad, filial de la gran pinacoteca madrileña, deshizo en 1872 tan importante ajuar artístico, que quedó esparcido por distintos museos españoles.

Siglo y medio después, el Prado pudo reagruparlo y acometer la casi titánica tarea de restaurar cada uno de los cuadros de la colección, a excepción de dos, que se perdieron en la ciudad tortosina.

La colección compone uno de los conjuntos de pintura barroca y de historia más singulares de Europa. Con pinturas de gran formato rematadas en arcos y hoy encastradas secuenciadamente en el claustro mayor del monasterio para el que fueron pintadas, describe la trayectoria de la orden de los cartujos, fundada por San Bruno de Colonia en el año de 1086.

La casa matriz cartuja fue instalada entonces en un paraje semejante al cenobio de El Paular, en el valle de La Chartreuse, que da nombre a la silenciosa orden monástica, cuya historia fue inmortalizada por el pintor, llegado a España con un hermano suyo para participar en la gran obra del monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Los cuadros fueron pintados por Carduccio durante seis años en su estudio madrileño cercano a la calle de Atocha, no lejos de la sede cartuja que la orden religiosa monástica poseía en la calle de Alcalá, a la altura del actual Círculo de Bellas Artes.

La exposición, que ocupa una amplia estancia contigua al clautro decorado con los carduccios, incluye tres valiosas colecciones de modelos, estampas y grabados autógrafos del autor florentino, que Leticia Ruiz encomia. Una de ellas procede de Cudillero, de la Fundación Selgas Fagalde, mientras las otras dos acceden desde lugares como la Biblioteca Nacional de España, la galería de los Uffizzi o colecciones privadas de Zaragoza.



Una sinfonía de estilos


 user_50_1387494226_730194_1387534986_sumario_grande

La diversidad de estilos, que abarca desde el tardogótico hasta el neoclásico, enriquece el patrimonio artístico del monasterio, como muestra la abigarrada ornamentación barroca que decora el transparente contiguo al templo. La influencia de los maestros andaluces llevó hasta El Paular las expresiones más singulares de este estilo, que exhibe una profusa policromía donde abunda el estuco y decenas de variedades de dorados y estofados.

La muestra consta de media docena de salas integradas en una estancia de dos alturas y alto techo, con pasarela aérea, que forma asimismo parte de la recuperación monumental descrita y culminada por los arquitectos Eduardo Barceló, Mercedes Álvarez e Ignacio Barceló, más los aparejadores Javier Moralo, Lorena Tejedor, Jaime Muñoz y Federico Prieto.

En las salas se expone detalladamente el relato de cuantas actuaciones se han acometido a lo largo de los últimos 25 años, en las cuales ha fraguado una colaboración interinstitucional muy poco habitual: desde el Estado, a través del Ministerio de Cultura, el museo del Prado y el Instituto de Patrimonio Cultural Español; desde la Administración regional, por la Comunidad de Madrid; por la esfera local, el Ayuntamiento de Rascafría; y desde la sociedad civil, la Asociación de Amigos de El Paular; todas estas entidades, junto con la comunidad religiosa benedictina, han conseguido culminar la mayor parte de los objetivos de un Plan Director Integral trazado por Eduardo Barceló en 1996, que ha puesto arquitectónicamente a salvo un patrimonio histórico-artístico de extraordinaria valía para el patrimonio madrileño.


La huella de agua

Por hallarse El Paular surcado por el río Lozoya y el arroyo de Santa María, a los pies del pico de Peñalara —la cumbre más alta de la sierra de Guadarrama— la capa freática se halla muy próxima a la cota del suelo; ello ha determinado que cimentación, paramentos y cubiertas del monasterio, así como algunos de los excelsos componentes ornamentales de su interior, hayan sufrido, desde 1390 en que fuera construido el conjunto monacal, la temible huella de innumerables humedades.

Fatigosas tareas de drenaje, impermeabilizaciones de las dañadas cubiertas y actuaciones estructurales de consolidación, han atraído buena parte de la atención de las 12 empresas de construcción concernidas en el plan desde hace cinco lustros, todo ello precedido por intensos estudios históricos y documentales. El presupuesto aplicado frisa los 12,5 millones de euros.

La restauración y rehabilitación ha afectado asimismo al pórtico de acceso a la cartuja, a la medieval portada de la iglesia y al claustro mayor, cuyos arcos albergan la serie cartuja de Carduccio. Igualmente, la actuación restauradora ha incluido la capilla del Sagrario, prodigio de profusión ornamental barroca; el atrio, claustrillo, sala capitular y capillas del contorno del templo, en su día dotado de tres naves y hoy de una sola, que exhibe tres de los principales tesoros medievales de toda España: la reja de hierro forjado que separaba a los legos de los frailes; las sillerías en madera de nogal, recobradas ahora gracias, entre otros, a la tenacidad del restaurador del IPCE José Antonio Buces, tras permanecer arrumbadas durante décadas en la basílica madrileña de San Francisco el Grande; y el retablo mayor de alabastro policromado, financiado por Isabel de Castilla y casi único en Europa, que deslumbra desde el frontal de una iglesia ideada en su planta por el arquitecto áulico Juan Guas, tras proyectos anteriores del morisco segoviano Abderramán. Todo ello ha sido restaurado y, en el caso de la sillería, reubuicada asimismo en su espacio original.

La exposición detalla también la rehabilitación de las celdas monásticas, ocupadas por frailes de la orden benedictina, que se aloja en el monasterio desde 1954, más la construcción de una espaciosa cocina y numerosas dependencias de servicio.

Entre las obras de arte también expuestas resalta un excelso San Miguel Arcángel, tallado por Luis Salvador Carmona, así como un San Bruno atribuido hasta ahora a Manuel Pereira, pero cuya autoría “parece correspoder a Pedro Alonso de los Ríos”, explica Leticia Ruiz.

José María Lasalle, secretario de Estado de Cultura, señaló al culminar su visita que le resulta “reconfortante comprobar lo realizado en el monasterio”.

Dos celdas originales, que datan de fines del siglo XV, figuran entre las próximas metas a restaurar, así como el refectorio, el gran comedor cenobial, presidido por un bellísimo retablo de comienzos del siglo XVI que pide a voces su limpieza y recuperación. Esta amplia sala estuvo decorada por dos enormes lienzos del pintor Bocanegra que permanecen en el Museo del Prado, a la espera de una restauración de la que Gabriele Finaldi dice haber hablado ya con el Instituto del Patrimonio Cultural Español. Como tareas pendientes, dentro de un amplio plan de conservación preventiva, quedan aún la rehabilitación de la biblioteca, la capilla del Rosario y la antebiblioteca, al igual que la del archivo, el claustro de legos y la histórica cerca mampostera que circunda el monasterio, así como la huerta de 7 hectáreas, que cuenta para su promoción con una fundación denominada Guadarrama, territorio, sociedad y cultura, que preside Yolanda Aguirre, exalcaldesa de Rascafría. “Nos proponemos recuperar la cultura hortícola de los monjes”, asegura.

Los responsables de las actuaciones se plantean el tratamiento paisajístico de los nueve kilómetros que configuran el perímetro monacal, dentro del Parque Nacional del Guadarrama. “El conjunto monumental de El Paular debe recuperar protagonismo en la estructura cultural, económica y social del valle del Lozoya”. Decenas de vecinos se acercaron ayer el monasterio a protestar por un convenio municipal con el Canal de Isabel II que encarecerá el precio del agua en Rascafría.



El genio escultórico de Luis Salvador Carmona


 user_50_1387494226_730194_1387535326_sumario_grande_1387539200_209411

Esta talla polícroma que representa a San Miguel Arcángel en su combate contra Lucifer fue depositada en la parroquia de Rascafría, desde donde fue devuelta años después al monasterio. Pertenece al escultor Luis Salvador Carmona; su finura de líneas se ve realzada por la tensión y el movimiento que su autor imprimió a su obra.



Un retablo de alabastro financiado por Isabel de Castilla


 user_50_1387494226_730194_1387534839_sumario_grande

La iglesia de El Paular, a 80 km al noroeste de Madrid, posee uno de los retablos más deslumbrantes de la imaginería gótica. Sobre una base de caliza se yergue esta pieza atribuida a tallistas genoveses pero asignada luego por expertos a artistas de la escuela burgalesa. La policromía y las figuras revelan un exquisito gusto; representan la infancia, vida, predicación y muerte de Jesús. Un gólgota encabeza el retablo rematado por un marco de yeso. La restauración atendió a las otrora polvorientas chambranas; en uno de los motivos que enmarcan se inspiró en el siglo XIX Luis Rosales para su obra historicista El testamento de Isabel la Católica.



Por Rafael Fraguas / Fotos: Santi Burgos / elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Luis Salvador Carmona 
 
.


San Isidro labrador de Luis Salvador Carmona



 22san_isidro_labrador

San Isidro labrador
Luis Salvador Carmona
Hacia 1752
Escultura en madera policromada / 1,27 m (sin peana)
Iglesia de Santa María del Castillo. Nueva Villa de las Torres (Valladolid)

Luis Salvador Carmona (1708-1767) abordó el tema de San Isidro labrador en varias ocasiones. En todas mantuvo la iconografía tradicional del santo, que se fija y populariza a raíz de su beatificación (1619) y posterior subida a los altares (1622), y que, a pesar del cambio de moda en la vestimenta, se mantiene casi sin variación durante el siglo XVIII, fechas en las que sus imágenes siguen teniendo gran acogida, coincidiendo también con la expedición de la bula de canonización por el papa Benedicto XIII (1724) y, en el mismo año, la remodelación de su ermita madrileña por el marqués de Valero. Siguiendo la tradición, se le representa en pie, barbado y con el pelo largo, vestido con la indumentaria propia de los labriegos de la época, compuesta por sayo abotonado ajustado al cuerpo y plegado en la falda, mangas anchas desde los hombros hasta los codos y polainas holgadas recogidas en las rodillas, adornado el cuello con lechuguilla y portando en la derecha la habitual aguijada de metal con la que habría hecho brotar la fuente que dio de beber a su amo Iván de Vargas, mientras que en la izquierda sostiene la reja de un arado de mano.

La escultura conservada en la localidad de Nueva Villa de las Torres fue asignada al artista en el año 2008 por la semejanza con otras obras suyas, como el San Isidro esculpido en piedra para decorar el Puente de Toledo de la capital cuando aún se encontraba en el taller de su maestro Juan Alonso Villabrille, o el tallado entre 1751 y 1752, esta vez en madera y acompañado de una talla de Santa María de la Cabeza y de un San Dámaso, para la recién creada Congregación de Seglares Naturales de Madrid, desaparecido en 1936 aunque conocido a través de testimonios gráficos. Pero, además, la gran calidad de la talla y la elegancia compositiva que muestra no sólo la señalan como un ejemplar magnífico y una de las esculturas más personales del maestro navarrés, sino que se trata de la mejor obra conservada de esta iconografía dentro de su extensa producción.

Alojada en su ubicación original en un pequeño retablo de la misma época, la escultura muestra una gran esbeltez potenciada por la delicadeza de su actitud, casi captado en un paso de baile, con los brazos despegados del cuerpo y la pierna izquierda adelantada y apoyada sobre un pequeño peñasco. Su cabeza está tallada con gran minuciosidad, marcándose de manera pormenorizada las arrugas de la frente y los ojos o cada mechón de la barba y del largo cabello, así como las venas de las manos, rasgos heredados por Carmona de su maestro Villabrille.

La falta de noticias documentales sobre la escultura impide precisar el momento de su realización así como la razón de su presencia en este templo, aunque las afinidades con el ejemplar que hizo Carmona para la citada Congregación de Naturales llevan a situar el San Isidro de Nueva Villa en fechas próximas a aquélla. Quizás tampoco sería improbable que estuviese vinculada a dicha Congregación, siendo donada a la parroquia vallisoletana por algún miembro con lazos en la localidad, no pudiendo asimismo dejar de lado el hecho de la cercanía de este lugar con Nava del Rey, patria del escultor.


Virginia Albarrán Martín
Universidad Complutense de Madrid
Publicado en febrero de 2014 / museoferias.net
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Luis Salvador Carmona 
 
5real_academia_de_bellas_artes_de_san_fernando_madrid

El domingo pasado tuve el placer de volver a visitar la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.


 cam01844

En este caso solo visité la exposición temporal 'El Triunfo de la imagen'. La entrada es gratuita. Lo malo es que no se pueden hacer fotos. Por tanto compré un magnífico libro por 20 euros, que bien los valen pues nos habla con gran conocimiento y descripciones de grandes obras recuperadas. Además contiene magníficas fotografías de los tesoros del arte sacro restaurados por la Comunidad de Madrid.


 cam01843

A continuación pongo un par de esculturas de Luis Salvador Carmona que formaban parte de la muestra.


 249

Luis Salvador Carmona - San José con el Niño. Hacia 1945 - 48.  Madera policromada, 161 x 89 x 60 cm. Iglesia de San José, Madrid.


 253

Luis Salvador Carmona - Santa María Magdalena. Hacia 1745 - 52. Madera policromada, 167 x 70 x 100 cm. Iglesia de Santa María Magdalena. Torrelaguna. Madrid.




 

Saludos
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events