Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff




Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Museo De San Marcos (Florencia, Italia)
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post Museo De San Marcos (Florencia, Italia) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al Museo de San Marcos de Florencia. Italia.

 04_1411717633_338634

El museo de San Marcos, está situado en un antiguo monasterio construido entre el 1437 y el 1452 por Michelozzo (arquitecto, al igual que Brunelleschi, muy estimado por los Médici), alberga frescos del Ghirlandaio y de Fra Bartolomé, y numerosas pinturas de sus sucesores. Las celdas de los dormitorios están ricamente decoradas con numerosos frescos del Fra Angélico –todavía Beato-, por no hablar de aquellas que pertenecían a Cósimo el Viejo, mayor exponente de la familia Médici, que pagó por la reconstrucción de la iglesia y del monasterio, parcialmente destruidas en el siglo XV. Para la decoración pictórica del convento fue llamado Fra Giovanni Da Fiesole.


 1sanmarcosinterior_grande

El Beato Angélico, capaz como ningún otro de darle forma al rigor de la doctrina de la orden dominica con obras como el Tabernáculo de los lineros (1433-1434), donde recoge la moralidad de Masaccio, rechazando su realismo, la Virgen en el trono y seis santos (1437-1440). La atracción principal del museo de San Marcos es el fresco de la Anunciación (1442), sobre la escalera que lleva a los dormitorios, símbolo de pureza, obediencia y fe.

De gran impacto es el ingreso de la biblioteca del convento dominico, encargado igualmente a Michelozzo, considerado uno de los mejores ejemplos de interior renacentista, con sus arcos soportados por estrechas columnas de capitel jónico.


 2antonio_francisco_gorio_museo_san_marcos

Antonio Francisco Gorio. Museo San Marcos

En conjunto, el edificio se presenta como un complejo de proporciones monumentales, con todas las características de sobriedad y elegancia de la arquitectura florentina del Renacimiento. La planta baja contiene, alrededor del claustro contiguo a la iglesia, los ambientes en los que se desarrollaba la vida comunitaria: el Albergue para peregrinos, adyacente a la entrada, la sala capitular, la Sala del Lavabo, el Refectorio y el espacio contiguo reservado a la cocina y a las dependencias dedicadas a los servicio; también hay un pequeño claustro del siglo XV, llamado Claustro de la Spesa, y un patio denominado Corte del Granero. Casi paralelamente a las obras de remodelación arquitectónica, el edificio se enriqueció con un extraordinario ciclo pictórico realizado por el Beato Angélico, quien residió y trabajó en el convento en 1387 y entre 1400 y 1455; Fra Angélico decoró las celdas (Anunciación y episodios de la vida de Jesús), los pasillos, el claustro y la sala capitular (Crucifixión).


 1fra_angelico_1431_el_juicio_final

El Juicio Final Fra Angélico. Museo del Convento de San Marco, Florencia

Las Colecciones. Algunas salas de la planta baja albergan una notable colección de retablos de Fra Angélico: en particular destacan un Juicio Final, el Tabernáculo de los Linaioli (los fabricantes de lino), una Deposición y las puertas del Armario de la Platería.


 1fra_bartolomeo_1472_1517_incluido_el_c_lebre_retrato_de_savonarola

Además, el Museo de San Marcos conserva algunas obras de Fra Bartolomeo (1472-1517), incluido el célebre retrato de Savonarola.


1biblioteca_de_san_marco

La biblioteca, la primera del Renacimiento abierta al público, conservaba los códices italianos, latinos y griegos que pertenecieron al humanista Niccoló Niccoli y que posteriormente pasaron a formar parte de la Biblioteca Laurenziana. Hoy la biblioteca conserva una importante colección de más de cien libros antifonarios miniados medievales y renacentistas provenientes de éste y de otros conventos confiscados.


 03_1411717607_704684

San Marcos alberga aún una comunidad dominica, habitando los monjes el claustro interno.


 011

Fra Angélico. Armario de la plata. 1450. Temple sobre tabla. Cada panel mide 38,5 x 37 cm. Museo de San Marcos. Florencia


 48_1411727039_486222

La obra de Fra Angelico se encuentra en los frescos de las paredes de las celdas y claustros del convento de San Marcos de Florencia

Las obras destacadas de este museo son, por lo tanto:

    - Fra Angelico: Descendimiento, Madonna dei Linaiuoli, Crucifixión y santos, Anunciación, La vida de Cristo, Virgen y santos.
    - Ghirlandaio: Última Cena


 1ghirlandaio_ltima_cena

Ghirlandaio Última Cena. Museo San Marcos. Venecia

Espero que a los amantes del arte que frecuenten esta sección del foro de xerbar os guste el trabajo dedicado al museo florentino de San Marcos.




 1museo_di_san_marco

Su web: http://www.firenzemusei.it/sanmarco/index.html




MUSEO DE SAN MARCOS


 1_021334565770

El Museo de San Marcos (Museo San Marco), que tiene su sede en la parte monumental de un antiguo convento dominico, se encuentra en la Piazza di San Marco de Florencia (Italia), cerca de la Galería de la Academia.


Historia. Cosme de Médicis el Viejo, cedió el convento y la iglesia de San Marcos a los "Domenicani osservanti" de Fiesole en 1436.

Fundado en el siglo XIII, del antiguo edificio quedan algunos vestigios y trazas de frescos. Como narra en sus Vidas Giorgio Vasari, Cosme Pater Patriae no escatimó energía ni dinero para llevar a cabo una reestructuración radical del edificio, encargada al arquitecto Michelozzo; al acabar las obras, en 1452, el convento de San Marcos fue uno de los más modernos, bellos y confortables de Italia.

El proyecto de Michelozzo se concretó en un amplio edificio de sobrio estilo renacentista, gracioso y elegante, caracterizado por amplias superficies y espacios regulares compartimentados con claridad.


 1biblioteca
 
La obra maestra del arquitecto fue la sala de la biblioteca, espaciosa sala con columnas, que se convirtió, durante la época de Lorenzo el Magnífico refugio privilegiado de humanistas, entre los que puede citarse a Angelo Poliziano y Pico della Mirandola, que aquí podían consultar libremente textos en latín y griego, en la primera "biblioteca pública" que existió en el mundo occidental.


 1convento_de_san_marcos

El Convento de San Marcos fue expropiado por vez primera en 1808, en la época napoleónica; se devolvió a los frailes dominicos después de la caída del emperador francés y durante la Restauración, el monasterio fue nuevamente confiscado por el Estado italiano en 1866, por un famoso R.D. del 7 de julio de 1866, que preveía la supresión de las órdenes religiosas.

Declarado bien monumental de importancia nacional, se abrió al público en 1869.

El convento de San Marcos es célebre, además de por sus obras de arte, por los numerosos personajes célebres que hospedó tras sus muros: san Antonino, fra' Girolamo Savonarola y sobre todo el fraile y pintor Giovanni da Fiesole, llamado Fra Angelico.


 1s_marco_chiostro_s_anton

Claustro de San Antonino (Chiostro di Sant'Antonino), convento de San Marcos. Florencia.



El Museo

Del claustro de San Antonino (Chiostro di Sant'Antonino), construido por Michelozzo antes de 1440 y con frescos realizados un siglo después por Bernardino Poccetti, se accede a las estancias que constituyen el complejo museístico de San Marcos. Aquí Fra Angelico pintó sobre la luneta de cada puerta un fresco. Las lunetas del claustro fueron varias veces pintadas al fresco a finales del Cinquecento y principios del siglo XVII por Bernardino Poccetti y otros artistas con escenas ilustrativas de la Vida y milagros de San Antonino.


 1anonimo_anunciacion_fresco

Anónimo Gótico-Renacentista del Siglo XV. Anunciación. Fresco. Museo de San Marcos. Florencia. Italia

La sala dell'Ospizio dei Pellegrini, esto es, el hospicio de peregrinos, donde se ofrecía hospitalidad a peregrinos y visitantes, se dedica a Fra Angelico y recoge muchas de sus más importantes pinturas sobre tabla, como el Descendimiento (h. 1435-1440), retablo pintado para la iglesia de Santa trinità, y la Madonna dei Linaioli, encargada por los linaiuoli (gremio de tejedores de lino) en 1433, en colaboración con Lorenzo Ghiberti.


 08_1411722610_371549

Fra Angélico. Crucifixión y santos, 1440, Convento-museo de san Marcos. Florencia. Italia

La Sala Capitular (Sala Capitolare) fue pintada al fresco con la compleja y alegórica Crucifixión y santos (Crocifissione) terminada en 1442, una verdadera obra maestra, durante cuya realización se dice que se emocionó hasta las lágrimas el propio pintor.


En el resto de las dependencias de la planta baja, entre las cuales estaba el Lavabo y dos refectorios, hay obras de los principales artistas del Quattrocento y del Cinquecento florentino: Domenico Ghirlandaio (Última Cena (Cenacolo) de 1482, una versión en escala reducida del Cenacolo di Ognissanti), Alesso Baldovinetti, Giovanni Antonio Sogliani y fra Bartolomeo.


 1ghirlandaio_ultima_cena_di_san_marco

Ghirlandaio: Última Cena (Cenáculo de San Marcos) El fresco de 400 × 800 cm., de Domenico Ghirlandaio con la representación de La Ultima Cena (h. 1488) decora el pequeño refectorio del convento dominico de San Marcos.

Domenico Ghirlandaio pintó la Última Cena en 1480 para el Convento de San Marcos en Florencia, su propia versión de "La Última Cena", la cual fue pintada 15 ó 16 años antes que la de da Vinci. Este fresco forma parte de la decoración del refrectorio del convento. Al igual que en la obra de Leonardo, cabe destacar que esta escena representa el momento en que Jesús anuncia a sus discípulos que uno de ellos va a traicionarle, momentos antes de la Eucaristía.


 1domenico_ghirlandaio_cenacolo_di_ognissanti_01

La composición de este fresco sigue los patrones de los relieves de la época romana, con las figuras todas de frente, unas al lado de las otras excepto Judas, que rompe la composición para darle relevancia. Judas se encuentra de espaldas al obsevador en actitud desafiante y enfrentado a Cristo, puesto que ha sido él el traidor. Por su parte, Cristo se encuentra en una posición de bendecir, con la mano derecha levantada. En la mesa descansa la cabeza de San Juan, el más joven, que apenado se recuesta.

El artista supo representar bien la perspectiva y la profundidad gracias a varios recursos como son el suelo con una composición geométrica y las cúpulas sobre pechinas. En el fondo de la pintura vemos simulada una ventana enorme, con naturaleza. Simboliza quizá el Monte de los Olivos.

Todos los animales que vemos tienen su simbología en el cristianismo y no es arbitraria su colocación en el cuadro. El pavo, por ejemplo, simboliza la eternidad; la paloma, el alma. El gato, aunque anteriormente fuera adorado -por ejemplo en la cultura egipcia- en el cristianismo pasó a convertirse en una figura oscura. Estaba relacionado con la traición, con lo maléfico.


El segundo refectorio recoge obras de la llamada "escuela de San marcos", constituida por alumnos de fray Bartolomeo.



 10_1411722911_653910

Fra Bartolommeo. Girolamo Savonarola. 1498. Tabla. 53 x 47 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Italia.

En la primera planta, donde está el bellísimo fresco de la ' Anunciación (Annunciazione) que acoge a los visitantes en lo alto de la escalera, están situadas las celdas de los monjes, con fresco de fra Angelico y alumnos con escenas que inspirasen los rezos de los monjes, sobre todo ligados a las escenas de la Pasión de Cristo. Al fondo del ala sur se encuentran las celdas que habitó Savonarola.


 11_1411722989_189065

Ejecución de Savonarola en la plaza de la Signoria. Anónimo Renacentista del Siglo XV. 1498. Tabla. Museo de San Marcos. Florencia. Italia.

También es parte del museo la antigua biblioteca construida en la primera planta por Michelozzo por voluntad de Cosme de Médici, con una airosa estructura bien iluminada que facilitase la lectura y el estudio. Aún hoy custodia una gran cantidad de preciosos códices miniados. La mayor parte de los libros más preciosos (muchos de la época de Cosme el Viejo) se ha transferido a la Biblioteca Laurenciana después de la supresión del convento a principios del siglo XIX. La biblioteca conventual custodia aún una colección de obras de teología y filosofía y comprende también una parte de la biblioteca de Giorgio La Pira.


 12_1411723092_673306

Gozzoli. Natividad. 1441. Fresco. 177 x 148 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Italia.


 20_1411723692_648087

Jacopo Vignali. Le Jeune Tobie et I'ange. 1623. Óleo sobre lienzo. 133 x 161 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Italia.


 09_1411722798_435554

Bartolomeo Caporali. La Vierge à l'Enfant, entourée de quatre anges. Temple sobre tabla. 79 x 55 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Italia.

En la Foresteria están reunidos numerosos restos pétreos provenientes de las demoliciones del siglo XIX del centro de Florencia y del ghetto, durante la época del "Risanamento" a caballo entre el siglo XIX y el XX.

San Marcos alberga aún una comunidad dominica, habitando los monjes el claustro interno.


 21_1411724414_148864

Biblioteca del convento de San Marcos (Florencia). Michelozzo Michelozzi. 1440. En esta obra de Michelozzo se aprecian algunos elementos de conservadurismo arquitectónico. Adapta el tipo de planta basilical de tres naves a una función distinta como es la de biblioteca. A pesar del empleo de columnas, éstas no siguen las proporciones clásicas. Los tirantes de hierro en las naves son un elemento que aparece también en pinturas de la época, como las de Fra Angélico.



FRA ANGÉLICO Y EL CONVENTO - MUSEO DE SAN MARCOS DE FLORENCIA


Fra Angélico (Guido di Pietro da Mugello). Italia. (1390-1455). Nació en el año 1400 en Vicchio (Toscana), siendo su verdadero nombre Guido di Pietro da Muguello.

En 1418 ingresó en un convento dominico en Fiesole y alrededor de 1425 se convirtió en fraile de la orden con el nombre de Giovanni da Fiesole.

Su obra combinó la elegancia decorativa del gótico con el estilo mas realista de otros maestros del renacimiento. Las expresiones de devoción en los rostros son muy logradas, así como la utilización del color que consigue dar mayor intensidad emotiva a la obra.

Su maestría en la creación de figuras monumentales, en la representación del movimiento y en la capacidad para crear planos de profundidad a través de una perspectiva lineal lo confirman como uno de los pintores mas importantes del primer renacimiento. Falleció el 18 de Marzo de 1455 en el convento dominico de Roma.


Las obras más numerosas y destacadas de Fra Angélico del Museo florentino de San Marcos son:


 1fra_angelico_en_san_marco_1411724525_976390

Fra Angélico. Armario de la plata. 1450. Temple sobre tabla. Cada panel 38,5 x 37 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Italia. 38,5 x 37 cm. Panel. Temple sobre tabla. La decoración de la puerta del relicario conocido como Armario de la plata, para la iglesia de la Santa Anunciación de Florencia, fue la última obra que conocemos de Fra Angelico. El tabernáculo estaba destinado a salvaguardar las donaciones que recibía la iglesia. El encargo se hizo hacia finales de 1448, siendo posiblemente su mecenas Pedro de Médicis. En principio, el antiguo proyecto tenía dos alas móviles aunque, finalmente, se realizó como una única tabla que se abría hacia arriba. Fra Angelico fue el destinatario del encargo y el que dio los modelos de las escenas, aunque la mayoría de las figuraciones están muy alejadas de su estilo arquetípico, lo que nos hace pensar en la colaboración amplia de su taller. Sabemos, incluso, que tres de las escenas las llevó a cabo Alessio Baldovinetti. De las tablas del relicario, que en principio formaban un conjunto de 41 escenas, se conservan únicamente 35. Comenzando con la escena de la Rueda mística de Ezequiel, Fra Angelico desarrolló los episodios más importante de la vida de Jesús. El último panel que cerraba la serie era el de la Coronación de María. El Armario de la plata desarrolla un estilo unitario, con gran profusión de detalles anecdóticos y una concepción espacial que sitúa en la época renacentista acontecimientos de la historia sagrada. Además de las diferentes fórmulas espaciales adoptadas para el Armario, el colorido es mucho más vivo y contrastado que las tonalidades armónicas de gama suave figuradas en los frescos para el convento de San Marcos. La última fase decorativa de San Marcos, el ala norte, fue realizada al tiempo que la puerta del relicario, lo que queda certificado al comprobar la similitud de las opciones de compositivas y la profusión de detalles narrativos en ambas obras. En las dos, la habilidad técnica de sus ayudantes desvirtúa un poco la concepción artística del monje pintor. Si la mística y mundo de contemplación de las mejores obras de San Marcos quedaba reducida en las escenas de las últimas celdas, la significación de este relicario se presenta aún más alejada en su aspecto devocional.


 22_1411725231_151849

Fra Angélico. La rueda mística. 1450. Detalle del Armario de la Plata. Temple sobre tabla. 38,5 x 37 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Italia. El Armario de la plata daba comienzo con esta interpretación simbólica del cielo, según el Libro de Ezequiel, uno de los cuatro profetas mayores del Antiguo Testamento. En el arco exterior de la Rueda mística figuran los profetas de los tiempos antiguos, que portan filacterias y están representados con los atributos habituales de la iconografía bíblica. En el círculo menor, también separados por las franjas donde se muestra su identificación, se presentan algunos apóstoles y evangelistas, recortados sus volúmenes sobre el fondo celeste, al contrario que la faja exterior, que exhibe detalles más naturalistas de formas vegetales. Fuera de la Rueda en llamas, la escena queda enmarcada en su base por Ezequiel, a la derecha, recostado y de movimiento sobrecogedor ante la visión mística. A la izquierda, San Gregorio, trasunto de la nueva Iglesia católica. En la parte de arriba, los pergaminos inscriben citas del Antiguo y Nuevo Testamento, siguiendo la distribución de las figuras de abajo, respectivamente. El lenguaje simbólico del libro del profeta se presenta en esta escena con el mismo carácter conceptual.


 23_1411724695_321780

Fra Angélico. Anunciación. 1450. Detalle del Armario de la Plata. Temple sobre tabla. Cada panel 38,5 x 37 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Renacimiento Italiano Correlativa a la visión alegórica de la Rueda mística de Ezequiel, en el Armario de la plata se presentaba esta Concepción de la Virgen, en la que Fra Angelico da una fórmula espacial distinta a la homónima de el Museo de El Prado o al fresco monumental de la Anunciación de San Marcos. El único punto en común se refiere al foco de luz, que aquí también parte de la izquierda. Las figuras se sitúan en primer plano, dejando vacío el eje estructural de la obra: la puerta que se abre a un patio en segundo término. Ambos protagonistas están recuadrados por una arcada de columnas corintias que fugan hacia el fondo siguiendo el efecto de profundidad. Los tiestos de flores, situados en los entablamentos de la construcción, continúan el desarrollo espacial. Al fondo, las copas de dos cipreses se recortan sobre el cielo, figurando en su centro la paloma del Espíritu Santo. Enmarcando la escena, dos rollos de pergamino explican el acontecimiento milagroso. Fra Angelico ha tenido en cuenta las reverberaciones del foco de luz y su proyección según la calidad de los elementos representados y los planos de profundidad. Junto al espacio creado, éste es el aspecto más destacado de la tabla. Mucho menos eficaz se presentan los tonos de color, de excesivo carácter decorativo, sobre todo en las franjas contrastadas de las alas del ángel.


 24natividad1450detalledelkr0

Fra Angélico. Natividad. 1450. Detalle del Armario de la Plata. Temple sobre tabla. 38,5 x 37 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Italia. El tema de la Natividad es uno de los menos representados por Fra Angelico de la historia sagrada. La escena del Armario de la plata guarda cierta relación con el fresco del mismo tema figurado en la celda 5 del convento dominico de San Marcos de Florencia, que pudo servir de referente compositivo. Pero la realización final de ambas obras corresponde a ayudantes del fraile pintor, que dio el modelo. El pesebre se presenta frontal al espectador, muy bien construido en su estructura. El centro compositivo, sobre el suelo, es la figura del Niño Jesús, al que Fra Angelico confiere un aura luminosa de fuerte intensidad. María y José, arrodillados, adoran al Hijo de Dios. Destaca en sus figuras el tratamiento de los pliegues, que dan volumetría y corporeidad. Al igual que el colorido, muy contrastado en los ropajes de San José, entre el vivo amarillo y el negro de su gorra. Al fondo, sobre la estructura de madera del pesebre, otro foco luminoso, en donde figura la estrella de Belén rodeada de ángeles. Destaca también el tratamiento detallista de algunos elementos, como la anecdótica figura de la vaca, las formas de la vegetación, o la presencia casi oculta de los pastores, a la izquierda del establo. No es muy frecuente encontrar elementos superficiales en las composiciones del beato Angélico. Pero eso determina, precisamente, la autoría de la obra, que pudiera ser de la mano de Benozzo Gozzoli, el discípulo más importante de Fra Angelico.


 28la_circuncisi_n_1450_detalle_del_armario_de_la_plata

Fra Angélico. La circuncisión. 1450. Detalle del Armario de la Plata. Temple sobre tabla. 38,5 x 37 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Italia. emple sobre tabla, 38,5 x 37 cm. Renacimiento Italiano Para el Armario de la plata, Fra Angelico proyectó 41 paneles que desarrollaban los episodios más importantes de la vida de Cristo. Si bien la concepción de las escenas son de mano del maestro, la realización última de las pinturas corresponde, con toda seguridad, a sus ayudantes. Una de las escenas más peculiares sobre la infancia de Jesús es esta Circuncisión. El episodio se ejemplifica en el primer plano de la composición. El núcleo central de los personajes, se sitúan delante del coro de una iglesia, que alcanza en su espacialidad grandes cotas de verosimilitud. Tras el arco que da comienzo al tramo de bóveda, sustentado por columnas de capiteles corintios en colores azulados, se desarrolla en perspectiva toda la nave, que termina, en el plano de fondo con el ábside de la iglesia, bañado por la potente luz que entra por sus muros horadados de ventanas. Así, la luz se distribuye ejemplarmente a lo largo de los planos de la composición, creando ella misma el espacio en profundidad. La escenografía creada por Fra Angelico no se corresponde con la verdad histórica. En este sentido, lo que trata de hacer el monje pintor es acercar a sus contemporáneos un momento determinado de la historia bíblica. Por eso, la mayoría de las escenas del Armario de la plata están muy determinadas por la creación de un espacio concreto. Por otra parte, entre las figuras del primer término, destaca la postura del Niño, con las piernas extendidas en forma de aspa, aspecto que luego será utilizado para la iconografía del martirio de San Andrés.


 34adoraci_n_de_los_magos_1450_detalle_del_armario_de_la_plata

Fra Angélico. Adoración de los Magos. 1450. Detalle del Armario de la Plata. Temple sobre tabla. 38,5 x 37 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Italia. Italiano Aunque Fra Angelico diera el boceto de todas las composiciones del Relicario de la plata, la Adoración de los Magos pudo estar ejecutada por alguno de sus discípulos. Fra Angelico repite el modelo escenificado en la predela del Tabernáculo de los lineros y en el banco de la Anunciación de Cortona, aunque la tabla del Armario de plata presenta una disposición de figuras casi amontonadas, debido a las reducidas dimensiones del panel. Si en las otras representaciones, la escena se leía fácilmente de izquierda a derecha, aquí Fra Angelico opta por una composición centralizada, donde la Virgen María con el Niño focaliza la imagen. Su figura se recorta rotunda sobre la oscuridad de la puerta del pesebre. El séquito de los reyes se sitúa a la izquierda del plano, mientras que en el otro lado, otro rey habla desenfadado con San José, que se presenta con las mismas vestiduras que en la Natividad. La escena está recorrida de detalles superfluos de carácter narrativo, como la figuración de las cabezas de los camellos al fondo en el ala izquierda, o la gorra de color negro de José, caída sobre los hombros. Al fondo se divisa las formas en miniatura de la ciudad, en medio de un paisaje abierto casi vacío.


 27la_matanza_de_los_inocentes

Fra Angélico. La matanza de los inocentes.. 1450. Detalle del Armario de la Plata. Temple sobre tabla. Cada panel 38,5 x 37 cm. Museo de San Marcos. Florencia. En pocas ocasiones Fra Angelico adoptó las formas dinámicas y los momentos más álgidos para la representación de un episodio dramático. Incluso en los martirios, los santos parecen esperar con serenidad su último destino. La obra que contemplamos, una de las tablas del Armario de la Plata, se escenifica en un primer plano muy cercano al espectador, a las afueras del palacio de Herodes, que contempla desde arriba la carga cruel de los soldados. Las expresiones de dolor de las madres con sus hijos degollados se repiten a lo largo de todo el friso. A la izquierda, los verdugos se avalanzan sobre las víctimas. Pero Fra Angelico utiliza también el color, muy contrastado incluso estridente, para conferir más potencia y dramatismo a la escena. La imagen es toda una amalgama de personajes, en donde las madres huyen hacia la derecha del cuadro y los soldados las persiguen en su camino, desde la izquierda. En el muro de pared del fondo, decorado con motivos de carácter clásico, Fra Angelico crea espacio con sus típicos tiestos de flores sobre la repisa del edificio. Aquí, llama la atención la desnudez de la planta trepadora, remitiendo a la estación del año en que se celebra el Día de los Santos Inocentes.


 30el_beso_de_judas_1450_detalle_del_armario_de_la_plata

Fra Angélico. El beso de Judas. 1450. Detalle del Armario de la Plata. Temple sobre tabla. Cada panel 38,5 x 37 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Fra Angelico se sirvió del modelo dado en una de las celdas del convento de San Marcos, para figurar este mismo motivo de la vida de Jesús. Centra la composición el beso traidor de Judas Iscariote, que aparece identificado con la aureola de color oscuro. A la derecha, el grupo de los apóstoles que estuvieron presentes en la traición: Santiago, Pedro y Juan, vestidos de la misma forma que en la imagen compañera de ésta en el Armario de la plata: La oración en el huerto de los olivos. A la izquierda, el grupo de soldados y dos sacerdotes, caídos en el suelo por la presencia de Jesús. En este caso, Fra Angelico sigue el Evangelio de San Juan, que recoge de esta manera la delación de Judas. Así, el fraile pintor utiliza el libro sagrado para figurar en primer término a un personaje tumbado en el suelo, con la antorcha en la mano y en postura de gran torsión, creando cierto espacio de comienzo. El artista vuelve a representar la escena en un paisaje naturalista de meticuloso tratamiento. Como en la Oración en el huerto, la gradación de luz continúa los planos de profundidad. Al igual que los restantes episodios del Armario de la plata, el episodio viene explicado por dos rollos de pergamino que recuadran la escena por arriba y en su base.


 32crucifixi_n_1450_detalle_del_armario_de_la_plata

Fra Angélico. Crucifixión. 1450. Detalle del Armario de la Plata. Temple sobre tabla. 38,5 x 37 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Italia. De fuerte contenido narrativo, esta Crucifixión destaca por su deseo de fidelidad a la historia sagrada y por la constitución de un espacio en profundidad bien constituido, que deja toda la fuerza expresiva a los grupos que informan el suceso de la Muerte de Cristo. El eje composicional está constituido por el Crucificado en el madero, al que flanquean las cruces del buen y del mal ladrón. En la figura del Cristo muerto Fra Angelico muestra sus conocimientos de anatomía y su habilidad pictórica para expresar las calidades de las telas: de extremosa transparencia es el paño de pureza que cubre el cuerpo de Cristo. En el lado del buen ladrón, se sitúan, en primer término, un grupo de figuras de santos que asisten a la desconsolada María; del lado de Gestas, a la derecha, unos soldados en diferentes planos de profundidad y posturas, que ayudan a la sensación espacial. Si en la Crucifixión del altar mayor de San Marcos se escenificaba el episodio ambientado en un fondo neutro, Fra Angelico coloca en esta ocasión el suceso en un marco naturalista al aire libre, en donde la orografía del terreno se presenta vacía de elementos y detalles. En todas las escenas que figuran en el Armario de la plata, Fra Angelico se esforzó por situar convenientemente las acciones en un lugar que determinara su mejor ejemplificación. El episodio de la Crucifixión destaca precisamente por el correlato entre el motivo representado y el espacio que ocupa.


 26la_venida_del_esp_ritu_santo

Fra Angélico. La venida del Espíritu Santo. 1450. Detalle del Armario de la Plata. Temple sobre tabla. 38,5 x 37 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Italia. El boceto que Fra Angelico confeccionó para el Armario de la plata, y que ejecutó posiblemente uno de sus ayudantes, presentaba la dificultad de figurar, en una misma escena, dos sucesos simultáneos en un contexto espacial diferente. El día siguiente al Domingo de Resurrección, los apóstoles y otros santos estaban reunidos en la habitación de una casa. Fue entonces cuando del cielo bajaron lenguas de fuego, el Espíritu Santo, que les confirieron el don de lenguas para transmitir la doctrina de Dios. En la parte superior de la obra está representada la Pentecostés, centrando el grupo de seguidores de Cristo la figura aureolada de María. En sus flancos, los cabezas de los santos recibiendo el Espíritu Santo, y la reacción reflejada en sus rostros. En el primer plano, ante la puerta de la casa, diferentes figuras de lugares distintos expresan su sorpresa al oír hablar en su lengua a los que figuran en la parte superior, en el interior de la casa. La solución espacial no consigue claramente su cometido, dando como resultado una escena de difícil lectura. Lo más sobresaliente de la obra es el juego de luces y sombras, según el grado de profundidad y el espacio en el que incide el foco de luz, diferenciando así a los sorprendidos extranjeros del acontecimiento milagroso de la venida del Espíritu Santo.


 29el_escarnio_de_jesucristo_1450_detalle_del_armario_de_la_plata

Fra Angélico. El escarnio de Jesucristo. 1450. Detalle del Armario de la Plata. Temple sobre tabla. 38,5 x 37 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Italia. Fra Angelico construyó una auténtica caja espacial muy sumaria para la representación del Escarnio de Cristo. Tomando como modelo el fresco, en unos anterior, de la celda 7 del convento de San Marcos de Florencia, ha materializado los elementos que escarnecen a Jesús con los cuerpos de unos personajes que se recortan perfectamente sobre las paredes de color unitario donde transcurren los hechos. Si en aquél la fuerza expresiva estaba determinada por los colores chirriantes y los símbolos representados, en el del Armario de la plata, los rasgos narrativos de los protagonistas no hacen perder credibilidad a la escena. La iconografía de Cristo es la misma que en san Marcos, aunque el trono del Redentor se sitúa ahora más retrasado, casi al final del espacio en profundidad que ha creado Fra Angelico. Los planos delanteros han sido llenados en sus extremos por unos verdugos que conversan y el saludo burlón de uno de ellos, a la derecha, y la puerta horadada a la izquierda, sobre la que se sitúa una mujer desconocida, que mira hacia el foco argumental de la obra. El espacio del Cristo escarnecido se mantiene libre de obstáculos, con lo que la visión se dirige directamente al motivo central. Fra Angelico ha configurado un lugar creíble, un contexto espacial para servir de marco al episodio representado, cosa que viene amplificada por el colorido de la obra, que integra en cierto modo a los personajes y no confiere un carácter irreal a la representación, como en el fresco de San Marcos.


 25lamentoporcristomuertovv8
 
Fra Angélico. Lamento por Cristo muerto. 1450. Detalle del Armario de la Plata. Temple sobre tabla. 38,5 x 37 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Italia. El lamento por el Cristo muerto es una de las escenas mejor confeccionadas de todas las que decoran el Armario de la plata. En primer término yace el cuerpo sin vida de Jesús, envuelto en el sudario, de calidades ejemplares. A su alrededor se distribuyen el resto de figuras. María Magdalena besa la mano del Redentor, mientras que María mira a su hijo desconsolada, cuya expresión es significativa del momento de dolor que figura la escena. San Juan evangelista se sitúa al lado de la cabeza de Cristo. Mientras, José de Arimatea coge el sudario que envuelve a Cristo, para su posterior entierro. Otras figuras de expresiones bien caracterizadas completan el núcleo central de la representación, formando una estructura piramidal. Más allá, a la derecha, el sepulcro está listo para albergar el cuerpo de Cristo. Por la parte izquierda, un camino de árboles apenas esbozado nos lleva al último plano de la escena, donde figuran las murallas de la ciudad de Jerusalén. Fra Angelico ha lograda un contexto muy preciso donde se desarrolla el episodio de la historia sagrada. Ha utilizado una correcta disposición de las figuras, unos colores muy armónicos aunque contrastados y una luz que se degrada y ensombrece según su incidencia. Fra Angelico ha compuesto una escena de estructura claramente legible, aun los elementos anecdóticos que aparecen, aunque éstos ejemplifican y simbolizan con mayor fuerza lo representado: en el primer plano del suelo, el más cercano al rollo de pergamino de la base, sobre un paño blanco se sitúan los clavos y la corona de espinas, como una metonimia de todo el episodio narrado.


 33juicio_final_1450_detalle_del_armario_de_la_plata

Fra Angélico. Juicio final. 1450. Detalle del Armario de la Plata. Temple sobre tabla. 38,5 x 37 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Italia


 35oraci_n_en_el_huerto_de_los_olivos

Fra Angélico. La oración en el huerto de los olivos. 1450. Detalle del Armario de la Plata. Temple sobre tabla. Cada panel 38,5 x 37 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Italia.

El modelo empleado para la representación de la escena del Huerto de los olivos la tomó Fra Angelico del fresco de la celda número 34 del convento dominico de San Marcos de Florencia. Pero en la figurada para el Armario de la plata la composición se presenta más accesible al espectador, sin los complicados niveles espacial que presentaba el modelo anterior. Además, Fra Angelico ha eliminado aquí al grupo de la Virgen y Marta, dejando todo el protagonismo para el sueño de San Juan, San Pedro y Santiago que, en diferentes posturas, crean el núcleo estructural de la obra. El motivo del diálogo entre el ángel y Cristo vuelve a quedar relegado al último plano de la pintura, en medio de un paisaje donde llama la atención la amplitud del ambiente y el tratamiento detallado de flores y plantas. El marco natural se pierde en la lejanía, con una línea de horizonte que deja poco espacio para la representación del cielo nocturno. En contrapartida a la habilidad narrativa de la historia, la aparición del ángel está representada de forma poco creíble pero, sobre todo, Jesús, que parece desconectado del paisaje que lo acoge. Su figura queda recortada del contexto, con unos ribetes dorados que rodean su volumen. Parece más una solución propia de los balbuceos del Trecento que de las innovaciones formales del primer Renacimiento.


 36las_santas_mujeres_en_el_sepulcro

Fra Angélico. Las Santas mujeres en el sepulcro. 1450. Detalle del Armario de la Plata. Temple sobre tabla. Cada panel 38,5 x 37 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Italia.

Fra Angelico figura en esta tabla del Armario de la plata el suceso que tuvo lugar el Domingo de Resurrección, cuando las santas mujeres acuden al sepulcro para ungir el cuerpo de Cristo y sólo encuentran a un ángel que les anuncia la resurrección del Salvador. La obra está focalizada en la puerta del sepulcro, con la presencia del ángel, sentado en la tumba vacía, recuadrado sobre la oscuridad de la cueva. Flanqueando su marco se sitúan una mujer a la izquierda, que mira hacia el interior y, a la derecha, el resto de las santas mujeres, que se disponen en diagonal abriendo el ángulo de visión del contemplador. Muestran rostros de sorpresa e incredulidad y, alguna de ellas, se sitúa de espaldas, como es habitual en multitud de composiciones de Fra Angelico. En ese término que ocupan las mujeres, el fraile pintor coloca la losa de piedra de la entrada al sepulcro, para simular de nuevo espacialidad. Por otra parte, la obra ofrece un tratamiento casi de miniaturista en algunas partes de la escena, por ejemplo en la hierba y flores del suelo, en las copas de los árboles que figura o en la profusión y efectismo luminoso de los pliegues de las túnicas. A diferencia de la representación del mismo tema en un fresco del Convento de San Marcos, el de la celda 8, aquí no aparece el Resucitado explícitamente: son las palmeras que flanquean la entrada del sepulcro las que aluden, simbólicamente, a la presencia de Dios y su Triunfo sobre la muerte.


 18_1411723438_947058

Fra Angélico. Última Cena. 1450. Fresco. 186 x 234 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Italia. La Última cena que decora una de las celdas del lado norte del convento de San Marcos, es una de las configuraciones más peculiares de Fra Angelico. La escena está focalizada en la figura de Cristo, que reparte el pan y el vino entre los apóstoles. Ocho de ellos se sitúan sentados por detrás de la mesa en esquina, recortándose perfectamente sus figuras sobre el paño de fondo, de tonalidades de marrón mucho más fuertes que el resto de la pared. Todos ellos están aureolados y claramente caracterizados y, mientras algunos conversan entre ellos, otros rinden pleitesía a su maestro. Por delante de la mesa se sitúan los taburetes vacíos de los cuatro apóstoles que, de rodillas, ocupan un plano más cercano al espectador, a la derecha. De este grupo se destaca la figura del traidor, Judas Iscariote, con su nariz aguileña y una aureola de color oscuro que identifica su traición. En muy primer término, cerrando la composición por la izquierda, María, que no estuvo en la Última cena, contempla la escena con las manos en posición orante y de rodillas. Al fondo, el color claro de la pared, con dos ventanas y una puerta excavadas, amplificando el espacio, quedan perfectamente confeccionadas, entre la techumbre plana del edificio y las sombras que el proyecta el arco decorativo de la celda donde se sitúa el episodio.


 08_1411722590_266765

Fra Angélico. Crucifixión y santos, 1440, Convento-museo de san Marcos. Florencia. Italia

La Sala Capitular (Sala Capitolare) fue pintada al fresco con la compleja y alegórica Crucifixión y santos (Crocifissione) terminada en 1442, una verdadera obra maestra, durante cuya realización se dice que se emocionó hasta las lágrimas el propio pintor.


 05_1411721145_942071

Fra Angelico. Deposition (Pala di Santa Trinita, detail) Tempera on wood, 176 x 185 cm. Museo di San Marco, Florence


 06_1411722004_330429

Fra Angelico. Madonna with the Child, Saints and Crucifixion. 1438-1440. Tempera on wood, 220 x 227 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Italia

 07_1411722075_577220

Fra Angelico. The Naming of St. John the Baptist. 1434-1435. Tempera on panel, 260 x 240 cm. Museo di San Marco, Florence


 07fra_angelico_la_curaci_n_de_justiniano_retablo_de_san_marco_1438_1440

Fra Angelico. La curación de Justiniano (Retablo de San Marco, 1438-1440), Museo de San Marco, Florencia


 13_1411723164_778876

Fra Angelico. Virgen de las Sombras. 1450. Fresco y temple. 193 x 273 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Italia.


 14_1411723229_178640

Fra Angelico. Virgen de la Estrella. 1434. Temple sobre tabla. 84 x 51 cm. (total). 60 x 30 cm. (pintura). Museo de San Marcos. Florencia. Italia.


 15_1411723275_498125

Fra Angelico. Virgen con el niño. Tabla central del Tabernáculo de los lineros. 1433. Temple sobre tabla. 233 x 133 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Italia.


 16_1411723319_214540

Fra Angelico. Virgen con el niño. 1428-1430. Parte central del Tríptico de la cartuja del Galluzo. Temple sobre tabla. 189 x 81 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Italia.


 19_1411723507_946834

Fra Angelico. Tríptico de la cartuja del Galluzo. 1428-1430. Temple sobre tabla. 170 x 79 cm. (cada tabla). Museo de San Marcos. Florencia. Italia.


 31descendimiento_de_la_cruz_pala_de_santa_trinidad_1432_temple_sobre_tabla_176_x_185_cm_museo_de_san_marcos_florencia_italia

Fra Angelico. Descendimiento de la Cruz. Pala de Santa Trinidad. 1432. Temple sobre tabla. 176 x 185 cm. Museo de San Marcos. Florencia. Italia


 17_1411723396_717555

Fra Angelico. Un ángel salva a Cosme y Damián de morir ahogados. Predela del Retablo de Annalena. Temple sobre tabla. 20 x 22 cm (cada panel). Museo de San Marcos. Florencia. Italia.


 49_1411728270_594858

 52_1411728294_960970

 51_1411728350_524043

Convento de San Marcos de Florencia, Italia.



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el extenso trabajo recopilatorio del Museo italiano de San Marcos de Florencia. Un lugar donde rebosa el arte, con obras maestras de grandes maestros como Fra Angelico, Domenico Ghirlandaio, Fra Bartolomeo, entre otros y las reliquias de Savonarola.


Fuentes y agradecimientos: es.wikipedia.org, pintura.aut.org, parroquiaicm.wordpress.com, florence-tickets.com, artehistoria.jcyl.es, epdlp.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Friday, 26 September 2014, 11:46; edited 5 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo De San Marcos (Florencia, Italia) 
 
Gracias J.Luis otro gran museo para nuestra galería.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educación hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
 
xerbar Send private message Visit poster's website
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Museo De San Marcos (Florencia, Italia) 
 
Eso es xerbar, un museo más para representar en nuestra galería, pero con unas obras impresionantes, especialmente del fraile pintor Fra Angélico, que es uno de mis pintores preferidos.



 


Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events