Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Monasterio De La Encarnación (Madrid)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Monasterio De La Encarnación (Madrid) 
 
Este trabajo está dedicado al Real Monasterio de la Encarnación de Madrid. Está situado en la Plaza de la Encarnación. Zona centro entre Ópera y Santo Domingo.

Los Reyes Felipe III y Margarita de Austria fundan este monasterio muy próximo al Alcázar de Madrid, encomendando su construcción a los arquitectos Fray Alberto de la Madre de Dios y Juan Gómez de la Mora. La madre Mariana de San José fue la fundadora espiritual del Convento. Este Real Monasterio está habitado por la misma orden de agustinas recoletas desde su fundación.


 5_real_monasterio_de_la_encarnacin_1

Real Monasterio de la Encarnación. Madrid (1611–1616). Arquitectos: Juan Gómez de Mora (1586–h.1648) y Fray Alberto de la Madre de Dios (1575–1635). La iglesia es obra posterior de Ventura Rodríguez (1717–1785) entre 1755 y 1767.


 vista_de_la_nave_de_la_iglesia_del_monasterio_de_la_encarnaci_n_de_madrid_al_fondo_la_anunciaci_n_lienzo_en_el_retablo_mayor_obra_de_vicente_carducho

Vista de la nave de la iglesia del Monasterio de la Encarnación de Madrid. Al fondo 'La Anunciación', lienzo en el retablo mayor, obra de Vicente Carducho.

En su interior destacan interesantes cuadros de la Escuela madrileña del SXVII, la espléndida imaginería religiosa y el relicario de los SXVII y XVIII.


 01_1481716344_829299

Estancia donde se guardan las más de 700 reliquias de la Encarnación.

Espero que la información e imágenes que he recogido sde este templo español sean de vuestro interés, y en lo posible contribuya en su divulgación.






Real Monasterio de la Encarnación


 0monasterio_encarnacion

El Real Monasterio de la Encarnación es un convento de monjas agustinas recoletas ubicado en Madrid (España). La institución, a la que pertenecieron damas de la alta nobleza, fue fundada por la reina Margarita de Austria, esposa de Felipe III, a comienzos del siglo XVII. Debido a los frescos y tallas que alberga es, junto con las Descalzas Reales, uno de los templos más destacados de la ciudad.

El arquitecto del edificio fue fray Alberto de la Madre de Dios, quien lo edificó entre 1611 y 1616. La fachada, que responde a un modelo de inspiración de estilo herreriano, de gran austeridad, creó escuela y fue imitada por otros templos españoles.


 0real_monasterio_de_la_encarnaci_n_madrid_02

Real Monasterio de la Encarnación de Madrid. Nave central de la iglesia.

En la iglesia se conservan sendos relicarios que se dice contienen la sangre de San Genaro y de San Pantaleón; ésta última (según cuenta la tradición) se licua todos los años el día del santo, el 27 de julio.

En la clausura antigua está organizado un museo que depende del Patrimonio Nacional y que se puede visitar.



Historia

La gran impulsora de la creación del monasterio fue la reina Margarita, razón por la cual el monasterio era conocido entre la gente de la ciudad como las Margaritas. La historia cuenta que el motivo de la construcción fue perpetuar el recuerdo y la conmemoración de un hecho histórico: la ordenanza hecha por el rey Felipe III, su esposo, de la expulsión de los moriscos que aun quedaban en Madrid.


 0margarita_de_austria

Margarita de Austria. Real Monasterio de la Encarnación. Margarita de Austria-Estiria (Graz, Austria, 25 de diciembre de 1584 – El Escorial, 3 de octubre de 1611) fue reina consorte de España y Portugal (1599-1611) por su matrimonio con el rey Felipe III.

La reina Margarita, conservaba buenas relaciones con las religiosas descalzas de San Agustín de la ciudad de Valladolid, donde había vivido cerca de seis años, y desde allí hizo venir a la que sería la primera priora del monasterio, la madre Mariana de San José, en compañía de Francisca de San Ambrosio (hermana de la marquesa de Pozas), Catalina de la Encarnación e Isabel de la Cruz. Estas monjas habitaron en un principio en el monasterio de Santa Isabel a la espera de la construcción de la nueva casa. Poco tiempo después entró en la comunidad la primera novicia, Aldonza de Zúñiga, hija de los condes de Miranda y ahijada de los reyes, quienes para celebrar este acontecimiento hicieron donación a la priora de un gran vaso de ágata con adornos de rubíes y oro que sería empleado para el Santísimo Sacramento.


 felipe_iii_de_austria

Felipe III de Austria (o Habsburgo) Rey de España, Portugal, Nápoles, Sicilia y Cerdeña, Duque de Milán, Duque titular de Borgoña (Madrid, 14 de abril de 1578 — ibid. 31 de marzo de 1621), llamado El Piadoso, rey de España y Portugal[1] desde el 13 de septiembre de 1598 hasta su muerte. Era hijo y sucesor de Felipe II y de Ana de Austria (1549-1580). En 1598 contrajo matrimonio con la archiduquesa Margarita de Austria-Estiria, hija del archiduque Carlos II de Estiria y de María Ana de Baviera, nieta del emperador Fernando I. Su reinado supuso una transición entre el apogeo de Carlos I y Felipe II y la decadencia que representarían Felipe IV y Carlos II.

Felipe III, fue aficionado al teatro, a la pintura y, sobre todo, a la caza, delegó los asuntos de gobierno en manos de su valido, el duque de Lerma, el cual, a su vez, delegó en su valido personal Rodrigo Calderón; por influencia del duque, la corte española se trasladó temporalmente a Valladolid (1601), volviendo luego a Madrid (1606). Murió en Madrid, el 31 de marzo de 1621, a causa de fiebres y erisipela. Bajo su reinado la Monarquía Hispánica alcanzó su mayor hegemonía imperial y mayor expansión territorial, consecuencia denominada como Pax Hispánica. Aunque el imperio llegaría a alcanzar su cenit durante el reinado de Carlos III, en torno al año 1790.


 0_2_1463421640_923634

El edificio del Real Monasterio de la Encarnación, se construyó en el lugar que ocuparon las casas de los marqueses de Pozas, a quienes el rey se las compró, debido a su cercanía al Real Alcázar, ya que así los reyes podían entrar directamente a la iglesia mediante un pasadizo existente. Este pasadizo fue construido por deseo de la reina para no causar molestias, ya que visitaba frecuentemente el monasterio. En su interior tenía varias salas con cuadros. El rey colocó la primera piedra del monasterio, acto que se hizo con gran solemnidad y bajo la bendición del cardenal arzobispo de Toledo Bernardo de Rojas y Sandoval. Meses más tarde, el 3 de octubre de 1611, murió la reina sin haber visto terminada esta obra en la que tuvo tanto empeño.


 real_monasterio_de_la_encarnacion

El 2 de julio de 1616, día de la Visitación, fue inaugurado el monasterio de la Encarnación y su iglesia, con gran magnificencia y con fiesta durante toda la jornada. Todo el trayecto real, desde la desaparecida casa del Tesoro (junto al alcázar, hoy calle de Bailén y parte de la plaza de Oriente) hasta el nuevo monasterio, se adornó con ricas tapicerías. El rey entró en la casa del Tesoro a las seis de la tarde, acompañado de la familia real y de la corte. En la procesión se agregaron los clérigos y religiosos. El Patriarca de las Indias, Diego de Guzmán, más los obispos y arzobispos acompañaron al Santísimo Sacramento. Por la noche hubo gran festejo con fuegos y luminarias. Al día siguiente los reyes fueron a comer al convento. La fiesta continuó hasta el día 6 en que se celebraron las exequias de la reina Margarita.

Antes de que le alcanzara la muerte, la reina Margarita se había encargado de escribir cartas con peticiones para el convento, y así fue como llegaron de diversos puntos de España y del extranjero grandes y suntuosos regalos y donativos. La reina había hecho donación de un regalo insólito, cuyo significado aun no aciertan a descubrir los historiadores: la cama donde había nacido su hijo, el futuro rey Felipe IV.

Las monjas de este convento fueron favorecidas con los derechos de unas primacías sobre unas minas de plata descubiertas por entonces. Pero el dinero obtenido debían emplearlo en mandar hacer un arca artística especial para mantener oculto el Santísimo Sacramento el día de Jueves Santo.


 0real_monasterio_de_la_encarnaci_n_madrid

Real Monasterio de la Encarnación. Altar mayor

Durante los siglos XVIII y XIX continúa la historia del monasterio, llena de anécdotas. Así por ejemplo, se sabe que Manuel Godoy, primer Ministro de Carlos IV, acudía todos los días a la misa de la iglesia del monasterio dando un paseo desde su residencia, el palacio de Floridablanca (actual Ministerio de Marina). Cuando José Bonaparte residió en Madrid en calidad de rey apareció un día en la verja del monasterio un gato ahorcado con un escrito: Si no lías pronto el hato, / te verás como este gato.


 1encarnacion

Monasterio de la Encarnación. Madrid

En el siglo XIX el religioso y compositor madrileño Lorenzo Román Nielfa fue profesor de música en el convento, dejando a su muerte como legado para la Encarnación su biblioteca musical, que contiene obras de maestros de los siglos XVI y XVII.


 0madrid_real_monasterio_de_la_encarnaci_n_estatua_de_lope_de_vega

 0_3madrid_de_los_austrias_8_728

Estatua de Lope de Vega frene al Real Monasterio de la Encarnación. Madrid

El monasterio fue abierto al público en 1965. En los años setenta se instaló en la plaza exterior de la iglesia una estatua de Lope de Vega obra de Mateo Inurria.



El edificio


 0_9_real_monasterio_de_la_encarnaci_n_madrid_01

El autor de la iglesia y de la parte conventual fue el arquitecto de la corte fray Alberto de la Madre de Dios. De este arquitecto se conserva la fachada principal original, con las trazas realizadas en orden dórico. La portada en el compás, o patio exterior, de la iglesia muestra los escudos de la reina Margarita y un relieve de la Asunción en mármol, obra del escultor catalán Antonio de Riera. La iglesia tiene planta de cruz latina.


 0_real_monasterio_de_la_encarnacion_cupola

Real Monasterio de la Encarnación. Cúpula de la iglesia

En el siglo XVIII fue reformado el interior de la iglesia por Ventura Rodríguez, quien se encargó de su revestimiento, junto con otros pintores y escultores neoclásicos, con nuevos retablos y varios lienzos importantes. La parte arquitectónica está labrada en jaspes, mármoles y bronces dorados. A lo largo de toda la nave pueden verse una serie de lienzos con el tema de la vida de San Agustín que se complementan con los frescos de la bóveda de la capilla mayor, obra de Francisco Bayeu.


 0real_monasterio_de_la_encarnacion_altar_1463423020_558228

Anunciación de Vicente Carducho. Figura central del retablo mayor de la Iglesia del Real Monasterio de la Encarnación de Madrid

En el centro del retablo mayor puede verse una Anunciación de Vicente Carducho, enmarcada por sendos pares de columnas corintias, y a ambos lados las imágenes de San Agustín y su madre Santa Mónica, de Gregorio Fernández.


 10la_anunciaci_n_lienzo_en_el_retablo_mayor_obra_de_vicente_carducho_1463471967_655599

Tabernáculo (Sagrario donde se guarda el copón con las hostias consagrada), es obra de Ventura Rodríguez. Iglesia del Real Monasterio de la Encarnación de Madrid. El tabernáculo es una obra maestra de Ventura Rodríguez. Las estatuitas de los Santos Doctores que lo adornan son obra de Isidro Carnicero, lo mismo que el relieve del Salvador que tiene la puertecita.



Algunas obras


 10la_anunciaci_n_de_vicente_carducho_monasterio_de_la_encarnaci_n_madrid

La Anunciación. Monasterio de la Encarnación. (Madrid). Oleo sobre tabla. Autor: Vicenzo Carducci o Vicente Carducho (Florencia; 1576 ó 1578 - Madrid; 1638); pintor de origen italiano, cuya actividad profesional la desarrolla en España. El uso del óleo sobre tabla continuaba siendo una práctica relativamente frecuente entre los pintores españoles, pese a la difusión que había alcanzado un material más barato como era el lienzo. Así, Vicente Carducho empleó la tabla para pintar esta Anunciación del Ángel a María que adorna el retablo del Monasterio de la Encarnación. La obra posee los rasgos de la Escuela madrileña del Barroco del siglo XVII.


 10la_anunciaci_n_de_vicente_carducho_monasterio_de_la_encarnaci_n_madrid_1463471651_578556

La escena es de compleja composición, dividiendo la misma entre la parte terrenal donde María recibe al ángel, y la parte celeste donde se arremolinan multitud de angelotes que rodean a Dios Padre. Como nexo de unión aparece el Espíritu Santo, que en forma de paloma se dirige hacia María. Carducho emplea con gran habilidad sus pinceles para tratar los bellos ropajes del ángel, cuajados de hilos dorados y pedrería. La vara de azucenas que ofrece a la joven simboliza la virginidad de la misma.


 11lienzo_de_san_agust_n

Real Monasterio de la Encarnación. Lienzo de San Agustín


 02_1481716364_503882

Una de las reliquias del Real Monasterio de la Encarnación de Madrid


 0_3real_monasterio_de_la_encarnaci_n2

Real Monasterio de la Encarnación de Madrid. Fachada principal.



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al Real Monasterio de la Encarnación de Madrid.


Fuentes y agradecimientos: es.wikipedia.org, trivago.com, panoramio.com, viendomadrid.com, artehistoria.com, cvcervantes, geocities.com, flickr.com, elpais.com, nosolometro.blogspot.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Miercoles, 14 Diciembre 2016, 12:56; editado 4 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Monasterio De La Encarnación (Madrid) 
 
Gracias J.Luis bonito el interior de este Monasterio de la Encarnación y su cúpula.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educaci�n hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
[b]
 
xerbar - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Monasterio De La Encarnación (Madrid) 
 
Gracias xerbar, la verdad que sí es un monasterio con mucha historia y con una iglesia de mucha importancia, ubicada en el mismo centro de la capital.


 


Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Monasterio De La Encarnación (Madrid) 
 
Hola Jose Luis:
Me parece fenomenal lo que has escrito.
Me parece muy interesante el retrato que incorporas de fray alberto de la Madre de Dios, uno de los arquitectos más importantes del Barroco.
Estoy realizando un estudio sobre este arquitecto y me gustaría saber dónde se encuentra el retrato o si podría conseguir una foto del mismo.
Un saludo
 



 
Jos Luis Garcia - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Monasterio De La Encarnación (Madrid) 
 
Hola José Luis García: acabo de ver tu mensaje. He estado revisando las fuentes citadas de donde obtuve la imagen y no la encuentro, al menos ya no está la imagen del monje en cuestión. Ahora no te sabría decirte la fuente de donde obtuve la imagen, salvo que fuese de alguna fuente que se me olvidara citar, o alguna de la cuales haya retirado la foto. No obstante he estado echando un vistazo en Internet y no he vuelto a localizar la imagen, aunque si hay mucha información de fray Alberto de la Madre de Dios.

Te deseo suerte con tu trabajo


 

Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Monasterio De La Encarnación (Madrid) 
 
José Luis García, por si te interesa el compañero del foro Matías, me ha hecho llegar la siguiente información:



Dos famosos arquitectos Carmelitas Descalzos

 
Hay carmelitas que viviendo una vida entregada y santa, incluso con fama de virtudes y santidad han pasado a la historia también por sus cualidades naturales. Pocos conocidos son para muchos los nombres de Fr. Alberto de la Madre de Dios y de fr. José de la Encarnación, dos carmelitas descalzos, ambos legos y arquitectos, que conforme pasan los años crece el reconocimiento de su talento y obra.


Fray Alberto de la Madre de Dios (Santander, Cantabria, 1575 - 1635) hasta hace pocos años considerado como un simple aparejador; en la actualidad, gracias a los constantes descubrimientos documentales, está reconocido como uno de los arquitectos españoles más importantes del siglo XVII y el introductor de las primeras formas barrocas en Castilla. En 1606 figura ya como tracista oficial de la orden carmelita en la obra del convento de Medina de Rioseco, cuando contaba con tan sólo 31 años, lo que fue el inicio de su brillante carrera. Este cargo le obligaba a llevar muchas obras a la vez, lo que no le permitía permanecer demasiado tiempo en cada una, salvo el necesario para trazar o acomodar la traza, moderar, supervisar, aconsejar o tasar obras, siempre encargadas a otros maestros profesionales no religiosos. Por eso no todas las obras fueron terminadas con la misma calidad, lo que dependía de la habilidad de sus directores y de la bonanza económica de los clientes.

A partir de 1610, el prestigio de fray Alberto creció considerablemente, cuando los Generales de su Orden le encargaron un edificio Real, el Monasterio de la Encarnación de Madrid, fundado por la reina Margarita de Austria en 1610. Su fachada, fue calificada por Bonet Correa como “el tipo más castizo de fachada de iglesia española, el correlato de los que para Italia y Europa es la fachada del Gesu de Roma, por el Vignola”. Con la máxima sencillez arquitectónica fray Alberto logró crear una fachada realmente bella que sirvió de modelo durante décadas.

En esos años su actividad es portentosa, trazando obras en el claustro de los Padres Carmelitas de Caravaca y en el Santuario de la Vera Cruz; en Salamanca, Madrid, Uceda, Lerma, Burgos, Alcalá de Herrares, Huete, Cuenca, Toro, Viso del Marqués, Valdemoro, Ocaña, Guadalajara y Pastrana donde murió el 27 diciembre de 1635. En el libro becerro de este monasterio se le denomina como "uno de los más acertados y eminentes arquitectos de España" y que murió "en opinión de santidad". Según el profesor Chueca Goitia, fray Alberto es "el iniciador de las nuevas formas barrocas en Castilla".

En esos momentos fray Alberto estaba considerado como el arquitecto más importante del momento, y una vez muerto Francisco de Mora, el carmelita quedó al frente del resto de obras reales, hasta que en 1616 Juan Gómez de Mora tomó la iniciativa.

Fr. José de la Concepción conocido como “El tracista”, nació en Valls (Cataluña) el año 1626 y, por los libros de vestición y profesión de la Orden del Carmen, sabemos que se llamaba Fuster de apellido, que tomó el hábito en el convento de Mataró a los 25 años de edad y profesó al siguiente. Su formación debió de ser autodidacta, mediante el estudio de tratados de arquitectura, además de sus dotes naturales y la observación.

Su fama se extendió rápidamente por toda Cataluña y luego por el resto de España. En 1663, el virrey, marques de Castel-Rodrigo, le confió la delicada labor de convertir la antigua Ala dels Draps en Palacio del Virrey; y el año 1670, cuando la villa de Esparraguera pensó erigir un suntuoso retablo con la intervención y el asesoramiento de los mejores artistas de Cataluña, fue convocado también «Fray Josep de la Concepció, Carmelita descals tenido por uno de los mayores oficiales del Principado de Cataluña pero de toda España como lo han demostrado sus obras tan insignes y alabadas trazas que continuamente hace», según se anotó en el Llibre de comptes de fabrica del refaule de dicha villa.

En la producción arquitectónica de nuestro fraile arquitecto conocemos además de la obra civil citada los conventos de san José de Enguera (Valencia), Nuestra Señora de Gracia de Barcelona, San Jerónimo en Vic, el proyecto de la nueva catedral de Vic; Nuestra Señora del Milagro en Tortosa, Santa Teresa en Balaguer, San Hermengildo en Madrid, el Carmelo de las monjas de Reus, Iglesias de Torelló y Tárrega, y la fachada de la Catedral de Gerona, entre otras obras.

Con lo dicho, creo que justo el apreciar la personalidad artística de estos arquitectos, que cultivaron con preferencia la arquitectura religiosa, pero intervinieron también en obras notables de arquitectura civil. Artistas en el mundo, religiosos y hombres de Dios. Seria de desear un estudio más detenido de su labor, para valorar sus méritos de estas figuras eminentes de nuestra arquitectura del siglo XVII.



 

Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Monasterio De La Encarnación (Madrid) 
 
La habitación de los huesos sagrados

El monasterio de la Encarnación pone en valor su relicario cuya historia narra Patrimonio Nacional en un libro



 01_1481716344_829299
 
Estancia donde se guardan las más de 700 reliquias de la Encarnación. / SANTI BURGOS

Madrid es un cofre lleno de sorpresas. Una de las mejores guardadas se esconde, en el monasterio de la Encarnación. Trece religiosas agustinas recoletas custodian allí —y son herederas— un curioso legado artístico. El conjunto conventual, joya del barroco, fue obra del arquitecto Juan Gómez de Mora en 1611; quien recibió el encargo de edificarlo del pío rey Felipe III y de su esposa, Margarita de Austria-Estiria. Desde entonces, el monasterio, que posee 7.140 obras de arte, exhibe lienzos surgidos de los pinceles de Vicente Carducho, José de Ribera, Carreño de Miranda o Bernardino Luini. Además, en sus bajos, en una cripta, atesora una de las mejores colecciones de reliquias de santos de Europa.

A inventariar, estudiar y exhibir esta colección de restos sacros (dedos, craneos, sangre...) se ha dedicado Leticia Sánchez Hernández, conservadora de Patrimonio Nacional. La institución estatal ha convocado con ella a sus mejores especialistas: Pilar Benito; Carmen García-Frías; María Jesús Herrero; Fernando A. Martín y, también, al veterano Gabriel Moya Valgañón. Este equipo, uno de los más completos que quepa reunir en el panorama de la conservación y la restauración españolas en maderas, textiles y metales, es el autor del libro El relicario del Real Monasterio de La Encarnación de Madrid, editado por Fernando Villaverde y presentado la semana pasada en el convento madrileño, cuando se cumplen 400 años de la creación del Patronato Real que, desde entonces, lo rige.

Hasta 740 restos óseos u otros vestigios de santos y santas desde el siglo XVI al XIX ocupan la lipsanoteca o relicario, una espaciosa sala en la zona posterior del altar mayor del templo agustino, en sus correspondientes estuches. Estos fueron labrados en maderas nobles, metales preciosos, marfiles, cristales, nácares o corales.


 02_1481716364_503882

Una de las reliquias de la Encarnación. / Santi Burgos

Así, junto a la ampolla que contiene la sangre del nicomedio San Pantaleón, que se muestra allí licuada una vez al año, se puede contemplar un recipiente plateado en forma de corazón que contiene un omoplato y un paño de Santo Tomás de Villanueva. No lejos de un arcón bellamente esmaltado, donde Leticia Sánchez, coordinadora del libro gestado a partir de 2011, halló, “con honda emoción”, un texto manuscrito inédito de Teresa de Jesús, cinco siglos después de su nacimiento en Ávila.

Ante la mirada del visitante, y cerca de excelsas tallas de imagineros como Gregorio Fernández o Pedro de Mena, otras vitrinas muestran todo tipo de formatos ornamentados, en ocasiones de pedrería, para albergar desde brazos semi-huecos, que contienen cúbitos o radios, hasta cascos bruñidos diseñados para alojar cráneos o urnas y arquetas de noble hechura capaces de recibir osamentas completas.

Desde el siglo V se veneran los vestigios de personas de santidad y beatitud, si bien la Iglesia católica ha sido cauta a la hora de autentificarlas y otorgarles carisma, como señala el vicario Joaquín Martín Abad. Prueba de ello es que de las más de setecientas inventariadas en el monasterio de la Encarnación, tan, solo 32 reliquias gozan de valor canónico para la Iglesia.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
No puede publicar eventos en el calendario