Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
SALA (Emilio Sala Francés)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje SALA (Emilio Sala Francés) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al pintor alicantino Emilio Sala Francés. Fue maestro de Joaquín Sorolla.


 0emilio_sala_de_kaulak

Emilio Sala Francés retratado por Kaulak

Se trasladó a Valencia siendo aún muy niño, donde desarrolló sus tempranas dotes artísticas junto a su primo y tutor el pintor Plácido Francés, en la Academia de San Carlos, donde éste era profesor.

Ya en Madrid sintió gran admiración por las obras de Velázquez y Rosales.

En 1871 participó por primera vez en las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes, obteniendo siempre en estos certámenes un gran éxito que culminó con las primeras medallas conseguidas en 1878 y 1881.

Desde 1890, se aleja de la pintura de historia, dedicándose a la pintura de género, al paisaje y a la ilustración. Muchas ilustraciones y cuadros suyos se reprodujeron en "Blanco y Negro", ilustrando además alguno de los "Episodios Nacionales" de Pérez Galdós. Destacó en el género del retrato, muy influido en su obra madura por el gusto parisino de fin de siglo.

En Madrid intervino en las decoraciones para los Palacios de Anglada y de Mazarredo, decorando los techos del desaparecido Café de Fornos y de la Cantina Americana.

Nombrado individuo de mérito de la Academia de Bellas Artes de Roma, se estableció en la capital francesa con una beca de la Academia de San Fernando, obteniendo una segunda medalla en la Universal de París de 1889.

En 1891 fue galardonado con la medalla de Oro de la Exposición de Berlín, premiado con la Cruz de San Miguel de Munich en 1885 y la Gran Cruz de la orden de Isabel la Católica en la Exposición Universal de 1899.

En 1906 se crea para él, en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando la cátedra de "Teoría y Estética del Color", que desempeña hasta su muerte, acaecida el 14 de abril de 1910, cuando trabajaba en los murales destinados al Casino de Madrid.


 0emilio_sala_franc_s_en_su_estudio_de_par_s

Emilio Sala Francés en su estudio de París.

Espero que la recopilación de información e imágenes que he recogido sea de vuestro interés y sirva para divulgar la obra de este excelente pintor, hoy en día muy olvidado.





 0retrato_de_emilio_sala_realizado_por_j_j_aranda

Retrato de Emilio Sala realizado por J. J. Aranda.




Algunas obras


Emilio Sala Francés en el Museo Carmen Thyssen Málaga


Emilio Sala Francés (Alcoy, 1850 - Madrid, 1914) nació en Alcoy en 1850, hijo de Concha Francés Sempere y de Pedro Sala Arenas. En 1851 la familia se trasladó a vivir a Valencia, para hacerse cargo de un comercio llamado La Villa de París, situado en la calle de Zaragoza, donde se vendían artículos de lujo e importación.

En 1861 Sala empezó a tomar clases particulares con su primo el pintor Plácido Francés, catedrático de Dibujo del Antiguo y Natural de la Escuela de Bellas Artes de San Carlos de Valencia. En 1864 se matriculó, ya formalmente, en la Escuela, e inició clases particulares con Salustiano Asenjo. En la Escuela de San Carlos permaneció hasta el curso 1870-1871. En este año fue por primera vez a Madrid para visitar el Museo del Prado, donde consta documentalmente que trabajó como copista.

También en 1871 presentó su primera obra a la Exposición Nacional, La prisión del príncipe de Viana, con este lienzo gano una segunda medalla. Como consecuencia de este éxito estableció temporalmente su residencia en Madrid, durante este año, y con carácter definitivo a partir de año siguiente.

En Madrid vivió desde 1871 hasta 1885. Durante estos años se introdujo en los círculos cultos y aristocráticos de Madrid. Trabajó fundamentalmente realizando retratos y decoraciones murales para miembros de las finanzas, la aristocracia y la familia real. Decoró el palacio de Manzanedo, el palacio Anglada, el café Fornos, el Lion d’Or y la Cantina americana.

A la Exposición Nacional de 1878 presentó Guillem de Vinatea, delante de Alfonso IV haciéndole revocar un contrafuero, junto a una serie de bocetos para decorar la Cantina americana propiedad de Ramón Guerrero, padre de la actriz María Guerrero. En esta exposición consiguió una medalla de oro.

Junto a estas obras continuó su actividad como retratista. A la Exposición Nacional de 1881 presentó el Retrato de la señorita H.J. y Retrato de la marquesa de Coquilla. Y en 1882 realizó el Retrato de la infanta doña Paz, que, por tratarse de un miembro de la familia real provocó el interés general y un gran número de referencias críticas.

El prestigio alcanzado en estos años hizo que se pensara en Sala para realizar la decoración de San Francisco el Grande, pero una serie de intrigas abortaron el proyecto. También fracasó en su opción a una vacante de profesor en la Escuela de Artes y Oficios. Todo ello le decidió a salir de Madrid e instalarse en Roma. En 1885 optó a una pensión como académico de mérito en la Academia de España en Roma, que le fue concedida. En este momento la Academia estaba dirigida por Palmaroli. Sala tomó posesión del puesto el 1 de octubre de este año, y aunque debía permanecer en Roma hasta el 1 de noviembre de 1888, el 31 de marzo de 1887 Palmaroli le concedió una licencia temporal para instalarse en París, que se convirtió en definitiva. En París permaneció hasta 1896.

En 1889 presentó a la Exposition Universelle de París La Expulsión de los moriscos; con ella consiguió una segunda medalla en un momento en que la pintura de historia había dejado de interesar al público y a la crítica francesa. En 1891 este cuadro fue presentado a la Exposición Universal de Berlín donde consiguió una medalla de oro.

Se tienen pocas noticias de estos años. Se sabe que contrajo matrimonio con Eugenia Bernard de la que tuvo a su única hija Marcela. En el aspecto profesional hay noticias de la decoración del «techo para el comedor del palacio de un opulento y riquísimo yankee», para el que pintó diversas alegorías del pan, el vino, la carne y el pescado. Y, sobre todo, realizó un importante número de pinturas de pequeño formato, con el tema básico de la figura femenina en un ambiente de moda o en jardines al aire libre.

Pero durante su estancia en París, Sala empezó a interesarse por las investigaciones sobre la luz y el color que llevaban algunos pintores contemporáneos, así como sobre los textos científicos más extendidos en la época. Allí se formó el estilo que definió la personalidad de Sala.

A su regreso a Madrid se dedicó preferentemente a la ilustración gráfica, a escribir tratados técnicos y teóricos y a la docencia. En 1896 publicó en La Ilustración Española y Americana un artículo titulado «La desecación en la pintura», y en 1906 publicó su famoso tratado sobre Gramática del color. Pintó también el techo del palacio de la infanta Isabel, en la calle Quintana, con el tema de Las Horas, que tuvo una gran repercusión crítica, y fue comentado entre otros por el poeta Juan Ramón Jiménez.

Pese a todo, Sala seguía siendo mal recibido en círculos académicos. En 1906 optó a una vacante de académico de número para la Academia de San Fernando y fue rechazado en favor de Menéndez Pidal. Quizás como compensación se creó, para él, la cátedra de Teoría, Estética del Color y Procedimientos Pictóricos, de la que tomó posesión el 24 de enero de 1907.

En la Exposición Regional de Valencia de 1910 se intentó rendir un pequeño homenaje al pintor, que moría el 14 de abril de este mismo año 1910, en Madrid, de una angina de pecho.


 14_emilio_sala_franc_s_girl_with_flowers

La chica de las flores. 1906. Óleo sobre lienzo, 28.2 x 35.5 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga.

Tras alcanzar cierto éxito realizando retratos y decoraciones murales en Madrid, Sala decidió optar, en 1885, a una vacante para pensionado de mérito en la Accademia di Spagna en Roma, en ese momento dirigida por Palmaroli. Tomó posesión del puesto el 1 de octubre de ese mismo año, y debía permanecer en Roma hasta el 1 de noviembre de 1888, teniendo la posibilidad de disfrutar de un mes de prórroga. Sin embargo, el 31 de marzo de 1887 Palmaroli concedió a Sala una licencia temporal para instalarse en París, que se convirtió en definitiva. En París permaneció hasta 1896, fecha en que se instaló en Madrid, aunque posiblemente seguía manteniendo contactos con París.

De hecho, desde el punto de vista temático y técnico, La chica de las flores está muy estrechamente relacionada con el tipo de obras que Francisco Domingo realizó en París. El tema de figuras femeninas en entornos naturales o jardines tiene precedentes en la obra de Domingo, y más concretamente entre 1888 y 1893, como Modernista de antaño, Concierto en el bosque o Columpio entre flores. Todas ellas coinciden en la anécdota circunstancial, centrada en escenas de figuras en un jardín o bosque. Un recurso para integrar a las figuras en un medio natural, luminoso y claro, que, sin renunciar a los criterios estéticos tradicionales, atraían la atención del público francés de la época.

En estas obras, además, Sala utiliza el tema central que será constante a lo largo de su carrera: la mujer. Quizás como consecuencia de su insatisfactoria vida privada, las mujeres –niñas, adultas o ancianas; refinadas o vulgares– son con frecuencia el asunto principal en torno al cual desarrolló una intensa investigación técnica y cromática. La chica de las flores también se puede relacionar con En el jardín, que Sala presentó a la Exposición del Círculo de Bellas Artes de 1898. Pero desde un punto de vista técnico, La chica de las flores es mucho más avanzada que las obras citadas. Ésta es una rápida impresión de color al aire libre. En ella enfatiza la disolución de la forma bajo una luz intensa de mediodía dando en el rostro de la joven. Sala utiliza este tema como vehículo de investigación para ejemplificar sus teorías cromáticas que sintetizaría en la Gramática del color, un libro que sería publicado precisamente en el mismo año de 1906. También, como hacía Sorolla por estas mismas fechas, Sala consigue mantener en esta pintura un cierto equilibrio entre la solidez de los objetos y su inmersión en una atmósfera fuertemente iluminada y coloreada.

El propio Sala explicaba en la Gramática del color cómo podía alcanzarse este objetivo: «Todo el secreto se reduce a lo que en música es conocido como transporte, que es cuidar de que los intervalos de tono a tono, sean iguales entre la copia y el original, aunque el punto de partida sea más alto o más bajo».

Utiliza una gama cromática básica, frecuente también en las pinturas de Sorolla: amarillos, blancos y azules; que Sala enriquece con una variada paleta de verdes y toques de salmón y rojo. Como también ocurre en muchas pinturas de Sorolla, la pincelada es de factura desigual y rápida.

Toma como elemento compositivo básico el rostro de la joven. En torno a él se crea una espiral formada por el brazo que enmarca la cabeza y la mano que sostiene el ramillete; prolongado con el seto de verdura que forma una especie de aureola en torno a la figura. En el centro de esta espiral los rasgos del rostro se desdibujan y deforman bajo el intenso claroscuro formado por la luz del sol y la sombra proyectada por el brazo levantado.

La aplicación de sus propias investigaciones cromáticas y la influencia de la pintura francesa en obras como La chica de las flores no siempre fue bien entendida por la crítica. En 1893 Augusto Comas y Blanco ya había censurado que «Sala [...] malgasta sus excepcionales condiciones, sin evidente beneficio para su personalidad, por empeñarse en interpretar la realidad con todos los prejuicios que necesaria y fatalmente surgen cuando se va a copiar el natural con el conocimiento previo de cómo debe ser interpretado», y añadía: «Debiera preocuparse del pernicioso influjo que sobre él ejerce el arte francés contemporáneo [...] y por eso no veo sin cierta pena, la prolongada e innecesaria permanencia de Sala en París». Pero fue sobre todo a partir de su muerte en 1910 cuando las críticas se recrudecieron. En la necrológica del pintor, el crítico Rafael Domènech insistía en estos aspectos negativos: «Emilio Sala tenía verdadero temperamento de artista; pero [...] llevaba en sí cierto espíritu analítico e ideológico, que por no ser debidamente cultivado, cualitativa y cuantitativamente, fue un elemento negativo, pudiendo haber sido positivo». Un año después todavía el pintor Aureliano de Beruete afirmaba: «En 1884 salió de España y no volvió en algunos años. Estuvo primero en Roma, después en París. Esta ausencia no fue ventajosa para su producción».


 15mu_eca_abandonada

Muñeca abandonada. Emilio Sala Francés. Óleo sobre lienzo, 33,2 x 19 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga.

 Muñeca abandonada se inserta en la larga serie de pinturas de Emilio Sala que tiene por tema básico la inclusión de la figura humana en un entorno de jardín. Con este asunto, seguía una moda cultural que impulsó a grupos de pintores de la segunda mitad del siglo XIX a desarrollar escenas al aire libre en un entorno de naturaleza domesticada y hogareña. Se hicieron habituales las escenas de juegos, reuniones, paseos o descanso en pequeños jardines domésticos, así como la tipología de las clases medias y burguesas que podían disfrutar de estos ambientes. Estos temas se convirtieron en objetivo de interés preferente para artistas franceses del último cuarto del siglo XIX y de aquellos, procedentes del resto de Europa, que acudían a París buscando novedades temáticas y diferentes enfoques técnicos y visuales. Posiblemente Muñeca abandonada fue realizado entre 1887-1896, fechas en que Sala se instala en París, donde trabaja y desde donde viaja con frecuencia a España para presentar sus obras a las exposiciones nacionales. En París, Sala se casó y tuvo a su única hija, Marcela, que podría ser la niña que posa en la pintura. La peculiar tipología del jardín representado –pérgola emparrada, maceta con geranios– evidencia que se trata de un jardín valenciano, y se justificaría por los frecuentes viajes de Sala a Valencia. Viajes de los que se tiene constancia a través de la prensa local y de la correspondencia mantenida con algunos amigos valencianos, como el pintor Ignacio Pinazo.

Por otro lado, Sala insiste en esta obra en un aspecto constante de su producción: la mujer como tema central; en este caso una niña que ha abandonado en el suelo a su muñeca. Es un tema anecdótico, relacionable con otros temas de niñas como Escena de coqueteo prematuro y La íntima amiga. Este último, de nuevo, con la anécdota de la niña y su muñeca.

Sala destacó desde un principio por su preferencia hacia los temas de ambientes al aire libre con mujeres o niñas en jardines, propuestos por los pintores rechazados e independientes de París. El asunto es una encantadora escena de jardín valenciano. Una figura de niña ensimismada, con un ramo de flores, se presenta sentada en los escalones que conducen a una pérgola con un ramo de flores en el regazo y la muñeca que da título al cuadro a sus pies. La niña está enmarcada por el enorme emparrado de la pérgola que ocupa la mitad superior del lienzo. En primer plano una maceta de geranios realiza el contrapunto a la figura de muñeca y pone énfasis en el estudio de jardín al aire libre del tema. En esta pintura, Sala utiliza una gama cromática reducida, basada en diferentes matices de verde intenso. La pincelada es de factura amplia y rápida. Toma como contrapunto cromático el vestido blanco de la niña que centra la composición, al fondo de la cual se desarrolla el espeso túnel de la pérgola, el énfasis puesto en el tratamiento del emparrado desvanece el interés por las cuestiones temáticas concretas. Cada uno de los temas: la niña, las flores, la muñeca, la maceta, los elementos arquitectónicos de la pérgola, el espacio oscuro del fondo, sirven como soportes receptores de la luz ambiental, y el contraste respecto a las zonas en penumbra y las iluminadas. Sobre estos aspectos el crítico Balsa de la Vega afirmaba que «la originalidad es en Sala una obsesión; no una obsesión adquirida por el empeño de destacarse sino porque le seduce el contraste de los colores y los efectos de luz».



Otras obras


 1expulsi_n_de_los_jud_os

Expuslión de los judíos. En 1483 el dominico fray Tomás de Torquemada fue nombrado primer inquisidor General. En el óleo de Emilio Sala Francés (1889), en el Museo de Bellas Artes de Granada, el inquisidor General Torquemada, ofrece a los Reyes Católicos el Edipto de expulsión de los judíos de España para su firma. Esta obra quizá sea la más conocida de Emilio Sala Francés.


 0boceto_para_la_decoraci_n_del_sal_n_de_fiestas_del_casino_de_madrid

Boceto para la decoración del salón de fiestas del casino de Madrid. Obra de Emilio Sala Francés


 0mar_a_guerrero_ni_a

María Guerrero, niña. Obra de Emilio Sala Francés


 0muchacha_en_un_paisaje

Muchacha en un paisaje. Óleo sobre tela. 100 x 73 cm. Obra de Emilio Sala Francés


 0retrato_de_do_a_ana_col_n_de_perinat

Retrato de doña Ana Colín de Perinat. 1874. Museo de Bellas Artes. Valencia. Obra de Emilio Sala Francés


 12retrato_de_antonio_cortina_por_emilio_sala

Retrato de Antonio Cortina. 1871. Óleo sobre tabla, 22x14 cm. Obra de Emilio Sala Francés


 2retrato_de_fidel_melgames

Retrato de Fidel Melgames. Obra de Emilio Sala Francés


 4carta_de_amor_por_emilio_sala_franc_s

Carta de amor. Obra de Emilio Sala Francés


 5mar_a_pic_n_y_pardi_as_con_capota_blanca

María Picón y Pardiñas con capota blanca. Obra de Emilio Sala Francés


 6perfil_femenino

Perfil femenino. Obra de Emilio Sala Francés


 32cabeza_de_una_mujer

Cabeza de una mujer. Obra de Emilio Sala Francés


 7joven_con_gato

Joven con gato. Obra de Emilio Sala Francés


 8retrato_de_ni_a

Retrato de niña. Obra de Emilio Sala Francés


 9el_culumpio

El Culumpio. Obra de Emilio Sala Francés


 10alegoria

Alegoría. Obra de Emilio Sala Francés


 3escena_familiar

Escena familiar. Obra de Emilio Sala Francés


 11caballo

Caballo. Obra de Emilio Sala Francés


 21retrato_de_se_ora_emilio_sala

"Portrait of a lady". Museo del Prado, Madrid. Obra de Emilio Sala Francés


 28emilio_sala_frances_primavera

Primavera. Óleo sobre cartón pegado a tablero, 66 x 47 cm. Obra de Emilio Sala Francés


 29emilio_sala_francc3a9s_cabez_de_mujer

Cabeza de mujer  1881 Óleo sobre lienzo, 52 x 43 cm. Obra de Emilio Sala Francés


 26dama_con_gato_negro

Dama con gato negro. Obra de Emilio Sala Francés


 24retrato_de_alfonso_xiii_emilio_sala_franc_s

Retrato del rey Alfonso XIII de España, vestido con uniforme de gala de capitán general. Se encuentra en una colección particular de Madrid. Obra de Emilio Sala Francés


 hermanos_lvarez_quintero_seraf_n_y_joaqu_n

Hermanos Álvarez Quintero (Serafín y Joaquín). 1908. Obra de Emilio Sala Francés


 13bodeg_de_fruites_1867_emili_sala_franc_s_museu_de_belles_arts_de_val_ncia

Bodegó de fruites, 1867, Emili Sala Francés. Museu de Belles Arts de València, oli sobre llenç, 29 x 47 cm. Obra de Emilio Sala Francés


 16esb_s_de_paisatge_emili_sala_franc_s_museu_de_belles_arts_de_val_ncia

Esbós de paisatge, oli sobre taula, 33 x 19 cm. Museu de Belles Arts de València. Obra de Emilio Sala Francés


 17_1418315838_105714

Florista, signat a l'angle inferior dret: "Emilio Sala", oli sobre llenç, 39 x 25 cm. Museu de Belles Arts de València. Obra de Emilio Sala Francés


 18la_filadora_emili_sala_franc_s_museu_de_la_ciutat_de_val_ncia_1418316136_574999

La filadora,c. 1880 - 1900, oli sobre taula, 19,5 x 15 cm. Museu de la Ciutat de València. Obra de Emilio Sala Francés


 22retrat_d_un_personatge_mascul_desconegut_emili_sala_franc_s_museu_de_belles_arts_de_val_ncia

Retrat d'un personatge masculí desconegut, oli sobre llenç, 74 x 60.2 cm. Museu de Belles Arts de València. Obra de Emilio Sala Francés


 23retrat_de_jove_emili_sala_franc_s_museu_de_belles_arts_de_val_ncia

Retrat de jove, 1886, Signat: "Emilio Sala. Roma. 86", oli sobre llenç, 100 x 60.8 cm. Museu de Belles Arts de València. Obra de Emilio Sala Francés


 19la_primavera_de_emilio_sala_franc_s_interior_of_the_palau_del_marqu_s_de_dos_aig_es_fumoir_01

La Primavera de Emilio Sala Francés - Interior of the Palau del Marqués de Dos Aigües - Fumoir. Obra de Emilio Sala Francés


 20_ramon_casas_mnac_emili_sala_027256_d_006405

Retrato de Ramon Casas i Carbó - Museu Nacional d'Art de Catalunya, Barcelona. Obra de Emilio Sala Francés


 33emilio_sala_fraces_dama_en_el_gabinete

En el gabinete (Firmado en el ángulo inferior izquierdo: “Emilio Sala”) Óleo sobre lienzo, 150 x 87 cm. Obra de Emilio Sala Francés

Emilio Sala nació en Alcoy en 1850, trasladándose la familia un año después a vivir Valencia. En la Academia de San Carlos recibe clases de su primo Plácido Francés y de Salustiano Asenjo. Allí permaneció hasta el curso 1870-1871. Este último año presentó a la Exposición Nacional de Madrid el lienzo titulado La prisión del príncipe de Viana, por el que gana la segunda medalla. Desde 1871 hasta 1885 fija su residencia en Madrid. Su actividad se centró sobre todo en la realización de retratos y decoraciones murales de residencias, café y cantinas. En 1885 marcha a la Academia de España en Roma como pensionado. En 188’consigue una segunda medalla en la Exposición Universal de París por su obra La expulsión de los moriscos. Presentado este mismo lienzo dos años después en la Exposición Universal de Berlín logra una medalla de oro. Aunque en 1907 opta a una vacante de académico de número para la Academia de San Fernando, es rechazado. No obstante se crea para él la Cátedra de ‘Teoría, Estética del Color y Procedimientos pictóricos”.

Sala es por derecho propio una de las figuras capitales del arte español de la segunda mitad del siglo XIX. Destacó sobre todo por su habilidad excepcional como colorista. Tanto por esto como por su pincelada suelta y rápida es, en parte, heredero de la pintura de Mariano Fortuny, sin olvidar el contacto con el arte de su paisano Francisco Domingo con quien coincide en París. Dama en el gabinete es un magnífico ejemplo de uno de los temas artísticos por los que siempre mostró especial predilección: la figura femenina.

La que nos ocupa responde a la tipología de modelo burgués. Sala la ha representado de cuerpo entero, pero haciendo visible el entorno espacial, en una estancia ambientada con numerosos objetos realizados con una técnica en la que la jugosidad del color es su principal protagonista. La gama cromática resulta de una gran riqueza, haciéndose perceptible al mismo tiempo un especial toque ligero alejado de la minuciosidad preciosista de otros autores contemporáneos y que constituye uno de sus principales logros. Su paleta se enriquece con toques de granate, verde, amarillo, azul, rosa y negro como colores dominantes. Un aire cosmopolita y elegante envuelve a la modelo.posiblemente una joven esposa acaso embarazada cuya postura recatada no oculta un rostro delicado, casi nostálgico, que mira a cierta distancia al espectador.


 30emilio_sala_frances_alegoria_de_la_musica

Alegoría de la Música (Firmado en el ángulo inferior derecho: “E. Sala”). Óleo sobre lienzo, 180’5 x 216 cm. Obra de Emilio Sala Francés.

Se trata de una obra acabada, desde luego no de un boceto, que debió de formar parte del techo de algún palacio. A este tipo de composición de inspiración clásica se dedicó Emilio Sala especialmente durante su estancia madrileña, aunque también lo hizo en París, por lo que es posible que el presente trabajo se llevara a cabo entre 1875 y1885. De este asunto eran las decoraciones que pintó, por ejemplo, para los palacios de Anglada y Manzanedo, así como los techos del Café Fomos y de la Cantina Americana, recinto este último que abrió el padre de la actriz María Guerrero en la carrera de San Jerónimo.

Sala nos ofrece una recreación del mundo de la antigüedad clásica con este admirable ejemplo de la Alegoría de la Música. Su factura está resuelta con ese estilo ligero y vaporoso que hace resaltar una luminosa paleta, referente esencial del arte de

Sala. La escena está dominada por la presencia de una mujer, seguramente una musa, envuelta en una masa de nubes y en la que se deja ver un cielo de tonos blancos, azules y grises. Una larga trompeta y un gramófono son los objetos que en el cuadro aparecen asociados a la figura mitológica, dando una interpretación libre, desde el punto de vista iconográfico, a esta musa protectora de una de las artes liberales. De medio cuerpo asoma por entre una nube un niño -Cupido- que sujeta un instrumento de cuerda. La belleza de ambas figuras tiene mucho que ver con la visión sensual y hedonista que el mundo clásico se preocupó de transmitir. Pese al predominio del color no se oculta, por lo que hace al tratamiento de los personajes, un dibujo delicado y detalles, como el rostro de la mujer, de gran realismo.


 31_alegor_a_de_las_letras_obra_de_emilio_sala_franc_s

Alegoría de las Letras (Firmado en el ángulo inferior derecho: “E. SALA”). Óleo sobre lienzo, 150 x 190 cm. Obra de Emilio Sala Francés.

De formato apaisado, aunque de dimensión algo menor que la obra anterior, tanto éste como el otro lienzo debieron de formar parte de un mismo conjunto pictórico destinado a decorar algún palacio dado su simbolismo humanista, si bien estos mismos motivos cultos cubrían techos de edificios de carácter más popular. No olvidemos que la decoración del Café Famas, por ejemplo, incluía escenas igualmente procedentes del mundo greco-latino.

La joven personificación de las Letras se dispone ladeada y en diagonal sobre un masa de nubes en la actitud que le es propia. Lleva blusa blanca si bien, al estar caída en su parte derecha, descubre uno de sus pechos. Viste una falda amarilla rodeada por una cinta de color naranja que el viento hace ondear. Una niña con alas y un gran lazo azul sobre su cabeza sostiene con apuros un rollo en el que escribe el personaje principal, cuya cara no puede reprimir un gesto de sorpresa o asombro.

Dicha figura muestra en su sensualidad todo el sabor del mundo clásico. Sin embargo, este bello cuerpo femenino atrae por el realismo que Sala ha sabido transmitir. Interpretado del natural, el pintor nos ofrece una imagen que es más una mujer a la que nos incita a contemplarla como tal, que una figura mitológica cuyo ámbito existencial se halla muy alejado del nuestro. Su admirable factura técnica, la elegancia de formas, lo agradable del tema y lo atractivo del color explican el éxito de este tipo de composición mural, sin duda uno de los géneros más destacados en la pintura de Emilio Sala.



Enlaces interesantes


Biografía de Emilio Sala Francés en la Wikipedia

Obras de Emilio Sala Francés en la Wikipedia



 0sala

Busto del pintor Emilio Sala Francés



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el pequeño trabajo recopilatorio dedicado al pintor Emilio Sala Francés, fue un destacado pintor del Siglo XIX y maestro de Joaquín Sorolla, lamentablemente hay muy pocas obras catalogadas.



Fuentes y agradecimientos: carmenthyssenmalaga.org, pintura.aut.org, es.wikipedia.org, cult.gva.es, pintoresalicantinos.wordpress.com, emiliosalafrances.blogspot.com.es, juntadeandalucia.es, cult.gva.es, pintors-valencians.blogspot.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 11 Diciembre 2014, 18:26; editado 6 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Sala Francés, Emilio 
 
Gracias J.Luis por seguir dándonos a conocer estos pintores españoles que los hay y muy buenos.  

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educaci�n hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
[b]
 
xerbar - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Sala Francés, Emilio 
 
Gracias xerbar, mientras se pueda seguiremos con la tarea.



 
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Sala Francés, Emilio 
 
Gracias J. Luis por esta nueva aportacion a la galeria de pintores españoles.
 




___________________________
MI WEB NUEVA;
http://anahidd.blogspot.com
pqfvd9a
 
decker68 - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuarioVer la galería personal del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Sala Francés, Emilio 
 


Hola! muy interesante! Tengo una obra de este gran pintor, la voy a postear tan pronto entienda como trabaja esto. gracias
 



 
Marisel - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Sala Francés, Emilio 
 
Hola! como les dije, voy a tratar de enviar la foto. A ver si sale! Otra vez lo felicito por su aportación user_1483_photo_37  Gracias!
 



 
Marisel - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Sala Francés, Emilio 
 
Bienvenida al foro Marisel, y gracias por tu aportación del bonito retrato que posees de la dama de perfil semi desnuda.



 


Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SALA (Emilio Sala Francés) 
 
Fumador de kif de Emilio Sala



 25hermanos_lvarez_quintero_seraf_n_y_joaqu_n

Fumador de kif, 1876. Óleo sobre lienzo, 81 x 151 cm. Firmado y fechado en zona inferior derecha: “E. Sala. Madrid. 1876″

En la obra titulada Fumador de kif, realizada en Madrid en 1876, Sala proclama su pasión por lo oriental o más bien marroquí. De esta nueva realidad participaron también pintores como Muñoz Degraín y Fortuny, en cuyas obras encontramos una espontaneidad de pincelada y un fresco colorido especialmente agradables. En el lienzo de Sala contemplamos a un moro que yace en el suelo junto a una pipa de kif, dándonos a entender los efectos de este estupefaciente. La postura del hombre tiene relación con numerosos ejemplos de estirpe fortunyana, como La matanza de los Abencerrajes, de 1871. Incluso es muy probable que Sala tuviera en su poder, o al menos conociera, algunos de los grabados al aguafuerte de Fortuny en los que se representan moros, si bien muertos. Así, por ejemplo, en Árabe velando el cadáver de un amigo (1866), y en Cabileño muerto (1867). En estas obras, al igual que en el presente cuadro de Sala, la composición se centra exclusivamente en la presencia de figuras tumbadas, aunque en estos casos sin vida. Además, algo encontramos, aunque tratado con distinta sensibilidad, que nos lleva a relacionarlo con el famoso lienzo de Eduardo Manet Torero muerto, de 1864, es decir, un año antes de su venida a España, composición que fue grabada por el pintor francés poco tiempo después (1867-1868) y es que tal vez llegara a conocer Sala.

Con el título de Opio se expuso en la Galería de Louvre de Madrid, entre octubre y diciembre (1987, un lienzo de Sala sorprendentemente idéntico a éste, que sólo difiere ligeramente en medidas (82 x 140 cm) y que aparece firmado: ”Sala / 1872″.


pintoresalicantinos.wordpress.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario