Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff




Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Panteón De Hombres Ilustres (Madrid)
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post Panteón De Hombres Ilustres (Madrid) 
 
Este trabajo está dedicado al Panteón de los Hombres Ilustres de Madrid, está ubicado junto a la Basílica de Nuestra Señora de Atocha. La situación del Panteón e Iglesia está situado en las inmediaciones del Parque del Retiro y la estación de Atocha.


 32pante_n_de_hombres_ilustres_madrid_03

El Panteón de los Hombres Ilustres de Madrid es un gran desconocido para la mayoría de los españoles, e incluso para los madrileños, pues es uno de los monuentos menos visitados. La verdad es una pena pues bien merece una visita, para honrar a grandes personajes que fueron muy importantes en España en el Siglo XIX y principios del XX. Además los mausoleos son verdaderas obras de arte, pues fueron esculpidos por grandes artistas de la época como Mariano Benllilure, Arturo Mélida, Agustín Querol o Pedro Estany entre otros.

La creación de un panteón nacional en Madrid tuvo su origen en el artículo segundo de la ley de 6 de noviembre de 1837, por el que «se establecerá en la que fue iglesia de San Francisco el Grande, de esta corte, un Panteón Nacional, al que se trasladaran con la mayor pompa posible los restos de los españoles, a quienes, cincuenta años al menos después de su muerte, consideran las Cortes dignos de este honor».

Cuatro años más tarde se hizo cargo la Real Academia de la Historia de proponer al gobierno y a las Cortes los españoles que debían ser enterrados en dicho panteón. Sin embargo, pasarán todavía largos años antes de ver materializada esta idea, hasta que el gobierno de Ruiz Zorrilla establezca por decreto de 31 de mayo de 1869 la creación de una comisión de expertos encargada de inaugurar dicho panteón.


 31sepulcro_de_sagasta_en_primer_t_rmino_al_fondo_el_sepulcro_de_eduardo_dato

Sepulcro de Sagasta en primer término; al fondo el sepulcro de Eduardo Dato.

Esta comisión, formada por Fernández de los Ríos, Salustiano Olózaga, Fermín Caballero, Hartzenbusch, Ruiz Aguilera, el gobernador de Madrid, Silvela, Figueras, Borrel y Antonio Gisbert, contaba con el plazo de un mes para investigar el paradero de los restos de hombres ilustres y proceder a su traslado, sin perjuicio para familiares, descendientes y corporaciones.

Se buscaron sin éxito los restos de Luis Vives en Brujas (Bélgica), los de Antonio Pérez (secretario de Felipe II) en París, los de Cervantes, Lope de Vega, Juan de Herrera, Velázquez, Jorge Juan y Claudio Coello en Madrid, los de Tirso de Molina en Soria, y los de Mariana y Moreto en Toledo. Después de la infructuosa búsqueda se llegó a la conclusión que estos restos se habían perdido definitivamente.

También se buscaron las cenizas de Pelayo, el Cid, Guzmán el Bueno, Murillo, Juan de Juanes, Arias Montano, Vallés, Melo, Jovellanos, Campomanes, Floridablanca, Goya, etc, y se comprobó que la gran mayoría de estos restos habían tenido mejor conservación en las edificaciones civiles que en las eclesiásticas, como los restos del Cid que se encontraban en una capilla del Ayuntamiento de Burgos o los de Lanuza en la Casa Lonja de Zaragoza.

Pocas alegrías trajeron estas investigaciones para algunas de las localidades donde se suponía que reposaban las cenizas de algunos de sus hijos predilectos, al comprobar que ya no estaban o habían desaparecido. Pese a todas estas dificultades, a las cinco de la tarde del día 20 de junio de 1869, 100 cañonazos daban comienzo a la inauguración del Panteón Nacional en la iglesia de San Francisco el Grande, y en la que iban a ser depositados los restos de Juan de Mena, del Gran Capitán, de Garcilaso de la Vega, de Ambrosio de Morales, de Alonso de Ercilla, de Lanuza, de Quevedo, de Calderón de la Barca, del Marqués de la Ensenada, de Ventura Rodríguez, de Juan de Villanueva y de Gravina. Los restos de estos personajes fueron trasladados en carrozas engalanadas para la ocasión y acompañados por bandas de música, unidades del ejército y la guardia civil, por estudiantes, religiosos, políticos e intelectuales, formando una comitiva de unos 5 kilómetros de largo.

Poco más se hizo y en este estado quedó el panteón hasta que la reina regente María Cristina de Austria, viuda de Alfonso XII, ordenó la construcción de un nuevo Panteón de Hombres Ilustres. Para su emplazamiento se eligió el solar que ocupaba el Cuartel de Inválidos y, de paso, se decidió construir en parte de estos terrenos la nueva Basílica de Nuestra Señora de Atocha, pues la antigua fue mandada derribar por peligro de hundimiento.


 33x_pante_n_de_hombres_ilustres_madrid_02a

Honor. Mosaico realizado entre 1913 y 1914 por la casa artesanal de origen francés Mauméjean. Detalle del zaguán de entrada del Panteón de Hombres Ilustres en Madrid.

En 1888 se convocó un concurso de proyectos para la construcción del Panteón y de la Basílica, resultando ganador el arquitecto Fernando Arbós con un conjunto de edificaciones de trazas neorrenacentistas y bizantinas que imitaban la arquitectura italiana del siglo XV. Las obras comenzaron en 1891, destacando el claustro gótico, las cúpulas metálicas del panteón y la gran torre a modo de campanile de la Basílica.

La magnitud del proyecto y la falta de recursos económicos hicieron que se paralizaran las obras en 1901, cuando prácticamente estaba concluido el Panteón, pero faltando todavía gran parte de las obras de la nueva Basílica, que no serían terminadas hasta 1926.

En la actualidad en el Panteón de Hombres Ilustres reposan los restos del Marqués del Duero, Antonio Ríos Rosas, Martínez de la Rosa, Muñoz Torrero, Juan Álvarez de Mendizábal, José María Calatrava, Salustianao Olózaga, Agustín Argüelles, Antonio Cánovas del Castillo, Práxedes Mateo Sagasta, José Canalejas y Eduardo Dato. Durante un tiempo también estuvieron los restos de Prim, Palafox y Castaños, pero finalmente fueron trasladados a sus localidades de origen. Especial atención merecen las sepulturas y monumentos funerarios, obras de los escultores Mariano Benlliure, Agustín Querol, Arturo Mélida, Pedro Estany y Federico Aparici.

Espero que recopilación de información e imágenes que he preparado os resulten interesantes y contribuya en la divulgación y conocimiento de este ilustre personaje.







Datos de interés del Panteón de los Hombres Ilustres


C/ Julián Gayarre, 3  28014 (Madrid)  /  Tel.: 91 454 88 00

Autobuses: 10, 14, 24, 26, 32, 37, 54, 57, 140, 141 y Circular -

Metro: Atocha-Renfe, Línea 1 / Menendez Pelayo

Entrada Libre





Panteón de Hombres Ilustres de Madrid


 23_1420840277_191169

El Panteón de Hombres Ilustres de Madrid (España), es un edificio de estilo neobizantino obra del arquitecto Fernando Arbós y Tremanti. Se encuentra ubicado en el barrio de Pacífico (distrito de Retiro), entre la calle de Julián Gayarre, por la que tiene su entrada, y el paseo de la Reina Cristina, junto a la Basílica de Nuestra Señora de Atocha.


 34madrid_real_bas_lica_de_nuestra_de_atocha_03

 34madrid_real_bas_lica_de_nuestra_de_atocha_08

Basílica de Nuestra Señora de Atocha, Madrid.


El primer panteón

El 6 de noviembre de 1837 las Cortes Generales votaron el proyecto para convertir la iglesia de San Francisco el Grande en Panteón Nacional de Hombres Ilustres, que acogería los restos mortales de los personajes considerados de especial relevancia en la historia de España, los cuales serían elegidos por las Cortes pasados cincuenta años de su fallecimiento. Cuatro años después, en 1841, la Real Academia de la Historia fue encargada de proponer una primera lista de personajes que debía albergar el panteón, pero no fue hasta el 31 de mayo de 1869 cuando se nombró una comisión a la que se dio un mes para localizar los restos. Esta comisión estaba integrada por Fernández de los Ríos, Salustiano Olózaga, Fermín Caballero, Hartzenbusch, Ruiz Aguilera, Silvela, Estanislao Figueras, Pere Borrell y Antonio Gisbert.


 0bas_lica_de_san_francisco_el_grande_madrid_01

Basílica de San Francisco el Grande, Madrid.

No pudieron ser hallados, y se dieron por perdidos, los restos de Cervantes, Lope de Vega, Luis Vives, Antonio Pérez, Juan de Herrera, Velázquez, Jorge Juan, Claudio Coello, Tirso de Molina, Juan de Mariana y Agustín Moreto. También se buscaron los restos de Don Pelayo, el Cid, Guzmán el Bueno, Murillo, Juan de Juanes, Francisco Vallés, Pedro Melo de Portugal, Jovellanos, el conde de Campomanes, el conde de Floridablanca y Goya. Finalmente, el 20 de junio de 1869, se inauguró el panteón. Formando una comitiva de cinco kilómetros, desfilaron las carrozas fúnebres acompañadas por bandas de música, unidades del Ejército y de la Guardia Civil, estudiantes, religiosos, políticos e intelectuales. Se dispararon cien cañonazos y al entrar los restos en la basílica se encendieron tres grandes lámparas.

Los restos que acogió este primer panteón fueron los de los poetas Juan de Mena, Garcilaso de la Vega y Alonso de Ercilla; los militares Gonzalo Fernández de Córdoba (el Gran Capitán) y Federico Gravina; el humanista Ambrosio de Morales; el Justicia Mayor de Aragón Juan de Lanuza; los escritores Francisco de Quevedo y Pedro Calderón de la Barca; el político Zenón de Somodevilla y Bengoechea (Marqués de la Ensenada) y los arquitectos Ventura Rodríguez y Juan de Villanueva.

Los restos fueron depositados en una capilla y años después devueltos a sus lugares de origen, con lo que se cerró por un tiempo la idea de crear un panteón nacional.


El panteón actual

Tras la Guerra de la Independencia, el convento de Nuestra Señora de Atocha, que había sido ocupado por las tropas francesas en 1808, quedó muy deteriorado. No obstante, los dominicos volvieron a ocuparlo hasta ser exclaustrados en 1834, fecha en que abandonaron definitivamente el edificio, ya prácticamente en ruinas. El convento pasó a ser cuartel de Inválidos, por lo que varios de sus directores fueron enterrados allí, entre ellos José de Palafox, Francisco Castaños, Manuel Gutiérrez de la Concha y Juan Prim, además del político Antonio de los Ríos Rosas.


 0_pante_n_de_hombres_ilustres_proyecto

Proyecto original de Fernando Arbós y Tremanti para la Real Basílica de Nuestra Señora de Atocha y el Panteón de Hombres Ilustres.

Debido a estos enterramientos ya existentes, la reina regente María Cristina, viuda del rey Alfonso XII, decidió que la basílica que se había de construir en sustitución de la antigua, tuviera anexo un panteón que diera acogida a estos restos. Se convocó un concurso público y en 1890 se eligió ganador el proyecto que, bajo el título Nigra sum sed fermosa, había presentado el arquitecto Fernando Arbós y Tremanti. El conjunto, de estilo neobizantino, incluía un campanile italiano, que albergó un reloj de cuatro esferas y tres campanas, y el panteón, que tenía carácter de claustro de la basílica y se inspiraba en el camposanto del Plaza del Duomo de la ciudad italiana de Pisa. El proyecto era muy ambicioso pues la basílica estaba destinada a ser el templo de la Corte y sede de las ceremonias religiosas reales.


 30_1420843357_787632

 22_1420840252_194093

Panteón de Hombres Ilustres, en Madrid (Patio interior, con la estatua de la libertad).

En 1891 se comenzó a construir el proyecto, del que a la postre sólo se alzarían el panteón y el campanile. El panteón se erigió entre 1892 y 1899, dándose las obras por concluidas en este último año por lo elevado de su coste. El claustro/panteón es de planta cuadrada, con tres galerías con arcadas y vidrieras y dos cúpulas semiesféricas en las esquinas. Sobre la puerta de entrada hay un frontón. En el interior hay un pequeño jardín donde se ubica el mausoleo conjunto. Las galerías tienen cada una una puerta central por la que se puede acceder al jardín. Todo el conjunto está rodeado por una verja de hierro.

En 1901 se trasladaron a él los restos de Palafox, Castaños, Concha, Prim y Ríos Rosas. Los restos de Palafox fueron trasladados en 1958 a la Basílica del Pilar de Zaragoza y los de Castaños a la Iglesia Parroquial de la Encarnación de Bailén en 1963.

En años posteriores recibieron sepultura en el nuevo emplazamiento los restos de los políticos Francisco Martínez de la Rosa, Diego Muñoz-Torrero, Juan Álvarez Mendizábal, José María Calatrava, Salustiano Olózaga, Agustín Argüelles, Antonio Cánovas del Castillo, Práxedes Mateo Sagasta, Eduardo Dato y José Canalejas.

En 1924, sin seguir el proyecto original de Arbós, se comenzó la construcción de la nueva iglesia de los dominicos, para lo cual el rey Alfonso XIII cedió los terrenos necesarios, encomendando a la comunidad el cuidado del campanile y del panteón, hoy en día pertenecientes a Patrimonio Nacional. Entre los años treinta y finales de los ochenta, el panteón estuvo en estado de abandono. En 1970, en el terreno que quedaba libre entre ambos elementos, se construyó el colegio Nuestra Señora de Atocha, dejando aislado el campanile, que ya no es accesible. A finales de los ochenta, Patrimonio Nacional procedió a la restauración y apertura al público del panteón, y en 2003 se restauraron los mosaicos interiores. Los arquitectos Álvaro Siza y Juan Miguel Hernández de León, dentro de su plan Trajineros de remodelación del eje Prado-Recoletos, que todavía no ha comenzado a llevarse a cabo (julio de 2007), propusieron demoler el colegio para dar mayor visibilidad al panteón.


Monumentos funerarios


 0_25_pante_n_de_hombres_ilustres_madrid_04

En este panteón figuran varias esculturas de Mariano Benlliure, concretamente los mausoleos de Sagasta, Canalejas y Eduardo Dato.


 2_mausoleo_de_jos_canalejas_madrid_01

Mausoleo de José Canalejas. Realizado en mármol blanco y piedra por el escultor Mariano Benlliure (1862–1947). Se encuentra en el Panteón de Hombres Ilustres de Madrid.

José Canalejas Méndez (Ferrol, La Coruña, 31 de julio de 1854 - Madrid, 12 de noviembre de 1912) fue un abogado y político regeneracionista español, fue ministro de Fomento, de Gracia y Justicia, de Hacienda y ministro de Agricultura, Industria, Comercio y Obras Públicas durante la regencia de María Cristina de Habsburgo-Lorena y Presidente del Consejo de Ministros y nuevamente ministro de Fomento y ministro de Gracia y Justicia durante el reinado de Alfonso XIII. Panteón de Hombres Ilustres de Madrid.


 mausoleo_de_jos_canalejas_madrid_01

Detalle de la tumba de Canalejas. Obra de Mariano Benlliure. Sobre una base de mármol blanco, dos hombres y una mujer, esculpidos en el mismo material, trasladan el cuerpo del político asesinado hacia su sepulcro, de manera similar a como en algunas obras se representa el traslado de Cristo, cuya figura aparece con los brazos abiertos recibiendo el cadáver. En la parte trasera, bajo una cruz, dos guirnaldas con hojas de laurel y encina, símbolo de la inmortalidad.


 5_tumba_de_mateo_sagasta2

Mausoleo de Mateo Sagasta. Práxedes Mateo Sagasta. (Torrecilla en Cameros, 21 de julio de 1825 - Madrid 5 de enero de 1903) fue un político español, miembro del Partido Liberal, de matiz progresista, siete veces Presidente del Gobierno en el período comprendido entre 1870 y 1902 y famoso por sus dotes retóricas.


 4sagasta

La tumba de Práxedes Mateo Sagasta, esculpida por Mariano Benlliure en 1904. Realizado en mármol, el cuerpo yacente del político, con el toisón de oro, tiene en su cabecera a la Historia, representada por una joven que cierra un libro. A los pies un obrero, símbolo del pueblo, descansa apoyado sobre los Evangelios, como símbolo de la verdad. Lleva en la mano derecha una espada con la Justicia esculpida en la empuñadura y una rama de olivo, símbolo de la paz, sobre la hoja.


 6eduardo_dato

Mausoleo de Eduardo Dato. Eduardo Dato Iradier (La Coruña, 12 de agosto de 1856 – Madrid, 8 de marzo de 1921). Abogado y político conservador español, fue ministro de Gobernación durante la regencia de María Cristina de Habsburgo-Lorena y presidente del Consejo de Ministros, ministro de Gracia y Justicia, ministro de Estado y ministro de Marina durante el reinado de Alfonso XIII. Panteón de Hombres Ilustres de Madrid.


 7eduardo_dato

Detalle de la tumba de Eduardo Dato, de Mariano Benlliure, en mármol y bronce. Una mujer de luto alza una cruz sobre la efigie yacente del político, mientras a los pies de éste dos amorcillos flanquean el escudo de España. El conjunto escultórico que combina el mármol y el bronce en las figuras de los extremos donde posiblemente Benlliure exageró demasiado el encargo o los encargos para este Panteón, resaltando una línea propia de lujosos panteones particulares de cementerios. Esa figura negra -el espectro de la muerte- da la impresión que va a clavar la cruz que sostiene en el pecho de Eduardo Dato.


Otras tumbas


 0_24concha_marqu_s_del_duero

Mausoleo de Manuel Gutiérrez de la Concha, marqués del Duero, de Arturo Mélida y Alinari y Elías Martín. El sepulcro, mural, semeja un retablo, con un arco bajo el cual aparece Marte, el dios de la guerra, que, con casco y actitud meditabunda, sostiene un clípeo o medallón con el busto en relieve de Gutiérrez de la Concha; el arcosolio inferior aparece velado o protegido por un león, símbolo de la inmortalidad. El sepulcro es obra de Mélida y la estatua del dios de Martín. Originalmente ubicado en la antigua basílica, fue trasladado al panteón en 1902.


 0_26_mausoleo_del_marqu_s_del_duero_03

Mausoleo de Manuel Gutiérrez de la Concha, marqués del Duero (detalle), de Arturo Mélida y Alinari y Elías Martín.


 27r_os_rosas

Mausoleo de Antonio de los Ríos Rosas (1905), obra de Pedro Estany. Otro sepulcro mural, tipo retablo. Sobre una base de mármol, el sarcófago en bronce del difunto, a cuya efigie, esculpida algo más arriba, un genio alado ofrece una rama de laurel. Una mujer llora abrazada al féretro.


 27r_os_rosas2

Detalle de la tumba de Antonio de los Ríos Rosas, obra de Pedro Estany.


 28tumbadecanovas

Mausoleo de Antonio Cánovas del Castillo (1906), de Agustí Querol. También es de tipo retablo y todo de mármol blanco. Cánovas reposa sobre un sarcófago en cuyo frente aparecen una joven abrazada y seis virtudes: Templanza, Sabiduría, Justicia, Elocuencia, Prudencia y Constancia. Sobre el fondo están representados Cristo resucitado y la Patria, la Historia y el Arte lloran la muerte del político. Mide 8 m de ancho, 7 de alto y 2'78 de fondo.


 28tumbadecanovas2

Detalle de la tumba de Antonio Cánovas del Castillo[/b] (1906), de Agustí Querol.


 29mausoleo_conjunto_phi_madrid_01

Mausoleo Conjunto (1857, trasladado al jardín del panteón en 1912), de Federico Aparici, Ponciano Ponzano y Sabino Medina. Denominado Monumento a la Libertad, está formado por un cuerpo cilíndrico cubierto por un tejado cónico, rematado por una alegoría de la Libertad esculpida por Ponzano. Tres estatuas de Medina, representando la Pureza, el Gobierno y la Reforma, se apoyan sobre los sarcófagos de Mendizábal, Argüelles y Calatrava, para cuyos restos estaba destinado el monumento, aunque luego acogió también los de Muñoz Torrero, Martínez de la Rosa y Olózaga. Fue inaugurado, por suscripción popular, el 20 de febrero de 1857 en el desaparecido cementerio de San Nicolás y trasladado al panteón en 1912.


Personajes enterrados en el panteón

    - Manuel Gutiérrez de la Concha

    - Antonio de los Ríos Rosas

    - Francisco Martínez de la Rosa

    - Diego Muñoz-Torrero

    - Juan Álvarez Mendizábal

    - José María Calatrava

    - Salustiano Olózaga

    - Agustín de Argüelles

    - Antonio Cánovas del Castillo

    - Práxedes Mateo Sagasta

    - Eduardo Dato

    - José Canalejas


Ubicación y transporte

Pertenece al distrito de Retiro dentro del barrio de Pacífico.

Al Panteón se accede por la calle de Julián Gayarre, número 3 (esquina al paseo de la Reina Cristina, número 4). Se puede llegar los siguientes medios de transporte:

    Autobús. 10 14 26 32 C1 (parada en el paseo de la Reina Cristina, número 4) y 24 37 54 57 y 141 (parada en la Avenida de la Ciudad de Barcelona, número 6).
    Metro : Estación de Atocha Renfe (salida Alfonso XII) y Estación de Menéndez Pelayo (salida Gutemberg), de la línea 1.
    Cercanías. Estación Atocha.

La visita es gratuita.


21pante_n_de_hombres_ilustres

Entrada del Panteón de Hombres Ilustres de Madrid.


 0patio_interior

Panteón de Hombres Ilustres, en Madrid (Patio interior). El edificio, de estilo neo-bizantino, fue proyectado por el arquitecto Fernando Arbós y construido entre 1891 y 1899.


 visita_al_pante_n_de_hombres_ilustres_madrid

Vista en 2009 al Panteón de Hombres Ilustres, en Madrid



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado este trabajo dedicado al Panteón de Hombres Ilustresde Madrid, un museo funerario desconocido para la gran mayoría de los madrileños y los españoles. Las personalidades enterradas son parte de nuestra historia y los mausoleos son auténticas obras de arte, firmadas por escultores de la talla de Mariano Benlliure, Agustí Querol, Pedro Estany, Arturo Mélida y Alinari y Elías Martín.

    
Fuentes y agradecimientos a: es.wikipedia.org, manuelblasdos.blogspot.com.es, biografiayvidas.com, madridhistorico.es, ojodigital, flickr.com, cervantesvirtual.es, propias y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Monday, 05 October 2015, 14:06; edited 4 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Panteón De Hombres Ilustres (Madrid) 
 
Gracias J.Luis por este nuevo trabajo de este bonito Panteón de Hombres Ilustres.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educación hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
 
xerbar Send private message Visit poster's website
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Panteón De Hombres Ilustres (Madrid) 
 
Gracias xerbar, la verdad es qué el Panteón de Hombres Ilustres es muy desconocido, yo estuve una vez hace muchos años, aunque reconozco que no sabía lo que era ni donde me encontraba, el panteón estaba desierto. Me llamaron la atención lo bien ornamentados que estaban los solitarios mausoleos, sin reparar demasiado a quien estaban dedicados, a ver si en breve puedo volver a visitarlo ya con más conocimiento de causa.


 


Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Panteón De Hombres Ilustres (Madrid) 
 
Recientemente he vuelto a visitar el Panteón de Hombres Ilustres de Madrid. La verdad en la media hora de mi visita estaba solo, no había nadie, salvo un guardia jurado y la encargada. Es muy triste que este panteón esté tan poco reconocido y publicitada, pues aunque no hay demasiadas tumbas, las que hay bien merecen una visita, por la importancia de personaje y por el monumento en sí, realizado por grandes escultores como Mariano Benllilure, Arturo Mélida, Agustín Querol o Pedro Estany entre otros.

Los monumentos funerarios más importantes son los de Antonio Cánovas del Castillo, Práxedes Mateo Sagasta, José Canalejas, Eduardo Dato, del Marqués del Duero, Antonio Ríos Rosas. Y en patio exterior están enterrados en el Mausoleo conjunto: Martínez de la Rosa, Muñoz Torrero, Juan Álvarez de Mendizábal, José María Calatrava, Salustianao Olózaga y Agustín Argüelles.

Anteriormente estuvieron enterrados los restos de los generales Prim, Palafox y Castaños, pero finalmente fueron trasladados a sus localidades de origen, todavía están sus huecos sin ocupar, según la encargada del Panteón me dijo que el ministerio está haciendo gestiones para traer a algunos ilustres literatos que nacieron en el Siglo XIX, pero al parecer no ponen mucho empeño en el asunto.

A continuación pongo unas imágenes por si a alguien interesan.


 

Siento que ya no se vean las fotos que tomé de mi visita al Panteón de Hombres Ilustres de Madrid, el servidor imageshack ha eliminado las imágenes.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Monday, 05 October 2015, 14:11; edited 3 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Panteón De Hombres Ilustres (Madrid) 
 
Gracias J.Luis por tenernos siempre al día con estas fotos en directo de tus visitas personales.    Esta vez le ha tocado al Panteón de Hombres Ilustres que como comentas es poco visitado y sólo estabas tu por allí algo que no deja de ser curioso, sin embargo me parece un bonito lugar para visitar, aunque eso si con tiempo ya que si se trata de prioridades quizás hay otros museos, monumentos etc.. mas interesantes en Madrid.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educación hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
 
xerbar Send private message Visit poster's website
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Panteón De Hombres Ilustres (Madrid) 
 
Gracias xerbar, como dices hay otros sitios más interesantes en Madrid que visitar, pero aún así merece una visita, al menos a los que les guste la historia y el arte. En este Panteón reposan personajes que han sido trascendentes en nuestra historia.

Lamentablemente en nuestro país somos poco generosos con nuestros héroes o ilustres personajes, en otros países, estos sitios están en los recorridos recomendables de lasa agencias de viaje y oficinas de turismo, aquí están abandonados y olvidados.


Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Panteón De Hombres Ilustres (Madrid) 
 
Muertos célebres en el olvido


La historia frustrada del panteón de los hombres ilustres

Tres presidentes asesinados descansan en el lugar: Dato, Canalejas y Cánovas




 5_tumba_de_mateo_sagasta_1420844268_880283

Monumento a Sagasta en el Panteón de Hombres Ilustres

"¿Habíais venido antes?". El profesor de arquitectura Javier García-Gutiérrez Mosteiro obtiene de sus alumnas la respuesta esperada: "No". Junto a varias estudiantes del master en conservación y restauración del patrimonio arquitectónico visita el Panteón de Hombres Ilustres, "un lugar casi absolutamente desconocido, un museíto delicioso". La clase se desarrolla in situ y empieza con un poco de historia. Sobre una antigua ermita, Carlos V mandó construir una iglesia a la Virgen de Atocha y un convento de dominicos. A partir de entonces el lugar sería protegido por todos los monarcas que le siguieron. "Los reyes necesitaban un templo donde mostrarse, querían convertir Madrid en un gran teatro", explica el profesor, "ya que la ciudad carecía del aparato arquitectónico que sustentase su capitalidad". Sin embargo, entre los franceses y la desamortización, la primera Basílica de Madrid llegó, hecha polvo, a finales del XIX, cuando la regente María Cristina decidió hacer eso tan español: tirarla y construir una nueva.

El concurso lo ganó el arquitecto Fernando Arbós y Tremanti (autor de la Casa Encendida, la iglesia de San Manuel y San Benito y el proyecto original del cementerio de la Almudena). El conjunto de edificios proyectado era grandioso. Lo presidía una enorme basílica, fuertemente jerarquizada (con entradas y asientos diferenciados para los reyes, los nobles y el público). "Más que un edificio religioso, estaba al servicio de un espectáculo social", explica Mosteiro.

Detrás del templo habría un altísimo campanille exento, a la moda italiana, y un panteón de hombres ilustres. París tenía el suyo, donde descansaban Voltaire o Victor Hugo, y en Westminster yacían Darwin o Dickens. En plena pantomanía Madrid no podía ser menos (ya se había intentado hacer uno en San Francisco el Grande, pero no cuajó).

Las obras de la basílica empezaron por sus anexos. Pero una vez construido el campanille y el panteón y derribada la antigua iglesia pasó eso tan español: se dejó el asunto a medias. "En lo que quedó se puede adivinar el espectáculo que pudo ser...", dice Mosteiro a sus alumnas, "es una historia frustrada, como tantas en este país que no termina de dar la talla".

Lo que quedó es lo que el profesor llama un locus amenus, "un lugar tranquilo en medio del fragor de la ciudad". Tras un jardín simbólico, que repite las formas del edificio y separa a los vivos de los muertos, se alza un edificio extraño. Ecléctico, medieval, veneciano, bizantino. Una fachada bicolor, cúpulas en las esquinas, suelos de mosaico y un claustro porticado. Dentro, un puñado de tumbas (no se entierran hombres ilustres desde principios del siglo XX), entre ellas las de Dato, Canalejas y Cánovas, tres presidentes asesinados. Son una pequeña exposición de escultura. Hay obras de Mariano Benlliure o Agustí Querol. En el mausoleo del patio se erige una Estatua de la Libertad, con corona de rayos incluida y 30 años más vieja que su prima neoyorquina.

Con los años, los dominicos reclamaron su basílica y en la posguerra les construyeron una iglesia (sin ninguna relación con el proyecto de Arbós) donde las reinas y princesas siguen llevando el ramo de novia y a los niños recién nacidos. Donde iba el templo de Arbós, se cascaron un colegio. Y se hizo eso tan español: una chapuza. "Lo malo no es tanto que se adosase un edificio moderno, sino que éste diese la espalda al antiguo", explica el profesor.

El colegio le robó una de las galerías al panteón cegando sin pudor los arcos del claustro. El muro del adosado es más alto que las paredes originales y rompe la armonía del espacio, tapa la visión del campanille y está coronado con unas tremendas chimeneas metálicas y una especie de cobertizo de uralita. Peor lo tuvo el pobre campanille que quedó emparedado entre las aulas de la escuela. Ahora, en vez de exento, es el relleno de un sándwich.

"¿Qué habría que hacer aquí?", pregunta el profesor a sus alumnas de restauración del patrimonio. Las respuestas las podría dar cualquiera con un poco de sentido común. Tirar el colegio, rebajar, al menos, el muro nuevo, liberar el campanille... devolver, en fin, la dignidad a un edificio que se supone celebra las glorias de la sociedad civil. Hay varios proyectos para arreglar el desaguisado, pero, de momento, se ha hecho eso tan español: nada.


Panteón de Hombres Ilustres


- Autor. Fernando Arbós y Tremanti.

- Construcción. 1890-1901.

- Estilo. Neobizantino.

- Ubicación. Julián Gayarre, 3 (Atocha Renfe).

- Función original y actual. Panteón.


EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events