Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Jesús De Perceval
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post Jesús De Perceval 
 
Este trabajo está dedicado al pintor almeriense Jesús de Perceval, está considerado como uno de los grandes artistas almerienses de todos los tiempos, estuvo influenciado por Zuloaga y Picasso.

Debo de reconocer que hasta hace poco no lo conocía y me ha sorprendido gratamente su obra, se observa una gran evolución de sus primeras obras mas tétricas y sombrías con las últimas más luminosas y coloridas.

Jesús de Perceval fue el fundador del movimiento indaliano en 1945. Su primeros éxitos los obtuvo en París, donde en 1936 alcanzó la medalla de oro de la Exposición Internacional celebrada en la capital francesa.

0jesus_de_percevalJesús de Perceval. (Almería 1915 – 1985). Pintor almeriense.

Fue un hombre completo para las artes, como fueran otros en pleno Renacimiento italiano. De pequeño se le conoció su habilidad con el pincel y el lápiz. Estudió en la Escuela de Artes y Oficios, se matriculó en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando y sería conocedor de tendencias, estilos y etapas de la cultura y el arte universal.

En 1934 obtuvo la primera medalla de oro de la Exposición Regional de Andalucía y en  1936 le dieron la primera medalla de oro de la Exposición Internacional de París.

El movimiento indaliano que él lideró y que surgió en los años cuarenta de las tertulias con Celia Viñas, Juan Cuadrado Ruiz o Gómez Abad, entre otros intelectuales, constituye su gran aportación.

Esta corriente se volcaba en las raíces de la tierra desde una perspectiva global, promulgando la importancia de Almería como origen de culturas prehistóricas e incluso la cristiana, teniendo en cuenta y como base de su movimiento el Indalo y la presencia de San Indalecio en Almería. Perceval abanderó este movimiento que en 1947 se presentó en Madrid, en el Museo de Arte Moderno, logrando una gran respuesta y éxito.

Un año después Jesús de Perceval y otros pintores son invitados a participar en el IV Salón de la Once. En la década de los 50 el pintor indaliano reside en la capital de España y expone en Munich, Roma, Chile, París, Argentina y Bolivia.

En 1951 participa en la I Bienal Hispanoamericana y su obra La degollación de los inocentes despierta gran expectación.

Perceval fue también escultor, imaginero y alfarero entre otras. Es autor del monumento de San Francisco Javier en Tokyo, de la fuente de los Peces de Almería y el retablo de la Piedad y San Indalecio de la Catedral.

"El Estado nunca nos apoyó, el gobernador no hizo nada por  nosotros, sino que aprovechó nuestras ideas (la propuesta de creación de una biblioteca y sala de pintura). Los indalianos estábamos considerados como gente peligrosa y enemigos del  régimen; parte de los pintores  tenían familiares en el otro bando y algunos de los escritores habían sido perseguidos".    

Palabras sostenidas por Jesús de Perceval en una entrevista de la revista "Andarax" nº 25.


 152

Jesús de Perceval. Autorretrato. 1936. Óleo. 63 x 73 cm. Colección Trina de la Cámara Montilla


Bartolomé Marín que le conocía, dijo del artista:

"Tenía pasión de protagonismo en las aventuras culturales. En Perceval resultaba una sana ambición. Era distinto y actuante con la palabra. Ávido, como un milano, para intuir ideas; desmoronaba montajes falsos y construía teorías. Era descaradamente crítico".

En esta era de dominios masivos, en la cumbre de la materia, Perceval representaba el modelo de un viejo patriarca, ocupado en los fueros de la cultura, patrimonio del espíritu sin la suerte de la ganancia. Nunca ocupó un cargo importante. Recuerdo que un día, atizado ya por la enfermedad, le dije, en un clima de amistad, que debía renunciar a sus pequeños egoísmos. Yo me refería a sus dominios en el mundo social del arte, que él había aparejado. Mi juicio, tal vez apresurado, le causó tristeza. Tenía razón. Ni el dinero, ni los poderes, ajenos al arte y la cultura, tenían vigencia en su perímetro vital. Sin pensar mucho en la elocuencia de este dato, habrá que decir que este humanista notable ha muerto con poco dinero.


 114_1414095070_845949

La Familia del Pintor. 1950. Óleo. 78 x 98 cm. Colección Trina de la Cámara Montilla.

Sus estructuras humanas y sociales eran muy simplificadas. Tenía vestigios de prehistoria, diseñados dentro de un formato social de tribu. Algo de esto tenían los indalianos. Por aquí andan las raíces del «Indalo». No es el «Indalo» una creación casual, gestada en un momento histórico, en el cruce de una serie de circunstancias propicias. El «Indalo» es el alma de Perceval. Yo dije siempre que era uno de los ejemplares vivientes más significativos de la cultura mediterránea, extrañamente anclado en la vieja Urci, el recorte costero más puro del occidente.

Hablaba mucho, pero sabía escuchar. Sus dominios intelectuales nacían de un clima de «asombro». Si algo estimulaba sus antenas interiores lo envolvía en un lenguaje de belleza o de misterio. Jamás, junto a Perceval, se originaba un diálogo, desde la frialdad de premisas puras. Era un griego cabal. De ahí se organizaron sus ojos redondos, como mundos pequeños, y su labio caído, boquiabierto, arropado con el desastre anárquico de su bigote. Se enbobaba como un místico, pero con vetas paganas. Era un independiente integral. Los presocráticos y el mismo Sócrates y Platón reverdecían en su figura original.

Sus tertulias de café, atizando ideas, eran rescoldos, en estos parajes, soleados y calientes, de los viejos periplos del Mediterráneo.


 01_1414076702_169953

Jesús de Perceval. Monumento megalítico al Indal. 1965, óleo, 100 x 73 cms.

Cuando nacía el Movimiento Indaliano en la década de los cuarenta (1945), muchas  circunstancias se daban cita para crear una situación nueva. La pintura, la creación literaria, la investigación histórica y otros aspectos de la vida del espíritu necesitaban el carisma de un personaje que diese sentido y originalidad a no pocos movimientos creativos que bullían en la testa de algunos almerienses notables. En aquel fenómeno social de la posguerra, la vida y la obra de D. Juan Cuadrado, de Celia Viñas y de una planta de pintores jóvenes removían nuestra estampa, tradicional y pacífica. El Museo Arqueológico, creado por Cuadrado, la Biblioteca Villaespesa, dirigida por Hipólito Escolar, y el Periódico «Yugo», en manos de Molina Fajardo, polarizaban las ideas que nacían, se quemaban y resurgían con la fiebre de un movimiento revolucionario. Perceval, desde su taller de escultura, encendió la antorcha. Aportó entonces su singular persona, con recursos propios, carismática y convocante. En sus cenáculos de la Granja Balear se encendía la lumbre de su palabra: nacían ideas nuevas, a veces extrañas y muy raras, pero, con frecuencia, chispeantes y profundas.


 25_1414078031_441599

Jesús de Perceval. La Chanca. 1973. Óleo. 48 x 34 cm. Colección particular

No importaba teorías, ni repetía fórmulas. Tenía luz propia y era alergico a los tópicos. La gente, por eso, admiraba su peculiar estilo humano. Con la vida, el arte y el humor hacía enjuagues fabulosos. Los que tenían acceso a sus círculos quedaban ofuscados ante un personaje que, al menos, no se rotulaba con los fondos comunes de la gente de la calle. Su estatura humana era de élite, no aristocrática o de sangre, de la que podía presumir, sino espiritual y profunda. Defendía la teoría, según la cual, la creación artística no es producto de la masa, sino patrimonio de pocos. La cultura para él, de acuerdo con su herencia d'orsiana, descansa en la obra bien hecha.

(Bartolomé Marín Dr. en Filosofía y Letras Miembro C. en la Real Academia de Córdoba)


 02_1414077989_168353

Jesús de Perceval. La Chanca. Año 1963. El barrio almeriense de "La Chanca" fue una constante en la vida artística de Perceval. Desde su mocedad estuvo atraído por la singularidad de esta barriada, que descubrió y dió a conocer al mundo a través de su pintura y su fotografía.
  
Jesús de Perceval se negó en reiteradas ocasiones a salir de su tierra natal, este hecho impidió que fuera lo suficientemente conocido en el mundo entero, ya que desde siempre decía que su vocación y su ejercicio eran de pintor almeriense, quizá por este motivo se le considera el gran olvidado y todavía no ha tenido el debido reconocimiento, desgraciadamente cosa bastante común en nuestro país.

Espero que la recopilación que he realizado de este artista españo guste a los visitantes de esta página de la sección de arte del foro de xerbar.






Algunas obras


 153

Jesús de Perceval. Autorretrato. 1950. Encáustica. 110 x 200 cm. Colección Trina de la Cámara Montilla


 03_1414076962_306964

Almería. 1956. Encáustica. 122 x 85 cm. Colección Ismael Morillas Hernández. Obra de Jesús de Perceval


 04_1414077008_967378

Almería, alegría del mar. 1971. Óleo. 100 x 75 cm. Colección Excmo. Ayto. de Almería. Obra de Jesús de Perceval


 05_1414077050_732986

Arboleda en otoño. 1976. Óleo. 52 x 41 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 06_1414077095_772062

Arrecife de las sirenas. 1963. Óleo. 36 x 28 cm. Colección Francisco Fernández Salvador. Obra de Jesús de Perceval


 09_1414077258_367863

Barcos de Levante. 1967. Óleo. 35 x 28 cm. Colección Mª del Mar Perceval de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 07_1414077135_609150

Atardecer. 1977. Encáustica. 46 x 33 cm. Colección Mª del Mar Cano. Obra de Jesús de Perceval


 08_1414077171_689201

Atardecer. 1970. Óleo. 75 x 25 cm. Colección Joaquín García Ramos. Obra de Jesús de Perceval


 10_1414077298_607736

Caballo rojo. 1978. Óleo. 24 x 34 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 11_1414077342_402308

Cabras. 1979. Encáustica. 46 x 33 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 12_1414077384_207983

Cactus mejicanos. 1970. Óleo. 49 x 39 cm. Colección Trina de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 17_1414077619_326112

El aljibe. 1980. Óleo. 66 x 52 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 13_1414077441_238393

Crepúsculo. 1979. Óleo. 49 x 34 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 44_1414079045_284352

Pescadores de pájaros en Guadix. 1981. Óleo. 84 x 65 cm. Colección Trina de la Cámara Montilla. Obra de Jesús de Perceval


 45_1414079095_801414

La Chanca. 1963. Óleo. Colección Cristina Cafarena. Obra de Jesús de Perceval


 14_1414077485_308805

Casas. 1957. Encáustica. 29 x 40 cm. Colección Dionisio Godoy. Obra de Jesús de Perceval


 15_1414077527_488513

Casas de la Chanca. 1974. Encáustica. 43 x 44 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 31_1414078343_144740

Paisaje. 1969. Encáustica. 35 x 27 cm. Colección Nazario Yuste Rosell. Obra de Jesús de Perceval


 32_1414078408_485369

Paisaje. 1969. Óleo. 34 x 25 cm. Colección Antonio Acosta Navarro. Obra de Jesús de Perceval


 33_1414078474_216256

Paisaje. 1972. Óleo. 67 x 51 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 34_1414078535_250091

Paisaje. 1973. Óleo. 53 x 38 cm. Colección Carmen Pérez Franco. Obra de Jesús de Perceval


 35_1414078590_774078

Paisaje. 1970. Óleo. 50 x 34 cm. Colección Trina de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 36_1414078632_696498

Paisaje. 1970. Óleo. 46 x 33 cm. Colección Marnuel Rodríguez de Soria. Obra de Jesús de Perceval


 37_1414078685_733756

Paisaje aéreo. 1969. Óleo sobre encáustica. 44 x 33 cm. Colección Francisco Capulino. Obra de Jesús de Perceval


 16_1414077572_417038

Después del aguacero. 1930. Óleo. 105 x 64 cm. Colección Emilio Muñoz Colomer. Obra de Jesús de Perceval


 38_1414078741_322268

Paisaje de Tabernas. 1968. Óleo. 49 x 34 cm. Colección Mª del Pilar Perceval de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 39_1414078788_965712

Paisaje encharcado. 1967. Óleo. 36 x 28 cm. Colección Mª del Mar Perceval de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 18_1414077661_929554

El cerro de las Yeguas. 1948. Encáustica. 68 x 52 cm. Colección Cajamar. Obra de Jesús de Perceval


 40_1414078848_720124

Paisaje urbano. 1972. Óleo. 50 x 34 cm. Colección Jesús Serrabona. Obra de Jesús de Perceval


 19_1414077703_480913

El puerto. 1963. Boceto. Óleo. 28 x 19 cm. Colección Alfonso de la Cámara de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 20_1414077749_911188

Esperando al pescador. 1972. Óleo. 46 x 33 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 21_1414077792_574444

Jacaranda. 1976. Óleo. 34 x 39 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 22_1414077840_237461

La tapia. 1976. Encáustica. 34 x 50 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 23_1414077879_857902

Las ciévaras. 1969. Guash. 50 x 35 cm. Colección Jesús Serrabona. Obra de Jesús de Perceval


 24_1414077925_519804

La era. 1958. Óleo sobre tela. 123 x 71 cm. Colección Margarita Pérez Romay. Obra de Jesús de Perceval


 26_1414078091_680516

Marina. 1972. Óleo. 33 x 23 cm. Colección Joaquín García Ramos. Obra de Jesús de Perceval


 27_1414078134_808975

Matorral amarillo. 1976. Óleo. 48 x 34 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 28_1414078176_144957

Montañas. 1970. Óleo. 52 x 41 cm. Colección Joaquín García Ramos. Obra de Jesús de Perceval


 29_1414078220_706004

Montañas roja. 1966. Óleo. 36 x 28 cm. Colección Carmen Perceval. Obra de Jesús de Perceval


 30_1414078285_340066

Olivos sobre siena. 1966. Óleo. 36 x 25 cm. Colección Carmen Perceval. Obra de Jesús de Perceval


 41_1414078897_782638

Palmera. 1975. Óleo. 52 x 41 cm. Colección Joaquín García Ramos. Obra de Jesús de Perceval


 42_1414078944_910043

Parrales de Berja. 1973. Óleo. 48 x 34 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 43_1414078993_817174

Parras en otoño. 1975. Óleo. 52 x 41 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 46_1414079155_406100

Pitas. 1970. Encáustica. 33 x 23 cm. Colección Trina de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 47_1414079201_133021

Rambla. 1970. Óleo. 23 x 33 cm. Colección Trina de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 48_1414079248_977304

Río Andarax. 1965. Encáustica. 121 x 86 cm. Colección Exmo. Ayto. de Almería. Obra de Jesús de Perceval


 51_1414083844_668169

Al sol del sureste. 1965. Óleo. 122 x 85 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 60_1414085632_862462

En la era. 1960. Óleo. 100 x 81 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 49_1414079307_153206

Torreón de Torregarcía. 1969. Encáustica. 27 x 35 cm. Colección Colección Mª del Pilar Perceval de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 50_1414083790_487380

Lucainena. 1974. Óleo. 34 x 42 cm. Colección Trina de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 74_1414086340_183546

Abrazo. 1940. Óleo. 32 x 43 cm. Colección Carmen Perceval. Obra de Jesús de Perceval


 52_1414084781_938190

Anciana. 1966. Óleo. 80 x 120 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 57_1414085467_536656

Dos Mujeres. 1969. Encáustica. 23 x 33 cm. Colección Carmen Pérez Franco. Obra de Jesús de Perceval


 53_1414084831_367520

Caballero campestre. 1966. Óleo. 38 x 50 cm. Colección Miguel Alonso Pérez. Obra de Jesús de Perceval


 54_1414084875_183245

Campesino clamando por la lluvia. 1974. Óleo. 100 x 81 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 55_1414084924_217159

Campesinos de Almería. 1983. Óleo. 98 x 130 cm. Colección Excma. Diputación Prov. de Almería. Obra de Jesús de Perceval


 56_1414084969_775565

Carnaval. 1960. Encáustica. 48 x 36 cm. Colección Elena Diego. Obra de Jesús de Perceval


 58_1414085520_716548

El pescador. 1951. Óleo. 84 x 98 cm. Colección Francisco Fernández Salvador. Obra de Jesús de Perceval


 59_1414085568_548385

El circo. 1969. Cera. 17 x 23 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 61_1414085695_162667

Familia de la Chanca. 1966. Óleo. 80 x 130 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 62_1414085742_497309

Gitana con niño. 1975. Encáustica. 80 x 100 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 71_1414086182_895717

Niña con el aro. 1981. Óleo. 73 x 117 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 70_1414086133_948647

Pescadora. 1981. Óleo. 80 x 102 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 63_1414085789_750778

Ladrón. 1930. Óleo. 22 x 34 cm. Colección Trina de la Cámara Montilla. Obra de Jesús de Perceval


 64_1414085834_624809

Los mellizos. 1949. Óleo. 51 x 82 cm. Colección Carmen Perceval de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 65_1414085875_766290

Mirando al mar. 1957. Encáustica. 45 x 61 cm. Colección Familia Hernández Fontán. Obra de Jesús de Perceval


 66_1414085922_919298

La faena de la uva. 1952. Óleo. 100 x 85 cm. Colección Salvadora Navarro de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 67_1414085969_995782

La mujer del pescador. 1963. Óleo. 21 x 13 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 72_1414086238_532700

Pescadores. 1942. Óleo. 250 x 100 cm. Colección Excmo. Ayto. de Almeria. Obra de Jesús de Perceval


 68_1414086015_893878

La redacción. 1935. Acuarela sobre Tinta. 32 x 24 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 69_1414086066_673414

La trilla. 1973. Óleo. 116 x 81 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 73_1414086282_557815

Mujer del cántaro. 1981. Óleo. 85 x 60 cm. Colección Santiago Real Jiménez. Obra de Jesús de Perceval


 75_1414086388_726756

Acecho. 1966. Técnica mixta sobre óleo. 100 x 73 cm. Colección Carmen Perceval de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 76_1414086440_721958

Aqui fué. 1937. Dibujo acuarelado. 51 x 33 cm. Colección Trina de la Cámara Montilla. Obra de Jesús de Perceval


 78_1414086553_662479

En donde no pasó nada. 1937. Óleo. 64 x 48 cm. Colección Trina de la Cámara Montilla. Obra de Jesús de Perceval


 77_1414086499_389751

Campesina descansando. 1979. Óleo. 35 x 24 cm. Colección Ana Arigo Espa. Obra de Jesús de Perceval


 88_1414087592_324685

Ha muerto la música. 1963. Óleo. 65 x 50 cm. Colección Francisco Fernández Salvador. Obra de Jesús de Perceval


 80_1414086647_996475

Amor maternidad. 1960. Óleo. 34 x 67 cm. Colección Joaquín García Ramos. Obra de Jesús de Perceval


 94_1414088965_556949

La pobreza. 1930. Óleo. 22 x 34 cm. Colección Trina de la Cámara Montilla. Obra de Jesús de Perceval


 93_1414088917_109165

La ofrenda. 1968. Lápices sobre acuarela. 21 x 30 cm. Colección Juan Bautista Parra Llonch. Obra de Jesús de Perceval


 79_1414086607_696082

Adán. 1930. Óleo. 22 x 34 cm. Colección Trina de la Cámara Montilla. Obra de Jesús de Perceval


 92_1414088823_731656

La Flagelación. 1935. Óleo. 31 x 57 cm. Colección Carmen Perceval de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 83_1414087334_315197

Bautismo de Cristo. 1933. Óleo. 29 x 46 cm. Colección Trina de la Cámara Montilla. Obra de Jesús de Perceval


 81_1414086694_161446

Anunciación. 1930. Óleo. 22 x 34 cm. Colección Trina de la Cámara Montilla. Obra de Jesús de Perceval


 82_1414086741_266148

Anunciación. 1957. Óleo. 130 x 190 cm. Colección Parroquia Virgen del Rosario. Roquetas de Mar. Almería. Obra de Jesús de Perceval


 84_1414087380_469938

Asunción. 1960. Óleo. 90 x 123 cm. Colección Unicaja. Obra de Jesús de Perceval


 85_1414087428_682473

Asunción. 1957. Óleo. 130 x 190 cm. Colección Parroquia Virgen del Rosario. Roquetas de Mar. Almería. Obra de Jesús de Perceval


 86_1414087487_870592

Desesperación. 1940. Acuarela sobre colores. Colección Trina de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 87_1414087534_443973

El niño del pez. 1940. Óleo. 63 x 84 cm. Colección Trina de la Cámara Montilla. Obra de Jesús de Perceval


 99_1414089193_802988

La sagrada familia. 1956. Óleo. 120 x 160 cm. Colección hermanos Pérez Manzuco. Obra de Jesús de Perceval


 100_1414089239_205168

La Virgen de las uvas. 1940. Óleo. 60 x 75 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 99_1414089299_695703

La ternura. 1937. Óleo. Técnica mixta. Colección Trina de la Cámara Montilla. Obra de Jesús de Perceval


 89_1414087647_246834

Huida a Egipto. 1957. Óleo. 130 x 130 cm. Colección Parroquia Virgen del Rosario. Roquetas de Mar. Almería. Obra de Jesús de Perceval


 131_1414096391_893954

Milagro de San Pio X. 1959. Óleo. 200 x 300 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 90_1414087698_223235

La adúltera. 1943. Óleo. 100 x 81 cm. Colección Trina de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 135_1414096679_970639

Nacimiento. 1957. Óleo. 130 x 190 cm. Colección Parroquia Virgen del Rosario. Roquetas de Mar. Almería. Obra de Jesús de Perceval


 136_1414096769_397572

Presentación en el templo. 1957. Óleo. 130 x 190 cm. Colección Parroquia Virgen del Rosario. Roquetas de Mar. Almería. Obra de Jesús de Perceval


 137_1414096846_177982

Sagrada familia. 1957. Óleo. 130 x 130 cm. Colección Parroquia Virgen del Rosario. Roquetas de Mar. Almería. Obra de Jesús de Perceval


 91_1414088084_493970

La degollación de los inocentes. 1951. Óleo. 155 x 100 cm. Colección Trina de la Cámara Motilla. Obra de Jesús de Perceval


 138_1414096909_762147

San Sebastián. 1943. Óleo. 250 x 200 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 140_1414097045_644798

Virgen con niño. 1960. Encáustica. 34 x 80 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 141_1414097114_672155

Visitación. 1957. Óleo. 130 x 190 cm. Colección Parroquia Virgen del Rosario. Roquetas de Mar. Almería. Obra de Jesús de Perceval


 142_1414097168_536933

Virgen con niño. 1960. Encáustica. 93 x 36 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 143_1414097238_715471

Retablo. 1957. Óleo. 190 x 570 cm. Colección Parroquia Virgen del Rosario. Roquetas de Mar. Almería. Obra de Jesús de Perceval


 144_1414097302_817102

Retablo "Paroquia de Loreto". 1958. Óleo. 300 x 400 cm. Colección Arzobispo de Granada. Diocesis de Granada. Granada. Obra de Jesús de Perceval


 139_1414096980_184052

Si, ese es ateo. 1937. Acuarela. 51 x 38 cm. Colección Trina de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 95_1414089017_294681

La huida de Málaga. 1937. Óleo. 100 x 86 cm. Colección Trina de la Cámara Montilla. Obra de Jesús de Perceval


 96_1414089058_145844

La limosna de San Pio X. 1959. Óleo. 200 x 300 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 97_1414089095_871969

La mortaja. 1953. Óleo. 100 x 81 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 130_1414096315_639515

La vida. 1965. Óleo. 46 x 32 cm. Mª del Mar Perceval Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 98_1414089133_497301

La muerte de la flor. 1970. Óleo. 41 x 33 cm. Colección Pedro Arcas Campoy. Obra de Jesús de Perceval


 129_1414096250_847837

La primavera. 1982. Óleo. 130 x 97 cm. Colección Trina de la Cámara Montilla. Obra de Jesús de Perceval


 132_1414096464_863874

Nacimiento de la primavera. 1963. Óleo. 27 x 38 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 133_1414096526_922105

Óvalo maternal. 1939. Témpera. 25 x 33 cm. Colección Carmen Perceval. Obra de Jesús de Perceval


 134_1414096600_107662

Pensativa. 1934. Óleo. 19 x 26 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 101_1414094195_957699

Carmen Perceval. 1949. Encáustica. 27 x 33 cm. Colección Carmen Perceval de la Cámara


 102_1414094277_151061

Celia Viñas. 1950. Encáustica. 27 x 34 cm. Colección Arturo Medina. Obra de Jesús de Perceval


 108_1414094696_297726

Elena Spottorno. 1939. Óleo. 32 x 40 cm. Colección Cajamar. Obra de Jesús de Perceval


 117_1414095319_544961

María Yélamos. 1948. Encáustica. 30 x 40 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 113_1414094958_901018

Flor Laynez. 1950. Encáustica. 30 x 35 cm. Colección Flor Laynez Muñoz. Obra de Jesús de Perceval


 109_1414094758_412290

Elia. 1981. Encáustica. 27 x 35 cm. Colección Alfonso de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 119_1414095463_694481

Mi amigo Jesús. 1968. Cera. 35 x 47 cm. Colección Jesús Serrabona. Obra de Jesús de Perceval


 126_1414095951_725222

Retrato de Joaquín García. 1960. Encáustica. 25 x 32 cm. Colección Joaquín García Ramos. Obra de Jesús de Perceval


 127_1414096013_112652

Poeta Villaespesa. 1947. Óleo. 128 x 81 cm. Colección Excmo. Ayto. de Almeria. Almeria. Obra de Jesús de Perceval


 128_1414096082_445875

Retrato de Amalia con su hijo José Luis. 1979. Óleo. 73 x 92 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 110_1414094826_956307

Fertilidad. 1979. Encáustica. 40 x 50 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 103_1414094357_731037

Clemencia. 1969. Óleo. 54 x 69 cm. Colección Clemencia Fernández Molina. Obra de Jesús de Perceval


 104_1414094421_266911

Dolorcita. 1974. Encáustica. 31 x 40 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 112_1414094900_416547

Filo y Filomena. 1969. Óleo. 43 x 57 cm. Colección Mª del Pilar Perceval de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 105_1414094520_338276

El avaro. 1936. Óleo. 28 x 30 cm. Colección José Fernández Alemán. Obra de Jesús de Perceval


 106_1414094573_655927

El esclavo. 1935. Óleo. 38 x 59 cm. Colección Carmen González Cuadrado. Obra de Jesús de Perceval


 107_1414094627_505608

El indiano. 1955. Óleo. 77 x 108 cm. Colección Delegación de Cultura. Almería. Obra de Jesús de Perceval


 115_1414095175_492068

Maternidad. 1972. Encáustica. 50 x 70 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 116_1414095243_284742

Maternidad. 1940. Óleo. 51 x 66 cm. Colección Trina de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 118_1414095396_527781

Maternidad. 1976. Encáustica. 40 x 50 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 120_1414095538_538711

Mojaquera. 1965. Óleo. 56 x 71 cm. Colección Clemencia Fernández. Obra de Jesús de Perceval


 121_1414095597_115365

Mojaquera. 1970. Óleo sobre encáustica. 38 x 60 cm. Colección familia  Alarcón Candela. Obra de Jesús de Perceval


 124_1414095800_435227

Novia Mojaquera. 1968. Óleo. 35 x 66 cm. Colección Trina de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 122_1414095659_291232

Naranjas. 1971. Encáustica. 29 x 38 cm. Colección Joaquín García Ramos. Obra de Jesús de Perceval


 123_1414095730_525123

Niño con pajarito. 1965. Encáustica. 50 x 60 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 125_1414095859_249036

Niño del Pítaro. 1967. Óleo. 52 x 80 cm. Colección Cajamar. Obra de Jesús de Perceval


 151

Ibiscus. 1985. Encáustica. 28 x 37 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 156

Flores. 1980. Encáustica. 26 x 34 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 157

Flores. 1980. Encáustica. 26 x 34 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 155

Plato. 1966. Óleo. 35 x 28 cm. Colección Mª del Mar Perceval de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 158

Jarrón. 1965. Óleo. 35 x 28 cm. Colección Pedro Martínez Medina. Obra de Jesús de Perceval


 146_1414097362_685357

Bodegón. 1960. Óleo. 62 x 48 cm. Colección Clemencia Fernández Molina. Obra de Jesús de Perceval


 147_1414097421_327771

Bodegón de la Bahía. 1968. Óleo. 78 x 56 cm. Colección Carmen Perceval de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 148_1414097494_437089

Flores. 1960. Encáustica. 35 x 28 cm. Colección particular. Obra de Jesús de Perceval


 149_1414097554_538117

Frutas. 1965. Óleo. 37 x 28 cm. Colección Carmen Perceval. Obra de Jesús de Perceval


 150_1414097627_349864

Pescados. 1940. Óleo. 43 x 30c m. Colección Carmen Perceval. Obra de Jesús de Perceval


 159

Pescados. 1940. Óleo. 58 x 48 cm. Colección Trina de la Cámara. Obra de Jesús de Perceval


 154

Jesús de Perceval. Autorretrato. 1934. Óleo. 37 x 53 cm. Colección Carmen Perceval de la Cámara



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al magnífico pintor almeriense Jesús de Perceval. Desde este modesto foro esperamos haber contribuido en la divulgación de su espléndida obra, desde hoy cuenta con mi admiración y reconocimiento.


Agradecimiento especial: A Matías -también gran pintor almeriense- por sugerirme este trabajo y por ofrecerme su inestimable colaboración. Desde luego no conocía a este pintor, pero ahora que ya lo conozco un poco, ha supuesto para mí un gran descubrimiento, un artista excepcional, con un estilo inimitable.


Fuentes y agradecimientos: pintura.aut.org, facebook.com, artealmeria, revistalafuente, fundacionantoniosegovialobillo, lostinjapan y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Thursday, 23 October 2014, 22:17; edited 5 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Jesús De Perceval 
 
Gracias J.Luis, no dudo de que sea un gran pintor pero su técnica no es de las que vayan con mis preferencias.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educación hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
 
xerbar Send private message Visit poster's website
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Jesús De Perceval 
 
A Xerbar gracias por haber posibilitado que tu trabajo, José Luis, esté presente en esta galería que tú con tanto afán has emprendido y que disfrutamos al máximo. Jesús de Perceval no podía estar ausente y gracias a tí ya lo tenemos para recrearnos en esta selección que con tanto acierto has conseguido. El manejo del color, de tonos fuertes, plasmado en paisajes, figuras y rostros, consigue la atención de quién observa su obra, marcada con una técnica de fuertes contrastes. La luz y el carácter almeriense están bien marcados en su obra para nuestro beneplácito. Gracias José Luis por haber complacido mi interés. Saludos
 



 
matias Send private message
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Jesús De Perceval 
 
Gracias xerbar y Matías por vuestros discordantes comentarios.

He tenido la suerte de conocer a través de Matías, la obra del maestro Jesús de Perceval -líder del movimiento indaliano-, ambos pasaron por la escuela de artes y oficios de Almería, uno como profesor y otro como alumno, aunque con unos años de diferencia.

Sabido es por comentarios en otro hilo que Matías por razones familiares tuvo que emigrar a Argentina siendo muy joven, lo que le obligó a desprenderse de su querida tierra, no pudiendo seguir desarrollando sus estudios de pintura y desvinculándose de sus antiguos compañeros pintores almerienses, de los cuales; algunos siguieron progresando y se organizaron en torno a la figura emergente de Perceval.

A pesar de la distancia nuestro compañero Matías, ha seguido practicando la pintura y ha seguido mostrando mucho interés por lo que pasaba en España y en su tierra natal, siguiendo en la distancia la carrera de su admirado maestro Perveval y el movimiento indalaciano.

En cuanto la obra de Perceval, según mi modesta opinión es muy importante, en la que claramente se aprecia en su etapa inicial la influencia de Zuloaga con un estilo más sombrío y la evolución del artista en su etapa de madurez demostrando el gran dominio de la luz y los luminosos colores, sabiendo utilizar variados estilos.

También es de destacar la gran técnica empleada en la obra "La degollación de los inocentes" su obra maestra donde además de la brillante composición de la escena, la expresividad y la perfección conseguida, también logra un gran efecto visual al utilizar de forma magistral la perspectiva.


Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Jesús De Perceval 
 
A continuación pongo unas imágenes de un enlace muy interesante dedicada a Jesús de Perceval


 161

Caballo vikingo. Jesús de Perceval. 1965 - óleo/lienzo - 73x100 cm. Colección Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Madrid
     
Conocido en su tierra por una dilatada experiencia, con numerosas exposiciones y premios, en España y extranjero. Permaneció en su ciudad, Almería, como residencia habitual, participando activamente en su vida social, y siendo además creador y lider del Movimiento Indaliano. Él es, entre nuestros artistas seleccionados, el más prolífero dentro de las colecciones particulares almerienses. Una de sus creaciones forma parte de los fondos  del  Museo Reina Sofía, y dos de sus obras más significativas son parte de la colección del Ayuntamiento de Roquetas de Mar.


 166

Rostro de joven. Jesús de Perceval. 1951 - encáustica/táblex - 33 x 25 cm. Colección particular


 167

Cabeza. Jesús de Perceval, c. 1970 - encáustica/táblex - 37 x 28 cm. Colección particular


 168

Perfil. Jesús de Perceval, c.1941 - encáustica/tablex - 32 x 27 cm. Colección particular


 162

Andaluza. Jesús de Perceval, c. 1930 - óleo/lienzo - 33 x 25 cm. Colección estudio-53


 160

Mística ante Las Puras. Jesús de Perceval. 1935, óleo/c. - 68 x 50 cm. Colección particular


 163

Bodegón de la bahía. Jesús de Perceval. 1968 - óleo/tablex - 56 x 78 cm - s.f. Colección estudio-53


  165 164

Maternidad. Jesús de Perceval. 1973 - encáustica/tabla - 45 x 33 cm., (con puerta 64 x 54 cm). Colección particular



Fuente: estudio-53.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Perceval 
 
.


Jesús de Perceval se merece una casa museo en Almería



 perceval_homenaje

La hija de Perceval (segunda a la izda.) participó en el acto.

Jesús de Perceval es uno de los artistas que más presencia tiene en la ciudad de Almería. Este pintor, escultor y diseñador ha dejado su impronta en muchos rincones de Almería: la basílica de la Virgen del Mar, la plaza del Bendicho, la Fuente de los Peces, así como las innumerables pinturas repartidas por las estancias de las instituciones públicas almerienses. Sin embargo, su casa, la casa en la que vivió y que le sirvió de estudio se viene abajo sin que nadie haga nada. La historiadora del Arte, María Dolores Durán, reclamó un espacio propio para la obra de Perceval en Almería para que su memoria no se pierda.

Hablar de Jesús de Perceval es hacerlo de uno de los artistas almerienses más prolíficos del siglo XX. Su obra ha abordado muchos lenguajes artísticos y es el responsable del nacimiento del Movimiento Indaliano, un grupo artístico que plasmó la luz y el sol de Almería en sus lienzos.

Cuando se cumplen 25 años del fallecimiento de este artista, el Instituto de Estudios Almerienses quiso rendir un homenaje a este artista, y lo hizo con una conferencia a cargo de María Dolores Durán, una de las mayores conocedoras de su obra, y con una ruta por varios puntos de la capital que contienen obras de Perceval.

Durante la conferencia celebrada en la tarde de ayer, María Dolores Durán hizo un repaso de la producción artística de Jesús de Perceval. Hizo un recorrido por su evolución pictórica, partiendo de sus primeros trabajos, con una clara influencia de autores como Zuloaga o Solana, con unas pinturas oscuras, casi tenebristas, que presentan a un pintor serio.

Tras esa etapa, y coincidiendo con la Guerra Civil, Jesús de Perceval tomó partido por la contienda y se unió al bando republicano, con el que colaboró como diseñador de carteles en Valencia. Durante esta etapa, Perceval cultivó una pintura de compromiso, unas obras alegóricas que transmitían mensajes de tipo social. Fue en esta época cuando varios de sus trabajos coincidieron con el Gernika de Picasso en la Exposición Universal de París de 1937.

Tras ser detenido, volvió a Almería, donde trabajó en la reconstrucción de la ciudad. A Jesús de Perceval se le debe, entre otros muchos trabajos, la reconstrucción del interior de la iglesia de la Virgen del Mar, un trabajo poco conocido por los almerienses. Además, por esta época, Perceval actuó como un dinamizador de la cultura en Almería. Su carácter abierto y su interés por dotar a su ciudad de una actividad cultural estable, le llevó a entablar amistad con intelectuales de la época como Celia Viñas o Juan Cuadrado, con quienes constituyó una tertulia cultural. De esta tertulia nació el indalo, el logotipo que hasta ahora sirve para identificar Almería, fruto de la imaginación de Perceval.

Fue en este entonces, en los últimos años 40, cuando Perceval dio el salto creativo que le ha hecho tan conocido, como es la fundación del movimiento indaliano. Se trataba de un lenguaje pictórico novedoso, atrevido, innovador y que, sobre todo, incorporaba a los lienzos la luz y el sol de Almería.

En esta etapa, Perceval encumbró la línea frente a la forma, planteó una vuelta a contenidos neoclásicos y representó, como pocos, los iconos almerienses que lo hicieron tan famoso, como la mojaquera, los paisajes de La Chanca, la Alcazaba, el mar y el sol, el sol almeriense.

Con el surgimiento del grupo fotográfico Afal, liderado por Carlos Pérez Siquier, Jesús de Perceval se sintió muy atraído por la fotografía y fueron muchos sus trabajos artísticos en este campo, siempre con una mirada sencilla y sincera a las gentes de Almería, a las gentes de La Chanca, protagonistas de una época de penurias.

Desde los 60 a los 80, Perceval falleció en 1985, el pintor vivió su época más comercial. En esos años, las clases pudientes de Almería querían tener una obra de Perceval, lo que le permitió una vida mucho más acomodada. Fue en esta época cuando cultivó un 'sanbenito' que le acompañó hasta después de su muerte y era el que lo señalaba como "pintor de cabezas", por la gran cantidad de cabezas que pintó en esta época, una producción que se debía a su incapacidad física para abordar obras de mayor entidad.

La obra de Perceval está presente por muchos rincones de Almería, sin embargo, no mucha gente conoce la importancia que este artista tuvo para la ciudad y tampoco la cantidad de obras que ha dejado en las calles de Almería. Un museo, una sala dedicada a su obra, o la rehabilitación de su casa asegurarían que Perceval se mantuviera en la memoria de los almerienses y llegara a los más jóvenes, reclamaba María Dolores Durán.


Publicado por novapolis.es el 19 de Octubre de 2010
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Thursday, 23 October 2014, 22:59; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Jesús De Perceval 
 
CASA MUSEO de JESUS DE PERCEVAL



 301710_420151991362634_1247828867_n

PERCEVAL jamás dijo " Yo soy el Movimiento Indliano", su dialéctica era "Nosotros el Movimiento Indaliano de Artistas y Escritores.." y fueron ellos los que a él le reconocieron por su empuje, creatividad, inteligencia y "direccion", por su energía y determinación a Jesús de Perceval. El les aunó y reunió ( y los que siguieron sumandose con su propio Arte o Ciencia, y su conocimiento, su Don).


Enlace para ver la evolución del proyecto 'Casa Museo de Jesús de Perceval'
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events