Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
CATEDRAL DE PAMPLONA
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje CATEDRAL DE PAMPLONA 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a la Catedral de Pamplona. Está ubicada sobre el promontorio del Casco Antiguo de Pamplona, en idéntico lugar en que se asentó la Pompaelo romana, se encuentra la Catedral de Santa María de Pamplona, obra culminación del gótico de los siglos XIV y XV. Este emblemático monumento es el que más reliquias histórico-artísticas atesora de la ciudad. En ella se coronaron los reyes, se reunieron las Cortes y durante tres siglos tuvo su sede la Diputación del Reino.


 00_1395322319_924626

La sobriedad de su fachada neoclásica, obra de Ventura Rodríguez, contrasta con la estética gótica del interior del templo, cuya nave central, de 28 metros de altura, alberga el bello sepulcro de Carlos III de Navarra y su esposa Leonor de Castilla. Pero la verdadera joya de esta Catedral es su Claustro, considerado como uno de los más exquisitos del gótico universal, y de obligada visita para cualquier visitante.


 12catedral_pamplona_presbiterio_baldaquino

Presbiterio con el baldaquino neogótico y la talla de la Virgen del siglo XII.

Espero que este trabajo recopilatorio dedicado al templo español, sea del interés de los aficinados al arte sacro que visitan esta sección del foro de xerbar.





 01_1395321439_729679

Fachada de la catedral de Pamplona.




CATEDRAL DE PAMPLONA


La Catedral de Santa María la Real de Pamplona es un templo gótico construido a lo largo del siglo XV. Está situada en el solar que ocupó la catedral románica y, todavía antes, posiblemente, el capitolio de la ciudad romana, en lo que hoy es el Casco Antiguo de la ciudad. Partes importantes de ella fueron construidas en otras épocas anteriores o posteriores.


 10cuadro_virgen_catedral_pamplona

Lienzo que representa la talla románica de Santa María la Real de Pamplona, titular de la sede pamplonesa.

Entre 1100 y 1127 se había construido la catedral románica, que se vino abajo en su mayor parte en 1390, quedando en pie la fachada y la cabecera. Las obras del nuevo templo comenzaron casi de inmediato y duraron hasta los primeros años del siglo XVI. El Claustro se construyó entre 1290 y 1350 y sustituyó a otro anterior románico. El sobreclaustro se terminó en 1472. La Capilla Barbazana y el Refectorio se terminaron en 1330. Las sacristías se construyeron en el siglo XVII. Hasta el siglo XVIII subsistió la fachada románica, que fue sustituida por la actual entre 1784 y 1802.


Fachada


 04catedral_pamplona_exterior_sur

Vista exterior de la fachada sur desde el patio del Arcedinato.

Consta de una fachada neoclásica construida sobre planos de Ventura Rodríguez. En el centro queda un gran pórtico aguantado por cuatro pares de columnas que sostienen un frontón. Las dos torres cuadrangulares a los extremos se unen al pórtico por sencillos entrepaños. Detrás de una terraza, el paño central tiene un rosetón y termina en otro frontón, adornado por una cruz que adoran dos ángeles.


 03_1395321745_146419

Diseño para la fachada principal de la catedral realizado por Ventura Rodríguez.

Las torres son macizas hasta la altura de la nave central y en su parte superior los vanos de las ventanas van flanqueados por columnas corintias. Por medio de un cilindro con óculos pasan al remate, en forma de campanilla. En el interior de la torre del norte está la campana María, de más de 250 quintales de peso, una de las más grandes de España todavía en uso.


 05catedral_pamplona_puerta_san_jose_foto

Alzado de la puerta de San José, siglo XV, fachada norte.


 02fachada_catedral_pamplona_restaurada

Nueva fachada de la  Catedral de Santa María la Real de Pamplona. Recientemente ha sido restaurada.



Interior


 11_1395322046_252425

En el interior de la catedral de Pamplona, se observa una gran unidad de estilo dentro del gótico. Con planta de cruz latina, consta de nave central y crucero de su misma altura, dos naves laterales y girola, más bajas, y dos series de capillas paralelas a la nave central. Las bóvedas son de sencilla crucería, siendo más complicadas las del tramo central del crucero y las del presbiterio. La luz entra por ventanas ojivales con vidrieras, algunas de ellas del siglo XVI y otras más modernas. Destacan por su magnifica ejecución dos rejas del siglo XVI, una gótica en el presbiterio y otra plateresca en el crucero.



 altar_mayor_catedral_de_pamplona

Altar mayor o presbiterio de la catedral de Pamplona

En el presbiterio bajo un baldaquino gótico moderno, está la imagen de Santa María la Real, talla románica chapeada de plata, ante la cual juraban su cargo los reyes de Navarra. Al fondo del ábside se encuentra la sillería del coro, obra cumbre del estilo renacentista tallada en torno a 1540.


 9catedral_pamplona_nave_lateral

Nave lateral lado del Evangelio.


 13interior_catedral_pamplona_crucero

Bóvedas del crucero.

En medio de la nave central está el mausoleo de los reyes de Navarra, Carlos III y su esposa Leonor, de comienzos del siglo XV, obra maestra de la escultura funeraria gótica. Su autor, Johan Lome, de Tournay, vino de los Países Bajos para hacerse cargo de la obra en la que contó con un grupo de ayudantes de la vecina Francia. Se realizó entre los años 1413 y 1419, según modelos de tradición parisina-neerlandesa contemporánea.


Retablos y capillas de la catedral de Santa María la Real de Pamplona

Son destacables los numerosos y valiosos retablos que posee la iglesia catedral. En ocasiones, las mazonerías originales se han sustituido por retablos de mayor valor artístico traídos de otras localidades navarras, por lo que el santo al que está dedicada la obra a veces no se corresponde con el santo que da nombre a la capilla en la que se encuentra.


 15retablo_san_juan_bautista_pamplona

Retablo de San Juan Bautista en la capilla homónima.

A los pies de la catedral, a la izquierda y después del baptisterio se encuentra la capilla de San Juan Bautista, con retablo renacentista del siglo XVI. A esta le sigue otra con un retablo gótico de pintura sobre tabla, representando profetas y una talla del Crucificado, todo ello del siglo XV tardío. En las dos capillas siguientes están los retablos barrocos de San José y de las Reliquias. En el crucero norte destacan dos grandes retablos barrocos, de 1675, dedicados a San Gregorio y San Jerónimo. Ya en la girola, se puede ver la capilla Sandoval, con un retablo de 1620 y dos tallas barrocas de San Ignacio y San Francisco Javier. Sigue el retablo de San Agustín, del siglo XVII. Al fondo de la girola quedan las dos puertas de la sacristía, góticas del siglo XV. Entre ellas se encuentran dos grandes retablos barrocos, de 1710. El primero se llama del Cristo de los Capellanes y el segundo está dedicado a San Fermín. Al final de la girola por la derecha, están el retablo gótico de Santo Tomás, de 1507 y el de la Piedad, realizado en 1600 por Domingo Bidarte y Juan Claver.


 19escudo_felipe_ii_retablo_pamplona

Escudo de la monarquía española en el retablo de la Piedad.


 17retablo_capilla_sandoval_pamplona

Retablo de la capilla Sandoval.


 16retablo_cristo_caparroso_pamplona

Retablo del Cristo de Caparroso, en la capilla de Santa Cristina.


 18retablo_san_juan_pamplona

Retablo de Santo Tomás.


 14catedral_pamplona_capilla_santisimo

Capilla del Santísimo, con su retablo barroco gemelo del de San Jerónimo, en el otro extremo del crucero.

En el brazo sur del crucero, convertido en capilla del Santísimo, se instaló el Cristo del trascoro, obra de Juan Bazcardo en 1600. Al exterior de esta capilla y adosada a un pilar, se encuentra una talla de piedra de los primeros años del siglo XV que representa a la Virgen de las Buenas Nuevas. Sigue la capilla de San Juan Evangelista, con un retablo gótico del siglo XVI, y finalmente la capilla de Santa Catalina, con retablo barroco de 1683.


 20retablo_santa_catalina_y_capilla

El retablo barroco de Santa Catalina en su capilla y tras él, el gótico de San Juan Evangelista.


Tallas y pinturas

Son numerosas las tallas que albergan los muros del conjunto catedralicio, ya sea en la iglesia catedral o el museo catedralicio diocesano. Entre ellas, las más antiguas son imágenes marianas del siglo XII y XIII, aunque se conservan ejemplos de todos los siglos posteriores. La más importante de ellas es la propia imagen de Santa María la Real que se encuentra dentro del templo.
Cristo de Ancheta.


 21cristo_de_ancheta

Una de las joyas de la catedral es el Crucificado del Trascoro o Cristo de Ancheta, realizado hacia 1577 por el escultor vasco Juan de Ancheta (o Anchieta). Es sin duda uno de los mejores Crucificados de todo el siglo XVI español,79 y está al nivel de la otra obra cumbre manierista como es el Crucificado de Pompeo Leoni de El Escorial.

De tamaño algo menor del natural, está resuelto de una manera extraordinaria. Se demuestra el total conocimiento anatómico muscular que tiene del cuerpo humano en la forma de tratar torso, brazos y piernas. Sus manos son muy expresivas y la caída de su cabeza, dramática. Su rostro es casi imperceptible, de expresión rigurosa pero serena. Su cuerpo describe una amplia curva a la vez que sus brazos muestran un balanceo propio del manierismo.

Fue realizado para la capilla Barbazana, donde estuvo hasta 1857 cuando fue trasladada a la nueva capilla del Trascoro. Gozó de gran devoción como lo demuestran las procesiones que se hacían hasta su figura los miércoles y viernes de cuaresma desde finales del XVII. Actualmente se encuentra en el primer tramo de la capilla de San Juan Bautista, a los pies de la iglesia por el lado del Evangelio.

Dos esculturas de santos jesuitas, San Ignacio de Loyola y San Francisco Javier, se encuentran en la capilla Sandoval. Estas esculturas destacan por ser representaciones muy tempranas de ambos santos, seguramente realizadas muy poco tiempo después de su canonización, acaecida en 1622. De tamaño algo menor que el natural, se enmarcarían a la vez que la obra de Ancheta, dentro del romanismo.

Dos grandes lienzos situados en la girola, fueron realizados en 1840 por Juan Gálvez para ser colocados en el muro del trascoro. Representan la Última cena y la Oración en el Huerto.

En el primer tramo de la nave lateral, donde se halla la puerta de acceso al claustro, se encuentra un gran lienzo que representa a San Cristóbal, obra de Pedro de Rada, realizado en 1773 en sustitución de un retablo que se encontraba en dicho lugar.

Además de otros lienzos que cuelgan en el interior de la catedral, como el del Baptisterio, o los dos del siglo XVII de la capilla del Santísimo, a lo largo de todo el conjunto catedralicio se observan numerosos cuadros de los siglos XVI al XX, que no destacan especialmente por su calidad artística.

Los canceles de la puerta de San José y el remate de la de acceso al claustro, fueron realizados en 1736. En madera de su color, son buen ejemplo de su época, sosteniendo sobre la caja coronamientos con frontones partidos y esculturas de obispos y canónigos en los remates.

En la capilla Barbazana se encuentra la sillería del coro de la parroquia de San Juan, donde fue trasladada a mediados del XX. Es sencilla aunque está tratada con mayor barroquismo que la sillería de la sala capitular. También en esta capilla está una Virgen gótica que antaño estaba en el refectorio.

En el muro exterior de la escalera de caracol que sube a la cubierta del crucero, en la cara que da a la puerta del claustro, se sitúa sobre una peana labrada y bajo un dosel de piedra, la talla gótica del XV de la Virgen de las Buenas Nuevas. Hermosa labra en piedra que desvela un carácter humanizante de la Virgen en relación con el niño.80

Son numerosas las muestras de escultura decorativa que se encuentran a lo largo de todo el conjunto catedralicio, tanto al interior como exterior, que ocupan el lugar de claves, ménsulas y capiteles. En el interior de la iglesia, esta decoración es de tipo vegetal en la gran mayoría de los capiteles de columnas y columnillas, mientras que las ménsulas tienen tallas animales o humanas. Son especialmente interesantes por su carácter cronológico, las tallas heráldicas de las claves. En el claustro estas labras se alternan según las etapas constructivas, siendo las más primitivas labras historiadas, mientras que las últimas se centran en el mundo vegetal. Ya han sido citadas las labras de las magníficas puertas del claustro, así como la poca decoración exterior del conjunto.

La policromía de la piedra, ya fuera de las tallas o de los paños de los muros, fue una práctica muy extendida en toda la edad media y de la que se conservan de forma excecpcional numerosos ejemplos que son citados en sus apartados correspondientes. Destaca sobre todas ellas la pintura mural gótica del refectorio que hoy podemos ver en el Museo de Navarra.

Entre las esculturas que hoy se hallan en el Museo Diocesano, destacan dos tallas de santos provenientes de los retablos de la catedral y dos crucificados de marfil del XVII, uno de pequeñas dimensiones y otro mucho mayor que se encontraban también en el templo.

En el Museo se encuentra a su vez el retablo de las Navas, una magnífica muestra gótica de tallas de bulto redondo y altorrelieve guarnecidas en una suntuosa arquitectura con tracerías góticas.


 22cristo_marfil_pamplona

Cristo de marfil de la catedral de Pamplona


Coro

La sillería del coro fue realizada entre 1539 y 1541, dirigiendo las obras Esteban de Obray,81 aunque labrada por numerosas manos, entre ellas las de Guillén de Holanda, al que se le atribuyen las mejores tallas. Constituye uno de los últimos eslabones de las grandes sillerías renacentistas que se construyeron en el norte peninsular.


 52coro_catedral_pamplona

Coro renacentista en el presbiterio.

Fue una gran obra concebida por el prior de la catedral, Sancho Miguel Garcés de Cascante, persona que vivió en Roma en la corte del papa Julio II, mecenas de Miguel Ángel, Bramante y Rafael entre otros, lo que influyó de forma decisiva en su gusto por el arte y en especial por el estilo renacentista italiano. Este nuevo gusto estilístico viene determinado por el origen francés de gran parte de sus artífices, que tenían en Normandía un referente del nuevo estilo italiano importado por el mecenazgo del cardenal Rouen Georges d’Amboise.

Ya existió en la catedral pamplonesa otra sillería de principios del siglo XV realizada por artistas mudéjares de la que hoy no queda rastro.

Antiguamente estaba situada en el segundo y tercer tramo de la nave central, más próximos al crucero, y presentaba la típica forma de U abierta hacia el altar mayor. Constaba de 59 sillas altas, distribuidas en un orden superior destinado a personalidades y canónigos de oficio. La sillería baja tenía un sitial con tres sillas, una para el prior y dos para sus ministros, gradas de acceso a la parte superior y a ambos lados, diez sillas, otro acceso y once más, creando un total de 45 asientos bajos. Destaca sobre todas ellas la silla el obispo, con atril y un dosel a modo de baldaquino.


 53coro_catedral_pamplona_2

Detalle de la sillería.

En 1946 es trasladada al presbiterio, donde tiene menor espacio, por lo que casi un tercio de las sillas se vendieron a la Diputación Foral para sufragar los costes de la obra, en concreto doce de estas sillas altas y ocho bajas que se conservan en la capilla del Museo de Navarra, y una silla alta fue regalada a la Nunciatura de Madrid. Actualmente se encuentran en el presbiterio 33 sillas altas, las 3 aisladas del prior y los ministros, y 23 sillas bajas. El resto están desaparecidas.

Todos los sitiales poseen un asiento abatible con misericordia, tabiques de perfil curvilíneo, frentes con balaustres y atlantes que soportan los pomos que representan figuras monstruosas. Los respaldos presentan paneles con taracea. Sobre las sillas altas, además de esto, se encuentran en el respaldo un friso, un tablero con una talla humana flanqueada por pilastras (las figuras representan santos y apóstoles presididos por el Salvador), concha sobre la misma, todo ello rematado por guardapolvos con ménsulas y un nuevo friso con remates de timpanillos. La silla episcopal está coronada por una gran aguja con pináculos de estilo gótico.


La catedral de Pamplona alberga una de las más notables y ricas colecciones de orfebrería de España, tanto por originalidad de alguna de sus piezas que se pueden considerar únicas, como por el número de las mismas. De especial relevancia son el relicario del Lignum Crucis y el del Santo Sepulcro, ambos góticos, y la Custodia de plata y un evangeliario del mismo metal de época renacentista.


Santa María la Real


 54santa_maria_la_real_pamplona

Se considera a Santa María la Real de Pamplona, como una de las tallas marianas más antiguas que se conserva en la Comunidad Foral, junto con la del monasterio de Irache. Data del siglo XII y está fechada con anterioridad a 1175-1185.

Se trata de una imagen sedente sobre trono (que fue añadido en el siglo XVI junto con el niño), con Jesús sentado sobre su pierna izquierda, una representación por tanto de Sedes Sepientae, en la que María sirve de trono a su hijo. Toda la talla, de 93 cm. de altura, fue chapada en planta a excepción de rostro y manos, como era habitual en aquella época, por encargo de Carlos II en el siglo XIV.


Relicario del Santo Sepulcro


 55relicario_santo_sepulcro_pamplona

El relicario del Santo Sepulcro (88 x 38,5 x 24,5 cm.), es una obra excepcional de la orfebrería francesa, que seguramente proviene de los talleres parisinos. Se trata de una pieza única, ya que no se conserva otra comparable a ésta ni si quiera en su país de origen, y por lo tanto, es la pieza de mayor valor del tesoro catedralicio.

Hay diferentes teorías sobre su origen y el motivo por el que llega a Navarra. Ambas coinciden en fechar la pieza a finales del siglo XIII, época en la que una hija de Luis IX de Francia, Isabel, se desposó con Teobaldo II de Navarra.
Relicario del Lignum Crucis, siglo XIV.

Está realizado en plata y cobre sobredorados y decorado a su vez con esmaltes opacos. Se presenta a modo de templete abierto, de planta rectangular sobre cuatro patas con forma de león. Con cuatro pilares, uno en cada extremo, se abren al frente y por su parte posterior, unos arcos trilobulados bajo gabletes con un rosetón en su interior. Cubiertos por un tejado a dos aguas con crestería. Remata el conjunto una aguja en chapitel calado cubierta por arcos apuntados con tracerías, al estilo de la Sainte Chapelle de París, construida unos años antes.

En el interior del templete está esculpida la escena de las Tres Marías ante el Sepulcro. Las tres mujeres visten túnica y cubren sus cabezas con un paño, sonríen (sonrisa gótica) ante la noticia del ángel que está sentado en el sepulcro y señala a su interior con el dedo. Bajo ellos, dormidos dos soldados de menor tamaño y vestidos a la más pura moda medieval de la época.


Relicario Lignum Crucis


 55relicario_santo_sepulcro_pamplona_1395336722_108123

El relicario del Lignum Crucis (65 x 40 x 30 cm.) también parece tener orígenes parisinos. De comienzos del siglo XIV por su relación con obras coetáneas, incluye en 1401 dos cruces esmaltadas con las reliquias de la Vera Cruz y de la túnica de Cristo, regaladas por Manuel II Paleólogo a Carlos III el Noble.

Está realizado en plata sobredorada con esmaltes translúcidos. La base cuadrilobulada, se apoya sobre cuatro leones. Sobre dicha base se encuentran los esmaltes de gran calidad que representan escenas de la Pasión, y en su centro hay un templete cerrado, de intrincada arquitectura gótica, con esmaltes en sus frentes de los apóstoles.87 Enmarca el conjunto un arco polilobulado inscrito en gablete con crestería vegetal, con las tallas de San Pedro y San Pablo a ambos lados y coronado por tres cruces. Únicamente la de la izquierda es original, las otras dos se perdieron tras haber sido robado el relicario en los años 30 del siglo XX. Tras este robo se recuperó la pieza pero no estas dos cruces. Las actuales son reconstrucciones modernas a partir de modelos góticos.


Custodia y templete procesional

El renacimiento trae consigo cambios sustanciales en la construcción y decoración de las piezas. De esta época son la custodia y el templete que se conserva en el interior del templo.


 56relicario_corpus_pamplona

Esta custodia (84 x 42 x 37 cm.) es de plata sobredorada y fue construida en los talleres de Pamplona como lo indica su marca “PPLON”. Está datada en la década de 1540-1550 aunque con añadidos posteriores.88 Se puede considerar plateresca, y su estructura es en forma de templete, sobre un pedestal polilobulado del que arranca un cuerpo troncocónico, en el que se asienta el templete de base cuadrada y añadidos laterales en forma triangular, cubierto por una bóveda de crucería, y rematado al exterior por un tronco de pirámide sobre el que se halla un grupo escultórico rematado por un crucificado. Todo ello rematado por varias figuras, el templete se decora con balaustres y paneles ricamente tallados. De posterior factura son los dos ángeles que sostienen el templete, dentro del cual se halla el viril.

Otra obra excepcional en el tesoro catedralicio es el templete procesional, realizado en plata (200 x 92 x 92 cm.) en 1596 por orden del obispo Antonio Zapata.89 De base rectangular con sus ángulos achaflanados, se presentaba como un templete abierto sostenido por ocho pilares con basamento, basa, columnas y capiteles, dispuestos en los ángulos de la peana. Todo ello cubierto con un friso corrido, con pirámides muy apuntadas en los remates de los pilares, e inscrita en su interior una cúpula de media naranja rematada por una figura.

La pieza ha sufrido diversas modificaciones a lo largo de la historia, siendo la más destacable el desplazamiento de los dos pilares del frente a los laterales, para mejorar la contemplación de la forma que se coloca en su interior, añadiendo para ello diversas piezas, como unos angelotes y unos nuevos remates. A pesar de estas modificaciones, puede clasificarse como plateresca.

El templete fue creado para colocarse de forma permanente en el retablo mayor de estilo manierista, de hecho su constructor es el mismo que hizo el diseño de dicho retablo, pero también se pensó como templete para enmarcar la custodia en la procesión del Corpus, puesto que desde el mismo año el que fue realizado, salió en procesión.91 Durante mucho tiempo fue sacada sobre una carroza de madera debido a su gran peso. Dicha carroza fue legada al desuso con los años y el templete dejó de salir en procesión, llevando el día del Corpus únicamente la custodia bajo palio. El año 2006 la asociación de Amigos de la Catedral de Pamplona, recuperó el uso de dicha carroza construyendo una de nueva factura y desde entonces, nuevamente sale en procesión por las calles de la ciudad albergando en su interior la custodia.


 57santa_ursula_pamplona

Relicario de plata de santa Úrsula (siglo XVI)


 58evangelario_pamplona

Cubierta de plata para un Evangelario (siglo XVI)


 59corona_diamantes_virgen_pamplona

Corona de oro, diamantes y esmeraldas de Santa María la Real (siglo XVIII y añadidos de 1946)


 59cruces_parroquiales_navarra

Conjuto de cruces parroquiales góticas de navarra

Entre las numerosas piezas de orfebrería del tesoro catedralicio, caben destacar además de las ya citadas otras piezas como el evangeliario renacentista, relacionado iconográfica y estilísticamente a la custodia. Realizado en plata sobredorada con alma de madera, alberga en su interior un códice medieval en pergamino con los evangelios fechado en 1228. Al ser sustitutiva de la cubierta gótica preexistente, mantiene un estilo iconográfico similar a las de dicha época. También sobresaliente es el relicario de Santa Úrsula, de mediados del XVI, realizado en madera cubierta de plata parcialmente sobredorada, es una hermosa talla, ricamente trabajada, que supone un ejemplo de la moda renacentista. Además de estas, la catedral conserva numerosas obras realizadas con oro y plata entre relicarios, cruces procesionales, cálices, bandejas, candelabros, y un largo etcétera de piezas necesarias para la liturgia, así como bordados de casullas y frontales de altar o las diferentes coronas de Santa María la Real, entre las que destacan la de la Virgen y el niño Jesús del XVIII con añadidos de 1946, realizadas en filigrana de oro y decoradas con cientos de diamantes y esmeraldas.


Sepulturas

La catedral de Pamplona tiene entre sus muros una variada muestra de sepulturas, entre la que es notable la colección de sepulcros góticos, y sobre los que destaca de manera incuestionable, el de Carlos III el Noble. Como era costumbre, los reyes eran enterrados en las iglesias por las que profesaban una especial devoción y tenían un significado importante para su linaje o reinado. Por su parte, los obispos, tenían derecho a ser enterrados en la última catedral en la que habían ejercido su cargo, como sucede hoy en día. También las tumbas de los canónigos, diferentes ciudadanos, y personajes ilustres, tenían cabida entre lo muros del conjunto catedralicio. En Pamplona existen ejemplos de todos estos enterramientos, que se llevaron a cabo desde la edad media hasta principios del siglo XIX, momento en el que se dejó de enterrar dentro de las iglesias. Esta práctica ha estado prohibida hasta 2010, año en que ha sido recuperada


Sepulcro de Carlos III el Noble


 60sepulcro_carlos_iii_pamplona

Una de las piezas más importantes del conjunto catedralicio es el sepulcro de Carlos III el Noble y Leonor de Trastámara. Este monumento funerario, está considerado como una obra maestra del la escultura funeraria de principios del siglo XV.

Situado en el centro del segundo tramo de la nave central, presenta forma de lecho sepulcral exento con unas dimensiones de 2,73 metros de largo, 2,12 de ancho y 1,08 de alto. Sobre él, se encuentran las figuras yacentes de los reyes bajo grandes doseles de fina tracería calada, todo ello en alabastro. Los frentes de la cama sepulcral, están cubiertos con 28 figuras de plorantes, cada uno bajo pequeños doseles y separados por columnillas y rematados por pináculos, que a su vez se encuentran sobre un pequeño zócalo. La cama está realizada en mármol oscuro y las figuras tanto de plorantes como de los reyes, así como las arquitecturas, en alabastro.95

Los doseles de los plorantes se encuentran primorosamente tallados. Compuestos por dos alturas, la inferior presenta una bovedilla de cuatro nervios convergentes. La superior, simula una habitación con dos ventanales ajimezados en cada cara y separados por grandes florones del remate de los arcos. Cada dosel termina en una superficie plana con un borde de talla floral de gran preciosismo...


Otros sepulcros

En las diferentes dependencias de la catedral se encuentran además diversos sepulcros. Dentro de la iglesia (capilla de San Juan Evangelista), el del obispo Sancho Sánchez de Oteiza, obispo de Pamplona entre 1420 y 1425. Es un nicho bajo arco apuntado, con tracería y arco conopial flaqueado por pináculos y con la figura yacente del obispo, y en el frente del arca sepulcral, ocho plorantes. Por las fechas y estilo se considera obra también de Jehan Lome y su taller.


 61sepulcro_sancho_sanchez_de_oteiza_pamplona

Sepulcro del obispo Sancho Sánchez de Oteiza.


 62sepulcro_sanchez_de_asiain_pamplona

Sepulcro del obispo Sánchez de Asiáin.


 63sepulcro_garro_pamplona

Sepulcro de los Garro.

En la capilla de San Andrés hay un sepulcro similar aunque menos decorado y que nunca ha sido ocupado. En la capilla de Santa Catalina hay otro nicho con tracería pero sin figura yacente, y con la única representación de un calvario. Ambos son del siglo XV.

Sobre la puerta de acceso a la escalera del sobreclaustro, se encuentra una lauda sepulcral con una niña yacente, bajo dosel y con un león a los pies, rodeada por cuatro ángeles que sostienen una sábana sobre la que está tumbada la figura. Se cree que pudo pertenecer a la infanta Blanca, hija de Carlos II y fallecida en 1370.101

Las puertas de acceso a las sacristías, estaban preparadas como sepulcros. El de la sacristía de los Beneficiados, estaba ocupado por una tumba que se trasladó al interior del pasillo de acceso a la misma. Ambas presentan arco apuntado, rematado por arco conopial, escudos, y todo el conjunto flaqueado por pináculos.

En el centro de la capilla Barbazana se encuentra la figura yacente del obispo Arnaldo Barbazán, vestido con los ropajes propios de su cargo, mitra y báculo.


64sepulcro_conde_de_gages_pamplona

Sepulcro del Conde de Gages, siglo XVIII.


 65sepulcro_espoz_y_mina_pamplona

Sepulcro de Espoz y Mina, siglo XIX.


 66lauda_infanta_pamplona

Lápida de una infanta,(Leonor? hija de Carlo II) siglo XIV


 67sepulcro_barbazan_pamplona

Efigie yacente de Arnaldo Barbazán, siglo XIV.

En los muros del claustro se encuentra el sepulcro del obispo Sánchez de Asiáin, de 1370, que morfológicamente es muy similar al de Sancho Sánchez de Oteiza, aunque no presenta plorantes y en el interior del nicho conservaba un mural policromado hoy trasladado al Museo de Navarra. También en el claustro, aunque muy posteriores, están los sepulcros de Thierry Dumont, Conde de Gages y virrey de Navarra y el del militar y guerrillero Espoz y Mina.

En la cripta de la Barbazana se construyó a principios del XIX una serie de nichos para albergar los cuerpos de obispos que se encontraban enterrados bajo el suelo de la iglesia catedral, y para albergar futuros cuerpos, creando así un panteón para los mitrados.


Cripta Real. En esta cripta, bajo el sepulcro de Carlos III, se conservan los restos de diferentes monarcas del Reino de Navarra, así como de sus consortes e infantes. Es un pequeño espacio realizado con paramentos de piedra de sillería, cubierta por una bóveda. Dentro se encuentran una serie de cajas con los restos óseos de los monarcas y sus familiares. Dicha edificación no es visible, pero en la cabecera del sepulcro encontramos una placa inserta en el suelo, en la que se detallan en latín el nombre de los miembros de la realeza enterrados, así como la fecha de su fallecimiento.


Tumbas y columbarios


 68tumbas_claustro_catedral_pamplona

Además de los sepulcros, también hay diferentes enterramientos mucho más sencillos, diseminados a lo largo del conjunto catedralicio. Algunos de los obispos que ocuparon la cátedra en la seo pamplonesa en siglos más recientes, están enterrados en el suelo de la iglesia bajo sencillas lápidas. Otros de estos obispos, encuentran reposo en unos nichos de la cripta de la capilla Barbazana.

Durante las excavaciones de los años 90, se halló en el suelo del presbiterio (como se esperaba), una urna de plomo con una pequeña caja de madera en su interior, que contenía los restos de Magdalena de Valois, hermana de Luis XI de Francia y madre de la última reina de Navarra, Catalina de Foix.102

El suelo del claustro es un gran cementerio donde han reposado enterradas cientos de personas hacinadas en sus 328 tumbas. Estas sepulturas, así como el cambio del suelo del claustro, se realizaron durante el siglo XVII para dar cabida a más enterramientos y homogeneizar su superficie, pues debía presentar una imagen desigual debido al gran número de laudas de diferentes épocas. Desde finales de 2010 se está procediendo a su vaciado para instalar en su interior unos columbarios que alberguen las urnas con las cenizas de las personas que deseen ser enterradas en la catedral, y recuperar así su uso como lugar de reposo de los feligreses.

Está previsto que posteriormente también se puedan inhumar los restos en el sobreclaustro y en la cripta de la Barbazana


Rejas


 69reja_renacentista_pamplona

Reja renacentista que cierra la capilla del Santísimo.

Actualmente se conservan dos grandes y valiosas rejas en el interior de la catedral, la que cierra el presbiterio y la que cierra la capilla del Santísimo. Antiguamente todas las capillas estaban cerradas por sencillas verjas góticas que fueron eliminadas a principios del XIX y sustituidas por pequeñas balaustradas, en un intento de crear un espacio diáfano en el interior del templo, consecuencia de las nuevas corrientes artísticas e ideológicas de la época. Estas piezas se vendieron al Ayuntamiento de Pamplona en 1806, que reutilizó su hierro para crear las rejas que cierran actualmente al exterior la capilla de San Fermín, en la iglesia de San Lorenzo...


 70reja_gotica_pamplona

Reja gótica que cierra el frente del presbiterio.


Vidrieras

En toda construcción gótica existe un elemento que es la base de la teoría de la construcción de esta época, y es la vidriera. Hay que entender, que el estilo gótico pretendía poner la arquitectura al servicio de la luz, llegando al punto de que el edificio era únicamente el marco de dichos vitrales. Por lo tanto la catedral pamplonesa no se mantiene al margen de esta teoría, aunque con matices.


 71vidriera_pamplona

Vidriera de la nave central.

Las vidrieras que vemos hoy en día, son casi todas del siglo XX. Únicamente se conservan cuatro originales del siglo XVI, de buena factura, y se cree que realizadas por Juan Carlos Bionde.nota 18 La casi total pérdida de los vidrios, se debe a las sucesivas explosiones del molino de la pólvora, situado cerca del conjunto catedralicio. Fue de especial virulencia la explosión de 1733, en la que la gran mayoría de las vidrieras, muchas de sus tracerías y los pináculos que coronaban el exterior de la iglesia, se vinieron abajo.

Durante largo tiempo estuvo la catedral sin estos cerramientos, sufriendo el consiguiente daño que causaba la lluvia que se adentraba en su interior. Algunas de las ventanas fueron tapiadas, hasta que finalmente, fueron realizadas nuevas vidrieras de la nave central entre 1919-1937 por la casa Mumejean de San Sebastián, imitando las cuatro conservadas del siglo XVI. Entre el año 74 y el 83 de este mismo siglo, Carlos Muñoz de Pablos, pintor y vidrierista segoviano, ejecutó las de la cabecera, crucero, girola y la que se encuentra sobre la puerta de acceso al claustro.

En ellas vemos escenas de los Evangelios, la Virgen, Santos y personajes relacionados con la catedral como reyes, obispos o papas. En las del presbiterio se pintaron escudos heráldicos de poblaciones y personajes navarros que tuvieron relación directa con la catedral. Sobre la puerta del claustro, el escudo del Cabildo y a su derecha el escudo e inscripción de los donantes de las vidrieras de los años 70-80. Los vidrios de las capillas, aunque en su momento estaban decorados, se restituyeron sin dibujo ni color alguno para mejorar la entrada de luz natural en el templo.


 72vidriera_refectorio_pamplona

Detalle de una vidriera del refectorio.

También son notables las vidrieras del refectorio, realizadas en 1891 por la casa Mayer de Múnich, que representan motivos florares y geométricos en los laterales, así como los 4 Evangelistas y los doce Apóstoles en el frontal, y las vidrieras de la capilla Barbazana, realizadas por S. Cuadrado de Madrid en 1956 y que representan en el frontal a la Virgen, el Espíritu Santo y los Apóstoles, y en el ventanal lateral a diferentes santos navarros y escudos heráldicos.

Es un hecho destacable el pequeño tamaño de las vidrieras de la catedral pamplonesa. Se ha querido ver en el crudo clima navarro la explicación a este hecho, pero no parece que sea relevante. Otra cosa que pudo influir, fue el derrumbe de la anterior iglesia románica, por lo que el miedo a un nuevo derrumbe podría haber afectado en la reducción del tamaño de los vanos. Por último, al menos en lo que se refiere a la nave central, hay un hecho que determina a la fuerza su altura. Ambas naves laterales comparten altura con las capillas, lo que obliga a proyectar la cubierta de ambas hasta la mitad de la altura del paramento de la nave central, y por tanto, las ventanas no pueden ser más largas puesto que no entraría la luz por culpa de dicha cubierta.


Órganos


 73organo_catedral_pamplona

Órgano mayor de la catedral, situado sobre la puerta del brazo norte del crucero.

La catedral cuenta actualmente con tres órganos, todos ellos de nueva factura, aunque a lo largo de los siglos ha tenido numerosos órganos de diferentes épocas, estilos y tamaños. Ya en el siglo XV se tiene conocimiento de la existencia de este tipo de instrumentos en la catedral pamplonesa, en concreto en un documento de 1479 se habla de la construcción de “una nueva cámara de madera” para el órgano.114 De los instrumentos sobre los que hay mayor documentación son los barrocos, como el órgano grande que estaba en el coro y que en 1888 debido a su deplorable estado, se sustituyó por uno de doble fachada con caja neogótica reaprovechando en lo posible tubos del instrumento barroco, y otros más pequemos como los que había en capillas como la de Santa Catalina y la de San Juan Bautista, todos ellos hoy desaparecidos...


Campanas


 74campanas_catedral_pamplona

Diferentes fotografías de las campanas en su tamaño proporcional respecto a las demás (la Gabriela y su yugo miden más de 3 metros de altura).

Las dos torres de la fachada oeste de la catedral albergan once campanas, todas ellas de bronce, siendo la más antigua la Gabriela (año 1519). Ocho de las campanas se alojan en la torre sur, todas de uso litúrgico. Cuatro de ellas son campanas romanas y las otras cuatro, esquilas, ocupando todos los vanos de la torre (las romanas los mayores y las esquilas los menores). La torre norte contiene tres, entre ellas la mayor del conjunto y la que es a su vez, la mayor campana en uso de toda España y las campanas de las horas...


 76sobre_claustro_y_claustro_pamplona

Vista superior del conjunto del claustro y el sobreclaustro.


Claustro


 30traceria_claustro_catedral_pamplona

Tracería del lado sur del claustro. Al fondo el lado norte del mismo y la fachada sur de la catedral de Pamplona

El claustro es la mejor muestra en su género del gótico francés. Es admirable su elegante arquitectura en las tracerías y maineles, junto con la riquísima decoración escultórica en arcos, puertas, capiteles, claves de bóvedas y grupos exentos. El claustro forma un cuadrado y las crujías se cubren con tramos de bóvedas de crucería. Los gabletes se entrelazan con el antepecho del sobreclaustro. Se comunica con el templo por una puerta dividida por mainel, ante el que se halla la Virgen del Amparo, talla gótica del siglo XIV. En el tímpano está esculpida la escena de la dormición de la Virgen. Siguiendo por la izquierda, se ve al fondo el grupo escultórico de la Epifanía y, más adelante, la Barbazana.

Al fondo de esta crujía se halla el sepulcro de don Miguel Sánchez de Asiáin (†1364) y, a su derecha, la llamada Puerta Preciosa, bello ejemplar de portada gótica francesa (s. XIV), con la leyenda de la muerte de la Virgen, esculpida en el tímpano. Más adelante, en el ángulo suroeste, las puertas del refectorio y del Arcedianato, ambas esculpidas en sus tímpanos, y la primera, con las dos elegantes esculturas de la Iglesia y de la Sinagoga. Frente a ellas, en el rincón del jardín, el templete del lavabo, cerrado por unas verjas románicas, que la tradición asegura forjada con las cadenas de la batalla de Las Navas de Tolosa.

Se ha descubierto ultimamente el lamentable estado de conservación de muchos capiteles.


 31claustro_pamplona_lateral_oeste

Lado oeste del claustro, el más antiguo.

No se sabe cuando se llevó a cabo, pero debió ser en el siglo XV cuando se levantó el sobreclaustro.29 Para ello se suprimieron los pináculos que se encontraban sobre los antepechos. Únicamente se sustituyeron sus remates por unas pilastras acanaladas a modo de prolongación del fuste. Se elevaron los muros laterales y se cubrió todo con un liviano forjado de bovedillas de madera. Este sobreclaustro, a pesar de haber cambiado la morfología del diseño original de forma irreversible, ha contribuido en buena manera a su conservación.


 35puerta_del_refectorio

Puerta del Refectorio.


 36puerta_preciosa_pamplpona

Puerta Preciosa (dormitorio).


 37puerta_arcedinato_pamplona

Puerta Arcedinato (acceso).


 38puerta_amparo_pamplona

Puerta del Amparo (iglesia).

Aunque no se encuentran in situ hoy en día, son muy destacables las pinturas murales que decoraban ciertos paramentos del claustro y que ahora se pueden contemplar en el Museo de Navarra. Una representación del Árbol de Jesé del siglo XIV, que ocupaba toda la pared del tramo apuesto a la puerta del Arcedinato, y una imagen del juicio final que se encontraba dentro del nicho del sepulcro de Sánchez de Asiáin. Asimismo, podemos ver todavía en el propio claustro la policromía de las claves, así como restos sobre el relieve de la adoración de los Reyes Magos, en algunos arcos adosados al muro, en los sepulcros de Asiáin y los Garro (este último mantiene gran parte de dicha policromía)30 y en uno de los plementos del tramo contiguo al anterior sepulcro del obispo, hay una pintura mural que representa las armas de los Evreux, que aúnan las flores de lis y las cadenas de Navarra. En otro de los tramos vemos unos plementos decorados con una bóveda azul estrellada. También es destacable la policromía sobre las tallas de la puerta del Amparo, especialmente sobre los rostros de los personajes del tímpano, a los que confiere gran expresividad y realismo.


Dependencias claustrales


 39planta_catedral_pamplona_con_leyenda

En torno al claustro, se sitúan una serie de dependencias que a lo largo de los siglos han servido para el funcionamiento de la vida regular en la que vivían los canónigos, así como otras dependecias y capillas necesarias para el culto ordinario en la iglesia catedral.


Capilla Barbazana

Aunque los primeros datos documentales sobre su construcción son de 1378,31 por su disposición, unión con el tramo Este del claustro (donde se halla) y mismo trabajo en la decoración, cabe pensar que se comenzó al mismo tiempo o próximo al comienzo de las obras del claustro gótico, finales del siglo XIII. Actualmente y desde hace varios siglos, se usa como capilla y alberga el sepulcro del obispo Arnaldo Barbazán (que promovió su construcción). Pero en origen, por su situación en el claustro, su suntuosidad y por la disposición de puerta y ventanas en el muro que da a dicho claustro, está claro que su función debió ser la de sala Capitular y ha sido sede judicial.


 41cripta_barbazana_pamplona

Cripta de la capilla Barbazana.

Consta de una cripta y sobre ella la capilla propiamente dicha, que se habría creado para salvar el gran desnivel del terreno.nota 7 Es de base cuadrada, con un pilar octogonal en su centro con capitel liso del que parten ocho arcos que dividen la bóveda en cuatro tramos de crucería simple. Estos se sitúan a unos 6 m. del suelo. Actualmente sirve como enterramiento y posee diferentes nichos adosados al muro en el que descansan varios obispos de Pamplona.

A la estancia a nivel del claustro, encima de la susodicha cripta, donde se halla la capilla, se accede desde el claustro por una amplia puerta flanqueada por dos grandiosos ventanales decorados con finas tracerías, algo muy usual en las salas capitulares construidas en ese siglo.32 En su interior nos encontramos una planta cuadrada que a cierta altura pasa a ser octogonal por medio de la inserción de trompas de ángulo.


 40capilla_barbazana

Bóveda en estrella de la capilla.

Está cubierta por una bóveda de estrella de ocho puntas, con un intrincado conjuntos de terceletes, ligaduras y nervios, unidos en algunos casos por ocho pequeñas claves y en el que destaca la clave central con un relieve policromado de la Virgen. La bóveda descansa sobre unas ménsulas adosadas al muro que representan animales. En los muros nos encontramos dos grandes ventanales, uno frente a la puerta, y otro en el lado de levante. Ambos en la parte central y a una considerable altura.

Al exterior nos presenta como un potente torreón prismático de cuatro caras, con robustos contrafuertes (doce), rematados por unas pirámides a modo de pináculos, destacando uno por su mayor tamaño y altura, que alberga en su interior la escalera de caracol. La capilla está rematada entre los contrafuertes con una airosa galería de arcos apuntados bajo un tejado, aunque en su día debían estar al aire libre por la disposición de sus elementos.

Antiguamente se encontraba en su interior un retablo manierista que ahora se halla en una iglesia madrileña, y dos retablos laterales que se encuentran hoy en día en el interior de la catedral. En su lugar se colocó la Virgen del Consuelo, talla gótica del primer tercio del XIV, procedente del Refectorio.


 77pintura_nave_central_pamplona

Catedral de Pamplona. Clave policromada de la nave central (siglo XV).


Refectorio


 42refectorio_pamplona

El refectorio se halla en el lado sur del claustro, en el lado opuesto a la iglesia. Fue construido entre 1328 y 1335.34 Está formado por una única nave rectangular de 31 m. de largo por 10,5 m. de ancho y 13 m. de altura, cubierta toda ella por una bóveda de crucería simple, con claves decoradas y con escudos heráldicos tanto en las bóvedas como en los arcos fajones. Al igual que en la nave de la iglesia catedral, presenta unos pequeños escudos en los nervios, y en este caso también en los nervios de los arcos fajones.

Posee cinco puertas, siendo la más importante la que lo une con el claustro.nota 8 Dicha puerta ocupa todo el vano, con arquivoltas figuradas, tímpano esculpido con una representación de la Última Cena (tema que se relaciona con la función de comedor del edificio) y esculturas a ambos lados en las jambas.

En el interior encontramos ocho largos y estrechos ventanales con sus vidrieras, además de un rosetón. Las ventanas tienen la peculiaridad de estar divididas en dos tramos de forma transversal, cosa muy poco usual y que algunos autores atribuyen a un origen inglés.35

Tanto las ménsulas que sustentan la bóveda, como los capiteles de las ventanas, están profusamente decorados con tallas de animales y personajes.

Como es habitual en este tipo de dependencias, posee un púlpito adosado al muro, (aunque lo único que conserva del original es la consola) desde el cual uno de los canónigos hacía lecturas del Evangelio mientras el resto comían.

Un elemento que nos recuerda su origen como comedor, es un pequeño hueco situado en el muro occidental, de arco de medio punto con intradós trilobulado, que servía para comunicar directamente la cocina con el refectorio y poder así pasar los alimentos de un lado a otro.

Sobre la pared del fondo se encontraba una magnífica pintura mural del siglo XIV que actualmente se conserva en el Museo de Navarra y que representa escenas del Calvario de Cristo, acompañadas de una interesante representación heráldica. Este mismo motivo heráldiconota 9 se repite en las claves y los escudos de los nervios de la bóveda, aunque no en todos, ya que se alternan con otras claves de motivos religiosos. Todas ellas están ricamente policromadas, así como los capiteles.

Con la desaparición de la vida monacal en la catedral,nota 10 este edificio perdió su funcionalidad y tras unas reformas en el siglo XIX, pasó a convertirse en capilla. Actualmente recoge parte de las piezas del Museo Diocesano.


Sala Capitular


 43sala_capitular_pamplona

Sala capitular de la catedral de Pamplona. Realmente se encuentra en la parte trasera de la cabecera de la iglesia y no en el claustro como es habitual en este tipo de dependencias, pero por su carácter de edificio claustral, se cita en este apartado.

Se trata de una sala rectangular situada entre las dos sacristías, que comunica con ambas por medio de sendas salas de paso, la que conecta con la sacristía rococó alberga a su vez dos pequeñas capillas. Está cubierta por una bóveda de artesa con compartimentos decorativos. Su disposición es norte-sur, situándose de tal forma de manera transversal a la nave de la iglesia.

Se inauguró el 17 de octubre de 1727.36 En 1765 se mandó decorar al gusto rococó para que no desmereciese a la recién redecorada sacristía. Se pintaron y doraron elementos, se añadieron tallas rococó y se añadió un hermoso dosel.37

La estancia se ilumina por dos ventanales abiertos en el lado de la muralla. A lo largo de la pared, existe un banco corrido en el que se disponían los asientos, aunque actualmente los canónigos utilizan sillas. El suelo de azulejos es coetáneo a la obra de la estancia.

El sillón episcopal que se encuentra bajo el dosel, fue usado en 1982 por el papa Juan Pablo II en su visita al Castillo de Javier.


Sacristías

La catedral posee dos sacristías situadas tras la cabecera de la iglesia, a ambos lados de la sala Capitular anteriormente citada, la sacristía de los Beneficiados (o Capellanes) y la de los Canónigos (o Mayor). Ambas fueron decoradas en el siglo XVIII.

La de los Beneficiados, responde al típico ejemplo de sacristía del barroco hispánico que hereda el modelo renacentista de Covarrubias. Es un gran rectángulo sin hornacinas que contiene cajoneras en sus lados largos, y un gran ventanal y la puerta de acceso desde la iglesia en los lados cortos. Cubierta con una bóveda de cañón con lunetas, dividida en tres tramos por arcos fajones, su decoración es muy sencilla, reservada casi en exclusividad a los lienzos que cuelgan de sus paredes.


 44sacristia_catedral_pamplona

La sacristía de los Canónigos por el contrario, es un magnífico ejemplo del rococó. Aunque el edificio original es del siglo XVI, la posterior decoración en el XVIII cambió totalmente su aspecto original.41 De grandes dimensiones, dispuesta de forma rectangular con bóveda de crucería en dos tramos, tiene a sus pies, donde el ventanal, dos anexos laterales de menor tamaño y altura cobijados por cúpula sobre pechinas, al igual que en el lado opuesto a la ventana, en el que un anexo de forma ovoidal aloja en su interior una fuente de mármol barroca. Las paredes de la sacristía están decoradas en seda granate y azul, con formas vegetales, y sobre ellas cuelgan espejos, cobres y lienzos. La parte baja imita mármoles y cobija hornacinas y relicarios. Al fondo, a los lados de la ventana se disponen unas curvilíneas cajoneras. En la parte alta de los muros se alojan bajo la bóveda unos grandes lienzos de Pedro de Rada de 1762.42 Como remate, la estancia está adornada con consolas, candelabros y dos lámparas de araña. Esta capilla tiene acceso directo al claustro, a la Barbazana, a la iglesia y a la sala Capitular. Es en medio de éste último acceso donde encontramos dos pequeñas capillas laterales con tablas pintadas y cuatro bustos relicario.


 46capillas_laterales_sacristia

Capillas laterales en el tramo de acceso a la sala Capitular.

A las dos sacristías se accede desde la iglesia por sendas puertas góticas, que realmente son antiguos sepulcros reutilizados para este fin, y que repiten el esquema de los demás coetáneos que se encuentran en la catedral y se tratan en el apartado de sepulcros.


 47catedral_pamplona_cocina_gotica

Vista exteriorde la cocina. Adosada al muro occidental del refectorio, se encuentra, como era costumbre, la cocina. Es de excepcional belleza y uno de los tres ejemplos supervivientes de este tipo de edificaciones en toda Europa.


Dormitorio

Como consecuencia del mantenimiento del régimen de vida regular del Cabildo en la catedral hasta 1860, se ha conservado esta dependencia comunitaria, que además parece ser el único ejemplo que se conserva de este tipo, lo que da una idea de su importancia.

Se encuentra en el lado Sur del claustro, paralelo al refectorio. Está fechado entre 1408 y 1419, periodo en el que era vicario don Lancelot, hijo de Carlos III.nota 11 Consta de dos alturas, y sustituyó a uno anterior mandado construir en tiempos de Arnaldo Barbazán, a principios del siglo XIV. La idea de poner una doble altura es para que al estar alejados del suelo, las camarillas en las que se dividía, sean más confortables y menos húmedas.


 48dormitorio_catedral_pamplona

Interior de la parte inferior del dormitorio.

La parte baja está compuesta por cinco arcos diafragma apuntados, con el escudo de don Lancelot en la clave.47 Es una estancia austera ya que únicamente sirve como base al dormitorio propiamente dicho. Sobre una cubierta de madera, se halla el dormitorio. Actualmente no se conservan las divisiones de las camarillas, pero sí los arcos diafragma que sostendrían la cubierta.


Cillería

La cillería es uno de los pocos vestigios románicos que quedan en pie. Es una edificación estrecha y larga, que en origen tenía dos alturas, aunque hoy no existe tal división.48 En su día, era utilizado como almacén y despensa para el cabildo. Tiene gruesos muros de sillarejo, y unas pequeñas ventanas en el muro occidental a modo de saeteras. En ambos extremos presenta dos torreones cuadrados, en uno, que ahora está recrecido con ladrillo, se encuentra la magnífica escalera de caracol de acceso al sobreclaustro, y en el otro las puertas que comunican el claustro con el exterior del edificio.


 49cilleria_pamplona

Exterior de la cillería y la puerta románica reconstruida.

En mitad del paño del muro exterior del edificio, encontramos una puerta. Está formada por un arco de medio punto con tres arquivoltas, una con ajedrezado, la segunda con estrellas y la tercera y más interior, lisa. El arco es sostenido por dos columnas con sendos capiteles labrados con motivos animales. Dicha puerta ha sido fruto de una profunda reconstrucción.nota 12 en la que se eliminaron todas aquellas partes muy dañadas y se volvió a levantar donde se encontraba pero a un nivel superior, incluyendo partes talladas de la original románica que se encontraban en mejor estado, como parte de las arquivoltas y los capiteles de las columnas que la flanquean.


 50escalera_caracol_pamplona

La escalera del sobreclaustro es helicoidal, con un amplio ancho de peldaño, de suave pendiente con un ojo central de inusitado tamaño (casi dos metros), sin ningún soporte más que el propio muro dentro del que se haya inscrita. Describe una hélice de cuatro pasos, ya que da cuatro vueltas completas. No son habituales las escaleras de caracol con ojo, puesto que aunque facilitan la iluminación, dificultan su labra.

Se encuentran pocos ejemplos de este tipo anteriores al siglo XIV, aunque en siglos posteriores son más habituales en iglesias de toda Europa, así como en las españolas.

La decoración se reserva al pasamanos que recorre toda la escalera y en el que vemos un dibujo flamígero de escaso calado, rematado en el inferior por unas olambrillas mudéjares entre ristras de ajarcas. Es probable que estuviera en su día decorada con más color al igual que los muros, que hoy vemos desnudos. Este pretil recuerda a los trabajos mudéjares aragoneses.

Se remata la escalera con una cúpula sobre pechinas simples decorada con cintas y paños, sobre la que descansa una linterna que ilumina la estancia. De factura posterior a la escalera, cabe pensar que en su día este remate seria de menor tamaño y estaría cubierto con un rico artesonado más en consonancia con el estilo del pretil.50

En la actualidad, la cillería contiene parte de las piezas del Museo Catedralicio Diocesano, en concreto las de mayor valor, la orfebrería y tallas de marfil.


Capilla de San Jesucristo


 51capilla_jesucristo_catedral_pamplona

En el lado más oriental del conjunto catedralicio, tras el dormitorio, se halla la capilla de San Jesucristo o la capilla de Pedro de Roda.nota 13 De estilo románico, fechada a finales del siglo XII, es una de las edificaciones más antiguas que se conservan.

Está formada por una sola nave de dos tramos y cabecera recta. La cubierta es de bóveda de crucería. Los tramos están separados por un arco fajón ligeramente apuntado que descansa sobre unos capiteles de modillones en rollo, y la separación con la cabecera presenta dos columnas lisas con basa sencilla y capitel sin decorar.

Conserva dos puertas de acceso a ambos lados del último tramo. La puerta norte presenta dintel en arco de medio punto con un sencillo friso que lo enmarca. Esta puerta comunica con el dormitorio bajo.

Una reja gótica, divide los dos tramos de la nave. Por su tipología es similar a los cerramientos laterales del presbiterio, aunque de menor altura y presenta una mayor decoración sobre el dintel de la puerta, así como un remate en forma de cruz.

Se cree que esta construcción formaría parte de un palacio real y episcopal que se encontraba en este lado del conjunto catedralicio


Biblioteca Capitular


 52biblioteca_capitular_catedral_pamplona

En pleno siglo de las luces, en el año 1760 el cabildo manda construir una gran biblioteca que recogiese todos los documentos que poseía y que habían ido peregrinando por diferentes estancias.

Se decidió levantar el edificio entre el ángulo sureste del refectorio y el suroeste del dormitorio. Tiene 25 metros de largo por 8 de ancho, y está iluminada por unos ventanales en uno de sus lados, mientras que en el otro se disponen dos pisos de estanterías, todo ello realizado con madera del Roncal. El piso superior consta de un pasillo con balaustrada y las estanterías están rematadas con adornos rococó, todo ello sobredorado.

Al final de la edificación, se construyó sobre la capilla de San Jesucristo una terraza cubierta en el mismo lugar de otra ya existente.

Hoy en día se pueden realizar consultas en el Archivo y Biblioteca Capitulares de Pamplona, que entre sus paredes alberga 135 códices, 141 incunables y más de 15.000 volúmenes antiguos e históricos, a los que recientemente se han sumado 8.000 volúmenes del anterior archivero-bibliotecario.

La pieza más antigua que alberga el archivo es un documento del año 829, recogido en el Libro Redondo, del siglo XIII. Entre las demás obras destacables se encuentran el misal de Pamplona, los breviarios medievales de los siglos XIV al XV, el evangeliario del siglo XIII, la Biblia hebrea con masoras zoomórficas (s. XV), y el Comentario al III Libro de las Sentencias de Santo Tomás.


 retablo_mayor_de_la_catedral_de_pamplona_actualmente_en_la_parroquia_de_san_miguel_de_pamplona

Retablo mayor de la Catedral de Pamplona, actualmente en la parroquia de San Miguel de Pamplona


 catedral6

Lo primeros datos que se refieren a la Catedral de Pamplona se relacionan con la serie de obispos o delegados que figuran como asistentes a los célebres concilios visigodos de Toledo. Así sucede con Lilio (589), que acudió al III Concilio de Toledo; Juan (633), que suscribió las actas en el IV; Atilano (683), que asistió al XIII, y Marciano (693), que figuró en el Concilio XVI de Toledo. Esto nos indica la existencia de un templo catedralicio en Pamplona, templo que fue destruido por los musulmanes en el año 924. A comienzos del siglo XI y siendo rey Sancho el Mayor debió restablecerse la diócesis en torno al 1030, lo cual obliga a pensar en un nuevo templo que, bajo la advocación de la Asunción, hizo las veces de catedral hasta que fue demolida, esta vez por los propios cristianos, para dejar paso a un importante edificio románico.


 pamplona_catedral_claustro

Las excavaciones realizadas en el subsuelo de la catedral de Pamplona en 1990 han permitido conocer mejor aquel templo de tres naves y tres ábsides, con largo crucero, debido a la iniciativa del prelado don Pedro de Roda, cuyas obras debieron iniciarse hacia 1100. La consagración de la nueva catedral contó con la presencia del rey Alfonso el Batallador, el 12 de abril de 1127. Diez años más tarde concluyeron las obras del claustro, uno de los más bellos del arte español a juzgar por sus capiteles. Un hundimiento parcial, pero importante, del templo románico en 1390, hizo que se pensara en una nueva catedral, esta vez de estilo gótico, cuya primera piedra se colocó en 1394, siendo don Martín de Zalba, cardenal y obispo de Pamplona y rey de Navarra Carlos III el Noble, sin olvidar a su esposa doña Leonor de Castilla.


 murallas_y_catedral

Vista de la murallas y Catedral de Pamplona.

Leer más sobre la Catedral de Pamplona en la Wikipedia



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a la Catedral de Pamplona, un templo muy austero exteriormente, pero que alberga mucha historia y grandes obras de arte.


Fuentes y agradecimientos: es.wikipedia.org, flickr.com, commons.wikimedia.org, unav.es, pamplona.es, webviajes.com, viajejet.com, arteguias.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 20 Marzo 2014, 20:15; editado 6 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: CATEDRAL DE PAMPLONA 
 
Gracias J.Luis. No vas a dejar catedral en España sin representar como sigas este ritmo.  

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educaci�n hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
[b]
 
xerbar - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: CATEDRAL DE PAMPLONA 
 
Gracias xerbar, la verdad es que me lleva mucho tiempo. Pero soy un poco perseverante -mejor cabezón- y hasta que no las termine no paro, ya sabes que es un reto que me auto impuesto...       si mi mujer no me echa de casa antes.  



Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: CATEDRAL DE PAMPLONA 
 
Después de seis años que realicé este trabajo, me encuentro con qué no se veían las imágenes de esta esplendida catedral de Pamplona. Por petición de unos amigos mexicanos que nos siguen, he vuelto a reeditar el trabajo y subir más información e imágenes. Espero contribuyan en la divulgación de este magnífico templo navarro.



 

Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Viernes, 21 Marzo 2014, 09:47; editado 1 vez 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: CATEDRAL DE PAMPLONA 
 
Gracias J.Luis.  
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educaci�n hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
[b]
 
xerbar - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
No puede publicar eventos en el calendario