Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
GIL DE HONTAÑÓN, Rodrigo
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje GIL DE HONTAÑÓN, Rodrigo 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al arquitecto renacentista segoviano Rodrigo Gil de Hontañón. Fue hijo natural del también arquitecto Juan Gil de Hontañón, con quien se formó y colaboró luego en diversas obras, como la construcción de las catedrales de Salamanca y Segovia, obras de larga duración en las que intervinieron numerosos artistas.

Según los especialistas: Rodrigo superó a su padre en maestría y prestigio, hasta convertirse en una de las grandes figuras de la arquitectura renacentista en España. Fue un arquitecto muy prolífico, que se ocupó por igual de obras religiosas y civiles, aunque entre estas últimas se encuentran todas sus obras maestras.

En 1537 sucedió a Juan de Álava al frente de las obras de la catedral de Plasencia y del claustro de la catedral de Santiago de Compostela, ciudad en la que intervino también en las trazas y la construcción de algunos lados de la plaza de las Platerías. A partir de 1538 se encargó en Salamanca de la construcción de la casa de la Salina y del palacio de Monterrey, una de sus mejores creaciones, con su delicada ornamentación plateresca y el remate en crestería.

En estos años comenzó también lo que se considera su logro maestro, la fachada de la Universidad de Alcalá de Henares, finalizada en 1553; esta realización constituye uno de los grandes hitos del plateresco español, con una riqueza decorativa que no conduce al recargamiento sino a la distribución serena y elegante de los motivos.


 7catedral_segovia_1444340828_784985

Rodrigo Gil de Hontañón fue uno de los arquitectos que construyó la espléndida catedral de Segovia.

Rodrigo Gil de Hontañón, (Rascafría, Segovia, actualmente Comunidad de Madrid), 1500 - Segovia; 1577), arquitecto renacentista español. Considerado como uno de los mejores arquitectos españoles del siglo XVI. Su estilo personal ha influido en la obra de arquitectos modernos como Antonio Palacios. Su obra simboliza la coexistencia entre el Gótico tardío y el clasicismo renacentista, y al mismo tiempo, la superación en España del medievalismo.

Nació en 1500 en Rascafría, en una familia dedicada a la Arquitectura y la construcción. Era hijo del cantero cántabro Juan Gil de Ontañón y hermano de Juan Gil de Ontañón, el Mozo, aunque Rodrigo sobresalió con respecto a los anteriores.

Trabajó en sus primeros años con su padre con el que colaboró en obras como la Catedral de Valladolid en 1527. En 1533 realizó su primera obra individual, la Colegiata de Santa María, en Villafranca del Bierzo, con una decoración propia del plateresco. Sucedió a su padre en 1526, en la dirección de las obras de la Catedral de Segovia, de la que fue maestro mayor, y asimismo lo fue de la Catedral de Salamanca a partir de 1538.

Su importancia, sin embargo, se la debe a la Arquitectura civil. Realizó el Palacio de Monterrey de Salamanca, con soberbia fachada plateresca en la que se intensifica el ornamento escultórico en los cuerpos superiores rematada en crestería. También realizó el Palacio de los Guzmanes, en León (1559-1566), similar, aunque un tanto más sobrio, al Palacio de Monterrey. Su obra más conocida es la fachada del Colegio Mayor de San Ildefonso, actualmente sede de la Universidad de Alcalá de Henares, (1551-1553), estructurada en tres zonas horizontales: la superior, que cuenta con una galería corrida articulada por columnas rematadas en pináculos, y las dos inferiores, más desnudas, donde se abren huecos estandarte platerescos de gran plasticidad.

Entre sus obras destacan numerosas iglesias en diversas provincias, como la iglesia de Santiago en Medina de Rioseco, la iglesia de Santiago de Cáceres, la iglesia de San Julián en Toro, la iglesia de San Sebastián en Villacastín y obras en la Catedral de Plasencia, Catedral de Ciudad Rodrigo y en el claustro de la de Santiago.

Las teorías de este prolífico autor se recogieron en el texto Compendio de architectura y Simetría de los templos del salmantino Simón García, maestro mayor entre 1667 y 1703 de la Catedral de Salamanca (se atribuye a Gil de Ontañón los primeros seis capítulos).

Espero que os guste la recopilación de información e imágenes que he conseguido de este arquitecto españoll, y en lo posible contribuya en su divugación.





Algunas obras


Catedral de Segovia


 1_la_catedral_de_segovia_desde_el_aire

Catedral de Segovia, vista desde el aire. Arquitectos: Juan Gil de Hontañón (del 1525 hasta el 1526), su hijo Rodrigo Gil de Hontañón (hasta 1577) y Juan de Mugaguren.


 5catedral_de_segovia

Catedral de Segovia. Vista nocturna.

La Santa Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y de San Frutos de Segovia, conocida como la Dama de las Catedrales por sus dimensiones y su elegancia, es una catedral construida entre los siglos XVI y XVIII, de estilo gótico con algunos rasgos renacentistas. La catedral de Segovia es una de las catedrales góticas más tardías de España y de Europa, erigida en pleno siglo XVI (1525-1577), cuando en la mayor parte de Europa se difundía la arquitectura renacentista.


 2_catedraldesegovia

Historia. Destruida la antigua Catedral de Santa María de Segovia en 15211 durante la Guerra de las Comunidades, por su cercanía al Alcázar, el claustro —obra de Juan Guas— y otros elementos fueron trasladados a este lugar. Comenzó su construcción en 1525 según las trazas de Juan Gil de Hontañón; fue financiada por el pueblo segoviano mediante aportaciones de los gremios y sisas del ayuntamiento.

Posee una estructura en tres altas naves y girola, destacando sus hermosas ventanas de complicada y fina tracería calada así como la extraordinaria calidad de los numerosos vitrales. El interior muestra una notable unidad de estilo (gótico tardío), excepto en la cúpula de 1630 y presenta un aspecto imponente y sobrio. Sus bóvedas góticas se elevan a 30 metros de altitud y mide de ancho 50 metros y 109 de longitud. El crucero está cubierto con una cúpula finalizada por Pedro de Brizuela en el siglo XVII. La poderosa torre alcanza casi los 90 metros. El actual chapitel de piedra que corona la torre, data de 1614, erigido luego de un gran incendio originado por una tormenta eléctrica. El chapitel original enteramente gótico construido de madera de caoba americana, de estructura piramidal alcanzaba la mayor altura de España.


 6catedral_segovia

Entre las capillas destacan la del Santísimo Sancramento, con un magnífico retablo de José de Churriguera, así como las de San Andrés, con el tríptico flamenco del Descendimiento de Ambrosius Benson; y la del Descendimiento con extraordinario Cristo Yacente, de Gregorio Fernández. El retablo del altar mayor, obra de Francisco Sabatini, está dedicado a la Virgen de la Paz. Le adornan esculturas de los santos segovianos San Frutos, San Geroteo, San Valentín y Santa Engracia. El coro conserva la sillería gótica de la antigua catedral y está flanqueado por dos grandes órganos barrocos, del siglo XVIII. El Museo Catedralicio tiene notables obras artísticas de Pedro Berruguete, Sánchez Coello y Van Orley, entre otros, y el Archivo Catedralicio custodia, entre otros muchos, el Sinodal de Aguilafuente, primer libro impreso en España.


 4catedral_de_santa_mar_a_de_segovia_19

Capilla Mayor. El actual altar fue mandado construir por Carlos III (1759-1788), con diseño de Francisco Sabatini (1722-1795). Se inició en 1768 y fue terminado en el 1775 en los talleres del Palacio Real de Madrid.


 14catedral_de_segovia_22

El retablo que ocupa el altar mayor es un conjunto mármoles de diversos colores y de bronces que recrean una estructura neoclásica. Sobre un zócalo revestido de mármol negro veteado de blanco, se encuentra un pedestal, sobre el que se alza un retablo formado por dos cuerpos de diferentes alturas. El inferior de mayor tamaño con dos grandes columnas a cada lado de la hornacina central. En los intercolumnios dos grandes imágenes en blanco de San Frutos y San Geroteo obras de Adeba Pacheco. En la hornacina central se encuentra una imagen sedente de la Virgen de la Paz (siglo XIII) y que fue donada por el rey Enrique IV a la Catedral, aunque se cree que su propietario bien pudo ser el rey Fernando III el Santo. Actualmente esta imagen se encuentra recubierta de plata, trabajo realizado por Antonio Vendetti en 1775, así como el sitial sobre el que se asienta la imagen. En la parte superior del retablo, sobre la cornisa dos imágenes sentadas en color blanco, de San Valentín y Santa Engracia con las palmas del martirio, y en el centro del frontón el anagrama de la Virgen. En la cúspide una cruz entre ángulos.


 54capilla_mayor_de_la_catedral_de_segovia

Capilla mayor de la catedral de Segovia.


 53en_primer_t_rmino_la_reja_de_antonio_de_elorza_1680_1734

En primer término, la reja de Antonio de Elorza (1680-1734)

Las rejas que cierran el Altar Mayor son obra barroca de Antonio de Elorza (1736) y fueron doradas por Miguel y José Borbúa de Segovia. Se encuentra decorada con azucenas, blasones y medallones en las cresterías.


 9catedral_de_segovia_coro

Coro. Situado frente al Altar Mayor, se cierra por una reja obra de Antonio Elorza de 1729. La silleria fue traída desde la antigua catedral, y colocada en 1558 por Juan Gil y Jerónimo de Amberes, y terminada en el año 1790 por Fermín Huici. Es de estilo gótico flamigero, de finales del siglo XV y fue mandada hacer por el obispo don Juan Arias Dávila.

La arquería que forma el respaldo de las sillas son arcos conopiales que a su vez encierran arcos rebajados que apoyan en larguisismas columnas. En la parte superior, la sillería se adorna con tracerias caladas. Hay asientos reservado a los reyes, más cercanos a la reja, para poder seguir los oficios divinos. Ambos asientos se encuentran rematados por dos pequeñas cupulas góticas. Sobre la silla episcopal el escudo de Juan Arias Dávila.


 8catedral_de_segovia_19

 10catedral_de_segovia_10

Interior catedral de Segovia


Capillas del lado norte


 18el_santo_entierro_juan_de_juni

El Santo Entierro, Juan de Juni.

Capilla de la Piedad, también conocida como capilla del Santo Entierro, fue fundada por Juan Rodríguez de Noreña, canónigo fabriquero de la propia catedral, quien encargó el retablo de la capilla a Juan de Juni, que realizó en 1571 una pieza similar al Entierro de Cristo que realizara a mediados del siglo XVI en Valladolid. Frente al altar mayor se conserva un lienzo que representa la duda del apóstol Santo Tomás, atribuido a Alonso Sánchez Coello.

La reja que cierra el espacio, perteneció a la capilla mayor de la primitiva catedral de Santa María, y fue realizada en 1515 por el rejero Francisco de Salamanca. Se trata de una obra notable en su conjunto, y destacable por lo primoroso de sus detalles,4 y constituye una de las obras más características del autor, junto con las que realizó para el monasterio del Paular, la del sepulcro del Tostado en Ávila y los púlpitos de la catedral de Sevilla.


 25segovia_catedral_capilla_de_san_andres_1

Capilla de San Andrés. Fue fundada por Andrés de Madrigal, tesorero y canónigo de la catedral, que instituyó dos capellanías y dotó al espacio de reja y retablo. La reja la inició en 1618 el rejero madrileño Francisco Hernández, de manera similar a la de la capilla de Santiago, con el escudo de armas del fundador en la parte superior. La traza del retablo es obra de Pedro de Brizuela en 1621, y su ejecución se debe a Juan de Alcelegui, Juan Imberto y Felipe de Aragón.


 29segovia_catedral_capilla_de_san_cosme_y_san_damian

Capilla de San Cosme y San Damián. Retablo de San Cosme y San Damian. Catedral de Segovia.


 27retablo_de_la_capilla_de_san_gregorio_catedral_de_segovia

Capilla de San Gregorio. Retablo de la Capilla de San Gregorio, Catedral de Segovia.


 28cristo_atado_a_la_columna_en_la_capilla_de_san_gregorio_de_la_catedral_de_segovia

Cristo atado a la columna, en la Capilla de San Gregorio de la Catedral de Segovia.


 48altar_con_la_imagen_de_la_virgen_de_la_concepci_n_en_la_capilla_de_la_concepci_n_de_la_catedral_de_segovia_provincia_de_segovia_espa_a

Altar con la imagen de la Virgen de la Concepción en la capilla de la Concepción de la catedral de Segovia. Provincia de Segovia. Retablo de la Inmaculada Concepción en la capilla de su nombre. La imagen de la Concepción fue tallada en 1621 por Antonio de Herrera Barnuevo.

Capilla de la Concepción. Situada a los pies de la catedral y junto a la denominada puerta del Perdón, fue construida en 1531. Contiene bóveda de crucería de terceletes, decorada por Juan del Río en 1622 con símbolos de la Inmaculada Concepción. El cabildo catedralicio la cedió en patronato en 1645 al capitán Pedro Fernández de Miñano y Contreras, gobernador de Cádiz, caballero de la Orden de Santiago, capitán de la flota de la Plata al servicio de Felipe IV de España, para destinarla a panteón familiar.


 49ignacio_de_ries_el_arbol_de_la_vida

El Arbol de la Vida, de Ignacio de Ries. Catedral de Segovia.


 50bautismo_de_cristo_de_ignacio_de_ries_catedral_de_segovia

Bautismo de Cristo, de Ignacio de Ries. Catedral de Segovia.


 51ignacio_de_ries_conversi_n_de_san_pablo

Conversión de San Pablo, de Ignacio de Ries. Catedral de Segovia.

Destaca en ella una colección de obras del pintor flamenco y afincado en Sevilla Ignacio de Ries realizada en 1653, compuesta por el Árbol de la Vida, la Adoración de los Pastores, la Conversión de San Pablo, el Bautismo de Cristo, la Coronación de la Virgen y El rey David, que constituyen su mejor obra. Además, preside la capilla un retablo de madera policromada, que alberga en su espacio centrar una imagen de María Santísima de la Limpia Concepción, encargada por el cabildo a Antonio de Herrera Barnuevo, escultor de Felipe IV, en 1621.


 52frescos_y_lienzos_en_el_interior_de_la_capilla_de_la_virgen_de_la_concepci_n_de_la_catedral_de_segovia

Frescos y lienzos en el interior de la capilla de la Virgen de la Concepción de la catedral de Segovia.

La verja que cierra la capilla fue realizada en Jerez de la Frontera en madera de caoba procedente de América por Francisco Jiménez, a finales de la primera mitad del siglo XVII.


 23nave_of_the_cathedral_of_segovia_2

 24catedral_de_segovia_3

Interior catedral de Segovia


Capillas del lado sur


 26retablo_de_la_capilla_de_san_blas_catedral_de_segovia

Capilla de San Blas. Retablo de la capilla de San Blas de la catedral de Segovia.


Capilla del Cristo Yacente o del del Descendimiento


 45capilla_hornacina_capilla_del_descendimiento_una_obra_del_m_ximo_exponente_de_la_escultura_barroca_castellana

Capilla hornacina, Capilla del Descendimiento. Una obra del máximo exponente de la escultura barroca castellana.


 44retablo_de_la_capilla_del_descendimiento_catedral_de_segovia

Retablo de la capilla del Descendimiento de la catedral de Segovia.


 31_capilla_de_santa_barbara_3

Capilla de Santa Bárbara. Retablo de la Capilla de Santa Barbara.


 19capilla_del_cristo_del_consuelo

Sepulcro del obispo Diego de Covarrubias en la capilla del Cristo del Consuelo.

Capilla del Cristo del Consuelo. El jurista, político y eclesiástico Diego de Covarrubias (representante de la escuela de Salamanca) descansa en un sarcófago de mármol en esta capilla, junto a la antigua puerta mandada construir por los Reyes católicos para la antigua catedral y que hoy da acceso al claustro.


 30retablo_de_la_capilla_del_cristo_del_consuelo_de_la_catedral_de_segovia

Retablo de la capilla del Cristo del Consuelo de la catedral de Segovia.


 32capilla_de_santiago_de_la_catedral_de_segovia

Capilla de Santiago de la Catedral de Segovia

Capilla de Santiago. Fue la primera capilla de la catedral entregada a un civil, concedida por el Cabildo de Segovia en 1577 a Francisco Gutiérrez de Cuéllar, contador mayor de Felipe II y comendador de la Orden de Santiago, siendo la primera entregada a un civil.

El retablo que preside la capilla es de estilo barroco, está dedicado al apóstol Santiago y es obra de Pedro de Bolduque en 1595, siendo el ejemplo más depurado de retablo bolduquiano, con una estructura clásica y una decoración influida por la obra de Gaspar Becerra. La policromía fue realizada por el pintor segoviano Alonso de Herrera, y el retrato del fundador contenido en el conjunto está atribuido a Alonso Sánchez Coello.

Al lado derecho del retablo hay una puerta con jambas de granito, de la que arranca una escalera compuesta de quince peldaños, también de granito, que baja a una cripta, también denominada en algunos documentos como “sacristía”. Se trata de la única pieza excavada en el subsuelo de la catedral, y ya debía estar terminada en 1604, y fue proyectada por Rodrigo del Solar. Una vez abajo se localiza un rellano o vestíbulo desde el que se pasa a dos estancias. La de la derecha, larga y estrecha, está pavimentada con ladrillo, y los muros y bóveda están decorados con ángeles, en grisalla, portando los instrumentos de la Pasión. A la izquierda, y a través de tres escalones se localiza una estancia más desahogada, con la función de panteón familiar. Está iluminada por dos tragaluces abiertos al jardín del claustro, y en el muro de poniente hay un profundo rebaje, mientras que en de oriente una losa de granito incrustada hace las funciones de retablo, decorada con la imagen de Nuestra Señora de la Antigua, que la humedad ha borrado casi por completo, excepto la imagen del Niño, de buena factura.


 21escudo_de_armas_de_francisco_guti_rrez_de_cu_llar_en_el_retablo_de_santiago_que_encarg_a_pedro_de_bolduque_es_obra_del_pintor_segoviano_alonso_de_herrera

Escudo de armas de Francisco Gutiérrez de Cuéllar en el retablo de Santiago que encargó a Pedro de Bolduque. Es obra del pintor segoviano Alonso de Herrera.

Cierra la capilla una reja barroca datada en 1594, obra de Juan de Salamanca y decorada por Juan del Río, que fue modelo para las restantes de la catedral.


 33capilla_de_san_antonio_abad_situada_en_la_girola_de_la_catedral_presenta_un_buen_retablo_en_madera_dorada_de_jos_vallejo_vivanco_s_xvii

Capilla de San Antonio Abad, situada en la girola de la catedral. Presenta un buen retablo en madera dorada de José Vallejo Vivanco (s. XVII)

Capilla de San Antón. Fue concedida a Antonio Idiáquez Manrique, obispo de Segovia, con destino a panteón familiar. Conserva un retablo barroco ejecutado por José Vallejo Vivanco entre 1696 y 1697, y dedicado a San Antón, cuya imagen preside el conjunto, obra de Pedro Valle, quien también comenzó el sepulcro del prelado y que dejó sin terminar al morir. La imagen orante de Idiáquez, acompañado de un paje, fue realizada finalmente por el segoviano José Galbán, yerno de Juan Alonso de Villabrille y Ron. La efigie del santo titular fue estofada por Pedro Gutiérrez, y pintada por Matías de Ortega, y las pinturas se deben a Francisco Herranz.


 35retablo_mayor_de_la_capilla_del_sagrario_de_la_catedral_de_segovia

Retablo mayor, de estilo barroco, de la capilla del Sagrario de la catedral de Segovia. Provincia de Segovia, (España).

Capilla del Sagrario. La capilla del Sagrario es simétrica a la capilla de San Antón, y se subdivide en dos espacios diferentes: por un lado la denominada capilla del Cristo de la Agonía, y por otro la capilla de los Ayala.


 36crucifijo_de_manuel_pereira_en_altar_de_la_capilla_del_sagrario_catedral_de_segovia

Crucifijo de Manuel Pereira en altar de la capilla del Sagrario, catedral de Segovia.


 20vista_general_de_la_capilla_del_cristo_de_la_agon_a

Vista general de la capilla del Cristo de la Agonía.

Capilla del Cristo de la Agonía. La capilla del Cristo de la Agonía es la primera estancia de la capilla del Sagrario, y da acceso a la sacristía de la catedral. El espacio, de dos bóvedas de crucería, contiene una cajonería, y se reparten diferentes lienzos de varios obispos de Segovia por sus paredes.3

Dentro de los enseres más destacados de la capilla llama la atención el retablo cerámico realizado por Daniel Zuloaga para el Santísimo Cristo de la Agonía, un crucificado que fue donado por Ramona López de Ayala y del Hierro, madre del historiador Juan de Contreras y López de Ayala, marqués de Lozoya. La obra fue realizada en 1897 en la Fábrica de loza La Segoviana y constituye una de las obras más importantes que en su tiempo se fabricaron en cerámica. Completa el conjunto una reja, candelabros y lámparas de forja del rejero Ángel Pulido.


 35retablo_mayor_de_la_capilla_del_sagrario_de_la_catedral_de_segovia_1444337901_631328

Capilla de los Ayala. Retablo-relicario de José de Churriguera en la capilla de los Ayala.



 11catedral_de_santa_mar_a_de_segovia_26

 13catedral_de_segovia_23

Interior catedral de Segovia


Capillas en la girola


 38retablo_de_la_capilla_de_san_pedro_de_la_catedral_de_segovia

Capilla de San Pedro. Retablo de la capilla de San Pedro de la catedral de Segovia.


 39retablo_de_la_capilla_de_san_ildefonso_de_la_catedral_de_segovia

Capilla de San Ildefonso. Retablo de la capilla de San Ildefonso, de estilo neoclásico, de la catedral de Segovia.


 40retablo_de_la_capilla_de_san_geroteo_catedral_de_segovia

Capilla de San Geroteo. Retablo de la capilla de San Geroteo de la catedral de Segovia.


 34frutosaltar

Capilla de San Frutos. Altar de Sain Frutos altar de la Catedral de Segovia.


 41segovia_catedral_capilla_de_san_antonio_de_padua_2

Capilla de San Antonio de Padua. Retablo de Capilla de San Antonio de Padua de la Catedral de Segovia.


 43segovia_catedral_capillla_de_nuestra_se_ora_del_rosario_3

Capilla de Nuestra Señora del Rosario.


 42virgin_of_the_rosary_ram_n_bayeu

Lienzo de Nuestra Señora del Rosario de Ramón Bayeu. Catedral de Segovia.


 58segovia_catedral_capilla_de_san_jose

Capilla de San José. Retablo de Capilla de San Jose de la Catedral de Segovia.


Capilla de San Antón. No tengo información ni imagen


 15vitral_dedicado_a_la_virgen_mar_a_en_la_catedral_de_segovia_obra_de_francisco_herranz_en_el_siglo_xvii

Vitral dedicado a la Virgen María en la Catedral de Segovia, obra de Francisco Herranz en el siglo XVII.

Vitrales. Los vitrales de la catedral son uno de los conjuntos más importantes del patrimonio vidriero español. El conjunto se compone de 65 piezas que se distribuyen en el tiempo en tres fases diferentes.

La primera fase corresponde al siglo XVI, conforma una de las series más importantes de vidrieras manieristas realizadas por el taller de los Pierres (Pierres de Holanda y Pierres de Chivarri, junto con Nicolás de Vergara, Nicolás de Holanda y Gualter de Ronch), y son uno de los grupos renacentistas más importantes de Europa.

La segunda fase fue ejecutada en el siglo XVII por Francisco Herranz, quien realizó una programación teórica de las vidrieras en un manuscrito titulado Orden de las Ystorias que se han de poner en las vidrieras de la Yglesia Mayor de Segovia, conservado en el Archivo Catedralicio de Segovia. Este conjunto se compone de 33 piezas y es la fase más amplia. Finalmente, una tercera fase tuvo lugar en 1916, cuando se incluyeron siete vitrales para la capilla mayor realizados por la Casa Maumejean de Madrid.

Desde el año 2010 se encuentran en proceso de restauración integral a manos del vidriero segoviano Carlos Muñoz de Pablos, trabajos que tienen previsto extenderse hasta el año 2016.


 22p_lpito_en_la_catedral_de_segovia

Púlpito en la Catedral de Segovia.


Otras dependencias:

Claustro. Era de estilo gótico flamígero.

Sala capitular

Sacristía


Museo y archivo


 55custodia_catedral_de_segovia

Custodia. Catedral de Segovia.


 56silver_urn_with_relics_of_saint_fructus_valentin_and_engratia_of_durat_n_at_the_catedral_de_segovia

Urna de plata con las reliquias de San San Futos, San Valentin y Santa Engratia del Duratón, en la Catedral de Segovia


 57st_alfonso_rodriguez_segovian_cathedral_of_segovia

San Alfonso Rodriguez 'Segovian', en la Catedral de Segovia


 47capilla_de_santa_catalina_y_museo_de_la_catedral_de_segovia

Capilla de Santa Catalina y Museo de la Catedral de Segovia


 46capilla_de_santa_catalina_y_museo_de_la_catedral_de_segovia

Capilla de Santa Catalina y Museo de la Catedral de Segovia.


 3la_catedral_de_segovia_vista_desde_el_alc_zar

La catedral de Segovia vista desde el alcázar. Santa Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y de San Frutos de Segovia, conocida como la Dama de las Catedrales por sus dimensiones y su elegancia, es una catedral construida entre los siglos XVI y XVIII, de estilo gótico con rasgos renacentistas.



Hospital Real de Santiago de Compostela


 55_1444325345_892490

El Hospital de los Reyes Católicos, llamado actualmente Hotel Hostal de los Reyes Católicos (en gallego Hostal dos Reis Católicos), y también conocido históricamente como Hospital Real de Santiago de Compostela, es un edificio de estilo plateresco construido por orden de los Reyes Católicos, después de su visita a Santiago de Compostela, para dar cobijo a aquellos que requerían auxilio médico al finalizar el Camino. Fue diseñado y construido por el arquitecto real Enrique Egas. Actualmente es un Parador de Turismo que sirve a los peregrinos y visitantes de la ciudad de Santiago.


 57portada_de_entrada_al_hostal

Portada de entrada al Hostal de los Reyes Católicos.

Está situado en la Plaza del Obradoiro de Santiago de Compostela, Galicia, España. Es uno de los laterales cortos del paralelogramo, el del lado norte, formado por la Catedral, Colegio de San Jerónimo, Palacio de Rajoy y él mismo

Tras la visita realizada a Santiago por los Reyes Católicos en el año 1486, decidieron erigir un Gran Hospital Real en la ciudad del apóstol, para atender a los peregrinos que por la época recorrían el Camino de Santiago. A raíz de la conquista del Reino de Granada, y de los ingresos recibidos por la victoria, en el año 1499 donaron un tercio de las rentas del Voto de Santiago para llevar a cabo la empresa. El arquitecto real, Enrique Egas, fue el encargado de realizarlo entre los años 1501 al 1511. Las obras duraron 10 años y los papas ofrecieron indulgencias a cuántos cooperasen. Tiempo después Tomás Alonso fue el encargado de la remodelación de las ventanas altas de la fachada y la construcción del balcón.

Se utilizó como hospital hasta el siglo XIX. En el siglo XX se convirtió en Parador de Turismo con la denominación «Parador Museo Santiago».


 60reyes_catolicos

FachadaLa fachada del Hospital de los Reyes Católicos es de estilo gótico plateresco, siendo junto a la Puerta de Carlos V de Vivero, los únicos ejemplos de este estilo arquitectónico existentes en Galicia.


 00_1444326912_389847

En su fachada se puede ver lo siguiente:

    - Izquierda de abajo a arriba: Adán, Santa Catalina y San Juan Bautista.
    - Derecha de abajo a arriba: Eva, Santa Lucía y María Magdalena.
    - Friso: Los 12 Apóstoles. En las enjutas: medallones de Isabel y Fernando.
    - A la izquierda de la ventana central: Cristo, Santiago y San Pedro.
    - A la derecha de la ventana central: Virgen con el Niño, San Juan Evangelista y San Pablo.
    - En los pináculos de arriba: 6 ángeles con instrumentos musicales.

Dos grandes escudos flanquean la portada, con las armas de Castilla y a sus flancos, la cruz en un círculo que es el emblema del Hospital. Rica cornisa de piedra con diferentes labores.

Capilla Real. La Capilla Real, con funciones de iglesia del hospital, tiene una importante reja de entrada del siglo XVI, de talleres toledanos, está protegida como monumento desde 1912.


 59rodrigo_gil_de_honta_n_reedifica_este_patio_de_la_cocina_por_el_mal_comportamiento_de_la_piedra_1561

Rodrigo Gil de Hontañón reedifica este Patio de la Cocina por el mal comportamiento de la piedra (1561). En este patio se ubicaba la principal cocina del hospital, con dependencias para la inclusa, enfermería y cárcel.

Patios. Cuatro patios la rodean, dos góticos y dos barrocos, formando una cruz griega. Los dos primeros son los del diseño original de Enrique Egas y son conocidos como patio de San Juan y patio de San Marcos. Los dos barrocos recibieron los nombres de los restantes evangelistas de la Iglesia Católica, patio de San Lucas y patio de San Marcos.


 56_santiago_hostal_obradoiro

Fachada principal del Hospital de los Reyes Católicos. El Hostal de los Reyes Católicos está situado la Plaza del Obradoiro de Santiago de Compostela, Galicia, España.

El arquitecto del Hospital de los Reyes Católicos fue Enrique Egas, entonces maestro real, que concibió un edificio con planta en T, no en forma de cruz griega como en sus obras posteriores (Toledo, Granada). A ambos lados de la T se sitúan dos claustros: uno de hombres y otro de mujeres.



OTRAS OBRAS


 59palacio_de_monterrey_salamanca_2

Palacio Monterrey. Estilo plateresco. Al final de la Calle Prior de Salamanca, se encuentra este Palacio, mandado construir por el tercer conde de Monterrey, Alonso de Acevedo y Zúñiga, bajo la inspección de Rodrigo Gil de Hontañón en el año 1539.

El palacio de Monterrey de Salamanca, España, es uno de los máximos exponentes del estilo artístico plateresco. Edificado por el III conde de Monterrey, actualmente es propiedad de la Casa de Alba, que es titular de dicho condado. Fue un edificio muy admirado e imitado en el siglo XIX, dando lugar al llamado estilo Monterrey o neoplateresco, un historicismo que retomaba la estética del plateresco.

Fue declarado Monumento Nacional, equivalente al actual término BIC con categoría de Monumento, el 6 de mayo de 1929


 60una_de_las_torres_del_palacio

Una de las torres del palacio de Monterrey.

El palacio de Monterrey, situado en el centro de la ciudad de Salamanca, lo hizo edificar —en estilo del renacimiento italiano— don Alonso de Zúñiga y Acevedo Fonseca, III conde de Monterrey. Rodrigo Gil de Hontañón y fray Martín de Santiago esbozaron los planos del palacio, y Pedro de Ibarra y Pedro de Miguel y Aguirre empezaron la construcción el 18 de enero de 1539. Desde entonces se convertiría en una de las obras más representativas del renacimiento español, si bien es un edificio inacabado pues su proyecto completo era mucho mayor. Su imagen (con torres y decoración suntuosa) simboliza la gran nobleza del Siglo de Oro español.

El proyecto preveía un edificio de planta cuadrangular y un patio central, con torres en cada esquina y en el centro de cada ala. Al cabo no se construyó más que una de las alas, la del sur. En las esquinas, leones y animales oníricos sostienen escudos con las armas de los Zúñiga, Acevedo, Ulloa y Fonseca.

Siendo una de las propiedades principales de la Casa de Alba, este edificio alberga valiosas obras de arte. En él se identificaron dos cuadros de paisaje como originales del pintor valenciano José de Ribera; están fechados en 1639 y son los únicos ejemplos de paisaje independiente de toda su producción. También se hallan aquí el cuadro Jasón con el dragón, de Salvatore Rosa, y otra obra atribuida a Annibale Carracci. De todas formas, el grueso de las colecciones ducales se custodia en el palacio de Liria de Madrid, la principal residencia de los Alba.

El palacio de Monterrey ha influido notablemente en múltiples edificios españoles de los siglos XIX y XX, como el palacio de la Diputación de Palencia, obra de Jerónimo Arroyo de 1916, el Museo Arqueológico de Sevilla de Aníbal González de 1919 o la Academia de Caballería de Valladolid de Adolfo Pierrad de 1924.

En la actualidad se encuentra abierto al público mediante una larga lista de espera.


 61detalle_de_coronaci_n_del_palacio

Detalle de coronación del palacio de Monterrey.

A pesar de la grandeza del edificio, lo existente es tan sólo la cuarta parte del gran rectángulo que pudo y debió ser, puesto que únicamente se construyó una de sus alas. Son únicas en su estilo las dos torres y las tres chimeneas, que presentan blasones heráldicos pertenecientes a los linajes de Fonseca, Acevedo, Sotomayor y Ulloa Castro entre otros. El Palacio Monterrey, sirve en la actualidad como residencia ocasional de los duques de Alba.



 63patio_palacio_salinas_salamanca

Palacio de Fonseca. El Palacio de Fonseca de Salamanca, también llamado de La Salina, o Colegio de los Irlandeses (porque fue seminario para clérigos irlandeses), es Monumento Declarado por Decreto, del tres de junio de 1931. Esta auténtica joya del plateresco, se debe al gran arquitecto Don Rodrigo Gil de Ontañon. Los elementos arquitectónicos que componen este palacio son de una original belleza que resalta sobre la austeridad de las construcciones nobles de aquella época.


 66patio_palacio_salinas_salamanca

La fachada principal está formada por cuatro grandes arcadas, cerradas por fuerte rejería y sustentada en columnas; en las enjutas de los arcos hay medallones labrados con bustos de gran belleza. Una cornisa separa este cuerpo del superior, en el que hay tres ventanas encuadradas en columnas estriadas y medallones.


 65patio_palacio_salinas_salamanca

En el friso alto, presenta una galería de ocho arcadas, también con molduras y medallones, que pueden recordar a los de la Plaza Mayor, siendo éstos muy anteriores a los de la Plaza Mayor.


 62patio_palacio_salinas_salamanca

Palacio de Fonseca. (Capilla). Blasón Arzobispo de Fonseca

El patio del palacio de Fonseca, es de increíble originalidad, pero no único en su especie, ya que, al menos a mi, me recuerda, salvando las distancias, al patio del Palacio de los Castro (o del Conde de Montarco), que hay en Ciudad Rodrigo. Este patio, con doble arquería (probable obra de Diego de Siloé), es un modelo de construcción italianizante, en la que destaca la armonía de sus proporciones.


 64patio_palacio_salinas_salamanca

Escudo fachada del Palacio de Fonseca. En el lado norte hay una galería en voladizo, sostenida por dieciséis ménsulas decoradas con imágenes, tallas, adornos y figuras humanas en posturas grotescas y torturadas, así como animales imaginarios con cabezas monstruosas y fantásticas. Uno de los detalles más hermosos que tiene este patio, es la escalinata que hay al fondo. En la parte superior hay varios artesonados muy notables, de originales trazas moriscas. La capilla(de estilo gótico), realizada por Juan de Álava y Rodrigo Gil de Hontañón, contiene un retablo de Alonso Berruguete.


 67salamanca_palacio_de_la_salina_1

Palacio de la Salina o de de Fonseca (Salamanca)

Nueva teoría. Aunque siempre se pensó que el Palacio de Fonseca, fue construido en el siglo XVI por Don Alonso de Fonseca y Acevedo para Doña María de Ulloa, recientes investigaciones apuntan a que el palacio fuera levantado en 1546 por don Rodrigo de Messia Carrillo, casado con doña Mayor de Fonseca y Toledo. Sea como fuera la familia Fonseca sigue estando presente aquí, debiéndole la ciudad de Salamanca numerosas construcciones como: el Convento y Museo de las Úrsulas (dónde está enterrado Alonso II de Fonseca), el Palacio de Monterrey, el Convento de las Agustinas, el Colegio Mayor del Arzobispo de Fonseca y la reedificación de la iglesia de San Benito.



 68san_benito_valladolid

Iglesia del Monasterio de San Benito el Real, de la orden benedictina es uno de los templos más antiguos de Valladolid. Fue erigida sobre el antiguo Alcázar Real, y está realizada en estilo gótico, aunque la fachada, en forma de torre pórtico, es posterior: fue diseñada por Rodrigo Gil de Hontañón en 1569. Originalmente, esta torre poseía bastante más altura gracias a la existencia otros dos cuerpos para el campanario que se encontraban sobre los actuales y que fueron derribados en el siglo XIX por amenazar ruina.
La Iglesia del Monasterio de San Benito el Real. Valladolid fue edificada de 1499 a 1515, siguiendo planos de Juan de Arandia y García de Olave. Está totalmente edificada en piedra. Se organiza mediante tres naves, que rematan en tres ábsides poligonales y no existe crucero. Las naves laterales son muy altas y su diferencia de altura con la central es escasa, por lo que podemos decir que esta iglesia sigue la tipología de iglesia-salón, muy difundida en la primera mitad mitad del siglo XVI, creando edificios de una interesante y grandiosa espacialidad como el que nos ocupa. La iluminación se resuelve a partir de grandes huecos que se abren el la pared de la nave lateral del lado de la Epístola y en los ábsides. Originalmente, también existieron algunos huecos en la nave central, tapados a raíz de la elevación de los tejados hacia 1580.


 dibujo_que_representa_como_era_la_iglesia_antes_de_la_demolici_n_en_el_siglo_xix_de_dos_cuerpos_del_campanario

Dibujo que representa como era la iglesia antes de la demolición, en el siglo XIX, de dos cuerpos del campanario.

En el tramo de los pies se encuentra el coro alto, que abarca las tres naves de la iglesia. Por el exterior, el edificio posee recios muros de piedra caliza (extraída de canteras cercanas a Valladolid, como Villanubla, Zaratán o Campaspero) y grandes ventanales que iluminan el espacioso interior. Las fachadas laterales se articulan mediante contrafuertes que contrarrestan los empujes de las bóvedas de crucería con terceletes con las que se cubre en el interior. Los pilares que dividen las naves son baquetonados. Puede observarse que los tramos más cercanos a la cabecera presentan capiteles y cornisas decorados, algo que desaparecen en los tramos de los pies, más austeros. Esto puede ser debido a la búsqueda de un presupuesto más económico conforme avanzaban las obras, empezadas por la cabecera, a la usanza medieval.

Teniendo en cuenta que la orden benedictina tenía entonces mucho poder y siendo esta su casa principal en Castilla, la iglesia atesoraría obras de arte de gran calidad.


 70valladolid_espa_a_san_benito_interior

Interior desde los pies, con la reja. Entre los tesoros que se encontraban en la iglesia cabe destacar el Retablo de San Benito el Real de Valladolid y la sillería, que se encontraba en la nave central. En cuanto a la sillería, esta fue construida por Andrés de Nájera y terminada en 1528. Posee sillas bajas y altas y se disponía en la nave central. El destino de esta sillería era servir para las reuniones anuales de abades de los monasterios castellanos de la orden benedictina, que tenían lugar en esta iglesia. Así, en los respaldos de las sillas altas, aparecen los santos a los que estaban advocados las distintas casas benedictinas españolas, pudiendo encontrar cada abad fácilmente su asiento gracias a la imagen del respaldo. El estilo de la sillería es el plateresco. El nuevo estilo a lo Romano proveniente de Italia estaba ya entrando en España. Aparecen decoraciones que tienen su base en las pinturas de la Domus Aurea de Roma y que en aquel momento se estaban descubriendo y eran estudiadas por todos los artistas que tenían oportunidad de ello. Los imágenes de santos también han abandonado totalmente las formas góticas y debido a su belleza y proporciones estudiadas se percibe en ellas el latir del Humanismo. La calidad de la escultura es muy alta y muchos autores afirman que esta es una de las mejores sillerías existentes en España.

En 1571 se asentó la reja que abarca las tres naves y divide transversalmente la iglesia en dos partes jerarquizadas: la de los pies, destinada al pueblo llano y la de la cabecera, destinada a los monjes. La reja es obra de Tomás Celma y es una estimable muestra de la rejería de aquel momento.
Además del retablo y la sillería se encontraban en la iglesia otras obras de arte de gran valor: pequeños retablos, sepulcros, órganos...



 71_medina_de_rioseco_santiago_22

Iglesia de Santiago Apóstol, en Medina de Rioseco. La iglesia de Santiago Apóstol, a veces llamada de Santiago de los Caballeros, de Medina de Rioseco (Valladolid, Castilla y León, España), es un templo de culto católico de grandes proporciones construido entre los siglos XVI y XVII en una inusual amalgama de estilos, conjugándose un gótico muy tardío con los renacimientos plateresco, clasicista y herreriano, presentes en la fábrica exterior y el alzado interior, y el barroco, que caracteriza las cubiertas abovedadas y el monumental Retablo Mayor. Bien de Interés Cultural (BIC), es Monumento Histórico-Artístico Nacional desde 1964. En 2011 acogió las Edades del Hombre, que se celebraron en Medina de Rioseco y Medina del Campo, desde mayo hasta noviembre de ese año.


 72portada_norte_tardog_tica_s_xvi

Portada norte tardogótica (s-XVI). Iglesia de Santiago Apóstol (Medina de Rioseco)

Arquitectura exterior. Su construcción la inició en 1533, en plena época plateresca, en un gótico muy postrero el insigne arquitecto Rodrigo Gil de Hontañón, en una etapa de juventud a la que seguiría una de madurez en la que ya diseñaría todas sus construcciones en estilo renacentista. A la muerte del maestro en 1577 el templo estaba inconcluso, faltando de erigir el cierre por los pies. Fue entonces cuando se involucró en las obras Alonso de Tolosa, arquitecto seguidor del estilo renacentista herreriano, que trabajaba por entonces en la Catedral de Valladolid, y que diseñó las trazas para la fachada principal de poniente. De su ejecución se encargó Juan de Hermosa, hombre de su confianza, y de larga y dilatada obra en Medina de Rioseco.

El hastial, de rectilínea severidad y monumental porte, se articula en tres pisos y tres calles, destacándose hacia fuera la central. Las calles laterales son, en realidad, los cuerpos bajos de las torres campanarios, de las que sólo se llegó a terminar la orientada al sur, que sigue el modelo de las proyectadas por Juan de Herrera para la seo vallisoletana: grandes prismas con pilastras pareadas en los extremos. La calle central se compone de dos entablamientos superpuestos, sostenidos por columnas corintias pareadas. Sorprende la armonía de proporciones del cuerpo bajo en contraste con la desproporción del alto, que se prolongó en altura más de lo debido para dar solución al cierre de las naves ya construidas.1 La puerta de esta fachada es un sencillo vano adintelado, sin arco triunfal, sobre el que se abre un óculo redondo para iluminar el sotacoro. En el segundo cuerpo se abre el ventanal que ilumina el coro alto y sobre él, en una hornacina, se asoma el santo titular del templo.


 73portada_sur_plateresca_s_xvi

Portada sur plateresca (s. XVI). Iglesia de Santiago Apóstol (Medina de Rioseco)

Otras dos portadas complementan esta fachada de fuerte impronta herreriana: una tardogótica, al norte, y otra renacentista, al sur. La parte oriental, en la cabecera, se cierra con un triple ábside curvo, de muy macizo e imponente aspecto, recorrido por contrafuertes prismáticos y líneas de base, imposta y cornisa. La portada norte es un ejemplo del gótico isabelino más postrero. El arco de ingreso, carpanel, presenta tres arquivoltas con trasdós conopial; de este conopio parten dos arcos de medio punto tangentes que conforman un segundo cuerpo y que a su vez cubre otro arco conopial, del cual emerge el típico florón de remate. La portada está delimitada en los extremos por dos agujas góticas de grosor decreciente que le confieren ritmo ascensional. Una cenefa decorativa en la parte superior cierra el conjunto a modo de arco alfiz. La decoración, no exuberante, es a base de chambranas, cardinas y crestería gótica. La portada sur es un magnífico ejemplo del arte renacencista de mediados del siglo XVI, luego se remonta a un período constructivo posterior al de la portada norte pero anterior al de la fachada principal. Se trata de una portada-tapiz construida por Rodrigo Gil de Hontañón en 1547 en la transición estilística del plateresco al purismo.

El autor debió seguir el modelo de su trabajo más célebre, la fachada del Colegio Mayor de San Ildefonso de la actual Universidad de Alcalá de Henares. Alojada entre dos contrafuertes, está muy vertical portada se compone de tres cuerpos y un remate en frontón con el busto del Padre Eterno, que verticalmente están recorridos por tres calles, siendo la central cuatro veces más ancha que las laterales. Los cuerpos son entablamientos con friso, sostenidos por pares de columnas de órdenes compuestos. En el cuerpo inferior se abre la puerta de entrada, un arco carpanel. En el segundo cuerpo, la imagen del santo titular, Santiago Peregrino, se yerge en una hornacina avenerada. En las calles laterales de este cuerpo y del inferior, en estrechas hornacinas en los intercolumnios, aparecen los cuatro evangelistas, que junto con el relieve de la Virgen del Pilar que preside del tercer cuerpo son obra del escultor riosecano Juan Canseco, del siglo XVIII. La parte ornamental de esta fachada tan escultórica fue labrada por el entallador palentino Miguel de Espinosa. La decoración en columnas, enjutas, frisos, aletones y acróteras reúne el repertorio habitual del plateresco: grutescos, guerreros recostados, putti, seres fantásticos, medallones, escudos, etc.


 75iglesia_de_santiago_por_francisco_javier_parcerisa  

Arquitectura interior. La planta es de tipo salón, con las naves laterales compartiendo altura con la nave central. El eje longitudinal se compartimenta en cinco tramos, el primero de los cuales acoge el coro en la nave central (sus equivalentes en las naves laterales están ocupados por los cubos de la torres), más la triple cabecera de ábsides semicirculares. Las grandes dimensiones del volumen se ven realzadas por el alzado, consistente en pilares fasciculados muy esbeltos. En total se alzan seis pilares exentos y otros doce adosados a los muros perimetrales. Para evitar una excesiva sensación de verticalidad, una línea de imposta recorre los pilares a una cierta altura y, más arriba, otra, a modo de capitel en collarino, marca el arranque de unos elegantes arcos apuntados cuyo peralte prolonga la esbeltez de las naves. En el espacio de estos arcos, sobre un deambulatorio con balaustrada de madera que recorre toda la iglesia, se abren, en los muros laterales, pares de ventanales por los que entra una abundante iluminación.

Las cubiertas son un alarde de creatividad artística. Los arcos apuntados sostienen una serie de suntuosas bóvedas y cúpulas barrocas realizadas por Felipe Berrojo a partir de 1672. Las naves laterales se cubren con modelos de bóveda de arista y la nave central se cubre con cúpulas elípticas salvo en los tramos primero, sobre el coro, y el último antes de la cabecera, concebido como falso crucero, que se cubren con cúpulas de media naranja con gallones; la cúpula del tramo cabecero incorpora además una balaustrada en el tambor interior. Todas ellas se apoyan en pechinas. Construidas en ladrillo y lucidas con yeso blanco y policromado, los motivos decorativos son abultados, de relieve bien marcado, resaltándose con policromía los símbolos del santo titular: la cocha de peregrino, la cruz santiaguista e incluso la figura del santo a caballo.


 74retablo_mayor_barroco_s_xviii

Retablo mayor barroco (s. XVIII). Iglesia de Santiago Apóstol (Medina de Rioseco)

Retablo Mayor. La estructura escultórica, de enormes proporciones y majestuoso aspecto, se adapta exactamente a todo el hueco del ábside central, que tiene remate apuntado. Este retablo, dedicado a Santiago el Mayor, es toda una síntesis del esplendor que consiguió la estética del barroco. La profusión en la decoración y el dorado está sometida, sin embargo, al orden y el equilibrio más clásicos en su ordenamiento arquitectónico: el banco, los dos cuerpos, el ático-cascarón y las cinco calles que los recorren de abajo a arriba están perfectamente delimitados por columnas y frisos, generando una perspectiva ascensorial que conjuga con la verticalidad de la fábrica en que está contenido. Hay, además, una clara distinción entre los elementos arquitectónicos, marcados por el dorado, y los escultóricos, que van además policromados. Los entablamientos que separan los cuerpos y el segundo cuerpo y el ático están alineados con las líneas de imposta de la nave, lo que completa la integración de la mazonería en la arquitectura del templo, dando una gran sensación de continuidad y de ocupación del espacio. La labor escultórica sigue un riguroso programa iconográfico, centrado en los episodios de la vida del apóstol Santiago y su vinculación con España. Destacan el gran relieve central del segundo cuerpo, dedicado a La Aparición de la Virgen al Apóstol Santiago en Zaragoza y en el ático el relieve, casi de bulto redondo, representando a Santiago Matamoros.

La obra fue costeada por dos benefactores privados, Juan Álvarez Valverde y su mujer, María de Paz, y encargada a los profesionales más prestigiosos de la época. Las trazas las diseñó Joaquín de Churriguera. De la parte arquitectónica se encargaron en 1703 los ensambladores Diego de Suhano y Francisco Pérez. Y la parte escultórica corrió a cargo del riosecano Tomás de la Sierra, que la ejecutó en la más pura tradición de la escuela castellana... Leer más de la Iglesia de Santiago Apóstol (Medina de Rioseco)



 80iglesia_de_santiago_de_c_ceres

Iglesia de Santiago de Cáceres. Si bien hay documentos que sitúan el origen de la iglesia en el siglo XII, los restos más antiguos encontrados datan del siglo XIV. En el siglo XVI, Gil de Hontañón se encargó de la restauración del edificio. De ese momento destaca la capilla mayor, cubierta con bóveda estrellada, y la sacristía. Tras el abandono de las obras, fueron continuadas por Sancho de Cabrera, que realizó una nave cubierta con bóvedas de crucería. Exteriormente, destacan sus dos portadas, que se abren en arco apuntado enmarcadas por un alfiz. En el interior resaltan el retablo realizado por Alonso Berruguete y una reja renacentista realizada por Francisco Núñez, así como las tallas del Cristo de los Milagros, Nuestra Señora de la Esclarecida y Jesús Nazareno.



 81_villacastin_iglesia_de_san_sebastian_08

Iglesia de San Sebastián en Villacastín. Segovia. Iglesia de estilo herreriano que recuerda la obra de El Escorial. Tiene robustos contrafuertes. Generalmente se viene atribuyendo esta obra a fray Antonio de Villacastín, sin embargo por una simple constatación de fechas no es factible tal autoría, por cuanto el monje arquitecto de la orden Jerónima, contaba con una quincena de años en 1526 que es cuando se inicia la construcción de la "Catedral de la Sierra" como le gustaba en nombrar al Marques de Lozoya. La fachada oeste es clasicista. Tiene una torre de planta cuadrada aunque en proyecto debía tener dos. La puerta de acceso es de arco de medio punto con dobles columnas exentas y coronada con un nicho del titular y un pequeño frontón.


 82iglesia_san_sebastian_en_villacastin_segovia_interior

En su interior quedan recuerdos góticos del arquitecto Rodrigo Gil de Hontañón, quien fuera muy posiblemente su tracista, aunque no hay constatación escrita por haberse perdido el primer libro de fábrica de tan hermosa obra. Tiene planta de salón, típica de las iglesias de Castilla del siglo XVII con esbeltas naves que dan sensación de grandiosidad. El retablo mayor es muy valioso con esculturas y lienzos de Alonso de Herrera, renacentista. El coro alto se halla a los pies. Hay un órgano bastante bueno.

En el muro norte de la iglesia de San Sebastián en Villacastín, se encuentra una capilla cuadrada con los escudos de sus patronos el obispo Alonso de Mexía Tovar y familia. Tiene una magnífica reja. Hay un púlpito con las figuras de los evangelistas en yeso policromado, obra muy original.




Catedral Nueva de Salamanca


 88salamanca_catedral

Catedral Nueva de Salamanca. La Catedral de la Asunción de la Virgen, llamada popularmente Catedral Nueva, es una de las dos catedrales de la ciudad de Salamanca, en España, junto a la Catedral Vieja. Es la sede de la Diócesis de Salamanca. Fue construida entre los siglos XVI y XVIII mezclando los estilos gótico tardío, renacentista y barroco. Es la segunda mayor catedral de España en dimensiones y su campanario ocupa el segundo puesto también en altura de entre los de las catedrales españolas, con 110 metros.

La catedral nueva se construyó entre 1513 y 1733 conservando la vieja. En un principio pensaron derruirla, aunque se impuso el criterio de mantenerla abierta al culto mientras se realizaba la construcción de la nueva. Al terminar las obras en el siglo XVIII, reconsideraron la idea de destruirla y por esa razón se conserva actualmente. No obstante, el muro sur de la Catedral Nueva se apoya sobre el muro norte de la vieja, que hubo de ser reforzado hacia el interior del antiguo templo, cuya nave lateral quedó parcialmente reducida con la nueva construcción. La torre de la nueva catedral se construyó sobre la torre de las campanas de la Catedral Vieja.

La idea de construir una catedral nueva surge en el siglo XV debido al aumento demográfico de la ciudad, especialmente por la fuerte atracción de la Universidad. Por tanto, la Catedral Vieja parecía en aquellos momentos «pequeña, oscura y baja». Contaban con el apoyo de Fernando el Católico, quien en 1509 ordenó a los arquitectos que habían trabajado en Toledo y Sevilla, Antón Egas y Alonso Rodríguez, que fueran a Salamanca para tomar traza del nuevo templo...


 83catedral_de_salamanca_lateral

La catedral nueva es, junto a la de Segovia, una de las dos últimas catedrales de estilo gótico que se construyen en España. La nueva catedral se construyó, continuando con el gótico tardío de sus orígenes, entre los siglos XVI y XVIII, aunque a finales del XVI se cambiara la cabecera con girola gótica por una plana y durante el XVIII se añadieran dos elementos que rompían de forma llamativa con el estilo predominante del templo: una cúpula barroca sobre el crucero y los cuerpos superiores de la torre campanario. Esta torre campanario mide 110 (http://ieronimus.es/) metros de altura.

La planta y alzado del edificio mantienen una uniformidad gótica y la presencia exterior de arbotantes y contrafuertes, así como el alzado interior de las naves lo atestiguan.


 85catedral_nueva_de_salamanca_new_salamanca_cathedral

La Catedral Nueva de Salamanca tiene una planta con tres naves y dos más de capillas-hornacina, que se terminaron en 1520 por Juan Gil de Hontañón las de la izquierda y Juan de Álava las de la derecha.


 89salamanca_catedral_nueva_interior

Interior de la Catedral Nueva de Salamanca

En 1538 Rodrigo Gil de Hontañón se convierte en el maestro de obras de la catedral, tras la muerte de su padre Juan Gil de Hontañón. En principio se proyectó una girola para la cabecera y ábsides poligonales, pero el retraso en la obra hizo cambiar el criterio por el de una cabecera plana, decisión tomada en el año 1584 por el entonces maestro mayor Juan Ribero de Rada, siguiendo el modelo de cabecera diseñado por Juan de Herrera en la Catedral de Valladolid. En 1588 se llama al maestro cántabro Juan de Nates para la continuación de las obras.


 84_1444380402_359124

Crucero y cúpula de la catedral Nueva de Salamanca

El cimborrio original fue levantado por Joaquín Churriguera cuando se retomaron las obras, tras estar paradas durante casi todo el siglo XVII, por falta de presupuesto. Se terminó en el año 1725 y parece que era semejante al de la Catedral de Burgos, con nervaduras y decoración barroca. El terremoto de Lisboa del año 1755 cuarteó la cúpula central siendo sustituida por otra neoclásica realizada por el arquitecto Juan de Sagarvinaga, que es la que puede contemplarse actualmente...


 86reflejos_de_la_catedral_nueva_de_salamanca

Vista de las dos catedrales charras, desde la ribera del río Tormes.

Más info de la catedral Nueva de Salamanca




Catedral Magistral de Alcalá de Henares



 90alcal_de_henares_rps_09_12_2012_catedral_magistral_de_los_santos_justo_y_pastor

Catedral Magistral de Alcalá de Henares. Fachada de la Catedral Magistral de los Santos Justo y Pastor en Alcalá de Henares (Comunidad de Madrid - España) de estilo gótico tardío, construida entre 14314 y 1517.

La Santa e Insigne Catedral-Magistral de los Santos Justo y Pastor es la sede episcopal de la diócesis de Alcalá de Henares, y se encuendra en la ciudad del mismo nombre, en la Comunidad de Madrid, (España). Data de 1514 y presenta un marcado estilo gótico isabelino.

Es, junto con la iglesia de San Pedro de Lovaina (Bélgica), el único templo en el mundo que posee el título de Iglesia Magistral, lo que suponía que todos sus canónigos debían ser doctores en teología.


 92interior_catedral_alcala_de_henares_2

Interior de la Catedral Magistral de Alcalá de Henares. Rodrigo Gil de Hontañón participó en su construcción.

El arzobispo Carrillo (1446–1482) reconstruye la iglesia y la eleva a la categoría de colegiata. En la época del Cardenal Cisneros (1495–1517) se la otorga el título de "Magistral" y se proyecta el actual edificio, construyéndose entre 1497 y 1514 en un estilo gótico típico de esa etapa.3 La portada presenta rasgos flamígeros; la torre se construye entre 1528 y 1582, recibiendo su aspecto actual en 1618, mientras que el claustro procesional y la capilla de San Pedro se incorporan en el conjunto en el siglo XVII.


 91catedral_de_alcal

Catedral Magistral de Alcalá de Henares. Gran Torre con chapitel inclinado. 1528-1582. de estilo renacentista, autor: Rodrigo Gil de Hontañón.

El exterior del templo es sencillo y austero. Las paredes están cubiertas por esgrafiados de tipo segoviano. Destacan la portada de la fachada occidental, de estilo gótico florido, en cuyo medallón central se representa a san Ildefonso; y la alta torre, obra de Rodrigo Gil de Hontañón y Rodrigo Argüello, de estilo renacentista, con una altura de 62,05 metros. Remata esta torre un hermoso chapitel con pizarra de indudable estilo herreriano.

Más info de la Catedral Magistral de Alcalá de Henares




CONTINÚA MÁS ABAJO...
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Viernes, 09 Octobre 2015, 11:05; editado 11 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: GIL DE HONTAÑÓN, Rodrigo 
 
Gracias J.Luis por este arquitecto. La catedral de Segovia es su mejor obra en mi opinión aunque el resto tampoco se queda corto.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educaci�n hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
[b]
 
xerbar - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: GIL DE HONTAÑÓN, Rodrigo 
 
... CONTINUACIÓN



Colegio Mayor de San Ildefonso, actualmente sede de la Universidad de Alcalá de Henares



 106universidad_de_alcala

Fachada del Colegio Mayor de San Ildefonso, quizá la obra más conocida de Rodrigo Gil de Hntañón, junto a su aportación en la catedral de Segovia. No tenemos necesidad de insistir sobre el valor de esta edificación, pues figura en todos los manuales y monografías como una de las joyas del patrimonio complutense. Por otro lado, el paralelo con la institución universitaria alcalaína es aún más exacta si tenemos en cuenta que fue la sede del rectorado y el epicentro de su expansión. «Existía en Alcalá —escribe Marcel Bataillon— desde fines del siglo XIII un colegio incorporado desde mediados del XV a un monasterio franciscano. Pero todo estaba por hacerse si se pensaba en una verdadera universidad.


 116universidad_de_alcal_de_henares_02

El arquitecto Pedro Gumiel trazó el plano del Colegio de San Ildefonso, centro de la fundación, cuya primera piedra colocó Cisneros el 14 de marzo de 1498: diez años habían de transcurrir para que el edificio de Gumiel fuese habitable, y aun entonces no pasaba de ser una humilde construcción provisional de ladrillo y mampostería; sus primeros ocupantes entran en ella no antes del 26 de julio de 1508 y la enseñanza no parece haber funcionado de modo normal hasta el otoño de 1509». (Erasmo y España. Estudios sobre la historia espiritual del siglo XVI, Madrid, Fondo de Cultura Económica, 1991, p. 11). Por lo demás, estos principios directivos del proyecto cisneriano despliegan una cronología que Cayetano Enríquez de Salamanca se encarga de precisar en los siguientes términos: «Anticipándose [Cisneros] a la bula de Alejandro VI —el español Rodrigo de Borja, para que todo fuese español en esta magna obra—, que no se otorgaría hasta el 13 de abril de 1499, por la que se confirmaban y ampliaban los privilegios de los Estudios de Sancho IV, y ante el vivo deseo de ver materializada su genial idea, dado lo avanzado de su edad, procede a colocar la primera piedra del Colegio Mayor de San Ildefonso, núcleo matriz de la Universidad, un mes antes, es decir, el 13 de marzo de 1499». (Alcalá de Henares y su Universidad Complutense, Escuela Nacional de Administración Pública, 1973, p. 133).



 115colegio_mayor_de_san_ildefonso_fachada

El Colegio Mayor de San Ildefonso de Alcalá de Henares (Madrid, España) fue fundado en 1499 por el Cardenal Cisneros como origen de la Universidad de Alcalá histórica. Actualmente es el rectorado de la nueva Universidad de Alcalá. Es el edificio principal de la Universidad de Alcalá y el más notable símbolo de la misma. Es una de las más importantes obras del Renacimiento español y declarado Patrimonio de la Humanidad, junto con el resto del casco histórico de Alcalá de Henares.


 107_estatua_del_cardenal_cisneros

Escultura del Cardenal Cisneros situada delante del Colegio Mayor de San Ildefonso de Alcalá de Henares.


 108detalle_fachada_5_mnemorino

Detalle fachada. La construcción del Colegio comienza en 1501, bajo la dirección de Pedro Gumiel, quien ya había diseñado las labores de explanación. Si bien la construcción de sillería fue elaborada por Juan Ballesteros entre 1599 y 1601, las urgencias que impuso el Cardenal a Gumiel obligaron a emplear inicialmente materiales de mucha menor nobleza: madera, ladrillo y yesería. Ese el el aspecto que tenía el Colegio en su fundación, el 26 de julio de 1508, y de ahí proviene asimismo la famosa anécdota que sitúa a Cisneros soportando las chanzas del Rey, y respondiendo a éste que «otros harán en mármol y piedra lo que yo construyo con barro». Originalmente, la fachada fue realizada entre 1537 y 1553, bajo las órdenes del maestro Rodrigo Gil de Hontañón. «La edificación —según detalla Alfredo J. Morales— fue iniciada en 1537, como continuación del programa constructivo que durante las dos primeras décadas del siglo había dirigido el toledano Pedro Gumiel. Los preparativos de la obra fueron rápidos, pero la colocación de la primera piedra no se produjo hasta 1542.


 109detalle_fachada_6_mnemorino

Detalle fachada. Once años más tarde se ponía fin a la obra, que sufrió una serie de transformaciones a lo largo del proceso constructivo. Los cambios supusieron un mayor enriquecimiento ornamental y la aceptación de ciertos elementos de carácter más clásico. Como causantes de las alteraciones se considera a los entalladores que trabajaron en la edificación, especialmente a los franceses, bastante numerosos en algunos momentos. Junto a ellos desempeñó un papel destacado Claudio de Arciniega, el cual labró parte de las ventanas superiores, medallones altos y pilares, además de las figuras de atlantes y alabarderos.


 117universidad_de_alcal_colegio_de_san_ildefonso_emplazamiento

Vista aérea. Los muros están cubiertos por yesos trabajados a cuchillo, y resumiendo esta profusión decorativa, conviene hacer aquí mención de ese estilo Cisneros, donde se aúnan elementos del plateresco, el mudéjar y el gótico florido.

Quien admire estas y otras riquezas del Colegio Mayor, ha de tener en cuenta que también fue Pedro Gumiel quien, aprovechando el espacio de un solar adyacente, dirigió la construcción de la Capilla universitaria, que asimismo fue dedicada a San Ildefonso.

 
  111patio_interior_colegio_mayor_de_san_ildefonso_universidad_alcala_de_henares

Patio del Colegio Mayor de San Ildefonso, actualmente sede de la Universidad de Alcalá de Henares


alcala_de_henares_uni4

El patio mayor de Escuelas, también llamado de Santo Tomás de Villanueva, fue iniciado, al demolerse el inicial de ladrillo, en 1617, con proyecto de Juan Gómez de Mora, y fue rematado en 1662, por José Sopeña. De tres pisos, friso y balaustrada, lleva el nombre de uno de los más notados alumnos complutenses, y primer Santo, salido de sus aulas. En la parte superior del mismo, aparecen las palabras latinas atribuidas por la tradición al Cardenal Cisneros, cuando el rey Fernando el Católico se burló de la pobreza del primer patio: Et luteam olim marmoream nunc, antes de barro, ahora de mármol.


 110_colegio_mayor_de_san_ildefonso

Vista nocturna. Rodrigo Gil compuso la fachada en tres módulos, desiguales en altura» («Tradición y modernidad, 1526-1563», Arquitectura del Renacimiento en España, 1488-1599, Madrid, Cátedra, pp. 206-207). Flanquean la portada dos columnas jónicas y la remata un medallón rectangular donde se muestra la imposición de casulla a San Ildefonso, quien es patrono de la Archidiócesis. Obsérvese que el interior es de una sola nave y no ha sufrido alteraciones de importancia desde la fundación. Integran la planta dos elementos yuxtapuestos, divididos entre sí por un arco toral.


 112universidad_de_alcal_de_henares_espa_a_13

La fachada del Colegio Mayor de San Ildefonso de Alcalá de Henares, es sin lugar a dudas, la más conocida y bella obra de Rodrigo Gil de Hontañón, y fue iniciada en 1537, concluyéndose en 1553. Está diseñada en tres módulos desiguales en altura, con portada monumental y superposición de órdenes. Atlantes, alabarderos, y una gran galería superior con ventanas, obra, en gran medida, de Claudio de Arciniega, dan un característico aire clásico a la obra, si bien, sin seguir cánones o reglas vitrubianas, y con elementos góticos.8
Logotipo del Patrimonio Mundial o de la Humanidad.




Convento de San Esteban (Salamanca)


 27iglesia_san_esteban_salamanca

El convento de San Esteban es un convento dominico situado en la ciudad de Salamanca, en la plaza del Concilio de Trento.

Los dominicos se instalaron en Salamanca entre 1255 y 1256. En el actual solar del convento, ocupado por la iglesia parroquial de San Esteban, levantaron el primitivo convento, luego destruido para construir el actual, en 1524 por iniciativa del cardenal fray Juan Álvarez de Toledo.

Su construcción se extendió hasta 1610, participando en ella Fray Martín de Santiago, Rodrigo Gil de Hontañón, Juan Ribero de Rada y Pedro Gutiérrez. No obstante, la planta y diseño son de Juan de Álava, quien comienza la obra en 1524, como demuestra el plano conservado de este mismo maestro. Rodrigo Gil de Hontañón se ocuparía del crucero con el cimborrio y de la cabecera. Aunque se le considera un excelente ejemplo del estilo plateresco, lo prolongado de sus fases constructivas explica la mezcla de estilos que van desde el gótico final hasta el barroco, estilo éste poco apreciable en su arquitectura pero bien presente en el retablo mayor obra de José de Churriguera.

Según la tradición, Colón se alojó en este convento (en realidad en el anterior, destruido para construir éste) cuando fue a Salamanca para defender ante los geógrafos de la Universidad la posibilidad de llegar a las Indias navegando hacia Occidente.

Durante la Contrarreforma fue un importante centro donde se forjaron los padres dominicos que fundaron la Escuela de Salamanca, con Francisco de Vitoria a la cabeza, y se prestó ayuda a Santa Teresa de Jesús y a San Ignacio de Loyola.


Arte y arquitectura


 28iglesia_san_esteban_salamanca

Fachada. La fachada está compuesta por la portada de la iglesia y el pórtico de acceso al convento que forma ángulo recto con ella.

La portada de la iglesia es uno de los más bellos ejemplos de plateresco. Está concebida como portada-retablo formando un arco de triunfo bajo cuya bóveda de medio cañón se despliega la abundante decoración carcterística del estilo. En su centro se representa el martirio de San Esteban y por encima un Calvario, relieves ambos ejecutados por Juan Antonio Ceroni a comienzos del siglo XVII.

El pórtico, compuesto por arcos de medio punto, está inspirado en las logias renacentistas italianas, contrastando su escueta ornamentación con la exuberancia decorativa de la fachada de la iglesia. Fue realizado por Juan Ribero de Rada entre 1590 y 1592, pero los medallones de las enjutas son obra del escultor Martín Rodríguez.


 35_salamanca_san_esteban_543

Iglesia. Su construcción la comenzó el arquitecto Juan de Álava en 1524 y fue seguida por Fray Martín de Santiago a quien sucedió Rodrigo Gil de Hontañón, siendo consagrada en 1610.

Tiene planta de cruz latina y una sola nave, con el coro elevado sobre un arco escarzano a los pies de la iglesia. Los estilos presentes son el gótico tardío desde el crucero a los pies, y el renacentista que abarca el crucero, el cimborrio y el presbiterio.

Mide 14,50 m de anchura, 27 m de altura en la nave y 44 m en el cimborrio.


 29_coro_de_san_esteban

Coro con la pintura del Triunfo de la Iglesia de Antonio Palomino.

En el coro destacan la pintura del Triunfo de la Iglesia, de Antonio Palomino, y una Virgen con el Niño, de Rubens.


 30san_estebam_claustro

Claustro de los Reyes.

Claustro y capítulos. El claustro principal, denominado «de procesiones» o de los Reyes, es obra de Fray Martín de Santiago, religioso del convento. En la planta baja mezcla elementos góticos y renacentistas. Los arcos que lo separan del jardín son de medio punto, renacentistas, aunque tratados al estilo gótico ya que están divididos por tres maineles. Las bóvedas de sus cuatro crujías son de crucería, características del gótico. En el centro del jardín se levanta un templete.

En la planta alta la cubierta es un sencillo artesonado de madera, abriéndose las galerías mediante cuarenta arcos de medio punto, que descansan sobre pilastras cuyos capiteles están decorados con grutescos y otros motivos.

Desde la planta baja se accede a los «Capítulos». El «Capítulo antiguo», oscuro, modesto y austero, data del siglo XIV, con obras en los siglos siguientes. Una de sus partes es la capilla, en la parte más elevada y donde se enterraron los más destacados miembros del convento, como Francisco de Vitoria o Domingo de Soto. En la parte más baja se enterraban los demás religiosos y en los bancos adosados a sus paredes tomaban asiento los frailes en sus reuniones. El «Capítulo nuevo», más grande, monumental e iluminado que el antiguo, data del siglo XVII, pareciéndose en su traza a la Sacristía, a la que se accede a través del arranque de la Escalera de Soto.


 36sala_capitular_del_convento

Sala Capitular del Convento del Convento de San Esteban (Salamanca)


 31convento_de_san_esteban_sacrist_a_1627

Sacristía. Construida en el siglo XVII bajo el mecenazgo de fray Pedro de Herrera Suárez, obispo de Tuy, por los arquitectos Alonso Sardiña y Juan Moreno. De gusto clásico, los muros están cubiertos por pilastras de orden corintio con frontones curvos y triangulares partidos rematados con pirámides. El friso está decorado con ménsulas y distintas alegorías.

El fundador construyó la sacristía para hacerla también lugar de su enterramiento. Así en una hornacina elevada en el lado izquierdo se encuentra su efigie orante en piedra policromada, obra de Antonio de Paz. Del mismo autor son las imágenes de la Asunción de la Virgen, San Pedro y San Pablo que se encuentran en el testero, presidido por un Cristo anterior conocido como Jesús de la Promesa.


 32escalera_de_soto_dise_ada_por_rodrigo_gil_de_honta_n_entre_1553_y_1556

Escalera de Soto diseñada por Rodrigo Gil de Hontañón entre 1553 y 1556.

Escalera de Soto. Se construyó entre 1553 y 1556. Su nombre se debe al mecenazgo de Fray Domingo de Soto, catedrático de la Universidad (pertenece a la Escuela de Salamanca) y confesor del emperador Carlos V. El autor fue el arquitecto Rodrigo Gil de Hontañón, que utilizó una técnica nueva y revolucionaria, puesto que solamente se apoya en los muros, en voladizo, sin otros soportes, creando un espacio bastante diáfano que parece sostenerse milagrosamente, y que permite el tránsito desde la parte baja del claustro a la parte alta. Su decoración la constituyen casetones floreados y un relieve policromado en su tramo superior en el que aparece María Magdalena.


 34retablo_mayor_de_la_iglesia_del_convento_dise_ado_en_1692_por_jos_de_churriguera

Retablo mayor. Retablo mayor de la iglesia del Convento, diseñado en 1692 por José de Churriguera, que remata la cabecera de la iglesia. Seis grandes columnas salomónicas, recubiertas de decoración vegetal, recorren el primer cuerpo, en cuyo centro se halla el tabernáculo central concebido como un templete, flanqueado por un par de columnas a cada lado; entre éstas y las de los dos de los extremos se encuentran dos hornacinas que dan cobijo a las esculturas de Santo Domingo de Guzmán y San Francisco de Asís, atribuidas al autor del retablo.

El segundo cuerpo tiene como centro y remate una pintura de Claudio Coello cuyo tema es el martirio de San Esteban.

Todo está dorado y recubierto de profusa decoración, dando lugar a uno de los más monumentales retablos barrocos típicamente españoles.


 33mausoleo_de_fernando_lvarez_de_toledo_y_pimentel_iii_duque_de_alba_de_tormes

Mausoleo de Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel, III duque de Alba de Tormes.

Sepulcro del duque de Alba. Fernando Álvarez de Toledo murió en Tomar, localidad próxima a Lisboa, el 11 de diciembre de 1582, a la edad de setenta y cuatro años.

Sus restos fueron trasladados inicialmente a Alba de Tormes, donde fue enterrado en el convento de San Leonardo. En 1619 fueron trasladados al convento de San Esteban, en donde desde 1983 reposan en una capilla del convento que contiene un mausoleo proyectado por Chueca Goitia y que fue costeado por la Diputación Provincial de Salamanca.


Zonas reservadas a la comunidad. En la zona no visitable actualmente por estar reservada a la comunidad existen dos claustros más. El primero de ellos, conocido como «claustro de Colón», es denominado así porque según la tradición fue aquí donde el descubridor conferenció con los frailes sobre sus proyectos. Data de fines del siglo XV, pero su trazado es sencillo, con arcos de medio punto que descansan en capiteles robustos y simples; cuenta con un ventanal barroco en el fondo. El otro claustro, llamado «claustro de los Aljibes», presenta arcos rebajados y una austeridad decorativa marcada por los espacios vacíos y las superficies lisas que contrasta con la exuberancia decorativa presente en otras partes del monumento.

Instituciones

Facultad de Teología. En el Convento tiene su sede la Pontificia Facultad de Teología de San Esteban, fundada en 1947, heredera del Estudio General de Teología que naciera en San Esteban en 1222. Actividades de la Facultad son las Conversaciones de San Esteban, la Escuela de Teología San Esteban y la Escuela de Teología en Internet Santo Tomás de Aquino. www.fatse.org. Además, cuenta con su propia editorial, la Editorial San Esteban.

Cofradías. San Esteban es también sede canónica de la Hermandad Dominicana del Stmo. Cristo de la Buena Muerte, cofradía que realiza su desfile penitencial en la Semana Santa salmantina la madrugada del Viernes Santo, y de la Real y Pontificia Archicofradía Sacramental de María Santísima Madre de Dios del Rosario y San Pío V, hermandad de gloria recientemente reorganizada tras años de inactividad.


 38convento_del_convento_de_san_esteban_salamanca

Convento de San Esteban (Salamanca)



Claustro de la Catedral de Santiago de Compostela


 95claustro_de_la_catedral_de_santiago_de_compostela_galicia_espa_a

El claustro tiene una planta cuadrada de treinta y cuatro metros de lado y fue construido a principios del siglo XVI según los planos de los arquitectos Juan de Álava y Juan Gil de Hontañón; en su construcción intervinieron diversos maestros desde su inicio en 1521 hasta su finalización en 1590.


 96catedral_de_santiago_claustro

Claustro de la catedral, con la Fons Mirabilis en el centro.

Es de estilo gótico-renacentista de la escuela castellana y se corona con una balaustrada calada con pináculos. Como es habitual en los antiguos claustros existen sepulturas de personajes relacionados con la catedral. En el lado norte se encuentra la capilla de Alba, fundada en 1530, que guarda en su interior un retablo con la Transfiguración de Jesús, obra que data del siglo XVIII. En un ángulo del claustro se encuentran las campanas originales de la torre Berenguela.


 93claustro_de_la_catedral_de_santiago_de_compostela

Desde el claustro se accede a la Sala capitular, edificada por Lucas Ferro Caaveiro, y al Archivo-Biblioteca de la catedral, donde se encuentran manuscritos como el Codex Calixtinus del Liber Sancti Iacobi,N 4 entre muchos otros libros y documentos que hacen referencia a la catedral y a la historia de Galicia desde la Edad Media hasta nuestros días.


 94claustro_de_la_catedral_de_santiago_de_compostela

Claustro de la Catedral de Santiago de Compostela. Juan Gil de Hontañón participó en su construcción.




Catedral de Ciudad Rodrigo


 105ciudadrodrigo_24

La Catedral de Santa María de Ciudad Rodrigo fue construida entre el siglo XII y el siglo XIV, promovida inicialmente por el rey Fernando II de León y continuada por sus sucesores en el trono. Pertenece al llamado "grupo de Salamanca", junto con la Catedral Vieja de Salamanca, la Catedral de Zamora y la Colegiata de Toro (Zamora).


 104portada_de_las_cadenas_de_la_catedral_rom_nica_de_ciudad_rodrigo

Portada de las Cadenas de la Catedral románica de Ciudad Rodrigo

Las portadas. Las puertas de la catedral son cuatro. En el crucero, en el lado de la epístola se abre la puerta de las cadenas (llamada así por haber presentado cadenas que delimitaban su atrio). Consta de un hermoso friso gótico con doce figuras del Antiguo Testamento y un tímpano en el que en la Edad Moderna se colocaron cuatro figuras románicas: de izquierda a derecha San Juan, San Pedro, Cristo Pantocrátor, San Pablo y Santiago con los atributos de peregrino. En el otro crucero se abre la Puerta de Amayuelas, con arco polilobulado. A los pies de la nave principal el Pórtico del Perdón, al estilo del Pórtico de la gloria de Santiago, con un románico arcaico contiene cinco frisos historiados centrándose en los misterios marianos y de la Pasión, representando en las arquivoltas los coros del Juicio (Santos, Mártires... Angeles), centrando el tímpano la imagen de la coronación de María, quien también protagoniza la talla que corona el parteluz.

Las ventanas del triforio son excepcionales, a decir de Gómez Moreno "las mejores del románico", con tres ventanas reales y sólo una abierta al exterior, símbolo de la trinidad. La torre fue elevada por Juan de Sagarvinaga a finales del siglo XVIII en estilo neoclásico, tras el derrumbe de la segunda torre durante el terremoto de Lisboa (la catedral había contado con otra tercera, que fue desmochada tras la guerra de las comunidades).


 22puerta_del_ensolado_o_de_amayuelas_big

Portada sur. Puerta del Ensolado o de Amayuelas - Catedral de Santa María, Ciudad Rodrigo. En el otro crucero se abre la Puerta de Amayuelas, con hermoso arco polilobulado.


 97_catedral_de_ciudad_rodrigo_vista_general_con_portada_de_las_cadenas_en_primer_plano

Catedral de Santa María de Ciudad Rodrigo (Salamanca)


Interior y capillas


 19capilla_mayor_de_la_catedral_de_santa_mar_a_de_ciudad_rodrigo

Capilla Mayor. La actual Capilla Mayor fue levantada por el arquitecto de la Catedral Nueva de Salamanca Rodrigo Gil de Hontañón en tiempos del obispo Juan Pardo Tavera (que llegaría a ser Cardenal), cuyas armas ostenta la fachada de la construcción. Albergó un buen retablo hispano flamenco, obra de Fernando Gallego y el Maestro Bartolomé, del que se conservan veintiséis tablas en la University Arizona Museum of Art, de Tucson, que presidía una hermosa imagen de la Virgen con niño, en alabastro, hoy en la Capilla del Santísimo. En la actualidad, tras perder el segundo retablo -de plata- durante la Guerra de la Independencia, la capilla está ornamentada por sendos cuadros barrocos de San Sebastián y San Jerónimo penitente, una Asunción de Juan Pascual de Mena procedente del Monasterio de Santa María de la Caridad a las afueras de la ciudad, San Pedro y San Pablo, probablemente también de Mena y que presidían la entrada al coro catedralicio y la cátedra del obispo, amen de otros cuadros de menor interés. Fue desprovista de sus rejas para adaptarla a la liturgia exigida por el Concilio Vaticano II en tiempos del obispo Demetrio Mansilla Reoyo y trasladadas a la Capilla del Pilar.


Capilla del Cristo de Oriente. Absidiolo románico del lado de la epístola. Primera capilla funeraria de la nobiliaria familia de los Pacheco. Varios monumentos funerarios de esta estirpe. El retablo mayor, en estuco, alberga la talla que da el nombre a la capilla, del siglo XVI.
Capilla de la Virgen de la Faja

Absidiolo románico del lado del evangelio. Antigua capilla funeraria de los Garci-López de Chaves. Hoy con retablo barroco que alberga un lienzo de la Virgen de la Faja (o Virgen de Belén) procedente del Seminario diocesano, obra del Madrileño Francisco Javier Ramos en 1764, y una modesta escultura de San Bartolomé en el ático.


 26interior_catedral_de_ciudad_rodrigo
 28crodrigo02

Interior Catedral de Ciudad Rodrigo


Capilla del Santísimo. Estilo gótico. Primitiva capilla de San Blas, donde se celebraron los primeros cabildos. Alberga el monumento funerario del obispo Manuel López de Arana. Retablo barroco, con una imagen de San Blas en el ático, y una interesante escultura en alabastro de Virgen con niño, del siglo XVI, que presidió el antiguo Retablo mayor de tablas pintadas.
Capilla de los Dolores o de la Soledad

A pesar de datar del siglo XVIII, el estilo arquitectónico es gótico a imitación de a la anterior. Obra de Larra y Churriguera, encargo de 1728. Retablo churrigueresco con la imagen de Nuestra señora de los Dolores en el centro, flanqueada por San Francisco de Asís y San Diego de Alcalá.


 22_capilladelpilar

Capilla del Pilar. Capilla barroca. Se erigió en tiempos del obispo aragonés Clemente Comenge. Buen retablo barroco obra del ensamblador salmantino Miguel Martínez de la Quintana con las imágenes de San Juan Nepomuceno, San Pedro de Arbués y en el ático San Clemente, patrono del fundador. Además de éste está enterrado aquí el obispo de Ciudad Rodrigo y eminente historiador Demetrio Mansilla Reoyo, que se encargó del aggiornamiento del edificio tras el Concilio Vaticano II, a pesar de sus tendencias conservadoras, y responsable del traslado de las rejas de la capilla mayor a ésta durante este proceso de reforma.


 34b_veda_nave_central_catedral_ciudad_rodrigo

Bóveda Nave Central Catedral, Ciudad Rodrigo


Otros monumentos funerarios

    - Sepulcro de Obispo medieval. Estatua yacente en piedra de obispo medieval. La tradición dice que es don Domingo, uno de los primeros obispos civitatenses, cuya elección dio lugar al dicho castellano "obispo por obispo, séalo don Domingo".
    - Altar de alabastro o de la Quinta angustia, obra cumbre del escultor afincado en Ciudad Rodrigo Lucas Mitata. Monumento funerario de Juana Pérez Piñero y su marido Hernando Chaves de Robles, con gran influencia del maestro Juan de Juni (de hecho, la iconografía es casi copia del sepulcro que aquél talló en el claustro de la catedral vieja salmantina).
    - Sepulcro de los Fernández de Gata y Caraveo, padres de un canónigo de la catedral (siglo XVI). Situado en el crucero de la epístola, se atribuye también a Lucas Mitata. Se trata de una escultura yacente de un caballero dentro de un arcosolio decorado con pan de oro. Preside el monumento un crucifijo y, a ambos lados, las sombras de lo que un día fueron la Virgen y el San Juan que le acompañaron.
    - Altar de San Miguel. Buena pintura barroca del triunfo del arcángel sobre el demonio.
    - Sepulcro de Don Pedro Díaz, "el obispo que resucitó". En el crucero opuesto se encuentra el sepulcro de Don Pedro Díaz, obispo medieval que, según atestiguan los documentos que acompañan al monumento, se levantó del sarcófago durante su sepelio en la catedral para confesar sus pecados antes de volver a morir. Se trasladó aquí desde el otro crucero y se realizó el retablo barroco que lo alberga. Contiene una interesante pintura, que, si no lo es por la técnica, sí lo es por su iconografía, pues muestra la capilla mayor de la época, con el retablo de Fernando Gallego cubriéndolo.


 20_1444687028_117732

Sepulcro de Don Pedro Díaz, "el obispo que resucitó".Catedral de Ciudad Rodrigo (Salamanca). El Obispo falleció en 1343, y en cambio el cuadro es del siglo XVIII. Se cuenta que este obispo resucitó en el momento de hacerle los funerales, por intercesión de San Francisco de Asís, del que había sido muy devoto; la veracidad del milagro ha sido siempre muy discutida, suponiendo algunos que se tratase de una catalepsia, aunque no faltan importantes documentos que recogen el hecho, entre ellos, las "Florecillas de San Francisco". En el cuadro aparece el obispo incorporándose en su catafalco ante el asombro de los presentes, mientras en la parte superior aparece san Francisco, glorioso, en actitud de súplica.


Otros personajes enterrados en la catedral. Otra serie de inscripciones en modestas losas incrustadas en la pared recuerdan a otras personalidades enterradas en la seo civitatense. Algunos de ellos tuvieron vistosos monumentos funerarios, pero fueron retirados en las reformas del siglo XVII. Un ejemplo es Marina Alfonso "la coronada".


 21coro_de_la_catedral_de_santa_mar_a_de_ciudad_rodrigo

El coro. Tallado a finales del siglo XV por Rodrigo Alemán en estilo plateresco, con grandes influencias del gótico del norte de Europa.


 23coro_de_la_catedral_de_santa_mar_a_de_ciudad_rodrigo

Destaca la calidad de la silla episcopal, la única que cuenta con una imagen en el respaldo (San Pedro), pues las demás tienen una no menos interesante labra gótica. En las paciencias y las misericordias, así como en las barandillas de las escaleras, el autor desplegó su imaginación en un sinfín de imágenes burlescas, eróticas y alusivas a fábulas populares.


 101catedral_de_ciudad_rodrigo_claustro

El claustro.. En el claustro trabajaron los arquitectos Benito Sánchez (siglo XIV, al que se deben más partes de la construcción) y Pedro de Güemes (siglo XVI).


 30cristo_crucificado_1395088063_423394

Cristo crucificado

El museo diocesano y catedralicio. Fue inaugurado en 1992 en tiempo del obispo Antonio Ceballos Atienza. Ya comenzado el siglo XXI se comenzó una remodelación gracias a la incentiva del deán Rafael García Cuadrado (1941-2008) y reabrió sus puertas dos años después de su fallecimiento. En una primera sala se expone una interesante colección arqueológica en la que tienen cabida dos tipos de piezas; por una parte, los restos arquitectónicos de las reformas del edificio catedralicio (lápidas de obispos y capiteles del claustro) y, por otra, la colección arqueológica del que fue canónigo de la catedral, Serafín Tella Gallego, en la que destaca la colección numismática o un ara romana de mármol. Le sigue una sala dedicada a la liturgia. Aquí destaca el báculo medieval (s. XIII) de la escuela de Limoges, la colección de cruces procesionales y el breviario de Isabel la Católica, una obra impresa en Francia por Philippus Pigouchet y que presenta unos finísimos grabados. En la sala dedicada a la escultura se pueden observar un Cristo de Marfil hispano-filipino de grandes dimensiones, una talla de Santa Catalina de Alejandría (s. XVI) y una serie de vírgenes sedentes con la que se puede apreciar la evolución de esta iconografía a lo largo de los siglos. Por último, en el ámbito pictórico, cabría nombrar por la originalidad de la iconografía el Llanto sobre Abel muerto, un lienzo procedente del convento de las MM Carmelitas y el magnífico San Miguel de Antonio María Esquivel, procedente del Seminario Diocesano. Asimismo, se exponen reproducciones de las tablas del antiguo retablo de Fernando Gallego, así como un audiovisual explicativo en el que los personajes de las tablas cobran vida.


 18vista_general_de_la_catedral_de_ciudad_rodrigo_desde_la_plaza_de_amayuelas

Vista general de la Catedral de Ciudad Rodrigo desde la Plaza de Amayuelas.



 24palacio_leon_palacio_de_los_guzmanes

Palacio de los Guzmanes, actual Diputación provincial de la provincia de León.

El palacio de los Guzmanes es un palacio renacentista del siglo XVI situado en la plaza de San Marcelo junto a la Casa Botines en la ciudad de León, España. Su traza se debe al maestro Rodrigo Gil de Hontañón1 si bien se ocupó de su ejecución Juan de Ribero Rada. A pesar de quedar inconcluso se convirtió en el palacio más destacado de la ciudad. Ya en el siglo XX la Diputación Provincial de León se hizo cargo de terminarlo para adecuarlo a sus nuevas funciones, y actualmente alberga las oficinas de la Diputación...


 25el_palacio_de_los_guzmanes_se_declar_monumento_hist_rico_art_stico_en_1963

El Palacio de los Guzmanes se declaró monumento histórico artístico en 1963.


 26palacio_de_los_guzmanes_leon

Patio del Palacio de los Guzmanes. El palacio tiene planta trapezoidal articulada en torno a un patio interior y esta torreado en sus cuatro esquinas. Su fachada principal tiene un marcado desarrollo horizontal, es de tres alturas separadas por impostas, la inferior tiene ventanas enrejadas, el cuerpo central balcones de los cuales los cercanos a la portada y los situados en las esquinas se coronas con frontones triangulares y semicirculares, y el superior presenta una galería que recorre la fachada hasta las torres formada por arcos de medio punto separados por pilastras corintias. Sobre estas y sobresaliendo de la cornisa se disponen un conjunto de gárgolas.

Las torres tienen una altura más, la última reconstruida en la restauración de 1975 buscando devolverles el aspecto que tuvieron antes de ser desmochadas en 1840. Tres de ellas lucen ventanas angulares y la suroeste lleva adosada una escalera de caracol.

La fachada sur que da a la calle Ancha es de estilo más clasicista. Se relaciona con Juan del Ribero Rada al que también se le atribuyen las ventanas angulares de la torre sudeste decoradas con pilastras dóricas y columnas jónicas y corintias, y la portada abierta a la calle del Cid.4 :176

La portada principal se abre descentrada siguiendo la tradición medieval hispana. Su diseño es característico del estilo de Rodrigo Gil de Hontañón. Formada por un arco de medio punto, está enmarcada por columnas jónicas sobre las que se apoya el entablamento que sustenta un balcón rematado por un frontón triangular decorado. A sus lados siguiendo la vertical de las columnas, dos guerreros portan los escudos de armas de la familia... Leer más



Iglesia de San Julián de los Caballeros, en Toro (Zamora)


 00000_1444736638_850030

Iglesia de San Julián de los Caballeros, en Toro (Zamora). La Iglesia de San Julián de los Caballeros de Toro (Zamora) es un antiguo templo mozárabe reconstruido en el siglo XVI por el arquitecto Rodrigo Gil de Hontañón. Su fachada, de transición gótico-renacentista, fue reedificada en 1879, trasladándose a ella la portada principal, procedente del antiguo monasterio de San Ildefonso y en la que puede leerse "En esta iglesia se mantuvo público el culto católico en tiempo de los sarracenos”. Sobre la portada se abre un gran ventanal redondo, y a su derecha se levanta la torre campanario, que data de 1606. La iglesia, de forma rectangular, está estructurada en tres naves de igual altura separadas por arcos formeros y un ábside.


 0toro_zamora_iglesia_de_san_julian_de_los_caballeros_s_xvi_rodrigo_gil_de_honta_on_retablo_altar_mayor_obra_de_melchor_diez

En su interior destaca el retablo mayor, de estilo renacentista, que desarrolla en pinturas la historia de San Julián y Santa Basilisa. Está compuesto por un banco con relieves de los apóstoles y otras figuras y un sagrario; sobre él, otros tres cuerpos con juegos de columnas dóricas y corintias, la estatua sedente de San Julián y una escultura de la Asunción, y rematado con un pequeño calvario, todo de la escuela de Esteban Jordán.


 0toro_zamora_iglesia_de_san_julian_de_los_caballeros_s_xvi_pulpito_de_tomas_celma

Su púlpito de madera tallada del siglo XVI, que también procede del antiguo monasterio de San Ildefonso, contiene figuras de santos, ángeles y mascarones.


 0000_1444736841_429892

La iglesia también contiene las sepulturas de toresanos ilustres, como Antona García, heroína de la causa de Isabel la Católica, y su marido, Juan de Monroy; Pedro Celestino Samaniego, quien fundó la Obra Pía que lleva su nombre con el fin de prestar grano sin intereses a los labradores pobres de Toro para la siembra, a condición de devolverlo después de la recolección; y Pedro de Vivero, ascendiente de los marqueses de Valparaíso.



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado la espléndida y prolífica obra obra del gran arquitecto Rodrigo Gil de Hontañón.


Fuentes y agradecimientos: es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, conventosanesteban.es, artehistoria.com, flickr.com, turismociudadrodrigo.com, liturgia.mforos.com, flickr.com, maravillasdeespana.blogspot.com.es, propias y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
No puede publicar eventos en el calendario