Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff




Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 2
Goto page 1, 2  Next
 
CATEDRAL DE CÓRDOBA (Antigua Mezquita)
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post CATEDRAL DE CÓRDOBA (Antigua Mezquita) 
 
Este trabajo está dedicado a la Mezquita, actual Catedral de Córdoba. Constituye junto con la Alhambra el monumento más importante de la arquitectura hispano-musulmán.

Está ubicada en pleno centro histórico de la ciudad, es uno de los más bellos ejemplos de arte musulmán en España. Es una mezcla de estilos arquitectónicos superpuestos, que se sucedieron a lo largo de los nueve siglos que duraron las construcciones y reformas.


 0cordoba_vista_aerea

La Mezquita presenta dos singularidades: Su orientación, pues no mira a la Meca. En ello se ha querido ver la nostalgia que Abderramán I sentía por Damasco, expresada por él mismo en su poesía. Pues lo cierto es que la Mezquita de Córdoba se orienta a las mezquitas de Damasco y no a la meca. La otra singularidad es su ubicación descentralizada del Mihrab. Ello se debe a la ampliación que hizo Almanzor, que tuvo que hacerla por el lado oriental, ya que al Sur se topaba con el río Guadalquivir y al Oeste estaba el palacio del Califa.

Fue el emir musulmán Abderrahman I quien mandó construir el templo en el año 785 sobre los restos de la antigua iglesia visigoda de San Vicente. En siglos posteriores, la mezquita pasó por sucesivas ampliaciones.

Abderrahman III mandó levantar un nuevo alminar, mientras que en el 961 Alhaken II ensanchó la planta del edificio y se decoró el mihrab.

La última de las reformas sería llevada a cabo por Almanzor en el 987. Como resultado, la apariencia interior es la de un laberinto de columnas de gran belleza, con doble arquería y arco de herradura.


 mezquita_de_cordoba

La Mezquita de Córdoba es convertida en catedral cristiana en 1236, tras la conquista de la ciudad por Fernando III. Desde entonces se iniciaron reformas parciales adicionando capillas y otros elementos cristianos.

Los Reyes Católicos permitieron la construcción de una Capilla Mayor y ya en el siglo XVI durante el reinado de Carlos V se edificó, no sin grandes oposiciones, la actual catedral cristiana dentro de las naves de la antigua mezquita. Concretamente las zonas afectadas fueron las de Abderrahman II y Almanzor.

El edificio lo inició en 1523 Hernán Ruiz el Viejo con permiso expreso del emperador Carlos V y se desarrolló a lo largo del siglo XVI, pero no se terminaron las obras hasta 1766.

El resultado en un edificio que suma estilos desde el gótico final, plateresco, renacentista y barroco. Tiene nave y crucero, con planta de cruz latina. Los arcos son todavía góticos (apuntados), la ornamentación plateresca y la cúpula renacentista.

Elementos destacables son el Altar de mármol rojo, la sillería del coro en madera de caoba y el tesoro de la Catedral.

El mihrab es uno de los más importantes del mundo musulmán, siendo la pieza más noble de la mezquita. La decoración es de mosaico bizantino y mármoles labrados. El antiguo alminar islámico fue "forrado" con envoltura barroca.

Espero que la recopilación de información e imágenes de la Mezquita-Catedral de Córdoba os resulte interesante y contribuya en su divulgaciónte.






CATEDRAL DE CÓRDOBA (Antigua Mezquita)


 06_1457949449_656239

La Mezquita-catedral de Córdoba, antes «Santa María Madre de Dios» o «Gran Mezquita de Córdoba», actualmente conocida como la Catedral de la Asunción de Nuestra Señora de forma eclesiástica, o simplemente Mezquita de Córdoba de forma general, es un edificio de la ciudad de Córdoba, España.

Se empezó a construir como mezquita en el año 785, con la apropiación y reutilización de los materiales de la basílica hispano-romana de San Vicente Mártir, que se hallaba en su lugar, por los conquistadores musulmanes.3 El edificio resultante fue objeto de ampliaciones durante el Emirato de Córdoba y el Califato de Córdoba. Con 23 400 metros cuadrados, fue la segunda mezquita más grande del mundo en superficie, por detrás de la Mezquita de La Meca, siendo sólo alcanzada posteriormente por la Mezquita Azul (Estambul, 1588). Una de sus principales características es que su muro de la qibla no fue orientado hacia La Meca, sino 51º grados más hacia el sur, algo habitual en las mezquitas de al-Ándalus.

En 1238, tras la Reconquista cristiana de la ciudad, se llevó a cabo su consagración como catedral de la diócesis con la ordenación episcopal de su primer obispo, Lope de Fitero. El edificio alberga el cabildo catedralicio de la Diócesis de Córdoba, estando prohibido cualquier culto colectivo o rezo organizado no católico. En 1523, bajo la dirección de los arquitectos Hernán Ruiz, el Viejo y su hijo, se construyó su basílica cruciforme renacentista de estilo plateresco.


 05_1457949484_449369

Hoy todo el conjunto constituye el monumento más importante de Córdoba, y también de toda la arquitectura andalusí, junto con la Alhambra, así como el más emblemático del arte omeya hispanomusulmán. Declarada como Bien de interés cultural2 y Patrimonio Cultural de la Humanidad como parte del centro histórico de la ciudad, se incluyó por el público entre los 12 Tesoros de España en 2007 y fue premiada como el mejor sitio de interés turístico de Europa y sexto del mundo según un concurso de TripAdvisor.8 En 2015 tuvo 1,67 millones de visitas, lo que la convierte en uno de los monumentos más visitados de España.


 10mezquita_catedral_de_c_rdoba_puerta_del_perd_n

Mezquita Catedral de Córdoba. Puerta del Perdón


Descripción del monumento


 12mezquita_catedral_de_c_rdoba_puerta_del_perd_n

A la Mezquita se accede por la Puerta del Perdón (lado norte), de estilo mudéjar (1477), donde se observan las hileras de naranjos y palmeras, y las fuentes y arcos de herradura que lo rodean. Junto a la puerta se levanta la mezquita que se compone de tres partes: "El Patio de los Naranjos", que en tiempos del Califato era el "Patio de las Abluciones" (conserva buena parte de su aspecto original), el alminar desmochado parcialmente y rodeado, a principios del siglo XVII, de un «encofrado» de estilo herreriano.


 04_1457950130_367272

Interior de la Mezquita-catedral de Córdoba.


 15puerta_de_las_palmas_mezquita_catedral_de_c_rdoba

La puerta de Las Palmas da acceso a la mezquita: hay un bosque de 1.300 columnas de mármol, jaspe y granito sobre las que se apoyan trescientos sesenta y cinco arcos de herradura bicolores. El mihrab es un joyel de mármol, estuco y mosaicos bizantinos brillantemente coloreados sobre fondo de oro y bronce, además de cobre y plata.

En el lucernario se conservan los arcos lobulados de los muros y la cúpula. En la cabecera destacan los arcos, los mosaicos del muro y la estructura y decoración de las cúpulas a base de arcos cruzados.

Tras la conquista de Córdoba por los cristianos, éstos utilizaron la mezquita para celebrar su culto, pero en el siglo XVI, cuando el islam fue definitivamente expulsado de la península Ibérica, los vencedores quisieron adecuarla a sus creencias: construyeron una catedral renacentista en sus naves centrales, a cargo de Hernán Ruiz, llamado "el viejo", y luego, de su hijo, en pleno corazón de la mezquita, alterando la perspectiva original.

De la antigua iglesia cristiana, destruida para construir en su solar la mezquita, apenas quedó rastro y solo a raíz de algunos trabajos iniciados en la década de 1940 se lograron recuperar algunos de sus restos en el subsuelo de la Mezquita-Catedral, fundamentalmente mosaicos y los pilares.


Orientación


 17cordoba_la_mezquita_mihrab

El mihrab, lugar santo que señala la qibla está en dirección sur y no la que corresponde a La Meca; es posible que esto se deba a una práctica heredada directamente de Siria por Abderramán I, ya que la Gran mezquita de Damasco también está orientada en esa dirección. Otros autores sostienen que la nave principal de la mezquita sigue en su orientación el trazado del Cardo romano de Córdoba, como se ha atestiguado en las excavaciones arqueológicas realizadas en la ciudad.


Etapas constructivas

Orígenes cristianos: la Basílica de San Vicente Mártir

Tras la llegada del islam a Córdoba, la basílica visigótica de San Vicente, que había sido el templo cristiano más importante de la ciudad desde el siglo V, en las capitulaciones de Córdoba fue apropiado parcialmente por los musulmanes. Aunque existen relatos que mencionan una supuesta compra del templo por parte de los musulmanes, su credibilidad queda descartada desde el momento en que Muza se había apropiado del mismo durante la ocupación de Córdoba y el hecho de que la parte no ocupada por los musulmanes fuese utilizada como patio de ejecuciones en diversas ocasiones. Según una versión sucinta del relato tradicional, la mezquita de Córdoba habría sido iniciada bajo el reinado del primer emir omeya Abderramán I entre el 780 y el 785, sobre la planta de la iglesia cristiana, cambiando la orientación de su eje. Sufrió sucesivas ampliaciones en los siglos IX y X y fue concluida bajo mandato de Almanzor. La más importante de las ampliaciones es la de Alhakén II a la que pertenecen los arcos del mihrab. En estos arcos se puede ver la evolución de la construcción: las columnas visigodas con sus arcos de herradura les resultaron demasiado bajos a los musulmanes por lo que decidieron añadir pilares sobre las columnas y disponer arcos más altos sin derribar los anteriores y policromando en rojo y blanco todos con lo que se construyó la célebre y más conocida imagen de la Mezquita de Córdoba. Fue lugar de reuniones a la vez religiosas y políticas pues podía albergar hasta veinte mil personas.

Las excavaciones arqueológicas dirigidas por el arquitecto Félix Hernández en 1930 demostraron la existencia en el subsuelo de la Mezquita-Catedral de todo un complejo episcopal que puede datarse entre los siglos IV y VI. Allí se encuentran los restos arqueológicos de la basílica visigótica dedicada a San Vicente Mártir, la domus episcopalis, y la escuela clerical y los servicios de caridad del obispo.


 18esquina_suroeste_exterior_del_muro_de_la_quibla

Esquina suroeste, exterior del muro de la quibla.


Mezquita de Abderramán I

El inicio de su construcción se debe al primer emir omeya de Córdoba, haciéndose sobre el emplazamiento de la basílica visigoda de San Vicente Mártir, iglesia construida en el siglo VI, en cuyo solar se inicia la edificación del oratorio o haram en el año 786.

Este primer edificio consta, en cualquier caso, de once naves longitudinales orientadas hacia el río Guadalquivir, cuya anchura es idéntica, a excepción de la central, que conduce al mihrab y las dos de los extremos. La central ligeramente más ancha que el resto y las laterales ligeramente más estrechas, aunque estas leves diferencias solo son apreciables en un plano. Estas naves constan de doce tramos o crujías que corren en dirección al muro de la quibla.

Los materiales utilizados son de acarreo: fustes de columnas y capiteles procedentes de construcciones y épocas anteriores (romanos y visigodos), sobre los cuales se elevan pilares rectangulares de sillería que dotan de más altura al conjunto. Para darle estabilidad a este alzado se recurre a dobles arcos, de los cuales el inferior, de herradura, hace funciones de entibo, mientras que el superior, de medio punto, es el que soporta la cubierta. Este sistema, además de la alternancia cromática y material de las dovelas, rojas de ladrillo, amarillentas las de caliza, parece estar inspirado en el acueducto romano de Los Milagros (Mérida).

El resultado es un inmenso bosque de columnas coronado de doble arquería que recuerda a un palmeral. El conjunto se cierra con el muro de la quibla, que a diferencia de la mayoría de mezquitas no está orientado hacia La Meca sino hacia el sur, hecho éste cuyo motivo está en duda, y que van desde la inexperiencia y el error en el cálculo, hasta la pura intencionalidad política tras la proclamación de la independencia política del emirato cordobés, todo apunta a que quisieron imitar a la Mezquita de Damasco, también de los Omeya, y orientada al sur. Las obras terminaron en el 788.


 19la_puerta_de_san_esteban_la_m_s_antigua_del_edificio_fue_construida_como_puerta_occidental_de_la_primera_mezquita

La puerta de San Esteban, la más antigua del edificio, fue construida como puerta occidental de la primera mezquita.


Hipótesis del templo arriano

En el siglo XX, el escritor Ignacio Olagüe Videla en su célebre y controvertido libro La Revolución islámica en Occidente (1974), supone que Abderramán I no habría construido esta mezquita y que el templo primitivo ya contaba con el famoso bosque de columnas. Añade, además, que originalmente habría sido concebido para el culto arriano. Sin embargo esta postura, recogida en textos de divulgación,12 es rechazada por la investigación académica por carecer de pruebas y manipular los textos.13 Los estudios arqueológicos realizados en el lugar por el arquitecto Félix Hernández demuestran sin lugar a dudas el origen omeya del edificio, erigido sobre la basílica cristiana de San Vicente.


 20torre_campanario_que_envuelve_al_alminar_mezquitacatedral06

Torre campanario que envuelve al alminar.


Intervención de Hisham I

Terminó el patio o sahn y erigió el primer alminar. Este primitivo alminar, de planta cuadrada, fue más tarde derribado por Abderramán III quien construyó otro, luego parcialmente desmochado, y cuyos restos se cree que se encuentran actualmente embutidos en el campanario cristiano de la catedral. La cimentación del alminar de Hisham I fue hallada en el Patio de los Naranjos por el arqueólogo Félix Hernández en el siglo XX, quién dejó marcada su ubicación en el pavimento y es hoy día visible.


Ampliación de Abderramán II

Según la historiografía clásica, el crecimiento de la ciudad habría determinado la necesidad de un oratorio (haram) con un aforo mayor para poder albergar más fieles durante la celebración de los viernes, por lo que este emir decidió la primera ampliación de la mezquita. Ignacio Olagüe Videla supone, además, que es a Abderramán II a quien debemos las obras que convertirían al templo arriano en mezquita. En cualquier caso, éstas se iniciaron en el 833, acabándose en el 855, bajo mandato ya del hijo de Abderramán II.

Para llevarla a cabo se derribó el primitivo muro de la quibla, cuyos restos son actualmente visibles en forma de grandes pilares, y se prolongaron las arquerías en ocho tramos o crujías más, con una longitud total de 24 m. Los elementos arquitectónicos son idénticos a los de la fase inicial: alternancia de dovelas en los arcos (amarillas de caliza y rojas de ladrillo) y utilización de materiales de acarreo, aunque como novedad se utilizaron algunos materiales labrados a propósito para esta ampliación, como los ocho capiteles novedosos denominados «de pencas». El mihrab, cuyos cimientos fueron encontrados en el subsuelo de la capilla de Villaviciosa, estaba concebido monumentalmente con un arco de entrada sostenido por cuatro columnas y sobresalía al exterior del muro de la qibla. También este emir llevó a cabo una intervención en el patio, cerrándolo con saqqifas en los laterales que faltaban.


Intervención de Abderramán III

La intervención del primer califa cordobés no afectó al oratorio. Pero agrandó el patio, derribó el primer alminar y erigió uno nuevo que sería modelo para los alminares almohades y los campanarios mudéjares. Este alminar se conserva actualmente desmochado y embutido en el campanario cristiano, aunque se conoce su alzado gracias a los dibujos conservados. El único testimonio gráfico que nos ha llegado es un relieve que se encuentra en una de las enjutas de la Puerta de Santa Catalina.


 27mihrab_de_la_mezquita_de_c_rdoba

Mihrab de la Mezquita de Córdoba.


Ampliación de Alhakén II


Coincidiendo con el esplendor del califato, durante el siglo X se llevarán a cabo las más extensas intervenciones en la mezquita. Pero será la de Alhakén II la ampliación más bella y rica. El segundo día de su reinado encarga a su chambelán Chafar (o Yafar) las obras.

Se derriba el muro de la qibla de Abderramán II, del que también quedan restos visibles en la actualidad, y se amplía el oratorio en doce crujías más en el sentido sur seguido hasta entonces. Para mejorar la iluminación se construyen cuatro lucernarios con bellas cúpulas nervadas. El primero de ellos, previo a la macsura, lo ocupa actualmente la Capilla de Villaviciosa. Los otros tres se elevan delante del nuevo muro de qibla; uno delante del mihrab y los otros dos flanqueándolo.

Previos a la macsura aparecen nuevos arcos polilobulados y entrecruzados, y en las columnas se alternan fustes rosas y azules. Los materiales ya no son de acarreo, sino labrados ex profeso, con presencia de capiteles de pencas, una abstracción y esquematización de los corintios y compuestos del mundo romano y que derivarán en los de avispero que se pueden observar en Medinat Al-Zahra. Todo esto configura la unidad estilística del arte califal ya presente en Medina Azahara.

Otras novedades son el doble muro de la qibla, que facilita la conexión con el sabat y que permite que el mihrab no se limite a un simple nicho, sino que se abra como una pequeña habitación octogonal cubierta con una cúpula con forma de concha. La portada del mihrab y las cúpulas que lo preceden van recubiertas de mosaicos ejecutados por artesanos bizantinos enviados por el basileus cargados con trescientos veinte quintales de teselas.


Puertas y cúpulas de la maqsura, construida durante la ampliación de Alhakén II.


 21cordoba_mezquita_06

 22cordoba_mezquita_02

 23cordoba_mezquita_01

 24_cordoba_mosque_13

 25_cordoba_mosque_02

 26cordoba_mosque_14

Varias imágenes del las puertas y cúpulas de la maqsura, construida durante la ampliación de Alhakén II. Mezquita Catedral de Córdoba.


Ampliación de Almanzor

Dado el gran continuo crecimiento demográfico de Córdoba, este hayib decide llevar a cabo la tercera y última de las intervenciones en la mezquita a fines del siglo X. Su ampliación, la más extensa de todas, afecta tanto al oratorio como al patio. Pero esta ampliación no se hará hacia el sur como las anteriores, puesto que la cercanía del Guadalquivir lo impide. La expansión será hacia el este, para lo que Almanzor debió expropiar el caserío que ocupaba la zona. Se construyen ocho nuevas naves que dejan descentrado el mihrab y el extendido muro de la qibla ya no es doble, sino simple. En los arcos la alternancia de dovelas es solo cromática y no de materiales puesto que todas son de piedra caliza, aunque pintadas de almagra las rojas.


 28arcos_exteriores_del_muro_este

Arcos exteriores del muro este.


Conversión en catedral

Tras la reconquista cristiana de Córdoba en 1236, Fernando III de Castilla convirtió la mezquita en catedral,15 sufriendo diversas alteraciones que acabarán configurando la actual Catedral de Córdoba. Durante toda la Baja Edad Media prevaleció ya convertida en catedral, adaptándose el culto y la liturgia cristiana a la espacialidad islámica con algunos acomodos. En 1371 fue terminada la Capilla Real de la Mezquita-Catedral de Córdoba, donde estuvieron sepultados los reyes Fernando IV y Alfonso XI hasta que, en 1736, los restos de ambos monarcas fueron trasladados a la iglesia de San Hipólito de Córdoba, donde reposan en la actualidad.


 30ceiling_cathedral_of_c_rdoba_c_rdoba

Crucero de la Catedral de Córdoba.

La Capilla Mayor fue situada bajo uno de los lucernarios de Alhakén II, en el ámbito rico de la Mezquita del siglo X, sin alteraciones en la estructura anterior. La magnificencia del templo musulmám determinó que la macsura y el mihrab quedaran intactos. Sin embargo, con el paso de los siglos, la Catedral precisaba mayores acomodos y una mayor dignificación en la Capilla Mayor, realizándose a finales del siglo XV (1489) una capilla cristiana donde estaba la antigua capilla del siglo XIII.

Esta nueva capilla catedralicia (dentro de la antigua mezquita) será impulsada por el obispo Íñigo Manrique (1486-1496), quien promueve la construcción de una nave con formulación arquitectónica gótica y algunas modificaciones en los accesos, que continuaron los prelados siguientes: Juan Rodríguez de Fonseca (1499-1505), Juan Daza (1505-1510), Martín (1510-1516). Sin embargo, la mayor quiebra del edificio islámico se producirá a lo largo del siglo XVI, pues en medio de la antigua mezquita se levantará una gran nave cristiana bajo los auspicios artísticos y arquitectónicos del Renacimiento; esto supuso una ruptura grave con los postulados espaciales islámicos. No en vano la propuesta fue polémica y estuvo sujeta a duros enfrentamientos entre diferentes próceres (a favor y en contra).

Finalmente, intercedió el emperador Carlos V para que se realizara la obra, aunque más tarde se lamentara, como recogió J. B. Alderete, con la famosa frase «habéis destruido lo que era único en el mundo, y habéis puesto en su lugar lo que se puede ver en todas partes».


 29aspecto_actual_de_la_capilla_de_villaviciosa_antigua_capilla_mayor_que_fue_la_primera_intervenci_n_cristiana_en_el_edificio
Aspecto actual de la capilla de Villaviciosa, antigua capilla Mayor, que fue la primera intervención cristiana en el edificio.

La obra se comenzó en 1523 por iniciativa del obispo Alonso Manrique (1518-1523, hijo del gran comendador de la Orden de Santiago), que supo atraer hacia Córdoba los principios planimétricos de las catedrales castellanas, pues había sido obispo de Badajoz y Salamanca. La nueva nave de la Catedral de Córdoba estuvo a cargo del arquitecto Hernán Ruiz, el Viejo, que aunque desarrolla su trabajo bajo postulados góticos con ciertos arcaísmos, introduce claramente elementos renacentistas.

Su hijo Hernán Ruiz el Joven, el gran arquitecto de la saga de los Ruiz, manifiesta ya claramente la formulación clasicista en la nueva nave, y es el artífice de sus elementos más notables, así como de muchas de las capillas y de la rejería de la misma. Después de cien años de obras, la nueva nave de la catedral será concluida con el añadido de ciertos aspectos manieristas, como puede verse en la cúpula del crucero del maestro Juan de Ochoa, o la formulación de la bóveda con lunetos del coro que anuncia ya el barroco.

Tras esta gran reforma del siglo XVI, la antigua mezquita solamente recibirá aditamentos menores y complementos de liturgia. A pesar de los avatares de la historia, la antigua mezquita pervive en su esencia islámica, con la singularidad de los elementos básicos. No obstante, superado el empeño decimonónico por subrayar el elemento islámico, se trata de un híbrido arquitectónico que sintetiza una buena parte de los valores artísticos de Oriente y Occidente. Desde esa perspectiva, la Mezquita-Catedral representa una síntesis de los vaivenes de la historia de España.





Exteriores del edificio

Fachada oeste

Discurre a través de la calle Torrijos. De norte a sur:


 31postigo_de_la_leche

Postigo de la Leche: Es una de las puertas de acceso al patio de los Naranjos. Su aspecto actual data de la primera década del siglo XVI, diseñada por el arquitecto Hernán Ruiz I.


 32puerta_de_los_deanes_de_la_mezquita_de_c_rdoba_espa_a

Puerta de los Deanes: Es una de las puertas de acceso al patio de los Naranjos. Fue construida en el siglo VIII por Abderramán I. De la puerta original solo se conserva parte del frontal interior.


 33puerta_de_san_esteban

Puerta de San Esteban: Fue construida en el siglo VIII por Abderramán I y reformada posteriormente por Muhammad I en el año 855.18 Es la puerta más antigua de todo el templo y sirvió de modelo para el resto de las puertas lateras construidas en época musulmana. Es también conocida como puerta de San Sebastián, puerta de los Visires o puerta de Bab al-Wazara.


 34puerta_de_san_miguel_mezquita_de_c_rdoba

Puerta de San Miguel: Fue construida en la ampliación realizada por Abderramán II. En el siglo siglo XVI se le añadió el escudo del obispo Juan Daza. Es también conocida como puerta de los Obispos.


 35puerta_del_esp_ritu_santo

Puerta del Espíritu Santo: Fue construida en la ampliación realizada por Alhakén II.


 36postigo_del_palacio_de_la_mezquita_de_c_rdoba

Postigo del Palacio: Fue construida en la ampliación realizada por Alhakén II. También conocida como puerta de San Pedro o puerta de la Paloma.


 37puerta_de_san_ildefonso_antes_puerta_de_al_hakam_ii_de_la_mezquita_de_c_rdoba

Puerta de San Ildefonso: Fue construida en la ampliación realizada por Alhakén II.


 38puerta_del_sabat_mezquita_de_c_rdoba

Puerta del Sabat: Fue construida en la ampliación realizada por Alhakén II. Esta puerta comunicaba la mezquita con el antiguo alcázar andalusí a través de un puente que fue derribado en el siglo XVI.


Fachada este

Discurre a través de la calle del Magistrado González Francés. De norte a sur:


 39puerta_de_la_grada_redonda_mezquita_de_c_rdoba

Puerta de la Grada Redonda: Es una de las puertas de acceso al patio de los Naranjos. Su aspecto actual, de estilo churrigueresco, data del año 1738.


 41fuente_de_santa_catalina_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Fuente de Santa Catalina: Es una fuente del siglo XVIII adosada al muro oriental, junto la puerta del mismo nombre. Es también conocida como fuente del Mocosillo. Consta de un amplio pilón-abravadero, rematado en su frontispicio por una hornacina actualmente vacía.


 40puerta_de_santa_catalina_mezquita_de_c_rdoba

Puerta de Santa Catalina: Es una de las puertas de acceso al patio de los Naranjos. Recibe su nombre por su cercanía al antiguo convento de Santa Catalina. De estilo renacentista, fue construida en el siglo XVI por el arquitecto Hernán Ruiz II. Se compone de dos cuerpos. El inferior se compone por un arco de medio punto con la clave resaltada por un escudo flanqueado por dos columnas que apoyan sobre basamento. El alfiz creado por las columnas y el fuerte entablamento alberga dos escudos, de los cuales el de la izquierda es un relieve del alminar de la mezquita. Por su parte, el cuerpo superior se organiza mediante cuatro columnas que crean vanos adintelados cegados, en los cuales se dispondrían pinturas murales, hoy perdidas.24 Se corona el conjunto con un tímpano redondeado con decoración en relieve en su frontón.


 42_puerta_de_san_juan_mezquita_de_c_rdoba

Puerta de San Juan: Recibe su nombre de la capilla de San Juan Bautista, que se encuentra al otro lado de dicha puerta. Fue restaurada en 1913 por el arquitecto Ricardo Velázquez Bosco.


 43_puerta_del_batisterio_mezquita_de_c_rdoba

Puerta del Baptisterio: Recibe su nombre de la capilla del Baptisterio, que se encuentra al otro lado de dicha puerta. Fue restaurada en 1913 por el arquitecto Ricardo Velázquez Bosco.


 44_puerta_de_san_nicol_s_mezquita_de_c_rdoba

Puerta de San Nicolás: Recibe su nombre de la capilla de San Nicolás de Bari, que se encuentra al otro lado de dicha puerta. Fue restaurada en 1913 por el arquitecto Ricardo Velázquez Bosco.


 45_puerta_de_la_concepci_n_antigua_mezquita_de_c_rdoba

Puerta de la Concepción Antigua: Recibe su nombre de la desaparecida capilla de Nuestra Señora de la Concepción, que se encontraba al otro lado de dicha puerta. Fue restaurada en 1913 por el arquitecto Ricardo Velázquez Bosco.


 46puerta_de_san_jos_mezquita_de_c_rdoba

Puerta de San José: Recibe su nombre de la capilla de San José, que se encuentra al otro lado de dicha puerta. Fue restaurada en 1913 por el arquitecto Ricardo Velázquez Bosco.


 47_puerta_del_sagrario_mezquita_de_c_rdoba

Puerta del Sagrario: Recibe su nombre por su cercanía a la capilla del Sagrario.


 48puerta_de_jerusal_n_mezquita_de_c_rdoba

Puerta de Jerusalén. Catedral de Córdoba.

    

Fachada norte

Discurre por la calle Cardenal Herrero. De oeste a este:


 49arca_del_agua_en_la_mezquita_de_c_rdoba

Arca del Agua: Es un aljibe del siglo XVIII que se encuentra adosado en un casetón en el muro norte. El casetón sirve para proteger y ventilar el arca principal del cabildo que distribuye a las demás fuentes y casas en el entorno. El arca es de ladrillo situado sobre el andén de la Mezquita levantándose de planta cuadrada con pilastras en las esquinas y dos cuerpos con cornisa, y rematados en cúpula.


 51puerta_del_perd_n_mezquita_de_c_rdoba_02

Puerta del Perdón: De estilo mudéjar, está situada anexa a la torre. Fue construida en el siglo XIV y posteriormente reformada en el siglo XVII. Consta de dos arcos de herradura, uno dando a la calle y el otro al patio de los Naranjos, entre los cuales se halla un espacio cuadrangular con techo en forma de cúpula. En las enjutas de su arco exterior se encuentra el escudo de armas del rey Enrique II. Sobre él se hallan tres arcos ciegos polibulados decorados con pinturas de Antonio del Castillo.


 52puerta_del_ca_o_gordo_mezquita_de_c_rdoba

Puerta del Caño Gordo: De estilo neoclásico, fue construida en el siglo XVI y reformada en el siglo XVIII. Recibe su nombre por su cercanía a la fuente del Caño Gordo.


 54fuente_del_ca_o_gordo_de_j_carlos_sanchez

Fuente del Caño Gordo: Es una fuente que se encuentra adosada al muro norte. Este caudal era ya conocido en el siglo X. Su forma actual es barroca del siglo XVIII y tiene una pila enterrada de una sola pieza de mármol azul y caño de latón de gran diámetro sobre frontis sencillo y cuadrado.


 53virgen_de_los_faroles_cordoba_mezquita_catedral_47

Virgen de los Faroles: Es un altar situado en el exterior del muro norte. Presenta a una virgen Asunción protegida por una reja exterior rodeada de 11 faroles. La actual virgen existente, obra del pintor Julio Romero de Torres, es una copia de la original la cual fue trasladada al museo que el pintor tiene en la ciudad.


 50torre_de_la_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Torre de la Mezquita-Catedral de Córdoba.


Fachada sur

Discurre a través de la calle del Corregidor Luis de la Cerda. Este muro se corresponde con la quibla de la antigua Mezquita. La parte occidental, construida por Alhakén II, está construida a modo de muro doble. Por otro lado, la parte oriental, construida durante la ampliación de Almanzor, se trata de un muro sencillo. De oeste a este:


 55balcones_fachada_sur_de_la_mezquita_de_c_rdoba

Balcones: Situados en el extremo occidental, extendiéndose a lo largo de cinco de las naves, se encuentran dos filas de balcones. Fueron construidos en el siglo XVIII con el objetivo de mejorar la iluminación de las estancias situadas entre el doble muro de la quibla. En la fila inferior de balcones pueden verse dibujados los blasones de algunos obispos.


 56balc_n_de_la_capilla_de_san_clemente_mezquita_de_c_rdoba

Balcón de San Clemente: Es un balcón de estilo plateresco construido en el siglo XVI y al cual se accedía desde la antigua capilla de San Clemente, donde ahora se encuentra el Museo de San Clemente.


 57altar_mezquita

 58altar_mezquita

Dos altares exteriores de la Mezquita-catedral de Córdoba.


Patio de los Naranjos


 60patio_de_los_naranjos

El patio de los Naranjos está situado en la parte norte del templo. Tiene su origen en el patio de abluciones de la mezquita de Abderramán I, siendo posteriormente ampliado y reformado durante las siguientes etapas constructivas. Recibe su nombre de los 98 naranjos que contiene, que fueron plantados formando hileras a finales del siglo XVIII.

Se trata de un recinto cerrado de 130 metros de largo por 50 de ancho. Sus lados occidental, septentrional y oriental se hallan rodeados de galerías porticadas y cuentan con seis puertas que comunican al patio con el exterior: la puerta de los Deanes y el postigo de la Leche en su lado oeste; la puerta del Perdón y la del Caño Gordo al norte; y la puerta de la Grada Redonda y la de Santa Catalina al este. En estas galerías se hayan expuestas las vigas y tablones que conformaban el artesonado original del templo, procedentes de la restauración del siglo XIX. Su estado de conservación, relativamente bueno al ser todavía visibles los relieves que las decoraban y parte de la policromía original, motivaron su retirada para una mejor conservación y sirvieron de modelo para la realización de las que actualmente se ven.


 59patio_de_los_naranjos

Su muro sur, que comunica al patio con el interior del templo, está formado por 17 arcos de herradura. Estos arcos se encontraban originariamente abiertos, haciendo de la sala de oración un espacio abierto. Hoy en día sólo uno de ellos, la puerta de las Palmas, comunica con el patio. Todos los arcos al este de la puerta fueron tapiados hace tiempo para alojar en ellos múltiples capillas. Por contra, los arcos al oeste de la puerta se hallan cerrados por celosías de estilo arábigo construidas en los años 70 por el arquitecto Rafael de La-Hoz Arderius.


 63puerta_de_las_palmas_mezquita_de_c_rdoba

Puerta de las Palmas de la Mezquita-catedral de Córdoba.


Fuentes del patio

El recinto está dividido en tres partes, cada una de ellas con un surtidor en el centro. En la parte central se encuentran además otras dos fuentes, conocidas como fuente de Santa María y fuente del Cinamomo.


 64fuente_de_santa_mar_a_mezquita_cordoba_spain

La fuente de Santa María es una fuente de estilo barroco construida en la segunda mitad del siglo XVII. Está formada por un pilón rectangular, construido en piedra negra, con cuatro artísticos pilares en sus ángulos y un caño en cada uno de ellos. Uno de estos caños es popularmente conocido como caño del olivo por el ejemplar casi milenario de este árbol que tiene junto a él.


 65fuente_del_cinamomo

La fuente del Cinamomo, construida en 1752, esta edificada sobre un pilar rematado por una cornisa recargada, y con una base de mármol gris. Se cree que el nombre de la fuente procede de un árbol que pudiera haber tenido plantado junto a ella.

En el subsuelo de la parte oriental del patio, correspondiente a la ampliación de Almanzor, se halla un gran aljibe cuya construcción se remonta al siglo X.


 66muro_sur_patio_de_los_naranjos_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Muro sur. Patio de los naranjos. Mezquita-catedral de Córdoba


 67galer_as_porticadas_patio_de_los_naranjos_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Galerías porticadas. Patio de los naranjos. Mezquita-catedral de Córdoba


 68torre_y_puerta_del_perd_n_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Torre y Puerta del Perdón. Mezquita-catedral de Córdoba


 61_tejado_y_patio_de_los_naranjos_de_la_mezquita_de_c_rdoba_espa_a

Vista aérea del Patio de los Naranjos de la Mezquita-catedral de Córdoba.



CONTINUA MÁS ABAJO...
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Monday, 14 March 2016, 18:09; edited 18 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MEZQUITA-CATEDRAL DE CÓRDOBA 
 
... CONTINUACIÓN



 02_1457948342_409269

Columnas de la Mezquita-Catedral de Córdoba. España. Unesco, Patrimonio de la Humanidad.



Interior

Sala hipóstila

Originariamente todo el interior del edificio era una gran sala hipóstila de 19 naves, utilizada como sala de oración, con la única excepción de los habitáculos existentes en el doble muro de la qibla. Actualmente, sin embargo, buena parte de la antigua sala hipóstila se encuentra ocupada por las capillas anexas a los muros, por las capillas del eje de Villaviciosa y por el núcleo cruciforme central constituido por la capilla Mayor y el coro.


 69planta_de_la_mezquita_catedral

Planta de la Mezquita-Catedral de Córdoba.


Núcleo cruciforme


 69capilla_mayor_cathedral_mosque_of_c_rdoba_6933169868

Vista de la capilla Mayor. Mezquita-Catedral de Córdoba.


 71_coro_de_la_mezquita_de_c_rdoba_espa_a

Vista del Coro. Mezquita-Catedral de Córdoba.


 73trascoro_de_la_mezquita_de_c_rdoba

Trascoro. Mezquita-Catedral de Córdoba.

La capilla Mayor, el coro y el trascoro, forman el núcleo de la Mezquita-Catedral. Saliendo del coro pueden verse las capillas que rodean a la nave; girando a la derecha se encuentra en primer lugar la lauda sepulcral de los Cinco Obispos, ejecutada en 1554 y realizada en mármol según el deseo del obispo Leopoldo de Austria. Le sigue la capilla del Dulce Nombre de Jesús, separada del resto del templo por una magnífica reja. A ésta le siguen la capilla de San Pelagio, la capilla de Santo Tomás y la capilla de Jesús, María y José, llamada popularmente la «capilla del Niño Perdido». Pasado el crucero, se llega al transepto, cubierto por tracería gótica decorada en su parte izquierda con bustos de profetas, y en su parte derecha con figuras femeninas, que posiblemente representen a las virtudes.


 72trasaltar_cordoba_mezquita_catedral_cap_de_san_juan_bautista

Trasaltar. Mezquita-Catedral de Córdoba.

El trasaltar tiene cinco arcos, cuatro destinados a capillas, constituyendo el quinto la portada de ingreso a la sacristía. Por encima de los arcos hay una cornisa con grutescos y tondos con bustos, y en los cinco tímpanos se ven relieves que representan el “Prendimiento”, el “Camino del Calvario”, la “Crucifixión”, el “Descendimiento” y la “Resurrección”, todos ellos obras anónimas de un taller local de comienzos del siglo XVI, influenciado fuertemente por los flamencos. Junto a la puerta de la sacristía se sitúa la capilla de San Bernabé, seguida por la capilla del Ángel de la Guarda, a la que sigue la capilla de la Presentación.


 70crucero

Crucero. Mezquita-Catedral de Córdoba.




Capilla mayor


 110main_altar_cathedral_of_c_rdoba_la_mezquita_c_rdoba

La capilla Mayor de la Mezquita-Catedral de Córdoba, es la capilla principal de dicho templo, comenzada a construir en 1523 para sustituir a la antigua capilla Mayor.


 111_cordoba_the_mosque_26_church_inside

Las obras de la actual capilla Mayor de la Mezquita-Catedral de Córdoba se iniciaron en 1523, según reza una inscripción conservada en la escalera de acceso a las bóvedas, siendo obispo de Córdoba Alonso Manrique. Se eligió para su emplazamiento la zona central de las naves califales, encargándose de las obras el maestro Hernán Ruiz "el Viejo", al que sucedería en 1545 su hijo, Hernán Ruiz "el Joven". En una superficie rectangular de 75 metros de largo por 37,5 de ancho, se dispuso una planta de cruz latina de tres naves, con nártex a los pies y nave de transepto en la cabecera; la sacristía, que ocupa toda la cabecera, es de planta rectangular cubierta con bóveda de arista.


 112altar_de_la_catedral_mezquita_catedral_de_c_rdoba_c_rdoba

El presbiterio tiene bóveda de crucería decorada con tondos que lucen santos y apóstoles, y con ángeles en relieve portando instrumentos musicales y laudes marianos. La bóveda del crucero, apoyada sobre pechinas ornadas con niños atlantes, está decorada con representaciones de los Padres de la Iglesia y con un relieve de la Santísima Trinidad en el centro. Fue realizada en 1599 por Juan de Ochoa, siendo los relieves de Francisco Gutiérrez y estando datados en 1600. Los brazos del crucero lo hacen por crucería, siendo la del lado izquierdo obra de Hernán Ruiz "el Joven", y fechada en 1562.

La nave central se cubre por cañón rebajado con lunetos y es obra también de Juan de Ochoa, con decoración de Francisco Garrido siguiendo diseños atribuidos a Pablo de Céspedes; la zona central forma recuadros de estuco con relives de la Asunción de la Virgen a los Cielos, Dios Padre, y los Santos Acisclo y Victoria; los lunetos se decoran con figuras de Daniel, Samuel, David y Salomón, y con el escudo del obispo Reinoso, situándose en los ángulos las representaciones de la Fe, la Esperanza, la Caridad y la Fortaleza. Las naves laterales están formadas por cubiertas góticas, realizadas por Hernán Ruiz "el Viejo", que descienden en módulos de tres arcos califales; la nave central se separa de las laterales por arcos de medio punto trasdosados con otros apuntados y alfices, apoyados en pilares rectangulares y cegados por las capillas y el coro.


 113altar_piece_of_capilla_mayor_mosque_of_cordoba

Desde el crucero se puede observar el testero que cierra la nave, trazado por Juan de Ochoa entre los años 1597 y 1601. Concebido como un retablo, pares de columnas sobre resaltos dividen el cuerpo en calles, estructurándose los intercolumnios a modo de pequeñas portadas. En la calle central hay un lienzo de la Anunciación, atribuible a Juan de Alfaro, flanqueado por otros dos con San Pedro y San Pablo, siendo éstos obras anónimas de mediados del siglo XVI. Por encima de ellos se ven dos tallas de san Agustín y santo Tomás. El centro del segundo cuerpo muestra el escudo del mecenas de la obra, el obispo de Córdoba Juan de San Clemente y Torquemada, acompañado por lienzos de la Anunciación, la Inmaculada y la Aparición de la Virgen a San Felipe Neri. Todo este conjunto queda inscrito en un gran arco de medio punto, realizado por Hernán Ruiz "el Viejo", decorado con grutescos y esculturas de los Padres de la Iglesia con hornacinas que alojan figuras del Ángel y de la Virgen María.


 119altar_de_la_catedral_mezquita_catedral_de_c_rdoba_c_rdoba

El retablo mayor es una imponente obra marmórea realizada entre 1618 y 1628 y fue realizada con mármol procedente de Carcabuey. Fue trazada por Alonso Matías, que la dirigió hasta 1625, encargándose luego de la misma Juan de Aranda Salazar; el templete central quedó inconcluso hasta 1653, año en que fue terminado por Sebastián Vidal de acuerdo con los diseños y bocetos de su predecesor. La parte escultórica, realizada en 1626, se debió fundamentalmente a Pedro Freile de Guevara, colaborando también Matías Conrado y Juan Porras entre otros. El frontal de plata del altar se hizo en 1816 en los talleres Martínez de Madrid, por encargo del obispo Pedro Antonio Alcántara Trevilla.


 115altar_de_la_catedral_mezquita_catedral_de_c_rdoba_c_rdoba

El retablo mayor consta de banco, cuerpo tripartito de columnas estriadas y ático; la calle central aloja el templete manifestador y las laterales acogen sendos lienzos realizados en 1713 por Antonio Palomino, y representan a San Acisclo y a Santa Victoria, surmontados por frontones partidos con figuras alegóricas de la Religión y la Abundancia. La cornisa de separación tiene un frontón con figuras recostadas de la Fe y la Esperanza. El centro del ático lo ocupa el lienzo de la Asunción de la Virgen, flanqueado éste por los lienzos de San Pelagio y Santa Flora, coronados por frontoncillos donde se representan la Justicia y la Templanza. A la altura de las columnas figuran las imágenes de San Pedro y San Pablo.

Los muros laterales del presbiterio muestran arcos de medio punto decorados con el motivo de "galleta", propio de Hernán Ruiz "el Viejo"; por encima hay una inscripción que alude a la terminación de la obra siendo obispo de Córdoba Cristóbal de Rojas. En la parte superior se alza otro cuerpo, dispuesto a modo de retablo, con hueco central para vidriera y huecos laterales para colocar lienzos, que representan en ambos lados escenas relacionadas con el rey San Fernando, y fueron pintados en 1675 por Antonio García Reinoso. Las vidrieras corresponden al siglo XX y representan al Sagrado Corazón de Jesús y a la Virgen.


 117cath_drale_de_cordoue

El pilar central de la izquierda tiene un altar de mármol rojo con una talla de Santiago Matamoros, con inscripción relacionada con el obispo Mardones y la fecha de 1615. En el pilar opuesto se halla la figura orante del obispo Mardones, obra de Pedro Freile de Guevara de 1618. En el centro del presbiterio se ha colocado recientemente una mesa de altar decorada con placas de plata y madera, que fueron donadas en 1678 por Francisco Bañuelos. De la clave de bóveda pende la gran lámpara de plata donada por el obispo Cristóbal de Lovera y Torres en 1629 y realizada por el platero cordobés Martín Sánchez de la Cruz.


 118c_rdoba_la_mezquita_p_lpito

Los púlpitos, situados en el arco toral, fueron hechos en caoba procedente de América y mármol y fueron terminados en 1779 por el escultor francés Miguel Verdiguier. En el de la izquierda aparecen los símbolos de los evangelistas Lucas y Juan, y en el de la derecha los de San Mateo y San Marcos, labrados todos ellos en mármol. Los tornavoces se adornan con cortinajes tallados y rematan en figuras alegóricas de las virtudes. En los relieves de la tribuna se admite la colaboración de Alonso Gómez de Sandoval.


 114main_altar_cathedral_of_c_rdoba_la_mezquita_c_rdoba_2

A la izquierda el muro frontero del crucero muestra dos arcos de medio punto con pilar central donde se halla la figura de San Jorge cobijada por un doselete que representa la Fortaleza, obra anónima de estética goticista. Por encima de la cornisa se aprecian tres vanos, el central cegado y decorado con una alegoría de la Virgen de la Oliva, realizada en el siglo XVII por el pintor Salmantino Piti. Los muros laterales presentan similar composición y se adornan con los lienzos que pintara en 1680 Juan de Alfaro para el Monumento del Jueves Santo. Fueron colocados en este lugar en 1987.

El testero del brazo derecho está compuesto de modo semejante, adornando el pilar las imágenes de San Sebastián y de la Fe. Hay además una alusión en una inscripción al comienzo de las obras en 1523, bajo el patrocinio del obispo Alonso Manrique, y a la terminación de las mismas en 1607 durante el episcopado del obispo fray Diego de Mardones. Por encima se repiten los vanos, apareciendo en el central un lienzo del siglo XVII pintado por Luis de Carvajal, representando a San Guillermo. Los otros lienzos pertenecieron también en su día al Monumento del Jueves Santo.


 116mezquita_capilla_mayor

Vista general de la capilla Mayor. Mezquita-Catedral de Córdoba.



Maqsura y mihrab


 74the_dome_of_the_mezquitas_maqsura_2_cordoba

Cúpula de la Maqsura de la Mezquita-Catedral de Córdoba.

La actual maqsura y mihrab fueron construidas durante la ampliación de Alhakén II. La maqsura, la zona reservada para el califa, es una zona rectangular adosada al muro de la quibla. Se encuentra rodeada y dividida en tres por columnatas de arcos polibulados entrecruzados. En el muro del espacio oriental se encuentra la puerta de la desaparecida Sala del Tesoro o Bayt al-mal.27 En el espacio occidental está la puerta del Sabat, por la cual accedía el califa a través de un pasadizo que le llevaba directo al alcázar. En el central se halla la puerta del Mihrab compuesta por un arco de herradura profusamente decorado que da acceso al habitáculo del mihrab.


 75mezquita_catedral_ampliacion_alhaken2_mihrab_07

Mihrab. Mezquita-Catedral de Córdoba.

El habitáculo del mihrab, que se halla incrustado en el muro de la quibla, es de planta octogonal con una cúpula con forma de concha.28 Los muros se encuentran decorados con un zócalo de mármol y, sobre el mismo, seis arcos polibulados en seis de sus caras.


Capillas

Eje de Villaviciosa


 76mezquita_de_cordoba_capilla_de_villaviciosa_1

Está compuesto por la capilla de Villaviciosa; la capilla Real, contigua a la capilla de Villaviciosa; y la capilla de San Pablo, situada a espaldas de la capilla Real.


 78acceso_a_la_capilla_de_villaviciosa

Acceso a la capilla de Villaviciosa.

Todas estas construcciones se hallan encastradas en las naves islámicas a lo largo de casi todo el lado norte de lo que fue la ampliación de Alhakén II.


 77mezquita_de_cordoba_capilla_de_villaviciosa_1

Capilla de Villaviciosa. Mezquita-Catedral de Córdoba.


 80capilla_real_mezquita_de_c_rdoba

 79capilla_real_mezquita_de_c_rdoba

Capilla Real. Mezquita-Catedral de Córdoba.


Adosadas al muro oeste

De norte a sur:


 81retablo_de_la_san_ambrosio

Retablo de la Capilla de San Ambrosio

Capilla de San Ambrosio. La capilla de San Ambrosio de la Mezquita-catedral de Córdoba, es la primera de las capillas adosadas al muro occidental. Es una de las más antiguas del edificio y tiene cubrición de madera con algunos escasos restos del artesonado original.

No es posible precisar el nombre de la persona que realizó la fundación de la capilla, que fue renovada por el maestrescuela Juan Ruíz de Córdoba en 1528. En 1839 fue restaurada por el también maestrescuela Pedro María Villavicencio. La persistencia en la dignidad catedralicia de maestrescuelas relacionada con esta capilla se debe a que el recinto y la advocación a San Ambrosio estaban ligados al patronazgo de la maestrescolía.

El retablo, cuya realización fue concertada con los hermanos Sánchez de Rueda en el año 1717, consta de banco, cuerpo y ático de medio punto, y el banco, por mediación de cuatro basamentos sirve de apoyo a los soportes del cuerpo principal. Está articulado a partir de columnas salomónicas, y se adorna con pinturas de la Ascensión y la Epifanía, de escasa calidad, ejecutadas por Pedro Ruiz Morián, y habiendo sido concertada su realización en 1723. La calle central del retablo, cuya anchura es el doble de las calles laterales, está ocupada por una imagen de San Ambrosio del siglo XVII. En el ático del retablo está situado un Calvario de talla correspondiente a finales del siglo XVI.


 82altar_de_la_capilla_de_san_agust_n_y_sta_eulalia_de_m_rida_de_la_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Altar de la capilla de San Agustín y Sta. Eulalia de Mérida de la Mezquita-catedral de Córdoba.

Capilla de San Agustín y Santa Eulalia de Mérida. Se encuentra dentro de la primitiva mezquita de Abd al-Rahman I (Mezquita Catedral. Mezquita de Abd al-Rahman I) en el Muro Occidental (Mezquita Catedral. Muro Occidental).


 83capilla_de_nuestra_se_ora_de_las_nieves_y_san_vicente_m_rtir_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Capilla de Nuestra Señora de las Nieves y San Vicente Mártir, también conocida como capilla de la Transfiguración. Ubicada frente a la Puerta de San Esteban, encontramos la Capilla de Nuestra Señora de las Nieves y San Vicente Mártir, también llamada de la Transfiguración. El origen lo tenemos en el año 1401, cuando Juan Sánchez cede este solar a Pedro Carrillo y a Doña Leonor Alfonso de Estúñiga para edificar una capilla. Construida por el chantre45 de la Catedral Don Domingo Ruiz, más adelante, en 1497, el prior46 y canónigo Don Pedro García de la Vereda solicitó ser enterrado en ella a su muerte y prometió reedificarla y poner a su disposición diversos ornamentos, así como dotarla de capellanes y sacristán.


 84capilla_de_los_santos_sim_n_y_judas_mezquita_de_c_rdoba

Capilla de los Santos Simón y Judas. La capilla de los Santos Simón y Judas de la Mezquita-Catedral de Córdoba fue fundada por Ruy Méndez de Sotomayor y su esposa Doña Leonor Sánchez de Cárdenas en el año 1401. La donación de terreno hecha por el cabildo lleva fecha de 9 de diciembre de ese año.

Los descendientes de los fundadores, que se hayan adscritos por derecho al doble de cepa, tienen en este recinto su enterramiento familiar. El último miembro de la familia que ha recibido cristiana sepultura en este lugar es Eduardo Cabrera Marchesi, marqués de Villaseca y Ontiveros, que falleció en Córdoba el día 9 de junio de 1998 y recibió sepultura aquí el día 15 del mismo mes.

El retablo, de autor anónimo, tiene en su hornacina central una imagen de talla de Jesús Nazareno, ejecutada en el siglo XVI. Dicha imagen se halla flanqueada por las imágenes de los titulares, San Simón el Zelote y San Judas Tadeo, realizadas en el primer tercio del siglo XVII. En el banco hay pinturas, del tercio final del siglo XVIII. En el ático del retablo se encuentra la imagen de la Virgen de la Paloma.

La pieza más interesante de la capilla es el frontal de azulejos, que data de la época de la primitiva fundación y que está fechado en el siglo XV. En el muro de la derecha cuelga un lienzo, anónimo del siglo XVIII, en el que se representa la «Aparición de la Virgen a San Francisco».


 85capilla_de_nuestra_se_ora_de_la_concepci_n_o_del_sant_simo_sacramento

Capilla de Nuestra Señora de la Concepción o del Santísimo Sacramento. La capilla de la Concepción, también conocida como capilla del Santísimo Sacramento, es una de las capillas adosadas al muro occidental de la Mezquita-catedral de Córdoba. Se comenzó a construir en 1679 y se dio por finalizada en 1682, siendo el promotor de las obras el entonces obispo de Córdoba Alfonso de Salizanes y Medina que en ella tiene su enterramiento.

No le resultó fácil al entonces obispo encontrar un solar despejado en el interior de la Mezquita-catedral para poder levantar una capilla dedicada a la Concepción de Nuestra Señora, pero entre las capillas del costado oriental algunas se encontraban muy deterioradas o casi destruidas. Éste era el caso de la antigua capilla de San Matías, que fundara el caballero veinticuatro Fernán Gómez de Herrera. El obispo solicitó al cabildo catedralicio que se instalara en ella la pila bautismal, colocada en aquel momento en el muro occidental, para que el sitio ocupado por ella quedara libre y pudiera así ser destinado a la proyectada capilla de la Inmaculada Concepción.

El lugar del que se sacó la pila bautismal poseía el espacio suficiente para poder realizar la obra anhelada. La capilla es una de las más espléndidas de la Mezquita-catedral y se halla en muy buen estado de conservación. El obispo Salizanes hizo el encargo del proyecto y dirección de la obra al arquitecto Melchor de Aguirre, y se comenzó a construir en 1679.

La capilla se halla constituida por dos partes. La primera va culminada por una bóveda apoyada sobre pechinas y enriquecida con decoración en la que figuran el Espíritu Santo y los evangelistas. El núcleo del pequeño oratorio se alza sobre una planta cuadrada y se remata, apoyándose sobre pechinas, con una delicada cúpula.

La hermosa portada de acceso está materializada en mármol rojo procedente de Cabra y está embellecida por un magnífico arco de medio punto en el que se superpone un pequeño templete destinado a albergar una pequeña imagen de la Inmaculada Concepción y dos escudos, el del obispo Medina y Salizanes y el escudo de la orden franciscana, a la que pertenecía el mencionado obispo. La reja que cierra el paso a la capilla fue ejecutada por Pedro de León en 1882.


 87retablo_de_la_capilla_de_nuestra_se_ora_de_la_concepci_n_mezquita_catedral_de_c_rdoba

El retablo de la capilla es también realización de Melchor de Aguirre y su realización fue concertada en 1680. Se trata de una obra admirablemente conjuntada en acertadas combinaciones de piedra de Luque y mármoles rojos de Cabra y blancos de Génova. En el centro se halla la imagen de la Inmaculada Concepción, flanqueada por las de San José y Santa Ana. Las tres imágenes fueron esculpidas por el escultor granadino Pedro de Mena.

Se conservan dos esculturas orantes en la capilla, de autor anónimo. En una de ellas está representado el obispo Salizanes, fundador de la capilla, y en la otra el sobrino del fundador, el canónigo José Medina y Requejo.


 86c_pula_de_la_capilla_de_nuestra_se_ora_de_la_concepci_n_o_del_sant_simo_sacramento

Cúpula de la Capilla de Nuestra Señora de la Concepción o del Santísimo Sacramento.

En esta capilla se hallan sepultados los siguientes obispos de Córdoba:

    - Alfonso de Salizanes y Medina O.F. (1675-1685)
    - Juan Alfonso de Alburquerque (1857-1874)
    - José Pozuelo y Herrero (1898-1913)
    - Adolfo Pérez Muñoz (1920-1945)
    - Manuel Fernández-Conde y García del Rebollar (1959-1970)


 88capilla_de_san_antonio_abad_mezquita_de_c_rdoba

Capilla de San Antonio Abad. Se encuentra dentro de la Ampliación de Abd al-Rahman II (Mezquita Catedral. Ampliación de Abd al-Rahman II) en el Muro Occidental (Mezquita Catedral. Muro Occidental).

San Antonio Abad considerado protector contra la lepra y la epilepsia, así como contra las epidemias de peste que asolaban España en la Edad Media, San Antonio Abad llegó a tener por entonces una gran devoción entre los cordobeses.

Fue fundada por Don Ruy Fernández de Córdoba, primer Señor de Aguilar y hermano de Don Gonzalo Fernández de Córdoba, conocido como “el Gran Capitán”. Según el historiador Luis María Ramírez de las Casas Deza, sus patronos fueron los marqueses de Villaseca, en su condición de señores de Belmonte, y en ella están enterrados el trágicamente célebre veinticuatro Don Fernán Alfonso de Córdoba, primer Señor de Belmonte, y su segunda esposa, Doña Constanza de Baeza y Haro. Don Fernán Alfonso de Córdoba, veinticuatro de la ciudad y muy amigo del Rey Juan II, lo que le proporcionaba una posición distinguida dentro de la Corte de Castilla, estaba casado con Doña Beatriz de Hinestrosa, quien destacaba por su belleza. Sin embargo y a pesar del amor que había entre ellos, la felicidad no era completa, pues tras varios intentos no habían conseguido tener hijos. Por ello, Don Fernán decidió dejar la Corte y trasladarse a Córdoba junto a su esposa. Antes de marchar, el monarca le regaló un hermoso anillo que él entregó a su mujer. Días después de instalarse en la ciudad, fueron a visitarles sus primos, los comendadores Don Fernando y Don Jorge de Córdoba, siendo recibidos con fiestas que la propia Doña Beatriz se encargaba de organizar y presidir, con tan mala fortuna que Don Jorge acabó enamorándose de ella. Coincidió entonces que el veinticuatro tuvo que partir de nuevo a la Corte para entregar al monarca una petición municipal, viéndose obligado a prolongar allí su estancia. Las cartas que recibía de su esposa comenzaron a ser menos frecuentes, a la par que su criado Rodrigo le escribía pidiéndole que regresara cuanto antes. Uno de esos días, tuvo la visita de su primo Don Jorge, quien iba a tener audiencia con el rey. Tras estar con él, Don Fernán habló con el monarca, quien le expresó su enfado por el desinterés que había tenido con el preciado regalo que le había hecho tiempo atrás. Ante la extrañeza del veinticuatro, Don Juan le explicó que había visto el anillo en uno de los dedos de Don Jorge.

Así, pidió al monarca permiso para regresar a Córdoba para recuperar su anillo y su honor, permiso que le fue concedido. Cuando llegó a casa, la imagen de su mujer le hizo dudar de que todo lo que sospechaba fuera cierto y consiguió calmar la ira que llevaba. Al día siguiente, al salir al jardín, el criado Rodrigo le contó que Doña Beatriz y Don Jorge eran amantes. Ese día, Don Fernán organizó una falsa cacería con el fin de dejar a su esposa y sus primos a solas. Por la noche, se escondió en el jardín y vio a Doña Beatriz con Don Jorge y a una prima de ella con Don Fernando, todos ellos cenando y bailando. Cuando las dos parejas se retiraron a sus habitaciones, el veinticuatro entró en uno de los cuartos y mató a su esposa y a su amante, yendo después a la otra estancia y asesinando igualmente a la prima de ésta y a Don Fernando. Tras huir con su criado, el rey Don Juan II tuvo conocimiento de todo lo ocurrido, otorgándole el indulto por tan desgraciados hechos.

En el interior de la capilla, podemos ver un retablo en madera dorada y datado a comienzos del siglo XVIII en el cual, en la hornacina central, se acoge una talla del santo titular también del XVIII.


 89capilla_de_santa_teresa_de_la_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Capilla de la Trinidad. Se encuentra dentro de la Ampliación de Abd al-Rahman II (Mezquita Catedral. Ampliación de Abd al-Rahman II) en el Muro Occidental (Mezquita Catedral. Muro Occidental).

Fundada a comienzos del siglo XV, aunque el nombre actual está documentado a partir del año 1741, en un plano de la planta de la Catedral.

En su interior, un lienzo que representa la Santísima Trinidad preside el retablo; se trata de una obra de José Saló Junquet, artista catalán que fue director del Museo de Bellas Artes de Córdoba, la cual fue aquí instalada en el año 1864, sustituyendo a un primer relieve de la misma temática.

El cuadro, enmarcado en un gran óvalo de madera dorada, se encuentra colocado en el centro del retablo y sobre un manto sujeto en la parte superior por unos ángeles. La parte superior del conjunto está rematada con un frontón triangular.

En el suelo, hay una lápida cuya inscripción nos recuerda que los patrones de la capilla son, entre otros, los señores Aguayo y Manrique, y que en su bóveda yacen los restos de Juan de Dios de San Antonino, Hermano Mayor del Desierto y de las Ermitas de Nuestra Señora de Belén y cuyo verdadero nombre era Don Juan de Dios Aguayo y Manrique, Marqués de Santaella y Señor de Villaverde y los Galapagares. En la lápida se nos cuenta la vida de soledad y austeridad a la que se retiró.


 90capilla_de_san_acacio

Capilla de San Acacio. La capilla de San Acacio de la Mezquita-catedral de Córdoba (España) fue fundada por el obispo Fernando González Deza, que rigió la diócesis de Córdoba entre 1398 y 1425. En éste último año ocurrió su fallecimiento y fue sepultado en esta capilla, donde ya habían recibido sepultura los padres del prelado, Juan González Deza y María Alfonso de Biedma.

El recinto posee planta rectangular y techumbre semiesférica, revestida con labores de yesería.

El retablo de San Acacio fue ejecutado por Teodosio Sánchez de Rueda y está fechado en 1714. Consta de banco, cuerpo de tres calles y remate que se muestra decorado con pinturas, tradicionalmente atribuidas a Juan Pompeyo. A la izquierda aparece la Anunciación, a la derecha la Visitación, y arriba San Pedro y San Pablo. El ático luce en el centro una imagen de la Inmaculada flanqueadas por las imágenes de San Juan de Dios y Santa Catalina. La imagen de San Acacio, de talla, es del siglo XVII. Debajo de la imagen de San Acacio, y como ella también anónima, se halla una imagen del Ecce Homo, de procedencia italiana.

A causa de la imagen del Ecce Homo, el pueblo de Córdoba llamó a esta capilla como «capilla de la sangre» debido a la impresión que le produjo la visión ensangrentada de la efigie. Sin embargo, el inmenso poder de la imaginación popular relacionó siempre el nombre de «capilla de la sangre» con un hecho histórico ocurrido en 1482, y que consistió en la profanación de una hostia consagrada por parte del tesorero de la mezquita-catedral, Pedro Fernández de Alcaudete.


 91espiritusantosanpedro

Capilla de San Pedro y San Lorenzo, perteneciente en su origen a la familia Fernández de Córdoba. El espacio está presidido por un retablo de madera en cuyo centro se muestra un lienzo en el que se representa el martirio de San Bartolomé, quien fue desollado y degollado. La obra es una copia de 1626 basada en un cuadro original del pintor José de Ribera.

Los azulejos que vemos en el frontal de la mesa, bajo el retablo, y en los laterales, así como la reja que cierra la capilla datan del siglo XV. Sobre ésta, hay un cuadro con el escudo de la familia Góngora. Y es que en el interior está sepultado el gran poeta cordobés Luis de Góngora y Argote, cuyos restos descansan en la capilla desde que fueran aquí instalados en el año 1858, a la derecha del retablo, tal y como nos recuerda una lápida escrita en latín por el escritor Luis María Ramírez de las Casas-Deza. Más de un siglo después, en 1992, la lápida se instaló a la izquierda del retablo, mientras que los restos de Góngora se guardaron en la urna que podemos ver en la actualidad, diseñada en mármol y hierro por el maestro mayor de la Catedral Don Carlos Luca de Tena. Su realización corrió a cargo de los hermanos Rafael, José y Pedro García Rueda, y el platero Francisco Díaz Roncero.


Adosadas al muro sur

De oeste a este:


 92_mezquita_de_c_rdoba_capilla_de_san_bartolom

Capilla de San Bartolomé. La capilla de San Bartolomé de la Mezquita-Catedral de Córdoba se encuentra en el muro del mihrab y en ella descansan los restos del insigne poeta cordobés Luis de Góngora y Argote. Fue fundada en el siglo XIII por Martín Muñoz, pasando más tarde a ser propiedad de la familia Fernández de Córdoba.

Es de planta cuadrangular cubierta por bóveda baída con linterna, muy reformada, de la que cuelga una lámpara de plata. En el retablo situado detrás del altar, recubierto éste último con azulejos mudéjares, fechados en el siglo XV, puede verse un lienzo que representa el Martirio de San Bartolomé, copia del original de José de Ribera, pintado en 1626. El retablo es de madera tallada sin dorar y se decora con abundantes motivos vegetales.

Los azulejos del altar y los de las paredes están fechados en el siglo XV y son de la misma época. En el siglo XV se realizó también la reja que cierra la capilla, y en cuya parte superior hay un cuadro heráldico del apellido Góngora.


 93sepulcro_de_luis_de_g_ngora_y_argote

Sepulcro de Luis de Góngora y Argote.

En esta capilla fue sepultado el insigne poeta cordobés Luis de Góngora y Argote, cuyos restos fueron trasladados en 1858 dentro de la propia capilla, para colocarlos en el muro de la derecha, bajo una losa sepulcral, redactada en culto latín por Luis María Ramírez de las Casas Deza en el año 1864 y que reza así:

    «D. O.M. LUDOVICI. DE GÓGORA. ET ARGOTE. CORDUBENSIS. HUJUS. ALMAE. ECCLESIAE. PORTIONARII POTENTISSIMORUM. HISPANIARUM REGUM PHILIPPI III ET IV SACERDOTIS. FAMILIARIS POETAE. LEPIDISSIMI INGENIO. ET. VERNACULI. IDIOMATIS. SALIBUS. ET FACETIIS CELEBERRIMI QUI. FACIS. CESSIT. DECIMO. CAL. JUNIAS. AN DOMINI. MDCXXVII MORTALES. EXUVIAS. SINE. TITULO. CONDITAS EJUS. CONSANGUINEUS EXCEL. DOM. DOM. YGNATIUS. MARÍA. DE. ARGOTE. ET. SALGADO. MARCHIO DE CABRIÑANA, HONESTARE. DESIDERANS HOC MONUMENTUM, ERINGENDUM. CURAVIT ANNO DOM. MDCCCLXIIII.»

En 1992 se trasladó la lápida que cubría los restos del poeta al lado izquierdo de la capilla, y en el lado derecho de la misma se colocó una urna con los restos mortales del poeta. La urna funeraria fue realizada en mármol e hierro, y fue diseñada por el maestro mayor de la Mezquita-Catedral, Carlos Luca de Tena, y fielmente ejecutada por los hermanos García Rueda y por el platero Francisco Díaz Roncero.

En el altar de la capilla de San Bartolomé se celebra todos los años, el día festivo más cercano al 23 de mayo, día en que falleció el racionero cordobés, una misa por el alma del poeta. Este acto religioso se une a los actos culturales que en ese día organiza la Real Academia de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes de Córdoba.


 94capilla_de_san_felipe_y_santiago_de_la_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Capilla de San Felipe y Santiago. Se encuentra dentro de la Ampliación de al-Hakam II (Mezquita Catedral. Ampliación de al-Hakam II) en el Muro Meridional (Mezquita Catedral. Muro Meridional). Está situada a la derecha del mihrab (Mezquita Catedral. Mihrab)

En ella, se han conservado cuatro arcosolios de estilo mudéjar y decorados con yeserías, además de las dos bóvedas estrelladas de estilo gótico. Según algunos historiadores, los arcosolios fueron mandados hacer por la familia de los Fernández de Córdoba, si bien se desconoce hasta el momento quiénes se enterraron allí.


 94cruz_de_altar_y_candelabros_en_la_capilla_de_san_felipe_y_santiago_de_la_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Cruz de altar y candelabros en la capilla de San Felipe y Santiago de la Mezquita-catedral de Córdoba.

Éstos son de medio punto y están encuadrados por un alfiz decorado con ataurique. Donde deberían ir los escudos familiares, permanece liso, pues no llegaron a tallarse. También merece la pena destacar el arco de entrada, de forma apuntada, lo cual, junto al resto de características de la capilla, hace que se pueda enmarcar su construcción entre finales del siglo XIV y la primera mitad del XV.


 97capilla_de_santa_teresa_de_la_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Capilla de Santa Teresa, también conocida como capilla del Cardenal Salazar o capilla del Tesoro. La capilla de Santa Teresa de la Mezquita-Catedral de Córdoba (España), también conocida como capilla del Cardenal Salazar o como capilla del Tesoro, está situada al lado del mihrab y fue fundada en 1697 por el cardenal Pedro de Salazar Gutiérrez de Toledo.

Fray Pedro de Salazar y Gutiérrez de Toledo O. M. Cardenal de la Santa Cruz de Jerusalén y obispo de Córdoba entre los años 1686 y 1706 era un verdadero admirador y devoto de Santa Teresa de Jesús, y creó en honor de la santa abulense la capilla más hermosa de la Mezquita-Catedral, que también habría de contener sus restos mortales, así como las obras más valiosas del tesoro de la catedral. El cardenal no llegó a ver finalizadas las obras de la capilla de Santa Teresa, pues falleció en 1706, mientras que la capilla se finalizó entre los años 1711 y 1712, en que finalizó su dotación y embellecimiento.

Cuando llevaba un año establecido en su diócesis, el Cardenal Salazar concibió la idea de dotar de una magnífica sacristía a la Mezquita-Catedral de Córdoba y decidió construirla al lado del antiguo mihrab, pero la magnificencia con la que fue dotando a la nueva Sacristía le condujo al propósito de simultanear su uso y convertirla en capilla, sacristía y panteón para él y sus familiares. El trazado y la dirección de las obras le fueron encomendados al arquitecto Francisco Hurtado Izquierdo, sirviéndole como valioso ayudante Teodosio Sánchez de Rueda. Las obras de construcción de la capilla finalizaron en el año 1703, tal como se lee en la clave de un arco situado en la capilla, en el que figura la inscripción «Año de 1703».
Descripción

El acceso a la capilla se realiza a través de una portada edificada con mármoles de color negro y rojo. La portada está formada por un arco de medio punto, y está enmarcada por dos columnas dóricas que se asientan sobre altos basamentos. En la cornisa quebrada de la portada de la capilla se localiza el escudo del Cardenal Salazar.

La planta de la capilla es de forma octogonal y está cubierta por una cúpula gallonada, dividida en plementos por medio de abundantes yeserías. El tambor de la cúpula está horadado por ocho ventanales. En alzado presenta grandes pilastras, intensamente ornamentadas con yeserías, que sostienen ocho arcos de medio punto.

Además de la gran portada principal, hay dos pequeñas puertas realizadas en mármol; la situada a la izquierda comunica con una habitación rectangular, que se halla a su vez dividida en dos espacios por medio de una portada manierista realizada a comienzos del siglo XVII, en la que se encuentra expuesto de forma permanente el Tesoro de la Mezquita-Catedral. La puerta del lado derecho permite el acceso a la cripta.


 102tesoro_mezquita_de_c_rdoba_custodia_de_arfe_en_la_capilla_de_santa_teresa_de_la_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Custodia de Arfe en la capilla de Santa Teresa de la Mezquita-Catedral de Córdoba.

El frente principal de la capilla está ocupado por el altar de Santa Teresa, con un retablo neoclásico de estuco; el sagrario tiene un relieve en bronce dorado que representa la Piedad, obra del artista italiano Virgilio Castelli, y fue traído desde Roma por el Cardenal Salazar; en la hornacina principal se encuentra la imagen de Santa Teresa, obra de José de Mora, realizada hacia el año 1705. Se trata de una obra de la que dimana una gran dulzura espiritual. La santa se halla en actitud de escribir, y parece escuchar la voz divina a través de los susurros de una paloma, que representa al espíritu santo, posada en su hombro derecho. Por encima de la imagen de Santa Teresa, sobre la cornisa, hay un tondo con un relieve que representa a Dios Padre.


 98c_pula_de_la_capilla_de_santa_teresa

Cúpula de la capilla de Santa Teresa.

El resto de la capilla muestra una variada decoración; tres de los arcos están ocupados por cajoneras del siglo XVIII, en cuyas vitrinas superiores se guardan piezas de platería. Encima de cada una de las cajoneras se halla un lienzo, cuyo autor fue el bursabolitano Antonio Palomino, que muestran diferentes episodios históricos acaecidos en la ciudad de Córdoba, que los realizó en 1712. En los tres lienzos están representadas «La rendición de la ciudad de Córdoba a San Fernando», «El Martirio de San Acisclo y Santa Victoria» y «La Aparición de San Rafael al Venerable Padre Roelas». Son lienzos en los que hay una gran expansión de los colores y una recreada movilidad, que demuestran la dimensión creadora del artista.


 100_capilla_de_santa_teresa

Sobre las puertas que conducen al Tesoro y a la cripta hay sendos lienzos que representan a la Inmaculada Concepción y a la Asunción, procedentes ambos de la escuela granadina, y realizados en el último tercio del siglo XVII. Los marcos de los lienzos fueron tallados y dorados por Teodosio Sánchez de Rueda.

Del taller de José de Mora proceden las demás imágenes del magno recinto, que se hallan sustentadas sobre repisas, y que representan a los santos por los que el Cardenal Salazar, fundador de la capilla, profesaba más devoción. Los ocho santos son San Ramón Nonato, San Agustín, San Francisco de Asís, San Bernardo, San Pedro Nolasco, Santo Domingo de Guzmán, San Antonio de Padua y por último, San Francisco de Sales.


 99_sepulcro_del_cardenal_salazar_mezquita_de_c_rdoba

Sepulcro del Cardenal Salazar.

Junto a la puerta de entrada, en el lado derecho, puede admirarse el sepulcro del Cardenal Salazar. El sepulcro fue construido con mármoles negros y con las figuras y adornos en mármol blanco. La estatua orante del cardenal se halla bajo un dosel sostenido por querubines. El sepulcro fue realizado entre 1709 y 1710 mediante la triple colaboración de Teodosio Sánchez de Rueda, Juan Prieto y Domingo Lemico, pero ajustándose las realizaciones de los tres artistas al diseño del arquitecto Francisco Hurtado Izquierdo, creador de la capilla de Santa Teresa, donde se localiza el sepulcro del prelado. El sepulcro del Cardenal Salazar presenta en su frontal su escudo cardenalicio y el siguiente epitafio del cardenal:

    «H. S. E. Emmus. D. D. Frater Petrus de Salazar Ordinis Sanctae Mariae de Mercede Generalis, Episcopus Salmantinus et Cordubensis. Ab. Inocencio XI. Caroli II Hispaniarum regis nominatione tituli Sanctae Crucis in Hierusalem, Presbyter. S. R. E. Cardinalis creatus. Omnibus vrtutus et litteratum ornamentis clarissimus, ecclesiasticae disciplinae vindex, pauperum parens, quos ut etiam mortuus sublevaret insigne Xenodochium erexit et dotavit. Obiit 14 augusti 1706 vixit annos 76 menses 4 dies 3. Communi parenti bene precare.»


 101sagrario_y_cruz_de_altar_de_plata_capilla_de_santa_teresa_de_la_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Sagrario y cruz de altar de plata a los pies de la imagen de Santa Teresa de Jesús en la capilla de Santa Teresa de la Mezquita-catedral de Córdoba,

La cripta de la capilla de Santa Teresa es obra de Teodosio Sánchez de Rueda. Se desciende a ella a través de una escalera de tres tramos. La cripta, de forma elíptica y alzado con pilastras decoradas con las imágenes de los doctores de la Iglesia, está cubierta por una bóveda ornamentada con yeserías. En sus muros se hallan incrustados arcosolios en los que se colocaron los altares. De los siete altares que ornan la capilla, dos de ellos, que sirven como relicarios, fueron realizados por Teodosio Sánchez de Rueda en 1705. Los restantes fueron realizados por el italiano Juan Pompeyo en 1713 y en ellos hay lienzos que muestran a San Eulogio, la aparición de la Virgen a San Fernando, la transverberación de Santa Teresa, el martirio de San Zoilo y la Inmaculada Concepción... Ver más imágenes de esta capilla


 103retablo_de_la_capilla_de_santa_in_s_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Capilla de Santa Inés. La capilla de Santa Inés de la Mezquita-Catedral de Córdoba es una capilla situada en el muro sur de dicho templo. Fue proyectada en 1761 por el arquitecto francés Baltasar Dreveton.

La planta de la capilla es cuadrangular y su alzado culmina en una bóveda con lucerna, soportada por pechinas, ornamentación y yeserías. Ha sufrido diversas transformaciones y restauraciones a lo largo de su historia, y la última de ellas fue llevada a cabo entre los años 1993 y 1994.

Lo más destacable de la capilla es su retablo, realizado por el artista francés Miguel Verdiguier, autor también de los púlpitos de la Mezquita-Catedral, y que consta de una hornacina flanqueada por columnas de capitel corintio distribuidas en diferentes planos. La imagen de Santa Inés, realizada por el autor del retablo, está considerada como uno de las primeras realizaciones academicistas llevadas a cabo en la ciudad de Córdoba. El canon de la imagen es alargado y la policromía de los ajustados ropajes que cubren a la santa fueron realizados en oros. En el ático del retablo está representado el Espíritu Santo en forma de paloma.


 104_san_vicente_mezquita_in_cordoba_spain

Capilla de San Clemente, que alberga al Museo de San Clemente. El Museo de San Clemente está situado dentro de la Mezquita-Catedral de Córdoba en la ciudad española de Córdoba. Fue inauguado el 18 de marzo de 1996, partiendo del proyecto iniciado por Félix Hernández Giménez, en 1932, año en el que ubicó las portadas de la propia capilla de San Clemente y la de la sacristía de los Racaudos o del Punto. En él se exponen, además de otros restos arqueológicos, algunos de los restos de la antigua Basílica de San Vicente Mártir, templo cristiano del siglo VI sobre el que después se construyó la Mezquita.


 105_chapel_of_sagrario_la_mezquita_c_rdoba_2

Capilla del Sagrario. La capilla del Sagrario de la Mezquita-Catedral de Córdoba es la capilla que ocupa todo el ángulo suroriental del inmenso edificio, hallándose ubicada en el espacio correspondiente a la ampliación del edificio realizada por Almanzor.

a capilla del Sagrario se halla en el lugar que anteriormente había ocupado la librería capitular, que había sido construida en 1517 por Hernán Ruiz I, para poder acoger dignamente la espléndida biblioteca donada por el obispo de Córdoba Martín Fernández de Angulo.

La iniciativa de construir la capilla del Sagrario partió del obispo Fray Martín de Córdoba y Mendoza, quien ordenó su construcción en el año 1578, siéndole encargada la dirección de la obra a Hernán Ruiz III. Sin embargo, el prelado impulsor de la obra no llegó a verla concluida pues la obra finalizó durante el pontificado de su sucesor, el obispo Antonio de Pazos y Figueroa, quien está sepultado ante las gradas del altar de la capilla del Sagrario, bajo una lápida en la que figura un epitafio redactado por Ambrosio de Morales, concebido en estos términos:

    ANTONIUS A PAZOS EPISCOPUS CORDUBENSIS COGITANS DE FUTURA VITA SIBI VIVES POSSUIT ANN 1586. HAEC ILLE, SED GRATITUDO ADDIIT. HIC JACET ILLMUS AC EXCELLENTISSIMUS DOCTOR DOMINUS ANTONIUS DE PAZOS ET FIGUEROA NATUS IN OPPIDO PONTEVEDRA IN REGNO GALECIAE BONONIENSIS COLLEGII MAJORIS ALUMNUS. COMPOSTELLANAE ECCLESIAE CANONICUS DOCTORALIS, TOLETANAE INQUISITIONIS JUDEX, S, R, ROTA AUDITOR, ABBAS DE PARCO, EPISCOPUS PATI IN REGNO SICILIAE, DEIN ABULENSIS; CASTELLAE PRAESES ET OB PHILIPPI II ABSENTIAM REGNI GUBERNATOR, HUJUS ALMAE CORDUBENSIS ECCLESIAE ANTISTES IN QUA CELEBRAVIT SINODOM DIOCESANAM E POSTQUAM. ADFUIT CONCILIO PROVINCIALI TOLETANO ANNO 1583 EREXIT CELEBRE COLLEGIUM SANCTI PELAGII ANN 1584 ET PERFECTO CONSUMMATOQUE IN HONOREM AUGUSTI SACRAMENTI HOC PERPULCRO SACRARIT SACELLO IN PACE QUIEVIT DIE 28 JUNII ANNI 1586.

La planta de la capilla es rectangular y se divide en cuatro tramos y tres naves, que se hallan cubiertos por bóvedas de crucería gótica. La portada que da acceso a la capilla consta de un arco de medio punto, sostenido por pilastras policromadas y cuyos capiteles son de orden jónico. La reja que separa la capilla del resto del edificio es de hierro policromado, y fue realizada por el rejero Hernando de Valencia en 1578, año del comienzo de construcción de la capilla. En la parte superior de la reja se encuentra el escudo del prelado Fray Martín de Córdoba y Mendoza.

En la capilla se encuentran las imágenes de la Virgen del Amparo, la Virgen de la Aurora y el arcángel San Rafael, atribuidas a Alonso Gómez de Sandoval. La escultura de San José que se halla en la capilla se ha venido relacionando con Teodosio Sánchez de Rueda. Existe en la capilla un lienzo que representa al Ecce Homo, y que ha sido atribuido a Luis de Morales y un lienzo en el que figuran las Lágrimas de San Pedro, realizado en el siglo XVII por Pedro de Collantes.
Sagrario

El sagrario de la capilla está situado en un camarín que conforma una unidad con su muro frontal, cuyo amplio paramento está entablado con mármoles de color rojo. El interior del hueco mural se encuentra revestido con labores de madera tallada y dorada, siendo el autor de la obra el maestro Guillermo de Orta, quien la llevó a cabo en 1578.

Sobre un basamento, colocado a modo de altar, se halla un medio templete circular con puertas, en cuyo interior se custodia el pequeño sagrario propiamente dicho. El templete se encuentra flanqueado por dos pares de columnas corintias aristadas. El tercio inferior de las columnas es retallado y en la parte alta del fuste de las columnas hay aplicaciones de mascarones. Como coronamiento de la obra surge un segundo templete más pequeño, que se articula con columnillas pareadas y edículos con figuras en relieve. Todo el templete se encuentra sostenido por un basamento ornamentado con motivos vegetales, símbolos de la Pasión de Jesucristo y ángeles.


 106_cordoba_la_mezquita_05

Los frescos de la capilla del Sagrario posiblemente constituyan la muestra más importante de pintura mural contenida en todo el territorio andaluz. Fueron realizados por el artista italiano César Arbasia. La obra fue terminada en el año 1586. Todas las paredes se encuentran decoradas con pinturas al óleo, así como las cabeceras, los laterales, en los que se da una aparición temprana de columnas salomónicas, propias del periodo siguiente, el Barroco, y los intercolumnios.

El altar principal está flanqueado por pinturas representativas del rey David y del profeta Isaías y en la coronación del muro se encuentra una versión de la Santa Cena, obra realizada por Cesare Arbasia en 1585 y realizada según los esquemas manieristas del siglo XVI. Esta pintura fue restaurada recientemente y se la liberó del marco que la protegía, realizado en madera y que cuenta con una exuberante guirnalda barroca policromada realizada aproximadamente en la década de 1720, y que ha sido atribuida a Teodosio Sánchez de Rueda.

El testero de la izquierda lo ocupa el lienzo que muestra a Jesús despidiéndose de su madre la Virgen y su composición revela la filiación italiana de su autor, ya que las figuras lucen ampulosos ropajes y afectadas maneras, propias de la estética romanista; éste lienzo se encuentra enmarcado por una arquitectura fingida de columnas salomónicas que sostienen un frontón curvo partido donde se hallan recostadas las virtudes, que se encuentran flanqueadas a su vez por una vidriera.

El testero del lado derecho muestra idénticas figuras a las del lado izquierdo, recostadas sobre un frontón enmarcando una vidriera. En la parte central del testero se encuentra representada la Oración en el Huerto, obra menos lograda que la del testero izquierdo, donde es posible detectar la intervención de un taller.


 107escudo_del_prelado_fray_mart_n_de_c_rdoba_y_mendoza

Escudo del prelado Fray Martín de Córdoba y Mendoza

La actual sacristía de la capilla del Sagrario, fue construida uniendo los espacios de tres antiguas capillas, por no disponer de un solar libre para edificarla. Las capillas absorbidas por la construcción de la sacristía fueron la capilla de San Acisclo y Santa Victoria, la capilla de la Resurrección de Cristo y la capilla de la Santa Cruz de Jerusalén.

Sobre la puerta que conduce al despacho del rector parroquial se halla colocado el escudo episcopal de Martín Fernández de Angulo. La presencia de ese escudo recuerda que allí se hallaba antes la biblioteca capitular, levantada durante el pontificado del obispo Fernández de Angulo, a comienzos del siglo XVI.

En la sacristía se guarda el ajuar litúrgico de la capilla del Sagrario, que cuenta con el rango de parroquia. Entre los objetos de orfebrería que aquí se guardan destaca la custodia de farol atribuida a Enrique de Arfe y que se supone que hubo de ser realizada en algún momento comprendido entre los años 1514 y 1518, el píxide de hacia 1500 sin punzonar, un pequeño copón sin punzonar de la misma época que el píxide, y el acetre de plata en su color de finales del siglo XVI.

De entre las obras de orfebrería del siglo XVIII destacan el cáliz de plata dorada de 1731, punzonado por Bernabé García de los Reyes, el portaviático de 1762 con punzón de Cristóbal Sánchez Soto, las lámparas de Damián de Castro, un juego de vinajeras de Aranda y los atriles de 1796 realizados por Manuel Repiso. De entre las obras del siglo XIX destaca un altar portátil punzonado por José Heller y realizado en 1846.

Existe una cripta situada debajo del altar, a la que hoy en día no es posible acceder porque la entrada a la cripta fue tapada y ocultada cuando se renovó el pavimento de toda la capilla.


Adosadas al muro este

De norte a sur:


 120retablo_de_la_capilla_de_san_antonio_de_padua_de_la_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Retablo de la capilla de San Antonio de Padua de la Mezquita–catedral de Córdoba.

Capilla de San Antonio de Padua. Tras algunas fundaciones anteriores, el que finalmente fue poseedor de esta capilla fue Fernando Sarmiento, racionero, natural de Lucena en 1636.

Las obras del cerramiento fueron obra del portugués Sebastián Vidal, quien finalmente fue enterrado aquí, junto con su hijo, además del racionero y sus hermanas.

El retablo de fechas que rondan el año 1636 tiene una cacterísticas poco frecuentes en relación con los retablos cordobeses de la época y se le atribuye a Sebastián Vidal. Consta de un banco, un cuerpo y ático. El cuerpo se subdivide en tres calles por medio de columnas de fuste entorchado y capiteles compuestos.

En el centro del banco un lugar para un sagrario, un Niño Jesús de talla. La caja central está ocupada por la imagen del titular y, a ambos lados, en las entrecalles, dobles registros para lienzos. El ático mantiene la división estructural del primer cuerpo.

La calle central esta constituida por un registro para lienzo, enmarcado por un par de columnasa entorchadas y rematado en frontón partido con escudo de María en el centro, coronado por bolas en los laterales y cruz en el centro. En los laterales, registro para lienzos, coronado por frontones partidos con las puntas enroscadas.

Las pinturas del retablo vienen siendo atribuidas al pintor cordobés Antonio Fernández de Castro Villavicencio, hechas a fines del s.XVII. En la calle lateral izquierda, San Gregorio Magno y Santa Teresa de Jesús en el lateral derecho, San Ignacio y San Francisco Javier.
En el ático San José con el Niño, Inmaculada y San Fernando. Todas con dibujo correcto, pincelada jugosa y colorido cálido y brillante.
En las hornacinas de las cuatro esquinas de la capilla, cuatro imágenes de Santa Teresa, San Juan de la Cruz (procedentes del convento de San Roque), San Joaquín y San Blas.


 120retablo_de_la_capilla_de_san_antonio_de_padua_de_la_mezquita_catedral_de_c_rdoba_1457976064_775061

Capilla de San Marcos, Santa Ana y San Juan Bautista. La que actualmente vemos fue una tercera fundación, a cargo de Cristóbal de Mesa Cortés, nacido en Lucena de la familia de los Hijosdalgo.

La obra del cerramiento se contrató con Juan de Ochoa , maestro mayor de las obras de la ciudad en 1596, y es la primera con cerramiento de muros y cancela.

El frente principal de esta capilla está decorado por un retablo de mampostería firmado en el banco. Un gran cuerpo ocupado por un enorme lienzo de medio punto.

Las pinturas que decoran este retablo han sido atribuídas a Pablo de Céspedes. En el banco está la aparición del ángel a San Joaquín, el Abrazo en la Puerta Dorada, y la gran pintura central representa a Santa Ana, la Virgen con el Niño, San Juan Bautista y San Andrés, introducidos estos dos últimos en la escena por devoción de la familia.

Sobre las inscripciones en mármol hay dos óleos sobre lienzo, anónimos, uno con el retrato de don Ándres de Mesa Cortés y otro con el del papa Gregorio XIII, coetáneos a las inscripciones.

El frontal de azulejos sevillanos, de comienzos del s. XVII, completa, a su vez, la iconografía devocional del fundador, con el medallón central en que aparecen la figura de San Cristóbal.


 122capilla_de_san_mateo_y_limpia_concepci_n_de_nuestra_se_ora_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Capilla de San Mateo y Limpia Concepción de Nuestra Señora. En el espacio que hoy ocupa la capilla de la Concepción, hubo hasta el siglo XIV, un altar dedicado a San Mateo, pero en 1572 se pidió un solar para la capilla de don Gaspar de Genzor. La obra del cerramiento tuvo que estar bajo la supervisión, aunque las bóvedas y los falsos contrafuertes fue obra de Cristóbal Guerra.

El retablo fue contratado con Francisco de Vera, en 1581, aunque la traza fue posiblemente de Hernán Ruiz III. Articulado en dos grandes registros, el inferior con la gran hornacina para el cuadro de la Limpia Concepción, y el superior, formando un edículo para el Crucificado y un recuadro del Padre Eterno.

Las pinturas en tabla y el dorado y estofado fueron encargadas a Alonso de Lara, y Baltasar del Aguila. En el banco se encuentran las figuras de San Agustín, San Gregorio, Cruz, San Ambrosio y San Jerónimo, padres de la iglesia.

El cuadro de la Limpia Concepción es de gran belleza y calidad técnica, asumiendo el tipo iconográfico anterior a Pacheco, María, situada sobre la media luna, aparece quieta, con las manos unidas, con la cabeza ligeramente torcida, movimiento que no se manifiesta en el cuerpo y plegado de sus vestiduras, que dan la sensación de pesadez. a ambos lados, un coro de ángeles con los símbolos de la letanía lauretana. Sirve de fondo un paisaje marino con un barco anclado en la costa. En el segundoncueroo, unCrucificado con el fondo de la ciudad de Jerusalén. En el ático, el Padre eterno, de finales del s. XVI.


 96retablo_de_la_capilla_de_san_juan_bautista

Retablo de la capilla de San Juan Bautista.

Capilla de San Juan Bautista. Con el Bautismo del Señor termina el tiempo litúrgico de Navidad, que nos ha inducido a explorar aquellas capillas de nuestra Catedral dedicadas a alguno de los misterios navideños. Por eso hoy, en consonancia, concluimos estas incursiones examinando la capilla de San Juan Bautista, que está situada en el muro oriental.

Como indica M. Nieto Cumplido [La Catedral de Córdoba, p. 413-415]: El frente de la capilla está cubierto por un bello retablo B -de cuyo proyecto no debió estar lejos como maestro mayor Hernán Ruiz III- formado por banco y varios cuerpos [...]. Como remate, un frontón alabeado que aloja al Padre Eterno B, y por encima, dos virtudes recostadas, Caridad Esperanza

Si bien la mayoría de los retablos que hemos contemplado hasta ahora correspondían al estilo barroco, la Catedral custodia un importante número de interesantes retablos renacentistas, supervivientes del cambio de gusto que aconteció entre los siglos XVII y XVIII. Si recuerdan, en las capillas de San Salvador y San Ambrosio, y en la de los santos Simón y Judas, pervivían imágenes provenientes de retablos anteriores. Pero en este caso se conservó el retablo completo, aunque con añadidos. Dejemos que D. Manuel continúe su descripción: La calle principal y central está cubierta con grupos escultóricos -el Bautismo de Jesús B y un Calvario B-, mientras que los registros de las calles laterales alojan pinturasB. Este retablo recibió algunas pequeñas reformas barrocas -hojarascas en medio de los arquitrabes-.

Reparemos en el motivo principal: la figura de Cristo*, que presenta una cuidada anatomía, se encuentra flanqueada por el Bautista* y unos ángeles*. Sobre la escena, un rompimiento de gloria que deja ver al Espíritu Santo* y unos rayos dorados que descienden, simbolizando la voz del Padre que anuncia Este es mi Hijo, el Amado, mi predilecto [Mt3, 17].

La obra pictórica -prosigue D. Manuel- debió ejecutarse en el último tercio del siglo XVI, sin que hasta el momento se conozca quién pudo ser su autor. [...] En el banco se encuentran tres tablas: AnunciaciónB, Santa Cena

En el primer cuerpo, Nacimiento de San Juan Bautista - (Lateral izquierdo) y Degollación del Bautista (registro lateral derecho). En el segundo cuerpo, Adoración de los Reyes (lateral izquierdo) y Santa Margarita B (lateral derecho). En el tercer cuerpo, Resurrección izquierdo) y Ascensión (lateral derecho).

Para terminar, imaginemos por un momento al capellán mientras celebraba la Santa Misa en el altar del retablo, que, al modo tradicional, está adosado. En el momento de la Consagración, al elevarse la Sagrada Forma y, con ella, la mirada, tanto del sacerdote como de los fieles podían contemplar, detrás del Cuerpo de Cristo realmente presente, pero oculto bajo la apariencia del pan, el Cuerpo de Cristo representado en la hermosa escultura. Una vez más, el Arte adquiere un papel esencial en la evan-gelización, aplicándose a menudo, como sucede en esta capilla, a alentar la Fe del cristiano en el admirable misterio de la presencia real de Jesucristo en la Eucaristía.


 124capilla_de_santa_marina_de_san_mat_as_y_del_baptisterio_de_la_mezquita_catedral_de_c_rdoba_espa_a

Capilla de Santa Marina, de San Matías y del Baptisterio. La capilla de Santa Marina, de San Matías y del Baptisterio de la Mezquita-Catedral de Córdoba, conocida anteriormente y desde los tiempos de su fundación con el nombre de Capilla de San Matías, se encuentra ubicada entre las capillas del muro de levante del templo catedralicio cordobés.

Fue fundada en el año 1411 y entregada por el cabildo catedralicio para poder ser utilizada como panteón familiar por el caballero veinticuatro de Córdoba Don Fernán Gómez de Herrera, mayordomo del condestable Ruy López de Ávalos. Ambos participaron en la toma de Antequera, ocurrida en 1411. Tras ser fundada, la capilla tomó el nombre de San Matías.


 126st_barbara_la_mezquita_c_rdoba

Pila bautismal, presidida por Santa Bárbara.

Tiene planta rectangular y está cubierta por un artesonado que diseñó especialmente para ella el arquitecto Ricardo Velázquez Bosco. La pila sacramental del bautismo se halla colocada en el centro de la capilla, lugar a donde fue trasladada en el siglo XVIII, cuando el obispo franciscano Fray Alfonso de Salizanes y Medina decidió edificar la nueva capilla de la Concepción de Salizanes o del Santísimo Sacramento de la Mezquita Catedral. El traslado lo comunica una inscripción colocada en la reja de entrada que posibilita el paso a la capilla.

El retablo de la capilla, situado en el muro derecho, está todo él pintado al fresco, representa arquitecturas simuladas, como columnas salomónicas, y fue realizado por el artista Pedro Moreno. De los tres cuerpos estructurales, el ático del retablo presenta un escudo ovalado, el intermedio un luminoso parque celestial y en el más inferior se encuentra una representación del Padre Eterno, que recibe de labios de un etíope unos sencillos versos. Entre el ático y el cuerpo intermedio del retablo una inscripción contiene un pasaje de un salmo: «Pluviam voluntariam segregavis Deus heretati tuae».

En el muro frontero a la reja de ingreso cuelga un lienzo firmado por Vicente Carducho en el que se representa la Aparición de la Virgen y San Pedro a los discípulos de San Hugo.


 128interior_de_la_capilla_de_san_nicol_s_de_bari_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Capilla de San Nicolás de Bari. La capilla de San Nicolás de Bari de la Mezquita-Catedral de Córdoba (España) se encuentra ubicada entre las capillas del muro de levante del templo catedralicio cordobés. Fue donada en patronazgo al canónigo Bartolomé de León en el año 1540. Es de planta rectangular.


 127retablo_de_san_nicol_s_de_bari

El retablo de San Nicolás de Bari fue proyectado por Hernán Ruiz II, y se divide en banco, cuerpo inferior, cuerpo superior y ático, y ocupa todo el testero frontal de la capilla, pero se cree que la construcción del retablo fue llevada a cabo por Juan de Castillejo, o bien por Francisco Jiménez.


 129san_nicolas_de_bari_cordoba

El dorado y la policromía del retablo fueron realizados en 1556 por Francisco de Castillejo. La imagen de San Nicolás de Bari, de talla, que se encuentra en la calle central, fue atribuida a Francisco Martínez y es fechable en el siglo XVII.

La realización del resto de los lienzos que se encuentran en el retablo de la capilla fue concertada con el pintor bruselense Pedro de Campaña en 1556, y fueron pintados entre ese año y el siguiente, terminando el pintor en 1557 los lienzos que componen el retablo.

En los lienzos del banco del retablo aparecen representados el Lavatorio de los Pies, la Santa Cena y la Oración en el Huerto. Los tres lienzos se ajustan a las formas características del pintor, que aúnan su procedencia flamenca con las enseñanzas de los maestros italianos. En el cuerpo inferior del retablo se disponen los lienzos de la Anunciación y la Epifanía, flanqueando a la imagen de San Nicolás de Bari. En el segundo cuerpo figuran los cuadros que representan la Batalla de los Ángeles, la Virgen con el Niño y el Martirio de San Bartolomé.

En el centro del ático del retablo se encuentra el Calvario, flanqueado por dos tondos en los que se representan las cabezas de San Pedro y San Pablo.


 129retablo_de_la_virgen_de_guadalupe_obra_de_francisco_ruiz_paniagua

Retablo de la Virgen de Guadalupe

En el muro de la izquierda de la capilla se encuentra el retablo de la Virgen de Guadalupe, obra de Francisco Ruiz Paniagua, realizado en el año 1679. Fue construido teniendo en cuenta el arco de medio punto en el que debería colocarse. Tiene banco, un solo cuerpo y ático. El banco está constituido por dos formas geométricas decoradas con hojarasca, que sirven de marco al soporte donde se asienta la hornacina o calle central del retablo. El cuerpo del retablo se encuentra totalmente ocupado por el gran lienzo donde está representada la Virgen de Guadalupe, que tiene las manos unidas, la mirada baja y un resplandor de rayos dándole brillantes reflejos.

Rodeando el lienzo donde se halla representada la Virgen de Guadalupe, hay una serie de lienzos más pequeños, en los que aparece relatada por episodios la historia de la aparición de la Virgen de Guadalupe al indio Juan Diego. Se desconoce el nombre del autor, o más posiblemente autores que realizaron esta serie de lienzos pequeños, pero en sus trazos se advierten la intervención de diferentes personas. A pesar de ello, la franja de madera tallada y dorada contribuye a dar cohesión a todo el conjunto del retablo.


 130capilla_de_la_expectaci_n_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Capilla de la Expectación, también llamada capilla de Nuestra Señora de la O.

M. Nieto Cumplido [La Catedral de Córdoba, p. 407-408] expone que el primer documento sobre esta capilla, conocida por los tres títulos y también por el de las Flores, es de 12 de abril de 1364 y trata sobre la dotación de la misma. [...]. De 1744 es la siguiente noticia: “una de las capillas que tiene nombre de los Hozes fue preciso renovarla toda porque se venía abaxo. La compusieron los capellanes mui decente con el dinero que hicieron de sus rexas (laterales), añadiendo ellos lo que faltó el año 1743”.

El retablo -continúa-parece formado en dos etapas: una primera con un registro central enmarcado por dos estípites -el estípite es una especie de pilar formado por troncos de pirámide invertida- y ático 85, y otra en que se le añaden dos cuerpos laterales. La primera parte debe ser de 1743, y el óleo sobre lienzo que representa la Anunciación W> -de cali-' dad considerable- es del pintor Pedro Moreno. La escena, en la que San Gabriel anuncia a María e [Le 1, 26], se presenta de forma clásica, aunque no es frecuente que el Arcángel se sitúe en posición tan elevada con respecto a la Virgen Santísima, quien, sorprendida en la oración, mira hacia arriba y cruza las manos sobre el pecho en señal de aceptación. Algunas rosas se esparcen en torno a la Madre de Dios, y se aprecia también, en la esquina inferior derecha, el detalle costumbrista de la cesta de costura de la Virgen, en la que parece estar representada una almohadilla para hacer encaje. El Espíritu Santo ocupa la parte más alta, y varios ángeles ® asisten al acontecimiento. Sobre los estípites, -prosigue D. Manuel- dos medallones con pinturas al óleo de San Juan Bautista niño S& y San Juan Evangelista. En el ático, un Crucificado de talla, del siglo XVI. En los cuerpos laterales, dos hornacinas con ángeles de bulto arrodillados -que actualmente se encuentran retirados para su restauración-.

La capilla se completa con dos hermosos tapices de la colección catedralicia, del ciclo de Alejandro Magno que ya conocemos, además de dos lienzos. Uno de ellos representa el encuentro de Jesucristo con su Madre, en la Vía Dolorosa. Se trata de un primer plano, en el que se destacan las dos figuras, de medio cuerpo, subrayando la participación de María en la Pasión de su Hijo. Para acentuar este propósito, aparece en la pintura una filacteria en la que está escrito, en latín, un texto de las Lamentaciones [Lam 1, 12], que puede traducirse así: “Vosotros, todos los que pasáis por el camino, mirad y ved si hay dolor semejante al dolor que me atormenta”.

A los pies del altar, una hermosa losa de mármol rojo de Cabra hace de frontal. Está decorada con una cenefa dorada en huecorrelieve; en el centro, tres azucenas de plata. La azucena es sinónimo de blancura, y, por ello, de pureza, inocencia y virginidad. Pero simboliza también el abandono místico a la gracia de Dios. No es extraño, pues, que esta flor se haya convertido en emblema de María, nuestra Madre bendita, que es, por antonomasia, la llena de Gracia.


 131cordoba_mezquita_catedral_cap_del_espiritu_santo

Capilla del Espíritu Santo, también llamada capilla de los Simancas o capilla de los Obispos. La capilla del Espíritu Santo de la Mezquita-Catedral de Córdoba se encuentra ubicada entre las capillas del muro de levante del templo catedralicio cordobés. También se la conoce como capilla de los Simancas o capilla de los Obispos.

Fue fundada en 1568 por los hermanos Simancas. En ese año de 1568, Francisco de Simancas Simancas, arcediano de Córdoba, hizo petición al cabildo de Córdoba en nombre de Diego de Simancas Simancas, obispo de Ciudad Rodrigo y obispo electo de Badajoz, su hermano, y en el suyo propio de una capilla cuyo propósito era ser destinada a panteón familiar de la familia Simancas. En la solicitud también figuraba el nombre de otro de los hermanos Simancas, Juan de Simancas Simancas, arzobispo de Cartagena de Indias. Los tres hermanos eran naturales de Córdoba y miembros de una respetada y linajuda familia de la ciudad. El cabildo aprobó la concesión de la capilla a la familia Simancas el día 4 de septiembre de 1568.

La capilla es una de las construcciones de época renacentista más sobresalientes de la ciudad de Córdoba y de la Mezquita-Catedral, en la que son abundantes las manifestaciones artísticas de esta época. La traza de la capilla es obra de Hernán Ruiz II, última de las que realizó para la Mezquita-Catedral de Córdoba, que plasmó aquí las enseñanzas de la arquitectura renacentista recibidas de su padre, y desarrolladas por él mismo. Éstas son patentes en la bóveda de crucería geométrica, la última realizada en la ciudad de Córdoba, y en la decoración arquitectónica de las paredes, realizadas en piedra inspiradas en la tradición de Serlio.

La portada, que comunica la capilla con la nave del templo catedralicio, fue realizada en 1569 y consta de un arco de medio punto decorado con motivos geométricos, figuras y hermes. La reja que cierra el paso a la capilla fue ejecutada basándose en trazas de Hernán Ruiz II, también llamado Hernán Ruiz "el Joven". En la parte superior de la reja campea el escudo de la familia Simancas.

En el muro frontal de la capilla se encuentra el retablo, concebido a modo de arco de triunfo y decorado con pinturas sobre lienzo, que también fue diseñado por Hernán Ruiz II, y que se articula en banco, cuerpo inferior, cuerpo superior y ático. En el primer cuerpo del retablo se halla el lienzo que representa el Bautismo de Cristo, mientras que en el segundo está colocado un lienzo donde aparecen Cristo Crucificado y los tres hermanos Simancas patronos de la Capilla. El tondo del ático del retablo es obra de principios del siglo XIX y fue realizado por José Saló y Junquet.

Los lienzos situados en los muros laterales de la capilla representan a San José y a la Santísima Virgen del Carmen y ambos son obra del siglo XVI, aunque fueron muy retocados posteriormente.


 136retablo_de_la_de_nuestra_se_ora_del_rosario

Retablo de la de Nuestra Señora del Rosario.

Capilla del Rosario, también llamada de la Concepción Antigua. Se encuentra localizada entre las capillas situadas en el muro de levante del templo catedralicio cordobés.

Fue fundada en el año 1521 por los canónigos Don Cristóbal de Mesa y Don Juan de Mesa. Presenta una planta cuadrangular y se halla cubierta por una bóveda de terceletes. La reja que cierra el paso a la Capilla es obra del siglo XVI y fue realizada por Gabriel de Ribera.

El Retablo de Nuestra Señora del Rosario, de estilo renacentista, es obra anónima del siglo XVI. La mayor parte de las pinturas del Retablo fueron realizadas por el artista Miguel Ruiz de Espinosa, del que se conocen escasos datos. Un dato conocido del pintor es que en 1551 fue veedor del gremio de pintores cordobeses.

En el banco del Retablo aparecen representados el Camino de Emaús, la Santa Cena y, el Noli me Tangere, es decir, el Encuentro del Señor Resucitado con María Magdalena. Los lienzos del primer cuerpo del Retablo representan uno el Martirio de San Zoilo, y el otro el Martirio de San Nicolás. En el segundo cuerpo del Retablo aparecen las imágenes de San Andrés y Santa Catalina, ambas obras de autor anónimo y pertenecientes a la escuela cordobesa del siglo XVII. El lienzo que representa a San José con el Niño situado en el ático del Retablo fue realizado en el siglo XX por el artista cordobés Rafael Díaz.

En la calle central del Retablo, en el primer cuerpo y colocada en una hornacina de escasa profundidad se halla la imágen de Nuestra Señora del Rosario, de madera tallada y policromada, que fue ejecutada en el siglo XVI, al igual que las imágenes de talla del Calvario que se encuentra situado justamente encima de ella. El Calvario del segundo cuerpo del Retablo se encuentra flanqueado por dos tondos en los que se hallan colocadas representaciones de las cabezas de San Pedro y de San Pablo, talladas en el siglo XVI.


Capilla de San José. No tengo información


 133capilla_san_esteban_1457979708_453724

Retablo de la capilla de la Natividad de Nuestra Señora.

Capilla de la Natividad de Nuestra Señora. La capilla de la Natividad de Nuestra Señora de la Mezquita-catedral de Córdoba (España) se encuentra situada entre las capillas localizadas en el muro este del templo catedralicio.

Fue fundada en 1565 por el canónigo Andrés Pérez de Buenrostro. La planta de la capilla es cuadrangular y está cubierta por una bóveda de arcos terceletes.

El retablo de la capilla fue proyectado por Hernán Ruiz II y ejecutado por Martín de la Torre en el año 1567. Las pinturas del retablo fueron terminadas por Gabriel Rosales en 1578. Poco se conoce de la vida de este pintor del siglo XVI, excepto que se autotitulaba «pintor del obispo de Córdoba», vinculándose de esta forma al prelado Fray Bernardo de Fresneda, que rigió los destinos de la diócesis de Córdoba entre los años 1572 y 1577.

El retablo se compone de un registro central, que se apoya sobre el banco del retablo. En el banco del retablo se encuentran los lienzos que representan la Anunciación, la Natividad, y la Visitación. En el espacio central del retablo está colocada la representación del árbol de Jessé, obra de considerable tamaño y de gran calidad, en cuyo complicado esquema compositivo prevalecen claramente las imágenes de la Virgen María y del Niño Jesús.

Flanqueando el lienzo en el que se representa el árbol de Jessé, se encuentran las imágenes, colocadas entre los intercolumnios de las columnas que sostienen el cuerpo superior del retablo, que se encuentra coronado por una imagen de Cristo Crucificado, flanqueado por escudos nobiliarios, de San Pedro, San Juan, San Andrés y San Sebastián.

El frontal de azulejos del altar de la capilla es obra del maestro Roque Hernández, autor también de otras obras similares en diversas capillas de la mezquita-catedral y fue realizado alrededor del año 1560. En él se halla representada la Epifanía.


 134capilla_santa_maria_magdalena

Capilla de Santa María Magdalena, también conocida como Capilla de Nuestra Señora del Mayor Dolor por haber albergado en su interior una escultura de la Virgen de los Dolores, obra tallada alrededor de 1790 por el escultor aragonés Joaquín Arali. Tras ella, había un arcosolio51 policromado que aún es posible vislumbrar. La imagen representaba a la Virgen atravesada bajo su hombro izquierdo por una espada. En la actualidad, esta talla ya no se encuentra aquí ubicada y, en su lugar, se puede ver un enorme cuadro que tapa casi por completo las policromías anteriormente mencionadas.

En cuanto a la portada, se sustenta en basas de mármol negro sobre las que apoyan sendas pilastras que sujetan un arco de medio punto. Éste está rematado por un entablamento52 y un frontón56 que acoge una imagen de San Francisco.


Adosadas al muro norte

De oeste a este:


 132capilla_de_san_eulogio

Capilla de San Eulogio, también llamada capilla de San Miguel o de San Andrés. La Capilla de San Eulogio, fundada en el año 1618 por Don Andrés Sánchez de Rueda, canónigo y arcediano de Castro del Río (Córdoba). Antes de nada nos fijaremos en su portada, un arco de medio punto flanqueado por dos columnas. En el frontón, una hornacina alberga una imagen anónima de San Andrés, de ahí que la capilla fuera conocida primero con el nombre de este santo.

Dentro, el altar se encuentra presidido por un enorme cuadro en el que se representa a San Eulogio, natural de Córdoba, de ahí el nombre actual de la capilla. La pintura, fechada por los expertos en torno a 1630, es obra de Vicente Carducho. En él, un ángel le entrega la palma y la corona del martirio, además de aparecer los atributos propios de San Eulogio como son la capa, el báculo49 y la mitra50. Habiendo sido nombrado arzobispo de Toledo, no llegaría a desempeñar esta función, pues el emir Muhammad I ordenó que fuera torturado hasta morir, algo que se llevó a cabo el 11 de marzo del año 859, día en que fue degollado en la orilla izquierda del Guadalquivir, cerca de la Mezquita.


 133capilla_san_esteban

Capilla de San Esteban, comenzada a construir en la primera mitad del siglo XVII, siendo su primer patrono Don Fernando de Soto. La portada, por su parte, fue realizada en 1627 por Matías Conrado, quien la remató con un relieve central que representa el martirio de San Esteban, quien murió apedreado tras ser acusado, al parecer falsamente, de blasfemia; este hecho le convirtió en protomártir ya que fue el primer mártir reconocido en la historia universal de la Iglesia. El motivo de su martirio también se refleja en el lienzo que se encuentra en el interior de la capilla, obra que pintó en 1630 el artista cordobés Juan Luis Zambrano. Por lo demás, se trata de una de las capillas más sencillas de la Catedral.


 138cordoba_la_mezquita_interior_capilla_de_la_expectacion_precioso_retablo_1457982793_133201

Capilla de Santa María Magdalena. La capilla de la Magdalena, levantada por Hernan Ruiz II ,con un bellisimo retablo de Juan de Castillejo del s.XVI.


 135capilla_nuestra_se_ora_antigua

Capilla de Nuestra Señora de la Antigua. El origen de la Capilla de Nuestra Señora de la Antigua lo encontramos en el año 1612, concretamente el día 12 de agosto, cuando el jurado Martín Gómez consiguió la concesión del Cabildo para que la construyera ante uno de los arcos de este muro. A cambio, éste se comprometía a costear el traslado a esta capilla del altar de la Virgen de la Antigua, el cual se encontraba ubicado en otro lugar de la Catedral. Más adelante, en 1641, se realizó el lienzo que podemos ver en la actualidad, obra del artista Francisco Vargas y en el que se representa a Nuestra Señora de la Antigua.

En cuanto al retablo en sí, éste se encuentra enmarcado por dos columnas de fuste con estrías en forma de espiral. Sobre el cuadro, un arco de medio punto realza la imagen.

También merece toda nuestra atención el conjunto de azulejos que decoran el frontal del altar y en el cual se representa el sacrificio de Isaac.



Capilla de San Andrés. No tengo imagen.


 123adoration_of_the_magi_la_mezquita_c_rdoba

Adoración de los Reyes Magos en el retablo de la capilla de la Epifanía.

Capilla de la Epifanía, también llamada capilla de los Reyes Magos. La capilla de la Epifanía de la Mezquita-Catedral de Córdoba (España) se encuentra ubicada entre las capillas del muro norte del templo catedralicio cordobés. También se la conoce con el nombre de capilla de los Reyes Magos.

Fue fundada en 1614 por el canónigo racionero de la Mezquita-Catedral Baltasar Nájera de la Rosa. La portada de la capilla fue realizada en 1627 y está formada por un arco de medio punto sostenido por pilastras en cuyo frontón aparece una representación de la Inmaculada Apocalíptica, realizada en piedra y flanqueada por dos escudos canonjiales.

El retablo de la capilla es de un solo cuerpo, y en su centro se encuentra un relieve en el que aparece, tallada y policromada, la representación de la Adoración de los Reyes Magos, acontecimiento conocido con el nombre de Epifanía. El relieve es una obra anónima, procedente de un taller local, fechable en la primera mitad del siglo XVII. En el banco del retablo se encuentra, cobijado por una hornacina cubierta con arco de medio punto, una pequeña imagen de talla en la que se representa a Santa Bárbara. El ajuar artístico de la capilla de la Epifanía se completa con dos lienzos en los que aparecen representados San Juan Bautista y San Francisco, ambas obras anónimas y realizadas en el siglo XIX.

El fundador de la capilla, el racionero Baltasar Nájera de la Rosa, dejó instituida la obligación que tenían los capellanes de la Epifanía de decir unas misas rezadas por las almas de los reos condenados a muerte dentro del término municipal de la ciudad de Córdoba, tanto hombres como mujeres. El sufragio mortuorio debía ser subrayado por un doble de campana. El racionero fundador también dispuso fondos para que las mujeres que habían ejercido la prostitución y que posteriormente habían contraído matrimonio fueran dotadas con cincuenta escudos. Los beneficios derivados de estas generosas disposiciones podían alcanzar a aquellos que fueran parientes del fundador hasta el cuarto grado, y siempre y cuando pudieran demostrarlo ante el cabildo catedralicio de la Mezquita-Catedral.


 140cordoba_mezquita_catedral_cap_del_rosario

Capilla de Nuestra Señora del Rosario. La capilla de Nuestra Señora del Rosario de la Mezquita-Catedral de Córdoba se encuentra ubicada entre las capillas del muro norte del templo catedralicio cordobés.

Fue fundada en el año 1612 por Juan Jiménez de Bonilla. Se accede a ella a través de una portada concebida a modo de arco de triunfo y adornada con cartelas y guirnaldas. El frontón de la portada está decorado con una imagen pétrea de San Pedro Mártir. La capilla es de planta rectangular y se cubre con una bóveda de cañón ornamentada con yesería policromada.

El retablo, situado en el testero frontal de la capilla, es de un sólo cuerpo y también tiene remate, con pares de columnas policromadas simulando mármol que se apoyan sobre basamentos y está adornado por cuatro lienzos. En los tres lienzos del cuerpo del retablo, aparecen de izquierda a derecha, San Sebastián, la Virgen del Rosario, que se halla en la calle central, y San Roque. En el lienzo situado en el remate del retablo aparece la imagen de Cristo crucificado. Se cree que los lienzos que componen el retablo fueron realizados hacia el año 1647, y se atribuye la autoría de los mismos al pintor Antonio del Castillo y Saavedra, por las semejanzas formales que muestran con otras obras documentadas del maestro cordobés.


 141capilla_de_las_benditas_nimas_mezquita_de_c_rdoba

Capilla de las Benditas Ánimas del Purgatorio, también llamada capilla del Inca Garcilaso. La capilla de las Benditas Ánimas del Purgatorio de la Mezquita-catedral de Córdoba se encuentra ubicada entre las capillas del muro norte del templo.

La capilla de las Ánimas fue comprada en 1612 por el Inca Garcilaso de la Vega, cuyo verdadero nombre era Gómez Suárez de Figueroa, con la intención de ser sepultado en ella. Su propio hijo Diego, fruto de su relación con su ama de llaves, llamada Beatriz de Vargas, llegó a ser sacerdote adscrito a esta capilla. En el año 1616 murió Gómez Suárez de Figueroa y fue inhumado en la cripta subterránea de la capilla. En uno de los muros de la capilla sus albaceas grabaron una lápida con la siguiente inscripción:

    El Inca Garcilaso de la Vega, varón insigne, digno de perpetua memoria. Ilustre en sangre. Perito en letras. Valiente en armas. Hijo de Garcilaso de la Vega. De las Casas de los duques de Feria e Infantado y de Elisabeth Palla, hermana de Huayna Capac, último emperador de las Indias. Comentó La Florida. Tradujo a León Hebreo y compuso los Comentarios Reales. Vivió en Córdoba con mucha religión. Murió ejemplar. Dotó esta capilla. Enterróse en ella. Vinculó sus bienes al sufragio de las Ánimas del Purgatorio. Son Patronos perpetuos los señores Deán y Cabildo de esta Santa Iglesia. Falleció a 22 de abril de 1616. Rueguen a Dios por su ánima.


 142capilla_de_las_benditas_nimas_mezquita_de_c_rdoba_002

La capilla está cerrada por una artística cancela, realizada en 1614 por el rejero Gaspar Martínez. En la reja destaca el escudo del fundador, en el que aparecen símbolos de la realeza peruana, de la que descendía por parte materna.

La capilla, que tiene planta cuadrangular, posee una bóveda de cañón con exorno de relieves. Un arcosolio sobre figuras de piedra da forma al frente.

La portada está articulada por un orden de pilastras toscanas, rematadas por una pintura de las Ánimas. La decoración interior de la capilla se debe a Matías Conrado. La capilla está presidida por un Cristo Crucificado atribuido a Felipe Vázquez de Ureta, sobre un fondo pintado por Melchor de los Reyes, que representa la ciudad de Jerusalén. En los lados de la capilla hay dos lienzos atribuidos a Agustín del Castillo y fueron realizados hacia 1620. En uno de ellos se representa la visita de San Francisco de Paula a las Ánimas del Purgatorio y en el otro está representada la degollación de San Juan Bautista.

En esta capilla está sepultado Albino González Menéndez-Reigada, obispo de Córdoba, fallecido el 13 de agosto de 1958 e inhumado aquí por expreso deseo suyo. Su lauda sepulcral fue esculpida por el artista Amadeo Ruiz Olmos.


 143santo_sepulcro_santos_varones_13_1024x683

Capilla de los Santos Varones, también llamada capilla del Santo Sepulcro. La capilla que conoceremos hoy está dedicada al Santo Sepulcro o Santos Varones. Su segundo nombre, evidentemente, se refiere a los dos caritativos personajes —José de Arimatea y Nicodemo— que asistieron a la Virgen Santísima en el piadoso cometido de dar sepultura a Nuestro Señor Jesucristo Un 19, 38-42]. Todas las capillas del lado norte presentan portadas más o menos ornamentadas. Ésta, en concreto, dispone de un gran arco de medio punto sobre el que se alza un frontón. En él destacan tres esculturas, que representan a las virtudes teologales is —fe, esperanza y caridad—. Además, en la reja que cierra el recinto se muestra la inscripción "Maria non tetigit primum peccatum", que puede traducirse como "María no fue tocada por el primer pecado", es decir, se trata de la profesión de fe de Gonzalo Muñoz, patrono de la capilla, en que la Santísima Virgen fue concebida sin pecado original. M. Nieto Cumplido [La Catedral de Córdoba, p. 424-425] indica que en el retablo, compuesto de banco muy sencillo, cuerpo y ático, destaca el relieve central en madera policromada de los Santos Varones dando sepultura a Cristo muerto, besado tiernamente por la Virgen Maríais , que está acompañada de Santa María Magdalena. Si recuerdan, la cercana capilla de la Epifanía o Santos Reyes —que comentamos en torno a esa fiesta navideña—, custodia asimismo un gran relieve de madera policromada, en el que, curiosamente, también aparecen, como aquí, seis personajes. En este caso, a los pies del Calvario —se observan, al fondo, los arranques de las tres cruces—, la dramática escena se desarrolla en el herboso huerto, mientras ya se augura la resurrección de Jesucristo, pues, en el frente del sepulcro, lleva la inscripción: CHRISTUS VINCIT. Todo un estímulo para la fe del capellán y los fieles que asistieran aquí a la Santa Misa. En las calles laterales del retablo, existen dos óleos que representan a San Juan Bautista y a Santo Domingo —como de costumbre, se trata seguramente de los santos de devoción del comitente—. En el ático, otro óleo sobre lienzo con la Inmaculada Concepción. El frontal de la mesa de altar está cubierto de un azulejo con decoración floral. Son muy interesantes, en esta capilla, las yeserías que decoran la bóveda, en la que figuran los cuatro evangelistas. Es muy frecuente que éstos aparezcan en las bóvedas o cúpulas, como signo de la importancia capital que tiene para nuestra fe la Sagrada Escritura. Sin embargo, no es tan habitual que conozcamos por qué se atribuyen a los evangelistas sus respectivos símbolos. En realidad, debemos remontarnos a los libros de Ezequiel [Ez 1, 5-10] y del Apocalipsis [Ap 4, 6-7], en los cuales aparecen cuatro vivientes —el tetramorfos— delante del Trono de Dios; son criaturas aladas, con cabezas, respectivamente, de hombre, león, toro y águila. Según san Jerónimo [s. IV-V], el hombre representa la encarnación de Cristo; el toro, la pasión (animal del sacrificio); el león, la resurrección; y el águila, la ascensión. Así, en la iconografía cristiana, teniendo en cuenta los matices propios de cada evangelio, sobre todo de sus primeros capítulos, el hombre del tetramorfos corresponde a Mateo; el león, a Marcos; el buey, a Lucas; y el águila, a Juan. Una simbología, pues, que arranca de los primeros siglos del Cristianismo, y que también se halla presente, como vemos, en nuestra Catedral.


 144capilla_de_santa_francisca_romana_y_santa_rsula_mezquita_de_c_rdoba

Capilla de Santa Francisca Romana y Santa Úrsula. La capilla de Santa Francisca Romana y Santa Úrsula de la Mezquita-Catedral de Córdoba (España) se encuentra ubicada entre las capillas del muro norte del templo catedralicio cordobés.

Fue fundada en el año 1614 por el canónigo racionero Miguel Bermúdez, que precisamente se hallaba en Roma en 1608, cuando Santa Francisca Romana fue canonizada. Miguel Bermúdez donó para el adorno de su capilla parte de las pinturas de su colección particular, si bien el paso del tiempo ha alterado considerablemente lo realizado por el patrono fundador.

La portada se articula sobre un arco de medio punto, cuya clave se encuentra decorada con un escudo, sostenido por pilastras. En la zona superior de la portada de la capilla hay una pintura que representa a San Miguel Arcángel. La realización del retablo, que ocupa el testero frontal de la capilla, fue concertada en 1627 con el maestro Sebastián Vidal, mientras que las labores de policromía del retablo fueron realizadas en 1637 por Cristóbal Vela.

En la calle central del retablo se encuentran los lienzos que representan a las titulares de la capilla, Santa Francisca Romana y Santa Úrsula. Ambos lienzos son anónimos y fechables en torno al año 1600.

Las restantes pinturas que componen el retablo son también anónimas y posiblemente de procedencia italiana, y demuestran su realización por parte de varios autores. En las calles laterales del retablo se encuentran los lienzos en los que aparecen la Virgen Niña, el Ecce Homo, Jesús con los atributos de la Pasión, San Sebastián, San Juan, la Magdalena y Santa Catalina.

Aunque no se conserva en la capilla ninguna inscripción o lápida que lo confirme, está documentado que en esta capilla recibió sepultura a su muerte el magistral de la Catedral de Córdoba Juan Gómez Bravo, oriundo de Cabeza del Buey (Badajoz), y que antes había sido canónigo lectoral de la Catedral de Badajoz. Este canónigo publicó una de las obras más importantes que se hayan escrito sobre la historia de la Diócesis de Córdoba, llamada, «Catálogo de los Obispos de Córdoba», que fue dedicado en 1739 al obispo Pedro Salazar y Góngora. Pero el libro no fue terminado hasta el pontificado del sucesor del anterior, el obispo-virrey Antonio Caballero y Góngora.


Museo de San Vicente


 150restos_de_la_bas_lica_de_san_vicente_mezquita_de_c_rdoba

Restos de la Basílica de San Vicente en las excavaciones arqueológicas realizadas en la Mezquita-Catedral de Córdoba

En el museo de San Vicente se exponen algunos de los restos arqueológicos recuperados de la antigua Basílica de San Vicente.
Museo de San Clemente

En el museo de San Clemente se exponen una gran variedad de objetos relacionados con el monumento, tales como portadas de antiguas capillas, campanas, la antigua maquinaria del reloj, azulejos, capiteles, fragmentos de las vigas originales o inscripciones arábigas.


Tesoro de la catedral


 custodia_de_enrique_de_arfe_de_1518

Custodia de Enrique  de Arfe de 1518

El tesoro de la catedral se encuentra en la capilla de Santa Teresa y estancias adjuntas. Como uno de sus tesoros principales, guarda la catedral la Custodia de Arfe, labrada por Enrique de Arfe. Mide 2,63 metros de altura y pesa más de 200 kilos. Representa una catedral gótica de planta dodecagonal, se compone de dos cuerpos que alojan en un interior al viril y una imagen de la Virgen de la Asunción. Sufrió una restauración en el año 1735, donde Damián de Castro le añadió un basamento y elementos decorativos barrocos, y en el año 1966 el viril fue aureolado con brillantes.

Hay una colección de portapaces, cálices y copones de oro y plata así como grandes cruces de materiales preciosos, una de ellas donada a la catedral por el obispo Diego de Mardones en el año 1620. Posee el tesoro unos magníficos crucifijos de marfil, siendo el que más sobresale uno del siglo XVII realizado por Alonso Cano.


Miembros de la realeza sepultados en la Mezquita-catedral de Córdoba

A lo largo de los siglos, varios miembros de la realeza fueron sepultados en distintas partes del templo:

    - Fernando IV de Castilla (1285-1312). En 1736 sus restos mortales fueron trasladados a la iglesia de San Hipólito de Córdoba, donde permanecen en la actualidad.
    - Alfonso XI de Castilla (1311-1350). Hijo del anterior y de la reina Constanza de Portugal. En 1736, sus restos fueron trasladados junto con los de su padre a la iglesia de San Hipólito de Córdoba, donde descansan actualmente.
    - Juan de Castilla (m. 1245). Hijo del rey Fernando III de Castilla y de la reina Juana de Ponthieu. Murió recién nacido.
    - Enrique de Castilla (1378-1404). Hijo ilegítimo del rey Enrique II de Castilla y de Juana de Sousa.32 Fue conde de Cabra y duque de Medina Sidonia, y su madre también fue enterrada en este mismo templo.
    - Juan Ponce de Cabrera (m. 1328). Era bisnieto del rey Alfonso IX de León, y fue señor de Cabra, de la mitad del castillo de Garcíez, y de la Torre de Pajares. Fue ejecutado públicamente en Córdoba por orden de Alfonso XI en 1328,35 y fue sepultado junto con su esposa, Inés Enríquez, y su hija, Sancha Ponce de Cabrera, en la desaparecida capilla de Santiago de la Mezquita-catedral,36 donde en la actualidad se encuentra la capilla del Sagrario.
    - Leopoldo de Austria (m. 1557). Fue obispo de Córdoba y rector de la Universidad de Salamanca, y era hijo ilegítimo de Maximiliano I de Habsburgo, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.


Gestión y número de visitas al monumento


 03_1457949206_237624

En 2014, la Mezquita-catedral de Córdoba fue visitada por 1,56 millones de personas. En 2015 esa cifra ha subido hasta 1,67 millones.



Algunas imágenes y obras de arte destacadas de la Mezquita-catedral de Córdoba


 174altar_de_la_virgen_del_pilar_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Altar de la Virgen del Pilar en la Mezquita-catedral de Córdoba.


 175altar_de_las_cabezas_de_san_pedro_y_san_pablo_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Altar de las Cabezas de San Pedro y San Pablo en la Mezquita-catedral de Córdoba.


 176altar_de_nuestra_se_ora_de_la_concepci_n_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Altar de Nuestra Señora de la Concepción de la Mezquita-catedral de Córdoba.


 177altar_de_san_felipe_y_santiago_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Altar de San Felipe y Santiago en la Mezquita-catedral de Córdoba.


 178altar_de_san_isidoro_san_leandro_y_san_ignacio_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Altar de San Isidoro, San Leandro y San Ignacio de la Mezquita-catedral de Córdoba.


 179altar_de_santa_elena_y_santa_cecilia_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Altar de Santa Elena y Santa Cecilia de la Mezquita-catedral de Córdoba.


 181altar_of_santa_mar_a_el_azul_y_ngel_de_la_guarda_mosque_cathedral_of_c_rdoba_spain_dsc07210
 180altar_de_santa_mar_a_el_azul_y_ngel_de_la_guarda_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Altar de Santa María el Azul y Ángel de la Guarda de la Mezquita-catedral de Córdoba.


 183san_antonio_de_padua_capilla_de_santa_teresa_de_la_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Imagen de San Antonio de Padua en la capilla de Santa Teresa de la Mezquita-catedral de Córdoba.


 184san_francisco_de_as_s_capilla_de_santa_teresa_de_la_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Imagen de San Francisco de Asís en la capilla de Santa Teresa de la Mezquita-catedral de Córdoba.


 185santo_domingo_de_guzm_n_capilla_de_santa_teresa_de_la_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Imagen de Santo Domingo de Guzmán en la capilla de Santa Teresa de la Mezquita-catedral de Córdoba


 186st_francis_of_paula_capilla_de_santa_teresa_la_mezquita_c_rdoba

San. Francisco de Paula. Capilla de Santa Teresa. Mezquita-catedral de Córdoba.


 187st_pedro_nolasco_capilla_de_santa_teresa_la_mezquita_c_rdoba

San Pedro Nolasco. Capilla de Santa Teresa. Mezquita-catedral de Córdoba.


 188st_raimundo_nonato_capilla_de_santa_teresa_la_mezquita_c_rdoba

San Raimundo Nonato. Capilla de Santa Teresa. Mezquita-catedral de Córdoba.


 190san_vicente_m_rtir

San Vicente Mártir. Mezquita-catedral de Córdoba.


 189_santiago_matamoro_cordoba_spain

Santiago Matamoros. Mezquita-catedral de Córdoba.


 151cordoba_la_mezquita_interior_capilla_de_santa_teresa_mausoleo_del_cardenal_salazar_de_francisco_hurtado_izquierdo

Mausoleo funerario del Cardenal Salazar. Obra de Francisco Hurtado Izquierdo a finales del s.XVII. Capilla de Santa Teresa, en donde se guarda el tesoro catedralicio y que era la primitiva sacristía de la Mezquita-catedral de Córdoba.


 152_cordoba_la_mezquita_interior_capilla_de_santa_teresa_cuadro_de_antonio_palomino_martirio_de_san_acisclo_y_santa_victoria_tallas_de_santo_domingo_y_san_pedro_nolasco_de_jose_mora

"Martirio de san Aciclo y Santa Victoria", obra de Antonio Palomino. Acompañado al cuadro a los lados de dos magníficas esculturas de Jose Mora, de santo Domingo y san Pedro Nolasco. Capilla de Santa Teresa.


 154cordoba_la_mezquita_interior_capilla_de_santa_teresa_cristo_de_marfil_del_s_xvii_de_alonso_cano

Cristo de Marfil, obra de Alonso Cano. Mezquita-catedral de Córdoba. Capilla de Santa Teresa.


 153cordoba_la_mezquita_interior_lado_sur_la_anunciacion_de_pedro_de_cordoba_de_1475

Anunciacion, 1475, obra de Pedro de Córdoba


 155cordoba_la_mezquita_interior_capilla_del_sagrario_altar_mayor_frescos_de_cesar_de_arbasia_de_1586

Capilla del Sagrario obra de Hernan Ruiz el viejo, con frescos del pintor italiano Cesar de Arbasia de 1586, con una Santa Cena presidiendo el altar mayor con magníficos detalles en su interior.


 156cordoba_la_mezquita_interior_capilla_del_sagrario_altar_mayor_la_virgen_de_la_aurora_de_alonso_gomez_de_sandoval

Virgen de la Aurora, obra de Alonso Gomez de Sandoval. Capilla del Sagrario


 157cordoba_la_mezquita_interior_am_pliacion_de_almanzor

En un lateral estamos ya en la ampliacion que Almanzor hizo de la Mezquita cordobesa, conservando esa lujuria de espacios separados por columnas, cuyos capiteles son ya andalusies.


 158cordoba_la_mezquita_interior_capilla_de_la_expectacion_precioso_retablo

Retablo de Juan de Castillejo del s.XVI. Capilla de la Magdalena, esta capilla fue levantada por Hernan Ruiz II.


 159cordoba_la_mezquita_interior_capilla_de_san_nicolas_de_bari

Capilla de san Nicolas de Bari, cuyo retablo fue diseñado por Hernan Ruiz II y los cuadros son de 1558 de Pedro de Campaña


 160cordoba_la_mezquita_interior_capilla_de_nuestra_se_ora_de_rosario

Capilla de Nª Sª del Rosario, con bellisimo lienzo de Antonio del Castillo


 cordoba_la_mezquita_interior_am_pliacion_de_alhaken_ii8bellisima_capilla_de_cristo

Cristo del Punto, de autor desconocido, regalo del obispo Antonio de Pazos de 1582


 162cordoba_la_mezquita_interior_catedral_cristiana_vista_del_trasepto_lamparade_plata_y_vidrieras

Vista del trassepto. Ahora entraremos en la Catedral propiamente dicha (aunque todo el monumento esta sacralizado y por tanto es catedral cristiana).
Es una maravilla del renacimiento obra de Hernan Ruiz el viejo del s.XVI,en donde ya apunta en algunas partes el naciente barroco. Entraremos por uno de los lados del crucero, para deslumbrarnos con las preciosas vidrieras y una maravillosa lampara de plata maciza que es un prodigio.


 cordoba_la_mezquita_interior_catedral_cristiana_del_s_xvi_cubierta_de_un_lado_del_crucero

Cubierta de un lado del crucero. La boveda es obra de Juan de Ochoa


 164cordoba_la_mezquita_interior_catedral_cristiana_del_s_xvi_retablo_del_altar_mayor_obra_de_alonso_matias_con_cuadros_de_antonio_palomino_esculturas_de_madera_dorada_son_de_pedro_de_paz

Retablo del altar mayor, el retablo en marmol tiene por autor a Alonso Matias, las estatuas son de madera dorada y son obra de Pedro Paz y tiene unos magnificos cuadros de Antonio Palomino, representando a los santos mártires cordobeses, santa Flor, santa Victoria, san Pelayo y san Acisclo.


 165cordoba_la_mezquita_interior_catedral_cristiana_del_s_xvi_retablo_del_altar_mayor_la_asuncion_de_antonio_palomino

La Asuncion, obra de Antonio Palomino. Detalle del ático del retablo del altar mayor


 166cordoba_la_mezquita_interior_catedral_cristiana_templete_de_la_custodia_de_1653obra_de_sebastian_vidal

Templete de la Custodia del retablo del altar mayor, obra de Sebastian Vidal de 1653


 167cordoba_la_mezquita_interior_catedral_cristiana_del_s_xvi_boveda_nave_principal_de_hernan_ruiz_ii

Cubierta de la nave principal, obra de Hernan Ruiz II el Joven


 168cordoba_la_mezquita_interior_catedral_cristiana_del_s_xvi_nave_y_rgano

Órgano de la Mezquita-catedral de Córdoba. En los muros de la nave principal a cuyos ambos lados hay dos organos iguales.


 169cordoba_la_mezquita_interior_catedral_cristiana_silleria_del_coro_de_pedro_duque_cornejo

Debajo de los órganos veremos la silleria del coro, una obra maestra de Pedro Duque Cornejo


 170cordoba_la_mezquita_interior_catedral_cristiana_el_trasaltar_el_prendimineto

En el trasaltar, en terrenos de la mezquita de Almanzor, veremos cinco portadas iguales, hechas por un taller local en el s.XVI, vemos la del Prendimiento que da entrada a la sacristia dela catedral y con detalle el Descendimiento.


 171cordoba_la_mezquita_interior_catedral_cristiana_el_trasaltar_capilla_de_san_bernab_taller_local_del_s_xvi

En el trasaltar, retablo, construido en mármol blanco, fue realizado en 1541 por Jacques Luquin, su arcosolio descansa sobre dos pilastras y sus tallas son realmente bellas, presididas por un Calvario.


 172cordoba_la_mezquita_s_ix_fachada_exterior_puerta_del_perdon

Fachada exterior de la Puerta del Perdón, construida por mudéjares en el s.XIV y reformada en el s.XVII. Mezquita Catedral de Córdoba.


 16puerta_de_las_palmas_da_acceso_a_la_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Puerta de Las Palmas da acceso a la Mezquita Catedral de Córdoba.


 173cordoba_la_mezquita_interior_patio_de_los_naranjos_alberca_de_santa_maria_originariamente_fuente_de_las_abluciones

Pila de santa Maria, que era usada para las abluciones rituales de los musulmanes. Patio de los naranjos. Mezquita Catedral de Córdoba.


 00mezquita_catedral_patio_naranjos

Patio de los naranjos. Mezquita Catedral de Córdoba.


 182_the_mezquita_ancient_mosque_and_cathedral_complex_interior_cordoba_spain_01

Vista interior de la Mezquita-catedral de Córdoba.


 14vista_exterior_de_la_mezquita_catedral_de_c_rdoba

Vista exterior de la Mezquita-catedral de Córdoba.



Enlaces interesantes


Ver más imágenes de la Mezquita-catedral de Córdoba en la Wikipedia

Ver más información e imágenes de la Mezquita-catedral de Córdoba en blog maravillas de España

La Mezquita de Córdoba, en el Centro Virtual Cervantes

Mezquita de Córdoba, Sitio Oficial de Turismo en España




Pues esto es todo amigos, espero que hayáis disfrutado con el trabajo recopilatorio dedicado a la Mezquita, actual Catedral de Córdoba, toda una maravilla que cada año visitan más 1,6 millones de turistas. Entre los mayores tesoros que guarda el arte arábigo-andaluz está, sin duda, la Mezquita de Córdoba. Ampliada sucesivamente por iniciativa de cuatro gobernantes omeyas, este recinto de columnas creado para la oración y para el deleite es, sin duda, único en el mundo islámico y en el cristiano.


Fuentes y agradecimientos a: es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, maravillasdeespana.blogspot.com.es, cordobapedia.wikanda.es, mezquitacatedraldecordoba.com, infocordoba.con,artencordoba.com, fuenterrebollo.com, anacob3.blogspot.com, redjaen.es, diocesisdecordoba.com, diocesisdecordoba.com, cvc.cervantes.es y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Monday, 14 March 2016, 23:52; edited 14 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MEZQUITA-CATEDRAL DE CÓRDOBA 
 
Gracias J.Luis sin duda la mezquita no podía faltar en nuestra galería. Es una asignatura pendiente visitarla por mi parte teniéndola tan cerquita.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educación hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
 
xerbar Send private message Visit poster's website
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MEZQUITA-CATEDRAL DE CÓRDOBA 
 
Pues ya puedes estar poniéndole remedio, Xerbar. Es uno de los interiores de edificios más hermosos que he visto. Una maravilla ese laberinto de arcos que parece no tener fin. Y luego, sales de la Mezquita y ese barrio árabe cordobés... y esos patios... precioso.  

Salut!!!
 




___________________________
Somos Mayoría
 
losultimosdelafila Send private message
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MEZQUITA-CATEDRAL DE CÓRDOBA 
 
Gracias Jose Luis, muy bonito, y la verdad que si.. yo tambien lo tengo cerca y no he ido nunca ni a cordoba... mucho viajar por el mundo y lo que tengo a tiro de piedra no soy capaz de valorarlo.
 




___________________________
MI WEB NUEVA;
http://anahidd.blogspot.com
pqfvd9a
 
decker68 Send private message Visit poster's website
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MEZQUITA-CATEDRAL DE CÓRDOBA 
 
Decker, no tienes perdón de Dios. Tan cerca, y encima viviendo en la Córdoba "chica"...

Salut!!!
 




___________________________
Somos Mayoría
 
losultimosdelafila Send private message
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MEZQUITA-CATEDRAL DE CÓRDOBA 
 
Tienes razon ultimos, no tengo perdon   .... bueno esperare a que vengais unos cuantos al sur y organizo una excursion a cordoba con j.luis como guia, y pasando por Jerez a ver a nuestro Xerbar.   . Pues no estaria mal... verdad??    
 




___________________________
MI WEB NUEVA;
http://anahidd.blogspot.com
pqfvd9a
 
decker68 Send private message Visit poster's website
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MEZQUITA-CATEDRAL DE CÓRDOBA 
 
Bueno concluido este trabajo, acabo de añadir las últimas imágenes que me faltaban.

Xerbar y decker68, hacer caso a Ultimos, hay que visitar esta grandiosa edificación de la Mezquita, como es sabido, fruto de la cultura musulmana-andalucí y reformada en parte como catedral cristiana, sin duda gana la primera a la segunda, pero para comprenderlo hay que visitarla, es una visita inexcusable para todo andaluz y español que le guste el arte.

Yo he tenido tres veces ocasión de visitarla y hasta en mi primera visita de niño, me cautivó.


 


Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MEZQUITA-CATEDRAL DE CÓRDOBA 
 
Mira, J.Luis, también tres veces la he visitado yo   Y es que Córdoba y su Mezquita enamoran. Y su Alcazar. Y Medinat Al-Zahara. Y la Sinagoga. Y el puente romano sobre el Guadalquivir...

Salut!!!
 




___________________________
Somos Mayoría
 
losultimosdelafila Send private message
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MEZQUITA-CATEDRAL DE CÓRDOBA 
 
La verdad Ultimos, Córdoba es una ciudad grandiosa que rezuma arte por donde quiera que mires y eso que como bien sabes se han perdido muchos palacios..., he leído -Eslava Galán- que al final del siglo X Córdoba contaba con más de medio millón de habitantes y que en esa época París no sobrepasaba los 10.000. Eso salvando las distancias actuales; nos hace hacernos una idea de lo que llegó a ser la ciudad cordobesa y su provincia, en la etapa política de mayor esplendor del estado omeya, cuando el califato imponia sustanciosas parias a los reinos cristianos.



Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MEZQUITA-CATEDRAL DE CÓRDOBA 
 
LA SUBASTA ALCANZARÍA LOS TRES MILLONES DE EUROS


El Cabildo Catedralicio de Córdoba recupera siete vigas califales de la Mezquita

Renuncia a reclamar las cinco vigas que serán subastadas por Christie's. Córdoba se llevará un porcentaje de lo obtenido en la puja



 01_1457995218_132274

Detalle de cuatro de las siete vigas califales del siglo X de la Mezquita Catedral de Córdoba (Foto: EFE)

CÓRDOBA.- El Cabildo Catedral de Córdoba ha recuperado siete vigas califales del siglo X de la Mezquita que se iban a subastar en la casa Alcalá de Madrid, y ha renunciado a reclamar las cinco que están en Londres y que finalmente serán subastadas en la casa Christie's.

El canónigo arcediano de la Santa Iglesia Catedral de Córdoba, Fernando Cruz Conde, ha explicado en conferencia de prensa que esta decisión se ha tomado después de que los abogados que asesoraban al Cabildo en el proceso para recuperar las cinco vigas les comunicaran que era "altamente improbable" que en Gran Bretaña se pudiera aplicar la ley española en la que se amparaban.

En este sentido, Cruz Conde ha indicado que la base legal sobre la que trabajaban era un real decreto de 1926, a lo que además se sumó una decisión de los tribunales ingleses sobre un caso similar en el que quien reclamaba unos bienes era el gobierno de Irán y que fue negativa.

Por ello, se ha llegado a un acuerdo extrajudicial entre el Cabildo, la casa de subastas inglesa y la entidad que representa al propietario por el que no se van a reclamar indemnizaciones por posibles daños.

Además, una vez que salgan a subasta, previsiblemente en octubre, un porcentaje del precio de venta será donado a Cáritas de Córdoba, que con toda probabilidad lo destinará a una residencia que tiene en marcha.

Si el precio es hasta un millón de euros, Cáritas recibirá 50.000 euros; hasta dos millones de euros se ha establecido el 10 %, y a partir de los 2 millones de euros será el 15 %.

Cuando las cinco vigas, también califales que datan del siglo X, iban a salir a subasta en abril de 2006, su precio se estableció en 1.940.000 euros, según ha indicado Cruz Conde, quien ha añadido que actualmente ya se está hablando de que podrían llegar a los 2 millones de libras (unos tres millones de euros).

El proceso por la paralización de la subasta de estas cinco vigas de la Mezquita ha sido largo y Cruz Conde ha destacado que ya ha sido un logro que se parara la subasta, y que el Cabildo "ha hecho cuanto estaba a su alcance y ha actuado al límite de sus posibilidades".


Más vigas propiedad de un particular


 02_1457995248_599990

Detalle de dos de las siete vigas califales del siglo X de la Mezquita (Foto: EFE)

El Cabildo también ha dado a conocer este lunes la recuperación de otras siete vigas, propiedad de un particular cordobés, que iban a ser subastadas en Madrid y que han vuelto a las oficinas del Cabildo, donde permanecerán expuestas, tras el pago de 150.000 euros (los costes de adquisición, conservación y mantenimiento) por parte de la empresa Sierra Albaida de la familia Cabrera de la Colina.

Se trata de siete piezas de madera con decoración vegetal y restos de policromía -aunque aparentemente son seis, porque una pequeña está unida a otra más larga-, que oscilan entre los 5,60 y los 1,42 metros.

El presidente del Cabildo Catedral, Manuel Pérez Moya, ha indicado que en el inventario de esta entidad constan actualmente 213 vigas catalogadas, algunas expuestas en el Patio de los Naranjos de la Mezquita.


EL MUNDO
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Monday, 14 March 2016, 23:41; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MEZQUITA-CATEDRAL DE CÓRDOBA 
 
La mezquita de Córdoba pierde sus vigas califales

Christie's subastará las cinco piezas que el Cabildo reclamaba desde 2006



 01_1457995450_399364

Vigas califales en la mezquita de Córdoba similares a las que subasta Christie's

El folletín artístico-religioso de las cinco vigas califales de la mezquita de Córdoba terminará el próximo 7 de octubre en forma de subasta en Londres. Christie's venderá al mejor postor estas piezas en su subasta anual de arte islámico, poniendo fin así a las aspiraciones del Cabildo catedralicio de Córdoba, que las reclamaba desde 2006.


Una empresa cordobesa adquiere otras siete maderas por 150.000 euros

La Iglesia no pudo demostrar que el artesonado salió de España ilegalmente


Las vigas estaban depositadas en las dependencias de la casa de subastas británica desde abril de ese año, a la espera de que se resolviera la negociación entre el propietario, representado por la sociedad Beckford Advisors, y la Iglesia católica, institución propietaria de la mezquita desde el siglo XIII. Finalmente, el Cabildo, órgano eclesiástico que gestiona el templo, ha renunciado a recuperar las vigas al no poder demostrar que salieron de España de forma ilícita.

Se trata de cinco maderas del siglo X de unos seis metros de longitud cada una. La casa londinense estimó hace dos años que el precio de cada una estaba entre los 148.000 y los 445.000 euros. La primera subasta estaba prevista para el 4 de abril de 2006. Pero el Cabildo y el Ministerio de Cultura lograron entonces que la venta se paralizara. Para lograr frenar la puja, el Cabildo tuvo que presentar un aval de 275.000 euros por si se causaban daños y perjuicios al propietario de las piezas con la paralización de la subasta.

El acuerdo alcanzado implica que la Iglesia renuncia a reclamar por vía judicial la propiedad de las vigas. A cambio, el poseedor de las maderas se ha comprometido a entregar a Cáritas un porcentaje de lo que consiga con la venta.

La Iglesia esgrimió durante la negociación un decreto de 1926 de protección del patrimonio histórico español. Sin embargo, Cruz-Conde sostuvo ayer que sus abogados consideran ahora "altamente improbable" que la justicia británica pueda reconocer esa norma.

Las piezas salieron de nuestro país a finales del siglo XIX o principios del XX, según Christie's. La casa de subastas ha incorporado a su documentación la declaración jurada del último propietario de las vigas. Este ciudadano suizo sostiene que su suegro adquirió las maderas en el sur de Francia en los años cincuenta y las trasladó a Suiza. A principios de los sesenta, las vigas estaban en el granero de la casa de su suegro. Las piezas se encontraban "en el suelo" y cubiertas de "polvo y suciedad". El padre de su mujer se las regaló en la primavera de 1998. Él pretendía utilizarlas para decorar un restaurante que tenía con un socio, algo que nunca ocurrió. Finalmente, en 2003 se las vendió a un amigo, quien supuestamente intentó sacarlas a subasta a través de Christie's en 2006.

Las maderas proceden del artesonado de la zona de Alhakén II de la mezquita. Esta techumbre se desmontó a finales del siglo XIX y principios del XX. Cientos de vigas han estado durante este tiempo hasta en cinco emplazamientos diferentes. El Cabildo aprovechó el día de ayer para anunciar la adquisición de otras siete vigas califales. Se trata de unas piezas propiedad del coleccionista Francisco Cabello Mohedano, quien intentó subastarlas a través de la casa madrileña Alcalá. Finalmente, la empresa cordobesa Sierra Albaida ha sido la que ha adquirido las siete vigas por 150.000 euros. Algunas se las quedará el Cabildo, y otras esta sociedad.


EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Monday, 14 March 2016, 23:44; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MEZQUITA-CATEDRAL DE CÓRDOBA 
 
EL CABILDO CATEDRALICIO RENUNCIA A LOS HISTÓRICOS TABLONES


Christie's subasta mañana cinco vigas de la Mezquita de Córdoba que retiró en 2006

Un acuerdo extrajudicial con la casa de subastas posibilitará la venta

El precio de las piezas oscilará entre los 194.000 y los 646.000 euros

Un porcentaje de lo recaudado podría ser donado a Cáritas




 01_1457995611_430185

Detalle de una de las vigas. (Foto: EFE)

LONDRES.- La subasta de cinco vigas de la Mezquita de Córdoba que Christie's suspendió en 2006 por una polémica sobre la legalidad de la venta se celebrará finalmente este martes en Londres.

"Puedo confirmar que las vigas se ofrecerán en subasta este martes durante la venta de arte del mundo islámico e indio", ha declarado una portavoz de la casa de subastas británica, quien también ha manifestado que la puja se iniciará alrededor de las 11.00 hora española en la sede principal de la galería en King Street, en el centro de Londres.

Los precios estimados de las piezas, que datan del siglo X y miden unos seis metros de longitud, oscilan entre un mínimo de 150.000 libras (194.000 euros) y un máximo de 500.000 libras (646.450 euros). Por tanto, el valor de las maderas —cuyo estado de conservación es "muy bueno", según los subastadores— se ha incrementado desde 2006, cuando se cifraba en un mínimo de 100.000 libras (129.000 euros) y un máximo de 300.000 libras (387.870 euros).

Según la portavoz de Christie's, "instituciones de todo el mundo y, obviamente, de España, así como coleccionistas privados" han expresado su interés por adquirir los lotes, si bien "habrá que ver quién las compra en una subasta que va a ser muy emocionante".

Las vigas vuelven a ofrecerse al mejor postor después de que el Cabildo de la Catedral de Córdoba, institución religiosa responsable de la mezquita andaluza, renunciara el pasado septiembre a reclamar los históricos tablones.

El canónigo arcediano de la Santa Iglesia Catedral de Córdoba, Fernando Cruz Conde, explicó entonces que la decisión se tomó después de que los abogados que asesoraban al Cabildo consideraran "altamente improbable" que en el Reino Unido se pudiera aplicar la ley española en la que se amparaban.


 02_1457995634_142202

La Mezquita de Córdoba. (Foto: EL MUNDO)

Ese obstáculo dio pie a un acuerdo extrajudicial entre el Cabildo, la casa de subastas y la entidad que representa al dueño de las traviesas por el que no se van a reclamar indemnizaciones por posibles daños.

A ese respecto, la citada portavoz de Christie's declaró: "Podemos confirmar que el Cabildo de la Catedral de Córdoba ha autorizado la venta de las vigas en subasta pública. El Cabildo ha zanjado la disputa que provocó la retirada de las vigas".

Según el mencionado acuerdo, un porcentaje del precio de venta podría ser donado a Cáritas de Córdoba, si bien la casa de subastas no ha corroborado tal extremo: "No estamos en posición de hacer ningún comentario a ese respecto", ha apuntado la portavoz.

La salida a subasta de las vigas en 2006 causó revuelo en España, donde la entonces ministra de Cultura, Carmen Calvo, ordenó investigar el origen y autenticidad de las vigas, a fin de comprobar si su posesión era legal.

Las tablas, sostiene la empresa británica, fueron descubiertas en un "gran granero" cuyos propietarios aseguraron que las piezas llevaban allí varias décadas y estaban destinadas a un proyecto arquitectónico que nunca llegó a materializarse. Según la tradición oral de esa familia, las traviesas proceden originalmente de un antigua propiedad suya en Arles (sur de Francia).

La Mezquita de Córdoba, cuyo origen data del siglo VIII, es una obra maestra de la arquitectura islámica reconvertida en catedral cristiana desde que esa ciudad del sur de España fue reconquistada en el siglo XIII.

El edificio está reconocido como Patrimonio Histórico por el Ministerio de Cultura de España, y en 1984 entró en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).


EL MUNDO
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Monday, 14 March 2016, 23:47; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: MEZQUITA-CATEDRAL DE CÓRDOBA 
 
Subastadas en Londres por 1,5 millones de euros cinco vigas de la Mezquita de Córdoba


Los precios conseguidos oscilaron entre los 186.937 euros y los 403.153 euros

Por el momento se desconoce si entre los compradores hay algún organismo español



LONDRES.- La casa Christie's de Londres ha adjudicado por algo más de 1,5 millones de euros las cinco vigas de la Mezquita de Córdoba cuya subasta suspendió en 2006 por una polémica sobre la legalidad de la venta.

Un portavoz de Christie's rehusó confirmar si entre los compradores hay algún español, ni ofreció por el momento información sobre quiénes han adquirido las vigas. El Ministerio de Cultura ha declarado a elmundo.es que no se ha presentado a la subasta y que no tiene ninguna información relativa a pujantes españoles.

Los precios conseguidos por las piezas, que datan del siglo X y miden unos seis metros de longitud, oscilaron entre un mínimo de 186.937 euros y un máximo de 403.153 euros, aproximadamente el precio estimado por la firma.

Las piezas —catalogadas como los lotes 91, 92, 93, 94 y 95— se adjudicaron al mejor postor durante una venta de arte del mundo islámico e indio celebrada en la sede principal de la casa de subastas, en el centro de Londres.

Las vigas, que han estado expuestas hasta hoy en ese edificio, se ofrecieron finalmente al mejor postor después de una larga polémica sobre la legalidad de su venta.

Tras la controversia generada en España por el anuncio de la subasta de las vigas, la firma decidió suspenderla en abril del 2006.

La puja ha sido finalmente posible después de que el Cabildo de la Catedral de Córdoba, institución religiosa responsable de la mezquita de esa ciudad andaluza, renunciara el pasado 8 de septiembre a reclamar estas cinco piezas.

Esa institución explicó entonces la decisión al considerar "altamente improbable" que en el Reino Unido se pudiera aplicar la ley española en la que se amparó el Cabildo para recuperar otras siete vigas que iban a subastarse en Madrid. La Mezquita de Córdoba, cuyo origen data del siglo VIII, es una obra maestra de la arquitectura islámica reconvertida en catedral cristiana desde que esa ciudad del sur de España fue conquistada por las tropas castellanas en el siglo XIII.

El edificio está reconocido como Patrimonio Histórico por el Ministerio de Cultura de España, y en 1984 entró en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

EL MUNDO


 

Las grandes casas de subastas hoy en día pueden hacer lo que quieran, pues a lo que parece nadie le pone freno. Hoy la casa Christie's de Londres ha adjudicado más de 1,5 millones de euros las cinco vigas de la Mezquita de Córdoba, a pesesar de la demostrada ilegalidad de la venta.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CATEDRAL DE CÓRDOBA (Antigua Mezquita) 
 
Una nube de arte cubre la Mezquita de Córdoba

La obra es producto de la creatividad de la artista Darya von Bermer



 01_1457995750_724637

Una nube artificial, producto de la creatividad de la artista Darya von Bermer, cubrió anoche la fachada sur de la Mezquita de Córdoba

Una nube cubrió anoche la fachada sur de la Mezquita de Córdoba (en la foto). La nube fue artificial, producto de la creatividad de la artista Darya von Bermer (México, 1960). La experiencia forma parte del proyecto 4 culturas + 4 elementos = 4 intervenciones de arte público en espacios urbanos, organizado por la Consejería de Cultura y promovido por la Fundación Córdoba Ciudad Cultural. Si la nube es aire, la muestra se prorrogará hoy con agua, a través de Habitaciones que aparecen, fuente interactiva de Jeppe Hein, en el bulevar del Gran Capitán, y fuego, con Caminos de fuego. Esculturas sociales, de MUMA, en la Plaza de Capuchinos y la Cuesta del Bailío. En octubre, Pas à deux. Pasodoble, performance de Josef Nadj y Miquel Barceló, cerrará, con el elemento tierra, esta aventura artística.


EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Monday, 14 March 2016, 23:49; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CATEDRAL DE CÓRDOBA (Antigua Mezquita) 
 
Arbasia y la Capilla del Sagrario de la Catedral-mezquita de Córdoba


 0chapel_of_sagrario_la_mezquita_c_rdoba_2

Capilla del Sagrario de Claatedral-mezquita de Córdoba

Cesare Arbasia, también es conocido con el sobrenombre de Cesare Piamontese, por haber nacido (c. 1547-1607) en esta región italiana, concretamente en la población de Saluzzo. Fue discípulo del pintor Federico Zuccaro y amigo del artista alcarreño Pablo de Céspedes.

Los trabajos de Arbasia más conocidos son los frescos de la Capilla del Sagrario, en la Catedral-mezquita de Córdoba, también realizó trabajos para El Vaticano, La Catedral de Málaga y especialmente en el Palacio del Marqués de Santa Cruz del Viso del Marqués en Ciudad Real.
 
De las pinturas murales existentes en la Catedral-mezquita de Córdoba, pertenecientes al siglo XVI, es el conjunto más sobresaliente por su magnitud, importancia y calidad es el de la capilla del Sagrario, considerado como "la Capilla Sixtina de Andalucía".
  
El inicio de esta construcción hay que situarlo en 1578, cuando el obispo fray Martín de Córdoba y Mendoza informó al cabildo catedralicio sobre la idea de realizar una nueva capilla del Sagrario con rango de parroquia. Para la misma, se eligió la antigua capilla del apóstol Santiago, creada en el siglo XIV, que había sido transformada en Librería Catedralicia entre 1516-1517. Cinco años más tarde, las obras de remodelación estaban terminadas, pues el 28 de septiembre de 1583 se le pagan cien ducados a Cesar Arbasia como adelanto de las pinturas que debía realizar en el recinto. En 1585, el pintor piamontés se comprometía a terminar las pinturas y dorados de las paredes, cimborrio, arcos y columnas, además de pintar en lienzo la escena de Jesucristo despidiéndose de su Madre que hacía pareja con el lienzo de La Oración en el Huerto, en el que estaba trabajando.

El programa iconográfico plasmado trata el tema de la Institución de la Eucaristía, junto a la representación de los santos mártires cordobeses y de otros pertenecientes a la devoción del Obispo Antonio de Pazos y Figueroa, bajo cuyo episcopado se concluyeron las obras.

La capilla del Sagrario quedó configurada como un espacio rectangular dividido en tres naves de cuatro tramos, cerrada por una reja de hierro  policromado, realizada por Hernando de Valencia en 1573. El programa iconográfico ocupa todo el recinto, distribuido de la siguiente forma. En las bóvedas góticas, ángeles revoloteando sobre las nubes y, en los intradoses de los arcos que compartimentan las naves,  ángeles con emblemas de la pasión y cartelas típicamente manieristas.

El muro del evangelio se encuentra dividido cuatro calles de tres cuerpos cada una. Los cuerpos inferiores están ocupados por inscripciones alusivas a los santos que se sitúan sobre ellos, en el central. Los santos agrupan de tres en tres sobre fondos  arquitectónicos o paisajísticos. Desde los pies a la cabecera aparecen Wistremundo, Hebencio y Jeremías; Perfecto, Flora y María; Fausto, Januario y Marcial; San Zoilo, Santa Victoria y San Acisclo. Sobre ellos escenas paisajísticas. En el muro frontero de La capilla del Sagrario, el de la epístola presenta la misma distribución, siendo los santos representados, desde la cabecera a los pies, San Pelagio, San Eulogio y Santa Leocricia; Adulfo, Juan y Aurea; Aurelio, Sabigoto y Georgio; Félix, Liliosa e Ysac. En los testeros de las naves se encuentran, en la correspondiente a la del evangelio, Jesús despidiéndose de María, en la zona inferior, y dos figuras femeninas sobre un frontón curvo, en la superior.. En la central, flanqueando la hornacina del sagrario, los profetas David e Isaías y, sobre ellos, La última cena. En el del lado de la epístola, la Oración en el huerto y las figuras femeninas sobre un frontones curvos. En el muro de los pies, sobre las puertas de acceso, enmarcados en arquitecturas con columnas salomónicas y frontones partidos, se representan a los mártires Pedro, Walabonso y Sabiniano y Fulgencio, Jeremías y Wistremundo. Las inscripciones correspondientes a los mismos aparecen en las jambas y en el friso de las puertas.


Fuentes: oronoz, juntadeandalucia, wikipedia y otras de Internet
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Tuesday, 15 March 2016, 00:00; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CATEDRAL DE CÓRDOBA (Antigua Mezquita) 
 
La Mezquita vista piedra a piedra... Tras 30 años de trabajos de restauración, el arquitecto Gabriel Ruiz Cabrero dibuja en toda su inmensidad el monumento cordobés por primera vez en 12 siglos


Un libro reúne las secciones, plantas y alzados tal y como las conocemos hoy

"He dibujado el edificio para conocerlo bien", dice Ruiz Cabrero

La historia del lugar está plagada de anécdotas, batallas e intrigas

Con el eunuco Chafar llegaron los aires de Bagdad, los poetas y artesanos

La Mezquita es hoy uno de los mejores museos de columnas romanas del mundo

"La belleza está en el contraste, es la gran lección que nos deja el lugar", según Ruiz




 01_1457996074_172042

El arquitecto Gabriel Ruiz Cabrero, en la Mezquita de Córdoba.
  
Las piedras también hablan. Incluso gritan a quienes quieren escucharlas. Gabriel Ruiz Cabrero lo cree firmemente y por eso cuando toca una columna de la Mezquita de Córdoba, donde desde hace 30 años se encarga de las labores de restauración y conservación junto a su colega Gabriel Rebollo, afirma sin sonrojarse que esa columna no es de las amorosas, "ésta es de las frías y arenosas". Su piel de granito parece tersa, pero siglos de sombra y esquinazo han agriado su carácter, "no es de las acariciables", remata el arquitecto. Ruiz Cabrero (Madrid, 1946) acaba de reunir en el libro Dibujos de la Catedral de Córdoba. Visiones de la Mezquita (editado por This side Up y el Cabildo Catedral de Córdoba) todas las secciones, plantas y alzados del monumento tal y como lo conocemos hoy.

Por primera vez en su historia aparece cada piedra, "las que se ven y las que no", afirma el arquitecto. "He dibujado el edificio para conocerlo de verdad. Solamente si lo haces con absoluta precisión puedes responder a determinadas preguntas y sobre todo puedes llegar a las preguntas adecuadas. Hemos visto cosas que sencillamente, si no las dibujas, no las ves".

Rafael Moneo, que en el prólogo del libro analiza la historia y la función del dibujo de arquitectura, se sorprende por la precisión de las "hermosas láminas" de Ruiz Cabrero, a quien define como un guía privilegiado de un monumento que resume como ningún otro la historia de España y, por lo tanto, la de su arquitectura. "Y nuestro guía", añade Moneo, "cuenta con buenos mapas para que nos adentremos en la intrincada selva arquitectónica que es la Mezquita Catedral".

Una selva cuyos secretos son infinitos. Lo asegura Ruiz Cabrero que, sin admitir respiros, entra en la laberíntica historia de la Mezquita para salpicarla de anécdotas, intrigas y batallas. De Abderramán I al eunuco Chafar; de Alfonso X el Sabio al obispo Alonso Manrique -hermano de Jorge Manrique y el hombre que encargó nuevos trabajos al arquitecto goticista Hernán Ruiz-; de los mármoles que llegaron de Siria, Egipto, Grecia e Italia a la piedra franca (así la llaman los albañiles de la zona) con la que está construido la mayor parte del monumento. "Hoy es una catedral, pero ayer fue una mezquita y antes de mezquita fue un conjunto de templos y edificios cristianos". Ruiz Cabrero defiende el carácter mestizo del lugar y como precisamente su cruce de tradiciones, técnicas arquitectónicas y construcciones la ha salvaguardado de las cornadas de la historia. La Mezquita -o Catedral- de Córdoba es sagrada y lo es por muchos motivos.

La teoría de que la primera Mezquita (construida por Abderramán I) se alzó sobre la basílica de San Vicente es crucial para entender una de esas fotos de las que no se libra ni un solo manual escolar: el arco de herradura. Pues bien, los famosos arcos de herradura (admirados, imitados y reinterpretados hasta el delirio en templos, mansiones y, por desgracia, hoteles de supuesto lujo de medio mundo) son un invento tan romano como musulmán.

"Dónde, cuándo y por qué aparece el arco de herradura es una cuestión ardua y apasionante sobre la que se ha escrito mucho y sobre la que se escribirá mucho más", explica Cabrero. "Lo que está claro es que las técnicas y soluciones constructivas de la primera Mezquita fueron romanas, como la alternancia de ladrillo y piedra. Los musulmanes construían con material de derribo, reciclaban, y además lo hacían con gran sabiduría. Ellos no admiten esta teoría pero no es una cuestión nacionalista porque nada es de nadie. El arco de herradura es una técnica romana a la que jamás hubiera llegado un romano. Tuvo que ser una mirada exótica, libre y desinhibida la que llega a la solución que encontramos en la Mezquita".

Los musulmanes reciclaban tanto que la Mezquita, bromea el experto, es hoy uno de los mejores museos de columnas romanas del mundo. La simetría no les obsesionaba. No les hacía falta con su alto sentido de la decoración.

Ruiz Cabrero echa mano del cuaderno y el bolígrafo del periodista para ilustrar esta idea y otras que acaba de exponer. Un dibujito y un esquema y tan contento. "¡Cómo me gusta una clase!", admite con sorna. Adereza sus teorías con una "hermosísima" carta de Falla a Gerardo Diego o un detalle "fantástico" de la Biblia y así retomar con energía renovada el camino de las baldosas amarillas.

"Yo no creo que detrás de la Mezquita exista la figura de un arquitecto genial. Yo creo que aquí confluyeron hombres de poder, artesanos, arquitectos, albañiles, carpinteros... la obra y sus hallazgos nació de unos y de otros. Eran cristianos, musulmanes, judíos... Trabajaban juntos porque siempre estuvo muy presente la idea de que este edificio les trascendía a todos. Hace años escribí un artículo sobre la Mezquita que titulé La gran Mestiza, me lo prohibieron, y con razón, sonaba a la jefa del burdel".


 02_1457996121_326713

Planta de la Catedral-Mezquita de Córdoba. Dibujo del arquitecto Gabriel Ruiz Cabrero de la sección sur-norte de la Catedral-Mezquita

Durante los últimos 30 años Ruiz Cabrero ha viajado a Córdoba desde Madrid al menos una vez a la semana. Al principio en un tren que salía después de cenar y que llegaba a las cinco de la mañana a la ciudad andaluza. "He llegado al andén hasta en pijama, y no es broma. Al principio solía parar en un bar, pero resultó no ser muy buena idea, así que durante años me dediqué a caminar y caminar de madrugada".

Él y su colega Gabriel Rebollo -conocidos en la ciudad de Manolete y el salmorejo como Los Gabrieles- lograron el pasado mes de diciembre el Premio Ciudades Patrimonio de la Humanidad por sus 30 años de trabajo de restauración. El premio destacaba "un modelo de intervención que ha servido de ejemplo internacional".

A Ruiz Cabrero el primer encargo le llegó con 33 años. Tenía que rehabilitar el Patio de Naranjos. "Enrique Perea, mi antiguo socio, y yo habíamos ganado con 29 años el concurso para el Colegio de Arquitectos de Sevilla. Entonces fue muy sonado porque en el jurado estaban Aldo Rossi, Rafael Moneo y José Antonio Coderch. El edificio era muy moderno y por eso cuando me encargaron la restauración hubo muchas críticas, era joven, inexperto y con ese edificio tan moderno como obra conocida. Fue entonces cuando llegó Dionisio Hernández Gil como director General de Bellas Artes, que tenía ideas muy claras e innovadoras sobre lo que debía ser la restauración de monumentos". Hernández Gil recuerda desde su casa del Viso de Madrid cómo aquél fue el momento de romper con los criterios de restauración que habían prevalecido hasta entonces. "Gabriel y Rafael Moneo fueron elegidos para restaurar juntos la Mezquita. Gabriel era más joven pero ya contaba con trabajos reconocidos. Sin duda, fue una buena elección". Moneo dejó entonces España para instalarse en la Universidad de Harvard, pero las bases de cómo debía ser la restauración del monumento quedaron asentadas.

Ruiz Cabrero empezó a dibujar a mano la Mezquita hasta que decidió pasar a ordenador su trabajo de años. "Nadie ha dibujado así la Mezquita", señala Bruno Lara, editor y diseñador del libro que ahora se publica. "Quizá son demasiado fríos y técnicos para un profano, pero su valor está en la minuciosidad, en el detalle". El libro no sólo reproduce cada alzado y sección del edificio en láminas desplegables, sino que cuenta su apasionante historia y las conjeturas que todavía hoy la rodean. La segunda ampliación llegó con Abderramán II, en el año 833, en la que no se introdujeron grandes variaciones sobre la solución original. Las grandes innovaciones llegaron con Alaquén II y su ministro, el eunuco Chafar. "Los eunucos eran muy poderosos en aquella época", cuenta Ruiz Cabrero. "Los había de distintos tipos y los califas confiaban enormemente en ellos porque no podían dejar embarazadas a sus mujeres. Los había sin testículos, que eran grandes amantes porque tenían pene pero nunca eyaculaban y luego estaban los que perdían sólo el pene, que lo tenían más complicado para aplacar la testosterona. Además, no era lo mismo los que castraban de niños que de adultos. Ser eunuco garantizaba poder y buena posición social así que muchos padres sacrificaban a sus hijos. No nos debería sonar tan extraño. Ellos soñaban con un hijo eunuco como hoy se sueña con un hijo futbolista".

No se sabe qué tipo de eunuco era el poderoso Chafar, pero sí se sabe que con él llegaron los aires de Bagdad ("la Nueva York de la época") que trajeron poetas, escritores y artesanos de Bizancio que, bajo el mandato del emperador Nicéforo Focas ("¡qué gran nombre!") contribuyeron a la incomparable belleza del mihrab de la Mezquita y el paraíso que ofrece sólo con contemplarlo.

Fue en esta época cuando las columnas de la Mezquita se forman con el sutil entramado de un tejido y cuando las variaciones del arco de herradura llegan a su mayor esplendor. Y, además, tímidamente, entra la luz. Y con ella, las metáforas y el sentido del espacio.

"El cristiano reza hacia arriba mientras que el musulmán reza en dirección horizontal. Cristo dice 'yo soy la luz, la verdad y la vida'. Dios te ilumina y eso relaciona la práctica de la religión cristina con la verticalidad. Los musulmanes no tienen el sentido de la luz que tiene los cristianos, no la necesitan". Por eso el juego de sombras de la Mezquita resulta tan estremecedor.

La luz blanca irrumpe en los ventanales góticos frente a la penumbra del resto. "A cambio de la pérdida de pureza se obtiene la riqueza. La belleza está en el contraste. Ésa es una de las grandes lecciones que nos da este lugar y que nos da la historia. No estamos ante un monumento, estamos ante un documento extraordinario"

Cuando el templo era musulmán estaba lleno de cálidas alfombras. Pero hoy el frío cala por los pies de manera implacable. 1236 es el año de la reconquista cristiana de Córdoba y el de su dedicación como catedral. Alfonso X exige que no se toque una piedra. En 1489, bajo el reinado de los Reyes Católicos, se construye la nave gótica. Es la primera intervención cristiana.

En 1526, comienza la construcción del crucero que encarga el obispo Alonso Manrique (aliado de Felipe el Hermoso y Juana la Loca y hombre de confianza de Carlos V) al arquitecto Hernán Ruiz. Las bóvedas góticas las termina su hijo Hernán Ruiz II sobre unos muros renacentistas. Ruiz Cabrero invita a levantar la mirada para descubrir un san Gabriel dorado que parece volar encima de uno de los órganos, un san Jorge de una sencillez pasmosa o una Virgen María demasiado lejana para la vista de un mortal. "La hemos restaurado hace poco, es la cara de una niña, de una hermosura absoluta".

Según el arquitecto, los años no han erosionado su relación con este lugar. "El edificio me ha poseído, me ha dominado de tal manera que ya no soy el arquitecto desprejuiciado que era antes. De alguna manera he pagado un precio, me he vuelto más conservador, pero no me importa. Me dejo dominar. No me resisto". Asegura que tampoco se ha cansado de contar piedras, y mucho menos de hablar con ellas. "Cuando llegué aquí la primera vez pensé que a lo mejor no había visto todas las mezquitas del mundo, como los grandes sabios, pero que al menos sacaría piedra a piedra la mía".

EL PAÍS



 

Felicitaciones al arquitecto Gabriel Ruiz Cabrero, por el gran trabajo que ha hecho de la Catedral-Mezquita de Córdoba. Lo curioso es que hasta la fecha nadie hubise realizado ese trabajo.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Monday, 14 March 2016, 23:56; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CATEDRAL DE CÓRDOBA (Antigua Mezquita) 
 
La Junta de Andalucía estudia pedir la titularidad de la Mezquita de Córdoba


La Junta andaluza disputa al obispado la propiedad, el control y la gestión del edificio

Una plataforma reúne 80.000 firmas para recuperarlo “para la ciudadanía”





 1392990506_604189_1392991118_noticia_grande

La Mezquita-Catedral de Córdoba, monumento Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. / Rafa Alcaide (EFE)

Los más de 22.000 metros cuadrados de la Mezquita de Córdoba, símbolo tanto de las cotas más sublimes de la arquitectura como de la concordia entre las civilizaciones, han estado sujetos a siglos de tensiones entre quienes querían preservar esta joya del arte andalusí y quienes pretendían conferirle una imagen puramente católica. La polémica, recrudecida en los últimos años al mismo ritmo al que el obispado de Córdoba laminaba poco a poco la presencia de lo musulmán en la ecuación (llegó a borrar el término mezquita de los folletos y carteles), desembocó a finales de 2013 en la iniciativa de un grupo de ciudadanos (docentes, periodistas, juristas...) de crear una plataforma cívica para tratar de frenar este proceso. En un manifiesto que ha recibido más de 80.000 firmas en la web Change.org, la Plataforma Mezquita-Catedral de Córdoba: patrimonio de todos exige la titularidad y gestión pública del inmueble para que deje de ser instrumento al servicio de la Iglesia. Y las intenciones cívicas ha recibido un reconocimiento oficial: la Junta anunció que ha encargado un informe para saber si es competente para pedir la gestión o la titularidad de la joya de la arquitectura andalusí.

La Plataforma teme que, si el clero sigue dando un uso excluyente a la Mezquita, pueda peligrar el título de Patrimonio Mundial de la Humanidad que la Unesco le dio hace justo 30 años. Un reconocimiento que resaltaba no solo su singularidad artística y arquitectónica, sino también el carácter simbólico del edificio como ejemplo del paradigma en el que Córdoba siempre ha querido sentirse identificada: la concordia entre creencias y civilizaciones.

Por contra, el obispado ha agudizado su función evangelizadora incluso en las visitas turísticas, sobre todo desde que en 2006 inmatriculó por 30 euros como suyo el templo en el Registro de la Propiedad, gracias a una ley de la etapa de Aznar. El mejor ejemplo de este giro se encuentra en las visitas nocturnas a la Mezquita, inauguradas en 2010 tras más de un lustro de negociaciones entre Ayuntamiento e Iglesia. Al final, un primer proyecto de corte más histórico y audiovisual fue descartado por presiones del clero y el gobierno municipal de IU y PSOE claudicó ante las demandas religiosas. Como resultado, las visitas que pretendían atraer tanto a creyentes como a no creyentes se encuentran con una descripción de la historia en la que la presencia andalusí y omeya acaba soterrada por una visión católica.

Durante el día, el obispado tampoco aligera el control. “Hay guardias jurado vigilando con normas muy estrictas”, señala Miguel Santiago, cristiano de base y portavoz de la plataforma. Hace un año, ocho jóvenes austriacos musulmanes fueron absueltos por un juez de Córdoba por un altercado producido en 2010 cuando rezaron delante del muro de la quibla, algo prohibido. La acción de los guardias de seguridad derivó en una pelea y en la detención de los turistas. Santiago se queja de que el obispado usa el monumento como un coto privado. “El control a los guías turísticos es férreo y hay llamadas de atención a cualquier ciudadano por el solo hecho de enseñar el monumento”, explica.

Entre los visitantes ajenos a esta polémica también llama la atención que cuando entran en la Mezquita de Córdoba apenas encuentren referencias musulmanas. “Todo es catedral, los carteles, las entradas...”, dice Alicia, una joven onubense de visita en Córdoba. “Es una lástima”.

La Plataforma ha concretado cuatro reivindicaciones en su manifiesto. En primer lugar, que deje de emplearse solo el término Catedral para referirse al monumento y que se use el aprobado por el el Ayuntamiento en 1994: Mezquita-Catedral. En segundo, exige un reconocimiento jurídico de su titularidad ciudadana. Además, reclaman una gestión pública y transparente, al estilo del patronato que rige la Alhambra. Por último, plantea la redacción de un Código de Buenas Prácticas para evitar acciones que perjudiquen a la imagen del monumento.

Además de las más de 80.000 firmas, el documento ha encontrado la adhesión de numerosos intelectuales, como los escritores Eduardo Galeano y Antonio Gala, el Premio Cervantes José Manuel Caballero Bonald, el exdirector general de la Unesco Federico Mayor Zaragoza, el cineasta Benito Zambrano, el teólogo Juan José Tamayo o el guitarrista flamenco Manolo Sanlúcar.



La santa Iglesia inmobiliaria


Una reforma de la Ley hipotecaria durante el Gobierno Aznar convirtió al obispo en una especie de notario y a la Iglesia católica (y solo a la Iglesia católica) en una gran inmobiliaria. Con la sola palabra del obispo, la Iglesia podía acudir a cualquier registro de la propiedad e inscribir a su nombre (proceso que se denomina inmatriculación) todo tipo de bienes inmuebles no registrados, entre los que se pueden incluir ermitas, casas del cura, cementerios, solares y un largo etcétera. Así, desde el año 2003, la Iglesia vivió también su particular boominmobiliario, una especie de desamortización al revés.

Como quiera que, en asuntos de dinero, la Iglesia católica tiene una organización muy descentralizada y muy acostumbrada a no rendir cuentas ni al Papa, es imposible conocer qué efectos económicos ha tenido este proceso de apropiación. Se sabe de algunos obispados cuyos ecónomos han procurado grandes beneficios e incluso han gestionado fondos financieros. Se sabe de ecónomos que contrataron los servicios de aparejadores para organizar una inmatriculación masiva de propiedades. Asociaciones como Europa Laica y la Plataforma en defensa del patrimonio de Navarra han combatido este fenómeno entre el desinterés general: solo en Navarra, donde el movimiento vecinal ha sido más activo, se han censado más de 1.000 municipios afectados por la voracidad eclesiástica.

Como la avaricia inmobiliaria no tiene límites, ni siquiera para la Iglesia, sobrevino el caso de la Mezquita de Córdoba, consumado en 2006 y conocido en 2009 (que transcurra el tiempo en silencio también es una ventaja para hacer irreversible la inmatriculación) por la sospecha de un conocido musulmán español. Por 30 euros, la Iglesia hizo suya la Mezquita y todo lo que ello significa: los ingresos de los cientos de miles de turistas que la visitan (sin pagar impuestos porque pagan donativo y no entrada) y todas las inversiones que han hecho las instituciones públicas para conservar el monumento. Por razones que nadie ha explicado, la Junta ha tardado cinco años en reaccionar. No es el único caso sorprendente: ocho años de Gobierno Zapatero tampoco sirvieron para frenar este proceso.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CATEDRAL DE CÓRDOBA (Antigua Mezquita) 
 
El PP defiende la titularidad católica de la Mezquita de Córdoba


El alcalde de la ciudad, el popular José Antonio nieto, asegura que el monumento está “en perfectas condiciones, perfectamente atendido y cuidado”


 1393183248_437331_1393183664_noticia_normal

Vista de la Torre de la Mezquita Catedral de Córdoba desde el Patio de los Naranjos. / Rafa Alcaide (EFE)

En Córdoba se vive una calma expectante desde que hace dos semanas se conociese la formación de una plataforma cívica que pide que la titularidad y la gestión de la Mezquita, catedral desde 1236, pase del obispado de la ciudad a manos públicas. Sin embargo, ni siquiera el anuncio de la Junta de Andalucía de que estudiará si es competente para atender esa reclamación ha hecho cambiar el rictus del obispo, Demetrio Fernández.

La semana pasada, en una comparecencia pública, se negó a responder a los periodistas sobre el debate reabierto. Algunos medios de comunicación locales sí han señalado, citando a fuentes eclesiásticas, que los equipos jurídicos de la Iglesia están elaborando densos dosieres con un argumentario legal que sustente la defensa de la gestión y titularidad del obispado.

Demetrio Fernández tampoco respondió a las preguntas sobre el volumen de ingresos que ha reportado a las arcas de la Iglesia el cobro de entradas al monumento, que suponen ocho euros para cada uno de los visitantes de fuera de Córdoba y 20 euros para los paseos nocturnos. El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto (PP), defiende, sin embargo, el estatus actual de la Mezquita: “Para mí no es un problema”. El regidor aseguró que actualmente el monumento, declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco desde 1984, está “en perfectas condiciones, perfectamente atendido y cuidado”.


 1392493532_333532_1392494352_noticia_normal

Visitantes en la Mezquita de Córdoba. / GARCÍA CORDERO


Apoyos “personales”

En el PP se ha alabado el papel que juegan los actuales gestores del monumento al estar “al máximo servicio del turismo y comprometido con este abriendo día y noche 365 días al año, poniéndolo a disposición de los cordobeses y los turistas que nos visitan todo el año”, dijo Rosario Alarcón, parlamentaria andaluza encargada de los temas de turismo en el PP.

Por su parte, el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, ha asegurado que “a título personal” apoya la reivindicación señalando que le “encantaría” que la Mezquita-Catedral de Córdoba fuese de titularidad pública. El viernes, la delegada del Gobierno andaluz en Córdoba, Isabel Ambrosio, también aseguró que “a título personal” había firmado en la campaña que ha iniciado esta plataforma ciudadana y que como, militante socialista, entiende que este bien que es Patrimonio Mundial de la Humanidad “debe ser de titularidad pública”.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CATEDRAL DE CÓRDOBA (Antigua Mezquita) 
 
.


La colonización de la (ex) mezquita


Símbolos católicos toman el monumento cordobés tras registrarlo la Iglesia a su nombre

Figuras de vírgenes y santos traídas de 44 monasterios ocupan temporalmente un lateral




 1420572794_279139_1420572911_noticia_normal

Exposición temporal Córdoba, ciudad conventual, dentro de la mezquita-catedral.

Una pareja se besa ante el Hotel Mezquita, frente a la heladería La Mezquita, rodeados de tiendas que venden guías de “la mezquita” o “the mosque” con la característica arcada bicolor en portada. Los turistas llegan a esa calle cordobesa con un plano en el que el recepcionista del hotel les ha señalado “la mezquita”. Pagan los 8 de euros de entrada. Algunos, como Jingxian, han hecho 9.000 kilómetros desde China para verla. Pero entonces, por primera vez desde que planificaron el viaje, la palabra desaparece. La entrada al monumento, declarado patrimonio mundial por la Unesco en 1984, solo dice: “El cabildo catedralicio le da la bienvenida a esta Santa Iglesia Catedral”.

Por 30 euros —menos de lo cuestan cuatro entradas—, y sin pagar impuestos, la diócesis de Córdoba inmatriculó en 2006 la mezquita-catedral, es decir, la inscribió a su nombre en el Registro de la Propiedad. La plataforma ciudadana que batalla por que el monumento vuelva a ser un bien público —Change.org dice haber recibido 386.254 firmas pidiéndolo— asegura que el obispado está llevando desde entonces una progresiva colonización de la parte musulmana. “La han llenado de simbología católica: junto al muro del mihrab, el espacio más importante, al que se dirige la oración, han colocado una enorme figura de San Juan de Ávila; han llevado allí dos belenes navideños y una exposición con esculturas de santos y vírgenes”, se queja Antonio Manuel Rodríguez, profesor de Derecho Civil y miembro de la plataforma.

La exposición temporal dura cuatro meses (desde el pasado octubre hasta el próximo 14 de enero), se llama Córdoba, ciudad conventual y ocupa, con figuras traídas de 44 monasterios, uno de los laterales de la que fue la mayor mezquita de estilo hispano-musulmán de Occidente. Algunos turistas se sorprenden al verla. “No pega mucho”, dicen Dani y Marina, gaditanos, entre un Cristo crucificado y una imagen de Santa Teresa. “Es una sensación confusa. Está lleno de símbolos católicos”, se queja Alberto, de Barcelona. “Y no se habla de la historia musulmana”.

“No es un bien estatal. Pertenece al obispado de Córdoba desde 1236”, afirma el cabildo catedralicio

La mezquita empezó a ser construida en el año 785 sobre la basílica de San Vicente, y tras la reconquista, en 1523 se levantó una catedral en su interior. Cuando en 1994 la Unesco amplió la declaración de patrimonio mundial a todo el centro histórico de Córdoba valoró especialmente la “coexistencia” de la mezquita y la catedral católica: “Un gran ejemplo de tolerancia religiosa”. El ex director general de la Unesco Federico Mayor Zaragoza asegura que la actitud del obispado atenta contra esos principios. “Si esto no se reconduce, haré lo posible por que se sepa cuál es la situación. Y eso podría llevar a que la Unesco la declare patrimonio en peligro”.


 1420572794_279139_1420573236_sumario_normal

Inmatriculación de la mezquita-catedral por parte del Obispado de Córdoba en el registro de la propiedad.

La diócesis de Córdoba no comunicó a la Administración que había inmatriculado la mezquita-catedral en 2006: “No era necesario hacerlo, igual que cualquier particular inscribe su casa”, afirma el portavoz del cabildo catedralicio, José Juan Jiménez Güeto. “No es un bien estatal. Pertenece a la diócesis de Córdoba desde que fue consagrada como catedral, en 1236”. El consejero de Turismo de la Junta de Andalucía, Rafael Rodríguez (IU), no obstante, advierte de la contradicción entre ser “patrimonio mundial” y “propiedad de la Iglesia”. “Siempre se habían encargado de la custodia del monumento y jamás hubo problemas. Pero tras la inmatriculación clandestina el obispo cambió de actitud. Ha hecho suya la mezquita-catedral y no lo es. Es de todos”.

La Iglesia gestiona los 9 millones de euros recaudados con las entradas al modumento

“La Iglesia ha mostrado una voracidad insaciable inscribiendo miles de propiedades a su nombre”, denuncia Antonio Manuel Rodríguez. “En este caso, si todo es catedral, con sus 20.396 metros cuadrados, la de Córdoba ¡sería más grande que la del Papa, San Pedro del Vaticano!”.

La Junta se movilizó definitivamente después de que el nombre de mezquita desapareciera de Google Maps durante cuatro días. El portavoz del cabildo catedralicio jura que no tuvo nada que ver y admite que el monumento es “más conocido mundialmente como mezquita”. El Gobierno andaluz pidió a Google España que volviera a llamar mezquita-catedral al monumento y que le dijera quién había pedido eliminar la palabra mezquita. Pero Google calla. “Cada día en todo el mundo se hacen miles de cambios de ese tipo”, justifica una portavoz.

La Junta pidió entonces una reunión para proponer la gestión conjunta del monumento. El cabildo les citó el día de Nochebuena. “Vamos a estudiar la propuesta. El consejero nos urgió a tomar una decisión antes de tres meses. Pero poner plazos y amenazar con medidas legales no ayuda a que haya un clima de diálogo”, se queja Jiménez Gueto. El consejero cree que es tiempo suficiente para comprobar si hay “voluntad” de entenderse. “Es imprescindible que en la gestión participe un órgano público porque el 90% del uso del monumento es turístico, no litúrgico. No queremos intervenir en ese 10%, pero en el resto sí”.

De enero a noviembre de 2014, el monumento recibió 1,4 millones de visitantes. El cabildo ingresa toda la recaudación por las entradas: más de 9 millones de euros en 2013. El 30% se dedica, según el portavoz, a “obras de caridad”; el 25% a “mantenimiento” y el resto a “actividades culturales, labor pastoral y gastos generales”.

La Junta y la plataforma ciudadana piden que esas cuentas sean “transparentes”. “No pretendemos meter la mano en la caja”, explica el consejero. Pero esos 9 millones de euros no se recogen pasando el cepillo en misa, sino cobrando una entrada al segundo mayor reclamo turístico de Andalucía, por detrás de La Alhambra. “La gestión debe ser profesional. A través de un patronato, una fundación o un concordato”, añade.

La plataforma insiste en que “no es un debate religioso, sino patrimonial” y exhibe el apoyo del exdefensor del Pueblo andaluz y sacerdote José Chamizo. Este pide al obispado que no convierta la parte de mezquita “en una tienda de antigüedades” y propone que los musulmanes puedan ir a rezar allí en sus fiestas. El cabildo responde: “Afortunadamente, en Córdoba, la comunidad musulmana dispone de tres mezquitas”. No incluye su catedral entre ellas.

Otro punto de enfrentamiento son los guías turísticos. El cabildo exige a los guías oficiales pasar un examen propio para mostrar la mezquita-catedral. La belga Rita Schiltz, premio Andalucía de Turismo en 2013, no puede entrar en el monumento, pese a que lleva 39 años ejerciendo en la comunidad. “Ese examen es ilegal e incluye preguntas de carácter catequético. Intenté presentarme dos veces y no me dejaron”, denuncia. El cabildo dice que no le consta que lo solicitara. Y el consejero, que un decreto obligará al cabildo a aceptar a los guías a los que la Junta haya dado el visto bueno.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 2
Goto page 1, 2  Next



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You cannot post calendar events