Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
CASSATT, Mary
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje CASSATT, Mary 
 
Este trabajo está dedicado a la pintora estadounidense: Mary Cassatt, está adscrita al movimiento impresionista. Ya en su madurez, abandonó la pintura por problemas de vista. En sus cuadros demuestra una gran sensibilidad por los niños.

Estudió pintura en la Academia de Bellas Artes Pensilvania de Filadelfia en 1861, pero en 1866 decidió trasladarse a Francia para pintar instalandose definitivamente en París en 1872.

Su obra atrajo la atención del pintor francés Edgar Degas, del cual quedó muy influenciada. El tema más característico en sus cuadros es la relación de las madres con sus hijos en escenarios domésticos.

Mary Cassatt - Mary Stevenson Cassatt (Allegheny City, Pennsylvania, 22 de mayo de 1844 – Château de Beaufresne, en las cercanías de París, 14 de junio de 1926). Pintora estadounidense.

Nació en Allegheny City, ciudad que actualmente forma parte de Pittsburgh. Perteneció a una familia acomodada en donde la educación era muy valorada. Su padre era un importante hombre de negocios que pensaba que viajar era el mejor modo de aprender, por lo cual antes de cumplir los diez años, ya había visitado las principales capitales europeas.

Inició sus estudios de pintura en la Academia de Bellas Artes de Pennsylvania (1861-1865), a pesar de no contar con la aprobación de sus padres. En 1866 cansada de la actitud condescendiente de los profesores y alumnos, así como del desarrollo lento de los cursos, decidió estudiar a los maestros del arte por sí misma y se mudó a París.

Al iniciarse la guerra Franco-Prusiana regreso a los Estados Unidos, a su pequeño pueblo donde vivió nuevamente con su familia. Su padre aun continuabe resistiéndose a aceptar su vocación por lo que la ayudaba solo con sus necesidades básicas y no con materiales artísticos, los cuales además eran muy difíciles de conseguir. En 1871 fue comisionada por el arzobispo de Pittsburg a realizar unas copias de pinturas en Italia, luego de lo cual viajó por toda Europa.

En 1872, observamos una maduración en su estilo debido en parte al estudio de los maestros en los más importantes museos europeos y a las indicaciones de su maestro Camille Pisarro. Ese mismo año una de sus pinturas fue aceptada por el jurado para ingresar en el Salon de Paris. Los críticos dijeron que sus colores eran muy brillantes y que sus retratos demasiado fieles para favorecer al modelo.

Después de ver la obra al pastel de Edgar Degas en la ventana de una galería de arte, supo que no estaba sola en su rebelión. En una carta a un amigo encontramos los siguiente: "Solía aplastar mi nariz contra las ventanas para absorber todo lo que podía de su arte...Cambió mi vida, desde entonces pude ver al arte del modo que siempre quise verlo".

En 1874 conoció a Edgar Degas quien la invitó a exhibir su trabajo con los impresionistas, lo que finalmente ocurrió en 1879. Poco después de su triunfo con los impresionistas, Cassat dejo la pintura para hacerse cargo de su madre y hermana quienes enfermaron luego de mudarse a París en 1877. Su hermana murió en 1882 pero su madre recupero la salud luego de lo cual Cassat retomó la pintura a mediados de 1880. Permaneció unida a este círculo hasta 1886, sin embargo su amistad con Degas y Berthe Morisot no se disolvió.

El estilo de Cassat continuó en evolución, por lo que dejó el impresionismo y se acercó más hacia una honesta y simple copia de la realidad. Hacia 1886, ya no se identificaba con éste ni con ningún otro movimiento artístico y empezó a experimentar con varias técnicas. En su trabajo podemos observar que casi un tercio de sus pinturas nos muestran escenas domésticas y retratos de madres e hijos en íntima relación.

La década de 1890 fue la época más creativa de Cassat, incluso se convirtió en modelo a seguir para jóvenes artistas americanas, entre estas destacan Lucy A. Bacon, a quien Cassat le presento Camille Pisarro. Al iniciarce el nuevo siglo, trabajo como consejera en varias colecciones de arte donde dejó estipulado que eventualmete donarían sus ventas a los Museos de Arte Norteamericanos. Sin embargo, el reconocimiento de su arte llego tardíamente a los Estados Unidos.

En 1891, exhibió una serie de coloridas pinturas entre las cuales estaban Mujer tomando un baño y El salón de belleza, cuadros inspirados en el arte japonés que fueron exhibidos en París un año antes.

Como la mayoría de los pintores de su época, Cassatt tiene escasa presencia en los museos de España. Existe un ejemplo de notable importancia, el lienzo "Maternidad", en el Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Espero que la recopilación que he realizado de esta pintora, os guste, especialmente este trabajo va dedicado a las compañeras de este foro de xerbar, que son mamá.






Algunas obras



 0mary_cassatt_portrait_of_the_artist_mma_1975_319_1

Mary Cassatt. Autorretrato. 1878. Gouache on paper. The Metropolitan Museum of Art. New York. USA.


 10lilas_en_una_ventana_1879

Lilas en una ventana (1879). Obra de Mary Cassatt


 6madre_e_hija_c_1902

Madre e hija (c. 1902). Obra de Mary Cassatt


 7lydia_inclinada_sobre_sus_brazos_1879

Lydia inclinada sobre sus brazos (1879). Obra de Mary Cassatt


 8mujer_con_collar_de_perlas_en_el_palco_1879_leo_sobre_lienzo_museo_de_arte_de_filadelfia

Mujer con collar de perlas en el palco (1879), óleo sobre lienzo, Museo de Arte de Filadelfia. Obra de Mary Cassatt


 9miss_mary_ellison_1880

Miss Mary Ellison (1880). Obra de Mary Cassatt


 11_1405964534_220169

Niñas en la playa (1884). Obra de Mary Cassatt


 12child_in_a_straw_hat_by_mary_cassatt_c1886

Niña con sombrero de paja (1886). Obra de Mary Cassatt


 13cassatt_mary_maternite_1890

Maternidad (1890), pastel. Obra de Mary Cassatt


 14mary_cassatt_the_child_s_bath_google_art_project

El baño (1893), Instituto de Arte de Chicago. Obra de Mary Cassatt


 15_cassatt_mary_pink_sash_1898

El fajín rosa (1898), pastel. Obra de Mary Cassatt


 16bajo_el_casta_o_1898_museo_de_bellas_artes_de_houston

Bajo el castaño (1898), Museo de Bellas Artes de Houston. Obra de Mary Cassatt


 19_1405964857_944198

El arreglo, ca. 1890, punta seca y aguatinta, Museo Brooklyn. Obra de Mary Cassatt


 17cassatt_mary_jules_being_dried_by_his_mother_1900

Jules siendo secado por su madre (1900). Obra de Mary Cassatt


 20_cassatt_mary_young_woman_in_green_outdoors_in_the_sun_1914

Chica joven en verde, sol en el exterior (1914). Obra de Mary Cassatt


 21cassatt_mary_jules_being_dried_by_his_mother_1900

Jules siendo secado por su madre (1900). Obra de Mary Cassatt


 31cassatt_mary_young_girl_reading_1908

Young Girl Reading (1908). Obra de Mary Cassatt


 1mary_cassatt_the_tea_mfa_boston_42_178

El té de las cinco (1880), óleo sobre lienzo, Museo de Bellas Artes (Boston). Obra de Mary Cassatt


 2_mary_cassatt_002

El paseo en barca (The Boating Party), h. 1893-1894, óleo sobre lienzo, 90 x 117 cm, Galería Nacional de Arte (Washington). Obra de Mary Cassatt


 3cassatt_mary_portrait_of_madame_sisley_1873

Retrato de Madame Sisley (1873). Obra de Mary Cassatt


 4en_el_palco_1879

En el palco (1879). Obra de Mary Cassatt


 0cassatt_mary_nurse_reading_to_a_little_girl_1895

Niñera leyendo a una niña (1895), pastel. Obra de Mary Cassatt


 24little_girl_in_a_blue_armchair_1878

Little Girl in a blue armchair (1878). Obra de Mary Cassatt


 25mother_combing_child_s_hair_1879

Mother Combing Child's Hair (1879). Obra de Mary Cassatt


 27lydia_at_the_tapestry_loom_c_1881

Lydia at the Tapestry Loom (c. 1881). Obra de Mary Cassatt


 30cassatt_mary_children_playing_with_a_cat_1908

Children Playing with a Cat (1908). Obra de Mary Cassatt


 26cassatt_mary_tea_1879_1880

Tea (1879-1880). Obra de Mary Cassatt


 5madame_meerson_y_su_hija_1899_pastel_reynolda_house_museum_of_american_art

Madame Meerson y su hija (1899), pastel, Reynolda House Museum of American Art. Obra de Mary Cassatt


 22_cassatt_mary_two_women_throwing_flowers_1872

Two Women Throwing Flowers (1872). Obra de Mary Cassatt


 23cassatt_mary_toreador_1873

Torero (1873). Obra de Mary Cassatt


 28mary_cassatt_l_t

Summertime (1894). Obra de Mary Cassatt


 29cassatt_mary_maternal_kiss_1896

Maternal Kiss (1896). Obra de Mary Cassatt


 edgar_degas_mary_cassatt_google_art_project

Miss Cassatt, holding the cards (by Edgar Degas)



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo dedicado a la pintora estadounidense Mary Cassatt, está adscrita al movimiento impresionista. En sus cuadros demuestra una gran sensibilidad por los niños, a los que le dedica gran parte de su obra.


Fuentes y agradecimientos: es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, artcyclopedia.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Lunes, 21 Julio 2014, 19:01; editado 3 veces 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: CASSATT, Mary 
 
Gracias J.Luis por añadir esta pintora para nuestra galería. Su obra aquí representada demuestra su buena calidad y como bien dices al principio su sensibilidad con los niños.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educación hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
 
xerbar Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor/es
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: CASSATT, Mary 
 
Gracias xerbar, sí, esta pintora estadounidense es muy sensiblera en el tema que parece que más le gusta: son los los niños, por lo que para variar es original a otros colegas de temática más generalista.





 

Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: CASSATT, Mary 
 
Mary Cassatt, la impresionista olvidada

Una exposición en París reivindica a la pintora de mujeres cotidianas, una de las responsables de introducir el movimiento pictórico en Estados Unidos


 000_1522669937_139319
 
Niña en un sillón azul, óleo de 1878. / Collection of Mr. and Mrs. Paul Mellon

Existe un feroz desajuste entre la vida de Mary Cassatt, la pintora estadounidense que vivió 60 años en Francia como una mujer soltera, sin descendencia y plenamente independiente, y los temas que solía escoger para sus cuadros, delicadas odas al amor materno-filial que, desde el punto de vista actual, pueden parecer excesivamente remilgadas e incluso algo conservadoras. Una muestra en el Museo Jacquemart-André de París, donde sus cuadros se exponen hasta el 23 de julio, reivindica ahora su semiolvidada producción e intenta resolver las aparentes contradicciones que encierra su biografía.

Hija de un banquero que se enriqueció con el comercio de algodón, Cassatt (Pittsburgh, 1844- París, 1926) creció en una familia de origen francés, que idolatraba la patria de sus ancestros. Por eso, tras estudiar en la Academia de Bellas Artes de Filadelfia, la más ilustre de Estados Unidos, se marchó a París con la voluntad de escapar al destino de vulgar acuarelista que se solía reservar a las mujeres artistas. Y con la intención secreta de integrarse en el círculo impresionista, que entonces empezaba a hacer estragos. “Terminó siendo una de las cuatro pintoras aceptadas por los impresionistas, junto con Berthe Morisot, Eva Gonzalès y Marie Bracquemond”, recuerda el conservador jefe del museo, Pierre Curie. Compartiría con la escuela francesa el mismo sentido de la luz y del color, además de un idéntico interés por “un naturalismo alusivo, que no era mimético como podía serlo el academicismo”, según Curie.

Cassatt dejó de lado los temas habituales del movimiento y optó por reflejar la vida cotidiana de las mujeres corrientes a finales del siglo XIX. Se alejó de las figuras femeninas clásicas de la pintura religiosa, pero también de la inclinación de los impresionistas por prostitutas y demi-mondaines. Lo que parecía decir Cassatt con sus lienzos era que las madres de familia inscritas en el antepasado de la clase media también tenían derecho a protagonizar sus propios cuadros. Tal vez fuera eso lo que disgustó a la sociedad biempensante en su país natal. En 1895, cuando presentó una de sus obras, El baño, la crítica se estremeció y lo llamó “crudo”, “brutal” y “poco armonioso”. Cuesta entender qué escándalo pudo provocar un cuadro que representaba a una mujer aseando a su hija. Hasta que se observa que esta última aparece semidesnuda, lo que se oponía frontalmente a las decorosas leyes del academicismo victoriano. Su protagonista era, además, una mujer respetable que se ocupaba de una tarea propia del personal doméstico.


 01_1522669787_557869
 
Mary Cassatt en 1914. Archives of American Art, Smithsonian Institution

Pese a todo, Cassatt también tuvo sus admiradores. En especial, en su patria adoptiva. Pese a su pesimismo decadentista, Huysmans vio muchas calidades en su obra. “Desprende lo que ninguno de nuestros pintores sabría expresar: la feliz quietud, la bonhomía tranquila de un interior”, dejó escrito. Pero su mayor defensor siempre fue Edgar Degas, gracias a quien terminó integrándose en el grupo impresionista en 1877. La descubrió tres años antes, frente a una pintura histórica de su primera etapa expuesta en el Salón Oficial. “Por fin alguien que siente como yo”, habría dicho delante del lienzo. Dos años después, tras entablar amistad, la retrató jugando a cartas, dura como un tahúr y en una postura tirando a masculina. Cassatt siempre aborreció ese retrato. Y también, de manera intermitente, a su autor. “Durante meses no podíamos ni vernos. Pero, después, algo que había pintado yo nos volvía a unir”, dijo a una de sus amigas más íntimas, Louisine Havemeyer, líder de las sufragistas en Nueva York, admirada por su amistad con el pintor, reputado por su carácter volcánico y opiniones intempestivas.

 ¿Fue su mentor, su amigo, su amante? El crítico Forbes Watson aseguraba que una vez oyó a Degas decir: “Nunca podría haber hecho el amor con ella”. A Cassatt no se le conoció, de hecho, ninguna pareja. “Ha habido especulaciones sobre su lesbianismo, pero no creo que fuera eso. Más bien creía que los hombres eran un obstáculo. A finales del siglo XIX, las mujeres que querían vivir en libertad debían separarse de ellos”, expresó el historiador Paul Fisher, especialista en la Belle Époque, en 2016. En la Exposición Universal de Chicago en 1893, fue invitada a presentar un mural, en el que distintas mujeres recogían frutas y las tendían a niños y a otras féminas. “Muchos historiadores del arte han interpretado que sus escenas domésticas eran una forma de apoyar las vidas confinadas de las mujeres en el siglo XIX”, señala la comisaria de la muestra, Nancy Mowll Matthews, gran especialista en Cassatt y autora de una biografía de referencia. “En realidad, el tema de la madre y el hijo no era un símbolo de las restricciones de la mujer, sino de su papel central respecto a la inmortalidad. La de Cassatt no pasó por tener hijos, sino por colgar sus cuadros en museos junto a Botticelli y Rafael”, añade la comisaria, recordando su apoyo al derecho al voto y la ayuda que prestó a jóvenes pintoras.


 02_1522669753_661341
 
Madre e hijo o El espejo ovalado The Metropolitan Museum of Art.

Cassatt también es considerada la mayor responsable de la introducción del impresionismo en Estados Unidos. En 1886, acompañada del marchante Charles Durand-Ruel, desembarcó en Nueva Inglaterra con 300 cuadros impresionistas, de autores como Manet, Monet, Degas o Sisley. Mecenas como los Rockefeller o los Carnegie los adquirieron por decenas. Y, tras sus respectivas muertes, los cedieron a las colecciones que constituirían los grandes museos estadounidenses, lo que explica su considerable presencia en sus actuales galerías.

 Poco antes del cambio de siglo, se pasó a los pasteles y empezó a pintar escenas más convencionales. Perdió la espontaneidad que caracterizaba sus primeros lienzos, llenos de niños mal sentados, madres de manos ajadas y escenas cotidianas y sutilmente revolucionarias. “Vendí mi alma a los marchantes, eso es todo. Los marchantes me robaron la vida”, dejó dicho antes de morir. Entonces empezó a trabajar por encargo, igual que su némesis, la popularísima pintora Cecilia Beaux, por la que siempre sintió un odio profundo por su falta de ambición. Tampoco le cayeron bien otros estadounidenses expatriados en París, como Henry James o Edith Wharton, a quienes consideraba excesivamente pretenciosos y fascinados por la alta sociedad. Nada que ver con esta mujer adinerada, pero con una conciencia política situada en la vanguardia de su tiempo.

elpais.cpom
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario