Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
BARTOLOMÉ BERMEJO
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje BARTOLOMÉ BERMEJO 
 
Este trabajo está dedicado al pintor gótico español Bartolomé Bermejo, que desarrolló su obra en la segunda mitad del siglo XV. Su estilo revela profundo conocimiento de la técnica de las transparencias y los contrastes cromáticos. Trabajó para la Corona de Aragón dentro de un estilo hispano-flamenco. Viajó a Flandes y allí conoció el arte de Van Eyck y de Petrus Christus. Tanto su fecha de nacimiento y muerte, no están demasiado claras, las que aquí doy son aproximadas, según las fuentes.


Bartolomé Bermejo, llamado también Bartolomé de Cárdenas (Córdoba, hacia 1440 – Barcelona, hacia 1498). Fue un pintor español, activo a finales del siglo XV.

Bartolomé Bermejo es considerado como uno de los más importantes artistas góticos españoles. A pesar de ello, no se conocen muchos datos de su vida. Se sabe que nació en Córdoba. Por su estilo, se supone que estudió en Flandes.

Trabajó principalmente en los territorios de la Corona de Aragón. Colaboró con Martín Bernat y Miguel Ximénez, a los que se considera sus continuadores. Se piensa que pudo estar en Valencia, después se documenta su actividad como pintor en Zaragoza (1474-1477), Barcelona (1486-1495) y después, es posible que pasara a Castilla, por encargo de Isabel la Católica.

Ignorado por la historiografía del arte durante siglos, el descubrimiento de este pintor se remonta a principios del siglo XX. Hoy en día, Bermejo es uno de los más conocidos pintores españoles.

Estilo

La obra de Bartolomé Bermejo se enmarca en la pintura gótica del siglo XV, dentro de la tendencia hispano-flamenca. Aunque nació en Córdoba, su estilo no es andaluz, sino que es el maestro más representativo de la

Su obra más relevante

La mayor parte de su obra radica en territorios de la antigua Corona de Aragón. La temática es religiosa.
 
Santo Domingo de Silos entronizado como abad posiblemente sea la obra más divulgada del autor. Era la tabla de un retablo que se hizo para Daroca, en Aragón. Data de 1474-1477, la más antigua de las suyas que se conocen.


 0virgen_del_can_nigo_despl_1490_es_la_ltima_obra_maestra_de_bartolom_bermejo

Virgen del canónigo Desplà (1490) es la última obra maestra de Bartolomé Bermejo.

Piedad Desplá. Esta Piedad también es conocida como Piedad del canónigo Desplá o La piedad del arcediano Lluís Desplá, realizada para la catedral de Barcelona. Se conserva en el Museo catedralicio de Barcelona. Data de 1490. Esta pintura sobre tabla es obra de madurez. Muy expresivo. Destaca su paisaje, amplio y profundo.

Retablo de la Virgen de Montserrat. El retablo de la Virgen de Montserrat o Retablo della vergine di Montserrat se conserva en la sacristía de la catedral gótica de Acqui terme, ciudad y sede episcopal del Piamonte, provincia de Alessandria. Se considera que se elaboró cerca de 1485. Es un tríptico en el que se representa a San Sebastián. Óleo sobre tabla. La figura del santo se contrapone a un paisaje crepuscular, representado de forma naturalista.

Otras obras destacadas

- San Miguel triunfante sobre el demonio (1468), The National Gallery, Londres. Procede de Tous, Valencia.
- Descenso de Jesús al Limbo (hacia 1475), Museo Nacional de Arte de Cataluña, Barcelona. Pieza de un retablo de Daroca.
- Santa Engracia (hacia 1474), Museo Isabella Stewart Gardner, Boston. Proviene de un retablo para Daroca.
- Martirio de santa Engracia, Museo de Bellas Artes de Bilbao. Compañera de la anterior.
- El milagro de la nieve (1479-1484), junto a Martín Bernat. Tabla de la colección de Laia Bosch. Parte de un retablo para el Pilar de Zaragoza.
- Dormición de la Virgen o Tránsito de la Virgen, Galería de Arte, Berlín. Procede de Aragón. Interior con una ventana al fondo que deja pasar la luz.
- Noli me tangere (hacia 1493-1495), Baptisterio de la catedral de Barcelona. Vidriera realizada según dibujo de Bermejo por Gil de Fontanet. Representa a Jesucristo con María Magdalena.
- Adoración de los Reyes, Capilla Real, Granada.
- Cristo guiando a los patriarcas (hacia 1480), Instituto Amatller de Arte Hispánico, Barcelona.
- San Agustín en su estudio o Un santo obispo (hacia 1475-1485), Art Institute of Chicago. Óleo sobre tabla.
- Retrato de Isabel la Católica, Palacio Real, Madrid (atribuido).


No confundir con Bartolomé de Cárdenas (c. 1575-1628), pintor «natural del Reino de Portugal aunque oriundo de Castilla», según Antonio Palomino, y protegido del duque de Lerma, desempeñó su labor artística en Madrid y Valladolid, donde en 1622 fue nombrado pintor de la ciudad a título honorífico.

Espero que os guste la recopilación que he realizado, de uno de los pocos pintores góticos españoles importantes, de los que hay cierta documentación.



 


Algunas imágenes de su obra


Bartolomé Bermejo en el Museo del Prado

Bermejo, Bartolomé de Cárdenas (Córdoba, h. 1440-Barcelona, h. 1500). Pintor español. De origen cordo­bés, apellidado en la documenta­ción Cárdenas, Rubeus y Bermejo, ­indistintamente. Considerado por Elías Tormo «el más recio de los primitivos españoles», responde al prototipo de artista itinerante, cuya ­formación flamenca, aunque no está documentada, parece indudable a los estudiosos, dada la alta calidad técnica de su pintura al óleo, relacionada con las obras de Petrus Christus y de Dirk Bouts. La primera noticia le sitúa en Valencia, donde contrata en 1468 con Antonio de Juan, señor de Tous, un Retablo de san Miguel, del que se conserva la tabla central (colección Werner, Luton Hoo, Inglaterra), donde aparecen ya configuradas las notas definitorias de su fuerte personalidad artística: el realismo descriptivo de extraordinaria precisión, la monumentalidad compositiva, la riqueza cromática y un agudo sentido decorativo. A partir de 1474 reside en Daroca (Zaragoza), donde trabaja en dos retablos, el de Santo Domingo de Silos, que no termina, cuya tabla central, toda de su mano, se conserva en el Museo del Prado y es una de sus obras más emblemáticas, y el de Santa Engracia, cuyas tablas se hallan repartidas (Boston, Daroca, Bilbao y San Diego). Entre 1477 y 1481, al menos, se documenta en Zaragoza, donde realiza obras en colaboración con el pintor Martín Bernat, acusándose su influjo en pintores como Miguel Ximénez. Desde Zaragoza regresa a Valencia, donde pinta el Retablo de la Virgen de Montserrat (catedral de Acqui Terme, Italia), hacia 1482-1483, si se acepta la fecha propuesta por Young, cuyas ­tablas laterales son de Rodrigo de Osona. En 1486, ya en Barcelona, concursa junto con Jaume Huguet para pintar las puertas del órgano de Santa María del Mar y en 1490 el canónigo Luis Desplá le encarga la tabla de La Piedad (Museo de la catedral, Barcelona), otra de sus obras maestras, que destaca por el patetismo desgarrador de la composición, por el retrato del donante, y por «uno de los paisajes más extraordinarios de la pintura española», en opinión de Joaquín Yarza, cargado de simbolismos en los animales representados (la mariposa, como signo de resurrección; los caracoles, de entierro y resurrección, y la mariquita, señal de María). En 1495 da los cartones para una vidriera de la catedral de Barcelona, y muere hacia finales del siglo XV. Se le atribuyen varias obras de desigual importancia, cuatro conservadas entre el Institut Amatller d'Art Hispànic y el Museu Nacional d'Art de Catalunya. Bartolomé Bermejo está considerado como el pintor más grande de la Corona de Aragón en el último tercio del siglo XV y el máximo representante de la influencia flamenca.


Obras

    - Santo Domingo de Silos entronizado como obispo, técnica mixta sobre tabla, 242 x 130 cm, 1474-1477 [P1323].
    - Fernando I de Castilla acogiendo a santo Domingo de Silos, temple sobre tabla, 145 x 94 cm, h. 1474-1479 [P6709]. En colaboración con Martín Bernat.


 718745e04e

Santo Domingo de Silos entronizado como Abad. Bartolomé Bermejo. 1474-1477, técnica mixta sobre tabla, 242 x 130 cm. Museo del Prado. De esta obra se conoce con seguridad una fecha concreta, el 5 de septiembre de 1474, que es cuando Bermejo contrata la ejecución de este retablo para la iglesia de Santo Domingo en Daroca. La tabla central es donde aparece sentado el santo y está rodeado por las siete virtudes. Los laterales los terminó su discípulo Martín Bernat.

En esta obra aparecen algunas características que aprendió en Flandes seguramente, aplicadas por Bermejo con una gran perfección. Algunas de ellas son la técnica al óleo y esa capacidad de pintar con un gran realismo, muy típico del mundo flamenco. Es un realismo que se ve en las arrugas de las mejillas, en la barba recién afeitada.

Sus obras, sin embargo, se diferencian de las flamencas en que estos cuadros tienen un formato pequeño mientras que las dimensiones de los cuadros de Bermejo son bastante grandes, al tiempo que hallamos un peculiar contraste entre las luces y las sombras, siendo ésta una característica más bien del primer Renacimiento italiano.

Otro aspecto que diferencia a Bermejo del mundo flamenco lo encontramos en los colores. Las tonalidades de Bermejo son más oscuras y con menos variedad que los flamencos.


 4_1406214299_212644_1409645225_141865

Santo Domingo de Silos entronizado como Abad, de Bartolomé Bermejo

En 1869 el erudito Paulino Saviron Esteban envía esta magnífica tabla desde Daroca (Zaragoza) al Museo Arqueológico Nacional de Madrid junto con otras piezas, como la puerta mudéjar de la iglesia de San Pedro. En 1920 la tabla pasa al Museo del Prado en un cambio de piezas entre ambos museos. Las cláusulas atípicas del contrato de esta obra, que el 5 de septiembre de 1474 firma el pintor Bartolomé Bermejo con los parroquianos de Santo Domingo de Silos de la ciudad de Daroca, actuando como fianza el pintor Juan de Bonilla, fueron la causa del conflicto sobrevenido, ya que en el mismo texto documental se modifican al alza las medidas del retablo (de trece palmos de ancho y veinte de alto iniciales se pasa a diecisiete palmos de ancho y veintiocho de alto), sin que por ello se aumente en proporción el precio establecido, 2 300 sueldos jaqueses, dejando enunciada su posible revisión hasta alcanzar los 3 000 sueldos, una vez concluida la obra, mediante el sistema de tasación. Sin embargo las dos tandas iniciales de pago se fijan en 1 000 sueldos cada una, como si el precio ya se hubiera tasado en 3 000, pero con la condición de que para la segunda tanda el pintor debería entregar, totalmente acabada de su mano y realizada en la ciudad de Daroca, la tabla central, o sea, el santo Domingo de Silos. En todo el texto flota una sospecha de incumplimiento y se detecta la desconfianza de una clientela tradicional ante la autoestima del pintor, al que desean sojuzgar a los precios y salarios habituales, al margen de su talento y calidad artísticos. Bartolomé Bermejo recibe sentencia de excomunión el 29 de septiembre de 1477, al haber entregado tan solo la tabla central, y se compromete el siguiente 17 de noviembre, ya residente en Zaragoza, a concluir el retablo (el banco o predela, las calles laterales y el ático), constando esta vez como fianza el pintor Martín Bernat, quien en realidad lo acabaría. En esta tabla central, de acuerdo con las capitulaciones, Santo Domingo, abad de Silos entre 1047 y 1073, se representa «como obispo», sentado en un trono gótico, símbolo del poder, y revestido de pontifical, con casulla y capa pluvial, tocado con mitra y con libro abierto en las manos y el báculo en su izquierda, abierto hacia fuera. Se configura así un icono de gran fuerza expresiva y rotundo volumen, frontal, rígido e hierático, de acuerdo con la piedad de la época. La capa pluvial, con bordado de «capilletas», muestra en la cenefa, a su derecha, y de arriba abajo, las imágenes de san Pedro, santa Bárbara, san Andrés y santa Apolonia, y a su izquierda, santa Catalina, san Bartolomé y santa Quiteria, santos de devoción local. En el Museo Colegial de Daroca y en las parroquias de la comarca se conservan ornamentos sagrados de la época similares al representado. Asimismo, según el contrato, se incorporan en el trono las siete virtudes figuradas como esculturas de viva policromía, en la parte superior las tres teologales, con la Caridad en lo alto y bajo ella, la Fe y la Esperanza, a ambos lados; y en los antebrazos del trono, las cuatro cardinales: Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza. Por su particular iconografía interesan dos imágenes: la Caridad, que emerge de una hoguera cuyo fuego simboliza el amor y acoge bajo su regazo a un anciano y a un joven, y la Esperanza, con un ramo de flores en la mano izquierda y un medallón con un rostro de perfil en la derecha; por su parte, la Fortaleza se representa con espada protegiendo un desnudo, símbolo del alma, y la Prudencia, con libro en la mano izquierda y un gran velón en la derecha, símbolos de la sabiduría y de la luz que ilumina el camino de los prudentes. Isabel Mateo ha señalado como fuente iconográfica para estas virtudes la Vida de santo Domingo de Gonzalo de Berceo. Bartolomé Bermejo, en un alarde técnico de pintura al óleo, logra en esta obra extraordinarios efectos de transparencias y veladuras, y representa con riguroso detalle las calidades de los objetos: así el broche de la capa pluvial o las perlas de la mitra ofrecen su natural transparencia; el brocado de la capa o los bordados de imaginería en seda y oro de la cenefa reproducen con ine­quívoca nitidez visual sus texturas auténticas. Por lo demás, el pintor, para ofrecer calidades táctiles y efectos claroscuristas sutiles no tiene necesidad de recurrir a la socorrida tradición artesanal de la pintura gótica aragonesa del momento, que usaba para ello el estuco resaltado sobre la tabla; antes, por el contrario, los efectos de relieve y volumen se logran tan solo mediante la virtuosa ejecución de la técnica pictórica al óleo, en una de las obras maestras de la pintura española del siglo XV que emula a sus coetáneas flamencas.


 00_1409646159_177035

Fernando I de Castilla acogiendo a santo Domingo de Silos. Bartolomé Bermejo, h. 1474-79, temple sobre tabla, 145 x 94 cm. [P6709]. En colaboración con Martín Bernat.

Perteneció, como el Santo Domingo de Silos de Bermejo (P01323), al retablo de la iglesia de Santo Domingo de Silos de Daroca (Zaragoza).Es una de las dos historias del santo que se representan en la callelateral izquierda, realizada en colaboración con Bernat. El rey de Castilla, acompañado de su Corte, recibió a las puertas de Burgos al santo, huido del monasterio riojano de San Millán de Suso trasenfrentarse con el rey don García de Nájera, y le nombró abad del Monasterio de Silos.


Gonzalo M. Borrás Gualis / museodelprado.es



Otras obras


San Sebastián del retablo de la Virgen de Montserrat, catedral de Acqui terme. El retablo de la Virgen de Montserrat o Retablo della vergine di Montserrat se conserva en la sacristía de la catedral gótica de Acqui terme, ciudad y sede episcopal del Piamonte, provincia de Alessandria. Se considera que se elaboró cerca de 1485. Es un tríptico en el que se representa a San Sebastián. Óleo sobre tabla. La figura del santo se contrapone a un paisaje crepuscular, representado de forma naturalista.


 0bartolom_bermejo_retablo_della_vergine_di_montserrat

Retablo de la Virgen de Montserrat, catedral de Acqui Terme. Obra de Bartolomé Bermejo. A Bermejo corresponde la tabla central, siendo las tablas laterales obra probable del taller de Rodrigo de Osona.


 bartolom_bermejo_retablo_della_vergine_di_montserrat

Retablo de la Virgen de Montserrat (panel central), catedral de Acqui Terme. Obra de Bartolomé Bermejo


 0piet_of_canon_luis_despl

La Piedad del Arcediano Desplá. Obra de Bartolomé Bermejo. 1490. Temple sobre tabla, 172 x 189 cm. Museo de la Catedral. Barcelona. Esta obra es un tríptico que se encuentra en la Catedral de Barcelona. La Piedad fue pintada para el canónigo Luis Desplá. El gran naturalismo de la escena es difícilmente superable. La escena está concebida en un ritmo de cruz, señalado por la figura de la Virgen y por el cuerpo yacente de su hijo, que está sobre su regazo. El paisaje es uno de los más logrados de Bermejo. También destacan las dos figuras laterales, que tienen una expresión de serenidad y de contención.


 0detalle_de_la_piedad_despl_en_la_catedral_de_barcelona

Detalle de la Piedad Desplá, en la catedral de Barcelona. Obra de Bartolomé Bermejo


 0resurrecci_n_y_descenso_de_jes_s_al_limbo

Resurrección y descenso de Jesús al Limbo. Obra de Bartolomé Bermejo. Hacia 1475. Óleo y dorado sobre tabla, 90 × 69
MNAC, Barcelona.

Resurrección y descenso de Jesús al Limbo son dos retablos de Bartolomé Bermejo que actualmente forman parte de la colección permanente del Museo Nacional de Arte de Cataluña. El museo las adquirió en 1914.

La «Resurrección» es uno de los cuatro compartimentos conservados de un retablo dedicado a Cristo, obra de Bartolomé Bermejo, pintor cordobés que desarrolló su labor conocida en la Corona de Aragón. La obra de Bermejo, caracterizada por un realismo carente de idealizaciones, incorpora algunas novedades de la pintura nórdica, como la utilización del óleo como aglutinante, que sustituye al temple de huevo. En este compartimento, Cristo sale del sepulcro ante la mirada de adoración de un ángel, mientras los soldados que vigilan la tumba quedan despavoridos por el milagro. En segundo término se ve a las tres Marías, que han salido de Jerusalén y caminan hacia el sepulcro con frascos de perfume para ungir el cuerpo de Cristo


 0bartolom_bermejo_resurrection_google_art_project

Resurrección de Cristo (c. 1475), Museo Nacional de Arte de Cataluña. Obra de Bartolomé Bermejo


 4bajada_de_jes_s_al_limbo

Bajada de Jesús al Limbo (c. 1475), Museo Nacional de Arte de Cataluña. Obra de Bartolomé Bermejo


 0crucifixi_n_1480_iglesia_daroca_obra_de_bartolom_bermejo

Crucifixión. 1480. Iglesia, Daroca. Obra de Bartolomé Bermejo


 0_la_muerte_de_la_virgen_1460_1462_gem_ldegalerie_berl_n_alemania

La muerte de la  Virgen. 1460-1462. Oak. 63 x 41 cm. Gemäldegalerie. Berlín. Alemania. Obra de Bartolomé Bermejo


 0madre_de_dios_de_monserrat_1485_catedral_acqui_terme_italia

Tríptico de la Mare de Déu de Montserrat. 1485. Tabla central. Catedral. Acqui Terme. Italia. Obra de Bartolomé Bermejo


 0cristo_guiando_a_los_patriarcas_obra_de_bartolom_bermejo

Cristo guiando a los Patriarcas. 1480. Temple sobre tabla. Instituto de Arte Hispanico de Barcelona. Barcelona hacía el Paraíso. Obra de Bartolomé Bermejo


 1the_death_of_the_virgin

The Death of the Virgin. 1460-1462. Oak. 63 x 41 cm. Gemäldegalerie. Berlín. Alemania. Obra de Bartolomé Bermejo


 5bartolom_bermejo

La Flagelación de Santa Engracia (detalle). 1474-1478. Óleo sobre tabla. 92,5 x 52 cm. Museo de Bellas Artes de Bilbao. Obra de Bartolomé Bermejo


 0virgen_de_la_leche_1468_1495_museo_de_bellas_artes_valencia_espa_a

Virgen de la Leche. 1468-1495. Museo de Bellas Artes. Valencia. Obra de Bartolomé Bermejo


6_s_juan_bautista_bartolom_bermejo_h_1490_donaci_n_familia_angulo

San Juan Bautista. Bartolomé Bermejo, hacia 1.490.  Museo de Bellas Artes de Sevilla. Donación de la familia Angulo.
La pintura de Bermejo, natural de Córdoba, tenía importantes influencias flamencas, llegando a ser el artista más representativo de la pintura aragonesa, pues fue en este reino donde desarrolló la práctica totalidad de su obra.


 3la_flagelaci_n_de_santa_engracia

Flagelación de Santa Engracia. Óleo sobre tabla, 92,5 X 52 cm. Museo de Bellas Artes de Bilbao. Obra de Bartolomé Bermejo


 isabel3

Retrato de Isabel la Católica. Palacio Real de Madrid. Obra de Bartolomé Bermejo


 0cuadro_san_miguel

San Miguel. National Gallery. Londres. Obra de Bartolomé Bermejo


 san_agust_n_art_institute_chicago

San Agustín, Oil and gold on wood, 164 x 73 cm. Art Institute, Chicago. Obra de Bartolomé Bermejo


 
Enlaces interesantes


Arte gótico: http://www.foroxerbar.com/viewtopic.php?t=7197

Pintura gótica en Aragón: http://pintura-gotica-aragon.blogsp...as-giner-y.html



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado la obra del pintor gótico cordobés Bartolomé Bermejo. Todo un referente en su época.


Fuentes y agrdecimientos: pintura.aut.org, es.wikipedia.org, mariologia.org, artehistoria.jcyl.es, leyendasdesevilla.blogspot.com.es, artcyclopedia.com, web.archive.org, oronoz.com, y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Miercoles, 23 Diciembre 2015, 18:06; editado 7 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: BARTOLOMÉ BERMEJO 
 
Bueno J.Luis otro pintor mas para la galería de españoles. Gracias.  

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educaci�n hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
[b]
 
xerbar - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: BARTOLOMÉ BERMEJO 
 
Pues sí xerbar y este es de los más antiguos.



 



Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario