Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Centro Pompidou (París)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Centro Pompidou (París) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou, solo lo conozco por fuera y la verdad me impacto mucho, no obstante este museo en su día provocó no pocas reacciones por su original diseño vanguardista.


 00_1454091700_178401

El Centro Pompidou se encuentra en pleno corazón de París, entre los barrios de Les Halles y Le Marais y cerca del Ayuntamiento.

El presidente Georges Pompidou, amante de las artes, fue quien impulsó en 1970 la idea de crear un lugar en el antiguo Beaubourg que permitiera reunir las artes contemporáneas, y para ello abrió un concurso de arquitectura que, después de una selección entre 681 proyectos provenientes de 49 paises, dio el sí a la idea de Renzo Piano, Gianfranco Franchini (italianos ambos) y Richard Rogers (inglés).

Espero que la retrospectiva que le dedico en el xerbar, sea del agrado de sus visitantes, y en lo posible contribuya en su divulgación.






Centro Pompidou, París


 4centro_pompidou

El Centro Pompidou es el nombre más comúnmente empleado (otros son Beaubourg o Centro Georges Pompidou) para designar al Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou de París (Francia), diseñado por los entonces jóvenes arquitectos Renzo Piano y Richard Rogers. El edificio, concluido en 1977, fue inaugurado el 31 de enero del mismo año.

El centro alberga el IRCAM, un centro de investigación musical y acústica; la biblioteca (Bibliothèque Publique d'Information) con un aforo de 2.000 personas, abierta al público; y sobre todo el Museo nacional de Arte Moderno (Musée National d'Art Moderne) que posee unas 100.000 obras de arte, una de las colecciones de arte moderno y contemporáneo más completas del mundo junto con el Museum of Modern Art (MoMA) de Nueva York y la Tate Modern de Londres. Entre los artistas representados están: Pablo Picasso, Joan Miró, Brancusi, Modigliani, Matisse, Francis Bacon, Jean Dubuffet, etc.


 2_paris_centre_pompidou_4528

Fue construido sobre un terreno desocupado cercano al espacio que anteriormente ocupaba el mercado de Les Halles (donde actualmente se realiza la última modificación al sector que alberga el centro comercial Les Halles) durante el mandato del presidente francés Georges Pompidou, el cual falleció antes de que se terminara el edificio. Fue su sucesor, Valéry Giscard d'Estaing, quien lo inauguró en 1977. Rehabilitado entre 1997 y diciembre de 1999, volvió a abrir sus puertas al público el 1 de enero de 2000. Es de uno de los monumentos más visitados de Francia, con cerca de seis millones de visitantes al año.


 3lift_in_the_pompidou_centre_paris_2013

Ascensores en el Centro Pompidou


Datos arquitectónicos

El Centro Pompidou fue diseñado por los entonces jóvenes arquitectos Renzo Piano y Richard Rogers. El edificio es de un estilo que fue muy innovador en los años 70, cuadrado, de estructura industrialista, y con los elementos funcionales, conductos, escaleras, etc., visibles desde el exterior. Las conducciones de agua, aire o electricidad fueron pintadas de colores atrevidos y extraídos de la parte principal del edificio, para dejar un interior diáfano. Aunque se desató una polémica cuando fue acabado, hoy día la gente se ha acostumbrado a su peculiar aspecto y goza de mucha popularidad. Es uno de los primeros edificios de la arquitectura high-tech.


 1vista_lejana_del_centro_pompidou

Vista lejana del Centro Pompidou.


Proyecto

El presidente de Francia, Georges Pompidou, que gobernó desde 1969 hasta 1974, quiso revitalizar el barrio de Les Halles, una zona deprimida económica y socialmente. En él estaba el mercado de abastos, un enorme centro que vendía productos al por mayor y al por menor. Fue diseñado en la época de Napoleón; y su primer proyecto era historicista, a lo cual, el emperador se negó. Así pues, este enorme mercado tuvo un diseño más funcional, con cubiertas en todos los pabellones y calles, y con la estructura metálica. Pompidou, para revitalizar el IV Distrito, decidió derribar este mercado ya que desprendía malos olores y producía un tráfico caótico. En su lugar se construyó el edificio de la bolsa, de planta circular, unos jardines y un nuevo centro comercial con conexión a la estación de metro del barrio.

Otro edificio perteneciente a este plan de revitalización es el Centro Georges Pompidou, llamado originalmente Centro Beaubourg. Es un museo de arte contemporáneo importantísimo, tiene un gran centro cívico y una biblioteca de acceso público. El concurso para escoger el diseño de este edificio comenzó en 1970, y el jurado estaba compuesto por distinguidos y reconocidos arquitectos. Los que ganaron fueron Renzo Piano (*1937) y Richard Rogers (*1933), dos personas jóvenes y desconocidas en aquel año, los cuales se asociaron en este proyecto y en sólo otro más. Renzo Piano es italiano y tiene familia inglesa. Rogers es inglés y tiene madre italiana.

Estos dos arquitectos ganaron el concurso, aparte de por su excelente proyecto, gracias a dos miembros del jurado. Uno de ellos era Philip Johnson (1906–2005), un estadounidense de la corriente miesiana que introdujo la arquitectura europea en Estados Unidos después de la II Guerra Mundial. El otro fue Jean Prouvé (1901–1984), un francés de la rama de los arquitectos franceses que unían la tecnología a la arquitectura en los años 1950. Le Ricolais fue un ingeniero experimental que probaba estructuras metálicas ligeras y tensadas. Prouvé, influido por este ingeniero, estuvo muy interesado en la tecnología y por eso le gustó bastante el proyecto de Piano y Rogers. Fue Prouvé el mayor impulsor en dar la victoria a estos dos jóvenes. La construcción del Pompidou comenzó en 1970. Cuatro años más tarde, el entonces Presidente de Francia Georges Pompidou, falleció, por lo que las obras del edificio sufrieron un importante parón. Fue la viuda del presidente francés la que hizo que se terminase con éxito en 1977.


Influencias arquitectónicas


 6centro_pompadou

El Centro Pompidou contrasta enormemente con los edificios que le rodean. Así, la forma, los colores y la altura de este edificio resultan ser estridentes para su entorno en el momento en que se construyó y también hoy en día. Su función es también extraña en la época en que se hizo. Un centro que reúne arquitectura, arte moderno, arte antiguo, libros y lugares donde los niños «juegan con el arte», no era corriente entonces. Su museo de arte contemporáneo es el más importante del mundo. En cuanto a su apariencia exterior, el entramado de barras, tubos y elementos tecnológicos que se agolpan en las fachadas hace que el Pompidou se parezca a un juguete tecnológico, similar a un meccano. Es llamado por los parisinos «La fábrica de gas». Esta estridencia que tanto lo caracteriza formaba parte de las pretensiones del concurso.

Es uno de los primeros edificios de la corriente High-tech. Está notablemente influido por la arquitectura de Mies Van der Rohe y por la del grupo Archigram. En cuanto a la influencia del arquitecto alemán, se aprecia en el edificio el racionalismo propio de su Arquitectura Moderna en el sentido de que el inmueble es entendido como un contenedor vacío en el que se pueda meter cualquier cosa. El interior del Pompidou es completamente diáfano y es entendido por Johnson como un contenedor con espacios interiores móviles. Las grandes luces están salvadas por un total de catorce enormes vigas vierendel paralelas entre sí y perpendiculares a la fachada de la plaza. La influencia del grupo Archigram, es palpable en las novedosas y complicadas formas que tiene el edificio en cuanto a los muchísimos tubos, barras y estructuras que invaden las fachadas, usando una «tecnología en broma». Archigram creó numerosos diseños en los años 1960 llenos de fantasía y looks sicodélicos con influencias hippies. En sus proyectos abundaban los tubos, colores y estructuras metálicas exteriores.


 0vista_de_la_plaza_y_edificios_del_entorno

Vista de la plaza y edificios del entorno.


Entorno urbano

El Centro Pompidou ocupa poco menos de la mitad de su solar. La parte que sobra es una enorme plaza pública considerada parte del edificio ya que en ella se hacen actividades relacionadas con el centro. El diseño de este espacio exterior fue decisivo en la victoria de Piano y Rogers en el concurso. En la plaza se agolpan los teatros callejeros, dibujantes, pequeñas tiendas callejeras y grupos de jóvenes, todos ellos relacionados con el arte y la cultura. En los límites de este espacio público hay colocados enormes tubos, algunos de ellos agrupados de dos en dos, que son los respiraderos del aparcamiento subterráneo que ocupa todo el solar. El gran tamaño de estos tubos de refrigeración y su semejanza con las vías de ventilación de los barcos les convierten en elementos propios del Centro Pompidou, ampliando los límites del edificio a toda la plaza. El suelo de ésta está inclinado ligeramente hacia el Centro Pompidou, funcionando el edificio de telón de fondo.


 7georges_pompidou

Desde la restauración del Centro Pompidou llevada a cabo desde septiembre de 1997 hasta enero de 2000, hay más restricciones en las actividades que se hacen en la plaza, habiendo más vigilancia tanto dentro como fuera del edificio. En esta reforma se abrió al tráfico algunas calles colindantes con la plaza que antes eran peatonales. El resto de edificios que forman parte de la plaza son, principalmente, de finales del siglo XIX, de estilo modernista y con influencias de edificaciones más antiguas. Los inmuebles que miran a la cara oeste del Pompidou tienen mansardas. En muchos de estos edificios había galerías de arte que resultaban ser muy visitadas gracias a la cercanía del Pompidou. Progresivamente, estas salas de arte dieron paso a tiendas, las cuales tienen mucho éxito gracias a la gran afluencia de turistas que visitan en Centro Pompidou.


 13roof_terrace_of_the_centre_pompidou_paris_2010

Roof terrace of the Centre Pompidou, Paris

Este edificio es el tercer sitio más visitado de París. De esta manera, en el barrio que rodea al centro de arte hay una mezcla entre turistas y gente joven “canalla” y desinhibida. También viven yuppies, ejecutivos agresivos que viven en carísimos apartamentos. Jean Baudrillard escribió el libro L’effect Beaubourg en 1977. En él habla de lo que supone la construcción del Pompidou para el barrio en que se encuentra, una zona deprimida antes de la existencia de este centro de arte. Baudrillard dice en su libro que el arte del siglo XX es trasgresor, secreto y que quiere cambiar la sociedad. También apunta que el previsto mal uso del Centro Pompidou es una expresión del odio que genera ese arte contemporáneo y misterioso.


Estructura


 8centro_pompidou

El edificio tiene en cada uno de los forjados trece huecos limitados por catorce vigas vierendel paralelas. Estas piezas son de un enorme tamaño y son prefabricadas, por lo que hubo que hacer un gran despliegue logístico para llevarlas al solar de construcción. Las vigas son visibles en las fachadas laterales (la norte y la sur). Las vigas de diferentes plantas se unen entre sí con tensores. Los pilares del Pompidou son metálicos con sección redonda. Hay una estructura inventada en este edificio conocida por el nombre de Gerberette. Son unas piezas metálicas horizontales ancladas a los pilares por uno de los extremos a modo de voladizos. Tienen una sección curva y su función es sujetar las estructuras metálicas que sobresalen de las fachadas oeste y este. Su inventor es el ingeniero alemán Gerberett, y se diseñaron para ampliar la superficie de los puentes. De esta manera, se observa que toda la estructura del Pompidou es metálica, incumpliendo aparentemente la normativa parisina contra incendios. Sin embargo, esta legislación es respetada ya que los pilares están refrigerados por agua que hay en el interior de cada uno de ellos.


 9_paris_iv_rue_beaubourg_reductwk

Rue Beaubourg

En las fachadas oeste y este hay «cruces de San Andrés», unos tensores cruzados perpendicularmente entre sí, e inclinados aproximadamente 45º respecto del suelo, colocados en cada cuadrado formado por las barras horizontales y verticales que hay en el exterior de estas fachadas. Estos tensores son sorprendentemente finos y tienen mucha seguridad, es decir, que para que la estructura que conforman fracasase habría que cortar bastantes de estos tensores. Para rematar la «maraña de barras y estructuras» que hay en las fachadas, en la que da a la plaza se suma la estructura que sujeta la escalera exterior. Hay barras y tubos de las fachadas que no tienen función estructural, y su único acometido es contribuir en el caos visual que dificulta la comprensión del espacio. Detrás de este conjunto de barras y tubos están las fachadas propiamente dichas. Tienen un acristalamiento continuo, dividido en módulos rectangulares y con carpintería metálica ortogonal.


Instalaciones


 5pompidou_centre_front

En el centro de la fachada de servicio (la fachada este, la opuesta a la plaza) hay una torre con tres ascensores exteriores, y en la fachada de la plaza (la fachada oeste) hay una escalera exterior que cruza el edificio de izquierda a derecha (según se mira desde la plaza), que está dentro de un tubo transparente y está dividida por tramos. Es esta fachada la única que es mediática, es decir, que en ella se fijan carteles de gran tamaño con fines comerciales. El Pompidou tenía tres plantas subterráneas usadas como aparcamientos, pero después de la restauración de 1997 pasó a tener dos. El Pompidou tiene un total de siete plantas situadas sobre el nivel del suelo. La planta es rectangular, siendo los lados más largos los correspondientes a la fachada de la plaza y la de servicio. En la última planta hay un famoso restaurante de comida de fusión. Tiene un patio situado en la esquina superior derecha (según se mira al edificio desde la plaza). A esta terraza se accede por la escalera exterior de la fachada de la plaza. Dentro del restaurante hay piezas «gehriescas» de clara influencia deconstructivista que no guardan relación con el estilo del Pompidou. Estas esculturas fueron diseñadas por una pareja de arquitectos y colocadas en la reforma de 1997.


 15centre_georges_pompidou_paris_france_april_2011

Las instalaciones y estructuras del edificio tienen una serie de colores que sirven de código para que el visitante sepa la función que tiene cada elemento. Las piezas pintadas de rojo cumplen con la función de comunicación (ascensores y escaleras), el azul es la climatización, el verde las instalaciones del agua (fontanería, desagües,…), el amarillo es la electricidad, y el blanco las tomas y extracciones de aire. La escalera exterior de la fachada de la plaza tiene sus forjados inclinados pintados de rojo. Las escaleras, que son mecánicas, están recubiertas por un tubo de sección circular transparente. Están divididas en varios tiros, y entre cada tramo hay una zona llana que comunica con una planta. Dentro del tubo hay muchos elementos tecnológicos para dificultar la percepción espacial.


 14centre_georges_pompidou_april_2002

En la fachada este hay muchos tubos de servicio, cada uno con el color correspondiente a su función. La gran cantidad de barras estructurales y tubos crean «cinco capas de tecnología». Aunque la disposición de los tubos de esta fachada no guarda ningún orden aparente, se puede observar que los tubos azules están pareados, sin embargo llama la atención la existencia de elementos horizontales que sobresalen de la fachada frente a los verticales. En la fachada sur hay soportales que protegen de la lluvia a los transeúntes.


Interior


 12_une_sculpture_performance_au_centre_georges_pompidou_9276129150

A pesar de que todos los tubos y barras no dejen ver las fachadas del Pompidou, el interior es bastante luminoso ya que el acristalamiento es continuo. Por los techos interiores pasan todas las tuberías y elementos que hay en las fachadas, estando todos estos elementos a la vista. De esta manera, dentro del edificio se consigue esa misma imagen de caos y maraña de elementos tecnológicos propia del exterior. Renzo Piano colocó sobre cada obra de arte un pequeño falso techo para protegerla visualmente de la red de tubos que hay en el techo y evitar que la mirada se distraiga al contemplar la obra expuesta.


 16centre_georges_pompidou_paris_july_30_2010

Interior Centro Pompidou (París)


Citas sobre el Centro Pompidou

El arquitecto Charles Jenks dijo en relación con el Centro Pompidou: «El Beaubourg nos presenta el espectáculo de un público que se arracima en masa a través de los tubos de la fachada a la vista, empujado por el deseo fetichista de tocar las reliquias de una cultura nacida, en cambio, al amparo del secretismo de la transgresión». Jenks definió el Pompidou como un «centro cultural erizo». Este edificio es el primero que se exhibe por sí mismo, mostrando la arquitectura como un espectáculo lúdico y divertido, algo similar a lo que ocurre con el diseño del Museo Guggenheim de Nueva York, que hace sombra en muchas ocasiones a las obras de arte que alberga.


Exposiciones


 18_ticket_booths_in_the_pompidou_centre_paris_france

En el Centro Pompidou se han expuesto sucesivas retrospectivas de distintos artistas que han conseguido atraer a miles de visitantes. Así, atrajo en 1979 a más de 840 000 personas a una exposición sobre Salvador Dalí; y en la temporada 2012-2013 congregó a más de 790 000 durante los cinco meses que duró otra exposición similar.


 21pompidou_centre_interior

Estas dos antológicas ostentan el récord de visitantes a una exposición en este centro de arte, seguidas por las de Henri Matisse, que en 1993 congregó a más de 734 896 visitantes, y la de Vasili Kandinski que atrajo a 702 905 visitantes en el 2009.


 19picasso_s_works_in_pompidou_centre_paris

Picasso's works in Pompidou centre, Paris


 20_barack_obama_tours_the_centre_pompidou_modern_art_museum_2

President Barack Obama tours a Kandinski exhibit at the Centre Pompidou modern art museum in Paris, June 6, 2009.

Ver colección del Centro Pompidou de París en la Wikipedia



Otras sedes

El Centro Pompidou en su proceso de expansión e internacionalización cuenta con dos sedes además de la original parisina, el Centro Pompidou de Metz inaugurado en 2010, y la primera sede fuera de Francia, el Centro Pompidou de Málaga en España, con apertura en marzo 2015.


 11le_centre_pompidou_metz

El Centre Pompidou-Metz es un museo de arte moderno y contemporáneo situado en Metz, capital de Lorena, Francia.1 Es una sucursal del Centro Pompidou de París, y contiene exhibiciones semipermanentes y temporales de la gran colección del Musée National d'Art Moderne, la mayor colección europea de arte de los siglos XX y XXI. El museo es el mayor espacio de exposiciones temporales en Francia fuera de París con 5000 m2 divididos en tres galerías, un teatro y un auditorio.

La primera pieza del edificio, diseñado por el arquitecto japonés Shigeru Ban, se puso el 7 de noviembre de 2006, y el museo fue inaugurado por el Presidente Nicolas Sarkozy el 12 de mayo de 2010.2 El edificio destaca por su cubierta, una de las más grandes y complejas construidas hasta la fecha, que se inspiró en un sombrero chino que Shigeru Ban encontró en París.


 10m_laga_centre_pompidou

El Centro Pompidou de Málaga es una sede del Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou de Francia ubicada en el espacio denominado El Cubo en la ciudad española de Málaga. Se trata de la segunda sede externa al centro original parisino y la primera situada fuera de Francia. Fue inaugurado el 28 de marzo de 2015 por el Presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, y la Ministra de Cultura de Francia, Fleur Pellerin.




Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al Centro Pompidou, es el nombre más comúnmente empleado (otros son Beaubourg o Centro Georges Pompidou) para designar al Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou de París (Francia), diseñado por los entonces jóvenes arquitectos Renzo Piano y Richard Rogers. El edificio, concluido en 1977, fue inaugurado el 31 de enero del mismo año.


Fuentes y agradecimientos: es.wikipedia.org, wikimedia.org, pintura.aut.org, paris.es, flickr.com, meopazoc.wordpress.com, jacobogordonlevenfeld.es, worldfortravel.com y otras de Internet
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Miercoles, 10 Febrero 2016, 10:59; editado 5 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: CENTRO GEORGES POMPIDOU (París) 
 
Gracias J.Luis por este gran reportaje del Centro Georges Pompidou. El diseño del exterior vanguardista sorprende bastante ya que es poco habitual.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educaci�n hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
[b]
 
xerbar - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: CENTRO GEORGES POMPIDOU (París) 
 
Cierto xerbar, hace años cuando lo vi, pensé que estaban en obras, con tanto andamio y tubería, luego reparé en lo que era y traté de convencer a mi mujer e hijos -entonces pequeños- para entrar a dar una vuelta... y no lo conseguí, pero ese que ese día ya habíamos por la mañana estado en el Louvre y me dijeron que la ración cultural ya estaba agotada, bueno como te puedes imaginar      no con esas palabras precisamente.



Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: CENTRO GEORGES POMPIDOU (París) 
 
El Pompidou se traslada


 000_1454088780_318164

El Centro Pompidou se duplica. Su segunda sede estará en Metz, una localidad francesa situada al noreste de París, en la región de Lorena. El proyecto ganador del concurso fue el presentado por Shigeru Ban (Tokio), arquitecto pionero en utilizar elementos poco utilizados en arquitectura, como el cartón, el papel y la madera. No está solo en el proyecto, sus socios son Philip Gumuchdjian (Londres) y el arquitecto local Jean de Gastines (París). El nuevo museo, cuyas salas están orientadas hacia los principales hitos arquitectónicos de tal manera que los visitantes puedan admirar la catedral, el canal, la estación y otros monumentos del casco histórico mientras visitan las exposiciones, abrirá sus puertas en 2010.


 00_1454088791_873221

Un edificio con sombrero. El equipo liderado por Shigeru Ban concibió al nuevo Pompidou como una enorme plaza pública cruzada por tres cajones en alto que albergan los espacios de exhibición. Protege el complejo una especie de sombrero tejido en madera y acero galvanizado. El Pompidou Metz tiene una superficie cubierta total de 14.000 metros cuadrados, 6.000 de los cuales estarán destinados a exhibición. El esquema de planta libre brinda una multiplicidad de opciones de desarrollo de muestras.


EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Viernes, 29 Enero 2016, 18:33; editado 1 vez 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: CENTRO GEORGES POMPIDOU (París) 
 
Hasta el 8 de marzo de 2010


Pierre Soulages tiñe de 'outrenoir' el Centro Pompidou


La muetra repasa los más de 60 años de un arte inclasificable

En 1979 el artista francés descubrió un tono negro fuente de luz




 000_1454089003_218593

Pierre Soulages. El primer pintor que ha viajado "más allá del negro", hasta el 'outrenoir', para extraer la luz de la oscuridad, un reto —hasta su descubrimiento— impensable.

Su arte abstracto, sin etiquetas, ha convertido al nonagenario francés —nacido en Rodez en 1919— en uno de los nombres más importantes de la Historia del arte de su país.

Es la cuarta vez que Francia celebra la obra del artista y, esta vez, el Centro Pompidou se ha vestido con las mejores galas y, ante la atenta mirada del ministro de Cultura transpirenaico Frédéric Mitterrand, ha inaugurado este miércoles la muestra 'Beaubourg'.

La exhibición, que permanecerá abierta al público hasta el 8 de marzo de 2010, será el escaparate de más de cien piezas que repasan la trayectoria de Soulages desde 1946 hasta 2009.

Hace tres décadas, al tiempo de la primera restrospectiva dedicada a Soulages, el francés descubría mientras trabajaba en un cuadro "que no era bueno" un extraño negro que, en vez de engullir toda la luz, era una extraña fuente de luminosidad: el 'outrenoir'.


 00_1454089016_863896

"En ese momento me di cuenta de que estaba haciendo 'otra' pintura, en la que el negro no era ya negro, sino que una luz venida del negro", y el hecho de que "una luz pudiese venir del color que es la más gran ausencia de luz fue muy lejos en mi", resaltó el pintor en su momento. "Me conmovió profundamente y continué en esa vía, y siempre descubrí cosas nuevas".

Cada una de las salas destinadas a 'Beauborg' contemplan una época determinada del artista; en una primera sala reposan ciertas piezas clave de sus comienzos —alquitranes de vidrio, cáscara de nuez—; otros tres espacios se dedican al contraste entre el blanco y el negro y la última sala está habitada por "polípticos", la mayoría "suspendidos" en el espacio.

Además, el Museo del Louvre ha querido sumarse a las celebraciones y del 14 de octubre al 18 de enero exhibe una de sus obras monumentales en el Salón Carré, frente a 'La Bataille de San Romano', del pintor renacentista italiano Paolo Uccello.


EL MUNDO
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Viernes, 29 Enero 2016, 18:36; editado 1 vez 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: CENTRO GEORGES POMPIDOU (París) 
 
De Pompidou a pompidous

El nuevo museo se nutrirá con los fondos de la 'casa madre' de París


El centro parisiense de arte contemporáneo se descentraliza y abre su espectacular nueva sede de Metz - El próximo proyecto: un 'museo móvil' itinerante por Francia


 51_1454089111_490491

El Centro Pompidou de Metz visto de noche
 
Su techo con forma de sombrero cubierto por una membrana de fibra de vidrio le vale ya el apodo de la casa de los pitufos. Es la sede del Centro Pompidou de Metz, la nueva sucursal del museo de arte moderno de París, que desembarca en la Lorena francesa con la intención de convertirse en el nuevo referente de la cultura en el norte de Europa. Tras siete años de preparativos, el museo abre mañana con la exposición Chefs d' oeuvre? y su entrada será gratis durante cinco días: será el bautismo popular del nuevo y revolucionario edificio, que el presidente de la República, Nicolas Sarkozy, y el ministro de Cultura, Frédéric Mitterrand, inauguran hoy con la pompa y la circunstancia de las grandes ocasiones.


 53_1454089213_226980

Las obras del Centro Pompidou Metz en una foto del pasado septiembre

"Es una verdadera revolución francesa, porque se trata de la descentralización de un establecimiento público francés", explica con cierta ironía Laurent Le Bon, director del Centro Pompidou de Metz, CPM. El centro parisiense presta su nombre, es decir su marca, y, sobre todo, su gigantesco fondo de unas 65.000 obras a su nueva sede, pero le asegura una total autonomía en su gestión. Este se dedicará a las exposiciones temporales propias -la dirección prevé entre cinco y seis muestras anuales- que irán rotando por sus diferentes salas.


 52_1454089173_372411

Un detalle del centro Pompidou en una foto tomada el pasado diciembre

Para la inauguración, Le Bon no ha dudado en echar mano de grandes nombres capaces de asegurar el tirón del público, con una exposición de casi 800 piezas -la mayoría del Pompidou de París y algunas de otros museos- reunidos especialmente para la ocasión. Chefs-d' Oeuvre? se presenta como una reflexión sobre el concepto de obra maestra. En la exposición abundan primeras espadas de la historia del arte del siglo XX, como Picasso, Kandinsky, Matisse, Mondrian o Léger, por citar sólo algunos.


 55louise_bourgeois_precious_liquids_1992

Louise Bourgeois, 'Precious Liquids', 1992. Instalación, 427 cm x 442 cm Collection Musée national d'art moderne, Centre Pompidou, Paris Achat, 1993

Los grandes espacios de los que dispone el CPM permiten dar cabida a obras hasta ahora casi olvidadas en los almacenes. Ocurre, por ejemplo, con los murales que Robert Delaunay realizó para la exposición de 1937, la misma en la que se pudo ver por primera vez el Guernica de Picasso, que no había sido expuesto al público prácticamente desde su creación debido a sus grandes dimensiones. Otro punto fuerte es la colección de los tres azules (Bleu I, II y III) de Joan Miró, la obra que él mismo describió como la más acertada de su carrera, recién restaurados para la ocasión.

Pero sin lugar a dudas el principal atractivo del nuevo centro es el propio edificio, ideado por el japonés Shigeru Ban, en colaboración con los franceses Jean de Gastines y Philip Gumuchdjian, y cuyo coste se eleva a unos 86 millones de euros. Consiste en una planta hexagonal de la que sobresalen tres galerías superpuestas de 80 metros de largo con grandes ventanales que, al igual que el Pompidou de París, ofrece grandes vistas de la ciudad. Desde una de ellas se puede observar la catedral de la ciudad, con efecto óptico incluido: cuanto más se acerca uno al ventanal, más se aleja el monumento.


 56_1454089319_423992

'99 Cent' de Andreas Gursky. 207 x 336 x 5 cm Collection Musée national d'art moderne, Centre Pompidou, Paris Achat, 2000

Todo se vertebra alrededor de una flecha central de 77 metros de altura, un guiño a su hermano parisiense, construido en 1977. Su tejado translúcido, una membrana textil transparente de 8.000 metros cuadrados, deja pasar la luz natural y cubre una estructura de grandes vigas de madera clara. El conjunto cuenta con cerca de 12.000 metros cuadrados, la mitad dedicados a espacios de exposición. El resto se reparte entre un auditorio de 200 plazas, diversas salas destinadas a talleres, la cafetería y un restaurante con terraza.

"La idea es llegar a un público más amplio, llegar mucho más allá de los medios cultivados parisienses", explica Alain Seban, presidente del Centro Pompidou. La nueva joya arquitectónica pretende atraer tanto a la población local como a los vecinos alemanes, belgas y luxemburgueses y espera que la buena conexión con París -una hora y media en TGV y una pasarela directa del centro con la estación- permita atraer a un público más amplio. También se presenta como una oportunidad para la ciudad de Metz y se inspira así en el éxito del Museo Guggenheim de Bilbao, con su millón de visitantes anuales. "Es un ejemplo de lo que los museos pueden hacer para ayudar a una región golpeada por la desindustrialización", añade Seban.

La "revolución" de la descentralización ya está en marcha. El Pompidou anunciará dentro de unos meses una nueva iniciativa de museo móvil, con el que recorrerá diferentes ciudades francesas. Con la misma óptica, el Museo del Louvre planea su propia sucursal, en la ciudad de Lens, que debería estar lista en 2012. A diferencia del Pompidou de Metz, el centro de Lens contará con una colección permanente.


 54_1454089242_438463

Detalle de la vista a la ciudad de Metz desde la Sala 3 del Centro de Arte Pompidou



EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Viernes, 29 Enero 2016, 18:42; editado 1 vez 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: CENTRO GEORGES POMPIDOU (París) 
 
Sarkozy pone en órbita el Pompidou II


- El nuevo centro de arte en Metz se sitúa al noroeste del país.

- Ha tenido un coste de 89 millones de euros.




 000_1454089461_676670

Vista del Pompidou Junior en Metz.

No frecuenta demasiado Nicolas Sarkozy los espacios culturales, pero la inauguración del Pompidou de Metz representaba una obligación de la que no podía sustraerse. Primero porque está en juego la «franquicia» del arte contemporáneo francés. Y en segundo lugar porque es la primera vez que una gran institución francesa se deslocaliza, contradiciéndose la lógica centralista y jacobina.

Sale ganando una ciudad y una región cuya fama se debe al pasado militar y a la crisis industrial. De hecho, los promotores del Museo se han inspirado en el precedente del Guggenheim bilbaíno como ejemplo de rehabilitación.

La diferencia con el museo bilbaíno consiste en que el Pompidou es una institución pública y en que los fondos de la casa madre -65.000 obras- irán abasteciendo al delfín, más allá de las exposiciones temporales y de la autonomía que adquiera la sede de Metz. De hecho, el presupuesto de gestión anual, diez millones euros, recae en la financiación local.

El acontecimiento explica que Nicolas Sarkozy oficie la ceremonia de inauguración pasado mañana y aspira a reunir 200.000 visitantes anuales. No sólo por el interés de la exposición de apertura, Picasso, Léger, Kandinsky, Matisse, Miró. También porque Metz, ubicada 330 kilómetros al Este de París, se encuentra al abrigo de Bélgica, Luxemburgo y Alemania.

El primer reclamo consiste en la «marca Pompidou» 33 años después de haberse inaugurado el edificio madre de Piano-Rogers, mientras que el segundo radica en la sede que han concebido el arquitecto japonés Shigeru Ban y el francés Jean de Gastines.

Ambos han apostado por un edificio ligero, vanguardista y de referencias orientales, aunque las pretensiones de convertir el Pompidou junior en una obra de arte por sí misma no ha descuidado las exigencias del espacio expositivo ni las zonas de recreo.

El satélite del Pompidou en provincias ha costado 89 millones de euros, casi todos ellos sufragados por las instituciones, entes y patrocinadores regionales, y abarca 10.000 metros cuadrados. La mitad los ocupa el espacio puramente expositivo, pero también hay un auditorio, un restaurante, un café, una librería boutique y otras áreas de esparcimiento a medida de los visitantes. Se los espera desde mañana hasta el 16 de mayo en las jornadas de puertas abiertas.


EL MUNDO
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Viernes, 29 Enero 2016, 18:44; editado 1 vez 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: CENTRO GEORGES POMPIDOU (París) 
 
La 'planta joven' del Pompidou


El museo parisiense reordena su colección de arte contemporáneo

El nigeriano El Anatsui abre una muestra consciente de la globalización




 000_1454089538_918426

Arriba, instalación de Agam (1972-1974) para las habitaciones privadas de Georges Pompidou en el palacio del Elíseo. A la izquierda, obra sin título de Martin Kippenberger (1992).

Con un fondo de más de 65.000 obras, uno de los más importantes del mundo en arte moderno, el Centro Pompidou dispone de muchos tesoros escondidos. Los saca a la luz de forma intermitente aprovechando tanto la rotación de su colección permanente como los préstamos a exposiciones del mundo entero. Desde hace casi un año, además, alimenta un espectacular museo en la ciudad de Metz. ¡Y sigue disponiendo de piezas inéditas! Algunas se pueden ver ahora en el nuevo espacio de la cuarta planta dedicado al arte desde 1960 hasta nuestros días.

La voluntad de ruptura de esta nueva propuesta museográfica queda fijada desde el comienzo, con una obra gigante del artista nigeriano El Anatsui, una de las revelaciones de la Bienal de Venecia de 2007: su Sasa (abrigo) (2004) imita una inmensa capa realizada con chapas recicladas. Se desprende de la pared y su colorido recuerda un cuadro de Klimt. Se trata de toda una declaración de intenciones. "Es una forma de decir que somos conscientes del fenómeno de la globalización y que en el futuro hay que buscar más entre los artistas no occidentales", relata Michel Gauthier, conservador de las colecciones contemporáneas del museo. "Además, esta obra concreta, hecha con chapas de botellas de alcohol importadas, es un cuestionamiento de la relación entre Occidente y África".

Entre las nuevas adquisiciones destaca el Rearrangeable Panel (1957-1959), de Allan Kaprow, que los comisarios presentan como un enlace entre el expresionismo abstracto y el happening; el cuadro psicodélico sin título de André Cadere o Plastiche Rede (1983) de Franz Erhard Walther, uno de los padres de la interactividad. Desgraciadamente, la masiva afluencia de público impide esa relación entre la obra -que no se puede tocar- y el observador.

En algunos casos, no solo las obras están de estreno. También debutan artistas que ingresan ahora en el panteón Pompidou. Es el caso por ejemplo de la guirnalda luminosa del estadounidense de origen cubano Félix González-Torres. "Estoy muy contento con esta compra porque no teníamos nada suyo", explica Gauthier. "Es complicado porque hay que detectar al artista antes de que sea demasiado caro en el mercado", dice. El museo, por ejemplo, no dispone de ninguna pieza de Jeff Koons o de Richard Prince. "En casos como estos solo podemos esperar alguna donación".

La nueva disposición es también la ocasión de volver a sacar obras impresionantes que llevaban tiempo sin ser expuestas como Le Jardin d'Hiver (1968- 1970), de Pierre Dubuffet, que aparenta una misteriosa cueva en la que se sumerge el visitante, o el colorido salón ideado por Yaacom Agam en los años setenta para Georges Pompidou cuando este se encontraba en el Elíseo.

El recorrido, que se detiene también en clásicos como Andy Warhol, Martin Kippenberger o Jeff Wall, dedica salas enteras a la arquitectura, el diseño y el multimedia y culmina con una gigante seta alucinógena, Giant Triple Mushroom (2010), del alemán Carsten Höller. Para Jonas Storsve, principal comisario de la muestra, "es una forma de decir que el arte tiene una parte de sueño".



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Viernes, 29 Enero 2016, 18:45; editado 1 vez 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: CENTRO GEORGES POMPIDOU (París) 
 
Munch se mira en el espejo del siglo XX


El Centro Pompidou descubre la etapa madura del autor de 'El grito'

La muestra, que incluye fotografías y filmaciones, incide en el afán de modernidad del pintor



 000_1454089613_868413

A la izquierda, Rosa Meissner en el Hotel Rohn, Warnemünde, fotografía de Edvard Munch que le sirvió de modelo para su óleo Mujer llorando (derecha). Ambas, de 1907. Munch Museum

En el gran relato del arte moderno, tan unívoco, suele hurtarse al espectador la madurez del pintor que profirió el grito más angustioso de la historia. El noruego Edvard Munch (1863-1944) realizó un brillante viaje de transición al siglo XX, como viene a demostrar la muestra que le dedica el Centro Pompidou y que promete cambiar nuestra percepción sobre la vida y la trayectoria del artista expresionista. El aparato teórico gira en torno a un punto de partida que se antoja lógico. Munch vivió más la nueva centuria que la vieja y murió el mismo año que algunos de los creadores que definieron la explosión irrepetible de las primeras vanguardias, como Piet Mondrian o Vasili Kandinsky.

La muestra, planteada con la ambición marca de la casa, se aventura aún más lejos: "Nuestro objetivo es mostrar a otro Munch que destacó como artista de varias disciplinas, que se adentró en los terrenos de las nuevas artes como la fotografía y el cine", recuerda Angela Lampe, comisaria de la exposición junto a Clément Chéroux. "No pretendemos borrar la angustia por la que es conocido, y que está presente en su obra, pero queremos desplazar el foco para mostrar que hay también un Munch muy moderno", añade Chéroux.

Se han reunido aquí más de 140 obras entre lienzos (60) y fotografías (medio centenar). El Munch del último estertor decimonónico sirve de trampolín para zambullirse en el más moderno. No está El grito; las dos versiones de la obra maestra, tan codiciada por los ladrones de arte internacionales, se conservan en Noruega y nunca abandonan el país. Sí se encuentran en cambio algunas de sus obras más famosas, como la primera versión de todo un icono del siglo XIX, Pubertad (1894-1895), así como Las muchachas en el puente (1901) o La niña enferma (1896), copia de un original en el que él mismo fijó el inicio de su carrera artística.

Ya desde la primera sala queda clara la obsesión del artista por la repetición en busca del resultado perfecto. Lo hará en particular con los dúos El beso y Los vampiros, de los que realizará una decena de reproducciones a lo largo de los años. Hay algo ciertamente hipnótico en la contemplación de la misma pareja que se besa obsesivamente en una danza de espejos en la que los rostros acaban por fundirse en uno solo.

La figura que reiteró de forma más compulsiva -en una serie realizada en 1907- fue, con todo, la célebre e intrigante Mujer llorando, de la que realizó seis pinturas (cinco de las cuales se exponen en la muestra), varios dibujos, una fotografía e incluso una de las muy escasas esculturas que se le conocen. Munch no llegó a explicar el significado de aquella silueta desnuda, de pie junto a la cama, con el pelo recogido en un moño alto y la cabeza inclinada hacia adelante que esconde su cara. Sí se sabe que la escultura estaba en un principio destinada a adornar su propia tumba.

El insobornable romance del artista con la modernidad queda también reflejado en la influencia de la fotografía y del cine en su obra. El movimiento del retrato del abogado Thorvalt Lochen (1917), con un pie delante del otro, recuerda a las instantáneas de las revistas a las que Munch estaba suscrito (de nuevo, otra promesa de la modernidad) y que a partir del siglo XX se llenan de retratos callejeros en los que los modelos se mueven como sombras animadas llegadas del futuro.

No extraña, por tanto, que planee por la trayectoria de Munch en esta época la promesa (omnipresente en la cultura de la época) del cine de los hermanos Lumière. Se siente en el dinamismo que desprende del cuadro Obreros volviendo a casa (1913-1914), en el que las figuras se acercan al espectador con afanes cinemáticos. No fue esta la única referencia al nuevo arte en el Munch maduro: el artista noruego escenificó su pelea de 1905 con el joven pintor Ludvig en una secuencia de cuadros que reflejan diferentes momentos del altercado, como en una película.

La influencia del teatro queda sobre todo reflejada en una serie de pinturas que realiza en 1907, titulada Habitación verde. Munch, que trabajó con Max Reinhardt, pinta en ella una sucesión de cuadros en la estela del teatro intimista, donde la escena es una habitación cerrada a la que le falta una pared para entrar en el universo de los personajes.

Con la fotografía, el artista fue más allá de la permeabilidad de la influencia. Se empleó a fondo con ella como forma de expresión. En 1902 se compró ya una pequeña cámara Kodak con la que realizó gran cantidad de autorretratos: en su estudio, en su jardín o en una habitación anónima de hotel. También retrató sus pinturas o lugares clave de su existencia, como la casa de su infancia o el patio del edificio en el que murió su madre víctima de la tuberculosis.

La muestra también rescata un pequeño vídeo de algo más de cinco minutos, en el que Munch rodó escenas tomadas de la crudeza de las calles en Alemania y Noruega. Una prueba de su curiosidad por este nuevo arte tecnológico queda en la memoria del visitante cuando deja atrás la arquitectura anacrónicamente futurista del Pompidou. Se trata de una escena en la que Munch se acerca al objetivo y se mira en él como si fuera un espejo. El espejo del siglo XX.


Objeto criminal


- Edvard Munch es recordado sobre todo por El grito, que en realidad se trata de una obra con tres versiones.

- Dos de ellas han sido objeto de célebres robos.

La que atesora la Galería Nacional de Noruega desapareció en 1994 y fue recuperada ocho semanas después. Los ladrones sustrajeron en 2004 la versión del Museo Munch. Se recobró dos años más tarde.



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Viernes, 29 Enero 2016, 18:47; editado 1 vez 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: CENTRO GEORGES POMPIDOU (París) 
 
El Pompidou explora el idilio entre la danza y los genios del arte en la exposción 'Danser sa vie' 450 obras de grandes artistas como Kandinski o Isadorah Duncan


La exposción 'Danser sa vie' estará hasta el 2 de abril de 2012



 000_1454089749_971468

Una visitante admira los trabajos que forman parte de la exposición 'Danser sa vie'

El Centro Pompidou de París ha presentado hoy una macroexposición en la que arroja una nueva mirada sobre la relación entre la danza y las artes plásticas a través de las obras de genios como Picasso, Matisse, Warhol, Pollock, Duchamp, Man Ray o Pina Bausch.

"Danser sa vie" ('Bailar tu vida') recorre en 450 obras todo un siglo de movimientos corporales, desde los postulados que marcó el icono estadounidense Isadora Duncan hasta los movimientos desenfrenados de la música dance y pop de los años 80. El título de la exposición se toma precisamente de una frase de Isadorah Duncan pronunciada en 1928 : "Je n'ai fait que danser ma vie" (lo único que he hecho es bailar mi vida).

Programada hasta el 2 de abril, el visitante puede descubrir en 2.000 metros cuadrados los lazos "extremadamente fructíferos e intensos" entre la danza y las artes visuales, ha explicado a Efe la comisaria de la exposición Emma Lavigne.


Grandes nombres del arte moderno

Todo ello a través de grandes nombres del arte moderno y contemporáneo como los escultores Constantin Brancusi y Auguste Rodin, el fotógrafo Alexandre Rodtchenko, los pintores Wassily Kandinski, Francis Picabia o Fernand Léger, y coreógrafos de la talla de Merce Cunningham.

La muestra arranca con el inmenso óleo "La danse de Paris" de Henri Matisse (1869-1954), se sumerge en las fotografías con las que el pionero Eadweard Muybridge descomponía el movimiento y continúa con uno de los escasos testimonios en celuloide de Isadora Duncan, precursora de la danza moderna, ensayando en un jardín envuelta en una túnica blanca.

En la sala anexa es donde se puede encontrar la proyección más antigua de la muestra (1897), firmada por los hermanos Lumière, quienes inmortalizaron una coreografía de una de las principales vedetes de la "Belle Époque", Loie Fuller, quien ejerció "una influencia mayor" sobre los futuristas, destacó Lavigne.

La exposición del Pompidou también se aborda la figura de Pablo Picasso a través de una reproducción del ballet futurista "Parade" de 1916, al que el genio malagueño contribuyó con el diseño de un vestuario de corte cubista, y se zambulle en la leyenda cabaretera de Josephine Baker, quien esboza algunos de sus pasos en una pantalla de cine.

El cuerpo al servicio del movimiento, como otras vanguardias artísticas, también ha dejado una historia salpicada de escándalos, como el trabajo del ruso Vaslav Nijinsky, quien ofendió a la burguesía parisina de 1912 con una coreografía con referencias onanísticas. El propio Rodin tuvo que salir a defenderle públicamente.

La esencia de la provocación, por partida doble, se adueña del espacio dedicado al francés Yves Klein, quien en "Antropometría de la época azul" (1960) embadurnó de pintura azul a unas modelos desnudas y les ordenó que se restregasen contra un lienzo que firmó él y ejecutó con "pinceles vivos" sin intervenir directamente en la obra.


rtve.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Viernes, 29 Enero 2016, 18:49; editado 1 vez 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: CENTRO GEORGES POMPIDOU (París) 
 
Exposición del Pompidou en Madrid


80 obras maestras del museo parisino recrean en la Fundación Mapfre la historia del género que sobrevivió a la fotografía



user_50_6_mujer_con_sombrero_de_pablo_picasso

'Mujer con sombrero', de Pablo Picasso

Muchos creyeron que con la llegada de la fotografía, a finales del XIX, el retrato pictórico no sobreviviría. No fue así. Todo lo contrario. Resultó que el rostro humano se convirtió en un soberbio campo para la experimentación hasta el punto de que es difícil comprender la modernidad al margen de este género. De hecho, La colección permanente del parisino Centro Pompidou está ensamblada en torno al retrato del siglo pasado e incluso los comienzos de este. Desde Giorgio de Chirico a Giacometti, de Balthus a Raoul Hausmann, de Picasso a Brancusi. Todos los grandes maestros de la pintura y de la escultura han transitado por el retrato en algún momento de sus vidas. Una selección de 80 obras maestras del museo francés llegan ahora a la sede madrileña de la Fundación Mapfre para dar cuenta de la trascendencia de esta forma de expresión artística.

Retratos. Obras maestras. Centre Pompidou tiene toda la pinta de convertirse en la gran exposición del otoño en Madrid. La oportunidad de contemplar estos cuadros en directo, conocidos muchos de ellos en los manuales de la reciente historia del arte, no se la puede perder nadie. La exposición se hace gracias a los acuerdos de colaboración habitual entre ambas entidades y porque a última hora, Mapfre se quedó sin la exposición que proyectaba para esta temporada. Una gran muestra dedicada monográficamente a Dalí. El Reina Sofía recondujo su programación inicial y dejó a la aseguradora compuesta y sin exposición. En abril de 2013 mostrará 400 obras del maestro surrealista. “Barajamos las posibles salidas, siempre buscando algo muy potente y el Pompidou aceptó prestarnos estas ochenta obras”, detalla Pablo Jiménez Burillo, director general de Mapfre. “Es la primera vez que este conjunto artístico sale en bloque del museo francés”. Aunque declina precisar el coste que ha pagado por poder mostrar todas estas obras, Jiménez Burillo explica que el precio ha sido perfectamente “asumible”.

Extendida por las dos plantas del edificio, los cuadros están expuestos en orden cronológico. El siglo XX al completo es el período principal, pero también hay pinturas de finales del XIX y arranque del XXI. Empieza con el retrato de Erik Satie, realizado por Suzanne Valadon en 1892-1893, y se cierra con The Moroccan, de John Currin, de 2001. En medio, Degas, Manet, Van Gogh, Pablo Picasso, Braque, Francis Bacon, Henri Matisse, Robert Delaunay, Jean Dubuffet, Joan Miró, Amedeo Modigliani, Lucian Freud, Max Ernst, Pablo Gargallo o Antonio Saura, el único español elegido para ilustrar la segunda parte del siglo XX.

Comisariada por Jean-Michel Bouhours, historiador y conservador del Pompidou, la exposición está organizada en torno a cinco grandes temas: Los misterios del alma, Autorretratos, De cara al formalismo, Caos y desorden o la imposible permanencia del ser y Tras la fotografía. El relato construido por Bouhours parte de la importancia del género del retrato y precisa que el siglo XX es una parte muy pequeña en la historia. Explica que los grandes sucesos y descubrimientos del siglo pasado hicieron posible que la fotografía no liquidara el retrato. Como grandes hitos, cita la invención del psicoanálisis; la negación del individuo por parte de los totalitarismos; la aniquilación de la identidad en los campos de exterminio nazis; la generalización del uso la fotografía. Frente a todo esto, mantiene el comisario que la necesidad de individualización ha crecido más fuerte que en ningún otro momento y que el afán de personalizar ha corrido paralelo a la experimentación artística.

El recorrido parte de la tradición para adentrarse en la modernidad y detenerse en algunas de las piezas esenciales del museo francés. Primero, los grandes protagonistas de Montmatre en 1900, después la experimentación de las vanguardias y sus descubrimientos formales con la máscara como referente en las pinturas de una gran parte de los creadores. La mujer es retratada una y otra vez por los diferentes artistas para representarlas como inquietantes demonios (Giorgio de Chirico en el autorretrato con su madre) o melancólicas indefinibles pintadas por Modigliani, Kupka o Van Velde. O las sugerentes de Tamara de Lempicka. Están también las mujeres que forman parte de una ensoñación, como Las odaliscas de Henri Matisse que evocan indolencias divinas a base de colores y figuras que parecen venir de un paraíso muy especial.

Los hitos de la exposición son muchos. Las cabezas de Constantin Brancusi (La musa dormida, 1910) o Julio González (El túnel, 1932-33)son algunos ejemplos. Pero seguramente nada resulta tan impactante como los tres retratos de mujeres pintados por Picasso en diferentes etapas de su larga carrera compartiendo un mismo panel: Busto de mujer (1907), Mujer con sombrero (1935) y Retrato de mujer (1938). Las tres son un claro ejemplo de que lo imperfecto puede sobresaltar al espectador por su formidable belleza.


Algunos retratos del Pompidou en la fundación Mapfre


user_50_2_roger_y_su_hijo_de_balthus

'Roger y su hijo', de Balthus


user_50_4_kizette_en_el_balc_n_de_tamara_de_lempicka

'Kizette en el balcón', de Tamara de Lempicka


user_50_3_autorretrato_de_francis_bacon

'Autorretrato', de Francis Bacon


user_50_1_marie_catherine_de_arikha

'Marie-Catherine', de Arikha


user_50_5_odalisca_con_pantal_n_rojo_de_henri_matisse

'Odalisca con pantalón rojo', de Henri Matisse



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: CENTRO GEORGES POMPIDOU (París) 
 
UN NUEVO HITO CULTURAL EN ESPAÑA



Así fue el aterrizaje del Pompidou en Málaga


La implantación en la ciudad de la primera sucursal del centro parisiense fuera de Francia se ha gestado rodeada de polémicas empresariales, políticas y culturales



 user_50_1385726561_881892_1385726902_noticia_normal

Construcción del cubo en el puerto de Málaga. / Julián Rojas

Se desenredó el misterio, celosamente guardado por los responsables del Centro Pompidou de París y por el alcalde de Málaga, el popular Francisco de la Torre: la capital de la Costa del Sol albergará, a partir de 2015, la primera sucursal del Pompidou fuera de Francia. La antena española de la que es una de las grandes instituciones culturales de Europa tendrá su sede en el emblemático edificio conocido como El Cubo, un gran cubo de cristal y acero construido hace dos años en el Muelle 1 del Puerto de Málaga. El acuerdo alcanzado entre el consistorio malagueño y los responsables de uno de los más importantes centros culturales de Europa, con su presidente Alain Seban a la cabeza, consiste en la instalación en El Cubo de una colección permanente de alrededor de 70 obras procedentes del Museo Nacional de Arte Moderno del Pompidou. Además, los responsables artísticos del Pompidou se comprometen a montar al menos una exposición temporal al año en El Cubo, comisariada por ellos.

Este museo, uno de los más importantes del mundo en su género y situado en el espectacular edificio construido por los arquitectos Richard Rogers y Renzo Piano en 1977, alberga una colosal colección del arte del siglo XX, un tesoro repleto de obras maestras de creadores clave en la historia del arte reciente como Picasso, Kandinsky, Klee, Miró, Klein, Dalí, Modigliani, Brancusi, Matisse, Bacon o César. El Pompidou alberga estos días una gigantesca exposición sobre el Surrealismo y sus objetos. El Centro es, tras la Torre Eiffel, la segunda atracción turística de París en número de visitas. Hace poco más de dos semanas, Bernard Blistène fue nombrado nuevo director del Museo Nacional de Arte Moderno (MNAM Pompidou), tras un muy polémico proceso de relevo en el que figuraron varios directores de museo internacionales.

Hasta ahora, la única subsede del Centro Pompidou fuera de París era la del Pompidou-Metz, al norte de Francia. La de Málaga será la primera fuera de las fronteras francesas, en lo que supone una decisión de alto nivel no solo cultural, sino también político y diplomático. Las negociaciones las ha llevado a cabo el propio alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, un apasionado de la cultura francesa, exestudiante en La Sorbona y quien mantiene excelentes relaciones con la Alianza Francesa de Málaga y con los responsables culturales de la embajada francesa en Madrid, así como con el Instituto Francés de Madrid.

El Centro Pompidou de Málaga ocupará un total de 6.000 metros cuadrados en este controvertido edificio situado en la esquina de los muelles 1 y 2 de la zona portuaria de la ciudad. Las dos partes contemplaron también la posibilidad de otra sede: el viejo y majestuoso edificio de la Tabacalera de Málaga, algo más alejado del centro de la ciudad y que llegó a albergar el Museo del Automóvil, y en cuya rehabilitación se han gastado ya más de 35 millones de euros. Este edificio tenía que haber acogido el Museo de la Gemología, en lo que constituyó uno de los mayores fiascos relacionados con infraestructuras culturales en España.

El Ayuntamiento de Málaga llegó a pagar hasta ocho millones de euros a los empresarios privados que iban a gestionar el centro, relacionados con altos cargos del Partido Popular en materia cultural en los tiempos de José María Aznar. La oposición socialista y de Izquierda Unida del ayuntamiento de Málaga viene exigiendo repetidamente al alcalde De la Torre que ponga en marcha las gestiones necesarias para recuperar ese dinero público. Otras posibilidades para la ubicación del Pompidou malagueño, como los edificios de los antiguos cines Astoria y Victoria, junto a la céntrica plaza de la Merced, fueron también descartados.

De hecho, hace unos meses, responsables del Pompidou de París visitaron el edificio de Tabacalera, y mostraron su agrado ante las instalaciones. Pero finalmente las dos partes han optado por un edificio de corte mucho más vanguardista y, desde luego, mucho más acorde con el carácter de un museo de arte modeno.

El acuerdo alcanzado tiene una duración de cinco años renovables y supondrá un gasto anual de un millón de euros para el ayuntamiento malagueño. Los contenidos del nuevo museo serán concretados más adelante con la firma de un convenio específico que determinará las obras con la supervisión de un comisario del Pompidou, por un lado, y de un gestor cultural municipal por otro. La estimación de las obras de adecuación de El Cubo como nueva subsede de la institución francesa asciende a cinco millones de euros. El ayuntamiento de Málaga asumirá los costes de transporte, seguridad y puesta en marcha de la sede.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: CENTRO GEORGES POMPIDOU (París) 
 
El Ayuntamiento pagará un canon anual de un un millón de euros



El Cubo del puerto de Málaga será subsede del Pompidou desde 2015


Firmado un protocolo para exponer durante cinco años 70 obras del centro parisino

Se une al Museo Picasso, el Thyssen y el CAC como oferta de arte en la ciudad




 user_50_13857216439802

El cubo del puerto de Málaga. / ANTONIO PASTOR

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha anunciado este mañana que los 6.300 metros cuadrados del Cubo del Muelle Uno del Puerto estarán destinados desde 2015 al sexto gran referente museístico de la ciudad, el Centre Georges Pompidou de Málaga. Con este marchamo se ha cerrado un protocolo de acuerdo por cinco años prorrogables para que unas 70 obras del espacio del Beaubourg parisino puedan verse de forma permanente y a su vez haya una exposición temporal "propuesta" por el mismo centro por año.

"Es una gran noticia porque consolida el proyecto estratégico de la ciudad, y refuerza una de sus líneas básicas como es la de tener una gran oferta cultural. Es un acontecimiento de alcance nacional", ha declarado De la Torre tras anunciar que el precio por año a pagar al centro francés será de un millón de euros. A esta cifra neta primera, que De la Torre ha calificado de "admisible", también hay que sumar la reforma arquitectónica del lugar en la denominada esquina de oro del nuevo Puerto de Málaga, que está cifrada en 5 millones, y toda su gestión posterior que también irá con cargo a las arcas municipales a falta de otros apoyos por ahora.

El regidor buscará la colaboración empresarial privada franco-española para su financiación e incluso avanzó la probable participación de Unicaja al 50%, con la que ya negoció el uso del Cubo en el pasado. Para coordinar los primeros movimientos en el sentido arquitectónico y artístico, el Ayuntamiento ha designado como su responsable al director de la Casa Natal de Picasso, José María Luna, mientras que el Centre Georges Pompidou pondrá por su parte un conservador que supervisará el acondicionamiento, cuyo plan de actuación deberá estar en tres meses.

De esta manera, la ciudad suma otra gran marca (su sede central está entre los diez museos más visitados del mundo), que se une a la de Picasso o Thyssen y se perfila como un referente ya internacional del arte moderno y contemporáneo, a falta de que La Aduana termine de coronar la secuencia museística del XIX y XX, sin paragón en España para una ciudad media. La excepcionalidad del desembarco pasa porque hasta ahora la marca Pompidou no había salido de Francia y el único espacio con su nombre fuera de París era el de Metz.

De la Torre salió a despejar las dudas de si la ciudad no estaba sobrecargada de museos como para recibir otro gran nombre y sin confirmar si se había hecho un proyecto de viabilidad, manifestó que "la oferta creará la demanda. Si ponemos un centro potente, la gente vendrá a verlo. Recibimos cuatro millones de visitantes al año, a muchos madrileños le pilla más cerca Málaga que París y además trataremos de sumar el turista de cruceros. Hay que tener ambición siempre que ésta no nos hunda", razonó.

El regidor anticipó que la zona donde se ubicará todavía no es del Ayuntamiento, tiene que recepcionarla de la Autoridad Portuaria, pero espera que a lo largo de 2015 incluso esté terminada la obra de adecuación y seis meses antes como mínimo firmar el contrato definitivo de esta colaboración. "A ellos le ha convencido la ciudad y la ubicación", desveló al tiempo que confesó que las negociaciones se retrotraen al Partido contra la Pobreza que se llevó a cabo en La Rosaleda en 2008 entre los equipos nacionales absolutos de España y Francia, donde le trasladó a la embajada francesa una primera idea de esta colaboración.

Sobre los posibles contenidos, éste avanzó que "nos interesa sobre todo cubrir el abanico del arte Moderno de vanguardias, aunque el Museo Picasso ya está vinculándolo con otros artistas de su tiempo. Por otro lado, tenemos bien cubierto el XIX con el futuro Bellas Artes (Aduana) y el Thyssen. Esto nos daría una fuerza importante y nos situaría en lugares de liderazgo a nivel europeo" se esperanzó.


elmundo.es



   No sé pero el tamaño del cubo se me hace un poco pequeño para albergar un museo.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: CENTRO GEORGES POMPIDOU (París) 
 
El Pompidou retira una obra de Jeff Koons por una acusación de plagio


Un publicista francés presentó una denuncia al considerar que la escultura es una copia de una campaña que hizo para Naf-Naf.



 14193652057851

Imagen de la obra de Koons 'Fait d'Hiver' durante una exposición en Alemania en 2012. EFE

El Centro Pompidou de París ha retirado este martes una obra de la retrospectiva que dedica al artista estadounidense Jeff Koons después de que un publicista galo asegurara que es un plagio de uno de sus anuncios.

Se trata de la escultura 'Fait d'hiver' (1988), en la que un cerdo que lleva atado al cuello un tonel al estilo de los perros San Bernardo acude al socorro de una mujer tendida en la nieve. La obra fue retirada "a petición del prestamista", según el Pompidou, y después de que el publicista francés Franck Davidovici presentara una denuncia al considerar que es una copia de la campaña publicitaria que él diseñó en 1985 para la marca de ropa Naf-Naf.

El publicista había presentado una denuncia por plagio contra el artista y, según algunos medios, un oficial de justicia acudió la semana pasada a la muestra para tomar fotos de la obra. La escena de la escultura de porcelana Koons es muy parecida a la foto de la campaña publicitaria, aunque hay algunas diferencias, como la vestimenta de la mujer o el hecho de que en la obra del artista estadounidense hay dos pingüinos que no están en la imagen. La escultura de Koons expuesta en el Pompidou rondó los tres millones de euros en una subasta en Nueva York en 2007.

El presidente del museo parisino, Alain Seban, recordó en un comunicado que Koons ha tenido otras denuncias de plagio en su serie 'Banality', en la que el artista "se basa en objetos comprados en el comercio o imágenes aparecidas en la prensa".

"Gran parte de la creación moderna y contemporánea reposa en el concepto de la citación e incluso de la apropiación. Es esencial que los museos puedan continuar a dar cuenta de esas corrientes artísticas", agregó el director del museo.

La retrospectiva sobre Koons en el Pompidou, la primera de este calibre que se lleva a cabo en Europa sobre el artista estadounidense, está batiendo récords de público y todo apunta a que superará a la que el año pasado el centro de arte contemporáneo de la capital francesa dedicó al español Salvador Dalí, la más visitada de su historia con 840.000 espectadores.


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Centro Pompidou (París) 
 
Exposición



Paul Klee, combatir el oscurantismo con la ironía

El Centro Pompidou de París recupera más de 200 obras del pintor suizo en una retrospectiva única en cincuenta años



 000_1460476956_119282

Exposición de Paul Klee en París. / AFP

Si la ironía es un signo de inteligencia, Paul Klee (Münchenbuchsee, 1879-Muralto, 1940) hizo gala de una exquisita agudeza a lo largo de toda su carrera. Sutil, reflexivo, extremadamente culto son algunos de los adjetivos que ayudan a entender la personalidad de uno de los grandes artistas del siglo XX a quien el Centro de Arte Moderno Georges Pompidou de París dedica ahora una retrospectiva, la primera en Francia desde 1969, que repasa su obra donde la sátira fue siempre un característico hilo conductor.

Abierta al público desde el pasado 6 de abril, la exposición permanecerá en el Pompidou hasta el 1 de agosto, en una muestra de 240 obras que intenta reconstruir un relato en torno a la figura del pintor alemán, nacido en Suiza en el seno de una familia de músicos. Una ínfima parte si tenemos en cuenta que la prolifera herencia artística que dejó el alemán asciende a más de 10.000 creaciones.

La comisaria de la exposición, Angela Lampe, ha trabajado durante tres años en su preparación, viajando con asiduidad a Berna (Suiza), donde se encuentra el Centro Paul Klee. Lampe explica el magnetismo de este desconocido pintor en Francia -precisamente por los años que han pasado sin exponer su obra- que tan solo en el día inaugural atrajo a casi 4.600 visitantes.


 00_1460476904_251214

Exposición de Paul Klee en París. AFP

"Es el placer que causa entrar en su universo, contemplar su obra, la inteligencia en los títulos y formas que hablan a todas las edades", cuenta Lampe. "Las marionetas, la ilustración de figuras simples y geométricas, los pequeños hombrecillos que pintó y las marionetas que creó para su hijo hablan a los niños, pero la brillantez y sutilidad habla igualmente a los adultos, a los que le conocen y a los que no están formados en el arte".

Precisamente esta ironía que ahora reivindica el centro de arte, sería el arma de Klee para combatir los dogmas establecidos por sus contemporáneos, que estarían presentes en su trabajo desde sus primeros años en Múnich hasta el final de su vida, siempre marcada por una constante negativa en cuanto a la situación del arte a principios del siglo XX. "El ideal, en las artes plásticas, es completamente inactual [...]. En cambio, he dado pasos hacia la sátira [...]. Y, en definitiva, puede que de ahí salga algo interesante", dejo escrito el suizo en uno de sus diarios.

Durante sus estudios en Berna, a principios del siglo pasado, Klee siguió clases de desnudo que adaptó a su propia visión en una serie de deformaciones grotescas de la anatomía humana como El héroe alado (1905) y otros dibujos de pequeño formato, realizados a lápiz y acuarelas, que se exponen en la primera sala de la exposición. Una respuesta, quizá, al idealismo que reinaba en las escuelas sobre la pintura clásica, siempre un punto de referencia a imitar por los alumnos que él no quiso asumir.

Klee descubriría el cubismo en Múnich en 1911 y más tarde en París, que realizaría con un estilo infantil con el que bromeaba sobre lo que en su opinión era una interpretación "desprovista de vitalidad" de los cuerpos. Fue en esta época también cuando el artista conocería a Picasso, en su taller de París, con quien descubre el surrealismo del malagueño que jugaba en sus enormes cuadros con figuras de mujeres que moldeaba a su gusto, una visión que influenciaría a Klee.



 01_1460476889_429604

Exposición de Paul Klee en París. AFP

El encuentro volvía a producirse 25 años más tarde, esta vez en la casa del suizo en Berna, donde, según cuentan, la tensión entre ambos se palpaba en el aire fruto de la enorme admiración aunque también crítica que ambos se procesaban. La belle jardinière (1939), pone en evidencia la enorme influencia que el trabajo de Picasso tuvo para Klee.
El tesoro de Walter Benjamin

La exposición alberga además dos obras muy delicadas, "un tesoro", según Lampe, reunidas por primera vez desde 1935 cuando su propietario, el filósofo alemán Walter Benjamin, las mostraba en el salón de su casa: Angelus Novus y La presentación del milagro.

Esta última fue un regalo de la mujer de Benjamin, del cual se vieron obligados a desprenderse en 1935 cuando el filósofo lo vendió para poder así financiar su exilio de la Alemania nazi. Angelus Novus, "mucho menos conocido", según Lampe, pertenece al Museo de Israel, y se expone únicamente durante dos meses, hasta principios de junio, dada la delicadeza de la acuarela. "Este célebre ángel de historia, al que Benjamin consagraría un texto al final de su vida sobre el concepto de la historia [El ángel de la historia] se encuentra en Jerusalén y es raramente prestado", explica Lampe. Ambos cuadros se exponen en una sala especial con una iluminación más suave que el resto.

La curiosidad marcaría también el carácter de Klee cuyos viajes por Oriente, su pasión por civilización egipcia y las artes antiguas, impregnaron los últimos años de su vida artística en la que volvería una y otra vez a distintos tiempos del pasado. Caminos de serpientes (1934), es una clara prueba de la influencia del arte rupestre, que recuerda a los dibujos del paleolítico grabados en grutas ancestrales. Durante estos años, los animales y la línea, que el autor define como "un punto en movimiento" se convierten en motivos recurrentes de su obra.

Los últimos años de su vida, estuvieron marcados -como el de tantos intelectuales europeos- por la crisis. La situación en el viejo continente, su exilio en Berna tras la condena de los nazis sobre su obra y la esclerodermia que le atacó parecieron ir de la mano con el aspecto dramático que adquirió su obra. El año 1933, cuando Hitler accede al poder, las creaciones de Klee parecen ser un reflejo del intenso momento histórico que vivía Alemania. Tras la Primera Guerra Mundial, Klee no esperaba que el mal pudiera volver y, cuando lo hizo, ni siquiera la enfermedad le impidió, sin embargo, librarse de esa ironía que hoy París recuerda.

"¡Tú, individuo que no sirves a nadie, tú, inútil! Aprende a crearte fines útiles: juega, ilusionate a ti mismo y a los demás, sé artista", escribió. Una buena frase para recordar en tiempos confusos.


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Centro Pompidou (París) 
 
SERGE LASVIGNES | PRESIDENTE DEL CENTRO POMPIDOU


Al Pompidou le “interesa Colombia” para una sede en Latinoamérica

“Se encuentra entre nuestra perspectivas de futuro”, declara el responsable de uno de los iconos de París



 00_1486039006_666738
 
Vista aérea del Centro Pompidou en 2010. / BORIS HORVAT - AFP

Abrió sus puertas una semana como esta, pero en la Francia algo anquilosada de hace 40 años. Respondía al sueño premonitorio del presidente francés Georges Pompidou. “Quiero erigir un centro cultural que reúna, a la vez, un museo y un lugar de creación, en el que las artes plásticas se mezclen con la música, el cine y los libros”, dejó dicho antes de morir. El actual presidente del Centro Pompidou, Serge Lasvignes (Toulouse, 1954), todavía recuerda su primera visita. “Me pareció un lugar totalmente exótico, salido de una película. Desprendía una libertad extraña, casi inquietante, lo cual no era solo novedoso, sino que se oponía a todo modelo conocido”, explica desde su despacho con vistas sobre la gran plaza inclinada en la que el museo parece reflejarse.

Pompidou nunca habría imaginado que, 40 años después, su museo crearía escuela y hasta tendría descendencia. Uno de los retos de futuro del museo pasa por exportar la marca Pompidou fuera de las fronteras francesas. Después del ejercicio piloto en la sede efímera de Málaga, que Lasvignes califica de “experimento exitoso”, el centro ultima la apertura de otras sucursales en el extranjero. Una de ellas podría abrir en Latinoamérica. “Se encuentra entre nuestra perspectivas de futuro”, asiente el presidente del Pompidou, matizando que el proyecto se encuentra en una fase preliminar, aunque ya tenga a un país concreto en el punto de mira. “Me interesa mucho Colombia. Es un país prometedor y con muchos recursos, donde los colectivos de artistas han contribuido a pacificar la vida social”.

Antes, el Pompidou abrirá una sede en Bruselas en 2018, donde ocupará un antiguo garaje art déco de 35.000 metros cuadrados. Si las negociaciones llegan a buen puerto, también inaugurará una filial en Shanghái. “Esperamos poder anunciarla durante este primer trimestre”, avanza. El Pompidou chino debería abrir en un edificio a su medida, que se construye actualmente en un antiguo aeropuerto de la ciudad. Además, Lasvignes querría crear “una o dos sedes más”. Y no descarta renovar el acuerdo con Málaga, que debía concluir en 2020. “No es inimaginable prorrogarlo”, insinúa con diplomacia. El Pompidou también cuenta desde 2010 con otra sucursal en Metz, en la Lorena francesa, para permitir que los habitantes que viven lejos de París tengan acceso a sus fondos, que suman más de 200.000 obras y constituyen la mayor colección de arte moderno en Europa.


 01_1486039067_638676
 
El presidente del Centro Pompidou, Serge Lasvignes, en la que será su sede de Bruselas, un antiguo garaje, en septiembre de 2016. / EMMANUEL DUNAND - AFP

Precisamente, este aniversario tiene lugar bajo el signo de la descentralización. Alérgico a la nostalgia, Lasvignes ha preferido no celebrar la efeméride con una exposición histórica, sino organizar 40 muestras distintas en todo el territorio francés, de Marsella a Lille y de Burdeos a Estrasburgo, prestando temporalmente sus obras a los museos regionales. “Democratizar el arte es una utopía movilizadora: nunca se termina y exige una voluntad constante”, afirma Lasvignes, que también quiere luchar para fomentar la diversidad entre sus visitantes. “Cuando observo a mi público, veo que las categorías sociales más altas siguen estando sobrerrepresentadas. Todavía quedan esfuerzos por hacer”, reconoce. En la parte trasera del Pompidou, jóvenes de todos los colores y clases sociales forman una larga cola para acceder a la biblioteca del museo, una de las más concurridas de Europa (1,2 millones de visitas anuales). El objetivo de Lasvignes es reconducir esa fila hacia el interior de las salas. Su primer gesto será crear una única entrada para todo el centro. Las obras empezarán en 2018, pero no implicarán ningún cierre generalizado.

Este museo no es perfecto, pero ha logrado cambiar la forma de ver y de exponer el arte contemporáneo. En la apertura de 1977 reivindicó a Marcel Duchamp, que nunca había contado con una muestra monográfica en Francia. En 1989, la muestra Magiciens de la terre puso en el mismo plano el arte occidental y el procedente de África, Asia y Oceanía. Y en 2009 reservó más de la mitad de su colección permanente a las mujeres artistas. Sus exposiciones cuentan, además, con una peculiar marca de fábrica. "Un acercamiento riguroso y científico, pero a la vez sensible y provocador", confirma Lasvignes. Frente a las muestras temáticas que hicieron historia en otro tiempo, el presidente lamenta "la práctica casi sistemática de las monográficas" que predomina hoy por motivos principalmente financieros: casi siempre funcionan mejor en taquilla. "Soy realista. Necesitamos dos grandes monográficas al año, por motivos de presupuesto".

El museo llega a los 40 exhibiendo un excelente estado de salud. En 2016, mientras la práctica totalidad de los museos parisienses veía caer el número de visitas a causa de la amenaza terrorista, el Pompidou registró 3,3 millones de entradas, un 9% más que el año anterior y un 30% más que hace una década. Pero su presidente no desea crecer de forma desmedida. "No funcionamos como un museo clásico, sino como un centro cultural. No es un lugar para visitas iniciáticas, donde se viene una vez y basta, como sucede con el Louvre. El 70% de nuestros visitantes ya han venido, por lo menos, una vez más en el mismo año", explica. El presidente desea conservar ese modelo: “Hay que evitar una racionalización absoluta, que nos obligaría a acoger a multitudes crecientes de turistas, con el único objetivo de hacer que consuman dos o tres iconos y luego se marchen”.

Richard Rogers: “Nos acusaron de destruir París”

De los 681 proyectos presentados, resultó elegido el de dos jóvenes, entonces desconocidos y barbudos arquitectos. Renzo Piano y Richard Rogers levantaron el Centro Pompidou en un antiguo aparcamiento de dos hectáreas pegado al mercado de abastos de Les Halles, en el corazón de París.

Su peculiar edificio desconcertó. La prensa lo comparó con una fábrica o un supermercado. Incluso el izquierdista Libération, se sumó al boicot de 60 intelectuales. Le Monde fue algo más generoso: “Marcará su época”. Desde Londres, Rogers recuerda la tensa inauguración: “Las reacciones fueron feroces. Nos acusaron de destruir París. Todos estaban horrorizados. Hasta que, a la mañana siguiente, se empezó a formar una larga cola. Nunca lo pensamos como una provocación, pero supongo que lo era”. Rogers cree que el edificio ha envejecido bien y es uno de sus orgullos: “Soy un viejo izquierdista y ese edificio refleja mis creencias. Es un lugar para todo el mundo y no para una sola clase social”.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario