Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
CARDUCHO (Vicenzo Carducci)
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post CARDUCHO (Vicenzo Carducci) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al pintor italo español Vicenzo Carducci o Vicente Carducho, como fue conocido en España, que aprendió el oficio y ejerció de pintor, realizando sus mejores trabajos. Fue un afamado tratadista, entre otros que iban llegando a la escuela madrileña de Velázquez, reclamado por su hermano Bartolomeo

La obra de Vicenzo Carducci, tiene influencia manierista, trabajó para Felipe II en el Monasterio de El Escorial (Madrid) y otros templos religiosos, especialmente son destacables los 56 lienzos pintados para el Monasterio de El Paular, que relataran la historia de la Orden de los cartujos, monjes que ocupaban el poderoso Monasterio de El Paular en Rascafría (Madrid).

Vicente Carducho o Vicenzo Carducci (Florencia, h. 1576 - Madrid, 1638). Pintor italiano que desplegó una fecunda e influyente actividad en la corte madrileña, sobre todo con obras de asunto religioso en la línea del clasicismo contrarreformista evolucionando hacia un naturalismo a veces muy intenso.


 06_1410540606_542886

En Julio de 2011 la entonces ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, presentóo el regreso al monasterio de El Paular, en Madrid, de los 52 lienzos del pintor Vicente Carducho (1576-1638) restaurados en el museo del Prado.

Hermano del también pintor Bartolomé Carducho, viajó con éste a España cuando tan sólo tenía nueve años. El motivo del traslado era la magna obra emprendida en El Escorial, que requería abundante mano de obra para decorar al fresco sus muros. Dado el gusto artístico del monarca Felipe II, los pintores italianos fueron muy bien recibidos. Vicente se educó, pues, en el último Manierismo practicado por su hermano mayor y otros pintores de la Corte como Zuccaro, Tibaldi o Navarrete el Mudo. Comenzó su labor profesional ya en el Barroco madrileño, entrando en competencia con la máxima figura de la Corte, Velázquez. Entre ellos se estableció una feroz rivalidad, que quedó recogida en el velado ataque del italiano al español en su tratado Diálogos de la Pintura, una de las primeras obras españolas que se ocupa de pintores españoles e italianos, sus biografías y estilos. El origen de este singular tratado existe en la educación a la italiana que recibió Vicente, puesto que en España el oficio de pintor se consideraba vil por su manualidad y jamás se había estudiado tal condición como una habilidad intelectual.

En los años que van de 1629 a 1632 Vicente Carducho español de origen italiano, pintó, por encargo del prior Juan Baeza, un ciclo de 56 cuadros sobre la vida de San Bruno de Colonia y sobre la historia de la orden cartujana para el gran claustro de la cartuja de El Paular en un valle de la sierra situada al norte de Madrid.

Por su tamaño, superior a los 10 m² (!) por cuadrado, y por el número de 56 de esas pinturas enormes fue el ciclo entonces (y sigue siéndolo ahora) el mayor ciclo de cuadros que jamás se ha llegado a pintar dentro y fuera de la orden cartujana, una “empresa de gigantes” Vicente Carducho fue “pintor del rey”, por lo que resulta equiparable a Diego Velázquez, su coetáneo y colega, aun en el aprecio del público de aquel entonces en el palacio real, tanto en Madrid, la capital, como en el resto de España.


 07conversi_n_de_san_bruno

Conversión de san Bruno. El pintor italiano inicia su serie dedicada a la vida y milagros de san Bruno con la conversión a cartujo a raíz de ver cómo se castigaba a un hombre inocente. En este lienzo se puede observar la perfección de las proporciones y el uso de colores primarios.

La joya máxima del claustro de El Paular, fue una serie de 56 grandes cuadros con escenas de cartujos, contratados el 29 de Junio de 1626 (y que no se concluyeron hasta 1632) por el prior Don Juan de Baeza con el celebrado pintor Vicente Carducho. (tamaño 3,45 x 3,15 metros). Diego Angulo, al hablar del estilo jugoso y deslumbrante del pintor, dice que a ello “debió haber contribuido en no pequeña medida el encargo de la numerosa serie de lienzos de gran tamaño de la cartuja de el Paular. A este encargo debe, probablemente también, Vicente Carducho buena parte de su sentido de la grandiosidad y de la monumentalidad que, aunque tal vez innato él como buen florentino, se vio quizá fomentado por la pintura de estos enormes lienzos.

Vicente Carducho narra las historias en un tono equilibrado. Aunque abunden los temas de martirio no pone especial énfasis en subrayar la nota fuerte de la tragedia –él no pinta ningún cartujo del tono del mercedario San Serapio, de Zurbarán-, como tampoco sobresale por la expresión mística de sus personajes. El compone la historia sabiamente, los personajes adoptan las actitudes más adecuadas, el conjunto produce una impresión de monumentalidad y equilibrio, un tanto vacío, a veces, pero siempre grato. “Esta serie es una de las de carácter monástico más numerosos y antiguas que se pintan en España durante el siglo XVII. Desde este punto de vista, desempeña papel de primer orden dentro de nuestra pintura seiscientista.”

Carducho realizó este monumental encargo en su taller de la calle de Atocha, auxiliado por sus discípulos Bartolomé Román (1596-1659) y Félix Castello (nieto del Bergamasco), y entregaba los cuadros a medida que los iba realizando en la madrileña Hospedería del Paular. Por el conjunto de su trabajo le pagaron la suma de ciento treinta mil reales.

Entre tan copiosa serie, mencionamos como algunos de los más notables cuadros: “Entrevista del Papa y S. Bruno”, “Muerte del Venerable Odón de Novora”, “S. Bruno renunciando a la mitra de Regio”, “Dom Bosson, General de la Orden, resucita a un albañil muerto”, “La virgen de los Cartujos”, “La humildad de San Hugo”, “S. Dionisio cartujano”, “Martirio de monjes y conversos de la cartuja de Londres”, “San Hugo toma el hábito de cartujo”, “Muerte del padre Laudino en la cárcel”, “Aparición de la Virgen a S. Juan Fort”, “Aparición del padre Basilio de Borgoña a S. Hugo de Linconln, su discípulo”, “El milagro de las aguas”, etc.

A poco de producirse la desamortización, estos cuadros constituyeron de las primeras presas de los desamortizadores, pasando, en 1836, al efímero Museo de la Trinidad y, en 1870, al del Prado, donde permanecieron almacenados hasta 1896, en que se inició la almoneda o saldo de los mismos, “repartiéndose por diversas provincias, sin método de ninguna clase”. Su destino actual es el siguiente; 16 en el Museo del Prado, 14 en la Escuela de Bellas Artes de la Coruña, (de los cuales han sido restaurados, debido a que la sala es pequeña para los cuadros se suelen ir cambiando), siete en la catedral de Córdoba, seis en el Palacio Arzobispal de Valladolid y dos en cada uno de los siguientes sitios: monasterio de Poblet, cartuja de Miraflores, Museo Municipal de Poblet, Palacio episcopal de Jaca, Museo de Zamora y Universidad de Sevilla.

Espero que os guste la retrospectiva, que he realizado de Vicente Carducho en la sección de arte del foro de xerbar y contribuya en la divulgación de su obra.





Más datos biográficos


Carducho / Carducci - Vicenzo Carducci o Vicente Carducho - el apellido italiano también se encuentra bajo la forma Carduccio-, (Florencia; 1576 ó 1578 - Madrid; 1638); pintor de origen italiano, cuya actividad profesional la desarrolla en España.

Aunque nacido en Italia, se traslada muy joven a España siguiendo a su hermano Bartolomé, quien es contratado por Felipe II para la magna obra del Monasterio de El Escorial como pintor de frescos y retablos, y en cuyo taller aprendió el oficio. Tras la realización de diversos arcos de triunfo para la corte española, su primera gran obra es el retablo "Predicación de San Juan Bautista", para la Basílica de San Francisco el Grande, de Madrid, de concepción muy atrevida para la época.

En 1618, y ya como pintor del rey Felipe III, pintó el altar mayor del Monasterio de Guadalupe, dedicado a la Virgen de este nombre y situado en la provincia extremeña de Cáceres, entonces monasterio de la orden jerónima, que había tomado posesión del citado monasterio en 1389 y que lo ocupó hasta su exclaustración definitiva en 1835 (En la actualidad, y desde 1908, está ocupado por los franciscanos). Pintó también el retablo para el Convento de la Encarnación, en Madrid, entre 1613 y 1617.

En 1627 el rey Felipe IV convocó un concurso entre sus pintores de cámara con el tema "La expulsión de los moriscos en 1609", concurriendo al mismo Velázquez, Angelo Nardi, Eugenio Caxés y el propio Carducho. El premio fue para Velázquez, aunque no se conserva el cuadro con el que ganó. Lo único que se conserva de este concurso es un magistral esbozo de Carducho.

Se considera a V. Carducho uno de los principales precursores del realismo pictórico español, hasta la llegada de Velázquez fue V. Carducho la personalidad más influyente de la Escuela Madrileña, expuso sus concepciones artísticas en el libro Diálogo sobre la teoría de la pintura (1633). Además de sus trabajos para la realeza pintó en gran cantidad de templos eclesiales y conventos, destacándose las obras del Monasterio del Paular.

Cuadros del Monasterio de El Paular

Pero la magna obra de Vicente Carducho, con la que escribe una de las páginas de gloria de la pintura universal, es la realización entre 1626 y 1632 de 54 grandes cuadros para cubrir otros tantos huecos en el claustro de la cartuja del Real Monasterio de Santa María del Paular, situado en el valle del Lozoya, en la vertiente madrileña de la sierra del Guadarrama. Estos cuadros, conocidos como la serie cartujana, le fueron encargados a Carducho por el prior Juan de Baeza, y narran la vida del fundador de la orden, san Bruno de Colonia, así como la historia de la orden cartuja. Con la desamortización en 1835 fueron repartidos entre diversos museos e instituciones de España, pero sorprendentemente - y tras muchas vicisitudes - se conservan 52 de los 54 cuadros del ciclo (dos se perdieron, probablemente quemados por los republicanos durante la guerra civil española, 1936-1939).

Tras la exclaustración de los cartujos en 1835, el monasterio estuvo abandonado hasta que en 1954 el Gobierno del General Franco lo cedió en usufructo vitalicio a la orden de San Benito. En la actualidad, ocho monjes ocupan la que es ahora abadía benedictina, pero que fue durante 450 años priorato cartujo. Conseguida recientemente la vuelta al monasterio de las dos sillerías del mismo, que se hallaban depositadas desde la desamortización en San Francisco el Grande, queda ahora por delante la hermosa tarea de devolver al Paular los 52 cuadros repartidos por España, una vez se solucionen los problemas de autorizaciones, seguridad y humedades en el claustro que están planteados.

Sobre este tema existe una espléndida obra monográfica en español, <<Vicente Carducho en El Paular>>, autor Werner Beutler, 1998, editorial Verlag Locher, Köln.


Colaboradores

El pintor Eugenio Cajés (Madrid, 1575 - Madrid, 15 de diciembre de 1634), colaboro con Vicente Carducho en los frescos de la capilla de Virgen del Sagrario (1615-1616) de la Catedral de Toledo. En las capillas laterales, que decoro él solo, mostró su interés por los efectos de luz artificial de tradición veneciana en los lienzos de evangelistas y santos. Pintó una Santa Leocadia (1616) para la iglesia del mismo nombre y también con Vicente Carducho el gran retablo del monasterio de Guadalupe.


Sus obras más importantes:

Además de las pinturas del Paular las principales obras de Vicente Carducho se encuentran actualmente en el Museo del Prado.

- La predicación de san Juan Bautista

- La visión de san Antonio.

Tres cuadros de grandes dimensiones fueron pintados por Carducho en 1634 para el Salón de Reinos, del Palacio del Buen Retiro, palacio dinástico de Felipe IV, donde conmemoran la grandeza de la monarquía hispánica, mostrando las batallas en un marco de teatralidad y monumentalidad. Hoy están depositados en el Museo del Prado.

Son:

- La victoria de Fleurus, que conmemora la victoria de don Gonzalo de Córdoba de 1622, al frente del ejército de Felipe IV sobre a las tropas protestantes alemanas en Fleurus (Bélgica).

- La expugnación de Rheinfelden, conmemora la liberación de esta ciudad suiza por las tropas españolas al mando del duque de Feria, en 1633

- El socorro de la plaza de Constanza, en recuerdo del levantamiento del asedio que en 1633 consiguió el duque de Feria.




Algunas obras


user_50_expugnaci_n_de_rheinfelden

Expugnación de Rheinfelden. Obra de Vicente Carducho. 1634. Óleo sobre lienzo, 297 x 357 cm. Museo Nacional del Prado. Procedencia: Colección Real (Palacio del Buen Retiro, Madrid; Palacio Real, Madrid, pinturas descolgadas en el callejón de las tribunas, 1814-1818, nº 524).

El cuadro representa el asalto a la ciudad de Rheinfelden (Suiza) a cargo de las tropas del duque de Feria, que aparece en primer término, dando órdenes a sus oficiales. Al fondo se muestra la ciudad, con soldados escalando los muros y penetrando por las puertas y brechas abiertas en la muralla. Como anuncio de la victoria, sobre uno de los torreones, un soldado iza la bandera blanca con el aspa roja de Borgoña. Este triunfo hizo a los españoles dueños de la línea de comunicación entre Constanza y Basilea. Formó parte de la serie de lienzos de batallas que decoraban el Salón de Reinos del Buen Retiro.


user_50_la_expugnaci_n_de_rheinfelden_1634_de_vicente_carducho

Dibujo preparatorio de ’La expugnación de Rheinfelden’ (1634), de Vicente Carducho. Colección The Trustees of the British Museum.)

La expugnación de Rheinfelden de Vicente Carducho conmemora la liberación de esta ciudad suiza por las tropas españolas al mando del duque de Feria, en 1633. Al igual que en las batallas de Constanza y Breisach, el ejército de Felipe IV seguía un plan, diseñado por el conde duque de Olivares para liberar la ruta del Rin del acoso de los suecos, que consistía en abrir un corredor estratégico para las tropas españolas entre Italia y los Países Bajos. Esta acción transcurrió durante la guerra de los Treinta Años, un conflicto de origen religioso que se convirtió en una lucha por la hegemonía europea. Entre 1618 y 1648 no sólo se enfrentaron las naciones protestantes y católicas, sino también los representantes de los Estados territoriales y los príncipes, las ciudades imperiales y el emperador, los Habsburgo (o Austrias) y la dinastía francesa. Un año después de la batalla, Vicente Carducho la representó de una manera artificiosa y teatral: retrató al duque de Feria de pie y en primer plano, sobre un fondo donde se describen con demasiado detalle las vicisitudes del combate.



user_50_victoria_de_fleurus
    
Victoria de Fleurus. Obra de Vicente Carducho. 1634. Óleo sobre lienzo. 297 x 365 cm. Museo Nacional del Prado. Procedencia: Colección Real (Palacio del Buen Retiro, Madrid; Palacio Real, Madrid, pinturas descolgadas en el callejón de las tribunas, 1814-1818, nº 522).

Esta pintura representa la batalla librada en Fleurus, cerca de Bruselas, el 29 de agosto de 1622, entre las tropas de la Liga Católica, comandadas por el general don Gonzalo Fernández de Córdoba, y las de la Unión Protestante, bajo el mando del conde Ernesto de Mansfeld y del príncipe Christian de Brunswick. La importancia de esta victoria estribó en haber librado Bruselas de la amenaza de las tropas protestantes.En la galería de los Uffizi se conserva un dibujo con dos jinetes que estuvo atribuido a Tempesta, pero que Pérez Sánchez mostró que es un estudio preparatorio para el grupo del primer plano de este cuadro. Carducho poseía varios volúmenes de grabados de Tempesta y parece lógico deducir que estas escenas de batallas pintadas por Carducho, Cajés, Castelo y Leonardo, que muestran planteamientos similares, tuvieran como principal fuente de inspiración los grabados de Tempesta.



user_50_socorro_de_la_plaza_de_constanza

Socorro de la plaza de Constanza. Obra de Vicente Carducho. 1634. Óleo sobre lienzo. 297 x 374 cm. Museo Nacional del Prado. Procedencia: Colección Real (Palacio del Buen Retiro, Madrid; Palacio Real, pinturas descolgadas en el callejón de las tribunas, 1814-1818, nº 523).

Este cuadro celebra la liberación de la plaza suiza de Constanza del sitio a que estaba sometida por las tropas suecas del general Horn. Junto a la Expugnación de Rheinfelden y el Socorro de Brisach, es uno de los tres cuadros que conmemoran las victorias del ejército de Alsacia, mandado por el duque de Feria en 1633, cuya creación y subvención fue impulsada directamente por el conde-duque de Olivares. Formó parte de la serie de lienzos de batallas que decoraban el Salón de Reinos del Buen Retiro.

Conmemora un episodio de la guerra de los Treinta Años, enmarcado en un plan que concibió el conde duque de Olivares para expulsar a los suecos y a sus aliados de la ruta del Rin y facilitar el movimiento del ejército español.

En 1633, y al mando del duque de Feria, las tropas de Felipe IV consiguieron liberar de su asedio a la ciudad suiza de Constanza. En este lienzo, obra tardía de Vicente Carducho (1634), el artista realizó una composición convencional y poco afortunada: en primer plano representó al duque de Feria a caballo, escoltado por sus soldados y por un pequeño paje.

Erguido sobre su caballo en corveta y con la bengala en la mano derecha, el general adopta una actitud triunfal y grandilocuente, que intenta rememorar sin éxito la solemne grandeza de los retratos ecuestres de los reyes pintados por Velázquez. Al fondo se describe la batalla con tal precisión que podemos distinguir los muros de la ciudad asediada y los movimientos de las tropas, aunque la obra pierde frescura y verosimilitud.



 0real_monasterio_de_la_encarnacion_altar2_1410599512_109213  

Anunciación. Monasterio de la Encarnación. (Madrid). Obra de Vicente Carducho. Óleo sobre tabla. El uso del óleo sobre tabla continuaba siendo una práctica relativamente frecuente entre los pintores españoles, pese a la difusión que había alcanzado un material más barato como era el lienzo. Así, Vicente Carducho empleó la tabla para pintar esta Anunciación del Ángel a María que adorna el retablo del Monasterio de la Encarnación.


 0real_monasterio_de_la_encarnacion_altar_1410599497_215938

La obra posee los rasgos de la Escuela madrileña del Barroco del siglo XVII. La escena es de compleja composición, dividiendo la misma entre la parte terrenal donde María recibe al ángel, y la parte celeste donde se arremolinan multitud de angelotes que rodean a Dios Padre. Como nexo de unión aparece el Espíritu Santo, que en forma de paloma se dirige hacia María. Carducho emplea con gran habilidad sus pinceles para tratar los bellos ropajes del ángel, cuajados de hilos dorados y pedrería. La vara de azucenas que ofrece a la joven simboliza la virginidad de la misma.


 00_1410599456_435515

Anunciación de Vicente Carducho. Figura central del retablo mayor de la Iglesia del Real Monasterio de la Encarnación de Madrid



 la_sagrada_familia_diputaci_n_provincial_de_albacete_dep_sito_del_museo_del_prado

La Sagrada Familia. 1631. 1,50 x 1,14 cm. Albacete. Diputación Provincial. Depósito del Museo del Prado. Las conclusiones de la Reforma Católica establecen la necesidad de plantear imágenes cercanas emocionalmente al fiel y comprensibles visualmente. Un tema predilecto de los pintores naturalistas, que fueron abanderados de la Reforma, es la Sagrada Familia, que defiende de paso el dogma de la virginidad de María y la divinidad de Cristo a la vez que su humanidad. Al mismo tiempo, resultaba una imagen entrañable ante la que cualquier feligrés podía reaccionar favorablemente. Carducho plasma la Sagrada Familia al completo, con la Virgen, el Niño, que se agita travieso en su regazo, Santa Ana y San Joaquín, padres de María, y al fondo, apenas visible en la penumbra, San José, a quien apenas se concedía importancia en la historia de Jesús. La Virgen aparece como una mujer joven, de aspecto saludable, que ha abandonado sus labores de costura ante la visita. El costurero queda en primer plano, como una muestra excelente de naturaleza muerta. Los rasgos técnicos de la pintura remiten al Naturalismo tenebrista, pues la escena se sume en la más absoluta oscuridad, de la cual sobresalen los cuerpos, destacados por fuertes fogonazos de luz sobre ellos. Este estilo tuvo gran aceptación en los primeros momentos del Barroco español.



 30san_juan_de_mata_renuncia_al_doctorado_1410599227_200691

'San Juan de Mata renuncia al doctorado y lo acepta luego por inspiración divina'. 1632. Óleo sobre lienzo, 240 x 234 cm. Museo Bellas Artes de A Coruña. Depósito del Museo del Prado. Obra de Vicente Carducho.

El lienzo que nos ocupa pertenece a una serie monástica realizada para un convento de trinitarios, en la cual se relataban los principales hechos de los fundadores y monjes relevantes de la Orden. El tema refleja el momento en que a San Juan de Mata, trinitario fundador, recibe la oferta de ostentar el título de doctor, al cual rechaza por humildad. Más tarde, estando en oración, se le aparece la figura de San Pedro, quien le recomienda aceptarlo. Al final, San Juan acepta el honor y predica para todos sus adeptos. El lienzo es típico del Barroco de primera generación en España. Los golpes de luz llaman la atención del espectador sobre los episodios de la historia.



 31muerte_del_venerable_don_de_novara

Muerte del venerable Ódon de Novara. Lienzo. 342 x 302 cm. Museo del Prado Obra de Vicente Carducho


 milagro_del_alba_il_realizado_por_la_oraci_n_del_r_p_d_bosson
 
Milagro del albañil realizado por la oración del R.P.D. Bosson. Óleo sobre lienzo, 345 x 315 cm. 1626 - 1632. Madrid, Museo Nacional del Prado. Obra de Vicente Carducho


 estigmas_vicente_carducho

La estigmatización de San Francisco. Cortesía del Hospital de la VOT de San Francisco de Asís, de Madrid. Obra de Vicente Carducho


 san_bruno_1626_obra_de_vicente_carducho_valladolid_museo_nacional_de_escultura

San Bruno. 1626. Museo Nacional Colegio San Gregorio, Valladolid. Obra de Vicente Carducho


 23_1410598804_440802

Ataúlfo. 1634. 205 x 118 cm. Museo del Ejército. Depósito del Museo del Prado. Obra de Vicente Carducho


 24_1410598786_753164

Cabeza colosal de hombre. Museo del Prado. Obra de Vicente Carducho


 25_1410599376_598181

Ecstasy of Father Birelli. Lienzo. 60 x 48 cm. Museo del Louvre. París. Obra de Vicente Carducho


 169

Adoración de los Reyes Magos, 1619. Óleo sobre lienzo, 250 x 130 cm. Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Algete. Madrid. Obra de Vicente Carducho


 la_expulsi_n_de_los_moriscos_1627_dibujo_museo_del_prado_obra_de_vicente_carducho

La expulsión de los moriscos. 1627. Dibujo. Museo del Prado. Obra de Vicente Carducho


 26_1410598838_857264

La Visión de San Antonio de Padua. 1631. Óleo sobre lienzo. 277 x 107 cm. Museo del Hermitage. San Petersburgo. Rusia. Obra de Vicente Carducho


 27san_juan_de_mata_entrega_las_cartas_del_papa_al_rey_de_marruecos

San Juan de Mata entrega las cartas del Papa al rey de Marruecos. 1632. 2,41 x 1,98 cm. Museo del Prado. Obra de Vicente Carducho


 28_1410599143_523880

Santa Inés. 1637. 2,12 x 1,25 cm. Depósito del Museo del Prado. Obra de Vicente Carducho


 29_1410599168_394199

St. Bernard of Clairvaux. Lienzo. 60 x 48 cm. Museo del Louvre. París. Francia. Obra de Vicente Carducho


 05_retablo_relicario_con_la_anunciaci_n_1604_1606

Retablo relicario con la Anunciación (1604-1606), obra de Juan de Muniátegui, Vicente Carducho y Bartolomé Carducho. Procede del convento de San Diego en Valladolid. Museo Nacional Colegio de San Gregorio, Valladolid


 santa_cena_iglesia_de_las_carboneras_madrid_retablo_de_las_carboneras_tabla_central_obra_de_vicente_carducho

Santa Cena. Iglesia de las Carboneras, Madrid. 1622. Retablo Mayor, tabla central. Obra de Vicente Carducho


 santa_cena_iglesia_de_las_carboneras_madrid_retablo_de_las_carboneras_tabla_central_obra_de_vicente_carducho2

Retabl Mayor de la Iglesia de las carboneras de Madrid.


 santacena_carboneras

La Santa Cena (1622) es la obra central del retablo  de la Iglesia de las carboneras de Madrid. De gran valor artístico La Santa Cena representa la última cena en una interesante perspectiva vertical en la que las texturas y volúmenes de los personajes cobran un gran protagonismo. Es obra de Vicente Carducho, pintor y tratadista nacido en Italia, llegó a ser pintor de cámara del rey Felipe III siendo su obra más importante la serie de cuadros sobre la historia de la Cartuja para el monasterio del Paular.

Más info



Intervención de Vicente Carducho en el Retablo Mayor del Monasterio de Guadalupe


 vista_general_altar_mayor_monasterio_de_guadalupe

Iglesia del Monasterio de Guadalupe. Cáceres. Pinturas de Eugenio Cajés y Vicente Carducho. Esculturas: De Giraldo de Merlo


 altar_mayor_monasterio_de_la_virgen_de_guadalupe_c_ceres_fotocommunity_es

Altar mayor Monasterio de La Virgen de Guadalupe (Cáceres)

El Retablo Mayor es de estilo barroco, de principios del siglo XVII, realizado en madera de roble y cedro sobre un zócalo de mármol. Está formado por tes cuerpos horizontales, tres calles verticales y ático. Las calles se separan por entrecalles flanqueadas por columas de fuste estriado de orden corintio. En el centro del segundo cuerpo encontramos la talla de Nuestra Señora de Guadalupe, el centro del tercer piso está ocupado por San Jerónimo y el ático por Cristo cruficado. El retablo es obra del flamenco Giraldo Merlo sobre trazas de Juan Gómez de Mora.


 3895754515_763de238e1_b

En las calles laterales la escultura da paso a la pintura, pues en ellos encontramos diversos lienzos con escenas de la vida de la Virgen y del Nuevo Testamento, salidas en 1618 de la mano de Eugení Cajés (lado de la epistola) y Vicente Carducho (lado del evangelio). Las calles separadas por entrecalles alojan diversas esculturas con los padres de la iglesia y santos de la orden jerónima.



Cuadros de Carducho pintados para el Monasterio madrileño de El Paular


 06_1410540606_542886

En Julio de 2011 la entonces ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, presentóo el regreso al monasterio de El Paular, en Madrid, de los 52 lienzos del pintor Vicente Carducho (1576-1638) restaurados en el museo del Prado.

Pero la magna obra de Vicente Carducho, con la que escribe una de las páginas de gloria de la pintura universal, es la realización entre 1626 y 1632 de 54 grandes cuadros para cubrir otros tantos huecos en el claustro de la cartuja del Real Monasterio de Santa María del Paular, situado en el valle del Lozoya, en la vertiente madrileña de la sierra del Guadarrama. Estos cuadros, conocidos como la serie cartujana, le fueron encargados a Carducho por el prior Juan de Baeza, y narran la vida del fundador de la orden, san Bruno de Colonia, así como la historia de la orden cartuja. Con la desamortización en 1835 fueron repartidos entre diversos museos e instituciones de España, pero sorprendentemente - y tras muchas vicisitudes - se conservan 52 de los 54 cuadros del ciclo (dos se perdieron, probablemente quemados por los republicanos durante la guerra civil española, 1936-1939).

Tras la exclaustración de los cartujos en 1835, el monasterio estuvo abandonado hasta que en 1954 el Gobierno del General Franco lo cedió en usufructo vitalicio a la orden de San Benito. En la actualidad, ocho monjes ocupan la que es ahora abadía benedictina, pero que fue durante 450 años priorato cartujo. Conseguida recientemente la vuelta al monasterio de las dos sillerías del mismo, que se hallaban depositadas desde la desamortización en San Francisco el Grande, queda ahora por delante la hermosa tarea de devolver al Paular los 52 cuadros repartidos por España, una vez se solucionen los problemas de autorizaciones, seguridad y humedades en el claustro que están planteados.

Sobre este tema existe una espléndida obra monográfica en español, <<Vicente Carducho en El Paular>>, autor Werner Beutler, 1998, editorial Verlag Locher, Köln.


 07conversi_n_de_san_bruno

Conversión de san Bruno. El pintor italiano inicia su serie dedicada a la vida y milagros de san Bruno con la conversión a cartujo a raíz de ver cómo se castigaba a un hombre inocente. En este lienzo se puede observar la perfección de las proporciones y el uso de colores primarios. Obra de Vicente Carducho


 08_1410541387_997535

El milagro del manantial. La representación de los cartujos, con sus vestimentas blancas, alabando el milagro del manantial le sirve a Vicente Carducho como ejercicio pictórico para ordenar las figuras humanas y destacarlas ante la naturaleza, aunque en dependencia de esta. Obra de Vicente Carducho


 09_1410541408_794734

San Bruno renuncia al arzobispado. Tras la visita al papa Urbano II y la cesión del arzobispado en el Reggio di Calabria (Roma), san Bruno rechaza su cargo y se dedica de pleno a la vida monacal en la cartuja. Obra de Vicente Carducho

 
 10_1410541464_429794

La virgen María y san Pedro se aparecen a los primeros cartujos. La diferencia entre el mundo superior, celestial, y el terrenal se puede apreciar en este cuadro que muestra una de las apariciones a los cartujos. El lienzo tuvo que ser restaurado fotográficamente debido a los grandes daños que sufría. Obra de Vicente Carducho


 11_1410541486_711770

San Bruno reza en la soledad de la torre de Calabria. La vida de cartujo incluye el silencio de un retiro espiritual, el rezo por las personas perdidas y la meditación intelectual. Además, en este cuadro se puede apreciar el retrato del entorno que rodea las cartujas. Obra de Vicente Carducho


 12_1410541568_683479

Muerte de San Bruno. Con la pintura de la muerte de san Bruno Carducho imitó los métodos de Caravaggio y mostró su capacidad para utilizar todas las técnicas renacentistas. Obra de Vicente Carducho


 13_1410541584_820320

Visión de Dionisio Rickiel. Carducho fue capaz de distribuir luces en la inmensidad del lienzo y mostrar la conexión entre la vida de estudioso y hermitaño y la espiritual. Obra de Vicente Carducho


 14_1410541598_638254

Aparición de la virgen a un cartujo. En esta aparición, Carducho expone los miedos y las inseguridades de los cartujos a pesar de su aislamiento y dedicación intelectual. La inclusión de figuras monstruosas las utiliza a menudo para distinguir entre pensamientos y realidad. Obra de Vicente Carducho


 15_1410541739_734996
 
Muerte del venerable Ódon de Novara. Obra de Vicente Carducho. 1632. Lienzo 337 x 299302 cm. Museo del Prado.

El poderoso monasterio del Paular encargó a Vicente Carducho una serie de 56 lienzos que relataran la historia de la Orden de los cartujos, monjes que ocupaban el Paular. En este caso se ofrece la muerte del fundador, el venerable Odón de Novarra que, tendido en un pobre lecho de paja, tapado con un manta de arpillera, recibe la visión de Cristo en gloria. La escena en sí no tiene mayor complicación, pero hay varios elementos que llaman la atención. En primer lugar, tenemos un prodigioso bodegón en primer plano, con extrema sencillez y detallismo material, al estilo naturalista. Después destaca el contraste entre la pobreza de la celda y el esplendor de la visión divina. Una efigie de la Virgen corona el lecho. Otro elemento importante es el coro de frailes que visita al moribundo, entre los cuales se hallan retratados el propio autor, Vicente Carducho, de perfil riguroso. Además se ha querido ver a su amigo, el poeta Lope de Vega, a su derecha.

En Julio de 2011 por fin volvieron los cuadros de Vicente Carducho al Monasterio madrileño de Rascafría de El Paular, en la imagen observamos que ya están recolocados sobre los muros del claustro que los alojó desde 1632 hasta 1834. Los lienzos han sido restaurados por los talleres del Museo del Prado.

Mas info de la obra de Vicente Carducho en el Museo del Prado



La Cartuja de Granada


 13monasterio_de_la_cartuja_granada

Monasterio de La Cartuja de Granada. El Monasterio de Nuestra Señora de la Asunción, más conocido como La Cartuja de Granada es un monasterio situado en Granada, que albergó a una comunidad de monjes cartujos desde su construcción hasta 1835. Aunque mezcla diversos estilos, representa una de las cumbres de la arquitectura barroca española.


 13entradacartuja

Entrada al Monasterio de La Cartuja de Granada

Surgió por la decisión que tomó en 1458 la comunidad del monasterio de Santa María de El Paular y se comenzó a construir en 1506 una vez que se fijó su emplazamiento, tras la cesión de unos terrenos por el Gran Capitán, Gonzalo Fernández de Córdoba. El emplazamiento actual no corresponde a los terrenos cedidos por el Gran Capitán por lo que éste se desentendió del proyecto. En 1516 se reiniciaron las obras que durarían tres siglos sin llegar a acabar el proyecto inicial, y del que sólo se conserva parte, porque en 1842 fue destruido el claustro y las celdas de los monjes, y afectando a la casa prioral que fue destruida totalmente en 1943. Estuvo habitada hasta 1835 momento en el que los monjes fueron expulsados de la misma. Su construcción duró desde el S.XVI hasta el XIX.


 12c_pula_del_sagrario_de_la_cartuja_de_granada_obra_del_pintor_antonio_palomino_monasterio_de_la_cartuja_de_granada

Cúpula del sagrario de la Cartuja de Granada, obra del pintor Antonio Palomino. Monasterio de La Cartuja de Granada

De exuberante decoración, sus espacios más célebres son la iglesia, la sacristía, de autor desconocido, y el sagrario que es obra del maestro Francisco Hurtado Izquierdo y cuenta con una impresionante cúpula pintada por Antonio Palomino. El edificio alberga en su interior una importante colección de pinturas, entre las que destacan las del cartujo Juan Sánchez Cotán.

El edificio consta de las siguientes partes:

    - Portada, es del siglo XVI y de estilo plateresco.
    - Claustrillo, es del siglo XVII con arquería dórica.
    - Refectorio, es de crucería gótica de aristones y los arcos de medio punto. Se encuentra decorada con obras de Juan Sánchez Cotán.
    - Sala de San Pedro y San Pablo o de profundis, cuenta con un retablo pintado también por Sánchez Cotán.
    - Capilla de Legos, construida entre 1517 y 1519 por fray Alonso de Ledesma con estilo de último gótico. Adornada por cuadros de Carducho.
    - Sala capitular, con bóveda de crucería y cuadros de Carducho.
    - Capillas, son tres en total situadas en el claustrillo.
    - Iglesia, se inicia su construcción a mediados del siglo XVI y finaliza en 1602. Está dividida en tres partes, cada una de ellas con un acceso diferente.
    - Sancta Sactorum o Sagrario.
    - Sacristía, comenzó a construirse en 1727 y se terminó en 1764. Ricamente ornamentada, es digno exponente de la fase final del barroco español. En la cúpula, pintada por Tomás Ferrer en 1735, destacan San Bruno, San Juan y otros fundadores de la Orden de los Cartujos.


 14b_veda_de_la_sacrist_a_del_monasterio_de_la_cartuja_de_granada

Bóveda de la Sacristía del Monasterio de La Cartuja de Granada.


 15la_magdalena_detalle_escult_rico_del_sagrario_de_la_cartuja_de_granada

La Magdalena. Detalle escultórico del Sagrario de la Cartuja de Granada.


 16decoraciones_al_fresco_de_una_de_las_c_pulas_del_sagrario_de_la_cartuja_de_granada

Decoraciones al fresco de una de las cúpulas del Sagrario de la Cartuja de Granada.


 17granada_monasterio_de_la_cartuja_sacristia_retablo_de_marmol_de_san_bruno

Retablo de mármol de San Bruno. Monasterio de la Cartuja de Granada.


 24sagrario_de_la_cartuja_de_granada

Sagrario de la cartuja de Granada.


 47santa_cena3  
 47_ltima_cena

Santa Cena. Refrectorio de la Cartuja de Granada. Obra de Sánchez Cotán


 03_1418401093_651451

Altar fingido de San Pedro y San Pablo, Cartuja de Granada. Obra de Juan Sánchez Cotán. El cuadro con los dos santos se enmarca en un retablo fingido en grisalla a modo de trampantojo, en un alarde de dominio de la perspectiva.

 26sala_capitular_del_monasterio_de_la_cartuja_de_granada

Sala Capitular del Monasterio de la Cartuja de Granada.


 23puertas_y_techo_de_la_sacrist_a_del_monasterio_de_la_cartuja_de_granada

Puertas y techo de la Sacristía del Monasterio de la Cartuja de Granada.



Obras de Vicente Carducho en la Cartuja de Granada


 80anunciaci_n_capilla_de_legos_cartuja_de_granada_obra_de_vicente_carducho

Anunciación. Capilla de legos. Cartuja de Granada. Obra de Vicente Carducho


 81peregrinos_bebiendo_de_la_fuente_que_mana_de_la_tumba_de_san_bruno_capilla_de_legos_cartuja_de_granada_obra_de_vicente_carducho

Peregrinos bebiendo de la fuente que mana de la tumba de San Bruno. Capilla de legos. Cartuja de Granada. Obra de Vicente Carducho


 82visi_n_del_papa_victor_iii_capilla_de_legos_cartuja_de_granada_obra_de_vicente_carducho

Visión del papa Victor III. Capilla de legos. Cartuja de Granada. Obra de Vicente Carducho


 83capilla_de_legos_cartuja_de_granada_obra_de_vicente_carducho

Capilla de legos. Cartuja de Granada. Obra de Vicente Carducho


 84granada_de_cartuja_sala_capitular

Cartuja de Granada. Sala capitular. Está decorada con cuadros de Vicente Carducho


 85cartuja_de_granada_b_veda_de_la_sala_capitular

Cartuja de Granada. Bóveda de la sala capitular. Obra de Vicente Carducho


 92aparici_n_de_la_virgen_a_san_bruno_capilla_capitular_cartuja_de_granada_obra_de_vicente_carducho

Aparición de la Virgen a San Bruno. Capilla capitular. Cartuja de Granada. Obra de Vicente Carducho


 86aparici_n_de_la_virgen_a_san_bruno_capilla_capitular_cartuja_de_granada

Aparición de la Virgen a San Bruno. Capilla capitular. Cartuja de Granada. Obra de Vicente Carducho


 87martirio_de_cartujos_capilla_capitular_cartuja_de_granada_obra_de_vicente_carducho

Martirio de cartujos. Capilla capitular. Cartuja de Granada. Obra de Vicente Carducho


 88martirio_de_cartujos_por_vicente_carducho_capilla_capitular_cartuja_de_granada_obra_de_vicente_carducho

Martirio de cartujos por Vicente Carducho. Capilla capitular. Cartuja de Granada. Obra de Vicente Carducho


 89martirio_de_cartujos_por_vicente_carducho_capilla_capitular_cartuja_de_granada_obra_de_vicente_carducho

Martirio de cartujos por Vicente Carducho. Capilla capitular. Cartuja de Granada. Obra de Vicente Carducho


 90martirio_de_cartujos_por_vicente_carducho_capilla_capitular_cartuja_de_granada_obra_de_vicente_carducho

Martirio de cartujos por Vicente Carducho. Capilla capitular. Cartuja de Granada. Obra de Vicente Carducho


 91martirio_de_cartujos_por_vicente_carducho_capilla_capitular_cartuja_de_granada_obra_de_vicente_carducho

Martirio de cartujos por Vicente Carducho. Capilla capitular. Cartuja de Granada. Obra de Vicente Carducho


 60lienzo_y_cruz_pintados_por

El Refectorio de la Cartuja de Granada. Lienzo y Cruz pintados por Juan Sánchez Cotán.


 48granada_016gm

El Refectorio de la Cartuja de Granada, es de crucería gótica de aristones y los arcos de medio punto. Se encuentra decorada con obras de Juan Sánchez Cotán.


 33campanario_del_monasterio_de_la_cartuja_de_granada

 38monasterio_de_la_cartuja_de_granada_15

Monasterio de Nuestra Señora de la Asunción, más conocido como la Cartuja de Granada. Vistas del Claustro.


 40monasterio_de_la_cartuja_de_granada_06

La Cartuja de Granada. Entrada de la iglesia con San Bruno en la portada.


 11monasterio_de_la_cartuja_de_granada_1418463945_442863

La Cartuja de Granada. Vista del monasterio desde el sur-este.

Más info de la Cartuja de Granada más abajo



PUES ESTO ES TODO AMIGOS, ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO LA RECOPILACIÓN QUE HE REALIZADO DE LA IMPRESIONANTE OBRA DEL PINTOR ITALO ESPAÑOL VICENTE CARDUCHO.


Fuentes y agradecimientos: museodelprado.es, es.wikipedia.org, elpais.com, pintura.aut.org, artehistoria.com, artnet.com, monasterioelpaular.com, personales.ya.com, oronoz.com, mcu.es, villadeorgaz.es, juntadeandalucia.es, arycyclopedia.com, elmundo.es, antoniosanchezbarriga.com, viendomadrid.com y especialmente a Santiago Abella del portal flickr.com por su magníficas fotos de la Cartuja de Granada.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Monday, 08 February 2016, 11:48; edited 36 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CARDUCHO, Vicente (Vicenzo Carducci) 
 
Gracias J.Luis por este nuevo pintor español. Uno más para nuestra galería patriota.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educación hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
 
xerbar Send private message Visit poster's website
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CARDUCHO, Vicente (Vicenzo Carducci) 
 
La Cartuja de Granada



 13monasterio_de_la_cartuja_granada

Monasterio de La Cartuja de Granada. El Monasterio de Nuestra Señora de la Asunción, más conocido como La Cartuja de Granada es un monasterio situado en Granada, que albergó a una comunidad de monjes cartujos desde su construcción hasta 1835. Aunque mezcla diversos estilos, representa una de las cumbres de la arquitectura barroca española.


 13entradacartuja

Entrada al Monasterio de La Cartuja de Granada

Surgió por la decisión que tomó en 1458 la comunidad del monasterio de Santa María de El Paular y se comenzó a construir en 1506 una vez que se fijó su emplazamiento, tras la cesión de unos terrenos por el Gran Capitán, Gonzalo Fernández de Córdoba. El emplazamiento actual no corresponde a los terrenos cedidos por el Gran Capitán por lo que éste se desentendió del proyecto. En 1516 se reiniciaron las obras que durarían tres siglos sin llegar a acabar el proyecto inicial, y del que sólo se conserva parte, porque en 1842 fue destruido el claustro y las celdas de los monjes, y afectando a la casa prioral que fue destruida totalmente en 1943. Estuvo habitada hasta 1835 momento en el que los monjes fueron expulsados de la misma. Su construcción duró desde el S.XVI hasta el XIX.


 12c_pula_del_sagrario_de_la_cartuja_de_granada_obra_del_pintor_antonio_palomino_monasterio_de_la_cartuja_de_granada

Cúpula del sagrario de la Cartuja de Granada, obra del pintor Antonio Palomino. Monasterio de La Cartuja de Granada

De exuberante decoración, sus espacios más célebres son la iglesia, la sacristía, de autor desconocido, y el sagrario que es obra del maestro Francisco Hurtado Izquierdo y cuenta con una impresionante cúpula pintada por Antonio Palomino. El edificio alberga en su interior una importante colección de pinturas, entre las que destacan las del cartujo Juan Sánchez Cotán.

El edificio consta de las siguientes partes:

    - Portada, es del siglo XVI y de estilo plateresco.
    - Claustrillo, es del siglo XVII con arquería dórica.
    - Refectorio, es de crucería gótica de aristones y los arcos de medio punto. Se encuentra decorada con obras de Juan Sánchez Cotán.
    - Sala de San Pedro y San Pablo o de profundis, cuenta con un retablo pintado también por Sánchez Cotán.
    - Capilla de Legos, construida entre 1517 y 1519 por fray Alonso de Ledesma con estilo de último gótico. Adornada por cuadros de Carducho.
    - Sala capitular, con bóveda de crucería y cuadros de Carducho.
    - Capillas, son tres en total situadas en el claustrillo.
    - Iglesia, se inicia su construcción a mediados del siglo XVI y finaliza en 1602. Está dividida en tres partes, cada una de ellas con un acceso diferente.
    - Sancta Sactorum o Sagrario.
    - Sacristía, comenzó a construirse en 1727 y se terminó en 1764. Ricamente ornamentada, es digno exponente de la fase final del barroco español. En la cúpula, pintada por Tomás Ferrer en 1735, destacan San Bruno, San Juan y otros fundadores de la Orden de los Cartujos.


 14b_veda_de_la_sacrist_a_del_monasterio_de_la_cartuja_de_granada

Bóveda de la Sacristía del Monasterio de La Cartuja de Granada.


 15la_magdalena_detalle_escult_rico_del_sagrario_de_la_cartuja_de_granada

La Magdalena. Detalle escultórico del Sagrario de la Cartuja de Granada.


 16decoraciones_al_fresco_de_una_de_las_c_pulas_del_sagrario_de_la_cartuja_de_granada

Decoraciones al fresco de una de las cúpulas del Sagrario de la Cartuja de Granada.


 17granada_monasterio_de_la_cartuja_sacristia_retablo_de_marmol_de_san_bruno

Retablo de mármol de San Bruno. Monasterio de la Cartuja de Granada.


 24sagrario_de_la_cartuja_de_granada

Sagrario de la cartuja de Granada.


 25detalle_de_las_esculturas_del_sagrario_de_la_cartuja_de_granada

Detalle de las esculturas del Sagrario de la Cartuja de Granada.


 26sala_capitular_del_monasterio_de_la_cartuja_de_granada

Sala Capitular del Monasterio de la Cartuja de Granada.


 27techo_de_la_sala_capitular_del_monasterio_de_la_cartuja_de_granada

Techo de la Sala Capitular del Monasterio de la Cartuja de Granada.


 28virgen_inmaculada_sala_capitular_del_monasterio_de_la_cartuja_de_granada

Virgen Inmaculada. Sala Capitular del Monasterio de la Cartuja de Granada.


 19interior_cartuja_granada

 32granada_016gm

 17vista_interior_de_la_cartuja_de_granada

 18vista_interior_de_la_cartuja_de_granada

 20vista_interior_de_la_cartuja_de_granada

Vistas del interior de la Cartuja de Granada.


 21monasterio_de_la_cartuja_de_granada_40

Detalle de una pieza ? expuesta en la Cartuja de Granada.


 72capilla_de_la_virgen_con_el_ni_o_barroca_claustro_de_la_cartuja_de_granada

Capilla de la Virgen con el Niño, barroca. Claustro de la Cartuja de Granada


 22ecce_homo_en_terracota_siglo_xvi_hermanos_garc_a_monasterio_de_la_cartuja_de_granada

Ecce Homo en terracota. Siglo XVI. Hermanos García. Monasterio de la Cartuja de Granada


 23puertas_y_techo_de_la_sacrist_a_del_monasterio_de_la_cartuja_de_granada

Puertas y techo de la Sacristía del Monasterio de la Cartuja de Granada.


 93_1418511395_104667

Cartuja de Granada. Iglesia. Muro norte desde la entrada


 94_1418511655_210097

Cartuja de Granada. Iglesia. Vista desde la entrada


 95_1418511810_527967

Cartuja de Granada. Iglesia. Vista interior


 96_1418511903_305432

Cartuja de Granada. Iglesia. Altar Mayor. Detalle


 97_1418511977_114431

Cartuja de Granada. Iglesia. Altar Mayor. Detalle


 98_1418512084_175195

Cartuja de Granada. Iglesia. Altar Mayor. Baldaquino


 99_1418512180_979610

Cartuja de Granada. Iglesia. Altar Mayor. Baldaquino. Asunción de José Mora


 100_1418512317_535357

Cartuja de Granada. Iglesia. Virgen con el Niño de Bocanegra


 101_1418512411_415838

Cartuja de Granada. Iglesia. Cúpula


 102_1418512839_147700

Cartuja de Granada. Iglesia. Sagrario. Cúpula pintada al fresco por Antonio Palomino


 103_1418512854_859393

Cartuja de Granada. Iglesia. Sagrario. Detalle de cupula y pechinas pintadas por Antonio Palomino


 106_1418513235_479406  

Cartuja de Granada. Iglesia. Sagrario. Pinturas de Antonio Palomino en 1712


 106

Cartuja de Granada. Iglesia. Sagrario. Pinturas de Antonio Palomino en 1712


 107_1418513955_706540

Cartuja de Granada. Iglesia. Sagrario. Pinturas de Antonio Palomino en 1712


 104_1418513010_151060  105_1418513106_300798

Cartuja de Granada. Iglesia. Templete del Sagrario, obra de Francisco Hurtado Izquierdo. 1704-1720


 108cartuja_de_granada_iglesia_sagrario_san_juan_bautista_obra_de_jos_risue_o

Cartuja de Granada. Iglesia. Sagrario. San Juan Bautista, obra de José Risueño


 109_1418513859_200295

Cartuja de Granada. Iglesia. Bóvedas del coro de legos


 110_1418514065_889282

Cartuja de Granada. Iglesia. Coro de legos


 111_1418514197_520380

Cartuja de Granada. Iglesia. Vista desde el coro de legos


 112_1418514321_401415

Cartuja de Granada. Iglesia. Coro de Legos. Bautismo de Jesús


 113_1418514454_166979

Cartuja de Granada. Iglesia. Coro de legos. Sagrada Familia


 114_1418514618_371064

Cartuja de Granada. Iglesia. Coro de legos. Pintura


 116_1418514793_434095
 115_1418514693_862143

Cartuja de Granada. Iglesia. Sacristía


 117_1418514910_783425

Cartuja de Granada. Iglesia. Altar de la Sacristía


 118_1418515001_921810

Cartuja de Granada. Bóvedas de la Sacristía


 119_1418515090_800375
 120_1418515166_825906

Cartuja de Granada. Cúpula de la Sacristía



Obras de Vicente Carducho en la Cartuja de Granada


 80anunciaci_n_capilla_de_legos_cartuja_de_granada_obra_de_vicente_carducho

Anunciación. Capilla de legos. Cartuja de Granada. Obra de Vicente Carducho


 81peregrinos_bebiendo_de_la_fuente_que_mana_de_la_tumba_de_san_bruno_capilla_de_legos_cartuja_de_granada_obra_de_vicente_carducho

Peregrinos bebiendo de la fuente que mana de la tumba de San Bruno. Capilla de legos. Cartuja de Granada. Obra de Vicente Carducho


 82visi_n_del_papa_victor_iii_capilla_de_legos_cartuja_de_granada_obra_de_vicente_carducho

Visión del papa Victor III. Capilla de legos. Cartuja de Granada. Obra de Vicente Carducho


 83capilla_de_legos_cartuja_de_granada_obra_de_vicente_carducho

Capilla de legos. Cartuja de Granada. Obra de Vicente Carducho


 84granada_de_cartuja_sala_capitular

Cartuja de Granada. Sala capitular. Está decorada con cuadros de Vicente Carducho


 85cartuja_de_granada_b_veda_de_la_sala_capitular

Cartuja de Granada. Bóveda de la sala capitular. Obra de Vicente Carducho


 92aparici_n_de_la_virgen_a_san_bruno_capilla_capitular_cartuja_de_granada_obra_de_vicente_carducho

Aparición de la Virgen a San Bruno. Capilla capitular. Cartuja de Granada. Obra de Vicente Carducho


 86aparici_n_de_la_virgen_a_san_bruno_capilla_capitular_cartuja_de_granada

Aparición de la Virgen a San Bruno. Capilla capitular. Cartuja de Granada. Obra de Vicente Carducho


 87martirio_de_cartujos_capilla_capitular_cartuja_de_granada_obra_de_vicente_carducho

Martirio de cartujos. Capilla capitular. Cartuja de Granada. Obra de Vicente Carducho


 88martirio_de_cartujos_por_vicente_carducho_capilla_capitular_cartuja_de_granada_obra_de_vicente_carducho

Martirio de cartujos por Vicente Carducho. Capilla capitular. Cartuja de Granada. Obra de Vicente Carducho


 89martirio_de_cartujos_por_vicente_carducho_capilla_capitular_cartuja_de_granada_obra_de_vicente_carducho

Martirio de cartujos por Vicente Carducho. Capilla capitular. Cartuja de Granada. Obra de Vicente Carducho


 90martirio_de_cartujos_por_vicente_carducho_capilla_capitular_cartuja_de_granada_obra_de_vicente_carducho

Martirio de cartujos por Vicente Carducho. Capilla capitular. Cartuja de Granada. Obra de Vicente Carducho


 91martirio_de_cartujos_por_vicente_carducho_capilla_capitular_cartuja_de_granada_obra_de_vicente_carducho

Martirio de cartujos por Vicente Carducho. Capilla capitular. Cartuja de Granada. Obra de Vicente Carducho



Pinturas de Sánchez Cotán de la Cartuja de Granada

El edificio de la Cartuja de Granada alberga en su interior una importante colección de pinturas, entre las que destacan las del cartujo Juan Sánchez Cotán.


 03_1418401093_651451

Altar fingido de San Pedro y San Pablo, Cartuja de Granada. Obra de Juan Sánchez Cotán. El cuadro con los dos santos se enmarca en un retablo fingido en grisalla a modo de trampantojo, en un alarde de dominio de la perspectiva.


 04_1418401279_331321

Altar fingido de San Pedro y San Pablo, Cartuja de Granada, sala de profundis (otra imagen). Obra de Juan Sánchez Cotán.


 76sala_de_profundis_monasterio_de_la_cartuja_de_granada

Sala De Profundis. Monasterio de la Cartuja de Granada. Está decorada con obras de Juan Sánchez Cotán


 77san_bruno_mostrando_a_sus_disc_pulos_el_lugar_de_la_primera_cartuja_sala_de_profundis_monasterio_de_la_cartuja_de_granada

San Bruno mostrando a sus discípulos el lugar de la primera cartuja. Sala De Profundis. Monasterio de la Cartuja de Granada. Obra de Juan Sánchez Cotán


 78crucifixi_n_sala_de_profundis_monasterio_de_la_cartuja_de_granada

Crucifixión. Sala De Profundis. Monasterio de la Cartuja de Granada. Obra de Juan Sánchez Cotán


 79santo_rostro_sala_de_profundis_monasterio_de_la_cartuja_de_granada_obra_de_juan_s_nchez_cot_n

Santo Rostro. Sala De Profundis. Monasterio de la Cartuja de Granada. Obra de Juan Sánchez Cotán


 46descanso_enla_hu_da_de_egipto_por_juan_s_nchez_cot_n_para_la_cartuja_de_granada

Descanso en la huída de Egipto. Refrectorio de la Cartuja de Granada. Obra de Sánchez Cotán


 65_1418502858_938081

Historia de los mártires de Inglaterra. Óleo sobre lienzo, 292 x 240 cm. Refrectorio de la Cartuja de Granada. Obra de Sánchez Cotán


 64orgaz_cotan_cuadro_17

San Hugo y otro santo obispo. Óleo sobre lienzo, 147 x 164 cm. Refrectorio de la Cartuja de Granada. Obra de Sánchez Cotán


 75martirio_de_cartujos_refrectorio_de_la_cartuja_de_granada_obra_de_s_nchez_cot_n

Martirio de Cartujos. Refrectorio de la Cartuja de Granada. Obra de Sánchez Cotán


 75martirio_de_cartujos_refrectorio_de_la_cartuja_de_granada_obra_de_s_nchez_cot_n2

Martirio de Cartujos. Refrectorio de la Cartuja de Granada. Obra de Sánchez Cotán


 74crucifixi_n_de_fray_juan_s_nchez_cot_n_refrectorio_de_la_cartuja_de_granada_obra_de_s_nchez_cot_n

Crucifixión de fray Juan Sánchez Cotán. Refrectorio de la Cartuja de Granada. Obra de Sánchez Cotán


 73la_ver_nica_cartuja_de_granada_obra_de_s_nchez_cot_n

La Verónica. Cartuja de Granada. Obra de Sánchez Cotán


 62_descanso_de_la_huida_a_egipto

Descanso en la huida de Egipto. Óleo sobre lienzo, 275 x 183 cm. Cartuja de Granada. Obra de Sánchez Cotán


 43bautismo_de_cristo_realizado_por_juan_s_nchez_cot_n_para_la_cartuja_de_granada

Bautismo de Cristo. Refrectorio de la Cartuja de Granada. Obra de Sánchez Cotán


 47santa_cena3  
 47_ltima_cena

Santa Cena. Refrectorio de la Cartuja de Granada. Obra de Sánchez Cotán


 47santa_cena2
 61orgaz_cotan_cuadro_15

Detalle de la Santa Cena. Refrectorio de la Cartuja de Granada. Obra de Sánchez Cotán


 60lienzo_y_cruz_pintados_por

El Refectorio de la Cartuja de Granada. Lienzo y Cruz pintados por Juan Sánchez Cotán.


 48granada_016gm

El Refectorio de la Cartuja de Granada, es de crucería gótica de aristones y los arcos de medio punto. Se encuentra decorada con obras de Juan Sánchez Cotán.

Las siguientes obras de Sánchez Cotán en la Cartuja de Granada, las imágenes guardan poca calidad, pero aunque solo sea testimonialmente; así quedan representadas.


 33campanario_del_monasterio_de_la_cartuja_de_granada

 34monasterio_de_la_cartuja_de_granada_38

 36monasterio_de_la_cartuja_de_granada_21

 35monasterio_de_la_cartuja_de_granada_29

 38monasterio_de_la_cartuja_de_granada_15

Monasterio de Nuestra Señora de la Asunción, más conocido como la Cartuja de Granada. Vistas del Claustro.


 39monasterio_de_la_cartuja_de_granada_09

La Cartuja de Granada. Vista del campanario de la iglesia.


 40monasterio_de_la_cartuja_de_granada_06

La Cartuja de Granada. Entrada de la iglesia con San Bruno en la portada.


 11monasterio_de_la_cartuja_de_granada_1418463945_442863

La Cartuja de Granada. Vista del monasterio desde el sur-este.



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado la reedición de este trabajo recopilatorio de la Cartuja de Granada, donde participaron en su decoración artística grandes artistas como Juan Sánchez Cotán, Vicente Carducho y Antonio Palomino entre otros.


Fuentes y agradecimientos: es.wikipedia.org, elpais.com, pintura.aut.org, artehistoria.com, artnet.com, mcu.es, villadeorgaz.es, juntadeandalucia.es, antoniosanchezbarriga.com y especialmente a Santiago Abella del portal flickr.com por su magníficas fotos de la Cartuja de Granada.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Sunday, 14 December 2014, 01:15; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CARDUCHO (Vicenzo Carducci) 
 
El Paular recobra su tesoro


El Prado restaura y reúne en el monasterio 52 pinturas barrocas firmadas por Vicente Carducho y dispersas desde la desamortización de 1834



 00_1410543991_605675

Los cuadros de Carducho, ayer, tras ser recolocados sobre los muros del claustro que los alojó desde 1632 hasta 1834

El Prado, al rescate de la pintura barroca: un deslumbrante tesoro del siglo XVII, formado por 52 cuadros del toscano Vicente Carducho que permanecían dispersos durante más de siglo y medio, acaba de ser restaurado por los expertos del museo y reunido en su lugar de origen: el antiguo monasterio cartujo de El Paular, situado a 80 kilómetros al noroeste de Madrid.

Cada una de las piezas mide 3,45 metros de base por 3,15 de altura, y todas ellas van rematadas por arcos de medio punto. Las pinturas de Carducho representan escenas de vida y muerte de los monjes cartujos fundadores. Fueron pintados entre 1626 y 1632 por el artista florentino. Desde ayer, la serie completa cuelga de los muros del claustro mayor del monasterio madrileño, regentado hoy por monjes benedictinos.

Del cenobio, fundado en 1398 y enclavado a los pies de Peñalara, partieron en 1834 los cuadros en renqueantes carromatos tirados por babeantes bueyes acechados por la nieve, los lobos y los torrentes. Las pinturas recalaron en el palacio de la Trinidad, en el centro de Madrid. Al poco, la colección se disgregó. Algunos cuadros fueron a dar a lugares tan dispares como Córdoba, Tortosa o A Coruña. Sin embargo, y gracias a la tenacidad de funcionarios, restauradores, empleados de museos, religiosos y algún político con sentido de Estado, 52 de las 56 obras han llegado hasta nuestros días con sus cualidades pictóricas en buenas condiciones. Del lote primigenio pintado por Carducho se perdieron cuatro obras, dos de ellas de gran formato, durante las guerras civiles; otras dos, menores y con forma de escudetes, que jalonaban la entrada del claustro mayor, han visto su coloración malograda por completo. El grueso de la colección, no obstante, se ha salvado después de una trabajosa recuperación que ha durado seis años, bajo la dirección de Leticia Ruiz, restauradora del Museo del Prado. La actuación atrajo copiosas energías de la mayor parte de los departamentos del Prado, desde la Brigada de Obras hasta la Dirección de Depósitos. El esfuerzo fue posible gracias a una jugosa compensación pecuniaria brindada en el año 2000 al museo por una exposición de arte español, The majesty of Spain, exhibida en la ciudad estadounidense de Jacksonville. Ahora, el esfuerzo culmina en la víspera de su inauguración por la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde. El edificio fue rehabilitado por el arquitecto Eduardo Barceló. La reciente presencia en El Paular de cuatro obispos, otro más ayer, permite especular con una eventual visita papal.

Vicente Carducho, apellido que algunos asocian a la orden cartuja y cuyo prior Juan de Baeza le encomendaría pintar la serie, llegó a España con siete años junto a su hermano Bartolomeo. Este formaba parte del elenco de italianos contratados por Felipe II para decorar el monasterio de El Escorial. Vicente casó en España y pronto descollaría como artista total y pintor del rey Felipe III gracias a la formación recibida en San Lorenzo. Con el tiempo se convertiría en uno de los principales tratadistas del arte pictórico por su obra Diálogos de la pintura, parangonable con las de Francisco Pacheco, coetáneo suyo, o la de fray Lorenzo de San Nicolás, inventor de la bóveda encamonada.

Los lienzos repuestos en El Paular representan escenas sacras de la orden cartuja, una comunidad sumida en el silencio y la oración desde sus albores altomedievales, en el corazón de Francia. Expandida luego por Europa, enraizó en España. De los 27 cenobios que aquí tuvo, hoy conserva cuatro en Zaragoza, Burgos, Barcelona y El Paular.



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Friday, 12 September 2014, 18:46; edited 2 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CARDUCHO (Vicenzo Carducci) 
 
Carducho regresa a El Paular después de 177 años


La ministra de cultura, Ángeles González-Sinde, presenta la rehabilitación de los cuadros del pintor italiano en el monasterio madrileño



 06_1410540606_542886

En Julio de 2011 la entonces ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, presentóo el regreso al monasterio de El Paular, en Madrid, de los 52 lienzos del pintor Vicente Carducho (1576-1638) restaurados en el museo del Prado.

La serie de pinturas del pintor toscano Vicente Carducho (1576-1638) muestra la vida de san Bruno, fundador de la orden de los cartujos, desde que abandona la vida pública hasta que es santificado. Parece que su periplo vital es una especie de epopeya que transita constantemente desde el mundocelestial hasta el inframundo. Casi lo contrario que experimenta aquel que se acerque a este monasteriode la sierra madrileña: situado a 80 kilómetros de la ciudad, el Monasterio de El Paular, en Rascafría, resplandece en medio de un paraje serrano de abundante vegetación.

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ha presentado esta mañana el regreso de las 52 obras de la serie al monasterio. El Museo del Prado ha restaurado estos lienzos del siglo XVII dedicados a la orden de los cartujos que salieron de su emplazamiento original en la desamortización de Mendizábal en1834, hace 177 años.

"El final feliz" al que ha aludido la ministra en el acto se refiere a los avatares que han sufrido los cuadros hasta su reagrupación. Los lienzos se trasladaron en un primer momento al convento madrileño de la Trinidad. Más tarde se enviaron a depósitos de A Coruña, Burgos o Valladolid. Y durante la Guerra Civil se perdieron dos. Desde entonces hasta hoy, la tarea de rehabilitación yunión del conjuntoha sido un arduo recorrido que por fin concluye en el lugar de inicio, "de donde nunca debieron haber salido", según la ministra.

Visita del Papa

González-Sinde ha señalado que el monasterio "está llamado a convertirse, más de lo que ya lo es, en un sitio de referencia de la Comunidad de Madrid". Y no ha descartado una posible visita del papa Benedicto XVI durante su paso por la capitalpara la Jornada Mundial de la Juventud, del 16 al 21 de agosto: "Eso depende del Ministerio de Exteriores, pero con el calor que hace en Madrid en agosto, agradecería el fresquito de aquí".

Con este proyecto se pretende garantizar la protección de esta "gran riqueza cultural" y el "aprovechamiento cultural" del edificio más allá de 2014, que es cuando concluye la cesión actual a la orden benedictina, según la ministra.

La restauración ha implicado también la modificación y reconstrucción de varias partes del monasterio. El ministerio ha invertido más de 12 millones de euros en un proyecto "apasionante", según Leticia Ruiz, conservadora jefe de la restauración.

Serie cartujana

Las obras de Vicente Carducho que componen la serie fueron realizadas entre 1626 y 1632. Cada lienzotiene relación con el anterior. En el monasterio este conjunto recupera no solo aspectos materiales sino también una dimensión intelectual. Leticia Ruiz ha indicado que se trata de una de las grandes cartujas no solo española sino también europea, y ha destacado queesta colección, tanto en número como en intensidad, es "la más importante".


Cuadros de Carducho pintados para el Monasterio madrileño de El Paular

Pero la magna obra de Vicente Carducho, con la que escribe una de las páginas de gloria de la pintura universal, es la realización entre 1626 y 1632 de 54 grandes cuadros para cubrir otros tantos huecos en el claustro de la cartuja del Real Monasterio de Santa María del Paular, situado en el valle del Lozoya, en la vertiente madrileña de la sierra del Guadarrama. Estos cuadros, conocidos como la serie cartujana, le fueron encargados a Carducho por el prior Juan de Baeza, y narran la vida del fundador de la orden, san Bruno de Colonia, así como la historia de la orden cartuja. Con la desamortización en 1835 fueron repartidos entre diversos museos e instituciones de España, pero sorprendentemente - y tras muchas vicisitudes - se conservan 52 de los 54 cuadros del ciclo (dos se perdieron, probablemente quemados por los republicanos durante la guerra civil española, 1936-1939).

Tras la exclaustración de los cartujos en 1835, el monasterio estuvo abandonado hasta que en 1954 el Gobierno del General Franco lo cedió en usufructo vitalicio a la orden de San Benito. En la actualidad, ocho monjes ocupan la que es ahora abadía benedictina, pero que fue durante 450 años priorato cartujo. Conseguida recientemente la vuelta al monasterio de las dos sillerías del mismo, que se hallaban depositadas desde la desamortización en San Francisco el Grande, queda ahora por delante la hermosa tarea de devolver al Paular los 52 cuadros repartidos por España, una vez se solucionen los problemas de autorizaciones, seguridad y humedades en el claustro que están planteados.

Sobre este tema existe una espléndida obra monográfica en español, <<Vicente Carducho en El Paular>>, autor Werner Beutler, 1998, editorial Verlag Locher, Köln.


 07conversi_n_de_san_bruno

Conversión de san Bruno. El pintor italiano inicia su serie dedicada a la vida y milagros de san Bruno con la conversión a cartujo a raíz de ver cómo se castigaba a un hombre inocente. En este lienzo se puede observar la perfección de las proporciones y el uso de colores primarios. Obra de Vicente Carducho


 08_1410541387_997535

El milagro del manantial. La representación de los cartujos, con sus vestimentas blancas, alabando el milagro del manantial le sirve a Vicente Carducho como ejercicio pictórico para ordenar las figuras humanas y destacarlas ante la naturaleza, aunque en dependencia de esta. Obra de Vicente Carducho


 09_1410541408_794734

San Bruno renuncia al arzobispado. Tras la visita al papa Urbano II y la cesión del arzobispado en el Reggio di Calabria (Roma), san Bruno rechaza su cargo y se dedica de pleno a la vida monacal en la cartuja. Obra de Vicente Carducho

 
 10_1410541464_429794

La virgen María y san Pedro se aparecen a los primeros cartujos. La diferencia entre el mundo superior, celestial, y el terrenal se puede apreciar en este cuadro que muestra una de las apariciones a los cartujos. El lienzo tuvo que ser restaurado fotográficamente debido a los grandes daños que sufría. Obra de Vicente Carducho


 11_1410541486_711770

San Bruno reza en la soledad de la torre de Calabria. La vida de cartujo incluye el silencio de un retiro espiritual, el rezo por las personas perdidas y la meditación intelectual. Además, en este cuadro se puede apreciar el retrato del entorno que rodea las cartujas. Obra de Vicente Carducho


 12_1410541568_683479

Muerte de San Bruno. Con la pintura de la muerte de san Bruno Carducho imitó los métodos de Caravaggio y mostró su capacidad para utilizar todas las técnicas renacentistas. Obra de Vicente Carducho


 13_1410541584_820320

Visión de Dionisio Rickiel. Carducho fue capaz de distribuir luces en la inmensidad del lienzo y mostrar la conexión entre la vida de estudioso y hermitaño y la espiritual. Obra de Vicente Carducho


 14_1410541598_638254

Aparición de la virgen a un cartujo. En esta aparición, Carducho expone los miedos y las inseguridades de los cartujos a pesar de su aislamiento y dedicación intelectual. La inclusión de figuras monstruosas las utiliza a menudo para distinguir entre pensamientos y realidad. Obra de Vicente Carducho


 15_1410541739_734996
 
Muerte del venerable Ódon de Novara. Obra de Vicente Carducho. 1632. Lienzo 337 x 299302 cm. Museo del Prado.

El poderoso monasterio del Paular encargó a Vicente Carducho una serie de 56 lienzos que relataran la historia de la Orden de los cartujos, monjes que ocupaban el Paular. En este caso se ofrece la muerte del fundador, el venerable Odón de Novarra que, tendido en un pobre lecho de paja, tapado con un manta de arpillera, recibe la visión de Cristo en gloria. La escena en sí no tiene mayor complicación, pero hay varios elementos que llaman la atención. En primer lugar, tenemos un prodigioso bodegón en primer plano, con extrema sencillez y detallismo material, al estilo naturalista. Después destaca el contraste entre la pobreza de la celda y el esplendor de la visión divina. Una efigie de la Virgen corona el lecho. Otro elemento importante es el coro de frailes que visita al moribundo, entre los cuales se hallan retratados el propio autor, Vicente Carducho, de perfil riguroso. Además se ha querido ver a su amigo, el poeta Lope de Vega, a su derecha.

En Julio de 2011 por fin volvieron los cuadros de Vicente Carducho al Monasterio madrileño de Rascafría de El Paular, en la imagen observamos que ya están recolocados sobre los muros del claustro que los alojó desde 1632 hasta 1834. Los lienzos han sido restaurados por los talleres del Museo del Prado.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Friday, 12 September 2014, 18:38; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CARDUCHO (Vicenzo Carducci) 
 
Carducho ya ha vuelto a Madrid

La reunificada serie cartujana de El Paular, inaugurada ayer por la ministra Ángeles González Sinde, resitúa al pintor en la cima del barroco europeo


user_50_user_50_dionisio_el_cartujano_doctor_extaticus_de_carducho_en_los_talleres_del_museo_del_prado

Dionisio el Cartujano, doctor extaticus, de Vicente Carducho. Este cuadro -al igual que otros de la numerosa serie- ha sido restaurado en los talleres del Museo del Prado, y después ha sido devuelto al lugar para el que fueron pintados: El Monasterio de El Paular en Rascafría (Madrid)

Vicente Carducho (1576-1638), florentino de nación y madrileño por vocación y vida, regresa desde hoy a la cúspide del arte barroco de Europa. Su serie sobre San Bruno y la Orden de los Cartujos ha permanecido desperdigada por las cuatro esquinas de España desde la nacionalización de los bienes eclesiásticos, en 1836. Por ello, la presentación ayer por la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, de la restauración y reunificación de su repertorio de 52 de sus mejores cuadros es un hito histórico. Permite contemplar la excelsa serie en el monasterio de El Paular como expresión suprema del arte total en el que se viera embebido desde que llegara a Madrid siendo un niño.

Con siete años, Vincenzo Carduccio vino a la capital hispana con su hermano adulto Bartolomeo, seleccionado con otros italianos para participar en la hechura y ornamentación del monasterio de El Escorial. Con él comenzaría a conocer los secretos del oficio que le permitieron adquirir desenvoltura pictórica, escultórica y decorativa, también pericia con maderas, bronces, metales preciosos... Poliédricos requisitos exigidos a los italianos para acceder a la magna máquina monacal de piedra y sombra que Felipe II decidiera emplazar bajo el imponente Abantos. Tan temprana familiaridad con el arte pleno le brindarían finura de concepto y un aplomo práctico que troquelarían en el adolescente toscano una de las personalidades más señeras del esplendor entre centurias que definió al Siglo de Oro de las Artes en España. En aquella ubérrima era, Carducho, ya adaptado a la realidad peninsular, jugó un papel primordial en la fusión de la manera italiana de hacer arte con la manera española de aplicarlo. Así lo subraya Werner Beutler, seguidor durante décadas de la trayectoria del gran pintor italo-español.

Carducho desplegó sus cualidades: osadía creativa, sentido de la mesura, imaginación cromática, una piedad religiosa muy estimada en su siglo y una concepción de la pintura fundada en la importancia crucial del dibujo. En Madrid, donde se domicilia en la calle de Atocha, número 9, instala su taller. Conoce a una mujer, hermana de María de Astete, y se casa. No tuvieron hijos. La hora de la verdad le llega al pintor cuando recibe el encargo de pintar una Anunciación para el monasterio de la Encarnación, joya mimada por los Habsburgo tan próxima al Alcázar de los Austrias. El lienzo encandila a la reina Margarita, esposa de Felipe III, que le nombra Pintor del Rey. Carducho tiene en el duque de Lerma un valedor poderoso. Entre tanto, él prosigue formándose como autodidacta. En su librería, dice Beutler, se cuentan volúmenes con títulos que varían desde Vitrubio a Serlio. Su pasión por la arquitectura es evidente, tanto, que la incorpora como componente fundamental a su pintura, teñida de monumentalidad y escenografía, principales vehículos narrativos de las artes plásticas del siglo XVII. Carducho domina además la composición y se atiene a limpios cánones de simetría.


Hay gestiones para traer los dibujos al monasterio desde el Louvre

Nace su honda amistad con Lope de Vega y se une a Juan Pérez de Montalbán y a Luis de Góngora. Crea su propia escuela con brillantes discípulos como Castello hijo o Rizzi. Es en 1626 cuando fray Juan de Baeza le encarga 56 obras de gran formato, 3,45 por 3,15 metros, la serie pictórica más importante del barroco europeo, para mostrarla en El Paular. Los dibujos preparatorios de la serie se encuentran hoy en su mayoría atesorados en el museo del Louvre. Hay ya gestiones de la Dirección General de Bellas Artes para traerlos al flamante y recién creado museo monacal.

Este cenobio podía albergar en el siglo XVII hasta 180 frailes, titulares de 8.000 libros sacros, 12.000 hectolitros de cereales, 37.000 ovejas y unas rentas anuales de millón y cuarto de reales. Incluso poseían un molino con cuyo papel se compuso la primera edición del Ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha.

Carducho empleó seis años en culminar la encomienda de Baeza. Tuvo aún tiempo para escribir sus Diálogos de la pintura, el tratado más importante de su época. Mirado para el dinero, Carducho amasó tan gran fortuna como para encargar a su muerte 4.200 misas para él y su esposa. Pero su mejor herencia fue la que le convirtió en precursor de la Escuela de Madrid, de la que formaría parte otra gloria de la pintura universal, Diego Velázquez, sustituto suyo en el favor real de Felipe IV. Desde hoy, el más deslumbrante esplendor surgido de los pinceles de Carducho puede ser admirado gratuitamente en la falda umbría de Peñalara, en el claustro hoy benedictino al que su obra regresa gracias al tesón de la restauradora Leticia Ruiz, a su equipo del Museo del Prado, al Instituto del Patrimonio Cultural, a los Amigos de El Paular y a la paciente espera de los monjes.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Thursday, 21 March 2013, 19:30; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CARDUCHO (Vicenzo Carducci) 
 
La España plural se dibuja en el Prado


Una muestra de la excepcional colección del British Museum aterriza en el museo

La muestra fija la diversidad del arte en papel desde el Renacimiento hasta Goya


    

user_50_1363724514_698800_1363725023_noticia_normal

'La expugnación de Rheinfelden' (1634), de Vicente Carducho en su dibujo preparatorio (en primer plano) y en el lienzo que pertenece a la colección del Prado.

Ver Los dibujos de la muestra

“Los dibujos de esta exposición son la prueba de que España siempre ha sido la España de las regiones, y de que no se puede entender la historia del país sin sus robustas conexiones con el resto de Europa”. Estas palabras, pronunciadas ayer tras la presentación de la muestra El trazo español en el British Museum. Dibujos del Renacimiento a Goya,no correspondieron a la esforzada lectura de un político a su fugaz paso por el Prado. La reflexión pertenecía a Neil MacGregor (Glasgow, 1946), insigne director del British (que antes lo fue de la National Gallery), recién llegado de Londres para adornar con su presencia el acontecimiento de resonancias casi diplomáticas: es la primera vez que las 71 obras, con auténticas joyas de Berruguete, Carducho, Murillo, Alonso Cano, Ribera o Goya, entre ellas, abandonan el museo británico.

La España plural se vertebra en la muestra (que permanecerá abierta hasta el 16 de junio y ha recibido el apoyo de la Fundación de Amigos del Museo) en cinco tramos, atendiendo a criterios cronológicos y geográficos. Se parte de “la importación de las prácticas gráficas en Castilla, entre 1550 y 1560”, cuando los modos y técnicas de los maestros italianos influyeron en los artistas españoles arremolinados en torno al gran proyecto constructivo de El Escorial y el empeño de Felipe II, que siempre exigía un boceto antes de encargar una obra. El influjo italianizante se deja sentir en Madrid durante todo el siglo XVII en los Rizi, Carducho y Carreño de Miranda, aunque cedería a principios del setecientos ante el empuje de los Borbones y de la promesa de la iluminación llegada de Francia.

Entre una y otra sección se despliegan los ejemplos (se diría que antagónicos) del dibujo andaluz y valenciano. Si a orillas del Turia, los tonos fueron cálidos y la sanguina tomó el papel entre 1500 y 1700, en Sevilla, Granada y Córdoba la demanda de los activos coleccionistas (eclesiásticos y particulares) alentó incluso la fundación en 1660 de la escuela de dibujo de Murillo y Francisco de Herrera. A esta sección corresponde (aunque reciba a los visitantes al inicio del recorrido) una de las joyas más destacadas: una intensa cabeza de monje atribuida a Francisco de Zurbarán, que reviste el valor de que no hay noticia de ningún dibujo que lleve su firma.

En esta historia de la España atesorada en el Print Room, el legendario departamento de papel del museo londinense, hay dos versos libres: Ribera (y sus figuras masculinas en perpetuo martirio) y Goya, en cuyo universo los agarrotados, los locos y la barbarie inquisitiva se codean con un estudio del primer duque de Wellington que cierra la muestra, dato que a MacGregor sirvió de nuevo para ofrecer una lectura política. “La muestra comienza con Felipe II y termina con Wellington, dos momentos de unión entre España y las islas. El primero, por su matrimonio con María I de Inglaterra, y el segundo, porque entonces los países se aliaron en su odio contra Napoleón”.

El dibujo del noble de aire resignado sirvió para preparar un retrato ecuestre, pintado durante una estancia del duque en Madrid. Pero la del trabajo previo es solo una de las variadas funciones del dibujo mostradas en la exposición. Aquí también hay piezas que son un fin en sí mismo. Y se propone un interesante juego con obras del museo, que encuentran eco en alguna de las piezas del British, como en el caso de El enano Miguelito, que Francisco Rizi introdujo como una de las ¡cerca de 3.000! figuras de su Auto de fe en la plaza Mayor de Madrid. Los responsables del museo desafían a los visitantes a dar con ella.

La muestra también se puede leer como un homenaje al gusto de los coleccionistas británicos por el arte español. José Manuel Matilla, jefe del Departamento de Dibujos y Estampas del Prado y coordinador del proyecto, recordó los nombres de algunos de los más prominentes. De Thomas Harris a Richard Ford; de John Charles Robinson a lord Wellington. Fue durante la conferencia inaugural, que, pese a lo planeado, tuvo que dictar solo; el comisario de la muestra Mark P. McDonald faltó a su cita en el Prado tras perder un avión en Londres.

Parte de aquella fascinación —presente también, según el director Miguel Zugaza en la muestra contigua de las naturalezas muertas de El Labrador (sus principales clientes fueron en el XVII los diplomáticos ingleses)— se ha querido trasladar a la atmósfera de la exposición. El color elegido para las paredes es un homenaje “al que adornaba la Pollock House de Stirling Maxwell [historiador, político y apasionado del arte español], en Glasgow”. Muy cerca, por cierto, de lugar en el que MacGregor, director del British, creció como un fanático de Dalí.

Y por lo que se ve, la fascinación por lo español no ha desaparecido a orillas del Támesis. La muestra que llega ahora a Madrid es una versión (más reducida, al dejar por el camino las estampas de Goya) de la que ocupó con gran éxito las salas del British Museum a finales del año pasado. Según cálculos de la institución la exposición atrajo a 400.000 visitantes.


user_50_la_expugnaci_n_de_rheinfelden_1634_de_vicente_carducho

’La expugnación de Rheinfelden’ (1634), de Vicente Carducho. Colección The Trustees of the British Museum.)


user_50_expugnaci_n_de_rheinfelden

Expugnación de Rheinfelden. Obra de Vicente Carducho. 1634. Óleo sobre lienzo, 297 cm x 357 cm. Museo Nacional del Prado. Procedencia: Colección Real (Palacio del Buen Retiro, Madrid; Palacio Real, Madrid, pinturas descolgadas en el callejón de las tribunas, 1814-1818, nº 524).

El cuadro representa el asalto a la ciudad de Rheinfelden (Suiza) a cargo de las tropas del duque de Feria, que aparece en primer término, dando órdenes a sus oficiales. Al fondo se muestra la ciudad, con soldados escalando los muros y penetrando por las puertas y brechas abiertas en la muralla. Como anuncio de la victoria, sobre uno de los torreones, un soldado iza la bandera blanca con el aspa roja de Borgoña. Este triunfo hizo a los españoles dueños de la línea de comunicación entre Constanza y Basilea.Formó parte de la serie de lienzos de batallas que decoraban el Salón de Reinos del Buen Retiro.


elpais.com / elprado.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CARDUCHO (Vicenzo Carducci) 
 
El Paular exhibe su historia


- El monasterio mevieval aspira a convertirse en foco cultural del Parque de Guadarrama tras 25 años de reconstrucción artística

- Una exposición saca brillo al conjunto, donde el arte de Vicente Carduccio es el protagonista




 user_50_0_1387494226_730194_1387494470_noticia_normal

Cuadros de Vicenzo Carduccio en el claustro de El Paular.

El monasterio de El Paular, enclave medieval que domina el valle del Lozoya, cuenta la historia de su asombrosa recuperación monumental en una exposición inaugurada ayer. Permanecerá abierta hasta diciembre de 2014. José María Lasalle, secretario de Estado de Cultura; Gabriele Finaldi, director adjunto de Conservación e Investigación del Museo del Prado; y Miguel Muñoz, anfitrión y prior benedictino, presidieron el acto de apertura, junto con los dos comisarios de la muestra: el arquitecto Eduardo Barceló, restaurador del complejo monacal, y Leticia Ruiz, responsable de pintura española del Renacimiento en el Prado.



Una colección única de Vicente Carduccio


 user_50_1387494226_730194_1387535108_sumario_grande

Una pasarela permite contemplar desde cierta altura dos de los 53 cuadros de gran formato de Vicenzo Carduccio, que ocupan habitualmente un pequeño pasillo anejo a la panda norte del claustro, donde se exhibe la serie completa de esta singular colección. Describen la vida y las tribulaciones de la orden cartuja. El Paular ejerció una función de gran importancia en la articulación espiritual —y económica también— del norte madrileño.


Un retablo de alabastro financiado por Isabel de Castilla


 user_50_1387494226_730194_1387534839_sumario_grande

La iglesia de El Paular, a 80 km al noroeste de Madrid, posee uno de los retablos más deslumbrantes de la imaginería gótica. Sobre una base de caliza se yergue esta pieza atribuida a tallistas genoveses pero asignada luego por expertos a artistas de la escuela burgalesa. La policromía y las figuras revelan un exquisito gusto; representan la infancia, vida, predicación y muerte de Jesús. Un gólgota encabeza el retablo rematado por un marco de yeso. La restauración atendió a las otrora polvorientas chambranas; en uno de los motivos que enmarcan se inspiró en el siglo XIX Luis Rosales para su obra historicista El testamento de Isabel la Católica.

Leticia Ruiz ha culminado la recuperación para el monasterio y la restauración de los 53 óleos de gran formato y trasunto monacal pintados por Vicenzo Carduccio en 1626. Los cuadros, desde la desamortización de los bienes de manos muertas de la Iglesia católica, promovida por el ministro liberal Juan Álvarez Mendizábal en 1836, permanecieron primero en un museo filial del Prado y luego dispersos por una decena de ciudades españolas: A Coruña, Córdoba, Sevilla, Zamora, San Sebastián y Tortosa, entre otras. El Museo del la Trinidad, filial de la gran pinacoteca madrileña, deshizo en 1872 tan importante ajuar artístico, que quedó esparcido por distintos museos españoles.

Siglo y medio después, el Prado pudo reagruparlo y acometer la casi titánica tarea de restaurar cada uno de los cuadros de la colección, a excepción de dos, que se perdieron en la ciudad tortosina.

La colección compone uno de los conjuntos de pintura barroca y de historia más singulares de Europa. Con pinturas de gran formato rematadas en arcos y hoy encastradas secuenciadamente en el claustro mayor del monasterio para el que fueron pintadas, describe la trayectoria de la orden de los cartujos, fundada por San Bruno de Colonia en el año de 1086.

La casa matriz cartuja fue instalada entonces en un paraje semejante al cenobio de El Paular, en el valle de La Chartreuse, que da nombre a la silenciosa orden monástica, cuya historia fue inmortalizada por el pintor, llegado a España con un hermano suyo para participar en la gran obra del monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Los cuadros fueron pintados por Carduccio durante seis años en su estudio madrileño cercano a la calle de Atocha, no lejos de la sede cartuja que la orden religiosa monástica poseía en la calle de Alcalá, a la altura del actual Círculo de Bellas Artes.

La exposición, que ocupa una amplia estancia contigua al clautro decorado con los carduccios, incluye tres valiosas colecciones de modelos, estampas y grabados autógrafos del autor florentino, que Leticia Ruiz encomia. Una de ellas procede de Cudillero, de la Fundación Selgas Fagalde, mientras las otras dos acceden desde lugares como la Biblioteca Nacional de España, la galería de los Uffizzi o colecciones privadas de Zaragoza.


Una sinfonía de estilos


 user_50_1387494226_730194_1387534986_sumario_grande

La diversidad de estilos, que abarca desde el tardogótico hasta el neoclásico, enriquece el patrimonio artístico del monasterio, como muestra la abigarrada ornamentación barroca que decora el transparente contiguo al templo. La influencia de los maestros andaluces llevó hasta El Paular las expresiones más singulares de este estilo, que exhibe una profusa policromía donde abunda el estuco y decenas de variedades de dorados y estofados.

La muestra consta de media docena de salas integradas en una estancia de dos alturas y alto techo, con pasarela aérea, que forma asimismo parte de la recuperación monumental descrita y culminada por los arquitectos Eduardo Barceló, Mercedes Álvarez e Ignacio Barceló, más los aparejadores Javier Moralo, Lorena Tejedor, Jaime Muñoz y Federico Prieto.

En las salas se expone detalladamente el relato de cuantas actuaciones se han acometido a lo largo de los últimos 25 años, en las cuales ha fraguado una colaboración interinstitucional muy poco habitual: desde el Estado, a través del Ministerio de Cultura, el museo del Prado y el Instituto de Patrimonio Cultural Español; desde la Administración regional, por la Comunidad de Madrid; por la esfera local, el Ayuntamiento de Rascafría; y desde la sociedad civil, la Asociación de Amigos de El Paular; todas estas entidades, junto con la comunidad religiosa benedictina, han conseguido culminar la mayor parte de los objetivos de un Plan Director Integral trazado por Eduardo Barceló en 1996, que ha puesto arquitectónicamente a salvo un patrimonio histórico-artístico de extraordinaria valía para el patrimonio madrileño.


La huella de agua

Por hallarse El Paular surcado por el río Lozoya y el arroyo de Santa María, a los pies del pico de Peñalara —la cumbre más alta de la sierra de Guadarrama— la capa freática se halla muy próxima a la cota del suelo; ello ha determinado que cimentación, paramentos y cubiertas del monasterio, así como algunos de los excelsos componentes ornamentales de su interior, hayan sufrido, desde 1390 en que fuera construido el conjunto monacal, la temible huella de innumerables humedades.

Fatigosas tareas de drenaje, impermeabilizaciones de las dañadas cubiertas y actuaciones estructurales de consolidación, han atraído buena parte de la atención de las 12 empresas de construcción concernidas en el plan desde hace cinco lustros, todo ello precedido por intensos estudios históricos y documentales. El presupuesto aplicado frisa los 12,5 millones de euros.

La restauración y rehabilitación ha afectado asimismo al pórtico de acceso a la cartuja, a la medieval portada de la iglesia y al claustro mayor, cuyos arcos albergan la serie cartuja de Carduccio. Igualmente, la actuación restauradora ha incluido la capilla del Sagrario, prodigio de profusión ornamental barroca; el atrio, claustrillo, sala capitular y capillas del contorno del templo, en su día dotado de tres naves y hoy de una sola, que exhibe tres de los principales tesoros medievales de toda España: la reja de hierro forjado que separaba a los legos de los frailes; las sillerías en madera de nogal, recobradas ahora gracias, entre otros, a la tenacidad del restaurador del IPCE José Antonio Buces, tras permanecer arrumbadas durante décadas en la basílica madrileña de San Francisco el Grande; y el retablo mayor de alabastro policromado, financiado por Isabel de Castilla y casi único en Europa, que deslumbra desde el frontal de una iglesia ideada en su planta por el arquitecto áulico Juan Guas, tras proyectos anteriores del morisco segoviano Abderramán. Todo ello ha sido restaurado y, en el caso de la sillería, reubuicada asimismo en su espacio original.

La exposición detalla también la rehabilitación de las celdas monásticas, ocupadas por frailes de la orden benedictina, que se aloja en el monasterio desde 1954, más la construcción de una espaciosa cocina y numerosas dependencias de servicio.

Entre las obras de arte también expuestas resalta un excelso San Miguel Arcángel, tallado por Luis Salvador Carmona, así como un San Bruno atribuido hasta ahora a Manuel Pereira, pero cuya autoría “parece correspoder a Pedro Alonso de los Ríos”, explica Leticia Ruiz.

José María Lasalle, secretario de Estado de Cultura, señaló al culminar su visita que le resulta “reconfortante comprobar lo realizado en el monasterio”.

Dos celdas originales, que datan de fines del siglo XV, figuran entre las próximas metas a restaurar, así como el refectorio, el gran comedor cenobial, presidido por un bellísimo retablo de comienzos del siglo XVI que pide a voces su limpieza y recuperación. Esta amplia sala estuvo decorada por dos enormes lienzos del pintor Bocanegra que permanecen en el Museo del Prado, a la espera de una restauración de la que Gabriele Finaldi dice haber hablado ya con el Instituto del Patrimonio Cultural Español. Como tareas pendientes, dentro de un amplio plan de conservación preventiva, quedan aún la rehabilitación de la biblioteca, la capilla del Rosario y la antebiblioteca, al igual que la del archivo, el claustro de legos y la histórica cerca mampostera que circunda el monasterio, así como la huerta de 7 hectáreas, que cuenta para su promoción con una fundación denominada Guadarrama, territorio, sociedad y cultura, que preside Yolanda Aguirre, exalcaldesa de Rascafría. “Nos proponemos recuperar la cultura hortícola de los monjes”, asegura.

Los responsables de las actuaciones se plantean el tratamiento paisajístico de los nueve kilómetros que configuran el perímetro monacal, dentro del Parque Nacional del Guadarrama. “El conjunto monumental de El Paular debe recuperar protagonismo en la estructura cultural, económica y social del valle del Lozoya”. Decenas de vecinos se acercaron ayer el monasterio a protestar por un convenio municipal con el Canal de Isabel II que encarecerá el precio del agua en Rascafría.


El genio escultórico de Luis Salvador Carmona


 user_50_1387494226_730194_1387535326_sumario_grande_1387539200_209411

Esta talla polícroma que representa a San Miguel Arcángel en su combate contra Lucifer fue depositada en la parroquia de Rascafría, desde donde fue devuelta años después al monasterio. Pertenece al escultor Luis Salvador Carmona; su finura de líneas se ve realzada por la tensión y el movimiento que su autor imprimió a su obra.



Por Rafael Fraguas / Fotos: Santi Burgos / elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CARDUCHO (Vicenzo Carducci) 
 
La Biblioteca Nacional reúne todos los dibujos de Carducho

Una exposición exhibe la obra de un pintor notable y un intelectual influyente que quedó eclipsado por su coetáneo Velázquez


 00_1433197535_110959

'El demonio', dibujo de Vicente Carducho / EL PAÍS

Fue un dibujante excelente, de primer orden, y, además, un intelectual que pensó sobre su arte y plasmó sus reflexiones en un tratado referencial en el Siglo de Oro español: Diálogos de la pintura. Sin embargo, Vicente Cartucho (Florencia, hacia 1576-Madrid, 1638) no ha tenido toda la proyección pública que merecían sus aportaciones artísticas, entre ellas, su obra cumbre, la serie de 56 pinturas de la cartuja de Santa María de El Paular (Madrid). Tal vez porque su nombre ha quedado eclipsado por el fulgor de otro artista con el que convivió un tiempo en la corte española del primer tercio del siglo XVII: Velázquez.

El caso es que este pintor, grabador, editor y tratadista, introductor en España de la noción renacentista del pintor como artista y no como artesano, fue una personalidad sobresaliente, como queda refejado en la exposición que se presentó ayer en la Biblioteca Nacional.
“El más infravalorado”

Por primera vez se exhiben todos los dibujos localizados del artista, procedentes de la citada institución —75 de los 150 exhibidos—, del Prado y de la Galería de los Ufizzi de Florencia, entre otras entidades y colecciones privadas.

Organizada en colaboración con el Centro de Estudios Europa Hispánica, Vicente Carducho: teoría y práctica del dibujo en el Siglo de Oro propone hasta el 6 de septiembre un recorrido por su trayectoria artística, desde que se instaló en El Escorial, con su hermano Bartolomé, hasta que se convirtió en pintor de cámara de Felipe III.

Isabel Clara García-Toraño, Alvaro Pascual Chenel y Angel Rodríguez Rebollo son los comisarios de la muestra y los responsables del catálogo razonado de los dibujos del pintor “más infravalorado” del Siglo de Oro, según el estudioso hispanista Jonathan Brown.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CARDUCHO (Vicenzo Carducci) 
 
Pintura del siglo XVII


La BNE expone los dibujos de Vicente Carducho, el pintor de cámara del rey Felipe III

Las obras de la exposición proceden de el Museo Nacional del Prado, la Galería de los Uffizi y de otras colecciones privadas



 00_1433196991_738780

La Biblioteca Nacional de España (BNE) acogerá a partir de este viernes y hasta el 6 de septiembre la exposición 'Vicente Carducho: teoría y práctica del dibujo en el Siglo de Oro', que muestra numerosos dibujos del artista nunca antes expuestos al público.

Esta muestra está comisariada por Isabel Clara García-Toraño, Álvaro Pascual y Ángel Rodríguez, quien, durante la presentación de la exposición, ha explicado que Carducho y Velázquez son "completamente distintos" estilísticamente, ya que el florentino "viene de una formación toscana", con su hermano Bartolomé y Federico Zuccaro.

"Lo que prima es el dibujo, es el diseño, que es lo que se ve a lo largo de toda la exposición", ha señalado Rodríguez, para después apuntar que Velázquez es "la mancha, la pintura directa sobre el lienzo". Además, ha destacado que Carducho "estudiaba sus composiciones con lápiz, con pluma y con aguadas".

Álvaro Pascual ha manifestado que Carducho es un "pintor importantísimo" y al mismo tiempo un "erudito". En este sentido, ha añadido que el artista "lucha" a través de su obra por reivindicar la liberalidad del arte y la pintura como "producto del intelecto, y la idea y no solo una ejecución material". "Es el creador de la escuela española de pintura", ha remachado.

Por su parte, Isabel Clara García-Toraño ha detallado que la exposición, organizada con la colaboración del Centro de Estudios Europa Hispánica (CEEH), permite hacer un recorrido por su vida y por su actividad desde un punto de vista cronológico.

De este modo, la muestra se estructura en secciones: Semblanza del artista; Primeras obras: de El Escorial a Valladolid; Carducho pintor del rey: la decoración del palacio de El Pardo; Vicente Carducho en Madrid; El ciclo cartujano para El Paular (1626-1632): la obra cumbre de Carducho; y Nobleza y liberalidad del arte del dibujo.

Las obras más destacadas de esta muestra son 'Triunfo de la Eucaristía', 'Adoración del Santísimo Sacramento', 'Agamenón pidiendo a Aquiles que le devuelva a su esclava Briseida', 'Ángel con lanza y tarja', 'La Anunciación', 'Aparición de Basilio de Borgoña a su discípulo Hugo de Lincoln', 'Martirio de San Matías Apóstol', 'Rey con las armas de Castilla', 'Aparición de la Virgen a un fraile cartujo' y 'Caín matando a Abel', entre otras.

La directora de la BNE, Ana Santos, ha explicado que las obras de la exposición proceden de la BNE, el Museo Nacional del Prado, la Galería de los Uffizi de Florencia, entre otras instituciones, y de coleccionistas particulares. También, ha puesto en valor el catálogo razonado elaborado por Pascual y Rodríguez.

Santos se ha mostrado satisfecha por poder presentar esta muestra ya que "es la primera vez que se exponen juntos los dibujos de este gran artista". Además, ha indicado que consideraba una "obligación" iniciar este proyecto ya que la BNE cuenta con la "más importarte colección de dibujos de Vicente Carducho".

La exposición puede visitarse de forma gratuita en horario de martes a sábado de 10.00 a 20.00 horas y los domingos y festivos de 10.00 a 14.00 horas siendo el último pase 30 minutos antes del cierre.


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events