Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
MAELLA, Mariano Salvador
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje MAELLA, Mariano Salvador 
 
Este trabajo está dedicado a un ilustre pintor valenciano Mariano Salvador Maella. Cultivó el retrato oficial y los cuadros religiosos, fue enemigo de Francisco Bayeu y discípulo de Anton Raphael Mengs, con el que trabajó en numerosas obras.

De este pintor he tenido el placer de ver personalmente diversas obras, especialmente en el Prado, Palacio Real, El Escorial y Aranjuez. Francamente tiene una obra excepcional.

Maella, sin duda fue un excelente pintor, elevado a la categoría de Pintor de Cámara en 1795, puesto que compartía nada menos que con Goya. Tuvo un trise final, acusado de afrancesado, al regreso de Fernando VII fue apartado de la Corte y sustituido por Vicente López. Entre su obra incluye algunas bóvedas del Palacio Real que decoró con murales al estilo de Rafael. También realizó obras decorativas para los palacios de El Escorial (Casita del Príncipe), Aranjuez (Casita del Labrador) y La Granja, así como para las catedrales de Burgo de Osma y Toledo. Fue muy prolífico también en la temática religiosa, en la que dejó obras maestras como La conversión del duque de Gandía.

Maella - Mariano Salvador Maella Pérez (Valencia, 21 de agosto de 1739 - Madrid, 10 de mayo de 1819). Pintor español. Recibió su primera formación artística de su propio padre, pintor también. Después se desplazó a Madrid donde Felipe de Castro le dio clases introduciéndolo en la pintura neoclásica al gusto de la época. También De Castro le permitió continuar su formación en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y fue acogido con especial interés por Antonio González Velázquez (con cuya hija se casaría años más tarde).

En 1757 su familia, y los tres premios obtenidos en la Academia, le permitieron financiar un viaje a Roma donde reforzó su gusto academicista. Regresó a España en 1765 donde trabajó en la remodelación del Palacio Real de Madrid bajo el amparo de Mengs, del que recibirá una notable influencia.

Inicia en Madrid una vertiginosa carrera, ingresando como Académico de la de San Fernando, de la que llegó a ser Director General de 1795 a 1798. Fue nombrado pintor de Cámara en 1774, donde se reconoció su espléndida técnica para el retrato. A partir de este momento se integra de lleno en las obras de todo el patrimonio real. Ya no sólo trabaja en Palació, sino en la La Granja de San Ildefonso, el Palacio de El Pardo y el Palacio de El Escorial.

La Ilustración marcaba la época y Maella se adaptaba a ellos a la perfección, recogiendo la admiración de la Casa Borbón. Los trabajos se suceden con otras obras al fresco que debe atender por interés de la Corona como la decoración de las Catedrales de Toledo y de Burgo de Osma, al tiempo que irá incrementando sus trabajos como retratista oficial de la Casa Real o la elaboración de patrones para tapices en la Real Fábrica de Tapices con quien fue durante toda su vida el oponente más firme a Maella, Francisco Bayeu.

Cuando había llegado a ser Primer Pintor de Cámara en 1799 y encargado de la custodia y restauración de todos los Reales Sitios, se produce la caída de Carlos IV y la llegada de José I. Bien fuera por la tentación de los 50.000 reales anuales que cobraba, bien por convicciones propias, no dudó en servir al monarca francés, del que recibió honores y agasajos. Esta situación fue, al final, la que provocó su ocaso. Acusado de afrancesado, al regreso de Fernando VII fue apartado de la Corte, pensionado con una quinta parte del sueldo y sustituido por Vicente López, tanto ante el monarca como en la propia Academia.

Espero que os haya gustado la recopilación que he realizado del pintor valenciano y sirva para divulgar su obra.





Algunas imágenes de su obra


 46mariano_salvador_maella_autorretrato_google_art_project

Mariano Salvador Maella. Autorretrato (1758-1765), óleo sobre lienzo, 45 x 38 cm, Madrid, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Según una inscripción al dorso es «Retrato de D. Mariano Maella, pintor que fue de cámara de D. Carlos IV, director gral. De esta Academia, etc. Pintado por él mismo cuando estaba en Roma. Lo regala D. Valentín Carderera».


 44santa_leocadia_ante_el_pretor

Santa Leocadia ante el Pretor. Mariano Salvador Maella. Oleo sobre lienzo, 105 x 73 cm. Madrid, Museo Nacional del Prado

Se trata de una pieza de características estéticas sumamente singulares, que posee un gran interés, cuya compra ha colmado un sensible hueco en las colecciones de pintura española del siglo xviii del Museo.

En 1774, Mariano Salvador Maella (Valencia 1739-Madrid 1819) y Francisco Bayeu, merced a la recomendación de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, fueron encargados por el Cardenal Lorenzana de redecorar la parte inferior del Claustro de la Catedral de Toledo con un considerable grupo de pinturas murales. Las obras tuvieron inicio dos años más tarde, en 1776. Bayeu creó once composiciones, mientras que a Maella fueron encargadas tres –Santa Leocadia ante el Pretor, Santa Leocadia confortada por un ángel y La muerte de Santa Leocadia– aunque tan sólo dos llegó a completar el pintor valenciano.

Este boceto preparatorio parece ser la primera idea de Maella para la obra de Santa Leocadia ante el Pretor, que es conocida tanto por la obra final (el fresco in situ) como por otro boceto (96 x 74 cm firmado en el reverso), actualmente en el Museo de la Catedral de Toledo, siendo este último más similar a la obra final que el que aquí se trata (vid. J. L. Morales y Marín, Mariano Salvador Maella, Zaragoza 1999, pp. 108-109, nos. 25 y 26 respectivamente, reproducido). Las diferencias más significativas entre este boceto y las otras dos obras residen no sólo en el emplazamiento de las figuras flanqueando la composición, sino también en las poses de Santa Leocadia y el Pretor y en la sustitución de la estatua de Hércules en la parte trasera izquierda de este cuadro por la de una estatua de Júpiter en las otras obras. Un dibujo preparatorio de esta composición se encuentra actualmente en el Museo del Prado (vid. op. cit. pág. 197, núm. 34, reproducido).

Todo parece indicar que Maella mostró más de un proyecto y se escogió el que resultaba más declamatorio y aparatoso, que, sin embargo, fue modificado sensiblemente al final. El que aquí se estudia despliega un carácter más sencillo y adecuado a las ideas de un academicismo mesurado, tendente a reducir la teatralidad que se aprecia sin esfuerzo en la composición definitiva. El abocetamiento es propio de la técnica del pintor aplicada a este tipo de trabajos previos; el gusto por los motivos evocadores del mundo clásico evidencia ideas extraídas de la corriente neoclásica y de los objetos y utensilios romanos vistos en los repertorios de grabados, de acuerdo con la idea de recrear al modo neoclásico y de los objetos y utensilios romanos vistos en los repertorios de grabados, con objeto de conseguir la idea de propiciar un ambiente lo más aproximado posible al de los tiempos históricos en que transcurrían las persecuciones de los cristianos. Aquí se advierte, por tanto, la intención de verismo que buscaba Maella, quien, siempre que podía, intentaba documentarse a fin de lograr una escenografía verosímil en todos los pormenores válidos.

En lo que concierne a su procedencia, remota y próxima, se estima que formó parte de la Colección del Marqués de Camarasa, al menos desde finales del siglo XIX. Por descendencia pasó a su último propietario, en cuya colección ha sido adquirido.

Su estado de conservación era bueno en el momento de la compra. Después de integrarse en los fondos del Prado pasó por un breve proceso de limpieza y restauración que reveló definitivamente los valores técnicos y las calidades pictóricas de la pintura reforzando la consideración positiva que se advertía a simple vista.


Las cuatro estaciones de Maella

Las series de las Cuatro Estaciones eran frecuentes en las decoraciones de los palacios nobiliarios del siglo XVIII. Maella realizaría una espléndida que hoy se conserva en el Museo del Prado de la que apenas conocemos datos de procedencia. El Invierno es representado por dos ancianos calentándose al amor de la lumbre, apreciándose tras ellos el campo nevado. La arquitectura que se exhibe parece formar parte de un decorado teatral mientras que la iluminación de la chimenea es de mayor realismo. Las figuras han sido perfectamente interpretadas, siguiendo las pautas establecidas en el Barroco. La serie pintada hacia el año 1792.


 68el_oto_o

El Otoño. 1805-1806. Óleo sobre lienzo, 144 x 77 cm. Museo del Prado. Obra de Mariano Salvador Maella. Baco, dios del vino, es la deidad vinculada tradicionalmente al otoño. Acompañado por un sátiro con un odre, se apoya sobre un tonel y alza una copa de vino en una actitud inspirada en la escultura clásica del Sátiro en reposo, copia de un original de Praxíteles, entonces conservada en el Palacio de La Granja y hoy en el Prado (E00030). Al fondo varios compañeros transportan a Sileno ebrio.


 1el_invierno

El Invierno, h.  1792. Óleo sobre lienzo, 144 x 77 cm. Museo del Prado. Obra de Mariano Salvador Maella. Las series de las Cuatro Estaciones eran frecuentes en las decoraciones de los palacios nobiliarios del siglo XVIII. Maella realizaría una espléndida que hoy se conserva en el Museo del Prado de la que apenas conocemos datos de procedencia. El Invierno es representado por dos ancianos calentándose al amor de la lumbre, apreciándose tras ellos el campo nevado. La arquitectura que se exhibe parece formar parte de un decorado teatral mientras que la iluminación de la chimenea es de mayor realismo. Las figuras han sido perfectamente interpretadas, siguiendo las pautas establecidas en el Barroco. La Primavera y El Verano forman parte de esta serie pintada hacia el año 1792.


 66la_primavera

La primavera. 1805-1806. Óleo sobre lienzo, 144 x 77 cm. Museo del Prado. Obra de Mariano Salvador Maella.

La serie dedicada a las Cuatro Estaciones fue posiblemente encargada por Carlos IV a Maella para decorar el Gabinete de Platino de la Casa del Labrador en Aranjuez, aunque finalmente se colgaron las Cuatro Estaciones del pintor francés Anne-Louis Girodet. Maella eligió la figura de la diosa Flora, acompañada de un amorcillo, para su alegoría de la Primavera.


 2el_verano

El verano. 1806-1806, óleo sobre lienzo, 144 x 80 cm. Museo del Prado. Obra de Mariano Salvador Maella. La estación más calurosa del año es representada por Ceres vestida de aldeana, portando una antorcha en la mano derecha y un haz de espigas bajo su brazo izquierdo. En la zona de sombra que proyecta la diosa se encuentra un hombre atando un haz de trigo, mientras en el fondo contemplamos dos segadores de espaldas. El ambiente veraniego ha sido creado perfectamente al abundar colores amarillentos, incluso la amenazante nube recuerda las tormentas veraniegas. El exquisito dibujo del que siempre hace gala Maella destaca una vez más en esta imagen, al igual que sus compañeras La Primavera o El Invierno. En toda la serie, el pintor sigue las líneas del Barroco, configurándose como un artista situado a caballo entre ese estilo y el Neoclasicismo.


 69maella_apoteosis_de_adriano_fresco_del_palacio_real_de_madrid

Apoteosis de Adriano. Obra de Mariano Salvador Maella. 1797. Fresco del Palacio Real de Madrid. Maella será uno de los artistas que más decoraciones realice en los techos del Palacio Real de Madrid, siguiendo las órdenes de Antón Rafael Mengs, el director de todo el proyecto. Francisco Bayeu también participó en algunos encargos, al igual que Tiépolo o Giaquinto. Ya en 1766 Maella había realizado Hércules entre la Virtud y el Vicio, ejecutando en 1797 la Apoteosis de Adriano en el techo del salón de vestir de Carlos III. Adriano, emperador romano de origen español con el que Maella pretendía emparentar a la casa real, preside la composición vestido con sus atributos imperiales y sentado sobre el globo terráqueo; Minerva, coronándole de laurel como símbolo de triunfo, y la Magnanimidad, indicando la superioridad de su carácter, son sus compañeras. El Heroísmo está representado por Hércules apoyado sobre el globo terráqueo; sobre sus pies encontramos al Dragón de las Hespérides que representa el vicio castigado. Genios y alegorías sostienen el arco triunfal de palmas y laureles, dirigido por la figura alada del Patriotismo. En la zona de primer plano aparece la Magnificencia representada como una mujer de gran belleza, portando unos planos enmarcados en un óvalo dorado. Un pequeño genio sostiene el clarín de la Gloria y un muchacho porta varias coronas, simbolizando el Amor de la Fama. La Liberalidad se apoya en el cuerno de la abundancia y a su derecha encontramos el Honor coronado de laurel. Cautivos, alegorías de las tres nobles artes, la Paz, España o la Historia completan este espléndido techo organizado en una disposición triangular. Las figuras están en actitudes muy dispares, generalmente estáticas mientras que los amorcillos otorgan el movimiento, resaltados por la luz y el color, resultando un conjunto de serena y equilibrada belleza en el que se respiran ecos del Neoclasicismo en las monumentales figuras, el brillante colorido y la organización compositiva.


 70h_rcules_entre_la_virtud_y_el_vicio

Hércules entre la Virtud y el Vicio. Obra de Mariano Salvador Maella. 1766. Palacio Real (Madrid). Debido a la brillante carrera del joven Maella, Antón Rafael Mengs se fijó en él y le contrató para formar parte de su equipo de colaboradores en la decoración del Palacio Real de Madrid. Corrían los años centrales de la década de 1760, ejecutando Mariano uno de los frescos más espectaculares del momento: Hércules entre la Virtud y el Vicio, destinado a la pieza de vestir del Príncipe, hoy salón de Armas. El héroe mitológico siempre se ha considerado el origen de la Monarquía española por lo que tiene un importante papel en la iconografía palatina hispana. Hércules se nos muestra acompañado por dos jóvenes que representan la Virtud y el Vicio. El héroe se presenta joven, sentado sobre una roca en actitud pensativa. La Virtud se coloca a su derecha, representada como una mujer de noble aspecto que señala el Templo de la Fama, la recompensa obtenida si se sigue el camino que ella indica. El Templo se exhibe al fondo, sobre el monte Parnaso, siendo un largo y complicado camino el que lleva a él. Dos personajes en primer plano escriben sobre el Tiempo, elogiando la Virtud a las generaciones futuras. A la izquierda de Hércules encontramos al Vicio, vestida provocativamente, portando una corona de guirnaldas y ofreciendo otra al héroe. Cupido preparando sus flechas aparece junto a ella, observándose al fondo el templo de la Prostitución ante el que danza una bacante en pleno frenesí, junto a un muchacho dormido. Dioses en la parte superior están expectantes ante la elección de Hércules, bajando Minerva para influir positivamente en la decisión del héroe. La perspectiva conseguida por Maella es destacable, distribuyendo las figuras por el espacio con maestría, enlazando las figuras de la zona terrenal con la celestial a través de Minerva. Los personajes están sabiamente modelados, interesándose por la anatomía y la monumentalidad de las figuras, siguiendo los dictados neoclásicos de Mengs al igual que las vestimentas y sus pliegues. El colorido es bastante suave al encontrarnos ante un fresco, destacando el contraste entre las carnaciones de los mortales y de los dioses.


 71maella_muerte_de_santa_leocadia_1775_catedral_de_toledo

Muerte de Santa Leocadia. Obra de Mariano Salvador Maella. 1775. Catedral de Toledo. Nombrado pintor de cámara en 1774, Maella va a recibir al año siguiente numerosos encargos para la decoración de la catedral de Toledo, trabajos en los que también participa Francisco Bayeu. Maella ejecuta dos obras destinadas al claustro que en la actualidad se encuentran en un lamentable estado de conservación debido a la humedad, perdiéndose grandes zonas. Por fortuna se conservan los bocetos, uno de los cuales aquí contemplamos. El lienzo muestra el momento de la aparición de Cristo, acompañado de una corte de ángeles, a Santa Leocadia. La santa se encuentra exhausta en una cárcel, encadenada de manos y piernas pero un ángel la levanta para que contemple a Jesús. En primer plano un soldado indica el futuro inmediato de Santa Leocadia, apreciándose al fondo el martirio a que fue sometida. La disposición de las figuras en el espacio es muy sabia, creando un atractivo juego de perspectiva a través de los distintos planos en profundidad, así como la disposición arquitectónica. Los personajes están magistralmente construidos, destacando la monumentalidad y el estudio de las anatomías, recordando al mundo renacentista al igual que algunas tonalidades. Sin embargo, la iluminación empleada recuerda al Barroco, al utilizar esa luz anaranjada para crear el efecto sobrenatural. Resulta destacable la sensación atmosférica creada en la zona del fondo, en la que el aire desdibuja los contornos. En suma, es una obra importante en la que destaca la soltura en el manejo del pincel. Su compañero, Santa Leocadia ante el pretor, también se conserva en lamentable estado.


 72santa_leocadia_ante_el_pretor

Santa Leocadia ante el pretor. Obra de Mariano Salvador Maella. 1775. Catedral de Toledo. Óleo sobre lienzo, 90 x 73 cm. Maella recoge el momento en el que el pretor exige a la santa doncella que realice sacrificios a los dioses paganos, recibiendo la lógica negativa. La figura del romano se presenta sobre un pequeño podium, portando el rollo de la ley en su mano derecha y en actitud plenamente condenatoria. Santa Leocadia es acompañada por los soldados; eleva su mirada hacia el cielo donde se aprecia un dorado foco de luz y las figuras de varios querubines. En primer plano nos encontramos al sacerdote que ofrece a los dioses paganos señalando a la estatua junto a varias figuras a ambos lados de la composición, abriendo el centro para contemplar la belleza de la santa. La disposición de la perspectiva ha sido magníficamente estudiada, recurriendo a diferentes planos alejados en profundidad y a arquitecturas a la manera renacentista. La monumentalidad de los personajes, sus vestimentas y los colores empleados están inspirados en el mundo clásico, siguiendo el ideal neoclásico impuesto por Mengs en España. Maella quizá se relacione con el mundo barroco en la iluminación empleada al resaltar las luces doradas para remarcar el efecto sobrenatural. Esta obra, de la que contemplamos un boceto muy acabado, estaba destinada a la decoración del claustro de la catedral de Toledo, concretamente el ala norte, acompañando a la Muerte de Santa Leocadia. La humedad del lugar ha provocado la destrucción casi en su totalidad a los pocos años de la finalización. En este mismo encargo trabajó Francisco Bayeu.


 73maella_adoraci_n_del_nombre_de_dios_catedral_de_el_burgo_de_osma

Adoración del Nombre de Dios. Obra de Mariano Salvador Maella. 1782. Óleo sobre lienzo, 55 x 93 cm. En la catedral de El Burgo de Osma destaca la belleza neoclásica de la capilla del venerable Palafox, diseñada por Juan de Villanueva bajo la supervisión de Francesco Sabatini. El altar estaría destinado al virrey Palafox, importante personaje que Carlos III, por mediación de su confesor el padre Eleta, quiso elevar a los altares sin éxito. La media cúpula fue decorada por Maella, eligiéndose como tema la Adoración del nombre de Dios. La figura triangular de la Santísima Trinidad preside el conjunto, de la que parte los rayos que iluminan el espacio. A su alrededor una corte de ángeles músicos y cantores alaban y adoran a Dios. El boceto que contemplamos muestra la traza básica de la obra definitiva, creando una disposición semicircular de figuras que elevan su mirada hacia el triángulo en el que se escribe en hebraico el nombre de Dios. Las disposiciones de los ángeles nos dan un muestrario de variadas posturas en las que encontramos ecos clásicos. El abocetamiento del conjunto responde a la condición de boceto de esta obra, destacando en el fresco definitivo el dibujo excelente y el colorido más brillante, desechando la iluminación anaranjada típicamente barroca.


 74batalla_de_aljubarrota_obra_de_mariano_salvador_maella_1791_museo_del_prado

Batalla de Aljubarrota. Obra de Mariano Salvador Maella. 1791. Museo del Prado. Para la escalera de la Casita del Príncipe de El Escorial Maella realizó una serie de nueve lienzos con asuntos históricos. Relacionado con este encargo encontramos esta escena que representa la definitiva separación entre España y Portugal. Tras fallecer Fernando I de Portugal en 1383 heredó la corona su hija Beatriz, esposa de Juan I de Castilla. Los portugueses rechazaron a la legítima reina y proclamaron monarca a don Juan, maestre de Avis y hermano bastardo del difunto rey. Juan I reclamó los derechos de su esposa, invadiendo Portugal y poniendo sitio a Lisboa, retirándose a causa de la peste. En 1385 regresó por el valle de Mondego, disponiendo el rey portugués sus inferiores tropas cerrando el camino a Aljubarrota. El paso por el estrecho camino provocó el embotellamiento de las tropas castellanas y la victoria portuguesa, favorecida por un importante contingente de arqueros ingleses. Juan I escapó gracias a la cesión de un caballo por parte de un noble. El día 15 de agosto de 1385 se consumó la independencia portuguesa con el maestre de Avis en su trono. Maella recoge el momento en que Pedro González de Mendoza ofrece su caballo al monarca castellano para que huya. Los personajes protagonistas se sitúan en el centro de la composición, mientras a su alrededor se desarrolla la batalla, destacando la iluminación de atardecer, la calima veraniega, el polvo que provoca el enfrentamiento y el dinamismo de la batalla. Los reflejos en las armaduras, el castellano muerto y el estandarte caído en primer plano, la disposición de los caballos y el soberbio dibujo que exhibe el maestro hacen de este lienzo uno de los más importantes de su tiempo en cuanto a asuntos históricos se refiere.


 75san_carlos_borromeo_obra_de_mariano_salvador_maella_1786_banco_de_espa_a

San Carlos Borromeo. Obra de Mariano Salvador Maella. 1786. Banco de España. Óleo sobre lienzo, 217 x 149 cm. El Banco de San Carlos -actual Banco de España- había sido fundado recientemente por Francisco Cabarrús con el apoyo de Carlos III. Además de ser una institución financiera, deseaba contar con una importante colección artística de los pintores más destacables de su tiempo. Maella será el encargado de ejecutar el lienzo dedicado al santo patrón, escogiendo uno de los episodios más importantes de la vida de San Carlos Borromeo, una de las figuras más trascendentales de la Contrarreforma. Durante la epidemia de peste que asoló Milán en 1576 San Carlos prestó consuelo y suministró alimentos a enfermos y desvalidos. Maella presenta al santo en el centro de la composición, rodeada su cabeza de la aureola celestial, acompañado de sacerdotes y sacristanes que portan el palio. Los pobres se arrodillan a su paso para recibir la Sagrada Forma, destacando el magnífico grupo de la madre amamantando a su hijo mientras una dama le suministra una escudilla de caldo. Las figuras son monumentales, de evidente influencia escultórica, recordando la impronta neoclásica de Mengs, de la misma manera que los paños y las arquitecturas. Sin embargo, las iluminaciones y la composición recuerdan al Barroco Italiano, poniéndose de manifiesto el crisol que forma la pintura de Maella, no exenta de gran belleza y sentimiento. Por esta obra cobró 7.140 reales, buen sueldo para uno de los mejores pintores de su momento en Madrid.


 10_1415535928_182206

Marina. Lienzo. 55 x 28 cm. Museo del Prado. Obra de Mariano Salvador Maella


 11_1415536144_219176

Pescadores. Lienzo. 56 x 75 cm. Museo del Prado. Obra de Mariano Salvador Maella


 79el_embarque

El embarque, 1784, óleo sobre lienzo, 56 x 74 cm, Madrid, Museo del Prado. Obra de Mariano Salvador Maella. Esta composición fue ideada por Maella con el propósito de hacer pareja con la titulada Pescadores (P00875). Se trata del boceto para el cartón de Zacarías González Velázquez para la Pieza de Damas del Palacio del Pardo. El cartón definitivo pertenece al Museo del Prado y está depositado en la Embajada de España en La Haya. Los bocetos para este cuarto de Damas se debieron componer en el estudio de Maella de manera concurrente, con el fin de que todas las escenas guardasen una unidad narrativa, sobre todo cuando se iban a destinar a una estancia donde se exhibirían muy próximas. Maella intenta disimular los rasgos compositivos de su tradición clasicista, aunque le delata la diagonal trazada en el planteamiento de esta pintura como en el de su pareja, donde la mitad del espacio parece invadido por el mar y el celaje, lo que imposibilita que resulte una escena abigarrada. Un recurso para la consecución de diferentes planos es que los colores de los primeros términos se matizan en los segundos, para finalmente diluirse casi por completo en los últimos. Esta progresiva gradación de tonos puede glosarse como un recurso pictórico bastante habitual entre los pintores, sin otro propósito que el de procurar que nuestra vista se deslice gradualmente hacia el fondo. Pero detenta asimismo una doble finalidad, pues al presentarse en estos bosquejos de manera tan marcada, se puede interpretar como un modo de allanar su trabajo a los tejedores. El escenario que el pintor construye es aquí más teatral que descriptivo. Maella, lejos de pretender identificar el paraje aspira más bien a conferirle el efecto inverso de imagen casi atemporal (Texto extractado de Mano, J. M. de la,: Mariano Salvador Maella: poder e imagen en la España de la Ilustración, 2011, pp. 551-552).

  
 76_la_inmaculada_concepci_n

La Inmaculada Concepción. 1781. Óleo sobre lienzo, 142 x 74 cm. Obra de Mariano Salvador Maella. Museo del Prado. Boceto preparatorio para el cuadro del altar mayor de la Capilla de San Antonio en la Iglesia madrileña de San Francisco el Grande. Formaba parte de la decoración de la iglesia, concluida en 1781, y promovida por Carlos III. Siete pintores de la corte, todos ellos académicos, fueron los encargados de realizar, entre 1781 y 1784 uno de los proyectos decorativos más importantes de ese periodo, los lienzos del altar mayor y de los seis altares de las capillas laterales de la iglesia. Maella trabajó allí mismo junto con Andrés de la Calleja, Francisco Bayeu, Mariano Salvador Maella, Antonio González Velázquez, Gregorio Ferro, José del Castillo y Francisco de Goya. La composición de Maella no se aparta de las convenciones al uso desde el Barroco para una de las representaciones más populares y repetidas de la pintura española. La Virgen, rodeada de angelitos, aparece envuelta en un manto movido por el viento celestial. La imagen que resulta es muy diferente del naturalismo en la representación de esta figura de culto que proponía Goya poco después (P03260).


user_50_inmaculada_mariano_salvador_maella_valencia_1739_madrid_1839_leo_sobre_lienzo_132_x_93_cm

Inmaculada. Óleo sobre lienzo, 132 x 93 cm. Colección particular. Obra de Mariano Salvador Maella


 78inmaculada_concepci_n_iglesia_de_san_francisco_el_grande_de_madrid_obra_de_mariano_salvador_maella

Inmaculada Concepción. 1784. Basílica de San Francisco el Grande de Madrid. Obra de Mariano Salvador Maella. Uno de los proyectos más importantes del Madrid dieciochesco será la construcción de la iglesia de San Francisco el Grande, diseñada por Ventura Rodríguez y ejecutada por su discípulo Francisco Cabezas. Los numerosos altares contarán con la decoración de los mejores pintores del momento, entre ellos Maella y Goya. La Inmaculada que aquí contemplamos se presenta sobre el globo terráqueo, elevando su mirada hacia Dios Padre que se sitúa en la parte superior del lienzo acompañado de una corte de ángeles, en un acentuado escorzo. María se encuentra rodeada de querubines y ángeles portando sus atributos: la palma del martirio, los lirios de pureza, las rosas del amor, ... La Virgen pisa la media luna simbolizando el triunfo sobre el Islam y una serpiente con una manzana en la boca que simboliza el triunfo sobre el pecado. El arremolinado manto y la posición de las manos a la altura del pecho muestran la influencia del mundo barroco, de la misma manera que los colores de la túnica y el manto. Las tonalidades vivas y el esquema empleado por Maella harán de esta imagen una de las más solicitadas y repetidas de su tiempo.


 58mariano_salvador_maella_immaculate_conception_1781

Inmaculada Concepción. 1781. Obra de Mariano Salvador Maella


 59himmelfahrt_mariens_1819_l_auf_leinwand_105_x_90_cm

Asunción de María. 1819. óleo sobre lienzo, 105 x 90 cm. Obra de Mariano Salvador Maella


 57retaule_de_la_immaculada_concepci_mariano_salvador_maella_oli_sobre_tela_71_x_34_cm_nom_s_el_llen_museu_de_belles_arts_de_val_ncia

Retaule de la Immaculada Concepció, Mariano Salvador Maella, oli sobre tela, 71 x 34 cm. (només el llenç). Museu de Belles Arts de València.


 60ecce_homo_mari_salvador_i_maella_museu_catedralici_i_dioces_val_ncia

Ecce Homo, Marià Salvador i Maella. Còpia de Joan de Joanes, oli sobre taula, principis del segle XIX. Museu Catedralici i Diocesà, València.


 61altar_de_la_capella_de_sant_francesc_de_borja_catedral_de_val_ncia_quadre_de_mari_salvador_maella

 62altar_de_la_capella_de_sant_francesc_de_borja_catedral_de_val_ncia

Altar de la capella de sant Francesc de Borja, catedral de València. Quadre de Marià Salvador Maella.


 12san_francisco_museo_municipal_de_madrid_obra_de_mariano_salvador_maella

San Francisco. 1786 h. Óleo sobre lienzo, 290 x 158 cm. Museo municipal de Madrid. Obra de Mariano Salvador Maella. Los encargos devocionales serán de gran importancia en el catálogo de Maella. Hacia 1786 realiza tres cuadros de altar para la iglesia de la casa de campo de la Torrecilla entre los que destaca el San Francisco que contemplamos. El santo aparece arrodillado ante unas piedras, junto a la Biblia y el Crucifijo de madera. Eleva su mirada hacia el cielo donde encontramos la aparición de Jesús crucificado -en un acentuado escorzo-, cuyos estigmas se trasladan al cuerpo del santo. Varios querubines completan la zona celestial mientras que el hermano León, la calavera y el cilicio rodean al santo. La escena se desarrolla ante un bello paisaje, recordando al Barroco Italiano. La monumentalidad de las figuras sitúa a Maella en la órbita neoclásica de Mengs, destacando la expresión extasiada de San Francisco, así como la delicadeza de los detalles de los hábitos, cordones o piedras. La calavera, el cilicio y la piedra angular son alusiones al eremitismo del protagonista.


 9visi_n_de_san_sebasti_n_de_aparicio

Visión de San Sebastián de Aparicio. Óleo sobre lienzo, 172 x 123 cm. Museo del Prado. Madrid. Obra de Mariano Salvador Maella


 3carlota_joaquina_infanta_de_espa_a_y_reina_de_portugal

Carlota Joaquina, infanta de España y reina de Portugal. Museo del Prado. Obra de Mariano Salvador Maella


 48antoni_josep_cavanilles_quadre_del_cercle_de_mari_salvador_maella_1739_1819

Retrat del naturalista valencià Antoni Josep Cavanilles (1745-1804), obra del cercle del pintor, també valencià, Marià Salvador Maella (1739-1819), datat entre 1775 i 1800 i conservat al Paranimf de la Universitat de València.


 49maella_maria_luisa

Maria Luisa. 1774. Obra de Mariano Salvador Maella


 4don_froil_n_de_berganza

Don Froilán de Berganza. Museo del Prado. Obra de Mariano Salvador Maella


 5retrato_de_carlos_iii_con_el_h_bito_de_su_orden

Retrato de Carlos III con el hábito de su Orden. Palacio Real de Madrid. Obra de Mariano Salvador Maella


 6retrato_de_carlos_iv

Retrato de Carlos IV. Óleo sobre lienzo, 262 x 174 cm. Obra de Mariano Salvador Maella


 7_1415535699_527406

Retrato de muchacha. Óleo sobre lienzo, 96 x 64 cm. Obra de Mariano Salvador Maella


 45carla_joaquina_infanta_de_espa_a_y_reina_de_portugal_1415487787_494483  

Carla Joaquina, infanta de España y reina de Portugal. 1785.  Museo del Prado. Obra de Mariano Salvador Maella


 50portrait_of_maria_luisa_of_parma_1751_1819_queen_consort_of_spain

Portrait of Maria Luisa of Parma (1751-1819), Queen consort of Spain. 1789-92. Obra de Mariano Salvador Maella


 52maella_maria_luisa_of_parma

Maria Luisa of Parma. Obra de Mariano Salvador Maella


 53portrait_of_carlos_iv_of_spain_by_mariano_salvador_maella_1792_at_the_museo_nacional_de_san_carlos_in_mexico_city

Portrait of Carlos IV of Spain by Mariano Salvador Maella 1792 at the Museo Nacional de San Carlos in Mexico City


 54academia_masculina_alegor_a_de_la_escultura_by_mariano_salvador_maella

Academia masculina (Alegoría de la Escultura). 1759. Museo de Bellas Artes de Córdoba. Obra de Mariano Salvador Maella


 55rest_on_the_flight_into_egypt

Rest on the Flight into Egypt. Obra de Mariano Salvador Maella


 51mariano_salvador_maella_retrato_de_uma_mo_a

Probably portrait of María Fernanda Fitz-James-Stuart y Stolberg-Gedern (1775-1852) daughter of Carlos Genaro, Duke of Liria. Obra de Mariano Salvador Maella


 14la_diosa_cibeles_ofreciendo_a_la_tierra_sus_productos_mariano_salvador_maella

La diosa Cibeles ofreciendo a la Tierra sus productos, Mariano Salvador Maella. Óleo sobre lienzo, 55 x 62 cm, 1798. Boceto preparatorio para el fresco de la sala de la reina María Luisa en la Casita del Labrador en Aranjuez.


 63time_discovering_truth_sketch_1764_1770

Tiempo descubrir la verdad, boceto. 1764-1770. Obra de Mariano Salvador Maella


 64coronaci_d_adri_esb_s_per_a_sostre_mariano_salvador_maella_oli_sobre_fusta_82_6_x_116_x_26_5_cm_museu_de_belles_arts_de_val_ncia

Coronació d'Adrià (esbós per a sostre), Mariano Salvador Maella. Oli sobre fusta, 82,6 x 116 x 26,5 cm. Museu de Belles Arts de València.


 65mariano_salvador_maella_el_rapto_de_las_sabinas_google_art_project

El rapto de las sabinas. 1759. Obra de Mariano Salvador Maella


Obra de Mariano Salvador Maella en el Museo del Prado



PUES ESTO ES TODO AMIGOS, ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO EL TRABAJO RECOPILATORIO DEDICADO AL PINTOR VALENCIANO MARIANO SALVADOR MAELLA.


Fuentes y agradecimientos: pintura.aut.org, artehistoria.jcyl.es, es.wikipedia.org, museodelprado.es, encontrandolalentitud.files.wordpress.com, arteinfo.es y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Domingo, 09 Noviembre 2014, 13:43; editado 8 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MAELLA, Mariano 
 
Gracias J.Luis por este nuevo pintor español, uno más ue sigue engordando la calidad de esta galería.  

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educaci�n hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
[b]
 
xerbar - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MAELLA, Mariano 
 
Gracias xerbar, sigue aumentando nuestra galería de pintores nacionales, el valenciano Maella, fue muy importante en su época y también tuvo sus deslices acomodándose a la corte de pepe botella, luego esa relación le pasó factura y en los últimos años de su vida lo pasó muy mal.



Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MAELLA, Mariano 
 
El Prado añade una sala al siglo XVIII

y presenta una nueva adquisición de Maella




 44santa_leocadia_ante_el_pretor_1415489847_446555

Santa Leocadia ante el Pretor. Mariano Salvador Maella. Oleo sobre lienzo, 105 x 73 cm. Madrid, Museo Nacional del Prado

El Museo del Prado cuenta desde hoy con una nueva sala dedicada a la exposición de su colección permanente. En torno a una de sus últimas adquisiciones, Santa Leocadia ante el Pretor, de Maella, se abre un nuevo espacio con 32 obras encargadas por la Corona en la segunda parte del siglo XVIII.

Son obras que fueron destinadas a decorar interiores religiosos y profanos, firmadas por artistas como el citado Maella, Bayeu, José del Castillo y Carnicero. La nueva sala está situada en la segunda planta del edificio principal y completa el recorrido dedicado a las pinturas de Paret, Meléndez y Goya.


EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MAELLA, Mariano Salvador 
 
5real_academia_de_bellas_artes_de_san_fernando_madrid

El domingo pasado tuve el placer de volver a visitar la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.


 cam01844

En este caso solo visité la exposición temporal 'El Triunfo de la imagen'. La entrada es gratuita. Lo malo es que no se pueden hacer fotos. Por tanto compré un magnífico libro por 20 euros, que bien los valen pues nos habla con gran conocimiento y descripciones de grandes obras recuperadas. Además contiene magníficas fotografías de los tesoros del arte sacro restaurados por la Comunidad de Madrid.


 cam01843

A continuación pongo de Maella que formaban parte de la muestra.


 mariano_salvador_maella_hacia_1785_dibujo_213_x_219_mm

Mariano Salvador Maella - Hacia 1785. Dibujo, 213 x 219 mm (recortado). Convento de Trinitarias Descalzas de San Ildefonso, Madrid.


 259

Mariano Salvador Maella - Anunciación. Hacia 1775 - 70. Óleo sobre lienzo, 140 x 106 cm. Tercer Monasterio de la Visitación (Salesas, Madrid)



 

Saludos
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario