Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
BRONZINO (Angelo Di Cosimo)
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post BRONZINO (Angelo Di Cosimo) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al pintor renacentista italiano, más conocido como Bronzino (Ponticelli de Florencia, 17 de noviembre de 1503 – Florencia, 23 de noviembre de 1572), fue discípulo de Pontormo y Andrea del Sarto. Desarrolló su obra principalmente en Florencia y Roma. Fue gran admirador de Miguel Ángel de quien tomó no pocas formas. Contó con un amplio taller en el que colaboró su discípulo predilecto Alessandro Allori, continuador de su obra y de su sobrenombre, pues se hacía llamar Bronzino.


 0bronzino_ritratto_d_uomo_1530_40_ca

Posible autorretrato de bronzino en el Metropolitan Museum of Art

Agnolo Tori o Angelo di Cosimo di Mariano o Agnolo Bronzino, más conocido como Bronzino, El Bronzino o Il Bronzino (Ponticelli de Florencia, 17 de noviembre de 1503 – Florencia, 23 de noviembre de 1572). Pintor italiano predominantemente áulico y uno de los más destacados representantes del manierismo, que se ha vuelto más refinado, maduro e intelectual.

Se tiene poca información fidedigna en relación a su infancia. Precisamente esa falta de datos hace suponer como muy probable que naciera en el seno de una familia muy humilde, lo que explicaría la dificultad para establecer su verdadero apellido. Adoptó como apellido el apodo que se le dio, el sobrenombre «Bronzino», que en italiano significa «broncíneo». Quizás se deba al color oscuro de su piel o a su carácter cerrado «como el de una estatua»

Su primer maestro fue el pintor florentino Raffaellino del Garbo, de quien aprendió las bases del dibujo toscano. Hacia 1515 ingresó en el taller (o bottega) de Jacopo Carucci más conocido como Pontormo quien le hizo su hijo adoptivo y de este modo tuvo un papel fundamental en la carrera artística de El Bronzino.

Colaboró con Pontormo en la cartuja del valle de Ema (cartuja de Galluzzo) entre 1522 y 1525. Ambos realizaron la decoración de la capilla Capponi en la iglesia de Santa Felicita en Florencia.

En 1530 era ya un pintor afirmado y merecidamente reconocido razón por la cual la familia Della Rovere le invitó a trabajar en Pésaro, donde permaneció un par de años. En dicha ciudad trabajó en la decoración de la llamada villa del Imperiale junto a Battista Dossi, Francesco Menzocchi, Raffaellino del Colle, Gerolamo Genga y Dosso Dossi, bajo el mecenazgo de Francesco Maria I Della Rovere.

Cuando Cosme I de Médicis devino señor condottiero de Florencia decide apelar a los principales pintores de la época; entre estos se encuentra El Bronzino quien trabajó para los Medici a partir de 1539. Se encargó de la decoración de la capilla de Leonor Álvarez de Toledo, esposa del duque, en el Palazzo Vecchio. Tras la realización de un primer cuadro se transformó en el pintor oficial de la corte.

Buscando un ayudante para realizar arazzi, Bronzino se dirigió a Roma en 1548, empleando allí a Raffaello dal Colle.

Al morir su maestro Pontormo en 1556, El Bronzino se dedicó a culminar los frescos de la Basílica de San Lorenzo de Florencia.

Hacia el final de su vida empezó a tomar parte en las actividades culturales de Florencia. Así, en 1563 fue uno de los miembros fundadores de la Accademia del Disegno y como representante de la misma participó de las exequias de Miguel Ángel en 1564.

El Bronzino falleció el 23 de noviembre de 1572 en la casa de su alumno preferido: Alessandro Allori discípulo que en homenaje a su maestro —y quizás tío— se hizo llamar Alessandro Bronzino.

Obras

La mayor parte de sus pinturas son retratos de grandes literatos y de integrantes de la familia de los Médicis o de allegados a ésta, por ejemplo de la hermosa Leonor Álvarez de Toledo, hija del virrey de Nápoles y enlazada matrimonialmente con los Médicis. Los retratos, la mayoría en estilo cortesano, llevan un cuidado tratamiento de las vestimentas y joyas, con colores fríos.
Alegoría del triunfo de Venus, National Gallery de Londres

Cuando su mecenas, Cosme I de Médicis, fundó una fábrica de arazzi en Florencia, Bronzino se dedicó al diseño de magníficos arazzi figurando en ellos principalmente temáticas mitológicas y alegóricas.

La serie de tales obras consta de veinte arazzi, dieciséis diseñados por Bronzino, tres por Pontormo y uno por Francesco Salviati. Las obras se encuentran actualmente en el museo florentino del Palazzo Vecchio.

Además de los retratos, su otra temática preferida fue la pintura religiosa como las realizadas para las palas de altar y frescos de varias iglesias florentinas.

Entre sus obras más importantes se cuentan:

    - Retrato de Lucrezia Panciatichi (h. 1540; Uffizi)
    - El pasaje del Mar Rojo (1541–1542).
    - Retrato de Don García de Medicis (Museo del Prado).
    - Leonor Álvarez de Toledo (1543, Galería Nacional de Praga)
    - Leonor Álvarez de Toledo y su hijo (h. 1545; Galería Uffizi).
    - Alegoría del triunfo de Venus, también llamado Alegoría de Venus y Cupido; y Venus, Cupido, la Locura y el Tiempo, 1540-1545, National Gallery de Londres.
    - Descendimiento de Cristo (h. 1540-45; Museo de Besançon).
    - Resurrección de Cristo (1545–46).
    - San Sebastián (c. 1533; Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid).
    - Cosme I de Médicis con armadura (c. 1545; Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid)
    - García de Medici (c. 1550; Museo del Prado, Madrid)

La Crítica. Ya se ha dicho que fue principalmente un pintor áulico, es muy probablemente por tal motivo que su estilo resulta excepcionalmente preciosista, y que tal preciosismo resulte frío, como denotando el cálculo con el cual su obra está realizada. Por lo demás, como típico exponente del manierismo, Bronzino se sustenta en la fuerza de los colores irreales, muchas veces contrastados y en el vigor que sabe encontrar en los elementos plásticos. Su cuadro alegórico llamado El triunfo de Venus es un evidente anuncio del barroco y de la bastante ulterior «pintura galante» francesa.

A este pintor renacentista italiano apenas lo conocia, me he puesto a indagar un poco, y francamente es más importante de lo que pensaba, tiene una obra sobresaliente que bien merece dedicarle un trabajo en el foro de xerbar, que espero guste a los amantes del arte que visitan esta sección y además contribuya en su divulgación.






Algunas obras


Bronzino en el Museo Thyssen

Bronzino (Monticelli, 1503-Florencia, 1572)Agnolo di Cosimo di Mariano nació en 1503 en Monticelli, una pequeña localidad cercana a Florencia. Desde el principio de su carrera se le conoce como Bronzino, apodo cuyo origen se desconoce. Su formación como pintor la recibió primero de Raffaellino del Garbo y luego de Pontormo, quien se convirtió no sólo en su profesor y mayor referente artístico, sino en un gran amigo, amistad que perduró hasta la muerte del maestro. Durante los primeros años de su carrera colaboró con Pontormo en pinturas de caballete y en programas decorativos al fresco, como el de la iglesia de Santa Felicità, en Florencia. En 1539 Bronzino participó en las decoraciones para los esponsales del duque Cosme I de Medici con Eleonora de Toledo, convirtiéndose desde entonces en pintor de la corte del duque. Cultivó la pintura religiosa y mitológica, pero fue en el género del retrato en el que el florentino verdaderamente sobresalió. Bronzino, lejos de revelarnos algún rasgo de la personalidad del cliente, se concentra en aspectos como la posición social, la elegancia de la pose, la contención y el porte de sus modelos. En sus composiciones los aspectos materiales, como son las ricas y coloridas telas, las joyas, las brillantes armaduras y los complicados tocados, adquieren, por su decorativismo y relación con el poder, gran protagonismo. Algunos de sus mejores ejemplos los encontramos en las representaciones de Cosme I de Medici con armadura y Eleonora de Toledo y su hijo, conservadas ambas en la Galleria degli Uffizi, en Florencia, así como el Ludovico Capponi de la Frick Collection de Nueva York

Bronzino,. que además de pintor era poeta, gozó en vida de fama y del respeto de sus contemporáneos, siendo una de las figuras más influyentes no sólo de la Accademia del Disegno, de la que fue miembro fundador desde 1563, sino de los círculos intelectuales de la ciudad. Entre sus seguidores destaca Alessandro Allori, su alumno y protegido.


 1san_sebasti_n_1426285147_258614  

San Sebastián. Obra de Bronzino, c. 1533. Óleo sobre tabla, 87 x 76,5 cm. Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid.

Agnolo di Cosimo di Mariano Tori, conocido como Bronzino, fue uno de los artistas más representativos del movimiento manierista en Florencia. Agnolo, que nació en una localidad próxima a la urbe del Arno, se inició en la pintura con Raffaellino del Garbo. Sin embargo, en su formación el paso decisivo lo dio en el taller de Pontormo, donde el joven pintor continuó su formación y cuya estancia fue decisiva en su educación artística. Bronzino trabajó con Pontormo en la decoración al fresco de la Cartuja de Galluzzo, donde Vasari sitúa sus primeros trabajos, y más tarde en Florencia, donde ayudó a su maestro en la capilla Capponi, en Santa Felicità, entre 1526 y 1528. Los primeros trabajos que Bronzino tiene atribuidos giran en torno a la órbita de Pontormo, y varios de ellos han estado asignados a su maestro, lo que pone en evidencia la absorción del estilo por parte del pupilo. En ese primer grupo, donde encontramos obra religiosa y mitológica de una alta calidad técnica, se incluyen obras tan significativas como La Sagrada Familia con santa Isabel y san Juanito, de hacia 1525-1526, de la National Gallery of Art de Washington, o La Piedad con María Magdalena, de la Galleria degli Uffizi en Florencia, fechada en 1529, de las que emana, pese a los recuerdos de Pontormo, la personalidad del artista, que se aprecia en el tratamiento que da a sus figuras, que resultan más verídicas y menos emotivas que las de su mentor. En la década de 1530 Bronzino está documentado en Pesaro, donde estuvo al servicio del duque de Urbino, participando junto a otros artistas en labores en la Villa Imperiale y donde retrató a Guidobaldo della Rovere, pintura que se conserva en la Galleria Palatina del Palazzo Pitti de Florencia. Dos años más tarde, en 1532, está de nuevo en Florencia, siendo en esta etapa en la que se sitúa este San Sebastián.

San Sebastián entró en la colección Thyssen-Bornemisza en 1984, y según noticias facilitadas por Federico Zeri había pertenecido a una colección privada de Rieti. Zeri, que fue el primer especialista que se interesó por la pintura y que, según parece, la estudió antes de su limpieza, la consideró de Jacopino del Conte, propuesta que no tuvo mucha repercusión. Este San Sebastián se ha relacionado con un trabajo temprano de Bronzino en el que colaboró con Pontormo: concretamente cuatro tondos donde se representan a los Evangelistas realizados para la capilla funeraria de Ludovico Capponi en Santa Felicità en Florencia. Vasari mencionó este trabajo en sus Vidas, tanto cuando trató la de Pontormo como la de Bronzino. El problema de la autoría de estas cuatro pinturas, ya contradictoria en las noticias de Vasari, que además no asignó el nombre de los Evangelistas a los pintores, ha sido objeto de una revisión por la crítica especializada. Uno de estos tondos, el de San Mateo, atribuido a Bronzino, mantiene por su formulación una gran semejanza con esta figura de san Sebastián. Los dos personajes emergen de un fondo oscuro, de medio cuerpo, con el torso desnudo, envueltos en telas. Aunque la figura de san Mateo se instala en el espacio dibujando una marcada diagonal con la posición de sus hombros y su inclinación hacia delante, los paralelismos entre ambos resultan evidentes.

Janet Cox-Rearick puso en conexión con este san Sebastián un diseño conservado en el gabinete de dibujos de los Uffizi, en Florencia, que guarda también una estrecha relación con el trabajo de los Evangelistas en la capilla Capponi de Santa Felicità. Se trata de un estudio hecho para la figura de san Mateo, en el que se reproduce al Evangelista en una postura similar a la del San Sebastián del Museo Thyssen- Bornemisza. Así, ambos se presentan con el cuerpo de frente, girado e inclinado hacia la derecha, mirando a la izquierda y apoyando el peso del cuerpo en su codo izquierdo; su torso se cubre parcialmente con un manto que nos permite apreciar la anatomía.

La pintura se ha fechado hacia 1533, un momento en el que Bronzino afirma su personalidad independientemente de la herencia recibida de Pontormo. En esta pintura observamos cómo los colores son de una mayor opacidad, y las formas, sólidas, se insertan en el espacio casi inmóviles; ambos rasgos son característicos del estilo de Bronzino. Brock apuntó la posibilidad de que este San Sebastián fuera un retrato alegórico.


 2cosme_i_de_m_dicis_con_armadura
    
Cosme I de Médicis con armadura. Obra de Bronzino, c. 1545. Óleo sobre tabla, 76,5 x 59 cm. Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid.

Uno de los capítulos más llamativos de la pintura de Bronzino es, sin duda, el de los retratos. Aunque el pintor consiguió sus más altos logros en ese género a partir de los años cuarenta, fue en la década de 1530 cuando empezó a fraguarse un prototipo en el que el distanciamiento del modelo, la inmutabilidad, la estilización y la elegancia constituirán algunas de sus señas de identidad. Estas ideas están ya formuladas en obras como el Joven con un libro, de principios de la década de 1530, en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York, o el Retrato de Ugolino Martelli, de finales del decenio, en la Gemäldegalerie de Berlín. Bronzino nos legó una galería de imágenes de la sociedad intelectual de su época y retrató a músicos, poetas y escritores junto a la aristocracia florentina.

A finales de la década de 1530, en 1539, Bronzino entró al servicio del duque Cosme I de Médicis y entre las funciones que debía desempeñar se encontraba la realización de una serie de retratos de miembros de la familia del duque. Sin embargo, uno de los primeros trabajos que le fueron asignados fue la decoración de una capilla para la esposa del duque, Eleonora de Toledo, hija de Pedro de Toledo, virrey de Nápoles. Las pinturas al fresco con historias del Antiguo Testamento se completaron con un Llanto sobre Cristo muerto que centraba el altar, conservado hoy en el Musée des Beaux-Arts de Besançon. A este trabajo siguió un proyecto ambicioso que lo llevó a diseñar una serie de cartones para tapices con escenas del Antiguo Testamento, junto a otras alegóricas y mitológicas. De su faceta como retratista de corte nos han llegado numerosos retratos, tanto de los duques, de sus hijos, como de su círculo más allegado; el de Eleonora con su hijo Giovanni, fechado en 1545, conservado en la Galleria degli Uffizi de Florencia, es una de las imágenes más exquisitas y perfectas de su carrera.

En cuanto a los retratos del esposo de Eleonora, Cosme, duque de Toscana, Bronzino fue el encargado de gestar la imagen oficial del duque, que, a juzgar por el número de réplicas y copias que se han conservado, hay que vincularlas con la política propagandística llevada a cabo por el modelo de las pinturas.

Esta tabla del Museo Thyssen-Bornemisza, que procede de la colección Gonzaga, es una versión de la pintura conservada en la Galleria degli Uffizi. La obra de los Uffizi se ha identificado con el cuadro mencionado por Vasari, pintado probablemente en la villa de Poggio a Caiano en 1545, y también con el prototipo, que sirvió a más de una veintena de versiones y copias, entre las que se encuentra esta del Museo Thyssen- Bornemisza, considerada una réplica por Mina Gregory y obra de taller por Simon. Cosme I aparece de medio cuerpo, vestido con armadura, con el torso ladeado y girando la cabeza, que se presenta iluminada y completa al espectador; el yelmo, sobre una superficie que permanece oculta, es el objeto sobre el que el personaje coloca la mano. El fondo de la obra del Museo se cubre con un pesado cortinaje verde iluminado en el ángulo superior derecho; este elemento desaparece de la versión de los Uffizi, donde se transforma en una tinta neutra oscura. En Sidney, en la Art Gallery of New South Wales, se conserva otra versión en la que Cosme I aparece de un poco más de medio cuerpo, con un cortinaje azul, y el yelmo sobre un fragmento de columna donde se coloca una inscripción. Otras versiones difieren de la nuestra en detalles como el toisón de oro que luce el duque o la rama de laurel, símbolo de la familia Médicis.



Otras obras


 3garc_a_de_medici_hacia_1550_leo_sobre_tabla_48_x_38_cm_museo_del_prado_obra_de_bronzino

García de Medici. Hacia 1550. Óleo sobre tabla, 48 x 38 cm. Museo del Prado. Obra de Bronzino.

Figura de medio cuerpo de don García de Medici (1547-1562), tercer hijo de Cosme I de Medici (1519-1574), gran duque de Toscana, y de su esposa Leonor de Toledo (hacia 1522-1562). El niño ha sido retratado con tres o cuatro años, sosteniendo en la mano derecha una flor de azahar y en la izquierda un joyel a modo de amuleto, sobre un fondo neutro. Bronzino llegó a ser el retratista favorito de la aristocracia florentina. Dotado de una extraordinaria habilidad técnica, el pintor se caracteriza por resaltar más el esplendor del estatus social del modelo que por mostrar su psicología. Desde 1539 trabaja para Cosme de Medici, retratándolo tanto a él como a su esposa y a sus hijos. Esta obra llegó a las Colecciones Reales procedente de la colección del marqués de Serra.



 7alegor_a_del_triunfo_de_venus

Alegoría del triunfo de Venus. obra de Bronzino, hacia 1540-1550. Óleo sobre tabla, 116 × 146 cm. National Gallery de Londres.

Alegoría del triunfo de Venus, también conocida como Alegoría con Venus y Cupido o Alegoría de la Pasión, es una obra pictórica de Bronzino realizada posiblemente entre los años 1540 a 1550, durante la corte del duque Cosme I de Médici. El cuadro tiene una dimensión de 146 x 116 cm y se exhibe en el National Gallery de Londres desde 1860, cuando fue comprado al coleccionista de arte francés Edmund Beaucousin.1 Se le considera una composición manierista, debido a su artificialidad y oposición al naturalismo, asimismo como a los principios de belleza clásica defendidos durante el Alto Renacimiento.

En él se representa a Venus sosteniendo la manzana de la discordia en su mano izquierda, y girando su cabeza para dar un beso a Cupido. El tema central de la pintura es el erotismo o el amor prohibido, que acompañado por la envidia y los celos producen consecuencias trágicas.


 9_angelo_bronzino_003

Detalle de la personificación de los Celos o la Sífilis en la obra pictórica.

Antecedentes históricos. Después del saqueo de Roma dirigido por el emperador Carlos I de España, los Médicis se vieron forzados a huir de Florencia debido a su impopularidad y también porque los florentinos habían aprovechado el caos general para que se estableciese nuevamente la República en Italia. Posteriormente, Carlos I realizó un acuerdo de paz con el Papa Clemente VII, y en 1530 los Médicis volvieron a imponer su dominio sobre Florencia bajo el mandato del duque Alejandro. Sin embargo, después de algunos años este fue asesinado, permitiendo la investidura de Cosme I de Médici como el Gran Duque de Toscana. A lo largo de su periodo de gobierno, el poder se consolidó en la zona, trayendo consigo estabilidad y prosperidad. Las artes fue uno de los aspectos más favorecidos durante el reinado, y en el año de 1539 se seleccionó a Agnolo Bronzino como uno de los pintores oficiales al servicio de la corte de esta poderosa familia.


 10el_pasaje_del_mar_rojo

El pasaje del Mar Rojo. Obra de Bronzino, 1541-42. Fresco. Palazzo Vecchio, Florencia, Italia.

El fresco ocupa toda la pared izquierda de la capilla llamada "de Eleonora de Toledo", en el segundo piso del palacio.

La escena bíblica se representa con el uso de figuras de gran tamaño y colores vivos. Algunas de las figuras están claramente inspiradas en Miguel Ángel o Pontormo, así como por la escultura de la Antigüedad clásica. En particular, el hombre en primer plano a la izquierda es una reproducción de la medalla de bronce denominada Idolino (ahora en el Museo Arqueológico de Florencia).


 8alegor_a_del_triunfo_de_venus_detalle

Alegoría del triunfo de Venus (detalle)

En su juventud Bronzino fue discípulo de Jacopo Pontormo, uno de los personajes que más influenciaría su personalísimo estilo artístico y con quien estableció un fuerte lazo de amistad. El cariño de Pontormo hacia Bronzino fue tan grande, que incluso lo retrató en una de sus obras, José y Jacob en Egipto (c.1518), en donde aparece sentado en una escalinata sosteniendo un bolso.7 Desde el inicio, demostró preferencia por pinturas seculares, en especial retratos para la aristocracia florentina, donde es perceptible el formalismo, frialdad, y rigidez de sus representaciones. Esta carencia de calidez y sentimentalismo en su obra, típica de la corriente manierista, lo hacían apto para pintar alegorías y lo distanciaban en cierto modo de pinturas con temas religiosos. Por esta razón la mayoría de sus trabajos pictóricos se centraban en retratos de los miembros de la corte ducal, convirtiéndose en el retratista oficial del duque y la duquesa, y de sus hijos. Durante su servicio como pintor de dicha familia ejecutó numerosos retratos, y uno de los más destacados es el que realizó a Leonor Álvarez de Toledo, quien fue esposa de Cosme I. Durante el siglo XVI sus retratos influenciarían las tendencias pictóricas de las cortes reales del resto de Europa.8 Cabe mencionar que aparte de haber sido un prolífico pintor, fue un poeta, y se estima que compuso más de trescientos poemas... Leer más



 11bronzino_resurrezione_dell_annunziata_01

Santissima Annunziata (Firenze), obra de Bronzino.


 22agnolo_bronzino_ceiling_of_the_chapel_of_eleonora_of_toledo_google_art_project

Ceiling of the Chapel of Eleonora of Toledo. 1540-45, obra de Bronzino.


 24agnolo_bronzino_the_deposition_of_christ_google_art_project

The Deposition of Christ, 1553, obra de Bronzino.


 23agnolo_bronzino_the_adoration_of_the_bronze_snake_google_art_project_27465014

The adoration of the bronze snake. 1540-45, obra de Bronzino.


 25agnolo_bronzino_the_holy_family_google_art_project

The Holy Family, c. 1527, obra de Bronzino.


 26agnolo_bronzino_the_holy_family_with_the_infant_saint_john_the_baptist_madonna_stroganoff_google_art_project

The Holy Family with the Infant Saint John the Baptist (Madonna Stroganoff), 1540, obra de Bronzino.


 26agnolo_bronzino_virgin_of_the_annunciation_google_art_project

Virgin of the Annunciation. 1540-45, obra de Bronzino.


 27agnolo_di_cosimo_called_bronzino_holy_family_with_st_anne_and_the_infant_st_john_google_art_project

Holy Family with St. Anne and the Infant St. John. 1545-46, obra de Bronzino.


 28bronzino_sacra_famiglia_panciatichi_or_madonna_panciatichi_google_art_project

Sacra famiglia Panciatichi or Madonna Panciatichi, c. 1540, obra de Bronzino.


 29agnolo_bronzino_a_young_woman_and_her_little_boy_google_art_project

A Young Woman and Her Little Boy, c. 1540, obra de Bronzino.


 4_agnolo_bronzino_eleonora_of_toledo_google_art_project

Leonor de Toledo, duquesa de Florencia, 1543, retratada por Bronzino.


 5_bronzino_eleonora_di_toledo_col_figlio_giovanni_google_art_project

Leonor de Toledo con su hijo Juan de Médici,c. 1544-45, retratados por Bronzino.


 17workshop_of_bronzino_eleonora_di_toledo_after_1560

Eleanor of Toledo, Duchess of Florence. 1560, obra de Bronzino.


 19angelo_bronzino_the_ailing_eleonora_di_toledo_wga03250

The Ailing Eleonora di Toledo. 1556, obra de Bronzino.


 6lucrezia_panciatichi_by_angelo_bronzino

Retrato de Lucrezia Panciatichi, c. 1540, Galería Uffizi de Florencia, obra de Bronzino.


 20_after_bronzino_portrait_of_cosimo_i_de_medici_grand_duke_of_tuscany_1574_london_ng

Portrait of Cosimo I de' Medici, Grand Duke of Tuscanyю 1574. London, obra de Bronzino.


 30agnolo_bronzino_portrait_of_cosimo_i_de_medici_as_orpheus_google_art_project

Portrait of Cosimo I de' Medici as Orpheus, c. 1538, obra de Bronzino.


 31angelo_bronzino_ugolino_martelli_wga3264

Ugolino Martelli. 1536, obra de Bronzino.


 32angelo_bronzino_portrait_of_a_young_man

Portrait of a Young Man. 1550-55, obra de Bronzino.


 33agnolo_bronzino_maria_di_cosimo_i_de_medici

Maria (di Cosimo I) de' Medici. 1551, obra de Bronzino.


 34angelo_bronzino_portrait_of_pope_clement_vii_wga3272

Portrait of Pope Clement VII, c. 1564-70, obra de Bronzino.


 39nano_morgante

Portrait of a dwarf Morgantе (Nano Morgante) after restoration. 1552, obra de Bronzino.


 37alessandro_de_medici_bronzino

Portrait of Duke Alessandro Galleria degli Uffizi, obra de Bronzino.


 40angelo_bronzino_068

Obra de bronzino, 1529-1530, obra de Bronzino.


 12agnolo_bronzino_attributed_to_portrait_of_a_young_man

Portrait of a Young Man in black with a book, c. 1526, obra de Bronzino.


 42lorenzo_de_medici

Portrait of Lorenzo the Magnificent. 1555-1565. Agnolo di Cosimo, known as Agnolo Bronzino; the workshop. Tin, oil painting. Florence, the Uffizi Gallery


 21bronzino_giovanni_de_medici

Giovanni de' Medici, c. 1560, obra de Bronzino.


 43cosimo_grand_duke

Cosimo Grand Duke. 1545, obra de Bronzino.


 44cosimo_di_medici_bronzino

Cosimo di Medici, c. 1500, obra de Bronzino.


 45angelo_bronzino_pope_leo_x_wga3273

Pope Leo X. 1555-65, obra de Bronzino.


 46angelo_bronzino_portrait_of_bartolomeo_panciatichi_wga3265

Bartolomeo Panciatichi, c. 1540 , obra de Bronzino.


 49bronzino_giovanni_de_medici_1543

Portrait of Giovanni de' Medici as a Child, c. 1543, obra de Bronzino.


 640px_angelo_bronzino_bia_the_illegitimate_daughter_of_cosimo_i_de_medici_wga3244

Bia, The Illegitimate Daughter of Cosimo I de' Medici, c. 1545, obra de Bronzino.


 48bronzino_sacra_famiglia_panciatichi_or_madonna_panciatichi_google_art_project

Sacra famiglia Panciatichi or Madonna Panciatichii, c. 1540, obra de Bronzino.  


 47angelo_bronzino_piet_wga3284

Pietà, c. 1530, obra de Bronzino.


 41deposition_by_bronzino_uffizi

Deposition. The Cinquecento Corridor, obra de Bronzino.


 13bronzino_da_pontormo_su_dis_di_michelangelo_noli_me_tangere_per_vittoria_colonna_1532_ca_01

Noli me tangere (per vittoria colonna), c. 1532. Obra de Bronzino (da pontormo su dis. di michelangelo), Casa Buonaroti, Florencia


 38angelo_bronzino_allegorie_des_gl_cks

Allegorie Des Glücks, 1564, obra de Bronzino.


 14budapest_kunst

Bronzino. Venus and Amor and the jealousy, mythology painting of ancient Greek / Roman origin, wood panel 192 x 142 cm, donated by Duque István Keglevich, former Vienna collection Kaunitz, master pieces of art of the Museum for Art Budapest


 15dante

Alegorical portrait of Dante Alighieri, from Agnolo Bronzino, c. 1530. The book he holds is a copy of the Divine Comedy, open to Canto XXV of the Paradiso, obra de Bronzino.


 16san_vincenzo_prato_coro_delle_monache_dipinti_06_ambito_del_bronzino

San vincenzo, prato, coro delle monache, dipinti 06 ambito del bronzino


 18angelo_bronzino_adoration_of_the_shepherds_detail_wga3279

Adoration of the Shepherds (detail), 1539-40, obra de Bronzino.



 0bronzino_agnolo_di_cosimo_di_mariano_portrait_of_a_young_man_the_metropolitan_museum_of_art

Bronzino (Agnolo di Cosimo di Mariano). Portrait of a Young Man (Posible autorretrato). Oil on wood, 95.6 x 74.9 cm. The Metropolitan Museum of Art.



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al pintor renacentista italiano, más conocido como Bronzino (Ponticelli de Florencia, 17 de noviembre de 1503 – Florencia, 23 de noviembre de 1572), fue discípulo de Pontormo y Andrea del Sarto. Desarrolló su obra principalmente en Florencia y Roma. Fue gran admirador de Miguel Ángel de quien tomó no pocas formas. Contó con un amplio taller en el que colaboró su discípulo predilecto Alessandro Allori.



Fuentes y agradecimientos: es.wikipedia.org, museothyssen.org, museodelprado.es, epdlp.es, sailko, pintura.aut.org, elmundo.es y otras de Internet
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Saturday, 14 March 2015, 00:48; edited 4 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: BRONZINO 
 
Gracias J.Luis por esta nueva galería de Bronzino. Me ha gustado mucho sus retratos.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educación hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
 
xerbar Send private message Visit poster's website
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: BRONZINO 
 
Gracias xerbar,      casi, casi, se me queda codlgada, la bajé, justo unos segundos antes de que empezases con la nueva actualización.

Sí Bronzino es un gran retratista. Estoy preparando la galería de su maestro Pontormo.




Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: BRONZINO 
 
Si pudiera ser, la página ganaría si, además del nombre de cada cuadro, apareciese el museo o colección en la que se encuentra.

Gracias
 



 
banobre Send private message
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: BRONZINO 
 
Banobre, siempre que puedo además del título, pongo la localización de la obra, lo que pasa es qué algunas fuentes no son demasiado explicitas.


Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: BRONZINO 
 
Bronzino, un grande olvidado. La primera exposición del Museo dedicado a la obra de Agnolo Bronzino (1503-1572), el gran artista florentino de la corte de los Medici, tendrá lugar del 10 de enero al 18 de abril de 2010


El Metropolitan Museum de Nueva York expone los dibujos de Bronzino

Es la primera gran exposición dedicada al pintor en 500 años




 00bronzino4

Posible autorretrato de Bronzino. 1540. Óleo sobre tabla, 95 x 74 cm. Metropolitan Museum. New York

A veces los artistas, los malditos, se pasan media vida en el purgatorio, la chaquetilla sucia de mendigar aplausos, o incluso queman toda la vida en la tupida oscuridad del anonimato, del que sólo salen, o no, cuando reciben el beso de tornillo de la posteridad. En otras ocasiones, la obra de creador reconocido, de los que comían solemnes en la mesa del príncipe, se eclipsa con la muerte del triunfador. Desaparece, comida por los perros del tiempo. Este ha sido el caso, más o menos, de Angelo di Cosimo di Mariano, o sea, Bronzino (1503-1572). Tampoco decimos que los escolares lo desconocieran, que penara fuera de las enciclopedias, etc., pero nunca, en quinientos años, le habían hecho una gran exposición.

Ahora, y gracias al tesón de Janet Cox-Rearick, Carmen Bambach y George R. Goldner, técnicos del Metropolitan, su suerte ha cambiado. Bambach y cía. han viajado por todo el mundo. Se entrevistaron con coleccionistas privados y convencieron a los directores del British, el Louvre y la Galería de los Uffizi. Gracias a su tesón, y hasta el 18 de abril, el MET ofrece The drawings of Bronzino, la primera exhibición dedicada al maestro florentino.


El clásico artista razonable

Pintor de corte, fue el clásico artista razonable, siempre al servicio de las élites, que pintaba por buen dinero. Medró hasta la cumbre en las callejas que coronaron a los Medicis. No pinto de rodillas y con betunes, como dijo Lorca que hacía el Goya de la Quinta del Sordo, sino con un halo de platas y rosas, embelleciendo a sus retratado. Cobraba bien. Sabía camelar al cliente. Lo suyo era una pintura de costumbres, un caramelo aristocrático, suculento y frío, suntuoso, como craquelado por culpa de su necesidad de agradar y el cálculo crematístico que aplicaba. Pintaba, en suma, por/para los mecenas.


 00_1426283226_654339

Cabeza de niño de pelo rizado mirando a la derecha. | Staatliche Kunstsammlungen - Dresden

Cossimo I de Medici fue su gran valedor, el hombre que le pagó con oro los servicios prestados, quien hace de él la gran figura de la mitad del XVI. Bronzino triunfó en una Florencia lujuriosa, repleta de racimos eléctricos, leopardos tostados por el sol, seducción y embeleco, oscurantismo y belleza, una Florencia de sueños exasperados, entre la línea clásica del renacimiento y el runrún de cadenas de la contrarreforma, que anunciaba, de paso, el barroco y sus colgaduras. Tras la muerte del pintor, silencio.


 000_1426283273_476407

Bronzino - Joven desnudo sentado, tocando la zampoña. | Musée du Louvre - París


Un observador sagaz

Hijo de gente sencilla, poeta de los muy ricos, Bronzino se revela en sus dibujos como un observador sagaz y un retratista que hace de su modelo material fundido, burbujeante, con obvio conocimientos de sus maestros y voz personalísima. Es en los dibujos, como sagazmente observa Holland Cotter para el New York Times, donde asoma la faz menos complaciente del artista. Sin las servidumbres de la obra acabada, sabiendo que se trata de dibujos preparatorios, abandona el vicio de la seducción. Relaja la muñeca. Se entrega al puro gozo de atrapar los quejidos del mundo, la respiración de sus retratados, el vuelo dorado de una mota o el parpadeo incandescente de una dama de sociedad. Saca al raso, en fin, un talento ahormado por las necesidades del oficio y la obligatoria idealización del cliente en el cuadro acabado.

Cotter también recuerda que Henry James, a principios del XX, homenajeó a Bronzino en una novela que acaba revolviéndose en torno a uno de sus retratos. Porque el hombre no se había ido del todo, pero casi, y el Metropolitan nos devuelve su faceta más insospechada. 'Tour de force', así describe la exposición, y de sus líneas "vivaces pero con sentido, calientes pero no salvajes". Cita importante en el invierno de Nueva York.



elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Friday, 13 March 2015, 22:49; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: BRONZINO 
 
Gracias por la información de la próxima exposición.

Pontormo, Broncino y Parmigianino son tres pintores que me gustan mucho.

Un saludo,

Banobre
 



 
banobre Send private message
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: BRONZINO 
 
Gracias Banobre, como habrás visto además de Bronzino, también tenemos representados en el foro de xerbar a su maestro Pontormo y Parmigianino, pintores que por lo que comentas te gustan. También he editado el trabajo subiendo a la cabecera nuevas imágenes y algunas rotulaciones que me faltaban, espero que te guste la galería de Bronzino como nos ha quedado.


 


Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: BRONZINO 
 
Palazzo Strozzi Para Ofrecer & quot; Bronzino: Artista y poeta de la corte de los Medici & quot



 0agnolo_bronzino_holy_family

Agnolo Bronzino - La Déploration du Christ, ca. 1530 - Oil on panel - Musée des Beaux Arts et d'Archéologie de Besançon, France
FLORENCIA, ITALIA Agnolo di Cosimo Tori, conocido como Bronzino (1503-1572), fue uno de los más grandes artistas de la historia de la pintura italiana. Artista de la corte a Cosimo I de Medici (1519-1574), su obra encarna la sofisticación del estilo manierista. Bronzino. Artista y poeta en la corte de los Médicis, en la visión en el Palazzo Strozzi en Florencia desde 24 septiembre 2010 a 23 enero 2011, será la primera exposición dedicada a su obra pintada. Bronzino transmite la elegancia de la corte de los Medici en su trabajo con "naturalidad" y, al mismo tiempo, la belleza austera.

Agnolo Bronzino - The Holy Family, c. 1527-28 oil on panel, 101.3 x 78.7 cm. National Gallery of Art, Samuel H. Kress CollectionFlorencia es el escenario perfecto para una exposición monográfica sobre Bronzino. El hijo de un carnicero, no sólo era él nació y murió aquí, la ciudad alberga algunas de sus obras maestras, especialmente en los Uffizi, sino también en otros museos e iglesias. Esta exposición de interés, con préstamos de los museos más importantes del mundo, presenta 54 de las 70 pinturas que el artista produjo, junto con otros por su maestro Pontormo, con la que tuvo estrechos vínculos largo de su vida. Las pinturas de Bronzino, con su definición escultórica, se le aparecen junto a esculturas de tales maestros del siglo 16 como Benvenuto Cellini, Tribolo, Baccio Bandinelli y Pierino da Vinci, los amigos con quien intercambió sonetos. La exposición concluye con una serie de obras de Alessandro Allori, su alumno favorito.

La mayor parte de estas obras maestras como joyas nunca se han mostrado juntos. Junto a las pinturas de los Uffizi, la exposición incluirá obras como La adoración de los pastores y la Alegoría de Venus, Cupido y celos de la Szépm? Vészeti Múzeum de Budapest, la Venus, Cupido y sátiro de la Galleria di Palazzo Colonna en Roma, el retrato de un hombre joven con un libro del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, y dos versiones de la Sagrada Familia con Santa Ana y San Juan desde el Musée du Louvre de París y el Kunsthistorisches Museum de Viena, junto con el panel pinturas del Museo J. Paul Getty, Los Ángeles, y la Galería Nacional de Arte, Washington.

 0agnolo_bronzino_deploration_du_christ

La exposición mostrará tres hasta ahora 'desaparecidos' obras de Bronzino, dos de los cuales, si bien grabado y mencionado por Giorgio Vasari, se cree que se han perdido: el Cristo Crucificado que pintó para Bartolomeo Panciatichi, y San Cosme, de la derecha Panel acompaña el retablo Besançon cuando originalmente adornó la capilla de Eleonora da Toledo en el Palazzo Vecchio. Su redescubrimiento arroja nueva luz sobre la obra de Bronzino y sus lazos con el estado de ánimo religiosa herética que impregnaba el corte de los Medici antes de 1550. La tercera imagen previamente desconocido es Cristo que lleva la cruz adscrito a sus últimos años.

La exposición, que ha tardado más de cuatro años para prepararse, fue concebido y está comisariada por Cristina Acidini, Carlo Falciani y Antonio Natali, los mayores expertos en pintura Cinquecento que también han contribuido al catálogo académica. La exposición, junto con dibujos de Bronzino se muestra en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York (enero 20 a abril 18, 2010), jugará un papel central en la promoción de una nueva interpretación de este importante artista. Para los que disfrutamos del espectáculo de Nueva York, esta exposición Florencia es una visita obligada.

artknowledgenews.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events