Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Arquitectos Mundiales. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
SABATINI - Francesco Sabatini (1722—1797)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje SABATINI - Francesco Sabatini (1722—1797) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al arquitecto italiano Francesco Sabatini (1722—1797), uno de los más grandes del siglo XVIII. Fue llamado por Carlos III, para trabajar en su corte, por el maravilloso trabajó que realizó en Nápoles, junto a su suegro y maestro Vanvitelli en el Palacio de Caserta.

Su legado en España es impresionante: Puerta de Alcalá, Palacio Real de Madrid, Palacio del Pardo, Ministerio de Hacienda, Basílica de San Francisco el Grande de Madrid, Puerta de San Vicente, Casa de la Aduana, etc.


 000_1447873986_170305

Francesco Sabatini (n. Palermo; 1722 — f. Madrid; 19 de diciembre de 1797), conocido también como Francisco Sabatini, fue un arquitecto italiano que desarrolló la mayor parte de su trayectoria profesional en España al servicio de la Casa Real.

Su estilo, que ha sido calificado de barroco clasicista cosmopolita, y que responde a su aprendizaje en Roma con Ferdinando Fuga y Luigi Vanvitelli, es identificable con la transición entre la arquitectura barroca y la neoclásica. Tiene un fuerte componente clasicista que, no obstante su interés por el estudio de las ruinas romanas, es más próximo a la arquitectura del renacimiento que a los rasgos puros del periodo posterior (representado por Juan de Villanueva).

Natural de Palermo (en Sicilia, entonces parte del reino de Nápoles y Sicilia), estudió Arquitectura en Roma. Sus primeros contactos con la monarquía española se remontaban a su participación bajo la dirección de su suegro, Luigi Vanvitelli, en la construcción del Palacio Real de Caserta para el rey de Nápoles, Carlos VII, el futuro rey Carlos III de España. Entre 1745 y 1750 levantó la planimetría de las ruinas y templos de Paestum en el proyecto de investigación arqueológica dirigido por el conde Gazzola.

Al subir Carlos III al trono español, lo llamó a Madrid en 1760 y lo encumbró por encima de los arquitectos españoles más destacados de la época. Se le nombró Maestro Mayor de las Obras Reales, con rango de teniente coronel del Cuerpo de Ingenieros, a la vez que se le designaba como académico honorífico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Su talento como arquitecto y el favor que le profesaba el rey le reportaron numerosos trabajos y encargos. Su trayectoria profesional se vio premiada en repetidas ocasiones. Fue ascendido a teniente general del Cuerpo de Ingenieros, se le otorgó hábito de caballero de la Orden de Santiago, y tuvo acceso directo al círculo de confianza del rey tras su designación como gentilhombre de cámara.


 1puerta_de_alcal_madrid_1778

Puerta de Alcalá (Madrid, 1778).


Obras


 00_1447874212_723597

Entre sus numerosas obras destacan, en Madrid:

    - Sustituye a Sacchetti en las obras del Palacio Real de Madrid hasta su conclusión (1760-1764).
    - Realiza las Instrucciones de alcantarillado, empedrado y limpieza de la corte (1761-1765) para el adecentamiento de la ciudad de Madrid.
    - Construye la Real Casa de la Aduana en la calle de Alcalá (1761-1769), actual sede del Ministerio de Hacienda.
    - Realiza junto con Francisco Gutiérrez los sepulcros de Fernando VI y Bárbara de Braganza, que se encuentran ubicados en la iglesia de las Salesas Reales.
    - Construye el Convento de San Pascual de Aranjuez (1765-1770).
    - Dirige las obras de remodelación de la Cuesta de San Vicente (1767-1777).
    - Comienza la prolongación del ala sureste del Palacio Real (1772).
    - Reedifica el monasterio de las Comendadoras de Santiago (1773).
    - Proyecta y construye la Puerta de Alcalá (1774-1778).
    - Proyecta y construye la traza primitiva y la Puerta Real del Real Jardín Botánico de Madrid (1774–1781).
    - Construye la Puerta de San Vicente (1775).
    - Construye la Casa de los Secretarios de Estado y del Despacho (calle de Bailén, al noreste del Palacio Real), también conocida como Palacio del Marqués de Grimaldi y Palacio de Godoy (1776).
    - Continúa las obras (que había iniciado José de Hermosilla durante el reinado de Fernando VI) del Hospital General, un enorme edificio en la zona de Atocha, parte del cual ocupan hoy el Centro de Arte Reina Sofía, el Conservatorio y el Colegio de Médicos (1776-1781).
    - Finaliza la construcción de la Real Basílica de San Francisco el Grande (1776-1784). Su trabajo se centró en la fachada, pues la gran cúpula de Francisco Cabezas y Antonio Plo se había concluido en 1770.
    - Construye el convento de franciscanos de San Gil en el Prado de Leganitos (1786-1797), transformado poco tiempo después en Cuartel de Leganitos por Manuel Martín Rodríguez.
    - Cambia la orientación de la escalera principal del Palacio Real por deseo de Carlos IV.
    - Participa en las obras de reconstrucción de la plaza Mayor tras el incendio de 1790, junto a Juan de Villanueva.
    - Diversas obras en la Casa de Campo, entre ellas el Puente de la Culebra.

Como nota de interés, hay que decir que los Jardines de Sabatini (situados frente a la fachada norte del Palacio Real de Madrid, entre la calle Bailén y la cuesta de San Vicente) no fueron diseñados por él, sino que fueron creados en los años treinta del siglo XX en el lugar que ocupaban las caballerizas construidas por Sabatini para servicio del palacio.


Fuera de la corte:

    - La Real Fábrica de Armas de Toledo.
    - El cuartel de la Guardia Valona en la localidad madrileña de Leganés (actualmente parte de la Universidad Carlos III de Madrid).
    - El Real Monasterio de San Joaquín y Santa Ana (Valladolid).
    - El Convento de las Comendadoras de Santiago (Granada).
    - La Capilla de la Inmaculada en la Catedral del Burgo de Osma, también llamada de Palafox.
    - El Retablo de la Virgen de la Paz o retablo del altar mayor de la catedral de Segovia, en el último tercio del siglo XVIII (ya finalizado en 1775).

Espero que la recopilación que he conseguido de este arquitecto extranjero, sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección del foro de xerbar, y en lo posible contribuya en su divulgación.






Algunas obras



 12puerta_de_alcal_fachada_este

Puerta de Alcalá. La Puerta de Alcalá es una de las cinco antiguas puertas reales que daban acceso a la ciudad de Madrid (España). Se encuentra situada en el centro de la rotonda de la Plaza de la Independencia, diseñada por el urbanista Ángel Fernández de los Ríos en el año 1877. En el cruce de las calles de Alcalá, Alfonso XII, Serrano y Salustiano Olózaga, junto a las puertas del Retiro: Puerta de España, Puerta de la Independencia (entrada principal a los jardines del Retiro) y Puerta de Hernani.

La puerta daba acceso a aquellos viajeros que entraban antiguamente a la población desde Francia, Aragón o Cataluña.4 En la actualidad es una puerta monumental que se encuentra ubicada junto a la Fuente de Cibeles y el Parque del Retiro. Fue construida por mandato de Carlos III en sustitución de otra puerta anterior que existía ya desde el siglo XVI.5 El diseño y obra pertenece al arquitecto italiano Francesco Sabatini.6 Compitieron con Sabatini otros proyectos por parte de arquitectos españoles: Ventura Rodríguez y de José de Hermosilla, siendo finalmente elegido personalmente por el Rey el diseño de Sabatini.


 13_puerta_de_alcal_04

 La Puerta de Alcalá fue proyectada y construída por Francesco Sabatini entre 1774 y 1778. La Puerta de Alcalá fue declarada monumento histórico, según decreto 427/1976 de 6 de febrero por el que se declara monumento histórico - artístico de carácter nacional la Puerta de Alcalá, de Madrid, con su entorno de la plaza de la Independencia. (BOE de 10/03/1976).

Se trata de una puerta de estilo neoclásico y aspecto monumental similar a los Arcos de Triunfos romanos, se erigió mirando su exterior a oriente en el año 1778. La puerta ha sido posteriormente restaurada en cinco ocasiones en más de dos siglos de existencia, siendo la última a finales del siglo XX. La originalidad de su fábrica consiste en ser el primer arco de triunfo construido en Europa tras la caída del Imperio romano,7 siendo precursor de otros como el Arco de Triunfo de París y la Puerta de Brandeburgo en Berlín.

Ha sufrido desde sus comienzos diversas transformaciones urbanísticas en su entorno, pasando de ser la frontera exterior de Madrid a un centro turístico de obligado paso que aparece insertada casi en el medio de la misma ciudad. Este cambio se ha debido al ensanche del siglo XIX a lo largo del barrio de Serrano y la prolongación de la calle de Alcalá. Finalmente es desde 1976 considerado por el Estado Español como un Monumento Histórico-Artístico, extendiendo su categoría a la misma Plaza de la Independencia.

La puerta ya desde su ubicación final fue adquiriendo desde finales del siglo XVIII relevancia en el pueblo madrileño, y a finales del siglo XIX era ya uno de sus iconos más característicos que aparece en numerosas ilustraciones de la ciudad. Al ser uno de los monumentos más representativos, en su doble condición de mirada hacia el interior de la ciudad y al exterior de la misma. la Puerta de Alcalá ha servido como soporte para todo tipo de manifestaciones políticas y artísticas y en sus inmediaciones se han producido numerosos hechos históricos.


 14_fachada_oeste_de_la_puerta_de_alcal_madrid_puerta_alcala_01

Fachada oeste de la Puerta de Alcalá. La Puerta de Alcalá forma parte de los recoridos turísticos típicos de la ciudad, por encontrarse de camino entre la Cibeles y el Retiro. En 2001, dentro de un proyecto de la UNESCO de donación de libros para Centroamérica, la Puerta se cubrió con 45.000 ejemplares siguiendo un proyecto ideado por la artista Luz Diarriba. En 2004, con motivo de la boda del príncipe Felipe, la Puerta tuvo durante varias días, como otros monumentos de la ciudad, una iluminación especial realizada por el interiorista Pascua Ortega... Más info




 2_real_casa_de_la_aduana_madrid_02

Real Casa de la Aduana, actual sede central del Ministerio de Hacienda de España, está situada en la calle de Alcalá de Madrid. Fue una de las grandes obras civiles del siglo XVIII, y las distintas reformas llevadas a cabo por razones funcionales no han modificado su apariencia original.

La primitiva Casa de la Aduana, situada en la actual calle de la Bolsa (antigua plaza de la Leña), data de 1645. La falta de espacio ante el aumento progresivo de las competencias de la Aduana llevó a Carlos III a encargar a Francesco Sabatini una nueva Aduana. El lugar escogido fue el ocupado por las Caballerizas de la Reina, entre el palacio de Juan de Goyeneche y el palacio de Torrecilla. Ocho años después, en 1769 las obras estaban prácticamente concluidas.

En 1848 una reforma en el sistema tributario llevó al traslado de la Dirección general de la Deuda Pública, la Dirección General de Aduanas y la Dirección General de Propiedades y Derechos del Estado, a la Aduana. Existía una fonda cercana, la Fonda Peninsulares.

Entre las distintas obras que se llevaron a cabo entre el siglo XIX y XX, destaca la restauración de la fachada principal, recuperando el aspecto original de la obra de Sabatini, en piedra vista.

También se realizaron dos ampliaciones, ante el constante aumento de competencias. La primera de ellas fue la construcción de dos nuevas plantas. Para conservar el aspecto original, se situaron retranqueadas con respecto a la línea de fachada, de modo que no fueran visibles desde la calle.

La segunda, en 1944, fue la construcción de una nueva ala. Para ello se demolió el palacio de Torrecilla y se levantó un edificio, que seguía el estilo arquitectónico de Sabatini, para facilitar su integración con el original y recuperaba la antigua fachada del palacio, datada en 1730. La obra estuvo a cargo de Miguel Durán Salgado.


 4proyectos_de_sabatini_para_la_casa_de_la_aduana_actual_ministerio_de_hacienda

Proyectos de Sabatini para la Casa de la Aduana, actual Ministerio de Hacienda.

La Real Casa de la Aduana, que sigue albergando las oficinas del Ministerio de Hacienda, fue declarado bien de interés cultural el 27 de febrero de 1998. Sabatini se inspiró en los grandes palacios italianos del XVI. Organizó la planta en torno a tres patios. Entre los dos laterales dispuso el cuerpo de la escalera de acceso a las plantas superiores.

El alzado se divide en tres alturas:

    - El primer cuerpo es de sillares almohadillados. En ella se abren cinco puertas: las tres centrales adinteladas y las dos laterales en arco de medio punto. Entre ellas se sitúan ventanas, también adinteladas.
    - El segundo se articula mediante ventanales coronados por tímpanos triangulares y redondeados alternativamente, con una gran balconada central, situada sobre la puerta principal del cuerpo inferior que apoya sobre ménsulas decoradas.
    - El tercero es similar al anterior: de ladrillo, articulado con ventanales cuadrangulares simples.


 3casarealdeaduana

La Real Casa de la Aduana. Un ático con balaustrada remata el conjunto. Se apoya en mensulones agrupados de dos en dos en los espacios intermedios correspondientes a los ventanales de los cuerpos inferiores.



 5_convento_san_pascual_aranjuez

Convento de San Pascual de Aranjuez es un edificio construido por Francesco Sabatini entre 1765 y 1770, por orden del rey Carlos III y situado en el Real Sitio y Villa de Aranjuez (Comunidad de Madrid). Pertenece al Patrimonio Nacional español.

Con fachada neoclásica, cercada por dos torres y numerosos pilastres, este imponente edificio se encuentra frente al Antiguo Hospital de San Carlos. De planta latina y con numerosas capillas, la iglesia posee un cuadro de Antonio Rafael Mengs en su altar mayor. Inicialmente contó con varias pinturas realizadas bajo encargo por Giovanni Battista Tiepolo, pero con el cambio de gustos, fueron retiradas sin muchos miramientos y resultaron dañadas. Casi todas las que subsisten se guardan en el Museo del Prado.

En un principio fue un convento franciscano, aunque en época de la reina Isabel II, fue ocupado por monjas concepcionistas. Con el fin de la Guerra Civil Española, el convento fue habilitado primero como campo de concentración y posteriormente como prisión para la Primera región Militar del Ejército de Ocupación. Después, fue el destino de la Prisión Especial de Mujeres dirigida por Josefa Rojas Goñi proveniente de la dirección de la cárcel de Oropesa.




 9puerta_de_san_vicente_madrid_01

Puerta de San Vicente es una puerta monumental situada en la Glorieta de San Vicente en Madrid (España). A lo largo de la historia madrileña han existido varias puertas que han recibido el mismo nombre. En 1726, el marqués de Vadillo, corregidor de la villa encargó a Pedro de Ribera que construyera una puerta monumental en la cerca de la ciudad, para sustituir una puerta anterior, que se encontraba en estado ruinoso y se denominaba "del Parque". La puerta, que constaba de tres arcos, estaba adornada con una estatua de San Vicente, por lo que recibió dicho nombre. También era conocida como puerta de La Florida.

Sin embargo, la puerta fue derribada en 1770, debido a la remodelación de la Cuesta de San Vicente (1767-1777), como parte de la reordenación de los accesos occidentales al Palacio Real y su conexión con el Camino de El Pardo. Poco después, el rey Carlos III le encargó a Francesco Sabatini la construcción de una nueva puerta para sustituir a la anterior y constituir la entrada a la ciudad desde el nuevo paseo de La Florida. Las obras terminaron en 1775. Sabatini colocó una fuente denominada de los mascarones.


 7cara_sur_de_la_puerta

Cara sur de la puerta

Esta nueva puerta se encontraba en su localización actual, más cerca del río que la anterior. Constaba de un arco y dos postigos y estaba construida de granito y piedra caliza de Colmenar de Oreja. El arco se encontraba ornamentado con dos columnas dóricas en su parte exterior y dos pilastras, también dóricas, en la interior. Lo coronaba un frontispicio triangular rematado con un trofeo militar. Los postigos laterales estaban coronados también por trofeos militares.

En 1890 la puerta fue desmontada para mejorar el tráfico en la zona (otras fuentes dan la fecha de 18921 ). Sin embargo, se perdió la pista de sus restos, que permanecen en paradero desconocido (existen teorías que afirman que de su piedra se hicieron adoquines; otras que fueron llevados a los almacenes municipales de la Casa de Campo y que posteriormente, ante el desinterés por ellos, fueron enterrados, pero nunca fueron encontrados a pesar de ser buscados en las décadas finales del siglo XX).


 8cara_norte_de_la_puerta

Cara norte de la puerta

Sin embargo, en la década de 1990 el ayuntamiento de Madrid presidido por José María Álvarez del Manzano decidió reponer la puerta en el mismo sitio en el que se encontraba. Para ello, se realizó una réplica bajo la dirección del ingeniero Juan A. de las Heras Azcona, siendo situada en posición inversa a la original. La fuente de Juan de Villanueva, que se encontraba en dicha ubicación desde 1952, fue trasladada al parque del Oeste. El 25 de abril de 1995 fue reinaugurada.


 6vista_de_la_puerta_en_el_tomo_x_del_diccionario_geogr_fico_estad_stico_hist_rico_de_espa_a_y_sus_posesiones_de_ultramar_de_pascual_madoz_publicado_en_1850

Vista de la Puerta de San Vicente en el tomo X del Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar de Pascual Madoz, publicado en 1850.

La réplica, en hormigón chapado en granito y caliza, aprovechando las molduras de las cornisas superiores que todavía se conservaban de la original, los planos que se conservaban y una fotografía de 1890 de J. Laurent. El resto de la actual puerta es una reproducción, en la que destacan los ornamentos realizados por José Luis Parés Parra.


 10la_puerta_de_noche

La Puerta de San Vicente de noche. fue diseñada por Francesco Sabatini.




 18vista_de_la_puerta_real_desde_el_paseo_del_prado

Vista de la Puerta Real desde el Paseo del Prado.

Puerta Real (Madrid). La Puerta Real, también llamada de Carlos III, es un conjunto monumental del último tercio del siglo XVIII, que se encuentra en el Paseo del Prado, en la ciudad española de Madrid. Forma parte del cerramiento del Real Jardín Botánico. La puerta fue diseñada en 1773 por Francesco Sabatini, dentro del proyecto del Real Jardín Botánico, que el rey Carlos III encomendó inicialmente al citado arquitecto. Se inauguró oficialmente en 1781, junto con el conjunto ajardinado.

Fue concebida como la entrada principal del recinto, si bien perdió esta función pocos años después de su apertura, a favor de la Puerta de Murillo. Este segundo acceso es obra de Juan de Villanueva, a quien se debe el trazado definitivo del jardín (1785-1789). La Puerta Real permanece cerrada en la actualidad. Las visitas al Real Jardín Botánico se canalizan a través de la Puerta de Murillo, emplazada en la plaza homónima, junto a una de las fachadas del Museo del Prado.


 22jardinbotanicomadrid4

Estatua de Carlos III en el Jardín.

La Puerta Real es de inspiración clasicista y está dedicada al rey Carlos III. Está realizada en sillarejo de piedra de granito, aunque algunos de sus elementos están hechos en caliza. Guarda similitudes con la Puerta de San Vicente, ubicada también en Madrid, que Sabatini finalizó en 1775. Al igual que ésta, consta de un cuerpo central, formado por un arco de medio punto y coronado por un frontón, y de dos postigos adintelados, situados a cada lado. En la cara que da al Paseo del Prado, la Puerta Real exhibe un panel rectangular, que descansa sobre dos columnas dóricas, en el que reza una inscripción alusiva a Carlos III y al año en que fue inaugurada (1781).


 20jardin_botanico_madrid_linneo

Estatua de Carl von Linneo y Edificio Villanueva en el Real Jardín Botánico de Madrid

Real Jardín Botánico de Madrid es un centro de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Fundado por R.O. de 17 de octubre de 1755 por el rey Fernando VI en el Soto de Migas Calientes, cerca del río Manzanares, Carlos III ordenó el traslado a su situación actual en 1781, al Paseo del Prado, junto al Museo de Ciencias Naturales que se estaba construyendo (actualmente Museo del Prado), en Madrid, España. Este jardín botánico alberga en tres terrazas escalonadas, plantas de América y del Pacífico, además de plantas europeas.


 21fuente_circular_font_n

Fuente circular (fontín). Real Jardín Botánico de Madrid

Felipe II creó el jardín botánico a instancias del médico Andrés Laguna, junto al Palacio Real de Aranjuez. Más tarde Fernando VI instaló en la capital el jardín botánico, situándolo en la Huerta de Migas Calientes (actualmente Puerta de Hierro, a orillas del río Manzanares) en 1755, creando así el Real Jardín Botánico. Contaba con más de 2000 plantas, recogidas por José Quer, botánico y cirujano, en sus numerosos viajes por la Península Ibérica y Europa, sobre todo a Italia donde fue destinado, u obtenidas por intercambio con otros botánicos europeos. La continua ampliación del jardín llevó a que Carlos III diera instrucciones en 1774 para trasladarlo a su actual emplazamiento en el Paseo del Prado de Madrid, dentro del programa de ordenación del Salón del Prado y Atocha.

El Conde de Floridablanca, primer ministro de Carlos III, puso especial interés en el traslado del Jardín al prado viejo de Atocha. No sólo porque permitiría embellecer el proyecto del Salón del Prado, sino, sobre todo, porque serviría como un símbolo del mecenazgo de la Corona con las ciencias y las artes. No hay que olvidar que en esta zona del Salón del Prado se ubicarían además del Real Jardín Botánico, el Real Gabinete de Historia Natural (posteriormente Museo del Prado) y el Observatorio Astronómico. Uno de los científicos que participó en el proyecto de construcción del Real Jardín Botánico en el Prado fue el catedrático Casimiro Gómez Ortega.


 19puerta_sur_del_jard_n_bot_nico_01

Puerta Sur o Puerta Rea del Jardín Botánico

Inauguración del Real Jardín Botánico de Madrid. El primer proyecto del nuevo jardín fue encomendado al asesor científico Casimiro Gómez Ortega y al arquitecto Francesco Sabatini, que entre 1774 y 1781 (año de la inauguración) realizó la traza inicial, con una distribución en tres niveles, y parte del cerramiento, en el que destaca la Puerta Real (Paseo del Prado). Sobre esta base, entre 1785 y 1789 Juan de Villanueva realizó un segundo y definitivo proyecto, más racional y acorde a la función científica y docente que debía tener el jardín. Éste ocupaba una superficie de 10 hectáreas distribuidas en tres niveles aterrazados que se adaptaban a la orografía del terreno, dispuestos en forma de cuarteles cuadrados, siguiendo un trazado octogonal y rematados en las esquinas con fuentes circulares. Las dos inferiores (Terraza de los Cuadros y Terraza de las Escuelas Botánicas) permanecen hoy en día tal y como fueron construidas, mientras que la superior (Terraza del Plano de la Flor) fue remodelada en el siglo XIX con rasgos ajardinados. El recinto estaba cerrado por una elegante verja de hierro, fabricada en Tolosa (Guipúzcoa) asentada sobre piedra de granito (obra de José de Muñoz) y contaba con dos puertas de acceso: la ya citada Puerta Real de Sabatini, de corte clásico con columnas dóricas y frontón, y otra secundaria, diseñada por Villanueva, enfrente del Museo del Prado, por donde actualmente se accede al recinto (actual Plaza de Murillo).

También contaba con estufas, semilleros e instalaciones para los enseres de mantenimiento y labor. En la zona este se erigió un pabellón de invernáculos llamado Pabellón Villanueva, obra singular dirigida por el arquitecto real, en cuya construcción pesaron más los criterios estéticos que los científicos, por lo que desde principios del siglo XIX se destinó a acoger la biblioteca, herbarios y las aulas necesarias para las cátedras de botánica y de agricultura.

El Jardín se convirtió en el receptor de los envíos de las expediciones científicas que auspició la Corona en este período. Entre el siglo XVIII y XIX participó en el desarrollo de al menos cinco expediciones científicas, entre ellas destacan la expedición Botánica a Nueva Granada (actual Colombia) cuyo director fue el célebre José Celestino Mutis, la Expedición Botánica al Virreinato del Perú de los botánicos Hipólito Ruiz y José Antonio Pavón, la Expedición Botánica a Nueva España (actual México), de los botánicos Martín Sessé y José Mariano Mociño, la Expedición alrededor del Mundo de Alejandro Malaspina con los botánicos Antonio Pineda, Luis Née y Tadeo Haenke, y la Comisión Científica del Pacífico, ya en el siglo XIX, donde participaría el botánico Juan Isern.

El Jardín recibió durante esta época dibujos, semillas, frutos, maderas, plantas vivas y principalmente pliegos de herbario, que contribuyeron a acrecentar sus colecciones científicas y biblioteca.


 23jard_n_bot_nico_de_madrid_en_febrero_121_16662780022

Pabellón Villanueva del Jardín Botánico.

El siglo XIX. A comienzos del siglo XIX el jardín botánico se había convertido en uno de los jardines botánicos más importantes de Europa, gracias fundamentalmente a las colecciones científicas que albergaba y a la labor de su director, el botánico Antonio José Cavanilles, uno de los botánicos más importantes de la historia de la ciencia española. Cavanilles reorganizaría el Jardín, el herbario, los semilleros y daría al centro una relevancia internacional. Además de su uso científico, el jardín solía ser frecuentado durante la primavera y el verano por la alta sociedad y proporcionaba gratuitamente al público plantas medicinales. Su sucesor en la dirección el neogranadino Zea se posesionó del cargo el 17 de septiembre de 1805, con el célebre discurso "Acerca del mérito y de la utilidad de la Botánica", donde pidió la renovación de los métodos de enseñanza. Sin embargo, la Guerra de la Independencia trajo al jardín años de abandono, que se prolongarían durante el primer tercio del XIX, a pesar de los esfuerzos de su director en aquel momento Mariano Lagasca.

En 1857, siendo director del jardín Mariano de la Paz Graells, zoólogo y también director del Museo de Ciencias Naturales, se realizaron importantes reformas que aún perduran, como la estufa fría que lleva su nombre y la remodelación de la terraza superior. También en esa época se instaló un zoológico, que doce años más tarde se trasladó al Jardín del Buen Retiro (donde se conocería como Casa de Fieras).

Sin embargo, en la década de los años ochenta de ese siglo, el Jardín ve mermada su superficie. En 1882 se segregan dos hectáreas para construir el edificio que actualmente ocupa el Ministerio de Agricultura. Además, en 1886 un ciclón que asoló esa zona de Madrid causó terribles daños en el Real Jardín, provocando el derribo de 564 árboles de gran valor.1 En 1893, se abre la calle de los libreros (popularmente conocida como cuesta de Claudio Moyano) perdiéndose un extremo del cuerpo principal del jardín, con lo que su superficie queda reducida a las ocho hectáreas actuales... Más info




 11hospital_de_san_carlos_madrid_1788_hoy_real_conservatorio

Hospital de San Carlos (Madrid, 1788), hoy Real Conservatorio. Desde el día 12 de diciembre de 1990, fecha en que fue inaugurado en acto académico solemne presidido por el entonces Ministro de Educación y Ciencia Javier Solana Madariaga, el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid tiene su sede en un remodelado pabellón del siglo XVIII, frente al Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y a doscientos metros de la Estación de Atocha.

El pabellón que alberga el Conservatorio, rehabilitado por los arquitectos Manuel e Ignacio de las Casas y Jaime Lorenzo, era anteriormente el Hospital Clínico de San Carlos. A principios de siglo, el edificio ya había sido reformado por el arquitecto Cesáreo Iradier para servir de Clínico, pero en su origen se proyectó para formar parte del Gran Hospital de Atocha (Francesco Sabatini, 1722–1795), edificio complejo e inacabado en torno a un sistema de patios construido según los cánones del clasicismo dieciochesco. Sólo se llegó a construir lo que fue Hospital y hoy es Centro de Arte, y uno de los pabellones, hoy Conservatorio. El pabellón estaba unido al Hospital General y fue separado definitivamente en 1929 para dar paso a la calle de Santa Isabel.




 800px_convento_de_las_comendadoras_de_santiago_28madrid

Convento de las Comendadoras de Santiago, Madrid. El monasterio de religiosas de la Orden Militar de Santiago, fue fundado por Felipe IV en 1650. En cuanto al edificio, empezaron las obras en 1667, prolongándose durante treinta años. Del monasterio, lo más destacable es sin ninguna duda la iglesia, constituida por una planta de cruz griega, con las extremidades en semicírculo, y en el centro, una hermosa cúpula sobre pechinas y pilares achaflanados. En cuanto a la fachada, consta de un pórtico de ingreso formado por tres arcos de medio punto -muy del estilo de la Encarnación- flanqueado por dos torres. En la hornacina alta, es interesante el grupo escultórico que representa a Santiago Matamoros. Las dependencias del convento fueron reorganizadas por Francesco Sabatini en 1773, quien le confirió su aspecto actual.



17sepulcro_de_fernando_vi_iglesia_de_las_salesas_reales_1447881238_99179616_sepulcro_de_bc3a1rbara_de_braganza_iglesia_de_las_salesas_reales

Sepulcros de Fernando VI y Bárbara de Braganza, que se encuentran ubicados en la iglesia de las Salesas Reales de Madrid. Ralizados por Francesco Sabatini junto con Francisco Gutiérrez.


 15mausoleo_de_fernando_vi_de_espa_a_madrid_01

Mausoleo del rey Fernando VI (Convento de las Salesas Reales, en Madrid).


 16sepulcro_de_bc3a1rbara_de_braganza_iglesia_de_las_salesas_reales

Mausoleo de Bárbara de Braganza (Convento de las Salesas Reales, en Madrid).




 25_puente_de_la_culebra_casa_de_campo_madrid_espa_a

Puente de la Culebra, en la Casa de Campo (Madrid), diseñado por Francesco Sabatini en el siglo XVIII. El puente se levanta sobre el Estanque Chico, formado por el Arroyo de Meaques, afluente del río Manzanares.

El puente de la Culebra es una obra arquitectónica del siglo XVIII, que se encuentra en la ciudad española de Madrid. Fue construido en el parque de la Casa de Campo, sobre el cauce del arroyo de Meaques, afluente del río Manzanares y éste del río Jarama.

El puente se emplaza en la zona conocida como El Zarzón, en el extremo suroccidental de la Casa de Campo. Se encuentra próximo a la confluencia del camino de Prado Rodajos, que aparece hacia el sur, y de la carretera de El Zarzón, situada al oeste. A sus pies se halla el Estanque Chico, formado por las aguas represadas del arroyo de Meaques.


 puente_la_culebra_jilio_de_2008_02_small

El puente de la Culebra fue levantado en el año 1782, a instancias del rey Carlos III. Llamado originalmente Puente Estrecho, esta construcción empezó a ser conocida con su nombre actual por las formas ondulantes de sus pretiles, que asemejan una serpiente reptando.

Su autor es Francesco Sabatini, uno de los arquitectos del Palacio Real de Madrid, quien proyectó este diseño para impedir el acceso de carruajes a la Casa de Campo, una zona forestal históricamente adscrita a la Corona Española.

Fue uno de los cinco puentes que realizó el citado arquitecto sobre el arroyo de Meaques. Además del de la Culebra, sólo se conservan otros dos, el de la Agachadiza y el del Álamo Negro.


 26_puente_de_la_culebra_casa_de_campo_madrid_espa_a

El Puente de la Culebra construido en estilo barroco, con clara influencia italiana, el puente combina el ladrillo rojo, presente en sus arcos, con el granito, que domina su parte superior, a partir del saliente instalado sobre la línea de imposta. Sus pretiles están ardonados con diez pináculos de piedra.

En los primeros años del siglo XXI, fue objeto de una restauración, tras la sustracción de siete de sus pináculos. Fueron reemplazados por reproducciones fidedignas.




 24bas_lica_de_san_francisco_el_grande_madrid_04

Sabatini finaliza la construcción de la Real Basílica de San Francisco el Grande (1776-1784). Su trabajo se centró en la fachada, pues la gran cúpula de Francisco Cabezas y Antonio Plo se había concluido en 1770.




 0francesco_sabatini

Francesco Sabatini hacia 1790.



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al arquitecto italiano Francesco Sabatini (1722—1797), uno de los más grandes del siglo XVIII. Fue llamado por Carlos III, para trabajar en su corte, por el maravilloso trabajó que realizó en Nápoles, junto a su suegro y maestro Vanvitelli en el Palacio de Caserta. Su legado en España es impresionante: Puerta de Alcalá, Palacio Real de Madrid, Palacio del Pardo, Ministerio de Hacienda, Basílica de San Francisco el Grande de Madrid, Puerta de San Vicente, Casa de la Aduana, etc.


Fuentes y agradecimientos: es.wikipedia.org, biografiasyvidas.com, artehistoria.com, paisajesurbanosmatritenses.blogspot.com, madridhistorico.es, arquites.wordpress.com, paisajesurbanosmatritenses.blogspot.com, vramon1958.files.wordpress.com, urbancidades.wordpress.com, turinea.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Miercoles, 18 Noviembre 2015, 22:55; editado 6 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SABATINI 
 
Gracias J.Luis por esta nueva galería del arquitecto Sabatini. Sin duda con grandes obras como la Puerta de Alcalá todo un emblema en la capital de España.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educaci�n hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
[b]
 
xerbar - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SABATINI 
 
Gracias xerbar, no cabe duda que Sabatini dejó su marca: especialmente en Madrid.



 

Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SABATINI - Francesco Sabatini (1722—1797) 
 
La Casa de Campo rescata una obra de Sabatini

El acueducto, diseñado por el arquitecto real, está en muy mal estado de conservación y dos de sus arcos están enterrados




 04_1450257780_262542

Imagen del acueducto de La Partida en la Casa de Campo de Madrid, diseñado por Francisco Sabatini. / Claudio Álvarez

Tras años de olvido, la restauración del acueducto de La Partida, obra de Francisco Sabatini, arquitecto real de Carlos III, va a comenzar. Se trata de rescatar lo que queda de la infraestructura que proporcionaba el agua de riego a una huerta del mismo nombre. Dos de sus arcos permanecen enterrados y los otros se encuentran en un estado lamentable. Este año, el Ayuntamiento también ha rehabilitado el palacete de los Vargas, al que todavía no se ha dado destino.

Nadie podría imaginar, por el estado en el que se encuentran, que esos arcos, con ladrillos a medio caer y llenos de pintadas, los diseñó Francisco Sabatini en el año 1778. Menos que formaban parte de un acueducto que, en su momento, tomaba las aguas del estanque grande en las cercanías del embarcadero para regar la Huerta de La Partida.

El estado de conservación es malo, indica el Ayuntamiento. Existen grietas de diverso recorrido, el último tramo está desplazado en planta y algo desplomado. Las aguas también atacan a la construcción y muchas piezas cerámicas han sufrido una degradación acumulativa.

A esto se suma, los daños que han provocado arreglos anteriores que han sido insuficientes o inadecuados. Una reparación del arco mayor est del todo punto negativa, concreta el Ayuntamiento. La construcción está situada en la Glorieta del Paseo del Embarcadero de la Casa de Campo, próxima a la Puerta del Rey (frente al Palacio Real) y al lago.

Las voces de socorro se alzaron desde la organización Salvemos la Casa de Campo. “Temíamos su desaparición”, comenta Luis de Vicente, uno de sus miembros. La Plataforma lleva años solicitando “la protección de todos los elementos arquitectónicos y su divulgación, porque se trata de un patrimonio próximo a la ciudad que está aún por descubrir”.

Entre el Manzanares y el Lago de la Casa de Campo se ubican el palacete de los Vargas (construcción de la primera mitad del XVI y reformado por Sabatini), la galería de las grutas (segunda mitad siglo XVI); la Faisanera, que ahora se emplea como edificio auxiliar de jardinería; el acueducto y la huerta de la partida, también restaurada. Las obras, en las que se invertirán alrededor de 60.000 euros durarán tres meses.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario