Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Forum Rules 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Escultores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
CAMILLE CLAUDEL
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post CAMILLE CLAUDEL 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a la escultora Camile Claudel, fue una gran artista francesa que tuvo la suerte o la fatalidad -según se mire- de conocer al afamado escultor Auguste Rodin, que le marcó su carrera y su atormentada vida, especialmente sus últimos 30 años que pasó en un manicomio hasta su muerte, repudiada injustamente hasta por su su propia familia.


 000_1441052176_576133

Aprovechando la primera exposición monográfica dedicada en Madrid a Camille Claudel, la gran escultora de fin de siglo, recordada como la alumna y amante de Rodin. Teniendo en cuenta que la obra de Camille Claudel está estrechamente ligada a su escultura, la muestra se completa con numerosos documentos y fotografías originales, entre los que destacan las apasionadas cartas de amor y reproche entre Camille Claudel y Rodin.


 12portrait_of_camille_claudel_by_rodin

Portrait of Camille Claudel by Rodin.

Camille Claudel es, sin duda, un personaje fascinante y una artista de excelente calidad. Su trágico destino como alumna y amante de Rodin la ha convertido en una auténtica leyenda, en la imagen de una mujer víctima de un maestro despótico, de una familia ingrata y de una sociedad cerrada y misógina.

Su atormentada existencia no esconde, sin embargo, la calidad de su producción y la extraordinaria modernidad de sus obras. Camille Claudel revolucionó, junto a su maestro Rodin, la expresión escultórica de su tiempo. Fue una de las pocas mujeres artistas de ese momento que tuvo acceso a modelos desnudos. Su exquisita habilidad técnica le permitió zafarse del academicismo para dotar a sus figuras de emoción y vitalidad. Sus primeras obras llevan el sello indiscutible de Rodin, pero, en las piezas consagradas de este artista, también advertimos claramente la influencia de Camille. Cuentan, sin embargo, que Rodin temía que Camille le hiciese sombra y nunca la ayudó a salir adelante. El otro gran hombre en la vida de Camille, su hermano Paul Claudel, no pudo soportar la relación de ésta con su maestro, y se alejó de ella para siempre:

    "Todos esos maravillosos dones que la naturaleza le había otorgado no han servido más que para traerle la desgracia", decía su hermano.

Sola y sin recursos, Camille se sumió en una crisis depresiva y empezó a destruir sistemáticamente todas sus obras. En 1913, su familia la encierra en el sanatorio psiquiátrico de Montdevergues, de dónde no saldrá jamás. Gracias a unos documentos encontrados recientemente, sabemos que a su ingreso se le diagnosticó "una sistemática manía persecutoria", acompañada de "delirios de grandeza", por los que se creía víctima de "los ataques criminales de un famoso escultor".

Lúcida y desesperada, Camille escribió numerosas cartas durante su encierro, exigiendo a gritos que la liberaran. Nunca salió de allí. Murió 30 años después.

Espero que la información e imágenes recogida en distintos medios, sea interesante para los aficionados al arte, y en lo posible contribuya en su divulgación.




 02_1441043042_621127

La exposición monográfica dedicada en España en 2007 a Camille Claudel en Madrid, reúne prácticamente la totalidad de la producción de esta artista, gracias a la colaboración de la familia Claudel, de diversas colecciones públicas y privadas y, fundamentalmente, del Musée Rodin de París. De esta manera, las cerca de un centenar de esculturas reconstruyen la poderosa producción, trágica y delicada, de Camille Claudel.

La muestra ha sido realizada en colaboración con el Musée Rodin de París, después de su clausura en Madrid, ésta se presentará en el citado museo francés, del 15 de abril al 20 de julio de 2008.


 000_1441042986_276998

Dos obras Camille Claudel de la exposición.

Más info de la Exposición Camille Claudel en la Fundación Mapfre



UN POCO DE HISTORIA:

00_1441042776_243177Camille Claudel (1864-1943). Desde su infancia en Champagne Camille fue una apasionada de la escultura; jugaba con el barro y esculpía a las personas que la rodeaban, como a su hermano Paúl y a su sirviente Helene. Llegó a París en 1883 con el fin de perfeccionar su arte e ingresa en la academia Colarussi. En 1882 es aceptada por Paul Dubois, director de la Escuela Nacional de Bellas Artes.

Camille Claudel, pasó los 30 últimos años de su vida en el manicomio de Montdevergues. Allí murió sola. Abandonada por todo el mundo, incluida su familia. Camille Claudel, cargaba a sus espaldas 79 años de una vida tan dramática como fascinante. Y aún tendría que transcurrir mucho tiempo para que se reconociera su talento como escultora. Sobre todo, para que su personalidad artística volara por encima de su relación con Auguste Rodin. Su maestro. Su amante. Un genio déspota y ventajista, de la que Claudel fue víctima. Como lo fue de su familia ingrata y de la sociedad misógina y envidiosa de la época...

Una exposición en la Fundación Mapfre de Madrid, con cerca de un centenar de obras, una de las mayores organizadas hasta la fecha sobre la artista, arroja luz acerca de la obra y la tortuosa personalidad de Claudel. De un paseo por sus salas se extraen muchas conclusiones sobre su obra y sobre su persona. En el imaginario colectivo, ella conserva las trazas sensuales de la actriz francesa Isabelle Adjani, quien la resucitó para el cine en La pasión de Clamille Claudel (1988), de Bruno Nuytten, con Gerard Depardieu como Rodin. Las fotografías descubren una mujer de deslumbrantes ojos verdes con aura dorada y una infinita tristeza.

Hija de una familia pequeño burguesa, desde muy joven mostró gran facilidad para crear formas con sus manos. Trabajar y moldear todo tipo de materiales. Pero el talento natural no fue suficiente y buscó la maestría de la técnica en un taller.

Pese a que la familia se opuso al sueño de la hija de convertirse en artista, su hermano menor, Paul, escritor y único amigo, consiguió que sus padres autorizasen la entrada de su hermana en un taller. Y que fuera nada menos que en el de Auguste Rodin.

En aquella época, Camille Claudel rondaba los 20 años y se encontraba en la plenitud de su belleza y de la fuerza creativa. Rodin y su alumna se hicieron amantes inmediatamente. Y los tormentos amorosos no tardaron en llegar. No es sólo que él fuese un hombre casado y promiscuo, sino que incluso tenía una "amante estable", Rose Beuret, que se convertiría en gran enemiga y pesadilla recurrente en la vida de Camille. La relación duró casi diez años. Y los ataques de celos y peleas fueron públicos y constantes.


 3camille_claudel_y_jessie_lipscomb_en_el_taller_de_rodin_ca_1899

Camille Claudel y Jessie Lipscomb en el taller de Rodin, c. 1899

Ella aprendió rápidamente y Rodin le permitió participar en muchas de sus grandes esculturas. Aunque, temeroso de su personalidad y talento arrasadores, intentaba rebajar su protagonismo en el estudio. Camille dejó escrita en su correspondencia de la época que él se aprovechaba de ella, que las obras que presentaba como propias eran producto de su talento menospreciado.

También hubo lugar para otros reproches. Por ejemplo, las vejaciones y humillaciones a las que le sometió Rodin, que solía exhibirse con otras mujeres delante de ella. Entre esta correspondencia hay una carta de Rodin, incluida en la exposición, en la que él deja por escrito la promesa, mil veces rota, de que ella sería la única mujer en su vida.


 14auguste_rodin_camille_claudel_con_casco_resina

Camille Claudel con casco, resina, obra de Auguste Rodin. Museu Afro Brasil

Obsesionada por el amor, Camille fue convencida por Rodin de abortar cuando quedó embarazada. De nuevo, le prometió que iba a abandonar a Rose Beuret. Todo fue mentira de nuevo y Camille, profundamente humillada, abandonó a Rodin. La artista, entonces, se encerró en su propio estudio y esculpió incansable cabezas de niños. La mayor parte de éstas fueron destrozadas inmediatamente. Los vecinos de su taller la oían aullar todo el día. Camille perdió su bellleza y su única relación fueron las decenas de gatos que vagabundeaban por el estudio.

Una tarde, tres enfermeros echaron la puerta abajo y le colocaron una camisa de fuerza. Por orden de su familia, fue ingresada en un sanatorio psiquiátrico próximo a París. Nunca más volvió a esculpir nada. Se le diagnosticó "una sistemática manía persecutoria acompañada de delirios de grandeza". Al final de su vida recuperó la cordura. Nadie la reclamó.


 10plaque_camille_claudel_19_quai_de_bourbon_paris_4

Placa en el nº 19 del quai de Bourbon, París 4 º: la memoria de los lugares. Camille Claudel (1864-1943), escultor, vivió y trabajó en este edificio, la planta baja, de 1899 a 1913. En esa fecha terminada su breve carrera como artista y comenzó la larga noche de internamiento. "Hay siempre algo que falta me atormentes." (Carta a Rodin, 1886)

Superviviente de su leyenda. No fue el primero ni será el último caso de una leyenda que oscurece la obra de una artista. Si Frida Kahlo, por ejemplo, fue víctima del espectáculo de su vida junto a Diego Rivera, la existencia de la escultora francesa Camille Claudel se asemejó tanto a un culebrón, que durante muchos años el reconocimiento de su obra no estuvo a la altura de sus logros.


 4camille_claudel_s_m_morial_in_montfavet_cimetery_avignon_vaucluse_france

Camille Claudel's mémorial, in Montfavet cimetery, Avignon, Vaucluse, France.



Algunas obras


 camille_claudel

... Aquel primer encuentro en el taller de Rodin, rodeada de figuras a medio terminar, el polvo flotando en el aire, y vestida con el amplio jubón que utilizaba para esculpir, fue impactante para el ya maduro artista de barba rojiza y ojos miopes. Camille le deslumbró. "Una frente espléndida sobre unos magníficos ojos de un azul tan extraño que difícilmente se encuentra fuera de las portadas de las novelas", diría de ella su hermano, el poeta Paul Claudel, en 1951.

Pero no sólo fue su belleza, sino que le fascinó su obra. Nada más ver sus yesos descubrió en ella un alma gemela, alguien que como él vivía por y para los perfiles. Alguien que, como él, se zafaba del academicismo para liberar las figuras, dotarlas de movimiento y emoción, transformando poses clásicas en nuevas formas de poderosa vitalidad.

No pasó mucho tiempo antes de que Rodin le propusiera trabajar en su taller. Era la única mujer entre sus alumnos, y rápidamente se convirtió en objeto de guiños y sonrisas, desde que se hizo evidente el magnetismo que ejercía sobre el maestro. Su rostro, su talle, sus formas, pronto fueron reconocibles en las esculturas de Rodin, para escándalo de su familia. Antes musa que modelo y amante.


 13auguste_rodin_par_camille_claudel_mus_e_rodin_8026456955

Auguste Rodin por Camille Claudel (Musée Rodin)


 05_1441048954_841547

Obra de Camille Claudel


 06_1441049016_417175

Obra de Camille Claudel


 08_1441050328_470649

"L'Âge mûr", 1899, bronze, fonte Frédéric Carvilhani, après 1913, Musée Rodin, Paris, France. Obra de Camille Claudel


 23sakountala

Sakountala, mármol blanco. Obra de Camille Claudel

La obra de la escultora, muy cercana a la de su maestro, no es nunca una mera copia. Se produce entre ambos un clima de colaboración y enfrentamiento que enriquece la labor mutua. Frecuentan juntos los ambientes artísticos y culturales más importantes del París de la época y pasan juntos largos períodos fuera de la ciudad, pero Rodin está unido sentimentalmente a otra mujer, Rose Beuret.


 24sakountala

En 1888 Camille realiza uno de sus mejores trabajos: Sakountala (en mármol blanco), que encierra además un gran significado personal. Esta basada en un drama indú escrito por Kalidasa, y representa al rey Dusyanta de rodillas pidiéndole perdón a su amante, la bella y pura Sakountala, por no haber cumplido su promera de reconocerla a ella y a su hijo. La pieza forma una unidad sólida y firme, de gran cohesión y sencillez plástica.


 08_1441049357_849067

 08_1441050132_666335

La edad madura (segunda versión), 1899. Obra de Camille Claudel


 21_1441051652_626855

La edad madura, bronce, 1898. . Obra de Camille Claudel

De 1898 es uno de sus trabajos más ambiciosos, el grupo escultórico La edad madura (en bronce), realizado en el momento de su definitiva ruptura con Rodin. Es una alegoría que consta de tres figuras, y muestra a un hombre que es llevado por una anciana, alejándolo de una mujer joven arrodillada e implorante, es evidente el sentimiento de abandono ante la separación de su amante. Pero más allá de su historia personal, Camille Claudel realiza una obra simbólica que invita a una meditación sobre las relaciones humanas. El grupo puede interpretarse como una alegoría del tiempo que conduce inexorablemente al hombre de la juventud perdida para siempre a la vejez anunciadora de la muerte.


 22camille_claudel_el_abandono_1905_museo_sta_cruz_poitiers

El Abandono, 1905. Museo Sta Cruz, Poitiers. Obra de Camille Claudel

En 1905 realiza su última gran escultura, titulada El abandono (en bronce), donde retomaría el tema de Sakountala. A simple vista ambas parecen casi iguales, sin embargo son muy diferentes, no solo porque El abandono es de menor tamaño, sino porque se aleja de Sakountala en su solidez y cohesión. Esta vez, algunas partes parecen no respetar las proporciones geométricas y el espacio virtual de la escultura. Mucho menos la proporción de la figura humana. A Camille ya no le interesa respetar a su maestro, ya no cree en su amante, se siente perseguida, finalmente, por su Deseo.


 9sculpture_pers_e_et_la_gorgone

Sculpture Persée et la Gorgone. Obra de Camille Claudel


 1la_petite_ch_telaine_de_camille_claudel

La petite châtelaine de Camille Claudel


 15claudel_paul_claudel_ra941

Claudel Paul Claudel, 1895. Obra de Camille Claudel


 17_mus_e_rodin_camile_claudel_la_vague

La Vague, 1897. Musée Rodin. Obra de Camille Claudel


 19la_valse

 18la_valse

El vals por Camille Claudel, protegido, Musa y amante de Rodin. Concebido en 1889 y en 1905 con la marca de la fundición "Eugène Blot". Esta es la primera de las tesis de moldes de bronce y tiene una pátina dorada.


 20el_vals

En 1895, Camille Claudel termina El Vals, una escultura en bronce de la que logra arrancar un dinamismo sorprendente. La pareja de bailarines que la constituyen apenas se sostienen. Casi salen del espacio virtual de la escultura rompiendo sus ataduras con la roca para alejarse a danzar libremente por el salón imaginario. La tensión aumenta por el modo en que en un juego de ilusión perfecto los rostros de ambos amantes se entre tocan.









 16la_france_ou_saint_georges_par_auguste_rodin_001

La Francia o Saint-Georges, bronce de Auguste Rodin. Un retrato de Camille Claudel, ejecutado por Auguste Rodin en la década de 1880, habría servido como modelo para esta escultura. Museo de Bellas Artes de Dijon


 07_1441049136_274567

Vue de l'exposition "Camille Claudel (1864-1943). Au miroir d'un art nouveau", au Musée d'Art et d'Industrie de Roubaix (2014-2015).



 camille

Retrato de Camile Claudel

Enlace dedicado a Camile Claudel
 


Pues esto es todo amigos, espero que este trabajo recopilatorio dedicado a a escultora Camile Claudel, fue una gran artista francesa que tuvo la suerte o la fatalidad -según se mire- de conocer al afamado escultor Auguste Rodin, que le marcó su carrera y su atormentada vida, especialmente sus últimos 30 años que pasó en un manicomio hasta su muerte, repudiada injustamente hasta por su su propia familia.



Fuentes y agradecimientos: elpais.com, exposiciones.fundacionmapfre.org, nuestracovacha.blogspot.com, cadenaser.com, carlosianni.com.ar y otras de Internet
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Tuesday, 09 February 2016, 10:24; edited 8 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CAMILLE CLAUDEL 
 
J.Luis gracias por este nuevo escultor Camille Claudel.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educación hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
 
xerbar Send private message Visit poster's website
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CAMILLE CLAUDEL 
 
Xerbar, Camille Claudel fue una escultora..., aunque también fue victima del machismo de su época, empezando por su maestro y amante Rodin, que la mandó al manicomio -en connivencia con su familia-, donde se pudrió durante 30 largos y trájicos años.


Poco a poco ya tenemos ya 30 escultures en nuestra Galería de arte, lástima que hasta el momento no sea muy conocida..., pues francamente yo que visito otros foros relaccionados con el arte, en ninguno tienen tanta variedad y cantidad como en el nuestro.





Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CAMILLE CLAUDEL 
 
J.Luis no me di cuenta de que era mujer.    En cuanto a lo que comentas de la galería estoy seguro que hoy por hoy es la mejor galería que existe en internet en el mundo y gracias a ti.  

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educación hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
 
xerbar Send private message Visit poster's website
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CAMILLE CLAUDEL 
 
Camille Claudel, el orgullo de la locura


Juliette Binoche encarna a la escultora en un filme que recrea su ingreso en el manicomio de Montdevergues. Fue enterrada en una fosa común hace 70 años


 user_50_01_1384775137_955478

Juliette Binoche, en 'Camille Claudel 1915'.

Camille Claudel (Fère-en-Tardenois, 1864-Montdevergues, 1943), la escultora amante de Auguste Rodin que enloqueció por desamor, la alumna cuyo talento fue manipulado por su maestro, la bella abandonada y humillada, la mujer artista pateada por los poderes masculinos; en definitiva, una de las forjadoras modernas de ese arquetipo femenino orgulloso, romántico y cruel, de la hermosa perturbada. Isabelle Adjani sucumbió en 1989 al personaje y lo encarnó, junto a Gérard Depardieu, en la película de Bruno Nuytten Camille Claudel y ahora es otra monarca del cine europeo, Juliette Binoche, quien se emparenta con la leyenda de la artista en Camille Claudel 1915, escrita y dirigida por Bruno Dumont, y que se estrena en España el próximo viernes.

Hasta ahí las coincidencias entre una y otra película. La de Binoche y Dumont, minimalista y atroz, se detiene en un punto sin retorno: el primer año de encierro de la escultora en el manicomio de Montdevergues, cerca de Aviñón, de donde ya jamás saldría. “Con 16 años leí una biografía suya que me tocó tan profundamente que me pasé la juventud con una foto suya junto a mi cama”, explica en conversación telefónica Binoche. “De alguna manera siempre fue una presencia familiar para mí. La idea de interpretarla sin embargo era lejana al existir ya la película de Isabelle Adjani. Sinceramente, pensé que nunca la haría”.

Nunca hay que subestimar la tenacidad de una actriz como Binoche: se salió con la suya desmarcándose totalmente del referente cinematográfico anterior e indagando en el tramo final de la vida de la escultora, que malvivió en Montdevergues casi 30 años. Allí perdió su libertad, su belleza y su arte y allí murió un otoño de hace ahora 70 años. Su cuerpo fue enterrado en una fosa común con otras locas sin cumplir su único sueño, descrito así por ella en una carta a su hermano Paul: “Estoy aburrida de esta esclavitud. Me gustaría estar en mi casa y cerrar bien la puerta. No sé si podré realizar este sueño, estar en mi casa”.


 user_50_02_1384775738_170269

Camille Claudel / Johansen Krause

Esas cartas son el único guion que Binoche ha utilizado para preparar su personaje. “Yo tenía que adivinar las secuencias. Igual que Camille no sabía lo que le iba a pasar, yo tampoco. Mis únicos papeles fueron las cartas con su hermano. Camille tenía un mundo interior que yo quería hacer visible, en su cabeza no paran de ocurrir cosas y esas sensaciones, que no se dicen, era importante ponerlas en contacto con el espectador. Era una artista y, como para cualquier creador, la observación era fundamental en su rutina diaria”.

La soledad y la desesperación se hacen presentes de manera sutil en un filme casi gris y casi mudo. “No quería convertir su locura en una caricatura, ella sufría crisis, pero también era una mujer sana. Tenía rachas que iban y venían. Poder expresar con equilibrio su paranoia era muy importante para mí”.

De la mano, Binoche-Claudel se pasean por el manicomio sin apenas hablar, en un delicado trabajo realizado con actores naturales (excepto la protagonista, todas son las internas de un manicomio real) cuya inquietante presencia multiplica la fuerza de lo que se intuye. “Antes de rodar pasamos dos o tres semanas conviviendo con las internas en su espacio. Algunas me llamaban directamente Camille y otras Juliette, aunque todas sabían que yo era actriz. Establecimos un juego muy bonito”.

Recluida a la fuerza, la única rebelión posible de Camille Claudel, su único poder, era negarse a sí misma y por tanto dejar de crear. Lo hizo. Y en los últimos 30 años de su vida no volvió a esculpir. “Camille no quiso volver a crear porque hacerlo hubiese sido dar la razón a los que la mantenían encerrada. Ella se resistió, fue su manera de mantener el control y de mandarles, finalmente, a la mierda”.

La actriz confiesa que no fue sencillo encarnar a una mujer ante el espejo deforme de la locura: “Al principio del rodaje fue difícil porque yo me sentía atrapada por Camille. Me despertaba por las noches aterrada, muerta de miedo. Pero al final fue todo lo contrario, me sentía enormemente feliz. Disfruté mucho toda la recta final y cuando terminamos la película viajé al lugar donde ella había nacido, el lugar al que añoraba volver y al que su familia jamás le permitió regresar. Yo sentía la necesidad de cerrar el círculo por ella. Su recuerdo me obligó a ir hasta el lugar que añoró hasta su muerte. Allí vive un descendiente de su hermano y me gustó conocerlo, hablar con los suyos y visitar la casa familiar. Fue una buena decisión”.

Binoche asegura que no teme pasarse con su trabajo, que si pierde la cabeza nunca será por eso. “Quizá con alguna relación sentimental he podido ir más allá de la razón, es lo más cerca que he estado de este tipo de desequilibrio, pero no con mi trabajo. Al revés, mi trabajo es el que me ha permitido canalizar bien mis emociones hasta llegar a ser una persona, se lo aseguro, bastante calmada y paciente. Es un regalo que me serena”.

Esa misma serenidad que le negaron a una artista amordazada hasta la muerte. Hay una foto terrorífica de Camille Claudel en el manicomio de Montdevergues. No queda rastro de su belleza. Es una anciana prematura con una mueca desagradable en la cara. Imposible reconocer en ella a la joven viva y furiosa que Paul Claudel describió en Mi hermana Camille: “¡No, que esa muchacha desnuda es mi hermana! Mi hermana Camille. Implorante, humillada, arrodillada, esa soberbia, esa orgullosa, así se ha representado a sí misma. ¡Implorante, humillada, arrodillada y desnuda! ¡Todo ha terminado!”.

elpais.com



 

Debió ser muy apasionante la vida que llevó Camille Claudel, la escultora amante del también escultor y mítico Auguste Rodin. Aunque su final debió ser muy tragico. Con un final desgarrador. Algunos artistas es lo que tienen, viven la vida tan al límite que muchas veces lo sobrepasan, fue el caso de estos artistas.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: CAMILLE CLAUDEL 
 
Camille Claudel sale del purgatorio

Un nuevo museo dedicado a la escultora francesa la desliga de la sombra de Rodin, su maestro y amante



 01_1491837527_549825
 
'La edad madura' (1902), de Camille Claudel.

Llevaba décadas en el purgatorio del arte, pero la obra de esta escultora de mirada ausente y biografía agitada, erigida en mártir sentimental y heroína prefeminista, cobra por fin atención por méritos propios. Es decir, por su innovación formal y no por su vinculación a Auguste Rodin, quien fuera su maestro y amante. Desde hace dos semanas, Camille Claudel cuenta con un museo propio en Nogent-sur-Seine, el pueblo donde residió siendo adolescente, a un centenar de kilómetros al este de París. Esta pintoresca localidad de 6.000 habitantes emerge entre los viñedos de la Champaña, pegada al curso del Sena y repleta de fachadas con las vigas de madera a la vista. Solo una central nuclear, cuya silueta irrumpe al fondo del paisaje, quita lustre a esta idílica postal.

En 2008, el Ayuntamiento de Nogent adquirió la casa donde Claudel (Fère-en-Tardenois, Francia, 1864 - Montfavet, 1943) vivió entre 1876 y 1881, que se encontraba en estado de semiabandono, y decidió adosarle un nuevo edificio de contornos diáfanos para crear un centro de arte de 2.500 m2. El nuevo museo concentra 43 piezas firmadas por Claudel, casi la mitad de su producción conocida, que lo convierten en depositario de la mayor colección de la escultora en todo el mundo. El primer contacto de Claudel con el arte se produjo en este preciso lugar. Fue el escultor Alfred Boucher, que procedía de la región, quien detectó su talento y la incitó a seguir. Empeñada en dedicarse a una disciplina aún menos feminizada que la pintura, convenció a sus padres para que se mudaran a París. Allí tuvo que formarse en una academia privada, ya que la Escuela de Bellas Artes no admitió a mujeres hasta 1896. Fue Boucher quien le presentó a Rodin, que no tardó en aceptarla como aprendiz.

La conexión entre ambos no fue solo sentimental, sino también artística. Su primera escultura conocida, La vieja Hélène, fechada en 1881, dos años antes de su encuentro con el maestro, ya revela parecidos razonables, como sus tics expresionistas y el hecho de que la modelo fuera una persona corriente. En una vitrina contigua, ambos retratan a mujeres en cuclillas, que adoptan posturas rayanas con el contorsionismo, rompiendo con el neoclasicismo que predominaba en la época. Como era habitual en su tiempo, sus protagonistas aparecen desnudas. La diferencia es que ellos no retrataron a diosas grecorromanas, sino a personas anónimas. Sin coartada mitológica, el escándalo estuvo servido.


 16_1491837621_824414

El nuevo museo dedicado a Camille Claudel. / marco illuminati


Diálogo entre iguales

El nuevo museo apuesta por una tesis novedosa: la relación entre ambos no fue de subordinación, sino un diálogo entre iguales. “Se cree que ella fue una discípula sin ninguna originalidad, cuando en realidad contó con un lenguaje propio”, afirma la directora del museo, Cécile Bertran, destacando su trabajo sobre el movimiento y los matices, además de la exuberancia expresiva que prestó a barbas y cabelleras. “Le enseñé dónde encontrar oro. Pero el oro que ha encontrado es solo suyo”, reconoció Rodin al final de su vida.

El recorrido es riguroso y evita las explicaciones anecdóticas, aunque no siempre consiga separar vida y obra. En La edad madura, firmado poco después de su traumática separación, Claudel representa a un hombre que avanza hacia la vejez, dejando atrás a una joven que le suplica de rodillas que no se vaya. Algo más allá, en dos esculturas distintas, los dos retratan a parejas en estado de fusión. Pero mientras él esculpe a un hombre erguido y autoritario, era prefiere colocarlo de rodillas. “Nuestro objetivo principal es dar a conocer a Claudel más allá de esa dimensión biográfica, pero es cierto que, a veces, cuesta separar vida y obra”, admite Bertran.

A partir de 1898, la ruptura se consuma. El lenguaje escultórico de Claudel cambia entonces radicalmente. Crea obras íntimas e inclasificables, influidas por el art nouveau y las formas de la naturaleza, en algún punto entre la escena de género y la alegoría universal. En 1913, tras distintas crisis, Claudel es internada en un manicomio, del que no saldrá hasta su muerte. Allí dejará de esculpir, convencida de que su antiguo amante la espía para robarle sus ideas. Un siglo más tarde, la historia del arte ha terminado por encontrar un hueco a esta artista maldita. La ironía del destino es que la inauguración del museo, varias veces retrasada desde 2014, termine coincidiendo con el centenario de Rodin.



Heroína trágica gracias al cine


 15_1491837730_861025
 
Izia Higelin y Vincent Lindon, en la película.

La obra de Claudel fue revaluada durante los años ochenta, cuando los estudios y las exposiciones sobre la edad dorada de la escultura francesa que supuso el siglo XIX hicieron aumentar el interés por su producción. Pero, si el personaje es conocido hoy, tal vez es gracias a las adaptaciones cinematográficas inspiradas en su vida. En el pasado, estrellas como Isabelle Adjani y Juliette Binoche la han interpretado en el cine.

En una nueva biografía de Rodin, dirigida por Jacques Doillon, que se estrenará a finales de mayo en Francia, Claudel cobra los rasgos de la joven Izia Higelin, que comparte reparto con Vincent Lindon en el papel de su maestro y compañero. Para la directora del museo, Cécile Bertran, el cine ha sido un arma de doble filo para su posteridad: “La ha hecho muy conocida, pero presentándola como una heroína trágica que ha eclipsado a su propia obra”.

El recorrido es riguroso y evita las explicaciones anecdóticas, aunque no siempre consiga separar vida y obra. En La edad madura, firmado poco después de su traumática separación, Claudel representa a un hombre que avanza hacia la vejez, dejando atrás a una joven que le suplica de rodillas que no se vaya. Algo más allá, en dos esculturas distintas, los dos retratan a parejas en estado de fusión. Pero mientras él esculpe a un hombre erguido y autoritario, era prefiere colocarlo de rodillas. “Nuestro objetivo principal es dar a conocer a Claudel más allá de esa dimensión biográfica, pero es cierto que, a veces, cuesta separar vida y obra”, admite Bertrán.

A partir de 1898, la ruptura se consuma. El lenguaje escultórico de Claudel cambia entonces radicalmente. Crea obras íntimas e inclasificables, influidas por el art nouveau y las formas de la naturaleza, en algún punto entre la escena de género y la alegoría universal. En 1913, tras distintas crisis, Claudel es internada en un manicomio, del que no saldrá hasta su muerte. Allí dejará de esculpir, convencida de que su antiguo amante la espía para robarle sus ideas. Un siglo más tarde, la historia del arte ha terminado por encontrar un hueco a esta artista


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You cannot post calendar events