Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Iglesia De San Nicolás (Valencia)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Iglesia De San Nicolás (Valencia) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a la Iglesia de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir es probablemente el mejor ejemplo de convivencia de un templo de estructura gótica valenciana con su decoración barroca que encontraremos en Valencia (España). El templo es conocido como la 'Capilla Sixtina' valenciana. Los magníficos frescos son obra de Dionís Vidal y fueron diseñados por su maestro Antonio Palomino. El autor de las esculturas y la fastuosa decoración barroca son obra de Juan Pérez Castiel, también arquitecto, considerado como el gran introductor del barroco en Valencia.


 0esgl_sia_de_sant_nicolau_p1390932_1454516901_737718

Fue probablemente una de las primeras iglesias parroquiales fundadas en el siglo XIII, y presenta la planta habitual de una sola nave con seis capillas entre los contrafuertes y cabecera poligonal.

De su pasado gótico aún conserva la sencilla puerta de los pies, construida en la segunda mitad del siglo XV, con arquivoltas y un rosetón por encima de ella con un plato de carne en relieve, aludiendo a un milagro de San Nicolás. A la derecha de esta portada hay una capilla exterior cerrada con una verja que se llama del fossar, porque allí estaba antes el cementerio parroquial.

La otra puerta, que da a la plaza de San Nicolás, es, sin embargo, una recreación neogótica del siglo XIX, y por ella accedemos al interior, donde nos sorprenderá la fastuosa decoración barroca, atribuida a Juan Pérez Castiel y ejecutada entre 1690 y 1693, y, sobre todo, las pinturas al fresco diseñadas por Antonio Palomino y realizadas por Dionís Vidal, quien recubrió las bóvedas góticas con escenas de la vida de Nicolás de Bari y de Pedro de Verona, junto con Virtudes y Alegorías en arriesgados escorzos.


 01_1454516830_201384

La iglesia de San Nicolás recupera más de 1.400 metros cuadrados de frescos restaurados durante tres años y descubre un mural del siglo XVIII oculto bajo un manto de cal. Se aplica una novedosa técnica de clonado digital de imágenes para completar piezas dañadas. Se acaba de desmontar (02/02/2016) el andamiaje de uno de los trabajos de restauración más importantes de Europa. Lo es por dos motivos: por la envergadura del proyecto, 1.475 metros cuadrados de superficie pictórica (casi el doble que la Capilla Sixtina, de 800) y elementos arquitectónicos estructurales, y por las técnicas y tecnología empleadas.


 34esgl_sia_de_sant_nicolau_de_val_ncia_pintures_de_joan_de_joanes

Església de sant Nicolau de València, pintures de Joan de Joanes.

También es digna de destacar, también, la riqueza de los retablos de las capillas, donde se encuentran obras de Juan de Juanes, Fernando Yáñez de la Almedina, Jerónimo Jacinto Espinosa o José Vergara Gimeno.

Los alrededores de la iglesia tienen aún el sabor de la trama urbana antigua, de callejuelas tortuosas y plazas recoletas, por las que vale la pena deambular plácidamente, dejando que asomen a nuestro paso edificios históricos y rincones de regusto popular.

Espero que la recopilación que he conseguido de esta iglesia valenciana, os resulte interesante y sirva para divulgar la importancia espiritual y cultural que alberga.






Algunas imágenes de la Iglesia de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir de Valencia


 33esgl_sia_de_sant_nicolau_de_val_ncia_arc_de_la_volta_i_frescos

 11pinturas_al_fresco_de_la_iglesia_de_san_nicol_s_dise_ados_por_antonio_palomino_y_ejecutados_de_dion_s_vidal

 14detall_dels_frescos_de_la_volta_de_l_esgl_sia_de_sant_nicolau_val_ncia

 35finestra_i_lluneta_amb_frescos_de_l_esgl_sia_de_sant_nicolau_val_ncia

 15esgl_sia_de_sant_nicolau_de_val_ncia_detall_dels_frescos

 17finestra_al_costat_de_l_altar_major_esgl_sia_de_sant_nicolau_de_val_ncia

 19frescos_de_la_volta_del_presbiteri_esgl_sia_de_sant_nicolau_val_ncia

 18frescos_a_una_lluneta_de_l_esgl_sia_de_sant_nicolau_val_ncia

 20frescos_de_les_voltes_de_l_esgl_sia_de_sant_nicolau_de_val_ncia

 21frescos_de_dion_s_vidal_de_la_volta_de_l_esgl_sia_de_sant_nicolau_val_ncia

 22lluneta_amb_frescos_de_l_esgl_sia_de_sant_nicolau_de_val_ncia

 24voltes_de_l_esgl_sia_de_sant_nicolau_de_val_ncia

 25voltes_de_l_esgl_sia_de_sant_nicolau_val_ncia

 26volta_del_presbiteri_de_l_esgl_sia_de_sant_nicolau_val_ncia

 36_interior_de_l_esgl_sia_de_sant_nicolau_de_val_ncia

Pinturas al fresco -antes de ser restauradas- de la Iglesia de San Nicolás, diseñados por Antonio Palomino y ejecutados de Dionís Vidal.


 12detalle_del_altar_mayor_de_la_iglesia_de_san_nicol_s

Detalle del altar mayor de la Iglesia de San Nicolás


 13capella_de_la_comuni_de_l_esgl_sia_de_sant_nicolau_de_val_ncia

Capella de la Comunió de l'església de sant Nicolau de València.


 27_c_pula_de_la_capella_de_la_comuni_esgl_sia_de_sant_nicolau_val_ncia

Cúpula de la capella de la Comunió, església de sant Nicolau, València.


 28escut_a_la_capella_de_la_comuni_de_l_esgl_sia_de_sant_nicolau_val_ncia

Escut a la capella de la Comunió de l'església de sant Nicolau, València.


 32esgl_sia_de_sant_nicolau_de_val_ncia_altar_major_i_volta

Església de sant Nicolau de València, altar major i volta.


 41p_lpit_de_l_esgl_sia_de_sant_nicolau_val_ncia

Púlpit de l'església de sant Nicolau, València.


 44santa_ana_la_virgen_y_el_ni_o_pol_ptico_de_san_nicol_s_c_1511_12_leo_sobre_tabla_149_x_78_cm_valencia_parroquia_de_san_nicol_s_de_valencia

Santa Ana, la Virgen y el Niño, políptico de San Nicolás, c. 1511-12, óleo sobre tabla, 149 x 78 cm. Valencia, Parroquia de San Nicolás de Bari, de Valencia. Obra de Fernando Yáñez de la Almedina.


 39retaule_de_la_crucifixi_de_l_esgl_sia_de_sant_nicolau_val_ncia

 40retaule_de_la_crucifixi_esgl_sia_de_sant_nicolau_de_val_ncia

Retaule de la crucifixió, església de sant Nicolau de València. Oli sobre taula pintat per Vicent Macip i els seu fill Joan Vicent Macip (Joan de Joanes), segle XVI. El marc i les motllures són de l'any 2000, quan es va restaurar i integrar al culte. Al centre del retaule hi apareix un Crist crucificat, talla de fusta policromada d'autor anònim. A la part dreta, Joan l'Evangelista i Maria Magdalena; a l'esquerra apareix la mare de Déu entre Maria de Clopas i Maria Salomé. A l'àtic del retaule hi ha l'aparició de Crist ressuscitat a sa mare, acompanyat pels justos, entre els quals s'identifiquen a Adam i Eva, el Bon Lladre i els patriarques. A la predel·la apareixen escenes de la Passió: oració a l'hort, captura, flagel·lació, trobada amb Maria camí al calvari i sepultura. A la polsera hi apareixen el Pare etern i l'Esperit Sant, sant Josep i sant Vicent Ferrer, sant Nicolau Bisbe i sant Sebastià màrtir, Sant Pere màrtir i sant Cristòfol màrtir.


 42sagrari_de_l_altar_major_esgl_sia_de_sant_nicolau_de_val_ncia

Sagrari de l'altar major, església de sant Nicolau de València.


 43_sant_josep_d_ignasi_vergara_gimeno_a_l_esgl_sia_de_sant_nicolau_de_val_ncia

Sant Josep d'Ignasi Vergara Gimeno a l'església de sant Nicolau de València. Segon terç del segle XVIII.


 38part_superior_del_retaule_major_i_frescos_esgl_sia_de_sant_nicolau_de_val_ncia

Part superior del retaule major i frescos, església de sant Nicolau de València.


 37_interior_de_l_esgl_sia_de_sant_nicolau_val_ncia

Interior de l'església de sant Nicolau, València.


 30esgl_sia_de_sant_nicolau_de_val_ncia_campanar

Església de sant Nicolau de València, campanar.


 31_esgl_sia_de_sant_nicolau_p1390931

Església Parroquial de Sant Pere Màrtir i Sant Nicolau Bisbe (València)


 29_esgl_sia_de_sant_nicolau_des_del_micalet_val_ncia

Vista de l'església de sant Nicolau des de la torre del Micalet, València.




Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a la Iglesia de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir es probablemente el mejor ejemplo de convivencia de un templo de estructura gótica valenciana con su decoración barroca que encontraremos en Valencia (España). El templo es conocido como la 'Capilla Sixtina' valenciana. El templo recupera más de 1.400 metros cuadrados de frescos restaurados durante tres años y descubre un mural del siglo XVIII oculto bajo un manto de cal. Se aplica una novedosa técnica de clonado digital de imágenes para completar piezas dañadas. Se acaba de desmontar (02/02/2016) el andamiaje de uno de los trabajos de restauración más importantes de Europa. Lo es por dos motivos: por la envergadura del proyecto, 1.475 metros cuadrados de superficie pictórica (casi el doble que la Capilla Sixtina, de 800) y elementos arquitectónicos estructurales, y por las técnicas y tecnología empleadas..



Fuentes y agradecimientos: es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, pintura.aut.org, flickr.com, elmundo.es y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Sabado, 06 Febrero 2016, 11:13; editado 6 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Iglesia De San Nicolás De Bari Y San Pedro Mártir (Valencia) 
 
Restauración de los frescos de la iglesia de San Nicolás de Valencia



La restauración de las pinturas murales y esculturas de la parroquia San Nicolás comienza el próximo martes

Los andamios han sido ya instalados para la primera fase de obras que durará seis meses




 000_1454519573_152276

VALENCIA, 9 ENE 2013. La restauración de las pinturas murales del siglo XVII y esculturas de la nave central de la iglesia de San Pedro Mártir y San Nicolás Obispo de Valencia comenzará el próximo martes, según ha indicado hoy a la agencia AVAN la responsable del proyecto, la catedrática de la Universitat Politécnica de València (UPV), Pilar Roig. Los andamios han sido ya instalados en la parte sur del templo, desde donde se iniciarán los trabajos que, en una primera fase, abarcarán seis meses. Después, “poco a poco se irán moviendo a medida que vayan concluyendo los trabajos y comiencen las siguientes etapas”, ha precisado.

La restauración abarcará las pinturas al fresco de la nave central, diseñadas por Antonio Palomino y realizadas entre 1694 y 1701 por su discípulo Dionís Vidal. Estas pinturas, que recubrieron las bóvedas góticas originales, muestran escenas de la vida de San Nicolás de Bari y de San Pedro mártir de Verona, junto con distintas alegorías. Desde principios del mes de enero, el equipo restaurador ha habilitado el espacio y el dispositivo con todo el material necesario para comenzar las obras, que tendrán seis fases y una duración total prevista de 20 meses.

Los trabajos contarán con el asesoramiento del director de la última restauración que se llevó a cabo en la Capilla Sixtina del Vaticano, Gianluigi Colalucci, “y en todo momento seremos respetuosos con la liturgia y celebraciones que acoja el templo”, ha añadido Roig. Cerca de 30 personas del Instituto Universitario de Restauración del Patrimonio de la UPV componen el equipo interdisciplinar que participará en este proyecto, cuyo presupuesto asciende a cerca de un millón de euros.
Para la realización de las obras, el pasado mes de diciembre, el Arzobispado de Valencia firmó un acuerdo con la Fundación Hortensia Herrero que colaborará en la restauración. En la firma participaron, además del arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, y de la presidenta de la Fundación, Hortensia Herrero Chacón, el rector de la Universidad Politécnica de Valencia, Francisco Mora, y el párroco de San Nicolás, Antonio Corbí.

Una superficie pictórica de 1.900 metros cuadrados

La Universitat Politècnica de València se encargará de llevar a cabo los trabajos, que “suponen la conservación de uno de los bienes de mayor interés artístico y cultural de la Comunitat Valenciana”. Será un equipo de especialistas del Departamento de Conservación y Restauración de Bienes Culturales, dirigidos por la catedrática Pilar Roig, quien llevará a cabo la intervención. El templo, de estructura gótica del siglo XV y decoración barroca del siglo XVII, fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1981.

Los trabajos comenzaron hace meses con un estudio previo que analizaba el estado de conservación de los frescos y del resto de la ornamentación de la nave de la iglesia. En este documento, los especialistas apuntaron un “preocupante deterioro en todo su conjunto”. En concreto, “las pinturas, que datan de finales del siglo XVII, sufrían un oscurecimiento generalizado de toda la superficie, tenían parte de su policromía alterada, zonas blanquecinas y manchas irregulares”, han añadido las mismas fuentes. Para confirmar este diagnóstico, el equipo de restauradores ha llevado a cabo, además, una serie de pruebas de limpieza. Estas catas han permitido “evaluar las posibilidades técnicas de las limpiezas y la eliminación de sedimientos (polvo, hollín y sales, principalmente)”. Las conclusiones apuntan “a que los trabajos serán complejos, graduales y selectivos”, señala el informe. En total, son más de 1.900 metros cuadrados de superficie pictórica distribuida en arcos, lunetos, pilastras, bóveda y atrio que presentan todo tipo de problemas: abolsamientos, pérdidas de cohesión, faltantes, repintes…

Propuesta de intervención

Con todo ello, el estudio propone una intervención centrada en cuatro procesos: la consolidación del soporte y del estrato pictórico (sellado de grietas y fisuras, micro-anclajes, y aplicación de aglomerante); las limpiezas (eliminación de polvo, materiales adheridos, y sales insolubles); el tratamientos de lagunas y la reintegración estética (reconstrucción volumétrica en tallas y ángeles, reintegración de lagunas en pintura y estucos), y los trabajos de apoyo (seguimiento y control de la restauración).

Junto al proceso de restauración pictórica se llevará a cabo el fortalecimiento arquitectónico del templo en los puntos de cubiertas, estructura y algunas partes de los exteriores de la iglesia. Estas obras, dirigidas por el arquitecto Carlos Campos, correrán a cargo de la empresa EMR (Estudio Métodos de la Restauración).

Ambas actuaciones suponen la segunda fase de una restauración general en la parroquia de San Nicolás que arrancó en 2012, cuando se rehabilitaron las fachadas neogótica y la de la Capilla de la Comunión (de estilo barroco) y se restauraron las vidrieras del templo.

Fundación Hortensia Herrero

La Fundación Hortensia Herrero impulsó el año pasado otras dos “importantes actuaciones” en la ciudad de Valencia: las rehabilitaciones de la iglesia de San Pedro Mártir y San Nicolás Obispo y la de la ermita de Santa Lucía. Además, hace unos meses anunció la restauración de la Virgen de los Desamparados y del Camarín de la Basílica.


 0esgl_sia_de_sant_nicolau_de_val_ncia_bastida_per_a_la_restauraci_dels_frescos_ocubre_de_2014

Església de sant Nicolau de València, bastida per a la restauració dels frescos (Ocubre de 2014)


sannicolasvalencia.com




----------------------------------------------------------------------------------



La restauración de los frescos de la iglesia de San Nicolás inicia su fase final



 000_1454519968_638846

Gianluigi Colalucci, restaurador de la Capilla Sixtina, visita las obras

El proyecto de restauración de los frescos de la iglesia de San Nicolás de Valencia, que coordina la Universitat Politècnica de València (UPV), con la colaboración del Arzobispado de Valencia y el apoyo de la Fundación Hortensia Herrero, ha iniciado su fase final y ha recibido hoy la visita de nuevo de Gianluigi Colalucci, restaurador de la Capilla Sixtina.

El equipo de restauradores, coordinado por la catedrática e investigadora del Instituto de Restauración del Patrimonio (IRP) de la UPV, Pilar Roig, “trabaja estos días en el último tramo del andamio correspondiente a la sexta crujía, que iconográficamente corresponde a las escenas finales de los dos santos titulares de la iglesia”, según han indicado hoy a la agencia AVAN fuentes de la Universitat Politècnica.

A la derecha del altar mayor “se representa la muerte de san Nicolás de Bari y, a la izquierda, la muerte de san Pedro de Verona”. En una de las alegorías “aparece la cara completamente repintada por el restaurador José Renau Montoro en 1920 y que en el proyecto de restauración se ha respetado al no haber debajo pintura original”, han añadido.


 0000_1454519992_911226

Según Pilar Roig, “apenas quedan semanas para concluir la restauración en lo alto del andamio y los resultados están siendo magníficos”. Esta intervención ha permitido sacar a la luz el original de Dionís Vidal, “unos frescos de gran calidad técnica y belleza cromática, así como los secretos que hasta ahora guardaba el muro hastial al estar cubierta la pintura original por una capa de cal”. Gracias al proceso de eliminación de dicha capa “van apareciendo escenas, descritas por Palomino y pintadas por Dionís Vidal, de gran valor artístico”, ha destacado Pilar Roig.

Asimismo, “la intervención que está llevando a cabo el Instituto IRP ha despertado el interés de diferentes universidades europeas”. De hecho, “en los últimos meses han visitado las obras y colaborado en ellas distintas expertas restauradoras de universidades de Malta, Suiza e Italia”.

Colalucci elogia el “excelente y rápido trabajo”

El equipo de la Politècnica de València ha recibido hoy una nueva visita del restaurador de la Capilla Sixtina y doctor honoris causa por la UPV, Gianluigi Colalucci. El restaurador italiano ha elogiado nuevamente el “excelente y rápido” trabajo realizado por el equipo interdisciplinar del IRP de la UPV en esta recta final. “Antes de la restauración, era imposible ver prácticamente nada; el trabajo realizado hasta hoy ha puesto al descubierto una riqueza cromática exquisita”.

Por su parte, Pilar Roig ha señalado que está previsto que en los próximos meses se inaugure una exposición que mostrará “los difíciles procesos seguidos en la restauración”. Además, los investigadores del IPR están trabajando también en un catálogo que recoja todas las innovaciones puestas en marcha en esta restauración, “gracias al gran apoyo económico y confianza depositada en dicho equipo por la Fundación Hortensia Herrero”, ha resaltado Pilar Roig.


 0000_1454520018_180211

Entre otras técnicas, en este proyecto los investigadores de la Universitat Politècnica de València han hecho uso de bacterias “educadas” en laboratorio para limpiar las obras de arte; rayos láser para la recuperación de zonas más resistentes a la limpieza; ultravioletas e infrarrojos que han permitido comprobar si había repintes o no; microemulsiones y geles quelantes; y estratigrafías para ver las capas de pinturas y materia acumuladas.

Académico correspondiente

Tras su visita a la iglesia de San Nicolás, Colalucci será nombrado esta tarde académico correspondiente en Roma de la Real Academia de Bella Artes de San Carlos. Asimismo, será el encargado de ofrecer la conferencia inaugural del curso en la Academia.



Pubicado el martes 27 de octubre de 2015 / archivalencia.org
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Miercoles, 03 Febrero 2016, 19:03; editado 1 vez 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Iglesia De San Nicolás De Bari Y San Pedro Mártir (Valencia) 
 
Cirugía de precisión en la 'Capilla Sixtina valenciana'
 

San Nicolás recupera más de 1.400 metros cuadrados de frescos y descubre un mural del siglo XVIII oculto bajo un manto de cal



 01_1454514719_817783

Panorámica del altar de San Nicolás, después de la restauración. Los frescos son obra de Dionís Vidal y fueron diseñados por su maestro Antonio Palomino. El autor de las esculturas y decoración barroca es obra de Juan Pérez Castiel, también arquitecto considerado como el gran introductor del barroco en Valencia.

El barrio del Carmen de Valencia es de monumentos y edificios singulares, pero más de gente. Tiene sus parados, sus jubilados que cogen las horas despacito y se mueven en bloque a todas partes, como la delantera de un futbolín, y el resto de la parroquia de cualquier barrio: extranjeros con puestos de verduras y jóvenes (o ya no tanto) puestos hasta arriba. Vamos, un barrio...

Justo ahí, en pleno centro histórico, en una plazuela con una luz que contrae las pupilas, a la que se accede solo andando, se acaba de desmontar el andamiaje de uno de los trabajos de restauración más importantes de Europa. Lo es por dos motivos: por la envergadura del proyecto, 1.475 metros cuadrados de superficie pictórica (casi el doble que la Capilla Sixtina, de 800) y elementos arquitectónicos estructurales, y por las técnicas y tecnología empleadas.

Hace menos de tres años, un equipo de la Universidad Politécnica de Valencia recibió el encargo de la Fundación Hortensia Herrero para embarcarse en un proyecto monumental. Con un presupuesto de 4,7 millones de euros, los especialistas debían devolver su esplendor no solo a las pinturas, sino también a las fachadas, las vidrieras y las capillas de la iglesia de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir.

"Al principio, la iglesia apenas tenía luz. Tenía problemas de estructura y las pinturas estaban completamente negras", explica Pilar Roig, catedrática e investigadora del Instituto de Restauración del Patrimonio. Durante el proceso de recuperación de las pinturas, el equipo dio con un mural de unos 20 metros cuadrados que permanecía oculto bajo una capa de cal a los pies del altar.

"Fue un hallazgo del que solo se tenía noticia a través de un tratado pictórico de Antonio Palomino, que diseñó perfectamente estas pinturas al fresco", continúa Roig. En esta iglesia se da una mezcla de estilos poco habitual, como es la estructura gótica y la decoración barroca. El tratadista y pintor del que se habla, Antonio Palomino, también fue el encargado de pintar los frescos de la Basílica de la Virgen de los Desamparados y de la Real Parroquia de los Santos Juanes. De ahí su relevancia en la capital del Turia.

"Para el equipo fue fundamental que la Fundación Hortensia Roig no tuviera prisa por empezar. Por eso pudimos tomarnos un plazo de cuatro meses para realizar una gran cantidad de estudios previos", detalla la catedrática Pilar Roig. Para lograr que resucitaran los brillos y los tonos de las pinturas, más de 100 especialistas se sirvieron de las últimas tecnologías para llegar hasta el mismo fondo, el primer trazo de cada pincelada. Además de las técnicas habituales, se utilizaron nanopartículas de cal, láseres y la biolimpieza. Esto es, bacterias 'adiestradas' para eliminar un tipo de material concreto sin dañar la pintura y totalmente inocuas para el investigador.

Durante esta primera etapa de un proceso laborioso y lento, los restauradores estudian a fondo la obra, casi hasta conocer el motivo del primer trazo. Del conjunto pictórico destacan, según Roig, la calidad de los retratos de Dionís Vidal (que aparece en una escena conversando con su mentor, Antonio Palomino, como un reportaje gráfico de lo que ocurría mientras se llevaban a cabo los trabajos en el siglo XVIII) y el elenco de 'secundarios'. Es decir, "gente con nombre y apellidos". "Hoy a la mayoría no los reconocemos, pero existieron, como el arzobispo de la época o el maestro de Palomino", aclara Pilar Roig.

En cuanto a los elementos arquitectónicos del edificio (declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1981), ha sido necesario realizar varias obras de consolidación, puesto que el edificio ha sufrido varias ampliaciones desde el siglo XIII (formó parte de las doce primeras parroquias cristianas de Valencia) hasta el siglo XV, cuando se construye la bóveda gótica. Dos siglos después volvió a experimentar una transformación con la bajada de los arcos para que las capillas laterales cobraran un mayor protagonismo.

La ambición de este proyecto, avalado por investigadores de alto nivel internacional llegados de Nueva York, Alemania o Italia, se empareja con otros hitos europeos de la restauración. El más conocido, por su magnetismo y su importancia, el de la Capilla Sixtina. El director de la restauración de los frescos de Miguel Ángel y asesor de los Museos del Vaticano, Gianluigi Colalucci, ha colaborado con mucho interés desde 1994 en este y otros trabajos con el equipo de especialistas valencianos.

Tanto es así que ha llegado a confesar que albergaba muchas dudas de que el reto pudiese concluir con este éxito, ya que la degradación de los colores apenas había dejado una luz asfixiada por una capa de color ceniza, aunque recientemente ha considerado exquisita la intervención. "Estaba muy preocupado por cómo podía resolver este problema, porque las paredes estaban completamente negras", reconoce ahora con satisfacción la catedrática Pilar Roig.

De hecho, el caso de la restauración de los frescos de Vidal era más complejo que el de la Sixtina. Las pinturas del palacio Apostólico del Vaticano permitían intuir el dibujo. Las de Valencia, no. Donde antes había negrura, ahora renacen en la iglesia de San Nicolás la luz y la belleza.

Otra de las innovaciones por las que se reconoce a los restauradores de la iglesia de San Nicolás es el tratamiento digital de imágenes para reemplazar partes ausentes de la obra, donde no queda pintura original. Es decir, clonar elementos similares para rematar algunas piezas. Es el procedimiento por el que se completaron, por ejemplo, las pilastras que quedan más cerca de los fieles, con un desgaste más acusado.

Tal ha sido el cuidado y la fidelidad que la restauración mantiene con las delicadezas originales que muchos especialistas, dentro y fuera de España, ansían que se publique el resultado de las investigaciones preliminares para aplicarlas en otros trabajos.



Así lucen los frescos de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir


 00_1454515233_666020

 02_1454515252_529239

 03_1454515264_393162

 04_1454515274_258906

 05_1454515284_387393

 07_1454515305_471257

 08_1454515315_949876

 09_1454515328_966119

 10_1454515339_173694

Las pinturas al fresco de la Iglesia de San Nicolás, de Valencia. Fueron diseñadas por Antonio Palomino (Bujalance, Córdoba, 1655 – Madrid, 12 de agosto de 1726) y ejecutadas por su discípulo de Dionís Vidal (Valencia c. 1670 - Tortosa, después de 1719).


Fuente: elmundo.es
Fotos: BIEL ALIÑO
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Sabado, 06 Febrero 2016, 11:05; editado 2 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Iglesia De San Nicolás De Bari Y San Pedro Mártir (Valencia) 
 
No es la ‘capilla sixtina’ pero también deslumbra

La restauración de los frescos de la iglesia de San Nicolás de Valencia saca a la luz el esplendor del barroco. Pintados por Dionís Vidal, ocupan el doble que los del Vaticano

Gianluigi Colalucci, el restaurador de la Capilla Sixtina de Miguel Ángel, ha conocido 'in situ' y aplaudido la rehabilitación.  Pilar Roig, responsable de la restauración



 27dion_s_vidal_a_la_izquierda_se_pint_junto_a_su_maestro_antonio_palomino_en_uno_de_los_frescos

Dionís Vidal (a la izquierda) se pintó junto a su maestro Antonio Palomino en uno de los frescos.

Deslumbran e impresionan. Es imposible sustraerse al potente impacto visual que causa el conjunto de los frescos de la iglesia de San Nicolás de Valencia, una vez restaurados. Se despliegan sobre 2.000 metros cuadrados de bóvedas, nervios y columnas, en los que Dionís Vidal pintó el programa concebido minuciosamente por el prestigioso pintor y tratadista Antonio Palomino.


 01_1454683587_863643

En los últimos años del siglo XVII la austeridad gótica de la iglesia de San Nicolás de Valencia, que ya era lugar de culto en época romana y luego fue mezquita, mudó al ornamental Barroco.

Corrían los últimos años del siglo XVII y el templo, que ya era lugar de culto en época romana antes de ser mezquita e iglesia católica, volvió a mudar su piel: de la austeridad gótica a la epifanía ornamental del barroco. Esa celebración del adorno, de la pintura abigarrada, de los angelotes y rocallas de contornos florales han vuelto a salir a la luz en todo su esplendor gracias a la profunda rehabilitación cuyo coste ha ascendido a 4,7 millones de euros, sufragados íntegramente por la fundación privada de Hortensia Herrero, vicepresidenta de Mercadona y esposa de Juan Roig, presidente de la popular firma de supermercados.

“Me encariñé de esta iglesia, San Nicolás, hace cinco años. Me propuso sacarle su belleza y espero conseguirlo”, escribió Hortensia Herrero en el libro de Oro del templo, según ha recordado este jueves la coordinadora de la fundación Elena Tejedor, y que se recoge en la exposición inaugurado con motivo de la presentación de la rehabilitación integral.


 06_1454683856_658332

Para restaurar estos 2.000 metros cuadrados han trabajado durante más de 41.000 horas de trabajo un centenar de profesionales. Se han utilizado 6.000 hojas de papel japonés para la fijación de las pinturas, 10.000 litros de agua destilada; 500 pinceles y 100 kilos de algodón. Estas son algunas de las cifras que revelan la magnitud de esta restauración. En la imagen, la Papisa, la madre iglesia representada como mujer.

Las obras se prolongaron casi cuatro años, en el interior y exterior del edificio al que siguen acudiendo los lunes, como hace siglos, los feligreses para pedir algo de fortuna al santo protector de los niños y de las necesidades económicas de la familia.

Ahora se seguirá rogando pero bajo más lustre. No en vano, se llama a San Nicolás la Capilla Sixtina valenciana. No se trata de comparar la obra capital de Dionís Vidal con la del inmortal Miguel Ángel; es más bien una forma de poner en valor el templo y de aludir al efecto embriagador que provoca su restauración, además de hacer hincapié en la dificultad de pintar 1.904 metros cuadrados de superficie muy irregular frente a los 800 metros cuadros del cielo de la Sixtina.


 03_1454683638_777481

 05_1454683756_554396

Las pinturas abigarradas, los angelotes y las rocallas de contornos florales de la iglesia de San Nicolás han vuelto a salir a la luz en todo su esplendor gracias a la profunda rehabilitación cuyo coste ha ascendido a 4,7 millones de euros.

Así lo explica la responsable de la restauración, Pilar Roig, catedrática e investigadora del Instituto de Restauración de la Universitat Politècnica de València. En cualquier caso, Roig recordó este jueves que el propio Gianluigi Colalucci, de 87 años, el restaurador de la obra magna de Miguel Ángel, ha conocido in situ y aplaudido la rehabilitación de San Nicolás. “¡Viva la Capilla Sixtina valenciana!” es el mensaje que le envió a Roig cuando esta le anunció el fin de las obras.

Más de 41.000 horas de trabajo de un centenar de profesionales; 6.000 hojas de papel japonés para la fijación de las pinturas, 10.000 litros de agua destilada; 500 pinceles o 100 kilos de algodón son algunas de las cifras que revelan la magnitud de esta restauración, una de "la más importante realizada hasta la fecha a nivel internacional", dijo Tejedor.

Los frescos destacan también por su carácter narrativo: la nave está dividida conceptualmente en dos: una de las partes cuenta la vida de San Nicolás y la otra la de San Pedro Mártir, los dos santos a quienes está dedicada la iglesia.
Interior de la iglesia de San Nicolás de Valencia.


 28terior_de_la_iglesia_de_san_nicol_s_de_valencia_1454609137_139432

Interior de la iglesia de San Nicolás de Valencia. Los frescos son obra de Dionís Vidal y fueron diseñados por su maestro Antonio Palomino. El autor de las esculturas es obra de Juan Pérez Castiel, también arquitecto considerado como el gran introductor del barroco en Valencia.

"Para recuperar todo este “tesoro”, se han empleado técnicas de restauración que abren nuevos caminos para la investigación en este campo, como la limpieza mediante microbacterias no patógenas alimentadas en laboratorio o el láser”, apuntó la restauradora Pilar Roig.

También ha sido necesario actuar en la parte arquitectónica, que se encontraba en muy malas condiciones. La tarea principal se ha centrado en los puntos que presentaban mayores deformaciones y en acabar con humedades que pudieran poner en peligro el legado artístico, señaló el arquitecto responsable del proyecto, Carlos Campos. El párroco Antonio Corbí celebró que el templo "volverá a ser el corazón de Ciutat Vella” de Valencia.


 04_1454683708_826767

Gianluigi Colalucci, el restaurador de la Capilla Sixtina de Miguel Ángel, ha conocido 'in situ' y aplaudido la rehabilitación de San Nicolás de Valencia. Le envió un mensaje a Pilar Roig, responsable de la restauración: “¡Viva la 'Capilla Sixtina valenciana'!”


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Sabado, 06 Febrero 2016, 11:00; editado 2 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Iglesia De San Nicolás (Valencia) 
 
Los frescos de la Iglesia de San Nicolás vuelven a deslumbrar

La restauración, coordinada por la Politécnica con la financiación de la Fundación Hortensia Herrero, recupera las pinturas originales de Dionís Vidal



 20_1454685246_940491

Ver vídeo emitido por TVE sobre la restauración de los frescos de la Iglesia de San Nicolás de Valencia

La ciudad de Valencia ha sacado a la luz su "Capilla Sixtina" con la rehabilitación de los frescos de la Iglesia de San Nicolás, casi 2.000 metros cuadrados de pinturas que, tras tres años de trabajo y el empleo de las técnicas más avanzadas, han convertido este lugar en un "templo de la fe y la creatividad".


 00_1454685195_932194

La restauración ha sido presentada este jueves en rueda de prensa por los directores de la intervención, la catedrática e investigadora del Instituto de Restauración de la Universitat Politècnica de València (UPV) Pilar Roig y el arquitecto Carlos Campos; el párroco, Antonio Corbí; y Elena Tejedor, en representación de la Fundación Hortensia Herrero, que ha financiado la actuación con una inversión de alrededor de 4,7 millones de euros.

Más de 41.000 horas de trabajo de un centenar de profesionales; 6.000 hojas de papel japonés para la fijación de las pinturas, 10.000 litros de agua destilada; 500 pinceles o 100 kilos de algodón son algunas de las cifras que revelan la magnitud de esta restauración, "la más importante realizada hasta la fecha a nivel internacional", destacan desde la Fundación Hortensia Herrero.

Hay que tener en cuenta que en la Capilla Sixtina se actuó sobre 800 metros cuadrados y en el caso de San Nicolás la superficie pictórica ha alcanzado los 1.904 m2. De hecho, el restaurador de la magna obra de Miguel Ángel, Gianluigi Colalucci, que ha colaborado en el proyecto valenciano, ha alabado la belleza e importancia de este conjunto pictórico.

El especialista italiano no ha podido acudir hoy a la rueda de prensa por motivos de salud pero ha enviado un mensaje de WhatsApp a Pilar Roig en el que transmite su satisfacción y en el que exclama: "¡Viva la Capilla Sixtina valenciana!".

El origen de San Nicolás se remonta a una iglesia gótica levantada e el siglo XIII y que formaba parte de las denominadas primeras doce parroquias cristianas de la ciudad de Valencia. El primitivo edificio fue reformado a iniciativa de al familia Borja en estilo gótico entre 1419 y 1455. La iglesia constituye un claro ejemplo de transformación, pues conserva visualmente a estructura gótica pero está totalmente revestida con una profusa decoración gótica añadida en el siglo XVII.


El plan de Palomino


 000_1454685281_328507

De esta ornamentación destaca, por su amplitud y colorido, las pinturas murales elaboradas por Donisio Vidal, siguiendo "el plan" de su maestro Antonio Palomino, autor también de los frescos de la cúpula principal de la Basílica de la Virgen de los Desamparados. Durante la restauración de San Nicolás han sido "redescubiertas para la humanidad" parte de las pinturas que quedaron ocultas bajo una pared blanca, un hallazgo que ha supuesto "uno de los momentos más emocionantes", ha reconocido la catedrática Pilar Roig.

El impresionante mural que envuelve al visitante no solo destaca por su belleza, sino también por su carácter narrativo, ya que la nave está dividida conceptualmente en dos: una de las partes cuenta la vida de San Nicolás y la otra la de San Pedro Mártir, los dos santos a quienes está dedicada la iglesia.

Para recuperar todo este "tesoro", se han empleado técnicas de restauración que abren nuevos caminos para la investigación en este campo, como la limpieza mediante microbacterias no patógenas alimentadas en laboratorio o el láser. Expertos de todo el mundo y representantes de universidades de Italia, Francia, Malta y Suiza se han interesado por estos avances.

También ha sido necesario actuar en la parte arquitectónica, que se encontraba en malas condiciones. La tarea principal se ha centrado en los puntos que presentaban mayores deformaciones y en acabar con humedades que pudieran poner en peligro el legado artístico, ha apuntado el arquitecto Carlos Campos.

Una vez acabada la restauración, continúa activo un sistema de monitorización para seguir garantizando la buena conservación del conjunto.

Desde la Fundación impulsora de las obras --que pronto inaugurará otras de sus labores de mecenazgo, el Colegio del Arte Mayor de la Seda-- se ha expresado la alegría por el trabajo realizado en esta parroquia, que "enamoró" a la mecenas Hortensia Herrero, esposa del empresario Juan Roig.

"El objetivo de la fundación es poner a Valencia en el mapa y esperamos que San Nicolás pueda ser un revulsivo para los valencianos pero también para los turistas", ha remarcado Elena Tejedor.


"El corazón de Ciutat Vella"


 00_1454685321_716522

Por su parte, el sacerdote Antonio Corbí ha celebrado que el templo "volverá a ser el corazón de Ciutat Vella" y ha detallado un programa de actividades paralelas diseñado para dar a conocer la restauración.


 19_1454685883_367713

 17_1454685903_597474

 18_1454685917_329717

 21_1454685931_938103

Destacan una exposición que permite ver el antes y el después de la iglesia y un ciclo de música. Estas citas y el horario de visitas se pueden consultar en la web www.sannicolasvalencia.com


Algunas imágenes de la restauración de los frescos de la Iglesia de San Nicolás (Valencia)

 02_1454685438_239689

 04_1454685451_615819

 05_1454685461_738116

 10_1454685474_339820

 11_1454685487_246796

 12_1454685515_480583

 14_1454685533_548970

 14_1454685551_458060

 15_1454685572_593483

 15_1454685594_254556

 15_1454685609_566020

 01_1454685640_726940

 06_1454685656_939721

 08_1454685671_280632

 13_1454685688_178290

 14_1454685732_963927

 14_1454685714_368272

 15_1454685775_630648

 15_1454685789_987199

 15_1454685806_414370



Fuente: levante-emv.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Iglesia De San Nicolás (Valencia) 
 
Restauración de los frescos de la Iglesia de San Nicolás de Valencia



Bóveda de San Nicolás: La «capilla sixtina valenciana» renace con su esplendor barroco primigenio

La iglesia reabre sus puertas al público después de someterse a una intervención arquitectónica y pictórica de tres años de duración




 03_1454752209_876298

Los frescos son obra de Dionís Vidal y fueron diseñados por su maestro Antonio Palomino. El autor de las esculturas y la fastuosa decoración barroca es obra de Juan Pérez Castiel, también arquitecto, considerado como el gran introductor del barroco en Valencia.

Encastrada en un ángulo poco visible del centro histórico de Valencia, la iglesia de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir oculta un tesoro artístico del que hasta hace poco apenas se hablaba. Al frisar la portada exterior de este templo gótico se despliega ante los ojos del visitante una enorme bóveda pintada al fresco cuya riqueza cromática y armonía iconográfica ha sido bautizada con el sobrenombre de «capilla sixtina valenciana» por el propio restaurador de las pinturas murales de Roma. Gianluigi Colalucci -que fue jefe restaurador de los frescos de la Capilla Sixtina de Miguel Ángel- ha asesorado personalmente los trabajos de recuperación arquitectónica y pictórica llevados a cabo durante los tres últimos años por un equipo multidisciplinar liderado por Pilar Roig, catedrática del Instituto de Restauración de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV).

Los asombrosos resultados de esta intervención –financiada en su totalidad por la Fundación Hortensia Herrero– se mostraron ayer por primera vez al público, dejando patente la maestría del pintor Dionís Vidal, discípulo de Antonio Palomino. Este último –autor a su vez de destacadas obras barrocas, como los frescos de la basílica de la Virgen de los Desamparados de Valencia o los de la cúpula del camarín de la cartuja de Granada–, diseñó la planificación iconográfica de los casi 2.000 metros cuadrados de superficie pictórica que hoy resplandecen con su encanto original.


 02_1454752425_554745

Una de las principales particularidades de las pinturas de esta iglesia es que guardan un hilo conductor temático, que revela a su vez el incipiente pensamiento ilustrado del que Palomino era un claro referente. Partiendo del rosetón del final de la nave en dirección al altar mayor, la bóveda refleja en orden cronológico distintos capítulos de la vida de los dos santos que dan nombre al templo. Así, a la izquierda se nos presenta la ordenación sacerdotal de san Nicolás, mientras que en la derecha aparece san Pedro Mártir tomando el hábito de dominico. Siguiendo la misma distribución vertical, los lunetos muestran los milagros más relevantes de la existencia de ambos, hasta su muerte y su eventual llegada a la gloria celestial.


Retos técnicos

Además del extraordinario dinamismo del conjunto, la restauradora jefe del proyecto elogia particularmente la capacidad de Dionís Vidal para salvar todo tipo de obstáculos arquitectónicos en esta compleja empresa artística.

Hay que tener en cuenta que la iglesia de San Nicolás –cuya primera edificación se remonta a la corriente de cristianización llevada a cabo por Jaime I en el siglo XIII– fue reformada entre 1419 y 1455 (a iniciativa de la familia Borgia). De ahí la lograda convivencia entre la estructura gótica de bóvedas y vidrieras del edificio y el interior absolutamente barroco, revestido de ángeles de escayola, rocalla y todo tipo de ornamentación volumétrica realizada por el escultor y arquitecto Pérez Castiel en 1694. Fue solo entonces cuando entró en juego el pincel de Dionís Vidal, enfrentándose a recovecos, claves, plementería, arcos fajones, lunetos y frontales. «Esta obra es todo un alarde, porque tuvo que salvar numerosísimos retos técnicos», observa Pilar Roig.


 01_1454752447_123692

«Hay que poner en valor a Juan Pérez Castiel como el gran introductor del barroco en Valencia –aclara esta experta–. Cuando comenzó a esculpir in situ, la iglesia no tenía todavía pinturas, pero él, buscando la armonía del conjunto, decidió dar una última lechada de cal pigmentada a sus ornamentos para conseguir un acabado mate similar al que sabía que tendrían los frescos que habrían de ejecutarse más tarde». Efectivamente, las escenas que hoy observamos en este templo difieren notablemente de las brillantes pinturas renacentistas de la catedral de Valencia, caracterizadas por las veladuras aplicadas sobre finos morteros. «En el barroco, como ya se pintaba mucho al óleo, la pincelada es mucho más matérica», explica la restauradora.

Para ella este proyecto también suponía un desafío. Desde su creación, las pinturas habían experimentado un preocupante deterioro y una serie de daños producidos por las humedades, las grietas, abolsamientos y oscurecimientos por la combustión de las velas. A todo ello había que sumar los repintes y arranques de antiguas intervenciones, así como la presencia de hongos y orificios provocados por disparos de escopeta durante la Guerra Civil española. Todo ello aconsejó una intervención integral, que no solo afectaba a la limpieza de las pinturas murales, sino también a la consolidación de elementos arquitectónicos para impermeabilizar el edificio y evitar nuevas filtraciones de agua.

Después de tan ardua labor, San Nicolás no parece la misma. Es de esperar que ni los ciudadanos ni las rutas turísticas vuelvan a vivir de espaldas a esta obra maestra del mejor barroco español.


 dion_s_vidal_a_la_izquierda_se_pint_junto_a_su_maestro_antonio_palomino_en_uno_de_los_frescos

El autor de los frescos Dionís Vidal (a la izquierda) se pintó junto a su maestro Antonio Palomino -que los proyectó- en uno de los frescos.



Fuentes: abc.es / EFE
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
No puede publicar eventos en el calendario