Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
LEONI, Leone
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje LEONI, Leone 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al gran artista italiano Leone Leoni (1509-1590), fue orfebre, arquitecto y sobre todo escultor. Fue padre del también famaso escultor Pompeo Leoni, que continuo su obra.

Fue un verdadero maestro en plasmar el movimiento y las expresiones del rostro, como lo demuestra en los trabajos del busto alegórico de la tumba de Gian Giacomo de Médicis y el busto de Felipe II

Además de trabajar para los Gonzagas en Milán y la Casa Pontificia, fue reclamado al servicio de Carlos V, que realizó varios trabajos, como su retrato en bronce, así como las estatuas de otros miembros de la familia imperial.

Leone Leoni. (Menaggio, 1509 - Milán, 1590) fue un escultor italiano de talla internacional que viajó por Italia, Alemania, Austria, Francia, los Países Bajos españoles y España, país este último donde realizó la mayor parte de su obra.

Leoni es recordado como el mejor medallista del Cinquecento. 1 Cimentó su reputación a través de encargos que recibió de los monarcas de la dinastía de los Habsburgo, como Carlos I de España y su hijo Felipe II.

Su medio habitual fue el bronce, aunque también trabajó el mármol, alabastro, gemas preciosas talladas, y probablemente dejó algunos trabajos acabados en cera (material en que fueron modeladas muchas de sus esculturas), así como el diseño de monedas. Principalmente produjo retratos y composiciones alegóricas.

Sus orígenes familiares estaban en Arezzo, aunque probablemente fuera nacido en Menaggio cerca del Lago Como, y su temprana formación, a juzgar por el trabajo en sus medallas, fuese con un medallista u orfebre, como dijo Vasari.

Su más temprana documentación le localiza en Venecia después de 1533, con su esposa y un hijo pequeño, viviendo bajo la protección de un compatriota aretino (y posible pariente), Pietro Aretino, quien le introdujo en el círculo de Tiziano.

Tomando ventaja sobre su rival Benvenuto Cellini, que estaba por entonces en prisión, se aseguró el puesto de diseñador para la casa de la moneda del Papa en Ferrara (1538-40) pero fue forzado a dimitir acusado de estafa, siendo reemplazado por Pellegrino di Leuti, joyero del papa Pablo III Farnesio; Leoni atacó a Pellegrino y fue condenado a perder su mano derecha, una sentencia que, por la intercesión de sus amigos poderosos, sería conmutada por reclusión en galeras, de las que fue liberado un año más tarde por las gestiones de Andrea Doria. Leoni talló tres placas y cinco medallas representando a Andrea Doria como muestra de su gratitud.

Una vez liberado de las galeras, "continuó alternando entre la violencia criminal y el exquisito trabajo artesano",6 desplazándose a Milán para asumir un nombramiento imperial como maestro de la Casa de la moneda, a partir del 20 de febrero de 1542, con una remuneración de 150 ducados anuales y el regalo de una casa en el distrito Moroni de la ciudad. La casa de Leoni en Milán fue reconstruida en el periodo 1565-67, e inmediatamente denominada "Casa degli Omenoni" por sus figuras-columna de atlantes a escala heroica y barbudos, una rareza en el Milán de aquel tiempo; indicio de su éxito social. Las figuras fueron talladas por Antonio Abondio, indudablemente a partir de modelos de Leoni. Aquí agasajó a Giorgio Vasari, quien anotó la gran colección de Leoni de modelos de escayolas de la Antigüedad, de entre las que destacaba un estuco de la figura ecuestre de Marco Aurelio del Campidoglio en el patio central.

Su más temprano protector en Milán fue el gobernador imperial Ferrante Gonzaga, con el que mantenía un trato familiar. A pesar de las llamadas de sus patrones para residir, o al menos presentarse, en la corte, Leoni vivió en Milán a partir de entonces aduciendo que sólo allí podría obtener los materiales apropiados para su trabajo, en contraste notable con Giambologna a quien nunca le fue permitido dejar Florencia por el Duque de Toscana, como él amargamente se quejaba.8 Entre otros incidentes violentos posteriores, se sospecha que Leone habría intentado asesinar al hijo de Tiziano, que se había trasladado a Milán.

Se había hecho una temprana reputación como retratista en medallones, antes de sus principales encargos por parte de Carlos V, cuya imagen para la posteridad está en sus retratos gracias a Tiziano y Leoni. Leoni fue invitado por Carlos a Bruselas en 1549, y fue entonces cuando hizo el primero de los retratos de ese periodo de su vida; aunque Leoni ya había hecho un medallón del Carlos en 1536. En Bruselas el Emperador instaló a Leoni en un apartamento debajo del suyo y, seducido por el trabajo del escultor, pasaba horas admirando su trabajo, según recordaba Vasari. Armó caballero a Leoni el 2 de noviembre de 1549.

Para la Catedral de Milán, Leone realizó cinco figuras para el monumento del condottiero Gian Giacomo Medici, hermano del papa Pío IV, en una peana arquitectónica de mármol que Vasari atribuyó al diseño de Miguel Ángel.

En un encargo del Cardenal Granvela (1516-86), obispo de Arras, arzobispo de Malinas, virrey de Nápoles, y ministro de de los Habsburgo, Leone fundió tres medias figuras de tamaño natural, lujosamente enmarcadas en óvalos, de Carlos, Felipe y el Cardenal, descritas por Vasari.

Granvelle a menudo mantenía correspondencia con Leoni, a quien pudo haber conocido en su juventud como estudiante en Padua, sobre los encargos de los Habsburgo (que por lo general demoraba en la fecha de entrega prometidas).


 26alc_zar_de_toledo_escultura_de_carlos_v

El Emperador Carlos V contrata a los Leoni, Leone u su hijo Pompeo, una escultura en bronce por su victoria sobre el poder turco (1553). Los renacentistas escultores entregan "Carlos V dominando el Furor", actualmente en el Museo del Prado y en otras fechas presidiendo este patio.

El encargo de un conjunto de retratos reales con destino a España fue una extensión del patronato de los Habsburgo. Según Vasari, al regresar de España, Leoni portaba 2000 escudos. En España, colaborando con su hijo Pompeo, realizó una serie de retratos de la familia del Emperador, en mármol y bronce, conservados casi todos ellos en el Museo del Prado de Madrid. Entre estas obras, destaca el monumental grupo Carlos V dominando el Furor.

Para el Monasterio de El Escorial, le fueron encargados los cenotafios del emperador Carlos y su hijo Felipe a los lados del presbiterio de la Basílica; gran parte de la tarea la llevó a cabo Pompeo, que heredó el taller familiar a la muerte del maestro.

Leone fue pionero de una tipología que se haría muy común en el retrato escultórico durante el Barroco: figura sobre un pedestal, con el torso truncado a la altura del vientre y la cabeza y los hombros en su parte superior.


 31casa_omenoni_mil_n_01

 00_1442258482_441033

La Casa degli Omenoni que Leone Leoni diseñó en 1738 para sí mismo, procedente de la Descrizione di Milano de Serviliano.


Obras destacadas

    - Medallas con retratos de Carlos V,11 Fernando I, Felipe II, Giorgio Vasari, Michelangelo Buonarroti, Andrea Doria, e Ippolita Gonzaga.12
    - Carlos V y el Furor, en el acceso norte del Museo del Prado.
    - Estatua de Isabel de Portugal, bronce, claustro de los Jerónimos del Museo del Prado (existe una versión casi idéntica en mármol).
    - Retrato de pie de Felipe II (1554), Museo del Prado. (Existen réplicas modernas en Madrid y Valladolid).
    - Busto de Alfonso d'Avalos, marqués del Vasto, bronce (Morgan Library, Nueva York).
    - Cinco figuras de bronce del monumento a Gian Giacomo Medici di Marignano, 1560-63 (Catedral de Milán); retrato de Gian Giacomo con figuras alegóricas de la Paz, la Virtud militar, la Providencia y la Fama.
    - Triunfo de Ferrante Gonzaga, 1564, encargado por su hijo Cesare Gonzaga para conmemorar el gobierno de su padre de Milán, descrito por Vasari (Piazza Roma, Guastalla);
    - Figuras orantes de las familias de Carlos V y Felipe II en la Basílica de El Escorial.
    - Busto de Carlos V en bronce, Museo del Prado.
    - Dos relieves con trofeos, figuras alegóricas y los perfiles del Emperador Carlos y su esposa, mármol, Museo del Prado.
    - Estatua de la reina María de Hungría, hermana del Emperador, bronce, Museo del Prado.
    - Busto de Fernando Álvarez de Toledo, III duque de Alba de Tormes.
    - Un retrato de Giovan Battista Castaldo, de la iglesia de San Bartolomeo, Nocera Inferiore — un encargo mencionado por Vasari quien pensó era de bronce y no conocía a qué monasterio había sido enviado- fue incluido en la exposición Tiziano e il ritratto di corte, Museo di Capodimonte, Nápoles, 2006.

Su sucesor -su hijo Pompeo Leoni- se hizo cargo de la continuidad del encargo, así como de la continuidad en el oficio. A Leone Leoni pertenece la estatua de bronce de Carlos V con el furor a los pies. Otras obras suyas son: la Estatua del marqués del Vasto, el Busto del duque de Alba, el Busto de Carlos V y Felipe II, la Estatua de mármol de Carlos V y de Felipe II, etc.

Espero que os guste este trabajo recopilatorio dedicado al escultor italiano afincado en España, y en lo posible contribuya en su divulgación.






Algunas obras


Los Leoni en el Museo del Prado

Leoni, Leone (Arezzo, 1509-Milán, 1590). Escultor italiano. La personalidad de Leone Leoni es tan apasionante como la de sus contemporáneos Tiziano, Miguel Ángel o Benvenuto Cellini. Empezó siendo orfebre y, en 1533, con solo veinticuatro años, se encontraba viviendo en Venecia con su esposa Diamante, bajo la protección del poeta Pietro Aretino. Por aquella época debió de nacer su hijo Pompeo, al que formó en su taller e introdujo desde muy joven en los ­círculos artísticos y de poder del norte de Italia. De 1537 data la medalla que hizo para el cardenal y humanista Pietro Bembo en Padua y, desde finales de 1537 a 1540, trabajó en la ­Ceca de Roma, donde un altercado con el joyero papal hizo que fuera condenado a galeras. Fue liberado por el almirante genovés Andrea Doria un año después. Cuando en 1542 fue nombrado maestro grabador de las medallas que se acuñaran en Milán, tenía ya fama de ser el mejor medallista. Poco antes, Alfonso de Ávalos, marqués del Vasto, gobernador general del Estado en Milán, le había encargado la medalla conmemorativa de la visita que realizó Carlos V. En 1546, el propio emperador le pidió que hiciera una medalla de su esposa, la emperatriz Isabel, basándose en los retratos que había pintado Tiziano, ya que ésta había fallecido años antes. A partir de ese momento los encargos fueron constantes. Carlos V le nombró su escultor, por mediación de Ferrante Gonzaga, el sucesor del marqués del Vasto, y le proporcionó salario anual, casa en el centro de Milán y el título de caballero. Tanto Ferrante Gonzaga como Antonio Perrenot de Granvela, obispo de Arras, a quien conoció en Venecia, jugaron un importante papel en la carrera artística del escultor. En 1548 Leone Leoni acompañó al príncipe don Felipe en su visita a Mantua y a Milán. Fue también con él a Spira y a Bruselas y, el año siguiente, volvió a Bruselas, esta vez acompañado de su hijo Pompeo, para presentar al emperador una medalla del príncipe, en cuyo reverso estaba representado Hércules entre el Vicio y la Virtud, y otras de sus hermanas María de Hungría y Leonor, viuda de Francisco I de Francia. Fue entonces, en 1549, cuando recibió el encargo más numeroso e importante de toda su carrera: una serie de retratos de Carlos V y de su esposa, que hoy pueden admirarse en el Museo del Prado. Durante los años siguientes, el taller de Milán funcionó a pleno rendimiento para llevar a buen término tan relevante tarea. No sorprende la lentitud con que se fueron realizando las estatuas, una por año, lo que dio lugar a más de un enfado por parte de Carlos V, que llegará incluso a retirarle el salario por un tiempo. Pero lo cierto es que Leone tuvo que ir aprendiendo sobre la marcha, para transformarse de orfebre en escultor y, como puede comprobarse en la correspondencia mantenida con sus mentores y con el propio emperador, este proceso le llevó mucho tiempo. Antes de crear los modelos, realizó diversos estudios, lecturas, consultas y pruebas, y la operación del vaciado se vivió como un gran acontecimiento en toda la ciudad. Leone Leoni, además del grupo El emperador Carlos V y el Furor, que fue en el que se empeñó más a fondo, esculpió una estatua en mármol de tamaño natural del emperador, un busto en bronce y otro en mármol, dos estatuas de tamaño natural de la emperatriz, una en bronce y la otra en mármol, y una pareja de relieves, también en mármol, con la representación de ambos. Además, por esas mismas fechas, trabajó en los retratos encargados por María de Hungría en 1551. La reina, gobernadora de los Países Bajos, deseaba adornar su palacio de Binche, a las afueras de Bruselas, con una galería de retratos suyos y de sus familiares. Leone aceptó también este encargo y, al menos tres de esos retratos los llevó a cabo a la vez que los de Carlos V y su esposa, incluso siguieron la misma trayectoria, trasladándolos juntos, primero a Flandes, en 1556, y luego a España, adonde llegaron en 1558. Se trata de una estatua de la reina en bronce de cuerpo entero, un busto en mármol y la estatua de Felipe II de bronce. Las tres se conservan también en el Museo del Prado. Pero cuando Carlos V pudo admirar por fin todos los retratos, al serle presentados en 1556, su suerte había cambiado y pensaba en su abdicación y retiro. Aun así, le gustaron de tal manera que pretendió que tanto el escultor como su hijo se trasladaran a vivir a España para seguir trabajando a su servicio. Esto pudo deberse a que los retratos no estaban terminados del todo, los bronces posiblemente necesitaban la importante labor del cincelado, y los mármoles es probable que estuvieran tan solo esbozados. Es bien conocido que Leone rehusó trasladarse alegando enfermedad y envió a su hijo en su lugar, y que continuó durante su larga vida trabajando para la corte española, desde Milán, siempre en colaboración con Pompeo. En su casa de Milán, conocida como Casa de los Omenoni, Leone Leoni logró reunir una importante colección de antigüedades y obras de arte de sus contemporáneos, parte de la cual trasladó y completó Pompeo en Madrid, y que sirve para demostrar el gran prestigio social que llegaron a adquirir ambos escultores. En relación con los retratos del Museo del Prado, Leone Leoni hizo posteriormente otras versiones. Dos relieves de Carlos V en bronce para el cardenal Granvela, que se encuentran en París, en el Musée du Louvre, y Viena, en el Kunsthistorisches Museum, y tres bustos para Fernando Álvarez de Toledo, III duque de Alba, que pasaron posteriormente a formar parte de la colección de la reina de Inglaterra y están en el castillo de Windsor. Se trata de las efigies de Carlos V, Felipe II y el propio duque. Además, sus modelos fueron utilizados por otros escultores para vaciar nuevas copias, que se encuentran dispersas por diferentes museos. Sin embargo, existen otras estatuas en Italia en las que puede admirarse su evolución. Se trata del monumento a Gian Giacomo Médicis, en la catedral de Milán; la estatua de Ferrante Gonzaga, en la Plaza Mayor de Guastalla; así como la de Vespasiano Gonzaga en la iglesia de la Incoronata en Sabbioneta. Pero donde más se desarrolló el arte de los Leoni fue en la serie de figuras realizadas para el retablo central de la iglesia de El Escorial. Se trata de quince esculturas de tamaño mayor que el natural, los cuatro evangelistas, los apóstoles san Andrés, Santiago, san Pedro y san Pablo, los Padres de la Iglesia, y el Calvario con la Virgen y san Juan, donde se advierten ya unos modelos y un movimiento mucho más manieristas que en los primeros trabajos escultóricos, en los que las ideas renacentistas encontraron su mejor modo de transmisión. En estas últimas se puede advertir la influencia de otro gran escultor del renacimiento italiano, Juan de Bolonia que, aunque trabajó toda su vida para la corte de los Médicis en Florencia, supo convertir su taller en la escuela más importante e influyente de su época.

Obras en el Prado

    - Doña María de Hungría, busto en mármol de Italia, 94 x 53 x 37 cm, h. 1553-1555 [E262]. En colaboración con Pompeo Leoni.
    - Doña María de Hungría, bronce, 175 x 60 x 70 cm, firmado, h. 1553 [E263]. En colaboración con Pompeo Leoni.
    - El emperador Carlos V, busto en mármol de Carrara, 102 x 53 x 32 cm, 1553 [E264].
    - Carlos V, cincelado en mármol de Carrara, 197 x 79 x 44 cm, h. 1553-1554 [E267]. En colaboración con Pompeo Leoni.
    - La emperatriz Isabel, relieve en mármol de Carrara, 152 x 136 x 16 cm, 1550-1555 [E269].
    - El emperador Carlos V, fundido en bronce, 112 x 58 x 40 cm, h. 1553 [E271]. En colaboración con Pompeo Leoni.
    - Felipe II, bronce, 171 x 72 x 46 cm, firmado, 1551-1553 [E272]. En colaboración con Pompeo Leoni.
    - El emperador Carlos V y el Furor, bronce, 251 x 143 x 130 cm, 1551-1553 [E273]. En co­laboración con Pompeo Leoni.
    - La emperatriz Isabel, bronce, 177 x 84 x 93 cm, 1550-1555 [E274].
    - El emperador Carlos V, relieve en mármol de Carrara, 152 x 133 x 10 cm, 1550-1555 [E291].
    - Emperador Carlos V / Tyberis, bronce dorado, 170 mm de diámetro [O980].
    - Andrea Doria / Galera con remos, bronce, 421 mm de diámetro [O981].
    - Andrea Doria / Busto de Leone Leoni, bronce, 43 mm de diámetro [O982].
    - Emperador Carlos V / Lucha de Júpiter y los titanes, plata, 75 mm de diámetro [O986].
    - Carlos V y el príncipe Felipe, bronce, 42 mm de diámetro [O987].
    - Carlos V y el príncipe Felipe / Palmera, bronce, 41 mm de diámetro, h. 1555 [O988].
    - Ferrante Gonzaga / Hércules luchando delante de la Hidra, plomo, 73 mm [O990].
    - Miguel Ángel Buonarotti / Ciego guiado por su perro, bronce, 51 mm, firmado [O991].
    - Antonio Perrenot / Durate, plata, 55 mm [O993].
    - Emperador Carlos V / La piedad, plata, 31 mm [O1031].
    - Antonio Perrenot, cardenal Granvela, 51 mm [O1044].


 carlos_v_dominado_el_furo

Carlos V y el Furor. Autores: Leone Leoni y Pompeo Leoni. 1564. Técnica: Fundido en bronce. Medidas: 251 x 143 x 130 cm. Peso: 825 kg. Museo del Prado. Para este grupo, León Leoni se inspira en el Genio de la Victoria, de Miguel Ángel. La figura del emperador se concibió desnuda, como la de un emperador romano, y la armadura articulada puede quitarse pieza por pieza.

Carlos V aparece en un actitud serena y melancólica, alejada de todo triunfalismo. Los detalles son impresionantes. Está representado en pie, vestido a la romana, con peto o coraza, espalderas, hombreras formadas por cabezas de león y calzando sandalias. Su mano derecha apoyada suavemente en una lanza y la izquierda sobre el mango de su espada, cuya empuñadura es la cabeza de un águila. Completan la decoración un medallón con la figura de Marte en relieve, el Toisón de Oro y una figurilla de Tritón bajo el ristre.

El emperador está pisando sobre otra figura desnuda que encarna el Furor, representado mediante un hombre maduro encadenado en actitud colérica y de odio, quien en su mano derecha sostiene una tea encendida. El grupo reposa sobre una base recubierta de armas y trofeos militares, trabajados con detallismo de orfebre: un tridente, una trompeta, una maza, un carcaj e incluso un haz de lictor romano con el hacha, potenciando el efecto de escultura de la antigüedad que tiene el grupo.

Esta idea está en relación con la mentalidad del Renacimiento, cuando se vinculaba el poder imperial al pasado romano, tanto política como estéticamente. Congruente con esta tendencia está el hecho de que los autores representaran al emperador desnudo como una escultura antigua a la que se añadió la coraza, que todavía hoy puede ser retirada.

El grupo tiene antecedentes claros en otras esculturas del Renacimiento que siguen la misma disposición, siendo la más clara la Judith de Donatello, del Palazzo Vecchio de Florencia, donde la heroína tiene la figura de Holofernes a sus pies, de igual manera que en el grupo del Prado.

La obra fue encargada por el propio Calos V en 1549 a Leone Leoni, quien no la terminó en vida del Emperador, siendo finalizada en 1564 por su hijo Pompeo.

Carlos V encarga la obra a Leone, junto con otras siete esculturas más - tres de bronce y cuatro de mármol -, en 1549. La representación iconográfica del grupo es invención propia del artista, plasmando la grandeza y dignidad del Emperador, aludiendo al conjunto de sus victorias y de su vida como pacificador. La estatua del Furor está directamente inspirada en la evocación que hace Virgilio de la estirpe de Augusto ( La Eneida I, 259). Firmado y fechado por su hijo Pompeo sobre la base, tiene una inscripción alrededor del pedestal.


 0busto_de_carlos_i_por_leone_leoni_c_1553

Busto de Carlos I de España y V de Alemania, por Leone Leoni (c. 1553).


 1mar_a_de_hungr_a_1550_55_brnce_leone_leoni_y_su_hijo_pompeo

María de Hungría. 1550-55. Bronce. Leone Leoni y su hijo Pompeo


 35_leoni_leone_leoni_pompeo

Carlos V. Leone Leoni y su hijo Pompeo. Hacia 1553. Esculpido. Mármol de Carrara. Medidas: 197 x 79 x 44 cm - 617 kg.

Estatua de tamaño mayor que el natural representando al Emperador (1500-1558) en pie, con media armadura y bastón de mando. El Toisón de Oro que pende del pecho, la espada que sostiene con la mano derecha y el manto que recoge con la izquierda completan los símbolos de la autoridad regia. Sobre la base de la escultura, se representa un casco de motivos fantásticos sobre el que el Emperador apoya su pierna, detrás el águila imperial.

Se trata de una imagen muy relacionada con representaciones clásicas, denominadas en el Renacimiento “a la antigua”, por las que se quería vincular el poder de Carlos V con el pasado imperial romano.

Encargada por el propio Emperador en 1549, los artistas siguen las mismas pautas en la representación de la figura que el Carlos V y el Furor (E00273), realizado en bronce, cuya comparación demuestra su menor dominio del mármol.


 36_la_emperatriz_isabel

La emperatriz Isabel. Leone Leoni y su hijo Pompeo, 1572. Esculpido. Mármol de Carrara. Medidas: 182 x 81 x 114 cm - 980 kg.

Algo mayor que el natural, esta imagen de Isabel de Portugal (1503-1539) fue realizada tras su muerte. La emperatriz viste traje bordado siguiendo las pautas de la estatua de bronce que Leone Leoni, padre del autor, había realizado anteriormente (E00274). Sin embargo, su hijo Pompeo aborda esta escultura con un menor gusto por el detalle.

Además de la influencia paterna, la obra tiene evidentes relaciones artísticas con el retrato que hizo Tiziano de Isabel, así como de las imágenes de bronce que se encuentran en la tumba del emperador Maximiliano I en Innsbruck.


 37felipe_ii

Felipe II. Leone Leoni y su hijo Pompeo. 1551 - 1568. Fundido en bronce. Medidas: 171 x 72 x 46 cm - 321,4 kg

Leone Leoni entró en contacto con la corte imperial por mediación de Ferrante Gonzaga, gobernador del Milanesado. El primer encuentro acaeció en Bruselas en 1549, y en él Leone recibió encargos del Emperador y de su hermana María de Hungría (1505-1558), viuda de Luis II de Hungría y gobernadora de los Países Bajos entre 1531-1555. María le solicitó diez esculturas en bronce de cuerpo entero de miembros de la familia imperial de las que sólo se realizaron la suya (E263) y la de su sobrino Felipe. Serían situadas en la galería del Palacio de Binche, a las afueras de Bruselas.Formal e ideológicamente, la galería de Binche evocaba el monumento funerario de Maximiliano I en la Hofkirche de Innsbruck que incluía cuarenta estatuas de bronce de cuerpo entero. La galería de Binche fue ideada en una delicada tesitura política, cuando arreciaban las disensiones entre las dos ramas de los Habsburgo por la sucesión imperial.La decisión de presentar a Felipe con armadura a la romana no fue casual, habida cuenta de la importancia formal y conceptual del mundo clásico en la construcción de la imagen imperial. La armadura, aunque inventada, recuerda las que labraban entonces para Felipe en el Milanesado armeros como los Negroli o los Campi. Su abigarrada decoración, que atestigua la excelencia de su autor como orfebre, combina elementos cristianos y paganos, pero no parece responder a un programa iconográfico, y de hecho, algunos elementos habían sido utilizados ya por Leoni como reversos de medallas. La decoración figurada se concentra en el peto, donde la Ascensión de la Virgen es flanqueada por nereidas y tritones entre roleos, la hombrera izquierda, que incluye óvalos con las Tres Gracias, Mercurio y una figura femenina portando un jarro, y el cinturón de doble hilera, la superior alternando máscaras de carnero y motivos vegetales, y la inferior con figuras mitológicas entre las que se distinguen Mercurio y Hércules. También las sandalias incluyen medallones con cabezas de leones y una granada entre carneros.Si bien fue encargada en 1549, el vaciado de la estatua se realizó el 2 de noviembre de 1551, como anunciaba en una carta Leoni a Ferrante Gonzaga, y por otra misiva de Ferrante a Carlos V sabemos que el escultor trabajaba aún en ella en diciembre de 1553. Cuando Leone la entregó a María en Bruselas en 1556, Binche ya no existía, pues había sido arrasado por los franceses dos años atrás. La galería dinástica quedó en mero proyecto y las esculturas fueron trasladadas a España en 1556, bien a Cigales, donde María falleció en 1558, o al taller de Pompeo Leoni en Madrid, adonde se había trasladado en 1556 para ultimar los encargos hechos por la familia imperial y donde, en 1568, realizaría la basa de la escultura de Felipe II (Texto extractado de Falomir Faus, M.: El retrato del Renacimiento, Museo Nacional del Prado, 2008, p. 392).


 38_mar_a_de_hungr_a

María de Hungría. 1553 - 1564. Leone Leoni y su hijo Pompeo. Fundido en bronce. Medidas: 175 cm x 60 cm x 70 cm

María de Hungría, quinta hija de Felipe “el Hermoso” y Juana “la Loca”, nace en Bruselas en 1505 y en 1521 se casa con Luis Jagellon, heredero del trono de Hungría. Viuda desde 1526, en 1531 es nombrada regente de los Países Bajos por su hermano Carlos V, papel que desempeñará hasta la abdicación de éste en 1556. Dos años más tarde muere en Cigales (Valladolid).

Está representada en pie, con el vestido y la toca de viuda que le acompañan en la mayoría de sus retratos y las manos unidas sosteniendo un misal.

El artista, favorito de esta soberana, realizó el retrato desde Italia, siguiendo como modelo una pintura de Tiziano fechada en 1548. El austero traje de María le impedía acometer la profusa decoración de otras estatuas regias, animando la composición únicamente mediante los dos extremos de la toca que deja caer sobre la figura a modo de estola. El leve contrapostto de la escultura está en consonancia con las mejores obras del escultor, en las que siguió el estilo de las figuras de la tumba del emperador Maximiliano en Innsbruck.

La escultura es pareja del retrato de Felipe II, también de Leoni que conserva el Museo (E00272). Ambos fueron encargados por la propia María de Hungría al artista, quien personalmente los llevó hasta Bruselas, junto a otros trabajos suyos para esta mecenas.



Medallas de Leone Leoni


 33leone_leoni_medaglia_d_argento_di_michelangelo_buonarroti

 34leone_leoni_medaglia_di_michelangelo_buonarroti_1551_ca

 35leone_leoni_medaglia_di_michelangelo_1561

Michelangelo Buonarroti medal by Leone Leoni



Otras medallas


 36andrea_doria_the_genoese_admiral_1468_1560_lacma_79_4_380_1_of_2

Andrea Doria, the Genoese Admiral


 38leone_leoni_andrea_doria_e_galera_recto_1541

 39leone_leoni_andrea_doria_e_galera_verso_1541

Andrea Doria e galera, recto e verso, 1541. Petit Palais, Parigi


 43leone_leoni_medagli_di_andrea_doria_01

Andrea Doria


 37ippolita_di_ferdinando_gonzaga_lacma_79_4_406_1_of_2

Ippolita di Ferdinando Gonzaga


 40leone_leoni_ges_cristo_1561_86

Gesù Cristo


 41leone_leoni_giovan_battista_castaldi_xvi_sec

Giovan Battista Castald


 42leone_leoni_maarten_de_hane_1544_o_post

Marten de hane, 1544


 44leone_leoni_medaglia_di_baccio_bandinelli

Baccio Bandinelli


 45leone_leoni_medaglia_di_filippo_ii_di_spagna_e_d_inghilterra

Filippo II di spagna e d'Inghilterra


 45leone_leoni_medaglia_di_girolamo_cardano

Girolamo Cardano


 46leone_leoni_medaglia_di_martinus_de_hanna_1525_50_ca

Martinus de hanna, 1525-50


 47leone_leoni_medaglia_di_pietro_aretino_1536

Pietro Aretino, 1536

Ver más medallas de Leone Leoni



Otras obras


 48andrea_dorea_1540s_by_leone_leoni_national_museum_of_finland_dsc04052

Andrea Doria, c. 1540. National Museum of Finland. Obra de Leone Leoni


 49leone_leoni_andrea_doria_con_nettuno

Andrea Doria con Neptuno. Obra de Leone Leoni


 50leone_leoni_andrea_doria_tra_la_vittoria_e_la_fama

Andrea Doria tra la vittoria e la fama. Obra de Leone Leoni


 51_leone_leoni_giannettino_doria_fa_un_sacrificio

Andrea Doria fa un sacrificio. Obra de Leone Leoni


 53leone_leoni_trionfo_allegorico_di_giannettino_doria_1541_42_v_a

Trionfo allegorico di Giannettino Doria, 1541-42. Obra de Leone Leoni


 53leone_leoni_carlo_v_1555_louvre

Carlos V, 1555. Museo del Louvre. Obra de Leone Leoni


 54_busto_de_castaldo

Busto de Castaldo. Obra de Leone Leoni


 55kaiser_karl_v_leoni_1555

Bust of Holy Roman Emperor Charles V. Obra de Leone Leoni


 56leone_leoni_carlo_v_1555

Busto de Calos V. Obra de Leone Leoni


 57leone_leoni_filippo_ii_di_spagna_1554_1556_01

Busto de Felipe II de españa, 1554-55. Obra de Leone Leoni


 58leone_leoni_bust_of_giacomo_maria_stampa_walters_27229

Bust of Giacomo Maria Stampa, 1553. Obra de Leone Leoni


 59leone_leoni_bust_of_a_lady_vincenza_spinelli_walters_27311

Bust of a Lady, Vincenza Spinelli (?). Obra de Leone Leoni


 27leone_leoni_ritratto_in_cera_di_michelangelo_1560

Leone leoni, ritratto in cera di michelangelo, 1560


 60leone_leoni_attr_combattente_seconda_met_xvi_sec

Leone leoni (attr.), combattente, seconda metà. Obra de Leone Leoni


 61leone_leoni_bust_of_giacomo_maria_stampa_walters_27229_detail_a

 62leone_leoni_bust_of_giacomo_maria_stampa_walters_27229_detail_b

Bust of Giacomo Maria Stampa, 1553. Obra de Leone Leoni


 25monumento_a_gian_giacomo_medici_fallecido_en_1555_en_la_catedral_de_mil_n_por_leone_leoni

Monumento a Gian Giacomo Medici (fallecido en 1555), en la Catedral de Milán. Obra de Leone Leoni


 63monumento_funebre_di_gian_giacomo_medici

Monumento funebre di Gian Giacomo Medici. Obra de Leone Leoni


 28milanocasaomenoni

 29milanocasaomenoni

 32telamons_casa_degli_omenoni_milan_milan

 30casa_omenoni_mil_n_04

Casa degli Omenoni (Milan). Obra de Leone Leoni



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado este trabajo recopilatorio está dedicado al gran artista italiano Leone Leoni (1509-1590), fue orfebre, arquitecto y sobre todo escultor. Fue padre del también famaso escultor Pompeo Leoni, que continuo su obra. Fue un verdadero maestro en plasmar el movimiento y las expresiones del rostro, como lo demuestra en los trabajos del busto alegórico de la tumba de Gian Giacomo de Médicis y el busto de Felipe II. Además de trabajar para los Gonzagas en Milán y la Casa Pontificia, fue reclamado al servicio de Carlos V, que realizó varios trabajos, como su retrato en bronce, así como las estatuas de otros miembros de la familia imperial.


Fuentes y agradecimientos: museodelprado.es, es.wikipedia.org, artehistoria.com, espanolsinfronteras.es, flickr.com, panoramio.com, porlacalledealcala.blogspot.com, propias y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Lunes, 14 Septiembre 2015, 23:05; editado 7 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: LEONI, Leone 
 
Gracias J.Luis Leoni, Leone sin duda es un gran escultor.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educaci�n hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
[b]
 
xerbar - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: LEONI, Leone 
 
Gracias xerbar, parte de la obra de este escultor, al igual que la de su hijo Pompeo, la conozco desde hace años por las numerosas esculturas que tiene el Prado. Ahora parece que se está relanzando la relevancia de esta saga de artistas italianos que sirvieron durante años a las corte españolas del siglo XVI.




Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario