Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
ARCIMBOLDO
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post ARCIMBOLDO 
 
Este trabajo está dedicado al pintor -e inventor- italiano Arcimboldo, Fue en su época un gran innovador del Renacimiento, inventando un estilo, que anunciaba el surrealismo del siglo XX, en el que los rostros estaban compuestos por grupos de animales, flores, frutas y demás objetos.

Ha sido fuente de inspiración para muchos pintores surrealistas, que redescubrieron su juego visual y originalidad, La obra de Arcimboldo cayó en el olvido y el desprecio hasta principios del siglo XX, cuando los surrealistas como Salvador Dalí lo redescubrieron e imitaron como un artista imaginativo y revolucionario para su época.


 000_giuseppe_arcimboldo

Giuseppe Arcimboldo (Milán 1527 - ídem; 1593), pintor italiano, conocido sobre todo por sus representaciones manieristas del rostro humano a partir de flores, frutas, plantas, animales u objetos.

Estuvo al servicio de los Habsburgo entre los años 1560 y 1587. Se supone que trabajó también en la Italia meridional y que tuvo un taller propio y discípulos en Roma.

Trabajó para el emperador Rodolfo II en su corte de Praga y se le considera el "Leonardo da Vinci" de la corte bohemia, diseñador de aparatos hidráulicos milagrosos (un poco como su coetáneo en la corte española Juanelo Turriano) y de instrumentos musicales fantásticos: en este sentido puede decirse que trabajó para el emperador Rodolfo II "reemplazando" la figura del viejo Juanelo, cuyos inventos, experimentos diversos y aparatos mecánicos impresionaron al joven Rodolfo durante su estancia en la corte de su tío, el rey español Felipe II.

Se especializó en los "caprichos" alegóricos, pinturas en los que las naturalezas muertas, los conjuntos de flores, frutas, mariscos o peces, estructuran figuras simbólicas de los elementos o las estaciones.


1retrato_con_verduras_izquierda_y_el_mismo_cuadro_girado_180_leo_sobre_tabla_museo_civico_ala_ponzone_cremona2retrato_con_verduras_izquierda_y_el_mismo_cuadro_girado_180_leo_sobre_tabla_museo_civico_ala_ponzone_cremona

Giuseppe Arcimboldo - Retrato con verduras (izquierda) y el mismo cuadro girado 180°. Óleo sobre tabla, Museo Civico Ala Ponzone, Cremona.


Obras destacadas

    - Series de las Estaciones o de los Elementos (1563, 1566, Viena, Kunsthistorisches y Louvre).
        - Primavera, (1563), Verano (1563), Invierno (1563), El fuego, (1566), El agua (1563-64), óleo sobre tabla, M.º Kunsthistorisches, Viena;
        - Primavera, Verano, Otoño e Invierno, (1573), óleo sobre tabla, M.º Louvre, París.
    - Primavera, óleo sobre tabla, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid;
    - El bibliotecario, (1566), óleo sobre lienzo, El abogado, (1566), óleo sobre lienzo, Retrato de Rodolfo II en traje de Vertumno (1591), óleo sobre tabla, Castillo de Skokloster, Suecia
    - El jurista (1566), óleo sobre lienzo, M.º Nacional de Estocolmo, Suecia
    - El puchero de legumbres.
    - Retrato del emperador Rodolfo II (1590).
    - Ortaggi in una ciotola o l'Ortolano, óleo sobre tabla, Museo Cívico "Ala Ponzone", Cremona;
    - Autorretrato (h. 1570), dibujo, Galería Nacional, Praga;
    - Carnet di Rodolfo II, 148 dibujos, Gabinete de dibujos y estampas de la Galería de los Uffizi, Florencia;
    - Autoritratto cartaceo (L'uomo di lettere), (1587), dibujo, Gabinete de los dibujos y las estampas del Palacio Rosso, Génova.

Espero que esta presentación sea del agrado de los aficionados del arte que frecuentan esta sección del foro de xerbar. y contribuya en la divulgación del peculiar artista






Algnas obras

Giuseppe Arcimboldo, también escrito Arcimboldi (Milán, 1527 - ibídem, 11 de julio de 1593), fue un pintor italiano, conocido sobre todo por sus representaciones manieristas del rostro humano a partir de flores, frutas, plantas, animales u objetos; esto es, pintaba representaciones de estos objetos en el lienzo, colocados de tal manera que todo el conjunto tenía una semejanza reconocible con el sujeto retratado. Un proceso cercano a la anamorfosis en el contexto de las ilusiones ópticas.

Cuando el ejército sueco invadió Praga en 1648, durante la Guerra de los Treinta Años, saquearon muchas pinturas de Arcimboldo que estaban en la colección de Rodolfo II.

Sus obras pueden encontrarse en el MHAV de Viena, en el Castillo de Ambras en Innsbruck, el Louvre en París, así como en varios museos de Suecia. En Italia, su obra está en Cremona, Brescia, y en la Galería de los Uffizi de Florencia. El Wadsworth Atheneum de Hartford, Connecticut, el Museo de Arte de Denver, Colorado y el Candie Museum en Guernsey también tienen pinturas de Arcimboldo. En España, se encuentra un solo cuadro de Arcimboldo: La Primavera, de un grupo de las Cuatro Estaciones (Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid).

Las extrañas obras de Arcimboldo, especialmente sus imágenes múltiples, fueron redescubiertas a principios del siglo XX por artistas surrealistas como Salvador Dalí, reflejándolo en algunas obras parecidas. La exposición «El efecto Arcimboldo» que se celebró en el Palacio Grassi de Venecia (1987) incluyó numerosos cuadros de «doble sentido». La influencia de Arcimboldo puede verse igualmente en la obra de Shigeo Fukuda, István Orosz, Octavio Ocampo, y Sandro del Prete, así como en películas de Jan Švankmajer.


Las cuatro Estaciones


 00_1425590608_452210

Las cuatro estaciones. Arcimboldo pintó numerosas series de “Las cuatro estaciones” (una de ellas en una colección particular de Bérgamo, pintada hacia 1572; otra, hacia 1573, conservada en el Museo del Louvre) siendo cada una de ellas una copia sin apenas variación de la anterior, lo que refleja el éxito de la serie.

El pintor ha representado los hipotéticos rostros de las estaciones mediante los elementos típicos de cada una de ellas. Así, el rostro de la primavera está formado por flores, el verano tiene rostro de frutos y cuerpo de trigo, mientras que el otoño es un curioso compendio de hojas caídas, setas, y frutos de cosecha.

La serie concluye con el invierno, tal vez el retrato más complejo y menos descifrable de la serie, en el que se ínter mezclan elementos claramente secos y fríos, como la corteza que forma la cara, con otros más cálidos y vivos, como las hojas de la caballera y las dos frutas que cuelgan del cuello. Parece como si el alegre Arcimboldo se negase a sacar una cara amable a la menos amable de las estaciones.


 3primavera_1573

Primavera, 1573, óleo sobre tabla, Museo del Louvre, París. Obra de Giuseppe Arcimboldo


 4verano_1573

Verano, 1573, óleo sobre tabla, Museo del Louvre, París. Obra de Giuseppe Arcimboldo


 5oto_o_1573

Otoño, 1573, óleo sobre tabla, Museo del Louvre, París. Obra de Giuseppe Arcimboldo


 6invierno_1573

Invierno, 1573, óleo sobre tabla, Museo del Louvre, París. Obra de Giuseppe Arcimboldo


Otras interpretación del artista


user_50_arcimboldo_el_invierno_1572_leo_sobre_lienzo_76_8_x_56_7_cm_museo_del_louvre_par_s

El invierno. 1572. Óleo sobre lienzo. 76 x 64 cm. Museo del Louvre. París. Obra de de Arcimboldo


user_50_giuseppe_arcimboldo_la_primavera_1563_madrid_real_academia_de_bellas_artes_de_san_fernando

La primavera. 1563. Óleo sobre tabla. 66,7 x 50,4 cm. Madrid, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Sin duda fue un retratista muy especial. Pintaba las cabezas a base de elementos naturales y objetos.


 12giuseppe_arcimboldo_allegorical_portrait_summer_1572

El verano. 1572. Óleo sobre lienzo. 74,7 x 56,5 cm. Colección Privada. Bérgamo. Obra de de Arcimboldo




El otoño. 1572. Óleo sobre lienzo. 76,8 x 56,7 cm. Colección Privada. Bérgamo. Obra de de Arcimboldo




La Primavera, otra interpretación del artista.




El verano, otra interpretación del artista.



Los cuatro Elementos

 01_1425591662_636565

Los cuatro elementos. Al igual que en “Las cuatro estaciones”, Arcimboldo vuelve a atribuir a cada elemento un rostro formado por lo más característico de cada uno de ellos. No obstante, la serie posee ciertos elementos que la hacen bastante diferente, e incluso más interesante, que la anterior.

Para empezar, y a diferencia de la serie anterior, cada uno de los rostros está formado por un solo tipo de elemento compositivo. Así, el rostro de la tierra está formado solamente por animales terrestres, el del aire por aves, y el del agua por peces y animales marinos. Caso aparte es el fuego (Museo Histórico, Viena), representado por múltiples elementos flamígeros, desde unas brasas que hacen las veces de cabellera hasta unos cañones en el torso. Sin embargo, y a pesar de esta aparente limitación, las pinturas son bastante más conseguidas que en la serie anterior.

Además, hay que decir que la serie guarda una evidente relación con “Las cuatro estaciones”. De hecho, ambas series están organizadas según en hipotético “eje de simetría”, que enfrenta al aire con la primavera, al verano con el fuego, al otoño con la tierra, y al invierno con el agua.


 14el_agua

El agua. 1566. Óleo sobre tabla. 66,5 x 50,5 cm. Kunsthistorisches Museum. Viena. Austria. Obra de de Arcimboldo


 15arcimboldo_aire  

El aire. 1566. Óleo sobre tabla. 66,5 x 51 cm. Obra de de Arcimboldo


 16arcimboldo_tierra_1570

La Tierra. 1570. Óleo sobre tabla. 70,2 x 48,7 cm. Colección Privada. Viena. Austria. Obra de de Arcimboldo


 17el_fuego

El fuego. 1566. Óleo sobre tabla. 66,5 x 51 cm. Kunsthistorisches Museum. Viena. Austria. Obra de de Arcimboldo



Otras obras


 8el_jurista

El jurista (en italiano: L'Avvocato) es una pintura de óleo sobre lienzo (64 x 51 cm) por el artista italiano Giuseppe Arcimboldo, pintada en 1566. Figura un miembro de la profesión legal cuyos rasgos faciales son representados por carne y pescado, y cuyo cuerpo es compuesto de documentos legales. Existen dos versiones del cuadro: el primer, de 1566, pertenece al Museo Nacional de Estocolmo (adquirido de una colección en el Castillo de Gripsholm en 1866), y una versión más reciente pertenece a un coleccionista privado en Milán.

Arcimboldo fue pintor de cámara para Maximiliano II de Habsburgo y ya había sido establecido como artista antes de pintar El jurista. Fue conocido por su estilo innovador, en particular por sus retratos en que los sujetos fueron compuestos de objetos cotidianos. Sus pinturas fantásticas y imaginativas prefiguraron un tanto el movimiento surrealista del siglo XX, pero también fueron apreciadas como parte de la tradición manierista de su propio tiempo. Su serie de pinturas, Las cuatro estaciones, que representó las estaciones como una serie de pinturas compuestos de plantas estacionales, fue muy popular, y Arcimboldo pintó un retrato de Rodolfo II (entitulado Vertumno) en el mismo estilo.

Los sentimientos del artista sobre su sujeto en El jurista son claros de la composición: los rasgos de la cara son representados por los huesos desplumados de las aves de corral y la boca desdeñosa por pescado. No se sabe si o no el sujeto es una caricatura de la profesión legal en general o basado en un jurista verdadero del tiempo. Ha sido sugerido que el jurista alemán Ulrich Zasius es el sujeto; el Museo Nacional de Estocolmo describe el cuadro en su catálogo como El jurista (Ulrich Zasius),1 pero Calvino también ha sido sugerido como el sujeto. El retrato por Arcimboldo, El bibliotecario (Il Bibliotecario), pintado el mismo año, tiene un aspecto más noble, aunque este retrato ha sido interpretado también como una parodia de la biblioteconomía, los coleccionistas de libros, y el intelectualismo.


user_50_asado_1user_50_asado_2  

El asado. 1570. Óleo sobre tabla. 52,5 x 41 cm. Colección Privada. Estocolmo. Suecia. Cuadro ‘El Asado’ de Giuseppe Arcimboldo en el que se ve una fuente con un asado de pollo y cochinillo.

"Sobre una fuente reposa la cabeza de un tosco personaje. Al invertir la lienzo, la gorra se convierte en un plato de asados. En un borde se ha depositado una rodaja de limón, mientras que en el centro se amontonan los comestibles. Alguien trata de que estos asados no se enfríen, cubriéndolos con una tapadera".


user_50_ad_n

Adán. 1578. Óleo sobre lienzo. 43 x 35,5 cm. Colección Particular. Basilea. Suíza. Obra de de Arcimboldo


user_50_eva_de_arcimboldo

Eva con la manzana. 1578. Obra de de Arcimboldo


 11four_seasons_in_one_head_c_1590

Four Seasons in One Head, c. 1590. Obra de de Arcimboldo


 13guiseppe_arcimboldo_copy_after_the_librarian_google_art_project

The Librarian, 1562. Obra de de Arcimboldo

 
 10giuseppe_arcimboldo_rudolf_ii_of_habsburg_as_vertumnus_1590

Rudolf II of Habsburg as Vertumnus, 1590. Obra de de Arcimboldo


 18vertumnus_1590_1591_oil_on_wood_skoklosters_slott_balsta_sweden

Vertumnus. 1590-1591. Oil on wood. Skoklosters Slott, Balsta, Sweden. Obra de de Arcimboldo


 19flora_c_1591_oil_on_wood_private_collection_paris_france

Flora. c.1591. Oil on wood. Private collection, Paris, France. Obra de de Arcimboldo


 20winter_1573_oil_on_canvas_louvre_paris_france

Winter. 1573. Oil on canvas. Louvre, Paris, France. Obra de de Arcimboldo


 21autumn_1573_oil_on_canvas_louvre_paris_france

Autumn. 1573. Oil on canvas. Louvre, Paris, France.  Obra de de Arcimboldo


 9duomo_di_monza_affreschi_di_giuseppe_arcimboldo_02
 7arcimboldo_albero_jesse_duomo_monza

Giuseppe Arcimboldo and Giuseppe Meda, The Jesse Tree, fresco, 1556, Monza, Cathedral



Enlaces interesantes


Giuseppe Arcimboldo en Web Gallery of Art

Giuseppe Arcimboldo en Olga's Gallery

Giuseppe Arcimboldo en la Wikipedia



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al pintor -e inventor- italiano Giuseppe Arcimboldo. Fue en su época un gran innovador del Renacimiento, inventando un estilo, que anunciaba el surrealismo del siglo XX, en el que los rostros estaban compuestos por grupos de animales, flores, frutas y demás objetos. Ha sido fuente de inspiración para muchos pintores surrealistas, que redescubrieron su juego visual y originalidad, La obra de Arcimboldo cayó en el olvido y el desprecio hasta principios del siglo XX, cuando los surrealistas como Salvador Dalí lo redescubrieron e imitaron como un artista imaginativo y revolucionario para su época.


Fuentes y agradecimientos: pintura.aut.org, es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, abcgallery.com, epdlp.com y otras de Internet
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Thursday, 05 March 2015, 23:25; edited 8 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: ARCIMBOLDO 
 
Gracias J.Luis por esta exposición de Arcimboldo, un poco peculiar su forma de pintar.  

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educación hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
 
xerbar Send private message Visit poster's website
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: ARCIMBOLDO 
 
Gracias xerbar, ya me imaginaba que este pintor tan peculiar -como dices- no iba a ser muy de tu agrado, pero de esta manera representamos todos los estilos y gustos, o al menos lo intentamos...



 


Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: ARCIMBOLDO 
 
Ya lo creo que originalidad no le falta.  

Me gustan la vidrieras de la Catedral de Milán. A propósito, conocéis Milán?

Saludos
 




___________________________
imagesukrtbgox_200x135_150x101_1477846450_638145 bandera_de_asturias_150x98 dscn1528

Para toda clase de males hay dos remedios: el tiempo y el silencio. A. Dumas

Dar amistad a quien te pide amor es lo mismo que dar pan al que tiene sed.

La felicidad es como la neblina, cuando estamos dentro de ella no la vemos. Amado Nevo

 
Mariol Send private message
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: ARCIMBOLDO 
 
Mariol, me alegro que te guste la exposición de Arcimboldo.

Milán no lo conzco... sólo su aeoropuero.


 
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: ARCIMBOLDO 
 
La flora humanoide de Arcimboldo


La Fundación Juan March inaugura una exposición en pequeño formato con dos obras de Giuseppe Arcimboldo nunca antes expuestas



 user_50_5856_1

Flora y Flora meretrix de Giuseppe Arcimboldo

Su vasto conocimiento de la flora y la fauna hicieron de él un pintor original y diferente. Su ingenio y fantasía fueron requeridos por diversos emperadores, entre ellos Felipe II (Valladolid, 1527-1598), y alabado por sus coetáneos y poetas. Pero cuando Giuseppe Arcimboldo (Milán, 1526-1593) murió, se llevó consigo sus obras que cayeron en el olvido. No obstante, muchos años más tarde, en los años 30 del siglo pasado, el fundador del MoMA de Nueva York, Alfred H. Barr Jr., lo introdujo en la exposición Fantastic Art, Dada, Surrealism, alegando que Arcimboldo era uno de los precursores del dadaísmo. Así, su manierismo estuvo de auge de nuevo y propició que muchos autores plagiaran sus obras. Ahora, la Fundación Juan March expone dos piezas que han sido parte de colecciones privadas pero que nunca antes han sido mostradas al público. Con motivo de la inauguración de esta exposición de pequeño formato, habrá un encuentro este viernes con Miguel Falomir (Valencia, 1966), jefe del departamento de pintura italiana y francesa del Museo del Prado, y Manuel Fontán del Junco (Jerez de la Frontera, 1963), director de exposiciones de la Fundación Juan March.

Las dos piezas que se muestran son Flora y Flora meretrix, dos ejemplos del llamado teste composte (cabezas compuestas). "Una suerte de bodegones humanoides con composiciones muy pensadas. Era un gran conocedor de la flora y la fauna y se puede observar en estas dos obras", explica Manuel Fontán del Junco. A lo que Miguel Falomir añade que "son obras que se pueden interpretar como protobodegones. Arcimboldo trabajaba para algunos botánicos de la época y cada flor está perfectamente sacada de la naturaleza, consecuencia de una observación directa".

Además, la imagen de Flora alberga un carácter mítico, una metáfora que representa la tradición clásica del mito de Cloris, quien embarazada de Céfiro, se transformó en la diosa Flora y llenó de color la monocroma tierra. Así, tanto Flora; representación de la primavera y alegoría de la concordia y fecundidad, como Flora meretrix; mundana y sensual son "una alegoría de la mujer, la virtud doméstica y familiar ligada a la diosa Venus y representante de la mujer libre", profundiza Fontán.

El efecto Arcimboldo pasa por ser "el precursor de las vanguardias, la quinta esencia del manierismo que hoy en día queda enfatizado por su carácter científico. Tiene una aproximación naturalista que luego acogería Caravaggio", explica Falomir. Respetado en su época, hoy en día guarda el mismo calibre de "los artistas clásicos que mantienen el canon. Pero se distingue de ellos en que no es canónico sino dogmático y, por ello, sorprende a nuestra mirada con el uso del arte ingenioso, la retórica y la paradoja", ahonda Fontán.

Tanto Miguel Falomir como Manuel Fontán del Junco detallan la escasa producción del italiano. Con tan solo unas 25 obras ha pasado la barrera del tiempo y se ha convertido en una figura clave. "Fue un autor poco prolífico, no fue polifacético y ha pasado a la historia por sus específicas creaciones, un equivalente a los cadáveres muertos del siglo XVI", asegura Fontán.

Pero, cabe destacar, que la fauna y la flora que albergan las obras de Arcimboldo no solo se quedan dentro del cuadro, sino que el marco, en caso de este artista, es una prolongación de su obra. Con marcos coloridos, quería enfatizar sus cuadros. En este específico caso de las obras de Flora, los originales se perdieron, pero "en los años 60 del siglo pasado, Federico Zedi (1921-1998), los diseñó jugando con la plata, el mármol y las piedras duras, recreando esa marcada figura manierista y fantástica, promoviendo su atractivo y adaptados a la obra en particular", comenta Falomir. Zedi fue, además, un crítico e historiador del arte y sobre esto se ha publicado un catálogo que recoge textos de Lynn Roberts y Paul Mitchell y un texto principal de Miguel Falomir que acompaña a la muestra.


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: ARCIMBOLDO 
 
Arcimboldo, más botánico que surrealista

El Bellas Artes de Bilbao reúne por primera vez las tres obras en España del artista del XVI que popularizó las cabezas de frutas y flores en una muestra que reivindica su mirada científica



 00_1510219267_560482

'La primavera' (1563), de Arcimboldo. Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid

De una humilde familia de pintores, llegó a tener tratamiento de noble en la potentada corte de los Habsburgo del siglo XVI. Gracias, en gran medida, a las frutas, verduras, flores y animales que venían del Nuevo Mundo. Giuseppe Arcimboldo (Milán, 1526-1593) se quedó deslumbrado con aquella fauna y flora que entonces resultaba tan exótica y fue introduciendo en sus cuadros maíz, berenjenas, tomates, pimientos, peonías, lirios, claveles, aguileñas, mariquitas, lagartos o saltamontes.

Lo hizo después de reconocer sus limitaciones y dejar los retratos al uso, que carecían de alma, para dedicar su innegable virtuosismo a pintar fantásticas cabezas compuestas (teste composte) que le granjearon fama y dinero y le abrieron las puertas de la historia de la pintura y de la retina del público, que reconoce de inmediato sus creaciones, más botánicas que surrealistas, como se presentaron a principios del siglo XX.

Ya en sus años en la corte de Viena y Praga cosechó un enorme éxito. Todos querían un afrutado y botánico cuadro del manierista italiano. Pero no han pervivido muchas pinturas originales, poco más de una treintena en todo el mundo. Y solo tres en España. Al menos eso es lo que está documentado (siempre puede haber un coleccionista muy discreto).


 000_1510219284_716341  

'Flora meretrix' (c. 1590), de Arcimboldo. Marco: 'cassetta en pietre dure' diseñado por Federico Zeri.

Esos tres óleos, Flora (1589), Flora meretrix (1590) y La primavera (1563) se exhiben juntos por primera vez desde hoy en el Museo de Bellas Artes de Bilbao en la exposición cuyo título es diáfano: Arcimboldo. Las floras y La primavera. Las dos primeras proceden de una colección particular española (se pudieron ver hace tres años en la Fundación March) y la tercera es una de las piezas más icónicas de la colección de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, radicada en Madrid.

“Es una exposición pequeña, pero matona”, afirmó ayer el director del centro, Miguel Zugaza, cuyo desenvoltura para sintetizar en titulares exposiciones históricas viene refrendada por sus casi 15 años al frente del Prado. Los originales están arropados por 11 obras relacionadas con Arcimboldo; dos buenas copias (de la época) de la serie Las estaciones: El otoño y El invierno, de la colección de la duquesa de Cardona; retratos de algunos de los protectores y coleccionistas, como el de los emperadores austriacos Maximiliano II (de Antonio Moro, préstamo del Prado) y su hijo Rodolfo II (de Alonso Sánchez Coello, de la colección real de la reina Isabel II), o tres tratados de botánica y de ciencia, que evidencian sus intereses y la sofisticación intelectual del artista y de la corte que frecuentaba.

Hoy es un pintor incluso popular. Pero vivió siglos de ostracismo, “un prolongado e injusto olvido histórico”, en palabras de Zugaza, hasta su redescubrimiento a principios del siglo XX gracias al primer director del MoMA de Nueva York, Alfred H. Barr, que lo incluyó entre los artistas precursores del movimiento surrealista europeo en la ahora legendaria exposición Fantastic Art. Dada Surrealism (1936-37). “Desde entonces, su popularidad ha ido creciendo, principalmente a través de sus cabezas compuestas”, agregó.

Patrocinada por Banca March y abierta hasta el 5 de febrero, la exposición es pequeña pero sostiene una tesis potente: la lectura surrealista de la obra de Arcimboldo obedece a una mirada del siglo XX sobre una obra del siglo XVI que no se corresponde con el “afán erudito” del pintor, apuntó Zugaza, ni con su voluntad de reflejar de manera científica la naturaleza y el periodo histórico en el que vivió, la curiosidad por los hallazgos provinientes de América o el impacto estético de las ilustraciones de los tratados de plantas y animales del Nuevo Mundo.

Leonardo da Vinci

El coordinador de la muestra, José Luis Merino, explicó que las características cabezas compuestas de Arcimboldo no son originales, pero las elevó a la “máxima calidad”. El actual director del Prado, Miguel Falomir, señala en el catálogo que la ascendencia de Leonardo da Vinci en la obra de Arcimboldo se reconoce tanto por ser el creador de las “teste grottesche e di carattere” (cabezas grotescas y de caracteres) como por su aproximación a la naturaleza. En el Milán natal del manierista se mantuvo largamente la influencia de Leonardo.

Las cabezas de Arcimboldo no son el fruto de la fantasía intransferible de un genio como, por ejemplo, El Bosco, sino la plasmación de una tradición y de las inquietudes del momento realizadas con una gran inventiva y precisión, no exenta del placer lúdico de la pintura.

Merino añadió también que Arcimboldo pretendía reflejar la grandiosidad y poderío del entonces emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Maximiliano II (1527-1576), contemporáneo de Felipe II, y de su hijo Rodolfo II, emperador del Imperio Austro-Húngaro, para los que pintó varias obras.

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events