Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
FRANS HALS
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje FRANS HALS 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a Frans Hals (1580-1585?-1666), pintor holandés -no muy conocido en España- del que solo conocía algún retrato y que desde mi visita hace unos años al Rijksmuseum de Ámsterdan pude admirar algunos de sus cuadros y desde entonces he profundizado en su magnífica obra.

Es uno de los grandes maestros en el arte del retrato. Despierta gran admiración por la brillantez en la representación de la luz y la libertad en el manejo de los pinceles.


0x_hals_self_portrait_copy_1430724871_822441

Frans Hals (Amberes, 1580 ó 1585 – Haarlem, 26 de agosto de 1666) fue un pintor neerlandés por nacimiento pero que formó parte de la escuela barroca holandesa.


Sombras en su biografía

La escasez de documentos y la ausencia total de escritos personales de Frans Hals hacen que su personalidad y su vida permanezcan un poco en la oscuridad. Hay varias fechas hipotéticas sobre su nacimiento, que pudo ser en 1580, 1581 ó 1585, deducidas de la edad que sus biógrafos calculan que tendría cuando murió, aunque con seguridad nació en la ciudad flamenca de Amberes. Abandonaría esta ciudad con su familia pocos años después, trasladándose a Haarlem. Ya en 1591 fue bautizado allí su hermano Dirck, que también se dedicaría a la pintura.

Después de la caída de Amberes a manos de las tropas españolas en la Guerra de los Ochenta Años, que supuso la fragmentación de Flandes, su familia se instaló en Haarlem, en la zona norte, de donde su padres eran originarios. En dicha ciudad vivió Hals toda su vida. La biografía del pintor corre en paralelo con la independencia de los Países Bajos de la monarquía española.

Los estudios más recientes han ido desterrando la idea que sobre el pintor se tenía desde antiguo sobre una vida libertina y un incorregible vicio por el alcohol. Hals pertenecía a la asociación oratoria De Wijngaertranken y a la milicia cívica de San Jorge, y era también miembro de la cámara de rectores y presidente desde 1644 del gremio de pintores de Haarlem. La rectitud y puritanismo de estas sociedades no encaja con que Hals tuviera malas costumbres y vicios conocidos.


 3retrato_de_isaac_abrahamsz_1626_leo_sobre_lienzo_80_x_65_cm_galer_a_de_arte_de_ontario_toronto

Frans Hals - Retrato de Isaac Abrahamsz, (1626), óleo sobre lienzo, 80 x 65 cm, Galería de Arte de Ontario, (Toronto).


Comienzos

Entró el joven artista en el taller del pintor flamenco Karel van Mander (1548–1606), que también recaló allí huyendo del empuje español en la zona. La academia de este maestro dedicaba su estudio a una técnica manierista. Pero a finales del siglo XVI, debido a la influencia de la pintura italiana, surge un arte de cierta inspiración clasicista que se dejará traslucir en las obras del primer Hals. Por ello, no se nota la influencia de Van Mander en este período.

Su emancipación laboral se produce cuando alcanzó cierta madurez artística. Coincide con su ingreso en la Sint-Lucasgilde, la guilda de San Lucas en 1610, célebre gremio de artistas de Haarlem con sucursales en Amberes, Utrecht, Delft y Leiden. La obra más antigua de Frans Hals, cuya autoría se conoce con seguridad, es el retrato de Jacobus Zaffius (1611; Museo Frans Hals de Haarlem).

Es en 1610 también cuando contrae matrimonio con Anneke Hermansz, aunque a juzgar por los hechos, esta unión no fue feliz. Algunos historiadores han documentado que Hals tuvo que comparecer ante los tribunales por dar malos tratos a su primera mujer. Sea como fuere, es extraño que siendo Hals un pintor exclusivamente de retratos, no pintase en ninguna ocasión el rostro de Anneke. Sin embargo la unión duró poco, ya que ésta murió en 1616, dando dos hijos al pintor. En 1617, tras un viaje fugaz a Amberes (quizá para ponerse en contacto con Rubens), se casó con Lysbeth Reyniers con la que tuvo ocho hijos.


 04_1430725834_861818

Frans Hals - Retrato de Catharina Hooft, c. 1620. Óleo sobre lienzo, 86 x 65 cm, Gemäldegalerie de Berlín.


Consolidación: Entre el éxito y las deudas

La tradición retratística holandesa alcanza su cumbre con Frans Hals, consiguiendo sacarla del mutismo y retratando sus figuras en movimiento. Su gran aportación vino en 1616, con el retrato colectivo, Banquete de oficiales de la milicia cívica de San Jorge. Este encargo prueba que el pintor ya había alcanzado cierta reputación como artista. Desde este cuadro, los encargos se hace muy habituales tanto de particulares como de instituciones.

Aunque la obra de Hals fue muy demandada durante su vida, tuvo graves dificultades financieras, no se sabe si por una vida disoluta o por tener que mantener una gran familia tras un segundo matrimonio con una mujer humilde. Además de pintar, trabajó como marchante, restaurador de arte y maestro de pintura.

A partir de 1640, un nuevo giro en la moda del retrato se observa en los países nórdicos. Empiezan a atraer retratos con mayor aire de distinción y de nobleza, como los de Antonio Moro o Anthony van Dyck, donde se representan caros ropajes con vivo colorido y pincelada muy detallista. Esto repercutió sensiblemente en los pedidos del retratista neerlandés, que pintaba de manera muy abocetada y con un colorido restringido. A pesar de esto, en los ambientes artísticos oficiales, se sucedían los reconocimientos, como en 1644, que fue elegido presidente del gremio de San Lucas de Haarlem.

Ante esta falta de trabajo, Hals intenta abrir nuevos caminos y funda un taller hacia 1650. Pero la empresa no debió ser afortunada porque en 1652 su economía toca fondo. Sus acreedores lo demandaron en varias ocasiones, y en ese año pagó su deuda con un banquero vendiendo sus pertenencias. El embargo de su patrimonio sólo pudo requisar tres colchones, almohadas, un aparador, una mesa y cinco cuadros. La ciudad en reconocimiento se vio obligada a ayudarle en sus gastos, proporcionándole vivienda gratuita y aprovisionamiento de combustible.

Esta situación le hizo dimitir del cargo directivo del gremio y en 1661, se le exime, debido a su avanzada edad, del pago de la cuota correspondiente. El municipio de Haarlem también le concedió una anualidad de 200 florines en 1664.

Frans Hals murió en Haarlem en 1666 y está enterrado en la Catedral de San Bavón de la localidad, como homenaje póstumo al pintor. Su viuda murió poco después en un hospital de caridad de la beneficencia.


 05frans_hals_grupo_familiar_con_diez_figuras_c_1647_50_leo_sobre_lienzo_148_5_x_251_cm_national_gallery_londres

Frans Hals - Grupo familiar con diez figuras, c. 1647-50. Óleo sobre lienzo, 148,5 x 251 cm, National Gallery, Londres.


Características de su técnica pictórica

    • Levedad del dibujo preparatorio. Se ha creído con ligereza que Hals no tenía una técnica muy depurada y que pintaba apenas sin correcciones o dibujos preparatorios. Pero estudios científicos y técnicos han demostrado que esto no es así. Es cierto que los trabajos menos conocidos fueron apuntados sin correcciones ('alla prima'), pero la mayoría de sus obras fueron creadas a partir de varias capas, como era costumbre en esa época. A veces el esbozo era hecho con tiza o pintaba sobre una capa base gris o rosa, para luego completar el cuadro por fases. Parece como si el maestro normalmente usara los esbozos muy tenuemente. Esto demuestra que Hals utilizaba su virtuosismo desde el inicio del cuadro. La ausencia de líneas delimitadoras o de dibujo preparatorio fue cada vez más usada por el pintor en sus obras de madurez.

    • Psicología del retrato. Frans Hals manifestó durante su vida una tremenda audacia y un gran coraje que empaparon sus propios lienzos. Él tenía la capacidad de plasmar la psicología del personaje. A diferencia de otros retratistas contemporáneos de Hals, no diferenciaba en su pintura si era por encargo o no. Utilizaba la misma diligencia y precisión en cualquiera de sus obras.

     "Una inusual manera de pintar que superaba a la de casi cualquiera" escribió su primer biógrafo, Theodorus Schrevelius, en el siglo XVII, sobre su técnica pictórica. En realidad, esta técnica no fue creación original de Hals, ya existía en la pintura italiana barroca, aunque probablemente Hals la tomó de sus contemporáneos flamencos: Rubens y Van Dyck.


 6tres_ni_os_tirando_de_un_carro_c_1620_leo_sobre_lienzo_151_x_107_5_cm_museos_reales_de_bellas_artes_bruselas

Frans Hals - Tres niños tirando de un carro, c. 1620, óleo sobre lienzo, 151 x 107,5 cm, Museos Reales de Bellas Artes (Bruselas).

    A comienzos del siglo XVII, ya sorprendía la vitalidad de los retratos de Frans Hals. Schrevelius apuntaba que su obra reflejaba "tal potencia y vida" que el pintor "parecía alcanzar el natural con sus pinceles". Siglos después, Vincent van Gogh escribía a su hermano Theo: "Qué alegría es ver a Frans Hals, qué diferente son sus pinturas -muchas de ellas- donde todo está cuidadosamente alisado del mismo modo".

    • Colorido preimpresionista. Hals eligió no darle un acabado definido a sus pinturas, como hacían casi todos sus contemporáneos, pues imitaba la vitalidad de sus retratados usando manchas, líneas, gotas, grandes parches de color, que conformaban los detalles.

No fue hasta el siglo XIX que esta técnica tuvo seguidores, particularmente en el Impresionismo. Se puede considerar al pintor holandés como un precursor, usando la técnica impresionista en los cuadros de las milicias o los retratos de los regentes del asilo de Haarlem.


 2caballero_sonriente_1624_leo_sobre_lienzo_83_x_67_cm_colecci_n_wallace_londres

Frans Hals - Caballero sonriente, 1624, óleo sobre lienzo, 83 x 67 cm, Colección Wallace, Londres.


Temática

Del conjunto de su obra por su número destacan los retratos, en los que demuestra una sorprendente habilidad en la captación de gestos y detalles:

    • Retratos por encargo: Podríamos dividirlos en dos clases:

         - Retratos individuales: Son imágenes eminentemente burguesas dedicadas a la decoración de las casas, generalmente a través de encargos dobles: retratos masculinos y femeninos que presidirían las estancias nobles de los hogares de Haarlem. Aparecen llenas de vida y en una actitud increíblemente natural y conseguida, poco común para lo habitual de esta pintura por encargo. Utiliza para caracterizar la propia psicología de los retratados generalmente, en actitud seria y solemne. (Retrato de hombre con guante).

         - Retratos colectivos: A encargo de sociedades o agrupaciones burguesas, Hals concede a todas las figuras un mismo trato preeminente, evitando personajes secundarios o subordinados. Se reflejan en estos cuadros de grupo el realismo psicológico y son ricos en cromatismo y efectos de luz dirigida a rostros y manos. Incluso en ocasiones sus honorarios le fueron pagados en vez por el lienzo en conjunto por persona pintada.

    • Retratos de tipos populares: Pintado con naturalidad y en actitud cotidiana. Son los desposeídos de su ciudad, a diferencia de los burgueses de alto poder adquisitivo de los encargos. Es pintura de género muy al gusto del Barroco, donde el estudio de la instantaneidad sobre las clases pobres suponen un estudio casi sociológico de esta parte de la sociedad excluida de las páginas de la Historia. Centra Hals en estos casos la atención más que en el físico del individuo en la personalidad integradora del momento captado.


OBRA


Según la temática referida en el punto anterior, de la obra de Hals podemos destacar los siguientes cuadros:


user_50_retrato_de_boda_de_isaac_massa_y_beatrix_van_der_laen

    • Retrato de boda de Isaac Massa y Beatrix van der Laen o Pareja de esposos; también Retrato de una pareja (h. 1622; Rijksmuseum de Ámsterdam): La singularidad de este cuadro estriba en que fue el único con el tema de los esposos en un paisaje, muy habitual en la pintura flamenca como es el caso de Rubens o Rembrandt. Tanto el tema como el entorno hizo difícil su atribución a Hals, que hoy es unánime. Algunos estudiosos identifican las figuras con un autorretrato del pintor con su segunda esposa Lysbeth, pero no se puede asegurar con fidelidad. Podría ser también una pintura de encargo por un matrimonio de la ciudad o modelos desconocidos, que era técnica común en la pintura académica, como cuadro de género. Hoy se identifican con Isaac Massa y Beatrix van der Laen.


frans_hals_banket_van_de_officieren_van_de_sint_joris_doelen

    • Banquete de los arcabuceros de San Jorge de Haarlem, 1616, Óleo sobre lienzo, 175 × 324 cm. Museo Frans Hals, Haarlem): Se trata del primer gran retrato de grupo ejecutado por Frans Hals. Existen precedentes, como el Retrato de los oficiales de los arcabuceros de San Jorge ejecutado por Cornelis van Haarlem (1599). Pero Frans Hals hizo su gran aportación en este género, transformando la mera acumulación de retratos independientes en una escena coherente, cuya ocasión es un banquete.2

Cinco fueron los encargos que recibió Frans Hals para pintar los retratos de las milicias cívicas de Haarlem. El propio Hals era miembro de la milicia de San Jorge desde 1612.

Representa un banquete de una de las milicias cívicas, de arcabuceros, de la ciudad, con las que el pintor estaba muy relacionado. Estas asociaciones datan del siglo XIII, representando el poder ciudadano frente al poder feudal; tuvieron gran trascendencia en las luchas por la independencia de los Países Bajos.2 A través de estos retratos mostraban su poderío, así como la bonanza económica que vivía la ciudad. Estos aspectos son simbolizados, además de por el carácter afable de sus miembros, por el hecho de que se encuentren inmortalizados durante un banquete. Está documentado quién es cada uno de los representados, dándose la circunstancia de que alguno de ellos, al continuar en la milicia en 1627, aparece en el segundo retrato de grupo de la milicia de San Jorge elaborado por Hals aquel año, y similar a este.

La luz destaca los rostros y las manos con la intención de hacer más notorio los gestos de sus figuras. El juego de luces, tomada del exterior, sirve para contrastar la sobriedad de los ropajes de esta asociación cívica de carácter puramente calvinistas.

Destaca también la posición de las figuras, de forma manierista y que van más allá de las meras personas sentadas en torno a una mesa.


 09la_milicia_c_vica_de_san_adri_n_de_haarlem

    • La milicia cívica de San Adrián de Haarlem (1627, óleo sobre lienzo, 183 x 266,5 cm, Museo Frans Hals, Haarlem). Las milicias cívicas eran agrupaciones de carácter parecido al policial, propias de cada ciudad, un fenómeno de organización ciudadana que se produjo en los Países Bajos desde el siglo XIII. Estas agrupaciones estaban formadas por caballeros y nobles de la ciudad, contribuían a mantener el orden y terminaron por facilitar la independencia política y económica de las urbes más destacadas. Su creciente poder llevó a que solicitarán ser retratadas por los mejores pintores holandeses, surgiendo así inolvidables escenas como la Ronda de noche de Rembrandt o los banquetes pintados por Hals.

El primer grupo que posó para Hals sería la milicia de San Jorge en 1616, repitiendo once años después en un lienzo similar. En esta ocasión nos encontramos con otra de las milicias de la ciudad de Haarlem, la de San Adrián. La Haarlem Cluveniersdoelen, o Harquebusiers, se estableció en 1519 como una sección especial de la infantería, tomando a San Adrián como patrón. Los miembros de la Cluveniersdoelen eran llamados los Jonge Schuts para diferenciarse de los miembros de la St. Jorisdoelen, o Compañía de San Jorge, llamados los Oude Schuts.

La novedad aportada por el maestro de Amberes a estos retratos de grupo es la importancia otorgada a todos y cada uno de los oficiales, ya que cada uno pagaba su parte y no era justo discriminar a alguno de ellos. Por esta razón se excluye la estructura clásica de colocar figuras menos importantes en un menor tamaño.

La composición se estructura en dos grupos equivalentes que se enlazan a través de uno de los capitanes situado en el centro de la escena, ocupando el primer plano dos oficiales también sentados. Las miradas y los gestos entre los miembros de los diferentes grupos también sirven de enlace, al igual que la figura del camarero que, con un jarro de plata y una copa de cristal en las manos, se dirige de una zona a otra.
Los retratados son, de izquierda a derecha y siguiendo el orden: Adriaen Matham y Lot Scout, alférez; Willem Claesz. Vooght, coronel; Johan Damius, fiscal; Johan Schatter y Gilles de Wildt -sentado y con sombrero-, capitanes; Willem Ruychaver, intendente; Pieter Ramp, alférez; Willem Warmont -sentado en primer plano-, capitán; Outgert Akersloot, Nicolaes von Napels -en pie con sombrero- y Matthijs Haeswindius -sentado con la copa en la derecha-, tenientes. Los oficiales están retratados en el cuartel general de la milicia de San Adrián, apreciándose al fondo una ventana que permite ver un árbol, mientras que en la zona de la derecha no falta la mascota del regimiento, un galgo.

Las tonalidades negras de los trajes contrastan con los blancos de golillas, puños y mantel, los rojos, naranjas, dorados y azules de las bandas, configurando una sinfonía de color de gran belleza. Pero lo más interesante de la composición está en la acertada caracterización psicológica de cada uno de los miembros de la milicia, centrando el pintor su atención en las expresiones de sus rostros, en sus ojos y sus gestos, para mostrar un mosaico de la sociedad nobiliaria de la Holanda barroca.

Los lienzos de 'La milicia cívica de San Jorge y San Adrián' son de los más destacable de los ocho retratos colectivos que atesora el museo Frans Hals de Haarlem. Representan escenas de banquetes de dos de las milicias cívicas de la ciudad, con las que el pintor estaba muy relacionado. Muestran el poderío y bonanza económica que vivía la ciudad. Estos aspectos son simbolizados, además de por el carácter afable de sus miembros, por el hecho de que se encuentren inmortalizados durante un banquete. El retrato de grupo es la gran aportación del genio holandés y no tenía precedentes en la retratística de la época. La luz de los lienzos destaca los rostros y las manos con la intención de hacer más notorio los gestos de sus figuras. El juego de luces, tomada del exterior, sirve para contrastar la sobriedad de los ropaje de estas asociaciones cívicas de carácter puramente calvinistas. Destaca también la posición de las figuras, de forma manierista y que van más allá de las meras personas sentadas en torno a una mesa. El segundo de ellos también es conocido con el nombre de El banquete de los oficiales del cuerpo de arqueros de San Adrián.


 11las_regentes_del_asilo_de_ancianos_de_haarlem

   • Las regentes del asilo de ancianos de Haarlem o Las rectoras y los rectores del asilo de ancianos (1664; Museo Frans Hals de Haarlem): Son dos de las últimas grandes obras del pintor, pintadas por Hals, siendo ya octogenario. Es fácil de adivinar la impronta de decadencia, vejez y muerte en los lienzos, que puede reflejar su propia decadencia o incluso el desengaño del autor con la sociedad que permitió su propia penuria económica. A diferencia de otros cuadros colectivos, Hals usa colores primarios, básicamente negros y blancos, meramente extendidos por el lienzo sin pinceladas de precisión. Usa más que nunca el claroscuro al estilo de Caravaggio. Son curiosas las posiciones y la actitud tanto de los rectores como de las rectoras, adoptando formaciones desordenadas y mostrando falta de entendimiento con las miradas dirigidas a objetos dispares.


 10la_gitanilla_o_la_c_ngara_1628_1630_museo_del_louvre_de_par_s

    • La gitanilla o La cíngara (1628-1630; Museo del Louvre de París): Es el más conocido de sus retratos de tipos populares, uno de los mejores conservados y sin embargo uno de los más desconocidos. La identificación de una cíngara es casi eufemística, porque podría ser una prostituta, por la intención de que Hals la dotó con el uso de la luz rasante en el escote. La técnica en la pincelada es muy suelta, pero bien empastada como era habitual en el pintor holandés. Esto sirve perfectamente para la representación de gesto, un tanto agridulce de la muchacha. Prescinde Hals, como en la mayoría de sus retratos individuales de fondo paisajístico y la luz se centra en el rostro y busto de manera intencionada.


Otras obras

    - Retrato de un hombre sosteniendo un cráneo, h. 1611, Barber Institute of Art, Birmingham.
    - Banquete de los arcabuceros de San Jorge de Haarlem, 1616, Museo Frans Hals, Haarlem.
    - Retrato de Willem van Heythuysen, 1625-1630, Alte Pinakothek, Múnich.
    - Retrato de Isaac Massa, 1626, Art Gallery, Toronto.
    - Joven sosteniendo una calavera, (popularmente llamado "Hamlet") h. 1626, National Gallery, Londres.
    - Retrato de Verdonck, 1627, National Gallery, Edimburgo.
    - El alegre bebedor, 1627-1628, Rijksmuseum, Ámsterdam.
    - Retrato de Cornelia C. Vooght, 1631, Museo Frans Hals, Haarlem.
    - Compañía del capitán Reynier Reael o La compañía cívica, 1633-1637, Rijksmuseum, Ámsterdam.
    - Los regentes del hospicio de Santa Isabel en Haarlem, 1641, Museo Frans Hals, Haarlem.
    - Retrato de mujer, 1648-1650, Museo del Louvre, París.
    - Retrato de hombre, 1660-1666, Staatliche Kunstsammlungen, Kassel.
    - Retrato de familia con siervo negro, Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid.


 14hombre_con_coraza_c_1639_leo_sobre_lienzo_86_x_69_cm_galer_a_nacional_de_arte_washington

Frans Hals - Hombre con coraza, c. 1639, óleo sobre lienzo, 86 x 69 cm, Galería Nacional de Arte, Washington.


Influencias

    • Frans influyó en su hermano Dirck Hals (1591-1656), que también se dedicó a la pintura. Dirck de otra forma y con mucha más libertad que su hermano pintó fiestas populares y bailes, sin embargo la falta de límites no se vio correspondida con la calidad pictórica del pintor.

    • Cuatro de sus hijos siguieron su pasos en la pintura:

        - Harmen Hals (1611–1669)
        - Frans Hals hijo (1618–1669)
        - Reynier Hals (1627–1672)
        - Nicolaes Hals (1628–1686)

El más interesante de ellos es Frans Hals hijo, con cuadros de aldeas y granjas y excelentes bodegones.

    • Otros de los pintores contemporáneos que tomaron inspiración del maestro holandés fueron:

        - Jan Miense Molenaer (1609–1668)
        - Judith Leyster (esposa de Molenaer) (1609–1660)
        - Adriaen van Ostade (1610–1685)
        - Adriaen Brouwer (1605–1638)
        - Johannes Cornelisz Verspronck (1597–1662)
        - Bartholomeus van der Helst (1613–1670)

Algunos de los citados fueron discípulos del taller de Hals. En su estudio De Groote Schouburgh (1718-21), Arnold Houbraken menciona a Adriaen Brouwer, Adriaen van Ostade y Dirck van Delen como discípulos. El profesor Vincent Laurensz van der Vinne añade a la lista de estudiantes del taller al hijo de Hals y a Pieter Gerritsz van Roestraten. Johannes Verspronck, retratista de Haarlem y contemporáneo de Hals, posiblemente también estudió con el maestro en algún momento.

    • Dos siglos después de su muerte, Hals consiguió revalorizarse e influyó en maestros como Claude Monet, Édouard Manet, Charles-François Daubigny, Max Liebermann, James Whistler y Gustave Courbet, así como en los holandeses Jacobus van Looy y Isaac Israëls. Tanto el Realismo como el Impresionismo del siglo XIX se vieron influidos en la temática o técnica de Frans Hals. Muchos de estos pintores visitaron el Museo Frans Hals en Haarlem, que guarda la mayor colección de cuadros de este pintor.

Curiosidades

    La figura de Frans Hals fue reproducida en el billete de 10 florines holandeses.
    Es un artista tradicionalmente poco conocido en España y el único ejemplo de obra suya en dicho país es el Retrato familiar con siervo negro del Museo Thyssen-Bornemisza.


Espero que os guste esta presentaición de Frans Hals, y en lo posible contribuir un poco en la divulgación de su espléndida obra.





 39portrait_of_frans_hals

Portrait of Frans Hals. 1648-50. Oil on wood, 34 x 25 cm. Museum of Art, Indianapolis




Obras destacadas


Frans Hals en el Museo Thyssen


user_50_0grupo_familiar_ante_un_paisaje

Grupo familiar ante un paisaje. Obra de Frans Hals, c.1645-1648. Óleo sobre lienzo, 202 x 285 cm. Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid. Único Museo que tiene pinturas de este pintor en España.

Frans Hals está considerado como el gran genio de la retratística holandesa, género que gozó de un asombroso auge en el siglo XVII, debido a la pujanza económica y comercial del país y al interés que las clases acomodadas tenían en dejar constancia de su buena fortuna a través de sus retratos. Hals consiguió, como ningún otro, penetrar en la personalidad de sus modelos confiriéndoles una vitalidad y una espontaneidad hasta entonces desconocidas. En este lienzo los esposos se cogen de la mano simbolizando la lealtad del matrimonio, mientras el perro a los pies de la niña representa la fidelidad. La pincelada es tan suelta y libre que resulta increíblemente moderna para su época. Sus retratos colectivos y de grupo, como el que en este caso nos ocupa, constituyen lo más famoso de su legado.

Este retrato, que a principios del siglo xx se titulaba Frans Hals y su familia, pertenece a una modalidad del género practicada en Holanda y conocida como retrato colectivo o de grupo. El primer retrato de estas características en la obra de Hals, fechado en 1616, es el Banquete de oficiales de la guardia cívica de San Jorge. A éste le seguirán otros, como los Regentes del hospital de Santa Isabel, en 1641, y Regidoras del asilo de ancianos, en 1664. Hals, considerado uno de los más brillantes retratistas de todos los tiempos, no tuvo rival en la ciudad de Haarlem, donde desplegó toda su actividad artística. El éxito de sus retratos se debió a que supo actualizar un modelo que había quedado esclerotizado por los convencionalismos tradicionales. En estas composiciones, así como en sus retratos individuales, Hals plasmó con espontaneidad posturas y gestos, captando, sobre todo en la expresión de los rostros de sus comitentes, el instante más natural. Sus retratos, llenos de vivacidad, transmiten el carácter individual de sus modelos con fuerza. También aparecen dotados de una carga adicional de vitalidad y optimismo.

En la carrera de Hals encontramos algunos retratos de grupos familiares. Entre ellos el hoy mutilado Grupo familiar ante un paisaje, datado hacia 1620 (colección del vizconde Boyne, aunque el fragmento derecho de la composición, con tres niños, pertenece a los Musées royaux des Beaux-Arts de Belgique, Bruselas). Posterior en quince años es un Grupo familiar del Cincinatti Art Museum, en el que un matrimonio con sus dos hijos tiene como fondo un escenario más urbano. Sin embargo, por dimensiones y composición, nuestro Grupo familiar ante un paisaje mantiene unos lazos más estrechos con la obra del mismo asunto de la National Gallery de Londres. La procedencia más antigua que conocemos de la pintura se remonta al siglo xviii, cuando, según todos los indicios, perteneció a William Bristow —muerto en 1758—. Posteriormente estuvo registrada entre los herederos de John Warde hasta que, en 1909, fue adquirida privadamente por el marchante Joseph Duveen. El óleo, al año siguiente, pasó a la colección del banquero americano Otto H. Kahn, quien pagó por él un precio astronómico que fue objeto de comentarios en la prensa británica. En 1935 estuvo en la Mogmar Art Foundation de Nueva York, fecha en que fue adquirido para la Colección a través de la galería Mercuria de Lucerna.

El hecho de que en este lienzo los esposos se cojan amorosamente las manos mirándose con afecto ha llevado a pensar que el óleo contiene una alusión a la lealtad como una de las virtudes del matrimonio Esta. tesis está fundamentada en uno de los ocho emblemas que Alciato dedica al matrimonio —emblema CXC, Sobre la fidelidad de las esposas—, en el que los esposos enlazan sus manos derechas, como signo de fe y confianza, de forma similar a la que representa nuestra pintura. El perro, que en el emblema de Alciato se coloca al pie de la pareja, y en el cuadro de Hals al lado de la hija, simbolizaría la Fidelidad. El amor que debe de haber entre ellos se representa, en el emblema de Alciato, con un manzano, eliminado de nuestra composición. Sobre este árbol frutal Alciato comenta lo siguiente: «Ésta es la imagen de la fidelidad. Si a ésta la alimenta el fuego de Venus, no estará mal que haya a la izquierda una rama de manzanas, ya que son frutos de Venus: con ellas venció Atalanta a Hipómenes, y requirió Galatea a su hombre». Slive fue quien llamó la atención sobre la relación existente entre nuestra pintura y el emblema de Alciato. Asimismo, Slive propuso a Pieter de Molijn como el autor del extenso paisaje que se desarrolla a la derecha, ya que detectó diferencias de tratamiento entre las figuras y la gran llanura con celaje con la que se cierra la composición a este lado.

Hals construye sus personajes con una pincelada valiente y fluida que reproduce, con precisión, actitudes y posturas. Los rostros, tratados con una técnica lisa y más suave, se retocan con trazos oscuros en los ojos, narices y mejillas para que tengan una mayor expresividad. La construcción de los trajes o el extraordinario fragmento de las botas del esposo, elaboradas con un toque largo y suelto, capaz de concretar las texturas de los distintos materiales en una gama cromática de grises y ocres, son un ejemplo inconfundible de su mejor estilo


user_50_1930_30
    
Pescador tocando el violín. Atribuido a Frans Hals, c. 1630. Óleo sobre lienzo, 86,4 x 70 cm. Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid.
 En la década de 1620 y principios de la de 1630 se fecha un nutrido grupo de pinturas de género en las que Frans Hals retrató a bebedores, músicos, niños y pescadores entre otros personajes, y que desaparecieron de su repertorio unos años más tarde. Estas telas se componen con una sola figura, de busto o medio cuerpo, captada en un movimiento fugaz, lleno de fuerza y naturalidad, e instalada en interiores con fondos neutros. Estos temas, como ya se ha resaltado, enlazan con asuntos de corte costumbrista y de argumento parecido popularizados por los caravaggistas de Utrecht.

Este conflictivo grupo de pinturas estuvo atribuido a Frans Hals, casi sin reservas, en las primeras décadas del siglo xx. Estudios posteriores, especialmente a partir de la exposición monográfica dedicada al artista en 1937, sirvieron para revisar el conjunto, rechazando obras de seguidores, imitadores y también alguna que otra falsificación.

Nuestro lienzo fue adquirido a la galería Julius Böhler de Berlín en 1929, y, según parece, estuvo con anterioridad en el mercado de arte de Nueva York. La pintura entró en la colección como obra de Frans Hals, atribución con la que se mantuvo en todas las publicaciones desde 1930, cuando fue expuesta en Múnich, hasta el estudio de Ivan Gaskell de 1990. Sin embargo, por las palabras con las que Ebbinge- Wubben inició su comentario en el catálogo de 1969, se deduce que la autoría de la obra estuvo cuestionada en la colección hasta que, entre 1963 y 1964, se procedió a una limpieza de su superficie pictórica. Los colores recuperados tras esta intervención, así como la técnica en la pincelada, fueron motivo suficiente para que este historiador considerara la tela un trabajo autógrafo.

Gaskell, al realizar la valoración del Pescador tocando el violín, optó por dejar el lienzo atribuido al pintor asentado en Haarlem y, para respaldar su postura, estableció un análisis comparativo con el Bebedor alegre del Rijksmuseum de Amsterdam, fechado entre 1628 y 1630. Entre ambas imágenes detectó diferencias en el tratamiento de los rostros, especialmente llamativas en las transiciones de los medios tonos y en los trazos y modulaciones del color en zonas próximas al cabello, aspectos en los que nuestro lienzo resulta más áspero.

En cuanto al paisaje que sirve de fondo a este alegre y despreocupado pescador, no muy usual en estos cuadros de Hals, se ha mencionado la posible colaboración de Pieter de Molijn, cuyo pincel resultaría menos enérgico al tratar las dunas, la playa y el celaje. El paraje donde se ambienta este escenario se ha puesto en relación con los alrededores de Zandvoort, localidad próxima a Haarlem, identificándose la construcción de la izquierda con una de las torres-faro de la zona. De esta pintura se conocen dos versiones más que no se consideran trabajos originales del pintor.


 12retrato_de_willem_van_heythuysen

Retrato de Willem van Heythuysen es un cuadro del pintor neerlandés Frans Hals. Está realizado al óleo sobre lienzo. Es un retrato a tamaño real, de grandes dimensiones, pues mide 2,04 metros de alto y 1,34 de ancho. Fue pintado hacia 1625-1630. La Alte Pinakothek, de Múnich, Alemania, lo adquirió en 1969 de la colección Liechtenstein, Vaduz; se exhibe en la pinacoteca bávara con el título de Bildnis des Willem van Heythuysen.

Se trata de uno de los retratos típicos de Hals, en el que se representa a Willem van Heythuysen, mercader que amasó su fortuna como comerciante de hilo en Haarlem. Era un estricto calvinista, y fundó en la ciudad dos asilos, uno de los cuales aún existe.

El rico mercader posa a la manera de los aristócratas, con un pie adelantado y la mano en la empuñadura de la espada, en una postura de confianza en sí mismo, casi arrogante. Detrás de él, un cortinón rojo tapa una puerta, que quizá sea la entrada al antiguo templo de Marte, cerrado en tiempos de paz. Tanto el rosal como la hoja de parra que aparece en el suelo y la pareja de amantes simbolizan la fugacidad, y son un recuerdo del esfuerzo que cuesta la obtención de los bienes terrenos.

El burgués es representado como una persona importante, con una vestimenta demasiado noble y rodeado de cosas bellas. El sentido último de este tipo de retrato puede ser poner en evidencia la vanidad de vanidades, la vida como una mascarada efímera,1 como indican especialmente las rosas marchitándose en el suelo.


user_50_el_alegre_bebedor_en_neerland_s_de_vrolijke_drinker

El alegre bebedor. Es uno de los cuadros más conocidos del pintor neerlandés Frans Hals. Está realizado al óleo sobre lienzo, 81,5 x 66,5. Fue pintado en 1627-1628, encontrándose actualmente en el Rijksmuseum, de Ámsterdam, Países Bajos.

Esta obra es un retrato individual típico de la obra de Frans Hals: el personaje central mira de frente y saluda sonriente con su mano derecha mientras que con la izquierda sostiene una copa de vino que tiende al espectador, saliendo del cuadro. Se trata de un tipo del pueblo, de mediana edad, vestido con amplio chambergo. Hay un medallón con la efigie del príncipe Mauricio a modo de hebilla. No se sabe a ciencia cierta qué persona es la así representada.

Está trabajado en una gama de colores claros, con la única nota oscura del sombrero, transmitiendo vitalidad y optimismo. Las luces son brillantes, trabajadas de tal manera que dan una gran impresión de realismo y frescura. Resulta espontáneo, con una gran fuerza. Los elementos del cuadro están visualmente muy próximos e inmediatos, ejemplificando la tendencia de la pintura holandesa a romper el límite del cuadro hacia delante.


user_50_joven_sosteniendo_una_calavera

Joven sosteniendo una calavera. Óleo sobre lienzo, 92 x 81 cm, National Gallery, Londres. Es un cuadro del pintor neerlandés Frans Hals. Fue pintado hacia 1626. En 1980 lo adquirió la National Gallery de Londres, Gran Bretaña, donde se exhibe con el título de Young Man holding a Skull (Vanitas).

Esta pintura no es un retrato, sino una alegoría de la vanidad, como recuerda la calavera que sostiene el joven, recuerdo de la transitoriedad de la vida y la certidumbre de la muerte. Este tipo de obra se conoce con el nombre de vanĭtas (palabra latina que significa vanidad), un nombre derivado de un verso en el Antiguo Testamento: «Vanidad de vanidades», dijo el Predicador; «todo es vanidad» (Eclesiastés, 12:8). La advertencia del cuadro es, por lo tanto, que se debe pensar en la muerte en todo momento, incluso durante la juventud.

Frans Hals sigue aquí un tema tradicional de la pintura holandesa: la representación de jóvenes con calaveras, como puede verse ya en grabados de principios del siglo XVI. Lo adoptaron también los caravagistas de la escuela de Utrecht, vistiendo a sus modelos con ropa exótica. No obstante, Hals se aparta de ellos en cuanto a que no adopta un fondo no es oscuro, sino claro, por lo que la figura no se desarrolla desde la oscuridad hacia la luz. Destaca igualmente en esta pintura la habilidad del pintor a la hora de representar la mano, extendida, y el cráneo, ya en la superficie del cuadro.



 13compa_a_del_capit_n_reynier_reael

La flaca compañía o Compañía del capitán Reynier Reael - Óleo sobre lienzo, 209 x 429 cm, Rijksmuseum, Ámsterdam. La compañía del capitán Reynier Reael y del lugarteniente C. M. Blaeuw en Amsterdam, llamada abreviadamente Compañía del capitán Reynier Reael o La compañía cívica (en neerlandés, Korporaalschap van kapitein Reinier Reael), es uno de los cuadros más conocidos del pintor neerlandés Frans Hals. También se le conoce popularmente como La flaca compañía (De Magere Compagnie). Está realizado al óleo sobre lienzo. Mide 209 cm de alto y 429 cm de ancho. Fue pintado en 1633-1637, encontrándose actualmente en el Rijksmuseum, de Ámsterdam, Países Bajos.

Se trata de un retrato de grupo. Se representa a un grupo de soldados, todos hombres, en pie, y a tamaño prácticamente natural. Es una obra de encargo que Frans Hals no acabó y fue completada (parte derecha) por Pieter Codde.

Frans Hals logra imprimir dinamismo a la escena, y evitar la monotonía en la representación de los personajes haciendo que varíen sus actitudes, representando a unos de frente, otros en escorzo, y además, gracias a las líneas oblicuas de las lanzas. La pincelada es briosa, ligera. Aunque predominan los trajes de color negro, Frans Hals sabe aprovechar los detalles para introducir reflejos dorados o plateados.


 15_1430730776_307586

Rectores del asilo de ancianos de Haarlem - Óleo sobre lienzo, 172,5 x 256 cm, Museo Frans Hals, Haarlem


 37officers_and_sergeants_of_the_st_george_civic_guard_company

Officers and Sergeants of the St George Civic Guard Company, c. 1639. Oil on canvas, 218 x 421 cm. Frans Halsmuseum, Haarlem


 16_1430730925_215942

Paulus van Beresteyn - Óleo sobre lienzo, 137,5 x 104 cm, Museo del Louvre, París. Obra de Frans Hals


user_50_boy_with_a_flute

Boy with a Flute. 1623-1625. Canvas, 62 x 54.5 cm. Gemäldegalerie. Berlín. Alemania. Obra de Frans Hals


user_50_dos_muchachos_m_sicos

Dos muchachos músicos. Staatliche Kunstsammlungen. Kassel. Alemania. Obra de Frans Hals


user_50_n_h0008_031_hombre_con_gorguera_plisada_la_mano_derecha_al_costado_y_sombrero_en_la

Hombre con gorguera plisada, la mano derecha al costado y sombrero en la izquierda. "Hombre con gorguera plisada, la mano derecha al costado y sombrero en la izquierda". Staatliche Kunstsammlungen. Kassel. Alemania. Obra de Frans Hals


user_50_n_h0008_037_retrato_de_hombre

Hombre sentado con sombrero ladeado y el brazo derecho sobre el respaldo. Staatliche Kunstsammlungen. Kassel. Alemania. Obra de Frans Hals


user_50_joven_con_guante

Joven con guante. 1650. Óleo sobre lienzo. 80 x 66,5 cm. Museo del Hermitage. San Petersburgo. Rusia. Obra de Frans Hals


 17_1430730986_676030

Lucas de Clercq, 1635. Óleo sobre lienzo, 126,5 x 93 cm, Rijksmuseum, Ámsterdam. Obra de Frans Hals


 18_1430731020_851206

Sara Wolphaerts van Diemen - Óleo sobre lienzo, 79,5 x 66,5 cm, Rijksmuseum, Ámsterdam. Obra de Frans Hals


 19frans_hals_portret_van_ren_descartes

Retrato de René Descartes, - Óleo sobre lienzo, 77,5 × 68,5 cm, Musée du Louvre, París. Obra de Frans Hals


 23the_rommel_pot_player

The Rommel Pot Player. 1618-22. Oil on canvas, 106 x 80,3 cm. Kimbell Art Museum, Fort Worth. Obra de Frans Hals


 24family_portrait_in_a_landscape

Family Portrait in a Landscape, c. 1620. Oil on canvas, 151 x 163,6 cm. Viscount Boyne, Bridgnorth, Shropshire. Obra de Frans Hals


 25young_man_and_woman_in_an_inn

Young Man and Woman in an Inn, 1623. Oil on canvas, 105 x 79 cm. Metropolitan Museum of Art, New York. Obra de Frans Hals


 26singing_boy_with_a_flute

Singing Boy with a Flute, 1623-25. Oil on canvas, 62 x 55 cm. Staatliche Museen, Berlin. Obra de Frans Hals


 27two_boys_singing

Two Boys Singing, c. 1625. Oil on canvas, 76 x 52 cm. Staatliche Museen, Kassel. Obra de Frans Hals


 28st_luke

St Luke, c. 1625. Oil on canvas, 70 x 55 cm. Museum of Western European and Oriental Art, Odessa. Obra de Frans Hals


 29st_matthew

St Matthew, c. 1625. Oil on canvas, 70 x 55 cm. Museum of Western European and Oriental Art, Odessa. Obra de Frans Hals


 30verdonck

Verdonck, c. 1627. Oil on panel, 46,7 x 35,6 cm. National Gallery of Scotland, Edinburgh. Obra de Frans Hals


 31peeckelhaering

Peeckelhaering. 1628-30. Oil on canvas, 75 x 61,5 cm. Staatliche Kunstsammlungen, Kassel. Obra de Frans Hals


 32fisher_boy

Fisher Boy. 1630-32. Oil on canvas, 72 x 58 cm. National Gallery of Ireland, Dublin. Obra de Frans Hals


 33fisher_girl

Fisher Girl. 1630-32. Oil on canvas, 80,6 x 66,7 cm. Private collection. Obra de Frans Hals


 34malle_babbe

Malle Babbe. 1633-35. Oil on canvas, 75 x 64 cm. Staatliche Museen, Berlin. Obra de Frans Hals


 35family_portrait

Family Portrait, c. 1635. Oil on canvas, 113 x 93,4 cm. Art Museum, Cincinnati. Obra de Frans Hals


 36willem_van_heythuysen

Willem van Heythuysen, c. 1638. Oil on panel, 46,9 x 37,5 cm. Musées Royaux des Beaux-Arts, Brussels. Obra de Frans Hals


 40portrait_of_a_man_in_a_slouch_hat

Portrait of a Man in a Slouch Hat. 1660-66. Oil on canvas, 79,5 x 66,5 cm. Staatliche Museen, Kassel. Obra de Frans Hals


 41portrait_of_a_seated_man

Portrait of a Seated Man. 1660-66. Oil on canvas, 69 x 60,5 cm. Musée Jacquemart-André, Paris. Obra de Frans Hals


 38stephanus_geraerdts_and_isabella_coymans

Stephanus Geraerdts and Isabella Coymans. 1650-52. Oil on canvas, 115 x 87 and 116 x 86 cm, respectively. Koninklijk Museum voor Schone Kunsten, Antwerp; private collection. Obra de Frans Hals



Museo Frans Hals


 20frans_hals_museum_te_haarlem

El Museo Frans Hals (Frans Hals Museum) es un museo en Haarlem, los Países Bajos. Se proclama sin falsa modestia como «el Museo del Siglo de Oro», en la medida en que tiene en sus colecciones obras representativas del barroco en los Países Bajos.


 21frans_hals_museum_red

El edificio. El interés de esta notable colección de pinturas está redoblado por el lugar excepcional en el que se exhibe: un asilo de ancianos construido en el siglo XVII. Fue en 1598 cuando el municipio de Haarlem decidió la construcción de un asilo para recoger a los ancianos necesitados. Esta decisión dio lugar a una serie de iniciativas destinadas a financiar la construcción del edificio: un concurso de retórica en 1606, una gran lotería en 1607.

En 1609 el asilo recibió sus primeros ocupantes. Estaba dirigido por un grupo de regentes, uno para los hombres y otro para las mujeres. Frans Hals plasmó a estos administradores en grandes retratos colectivos.

En 1810 el edificio se transformó en un orfanato que pasó a ser propiedad de la Iglesia reformada, y esta institución nombraba a los regentes.

En 1908 el orfelinato se trasladó a un edificio nuevo y el municipio dedicó el antiguo asilo a galería para sus colecciones de arte. Una parte de los locales fue destruida para ser reconstruida en el estilo de principios del siglo XVII y recuperar el diseño original. Muchos elementos del museo datan de la época: la puerta de entrada, el edificio principal, la sala Renacimiento, la sala de los regentes y la capilla.

El nuevo museo abrió sus puertas el 13 de mayo de 1913, recibiendo el nombre del más célebre artista de Haarlem: Frans Hals, pintor del siglo XVII.


 22office_of_haarlem_mayor

Sala de la alcaldía en el Ayuntamiento. Estas pinturas no han sido limpiadas, porque no están oficialmente en la colección del Museo Frans Hals


 21_courtyard_main_hall_oudemannenhuis_haarlem

Más info del Museo Frans Hals:

http://es.wikipedia.org/wiki/Museo_Frans_Hals

http://en.wikipedia.org/wiki/Frans_Hals_Museum

http://www.franshalsmuseum.nl/nl/



 0x_hals_self_portrait_copy

Copia de un autorretrato de Frans Hals



Enlaces interesante


http://es.wikipedia.org/wiki/Frans_Hals

http://commons.wikimedia.org/wiki/Category:Frans_Hals

http://www.franshalsmuseum.nl/index_en.html

http://www.abcgallery.com/H/hals/hals.html

http://www.wga.hu/frames-e.html?/html/h/hals/frans/index.html



 aqu_estoy_yo_en_julio_2007_posando_frente_al_rijksmuseum_de_amsterdam_en_esas_fechas_el_museo_estaba_siendo_sometido_a_una_profunda_rehabilitaci_n_1437659245_880457

Aquí estoy yo, en Julio 2007, posando frente al Rijksmuseum de Amsterdam, en esas fechas el museo estaba siendo sometido a una profunda rehabilitación que duró 10 años, hasta abrril de 2014 que fue reinagurado.



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a Frans Hals (1580-1585?-1666), pintor holandés -no muy conocido en España- del que solo conocía algún retrato y que desde mi visita hace unos años al Rijksmuseum de Ámsterdan pude admirar algunos de sus cuadros y desde entonces he profundizado en su magnífica obra. Es uno de los grandes maestros en el arte del retrato. Despierta gran admiración por la brillantez en la representación de la luz y la libertad en el manejo de los pinceles.


Fuentes y agradecimientos: es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, museothyssen.org, pintura.aut.org, artehistoria.jcyl.es, artcyclopedia.com y otras de Internet
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 23 Julio 2015, 15:01; editado 23 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: HALS 
 
Xerbar, acabo de terminar los trabajos de esta semana, en la GUÍA de "Pintores españoles" tienes actualizadas las 7 nuevas galerías... cuando puedas les haces el acc. directo. Gracias.




Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: HALS 
 
J.Luis veo que está semana has ampliado la galería con creces. Gracias por todo tu trabajo, en cuanto tenga un rato actualizo los enlaces.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educaci�n hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
[b]
 
xerbar - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: HALS 
 
No sabía nada de HALS.   Pero, me gustan son cuadros.

Gracias J.Luis.

Saludos
 




___________________________
imagesukrtbgox_200x135_150x101_1477846450_638145 bandera_de_asturias_150x98

Para toda clase de males hay dos remedios: el tiempo y el silencio. A. Dumas

Dar amistad a quien te pide amor es lo mismo que dar pan al que tiene sed.

La felicidad es como la neblina, cuando estamos dentro de ella no la vemos. Amado Nevo

 
Mariol - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: HALS, Frans 
 
La exposición 'Holandeses en el Prado' rescata de los almacenes de la pinacoteca madrileña una de las colecciones más importantes del siglo XVII



'La compañía de milicianos', de Hals, es la estrella invitada de la muestra



 00_1430724257_879106

Compañía del capitán Reijnier Reael y el teniente Cornelis Michielsz Blaeuw, de Frans Hals, que se puede ver desde hoy en el Prado.

La colección de pintura holandesa del Museo del Prado, cerca de un centenar de obras, es también una de las más desconocidas de la pinacoteca. Por gusto errático o por puro capricho, desde la década de los cuarenta este conjunto no ha salido de los almacenes de la pinacoteca madrileña. Pero ahora, coincidiendo con la presentación del catálogo razonado de la colección (la historia detallada de cada una de las obras), elaborado durante los últimos seis años por Teresa Posada, el museo abre al público la exposición Holandeses en el Prado.

Se trata de un recorrido por los principales artistas y temas de esta escuela a través de 56 obras más la guinda de un invitado de lujo: La compañía del capitán Reijnier Reael y el teniente Cornelis Michielsz Blaeuw (1633), pintura monumental cuya ejecución inició Frans Hals y remató Pieter Codde, procedente del Rijksmuseum de Ámsterdam. Se trata de una oportunidad única de contemplar esta obra de temática militar, que estará expuesta hasta el 28 de febrero: y es que cuando en 2013 concluyan las obras de remodelación que se están ejecutando en el museo holandés, la pintura no volverá a ser prestada.

En un recorrido previo a la presentación de la muestra, Teresa Posada aseguraba ayer que la exposición del Prado está llena de descubrimientos. El trabajo durante estos seis años ha sido tan exhaustivo como buscar el ADN de cada una de las pinturas. Y han sido numerosas las atribuciones y reatribuciones que este proceso preparatorio ha deparado. Uno de los grandes descubrimientos radica en el que sin duda es uno de los tesoros del museo: Artemisa, el único cuadro de Rembrandt propiedad del Prado, que ahora ha sido identificado con su nombre original, Judit en el banquete de Holofernes.

Teresa Posada explicaba que es una colección rica pese a la ausencia de grandes nombres como Vermeer o el propio Rembrandt. "Pero es la pintura que se produce en las provincias del norte, unidas después de la firma del Tratado de Utrecht, en 1579". "Esas pinturas son el vínculo que da sentido patrio a las provincias independientes", explica la conservadora. "Hay una forma de entender el paisaje muy diferente de como se entiende en las provincias del sur. Es un paisaje muy oscuro, muy del gusto de la escuela alemana. Y un inicio de como después se entendería el paisaje moderno. Los bodegones también son muy distintos. Aprovechan para mostrar sus señas de identidad".

Miguel Zugaza, director del museo, afirmó que la exposición es una invitación "a contemplar con detenimiento lo que tenemos y no lamentarnos con lo que no tenemos". Concluye así uno de los programas más narcisistas del Prado, junto a la exposición de la pintura española del XIX y la dedicada actualmente a Juan Bautista Maíno.

Gabriele Finaldi, director adjunto del museo, informó de que parte de estas pinturas pasarán a formar parte de la colección permanente del Prado en su nueva reorganización. No precisó cuáles ni cuántas, aunque garantizó que acabaría el baile de las atribuciones que, como en todos los museos del mundo, ha habido hasta ahora. "Después de la detallada investigación que exponemos en el catálogo razonado, se cierran muchas dudas que había hasta el momento. Gracias a la exposición y a la investigación, también han sido restauradas 20 telas que se encontraban en malas condiciones".

Taco Dibbits, conservador jefe de colecciones del Rijksmuseum de Ámsterdam, bromeó con la idea de que precisamente una tela llena de personajes "desafiantes" con la Corona española se exponga ahora en el Prado. Compañía del capitán Reijnier Reael y el teniente Cornelis Michielsz Blaeuw, conocido también como la Compañía de milicianos, es una de las obras más relevantes de la pintura holandesa de los siglos XVI y XVII: "Frans Hals ha entrado en la guarida del león, ni él ni sus contemporáneos podrían haber imaginado que su obra vendría a España y mucho menos a Madrid. Todos esos hombres con los brazos en jarras y la mirada retadora luchaban como locos contra los españoles". La historia de la realización del cuadro la contó el conservador Alejandro Vergara. Frans Hals, junto a Rembrandt y Vermeer, era uno de los pintores más solicitados. Residente en Haarlem, Hals recibió el encargo, desde Ámsterdam, de pintar este cuadro. El artista no viajaba y tampoco quienes le habían encargado la obra. Haarlem y Ámsterdam están próximas, pero no había acuerdo. Después de amenazas y desplantes, tuvo que ser Pieter Codde quien lo terminara.


 13compa_a_del_capit_n_reynier_reael_1430734209_167069

La flaca compañía o Compañía del capitán Reynier Reael - Óleo sobre lienzo, 209 x 429 cm, Rijksmuseum, Ámsterdam.



EL PAÍS.com



 

Esta obra 'La compañía de milicianos' de Frans Hals la pude ver hace unos años personalmente en el Rijksmuseum en Amsterdam y es fantástica al igual que toda su obra.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Lunes, 04 May 2015, 11:10; editado 3 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: HALS, Frans 
 
Estupenda recopilación de Frans Hals que no presentas,   José Luis. Hay 13 obras que se han "escondido" y no es posible verlas. Gracias por tu trabajo. Saludos

                                       
 



 
matias - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: HALS, Frans 
 
Ya han aparecido Matías, las he vuelto a subir.



 



Saludos
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: FRANS HALS 
 
La mirada de Frans Hals guardaba relación con la de contemporáneos como Rembrandt o Rubens, pero también con la de predecesores como Tiziano. Una exposición en Holanda da muestra de ello.



La sonrisa que deslumbró a tres grandes genios de la pintura


Una muestra compara la obra de Frans Hals con Rembrandt, Rubens y Tiziano

El museo dedicado al pintor flamenco alberga la muestra




user_50_0_m_sico_con_la_d_de_frans_hals

'Músico con laúd' de Frans Hals

Los retratos de Frans Hals, el pintor del barroco flamenco afincado en Haarlem en 1585, están llenos de sonrisas y bocas abiertas, una hazaña en su época, cuando la expresión austera del cliente era sinónimo de poder. Hals, que trabajó sin parar en vida, es también el artista del trazo visible al ojo del espectador. El único capaz de lograr al óleo la impresión que hará famoso en el siglo XIX a un movimiento entero de colegas. A ese Frans Hals audaz que pintaba sin esbozo previo y de un tirón un cuadro entero, dedica el museo de su nombre en la ciudad holandesa de Haarlem una muestra todavía más atrevida. En Frans Hals, cara a cara con Rembrandt, Rubens y Tiziano, lo compara con los dos gigantes del barroco y su supremo predecesor renacentista italiano, uno de los más influyentes del arte occidental. El resultado es un regalo para el espectador, que contempla el distinto enfoque dado por los cuatro autores a piezas con músicos, matrimonios adinerados y rectores de asilos y orfelinatos. En el caso de Hals, que entregó ya octogenario dos piezas enormes para estos últimos, se añade la infancia y encargos de milicias cívicas.


user_50_3_1364986421_603436

'Nicolaas van der Meer' (1631), de Frans Hals.

Hals, nacido en Amberes, huyó con su familia a Haarlem cuando la ciudad flamenca cayó en manos de las tropas españolas durante la guerra de Flandes. Fue uno de los pocos pintores consagrados cuyos descendientes siguieron el oficio. Su hermano menor, Dirk, plasmó con cierto éxito bailes y fiestas populares. Cuatro de sus 11 hijos (Harmen, Frans, Reynier y Nicolaes) se ganaron asimismo la vida con los pinceles. Hals padre enseguida mostró aptitudes y la exposición rebate uno de los equívocos más extendidos sobre su obra. La historia oficial señala que fue un desconocido fuera de Haarlem en el siglo XVII. Que salió del olvido en el XIX gracias al ojo del historiador Théophile Thoré-Bürgerue y acabó por recuperar su puesto entre los grandes por los impresionistas Van Gogh y Monet y Manet, rendidos a la “expresión que extraía de sus pinceles”. Pues bien, Hals nunca perdió clientela ni dejó de estar en boga a lo largo de su vida y del siglo posterior. Trabajó hasta su muerte, en 1666, y sus deudas fueron debidas a la carga familiar.


user_50_4_1364986457_384079

'Peeckelhaering' (1628-1630), de Frans Hals.

Anna Tummers, conservadora del Museo Frans Hals, y principal valedora de la nueva teoría, subraya que “era muy querido por sus alumnos y un buen padre”. “Una vez pagó al panadero los 200 florines que le debía vendiendo muebles y cinco cuadros, pero es que tenía muchos gastos. Sus tribulaciones no oscurecieron el aprecio de su clientela por ese trazo grueso, propio a su vez de la obra final de Tiziano y Tintoretto. Y de Rembrandt. Lo especial de Hals es que lo aplica a su manera hasta convertirlo en su sello personal”, explica Tummers. Un buen ejemplo es la insólita pareja formada por Niño riendo, pintado por Hals en 1625, y Hombre riendo, firmado por Rembrandt en 1629. El primero contagia su alegría al visitante con una pincelada rápida, moderna para nuestros ojos, y los grises verdosos tan usados por el flamenco. El varón de Rembrandt es espontáneo y con movimiento, pero juega más con las sombras, la especialidad del maestro del Siglo de Oro.

Tres de los retratos de prohombres de la época confrontados por el museo reflejan con sutileza el diferente enfoque dado por Rubens, Van Dyck (su alumno) y Hals al modelo. El cuadro titulado Jan Vermoelen, del primero, y Retrato de un hombre de 55 años, del segundo, salidos de forma excepcional de la colección del príncipe de Liechtenstein, son anteriores a Nicolaes van der Meer, pintado por Hals. Los tres se apoyan en sendas sillas bordadas en oro, a veces más caras que el cuadro mismo, para marcar su estatus. Están destinados a impresionar y lo consiguen. El caballero de Hals, sin embargo, aparece sobre un fondo más claro, y con unas manos que son un esbozo al óleo, sin perder empaque.



Cuatro artistas con muchas similitudes


user_50_1_1364986306_724649

'El gaitero' (1640-1645) de Jacob Jordaens.


user_50_5_1364986494_116035

'Hombre riendo' (1629.1630), de Rembrandt.


user_50_6_1364986526_858547

'El tocador de laúd' (1622) de Dirck van Baburen.


user_50_7_1364986563_187687

'Retrato de Jan Vermoelen' (1616) de Rubens.


user_50_8_1364986594_362547

'Niño con perros' (1570) de Tiziano.


user_50_2_1364986380_491974

'Niño riendo' (1620-1625), de Frans Hals.


Exposición en Haarlem (Holanda) abierta hasta el 28 de julio de 2013, la muestra permite disfrutar además del barrio del museo, una zona de Haarlem por la que tampoco parece haber pasado el tiempo.



Fuente: elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: FRANS HALS 
 
Sotheby's subasta por 8,5 millones de libras un cuadro falso de Fran Hals
 
La National Gallery asegura que la obra falsa cumplía los requisitos para ser subastada.



 01_1475840109_887961

'An Unknown man', la obra subastada por Sotheby's.

La obra An unknown man, atribuida al artista barroco neerlandés Frans Hals y subastada por Sotheby's por 8,5 millones de libras, ha sido declarada falsa por lo que se ha anulado la venta y devuelto el dinero en su totalidad.

Esta falsificación ha sido descubierta en el marco de una amplia investigación sobre posibles copias de maestros como Hals, Lucas Cranach u Orzaio Gentilerchi, entre otros, informa hoy la BBC.

Se cree que el mismo falsificador que hizo la copia del Hals es el responsable de David contemplando la cabeza de Goliath, atribuida a Gentileschi y que estuvo en préstamo en la National Gallery, donde fue exhibida hasta el pasado marzo.

La National Gallery ha asegurado que siempre investiga las obras que llegan como préstamos y realiza examen del estado de la pintura, dos requisitos que se cumplieron en el caso de este cuadro.

Otra obra cuya autoría se disputa es Venus, atribuida a Lucas Cranach el viejo y datada en 1531. Fue confiscada por las autoridades francesas el pasado mes de marzo al presentarse dudas sobre su autenticidad.

El cuadro había sido prestado para una exposición en Aix-en-Provence por el príncipe Hans Adam II de Liechtenstein, que lo compró en 2013 por 6 millones de libras a la Galería Colnaghi de Londres, precisa la BBC.

Las obras fueron llevadas a Londres por el mismo marchante, lo que llevó a examinar los cuadros de Hals y de Gentileschi. Y expertos del mundo del arte especulan con la posibilidad de que haya unas 25 falsificaciones que se irán descubriendo en las próximas semanas.


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario