Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 2
Ir a la página 1, 2  Siguiente
 
PALACIO REAL DE MADRID
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje PALACIO REAL DE MADRID 
 
fachadasurdelpalacioreawb0

Fachada sur del Palacio Real


Este trabajo está dedicado al Palacio Real de Madrid, una autentica joya, que podemos visitar y disfrutar los españoles, he realizado una recopilación de información y buenas imágenes, que espero gusten a los visitantes de esta sección de arte del foro de xerbar.



Como llegar:

La mejor forma de llegar es con el transporte público:

Autobuses de la EMT: 3, 25, 39, 148
Metro 5 y 2 (opera)
Tren de cercanías: Príncipe Pío

Precio:

El precio de la entrada es de 8 euros la visita no guiada, y 9 la guiada. La visita guiada es de una duración aproximada de 1 hora, en la que se muestran los salones oficiales.
Los jardines, la armería y la farmacia real son de acceso libre.

Horario:

De 9.30 a 17.00h.
(Lunes a Sábado)
De 9.00 a 14.00h.
(Domingos y Festivos)


Visitas imprescindibles:

- salón de Columnas
- Salón de Gasparini
- Saleta de Porcelana
- Comedor de gala
- Salón de Espejos
- Salón del Trono
- Real Capilla
- Real Biblioteca
- Jardines de Sabatini
- Jardines del Campo del Moro


Datos útiles:

- Visita guiada: 9€ Duración aproximada de una hora, visita a los salones oficiales.
- Visita no guiada: 8€
- Autobuses de la EMT: 3, 25, 39, 148
- Metro 5 y 2 (opera)
- De 9.30 a 17.00h (Diario)
- De 9.00 a 14.00h (Festivos)


Cambio de Guardia, todos los miercoles


cambioguardiaxl7

ceremoniavistosaqc2

ceremoniavistosa3gg8

ceremoniavistosa4ya0

En el Palacio Real se realiza el cambio de guardia todos los miércoles a las 12.00 horas, la ceremonia dura 20 minutos aproimadamente. Y de manera especial, el primer miércoles de cada mes, con banda de música la ceremonia dura 40 minutos. La ceremonia es parecida a las que se celebran en Londres, Copenhague y Atenas.



palaciorealdemadridconlgp6

Palacio Real de Madrid, con la Plaza de la Armería en primer plano



MUSEOS DEL PALACIO REAL DE MADRID


HISTORIA:

El Palacio Real de Madrid es la residencia oficial de El Rey de España, no obstante solamente se usa para actos y ceremonias oficiales, y el actual monarca español Don Juan Carlos I no habita en el.

En la localización del Palacio antes se erigía un edificación musulmana defensiva, y más tarde se construyó el antiguo Alcázar. En 1734 un incendio asoló la construcción y Felipe V mandó construir el palacio con materiales que no pudieran arder, de este modo se construyó tan solo con piedra y ladrillo. Las obras terminaron finalmente en 1755 y fue el monarca Carlos III el primero en fijar su residencia aquí. Y el último en habitarlo fue Alfonso XIII de España.


escudodearmasdelpalacioaq8

Escudo de armas del Palacio Real

Los italianos Felipe Juvara y Juan Bautista Sachetti fueron los arquitectos del Palacio Real.
En la actualidad el Palacio es uno de los principales puntos de atracción turística de la ciudad. La apariencia externa es majestuosa y llama la atención tanto la grandiosidad como la blancura del edificio, es interesante verlo en un día soleado que es cuando más resplandece. La grandiosidad que muestra no es una mera ilusión, no en vano es el mayor palacio de toda Europa occidental ocupando una extensión de 135.000 m².


palaciorealrw6

Palacio Real, vista posterior.



PUNTOS DE INTERÉS:


No obstante el interés de esta edificación no es solo arquitectónico y no solo puede admirarse desde fuera, en el interior existen varios salones oficiales de un gran interés. Estos son los siguientes:


Escalinata


palacio3biglb7

La Escalera principal es imponente, con 72 peldaños de una sola pieza, diseñados para permitir movimientos solemnes con paso de marcha. La bóveda, de lunetos, está ricamente decorada con molduras y adornos de estuco; un fresco representa una alegoría del "Triunfo de la Religión y de la Iglesia" (Cerrado Giaquinto).


escaleradeembajadoreslk6

escaleradeembajadores2de1

dos imágenes de la escalera de Embajadores. Conduce a la planta principal y fue diseñada por Sabatini.


escalinarapalaciorealdh7

Escalinara palacio Real, vista desde arriba.


El Salón de los Alabarderos


staircasepalaciorealxl2

Salón de Alabarderos. Posee un extraordinario fresco de Tiépolo


Salón de Columnas


salndecolumnasvx9

Se utilizó en un principio para la celebración de bailes y banquete, posteriormente fue el velatorio de Reina María de las Mercedes, por lo que se construyó un nuevo salón de baile (Comedor de Gala).


Salón de Gasparini


antecmaradegasparinirr0

saletadegaspariniin0

Imágenes de la Antecámara de Gasparini y la Saleta de Gasparini. Era el lugar donde se vestía el Rey en presencia de la Corte. La decoración es de estilo rococó. Es uno de los mayores salones del palacio, contando con aproximadamente unos 150 m².


Saleta de Porcelana:


saladeporcelanadelpalacpm9

saletadeporcelanaap0


Dos imágenes de la saleta de Porcelanas. Esta sala esta completamente recubierta de porcelana, tanto las paredes como el techo. Las distintas piezas de porcelana están ensambladas de tal modo que se disimulan entre telas y adornos las juntas de estas.

Porcelanas. Las hay de todas épocas, estilos y procedencias siendo las más valiosas los restos de la vajilla de bodas de los reyes Carlos III de España y María Amalia de Sajonia.


Comedor de gala


comedordegalagrandevb6

Esta formado por 3 habitaciones con un total de 400 m² de superficie se usó como salón de baile y nuevo comedor. Las paredes están decoradas por tapices de Bruselas y porcelana China así como piezas de la villa francesa de Sèvres.

Se conserva la ampliación que realizó el rey Alfonso XII. Las pinturas que lo decoran son de Mengs y de sus discípulos González Velázquez y Francisco Bayeu


Salón de Espejos


salondelosespejosmh5

Se utilizaba como tocador de la Reina Maria Luisa de Parma esposa de Carlos IV de un estilo neoclásico. Las paredes se encuentras decoradas con grandes espejos que le dan nombre, estos están decorados en oro y azul.


Decoración Palacio Real:


manub03rm3

salapalaciorealvm7

decoracindelpalaciorealrt3

palaciorealmadrid1wj7

Cuatro imágenes de la decoración del Palacio Real de Madrid.


Salón del Trono


salontronohx9

salondeltronomedianasicrx5

salndeltrono1dw5

tronold2

Cuatro imagénes del Salón del Trono. La decoración del Salón del Trono se conserva intacta desde el reinado de Carlos III. La bóveda fue pintado al fresco por Tiepolo, que la terminó en 1766, y representa la Alegoría de la Monarquía Española, con personificaciones delos reinos que la integraban en el siglo XVIII.

El mobiliario de talla dorada y el bordado de la colgadura de terciopelo fueron realizados en Nápoles, donde Carlos III había reinado. Los espejos, enormes para la época, son de la Real Fábrica de La Granja, y las arañas de cristal de roca fueron adquiridas en 1780 en Venecia. Velázquez trajo en 1650, desde Roma, los leones de bronce dorado que flanquean el dosel del trono.


Real Capilla


fachadanortedelpalaciorky4

Fue construida entre 1749 y 1757 por Sachetti y Ventura Rodríguez.


palacio7bigpw7

Es una capilla con una distribución clásica, con altar de mármol al norte, el altar del evangelio, al oeste el órgano, y el atrio es el vestíbulo. Cabe destacar el órgano de la capilla que esta considerado como una obra maestra.


Real Biblioteca


realbibliotecapalaciorepf0

Real Biblioteca del Palacio Real de Madrid. Ocupa el ángulo noroeste del palacio y consta de dos plantas amuebladas con librerías de caoba. Entre los que destacan bastantes incunables.

palacio9au9

Sus colecciones constan de libros, medallas y monedas en número de 300.000 obras impresas, 4.000 manuscritos, 3.000 obras musicales, 3.500 mapas, 200 grabados y dibujos y alrededor de 2.000 monedas y medallas.

Su catálogo esta informatizado y se puede consultar desde su página web: http://www.realbiblioteca.es


Habitaciones privadas


dormitoriodelareinavictsy4

Dormitorio de la Reina Victoria Eugienia. Son las que utilizaron como residencia propiamente dicha los soberanos Isabel II, Alfonso XII y Alfonso XIII, ocupan la prolongación (ala de San Gil) hecha por Sabatini, hacia la Plaza de la Armería y la calle de Bailén son de un tamaño menor que el resto de habitaciones del palacio y poseen una decoración más "burguesa".


La sala de música


unviolnstradivariusdelavu4

Un violín Stradivarius de la colección del Palacio

La sala de música con sus instrumentos musicales con dos violines una viola y dos violonchelos de Stradivarius.



COLECCIONES:


El Palacio Real de Madrid tiene una gran y variada cantidad de colecciones artísticas de la mas diversa índole que va desde la pintura hasta la real farmacia con sus tarros.

Las colecciones más significativas son las siguientes:


Relojes

Considerada la mayor y mejor colección de relojes de España también es una de las principales del mundo, el reloj denominado "El Calvario" del siglo XVII y construido en Nuremberg es el más antiguo, mientras que la existencia de un gran número de relojes de época imperio se debe a la afición por los relojes del rey Carlos IV. Ha destacar un reloj regalo del presidente de Perú al rey Alfonso XIII en 1906 y construido en 1878 por la riqueza de materiales usados para su elaboración como el oro, plata marfil, etc. La importancia de la colección de relojes radica sobre todo en los relojes de época rococó construidos para el rey Fernando VI de España por el relojero suizo Jacquet Droz.


Tapices


blasndeespaavc0

blasondeespaa2do7

Dos imágenes de sendos tapices con el Blasón de España. Considerada la principal colección del mundo la colección de tapices se compone fundamentalmete de tapices fabricados en Bruselas y en los realizados por la Real Fábrica de Santa Bárbara sobre cartones de Francisco de Goya, ha destacar los tapices que se encuentran cubriendo las paredes del comedor de gala.


Real Farmacia


realfarmaciasaladedestilo5

Real Farmacia. Sala de Destilación

Durante el reinado de Felipe II cuando la Real Farmacia se convirtió en un apéndice de la Casa Real con la orden de abastecerla de medicamentos función con la que continua. La Real Farmacia que existe en la actualidad fue fundada como Museo de Farmacia en 1964. Las salas de destilaciones y las dos salas adyacentes a la farmacia fueron reconstruidas tal y como eran durante los reinados de Alfonso XII y Alfonso XIII. Los frascos son anteriores y están formados por frescos realizados en las fábricas de la Granja de San Ildefonso y de Porcelana del Buen Retiro, pero también existen enseres fabricados en loza de Talavera en el siglo XVII.

 
La Real Armería


larealarmeracy6

palacio13so6

palacio10im6

armeradelpalaciorealvh3

Cuatro imágenes de la Real Armería. Está situada a la izquierda del patio de Armas. Considerada junto a la imperial de Viena como una de las dos mejores del mundo está formada por piezas que van desde el siglo XV en adelante, son de destacar las piezas de torneo realizadas para Carlos V de España y Felipe II de España por los principales maestros armeros de Milán y Augsburgo.

Entre las piezas más llamativas sobresale la armadura y aperos completos que el emperador Carlos V de España empleó en la Batalla de Mühlberg, y con los cuales fue retratado por Tiziano en el famoso retrato ecuestre del Museo del Prado. Desgraciadamente una parte de la armería se perdió durante la Guerra de la Independencia y durante la Guerra Civil Española.


LOS REALES JARDINES:


Jardines del Campo del Moro


jardinesdelcampodelmorokt0

jardinesev3

Dos vistas de los Jardines del Campo del Moro.


Estos Jardines deben su nombre a que este lugar era usado por los musulmanes para acampar las tropas que sitiaban la ciudad en la edad media. Las primeras obras para acondicionarlos se deben a Felipe IV de España quien transformó el lugar construyendo fuentes y plantando diferente tipo de vegetación pero aún así estaba bastante descuidado. Durante la reconstrucción del palacio real en el siglo XVIII se realizaron diversos proyectos de ajardinamiento basados en los jardines del Palacio de la Granja pero no se llegó a realizar nada por la falta de fondos. No fue hasta el reinado de Isabel II de España en la que se comienza en serio en el ajardinamiento del Campo del Moro.


fuentedelasconchasenloszy8

Fuente de las Conchas en los Jardines del Campo del Moro

En esta época se diseña un gran parque y se instalan fuentes traídas desde el palacio de Aranjuez, desgraciadamente con la caída de Isabel II hubo un periodo de abandono y descuido en el que se perdió una parte del diseño del jardín que era de tipo romántico. No fue hasta la Regencia de María Cristina cuando se inician una serie de obras de recuperación, otorgándole el diseño actual siguiendo el trazado de los parques ingleses del siglo XIX.


Jardines de Sabatini


palaciorealdemadridfachgk2

Palacio Real de Madrid, fachada norte, con los Jardines de Sabatini. Situados en la parte norte, entre el Palacio Real, la calle de Bailén y la cuesta de San Vicente. De diseño francés, son unos jardines de carácter monumental, creados en los años 1930. Y se llaman de Sabatini porque están en el lugar destinado en su momento a las caballerizas construidas por Sabatini para el Palacio Real.

Estos jardines están adornados con un estanque y a su alrededor algunas de las estatuas de los reyes españoles que en un principio estaban destinadas a coronar el Palacio Real, pero que no se ubicaron en su emplazamiento original porque el peso resultaba excesivo para la estructura del Palacio. En su interior, combinando con los jardines también hay fuentes, situadas geométricamente, entre sus paseos.

Los jardines están rodeados por una verja. Que abre sus puertas a las nueve de la mañana y las cierra a ocho de la tarde o a las nueve según sea horario de invierno o verano respectivamente.
 


ESCULTURA:



En el Palacio Real las series de escultura son de importancia menor a la colección de pintura, pero la serie del siglo XVII procedente del anterior Alcázar es de un carácter excepcional. Los principales escultores representandos son Mariano Benlliure, Gian Lorenzo Bernini, Antoine Coysevox y Agustín Querol. Sobresale la serie de "Los Planetas" del Salón del Trono.



palaciorealyplazadeoriefy2

Palacio Real y Plaza de Oriente que cuenta con una buena colección de estatuas.



estatuaecuestredebronceci6

monumentoafelipeivde3

Dos imágenes de la estatua ecuestre de bronce de Felipe IV de España (1605–1665). Realizada por Pietro Tacca (1577–1640) entre 1634 y 1640. Es parte del monumento situado en la Plaza de Oriente de Madrid (España) e inaugurado en 1843.



monumentoalcaboluisnovaht6

Monumento al cabo Luis Noval Ferrao (1887–1909). Inaugurado en la Plaza de Oriente de Madrid (España) en 1912. Realizado en bronce y piedra. Escultor: Mariano Benlliure (1862–1947). Dimensiones: 6,50 x 3,00 x 3,00 metros. Inscripción grabada en el pedestal: «Iniciado por mujeres españolas, se eleva este monumento a la gloria del soldado Luis Noval. Patria, no olvides nunca a los que por ti mueren.»


monumentoalcapitnngelmefs2

Monumento al capitán Ángel Melgar (1876–1909). Inaugurado en Madrid (España) en 1911. Realizado en bronce y mármol. Escultor: Julio González Pola (1860–1929). Dimensiones: 3,60 x 1,60 x 1,60 metros.


estatuadedonpelayo737jrre5

Estatua de Don Pelayo († 737) en la Plaza de Oriente de Madrid (España). Esculpida en piedra blanca por Domingo Martínez entre 1750 y 1753.


estatuadedonpelayo850enes3

Estatua de Ramiro I († 850) en la Plaza de Oriente de Madrid (España). Esculpida en piedra blanca por Domingo Martínez entre 1750 y 1753.


estatuadesuintila634enlzh1

Fernán - González, 1º Conde independiente de Castilla († 970) en la Plaza de Oriente de Madrid (España). Esculpida en piedra blanca por Jesús Bustos entre 1750 y 1753.


fernandocatolicoab2  

isabelcatolicauu4

Fernando e Isabel, los Reyes Católicos



PINTURA:


Lo que conserva el palacio son los restos de la gran colección real puesto que la mayor parte pasó a formar parte del Museo del Prado en el siglo XIX. Se cuenta que Fernando VII decretó la fundación del Prado para deshacerse de tantos cuadros, pues prefería decorar el palacio con papeles pintados y candeleros, a la moda francesa.

Aparte de los valiosos frescos de Tiepolo y otros, destacan en el palacio varios cuadros de Francisco de Goya, como dos parejas de retratos, con diferentes atuendos, de Carlos IV y su esposa María Luisa de Parma. El Prado posee ejemplares de dos de ellos, pero son copias pintadas por Agustín Esteve y los del palacio son los auténticos. De Diego Rodríguez de Silva y Velázquez hay algún ejemplo de menor interés. Otros autores mencionados en los inventarios son Pedro Pablo Rubens, Giovanni Battista Tiepolo, Anton Raphael Mengs, Caravaggio, con un famoso cuadro de Salomé, así como Luca Giordano, pintor napolitano que trabajó al servicio de Carlos II. Retratistas de la corte borbónica, como Louis-Michel van Loo, Winterhalter y Laszlo, cuentan también con una lógica presencia. Watteau, figura clave del Rococó francés, cuenta con dos pinturas, de las pocas suyas existentes en España.

Las obras están distribuidas por los salones y por una zona habilitada como museo de pintura, aunque es previsible que al menos en parte sean llevadas al futuro Museo de Colecciones Reales.



ALGUNAS OBRAS:



1alegoradelavirtudyelhoqc4

Alegoría de la Virtud y el Honor. 1786. Palacio Real, Madrid. Fresco de Francisco Bayeu


1apoloprotegiendolasciehh3

Apolo protegiendo las Ciencias y las Artes. 1786. Palacio Real, Madrid. Fresco de Francisco Bayeu


1laapoteosisdehrculesenub5

La apoteosis de Hércules en el Olimpo. 1768-69. Palacio Real, Madrid. Fresco de Francisco Bayeu


1lacadadelosgigantes176if8

La caída de los Gigantes. 1764. Palacio Real, Madrid. Fresco de Francisco Bayeu


1laprovidenciapresidienzv6

La Providencia presidiendo las virtudes y facultades del hombre. 1770-71. Palacio Real, Madrid. Fresco de Francisco Bayeu


1larendicindegranada176zv1

La rendición de Granada. 1763. Palacio Real, Madrid. Fresco de Francisco Bayeu


1lasrdenesdelamonarquaewh5

Las Órdenes de la Monarquía Española. 1795. Palacio Real, Madrid. Fresco de Francisco Bayeu


colnofreciendoamricaaloyi8

madridpalaciorealpinturzg1

Colón ofreciendo América a los Reyes Católicos. Fresco de Antonio González Velazquez. Palacio Real (Madrid)


gentlenessaccompaniedbyfu3

Gentleness Accompanied by the Four Cardinal Virtues. Antonio González Velazquez. Fresco del Palacio Real de Madrid


tapizbasadosobrecartndetr8

Tapiz basado sobre cartón de Antonio González Velázquez. Oficial y soldado. 1776-78


palaciorealvr2


antonraphaelmengsautorrmp4

Autorretrato de Mengs. Uno de los artistas que intervinieron en la obra pictorica del Palacio Real.


laapoteosisdetrajanodetch2

La apoteosis de Trajano. Detalle de la bóveda de la Saleta de Gasparini. Palacio Real. Madrid. Mengs


andataalcalvario1769oliyk9

Andata al Calvario. 1769. Olio su tela. 185 x 185 cm. Madrid, Patrimonio Nacional. Palacio Real. Mengs


mariacarolinadasburgorerd5

Maria Carolina d´Asburgo regina di Napoli. 1772-73. Olio su tela. 136 x 100 cm. Madrid, Patrimonio Nacional. Palacio Real de Madrid. Mengs


alegoradelainstitucindeqq5

Alegoría de la Institución de la Orden de Carlos III. 1826. Palacio Real de Madrid. Vicente López


lapotestadsoberanaenelehw8

La Potestad soberana en el ejercicio de sus facultades. Palacio Real de Madrid. Vicente López


elgeneralramnmaradenarvri2

El General Ramón María de Narváez, I Duque de Valencia. 1849. Palacio Real de Madrid. Vicente López


franciscaramnnodrizadeiaq2

Francisca Ramón, Nodriza de Isabel II. 1830. Palacio Real de Madrid. Vicente López


lainfantamaraamaliafedebm0

La Infanta María Amalia Federica Augusta de Sajonia. 1825. Palacio Real de Madrid. Vicente López


lareinamaraluisadeparmakw5

La Reina María Luisa de Parma. 1819. Cppia de Goya. Palacio Real de Madrid. Vicente López


elprncipemaximilianodesdj4

El Príncipe Maximiliano de Sajonia. Patrimonio Nacinal. Palacio Real. 1825. Vicente López


sanhermenegildosorprendas9

San Hermenegildo sorprendido por los soldados de su padre. Palacio Real de Madrid. 1816. Vicente López


bautismodesanhermenegilsz4

Bautismo de San Hermenegildo por San Leandro. Palacio Real de Madrid. 1816. Vicente López


frescodeglaquintomg0

Fresco de Giaquinto


eltiemopdelareliginbvednc5

El tiemop de la Religión. Bóveda de la escalera. Palacio Real. Madrid. Giaquinto


sposaliziodisalomoneolico0

Sposalizio di Salomone. Olio su tela. 250 x 265 cm. Patrimonio Nacional. Palacio Real de Madrid. Lucas Jordán


cpuladelpalaciorealsn7

Cúpula Básilica del Palacio Real. Lucas Jordán


lavirgendelaruecapinturkm4

La Virgen de la rueca. Pintura. Técnica mixta sobre tabla. 60 x 44 cm. Palacio Real. Madrid. Luis de Morales "El Divino"


retratodecarlosiiiconeluz7

Retrato de Carlos III con el hábito de su Orden. Palacio Real de Madrid. Maella


sanpedropenitentepalacikk0

San Pedro penitente. Palacio Real. Madrid. Patrimonio Nacional. Luis Tristán


retratodelreydonalfonsomy5

Retrato del Rey Don Alfonso XIII con el uniforme de húsares. Palacio Real. 1907. Sorolla


carlosivenposedecazaleoeo2

Carlos IV en pose de caza. Óleo sobre lienzo. 210 x 136 cm. Patrimonio Nacional. Palacio Real. Madrid. Goya


lareinamaraluisaenmantigi9

La reina María Luisa en mantilla. Óleo sobre lienzo. 210 x 130 cm. Patrimonio Nacional. Palacio Real. Madrid. Goya


ramuredecerfleosobrelievd4

Ramure de Cerf. Óleo sobre lienzo. 122 x 146 cm. Patrimonio Nacional. Palacio Real. Madrid. Velázquez


retratodeunamujer1625lemr3

Retrato de una mujer. 1625. Óleo sobre lienzo. 32 x 24 cm. Palacio Real. Madrid. Velázquez


sanisidoro1730dibujoprerq4

San Isidoro. 1730. Dibujo. Preparado a lápiz negro. Pluma y aguada de tinta gris. Papel amarillento verjurado. 30 x 18,3 cm. Biblioteca del Palacio Real. Madrid. Meléndez


laglroriadelamonarquaesum3

Fresco. La Glroria de la monarquía española. Detalle de la bóveda del Salón del Trono. Palacio Real. Madrid. Tiépolo


frescodetipolodelpalacihg7

Fresco de Tiépolo del Palacio Real de Madrid


lareinazenobiaanteelempeh1

La reina Zenobia ante el emperador Aureliano. Tiépolo


laredencintrpticovanderey0

La Redención, tríptico. Van der Stockt


salomconlacabezadelbautjx7

Salomé con la cabeza del Bautista. 1609. Óleo sobre lienzo. 116 x 140 cm. Palacio Real de Madrid. Madrid. Caravaggio


vistadepartedelrealpalaua2

Vista de parte del Real Palacio desde la Cuesta de la Vega. Fernando Brambila (1763 - 1832).


palaciozp7

Otra vista del Palacio Real, desde los jardines.



PUES ESTO ES TODO AMIGOS, ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO LA EXPOSICIÓN REALIZADA DEL PALACIO REAL DE MADRID.



Fuentes y agradecimientos: Cdad pintura, Wikipedia, Madrid histórico y otras de Internet
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
última edición por j.luis el Martes, 10 Febrero 2009, 20:25; editado 12 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MUSEOS DEL PALACIO REAL DE MADRID 
 
J.Luis gracias por el museo del Palacio Real de Madrid. No había visto muchas fotos interiores de este palacio. Con las que has expuesto aquí me he quedado    Es espectacular.  

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educaci�n hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
[b]
 
xerbar - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MUSEOS DEL PALACIO REAL DE MADRID 
 
Bueno xerbar, ya he terminado el trabajo del Palacio Real, ya he visto que te gustó lo que vistes, ahora he añadido algunas imágenes más en la cabecera, también pongo más abajo dos fotos nocturnas que he conseguido del Palacio Real.


zvistanocturnadelosjard

Vista nocturna de los Jardines de Sabatini, proyectados en los años treinta del siglo XX.


zvistanocturnadelaplaza

Vista nocturna de la plaza de Oriente, con la estatua ecuestre de Felipe IV. Al fondo, la fachada este del Palacio Real.


Saludos.
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 23 Julio 2009, 23:46; editado 1 vez 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MUSEOS DEL PALACIO REAL DE MADRID 
 
El Palacio Real recibe al Louvre


Una exposición relata los orígenes del neoclasicismo en Francia





madamedubarryyelpajezamgz6
  
Un paje enano y mulato, de nombre Zamore, ofrece una taza de chocolate a una dama en deshabillé de pomposo porte. El paje, a quien la historia colgaría el sambenito de traidor, mira con embeleso a la amante del rey de Francia Luis XV, Madame Du Barry, nacida Jeanne Bécu. Por su influencia sobre el monarca legatario del Rey Sol, ella alentó durante tres lustros del siglo XVIII los cánones del gusto en Francia y, por ende, de gran parte de Europa. Consiguió así, por su afán coleccionista, perpetuar el neoclasicismo, un estilo artístico renacido cuyo fluir cobraría un esplendor ornamental del cual la exposición El gusto a la griega da deslumbrante noticia en un recinto trabado con él en impar sintonía: el Palacio Real de Madrid.


Este tipo de arte sería devorado por el furor del romanticismo

Tal estilo quedaba caracterizado por los cánones helénicos de belleza redescubiertos mediada aquella centuria en el sur de Italia -la Magna Grecia- por el impulso de Carlos VII de Nápoles, futuro Carlos III de España.

La exposición exhibe numerosas obras cedidas por el Museo del Louvre y algunas por la Fundación Gulbenkian de Lisboa, hasta donde la muestra itinerará en el primer trimestre de 2008, con el patrocinio de la Fundación Santander y la anfitrionía de Patrimonio Nacional.

Marie-Laure de Rochebrune, comisaria de esta muestra, secundada por Catherine Gougeon, han establecido un relato que da cuenta del despliegue de aquel estilo, en su dimensión ornamental, que inundó los salones cortesanos de Europa, desde Madrid a Dresde y San Petersburgo, en la etapa inicial de su trayectoria comprendida entre los años 1750 y 1775, a través de una secuencia de ornamentos que rivalizan en una carrera simbólica hacia la perfección de sus hechuras.

Muebles de caoba, cuero y cordobán; ánforas, vasos, vajillas, bouquets de flores y tabaqueras, tallados o adornados con motivos del repertorio arquitectónico griego: triglifos, metopas y columnas, siempre columnas. Hay profusión de acantos, ovas y laureles, primorosamente dispersos entre volutas y molduras entre una sinfonía donde, de los órdenes clásicos, prima el jónico, atribuido por antonomasia a la condición femenina. Soportes en porcelana de Sèvres, pórfido, mármol, piedras duras, bronce o metales preciosos asientan su belleza, a la que brindan consistencia matérica.

Todo un regocijo de formas cinceladas bajo aquel estilo desfila ante los ojos del visitante con la desenvoltura de la belleza que anida en los repertorios de la arquitectura griega, ungida de una quietud racional anhelada por ilustrados como Dennis Diderot (1713-1784). El enciclopedista y mentor del neoclasicismo acreditó con voz nueva algunos de los destellos de la civilización helénica, sepultada hasta entonces por la versión romana del clasicismo latino.

Según explica De Rochebrune, "la deriva barroca del arte se había abismado desde fines del siglo XVII en una moda que los franceses llamaban rocaille" -y alemanes y españoles, rococó- una suerte de geometría fractal que condujo a la declinación de las formas artísticas hasta una incontrolada anarquía. Ante aquella confusión, la reacción racional, neoclásica, adquirió estatura y recobró el control del arte. A ella se aplicaron artistas como Delafosse, Pajou, Tandart, LemoyneII o Petitot y se expandió gracias al vivo apoyo cortesano que en sus orígenes obtuvo de Madame Pompadur; del marqués de Marigny, su hermano; del duque de Aumont y el de Choiseul, gran coleccionista de ornamentos neoclásicos, considerado el cochero de Europa por sus múltiples misiones diplomáticas. Aristócratas y altoburgueses conformaron la clientela de tan suntuario arte que, al declinar el siglo, sería denostado como socialmente obsceno desde las filas de los revolucionarios.

Al cabo, la Revolución vivió una jornada especial. El 8 de diciembre de 1793, Madame Du Barry fue acusada por un tribunal popular de alta traición por haber huido de Francia. La condesa había viajado a Londres a la subasta de unas joyas suyas pero, incautamente, regresó a París: Jeanne Bécu fue decapitada apenas dos horas después de recibir la sentencia; su delator había sido Zamore, el paje embelesado.

Pese a perdurar hasta el período napoleónico, el neoclasicismo sería devorado por el furor romántico, dando así fin a la era de los grandes estilos.


El gusto a la griega. Lunes a sábado, de 9.30 a 18.30. Domingos y festivos, hasta las 14.30. Hasta el 6 de enero. Palacio Real. Bailén s/n. Entrada gratis.



EL PAÍS
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MUSEOS DEL PALACIO REAL DE MADRID 
 
Un laberinto invisible


prophoto1197457139cn0



Recorrido por las entrañas del Palacio Real que el público no visita, donde trabajan 700 personas y no vive nadie



prophoto1197457257lt8

Salón del trono

El Palacio Real es, junto con una manzana del barrio de la Concepción perpendicular a la M-30, el edificio más grande de Madrid. Y, quizás, el más bello. Fue ideado en 1735 por Felipe Juvarra para alojar la corte de Felipe V y una ciudad en pequeño, entonces con 3.000 cortesanos. Velázquez, Goya, Giordano, Mengs... entre 300 lienzos, cuelgan de sus muros, más 150 tapices. Posee la mejor armería y la colección más completa de stradivari -cinco-, del mundo...


bvedadelacapillarealkg5

Bóveda de la Capilla Real

... Hoy es uno de los principales museos de Europa. En 2006 recibió 883.000 visitantes. Permanece abierto al público todo el año salvo en días de recepciones oficiales. Pero hay un amplio espacio que el público no puede visitar. En él laboran 700 personas. Una zona es suntuaria, dedicada al confort de las audiencias; y otra, de servicios, en los nueve pisos -dos sótanos- por los que la vida de palacio discurre. En ellas se diseña cada día la compleja ingeniería para adaptar el edificio a la versátil agenda que el palacio exige: hoy museo público; mañana, receptáculo real de embajadores; pasado, salón de agasajo de jefes de Estado...


El Palacio Real espera hoy el primer cambio de guardia que realizará todas las semanas del año, anteriormente lo hacía uma vez al mes, para promover el turismo, debido a la gran vistosidad de la guadia real con atabiada con vestimentas del siglo XVIII.
 

prophoto1197457059ks7  prophoto1197457182rq5

Uno de los enclaves más curiosos alberga las caballerizas. Las originarias, desaparecidas durante la Segunda República, fueron construidas en 1764 por el italiano Francesco Sabatini. Hoy se hallan en la planta baja de la fachada norte, que mira hacia la Cuesta de San Vicente. Constan de tres espacios, cuadras, carruajes y clínica, de techos abovedados con una fábrica de ladrillo de vistoso aparejo. Bajo la dirección de Antonio Ripalda, coronel de Caballería, las caballerizas fueron pulcra y bellamente reformadas hace siete años. Veinte caballos -Yelmo, Solista, Bravo...- de raza holandesa, se hallan estabulados en ellas en habitáculos de madera de roble sin nudos, que evita dañar sus lomos. La temperatura es cálida.


comedordegaladr3

Comedor de gala

Función primordial de estas recuas es la de acarrear los suntuosos carruajes de gala en los que los embajadores extranjeros presentan cartas credenciales al Rey, en la ceremonia más vistosa de Madrid. En apenas 20 minutos, parten del palacio de Santa Cruz, sede del Ministerio de Exteriores, cruzan la plaza Mayor y llegan al Palacio Real. Postillones, palafreneros y conductores guían los caballos con tino, ya que los carruajes carecen de frenos. Con tres veterinarios, las caballerizas cuentan con guarnicionería propia: un artesano búlgaro y su ayudante español construyen aparejos de cuero, como sopalandas, que aseguran elasticidad a los tiros.

Otra de las zonas no visitables por el público es la de cocinas. Se halla bajo la entrada a palacio que mira a la plaza de Oriente. Su extensión es enorme. Cada una consta de fogones rectangulares, de ocho metros de longitud por tres de anchura, con repisas decoradas con cacharrería bruñida de color cobrizo. Arcaicos y vetustos muebles, de excelente hechura, surgen por doquier: un frigorífico de madera con cinco armarios de herrajes en latón brillante; un decimonónico calentador de platos blasonado; un ascensor mecánico... Por las dimensiones de palacio, la comida, desde la cocina hasta la mesa del rey, de 142 cubiertos, tardaba entre 15 y 20 minutos. Se asegura que don Juan de Borbón, padre del rey Juan Carlos que vivió en su infancia en palacio, decía que sólo comió caliente fuera de este edificio. Hoy, para las recepciones, se emplean comandas de menús encargadas fuera.

Las entrañas palaciegas llaman la atención por su escala y su armonía: simetría en los planos horizontales y proporción en los verticales. Es el caso de la sala de Incógnito, pieza por la cual se dice que los reyes salían de palacio cuando no querían ser vistos. A un lado, dos columnas salomónicas. Al otro, un antiguo hogar para la guardia y un simón. Un ventanal filtra luz a raudales. Hoy la emplean los cinco sindicatos con presencia en palacio para sus asambleas. Los muros revelan la cimentación ciclópea del anterior Alcázar de los Austrias, destruido por las llamas en la Nochebuena de 1734.



Otras obras del Palacio Real



cenaenlacasadesimnelfar

Cena en la Casa de Simón el fariseo (c. 1496-1504), Palacio Real, Madrid (parte del políptico de Isabel de Castilla)


cristoconlacruz1498hleo

Cristo con la cruz. 1498 h. Óleo sobre tabla, 150 x 94 cm. Palacio Real. Obra de El Bosco y taller


450pxvelazquezolivaresp

Retrato del Conde-Duque de Olivares de Velázquez. Palacio Real. Madrid


velazquezcavallblanc

Caballo blanco de Velázquez. Palacio Real. Madrid


juanjosdeaustriaacaballs

Juan José de Austria a caballo, por José de Ribera. Palacio Real. Madrid


haywainannimo155060patr

Hay Wain, Anónimo. 1550-60. Patrimonio Nacional, el Palacio Real. Madrid


heiligemuerendeverlaats

Heilige mueren de verlaat stad. Goud, Zilver, zijde en wol. 300 × 369 cm. Madrid, 1550-60. Patrimonio Nacional, el Palacio Real. Madrid


latentacindesanantonioo

La tentación de San Antonio. Oro, plata, seda y lana. Madrid, Patrimonio Nacional, Palacio Nacional. Anónimo. 1550-70 Palacio Real. Madrid


jardndelasdeliciasoropl

Jardín de las Delicias. Oro, plata, seda y lana. 288 × 490 cm.  Patrimonio Nacional (Patrimonio Nacional), Palacio Real. Madrid. Anónimo



Dependencias


escaleraprincipal

Escalera prncipal del Palacio Real. El proyecto original del Palacio Real presentado por Juan Bautista Sachetti a Felipe V en 1736 contaba con dos escaleras monumentales para comunicar la planta baja con las cámaras o cuartos del rey y de los príncipes de Asturias. Parece ser que su elevado número de tramos, peldaños y rellanos no gustaron ni a Felipe V, que había aprobado el proyecto, ni a su hijo y sucesor Fernando VI. Tanto es así que desde la corte se pidió consejo a los mejores arquitectos italianos del momento.

A la muerte de Fernando VI tan sólo se habían construido los cimientos y la planta baja del palacio, junto con los dos huecos o cajas de las escaleras y sus decoraciones, por lo que al llegar Carlos III a Madrid, en 1760, se le va a dar un impulso definitivo a las obras. Es más, Carlos III destituyó a muchos de los artistas, maestros y oficiales que trabajaron en el periodo precedente, afectando tal decisión al arquitecto mayor del rey Juan Bautista Sachetti, -que fue sustituido por el también arquitecto y coronel de ingenieros Francisco de Sabatini- y, entre otros, a Corrado Giaquinto, que había sido pintor de cámara de Fernando VI y en estos momentos se encontraba terminando las pinturas del techo de la escalera principal.

Por deseo de Carlos III, en 1765 Sabatini sólo construyó la escalera que desde el salón de funciones de la planta baja comunicaba con la principal por el lado izquierdo, aprovechando la caja o hueco que ya había levantado Sachetti con singular belleza plástica. Sobre el hueco o caja de la derecha donde debía haberse construido la otra escalera se instaló un salón de baile para los Príncipes de Asturias.

La escalera de Sabatini, de tipo imperial, era sencilla y monumental, y semejante a la que había proyectado su suegro el arquitecto Vanvintelli para el palacio de Caserta que también mandara construir Carlos III. Estaba compuesta por un tramo central de suave pendiente que llegaba hasta un rellano intermedio y espacioso, desde el que partían en dirección inversa dos tramos laterales hasta el nivel del suelo de la planta principal. Los peldaños se tallaron en mármol procedente de las canteras del pueblo madrileño de Robledo de Chavela.

En 1789, al poco tiempo de suceder en el trono Carlos IV, Sabatini recibió la orden de cambiar la orientación de la escalera principal hacia el lado opuesto, esto es, al lado derecho. Al igual que su padre, el nuevo rey también tendría una escalera principal que comunicara más directamente con sus aposentos. Sabatini desmontó la escalera que había construido en 1765 y en su lugar se construyó posteriormente el Salón de Columnas. Como en el lado opuesto todavía se conservaba la antigua caja o hueco de la escalera que había proyectado Sachetti, junto con todos sus ornamentos y pinturas, Sabatini se limitó a reconstruirla sin alterar su diseño y sus dimensiones. Después de tantas vicisitudes esta es la escalera principal del Palacio Real que podemos contemplar en la actualidad.

La caja de la escalera. Las decoraciones y pinturas de la escalera principal y gran parte de las del Salón de Columnas son las originales de aquella primitiva doble escalera que nunca llegó a construirse.

Corrado Giaquinto (Malfetta, 1703 – Nápoles, 1766), vino a la corte en 1753 para trabajar en las obras del nuevo palacio como primer pintor de cámara de Fernando VI. Diseñó todo el conjunto de la doble escalera y pintó los frescos que hay entre los lunetos, en el techo, en la bóveda y en las galerías o camones que se encuentran sobre los rellanos de la escalera-. Siguiendo sus diseños entre 1758 y 1759 Juan Bautista Andreoli realizó en estucos blancos y dorados las flores de los casetones, los follajes, las guirnaldas, las conchas y las cestas de frutas.


0laspinturasdeltechorep

Las pinturas del techo representan El triunfo de la Religión y de la Iglesia, que encarnadas en dos matronas reciben de una alegoría de España sus producciones, trofeos y victorias. La alegoría de España va acompañada por sus virtudes características: la prudencia, la justicia, la constancia, la integridad y el celo religioso. Otras figuras personifican los continentes de África, Asia y América en alusión a las dimensiones geográficas de la monarquía, sus conquistas y victorias. Los medallones en claroscuro de los ángulos del techo representan los Cuatro Elementos (agua, aire, fuego y tierra). En pequeños círculos del techo aparecen representados niños que portan símbolos y atributos de la Casa de Borbón.

Sobre la cornisa y en el espacio que hay entre los lunetos están representadas las alegorías de la liberalidad, la magnanimidad, la felicidad y la paz.

Las decoraciones pictóricas se completan con las representaciones de Hércules arrancando las columnas ante Neptuno, en el tímpano del camón, La Cosmografía, en la bóveda del camón, y, respectivamente, El triunfo de España sobre sus invasores y La Victoria en el arco o camón del lado contrario que da acceso al Salón de Alabarderos.

Por último, destacan los bustos de Felipe V e Isabel de Farnesio que flanquean la entrada de la escalera, obra de René Fremín; los leones de mármol blanco que se encuentran en el rellano, obra de Felipe de Castro y Roberto Michel; y la estatua sedente de Carlos IV ataviado como un emperador romano que se encuentra debajo del camón, obra de Ramón Barba.



saloncolumnas

Salón de Columnas del Palacio Real. Entre 1764 y 1789 el espacio de este salón estuvo ocupado por la escalera principal del Palacio Real. Por deseo de Carlos IV el arquitecto Francesco Sabatini trasladó la escalera al lado opuesto y creó este salón de porte neoclásico, respetando las decoraciones y pinturas que se habían realizado durante los años finales del reinado de Fernando VI.


2saloncolumnastecho

En los frescos de la bóveda el pintor italiano Corrado Giaquinto representó el Nacimiento del Sol y el triunfo de Baco, aunque también se conoce como la Aparición del Sol y la alegría de la Naturaleza. En esta alegoría el Sol aparece conduciendo un carro tirado por cuatro caballos blancos, y va acompañado por las horas del día, la Aurora y Céfiro. El resto de la composición alude a las cuatro estaciones del año: el verano, representado por Ceres; la primavera por Venus y Cupido; el invierno por Vulcano y el otoño por Baco. Otros dioses como Diana cazadora, Pan (deidad de los pastores) y Galatea -sobre un delfín-, completan la representación.

En un medallón que hay encima de la puerta del salón Giaquinto pintó la Majestad de España, representada figurativamente por una mujer ataviada con manto real y cetro. El medallón esta decorado con un león dorado, un almohadón con corona y cetro, y cuatro niños que portan palmas y guirnaldas, todos realizados en estuco.

En las esquinas de la bóveda hay cuatro medallones también realizados en estuco que representan los Cuatro Elementos de la naturaleza (tierra, aire, agua y fuego). Todas estas esculturas fueron realizadas por Bernardino Rusca, Felipe de Castro y Roberto Michel a comienzos de la década de 1760, además de los adornos que rodean la pintura de la bóveda, las guirnaldas y las palmas anudadas que se disponen en los nervios de la bóveda.

Este salón neoclásico esta adornado por estatuas de antiguos dioses romanos y por una interesante muestra de bustos de la colección real de emperadores. Las estatuas de los dioses Neptuno, la Tierra y Venus pertenecen a la serie de los Siete Planetas y fueron realizadas a tamaño natural y en bronce por el escultor flamenco Jacques Jonghelinck. Fueron adquiridas por el Cardenal Infante Fernando de Austria, junto a las otras cuatro que se encuentran en el Salón del Trono (Júpiter, Mercurio, Saturno y Marte). En 1637 se las envió a su hermano Felipe IV para que adornara el nuevo Palacio del Buen Retiro, aunque el pintor Diego Velázquez prefirió emplearlas para decorar la pieza ochavada del antiguo Alcázar.


2saloncolumnascarlosvle

Por último, cabe destacar el grupo escultórico titulado Carlos V dominando el furor o Carlos V vencedor de la herejía. Fue realizado por Barbediennem en 1878, copiando la original que realizó Leon Leoni en el siglo XVI y que se conserva en el Museo Nacional del Prado.  



salontrono

Salón del trono del Palacio Real. En el proyecto original que realizó Juan Bautista Sachetti en 1736 ya figuraba este salón como la estancia más importante de todo el Palacio Real. Esta situado en el centro de la fachada sur de la planta principal y sus cinco balcones presiden la plaza de la Armería. Sus dimensiones de 27 metros de largo por 12 de ancho, o lo que es lo mismo, sus 324 metros cuadrados de superficie lo convertían en un espacio ideal para el ceremonial cortesano de la época, de ahí que fuera conocido como Salón del Besamanos, de Reinos, de Embajadores o de Audiencias. A su derecha, según se mira a la plaza, se encontraba la Cámara de Carlos III, y a la izquierda las habitaciones de la Cámara Oficial que ocuparía Carlos IV a partir del último tercio del siglo XVIII.

En 1764 Felice Gazola, Conde de Sparavara, recibió el encargo de decorar el salón, salvo el techo que ya lo había pintado Tiepolo. Gazola responde al perfil del cortesano ilustrado, era militar, arquitecto, arqueólogo, estilista y un avezado lector. Vino a Madrid desde Nápoles en 1760 acompañando a Carlos III y llegaría a convertirse en Director de la Academia de Artillería de Segovia.

Para desempeñar su cometido Gazola recurrió al artista Juan Bautista Natali, quien ya había trabajado para el rey en su palacio de Portici, y desde Nápoles coordinaría los trabajos de bordadores y ebanistas hasta su muerte en 1765. Para la decoración de las paredes y el dosel se eligió una tela de terciopelo rojo de Génova y los bordados y filigranas en hilo de plata se encargaron al taller napolitano de Andrea Cotardi. Las dieciséis consolas y los marcos de los espejos se encargaron al ebanista y carrocero napolitano Genaro di Fiore, quien ya había realizado algunas carrozas para Carlos III mientras fue rey de Nápoles. En 1767 se terminaron bordados y carpinterías, y se enviaron a España, si bien las consolas y los marcos de los espejos se terminaron de montar en la Real Fábrica de Cristales.

Hasta ese momento el salón contaba con una decoración provisional que había dispuesto Sabatini, con diez mesas y otros adornos que había realizado Jorge Balce y Chiani. La nueva decoración del salón se terminó de montar en 1772 y todavía hoy se conserva tal y como fue concebida por Gazola y Natali, aunque bien es verdad que Carlos IV tuvo deseos de cambiarla, pues sobre este respecto se conserva un proyecto de Sabatini y del decorador Dugourc fechado en 1790.


3salontronofrescos

La grandeza de la Monarquía Española. Como no podía ser de otra forma el veneciano Juan Bautista Tiepolo (1696-1770) pintó en la bóveda de este salón principal La grandeza de la Monarquía Española (1763-1764), demostrando sus dotes de experto en la composición, en el tratamiento de la perspectiva, en los juegos de luces y en la viveza del color.

La composición creada por Tiepolo se divide en cuatro partes. La primera es de temática mitológica y se centra en ensalzar la grandeza de la monarquía española; la segunda es puramente alegórica y consiste en un elogio a Carlos III con sus cualidades y virtudes más destacadas; la tercera la constituyen las figuras que se encuentran encima de la cornisa y representan las diferentes provincias de España y sus entonces posesiones de ultramar, mediante personas ataviadas con trajes y productos típicos; y la cuarta corresponde a las pinturas en claroscuro de los lunetos que se encuentran en las sobrepuertas con las representaciones de la Virtud y el Mérito, sobre la puerta de entrada, y la Abundancia sobre la puerta de salida.

La belleza y monumentalidad de la bóveda se completa con diversas decoraciones en estuco pintados en dorado, obra del escultor Roberto Michel. En los ángulos del salón destaca la representación de las Cuatro Estaciones en los grandes medallones que están decorados con festones y cariátides, contenidos en conchas y sustentados sobre alegorías masculinas que representan los ríos. En el centro y en los lados mayores de la cornisa los medallones contienen cabezas de leones adornadas con laureles y palmas, y se encuentran flanqueadas por dos cornucopias que representan la Majestad (coronas, cetros, medallas) y la Abundancia (frutas).

Esculturas del antiguo Alcázar de los Austrias. Una de las series escultóricas más destacadas que se conservan en el palacio y en este salón es la de los Siete Planetas que realizó el escultor flamenco Jacques Jonghelinck. Son representaciones en bronce y a tamaño natural de los dioses Júpiter, Mercurio, Saturno, Marte, la Tierra, Venus y Neptuno, y que en su día pertenecieron al Duque de Aumale. Fueron adquiridas por el Cardenal Infante Fernando de Austria, junto a otras estatuas que se conservan en los reales sitios, y enviadas a España en 1637 como regalo a su hermano Felipe IV, para que adornara las estancias del nuevo palacio que se estaba construyendo en el Buen Retiro. No obstante, el pintor Diego Velázquez, que a la sazón ejercía el cargo de aposentador del rey, las empleo para adornar la pieza ochavada del antiguo Alcázar.

Y fue precisamente Velázquez el encargado de decorar otras estancias del Alcázar por encargo de Felipe IV. Así, viajó por segunda vez a Roma (1650-1651) para comprar obras de arte a los mejores escultores barrocos del momento. A través del artista Julio Finelli, Velázquez encargó algunas copias de los clásicos a los discípulos de Bernini, Pietro del Duca y Cesare Sebastiani, Del primero es el Germánico y del segundo un Sátiro y el emperador Augusto como orador, que se encuentran en el lado del trono. Velázquez también encargó a Finelli y al fundidor Matteo Bonarelli la realización de doce leones en bronce dorado para sustentar unas consolas que adornarían el Alcázar. Afortunadamente, estatuas y leones se salvaron del incendio que redujo a escombros el Alcázar en 1734, y así Gazola pudo emplear estos conjuntos escultóricos para decorar el salón del trono.

Otras estatuas que pertenecieron al Alcázar y fueron traídas desde Italia por Velázquez, realizadas por Matteo Bonarelli y Domenico Guidi, hoy se conservan en el Museo Nacional del Prado y en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. También se conservan en el Prado el resto de los leones que realizó Finelli en bronce dorado, como patas de cuatro magníficas consolas que realizó Francesco Pogetti en la Real Fábrica de Porcelana del Buen Retiro, en el siglo XVIII.

El resto de estatuas de bronce del salón pertenecen a la serie las cuatro virtudes cardinales (Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza), y fueron realizadas para Felipe V por René Fremin, con destino a adornar el trono del palacio de la Granja.


3escombroselalczaren173

En el Salón del trono, también destacan los relojes, arañas y candelabros. Destacan dos relojes de pie, uno de estilo rococó de mediados del siglo XVIII realizado por el inglés John Ellicot en caja de ébano y bronces dorados y cincelados; y el otro neoclásico o de estilo Luis XVI realizado por el francés Lieutaud con maquinaria del suizo Ferdinand Berthoud.

En las consolas que hay entre los balcones hay dos relojes de mesa estilo imperio que realizaron los relojeros franceses Godon y Furet, en mármol blanco, porcelana de Sévres y bronce dorado.

En los ángulos del salón y encima de las consolas hay varios tipos de candelabros estilo imperio, y también sobre las consolas hay bustos en bronce y mármol de emperadores romanos y divinidades mitológicas.

Las arañas, de 48 luces cada una, fueron realizadas en cristal de roca tallado, monturas de plata y metal blanco. Sabatini las colgó del techo del salón en 1780 y el mismo había encargado que le fueran compradas al entonces embajador veneciano Francesco Pésaro.

La alfombra tiene 305 metros cuadrados de superficie y fue realizada en 1827 por la Agrupación de Gremios a imitación de la que originalmente tuvo el salón.



comedorgala

Comedor de gala del Palacio Real. Por deseo de Alfonso XII se creó en la planta principal del palacio este gran salón para utilizarlo como salón de baile y comedor de solemnidades oficiales. Fue inaugurado en 1879 con el banquete de bodas de Alfonso XII y su segunda esposa María Cristina de Habsburgo Lorena. Este gran salón mide 40 metros de largo por 10 de ancho y ocupa el espacio de tres habitaciones que pertenecieron al cuarto de la reina María Amalia de Sajonia, esposa de Carlos III. Estas tres habitaciones eran la cámara, la antecámara y la pieza de comer y besamanos de la reina. María Amalia de Sajonia murió en 1760 sin llegar a habitar sus aposentos, por lo que cuando se inaugura el palacio en 1764 sus habitaciones fueron ocupadas por la reina madre Isabel de Farnesio hasta su muerte dos años después.


1comedorgalacomosalon

El arquitecto real José Segundo de Lema fue el encargado de transformar estas habitaciones en el gran salón que le pidió Alfonso XII y en su materialización integró perfectamente las decoraciones de las bóvedas de las tres estancias. Así, el salón cuenta con los frescos y pinturas que tuvieron originalmente cada una de las tres bóvedas.

La mesa que se monta para las comidas oficiales tiene capacidad para 145 comensales, y se engalana con las mejores vajillas y cuberterías que se requiere en cada ocasión.


comedorgalaboveda1

Las pinturas de las bóvedas. En la primera bóveda, que perteneció realmente al dormitorio o cámara de las reinas María Amalia de Sajonia e Isabel de Farnesio, el pintor de Bohemia, Antonio Rafael Mengs (1728-1779) pintó La aurora en su carro. En el centro de la composición aparece la aurora sobre un carro tirado por caballos, precedida por una alegoría del lucero de la mañana. Otras alegorías de la composición representan el rocío de la mañana, las horas del día, el tiempo, la verdad y la noche que se esconde de la luz. Todo el ornato complementario que había diseñado Mengs, como los medallones que completaban la bóveda y representaban los cuatro elementos naturales, o las decoraciones de las sobrepuertas en las que aparecían alegorías de las diferentes partes del día, así como los motivos decorativos del friso original, desaparecieron cuando se creó el comedor de gala.

En la segunda bóveda, que perteneció a la antecámara de la reina, el pintor de cámara Antonio González Velázquez (1723-1794) pintó a Cristóbal Colón ofreciendo a los Reyes Católicos el Nuevo Mundo descubierto. En esta composición aparecen los Reyes Católicos bajo un dosel, sentados en su trono, atendiendo a un Cristóbal Colón que les ofrece un globo terráqueo con el nuevo mundo. A Cólon le sigue un cortejo de soldados, personas que muestran objetos procedentes de las tierras descubiertas, e indios que han sido traídos de América. En la parte superior de la composición una alegoría representa la Fe católica y debajo de ella hay mujeres arrodilladas que representan los diferentes territorios de España. También aparecen unos ángeles que enseñan el evangelio a los indígenas. En los ángulos de la bóveda hay cuatro medallones con pinturas alusivas a Chile, Méjico, Perú y Filipinas.


1comedorgalaboveda2lare

En la tercera bóveda, que perteneció a la pieza de comer y besamanos de la reina, el pintor de cámara Francisco Bayeu (1734-1795) pintó La Rendición de Granada. En el centro de esta composición esta Fernando el Católico, acompañado por su séquito, recibiendo las llaves de la ciudad de Granada. A la izquierda de Fernando está la reina Isabel recibiendo la pleitesía y sumisión de Boabdil y de otros árabes notables. Al fondo aparece la Torre de Comares de la Alhambra bajo dominio cristiano, y por encima otras alegorías y ángeles representan la victoria, la paz y la abundancia, y portan las armas reales de Castilla y Aragón.


1lostapicesquecuelgande

Tapices, tibores y jarrones. Las decoraciones auxiliares del comedor de gala son valiosísimas obras de arte y forman parte de las colecciones de tapices, tibores y jarrones más notables que se conservan en el Palacio Real.

Los tapices que cuelgan de las paredes pertenecen a la serie Vertumno y Pomona. Fueron tejidos en Bruselas en el siglo XVI, con hilos de oro, plata y lana, obra del maestro tapicero Guillermo Pannemaker.


1docejarronesgrandesdep

Doce jarrones grandes de porcelana china forman la colección de tibores del comedor, y fueron realizados en el siglo XVIII.

La disposición de los tibores se entrelaza con seis jarrones excepcionales realizados en bronce dorado con incrustaciones de placas de porcelana de Sèvres, que a su vez contienen representaciones pictóricas de pasajes históricos. Fueron realizados entre 1826 y 1830.


1ladisposicindelostibor

Tibores y jarrones están ubicados en los ángulos y esquinas del gran salón-comedor, junto a los muros y debajo de los balcones.  



salaamarilla

Sala amarilla del Palacio Real.La Sala Amarilla se encuentra en la planta principal del lado oeste del palacio, próxima a la torre sur oeste. En el proyecto original de Sachetti la sala amarilla y la sala de porcelana constituían una sola dependencia, pero por deseo de Carlos III ésta se dividió en dos, la sala amarilla se convirtió en un gabinete para su madre Isabel de Farnesio, y la sala de porcelana en cuarto de baño o aseo del rey.

A través de estas estancias se enlazaban las habitaciones privadas de los soberanos, las del llamado cuarto del rey de Carlos III y las del cuarto de su mujer la reina María Amalia de Sajonia. Sin embargo, la muerte prematura de la reina permitió a Isabel de Farnesio ocupar sus habitaciones, razón por la que su hijo Carlos III mando que le hiciera este gabinete o Sala Amarilla junto a sus habitaciones privadas.

La decoración de la Sala Amarilla no es la original de aquel gabinete que mandó hacer Carlos III para su madre. Las tapicerías amarillas que lucen en sus paredes, y que le han dado el nombre a la sala, pertenecieron al dormitorio de Carlos III. Fueron diseñadas entre 1771 y 1773 por José del Castillo, pintor de la Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara. Por deseo de Fernando VII el dormitorio de su abuelo fue transformado en el que hoy conocemos como Salón de Carlos III, y todas sus decoraciones y mobiliario se almacenaron hasta que en 1951 Patrimonio Nacional decidió emplear las tapicerías para decorar la Sala Amarilla.

En 1828 Fernando VII encargó al pintor Luis López, hijo del también pintor Vicente López, la decoración del techo de la sala, quien representó un pasaje mitológico llamado Juno en su carro. En esta alegoría aparece Juno subido a un carro tirado por pavos reales que se va abriendo camino entre las nubes. Próximos a Juno están Himeneo, representado el amor, y las alegorías del sueño y del silencio.

Mobiliario de estilo neoclásico. El mobiliario que decora la sala fue encargado por los reyes Carlos IV y María Luisa de Parma al afamado decorador francés Jean Démosthëne Dugourc, pues ya había realizado muebles, relojes y joyas de bella factura para la Corona, y sus trabajos tenían gran prestigio en la corte francesa.

Entre el mobiliario destaca un velador y un escritorio de estilo neoclásico. El velador se encuentra en el centro de la sala y esta compuesto por un curioso reloj que hace de tablero y por un pie de tres columnas en jaspe verde y pardo que imitan quimeras egipcias. Las seis manillas del reloj y sus mecanismos además de dar las horas informan sobre los días del mes, las semanas, el ciclo lunar y los símbolos del zodiaco.


0salaamarillaescritorio

El Escritorio fue diseñado por Dugourc en 1790 y realizado por el ebanista Pierre Auguste Forestier y por el broncista Pierre Gouthiere. En los ángulos de la sala hay jarrones de porcelana de bellísima factura que se realizaron en la Real Fábrica del Buen Retiro.



saladeporcelana

Sala de porcelana. La sala de porcelana formaba parte del Cuarto del Rey o de las habitaciones privadas de Carlos III, y se encuentra en la planta principal de la torre sur oeste.

En el proyecto original de Sachetti la sala de porcelana y la sala amarilla constituían una sola dependencia, pero por deseo de Carlos III ésta se dividió en dos, la sala de porcelana con destino a cuarto de baño o aseo del rey, y la sala amarilla como un gabinete para su madre Isabel de Farnesio.

La decoración en ricas porcelanas de Meissen y de Sevres para los aseos palaciegos fue algo frecuente en los ambientes cortesanos de Alemania, Francia y Austria durante la primera mitad del siglo XVIII. En 1765 Carlos III encargó la construcción de sendas salas de porcelana o aseos para los palacios de Madrid y Aranjuez, de forma semejante al que había tenido en su palacio italiano de Pórtici.

Del diseño y la decoración de las salas de porcelana de Madrid y Aranjuez se encargaron los maestros de la Real Fábrica de Porcelana del Buen Retiro, una fábrica que se construyó precisamente para satisfacer los gustos del soberano, y que popularmente se conoció como Fábrica de la China.

La afición de Carlos III por la porcelana. Una de las aficiones menos conocidas de Carlos III era su gusto exquisito por la cerámica de porcelana. Puede que esta afición se la inculcará su mujer, María Amalia de Sajonia, y su suegro, Augusto Sajonia de Meissen, quien creó una de las fábricas de porcelana más importantes del mundo, en la que se producía la apreciadísima porcelana de Meissen. Tanto es así que Carlos III, mientras estuvo reinando en Nápoles decidió construirse su propia fábrica junto a su palacio de Capodimonte, y contrató a los mejores modeladores y pintores de la época, como los Schepers y los Gricci.

En 1759 cuando Carlos III sucedió en el trono a su hermano Fernando VI y dejó la corte de Nápoles para trasladarse a Madrid, vinieron con él gran número de arquitectos, escultores y pintores para trabajar en el Palacio Real, junto con toda la plantilla y las familias de los trabajadores de la fábrica de porcelana de Capodimonte. En la Real Fábrica del Buen Retiro que mandara construir el rey se seguiría produciendo la exquisita porcelana que se había fabricado en Nápoles. Pero era tanto el celo que Carlos III le ponía a su afición, que antes de partir de Nápoles ordenó derribar la fábrica de Capodimonte, para que su hijo y sucesor en tierras italianas, Ferdinando IV, no le pudiera hacer la competencia.


6salaporcelanadetalle

La decoración de la sala. El modelador napolitano Giuseppe Gricci vino de Nápoles con Carlos III y fue el primer director de la Real Fábrica de Porcelana del Retiro. Entre 1760 y 1765 realizó las decoraciones de la sala del Palacio de Aranjuez, y entre 1765 y 1770, año de su muerte, realizó la del Palacio Real. Junto a Gricci, en la decoración pictórica de las porcelanas trabajaron los maestros Genaro Boltri y Giambattista della Torre. De la elaboración de la pasta de porcelana se encargó el maestro Gaetano Schepers, reputado maestro que había logrado crear una porcelana resistente empleando feldespato y caolín, y al parecer utilizando una fórmula secreta que poseía su familia, y que se transmitía de padres a hijos.

La sala de porcelana, que mide 6,50 X 3,75 metros, tuvo que ser forrada completamente con un armazón de madera para poder anclar todos los paneles, figuras y adornos de porcelana. Los motivos decorativos son de inspiración clásica: niños y pequeños faunos que sostienen un jarrón, ramas de vid, pámpanos, racimos de uvas y relieves con escenas mitológicas que aluden al dios Baco. Los colores empleados fueron el blanco sobre los fondos cerámicos y en las figuras, el verde intenso para los follajes, ramajes y paños, el oro para los detalles finos y el morado para los racimos de uvas. El suelo de la sala es de mosaico de mármoles de estilo rococó, similar al que tiene el Salón Gasparini.

Los espejos de los laterales son de estilo rococó, compuestos por guirnaldas y mascarones, y el que está sobre la puerta del fondo se encuentra enmarcado por las placas de porcelana de la pared.



salncarlosiii

Salón Carlos III. Esta situado en el lado occidental de la planta principal y próximo a la torre sur-oeste. Originariamente fue el dormitorio del rey Carlos III y por lo tanto era la estancia más privada de todas las que constituyeron el antiguo Cuarto del Rey (Saleta, Antecámara y Cámara de Gasparini, Sala de Porcelana y las habitaciones de maderas finas de la torre que luego ocupo el rey consorte Francisco de Asís).

Entonces las paredes estaban decoradas exclusivamente por cuadros de temática religiosas. En principio por ocho lienzos de Antonio Rafael Mengs, y al concluir el reinado de Carlos III por cuarenta y siete cuadros, entre los que se encontraban magníficas obras de arte como el Espasmo de Sicilia de Rafael Sancio. Este cuadro perteneció a la capilla del antiguo Alcázar.

Carlos III murió en esta habitación en 1788 y cuarenta años después su nieto el rey Fernando VII decidió transformar el antiguo dormitorio en un salón dedicado a la memoria de su abuelo. Así, en 1828 se descolgaron los cuadros y las paredes fueron tapizadas en seda azul con bordados en oro alusivos a la Orden de Carlos III, institución creada por este soberano el 10 de octubre de 1771 para reconocer y premiar los servicios prestados a la monarquía. Los distintivos de la orden son un león, una torre, y el número III, alusivo a Carlos III.


41saloncarlosiiitiborch

El mobiliario es de estilo fernandino, es de madera pintada en blanco y tiene las mismas tapicerías y bordados que las paredes. Destacan los cisnes dorados que constituyen los soportes de los brazos de los sillones y el magnífico velador del centro de la sala. El resto de las decoraciones lo componen candelabros y espejos de estilo imperio y varios tibores de porcelana china del siglo XVIII.


43saloncarlosiiiboveda

La Orden de Carlos III. Fernando VII encargó a su pintor de cámara Vicente López Portaña (1772-1850) que representara en la bóveda del salón la Institución de la Orden de Carlos III. En la inscripción en latín de la cornisa se encuentra la dedicatoria de Fernando VII a su abuelo.

Vicente López representó a Carlos III arrodillado y dando gracias a la Inmaculada Concepción por haberle concedido un nieto (Fernando VII), y cuyo regocijo le llevó a crear esta orden. Frente al rey se encuentra representada la monarquía española con el recién nacido en su regazo.

En los ángulos de la bóveda el escultor José Ginés representó en estuco los símbolos de la Orden de Carlos III, y en las cornisas aparecen tres bajorrelieves alusivos a la Potestad soberana para crear la Orden, la Majestad Real recompensando la virtud y el mérito, y en el lado de los balcones el motivo de la institución.  


42saloncarlosiiicarlosi

En una de las paredes del salón del Palacio Real hay un cuadro de Carlos III con el hábito de su orden que pintó Mariano Salvador Maella en 1784.



salngasparini

Salón Gasparini. Este salón se encuentra en la planta principal de la torre sur occidental del Palacio Real y sus ventanas y balcones dan directamente a la plaza de la Armería.

Mide 15 metros de largo por 10 de ancho y es uno de los pocos salones que se conservan intactos del reinado de Carlos III, que como hemos apuntado en otro lugar fue el primer soberano que habitó el palacio.

El Salón Gasparini fue concebido originariamente como «pieza de parada» o «pieza donde el rey se viste», y venía a ser una más de las dependencias privadas que constituían el llamado «cuarto del rey». Entre las dependencias que formaban el cuarto de Carlos III se encontraban la Saleta Gasparini o «pieza donde el rey come», la Antecámara Gasparini o «pieza donde el rey cena y conversa», el Salón de Gasparini o cámara de vestir, los tres despachos de «maderas de indias», el oratorio y el dormitorio del rey. Desde finales del siglo XVIII la mayoría de estas salas fueron reformadas por los sucesivos soberanos y hoy presentan estilos predominantemente Imperio y Neoclásico. Así, por ejemplo, donde antes estuvo el dormitorio del rey hoy se encuentra el denominado Salón de Carlos III y donde se encontraban los despachos de maderas de indias, que también realizó Gasparini, se instalaron en la segunda mitad del siglo XIX las habitaciones privadas de Francisco de Asís, rey consorte de Isabel II.

El salón ha tomado el nombre del artista que lo concibió, Matías Gasparini, un pintor y un estuquista italiano, se cree que natural de Parma, de reconocida fama en su época por haber inventado un tipo de escayola con la apariencia de la porcelana. Sabemos que ya trabajaba para Carlos III en su corte napolitana y que le acompañó a Madrid cuando sucedió en el trono a su hermano Fernando VI en 1760, pues ya entonces desempeñaba el cargo de pintor de cámara. Poco tiempo después recibió el encargo de decorar este salón, pues entonces esta dependencia tenía por decoración unas molduras provisionales para guarnecer tapicerías, realizadas en 1763 por los ebanistas Chiane y Balce, siguiendo instrucciones de Sabatini.

Antes de comenzar las obras Gasparini pidió licencia a Carlos III para poder realizar su trabajo con su equipo de artistas y con absoluta libertad creativa. Así, al ponerse directamente bajo el consejo del rey evitaba las intromisiones de Francisco Sabatini, a la sazón arquitecto mayor del rey y supervisor de todas las obras del palacio.

Gasparini diseñó el salón y su mobiliario con un estilo rococó en el que predominan los motivos decorativos orientales o chinescos, y también se encargó personalmente de la dirección y coordinación de todos los trabajos hasta su muerte el 4 de mayo de 1774. A partir de este momento su viuda María Luisa Bergoncini, que a la sazón dirigía el taller de bordados del salón, continuó con la dirección de las obras junto con el hijo de ambos, Antonio Gasparini. A la muerte de ésta en 1785 Antonio Gasparini se encargó de los trabajos hasta su práctica conclusión en 1803, si bien, el broncista Juan Bautista Ferroni fue quien terminó los diseños decorativos de los muebles, suelos y paredes del salón.

Para su materialización se emplearon cerca de cuarenta años, el trabajo de varias docenas de maestros, oficiales y artistas de diferentes disciplinas, y una gran inversión económica, si bien, el ritmo de las obras se vio sometido en algunas ocasiones a las limitaciones económicas que dictaban las necesidades de la monarquía, como por ejemplo, cuando se iniciaron las nuevas campañas militares de finales de la década de 1770.

Y es que las obras se demoraron tanto, que en 1803, reinando Carlos IV, el Conde de Lerena ordenó a Sabatini que realizará un informe sobre el estado en que se encontraba el salón, dando como resultado el despido de muchos trabajadores e incluso la propia jubilación de Antonio Gasparini, hijo del artifice de este salón, cuando todavía quedaban pendientes de instalar algunas tapicerías de las paredes.


5salongaspariniestucosc

Un salón rococó con motivos chinescos. Los estucos del techo, los mosaicos del suelo, los bordados de las tapicerías de las paredes, la talla de las maderas, el modelado de los bronces y hasta el más mínimo detalle, constituyen un salón puramente rococó «cargado» de motivos decorativos orientales o chinescos.

La bóveda está decorada con Estucos muy finos de apariencia porcelánica que imitan flores, frutas, pájaros, plantas y árboles exóticos, y con varias parejas de chinos de colores muy vivos que se disponen en los ángulos de la bóveda. Grandes rocallas doradas sobre fondo verde o blanco se entrelazan con las composiciones en estuco. En su realización trabajaron junto a Gasparini otros artistas como Mattei, Bartolomé Sermini, Andrés Unda, Sebastián Caronino, Juan Donato, Juan Penelli, Juan Bautista Bolla y Sebastián Real.

Las paredes están tapizadas en seda gris con bordados de flores exóticas y motivos chinescos en vivos colores y en hilo de plata. Las tapicerías de los sillones y muebles presentan los mismos motivos decorativos de estilo rococó. De su realización se encargó María Luisa Bergoncini, mujer de Gasparini y maestra de taller, hasta su muerte en 1785, continuando posteriormente con su labor Manuel López de Robredo.

El suelo del salón es un mosaico de mármoles de colores de estilo rococó que ejecutó el maestro Doménico Galeotti entre 1760 y 1770 siguiendo las instrucciones de Gasparini, junto con los zócalos, las embocaduras de puertas y balcones, y la chimenea de piedra de Consuegra.

Las cornisas para las colgaduras y el mobiliario del salón -sillería y marcos de los espejos-, fueron realizados por los ebanistas de cámara José Canops y Teodoro Oncell, siguiendo también los diseños de Gasparini, y empleando para su elaboración maderas finas de caoba, de ébano y palo de rosa. Los detalles y ornamentos de bronce que llevan los muebles fueron realizados por los broncistas Antonio Vendetti y Juan Bautista Ferroni.


5salongasparinicandelab

Los elementos decorativos. Todos los elementos decorativos auxiliares del salón son de época posterior a su realización, si bien contribuyen a incrementar notablemente la belleza del conjunto.

La lámpara o araña monumental que pende del centro de la bóveda es francesa, fue realizada en bronce dorado y cristal tallado, y cuenta con cincuenta y cuatro luces. Es de la época de Fernando VII y su tercera esposa, María Amalia de Sajonia (1819-1829), como bien se puede apreciar en las iniciales de los nombres de estos soberanos que figuran entre los adornos de la lámpara.

El velador -mesita redonda de un solo pie- fue realizado en 1848 por Gerardo Bolponi y Guglielmo Chidel, siguiendo el diseño de Filippo Agrícola. El tablero es de mosaico romano y el pie, flanqueado por dos aves de bronce dorado, presenta decoraciones florales también en bronce.

Cada una de las cuatro esquinas del salón está adornada con un candelabro dorado de gran tamaño que se asienta sobre un pedestal de mármol y está provisto de caja de música. Estos cuatro candelabros constituyen la serie denominada «Las cuatro partes del mundo»: Europa, Asia, África y América.

Las consolas que se disponen debajo de los espejos son de estilo neoclásico y fueron realizadas en madera de caoba con adornos en bronce dorado sobre fondo de mármol blanco, y representan escenas y juegos infantiles.

Por último, cabe destacar el reloj suizo que se encuentra sobre la chimenea, obra del relojero Pierre Jacquet Droz en estilo rococó. Presenta decoraciones en rocalla y figuritas móviles ataviadas con trajes dieciochescos que bailan al son de un camarillo que toca un pastor cuando dan las horas.  



capillareal

Capilla Real del Palacio Real. Está situada en el centro de la planta principal del lado norte del palacio y tiene su acceso desde la galería que rodea el patio central. En el proyecto original del Palacio Real realizado por Sachetti en 1737 la Real Capilla se encontraba situada sobre lo que hoy es el Salón de Alabarderos. En 1742 Sachetti trasladó la ubicación de la Capilla al centro del lado norte, pero Fernando VI se decantó definitivamente por el proyecto realizado en 1749 por Ventura Rodríguez, que entonces trabajaba como ayudante de Sachetti. Curiosamente ese mismo año Ventura Rodríguez comenzó la construcción de la Iglesia parroquial de San Marcos en la calle de San Leonardo, y su proyecto presentaba no pocas semejanzas con el de la Real Capilla.

La real Capilla fue construida entre 1750 y 1752, si bien los trabajos de decoración, pinturas y frescos se prolongaron hasta 1757. Cuando Carlos III vino a España en 1759, la Capilla era la única estancia del palacio que estaba terminada.

La planta es central o elíptica y notablemente irregular. Así, por los lados este y oeste la elipse se prolonga a través de sendos brazos, de pequeñas dimensiones, que se rematan con bóvedas abocinadas. Igualmente, por el lado sur se prolonga con un atrio oval de notables dimensiones que se remata con una bóveda elíptica. La capilla está coronada por una cúpula de media naranja sostenida por un tambor que descansa sobre las pechinas que forman los grandes arcos de la capilla. Por último, 16 columnas de mármol negro de una sola pieza, coronadas con capiteles en estuco dorado, están adosadas a cada uno de los ángulos que describen la planta, salvo el atrio que presenta pilastras negras que imitan el mármol.

En cuanto a la distribución interior de la capilla, en el brazo este se encuentra el altar mayor realizado en mármol; en el lado norte, frente a la entrada, el altar del evangelio; en el brazo oeste se encuentra el órgano, y el atrio es el vestíbulo. El sitial de los soberanos se encuentra en el lado norte, próximo al altar mayor.


81capillarealboveda

Las decoraciones de Corrado Giaquinto. El pintor de cámara Corrado Giaquinto (Malfetta, 1703 – Nápoles, 1766) fue el encargado de diseñar y dirigir los trabajos de las decoraciones de la Real Capilla, como también lo hacía en la escalera principal y en el Salón de Columnas. Además, el propio Giaquinto pintó los frescos de la capilla y del atrio. Así, en la bóveda del atrio pintó al apóstol Santiago en la batalla de Clavijo; en la cúpula central La Coronación de la Virgen; sobre el coro Las tres virtudes teologales; sobre el presbiterio La Trinidad con Cristo muerto; y en las pechinas pintó a San Isidro Labrador, Santa María de la Cabeza, San Isidoro y San Hermenegildo.

En la realización de los estucos y de la estatuaria trabajaron los mejores escultores y modeladores de la época, como los estuquistas Giambattista Andreoli, Manuel Álvarez, Juan de León, Felipe de Castro, Roberto Michel, Domenico Olivieri, Rusca y Esteban de Agreda. Así, los ángeles del tambor fueron realizados por Felipe de Castro; los querubines de las pechinas por Rusca; el grupo de ángeles que adornan la eucaristía fueron realizados por Olivieri; los ángeles que se encuentran en los laterales del altar mayor y portan sendas lámparas de bronce por Esteban de Agreda; y, por último, las estatuas de yeso de los evangelistas que se encuentran en el atrio fueron realizadas por José Ginés, a un tamaño mayor que el natural.

Sobre el altar mayor hay un cuadro de El arcángel San Miguel, obra de Francisco Bayeu, y es una copia del que realizó Lucas Jordán. Precisamente San Miguel es el patrón de la Real Capilla. Debajo del altar del evangelio se encuentran las reliquias de San Felix, y encima el cuadro de la Anunciación de Antonio Rafael Mengs. A ambos lados de este altar hay dos estatuas de mármol alusivas al Corazón de Jesús y Corazón de María, obra de Juan Sansó.

Otros elementos a destacar son el dosel y los sillones del sitial de los soberanos, pues datan del reinado de Fernando VI y fueron realizados por el bordador de cámara Antonio Gómez de los Ríos. Son de raso blanco con bordaduras de plata y sedas de colores al matiz.


82capillarealorgano

El órgano de la Real Capilla es una extraordinaria obra maestra y en su época constituyó todo un adelanto en la construcción de órganos. Fue realizado en 1778 por el mallorquín Jorge Bosch, y todavía conserva su sonoridad original. Por último, la alfombra de la Real Capilla fue realizada en la Real Fábrica de Tapices en 1858.


Fuentes: Madrid Histórico / EL PAÍS / Wikipedia
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
última edición por j.luis el Martes, 13 Abril 2010, 12:38; editado 5 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: MUSEOS DEL PALACIO REAL DE MADRID 
 
SE CELEBRARÁ TODOS LOS MIÉRCOLES



Primer Relevo de la Guardia Real en el Palacio de Oriente

Consta de cuatro centinelas en la Puerta del Príncipe, dos a pie y dos a caballo

Es una tradición ya consolidada en otros países como Inglaterra, Dinamarca o Grecia





vistadelprimerrelevosemoz4

Vista del primer relevo semanal de la Guardia Real realizado hoy en el Palacio Real. Una ceremonia muy vistosa.


MADRID.- A las 11.00 horas de la mañana se han establecido los cuatro puestos de la Guardia Real ante la Puerta del Príncipe en el Palacio de Oriente. Un acto que ha constituido el primer Relevo semanal de la Guardia Real, que se realizará a partir de ahora todos los miércoles.

La Guardia Real lleva más de 10 años realizando el Relevo Solemne de la Guardia Real los primeros miércoles de cada mes, recordando el que se hacía diariamente durante los reinados de Alfonso XII y Alfonso XIII. En él participan más de 400 efectivos y 100 caballos en unos 40 minutos de duración.

En su afán por recuperar y mantener el mayor número de tradiciones, las Tropas de la Casa Real han decidido retomar el Relevo en la Puerta del Príncipe, de cara al público, todos los miércoles. Una tradición ya consolidada en otros países como Inglaterra, Dinamarca o Grecia.

Tal y como ocurrirá cada miércoles, a las 11.00 horas de esta mañana se han establecido cuatro puestos de la Guardia Real en la puerta principal del Palacio de Oriente, dos puestos de centinelas a pie y dos puestos de centinelas a caballo.


cambiodeguardiaenelpalabf9

Cambio de guardia en el Palacio Real, ya se puede ver todos los miercoles a las 11,00 AM, antes el desfile sólo se realizaba una vez al mes.


Desde el interior del Palacio han salido 12 Guardias Reales acompañados por un pífano (una especie de flauta) y un tambor. Siguiendo las órdenes de un cabo, han formado y se han establecido los dos puestos a pie, regresando el resto de la formación al interior del edificio.

A continuación han aparecido en escena seis guardias reales a caballo, que al igual que sus compañeros han formado y establecido los dos puestos de centinelas a caballo.

Una vez establecidos los puestos en la Puerta del Príncipe, se irán sucediendo los relevos de los centinelas hasta las 14.00 horas. Cada 30 minutos los centinelas de a pie y cada hora los centinelas a caballo. Estos últimos, además, se desplazarán por delante de la fachada del Palacio cada 15 minutos, sin coincidir con el relevo de los puestos.

La región madrileña constituye así un nuevo atractivo turístico, impulsado por el Gobierno regional y la Cámara de Comercio. "Cerraremos este año con un incremento en turismo cercano al 10%, tres veces por encima de la media nacional. Es una tendencia que se mantiene desde hace dos años y esperamos que iniciativas como ésta contribuyan a aumentar los visitantes a nuestra región", ha señalado Concha Guerra, la viceconsejera de Cultura y Turismo. (EL MUNDO / EL PAÍS)



VER VIDEO: http://www.elmundo.es/elmundo/2007/12/12/madrid/1197463199.html

VER MÁS FOTOS: http://jurasdebandera.iespana.es/guardia_real.htm



 



ME PARECE MUY BIEN ESTA INICIATIVA DE REALIZAR TODOS LOS MIERCOLES EL CAMBIO DE GUARDIA, Y EL PRIMER MIERCOLES DE MES, HACERLO DE MANERA ESPECIAL CON BANDA MUSICAL. ADEMÁS ESPECTACULAR Y AGRADABLE DE VER, SERVIRÁ PARA ATRAER MÁS TURISMO A LA CAPITÁL.
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 05 Junio 2008, 15:43; editado 1 vez 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PALACIO REAL DE MADRID 
 
La exposición 'Hilos de Esplendor. Tapices del Barroco' exhibe la relevancia de los tapices en las cortes europeas en el Palacio Real de Madrid, hasta el 30 de mayo.




eltriunfodelaiglesiasobyt8

 

La exposición 'Hilos de Esplendor. Tapices del Barroco', organizada conjuntamente por el Metropolitan Museum of Art de Nueva York y el Patrimonio Nacional, ofrece una selección de casi una treintena de tapices realizados por distintos talleres en Europa desde finales del siglo XVI a principios del XVIII. La muestra, que será inaugurada esta tarde por la la Infanta Cristina, se expondrá en el Palacio Real de Madrid hasta el 30 de mayo.


tapicessw0    hilosivlm9

La exposición ofrece una selección de tapices realizados entre el final del siglo XVI y principios del XVIII que han sido exhibidos durante el pasado otoño en el Metropolitan Museum de Nueva York. Entre las piezas destacan algunas obras como 'Triunfo de la Iglesia sobre la ignorancia y la ceguera' de la Serie 'Apoteosis de la Eucaristía', o 'La Colación' de la Serie 'Historia del Emperador de China',  y la especial aportación de Peter Paul Rubens en la Historia del Arte, no sólo como pintor, sino también como diseñador de tapices.

Según el comisario de la exposición, Thomas P. Campbell, "Vamos a tener un festín para los ojos estos meses en Madrid". "Cuando pensamos en arte pensamos en términos de pintura y escultura. A menudo pasamos el tapiz por alto. Esto es un error ya que entre 1400 y 1700 los tapices fueron esenciales en las cortes europeas", explicó Campbell.


62461843gn1


Esta muestra, estructurada en once grandes bloques que informan de la historia de la industria tapicera, de la técnica que se utilizaba en la elaboración de las piezas, de los talleres que hubo en Florencia y Roma, y de la relevancia que tuvieron los Países Bajos en la producción y ejecución de estas obras, también incluye óleos sobre tabla, grabados y aguafuertes.

Las obras expuestas proceden de importantes museos del mundo, también de España, con la relevante aportación realizada por Patrimonio Nacional y del Museo Nacional del Prado.


APROXIMACIÓN AL ARTE DEL TAPIZ

"Esta exposición da la oportunidad de aproximarse al tapiz y poner a disposición de las gentes algo que es de todo Europa y Estados Unidos", dijo el presidente de Patrimonio Nacional, Yago Pico de Coaña, en la presentación de la muestra hoy en Madrid.

'Hilos de Esplendor', organizada por Patrimonio Nacional y el Metropolitan Museum de Nueva York y auspiciada por El Centro de Estudios Europa Hispánica y la Fundación Pryconsa, se exhibirá hasta finales de mayo en la Sala de Exposiciones Temporales del Palacio Real de Madrid. "Lo más fascinante es ver los tapices en el tipo de sala en los que estaban originalmente, oportunidad que no tuvimos en Nueva York", recalcó Campbell.


vistageneraldeunasalacomy7

Vista general de una sala con tres tapices de la muestra en el Palacio Real de Madrid
Acceso: Arco de Santiago
Teléfono de Reservas: 91. 454.88.30
Enlace Horarios: http://www.patrimonionacional.es/presenta/servicio/expo.htm



Fuentes: EUROPA PRESS, EFE y otras de Internet
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PALACIO REAL DE MADRID 
 
El pasado domingo 9 de Marzo de 2009 tuve ocasión de volver a visitar la catedral de Almudena y los exteriores y járdines del Palacio Real. Realicé algunas fotos, no son de muy buena calidad, pero sí de primera mano; por lo que quiero compartirlas con quien quiera verlas.


53visitaalmudenayexteri

45visitaalmudenayexteri

47visitaalmudenayexteri

48visitaalmudenayexteri

55visitaalmudenayexteri

56visitaalmudenayexteri

57visitaalmudenayexteri

58visitaalmudenayexteri

59visitaalmudenayexteri

60visitaalmudenayexteri

61visitaalmudenayexteri

62visitaalmudenayexteri

65visitaalmudenayexteri

69visitaalmudenayexteri

72visitaalmudenayexteri

76visitaalmudenayexteri



Alrededores


82visitaalmudenayexteri

81visitaalmudenayexteri

Senado español, parte trasera.


83visitaalmudenayexteri

78visitaalmudenayexteri

80visitaalmudenayexteri

79visitaalmudenayexteri

84visitaalmudenayexteri

88visitaalmudenayexteri

Plaza de España y monumento a Don Quijote y Sancho Panza.



 


Pues esto es todo, espero que os hayan gustado las fotos, saludos.
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PALACIO REAL DE MADRID 
 
Gracias J.Luis por compartir las fotos.  

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educaci�n hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
[b]
 
xerbar - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PALACIO REAL DE MADRID 
 
Gracias, J.Luis, por las fotos. Muy chulas  

Además el lugar es maravilloso. El Palacio Real fue uno de los sitios que más me gustó de vuestra ciudad, y donde volveré, para visitar los Jardines, en alguna próxima visita a la capital.

Salut!!!
 




___________________________
Somos Mayoría
 
losultimosdelafila - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PALACIO REAL DE MADRID 
 
Gracias amigos.


 


Saludos
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PALACIO REAL DE MADRID 
 
Carlos IV, un orfebre en el Palacio Real


Una exposición de Patrimonio Nacional muestra la grandeza de las piezas recopiladas por el rey mecenas

Entre las piezas destaca un violín de Antonio Stradivari hecho en 1709

El monarca fue considerado el mayor coleccionista de Europa



carlosiv

Carlos IV: Mecenas y coleccionista. Del 23 de Abril de 2009 al 19 de Julio de 2009. Sala de exposiciones temporales del Palacio Real de Madrid. Calle Bailen s/n. Visita Gratuita.

El visitante que acude al Palacio Real de Madrid a contemplar la exposición Carlos IV. Mecenas y coleccionista, experimenta en sus sentidos percepciones potentemente evocadores de una época fenecida -el tránsito del siglo XVIII al XIX- bien que, por la magnificencia de las creaciones artísticas expuestas al público, pareciera revivir allí en todo su esplendor. Artífice de tal fasto fue Carlos Antonio de Borbón, rey de España entre 1788 y 1808 y príncipe de Asturias durante las dos décadas previas.

Once salas dan cuenta de la excelencia de sus ajuares, seleccionados por el príncipe y luego monarca con un despliegue de obras de arte que requeriría muchas horas de estadía ante cada una de ellas. La exposición, surtida de piezas procedentes del acerbo de Patrimonio Nacional, Museo del Prado, Museo Arqueológico Nacional y algunas colecciones privadas, ha sido comisariada por Javier Jordán de Urríes y José Luis Sancho.

El recreo sensorial halla múltiples estímulos. De una bruñida silla de manos de la reina María Luisa de Parma, el olfato recibe el aroma hondo de la caoba de una madera cuyas irisaciones embrujan también la mirada, atraída además por el destello de sedas diseñadas por Muñoz de Ugena o por la pedrería incrustada en un dosel imperial de color verde suave y cuatro metros de altura, empleado en comparecencias públicas por la reina.

La vista goza asimismo al comprobar la pureza cromática de El Quitasol y La feria de Madrid, dos de los más célebres tapices confeccionados con sendos cartones de Francisco de Goya, o la de una serie de bellísimos cuadritos de un políptico del maestro Juan de Flandes, que perteneció a Isabel de Castilla y que el monarca nacido en Nápoles en 1749, Carlos Antonio de Borbón -hijo de Carlos III-, incorporó a su ornato más cercano. La evocación se enriquece igualmente ante lienzos como el Martirio de San Andrés, de Bartolomé Esteban Murillo (hacia 1680), más bodegones del impar Luis Meléndez o retratos reales cuajados de maestría surgidos de los pinceles de Antón Rafael Mengs, cuyo academicismo le situó en el más alto rango de la pintura neoclásica europea de su tiempo, el último tercio del siglo XVIII.

El sentido del oído evoca sus mejores timbres ante un violín de Antonio Stradivari, hecho en Cremona en 1709, adquirido en un quinteto de estos bellísimos instrumentos por orden del joven príncipe y que hoy, como conjunto único en el mundo, atesora el Palacio Real de Madrid.

De la intimidad devocional del monarca da cuenta un oratorio portátil que exhibe su retablo pintado por Francisco Bayeu, su talla en madera por el ebanista José López y su bordado, recamado en oro, obra de la diestra aguja de Manuel López de Robredo.

Estos ajuares sensorialmente tan gratos fueron encargados o adquiridos por Carlos Antonio de Borbón, hijo de la alemana María Amalia de Sajonia y de Carlos VII de Nápoles, luego III de España. Bondadoso y diligente, Carlos IV accedió al trono por la discapacidad mental del primogénito de sus hermanos, el príncipe Felipe Pascual. Su infancia, de la que da cuenta la primera sala de la exposición, discurrió en la luminosa Italia meridional hasta la edad de diez años -fecha de su traslado a España- donde se perfilaría una sensibilidad artística que llegaría a convertirle en el más acreditado de los monarcas-mecenas europeos de su época, protector de las bellas artes y, sobre todo, impulsor y recolector de la ornamentación áulica.

La curiosidad infantil le había aproximado a los talleres que en Capodimonte y en Caserta proveían los sistemas de adornos suntuarios de los palazzos reales. Ya en la adolescencia, sus aficiones por la relojería y la ebanistería le harían instalarse gabinetes propios en Madrid y trasladar sus encargos allá donde consumía la mayor parte de su tiempo como príncipe heredero: las llamadas Casitas de los Reales Sitios de Aranjuez, San Lorenzo de El Escorial y, sobre todo, El Pardo, recién restaurada yabierta al público por Patrimonio Nacional en una actuación de envergadura.

Como príncipe de Asturias, el heredero de Carlos III pasaría 20 años a la espera de un trono que ocuparía entre 1778 y 1808, una de las etapas más densas de la historia de España, de cuya dramaticidad quien sería conocido como El rey relojero no acabaría de percatarse plenamente, a tenor de su abducción política y militar primero por su valido -y presumible amante- Manuel Godoy y luego por Napoleón Bonaparte.

De las aficiones ornamentales de Carlos IV participó María Luisa de Parma, desde cuando ambos eran príncipes de Asturias, algunos de cuyos mejores retratos la exposición muestra. Por cierto, su faz desdentada así retratada por Goya no implicaba en la época signo de decrepitud, como se ha interpretado; más bien era expresión de plenitud femenina. Y ello habida cuenta de que la falta de dientes en las mujeres se consideraba entonces muestra de maternal y prolífico vientre. Era el caso: se sabe que María Luisa tuvo hasta 24 embarazos.

Carlos IV encargó y reunió extraordinarias colecciones de relojes, pinturas, muebles, cerámicas y marfiles, que esparció con suntuoso concepto y atinada largueza por El Pardo y San Lorenzo y Aranjuez, ahora reunidos. Por ello, el gozo de los sentidos acompaña al visitante a través de las once salas donde tantos tesoros se exhiben y cobran su plenitud en un ubérrimo dessert de varios metros de longitud que recrea en miniatura el Foro romano. Esculpido en mármol, con bronces y piedras duras, destella una armonía de proporciones, disposición y policromía digna de duradero recuerdo y expresión del sublime buen gusto de un monarca cuya sensibilidad, desafortunadamente, no encontró parangón político al haber sido su vocación más la de un apacible mecenas burgués que la de rex de un imperio, todavía, universal. (EL PAÍS)


Carlos IV. Mecenas y coleccionista. De lunes a sábado, de 9.00 a 18.00. Domingos y festivos, de 9.00 a 15.00. Palacio Real. Gratis. Hasta 19 de julio. http://www.patrimonionacional.es
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PALACIO REAL DE MADRID 
 
Bronces en el Palacio Real



1espinariocopiarealizad

'Espinario', copia realizada en Roma. 1560. El 'Espinario' ha sido una de las obras más reproducidas de la Antigüedad. En las mejores "cámaras de las maravillas" (Kunskamera) de los monarcas y aristócratas renacentistas no faltaba una pieza como ésta. La que se puede ver en la exposición fue un regalo de los Estados Vaticanos a Felipe II, monarca que creo una importante colección de bronces.


67480259

"Hércules con la clava", de Antico. Mantua, 1496. No resulta extraño que el primer escultor importante de bronces fuera un orfebre y restaurador llamado "Antico" ("Antiguo", en italiano). Se trata de un arte que nació de la admiración que generaba la escultura clásica entre los artistas renacentistas. Además, es los pequeños bronces están a medio caminto entre la divulgación del arte, en una época en que no existían diapositivas y la restauración de obras del pasado. Este Hércules es un bello ejemplo.


40869478

"Hércules y el centauro", de Giambologna. Florencia, 1583Giambologna fue el más grande de los escultores de pequeños bronces. Llevó hasta sus últimas consecuencias el bulto redondo con trabajos como este "Hércules y el centauro" que remite, inconscientemente, a la centauromaquia de las metopas del Partenón de Atenas. Muchos de sus trabajos llegaron a la corte de Felipe II como obsequios diplomáticos.


58027328

"Toro Farnesio", de A. Susini. 1617. El descubrimiento del helenístico conjunto del "Toro Farnesio" en Roma en el siglo XVI causó la admiración de sus contemporáneos por lo espectacular de sus dimensiones. El italiano Antonio Susini, discípulo de Gianbologna, dotó de copias como ésta a las principales cortes europeas. Los Austria no fueron una excepción.


45087400

"Fuente de los Cuatro Ríos", de G. Bernini. C. 1651. Bernini, el gran arquitecto y escultor de la Contrarreforma, también se entregó al pequeño formato. Sus originales trabajos para "decorar" las calles de Roma generaron la admiración de la monarquía de los Austrias. Un ejemplo es esta copia creada por el propio escultor de su famosa "Fuente de los Cuatro Ríos", situada en la Plaza Navona. La pequeña obra decoraba el desaparecido Alcázar Real de Madrid.


63162310

"Retrato ecuestre de Carlos III". Madrid. S. XVIII. Esta curiosa escultura ecuestre del monarca ilustrado se asemeja más a una caricatura que a un retrato regio. Es la única pieza realizada en España de la muestra. En cualquier caso, Carlos III fue un gran impulsor de los trabajos en bronce, pues en su reinado en Nápoles se descubrieron los conjuntos arqueológicos de Pompeya y Herculano, lo que provocó una demanda de copias de las esculturas que se encontraron.


84825905

"El rapto de Proserpina", de F. Girardon. Paris. S. XVIII. Francia toma el relevo a Italia en el siglo XVIII como productor de bronces. François Girardon, retratista real, realizó este grupo para el Parterre de Agua del Palacio de Versalles. La belleza del conjunto provocó que se realizaran pequeñas copias del modelo original para la demanda cortesana. La escuela francesa en esta manifestación artística se mueve entre un clasicismo temático y un barroquismo formal.


53491296

"León atacando a un toro", copia de Giambologna. Giambologna fue el escultor de bronces de pequeño formato más importante, hasta el punto de crear escuela hasta bien entrado el siglo XX. Influido por la escultura clásica y por las perfectas anatomías de Miguel Ángel llenó las salas de las cortes europeas más refinadas con sus pequeñas joyas escultóricas. Un ejemplo es esta copia de un taller florentino del siglo XVIII de una escultura original. La muestra dedica una sala a su gran influencia en el siglo XVIII.


90442712

"El regreso del hijo pródigo". A. Montauri. Frorencia, 1724. Si algo resulta interesante en la muestra, es la fascinante historia que hay detrás de algunas de sus piezas. Este grupo escultórico pertenece a una serie de 12 bronces de temática religiosa creados en Florencia y encargados por Anna María Luisa de Médicis. Posteriormente, esta pieza, junto con otras tres de la serie, fueron adquiridas por el conde de Paroy, importante coleccionista de bronces, en una subasta de piezas reales en plena Revolución Francesa. Pero en 1803 la colección del aristócrata pasó a formar parte del patrimonio de Carlos IV como compensación económica.


29612936

"Castor y Polux o Grupo de San Ildefonso", Roma S. XVIIIEl nacimiento de la Historia del arte moderna a partir de las investigaciones del alemán Winckelman, provoca a partir de la segunda mitad del siglo XVIII un renovado interés por las esculturas clásicas. Un ejemplo es el "Grupo de San Ildefonso", conocido como tal por haber colocado Felipe V el original en el palacio de La Granja. Los fundidores romanos se dedicaron a realizar réplicas como ésta para la incipiente empresa turística que nacía en aquella época.



EL MUNDO
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PALACIO REAL DE MADRID 
 
El Palacio Real muestra lo mejor de su colección de escultura ornamental con obras de:

Tacca, Los Leoni y Foggini, y pinturas de Pannini
  


leoneleonibustodefelipeo

Leone Leoni. Busto de Felipe II, 1554

El Palacio Real de Madrid expone hasta el mes de enero Brillos en bronce. Colecciones de reyes. Se trata de 130 esculturas bruñidas y de pequeño formato, con motivos mitológicos, alegóricos, además de bustos y retratos ecuestres de igual escala, expresión de la magnificencia que atesoran las colecciones reales españolas de este sorprendente género artístico.

Los repertorios de pequeños -aunque bellísimos- bronces surgieron de los talleres de los más excelsos escultores europeos durante una etapa que abarca desde el Quattrocento hasta principios del siglo XIX. Estos ajuares fueron acopiados en la corte de Madrid, pero también en las de París, Londres y Viena, así como en la granducal de Florencia, de donde irradiara este género de arte en torno al año 1433 gracias al escultor Antonio Avertino, amante de la poética que envolvía a las ruinas romanas dispersas por Italia.

Este artista decidió esculpir en miniatura la única estatua en bronce rescatada de la antigüedad, la del rey Marco Aurelio. Tan excelsa obra la regaló a su mecenas Pedro de Médicis en 1465. Aquel presente inauguró un género que, en principio, en piezas entonces únicas, iría a parar a los gabinetes de los monarcas y aristócratas italianos, a sus llamados studiolos, que integraban las bibliotecas y las colecciones de objetos suntuarios de los signores para su propia delectación. Pero, con el discurrir del tiempo, otras poderosas familias como los Gonzaga, Este, o Sforza instarían a sus escultores a reproducirlas en varias copias que fueron distribuyendo por las principales cortes de Europa, señaladamente la española.

Según explica la comisaria de la exposición, María Jesús Herrero, conservadora de escultura de Patrimonio Nacional, los pequeños bronces tenían la ventaja de su ligereza y economía, amén de su facultad de absorber la más menuda labra del cincel gracias a la técnica del vaciado a la cera aplicada a modelos de tan manejable tamaño. Este formato otorga la máxima distinción estética, habida cuenta de la singularidad que una estatuilla de tanta finura confiere a cualquier rincón donde se instala. Igualmente, permitía evocar los modelos a gran escala que representaban.

Por ello, escultores como el belga establecido en Florencia Gianbologna -presente en Madrid gracias a su escultura de Felipe III en la plaza Mayor-, verdadero astro de este arte, o sus continuadores Pedro Tacca, Giovanni Bandini, Giovan Battista Foggini y otros, como los excepcionales Leone y Pompeo Leoni, cuyas piezas aquí se exponen, se incorporaron a este género. De su esplendor da cuenta esta exposición, ideada por Patrimonio Nacional con el apoyo de la Fundación del Banco Santander. Su comisariado corresponde también a la especialista Rosario Coppel. La muestra fue inaugurada por la infanta Elena. En un recorrido por sus salas, el visitante puede evocar cuánta belleza procuran estos bronces aderezados, además, con dibujos como los que trazara el portugués Francisco de Holanda, amigo de Miguel Ángel, verdadero catálogo de las antigüedades clásicas aún vivas en la Italia renacentista y que inspiraron este pequeño gran arte.


interiordeunagaleradeim

Giovanni Paolo Pannini. La Pinacoteca del cardenal Silvio Valenti Gonzaga. 1749. Óleo sobre lienzo.  16 x 105 cm.


Entrada gratuita. Palacio Real. Calle de Bailén, s/n. Hasta el mes de enero.

Expesición "Brillos en bronce". Colecciones de reyes. De 9.30 a 17.00. Domingos y festivos, de 9.00 a 14.00. Sala de exposiciones temporales.



Fuente: EL PAÍS / idlespeculations-terryprest.blogspot.com / propias
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PALACIO REAL DE MADRID 
 
Brillos en bronce. Colecciones de Reyes


brilllosenbronce2

La escultura en bronce en las colecciones reales españolas es una de las menos conocida por el gran público. La colección se inicia con la dinastía de los Austria, siendo especialmente relevantes los reinados de Felipe II y Felipe IV, quienes en muchas ocasiones reciben estas piezas como regalos diplomáticos o legados de nobles, aunque también hacen algunos encargos y adquieren otras para decorara sus palacios.

Con la llegada de los Borbones a comienzos del siglo XVIII se produce un cambio de gusto en la corte que se refleja en todos los ámbitos palaciegos y se plasma en las preferencias artísticas de Felipe V. En las últimas décadas del siglo XVIII Carlos IV realiza importantísimas adquisiciones de todo tipo de obras de arte, pero muy especialmente de bronces. De este modo la colección de pequeños bronces de Patrimonio Nacional se puede comparar por su cantidad y por su calidad con colecciones tan conocidas como las de Florencia, Viena, Munich, Londres o París.

En esta exposición se hace un recorrido por la colección de escultura en bronce dentro de las colecciones de P. N. a través de los diferentes reinados, explicando los gustos de cada época, en función de sus circunstancias históricas y las ideas estéticas, vinculando las piezas con otras manifestaciones artísticas como la pintura, los grabados o libros impresos.
La mayoría de las obras proceden de Patrimonio Nacional, aunque también se incluyen piezas que pertenecieron en su día a la corona española, y que ahora están repartidas por otros museos nacionales y extranjeros. Algunas piezas actualmente forman parte de colecciones como el Museo del Prado, el Museo Arqueológico Nacional o la Real Casa de la Moneda de Madrid. También prestan obras museos y colecciones del extranjero como el Detroit Institute of Arts, la Biblioteca Nacional de Francia, la Bibliothèque Royale de Belgique, o el Castillo Sforzesco de Milán.

brilllosenbronce


Más info: http://www.patrimonionacional.es/Ho...los_bronce.aspx
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PALACIO REAL DE MADRID 
 
'Colecciones de reyes' al alcance del público


hermafroditadegiovannif
 
'Hermafrodita', de Giovanni Francesco Suisini, del siglo XVIII, una de las 130 piezas que formaron parte de las colecciones reales de esculturas en bronce y que se se exhiben ahora en el Palacio Real de Madrid en la exposición 'Brillos en Bronce. Colecciones de reyes', con la que se pretende mostrar el ambiente erudito y lúdico en el que se produjeron estas obras.


felipeiidejacquesjonghe

'Felipe II', de Jacques Jonghelinck (1557)


estatuaecuestredefelipe

Estatua ecuestre de Felipe IV de Pietro Tacca (1620)


vistaparcialdelaexposic

Vista parcial de la exposición 'Brillos en Bronce. Colecciones de reyes', en el Palacio Real de Madrid,

'Brillos en Bronce. Colecciones de reyes' exhibe más de 130 piezas que formaron parte de las colecciones reales de esculturas en bronce. Ahora se reúnen en el Palacio Real de Madrid para mostrar el ambiente erudito y lúdico en el que se produjeron estas obras.


estrelladigital.es
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PALACIO REAL DE MADRID 
 
En vista de que esta página del Palacio Real ya ha sido visitada por más de 34.000 personas, he subido nuenas imágenes para complementar el trabajo, espero que os gusten.


 


Saludos.
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PALACIO REAL DE MADRID 
 
La 'Tizona' del Cid sigue dando guerra


Otra demanda testamentaria reclama la supuesta espada del héroe medieval, vendida a Castilla y León


espadatizonaconempuadur

Espada Tizona, con empuñadura del siglo XVI.

Aplicar el juicio de Salomón sería imposible: legatarios de una inusual herencia litigan hoy en Madrid por un objeto milenario, tan valioso como indivisible. Se trata de una espada de 93 centímetros de longitud, por 4,5 centímetros de anchura, de origen medieval, en acero sevillano: ni más ni menos que la supuesta espada Tizona del Cid Campeador (Vivar, Burgos, 1043-Valencia, 1099).

Una reciente demanda interpuesta ante el Juzgado número 72 de la plaza de Castilla de Madrid exige la devolución de la parte correspondiente del preciado acero a Mercedes y Olga. Son hijas de Salustiano Fernández, un pescador que ofició de cuidador del invidente XV Marqués de Falces. Pedro Velluti y Murga, el marqués, era propietario de la singular espada. Esta le había sido legada a su antepasado Antonio Carrillo de Peralta, II Marqués de Falces, por Fernando el Católico, consorte de Isabel de Castilla y rey de Aragón. Con ella le agredeció su mediación en la incorporación a España del reino de Navarra, disputado por Francia en los albores del siglo XVI. Fernando, a su vez, había heredado 'Tizona' de las hijas de Rodrigo Díaz de Vivar, Elvira y Sol, que casaron con sendos condes catalanes, a la sazón vinculados a la corona de Aragón.

El XV marqués de Falces, que convirtió a su asistente Salustiano en heredero universal, era depositario del heroico estoque junto con su hermana Olga, marquesa de Cerro de la Cabeza. En documento notarial, ambos decidieron en mayo de 1980 prestar la espada al Museo del Ejército de Madrid, donde se exhibía desde 1944. Comoquiera que el XV marqués de Falces dispusiera antes de su muerte concentrar su herencia en Salustiano, al fallecer él y Salustiano luego, las herederas de este estiman que les fue legada la copropiedad del estoque y reclaman su parte de tan singular arma, razón por la cual litigan por ella. Lo malo es que José Ramón Suárez de Otero Velluti -hoy residente en Israel-, a su vez heredero de Olga, vendió la Tizona a la Junta de Castilla y León en mayo de 2008 por un precio que fuentes del Gobierno castellano cifran entre 1,6 y 7 millones de euros, sin precisar. La espada se expone en el Museo de Burgos, adonde llegó sin conocimiento de las otras herederas. Fuentes allegadas a estas consideran que la espada debe volver a Madrid y, si no fuera posible, demandan la mitad del monto pagado a Suárez del Otero por ella. Fuentes allegadas a este declinaron pronunciarse sobre el caso. Conforme a las leyes, si un testador carece de ascendientes, descendientes o cónyuge -como era el caso del XV marqués de Falces- quien emite testamento puede designar heredero a quien quiera.


Un tesoro semioculto en la armería del palacio Real      

La armería del palacio Real, entre numerosos tesoros, conserva uno especialmente singular. Se trata de una espada hoy sin empuñadura, de brillante hoja, con dos filos, 92,4 centímetros de longitud y 4,8 centímetros de anchura. Aparece cifrada con las sigla G y el número 180.

Se encuentra expuesta en el extremo de la primera vitrina del museo, junto a grandes estoques pontificios medievales. De algo menos de kilo y medio de peso, pertenecía al ajuar de los Reyes Católicos depositado en el Alcázar de Segovia. El ajuar fue recibido por Felipe II, que decidió integrarlo en las colecciones reales de armas, posiblemente las más ricas del mundo. Integra asimismo una espada Lobera de Fernando III el Santo y otra de Alfonso X el Sabio.

Según Gaspar de Graci, autor del inventario de bienes regios, tal arma era la celebérrima Colada, la otra espada heroica de Rodrigo Díaz de Vivar, complementaria de la controvertida Tizona. Lo más singular de la Colada es que en el primer tercio de su hoja unos signos coinciden con los que se encuentran en la cenefa del tapiz de Bayeux, de 1073-1083, que refleja escenas de la batalla de Hastings, librada en Inglaterra en el año 1066. Asimismo, se asemeja mucho al estoque de Richard Wallace, ya del siglo XII, según el conde viudo de Valencia de Don Juan, titular de la armería madrileña en 1898. Él creía muy probable que el Cid fuera su propieario y que Colada fuera, en verdad, la mítica Tizona.


estatuaecuestredelcidca

Estatua ecuestre al Cid Campeador en Burgos. Monumental obra esculpida en bronce por González Quesada, con la colaboración del arquitecto Fernando Chueca Goitia, la estatuae está realizada en bronce y fue inaugurada con gran solemnidad en 1955.
Con la espada y la capa al viento, su larga barba, sobre los estribos de una montura briosa, el Cid Campeador ofrece una imagen dinámica y arrogante en dirección al destierro.



elpais.com
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
última edición por j.luis el Miercoles, 25 May 2011, 10:15; editado 2 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PALACIO REAL DE MADRID 
 
Uno de los grandes retratos de Leonardo da Vinci llega a España entre excepcionales medidas de seguridad


La primera dama del Renacimiento


'La dama del armiño' raramente abandona Polonia

Para lograr la visita de la tabla han intervenido el Rey, la ministra y Zapatero


      

ladamadelarmioobramaest

La dama del armiño, obra maestra pintada por Leonardo da Vinci en Milán hacia 1490. Abajo, vista de una de las salas del Palacio Real de Madrid con piezas de la muestra La edad de oro de Polonia.

Podría ser el arranque de una fenomenal trama de intriga diplomático-artística: el lunes 30 de mayo, a las 16.00, un avión militar procedente de Polonia aterrizará en el aeropuerto de Torrejón. Desde ese momento, un equipo de unas 12 personas, entre restauradores y políticos, velará por un tesoro pictórico de inconmensurable valor. El tesoro merecedor de tantas atenciones es La dama del armiño, una de las obras fundamentales de la exigua producción artística de Leonardo da Vinci y, por extensión, una de las grandes joyas del Renacimiento italiano.

Relucirá como la estrella de la exposición de La edad de oro de Polonia (desde el 3 de junio en el Palacio Real de Madrid) y, a buen seguro, contará como uno de los acontecimientos artísticos de la temporada. No es común que piezas de este relieve viajen. Y esta no es precisamente una excepción. Tras recalar en la capital, se aprovechará el abandono del hogar (el Museo Czartoryski de Cracovia) para que visite Berlín y la National Gallery de Londres. De vuelta en casa, no volverá a dejarla en un plazo mínimo de 15 años.

Pero antes, la dama debe cumplir sus obligaciones en España. La tabla -de 54,8 por 40,3 centímetros, pintada hacia 1490- se instalará en una sala noble del palacio, especialmente acondicionada para alojar una pieza que revolucionó el arte del retrato por variadas e inmateriales razones que incluyen ese movimiento en espiral que asciende por la cabeza; el estudio anatómico de las manos, el rostro y el cuello; ese aire que se diría tangible (el famoso sfumato) y, sobre todo, su armónica e imperecedera belleza renacentista.

El equipo de especialistas en cristales blindados que crearán una urna-marco para garantizar las condiciones idóneas para la pintura, el panel de 40 centímetros de fondo pensado para no alterar la contemplación del cuadro, los 30.000 euros del viaje, costeados entre los tres países beneficiarios de la visita... Todo es poco para preservar una tabla que, si bien ha sobrevivido dos guerras mundiales, expolios nazis e intentos de agresión, se mantiene en óptimas condiciones.

¿Un milagro? Nicolás Martínez-Fresno, presidente de Patrimonio Nacional, prefiere reservar esa palabra para definir la llegada a España de la tabla. En el proceso de seducción de tan venerable dama han intervenido personalmente desde el presidente Zapatero a la ministra Ángeles González-Sinde o el propio rey Juan Carlos, quien contempló hace años en Washington la obra de Leonardo y conoce personalmente al príncipe Czartoryski, singular propietario de la obra y del resto de una valiosísima colección depositada en el museo de Cracovia.

"La historia de este cuadro", explica Martínez-Fresno, "ha corrido casi paralela a la de la propia Polonia". La peripecia a la que se refiere el director incluye episodios como el hallazgo en 1939 en las catacumbas de un castillo polaco y su posterior requisición por las fuerzas invasoras nazis, que la enviaron al Museo del Kaiser Friedrich en Berlín. En 1940, Hans Frank, general del Gobierno de Polonia, exigió la restitución del tesoro a la ciudad de Cracovia, lo que, en la ignominiosa práctica, supuso que esta acabase adornando la villa privada del militar.

La suerte de la pintura previa al muy convulso siglo XX comenzó en realidad en Milán. Leonardo la creó por encargo del duque Ludovico El Moro. La dama es Cecilia Gallerani, tan bella como joven amante del duque, retratada con 17 años, cuando Leonardo contaba poco más de 40. Las sucesivas restauraciones no han tocado la figura de la mujer, pero sí han afectado a su fondo. Se sabe que el negro actual no es el original. Tampoco, la firma que aparece en la parte superior izquierda.

¿Y el armiño? El animal daba sobrenombre al duque. La única polémica que arrastra la obra es, precisamente, la naturaleza de la criatura: ¿Es una comadreja? ¿Un hurón? ¿Acaso una garduña?Ajeno a disquisiciones zoológicas, la enigmática mascota descansará hasta septiembre en Madrid junto a 190 obras que testimonian la riqueza cultural de los fondos museísticos de Polonia e incluyen tesoros firmados por artistas como Lucas Cranach o un bellísimo óleo sobre tabla, Niña en un marco, del Rembrandt maduro.


obj23081721478x600

La dama del armiño, obra maestra pintada por Leonardo da Vinci en Milán hacia 1490



Una mujer viajada


- El rastro del retrato de Cecilia Gallerani desapareció al morir la joven y hasta principios del XIX no se vuelven a tener noticias de la obra. Entonces pasa a formar parte de la colección de la familia Czartoryski, en la que ya se contaban piezas de Rembrandt o Rafael.

- Tras la llegada de las tropas del zar vivió el exilio en París, en el hotel Lambert. La guerra francoprusiana propicia su vuelta a Polonia. Desde 1876, presidió el museo de Cracovia hasta la llegada de los nazis.


«La dama del armiño», consideradoel primer retrato moderno y uno de los más bellos de la Historia, se exhibirá en el Palacio Real desde el 1 de junio de 2011

ELPAÍS.com / ABC.es
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PALACIO REAL DE MADRID 
 
Precioso lugar. Es mi visita obligada cada vez que voy a Madrid. No me canso de deambular en su opulencia.  
 




___________________________
www.crucerosydestinos.com
www.airline92.com
http://myaviation.net/search/search.php?uid=7083
www.waveandwind.net
 
keltic - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 2
Ir a la página 1, 2  Siguiente

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario