Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
JUAN DE VALDÉS LEAL
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje JUAN DE VALDÉS LEAL 
 
Este trabajo está dedicado al gran pintor sevillano Juan de Valdés Leal, es uno de los grandes artistas del barroco andaluz. Realizó casi toda su obra en Sevilla. Poseedor de una sensibilidad pictórica inclinada hacia lo dramático, fue el artista más relevante tras Murillo en la escuela sevillana de las últimas décadas del siglo XVII. Su hijo Lucas Valdés fue su discípulo y continuó el oficio.

Reconozco que de este pintor sabía poco, preparando otros trabajos, me he encontrado con su figura y he profundizado en su obra, dándome cuenta de su gran importancia.

Según cuentan sus biógrafos, fue muy amigo de Murillo y se dice que no se consideraba satisfecho de sus pinturas hasta que Murillo las examinaba y aprobaba.

El estilo de Valdés Leal es oscuro, dramático y apasionado, lo contrario de su admirado Murillo que gustaba dar a sus obras gran brillo y luminosidad a sus obras religiosas.

Es conocido fundamentalmente por sus dos pinturas «de jeroglífico» sobre las postrimerías humanas: las alegorías Finis gloriae mundi (El fin de las glorias mundanas) e In ictu oculi (En un abrir y cerrar de ojos). Las pintó en 1672 para la iglesia del Hospital de la Caridad de Sevilla, donde se conservan, y su asunto macabro alude al tema de la vanitas (vanidad humana) y amonesta sobre la caducidad de los bienes temporales y la brevedad de la vida terrena.


 0el_pintor_y_escultor_juan_de_vald_s_leal_en_un_retrato_de_manuel_cabral_y_aguado_en_la_galer_a_de_sevillanos_ilustres_de_la_universidad_de_sevilla

El pintor y escultor Juan de Valdés Leal en un retrato de Manuel Cabral y Aguado en la Galería de Sevillanos Ilustres de la Universidad de Sevilla.

Juan de Valdés Leal. España. (1662-1690). Nació en Sevilla en el año 1622, fue el artista mas relevante de la escuela sevillana –Junto a Murillo- de las últimas décadas del siglo XVII.

Las tres notas mas destacadas de este artista son el pesimismo, el humorismo y el dramatismo, tenía inclinación por la temática macabra o grotesca pero con un sentido del movimiento, brillante colorido y dramática iluminación.

Uno de sus primeros encargos de importancia fueron 4 lienzos de grandes proporciones para el convento de las hermanas Clarisas de la sevillana localidad de Carmona. Igualmente recibió el encargo de realizar un retablo para las Carmelitas de Córdoba, terminándolo en 1656.

Tras regresar a Sevilla, se entregó al barroco más puro y sevillano, con obras con predominio del tema religioso en su mayor extensión, destacando los Desposorios de la Virgen de la Catedral de Sevilla y las pinturas para el convento de San Jerónimo. Juan de Valdés Leal nació en Sevilla en 1622, de padre portugués y madre sevillana, realizó su formación artística en la ciudad hispalense, habiendo conjeturas que la sitúan en el taller de Herrera el Viejo. Se trasladó con su familia a Córdoba, contrayendo allí matrimonio.
 
En 1660, Valdés Leal pasa a presidir la Academia sevillana de pintura, de la cual era fundador junto a Murillo, su antecesor en el cargo. En 1661 nace su hijo Lucas Valdés, que con el tiempo se convertiría en colaborador y posteriormente continuador de la obra de su padre.

En 1664 ingresa en la Hermandad de la Santa Caridad, donde sus postrimerías han pasado a la historia del Arte convirtiendo el Templo de San Jorge, del Hospital de la Caridad, en un museo del barroquismo sevillano.

Igualmente, para este Hospital realizó dos tallas de la Virgen del Rosario, siendo la faceta escultórica muy desconocida en este autor.

En 1686, afectado por una enfermedad irreversible, fue poco a poco dejando su carrera pictórica, hasta concluir con su muerte en 1690.

Espero que este trabajo recopilatorio nos sirva a todos, para conocer un poco más a Valdés Leal y divulgar su magnífica obra.






Algunas obras

Valdés Leal en el Museo del Prado


 75jesucristo_camino_del_calvario_y_la_ver_nica

Jesucristo camino del Calvario y la Verónica. Hacia 1660. Óleo sobre lienzo, 161 x 211 cm. Museo del Prado. Obra de Valdés Leal.

La escena podría ser ilustración del sentimiento religioso sevillano; quizá el encargo le fuese solicitado al pintor para satisfacer determinadas necesidades devocionales concretas, y para ello ha utilizado recursos compositivos, de técnica y de iluminación, que insisten en realzar el carácter terrible del pasaje aquí representado de la Pasión de Cristo. No se trata de una composición sencilla; con muchos personajes, pintada en diferentes planos y llena de fuertes diagonales y escorzos es un ejemplo del triunfo del pleno barroco. La técnica utilizada es de pinceladas largas y sueltas e incluso atrevidas.
En el primer término aparece Jesucristo en una de sus caídas camino del Calvario. El Cirineo, en forzada postura, trata de ayudarle con la Cruz, mientras un sayón acude a azotarle con violencia. La Verónica, situada a su derecha, ya le ha enjugado el rostro, que se refleja en el lilenzo que lleva en las manos. La luz, que penetra por el lateral izquierdo, se dirige con fuerza a las caras y a los brazos, acusando aún más el dramatismo de los rostros, en absoluto bellos, pero sí muy expresivos, y de las actitudes. El Salvador se vuelve hacia el espectador con expresión triste y serena, que contrasta con la crispación y el dolor del resto de las figuras. Pese a la monumentalidad con la que están tratados los personajes, predomina la sensación de inestabilidad en los mismos. Al fondo, a la derecha, el autor ha dispuesto un grupo centrado por la Virgen, mostrando su dolor y detrás aún se representa la comitiva que conduce a los ladrones, cuyas figuras distorsionadas están tratadas con una factura más rápida y abocetada que en el resto. A la izquierda, la composición se cierra con dos personajes ataviados con turbantes, que probablemente aludan al paganismo o al judaísmo, tal como es frecuente en los pasos procesionales.


 78un_m_rtir_en_la_orden_de_san_jer_nimo

Un mártir en la orden de San Jerónimo. 1657. Óleo sobre lienzo, 249 x 130 cm. Museo del Prado. Obra de Juan de Valdés Leal.

Obra perteneciente a una serie para el Convento de San Jerónimo de Buenavista en Sevilla, en la que se describen varios episodios de la vida de San Jerónimo y se efigia a los principales santos y frailes de la orden, estando situadas originalmente todas las pinturas en la sacristía del convento. La presencia de este fraile dentro de la serie jerónima está motivada por su fama de haber resistido siempre las tentaciones carnales en defensa de su castidad. La obra capta una presencia juvenil, en cuyo rostro aparece reflejada una intensa concentración espiritual. El representado lleva palma con tres coronas, como atributo de su castidad y también un libro que hace alusión a los estudios teológicos que Fray Diego realizó en la Universidad de Salamanca hasta que una enfermedad de los ojos le obligó a abandonarlos, enfermedad que le causó continuos padecimientos a lo largo de su vida. La escena que se desarrolla al fondo de la composición coincide con un episodio que el Padre Sigüenza narra, dentro de la vida de Fray Diego de Jerez, sobre las tentaciones que el fraile hubo de padecer (Texto extractado de Valdivieso, E.: Juan de Valdés Leal, Sevilla, 1988).


 79_san_jer_nimo

San Jerónimo. 1656-57. Óleo sobre lienzo, 252 x 133 cm. Museo del Prado. Obra de Juan de Valdés Leal. Está firmado en la base de la columna. Pertenece a la serie de santos realizada para la sacristía del Convento de San Jerónimo de Sevilla, dispersada en el siglo XIX.

A lo largo del siglo XVII se pintan grandes series de cuadros para las órdenes religiosas que incluyen figuras exentas de santos y escenas de composición más compleja. Es el caso de este cuadro, que pertenece a una serie de santos realizada hacia 1657 por Valdés Leal para la sacristía del Convento de San Jerónimo de Sevilla. Todos ellos comparten características similares: el santo de pie, visto de abajo a arriba y acompañado de los atributos que le identifican. En esta ocasión son el capelo cardenalicio, la mesa con recado de escribir y el león al que curó la pata cuando estaba retirado haciendo penitencia. La perspectiva y el tamaño dan lugar a una obra muy monumental y solemne. La huella del artista es evidente en toda la obra, de una factura muy libre y muy segura, y se observa sobre todo en el rostro del santo, de gran expresividad.


 77san_ambrosio_absolviendo_al_emperador_teodosio

San Ambrosio absolviendo al emperador Teodosio. Hacia 1673. Óleo sobre lienzo, 166 x 110 cm. Museo del Prado. Obra de Juan de Valdés Leal.

Tras prohibirle San Ambrosio la entrada en el templo a Teodosio, pasaron meses sin que éste pudiera acceder a la iglesia. El Emperador al no poder entrar en la catedral mandó a Rufino, su capitán general, para que convenciera al arzobispo de Milán. San Ambrosio se mantuvo firme en su decisión. No obstante Teodosio lo intentó de nuevo presentandose en la puerta del templo donde el santo le instó a realizar penitencia pública por su delito. El Emperador lo aceptó con gran humildad, con lo que San Ambrosio le permitió el acceso a la iglesia.

Como ya señalara Kinkead (1982), la escena que representó Valdés en este cuadro carecía de tradición pictórica y su yuxtaposición con la anterior (P07821) es absolutamente insólita. Cabe suponer, que su inclusión en la serie se debiera a la intención de aludir a la armonía ideal entre el poder espiritual y el temporal, subrayando como esta armonía sólo podría alcanzarse mediante el reconocimiento por parte de este último de la soberanía de la Iglesia en su esfera propia.

Destinado a formar pareja con el (P07821), éste presenta grandes semejanzas compositivas y ambientales con él. La escena se desarrolla de nuevo ante las puertas de una iglesia gótica, los edificios del fondo vuelven a evocar la Sevilla del siglo XVII, con una torre que alude de nuevo a la Giralda, y el pintor nos introduce en la escena a través de una escalinata. En ella aparece San Ambrosio con las vestiduras blancas propias de la Pascua bendiciendo benignamente a Teodosio, que revestido con su capa, pero ya sin corona, se arrodilla ante él juntando las manos en señal de reverencia y aceptación. La agitación que preside la escena anterior ha sido sustituida aquí por un aire de calma y meditación. Los clérigos que rodean al santo testifican, con su aire de concentración, la grandeza del acontecimiento que es comentada por dos caballeros a la derecha. Uno de ellos mira hacia el espectador introduciendole en la escena e invitándole a meditar sobre su significación. Y en el primer plano aparece un mendigo lisiado que ejerce el efecto de repoussoir ejerciendo el mismo efecto que los soldados de la obra anterior.

En este cuadro se encierra de nuevo una galería de retratos contemporáneos. Kinkead (1982) cree que algunos de ellos pueden ser Andrés Andrade de la Cal (el hombre situado más a la derecha y que mira al espectador), Justino de Neve (el canónigo que aparece detrás de San Ambrosio) y Juan Antonio de Miranda (el joven canónigo de pie situado el segundo a la izquierda de San Ambrosio). Todos estos personajes fueron retratados por Murillo, y alguno de ellos, como Neve, estuvo próximo a Spínola, que colaboró con él en la fundación del Hospital de Venerables de Sevilla.


 81san_ambrosio_nombrado_gobernador_de_mil_n

San Ambrosio nombrado gobernador de Milán o El nombramiento de San Ambrosio como gobernador. Hacia 1673. Óleo sobre lienzo, 164 x 94 cm. Museo del Prado. Obra de Juan de Valdés Leal.

Tras morir su padre en las Galias, San Ambrosio volvió con su madre y sus hermanos a Roma, donde creció y se educó. El cónsul Probo fue quien hizo al santo su consejero y le nombró gobernador de las provincias de Liguria y Emilia, con sede en Milán, en el año 370.

El nombramiento de San Ambrosio como gobernador, que no tiene más significación religiosa que la de construir un prefiguración de su consagración como arzobispo y cuya presencia en esta serie pudo deberse al deseo de establecer un paralelismo -o mejor, una identidad- entre las virtudes que debían presidir tanto el buen gobierno civil como el eclesiástico, no había sido representado anteriormente, por lo que Valdés carecía de precedentes en los que apoyarse. Debido al formato marcadamente vertical de los lienzos optó, tanto en este caso como en otros, por representar la escena en la mitad inferior y llenar la superior con una descripción del escenario arquitectónico, que sirve para dotar de solemnidad a la representación.

El cónsul Probo aparece a la izquierda, sentado en un trono con dosel, llevando una corona dorada (lo que explica que a veces haya sido confundido con el propio emperador Valentiniano) y vistiendo una capa carmesí con revestimiento de armiño, y Ambrosio, vistiendo también ropajes seglares, se arrodilla ante él para recibir el bastón de mando representativo de la autoridad de su nuevo cargo. Situada en el centro de la escena, en el cruce de dos diagonales, y con la cabeza enmarcada por la reja del fondo, su figura resalta vívidamente y atrae la atención gracias a los fuertes contrastes lumínicos y cromáticos de que se vale el pintor. Alrededor de Probo y Ambrosio aparece un grupo de cortesanos que asisten al evento que cumplen, por una parte, una función constructiva, ya que sirven para introducirnos en la escena y fijar la profundidad espacial al tiempo que equilibran la composición, marcando dos masas verticales oscuras a los lados que encuadran la figura de San Ambrosio, que resalta gracias a su aislamiento y a sus brillantes vestiduras blancas brillantemente ilumindas. Y, por otra, ambos constituyen sendas llamadas de atención hacia la significación del evento. El de la izquierda, sentado, es el único que mira hacia el santo. El de la derecha señala con la mano izquierda hacia Ambrosio y vuelve la cabeza hacia el resto de los asistentes, como si reclamara su atención. La actitud de estos últimos ha sido calificada alguna vez de distraída, pero no lo es; más bien parecen estar discutiendo y asimilando la significación de las palabras de Probo al santo. Su aire calmo y reconcentrado, de meditación en unos casos y en algún otro casi de adoración, confiere un carácter prácticamente religioso a la ceremonia política.

Por otro lado ni las vestimentas de los personajes, de aspecto vagamente renacentista, ni el escenario, de carácter barroco, son convincentemente romanos, como es habitual en Valdés Leal, que nunca se preocupó de dotar a sus obras de propiedad arqueológica. Aquí sólo el aspecto macizo y pesado de la arquitectura y la aparición de sendos relieves con bustos de emperadores romanos coronados de laurel remiten a la Antigüedad. En cuanto al mono tallado que aparece sosteniendo el trono de Probo ha sido interpretado por Kinkead (1982) no como una alusión directa a la estupidez, si no a la malicia, de la autoridad secular, constituyendo de ese modo un augurio de los acontecimientos que habría de vivir en el futuro Ambrosio.


 82la_consagraci_n_de_san_ambrosio_como_arzobispo

La consagración de San Ambrosio como arzobispo. Hacia 1673. Óleo sobre lienzo, 166 x 109,5 cm. Museo del Prado. Obra de Juan de Valdés Leal.

San Ambrosio tras ser nombrado por el emperador Valentiniano gobernador de la Liguria y la Emilia partió hacia Milán donde se encotró con una ciudad llena de bandos y contiendas entre arrianos y católicos. Al morir Auxencio, obispo y cabeza de los arrianos, se palnteó la elección de un nuevo arzobispo, generando más disputas entre ambos bandos. Como gobernador de la provincia Ambrosio intentó mediar para imponer la paz pero cuando iba a empezar a hablar, una voz de un niño se oyó que decía: "Obispo Ambrosio". El hecho se tomo como algo divino y consiguió que tanto arrianos como católicos se unieran para que Ambrosio fuese arzobispo. Éste, que no estaba bautizado ni quería el puesto, hizo todo tipo de tretas para resistirse y quedar ante la gente como indigno de aquel honor. Pero al final el emperador atendió la peticiones de los milaneses y confirmó la elección de San Ambrosio.

La consagración de San Ambrosio no había sido tampoco un tema excesivamente representado, ya que en otros ciclos aparece sustituido por el de su inopinada y tumultuaria elección por el pueblo milanés. Sin embargo, en esta ocasión Valdés tenía numerosos ejemplos en los que apoyarse -las representaciones de escenas similares de las vidas de otros santos- y no hay duda de que utilizó alguno de ellos, valiendose seguramente de un grabado para el grupo central. Basta con ver las varias representaciones de la consagración de San Agustín del siglo XVII para percatarse de las similitudes entre todas ellas y de su semejanza con esta de Valdés: el santo aparece siempre arrodillado, de perfil y rodeado por tres obispos, que le colocan la mitra, y al lado hay un joven clérigo arrodillado sosteniendo un libro abierto.

Siguiendo un esquema compositivo similar al de El nombramiento de San Ambrosio como gobernador (P07819), Valdés Leal ha situado la escena en la mitad inferior de la representación, llenando la superior con la descripción del ámbito arquitectónico, que en este caso, y deseando seguramente evocar la catedral de Milán, es una iglesia gótica que, curiosamente, si se tienen en cuenta las alusiones a la arquitectura sevillana que se encuentran en otros cuadros de la serie, no hace pensar en la catedral de Sevilla. La escena de la consagración se desarrolla en el primer término, en un lugar en alto situado en el presbiterio, y es presenciada, desde la nave y a un nivel muy inferior por una abigarrada multitud encabezada por un grupo de monjas. Al fondo aparece, ante una capilla, una representación escultórica del Calvario, y tras la escena principal hay, en el presbiterio, un retablo barroco, flanqueado por columnas salomónicas y cobijado por un dosel rojo, en el que se representa El bautismo de Cristo. Probablemente se trata de una alusión al hecho de que en el momento de su elección San Ambrosio no era aún cristiano y tuvo que recibir el bautismo sólo ocho días antes de que se le impusiera la mitra episcopal.


 80_san_miguel_arc_ngel

San Miguel Arcángel. Hacia 1656. Óleo sobre lienzo, 205 x 109 cm. Museo del Prado. Obra de Juan de Valdés Leal.


 76jes_s_disputando_con_los_doctores

Jesús disputando con los Doctores. 1686. Óleo sobre lienzo, 200 x 215 cm. Museo del Prado. Obra de Valdés Leal.

Más info de Valdés Leal en el Prado



Valdés Leal en Sevilla


 in_ictu_oculi_de_juan_de_vald_s_leal_en_el_interior_de_la_iglesia

In ictu oculi (El triunfo de la muerte o En un abrir y cerrar de ojos). 1672. Óleo sobre lienzo. 220 x 216 cm. Hospital de la Caridad de Sevilla


user_50_finis_gloriae_mundi_1672_juan_valdez_leal

Finis Gloriae Mundi (El fin de las glorias mundanas) 1672. Lienzo. 270 x 216 cm. Iglesia del Hospital de la Santa Caridad de Sevilla. Estas dos obras son las más conocidas de Valdés Leal.


 1_sala_viii_02_asunci_n_de_la_virgen_vald_s_leal_1672_conv_s_agust_n

Asunción de la Virgen. Valdés Leal, 1.672. Museo Bellas Artes de Sevilla. Procede del Convento de san Agustín. Posiblemente los mejores cuadros del altar que Valdés realizó fueron los de los retablos colaterales del convento de san Agustín de Sevilla, La Inmaculada Concepción y La Asunción de la Virgen (1.670-1.672). Son pinturas de aparatosas y dinámicas composiciones, con logrados efectos de luces y sombras en las figuras situadas en el primer plano sobre fondos en los que una pincelada fluida disuelve las formas. La composición describe una marcada diagonal que acentúa el ritmo ascendente desde un ámbito terrenal de luces crepusculares hasta la zona de rompimiento de gloria, donde vibrantes tonalidades áureas intensifican la sensación espacial de ingravidez.


 2_sala_viii_03_el_milagro_de_las_abejas_vald_s_leal_1673_palacio_arzobispal

El Milagro de las Abejas. Valdés Leal, 1.673. Museo Bellas Artes de Sevilla. Procede del Palacio Arzobispal.


 3_sala_viii_04_san_jos_con_el_ni_o_jes_s_vald_s_leal_1_675

San José con el Niño Jesús. Valdés Leal, 1.675. Museo Bellas Artes de Sevilla.


 4_sala_viii_05_s_ignacio_exorcizando_a_un_endemoniado_vald_s_leal_h_1660_64_casa_profesa_c_a_jes_s

San Ignacio exorcizando a un endemoniado. Valdés Leal, 1.636-40. Museo Bellas Artes de Sevilla. Procede de la Casa Profesa Compañía de Jesús.


 5_sala_viii_06_s_francisco_recibiendo_la_ampolla_de_agua_vald_s_leal_1665

San Francisco recibiendo la ampolla de agua. Valdés Leal, 1.665.


 6_sala_viii_07_s_ignacio_recibiendo_del_cielo_el_nombre_de_jes_s_vald_s_leal_1676_casa_profesa_c_a_jes_s

San Ignacio recibiendo del Cielo el nombre de Jesús. Valdés Leal, 1.637. Museo Bellas Artes de Sevilla. Procede de la Casa Profesa Compañía de Jesús.


 7_sala_viii_10_s_ignacio_y_s_fco_contemplando_la_eucarist_a_vald_s_leal_1674_casa_profesa_c_a_jes_s

San Ignacio y san Francisco contemplando la Eucaristía.  Valdés Leal, 1.674. Museo Bellas Artes de Sevilla. Procede de la Casa Profesa Compañía de Jesús.


 8_sala_viii_11_aparici_n_de_la_virgen_a_s_ignacio_en_pamplona_vald_s_leal_h_1664_casa_profesa_c_a_jes_s

Aparición de la Virgen a san Ignacio en Pamplona. Valdés Leal, 1.664. Museo Bellas Artes de Sevilla. Procede de la Casa Profesa Compañía de Jesús.


 9_sala_viii_12_aparici_n_de_cristo_a_s_ignacio_camino_de_roma_vald_s_leal_h_1664_casa_profesa_c_a_jes_s

Aparición de Cristo a san Ignacio camino de Roma. Valdés Leal, 1.664. Museo Bellas Artes de Sevilla. Procede de la Casa Profesa Compañía de Jesús.


 10_sala_viii_13_s_ignacio_haciendo_penitencia_en_la_cueva_de_manresa_vald_s_leal_1660_casa_profesa_c_a_jes_s

San Ignacio haciendo penitencia en la cueva de Manresa. Valdés Leal, 1.660. Museo Bellas Artes de Sevilla. Procede de la Casa Profesa Compañía de Jesús.


 11_sala_viii_14_asunci_n_de_la_virgen_vald_s_leal_1680

Asunción de la Virgen. Valdés Leal, 1.680. Museo Bellas Artes de Sevilla.


 97_mbase_camino_lupagrande

La Virgen con San Juan y las Marías camino del Calvario. Valdés leal, h. 1657. Óleo sobre Lienzo, 134,5 x 203,5 cm. Museo de Bellas rtes de Sevilla.

Pertenece al conjunto de obras sobre pasajes de la pasión y muerte de Cristo que Valdés realiza entre los años 1656-1659 al parecer por encargo de la devoción particular. La escena describe de manera muy eficaz la dramática tensión colectiva del grupo de personajes que, encabezados por un decidido San Juan, acuden al encuentro de Cristo en su camino hacia el Monte Calvario. El fondo de celaje oscuro y amenazador potencia la impresión de tristeza presagiando el dramático encuentro final.


 12_sala_viii_15_el_taller_de_nazareth_vald_s_leal_1680_85_donaci_n_bbv

El taller de Nazareth. Valdés Leal, 1.680-84. Donación BBV. Museo Bellas Artes de Sevilla.


 13_sala_viii_16_fray_alonso_fern_ndez_pecha_vald_s_leal_1657_m_s_jer_nimo_buenavista

Fray Alonso Fernández Pecha. Valdés Leal, 1.657. Museo Bellas Artes de Sevilla. Procede del Monasterio de san Jerónimo de Buenavista.


 14_sala_viii_17a_fray_juan_de_ledesma_vald_s_leal_1657_m_s_jer_nimo_buenavista

Fray Juan de Ledesma. Valdés Leal, 1.657. Museo Bellas Artes de Sevilla. Procede del Monasterio de san Jerónimo de Buenavista.


 15_sala_viii_18_flagelaci_n_de_s_jer_nimo_vald_s_leal_1657_m_s_jer_nimo_buenavista

Flagelación de san Jerónimo. Valdés Leal, 1.657. Museo Bellas Artes de Sevilla. Procede del Monasterio de san Jerónimo de Buenavista.
La interesante serie de la vida de San Jerónimo fue realizada por Valdés Leal para decorar la sacristía del convento hispalense de San Jerónimo de Buenavista. La constituyen dieciocho lienzos en los que se narran episodios de la vida del Santo y se ensalza la historia del la orden religiosa con la presentación de sus principales miembros, algunos vinculados a la vida del propio convento. Se inicia la serie con El Bautismo de San Jerónimo, firmado y fechado por Valdés en 1.657. Mucho más afortunadas son las escenas de La Tentación y La Flagelación, espléndidamente resueltas con la intensidad dramática y vigoroso cromatismo característicos del pintor. Fuera de España se encuentran los episodios de San Jerónimo discutiendo con los rabinos y La muerte de San Jerónimo.


 16_sala_viii_19_fray_pedro_de_caba_uelas_vald_s_leal_1657_m_s_jer_nimo_buenavista

Fray Pedro de Cabañuelas. Valdés Leal, 1.657. Museo Bellas Artes de Sevilla. Procede del Monasterio de san Jerónimo de Buenavista.


 17_sala_viii_20_fray_fernando_de_talavera_vald_s_leal_1657_m_s_jer_nimo_buenavista

Fray Fernando de Talavera. Valdés Leal, 1.657. Museo Bellas Artes de Sevilla. Procede del Monasterio de san Jerónimo de Buenavista.


 18_sala_viii_21_inmaculada_vald_s_leal_1672_conv_s_agust_n

Inmaculada. Valdés Leal, 1.672. Museo Bellas Artes de Sevilla. Procede del Convento de san Agustín.


 19_sala_viii_22_fray_pedro_fern_ndez_pecha_vald_s_leal_1657_m_s_jer_nimo_buenavista

Fray Pedro Fernández Pecha. Valdés Leal, 1.657. Museo Bellas Artes de Sevilla. Procede del Monasterio de san Jerónimo de Buenavista.


 20_sala_viii_23_bautismo_de_s_jer_nimo_vald_s_leal_1657_m_s_jer_nimo_buenavista

El Bautizo de San Jerónimo. Valdés leal. 1657. Óleo sobre lienzo, 220 x 225 cm. Museo de bellas Artes de Sevilla. Procede del Monasterio de san Jerónimo de Buenavista.

Dentro de la serie de la vida de San Jerónimo, se representa este pasaje del bautizo del santo. En el interior de la iglesia, se disponen dos planos bien diferenciados. A la izquierda, a mayor altura, aparece la pila bautismal y un obispo, tocado con la tiara pontificia, esperando el momento de bautizar al santo. Éste, que se dispone a la derecha del lienzo, en un plano inferior, se representa como un joven de diecinueve años, que es a la edad a la que se bautizó, recibiendo el alba de bautismo que le ofrece un sacerdote vestido de rojo púrpura. Sobre la pila se adivina la Paloma del Espíritu Santo y en segundo plano, una serie de personajes. En el ángulo superior izquerdo, con la aparición de dos ángeles que contemplan la escena, se inicia una diagonal que culmina en el personaje del ángulo inferior izquierdo, que en un forzado escorzo, porta entre sus manos una bandeja dorada con un cofre.


 21_sala_xi_03_sta_isabel_de_hungr_a_curando_a_un_enfermo_vald_s_leal_h_1715_19

Santa Isabel de Hungría curando a un enfermo. Valdés Leal, hacia 1715-19. Museo Bellas Artes de Sevilla.


 102las_tentaciones_de_san_jer_nimo

Las tentaciones de San Jerónimo. Valdés Leal. Museo Bellas Artes de Sevilla.


 108

San Ignacio exorcizando a un poseso. 1660-64. Lienzo, 210 x 164 cm. Museo de Bellas Artes, Sevilla. Obra de Valdés Leal


 109san_ignacio_haciendo_penitencia_en_la_cueva_de_manresa

San Ignacio haciendo penitencia en la Cueva de Manresa. 1660. Lienzo, 213 x 142 cm. Museo de Bellas Artes, Sevilla. Obra de Valdés Leal


 112san_ignacio_y_san_francisco_de_borja_contemplando_una_alegor_a_de_la_eucarist_a

San Ignacio y San Francisco de Borja contemplando una alegoría de la Eucaristía. Lienzo, 218 x 160 cm. Museo de Bellas Artes. Sevilla. Obra de Valdés Leal


 107san_ignacio_contemplando_el_monograma_de_la_compa_a_de_jes_s

San Ignacio contemplando el monograma de la Compañía de Jesús. 1660-64. Lienzo, 207 x 160 cm. Museo de Bellas Artes. Sevilla. Obra de Valdés Leal


 111san_ignacio_recibiendo_la_bula_de_fundaci_n_del_papa_paulo_iii

San Ignacio recibiendo la bula de fundación del Papa Paulo III. 1660-64. Lienzo, 217 x 160 cm. Museo de Bellas Artes. Sevilla. Obra de Valdés Leal


 22_sala_xi_04_resurrecci_n_de_ni_os_en_el_convento_de_paula_lucas_vald_s_h_1700

Resurrección de Niños en el convento de santa Paula. Lucas Valdés, hacia 1.700. Museo Bellas Artes de Sevilla.
Hijo y discípulo de Juan Valdés Leal, Lucas Valdés continuó y finalizó gran parte de obras pendientes de su maestro debido al ictus cerebral que éste sufrió. Así sucedió con las pinturas murales de la iglesia del Hospital de los Venerables o las del monasterio de san Clemente.
De su producción propia destacaban las decoraciones del claustro del convento de los Trinitarios Descalzos de Sevilla y la del claustro convento Casa Grande de San Francisco de Sevilla, ambas desaparecidas como consecuencia de la desamortización de Mendizábal. Su principal discípulo fue Domingo Martínez.


 23_sala_xi_06_retrato_milagroso_de_san_francisco_de_paula_lucas_vald_s_1710_convento_de_los_m_nimos

Retrato milagroso de san Francisco de Paula. Lucas Valdés, 1.710. Museo Bellas Artes de Sevilla. Procede del Convento de los Mínimos.


 116

Santa Catalina. 1659-1660. Lienzo, 141 x 53 cm. Iglesia de la Magdalena. Capilla de la Quinta Angustia. Sevilla. Obra de Valdés Leal


 115

Santa Catalina. 1657-59. Lienzo, 164 x 108 cm. Catedral. Sevilla. Obra de Valdés Leal


 57_juan_de_vald_s_leal_imposition_of_the_chasuble_on_saint_ildephonsus_google_art_project

La imposición de la casulla a San Ildefonso, c. 1661. Catedral de Sevilla. Obra de Valdés Leal


 117

Santa María Magdalena, San Lázaro y Santa Marta. 1657-59. Lienzo, 111 x 167 cm. Catedral. Sevilla. Obra de Valdés Leal


 98la_liberaci_n_de_san_pedro_catedral_de_sevilla

La liberación de San Pedro. Juan De Valdés Leal. 1657-59. Óleo sobre lienzo, 188 x 221 cm. Catedral de Sevilla.

Entre 1657 y 1659 Valdés Leal realiza una serie de obras para la catedral de Sevilla entre las que destaca esta Liberación de san Pedro que contemplamos. El maestro crea una de las escenas más sugerentes de su producción, protagonizada por el bello ángel que se dispone a liberar a san Pedro de la mazmorra mientras los soldados duermen. Una aureola de resplandor rodea la figura que muestra sus alas desplegadas y una capa roja que sujeta con los brazos. Sus ropajes revolotean en el espacio, dejando ver la potente pierna derecha que avanza hacia el santo. Pedro aparece tumbado, elevando su mirada hacia la figura del ángel, mostrando en su naturalista rostro el asombro que le produce la visión. Alrededor de los dos personajes principales, iluminados por un potente foco de luz, aparecen dos soldados en absoluta penumbra, creando Valdés Leal un sensacional juego lumínico caracterizado por el claroscuro. Ese potente foco de luz procedente del ángel crea unos espectaculares reflejos en los elementos metálicos de los soldados.Entre el ángel y el santo apreciamos un evidente contraste tanto en las actitudes físicas y espirituales como en los ropajes de ambos, incluso en el tratamiento del color que hace el maestro de cada una de las figuras. Mientras que san Pedro está realizado con tonos pardos y opacos, el ángel liberador presenta tonalidades transparentes en las que dominan los rosáceos. El resultado es sorprendente, poniendo de manifiesto Valdés Leal su elevada categoría pictórica.


 99juan_de_valdes_leal_fray_alonso_de_sotomayor_y_caro

Fray Alonso de Sotomayor y Caro. 1657. Óleo sobre lienzo. 225 x 175 cm. Colección particular. Sevilla. Obra de Valdés Leal


 84juan_de_valdes_leal_san_fernando_entrando_en_sevilla

San Fernando entrando en Sevilla. Obra de Valdés Leal en 1682. (Las pinturas del muro del coro  fueron realizadas por Lucas Valdés). Real Monasterio de San Clemente. Sevilla


 66la_retirada_de_los_sarracenos_grande

La retirada de los sarracenos. 1653. Óleo sobre lienzo, 330 x 325 cm. Ayuntamiento de Sevilla. Obra de Valdés Leal


 89juan_de_valdes_leal_la_procesi_n_de_santa_clara_con_la_sagrada_forma

La Procesíon de Santa Clara con la Sagrada Forma. 1652-53. Óleo sobre lienzo, 295 × 295 cm. Ayuntamiento de Sevilla. Obra de Valdés Leal
    

 24_el_triunfo_de_la_cruz_de_vald_s_leal_decora_el_techo_de_la_sacrist_a

El Triunfo de la Cruz. Autor: Valdés Leal, su hijo Lucas Valdés fue su ayudante, decora el techo de la sacristía. Iglesia de los Venerables. Sevilla


 26_el_triunfo_de_la_cruz_vald_s_leal_detalle

El Triunfo de la Cruz. Autor: Valdés Leal, su hijo Lucas Valdés fue su ayudante. Detalle. Iglesia de los Venerables. Sevilla


 83san_pedro_y_san_clemente_venerando_a_cristo

San Pedro y San Clemente venerando a Cristo. 1687. Pintura de la bóveda del presbiterio de la Iglesia del Hospital de los Venerables. Sevilla. Autor: Valdés Leal, su hijo Lucas Valdés fue su ayudante.


 43b_veda_de_media_naranja_del_hospital_de_los_venerables

 42b_veda_del_presbiterio_iglesia_de_los_venerables_sevilla

Bóveda del presbiterio. Iglesia de los Venerables. Sevilla. Autor: Valdés Leal, su hijo Lucas Valdés fue su ayudante.

Dentro de la iglesia se pueden ver pinturas murales al fresco realizadas por Valdés Leal. Las del presbiterio representan la invención de la Santa Cruz, las del techo de la sacristía forman un pequeño espacio con perspectiva (trampantojo); a cada lado del presbiterio hay pinturas realizadas por Valdés Leal y su hijo Lucas Valdés: en la del lado derecho se representa a San Fernando entregando la mezquita al Arzobispo y en la del lado izquierdo se muestra a San Fernando ante la Virgen de la Antigua. Las urnas relicarios que aquí se encuentran y los cobres son de procedencia flamenca; las pinturas sobre mármol de la Inmaculada y de la Virgen con el Niño fueron realizadas por Sassoferrato.

Las pinturas que cubren la bóveda y los muros fueron realizadas por Valdés Leal y su hijo Lucas Valdés -No se sabe en qué grado cada artista-. Simulan tapices y representan el Triunfo del Pontificado.


 40el_altar_mayor_visto_desde_los_pies_de_la_nave

El Altar Mayor de la Iglesia del Hospital de los Venerables. Sevilla, visto desde los pies de la nave.


 44b_veda_de_ca_n_del_presbiterio

Bóveda de cañón del presbiterio. Iglesia de los Venerables. Sevilla. Autor: Valdés Leal, su hijo Lucas Valdés fue su ayudante.


 27_retablo_mayor_de_la_iglesia_del_hospital_de_los_venerables

Retablo Mayor de la iglesia del Hospital de los Venerables, Sevilla. En el Retablo Mayor, que data de 1.889, se representa en el cuerpo central La Última Cena, de Lucas Valdés, hacia 1.700. Sobre este lienzo, en el ático, La Apoteosis de san Fernando, también obra de Lucas Valdés; a cada lado están representados en sendos óleos san Clemente y san Isidoro, realizados por Virgilio Mattoni. Lugar muy destacado del retablo es el ocupado por la Virgen de Belén, obra anónima del siglo XVI, escoltada por relieves de san Juan Bautista y san Juan Evangelista, atribuidos a Martínez Montañés y que datan de la primera mitad del siglo XVII.


 53miguel_ma_ara_reading_the_rule_of_the_hermandad_de_la_caridad

Don Miguel de Mañara leyendo la Regla de la Santa Caridad. 1681


 entrada_y_coro_de_la_iglesia_con_la_pintura_de_vald_s_leal_exaltaci_n_de_la_santa_cruz

Entrada y coro de la Iglesia y Hospital de la Caridad (Sevilla), con la pintura de Valdés Leal Exaltación de la Santa Cruz.


user_50_2entrada_y_coro_de_la_iglesia_del_hospital_de_la_caridad_sevilla

Entrada y Coro de la iglesia del Hospital de la Caridad, Sevilla. Pintura: Exaltación de la Santa Cruz, autor Valdés Leal.


 retablo_del_altar_mayor_de_la_iglesia_del_hospital_de_la_caridad

Retablo del altar mayor de la Iglesia del Hospital de la Caridad de Sevilla. El retablo mayor constituye una de las partes más destacadas del templo, el diseño y la construcción fueron realizados entre 1670 y 1675 por Bernardo Simón de Pineda, las esculturas son obra de Pedro Roldán y el dorado y la policromía corresponden a Valdés Leal. El retablo consta de un banco sobre el que se levanta el primer cuerpo dividido por columnas de estilo salomónico. En su centro hay un brillante grupo escultórico de gran tamaño que representa el Entierro de Cristo, se encuentra completado por un bajo relieve que contribuye a aumentar la sensación de profundidad del grupo principal. El cuerpo superior del retablo aparecen representadas de forma alegórica la Fe, la Esperanza y la Caridad rodeadas de niños. Por último, en los laterales del retablo se encuentran dos figuras de San Roque, como protector de las epidemias y San Jorge como titular del templo.


 hospital_de_la_caridad_sevilla_10

Detalle del retablo mayor de la iglesia del Hospital de la Caridad de Sevilla. Esculturas de Pedro Roldán, el dorado y la policromía corresponden a Valdés Leal.


 la_virgen_del_rosario_protegiendo_las_naves_espa_ola_en_la_batalla_de_lepanto_obra_de_juan_de_vald_s_lea_obra_de_juan_de_vald_s_lea

"La Virgen del Rosario protegiendo las naves española en la Batalla de Lepanto", obra de Juan de Valdés Leal. Este cuadro titulado es un lienzo enmarcado por yeserías doradas donde se conmemora la batalla de Lepanto (esa en la que Miguel de Cervantes perdió un brazo). Iglesia de la Magdalena de Sevilla.

Sobre una nube podemos ver a la Virgen del Rosario que según la tradición intercedió el 7 de octubre de 1571 para que las tropas cristianas lograran la victoria tras la oración del Papa Pío V.

Hay que decir que los frailes dominicos, antiguos propietarios de la iglesia, tenían una devoción especial al Santo Rosario.


user_50_juan_vald_s_leal_triunfo_monumento_a_san_fernando_sevilla_estampa_calcogr_fica_1671_fundaci_n_focus_abengoa

Juan Valdés Leal. Triunfo (monumento a San Fernando), Sevilla. estampa calcográfica en Fernando de la Torre Farfán, Fiestas de la Santa Iglesia [...] de Sevilla, al nuevo culto de [...] San Fernando... Sevilla, 1671. Sevilla. Fundación Focus-Abengoa


user_50_juan_vald_s_leal_puerta_principal_de_la_iglesia_que_sale_a_gradas_enfrente_del_triunfo_sevilla_estampa_calcogr_fica_1671_fundaci_n_focus_abengoa

Juan Valdés Leal. Puerta principal de la iglesia que sale a gradas enfrente del triunfo, Sevilla. estampa estampa calcográfica en Fernando de la Torre Farfán, Fiestas de la Santa Iglesia [...] se Sevilla, al nuevo culto de [...] San Fernando..., Sevilla,  1671. Sevila. Fundación Focus-Abengoa


user_50_autorretrato_juan_de_vald_s_leal

Autorretrato. Juan de Valdés Leal. (Sevilla, 1622 - 1690) Pintor español. Hijo de padre portugués y madre sevillana, recibió su formación artística en su ciudad natal, quizás en el taller de Herrera el Viejo, antes de trasladarse con su familia a Córdoba, población esta en la que contrajo matrimonio en 1647. Era ya por entonces un pintor introducido en los círculos artísticos, ya que muy poco después recibió un importante encargo para las clarisas de Carmona (cuatro grandes lienzos) y, en 1656, concluyó el retablo para los carmelitas de Córdoba, que presenta muchos de los rasgos más brillantes de su estilo.

Al concluir esta obra, se trasladó a Sevilla, urbe por entonces mucho más importante y dinámica que Córdoba y centro sin igual de creación artística, con figuras como Bartolomé Esteban Murillo, de quien se cree que Valdés fue enconado rival, entre otros motivos, porque los comitentes no remuneraban sus obras tan bien como las de aquél.

En Sevilla, Valdés Leal dio rienda suelta al barroquismo que triunfaba en aquella época y por el que se sentía particularmente atraído por su temperamento dramático. Obras importantes de este período son los Desposorios de la Virgen de la catedral de Sevilla y las pinturas para el convento jerónimo de Buena Vista.



CONTINÚA MÁS ABAJO...
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
última edición por j.luis el Miercoles, 20 Agosto 2014, 13:24; editado 23 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VALDÉS 
 
J.Luis gracias por esta nueva galería de Valdés. He de reconocer que es un pintor aunque desconocido pero que la obra que has expuesto en este topic me ha gustado bastante en general, sin duda merece un sitio en nuestra gran galería.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educaci�n hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
[b]
 
xerbar - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VALDÉS LEAL 
 
... CONTINUACIÓN



Más obras de Valdés Leal


user_50_1san_and_s_1647_leo_sobre_lienzo_iglesia_de_san_francisco_c_rdoba

San Andés. 1647. Óleo sobre lienzo. Iglesia de San Francisco. Córdoba. Obra de Valdés Leal


 47juan_de_vald_s_leal_st_jerome_wga24223

San Jerónimo. 1656-57. Obra de Valdés Leal


 48juan_de_vald_s_leal_the_sacrifice_of_isaac_wga24224

El sacrificio de Isaac. 1658. Obra de Valdés Leal


 49juan_de_vald_s_leal_carrying_the_cross_wga24218

Carrying the Cross, c. 1661. Obra de Valdés Leal


 50juan_de_vald_s_leal_miracle_of_st_ildefonsus_wga24222

Miracle of St Ildefonsus, c. 1661. Obra de Valdés Leal


 51catedral_de_ja_n_capilla_de_san_fernando

Capilla de San Fernando de la Catedral de Jaén. Se observa el cuadro del santo vestido de rey atribuido a Juan de Valdés Leal.


 52coronaci_n_de_san_jos_vald_s_leal

Coronación de San José. 1665-70. Obra de Valdés Leal


 54juan_de_vald_s_leal_ecce_homo_01

Ecce Homo. 1657-59. Obra de Valdés Leal


 57juan_de_vald_s_leal_ascension_of_elijah_wga24216

Ascension of Elijah, c. 1658 . Obra de Valdés Leal


 58juan_de_vald_s_leal_la_imposici_n_del_nombre_de_jes_s

La imposición del nombre de Jesús, c. 1680. Obra de Valdés Leal


 58juan_de_vald_s_leal_saint_dominic_de_guzm_n_google_art_project

Saint Dominic de Guzmán, 1675-79. Obra de Valdés Leal


 59juan_de_vald_s_leal_saint_john_the_evangelist_google_art_project

Saint John the Evangelist, 1675-79. Obra de Valdés Leal


 60_juan_de_vald_s_leal_saint_thomas_of_villanueva_giving_alms_to_the_poor_oil_on_wood_c_1653_el_paso_museum_of_art

Saint Thomas of Villanueva Giving Alms to the Poor', oil on wood, c. 1653, El Paso Museum of Art. Obra de Valdés Leal


 61juan_de_vald_s_leal_piet_1657_60_ca

Piedad, c. 1655. Obra de Valdés Leal


 56juan_de_vald_s_leal_assumption_of_the_virgin_01

La Asunción de la Virgen. 1659. Obra de Valdés Leal


 46juan_de_vald_s_leal_virgin_of_the_immaculate_conception_with_sts_andrew_and_john_the_baptist_wga24221

La Inmaculada Concepción con San Andrés y San Juan Bautista. Obra de Valdés Leal


 88juan_de_vald_s_leal_virgin_of_the_immaculate_conception_01

La Inmaculada Concepción con San Felipe y Santiago. 1654. Óleo sobre lienzo, 234 × 167 cm. Museo del Louvre, (París). Obra de Valdés Leal


 63la_virgen_de_los_plateros_juan_de_vald_s_leal_mbaco

Inmaculada con San Antonio y San Eloy (La Virgen de los plateros). Obra de Valdés Leal, c. 1655. Óleo sobre lienzo. 220 x 222 cm. Museo de Bellas Artes de Córdoba. Altar callejero del gremio de la platería en Córdoba.

Valdés Leal realiza esta obra durante su documentada estancia en Córdoba hacia 1645, donde estudió con Antonio del Castillo y contrajo matrimonio con la hija de un platero. El destino de esta Inmaculada era el altar que el gremio de la platería tenía instalado en la antigua calle de la Pescadería, y que fue retirado de su emplazamiento en 1841 con motivo del denominado decreto liberal Iznardi. Emulando la composición de la "Inmaculada con Fray Juan de Quirós" de Murillo, conservada en el Palacio Arzobispal de Sevilla, se representa a la Virgen sobre peana de fina platería y al santo patrono del gremio junto a San Antonio de Padua, santo también de especial significado para los plateros.


 93juan_de_valdes_leal_la_anunciaci_n

La Anunciación. Obra de Valdés Leal


 94juan_de_valdes_leal_la_inmaculada_concepci_n_con_dos_donantes

La Inmaculada Concepción con dos Donantes. Obra de Valdés Leal


 95juan_de_valdes_leal_la_inmaculada_concepci_n_con_san_felipe_y_santiago

La Inmaculada Concepción con San Felipe y Santiago. Obra de Valdés Leal


 96juan_de_valdes_leal_la_inmaculada_concepci_n_con_san_felipe_y_santiago_el_menor

La Inmaculada Concepción con San Felipe y Santiago el Menor. Obra de Valdés Leal


 64the_christ_of_medinaceli_being_pulled_through_the_streets_of_meknes_juan_de_valdes_leal_1681

The Christ of Medinaceli being pulled through the streets of Meknes. 1681. Obra de Valdés Leal


 65the_conversion_and_baptism_of_st_augustine_by_st_ambrose

The Conversion and Baptism of St. Augustine by St. Ambrose. 1675. Obra de Valdés Leal


 68juan_de_valdes_leal_angeles_volanderos

Angeles volanderos. Obra de Valdés Leal


 69alegor_a_de_la_salvaci_n

Alegoría de la Salvación. Obra de Valdés Leal


 67juan_de_valdes_leal_aparici_n_de_la_virgen_a_san_ignacio_en_pamplona

Aparición de la Virgen a San Ignacio en Pamplona. Obra de Valdés Leal


 70_ngel_con_flagelo_1665_1669_118_x_111_cm_banco_de_espa_a_madrid

Ángel con flagelo. 1665-69. 118 x 111 cm. Banco de España, Madrid. Obra de Valdés Leal


 71juan_de_valdes_leal_cabeza_cortada_de_san_juan_bautista

Cabeza cortada de San Juan Bautista. Obra de Valdés Leal


 72juan_de_valdes_leal_cabeza_cortada_de_san_pablo

Cabeza cortada de San Pablo. Obra de Valdés Leal


 73juan_de_valdes_leal_cabeza_degollada_de_san_pablo

Cabeza degollada de San Pablo. Obra de Valdés Leal


 74juan_de_valdes_leal_camino_del_calvario_1

Camino del Calvario, 1661. Obra de Valdés Leal


 85juan_de_valdes_leal_cristo_servido_por_los_ngeles

Cristo servido por los ángeles. 1663-64. Obra de Valdés Leal


 86juan_de_valdes_leal_el_arc_ngel_san_miguel

El Arcángel San Miguel. Obra de Valdés Leal


 87juan_de_valdes_leal_el_arc_ngel_san_rafael

El Arcángel San Rafael. Obra de Valdés Leal


 91elarrepentimientodesanpsk9

El arrepentimiento de San Pedro. 1647-49. Óleo sobre lienzo, 127 x 98 cm. Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Madrid. Obra de Valdés Leal


 90juan_de_valdes_leal_el_arrepentimiento_de_san_pedro_1

El arrepentimiento de San Pedro.    1647-49. Óleo sobre lienzo, 190 × 103 cm. Museo Diocesano (Córdoba). Obra de Valdés Leal


 92juan_de_valdes_leal_el_obispo_de_as_s_entregando_la_palma_a_santa_clara

El obispo de Asís entregando la palma a Santa Clara. Obra de Valdés Leal


 100juan_de_valdes_leal_la_aparici_n_de_cristo_a_san_ignacio_camino_de_roma

La aparición de Cristo a San Ignacio camino de Roma. Obra de Valdés Leal


 101las_bodas_de_can

Las bodas de Caná. 1660 . Tabla, 24 x 34 cm. cm. Museo del Louvre. París. Obra de Valdés Leal


 101las_bodas_de_can_2

Las bodas de Caná. 1661. Lienzo, 107 x 80 cm. Colección particular. Madrid. Obra de Valdés Leal


 103retrato_de_un_arzobispo

Retrato de un arzobispo. 1680-85. Lienzo, 104 x 89 cm. Massachusetts: Mead Art Museum. Amherst. Obra de Valdés Leal


 104juan_de_valdes_leal_san_ambrosio_recibiendo_su_ltima_comuni_n

San Ambrosio recibiendo su última comunión. Obra de Valdés Leal


 110san_ignacio_recibiendo_la_aprobaci_n_de_las_constituciones_del_papa_paulo_iv

San Ignacio recibiendo la aprobación de las Constituciones del Papa Paulo IV. 1674-75. Lienzo, 272 x 370 cm. Iglesia de San Pedro. Capilla de San Joaquín y de Santa Ana. Lima. Obra de Valdés Leal


 105juan_de_valdes_leal_san_ignacio_despidiendose_de_san_francisco_javier

San Ignacio despidiéndose de San Francisco Javier. 1674-75. Lienzo, 272 x 370 cm. Iglesia de San Pedro. Capilla de San Francisco Javier. Lima. Obra de Valdés Leal


 106

San Ignacio proponiendo la constitución de la Compañia de Jesús. 1674-1675. Lienzo, 272 x 370 cm. Iglesia de San Pedro. Capilla de San Francisco Javier. Lima. Obra de Valdés Leal


 113

San Marcos el Afligido y San Eloy. Colección particular. Las Arenas. Vizcaya. Obra de Valdés Leal


 114

Santa Bárbara. 1654-1656. Lienzo, 85 x 62 cm. Rosario. Argentina. Obra de Valdés Leal


 118

Santa Polonia y una Santa Carmelita. Iglesia del Carmen Calzado. Códoba. Obra de Valdés Leal


 119juan_de_valdes_leal_santo_tom_s_de_villanueva_repartiendo_limosna

Santo Tomás de Villanueva repartiendo limosna (Saint Thomas of Villanueva Giving Alms to the Poor, oil on wood painting by Juan de Valdés Leal, c. 1653, El Paso Museum of Art). Obra de Valdés Leal.



Enlaces interesante


http://es.wikipedia.org/wiki/Juan_de_Vald%C3%A9s_Leal

http://www.artehistoria.jcyl.es/v2/personajes/3511.htm

http://leyendasdesevilla.blogspot.c...-sevilla-y.html

http://www.oya-es.net/reportajes/leal.htm


 55iglesia_de_san_andr_s_en_sevilla

Iglesia de San Andrés en Sevilla.



PUES ESTO ES TODO AMIGOS, ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO EL TRABAJO RECOPILATORIO DEDICADO AL PINTOR SEVILLANO JUAN DE VALDÉS LEAL, DESPUÉS DE MURILLO Y ZURBARÁN ES QUIZÁ, EL MEJOR REPRESENTANTE DEL BARROCO SEVILLANO.


Agradecimiento especial al blog: leyendasdesevilla.blogspot.com.es, por sus magníficas imágenes y textos concernientes al Museo de Bellas Artes de Sevilla, y otros templos religiosos de la Ciudad Imperial de la cual es un especialista.

Fuentes y agradecimientos: museodelprado.es, pintura.aut.org, artehistoria.jcyl.es, es.wikipedia.org, epdlp,es, artcyclopedia.com, es.wahooart.com, sevilladailyphoto.blogspot.com, juntadeandalucia.es, cofrades.sevilla.abc.es, ceres.mcu.es, galeon.com/juliodominguezarjona, propias y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
última edición por j.luis el Miercoles, 20 Agosto 2014, 13:13; editado 1 vez 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VALDÉS LEAL 
 
Reproduzco un artículo publicado en 2005 del Barroco, sobre la interpretación de dos cuadros que hablan de la muerte del pintor andaluz Valdés Leal.


 120_in_ictu_oculi

In ictu oculi: en un abrir y cerrar de ojos. No importa Rubens, ni la tiara y el báculo papal. In ictu oculi: en un abrir y cerrar de ojos, no importan los ropajes de caballero, ni los estribos, ni la armadura. No importa la ciencia. Lo efímero de la existencia, en un abrir y cerrar de ojos (in ictu oculi), llega la muerte y acaba con todo, cuando menos te lo esperas, es el Barroco y estamos en un hospital de misericordia, la vida es efímera.

A Miguel de Mañara se le muere la esposa en 1661, si haberle dado hijos. Noble caballero, con negocios, diputado, persona pública de Sevilla; se plantea lo vano de la vida. Ingresa en la Hermandad de la Santa Caridad, que se dedicaba a enterrar los ahogados que devolvía el río, los muertos por la calle y los ajusticiados. Al poco es nombrado diputado de entierros y limosnas, apreciando las terribles condiciones de los que morían en la calle, aboga por la creación de un hospicio: el Hospital de la Santa Caridad.


Juan de Valdés Leal, hijo de un platero portugués y una sevillana, discípulo de Herrera el Viejo y pintor famoso de Sevilla, ingresó en la Hermandad de la Santa Caridad en 1667, para cuya iglesia realizaría los Jeroglíficos de las Postrimerías, que formaban parte del programa iconográfico diseñado por Mañara, alusivos a la banalidad de la vida terrena y a la igualdad humana en la vida de ultratumba que reflejan el pesimismo reinante a finales del barroco español.

La lacerada mano de Cristo sujeta la balanza: nimas, nimenos. De nada sirve la cruz de Calatrava, ni la mitra. Finis gloriae mundi. De poco vale la calidad de nuestro ataúd cuando llega el final.


user_50_user_50_finis_gloriae_mundi_1672_juan_valdez_leal

Finis Gloriae Mundi

Y yo que escribo esto (con dolor de mi corazón y lágrimas en mis ojos confieso), más de treinta años dejé el monte santo de Jesucristo y serví loco y ciego a Babilonia y su vicios. Bebí el sucio cáliz de sus deleites e ingrato a mi señor a su enemiga, no hartándome de beber en los sucios charcos de sus abominaciones.


Fuente: gasolinero.es



 

Muy interesante
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
última edición por j.luis el Miercoles, 20 Agosto 2014, 13:15; editado 2 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VALDÉS LEAL 
 
Qué fuerza expresiva ha plasmado Valdés Leal a su obra, me ha impresionado realmente, tanto, que comparada a la de su amigo Murillo, supera a éste en mi modesto entender. Has hecho, José Luis, una muy buena recopilación, no obstante la un tanto deficiente calidad de imagen que no habrás podido conseguir mejor. Saludos


                                  
 



 
matias - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VALDÉS LEAL 
 
Gracias Matías, desde luego Valdés Leal fue un pintor imponente, con un aire sombrío y dramático sí, pero como bien dices con mucha fuerza.

He añadido algunas obras nuevas que he encontrado -cinco son tuyas-, y también he sustituido algunas imágenes por otras de mejor calidad, aun así hay algunas que se ven un poco mal, pero no he encontrado otras mejor.

Como siempre, gracias por tu colaboración.


 


Saludos.
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VALDÉS LEAL 
 
Una filtración de agua en el Prado daña obras de Valdés Leal y Jan Brueghel 'El viejo'


- Ya están reparadas y solo había afectado a la capa de barniz

- Hay otros ocho dibujos que han resultado dañados

- Banquete de bodas de Jan Brueghel, el Viejo, es una de las pinturas afectadas




user_50_7bc29daff1

Mártir de la Orden de San Jerónimo de Valdés Leal (1657) Óleo sobre lienzo, 249 cm x 130 cm. Museo del Prado. Este lienzo ha sido una de las obras dañadas por la filtración de agua del 11 de marzo.

Una filtración de agua en el Museo del Prado ha dañado seis cuadros de la pinacoteca, entre ellos Banquete de bodas de Jan Brueghel, el Viejo, y Mártir de la Orden de San Jerónimo, de Valdés Leal, aunque ya han sido reparados.

Así lo ha explicado el director del Museo del Prado, Miguel Zugaza, que ha añadido que se está trabajando en recuperar otros ocho dibujos que se han visto afectados.

 Zugaza ha señalado a Europa Press que la gotera descubierta en el sótano del edificio diseñado por Rafael Moneo no dañó la superficie pictórica de estas seis obras, ya que únicamente afectó a las capas de barniz, que ya han sido reparadas.

Además, el equipo de restauración de la pinacoteca trabaja en recuperar ocho dibujos, que se están secando y precisan de un mayor  tiempo para su reparación. "Esperemos" que se puedan recuperar en su totalidad, ha apostillado.

Las otras pinturas afectadas son Cacería de un león, de un discípulo de Paul de Vos; Lucha de gladiadores, atribuido a Lanfranco; Desnudo femenino, de Martí Alsina y La Ultima Cena, de Francesco Bassano.

Las obras sobre papel son de: Joaquín Inza, Gabriel de Borbón y  Sajonia, infante de España; Lorenzo Tiépolo, Infanta María Luisa de Borbón y Sajonia; Lorenzo Tiépolo, Infanta María Josefa de Borbón; Joaquín Inza, Antonio Pascual de Borbón, infante de España; Eduardo Soler y Llopis, Cristo con apóstoles y la madre de Santiago y Juan; anónimo (copia de Polidoro da Caravaggio), Historia de Niobe; anónimo (copia de Polidoro da Caravaggio), Friso con episodios de la  vida de Mucio Scaevola, y André Jacques Victor Orsel, Moisés salvado de las aguas.
La filtración se detectó en marzo

El agua entró por un conducto para la extracción de los humos y gases en caso de un hipotético incendio y el museo cree que la filtración se debió a un problema de ejecución y no de diseño del desalojo del agua de una de las toberas, aunque está preparando un informe para examinar a fondo lo ocurrido.

Según ha explicado Zugaza, la filtración fue detectada el lunes 11 de marzo, aunque no ha podido precisar desde qué día estaba afectando a las obras.

El Museo del Prado calcula que el agua total caída sobre las obras no supera el medio litro. "Sin restarle gravedad, es un hecho imprevisible que no debería ocurrir pero que ha sido controlado", ha aseverado.

Preguntado por las razones que llevaron al Museo a no comunicar lo ocurrido, Zugaza -que ha admitido que fue una decisión que tomó él personalmente- ha dicho que consideró que era un tema interno y sin gran trascendencia pública y que quería que los restauradores trabajaran sin presión mediática. "Si hubiera sido un problema grave lo hubiéramos comunicado", asegura.


user_50_colas_en_el_museo_del_prado

Colas en el Museo del Prado


Fuente: rtve.es
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: VALDÉS LEAL 
 
Si a alguien interesa, he reeditado el tema de Juan de Valdés leal, pues lamentablemente no se veían las imágenes, y ya he aprovechado para agregar nuevas aportaciones de este imponente pintor, que cada vez que veo sus lienzos me parece mejor.



 

Saludos.
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: JUAN DE VALDÉS LEAL 
 
Bueno ¡¡¡¡ .
 



 
manel - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario