Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Plautilla Nelli (fue La Primera Pintora Renacentista)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Plautilla Nelli (fue La Primera Pintora Renacentista) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a Sor Plautilla Nelli (1524-1588) fue una monja dominica que trabajó como artista, siendo considerada la primera mujer pintora renacentista autodidacta de Florencia, Italia.

Pertenecía a la orden de los Predicadores y residía en el convento de Santa Caterina de Siena situado en la Plaza San Marcos, Florencia, y recibió una gran influencia de las enseñanzas de Savonarola y por la obra de Fray Bartolomeo.

Vida

Pulisena Margherita Nelli nació en una familia rica en Florencia, Italia. Su padre, Piero di Luca Nelli, era un exitoso comerciante de telas y sus antepasados procedían de la zona del valle toscano de Mugello, al igual que la dinastía de los Médici.1​ Una calle de Florencia, la conocida como “ Via del Canto de 'Nelli”, en el distrito de San Lorenzo, está dedicada a familia, y la casa de la familia Nelli se ubicaba en lo que es hoy en día la sacristía nueva de la Iglesia de San Lorenzo.

Entró en el convento de Santa Catalina de Siena con catorce años, tomando el nombre de Sor Plautilla, y llegó a ser priora del mismo2​ en tres ocasiones, estando el convento gestionado por los frailes dominicos de San Marcos, encabezados por Savonarola. Las predicaciones de Savonarola promoviendo la pintura devocional y dibujo de las religiosas para evitar la pereza, convirtió el convento en un centro de formación para la monja-artista.​ Su hermana, también monja, Costanza (Sor Petronila) escribió una vida de Savonarola.

Nelli gozó del favor y la estima de muchos clientes (incluidas mujeres), realizó piezas de gran tamaño y también miniaturas. El historiador de arte del siglo XVI Giorgio Vasari escribió, "y en las casas de los caballeros en toda Florencia, hay tantas imágenes, que sería tedioso para intentar hablar de todos ellos".​ Fray Serafino Razzi , un fraile dominico, historiador del siglo XVI y discípulo de Savonarola, hace referencia a la faceta de Plautilla como profesora, nombrando a tres monjas de Santa Caterina como discípulas suyas, Sor Prudencia Cambi, Sor Ágata Trabalesi y Sor María Ruggieri; y a otras tres monjas pintoras: Sor Verónica, Sor Dionisia Niccolini, y su propia hermana Sor María Angélica Razzi.


 00_1535296541_105563

Sor Plautilla Nelli - La Última Cena, panel de más de cinco metros de ancho que se encontraba en el refectorio del monasterio de Santa Catalina. Ahora está en el refectorio del monasterio de Santa Maria Novella, en Florencia.


Arte y estilo

A pesar de que era autodidacta, Nelli copió obras del pintor manierista Agnolo Bronzino y del pintor renacentista Andrea del Sarto. Su principal fuente de inspiración vino de copias de obras de Fray Bartolomeo, que reflejaba el clasicismo, estilo impuesto por las teorías artísticas de Savonarola. Fray Bartolomeo dejó sus dibujos a su discípulo fray Paolino que, a su vez los dejó en posesión de Plautilla.

El trabajo de Nelli se diferencia de los pintores de los que se nutre por el sentimiento elevado y por añadir a cada uno de sus personajes expresiones.

La mayoría de las obras de Nelli son a gran escala, lo que era muy raro en su época.

Nelli es una de las pocas artistas femeninas mencionadas en el libro de Vasari Vidas de los más excelentes pintores, escultores y arquitectos.

El trabajo de Nelli se caracteriza por los temas religiosos, con representaciones vivas de emoción en los rostros de sus personajes. Nelli carecía de capacitación formal y sus figuras masculinas se dice que tienen "características femeninas", ya que su vocación religiosa prohibía el estudio del desnudo masculino.


 01_1535293711_964108

Lamentación con los santos, detalle, por Plautilla Nelli.


Obras

Nelli produjo principalmente piezas devocionales entre pinturas a gran escala, lunetas madera, ilustraciones de libros y dibujos. Sus pinturas incluyen Lamentación con los santos (en el amplio refectorio, Museo de San Marcos, restaurado en 2006), Santa Catalina recibe los estigmas y Santo Domingo recibe el Rosario, en el Museo del Cenáculo de San Salvi, en Florencia, ambos restaurados en 2008.

La”Dolorosa” de Nelli, también en el Museo de San Salvi, es una copia de una pieza similar de Alessandro Allori.​ Su crucifixión se exhibe en el Monasterio Certosa di Galluzzo, cerca de Florencia. La última cena , se encuentra en el refectorio de los edificios conventuales de la Iglesia de Santa María Novella (no abierto al público), siendo la única obra firmada por Plautilla Nelli.​ Pueden observarse nueve dibujos en el Gabinete de Dibujos y Grabados (GDSU. Es un departamento de los Uffizi en Florencia, dedicada a las artes gráficas. Se encuentra en el primer piso de la galería, en las instalaciones realizadas por el antiguo Teatro Medici), se restauraron en el año 2007 e incluyen varias representaciones de la figura humana. "El Pentecostés", en la Basílica de San Domenico en Perugia, es otra de sus obras más significativas.

Espero que la recopilación que he conseguido de esta pintora renacentista italiana, sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección del foro de xerbar, y en lo posible contribuya en su divulgación.






algunas obras


 001_1535296310_154866

 08_1535296710_795772

Compianto con Santi (ca. 1569) Museo de San Marco, por Plautilla Nelli.


 02_1535293819_220235

"Dolorosa" pintado por Plautilla Nelli.


 03_1535293879_349467

”Santa Catalina recibe los estigmas” por Plautilla Nelli.


 05_1535293892_164751

”Santo Domingo recibe el Rosario” pintado por Plautilla Nelli.


 11_1535294330_855871

Suor Plautilla Nelli
A kneeling saint in nun's robes
Signed in pen and brown ink 'Di Suor Plautilla allieva d[e]l Frate'
Black chalk
9 x 7¾ in. (22.8 x 19.7 cm.), unframed
Private collection


 12_1535294374_276799

Suor Plautilla Nelli
Madonna with child and four angels
Oil on Board
42.1 x 31.9 in. / 107 x 81 cm.
Private collection


 10_1535294272_148564

Suor Plautilla Nelli c. 17th cent
Oil on panel, unframed
23 by 17.2 cm
Private collection


 03_1535360966_808709

Plautilla Nelli
Santa Caterina da Siena (Santa Caterna de' Ricci?)
Assisi, Museo Diocesano



 02_1535360497_885669

Enlace interesante



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a Sor Plautilla Nelli (1524-1588) fue una monja dominica que trabajó como artista, siendo considerada la primera mujer pintora renacentista autodidacta de Florencia, Italia.

Pertenecía a la orden de los Predicadores y residía en el convento de Santa Caterina de Siena situado en la Plaza San Marcos, Florencia, y recibió una gran influencia de las enseñanzas de Savonarola y por la obra de Fray Bartolomeo.

Nelli es una de las pocas artistas femeninas mencionadas en el libro de Vasari Vidas de los más excelentes pintores, escultores y arquitectos. Su trabajo se caracteriza por los temas religiosos, con representaciones vivas de emoción en los rostros de sus personajes.



Fuentes y Agradecimientos: es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org,mujerespinto ras.blogspot.com, idlespeculations-terryprest.blogspot.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Lunes, 27 Agosto 2018, 10:09; editado 7 veces 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Plautilla Nelli 
 
Plautilla Nelli, la primera pintora florentina



 00_1535359712_571050

Plautilla Nelli - Compianto con Santi, la Lamentación con los Santos (c. 1569)

Siguiendo con la historia de las mujeres pintoras, hoy recordamos a la monja pintora de la Florencia renacentista que fue elogiada por Giorgio Vasari, la dominica tres veces priora del convento al que ingresara como novicia a los catorce años de edad, la seguidora de las prédicas por las cuales el vehemente Girólamo Savonarola sería quemado en la hoguera en la plaza pública: Pulisena Margherita Nelli (Florencia, 1524-1588), más conocida, tanto en el convento como en el mundo del arte, por su nombre religioso, con el que firmó sus obras, Sor Plautilla.

A los catorce años de edad, y luego de la muerte de Francesca Calandri, su madre –víctima, probablemente, de la peste, que hacía estragos en Europa–, y después, también, del segundo matrimonio de su padre, el pintor y rico comerciante de telas Piero di Luca Nelli, la joven florentina Pulisena Margherita Nelli, miembro de la antigua familia florentina de los Nelli, hizo los votos, tomó el velo de novicia e ingresó, en el año 1538, con el nombre de Sor Plautilla, al convento dominico de Santa Catalina de Siena, del que sería tres veces priora –la primera vez, de 1563 a 1565; la segunda, de 1571 a 1573; y la tercera y última, de 1583 a 1585–. Sor Plautilla sería también el nombre con que firmaría sus obras, las de la primera pintora conocida del Renacimiento en Florencia.


 01_1535359660_258323

Sor Plautilla Nelli - Última Cena (c. 1550-68) Ver más imágenes

Según algunas fuentes, Sor Plautilla Nelli no tuvo más instrucción en pintura que el análisis y la copia de las obras de los grandes artistas del Renacimiento Andrea del Sarto y el dominico Fra Bartolommeo; según otras, en cambio, estudió con Fray Paulino, que fue un discípulo, a su vez, de Fra Bartolommeo.

Lo cierto es que Sor Plautilla recibió como herencia de Fray Paulino una colección de dibujos de Fra Bartolommeo que le sirvieron como fuente de inspiración y de estudio. Y, siguiendo la técnica de este artista, habría estudiado la forma humana y realizado modelos de cera en los cuales basar sus composiciones pictóricas, un método que podía considerarse apropiado para una monja.

Sin embargo, conforme a cierta macabra tradición, se dice que lo que Sor Plautilla utilizó como modelo para pintar el cuerpo de Cristo en su famoso Compianto con Santi, o Lamentación con los Santos, no fue una figura de cera, sino el cadáver de una hermana de la orden que acababa de morir; así lo cuenta, cuando menos, Vincenzo Fortunato Marchese en su Memorie dei più insigni pittori, scultori e architetti domenicani (Florencia, 1845).

De acuerdo a algunos estudiosos, los dibujos de Sor Plautilla revelan un estudio atento de las obras de otros artistas, entre ellos Miguel Ángel, lo que indicaría que viajó a Roma. En general, entre las influencias que evidencia su obra se mencionan las de Leonardo da Vinci, Francesco di Cristofano, Rafael, Andrea del Castagno y Agnolo Bronzino.

En la segunda edición de su monumental Vidas de los más excelentes arquitectos, pintores y escultores italianos (Vite de più eccellenti architetti, pittori, et scultori italiani, da Cimabue insino a’ tempi nostri, Florencia, 1568), el pintor –recordamos en especial ese fresco del florentino Palazzo Vecchio Cronos castrando a su padre Urano–, arquitecto –el creador del también florentino Palazzo degli Uffizi– e historiador del arte aretino Giorgio Vasari (Arezzo, 1511-Florencia, 1574) dejó escrito, respecto a la notable difusión de las pinturas de la hermana Plautilla entre los miembros de la nobleza florentina, que «en las casas de los caballeros en toda Florencia, hay tantas imágenes, que sería tedioso intentar hablar de todos ellos» («per le case de’ gentiluomini di Firenze tanti quadri che troppo sarei lungo a volere di tutti ragionare»).

Pese a ello, extrañamente (¿dónde están esos «tanti quadri», a dónde fueron a parar todas esas obras cuyo número menciona Vasari? ¿Fueron atribuidas, con el correr del tiempo, a otros artistas?), y aunque se sabe que Sor Plautilla Nelli recibió muchas comisiones para realizar diversas pinturas de gran formato, así como retablos, y que también pintó miniaturas, actualmente tenemos muy pocos de sus trabajos cuya autoría se le haya podido reconocer con seguridad.

En rigor, cuatro son las obras actualmente autenticadas de la hermana Plautilla Nelli. La primera es el Compianto con Santi, la Lamentación con los Santos (circa 1569), que estuvo originalmente en su convento, el de Santa Catalina, y hoy se encuentra en el refectorio del Museo de San Marcos, en Florencia. Esta es su obra más conocida, y su restauración fue auspiciada recientemente por el Comité Florentino del National Museum of Women in the Arts. La pintura muestra con crudeza la dolorosa emoción ante la muerte de Cristo en los ojos enrojecidos y las lágrimas visibles de las figuras.

La segunda obra reconocida de Sor Plautilla Nelli es la Última Cena (circa 1550-1568), que del refectorio del monasterio de Santa Catalina pasó al refectorio del monasterio florentino de Santa María Novella, donde hoy se encuentra. La tercera (firmada: «S. Plautilla faciebat») es La Pentecoste, que se encuentra en la iglesia de San Domenico, en Perugia. Y la cuarta pintura reconocida de Sor Plautilla, cuya autoría fue confirmada en 1985 por historiador del arte y antiguo ministro de cultura de Italia Antonio Paolucci, es la Madonna e Bambino con Santa Caterina e due angeli, que se encuentra en la Galería Collegiata, en Empoli.

El convento de Santa Catalina de Siena había sido fundado en 1496 por Camilla Bartolini Rucellai (1465–1520), una dama de la nobleza convertida en monja de clausura y vehemente discípula de Girolamo Savonarola (1452-1498), dominico considerado precursor de la reforma protestante que criticó con gran dureza el lujo y la corrupción de la Iglesia y de los poderosos y que causó un enorme impacto en Florencia con sus prédicas, por las cuales posteriormente fue excomulgado y ejecutado. Las hermanas dominicas de Santa Catalina eran seguidoras de Savonarola, que sostenía que las monjas debían dedicarse a crear obras de arte, lo que probablemente le permitió a Sor Plautilla Nelli desarrollarse como artista. Se atribuye, por cierto, a Sor Plautilla un conocido retrato de Savonarola, y también existe una Vita di Frate Girolamo Savonarola escrita por Sor Petronilla Nelli, nacida Costanza Romola Nelli, hermana de la artista.

La hermana Plautilla también se dedicó a la enseñanza de la pintura. Algunas destacadas alumnas suyas fueron Maria Ruggieri, Agata Traballesi, Sor Verónica y Sor Prudenza Cambi.

Sor Plautilla Nelli murió el 7 de mayo de 1588. Una importante exhibición que incluyó obras suyas se realizó en Los Ángeles County Museum of Art, Estados Unidos, en 1976, en la muestra Women Artists 1550-1950, y la última fue Artistas italianas del Renacimiento al Barroco, en el National Museum of Woman in the Arts (NMWA), en Washington, en el 2007.



Por Andrea Piccardo / Publicado por ABC el 15 de Mayo de 2016
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Plautilla Nelli (fue La Primera Pintora Renacentista) 
 
El movimiento femenino que rescata obras de pintoras olvidadas

Advancing Women Artists restaura en Florencia cuadros pintados hace siglos por mujeres



 00_1535218495_302899

Una restauradora trabaja sobre la Madonna de la pintora Violante Beatrice Siries / Francesco Cacchiani (AWA)

El olor a barniz y la luz natural invaden el estudio de la restauradora Rosella Lari, a poco más de un kilómetro de la Galería de los Uffizi en Florencia. Acaba de dar los últimos retoques a La crucifixión, parte de un tríptico que firmó en el siglo XVI una monja dominica considerada la primera pintora de la historia de la ciudad: Plautilla Nelli. "En sus cuadros hay un cuidado por determinados detalles que jamás he visto en otros hechos por hombres. Y he visto muchos en toda mi vida", comenta la italiana.

En la habitación contigua, un lienzo de más de seis metros de largo en el que la artista plasmó su propia versión de La última cena espera una puesta a punto similar. En octubre regresará con todos los honores al Museo de Santa Maria Novella. Esta vez estará en sus salas de exposición y no en el almacén donde se encontraba.


 01_1535218649_250362

Arriba, Rosella Lari en los primeros instantes de restauración de la Última Cena de Plautilla Nelli. Abajo, la obra casi preprarada para su exposición. Camilla Cheade (AWA) / Héctor Llanos

Son dos de las obras que se encarga de recuperar Advancing Women Artists (AWA), fundación que rastrea desde 2006 en los depósitos de las galerías de arte florentinas en busca de pinturas firmadas por mujeres. Su intención es que vuelvan a ser mostradas ante el público porque sus autoras, ampliamente reconocidas en su tiempo, llevan siglos olvidadas por la historia.

"Al principio, nos preguntaban con total naturalidad: ¿Por qué queréis hacer algo así? Se trata de enriquecer el legado cultural femenino que existe, aunque permanezca en la sombra", explica Linda Falcone, directora de la fundación que creó la filántropa estadounidense Jane Fortune. Cuando ellas y un grupo de mujeres de varias disciplinas comenzaron esta búsqueda, solo estaban registradas tres obras de Nelli; ahora son más de 20 los trabajos que se le adjudican.


 02_1535218666_251840

Restauración de un cuadro de Adriana Pincherle / Kirsten Hills (AWA)

El objetivo de AWA no es el de reivindicar obras maestras, sino milagros. En los tiempos de Nelli estaba prohibido que las mujeres recibieran formación profesional con la que adquirir técnica pictórica. Tampoco podían vender sus trabajos. Por eso, la pintora Marietta Robusti tenía que vestir como un chico para aprender la técnica en el taller de su padre, Tintoretto.

"Cada uno de estos cuadros es tan valioso como la historia que esconde detrás. Restaurarlos es solo la herramienta para contar esas historias", comenta Falcone en el estudio florentino donde alojan algunos de ellos. Ya lo han resucitado 52 obras. Cada 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, organizan una exposición en alguna sala de Florencia mostrando varias de ellas.

La autodidacta Plautilla Nelli es uno de los pocos nombres femeninos que aparecen en Vidas de grandes artistas, el libro de su contemporáneo Giorgio Vasari que repasa el quién es quién del Renacimiento. En él cuenta que sus obras podían encontrarse en los hogares de casi todos los hombres influyentes de Florencia. Para lograr que su semilla floreciera, organizaba en su convento talleres en los que compartía sus conocimientos de pintura con otras mujeres.

Una habitación propia

Generando conversación en torno a artistas como ellas, es como AWA prentende devolverlas a los museos, mientras se financia a través del crowdfunding y sin ayuda económica por parte de las autoridades italianas, confirma Falcone.

"A medida que el público tome conciencia de que hay una parte de la historia del arte que permanece oculta y que merece ser celebrada, esperará que los museos den voz a esa realidad. Y así es como el arte femenino obtendrá una habitación propia en los espacios artísticos de todo el mundo", cuenta la filántropa Jane Fortune, citando el ensayo de Virginia Woolf.


 03_1535218708_182167

Jane Fortune, fundadora de Advancing Women Artists (AWA), admirando una de las obras restauradas de Plautilla Nelli / Leo Cardini

La cruzada de la fundación no es tan utópica. Solo hace falta fijarse en Boticelli. Durante más de trescientos años, su legado permaneció prácticamente en el olvido a pesar haber sido uno de los pintores favoritos de los Medici. Fue la presión de los prerrafaelitas, un grupo de artistas ingleses de mediados del siglo XIX, los que le devolvieron a la primera línea de los museos.


 05_1535218732_857147

El baño de Betsabé, de Artemisia Gentilleschi / AWA


 06_1535218750_835744

Una de las obras de la pintora Violante Beatrice Siries que ha recuperado la fundación / AWA

¿Cuánto talento femenino permanece oculto en museos como, por ejemplo, el Prado? Solo siete cuadros de los 1.713 que expone en su sede de Madrid están firmados por mujeres. Todos ellos son de Anguissola Sofonisba y Clara Peeters. Pero su catálogo es mucho más amplio y asciende a más de 8.000 pinturas.

Consultado por EL PAÍS, la pinacoteca española confirma que hay varios de ellos firmados por mujeres que permanecen en la sombra. Entre ellos se encuentran los de Artemisia Gentileschi, otras de las artistas en el radar de AWA y de quien la National Gallery de Londres acaba de adquirir un autorretrato. Fue la primera mujer en entrar en la Academia de las Artes de Florencia décadas después de que Plautilla Nelli plantara la semilla con sus talleres de pintura para mujeres.

“Eso demuestra que otras fundaciones similares a la nuestra son necesarias en muchas ciudades del mundo, ya sea Madrid o Londres. Y también que a los museos no les hacen esa pregunta muy a menudo”, comenta Linda Falcone al enterarse de la presencia de la pintora en el depósito del Prado.



Lienzos invisibles


 07_1535218855_232252

Detalles de 'La última cena' de Plautilla Nelli.

"La última cena de Plautilla Nelli es la lectura femenina de un tema clásico en el arte. De hecho, es la más antigua que conocemos. Y lleva más de 450 años sin ser vista", lamenta la restauradora Rosella Lari, que intenta con su trabajo "recuperar la voz" de estas pintoras.

"Ningún hombre en el siglo XVI cuidaba tanto la representación de las telas y utensilios en torno a una mesa como lo hacía ella. El lenguaje corporal también define a la obra, porque no era muy común ver tal contacto físico entre hombres. Nelli reflejaba así las emociones de un momento tan intenso en el que Jesús estaba a punto de ser traicionado", explica en su estudio la italiana, colaboradora habitual de Advancing Women Artists. Todo el proceso de rescate de este cuadro ha costado 180.000 euros.

Poco después de fundar esta organización, Jane Fortune editó un libro que le sirviera de tarjeta de presentación para su proyecto. Invisible Women. Forgotten Artists in Florence (Mujeres invisibles. Las artistas olvidadas de Florencia) recopila muchas de las historias ocultas de estas mujeres del pasado.

Linda Falcone, actual directora de AWA, trabajaba en un periódico local de Florencia en el que la estadounidense escribía artículos de arte. Así es como supo de la pasión de la mujer que luego se convirtió en su íntima amiga.

Cuando a la filántropa se le diagnosticó un cáncer en 2008, le pidió a ella que tomara las riendas y que continuara con su legado. Fortune superó la enfermedad y en la actualidad trabajan juntas en la fundación.


elpais.com / AWA
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Enviar mensaje privado Enviar correo al usuario
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    
 

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 



Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de Permisos
No Puede crear nuevos temas
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario