Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
SARGENT (John Singer Sargent)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje SARGENT (John Singer Sargent) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a John Singer Sargent (1856–1925), pintor estadounidense. vivió y estudio en Europa. También visitó España, dónde copió varias obras de Velázquez, al que veneraba, de quién fue uno de sus más directas influencias.

A este pintor, lo descubrí en una exposición en el Museo Thyssen, desde entonces soy un entusiasta de su obra.

Sargent, fue muy famoso por sus retratos de eminentes personalidades de la época, aunque en 1907 se empezó a cansar y aceptaba pocos encargos para dedicarse a pintar sobre todo paisajes de imágenes europeas con estilo impresionista.

Finalmente se trasladó a vivir a Londres, aunque nunca perdió la nacionalidad americana. Para conservarla se traslado un año a Estados Unidos, donde firmó algunos de sus mejores trabajos; incluyen las decoraciones para la Boston Public Library y retratos de algunos de los presidentes de Estados Unidos, como: Theodore Roosevelt y Woodrow Wilson.

 0sargent_john_singer_1856_1925_1880_ca_by_paul_berthier_1879_1916

John Singer Sargent (Florencia, 12 de enero de 1856 – 14 de abril de 1925) fue un pintor estadounidense, considerado el "retratista de más éxito de su generación".1 2 Durante su carrera, creó cerca de 900 pinturas al óleo y más de 2.000 acuarelas, así como innumerables bocetos y dibujos al carboncillo. Su obra documenta sus viajes a lo largo del mundo, desde Venecia al Tirol, Corfú, Oriente Próximo, Montana, Maine y Florida.

Sus padres eran estadounidenses, pero él se formó en París antes de trasladarse a Londres. Sargent disfrutó del aplauso internacional como retratista, aunque no sin cierta controversia y alguna reserva crítica. Desde el principio, su trabajo se caracterizó por una destacable habilidad técnica, particularmente su facilidad para el dibujo con el pincel, que en años posteriores generó tanto admiración como críticas por una supuesta superficialidad. Sus retratos de encargo se enmarcaban dentro de un estilo clasicista, mientras que sus estudios informales y bocetos mostraban una cierta cercanía con el impresionismo. En los últimos años de su vida, Sargent se expresó ambivalente en relación con las restricciones formales del retrato, dedicando gran parte de su esfuerzo a la pintura mural y al aire libre. Vivió la mayor parte de su vida en Europa.

En 1868 recibió sus primeras lecciones de pintura con Carl Welsch, paisajista germano-norteamericano; en 1873 se matriculó en la Accademia delle Belle Arti de Florencia.

En 1874 su familia se trasladó a París y Sargent empezó a acudir al estudio de Carolus-Duran. También cursó estudios en la École des Beaux-Arts y en la Petite École con Léon Bonnat. Entre sus amigos se encontraban Paul Helleu, J. Alden Weir, James Carroll Beckwith y Will H. Low. Coincidió con Claude Monet por primera vez en torno a 1876; posteriormente retrataría a Monet en varias ocasiones. Sargent tuvo que realizar un viaje a Estados Unidos para no perder su ciudadanía norteamericana.

En 1878 expuso en el Salón de París el cuadro Mariscadores de ostras en Cancale; la versión más reducida del mismo tema, Mariscando ostras en Cancale, se presentó en Nueva York en la primera exposición de la Society of American Artists. En 1879-1880 el artista viajó por España, donde copió obras de Velázquez, y por el norte de África; luego recorrió los Países Bajos, realizando copias de cuadros de Frans Hals.

A principios de la década de 1880 conoció a James Abbott McNeill Whistler, Henry James y Oscar Wilde. En 1882 Sargent presentó El jaleo en el Salón de París y expuso por primera vez en la Royal Academy de Londres. A finales del verano de 1882 viajó a Venecia. El escandaloso cuadro Madame X se expuso en el Salon de 1884.

En 1885-1886, Sargent se fue a vivir con la colonia de artistas y escritores ingleses de Broadway, Worcestershire; entre sus amigos se contaban Edwin Austin Abbey y Francis Davis Millet. En 1886 Sargent se trasladó al antiguo estudio de Whistler situado en la Tite Street de Londres.

En 1890 le encargaron la decoración mural de la Boston Public Library, que quedó definitivamente instalada en 1916. De 1890 a 1891 viajó por Egipto, Turquía y Grecia. En 1891 fue elegido miembro asociado de la National Academy of Design de Nueva York y en 1897 fue nombrado académico; de la Royal Academy fue elegido miembro en 1894 y académico en 1897.

En 1900 expuso el cuadro Las hermanas Wyndham en la Royal Academy. El artista rechazó la oferta de pintar el retrato de coronación del rey Eduardo VII; en 1907 el gobierno británico le propuso otorgarle el título de Sir, honor que no pudo aceptar debido a su nacionalidad norteamericana.


 0john_singer_sargent_retrato_de_millicent_duquesa_de_sutherland_1904_leo_sobre_lienzo_254_x_146_cm_museo_thyssen_bornemisza_madrid

John Singer Sargent - Retrato de Millicent, duquesa de Sutherland, 1904. Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid.

Entre 1903 y 1912 Sargent recorrió España, Italia y Francia, y en 1905 visitó Siria y Palestina. Al estallar la guerra en agosto de 1914 se encontraba en el Tirol austriaco, y no pudo regresar a Londres hasta el mes de diciembre.

En 1916 volvió a Estados Unidos para supervisar la instalación de sus murales; viajó por el oeste y visitó el Parque Nacional de Glacier en Montana y la Columbia Británica. El Metropolitan Museum of Art adquirió Madame X. Sargent regresó al frente en Francia en calidad de artista de guerra oficial. Rechazó la presidencia de la Royal Academy.

En 1919 volvió a Boston, pues le habían encargado la decoración del Museum of Fine Arts de la ciudad. Entre 1920 y 1924 vivió en Londres, aunque a menudo viajó a Boston para terminar los murales que estaba realizando para el museo y para la Widener Library de Harvard. En 1924 se celebró una importante exposición de las obras de Sargent en las Grand Central Art Galleries de Nueva York.

El artista murió mientras dormía el 15 de abril de 1925 en Londres y fue enterrado en el cementerio de Brookwood en Woking. El 24 de abril se celebró su funeral en la abadía de Westminster.


 1_london_news_tichborne_case

Illustrated London News, primera fuente de inspiración de Sargent.

Nota: Durante la gran parte de la carrera de Sargent, creó más de 900 óleos y más de 2,000 acuarelas, así como una cantidad innumerable de esbozos al carbón. Cerca de 1910 Sargent se empezó a especializar en la pintura de los paisajes. Como concesión a su insaciable demanda de realización de retratos continuó realizándolos en forma de rápidos esbozos de carbonilla, él denominó a estos esbozos "Mugs". Cuarenta y seis de estos esbozos fueron exhibidos durante el periodo 1890-1916, en la Royal Society of Portrait Painters

Espero que la recopilación que he realizado sea de vuestro agrado y contribuya en la divulgación de su obra.






Vida y obra de de John Singer Sargent


 0jssargent1887 Retrato de John Singer Sargent en 1887

Antes del nacimiento de John Singer Sargent, FitzWilliam, su padre, (n. 1820, Gloucester, Massachusetts) fue cirujano ocular en el Hospital Wills Eye (Filadelfia) durante el periodo 1844–1854. Después de que el hermano mayor de John muriera a la edad de dos años, su madre Mary (de soltera Singer) sufrió una crisis nerviosa, y la pareja decidió marcharse para recuperarse. Fueron nómadas expatriados durante el resto de su vida. Con residencia habitual en París, los padres de Sargent se desplazaban regularmente según la estación del año a alojamientos en la costa y la montaña de Francia, Alemania, Italia y Suiza. Estando Mary embarazada, se detuvieron en Florencia debido a una epidemia de cólera. Sargent nació allí en 1856. Un año más tarde nació su hermana Mary. Después de su nacimiento, muy a su pesar, FitzWilliam renunció a su puesto en Filadelfia y aceptó las súplicas de su esposa para permanecer en el extranjero.4 Vivieron modestamente, gracias a una pequeña herencia y a sus ahorros, llevando una vida tranquila junto a sus hijos. Evitaron, generalmente, actos sociales y a otros estadounidenses, excepto a los amigos del mundo del arte. Estando en el extranjero nacieron cuatro hijos más, de los cuales solo dos sobrevivieron más allá de la infancia.


 00_john_singer_sargent_1885

Fotografía de Sargent en su estudio de París, 1885

Aunque su padre era un profesor paciente de asignaturas básicas, el joven Sargent era un niño inquieto, más interesado en actividades al aire libre que en sus estudios. Su padre escribió "es todo un observador de la naturaleza." Su madre estaba bastante convencida de que viajar a lo largo de Europa, visitando museos e iglesias, daría al joven Sargent una educación satisfactoria. Diversos intentos de escolarizarlo formalmente terminaron en fracaso, debido principalmente a su vida itinerante. La madre de Sargent fue una artista aficionada y su padre un diestro dibujante médico. Pronto, ella le proporcionó cuadernos de dibujo y le animó a que dibujara la excursiones que realizara. El joven Sargent trabajó con cuidado en sus dibujos, copiando con entusiasmo imágenes de embarcaciones del semanario ilustrado The Illustrated London News y realizando detallados bocetos de paisajes. FitzWilliam tuvo esperanzas en que el interés de su hijo en las embarcaciones y el mar le llevara a una carrera profesional en el sector naval.


 41john_singer_sargent_nude_egyptian_girl Nude Egyptian Girl, 1889. obra de John Singer Sargent

A los trece años de edad, su madre escribió de John que "dibuja muy bien y tiene un ojo extraordinariamente rápido y correcto. Si pudiéramos permitirnos el darle lecciones realmente buenas, pronto sería un pequeño artista." A los trece recibió lecciones de acuarela de Carl Welsch, un paisajista alemán.10 Aunque su educación distó mucho de ser completa, Sargent creció hasta convertirse en un joven culto y cosmopolita, experto en arte, música y literatura. Hablaba con facilidad francés, italiano y alemán. A los diecisiete fue descrito como "terco, curioso, resuelto y fuerte" (por su madre) pero tímido, generoso y modesto (por su padre). Tenía conocimiento de primera mano de muchos de los grandes maestros, escribiendo en 1874 que "en Venecia he aprendido a admirar inmensamente a Tintoretto y a considerarlo quizás solo por detrás de de Miguel Ángel y Tiziano."


 2_sargent_paul_helleu_sketching_with_his_wife

Paul Helleu dibujando, con su esposa, 1889. Museo Brooklyn, Nueva York. Obra de John Singer Sargent


Formación

En 1879, con 23 años, Sargent pintó un retrato de su maestro, Carolus-Duran; este logró la aprobación del público, anunciando la dirección que tomarían sus obras de madurez. Su exposición en el Salón de París fue tanto un tributo a su maestro como un anuncio para el encargo de retratos. Henry James escribió de la obra inicial de Sargent que el artista ofrecía "el ligeramente 'único' espectáculo de un talento que a las puertas de su carrera no tiene nada más que aprender."


 3john_singer_sargent_el_jaleo_1882

El jaleo, 1882, colección privada. Obra de John Singer Sargent

Después de abandonar el estudio de Carolus-Duran, Sargent visitó España. Allí estudió la obra de Velázquez con pasión, absorbiendo la técnica del maestro, al tiempo que tomó ideas para sus trabajos futuros. Encantado por la música y el baile español, este viaje volvió a despertar su propio talento para la música -que era casi igual a su talento para el arte-, expresándolo visualmente en su temprana obra maestra El Jaleo (1882). La música continuaría jugando un papel importante en su vida social, siendo un diestro acompañante de músicos tanto aficionados como profesionales. Sargent se convirtió en un ferviente defensor de compositores modernos, especialmente Gabriel Fauré.23 Sus viajes a Italia dieron lugar a bocetos e ideas para diversas pinturas de escenas callejeras venecianas, que capturaron gestos y posturas que sería útiles para retratos posteriores.

Tras su regreso, Sargent no tardó en recibir diversos pedidos de retratos; su carrera estaba lanzada. Inmediatamente demostró la concentración y energía que le permitieron pintar con la constancia de un obrero durante los siguientes veinticinco años. Rellenó los intervalos entre pedidos con múltiples retratos de amigos y colegas. Sus modales, dominio del francés y nivel lo hicieron destacar entre los nuevos retratistas, expandiendo rápidamente su fama y prestigio. Su confianza le hizo establecer elevadas tarifas por su obra y le permitió rechazar clientes.


Obra


 20john_singer_sargent

Las hijas de Edward Darley Boit, 1882, óleo sobre lienzo, 222.57 x 221.93 cm. Museo de Bellas Artes de Boston. Obra de John Singer Sargent. Esta obra está inspirada en las Meninas de su admirado Diego Velázquez

El resultado de esa fascinación creativa es Las hijas de Edward Darley Boit, un lienzo pintado en 1882, propiedad del Museo de Arte de Boston que durante tres meses se va a poder ver en la galería central del Museo del Prado. Los Austrias y los Boit, juntos. Las inquietantes miradas de la infanta Margarita y de Julia Boit, son el centro de composiciones similares. Cuando Sargent expuso la obra tenía 27 años. Un crítico estadounidente escribió que Velázquez había resucitado.

Este cuadro y el siguiente -Madame X- son mis favoritos, los pude contemplar en vivo -junto a otros 30- en una exposicióntemporal realizada por el Museo Thyssen en 2006 que compartía con Sorolla.



El retrato de Madame X


 4sargent_en_su_estudio_con_retrato_de_madame_x_ca_1885

Sargent en su estudio con Retrato de Madame X, ca. 1885

En los primeros años de la década de 1880, Sargent expuso con regularidad diversos retratos en el Salón de París, la mayoría de los cuales fueron obras de gran formato retratando a mujeres, como Madame Edouard Pailleron (1880) (realizado al aire libre) y Madame Ramón Subercaseaux (1880, Amalia Errázuriz, la esposa del cónsul chileno en la capital francesa, que era también pintor; el óleo ganó una medalla en el Salón del año siguiente). Con estos lienzos Sargent continuó recibiendo críticas positivas. A través de los Subercaseaux Sargent conoció al hermano de Amalia, José Tomás Errázuriz, artista también, y su esposa, la mecenas Eugenia Huici de Errázuriz, de quien haría varios retratos.

Los mejores retratos de Sargent revelan la individualidad y personalidad de su modelos; sus más fervientes admiradores creen que en este aspecto solo es igualado por Velázquez, una de las grandes influencias de Sargent. La obra donde más claramente se percibe la influencia del pintor sevillano es en Las hijas de Edward Darley Boit (1882), una obra de interior con reminiscencias a Las Meninas. Como en muchos de sus retratos más tempranos, Sargent se atreve a usar diferentes aproximaciones ante cada reto, empleando en este caso una composición e iluminación no habituales que dan lugar a una llamativo efecto. Uno de sus trabajos más destacados y apreciados de esta década fue Dama de la rosa (1882), un retrato de Charlotte Burckhardt, que fue una amiga cercana y con quien, tal vez, tuvo una aventura.

Su obra más controvertida, Retrato de Madame X (Madame Pierre Gautreau, 1884) es actualmente considerado uno de sus mejores trabajos; el propio Sargent comentó en 1915 "Supongo que es lo mejor que he hecho". Sin embargo, cuando se mostró en Salón de París en 1884 generó tal reacción negativa que Sargent se trasladó a vivir a Londres. La confianza de Sargent en sí mismo le llevó a intentar un experimento arriesgado, pero no le salió bien. No se trataba de un retrato de encargo sino que, a diferencia de lo que era habitual, Sargent se lo ofreció a la retratada. Sargent escribió a un conocido mutuo: "Tengo un gran deseo de pintar su retrato y tengo razones para pensar que ella lo permitiría, y está esperando que alguien se lo proponga como un homenaje a su belleza... debes decirle que soy un hombre de un talento prodigioso".


 5sargent_madamex

Retrato de Madame X, 1884, Met, NY. Obra de John Singer Sargent

Le llevó alrededor de un año el completar la pintura. La primera versión del retrato de Madame Gautreau, con su famoso escote, la piel blanca y la arrogante y altiva posición de la cabeza, incluía un tirante caído que incrementaba el efecto global, haciéndolo más atrevido y sensual.34 Sargent cambió el tirante, intentando enfriar las reacciones, pero el daño ya estaba hecho. Los encargos en Francia se resintieron y le dijo a su amigo Edmund Gosse en 1885 que estaba contemplando abandonar la pintura para dedicarse a la música o los negocios.

Escribiendo acerca de la reacción de los visitantes, Judith Gautier escribió: "¿Es una mujer? ¿Una quimera, la figura de un unicornio levantando su cabeza en un escudo de armas o quizás la obra de un artista decorativo oriental para quien la forma humana está prohibida y que, intentando recordar a una mujer, ha dibujado un delicioso arabesco? No, no es ninguna de estas cosas, sino la precisa imagen de una mujer moderna dibujada por un pintor que es un maestro de su arte".

Antes del escándalo de Madame X en 1884, Sargent había pintado bellezas exóticas como Rosina Ferrara de Capri, y la modelo española expatriada Carmela Bertagna, pero estas primeras pinturas no habían sido destinadas al gran público. Sargent mantuvo expuesta la pintura en su estudio de Londres hasta que lo vendió al Metropolitan Museum of Art en 1916, pocos meses después de la muerte de Madame Gautreau.


 6john_singer_sargent_s_madame_ramon_subercaseaux

Madame Ramón Subercaseaux, 1880, colección privada. Obra de John Singer Sargent

Antes de llegar a Inglaterra, Sargent había comenzado a enviar pinturas para ser expuestas en la Royal Academy. Entre estos se encontraban el retrato del Dr. Pozzi en casa (1881), un extravagante ensayo en rojo y su primer retrato masculino de cuerpo completo, y el más tradicional Mrs. Henry White (1883). Los encargos que siguieron a estos llevaron a Sargent a trasladarse definitivamente a Londres en 1886. Antes del escándalo de Madame X, ya venía considerado la idea de mover su residencia a Londres desde 1882, urgido a ello de forma repetida por su amigo, el novelista Henry James. Visto en retrospectiva, su traslado a Londres parece haber sido inevitable.

En un principio, la crítica británica no fue favorable a Sargent, echándole en cara su forma afrancesada de pintar. Un crítico, en relación a su retrato de Mrs. Henry White, describió su técnica como "dura" y "casi metálica", "sin gusto en la expresión, el aire o la pose". Sin embargo, con la ayuda de la propia señora White, Sargent pronto consiguió ganarse la admiración de los clientes y críticos ingleses.38 Henry James también colaboró en la difusión y éxito de la obra de Sargent en Inglaterra.


 7sargent_john_singer_madame_errazuriz_2_c1883_84_sothebys

Madame Errázuriz, c.1883-84, colección privada. Obra de John Singer Sargent

Sargent pasó mucho tiempo pintando al aire libre en la campiña inglesa cuando no estaba en su estudio. En 1885, durante una visita a Monet en Giverny, Sargent pintó uno de sus obras más impresionistas, retratando al propio Monet pintando junto a su esposa. A Sargent nunca se le ha considerado como un pintor impresionista, pero a veces sí usó técnicas propias de este movimiento, logrando grandes resultados; Claude Monet pintando en el linde de un bosque está realizado siguiendo su propia versión del impresionismo. En la década de 1880, él acudió a diversas exposiciones de pintura impresionista y compró obras de Monet para su colección privada.


 8mrs_henry_white_1883_corcoran_gallery_of_art_washington_d_c

Mrs Henry White, 1883, Corcoran Gallery of Art, Washington D. C., obra de John Singer Sargent

De forma similar, Sargent también realizó un retrato al aire libre de su amigo Paul-César Helleu junto a su esposa. Existe una fotografía muy similar a este lienzo, lo que parece sugerir que Sargent ocasionalmente usó fotografías como ayuda para realizar sus composiciones.41 Por mediación de Helleu, Sargent conoció y pintó al famoso escultor francés Auguste Rodin en 1884, en un sombrío retrato que recuerda a las obras de Thomas Eakins. Aunque los críticos británicos clasificaban a Sargent dentro del movimiento impresionista, los propios pintores impresionistas opinaban de forma distinta. Como dijo, posteriormente, el propio Monet: "Él no es impresionista en el sentido en que usamos esta palabra, estando demasiado bajo la influencia de Carolus-Duran".

El primer gran éxito de Sargent en la Royal Academy llegó en 1887, con la entusiasta respuesta cosechada por Clavel, lirio, lirio, rosa, un lienzo de gran tamaño pintando al aire libre, que representa a dos niñas encendiendo linternas en en jardín en Broadway (Worcestershire). Esta pintura fue inmediatamente adquirida por la Tate Gallery.

Su primer viaje a Nueva York y Boston como artista profesional en 1887-88 dio lugar a más de veinte importantes encargos, incluyendo el retrato de Isabella Stewart Gardner, la famosa mecenas de las artes en Boston. Su retrato de Mrs. Adrian Iselin, esposa de un hombre de negocios de Nueva York, fue una de sus pinturas más penetrantes, revelando el carácter de la modelo. En Boston, Sargent disfrutó de su primera exposición individual, en la que mostró veintidós obras.


 40the_wyndham_sisters_1899_metropolitan_museum_of_art

Metropolitan Museum of Art, John Singer Sargent (1856-1925), The Wyndham Sisters: Lady Elcho, Mrs. Adeane, and Mrs. Tennant, 1899

De vuelta a Londres, Sargent volvió a estar muy atareado. Su método de trabajo estaba perfectamente establecido, siguiendo los pasos que muchos otros maestros del arte del retrato habían empleado anteriormente. Después de asegurarse un pedido tras un periodo de negociación que llevaba él personalmente, Sargent visitaba el domicilio del cliente para observar donde se iba a colgar la pintura. Podía, incluso, revisar el guardarropa del cliente para elegir el traje adecuado. Algunos retratos se realizaban en casa del modelo, pero frecuentemente se utilizaba el estudio, donde se disponía de mobiliario y materiales para diseñar un fondo que permitiera obtener el efecto deseado.45 Usualmente necesitaba de ocho a diez sesiones de posado del modelo, aunque podía intentar captar el rostro en una sesión. Trataba de mantener una charla con el cliente mientras le pintaba y, a veces, dedicaba una pausa para tocar el piano para este. Rara vez hacía un dibujo previo, sino que directamente pintaba al óleo.46 Finalmente, seleccionaba un marco adecuado.


 9clavel_lirio_lirio_rosa_1885_86_tate_britain_londres

Clavel, lirio, lirio, rosa (1885-86), Tate Britain, Londres. Obra de John Singer Sargent

Sargent no tenía ayudantes; él mismo realizaba todas las tareas: preparaba los lienzos, daba barniz, preparaba fotografías, envíos y documentación. Su tarifa era de unos 5.000 dólares por retrato (aproximadamente 130.000 actuales).47 Algunos clientes estadounidenses viajaban incluso a Londres para conseguir que Sargent los retratara.

Alrededor de 1890, Sargent pintó dos atrevidos retratos pensados para ser expuestos, que no eran encargos, uno de la actriz Ellen Terry como Lady MacBeth y otro de la popular bailaora española La Carmencita.48 Sargent fue elegido como asociado de la Royal Academy, y paso a ser miembro de pleno derecho tres años después. En la década de 1890 realizó una media de 14 retratos de encargo al año, ninguno de mayor calidad que el refinado Lady Agnew of Lochnaw (1892). Igualmente, su retrato de Mrs. Hugh Hammersley (1892) tuvo una magnífica acogida por su enérgica representación de una de las anfitrionas más notables de Londres. Como pintor de retratos a la manera clásica, Sargent tuvo un éxito sin igual; retrató a modelos que se veían ennoblecidos al tiempo que revestidos de una energía especial. A Sargent se le conoció como "el Van Dyck de nuestros tiempos". Aún en su posición de expatriado, volvió en numerosas ocasiones a los Estados Unidos, en respuesta a la alta demanda de encargos de retratos existente.


 10_sargent_robert_louis_stevenson_and_his_wife

Retrato de Robert Louis Stevenson y su esposa, 1885. Obra de John Singer Sargent

Sargent pintó una serie de tres retratos de Robert Louis Stevenson. El segundo de ellos, Retrato de Robert Louis Stevenson y su esposa (1885), es uno de los más conocidos. También pintó sendos retratos de dos presidentes de los Estados Unidos: Theodore Roosevelt y Woodrow Wilson.


 11theodore_roosevelt_by_john_singer_sargent_1903

Retrato oficial de Roosevelt en la Casa Blanca, 1903. Obra de John Singer Sargent


 12edinburgh_ngs_singer_sargent_lady_agnew

Lady Agnew of Lochnaw (1892), National Gallery of Scotland. Obra de John Singer Sargent

Asher Wertheimer, un acaudalado marchante de arte residente en Londres, encargó a Sargent una docena de retratos de su familia, el mayor encargo de un único cliente que obtuvo el artista.51 Estas pinturas muestran el alto grado de familiaridad entre el artista y sus retratados. Wertheimer legó la mayor parte de estas obras a la National Gallery. En 1888, Sargent realizó el retrato de Alice Vanderbilt Shepard, bisnieta de Cornelius Vanderbilt.

Alrededor de 1900, Sargent estaba en el cénit de su popularidad. Aunque sólo estaba en la cuarentena, comenzó a viajar más y a dedicar relativamente menos tiempo a la pintura de retratos. Su Un interior en Venecia (1900), un retrato de cuatro miembros de la familia Curtis en su elegante palacio, Palazzo Barbaro, tuvo un éxito atronador. Pero, Whistler no aprobaba la flojedad del trazo de Sargent, al que calificó de "manchas por todos sitios". Uno de los últimos grandes retratos de Sargent siguiendo su habitual estilo virtuoso fue el de Lord Ribblesdale, en 1902, donde aparece vestido elegantemente con uniforme de caza. Entre 1900 y 1907, Sargent continuó con su alto ritmo de trabajo, en el que además de decenas de retratos al óleo, realizó cientos de retratos dibujados, con un precio aproximado de 400 $ cada uno.

En 1907, contando con cincuenta y un años, Sargent cerró oficialmente su estudio. Aliviado, comentó que "pintar un retrato puede ser bastante entretenido si uno no está forzado a hablar mientras trabaja... Qué tontería tener que entretener al modelo y parecer feliz, cuando uno se siente desgraciado". En ese mismo año, Sargent pintó su modesto y serio autorretrato, el último, para la famosa colección de autorretratos de la Galería Uffizi (Florencia).


 0self_portrait_1907

John Singer Sargent - Autorretrato, 1906, oil on canvas, Uffizi Gallery, Florence.

La fama de Sargent era aún considerable y los museos seguían comprando sus obras de forma entusiasta. Ese año declinó la concesión del título de Sir y decidió, por el contrario, mantener su ciudadanía estadounidense. A partir de 190757 Sargent, en gran medida, abandona la realización de retratos y se centra en los paisajes. En la última década de su vida realiza numerosos viajes a los Estados Unidos, incluyendo una estancia de dos años, desde 1915 a 1917.


 13retrato_de_john_d_rockefeller_1917

Retrato de John D. Rockefeller, 1917. Obra de John Singer Sargent

Por la época en que Sargent finalizó su retrato de John D. Rockefeller en 1917, la mayor parte de los críticos comenzaban a incluirlo entre los maestros del pasado, "un brillante embajador entre sus clientes y la posteridad". Las vanguardias lo trataban con más dureza, considerándolo fuera de contacto con la realidad de la vida americana y las tendencias artísticas emergentes, como el cubismo y el futurismo. Sargent aceptaba con resignación estas críticas, pero se negó a alterar su punto de vista negativo hacia el arte moderno. Replicaba que "Ingres, Rafael y El Greco, esos son a los que admiro, los que me gustan".60 En 1925, poco antes de morir, pintó su último retrato, un lienzo de Grace Curzon.


Acuarelas

Durante la larga y prolífica carrera de Sargent, este llegó a pintar más de 2.000 acuarelas, dejando muestra de su paso desde la campiña inglesa al Tirol, Corfú, Oriente Próximo, Montana, Maine y Florida. Cada destino aportaba la suficiente riqueza y estímulo visual para ser plasmado sobre el papel. Incluso en sus momentos de descanso, escapando de la presión del retrato en estudio, pintaba sin pausa, a veces desde primera hora de la mañana hasta la noche.


 14la_siesta_de_los_gondoleros_c_1904_acuarela_50_8_x_35_6_cm_colecci_n_privada

La siesta de los gondoleros, c. 1904, acuarela, 50.8 x 35.6 cm, colección privada. Obra de John Singer Sargent

Especialmente notables son sus cientos de acuarelas sobre Venecia, muchas de ellas dibujadas desde la perspectiva de una góndola. Sus colores, a veces, son extremadamente intensos; como un crítico escribió: "Todo se ofrece con la intensidad de un sueño." En Oriente Próximo y el norte de África, Sargent pintó beduinos, cabreros y pescadores. En la última década de su vida realizó un gran número de acuarelas en Maine, Florida y el Oeste Americano, de fauna, flora y habitantes nativos.


 21artist_in_the_simplon_john_singer_sargent

Artista en el Simplon, c. 1909, acuarela, 52.87 x 40.17 cm, Fogg Art Museum, Cambridge. Obra de John Singer Sargent

Con sus acuarelas, Sargent se daba el gusto de retomar sus inclinaciones artísticas más tempranas: la naturaleza, la arquitectura, las gentes exóticas y los paisajes montañosos. Es en alguno de sus últimos trabajos donde se siente a Sargent trabajando de forma más pura para él mismo. Realizaba sus acuarelas con una fluidez gozosa.


 44john_singer_sargent_rio_dei_mendicanti_venice_google_art_project

Rio dei Mendicanti, Venice, 1909, acuarela. Obra de John Singer Sargent

También pintó familiares, amigos, jardines y fuentes. En sus acuarelas retrató a sus amigos y familiares vestidos con trajes orientales, en poses relajadas sobre paisajes más brillantes, permitiendo una paleta más viva y una técnica más experimental que la usada en sus encargos (un ejemplo de esto es Una partida de ajedrez, 1906). Su primera exposición importante de acuarelas fue en 1905 en la Galería Carfax en Londres. En 1909 exhibió ochenta y seis acuarelas en Nueva York, de las cuales el Museo de Brooklyn compró ochenta y tres.


 22bedouins_john_singer_sargent

Beduinos, c. 1905-1906, acuarela, Brooklyn Museum of Art. Obra de John Singer Sargent

Evan Charteris, experto en arte y dirigente de los principales museos de Londres, escribió en 1927: "Vivir con las acuarelas de Sargent es vivir con la luz del sol capturada, con el lustre de un mundo brillante y legible, el flujo de las sombras y el ardoroso ambiente del mediodía".65 Aunque sin alcanzar los niveles de aceptación crítica dados a Winslow Homer, posiblemente el acuarelista americano más destacado, los estudiosos destacan que Sargent dominó completamente la técnica da la acuarela -transparencias y opacidades- incluyendo los métodos usados por Homer.


 39repose_john_singer_sargent_1911

Repose, 1911. Obra de John Singer Sargent


Otros trabajos

Como concesión a la insaciable demanda de retratos, Sargent dibujó cientos de estos en forma de rápidos bocetos al carboncillo, a los que llamó "Mugs". Cuarenta y seis de estos, realizados entre 1890 y 1916, fueron expuestos en la Real Sociedad de Retratistas (Londres) en 1916.


 15dame_ethel_smyth_1901_46_x_59_7_cm_national_portrait_gallery_londres_obra_de_john_singer_sargent

Dame Ethel Smyth, 1901, 46 x 59.7 cm, National Portrait Gallery, Londres. Obra de John Singer Sargent

La totalidad de la obra muralística de Sargent se encuentra ubicada geográficamente en la zona de Boston/Cambridge. Están en el Edificio McKim de la Biblioteca Pública de Boston, en el Museo de Bellas Artes (Boston) y en la Biblioteca Widener de Harvard. De todos ellos, la obra de mayores dimensiones son los murales que Sargent realizó desde 1895 hasta 1919 para la citada Biblioteca; su intención era que mostraran el progreso de la religión (y la sociedad), desde la superstición pagana a la ascensión del cristianismo, terminando con una pintura mostrando el Sermón del monte. Sin embargo, las últimas pinturas -La iglesia y La sinagoga (1919)- dieron lugar a un debate acerca de si el artista estaba representando el judaísmo de una forma estereotípica o, incluso, antisemita. Usando iconografía proveniente de pinturas medievales, Sargent retrató al judaísmo y la sinagoga como una vieja fea y ciega, mientras que el cristianismo y la iglesia aparecían como una joven radiante y encantadora. Sargent no llegó a prever como estas representaciones serían problemáticas para los judíos de Boston; se quedó sorprendido y dolido cuando estas pinturas fueron criticadas.68 Las pinturas eran objetables, ya que mostraban al judaísmo derrotado y al cristianismo triunfante.69 La prensa local dio voz a la controversia, opinando la mayoría de esta que las pinturas eran ofensivas, aunque no hubo un acuerdo unánime. Finalmente, Sargent abandonó sus planes para finalizar los murales y la controversia decayó. Las pinturas fueron restauradas en 2003-2004, momento a partir del cual comenzaron a ser exhibidas al público, incluyendo los dos paneles polémicos.

A su regreso a Inglaterra en 1918 tras una visita a los Estados Unidos, Sargent fue contratado como artista de guerra por el Ministerio de Información. En su pintura de gran formato Los gaseados y en múltiples acuarelas, pintó escenas de la I Guerra Mundial.


Últimos años y fallecimiento

En 1922 Sargent fundó, junto a Edmund Greacen, Walter Leighton Clark y otros, las Galerías de Arte Grand Central en Nueva York. Sargent participó activamente en ellas y su academia, la Escuela de Arte Grand Central, hasta su muerte en 1925. Las Galerías exhibieron una gran retrospectiva del trabajo de Sargent en 1924. Tras esto, volvió a Inglaterra, donde murió el 14 de abril de 1925 por una afección cardiaca. John Singer Sargent fue enterrado en el cementerio de Brookwood, cerca de Woking, Surrey.

Se realizaron diversas exposiciones en su recuerdo: en Boston, en 1925, en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York y en la Royal Academy y Tate Gallery de Londres en 1926.76 Las Galerías de Arte Grand Central organizaron una exposición póstuma en 1928 de dibujos y bocetos de toda su carrera no expuestos anteriormente.


Vida privada

Sargent fue un soltero que se rodeó de familiares y amigos. Entre los artistas con que se relacionó estuvieron Dennis Miller Bunker, James Carroll Beckwith, Edwin Austin Abbey (que también trabajó en los murales de la Biblioteca Pública de Boston), Francis David Millet y Claude Monet, a quien Sargent retrató. Entre 1905 y 1914, la compañía habitual de Sargent en sus viajes fue el matrimonio de artistas formado por Wilfrid de Glehn y Jane Emmet de Glehn. Los tres disfrutaron de veranos en Francia, España e Italia y aparecieron cada uno de ellos en las pinturas de los otros.


 16henry_james_1913_national_portrait_gallery_londres

Henry James, 1913, National Portrait Gallery, Londres. Obra de John Singer Sargent

Durante toda su vida, Sargent mantuvo una amistad con su colega el pintor Paul-César Helleu, al que conoció en París en 1878, cuando Sargent contaba con 22 y Helleu con 18 años. El círculo de amistades de Sargent también incluía a Henry James, Isabella Stewart Gardner (que encargó y compró obras de Sargent, y le pidió consejo sobre otras compras), y Eduardo VII.

Sargent era extremadamente celoso de su vida privada, aunque el pintor Jacques-Émile Blanche, que fue uno de sus primeros modelos, dijo después de su muerte que la vida sexual de Sargent "era notoriamente escandalosa en París y Venecia. Era un obseso sexual." La verdad sobre esto nunca ha sido determinado. Algunos estudiosos han sugerido que Sargent era homosexual. Tuvo relación personal con el príncipe Edmond de Polignac y el conde Robert de Montesquiou. Sus desnudos masculinos revelan una sensibilidad artística hacia la psique y la sensualidad masculina; esto puede ser particularmente observado en el retrato de Thomas E. McKeller, en Tommies Bathing, los dibujos de desnudos de Hell y Judgement, y sus retratos de jóvenes, como Bartholomy Maganosco y Cabeza de Olimpio Fusco. Sin embargo, también tuvo muchas amistades femeninas, al tiempo que una sensualidad equivalente se observa en sus estudios y retratos de mujeres (especialmente en Egyptian Girl, 1891). La historiadora de arte Deborah Davis sugiere que el interés de Sargent por mujeres que él consideraba exóticas -Rosina Ferrara, Amélie Gautreau y Judith Gautier- se debía a un capricho que trascendía el aprecio estético. La posibilidad de una aventura con Louise Burkhardt, la modelo de Dama de la rosa, es aceptado por estudiosos de la vida de Sargent.


Valoración crítica

En una época en que el arte estaba centrado en el impresionismo, el fauvismo y el cubismo, Sargent desarrolló su propia interpretación personal del realismo, con brillantes reminiscencias de Velázquez, Van Dyck, y Gainsborough. Su aparente facilidad para reinterpretar a los maestros de una manera contemporánea le proporcionó una serie ininterrumpida de encargos de retratos que desarrolló con un destacado virtuosismo, lo que le hizo ganar el sobrenombre de "el Van Dyck de nuestros tiempos."

Sin embargo, durante su vida, su obra generó comentarios críticos de algunos de sus colegas: Camille Pissarro escribió "no es un entusiasta sino un bastante buen intérprete" y Walter Sickert publicó un texto satírico bajo el título de "Sargentolatry". Por la época de su muerte, era rechazado como un anacronismo, una reliquia de la Edad Dorada Estadounidense fuera de las tendencias reinantes en la Europa posterior a la I Guerra Mundial. Elizabeth Prettejohn sugiere que el declinar de la reputación de Sargent se debió en parte al aumento del antisemitismo y la consecuente intolerancia hacia las 'celebraciones de la prosperidad judía'. Se ha sugerido que las características exóticas88 presentes en su obra atraían las simpatías de los clientes judíos que retrató desde los años 1890.

 17almina_hija_de_asher_wertheimer_1908_londres_tate_gallery

Almina, hija de Asher Wertheimer, 1908, Londres, Tate Gallery. Obra de John Singer Sargent

Donde esto es más visible es en el retrato Almina, hija de Asher Wertheimer (1908), en el que la modelo aparece vistiendo un traje persa, un turbante con incrustaciones de perlas y tocando un tanpura indio, complementos dirigidos a comunicar sensualidad y misterio. Si Sargent usó este retrato para explorar aspectos de la sensualidad e identidad, parece que contó con la satisfacción del padre de la modelo, Asher Wertheimer, un rico tratante de arte judío.

Uno de los más destacados detractores de Sargent fue el influyente crítico de arte Roger Fry, miembro del Círculo de Bloomsbury, quien en la retrospectiva dedicada al pintor en 1926 rechazó su obra por considerar que le faltaba calidad estética: "Maravilloso, en efecto, pero lo más maravilloso de este maravilloso intérprete no debería ser nunca confundido con la obra de un artista". Y, en la década de los 30, Lewis Mumford encabezó el grupo de los críticos más severos: "Sargent no deja de ser un dibujante... el más hábil de los artesanos, el ojo más apuesto para conseguir el efecto, no puede ocultar el vacío más absoluto de la mente de Sargent, o el desprecio y la cínica superficialidad de ciertas partes de su ejecución."

Parte de esta perdida de favor se atribuye, también, a su vida expatriada, lo que le hizo parecer menos americano en una época en que el "auténtico" arte estadounidense, ejemplificado por el círculo de Stieglitz y por la Escuela Ashcan, estaban de moda.

Después de un largo periodo de falta de fervor crítico, la popularidad de Sargent se ha incrementado rápidamente desde la década de 1950. En los años 60, un revival del arte victoriano y nuevos estudios de su obra fortalecieron su reputación. Sargent ha sido objeto de grandes exposiciones en algunos de los principales museos del mundo, incluyendo una retrospectiva en el Museo Whitney de Arte Estadounidense en 1986, y un multitudinaria gira en 1999 con paradas en el Museo de Bellas Artes (Boston), la Galería Nacional de Arte (Washington), y la National Gallery de Londres.

En 1986, Andy Warhol comentó al estudioso de la obra de Sargent, Trevor Fairbrother, que este "había hecho que todos parecieran más glamurosos. Más altos. Más delgados. Pero todos ellos tienen carácter, cada uno de ellos tiene un carácter diferente". En un artículo de la revista Time el crítico Robert Hughes elogió a Sargent como "el cronista sin rival del poderío masculino y la belleza femenina en una época en que, como la nuestra, se rendía un tributo excesivo a ambas".


 19group_with_parasols_siesta_1905

Group with Parasols (Siesta), 1905. Obra de John Singer Sargent


Ventas millonarias

El Retrato de Robert Louis Stevenson y su esposa fue vendido en 2004 por 8,8 millones de dólares a un casino de Las Vegas. En diciembre de 2004 Group with Parasols (Siesta) (1905) fue adjudicado por 23,5 millones de dólares, casi el doble de la estimación hecha por Sotheby's de 12 millones.



Otras obras


 24sargent_street_in_venice

Una calle en Venecia, c. 1882, óleo sobre tabla, 53.9 x 45.1 cm, National Gallery of Art, Washington, DC. Obra de John Singer Sargent


 23john_singer_sargent_a_street_in_venice

Una calle en Venecia, 1882, óleo sobre lienzo, 52.39 x 75.09 cm, Instituto de Arte Clark, Williamstown (Massachusetts). Obra de John Singer Sargent


 25_the_misses_vickers_john_singer_sargent_1884

Las Señoritas Vickers, 1884, óleo sobre lienzo, 137.8 × 182.9 cm, Weston Park Museum, Sheffield. Obra de John Singer Sargent


 26_sargent_monetpainting

Claude Monet pintando en el linde de un bosque, 1885, óleo sobre lienzo, 64.8 x 54 cm, Tate Britain, Londres. Obra de John Singer Sargent


 27two_girls_lying_on_the_grass_john_singer_sargent_1889

Two Girls Lying on the Grass, 1889, óleo sobre lienzo, 53.66 x 64.14 cm, Metropolitan Museum of Art, Nueva York. Obra de John Singer Sargent


 28_sargent_familie_sitwell

La familia Sitwell, 1900. Obra de John Singer Sargent


 46john_singer_sargent_the_birthday_party_google_art_project

The Birthday Party, 1887. Obra de John Singer Sargent


 45john_singer_sargent_simplon_pass_the_tease_google_art_project

Simplon Pass- The Tease, 1911. Obra de John Singer Sargent


 43john_singer_sargent_le_verre_de_porto_a_dinner_table_at_night_google_art_project

Le verre de porto (A Dinner Table at Night), 1884. Obra de John Singer Sargent


 48_john_singer_sargent_venetian_glass_workers_google_art_project

Venetian Glass Workers. Obra de John Singer Sargent


 50john_singer_sargent_fishing_for_oysters_at_cancale_google_art_project

Fishing for Oysters at Cancale, 1878. Obra de John Singer Sargent


 53john_singer_sargent_the_garden_wall_google_art_project

The Garden Wall, 1910. Obra de John Singer Sargent


 51_john_singer_sargent_villa_di_marlia_lucca_google_art_project

Villa di Marlia, Lucca, 1910. Obra de John Singer Sargent


 54john_singer_sargent_the_fountain_villa_torlonia_frascati_italy_google_art_project

The Fountain, Villa Torlonia, Frascati, Italy, 1907. Obra de John Singer Sargent


 55_john_singer_sargent_mrs_fiske_warren_gretchen_osgood_and_her_daughter_rachel_google_art_project

Mrs. Fiske Warren (Gretchen Osgood) and Her Daughter Rachel, 1903. Obra de John Singer Sargent


 56john_singer_sargent_mrs_carl_meyer_and_her_children_google_art_project

Mrs Carl Meyer and her Children, 1896. Obra de John Singer Sargent


 57john_singer_sargent_helen_sears_google_art_project

Helen Sears, 1895. Obra de John Singer Sargent


 800px_john_singer_sargent_elizabeth_winthrop_chanler_mrs_john_jay_chapman_google_art_project

Elizabeth Winthrop Chanler (Mrs. John Jay Chapman), 1893 . Obra de John Singer Sargent


 800px_john_singer_sargent_charles_stewart_sixth_marquess_of_londonderry_carrying_the_great_sword_of_state_at_the_coronation_google_art_project

Charles Stewart, Sixth Marquess of Londonderry, Carrying the Great Sword of State at the Coronation..., 1904. Obra de John Singer Sargent


 47_john_singer_sargent_the_model_google_art_project

The Model, c. 1886/1894. Obra de John Singer Sargent


 33_joseph_chamberlain_john_singer_sargent_1896

The Right Honourable Joseph Chamberlain, 1896, óleo sobre lienzo, 95.2 x 165 cm, National Portrait Gallery, Londres. Obra de John Singer Sargent


 35winifred_duchess_of_portland_john_singer_sargent_1902

Winifred, Duquesa de Portland, 1902, óleo sobre lienzo, Colección privada. Obra de John Singer Sargent


 34william_merritt_chase_by_john_singer_sargent_1902

William Merritt Chase, 1902, óleo sobre lienzo, 105.1 x 158.8 cm, Metropolitan Museum of Art, Nueva York. Obra de John Singer Sargent


 38mrs_charles_thursby

Mrs Charles Thursby. 1897-1898. The Newark Museum, New Jersy. Obra de John Singer Sargent


 36george_nathaniel_curzon_by_john_singer_sargent_1914

George Nathaniel Curzon, 1917, óleo sobre lienzo, 77.5 x 100.4 cm, Royal Geographical Society, Londres. Obra de John Singer Sargent


 37the_garden_wall

The Garden Wall, 1910. Museum of Fine Arts, Boston. Obra de John Singer Sargent


 30karer_see_john_singer_sargent_1914

Karer See, acuarela, 57.21 x 40.64 cm, 1914, Colección privada. Obra de John Singer Sargent


 29brooklyn_museum_dolce_far_niente_john_singer_sargent_overall

Dolce Far Niente, 1907, óleo sobre lienzo, 71.7 x 41.3 cm, Brooklyn Museum of Art. Obra de John Singer Sargent


 31gaseados_1918_leo_sobre_lienzo_231_611_1_cm_imperial_war_museum_londres

Gaseados, 1918, óleo sobre lienzo, 231 × 611.1 cm, Imperial War Museum, Londres. Obra de John Singer Sargent


 32_escutcheon_of_charlest_v_john_singer_sargent_1912

Escudo de Carlos V, 1912, acuarela, 52.87 x 27.94 cm, Metropolitan Museum of Art, Nueva York. Obra de John Singer Sargent


 42_john_singer_sargent_an_artist_in_his_studio_google_art_project

John Singer Sargent - An Artist in His Studio, 1904

Ver más obras de John Singer Sargent en la wikipedia



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicadoa John Singer Sargent (1856–1925), pintor estadounidense. vivió y estudio en Europa. También visitó España, dónde copió varias obras de Velázquez, al que veneraba, de quién fue uno de sus más directas influencias. Fue muy famoso por sus retratos de eminentes personalidades de la época, aunque en 1907 se empezó a cansar y aceptaba pocos encargos para dedicarse a pintar sobre todo paisajes de imágenes europeas con estilo impresionista.

Finalmente se trasladó a vivir a Londres, aunque nunca perdió la nacionalidad americana. Para conservarla se traslado un año a Estados Unidos, donde firmó algunos de sus mejores trabajos; incluyen las decoraciones para la Boston Public Library y retratos de algunos de los presidentes de Estados Unidos, como: Theodore Roosevelt y Woodrow Wilson.

A este pintor, lo descubrí en una exposición en el Museo Thyssen, desde entonces soy un entusiasta de su obra.




Fuentes y agradecimientos: es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, pintura.aut.org, jssgallery.org, bbc.co.uk, museothyssen.org y otrasas de Internet
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Miercoles, 08 Julio 2015, 23:50; editado 3 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SARGENT 
 
J.Luis gracias por este nueva Galería de Sargent, me gusta su obra y como favorito coincido contigo en el primer cuadro de la galería.

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educaci�n hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
[b]
 
xerbar - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SARGENT 
 
Gracias xerbar, este pintor no es muy conocido todavía, pero creo que se está poniendo de moda, pues he leído, que le están montando exposiciones muy frecuentemente, y eso es porque cómo suele suceder en el arte..., se valora más al artista despues de muerto que en vida... pero sí, como ya comentaba en la presentación de Sargent, es un gran pintor y mejor retratista.



Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SARGENT 
 
'Las meninas' de Sargent se reencuentran con Velázquez

El Museo del Prado expone durante tres meses 'Las hijas de Edward Darley Boit' del pintor estadounidense


 00_1436387561_652804

El director del Museo de Arte de Bostón, Malcolm Rogers, (izquierda) y el director del Museo del Prado, Miguel Zugaza, observan Las hijas de Edward Darley Boit, de John Singer Sargent, obra inspirada en Las Meninas, de Velázquez (detrás).
  
Para John Singer Sargent (1856-1925), Velázquez era Dios y su obra sagrada, Las meninas. Sargent, paisajista y retratista estadounidense nacido en Florencia viajó numerosas veces a Madrid para copiar, Las meninas; algo que han hecho muchos de los grandes maestros de la historia del Arte. El registro de visitas del museo recoge tres entradas en diferentes fechas.

El resultado de esa fascinación creativa es Las hijas de Edward Darley Boit, un lienzo pintado en 1882, propiedad del Museo de Arte de Boston que durante tres meses se va a poder ver en la galería central del Museo del Prado. Los Austrias y los Boit, juntos. Las inquietantes miradas de la infanta Margarita y de Julia Boit, son el centro de composiciones similares. Cuando Sargent expuso la obra tenía 27 años. Un crítico estadounidente escribió que Velázquez había resucitado.


EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Sargent- 
 
Sargent en el Prado. Del 16 de marzo al 30 de mayo de 2010


La obra invitada: Las hijas de Edward Darley Boit, de Sargent




 obra_invitada_sargent

Las hijas de Edward Darley Boit, 1882, John Singer Sargent. (1856–1925). Óleo sobre lienzo, 221,93 x 222,57 cm. Boston, Museum of Fine Arts. Gift of Mary Louisa Boit, Julia Overing Boit, Jane Hubbard Boit, and Florence D. Boit in memory of their father, Edward Darley Boit, 1919

Ver vídeo

Durante dos meses y medio, el Museo ofrece al público el privilegio probablemente único e irrepetible de poder contemplar Las hijas de Edward Darley Boit, obra maestra de John Singer Sargent, junto a Las meninas de Velázquez, su fuente directa de inspiración. El viaje a España de este excepcional retrato familiar constituye un acontecimiento inédito y de singular importancia, ya que la obra apenas ha salido del Museum of Fine Arts de Boston al que fue donada en 1919, siendo esta la primera ocasión, desde la muerte del artista, en la que se exhibe en una ciudad europea distinta a Londres, ciudad especialmente vinculada a Sargent por tratarse del lugar en el que se estableció y murió.

Sargent realizó este retrato de las hijas de Edward Darley Boit en 1882, por encargo del propio Edward Darley Boit, coleccionista norteamericano amigo suyo. El pintor admiraba la obra de Velázquez, que conoció y estudió en diferentes copias a partir de un viaje a España realizado en 1879. Este retrato, obra maestra de Sargent, muestra en su composición y el tratamiento de la atmósfera y las luces, la influencia ejercida por el artista español, punto de partida para un cuadro de misterioso naturalismo y de intensa y contenida expresividad.

La copia de Las Meninas realizada por Sargent, mucho más pequeña que el original, muestra cómo supo captar fielmente la composición subyacente y su estructura, así como la colocación e iluminación de las formas individuales, características que después utilizó con maestría en el retrato familiar de las hermanas Boit, pintado sólo tres años después. Las hijas de Edward Darley Boit (1882) corresponden a un encargo del propio padre de las niñas representadas, Edward Darley Boit, coleccionista norteamericano y pintor él mismo, con el que Sargent se relacionó en París.

Para aproximarse aún más a su obra de referencia, Sargent recrea el carácter misterioso del espacio velazqueño y su gama cromática, así como el juego de miradas dirigidas al espectador. Ambas pinturas comparten, además de una semejanza puramente formal, una conexión temática. El protagonismo, en la composición de Velázquez, lo adquiere la princesa de cinco años, la infanta Margarita, que es casi la imagen especular de Julia Boit de cuatro años. Además, mientras la infanta aparece rodeada por los miembros de su corte, las hermanas mayores de Julia giran en torno a ella.


 sargent_nina

Detalle. Las hijas de Edward Darley Boit. John Singer Sargent. Óleo sobre lienzo. 1882. Boston, Museum of Fine Arts. Gift of Mary Louisa Boit, Julia Overing Boit, Jane Hubbard Boit, and Florence D. Boit in memory of their father, Edward Darley Boit *Photograph © Museum of Fine Arts, Boston



museodelprado.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SARGENT (John Singer Sargent) 
 
John Singer Sargent en el Museo Thyssen


 0self_portrait_1907_1436396070_548510

John Singer Sargent (Florencia, 1856 - Londres, 1925) Sargent fue el más afamado retratista de sociedad del último tercio del siglo XIX, nació en Florencia, hijo de padres norteamericanos. Recibió sus primeras lecciones de arte en Roma en 1868 y después en la Accademia delle Belle Arti de Florencia. En 1874 fue admitido en el taller de Carolus-Duran, afamado retratista de París, que le inculcó el interés por el color de Diego Velázquez y la pincelada de Frans Hals. Durante un viaje en 1879 y 1880, en el que visitó, entre otros lugares, Holanda y España, observó y copió la obra de estos dos artistas. Un año más tarde conocería a James Whistler en Venecia

Debutó. por primera vez en el Salon de París en 1877 y su fama como retratista creció rápido en el ambiente artístico francés. Sin embargo, la exposición de una de sus obras en 1884, el retrato conocido como Madame X (Nueva York, The Metropolitan Museum of Art), provocó un gran escándalo que hizo que no tardase en abandonar Francia para establecerse en Londres, donde continuó su labor de retratista. En torno al cambio de siglo, Sargent era aclamado como el mejor retratista de su tiempo. Su vida en la gran ciudad estuvo intercalada con estancias en Estados Unidos y veranos en lugares pintorescos del sur de Europa y de los Alpes. En esos parajes comenzó a experimentar y a pintar al aire libre al modo de los pintores de la Escuela de Barbizon

Durante. su vida fue muy prolífico, coleccionó arte y fue amigo de grandes personalidades de la época, como Claude Monet, Henry James e Isabella Stewart Gardner. En torno a 1897 era ya miembro de la Royal Academy of Art de Londres, de la National Academy of Design de Nueva York y de la Legión de Honor francesa

A. pesar de no residir nunca en Estados Unidos, su relevancia en la escena americana se dejó sentir en un gran número de encargos. Éstos no se limitaron a su faceta de retratista, sino que se le encomendaron diversos ciclos murales para la ciudad de Boston y la Harvard University

A. partir de 1907 Sargent abandonó casi absolutamente el género del retrato, en favor de un mayor interés por la técnica de la acuarela y los estudios de paisaje. Durante la Primera Guerra Mundial realizó una serie de dibujos del frente francés por encargo del Ministerio de Guerra británico. Murió en Londres en 1925


Las obras de de sargent de la colección del Thyssen


 0john_singer_sargent_retrato_de_millicent_duquesa_de_sutherland_1904_leo_sobre_lienzo_254_x_146_cm_museo_thyssen_bornemisza_madrid

Retrato de Millicent, duquesa de Sutherland, 1904. Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid. Obra de John Singer Sargent.

Hasta 1886 John Singer Sargent residió en París, donde estudió con el pintor Carolus Duran y entabló amistad con algunos de los impresionistas. La exposición en el Salon de 1884 del retrato de Madame Gautrier, conocido como Madame X, propició un escándalo y un giro en su carrera. Sus viajes a Estados Unidos (1887-1888, 1890) y a Londres (1893) le permitieron ampliar su fama y clientela, que lo acogió con entusiasmo a ambos lados del Atlántico.
Una las damas más célebres y progresistas de la sociedad londinense, la duquesa de Sutherland, es la protagonista de este retrato. En la penumbra de un jardín, y con una mano apoyada sobre una fuente, esta imponente mujer ataviada con un vestido verde de motivos florales y generoso escote parece emerger de la propia naturaleza, que inspira la tiara de hojas de laurel que luce en sus cabellos pelirrojos. Las fuentes que inspiran esta monumental composición van desde los maestros clásicos a los que Sargent estudió – Velázquez o Van Dyck- hasta los retratistas ingleses del siglo XVIII.

John Singer Sargent ha pasado a la posteridad como uno de los más acreditados retratistas de mujeres. Durante la mayor parte de su carrera, desde sus comienzos en París y después de su traslado permanente a Londres en 1886, inmortalizó a innumerables modelos de la alta burguesía con distinguidos atuendos y elegantes actitudes, en ambientes refinados y cultos. En la primera década del siglo xx, cuando Sargent había alcanzado el cenit de su fama como pintor y retratista, empezó a recibir numerosos encargos por parte de la aristocracia. Este cambio de clientela trajo consigo una sustancial alteración del tratamiento de la figura en sus composiciones y, como recientemente apuntaba Javier Barón, el carácter natural y espontáneo de los retratos de las familias de la alta burguesía fue sustituido por unas «composiciones mucho más estáticas y formales, en las que utilizó recursos del retrato de gran estilo, cuyas referencias más claras están en la tradición inglesa».Sargent se convierte así en heredero de la tradición retratista que va de Van Dyck a Thomas Lawrence, aunque, como han dejado claro de forma convincente Richard Ormond y Elaine Kilmurray, «no le preocupaba tanto imitar a los maestros antiguos como permitir que en sus obras respiraran la misma fuerza y atmósfera».

Millicent St. Clair Erskine (1867-1955) era la hija mayor del cuarto conde de Rosslin y Blanche Fitzroy. A los diecisiete años había contraído matrimonio con Cromartie Sutherland Leveson-Gower, que heredó el título de duque de Sutherland en 1892. Convertida en señora de la Stafford House de Londres, situada frente a Buckingham Palace, y del Dunrobin Castle de Escocia, la duquesa se convirtió en una de las anfitrionas más destacadas de la época y una de las mujeres más brillantes de la sociedad londinense del momento. Conocida como escritora e infatigable trabajadora por las clases sociales más desfavorecidas, era admirada por su inteligencia, belleza, elegancia y su altura moral. Incluso fue condecorada con la Cruz de la Guerra por su trabajo como enfermera y su generosa contribución durante la Primera Guerra Mundial.

El pintor trata con gran sensibilidad y delicadeza el carácter de lady Millicent, que tenía entonces treinta y siete años. Sargent la retrata de cuerpo entero, con el porte propio de una mujer aristocrática, y capta sagazmente su enérgica personalidad y su potente mirada. Situada en un exterior, la modelo, elegantemente vestida, apoya su mano derecha sobre una fuente, mientras gira ligeramente su erguido cuerpo hacia el espectador, en una actitud que rememora los retratos de las duquesas inglesas como diosas clásicas del pintor inglés sir Joshua Reynolds. En 1904, al ser presentado en la exposición anual de la Royal Academy de Londres, Roger Fry, que pronto defendería el postimpresionismo, hacía un comentario desfavorable del retrato en un artículo sin firma publicado en la revista Athenaeum. En cambio, otros críticos respondieron muy positivamente a su estilo dieciochesco: «El placer que producía el ver por primera vez una obra maestra de Gainsborough o Reynolds o Rommey, recién bajada del caballete, debe ser en cierto modo parecido al gran deleite que produce el esplendor de “La duquesa de Sutherland” de John Sargent», escribía un autor anónimo en Academy. Por su parte, el historiador y escritor Henry Adams, que contempló el retrato en París en 1905, escribía a su amada Elizabeth Cameron: «Permanecimos media hora sentados frente al cuadro. Nunca ningún artista logró pintar semejante psicología como lo hizo Sargent».


 0vendedora_veneciana_de_cebollas

Vendedora veneciana de cebollas, c. 1880-1882. Óleo sobre lienzo, 95 x 70 cm. Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid. Obra de John Singer Sargent.

El pintor norteamericano John Singer Sargent se formó en Italia y Francia, donde conoció a grandes artistas como James McNeill Whistler y Claude Monet. Fue un incansable viajero cuya curiosidad lo llevó a distintos puntos de Europa y el norte de África, donde pintó numerosos paisajes y escenas costumbristas.

Entre 1880 y 1882 pasó dos temporadas en Venecia, durante las cuales realizó estudios de personajes locales y rincones de la ciudad. Es el caso de esta vendedora de cebollas sin identificar. En este retrato de tres cuartos la modelo posa con una mano apoyada en la cadera, cubierta por la ristra de cebollas que cuelgan de su hombro. Su piel aceitunada y en penumbra contrasta con el blanco más cálido de su falda y de las cebollas. La ciudad de Venecia apenas se esboza a través de la ventana que ocupa el ángulo superior derecho, ya que el pintor otorga el protagonismo a sus habitantes más humildes.

Durante su estancia en París, Sargent viajó a diversos lugares que consideraba exóticos en busca de nuevos temas para su pintura. En 1879 visitó España, y al año siguiente, tras una estancia en Tánger y un viaje a los Países Bajos, se estableció durante unos meses en Venecia, alojado en el Palazzo Rezzonico. Sargent viajó de nuevo a esta ciudad italiana en 1882, albergándose en esta ocasión en el Palazzo Barbaro. Como ha escrito Richard Ormond, los cuadros pintados por Sargent en Venecia, en los que emergen grupos de mujeres situadas en recónditos interiores, «señalan uno de los hitos de su arte», ya que, al contrario de lo que se podría presuponer, «no le interesaban ni los famosos monumentos de la ciudad ni los vistosos aspectos de la vida veneciana». Tal y como sucede con algunas de sus obras españolas, estas tempranas escenas venecianas del pintor nos trasladan a un mundo de sombras repleto de resonancias literarias.

La Vendedora veneciana de cebollas del Museo Thyssen-Bornemisza fue pintada en una de estas dos primeras visitas del artista a Venecia. Representa a una joven en solitario contra un fondo estructurado geométricamente por la pared y la ventana de la parte superior derecha, que nos permite contemplar una vista veneciana de un canal. En el interior, la gama cromática de colores oscuros, que contrastan con la claridad de la falda y del chal de la joven, contribuyen a transmitir un ambiente de misterio. Por otra parte, toda la composición, de factura muy suelta, refleja la influencia que dejó en Sargent la pintura velazqueña, que tanto había admirado en sus visitas al Museo del Prado, a la par que una cierta huella de los retratos de Franz Hals, que había visto durante su viaje a Holanda. El escritor Henry James, que profesaba una gran devoción por la pintura de su amigo Sargent, elogió de manera especial el collar de cebollas colgado por encima del hombro de la modelo, «estas pequeñas hortalizas deliciosamente pintadas parecen tan valiosas como perlas ampliadas».

La muchacha, cuya belleza no oculta su pertenencia a la clase trabajadora, tiene un cierto parecido a la modelo de Una calle en Venecia, también con la mano en la cadera y con la misma mirada taciturna y esquiva. Katherine Manthorne apunta la posibilidad de que se trate de Carmela Bertagna, una de las modelos favoritas del pintor, por su parecido con el retrato que le hiciera hacia 1879. Ahora bien, parece poco probable que esta muchacha de origen español, modelo de Sargent en París, aparezca en las pinturas venecianas.

Tal y como documenta Richard Ormond,Monsieur Lemercier, a quien Sargent dedicó el cuadro, era el doctor Abel Lemercier, médico de profesión y dueño del edificio situado en el número 73 de la rue de Notre-Dame-des-Champs de París, en el que Sargent tenía su estudio.


 0_carrascal_mallorca

Carrascal. Mallorca, 1908. Óleo sobre lienzo, 57 x 71 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en depósito en el Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid. Obra de John Singer Sargent.

 Sargent visitó por primera vez Mallorca en el verano de 1908, y luego regresó en septiembre para una estancia más larga con sus compañeras de viaje, Eliza Wedgewood y Emily, hermana del artista. Se alojaron en Villa Son Mossenya, una vieja masía situada en el pintoresco pueblo de Valldemossa, en la montañosa región occidental de Mallorca. Eliza describió su experiencia en la idílica isla, que se prolongó hasta finales de noviembre, calificándola de «idealmente dichosa».

El autor conservó la obra Carrascal,Mallorca hasta su muerte. Se expuso por primera vez en 1948 y los críticos la alabaron por la «brillante expresión lograda mediante un entretejido de formas y colores», llegando a considerar que en ella Sargent hace su «personal recapitulación del Impresionismo». Pero según ha comentado Vernon Lee, Sargent no fue un impresionista; más que capturar los fugaces matices de la luz y el color, al artista le interesaba la realidad empírica de la naturaleza. Según ésta refiere: «Recuerdo que el profesor Geddes observaba que los bocetos alpinos de Sargent le hubieran permitido a cualquier geólogo apreciar la composición de las rocas y la manera en que sus formas habían sido modeladas por el agua, el hielo, el sol y el viento. Y eso que Sargent no era geólogo. Lo mismo ocurría sin duda con su representación de la vegetación. Estaba muy lejos de la complaciente fórmula impresionista que consistía en reproducir las cosas sin saber lo que eran».

Durante su estancia en Mallorca Sargent compone de nuevo a base de primeros planos de hojas y frutas en los que prácticamente desaparecen el horizonte o el cielo, recurso que ya había utilizado en los temas florales pintados en Broadway, Worcestershire, Inglaterra, en 1886. En Granadas, Mallorca, 1908 (colección particular), Granadas, 1908 (colección particular), Estudio de higuera, 1908 (colección particular), y Calabazas, 1908 (Nueva York, Brooklyn Museum of Art), así como en Carrascal, Mallorca, las formas de las frutas y de las hojas, aunque conservan su sustancia, se integran en una trama casi abstracta de pinceladas. En Carrascal, Mallorca se atisba un rincón de cielo en el ángulo superior izquierdo, y las plantas, que recuerdan el acebo, aparecen representadas mediante un rico claroscuro, mientras que las piedras de la tapia, que también se puede ver en Valldemossa: Granados, 1908 (colección particular), quedan reducidas a una caligrafía decorativa.


museothyssen.org
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: SARGENT (John Singer Sargent) 
 
.


John Singer Sargent en Boston



 jssargent1887

Sargent fotografía en 1887.

John Singer Sargent (Florencia, 12 de enero de 1856 – 14 de abril de 1925) fue un pintor estadounidense, considerado el "retratista de más éxito de su generación".1 2 Durante su carrera, creó cerca de 900 pinturas al óleo y más de 2.000 acuarelas, así como innumerables bocetos y dibujos al carboncillo. Su obra documenta sus viajes a lo largo del mundo, desde Venecia al Tirol, Corfú, Oriente Próximo, Montana, Maine y Florida.

Sus padres eran estadounidenses, pero él se formó en París antes de trasladarse a Londres. Sargent disfrutó del aplauso internacional como retratista, aunque no sin cierta controversia y alguna reserva crítica. Desde el principio, su trabajo se caracterizó por una destacable habilidad técnica, particularmente su facilidad para el dibujo con el pincel, que en años posteriores generó tanto admiración como críticas por una supuesta superficialidad. Sus retratos de encargo se enmarcaban dentro de un estilo clasicista, mientras que sus estudios informales y bocetos mostraban una cierta cercanía con el impresionismo. En los últimos años de su vida, Sargent se expresó ambivalente en relación con las restricciones formales del retrato, dedicando gran parte de su esfuerzo a la pintura mural y al aire libre. Vivió la mayor parte de su vida en Europa...

 
 48atlas_y_las_hesp_rides

John Singer Sargent. Atlas y las Hespérides. Murales del Museo de Bellas Artes de Boston


 50john_singer_sargent_museo_bellas_artes_boston_l_huidi4

 51_1455832849_313114

 47john_singer_sargent_museo_bellas_artes_boston_l_lmmox9

 49john_singer_sargent_museo_bellas_artes_boston_l_zvnttd

John Singer Sargent (1856-1925) Murales del Museo de Bellas Artes de Boston. Sargent fue un conocido retratista además de un pintor de paisajes y de acuarelas. A pesar de no vivir en los EE.UU. (no pasó seguido más de un año, pues residía en Europa) su trabajo, para mi, más importante son los maravillosos murales para el Museo de Bellas Artes de Boston, un regalo para la vista. En la pagina Sargent Murals hay una guía completa de los murales


 52la_opresi_n_de_los_israelitas

La opresión de los israelitas. Biblioteca de Boston. Murales pintados por John Singer Sargent


 better_sargent

 50biblioteca_de_boston_murales_pintados_por_john_singer_sargent

 01_1455874135_849921

 53_boston_boston_public_library_wm

Murales Biblioteca de Boston, EE UU. En la tercera planta de la biblioteca pública hay varios murales sobre el judaísmo y cristianismo que fueron pintados por John Singer Sargent.



 54john_singer_sargent_001

Las hijas de Edward Darley Boit, 1882, óleo sobre lienzo, 222.57 x 221.93 cm. Museo de Bellas Artes de Boston. Obra de John Singer Sargent. Esta obra está inspirada en las Meninas de su admirado Diego Velázquez.

El resultado de esa fascinación creativa es Las hijas de Edward Darley Boit, un lienzo pintado en 1882, propiedad del Museo de Arte de Boston que durante tres meses se va a poder ver en la galería central del Museo del Prado. Los Austrias y los Boit, juntos. Las inquietantes miradas de la infanta Margarita y de Julia Boit, son el centro de composiciones similares. Cuando Sargent expuso la obra tenía 27 años. Un crítico estadounidente escribió que Velázquez había resucitado.

Este cuadro y el siguiente -Madame X- son mis favoritos, los pude contemplar en vivo -junto a otros 30- en una exposicióntemporal realizada por el Museo Thyssen en 2006 que compartía con Sorolla.


 55sargent_carrara_a_quarry

Sargent. Carrara; A Quarry. 1911. Museum of Fine Arts, Boston


 56sargent_carrara_lizzatori_i

Sargent. Carrara; Lizzatori I. 1911. Museum of Fine Arts, Boston


 57john_singer_sargent_carrara_trabajadores_1911

John Singer Sargent. Carrara, Trabajadores, 1911. Museum of Fine Arts, Boston


 58sargent_simplon_pass_avalanche_track

Sargent. Simplon Pass; Avalanche Track. 1911. Museum of Fine Arts, Boston


 the_master_and_his_pupils_1914_obra_de_john_singer_sargent_oil_on_canvas_55_88_x_71_12_cm_ruth_and_carl_j_shapiro_gallery_gallery_232_1455834353_522974

 the_master_and_his_pupils_1914_obra_de_john_singer_sargent_oil_on_canvas_55_88_x_71_12_cm_ruth_and_carl_j_shapiro_gallery_gallery_232

The Master and His Pupils, 1914. Obra de John Singer Sargent. Oil on canvas, 55.88 x 71.12 cm. Sargent. The Master and His Pupils. 1914. Museum of Fine Arts, Boston


 the_master_and_his_pupils_detalle_1914_obra_de_john_singer_sargent_oil_on_canvas_55_88_x_71_12_cm_ruth_and_carl_j_shapiro_gallery_gallery_232

The Master and His Pupils (detalle), 1914. Obra de John Singer Sargent. Sargent. The Master and His Pupils. 1914. Museum of Fine Arts, Boston



Fuentes: es.wikimedia.org, mfa.org, itstheelliotway.blogspot.com.es y guiastercerplaneta.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario