Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 2
Goto page 1, 2  Next
 
ALBERTO DURERO
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post ALBERTO DURERO 
 
Continuando con la serie de mis pintores favoritos, hoy traigo a un ilustre alemán, quizá el más famoso: Alberto Durero, un grande de la pintura y el dibujo, que revolucionó su época consiguiendo un gran perfeccionamiento en los detalles y las proporciones matemáticas.

Un detalle que a mí me gusta particularmente es lo bien que logra pintar las manos, caras y los ojos, consiguiendo una gran expresividad, profundidad y naturalidad en la mirada de sus personajes, especialmente en los primeros planos.

Alberto Durero (Núremberg, 1471-1528). Pintor y grabador alemán. Hijo de un orfebre procedente de Hungría que había emigrado a la ciudad imperial de Núremberg en 1455, donde se estableció y casó en 1467.

He recopilado una amplia y variada reprensentación, que espero os guste y sirva para divulgar su y prolífica obra.





Resumen Biográfico


 0self_portrait_at_13_by_albrecht_d_rer

Alberto Durero - Autorretrato, 1484

Alberto Durero. Alemania. (1471-1528) Nació en Nuremberg el 21 de Mayo de 1471, su primer maestro fue su padre Alberto Durero el Viejo.

Durero, es el artista más famoso del Renacimiento alemán, conocido en todo el mundo por sus pinturas, dibujos, grabados y escritos teóricos sobre arte, que ejercieron una profunda influencia en los artistas del siglo XVI de su propio país y de los Países Bajos.


 user_50_01_1389615854_965719

Alberto Durero. Autorretrato a los veintidos años. También conocido como: "Autorretrato con flor de cardo"1493. Óleo sobre lienzo. 57 x 45 cm. Museo del Louvre. París

De su primera formación, el joven Durero heredó el legado del arte alemán del siglo XV, en el que estaba muy presente la pintura flamenca del gótico tardío. Los artistas alemanes no tenían dificultad en adaptar su propia tradición gótica a la de artistas flamencos como Robert Campin, Jan van Eyck y, sobre todo, Rogier van der Weyden.

El concepto empírico del mundo de la gente del norte (fundamentado más en la observación que en la teoría) era el nexo común. Durante el siglo XVI, el fortalecimiento de lazos con Italia a través del comercio y la difusión de las ideas de los humanistas italianos por el norte de Europa, infundieron nuevas ideas artísticas al mundo del arte alemán, de tradición más conservadora.

Para los artistas alemanes resultaba difícil conciliar su imaginería medieval -representada con ricas texturas, colores brillantes y figuras con gran lujo de detalle- con el énfasis que los artistas italianos ponían en la antigüedad clásica, los temas mitológicos y las figuras idealizadas. La tarea que Durero se planteó fue la de proveer a sus compatriotas de un modelo con el que pudieran combinar el interés empírico por los detalles naturalistas con los aspectos más teóricos del arte italiano.

En su abundante correspondencia -especialmente en las cartas al humanista Willibald Pirckheimer, amigo suyo toda la vida- y en diversas publicaciones, Durero hacía hincapié en que la geometría y las medidas eran la clave para el entendimiento del arte renacentista italiano y, a través de él, del arte clásico.

En la lista de amigos de Durero estaba el austriaco Johann Stabius, autor que le proporcionó los conocimientos y detalles sobre la construcción de relojes solares. Entre las notas que dejó en su diario, cabe mencionar una descripción de una pesadilla que tuvo una noche de Pentecostés en 1525 donde veía caer trombas de agua del cielo. Marguerite Yourcenar hizo un interesante análisis en su libro El tiempo, gran escultor.

Desde aproximadamente 1507 hasta su muerte tomó notas y realizó dibujos para su tratado más conocido, Vier Bücher von menschlicher Proportion (Cuatro libros sobre las proporciones humanas, publicado póstumamente en 1528). Sin embargo, otros artistas contemporáneos suyos, con una orientación de tipo más visual que literaria, ponían mayor atención en los grabados en planchas de cobre y madera de Durero, que en sus escritos dirigidos a orientarlos en la modernización de su arte con desnudos de corte clásico y temas idealizados, propios del Renacimiento italiano.


 alberto_durero_autorretrato_a_los_26_a_os_museo_del_prado

Alberto Durero. Autorretrato a los 26 años. Museo del Prado. Durero se retrata como un gentiluomo, vestido con tonos claros y con sus mejores galas. Lleva jubón abierto blanco y negro y gorra con borla de listas en los mismos colores, camisa con una cenefa bordada en oro, y cordón de seda con cabos azules y blancos sujetando una capa parda colocada sobre el hombro derecho. El pintor cubre las manos con las que trabaja con guantes grises de cabritilla, propios de un alto estatus social, con la intención de elevarse de artesano a artista y situar la pintura entre las artes liberales, como en Italia. Aparece en el interior de una estancia comunicada con el exterior por la ventana abierta en la pared del fondo. Durero incorpora la monumentalidad italiana en las verticales y horizontales con que ordena el marco de la ventana, presentes también en la pose que repite la forma en L de aquél en el busto, apoyado firmemente en el brazo que descansa en el antepecho. Y tampoco olvida algo que es propio de sus retratos, realizados con una precisión minuciosa: el dominio psicológico, patente en el contraste entre el carácter sensual de sus facciones y su mirada fría y penetrante. La satisfacción de su propia capacidad artística se comprueba en la inscripción del alfeizar de la ventana, escrita en alemán: 1498, lo pinté según mi figura. Tenía yo veintiséis años Albrecht Dürer. En 1636 el Ayuntamiento de Nüremberg regaló esta tabla y un retrato del padre de Durero a Carlos I de Inglaterra, en cuya almoneda la compró David Murray, quien la vendió al embajador español Alonso de Cárdenas para don Luis de Haro, que en 1654 se la regaló a Felipe IV. Figura en el inventario del Alcázar de Madrid en 1686. Ingresó en el Real Museo en 1827 (Texto extractado de Silva Maroto, P. en: El retrato del Renacimiento, 2008, p. 280).


Aprendizaje y primer viaje

Después de estudiar con su padre, Durero entró con 15 años como aprendiz del pintor y grabador Michael Wolgemut.

Entre 1488 y 1493, el taller de Wolgemut se dedicó a la considerable tarea de realizar numerosas xilografías para ilustrar la Crónica de Núremberg (1493) de Hartmann Schedel, y es probable que Durero recibiera una instrucción exhaustiva de cómo hacer los dibujos para las planchas de madera. Durante toda la época renacentista, el sur de Alemania fue centro de muchas publicaciones y era común que los pintores estuvieran también calificados para realizar xilografías y grabados para ellas. Como era costumbre entre los jóvenes que habían acabado su periodo de aprendizaje, Durero emprendió un viaje de estudios en 1490. En 1492 llegó a Colmar, donde intentó entrar en el taller del pintor y grabador alemán Martin Schongauer que, cosa que no sabía Durero, había muerto en 1491.


user_50_0_0

Escultura de Durero cuando tenía 27 años

Los hermanos de Schongauer le aconsejaron que se dirigiera al centro de publicaciones de Basilea, en Suiza, para buscar trabajo. En Basilea y después en Estrasburgo, Durero realizó ilustraciones para varias publicaciones, entre las que se encuentra Das Narrenschiff de Sebastian Brant en 1494 (traducida en 1507 como La nave de los locos). Durante esta primera etapa de su vida, comprendida entre su aprendizaje y su regreso a Núremberg en 1494, su arte refleja una enorme facilidad en el trazado del dibujo y una minuciosa observación del detalle. Dichas cualidades son especialmente evidentes en una serie de autorretratos, entre los que se encuentra uno de sus dibujos más antiguos (1484, Albertina, Viena) que hizo a la edad de 13 años, un retrato de expresión seria dibujado en 1491 (Colecciones de la Universidad, Erlangen, Alemania), y otro retrato en el que aparece como un joven seguro de sí mismo (1493, Museo del Louvre).


Primer viaje a Italia

Después de casarse con Agnes Frey en Núremberg en 1494, Durero viajó a Italia. Allí realizó acuarelas de paisajes con gran minuciosidad de detalle, probablemente durante su viaje de regreso, como por ejemplo una vista del castillo de Trento (National Gallery, Londres). Durante los diez años siguientes en Núremberg, desde 1495 a 1505, produjo un gran número de obras que le ayudaron a asentar su fama. Entre ellas destaca la serie de ilustraciones para grabar en madera del Apocalipsis (1498), los grabados de La gran fortuna (1501-1502) y La caída del hombre (1504). Éstas y otras obras de este periodo muestran, en su conjunto, una maestría técnica cada vez mayor en el arte de la xilografía y el grabado, un manejo de las proporciones humanas basado en los textos del tratadista romano Vitrubio y una brillante capacidad para incorporar detalles de la naturaleza en obras que reflejan el entorno con gran realismo.

En 1498 pintó su Autorretrato (Museo del Prado, Madrid) y en 1500 el de la Pinacoteca de Múnich, en el que se representa con las características que habitualmente se atribuyen a Cristo, y expresa de forma visual la preocupación que demostró durante toda su vida por elevar la categoría del artista por encima de la del mero artesano.


 0alberto_durero_autorretrato_a_los_28_a_os_1500_leo_sobre_tabla_67_1_x_48_7_cm_alte_pinakothe

Alberto Durero. Autorretrato a los 29 años. 1500. Óleo sobre tabla. 67,1 x 48,7 cm. Alte Pinakothek. Bayerischen. Staatsgemäldessammlungen. Munich. Alemania.


Segundo Viaje a Italia

Durero volvió a viajar a Italia entre 1505 y 1507. En Venecia conoció al gran maestro Giovanni Bellini y a otros artistas, y la Fundación de Comerciantes Alemanes le encargó una obra importante: el retablo de La fiesta del Rosario (1506, Museo Nacional de Praga).

En 1507 regresó a Núremberg, donde comenzó un segundo periodo de una ingente producción artística con obras como el retablo para la iglesia de los Dominicos de Fráncfort del Meno (1508-1509, destruido en un incendio en 1729), la tabla de la Adoración de la Trinidad (1508-1511, Museo de Historia del Arte, Viena), las tablas de Adán y Eva (1507, Museo del Prado); retratos; y numerosos grabados, entre los que se encuentran dos series de la Pasión (la Gran Pasión y la Pequeña Pasión), otra sobre La Vida de la Virgen, los grabados en madera para el Arco del triunfo, encargo del emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Maximiliano I, y una serie de grabados como El caballero, la Muerte y el Diablo (1513), San Jerónimo (1514) y La melancolía (1514). Mediante el grabado de línea Durero consiguió crear diferentes gamas de sombreado y texturas con las que logró plasmar formas tridimensionales con una maestría nunca antes superada.

Es acogido por la familia Fugger, de cuyos miembros realiza algunos retratos.


Último viaje y últimas obras

En 1520 Durero se enteró de que Carlos I, sucesor de Maximiliano I, iba a viajar desde España a Aquisgrán para ser coronado emperador del Sacro Imperio Romano germánico. Durero había recibido una pensión anual por parte de Maximiliano y tenía la intención de que Carlos I mantuviera esa asignación. Emprendió el viaje a Aquisgrán, que financió vendiendo grabados y otras obras durante el trayecto, y de allí pasó a los Países Bajos entre 1520 y 1521. Su diario nos proporciona un fascinante relato de estos viajes, de las audiencias de los monarcas y de los recibimientos que le brindaron sus compañeros artistas, especialmente en Amberes.

Resultó muy satisfactoria su audiencia con Carlos I. Regresó a Núremberg, donde habría de permanecer hasta su muerte, el 6 de abril de 1528. Sus últimas obras son dos grandes tablas en las que están representados Cuatro apóstoles (hacia 1526, Alte Pinakothek Múnich), que ofreció como regalo a la ciudad de Núremberg.

La calidad de la obra de Duero, la cantidad prodigiosa de su producción artística y la influencia que ejerció sobre sus contemporáneos fueron de una importancia enorme para la historia del arte. En un contexto más amplio, su interés por la geometría y las proporciones matemáticas, su profundo sentido de la historia, sus observaciones de la naturaleza y la conciencia que tenía de su propio potencial creativo son una demostración del espíritu de constante curiosidad intelectual del renacimiento.

Falleció en Nuremberg el 6 de Abril de 1528.


user_50_monumento_a_alberto_durero_en_en_nuremberg

Monumento a Alberto Durero en en Nuremberg



Algunas obras de Durero


 0x_albrecht_d_rer_ritratto_del_padre_google_art_project

Retrato del padre del artista. 1490. Óleo sobre tabla. 47,5 x 39,5 cm. Galería de los Uffizi. Florencia. Italia. Obra de Alberto Durero


 user_50_00_1389616407_504674

Retrato del padre de Durero a los setenta años. También conocido como: "Albrecht Dürer el viejo". 1497. Óleo sobre tabla. 51 x 40 cm. The National Gallery. Londres. Obra de Alberto Durero


 user_50_06_1389616901_569509

Portrait of Barbara Dürer. 1490. Oil on pine panel 47 x 38 cm. Germanisches Nationalmuseum. Nuremberg. Alemania. Obra de Alberto Durero


user_50_3agnes_d_rer_as_st_anne

Agnes Dürer as St. Anne. 1519. Brsh on gray primed paper. 39,5 x 29,2 cm. Graphische Sammlung Albertina. Viena. Austria. Obra de Alberto Durero


 user_50_02_1389616243_223877

Bernhard von Reesen. 1521. Óleo sobre tabla.. 45,5 x 31,5 cm. Gemäldegalerie de Dresde. Dresde. Alemania. Obra de Alberto Durero


 0oswolt_krel_mercader_de_lindau

Oswolt Krel: Mercader de Lindau. 1499. Oil on lime panel. 49,6 x 39 cm. Alte Pinakothek. Bayerischen. Staatsgemäldessammlungen. Munich. Alemania. Obra de Alberto Durero


 user_50_03_1389616299_176017

Personaje desconocido. Obra de Alberto Durero. 1521. Óleo sobre tabla, 50 x 36 cm. Museo del Prado. Tocado con un gran sombrero, el personaje, aún sin identificar, viste ropa con amplio cuello de piel y porta un rollo de papel en la mano izquierda. Se trata probablemente de un burgués o un elevado cargo imperial, del que Durero supo captar perfectamente la relevancia y alta posición social.

En un perfecto estudio psicológico, el pintor resaltó las facciones del rostro, acentuando el rictus severo de los labios y la concentración de la mirada, logrando captar su carácter autoritario y desconfiado. El estudio de la luz, la forma de hacer sobresalir el busto sobre el fondo neutro, y lo reducido del espacio, multiplican la sensación de energía contenida, definiendo uno de los retratos más intensos realizados por el artista.

Se cita por primera vez en 1666 en el Alcázar de Madrid.


user_50_1retrato_de_felicitas_tucher

Retrato de Felicitas Tucher. 1499. Óleo sobre tabla. 28 x 24 cm. Schlossmuseum, Weimar. Obra de Alberto Durero


 user_50_08_1389617509_962065

Retrato de Hans Tucher. 1499. Óleo sobre tabla. 28 x 24 cm. Schlossmuseum, Weimar. Obra de Alberto Durero


 user_50_09_1389617581_293711

Retrato de Hieronymus Holzschuher. 1526. Óleo sobre tabla. 51 x 37 cm. Germäldegalerie, Staatliche Museen zu Berlin Preußischer Kulturbesitz, Berlin. Alemania. Obra de Alberto Durero


 0albrecht_d_rer_jakob_muffel_google_art_project

Retrato de Jakob Muffel, 1526. Oil on panel transferred to canvas, 48 × 36 cm. Gemäldegalerie, Berlin. Obra de Alberto Durero


 0_albrecht_d_rer_080

Jakob Fugger, cabeza de la familia Fugger que apadrinó a Durero (c. 1519)


 00albrecht_d_rer_094b

Retrato de hombre joven, 1507, Museo de Historia del Arte de Viena. Obra de Alberto Durero


 0avaricia_1507_alberto_durero_albrecht_d_rer

Avaricia, también conocida como Anciana con monedero (1507), Kunsthistorisches Museum de Viena. Obra de Alberto Durero


 user_50_10_1389617695_761803

El emperador Maximilian I. 1519. Óleo sobre tabla. 74 x 61,5 cm. Kunsthistorisches Museum. Viena. Austria. Obra de Alberto Durero


 user_50_05_1389616782_123295

Retrato de Michael Wolgemut. 1516. Óleo y Temple sobre tabla. 29 x 27 cm. Germanisches Nationalmuseum. Nuremberg. Alemania. Obra de Alberto Durero


 user_50_07_1389617178_713064

Retrato de una joven dama. Museo de Viena. Obra de Alberto Durero. Ligeramente idealizado y quizá inacabado. Se cree que puede ser el primer trabajo de Durero en su segunda estancia en Italia. Todo en el respira un intensidad interpretativa y un aire bastante más alegre que el de todos los severos retratos precedentes. Se trata tal vez de una joven milanesa, según parece confirmar el vestido, aunque en el catálogo del Museo de Viena se indica como Busto de joven veneciana.


 00_1429221708_481649

Retrato de una muchacha con gorro rojo. 1507. Óleo sobre pergamino. 30 x 20 cm. Staatliche Museen, Berlin. Obra de Alberto Durero


user_50_2retrato_de_una_veneciana

Retrato de una veneciana. 1506. Óleo sobre tabla chopo. 29 x 22 cm. Deutsches Museum. Berlin. Alamania. Obra de Alberto Durero


user_50_4erasmo

Erasmo. 1500. Black Chalk. Museo del Louvre. París. Francia. Obra de Alberto Durero


user_50_5la_mujer_desnuda

La mujer desnuda. 1493. Pen drawing on paper. Museo Bonnat. Bayona. Francia. Obra de Alberto Durero


user_50_6study_of_the_christ_child

Study of the Christ Child. 1495. Pen drawing. 17,2 x 21,5 cm. Cabinet des Dessins. Museo del Louvre. París. Francia. Obra de Alberto Durero


user_50_7mystic_trinity

Mystic Trinity. 1511. Woodcut. 39.2 x 28.4 cm. British Museum. London. Obra de Alberto Durero


user_50_8la_melancol_a

La melancolía. Grabado en cobre. Germanisches Nationalmuseum. Nuremberg. Alemania. Obra de Alberto Durero


user_50_9head_of_the_twelve_year_old_christ

Head of the Twelve Year Old Christ. 1506. Brush drawing on blue Venetian paper. 27,5 x 221,1 cm. Graphische Sammlung Albertina. Viena. Austria. Obra de Alberto Durero


user_50_10portrait_of_a_young_man

Portrait of a Young Man. 1521. Charcol drawing on paper. 37,8 x 21,1 cm. The British Museum. Londres. Obra de Alberto Durero


 0durer_walrus

Walrus. 1521. Pen drawing with watercolor. 20,6 x 31,5 cm. The British Museum. Londres. Obra de Alberto Durero


 0retrato_de_una_joven_veneciana

Retrato de una joven veneciana. 1505. Óleo sobre tabla de olmo. 32,5 x 24,5 cm. Kunsthistorisches Museum. Viena. Austria. Obra de Alberto Durero


user_50_0h_rcules_mata_a_las_aves_de_estinfalo

Hércules mata a las aves de Estinfalo. 1500. Temple sobre lienzo. 87 x 100 cm. Nuremberg, Germanisches Nationalmuseun. Obra de Alberto Durero


user_50_0la_joven_liebre

La joven liebre. 1502. Acuarela sobre cartón. 21,5 x 22,6 cm. Graphische Sammlung Albertina. Viena. Austria. Obra de Alberto Durero


user_50_0lobster

Lobster. 1495. Watercolour and gouache. 263 x 355 mm. Museum Boymans-van Beuningen, Rotterdam. Obra de Alberto Durero


user_50_11study_of_water_sky_and_pines_trees

Study of water, sky and pines trees. 1495-1496. Watercolour and bodycolour on paper. 26,2 x 36,5 cm. London, British Muesum. Obra de Alberto Durero


 000_d_rer_s_rhinoceros_1515

Rinoceronte (1515), Museo Británico, Londres. Obra de Alberto Durero


user_50_12view_of_trento

View of Trento. 1494. Watercolour and gouache. 238 x 356 mm. Kunsthalle, Bremen. Obra de Alberto Durero


user_50_13willow_mill

Willow Mill. 1496-98. Watercolour and gouache on paper. 251 x 367 mm. Bibliothèque Nationale, Paris. Obra de Alberto Durero


user_50_14

The Prodigal Son. 1496-1497. Copper engraving. 26,1 x 20,2 cm. Kupferstichkabinett Staatliche Kunsthalle. Karlsruhe. Alemania. Obra de Alberto Durero


user_50_0adanyevadureromuseodelprado

Adan y Eva. Museo del Prado. Madrid. Obra de Alberto Durero

- Adán, 1507, óleo sobre tabla, 209 x 81 cm, firmado en el ángulo inferior de la derecha con el monograma «A.D.»

- Eva, 1507, óleo sobre tabla, 209 x 80 cm, firmado y fechado. En una rama pende una cartela de madera, donde figura un papel con el letrero: «ALBERT DÜRER ALMANUS / FACIEBAT POST VIRGINIS / PARTUM 1507 A.D.»


 0vier_apostel_albrecht_duerer

Los Cuatro Apóstoles, (Juan, Pedro, Marcos y Pablo), 1526, Pinacoteca Antigua de Múnich. Obra de Alberto Durero

Los cuatro Apóstoles. En la composición que representa a san Juan Evangelista y a san Pedro aparece una cita del Último Evangelio, iniciada con la frase: “In principio erat Verbum…”, mientras que en la que ofrece las figuras de san Marcos y san Pablo el pintor reprodujo el pasaje de la segunda epístola a Timoteo que hace referencia a la falsa modestia. Todo un símbolo en definitiva, de la actitud de un hombre que tiene conciencia de su propio valor y no duda en afirmarlo. Estilísticamente, estas dos tablas suponen un retorno de Durero a sus recuerdos italianos, puesto que están henchidas de un espíritu veneciano, de un especial sentido monumental que recuerda directamente a Bellini. Al contemplarlas, emociona constatar que el pintor, presintiendo el término de su vida, ha conseguido llevar al extremo de máxima humanización el mensaje religioso. Durero moría en Nuremberg dos años después de concluir el cuadro.


 00albrecht_d_rer_011

Lamentación por Cristo, 1498, Museo Nacional Germano, Núremberg. Obra de Alberto Durero


 000_albrecht_duerer_lamentation_for_christ

Lamentación por Cristo, 1500–03, óleo sobre tabla, Pinacoteca Antigua de Múnich. Obra de Alberto Durero


 000albrecht_d_rer_adorazione_dei_magi_google_art_project

Adoración de los Magos 1504, óleo sobre tabla, Galleria degli Uffizi, Florencia. Obra de Alberto Durero


 0albrecht_d_rer_christ_as_the_man_of_sorrows_wga06911

Christ as the Man of Sorrows, circa 1493, oil on panel, 30 x 19 cm. Staatliche Kunsthalle Karlsruhe Link back to Institution infobox template. Obra de Alberto Durero


 0lbrecht_d_rer_066

El martirio de los diez mil, 1508. Óleo sobre lienzo, 99 × 87 cm. Museo de Historia del Arte de Viena. Obra de Alberto Durero


 0fiesta_del_rosario

Fiesta del Rosario, 1512. Obra de Alberto Durero


user_50_15job_and_his_wife

Job and His Wife. c. 1504. Oil on panel. 94 x 51 cm. Städelsches Kunstinstitut, Frankfurt. Obra de Alberto Durero


user_50_16lamentaci_n_por_la_muerte_de_cristo

Lamentación por la muerte de Cristo. 1500. Óleo sobre tabla de conifera. 151 x 121 cm. Alte Pinakothek. Munich. Alemania. Obra de Alberto Durero


 0_durer_polittico_dei_sette_dolori_ricostruzione

Políptico de los seietes dolores. 1496-1497. Óleo soble tabla. Central panel 109 x 43 cm. Side panels 63 x 46 cm. Gemäldegalerie de Dresde. Obra de Alberto Durero


 0virgen_del_verder_n_durero

Virgen del verderon. 1506. Óleo sobre tabla de chopo. 91 x 76 cm. Germäldegalerie, Staatliche Museen zu Berlin Preußischer Kulturbesitz, Berlin. Alemania. Obra de Alberto Durero


 0la_virgen_con_el_ni_o_tendido

La virgen con el Niño tendido. 1512. Óleo sobre tabla de tilo. 49 x 37 cm. Kunsthistorisches Museum, Vienna. Obra de Alberto Durero


user_50_1virgen_con_el_ni_o_junto_a_la_ventana

Virgen con el Niño junto a la ventana. 1504-1507. Óleo sobre tabla. 524 x 422 m. Colección Samuel H. Kress. The National Gallery of Art. Washington. USA. Obra de Alberto Durero


user_50_0virgen_y_ni_o_con_santa_ana

Virgen y Niño con santa Ana. 1519. Óleo sobre tabla transferido a lienzo. 60 x 45,5 cm. The Metropolitan Museum of Art. New York. USA. Colección Altman. Obra de Alberto Durero


user_50_0the_virgin_and_child

The Virgin and Child. Obra de Alberto Durero


 00albrecht_d_rer_058

La Virgen con el niño, 1516, óleo sobre tabla, Museo Metropolitano de Arte. Obra de Alberto Durero


 00_albrecht_d_rer_010

María rezando, 1518, óleo sobre tabla. Obra de Alberto Durero


user_50_0llanto_sobre_cristo_muerto

Llanto sobre Cristo muerto. Aprox. 1498. Óleo sobre tabla de abeto. 150 x 120 cm. Nuremberg, Germanisches Nationalmuseum. Obra de Alberto Durero


user_50_0san_felipe_el_ap_stol

San Felipe el Apóstol. 1516. Témpera sobre lienzo. 45 x 38 cm. Galería de los Uffizi. Florencia. Italia. Obra de Alberto Durero


 0san_jer_nimo_en_su_gabinete_1514

San Jerónimo en su gabinete. 1514. Obra de Alberto Durero


 00albrecht_d_rer_012

San Jerónimo, 1495, óleo sobre tabla, National Gallery de Londres. Obra de Alberto Durero


user_50_0the_dresden_altarpiece

The Dresden Altarpiece. Pânel central. 1496. Óleo sobre lienzo. 117 x 96,5 cm<P>Gemäldegalerie, Dresden. Obra de Alberto Durero


user_50_0the_dresden_altarpiece2

The Dresden Altarpiece. Paneles laterales. 1496. Óleo sobre lienzo. 114 x 45 cm (each). Gemäldegalerie, Dresden. Obra de Alberto Durero


user_50_0the_flight_into_egypt

The Flight into Egypt. 1496. Oil on pine panel. 63 x 45,5 cm. Staatliche Kunstsammlungen. Dresde. Alemania. Obra de Alberto Durero


 0_jarbach_altarpiece_01

The Jabach Altarpiece, c. 1504. Oil on panel. 94 x 51 cm (each). Städelsches Kunstinstitut, Frankfurt and Wallraf-Richartz Museum, Cologne. Obra de Alberto Durero


user_50_0la_adoraci_n_de_los_magos_durero_galer_a_de_los_uffizi_florencia_italia

La Adoración de los Magos. 1504. Óleo sobre tabla. 99 x 113,5 cm. Galería de los Uffizi. Florencia. Italia. Obra de Alberto Durero


 user_50_12_1389618198_684332

Altar de Dresde. La Virgen con el Niño entre San Antonio Abad y San Sebastián. Museo de Dresde. Obra de Alberto Durero


 user_50_13_1389618334_528327

El Retablo Paumgartner (en alemán, Paumgartner-Altar) es un tríptico del pintor alemán Alberto Durero (Albrecht Dürer). Está pintado al temple sobre madera de tilo, y pertenece al periodo 1502-1504. La tabla central mide 155 cm de alto y 126 cm de ancho, mientras que los postigos laterales miden 157 × 61 cm cada uno. Se exhibe actualmente en la Alte Pinakothek de Múnich, Alemania.


 000_albrecht_d_rer_jesus_among_the_doctors_google_art_project

Jesús entre los doctores, de Alberto Durero. 1506. Óleo sobre tabla. 64,3 x 80,3 cm. Madrid, Museo Thyssen-Bornemisza. Durero es el máximo representante del Renacimiento alemán y el principal impulsor de las nuevas ideas en el norte de Europa. Esta obra se fecha durante el segundo viaje que realizó a Italia, donde fue recibido como un consagrado maestro. El óleo se pintó en Venecia y se ha identificado con un cuadro del que habla en una carta dirigida a su amigo, el humanista de Nuremberg, Willibald Pirckheimer. Los lazos con la pintura italiana de la época resultan evidentes en la composición, en las medias figuras y en la colocación de las diferentes cabezas con un foco central ocupado por el rostro del niño y las manos. El artista alemán consigue fundir hábilmente los dos mundos renacentistas, el nórdico y el italiano. La obra está firmada con el anagrama del pintor y fechada en el papel que sobresale del libro situado en primer plano.


 0la_adoraci_n_de_la_sant_sima_trinidad

La adoración de la Santísima Trinidad. El Retablo de Todos los Santos (en alemán, Allerheiligenbild) es una obra del pintor alemán Alberto Durero (Albrecht Dürer). Está pintado al temple y óleo sobre madera, y fue ejecutado en el año 1511. Esta Adoración de la Santísima Trinidad mide 135 cm de alto y 123 cm de ancho. Se exhibe actualmente en el Museo de Historia del Arte de Viena, Austria.

Se trata de un cuadro encargado por Matthäus Landauer, ejecutado por Durero a la vuelta de su segundo viaje a Venecia. Existe un dibujo preparatorio en el Museo Condé de Chantilly, datada del año 1508, lo que hace pensar que ya había sido contratada por entonces. Tuvo como destino la capilla de Todos los Santos, en Núremberg, que formaba parte del «Hogar de los Doce Hermanos», fundado en 1501, centro de acogida de artesanos arruinados.

El marco original se encuentra en el Museo Nacional Germano.

Lo mismo que el Martirio de los diez mil (1508), ejecutado en la misma época, esta Adoración de la Trinidad, basa su composición en la multiplicación de personajes, así como en una construcción esférica -copernicana- del espacio.


user_50_adoraci_n_de_la_sant_sima_trinidad

La obra de la adoración de la Santísima Trinidad se articula en dos planos. En el superior, en una figura de óvalo cuya parte de arriba está marcada por la propia forma del retablo, ocupan el centro, de arriba abajo, el Espíritu santo (una paloma), Dios Padre formidable y Jesucristo crucificado. La figuras son trazadas con monumentalidad. Tanto a su alrededor, como abajo, en formación ligeramente curvada, se encuentran todos los santos en adoración: reyes, cardenales, mártires, héroes y profetas flotan sobre un paisaje de vista panorámica. Esta composición «sintetiza de manera sublime el cielo y la tierra» (Pijoán), confiriéndole un «carácter visionario anunciador de Altdorfer, Bruegel, Tintoretto y los Maestros del Barroco», aunque no supone un progreso en la técnica de Durero (Zumthor).

La composición recuerda a La disputa del Sacramento de Rafael que se encuentra en la Stanza della Segnatura del Vaticano, obra que Durero no pudo conocer, dada la fecha en que se comenzó. En realidad, esta interacción entre elementos circulares y geométricos que se ve en ambas obras no es más que una forma «clásica» a la que tendía toda la pintura de la época, partiendo de la pintura renacentista italiana.



user_50_3esta_escultura_es_un_autorretrato_del_joven_durero_cuando_ten_a_27_a_os

Esta escultura es un autorretrato del joven Durero, cuando tenía 27 años, que se consagró como uno de los grandes talentos de Alemania alrededor de 1880. La obra se creía destruida durante la segunda guerra Mundial, y fue redescubierta en los jardines de la Academia Americana de Berlín.



Más info de Durero


Lista de grabados

Durero en la Wikipedia

Ver 174 obras de Durero en Artehistoria



Con esta amplia recopilación de imágenes, que he preparado de Alberto Durero, le rindo un pequeño homenaje, desde el foro de xerbar a este excelente pintor y mejor dibujante..., espero que este trabajo os haya gustado y contribuya para conocer mejor su magnífica obra.


Fuentes y agradecimientos: pintura.aut.org, es.wikipedia.org, artcyclopedia.com, museodelprado.es, artehistoria.jcyl.es, museothyssen.org, goceydeleitealoleo.blogspot.com, museodelarte.blogspot.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Tuesday, 02 February 2016, 17:45; edited 14 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Respuesta: DURERO 
 
J.Luis una vez mas gracias por esta nueva exposición que nos has dejado para nuestra galería.  

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educación hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
 
xerbar Send private message Visit poster's website
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Respuesta: DURERO 
 
Gracias J.luis, me ha sorprendido gratamente Durero, al que no le conocía tan versátil. Sus dibujos son preciosos, pero me quedo con su autorretrato a los 28 años como un Cristo     y ya en serio, El terron grande porque no me lo esperaba y nunca diría que es un cuadro suyo.
 



 
maca Send private message
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Respuesta: DURERO 
 
  Gracias j.luis por otro estupendo trabajo!
Observo que muchos de los retratos de hombres están mosqueados  
Me gusta el de: Four Witches
 



 
Green_woman Send private message
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Respuesta: DURERO 
 
Me alegro que os guste Durero... Xerbar, maca y green, la verdad es excepcional, es maravillos lo natural que pinta los ojos y la espresividad que consigue.




Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: DURERO 
 
La estética de Durero abre la temporada del Thyssen


Con 234 piezas de pintura, dibujo, orfebrería o armaduras, es la primera exposición que se dedica al Renacimiento alemán en España   


 01_1429264269_943360
 
Una mujer pasa junto al cartel de la exposición.

Poder contemplar reunidas 16 pinturas de Durero y 26 de Cranach es uno de los atractivos de la exposición que el Museo Thyssen-Bornemisza y la Fundación Caja Madrid dedican al arte alemán del Renacimiento, desde finales del siglo XV a mediados del siglo XVI. En lo que los organizadores consideran la primera exposición organizada en España sobre este movimiento de forma global, la muestra centrada en dos de sus más grandes artistas, Alberto Durero (1471-1528) y Lucas Cranach (1472-1553), aborda la diversidad de las manifestaciones artísticas y la importancia que tenían cada una de ellas en su época, así como el papel que jugó el arte en los cambios políticos y religiosos que tuvieron lugar en esa época convulsa.

Esta riqueza y variedad del arte del Renacimiento alemán queda patente en las 234 piezas que se exhiben, entre pinturas, dibujos, estampas, orfebrería, diseños, armaduras y otros objetos decorativos, de guerra o de caza, que dan un idea no sólo del arte sino también de la sociedad, la política y la religión de esos años en los que se produjo un profundo cambio, promovido por la Reforma religiosa y el nacimiento de los grandes imperios transnacionales.

Guillermo Solana, conservador jefe del Thyssen-Bornemisza, no ha escatimado elogios para ensalzar lo que considera "el evento más importante de estos últimos años". Durero, ha asegurado, es un asunto habitual y cotidiano y no hay año que en España no se organice una exposición sobre él "pero hay dureros y dureros". Lo corriente, ha dicho, es que sean muestras sobre obra gráfica y constituidas por un préstamo global de una sola institución, "un empeño así no tiene ni la entidad ni la dificultad de una exposición como ésta", que ha considerado "titánica".

El cristianismo y la Reforma

En un esfuerzo titánico, Durero y Cranach. Arte y Humanismo en la Alemania está confeccionada pieza por pieza para ocupar un lugar determinado en un proyecto muy estructurado. "Una gran exposición es como un barco que hay que reparar sin dejar de navegar", ha indicado Solana, quien ha recordado que ha habido que hacer frente a "muchas olas" de nuevas peticiones para preservar la coherencia y calidad del conjunto. Todo este trabajo ha estado coordinado por Fernando Checa "y lleva su marca, su estilo inconfundible", ya que, como ha recordado Solana, el ex director del Museo del Prado "hace exposiciones de carácter total". La admiración que ha sentido desde siempre hacia el autorretrato de Durero que se conserva en el Museo del Prado fue el arranque de la afición de Checa por este periodo de la cultura. Así lo ha recordado el comisario que ha estructurado un recorrido de carácter temático.

Este recorrido se inicia en el Thyssen, en cuyas salas se explora la imagen del artista nuevo en el Renacimiento alemán, cuáles son sus preocupaciones estéticas, el mundo íntimo de la creación artística, que se complementa con las relaciones con la Iglesia, tema clave de esta primera parte de la exposición. Pinturas, grabados, dibujos de Durero y de Lucas Cranach, junto a obras de artistas como Giovanni Bellini, Hans Wechtlin, Hans Baldung, Hans Cranach, Albrecht Altdorfer, entre otros, junto a esculturas, vidrieras o piezas de orfebrería ilustran esta primera parte. El tema abordado por el comisario en las salas de la Fundación Caja Madrid gira en torno a Un mundo en conflicto y refleja el paso conflictivo de la Edad Media al Renacimiento en una época en la que surge la escisión decisiva de la Reforma. Las obras exhibidas muestran la relación de los artistas con el poder, la guerra o la religión.

El gran tapiz Los cuatro jinetes del Apocalipsis de Wilhelm de Pannmaker, cedido excepcionalmente por Patrimonio Nacional, preside la sala exposiciones, en la que se pueden contemplar obras relacionadas con temas religiosos junto a otras englobadas bajo el nombre del monarca Maximiliano I en un espacio en el que, junto a dibujos y grabados, se muestran armaduras y útiles de guerra, aspecto tratado en la última de las salas de la exposición, que permanecerá abierta hasta el 6 de enero. (EL PAIS - REUTERS)



 



PUES ESTAMOS DE ENHORABUENA, TRATAREMOS DE VERLA... Y DE PROPINA  SU COMPATRIOTA CRANACH EL VIEJO QUE TAMBIÉN ES MUY BUENO.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Friday, 17 April 2015, 10:51; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: DURERO 
 
La Melencolia de Durero


Ahora está de moda un grabado del pintor alemán Alberto Durero (1471-1528). Se trata de La melancolía (conocido tradicionalmente como Melencolia I o Melancholia I ) fue ejecutado en 1514. Mide 31 cm de alto y 26 cm de ancho. Biblioteca Nacional de Francia, París, Francia. El motivo de volver a estr de moda este grabado es que aparece en la última novela "El símbolo perdido" de Dan Brown, pues según el autor es la llave para desvelar un gran misterio de los masones...


 0melancol_a_i

Melencolia I, es una composición alegórica que ha sido objeto de muchas interpretaciones. Cuanto se haya dicho de este grabado con la Melancolía, que es mucho, es todavía poco. No hay otra imagen humana tan saturada de pensamiento. Es una de las estampas más famosas de los antiguos maestros. A veces se ha considerado que formaba parte de un grupo consciente de meisterstreich con su San Jerónimo en su gabinete (1514) y el Caballero, la Muerte y el Diablo (1513). Sería así un tríptico de grabados que comprendería las alegorías de las tres clases de virtudes y tres esferas de actividad según una clasificación aún medieval. El Caballero, la Muerte y el Diablo representaría la esfera moral y San Jerónimo en su gabinete sería la de la teología y la meditación. A su vez, Melancolía I simbolizaría la esfera intelectual dominada por el planeta Saturno, según la tradición astrológica ligado al sentimiento de la melancolía, constituyendo una conexión entre el mundo racional de las ciencias y el imaginativo de las artes.

Desde 1510 Durero se dedicó más al grabado que a la pintura y produjo estas obras maestras, en las que la perfección técnica y plástica se convierte en vehículo de un pensamiento que se traduce en alegorías.

Ha sido objeto de más interpretaciones modernas que casi cualquier otra imagen en arte, incluyendo un libro en dos volúmenes de Peter-Klaus Schuster, y una discusión muy influyente en la monografía sobre Durero de Erwin Panofsky. Debe señalarse que la reproducción normalmente hace que la imagen parezca más oscura que en una impresión original (copia) del grabado, y en particular afecta a la expresión facial de la figura femenina, que es más alegre de lo que parece en la mayor parte de las reproducciones.

El título tradicional es Melencolia I, que es la denominación, con ortografía antigua, que aparece en el propio grabado: Melencolia. Es el único de los grabados de Durero que tiene un título en la propia lámina. La fecha de 1514 aparece en la fila inferior del cuadrado mágico, así como encima del monograma de Durero en la parte inferior derecha. La sugerencia de que forma parte de una serie de grabados que tenía planeados sobre el mismo tema no es una tesis generalmente aceptada. En lugar de ello, parece más probable que el "I" se refiera a la primera de los tres tipos de melancolía definida por el escritor humanista alemán Enrique Cornelio Agripa de Nettesheim. Sería la Melencholia Imaginativa, tipo que padecían los artistas y en la que la 'imaginación' predominaba sobre la 'mente' o la 'razón'.

La interpretación más obvia es la que entiende que esta imagen representa el estado depresivo o melancólico y de acuerdo con ello se explican varios elementos que aparecen en la imagen. Entre los más evidentes están:

   - Las herramientas de geometría y de arquitectura la rodean, sin usar
   - El cuadrado mágico 4 × 4, con las dos células del medio, en la fila inferior, proporcionan la fecha del grabado: 1514.
   - La escala desequilibrada a pesar de no contener sustancia alguna
   - La figura alada abatida de un genio
   - La bolsa y las llaves
   - En el cielo, al fondo, rodeada por un arcoiris "lunar", brilla un cometa, inquietante símbolo nocturno capaz de suscitar sentimientos melancólicos.
   - Hay alusiones al conocimiento matemática mediante el uso de símbolos tales como la brújula, sólido geométrico, cuadrado mágico, balanza, reloj de arena.
   - La figura alada lleva en torno a las sienes verbena, planta proverbial para ahuyentar la locura.


 0melancol_a_i

... Finalmente, algunos elementos podrían esconder también –sin que excluyan los significados anteriores– otros elementos. Así, por ejemplo, en el cuadrado mágico podría leerse, tal y como señalan algunos autores, la fecha de la muerte de la madre del artista, Barbara Dürer. En la primera fila vemos: 16 – 3 – 2 – 13. Estas cifras podrían interpretarse así: 16, 3 + 2 (=5, mes de mayo) – 13 (1+3= 4, en alusión a 1514), dando la fecha de 16 de mayo de 1514. Esta interpretación se vería confirmada por la presencia de la campanilla (sería una campanilla fúnebre), y el reloj de arena nos recordaría la fugacidad de la vida. De este modo, el ángel melancólico del grabado sería el propio Durero, hundido en ese estado por la fatal pérdida.

Como podéis ver, interpretaciones no faltan. Sin duda, todas las aquí comentadas tienen elementos que las respaldan. Personalmente creo la teoría de los humores, con influencia tanto de Ficino como de Agrippa (y especialmente de este último), en alusión al influjo creativo de la melancolía, es la más satisfactoria. La hipótesis alquímica no me convence tanto, aunque no me atrevo a descartarla. Y algo similar opino sobre la visión del fallecimiento materno, que además sería compatible con las anteriores, pues nada impide que la obra ofrezca varios mensajes a un mismo tiempo. De un modo u otro, sin duda Melancolía I parece ofrecernos un “autorretrato” del propio Durero quien, con probabilidad, se veía así mismo como un espíritu melancólico y taciturno, un artista creador dominado por el influjo de Saturno…



Más info en los enlaces:


Melencolía I. Albrecht Durero: http://www.herreros.com.ar/melanco/durero.htm

Melancolía I, de Durero; por Javier García Blanco: http://arssecreta.com/?p=174

Melancolía I, Cuadrados mágicos en el arte: http://centros5.pntic.mec.es/ies.vi.../Cuadrad/cm.htm

Melancolía I: http://www.artehistoria.jcyl.es/genios/cuadros/3943.htm


Fuentes: wikipedia y arssecreta
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Friday, 17 April 2015, 10:56; edited 2 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: DURERO 
 
Cirugía en el quirófano del Prado


Un viaje al taller de restauración donde, tras el lavado de cara del 'Adán y Eva' de Durero, esperan 'Felipe III a caballo' y 'La reina Mariana de Austria', de Velázquez
    


 01_1429264674_261416

Mayte Dávila, dando los últimos retoques al Adán de Durero.

Escenario de una película imaginaria cuya trama mezcla sin freno pasado, presente y futuro... o clínica de lujo para ciertos objetos inanimados de incalculable valor, el taller de restauración del Museo del Prado recibe al visitante entre paredes acristaladas, mesas repletas de misterios y paletas cargadas de color. Ahí se puede ver cómo Adán y Eva, de Durero, está a punto de abandonar la operación sufrida durante casi dos años para pasar a las salas nobles del museo después de quedar limpios del maltrato del tiempo y de los zarpazos del hombre.
 
Se celebra estos días el congreso 'El Prado oculto. La vida secreta del museo'
Sin posibilidad de tiempos muertos se encuentra ya a la espera de un tratamiento intensivo Felipe III a caballo, el gigantesco óleo pintado por Velázquez hacia 1634, al que entre otras cosas, una restauración caprichosa le había hecho ensanchar 20 centímetros en cada lateral.

El nuevo taller de restauración del Prado, situado en la última planta de la ampliación realizada por Moneo, ofrece un espectáculo grandioso en el que las joyas de la pinacoteca van desfilando para un auténtico tuneado de lujo. Lo delicado del trabajo hace que estas salas sean las más desconocidas del museo. Pero ayer pudieron ser visitadas para conocer al detalle los trabajos realizados bajo la dirección de George Bisaca, restaurador del Metropolitan de Nueva York, y José de la Fuente, restaurador de soportes de madera del museo madrileño, dentro del curso El Prado oculto. La vida secreta del museo, que dirige Francisco Calvo Serraller. Los dos expertos se han ocupado de restaurar anteriormente las tablas de piezas tan importantes como Las tres gracias, de Rubens, o El descendimiento, de Van der Weyden.

Mayte Dávila y su hermana Rocío forman parte del equipo de restauración que, desde hace décadas, dirige Pilar Sedano. Por las manos de ambas han pasado las telas más famosas del museo, meninas incluidas. Mientras Mayte da los últimos toques a los ya recuperados Adán y Eva, muestra con orgullo las fotografías en las que se puede ver al detalle el estado en el que se encontraban las tablas antes de entrar en su particular quirófano: cuatro agujeros en torno a la cabeza de Eva, la serpiente prácticamente reventada por la tensión de las tablas o la parte superior del muslo casi invisible por los surcos producidos al paso de la carcoma, entre otros muchos desastres.

"Las dos tablas", recuerda Mayte Dávila, "han sufrido mucho". Desde que la reina Cristina de Suecia se las regaló a Felipe IV porque le desagradaban, sufrieron el intento de ser quemadas por parte de Carlos III. Pasaron después a la Academia de Bellas Artes de San Fernando y, antes de llegar a las salas nobles del Prado, estuvieron durante muchos años sufriendo humedades brutales en los sótanos del Casón del Buen Retiro.

¿Qué criterios se siguen para que el cuadro se aproxime lo más posible a su estado original? Mayte Dávila explica que siempre se busca el modelo original, pero que a veces es muy complicado por las malas restauraciones y repintes caprichosos hechos en el pasado. "Las obras se someten a todo tipo de análisis con los aparatos más modernos. Se tienen muy en cuenta los documentos que informan sobre el pasado del cuadro y luego, quienes hacemos este trabajo, tenemos una especie de sexto sentido que nos hace intuir cómo hay que actuar". La sensación que tiene la restauradora ante las dos tablas ya casi a punto es de felicidad absoluta. "Contemplar, por ejemplo, esta cascada de cabellos de Eva o el brillo de sus piernas es un espectáculo impresionante".

A la espera de recibir atención, se encuentra una de las obras más importantes de Velázquez, Felipe III a caballo. Lo más urgente es devolverla a sus dimensiones originales. No se le cortarán los centímetros añadidos. Se correrá el marco y se expondrá de manera que se vea la manera en la que fue retratado por el artista sevillano.

Después le tocará el turno a La reina Mariana de Austria, otra de las obras deslumbrantes de Velázquez. Los rojos, rosas y blancos de su vestido volverán a recuperar las tonalidades originales que el tiempo ha apagado.


 02_1429264687_717314

Adán y Eva, de Durero, fotografiado ayer al término de su lavado de cara, en los talleres de restauración del Museo del Prado.



EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Friday, 17 April 2015, 10:58; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: DURERO 
 
Adán y Eva vuelven al paraíso



Las célebres tablas de Durero regresan a las galerías del Museo del Prado

Su restauración en los talleres de la pinacoteca ha durado dos años

Adán había sido agujereado con saña y los daños parecían irreparables
  



 01_1429264794_929949

Adán, antes, durante y después de la restauración.


 02_1429264806_107132

Eva siguió el mismo proceso de restauración.

De vuelta en el paraíso del Prado, Adán y Eva lucían ayer casi se diría que libres de pecados originales. Han sido dos años de restauración de las tablas en las que Alberto Durero (1471-1528), genio del Renacimiento alemán, intentó atrapar el canon de belleza ideal: desde su altura de nueve cabezas (en lugar de las ocho habituales), los pespuntes de color plateado y nacarado y esa anatomía apenas sugerida.
 
Tras las delicadas intervenciones, las obras han recuperado la espectacular belleza con las que deslumbraron en su emplazamiento original en el Ayuntamiento de Núremberg y desde 1827, en el Prado. Allí vuelven ahora, durante cuatro meses: Adán y Eva presidirá la galería central del museo. Después, volverán a acompañar a las restantes obras de Durero propiedad de la pinacoteca, entre ellas, el bellísimo autorretrato del pintor.

Entretanto, gracias a un peculiar montaje, se puede contemplar la historia del delicado y complejo proceso de lifting que se ha realizado sobre las pinturas y las tablas que las soportan.

Gabriele Finaldi, director adjunto del museo, explicó ayer que la necesidad urgente de restaurar la obra se planteó en 2004. Expertos internacionales reunidos en el museo estudiaron a fondo los muchísimos daños producidos por reparaciones muy agresivas y decidieron que los trabajos se harían en el propio taller del museo, uno de los más prestigiosos del mundo, en colaboración con el Metropolitan de Nueva York y la Fundación Getty. Las tablas subieron al taller en 2008.

Estaban en pésimo estado, pero la que soporta a Adán había sido agujereada con saña de forma que soporte y pintura presentaban daños aparentemente irreparables.

De restaurarlas se han ocupado dos especialistas de un género del que no se cuentan más de una decena en todo el mundo: José de la Fuente, del Museo del Prado, y George Bisaca, del Metropolitan de Nueva York. Ayer, en el auditorio del museo se proyectaron imágenes del antes, el durante y el después del trabajo. Así se pudieron apreciar, en primeros planos, los efectos de las destructivas restauraciones realizada sobre las pinturas. Los responsables también de la recuperación de las tablas de El descendimiento de la cruz, de Roger van der Weyden, aseguraron que nunca se habían enfrentado a un trabajo tan complicado como el que representaban las piezas del artista alemán.

De la pura restauración de la pintura de las tablas se ha ocupado Mayte Dávila, trabajadora del museo desde hace 35 años. Dávila detalló los desastres que, desde el siglo XVIII, han sufridos estas obras. "Las sucesivas capas de barnices y repintes han sido monstruosos", explica.

Regalo de Cristina de Suecia a Felipe IV en 1654, un año después llegaron a Madrid. Se colgaron en las llamadas Bóvedas de Tiziano, las estancias de verano del Alcázar de Toledo, donde se expusieron junto a piezas maestras de Rubens, Tintoretto o Ribera. En el Alcázar, sufrieron su primer gran deterioro a consecuencia del incendio de 1734.

Siempre al borde del peligro, Carlos III ordenó su destrucción junto a otros muchos cuadros que él consideraba indecentes. Se salvaron entonces, pero el paso del tiempo y los malos cuidados hicieron sonar las alarmas.

Mayte Dávila contemplaba el 23 de Noviembre con admiración el trabajo que ha capitaneado: "Ver ahora los tonos ámbar de Eva o los plateados de Adán proporciona auténtica felicidad".


EL PAÍS
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Friday, 17 April 2015, 11:00; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: DURERO 
 
Alemania acoge la primera gran exposición de Durero en 40 años



user_50_1337712445_0

Dos de las obras que se exhibirán en 'el Durero temprano'. | Daniel Karmann

Alemania acoge a partir de este jueves la mayor exposición de Alberto Durero en los últimos 40 años en este país, centrada en los primeros trabajos del artista renacentista alemán y presentada este martes en Nuremberg.

El Museo Nacional Germano de esa ciudad del sur de Alemania ofrece 120 de las obras más destacadas de Durero (1471-1528), procedentes de doce países, dando una nueva perspectiva de sus primeros años como artista.

Esta muestra es el resultado de años de estudio de la obra del pintor, subrayó el responsable del proyecto, Daniel Hess, en la ciudad natal del artista.

El recorrido por la obra temprana del pintor incluye cuatro apartados, que en una superficie de 1.300 metros cuadrados ilustran las diversas etapas de desarrollo y creación de Durero. "Aquí se presentan obras que pueden verse juntas de nuevo por primera vez desde que abandonaron la ciudad natal de Durero, Nuremberg", destacó el director del museo, Ulrich Grossmann.

Así, el 'Autorretrato a los 13 años' (1484), un préstamo del museo Albertina de Viena, es la obra más antigua que presenta la muestra, mientras que la 'Adoración de los reyes' (1504), de la galería Uffizi de Florencia, es la más tardía.

Detalles de la exposición
La exposición ofrece además una ocasión única para comparar de forma directa trabajos de Durero con los de algunos de sus contemporáneos.

El primer apartado está dedicado a la "necesidad obsesiva al autorretrato" del joven Durero, según Thomas Eser, coordinador del proyecto. Los otros tres abordan la influencia que ejercieron otros artistas del sur de Alemania sobre el pintor y la contribución de Durero al desarrollo de un nuevo concepto del arte, lo que le permitió ser "el primer artista alemán que ya gozaba en vida de un reconocimiento en toda Europa", señalan desde la galería.

Según la dirección del museo, ésta es la primera vez que una gran muestra aborda la obra temprana de Durero y las circunstancias del joven pintor "que hicieron posible su obra única". También es la primera vez que se ilustra su desarrollo creativo en el contexto de su tiempo, con el fin de liberarle del "aislamiento de la estética propia de un genio", agrega la fuente.

El único cuadro que falta es el 'Autorretrato con pelliza' (1500), después de que la Colección Nacional de Pinturas de Baviera se negara a su traslado desde Múnich a Nuremberg por motivos de conservación.

Grossmann espera atraer con esta exposición, que podrá verse hasta el próximo 2 de septiembre, a hasta 150.000 visitantes.



elmund.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: DURERO 
 
El Durero temprano permanece en Alemania



user_50_0_0

La contemplación del primer Durero. Una exposición que gira alrededor de la obra del pintor Alberto Durero se inaugura en el Museo Nacional Germánico, en Nuremberg.


user_50_1un_hombre_se_detiene_ante_una_de_las_instalaciones_de_la_exposici_n_el_durero_temprano_la_muestra_m_s_grande_hasta_ahora_de_la_obra_del_pintor_alem_n_alberto_durero_y_que_acoge

Un hombre se detiene ante una de las instalaciones de la exposición 'El Durero temprano', la muestra más grande hasta ahora de la obra del pintor alemán Alberto Durero, y que acoge el Museo Nacional Germánico, en Nuremberg.


user_50_2durero_aplica_la_t_cnica_perfeccionista_igualmente_en_sus_retratos_y_cuadros_religiosos_realizados_al_leo_sobre_panel_de_madera

Durero aplica la técnica perfeccionista igualmente en sus retratos y cuadros religiosos realizados al óleo sobre panel de madera.


user_50_4el_pintor_del_alto_renacimiento_imprime_un_estilo_hiper_realista_cuando_reproduce_la_luz_y_la_sombra_logrando_una_definici_n_fotogr_fica_en_el_dibujo_y_la_pintura

El pintor del alto renacimiento imprime un estilo hiper realista cuando reproduce la luz y la sombra, logrando una definición fotográfica en el dibujo y la pintura.


user_50_3esta_escultura_es_un_autorretrato_del_joven_durero_cuando_ten_a_27_a_os

Esta escultura es un autorretrato del joven Durero, cuando tenía 27 años, que se consagró como uno de los grandes talentos de Alemania alrededor de 1880. La obra se creía destruida durante la segunda guerra Mundial, y fue redescubierta en los jardines de la Academia Americana de Berlín.



Fuentes: elpais.com / MATTHIAS SCHRADER (AP)
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: DURERO 
 
Yo diría que esa escultura no representa a durero con 27 años, creo que representa al artista cuando era niño y parece basada en el autorretrato con 12 años. Si te fijas la figura parece más de un crio que de una persona adulta. Además Durero nunca fue escultor.

 user_1449_durer1
 



 
hyperborea Send private message
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: DURERO 
 
Hyperborea, parece que tu observación es muy acertada,     sin duda para tener 27 años Durero en la escultura, tiene la cara demasiado aniñada.



 

Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: DURERO 
 
Hombre, es evidente que es una figura de un niño de unos 12 o 13 años, si te fijas en los 3 autorretratos que has puesto arriba, hay uno a los 26 años (el del Prado) y el de 28 y claramente aparentan esa edad. Supongo que ha sido un descuido.

saludos
 



 
hyperborea Send private message
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: DURERO 
 
Si es un descuido, no lo han rectificado, mira la fuente

http://cultura.elpais.com/cultura/2...5617_1337705247




 

Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: DURERO 
 
Si, ya lo veo, al final voy a registrarme y ponerles un comentario a ver si se dan cuenta.

saludos
 



 
hyperborea Send private message
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: DURERO 
 
Que pena, aunque me he registrado no puego poner comentario porque dice que la conversación está cerrada.

saludos
 



 
hyperborea Send private message
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: DURERO 
 
Del 7 de febrero al 5 de mayo



El mejor Durero grabador en la BNE



user_50_11_1359635918_955942

La exposición Durero grabador. Del Gótico al Renacimiento, comisariada por Concha Huidobro (Jefa de la Sección de Grabados del Servicio de Dibujos y Grabados de la Biblioteca Nacional de España) y que podrá contemplarse entre el 7 de febrero y el 5 de mayo en la sala Recoletos de la BNE, representa una muestra del genio creativo de uno de los grandes artistas de los siglos XV y XVI.

Consta de 116 estampas sueltas y seis libros, pertenecientes a la Biblioteca, y está dividida en cuatro secciones, en la primera de las cuales se muestra un panorama del grabado alemán de la época de Durero, con piezas de artistas de las escuelas de Nuremberg, Ausburgo, Basilea, Estrasburgo y Sajonia, entre otras, junto con las del grupo de los Pequeños Maestros.

Así pues, se cuelgan obras de Hans Golbein, Lucas Cranach, Hans Baldung Grien, Albretch Altdorfer, los hermanos Baham, Georg Pencz, Heinrich Aldegrever o Hans Burgkmair. En este apartado se puede percibir la calidad de los grabados de estos artistas, que contribuyeron con su obra a que esta época fuera considerada la edad de oro del grabado alemán.

El resto de secciones están dedicadas enteramente a los grabados de Alberto Durero, con un total de noventa y tres obras, que se muestran de forma cronológica.


Fuente: www.bne.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: DURERO 
 
La Biblioteca Nacional expone los buriles y aguafuertes de Durero atesorados en sus fondos y habitualmente ocultos



Los misterios de un genio del grabado


La Biblioteca Nacional muestra los buriles, xilografías y aguafuertes de Durero

Las obras estás atesoradas en sus fondos y habitualmente ocultas


    

user_50_1_la_melancol_a_1514_buril

'La melancolía' (1514), buril. Está considerada como una de las “obras maestras del buril”. La parte más intrigante del grabado, entre los de Durero, el que más literatura ha generado, se encuentra sobre la cabeza de la mujer alada. En el cuadrado mágico de números, la suma de todas las filas, columnas y diagonales es idéntica: 34. Fue hecho en el año en que murió su madre.

El arte del grabado, con su lenguaje de alta precisión, la maníaca adoración por el detalle y esa perfección abismal, siempre ofreció la tentación de la cábala, del mensaje oculto, de la conspiración tallada a golpe de buril. Buen ejemplo de ello es el conjunto de aguafuertes, xilografías, estampas y libros que nos dejó Durero (1471-1528), de las que la Biblioteca Nacional ofrece hasta el 5 de mayo una selección de 122 piezas en una exposición montada a partir de su colección, una de las más destacadas del mundo y habitualmente oculta.


user_50_2_el_combate_de_los_cuatro_ngeles

'El combate de los cuatro ángeles' (1511), xilografía a fibra. En la parte superior, la imagen de Dios domina una escena en la que los ángeles combaten a los hombres, entre los que se encuentra un emperador, un papa y un soldado a caballo.

Basta cruzar las salas y caminar directamente hacia el trío comúnmente llamado “las obras maestras del buril”, formado por El caballero, la muerte y el diablo, La Melancolía y San Jerónimo (también conocido este último como “las Meninas del grabado”).Más allá de los misterios puramente artísticos (marcan el abandono pleno del lenguaje gótico alemán para abrazar el renacentista), abundan los enigmas de otra naturaleza: ¿Quiso Durero realizar con ellos un estudio de los temperamentos del hombre, como sugiere el título del segundo o la S, inicial de sanguíneo, colocada al lado de la fecha del primero? Si así fue, ¿por qué no concluyó o prefirió no conservar el cuarto, el colérico? ¿Qué significa el uno en número romano que acompaña a la palabra Melencolia? Y sobre todo… ¿Qué clase de acertijo pretendió plantear y no resolver el artista con el cuadro mágico que hay sobre la cabeza de la mujer alada y cuyas filas, columnas y diagonales siempre suman 34?


user_50_3_1360663483_931673

'El rapto de Aminoe' (sin fecha, se data hacia 1498), buril. La imagen representa el secuestro de una mujer por un monstruo marino. Un personaje fantástico con cuerpo de hombre y cola de pescado.

Aquellos tiempos, el cambio entre el siglo XV y el XVI, eran desde luego propicios para las preguntas sin respuesta. Sociedades secretas de anabaptistas practicaban a escondidas el bautismo de los adultos, nacían cerdos de dos cabezas, desde Oriente llegaban unas bestias nunca vistas en Europa llamadas rinocerontes y todo lo inundaba el temor milenarista ante la inminente redondez del año 1500. Las sacudidas de una era convulsa no fueron ajenas a la labor de Durero como grabador, que Concha Huidobro, comisaria de la muestra, que antes de aterrizar en la Biblioteca Nacional estuvo en Tenerife el Espacio Cultural Cajacanarias (patrocinadores de la cita), desliga completamente de la faceta como pintor del artista (para apreciarla, lo mejor será acercarse al Prado o viajar a la Alte Pinakotheke de Múnich).


user_50_4_1360663574_698311

'La virgen del mono' (1498-1499), buril. En esta composición triangular se aprecia la influencia del arte italiano, sobre todo la de Leonardo. Durero viajó a Italia como parte de su formación.

Esa labor la desarrollaría sobre todo cuando se mantuvo gracias a una pensión del emperador Maximiliano, que luego, a su muerte en 1519, vería renovada por Carlos V. Por lo demás, el grabado (que no siempre adquirió tintes esotéricos; también hay abundantes muestras de su costumbrismo) era una respetable forma de vida para Durero. A partir de un buril, por ejemplo, en su taller se hacían ediciones de entre 300 y 500 ejemplares.


user_50_5_1360663704_284412

'Los desposorios de la Virgen' (hacia 1504-1505), xilografía a fibra. La escena recoge el matrimonio entre la Virgen y San José. La armónica composición fue descrita por el teórico Erwin Panofsky como sinfónica.

La exposición también ubica su trabajo en el contexto histórico. Se incluye al principio del recorrido cronológico una muestra de las diferentes escuelas del grabado en aquella Alemania: en Núremberg, Augsburgo, Basilea, Estrasburgo o Sajonia se repartía el trabajo de artistas como Hans Holbein, Lucas Cranach, Hans Baldung, Albrecht Aldorfer o los Behan, Pencz y el resto de la Escuela de los pequeños maestros, así llamados, no por su genio disminuido, sino por el tamaño de las obras que acometían.


user_50_6_1360663761_702162

'Detalle de Gran carro triunfal de Maximiliano' (1515-1522), xilografía a fibra. La obra fue encargada a Durero para reflejar sobre madera las hazañas del emperador y su corte.

Después, el recorrido serpentea por la vida de Durero y su esposa Agnes, que no tuvieron descendencia, por sus viajes de formación (Italia) o negocios (Países Bajos) y por los libros que le dieron fama: su sobrecogedora interpretación del Apocalipsis o el meticuloso tratado De la simetría del cuerpo humano, que resultaría póstumo.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: DURERO 
 
Gracias por compartir la noticia, A Barcelona han venido, al menos, 2 exposiciones con gravados de Durero. La verdad, es que este artista es uno de los mayores gravadores de la historia, tal vez, solo superado por Rembrandt, Yo recomendaría que quien pueda ir a verlo, lo haga y de paso se pase por el Prado y vea el "Adan y Eva" y el "autorretrato"
 



 
hyperborea Send private message
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 2
Goto page 1, 2  Next



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events