Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
PIETER BRUEGHEL "el Viejo"
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje PIETER BRUEGHEL "el Viejo" 
 
Abro un nuevo tema, para rendir homenaje a uno de mis pintores favoritos Pieter Brueghel el Viejo, que cómo algunos grandes artistas marcaron un estilo en su época, en este caso es uno de los maestros flamencos que mejor ha sabido reflejar en sus cuadros los horrores de la guerra y las escenas en movimiento.

De sus viajes por Italia y Francia trajo el conocimiento de la pintura italiana, en especial de Tiziano y de Rafael, pero se muestra mucho más influido por El Bosco. Su pintura es cruda y realista, sus mejores obras representan escenas campestres reveladoras de la vida cotidiana del siglo XVI.

Pieter Brueghel el Viejo, (Flandes, c. 1525 - 9 de septiembre de 1569) es uno de los más grandes pintores flamencos del siglo XVI. Fue padre de Pieter Brueghel el Joven y Jan Brueghel el Viejo, éstos se convirtieron en pintores, pero ninguno de ellos fue discípulo de su padre, ya que este falleció cuando ambos era aún niños. Jan Brueghel siguió los pasos de su padre y se convirtió en pintor, especializándose en paisajes; en cambio Pieter Brueghel el Joven también se dedicó a la escritura. Los dos se destacaron en las artes ya que tenían el talento de sus padres.
 
Algunos registros de Pieter Brueghel el Viejo indican que nació en Broghel, cerca de Breda, pero no ha sido posible determinar si se trata de la ciudad neerlandesa de Breda o la belga de Bree, llamada Breda en latín. Desde 1559 eliminó la 'h' de su apellido y comenzó a firmar sus pinturas como Bruegel, con el tiempo... la 'h' la ha vuelto a recuperar.

Fue aprendiz de Pieter Coecke, con cuya hija Mayke terminó casándose, y en 1551 fue aceptado como maestro en el gremio de pintores de Amberes. En 1558 estaba en Roma, donde trabó amistad con Giulio Clovio, retornando luego a Amberes y estableciéndose en Bruselas diez años más tarde. Murió en esa ciudad el 9 de septiembre de 1569.

Pieter Brueghel el Viejo se especializó en paisajes poblados de campesinos, en un estilo más sencillo que el del arte italiano que prevalecía en ese tiempo. La influencia más notable en su arte es la del maestro holandés Hieronymus Bosch. Se lo ha apodado Brueghel el campesino para distinguirlo de los otros miembros de la dinastía que fundó.

Se le suele acreditar haber sido el primer artista occidental en pintar paisajes por sí mismos, en lugar de como telón de fondo de alegorías religiosas. Sus paisajes del invierno de 1565 corroboran la dureza de los inviernos durante la Pequeña Edad de Hielo.

Su genio se ha equiparado a menudo al de El Bosco, con quien comparte cierto tratamiento fantástico en determinadas escenas como El Triunfo de la Muerte que se expone en el Museo del Prado. Prácticamente desconocido en su etapa de formación, los únicos datos sobre su vida y su carrera nos los ofrece una biografía de 1609, que le presenta como un ignorante dedicado a la pintura cómica. Sin embargo, parece suficientemente demostrado que fue un hombre de cierta cultura, puesto que conoció a estudiosos y científicos de su país. Además, viajó por Italia para aprender la forma de pintar de los renacentistas, permaneciendo incluso una temporada en el taller de un maestro siciliano. Su viaje le valió además una importante colección de dibujos excelentes sobre el paisaje de los Alpes, que hubo de atravesar durante su viaje. Tal vez esto resultara más importante para su carrera que el aprendizaje con los italianos, puesto que a su regreso desarrolló una serie de paisajes muy difundidos en Europa mediante el grabado. En esta misma técnica, realizó ciertos temas moralizantes, normalmente ilustraciones a refranes típicos, algo que también había hecho El Bosco (por ejemplo en La Piedra de la Locura).

Uno de sus temas más famoso es la torre de Babel, del que pintó tres cuadros, si bien se conservan dos: La construcción de la torre de Babel (1563, Kunsthistorisches Museum de Viena) y La Pequeña construcción de la torre de Babel (Rotterdam). Puede que el interés del pintor por la torre de Babel procediera del carácter cosmopolita de su ciudad de Amberes.

Espero que la recopilación que he realizado sea del agrado de los amantes del arte que frecuentan esta sección del foro de xerbar.





Este trabajo recopilatorio está dedicado a una saga de pintores flamencos ralacionados entre sí: Los Brueghel y los Teniers.

Los Brueghel:

Pieter Brueghel “El Viejo” (1525-1569) Es el fundador de saga y el más famoso de la familia.

Pieter Brueghel “El Joven” (1564-1638). Hijo del anterior, hermano del tercero y tío del cuarto

Jan Brueghel “el Viejo” (1568-1625). También conocido como “el Mozo” o Brueghel de Velours. Hijo del primero, hermano del segundo y padre del cuarto.

Jan Brueghel II "el Joven" (1601-1678). Hijo del anterior, sobrino del segundo y nieto del primero.

David Teniers el Viejo (1582-1649). Padre de David Teniers “el Joven” y pariente de los anteriores.

David Teniers “el Joven” (1610-1690), pariente de los anteriores y el más conocido de los Teniers.

Hay más miembros de la familia también artistas, pero menos conocidos, de algunos de ellos como Abraham Brueghel y Ambrosio Brueghel, aporto alguna información más abajo. A los cinco citados en primer lugar, les tengo dedicado un trabajo individualizado.


Los Teniers:

Están emparentados con los anteriores por la madre -Anna Brueghel-, de David Teniers "el Joven", aunque el padre de éste también era pintor, se le conoce como David Teniers "el Viejo", luego está David Teniers III, hijo del joven y siguen otros como Abraham Teniers...

Espero que la recopilación que he conseguido de esta saga de pintores flamencos, sea de vuestro interés y sirva para divulgar su obra.





Los Brueghel


Árbol genealógico de la familia de pintores BRUEGHEL


 rbol_geneal_gico_de_la_familia_de_pintores_brueghel


Ver trabajo dedicado a Pieter Brueghel “El Viejo”


 28brueghel_el_pintor_y_el_conocedor_elaborado_c_1565_es_considerado_un_autorretrato_de_pieter_brueghel_el_viejo

Brueghel El pintor y el conocedor. Elaborado c. 1565 es considerado un autorretrato de Pieter Brueghel el Viejo.

Pieter Brueghel el Viejo, (c. 1525 - 9 de septiembre de 1569) es uno de los más grandes pintores flamencos del siglo XVI. Fue padre de Pieter Brueghel el Joven y Jan Brueghel el Mozo, éstos se convirtieron en pintores, pero ninguno de ellos fue discípulo de su padre, ya que este falleció cuando ambos era aún niños. Jan Brueghel siguió los pasos de su padre y se convirtió en pintor, especializándose en paisajes; en cambio Pieter Brueghel el Joven también se dedicó a la escritura. Los dos se destacaron en las artes ya que tenían el talento de sus padres.


 47_el_verano_1568_22_x_28_6_cm_hamburgo

«El verano», 1568, (dibujo, 220 x 286 mm.) Hamburgo. Pieter Brueghel el Viejo

Algunos registros de Pieter Brueghel el Viejo indican que nació en Broghel, cerca de Breda, pero no ha sido posible determinar si se trata de la ciudad neerlandesa de Breda o la belga de Bree, llamada Breda en latín. Desde 1559 eliminó la 'h' de su apellido y comenzó a firmar sus pinturas como Bruegel, aunque la historia se la ha devuelto.

Fue aprendiz de Pieter Coecke, con cuya hija Mayke terminó casándose, y en 1551 fue aceptado como maestro en el gremio de pintores de Amberes. En 1558 estaba en Roma, donde trabó amistad con Giulio Clovio, retornando luego a Amberes y estableciéndose en Bruselas diez años más tarde. Murió en esa ciudad el 9 de septiembre de 1569.


 48pieter_bruegel_the_elder_the_seasons_spring

La primavera, 1565. Grabado de Pieter Brueghel el Viejo. La obra grabada a partir de Brueghel el Viejo alcanza el centenar, según el especialista Louis Lebeer.


 29el_triunfo_de_la_muerte

El triunfo de la Muerte. Pieter Brueghel el Viejo, h. 1562. Óleo sobre tabla, 117 × 162 cm. Museo del Prado. Es una de las obras más conocidas del pintor flamenco. Perteneció a la colección de pinturas de la casa real española desde 1746-1759, cuando fue adquirida por Isabel de Farnesio para el Palacio de la Granja. Desde 1827 forma parte de la colección del Prado.

El tema, que se incluye en la amplia iconografía de la muerte y lo macabro, es característico del arte cristiano y puede relacionarse con ciertas representaciones del juicio final; especialmente en la sensibilidad bajomedieval posterior a la peste de 1348, con repercusiones en todas las artes (danzas de la muerte -Hans Holbein el Joven publicó una colección de grabados con el título Danza macabra en 1538-), y con las alegorías morales de la obra de El Bosco.2 Hay también ejemplos anteriores, como el tema de los "tres reyes muertos" o "encuentro entre los tres muertos y los tres vivos", a partir de la obra literaria de Baudoin de Condé Dict des trois morts er des trois vifs (1275).3 Posteriormente fueron muy representados los temas denominados Vanitas y Memento mori.

Jan Brueghel el Viejo, hijo de Pieter, realizó una réplica del cuadro de su padre en 1597. También se conserva una copia posterior, de 1628.

El propio Pieter Brueghel el Viejo realizó alguna otra obra de temática semejante: Dulle Griet.  


 30dulle_griet

Dulle Griet (La loca Meg). Pieter Brueghel el Viejo, 1562. Panel, 115 × 161 cm. Museo Mayer van den Bergh. Dulle Griet, también conocida como La loca Meg, que podría traducirse literalmente al español como «La loca Rita», es una pintura de Pieter Brueghel el Viejo, actualmente en el Museo Mayer van den Bergh de Amberes, Bélgica. Se trata de un panel con unas dimensiones de 115 centímetros de alto y 161 de ancho. Fue ejecutada en el año 1562.

Dulle Griet es una figura del folclore flamenco que es el protagonista de esta pintura de Brueghel. Se representa a una mujer campesina, la loca Meg, que dirige a un ejército de mujeres a rapiñar el Infierno.

Dulle Griet también protagonizará una pintura de los años 1640 del pintor también flamenco David Teniers el Joven.1 Ella aparece como un personaje menor en la obra teatral del año 1982, escrita por Caryl Churchill titulada Top Girls y es la heroína de un álbum de Spike and Suzy.


 31tinta_y_gouache_sobre_papel_del_mismo_pintor_fechado_en_1561_museo_palacio_de_arte_de_d_sseldorf

Tinta y gouache sobre papel, del mismo pintor, fechado en 1561. Museo Palacio de Arte de Düsseldorf.


 32la_matanza_de_los_inocentes_de_brueghel_el_viejo

La matanza de los niños inocentes. Cuadro de Pieter Brueghel el Viejo que representa la matanza del día de los inocentes ambientada en un pueblo flamenco en invierno.


 43los_proverbios_flamencos

Los proverbios flamencos (Nederlandse Spreekwoorden) Pieter Brueghel el Viejo, 1559. Óleo sobre madera, 117 × 163 cm. Gemäldegalerie de Berlín.


 45la_torre_de_babel

La torre de Babel (De Toren van Babel). Pieter Brueghel el Viejo, 1563. Pintura al óleo sobre madera, 114 × 154 cm. Museo de Historia del Arte de Viena, Viena, Austria. Es un tema que ya había sido tratado con anterioridad, desde los libros iluminados del siglo VI. Se retoma en el siglo XVI como símbolo del orgullo humano,1 advirtiendo de sus peligros, así como del fracaso de la racionalidad clásica frente a lo divino. Es así una alegoría del orgulloso imperio internacional de los Habsburgo basado sobre una fe unificada y del estado constituido por banqueros, ministros, clérigos, soldados y pensadores humanistas sicofantes sometidos a tal proyecto.

El centro del cuadro lo domina la torre a medio construir, dentro de un amplio paisaje panorámico. El pintor adopta un punto de vista muy alto. En la parte superior de la torre, la presencia de una nube simboliza la pretensión de que querían alcanzar con ella el cielo.

La descripción de la arquitectura de la torre por Brueghel, con sus numerosos arcos y otros ejemplos de ingeniería romana hacen pensar de manera deliberada en el Coliseo1 que representaba para los cristianos de la época el símbolo de la desmesura y de la persecución. De la Arquitectura de la Antigua Roma parece también provenir la mampostería de ladrillo, recubierta en el exterior por muros de sillería.

Es interesante constatar que la pintura de Brueghel parece atribuir el fracaso de la construcción a problemas de ingeniería estructural más que a diferencias lingüísticas de origen divino. Aunque a primera vista la torre parece constituida por una serie establece de cilindros concéntricos, un examen más atento demuestra la evidencia que algún piso no reposa sobre una verdadera horizontal; la torre está más bien construida como una espiral ascendente. Los arcos son sin embargo construidos perpendicularmente al suelo inclinado, lo que los hace inestables, algunos ya se aplastaron. Más inquietante puede ser el hecho de que los cimientos y los pisos inferiores de la torre aún no está acabados mientras que las capas superiores ya están construidas.

Curiosidades. La pintura inspiró la cubierta, menú principal y película de presentación del juego de ordenador Civilization. Debido al gran parecido existente, se cree que la organización de Minas Tirith en la película El Señor de los Anillos: el retorno del Rey se hizo inspirándose en esta obra de arte

El autor pintó otra obra con el mismo tema, La pequeña torre de Babel, hacia el año 1563, la cual se encuentra en el Museo Boymans-van Beuningen en Rótterdam.


 46la_peque_a_torre_de_babel_h_1563_leo_sobre_tabla_60_cm_x_74_5_cm_museum_boymans_van_beuningen_r_tterdam

La pequeña torre de babel, h. 1563, óleo sobre tabla, 60 cm x 74,5 cm, Museum Boymans-van Beuningen, Rótterdam. Obra de Pieter Brueghel el Viejo.


 44ca_da_de_los_ngeles_rebeldes_1562_museos_reales_de_bellas_artes_de_b_lgica

La caída de los Ángeles Rebeldes. Pieter Brueghel el Viejo, 1562, fechado y firmado "M.D.LXI BRVEGEL". Óleo sobre tabla, 117 × 162 cm. Museos Reales de Bellas Artes, Bruselas, Bélgica.

Pintado a lo largo del año 1562, la representación de Brueghel de este tema se inspira en un pasaje del Apocalipsis (12, 2-9) y revela la profunda influencia de Hieronymus Bosch, especialmente en las figuras grotescas de los ángeles caídos, caracterizados como monstruos mitad humanos, mitad animales.Comparar detalles en galería Junto a Dulle Griet y El triunfo de la Muerte, de dimensiones similares, La caída de los ángeles rebeldes fue probablemente pintada para el mismo coleccionista y destinada a formar parte de una serie.

La composición, con una figura central situada entre muchas figuras menores, fue repetida por Brueghel varias veces alrededor de esos años, no sólo en otras pinturas como Dulle Griet sino también en una serie de grabados de los Vicios y las Virtudes que él había completado para el editor de Amberes Hieronymus Cock. El conflicto entre el bien y el mal, el vicio y la virtud, es un tema recurrente en la obra de Brueghel: en este cuadro, el Arcángel Miguel y sus ángeles son representados en el acto de explusión de los ángeles rebeldes del Cielo; fue el Orgullo el pecado que causó la caída de Lucifer y sus compañeros.


 33pieter_brueghel_el_viejo_baile_de_labriegos_1568_viena_kunsthistorisches_museum

Baile de labriegos (1568) Kunsthistorisches Museum, Viena. Obra de Pieter Brueghel el Viejo. Se especializó en paisajes poblados de campesinos, en un estilo más sencillo que el del arte italiano que prevalecía en ese tiempo. La influencia más notable en su arte es la del maestro holandés Hieronymus Bosch. Se lo ha apodado Brueghel el campesino para distinguirlo de los otros miembros de la dinastía que fundó.


 34banquete_nupcial_c_1567_obra_de_pieter_brueghel_el_viejo

La boda campesina o Banquete nupcial (c. 1566 - 1569), Museo de Historia del Arte de Viena. Obra de Pieter Brueghel el Viejo.

Se le suele acreditar haber sido el primer artista occidental en pintar paisajes por sí mismos, en lugar de como telón de fondo de alegorías religiosas. Sus paisajes del invierno de 1565 corroboran la dureza de los inviernos durante la Pequeña Edad de Hielo.


 35jesucristo_con_la_cruz_a_cuestas

Jesucristo con la cruz a cuestas. 1564. Óleo sobre tela. 124 x 170 cm. Kunsthistorisches Museum. Viena. Austria. Obra de Pieter Brueghel el Viejo.


 36la_cosecha_de_korenoogst_pieter_brueghel_el_viejo

La cosecha (De korenoogst). Pieter Brueghel el Viejo, 1565. Óleo sobre madera, 1,18 m × 1,61 m. Museo Metropolitano de Arte, Nueva York, Estados Unidos. Esta obra perteneciente al ciclo de seis obras sobre los «Meses» del año. Representa el verano o los meses de agosto y septiembre.

De esta misma serie sobre los meses quedan otras cuatro pinturas, todas ellas del año 1565:

    - Día triste, Día nublado o El día sombrío (febrero-marzo), Museo de Historia del Arte de Viena.
    - La siega del heno (junio-julio), Palacio de Lobkowicz, en el Castillo de Praga.
    - El regreso de la manada (octubre-noviembre), Museo de Historia del Arte de Viena.
    - Los cazadores en la nieve (diciembre-enero), Museo de Historia del Arte de Viena.

Una sexta pintura, hoy perdida, representaría los meses de abril y mayo.

Como en muchas de sus pinturas, el foco de atención de Brueghel son los campesinos trabajando. Se destaca que algunos de ellos están comiendo, mientras otros están cosechando, una representación diacrónica tanto de la producción de comida como de su consumo.

Cobra importancia fundamental el paisaje, no como mero decorado para las figuras como ocurre en la pintura veneciana, sino como verdadero tema central. Sus paisajes son un importante precedente de los flamencos barrocos como Rubens.


 37d_a_triste

Día triste (De Sombere Dag). Pieter Brueghel el Viejo, 1565. Óleo sobre madera, 118 × 163 cm. Museo de Historia del Arte de Viena. La escena del cuadro se ambienta alrededor del comienzo del calendario alrededor de enero, representado quizás en la desolada atmósfera y los árboles sin hojas. La corona de papel alrededor de la cabeza del niño que se refiere a la Epifanía y al comer gofres que normalmente se tomaban en la época del Carnaval antes de la Cuaresma. El cielo, los barcos chocando contra la orilla, y los niños preparándose en el primer plano sugieren que llega tiempo riguroso.


 41los_cazadores_en_la_nieve

Los cazadores en la nieve (Jagers in de Sneeuw) Pieter Brueghel el Viejo, 1565. Óleo sobre madera, 117 × 162 cm. Museo de Historia del Arte de Viena, Viena, Austria. Perteneciente al ciclo de seis obras sobre los «Meses» del año. Representa el invierno o los meses de diciembre y enero.


 42los_cazadores_en_la_nieve_detalle

Los cazadores en la nieve (Detalle: Puente sobre el río helado), de Pieter Brueghel el Viejo.

Desde un primer plano muy elevado se lleva la mirada por un terreno abrupto.1 Por la izquierda del cuadro aparecen los cazadores, vueltos de espalda, seguidos por la jauría de perros. Entre ellos, las siluetas negras de los árboles van trazando una diagonal que lleva hacia el amplio paisaje que se abre ante ellos. Esa diagonal es el eje dominante de la pintura1 Predomina el blanco de la nieve. Sobre dos lagos helados, se practican juegos invernales. El cielo es plomizo. Sobre este frío paisaje las figuras humanas, los animales y los árboles parecen sombras chinescas. El tema principal es el paisaje, un paisaje invernal en el que se representa la nieve, el hielo, anticipando los grandes logros en este género de la pintura barroca.


 38la_siega_del_heno

La siega del heno (De Hooi-oogst) Pieter Brueghel el Viejo, 1565. Óleo sobre madera, 114 × 158 cm. Palacio de Lobkowicz, en el Castillo de Praga, República Checa. De Brueghel se conservan cuarenta pinturas autógrafas, según la última monografía del pintor (Manfred Sellink, 2007); doce de ellas están en el Museo de Historia del Arte de Viena. Si se añade, como número cuarenta y uno, El vino de la fiesta de San Martín, sólo tres de sus cuadros estarían en manos privadas: El vino de la fiesta de San Martín, el Borracho en la cochiquera y esta obra, La siega del heno de 1565, de la colección Lobkowitz de Praga.


 39_el_vino_de_la_fiesta_de_san_mart_n_pieter_brueghel_el_viejo_restaurada

El vino de la fiesta de San Martín. Pieter Brueghel el Viejo, h. 1565-1568. Temple de cola sobre tela de lino, 148 × 270 cm. Museo del Prado, Madrid. Recientemente descubierto y restaurado, se trata de una pintura de grandes dimensiones (la de mayor tamaño que se conoce de mano de Brueghel) representando un festejo popular, uno de los temas predilectos de este autor.

Historia. A principios del siglo XVII el cuadro hubo de pertenecer a la familia Gonzaga, duques de Mantua. Luego pasó a los duques de Medinaceli tras ser adquirido por el IX Duque, probablemente durante su estancia como embajador en Roma entre 1687 y 1696, mencionándose en el inventario de sus bienes como una pintura de «Bruguel con la fiesta de san Martín y sus hijos», tasada en la elevada suma de 8 000 reales.1 La obra permaneció en poder de los duques de Medinaceli hasta 1956, cuando murió el XVII duque.

En 1980 fue publicada por Matías Díaz Padrón -quien la conocía tan sólo por una fotografía en blanco y negro- como obra de Pieter Brueghel el Joven, presentándola como la única versión completa de la obra de Brueghel el Viejo conocida anteriormente por una versión fragmentaria conservada en el Kunsthistorisches Museum de Viena, antiguamente creída original, y por un grabado encargado por Abraham Brueghel, bisnieto del pintor, quien atribuía la composición, presentada invertida en la estampa, a su abuelo Jan Brueghel de Velours.

Por mediación de la casa de subastas Sotheby's, en noviembre de 2009 llegó la obra al Museo del Prado para su estudio y posible compra, procedente de una colección particular y con atribución a Brueghel el Viejo. La autoría resultó confirmada con un minucioso examen de su técnica pictórica y materiales, y quedó definitivamente corroborada al aparecer la firma del pintor durante los trabajos de limpieza. El 23 de septiembre de 2010 el Real Patronato del Museo del Prado aprobó la adquisición de la obra, completada poco después con la colaboración del Ministerio de Cultura.

Se une así en las colecciones del Museo a El triunfo de la Muerte, único cuadro de Brueghel el Viejo que hasta entonces constaba que existiese en España.

Análisis de la obra. El cuadro es una sarga pintada al temple, siendo sus dimensiones 148 x 270 centímetros. Los especialistas lo han fechado en torno a 1565-1568, es decir, en la fase madura de la actividad del pintor. Se encuentra firmado y fechado en el ángulo inferior izquierdo.

La composición es muy compleja. Una multitud de personajes se arremolinan en torno a un tonel pintado de rojo en el centro del cuadro, en las más variadas actitudes: hay mujeres, hombres, niños, ancianos, y todos se afanan por conseguir un poco del vino que brota del enorme recipiente. Algunos ya han conseguido su parte y beben ávidamente; otros corren con escudillas, jarras o sus propios sombreros a recoger el licor; no faltan peleas y discusiones, o las consecuencias de los excesos: así, a la izquierda del cuadro un hombre vomita mientras otro, totalmente ebrio, yace inconsciente en el suelo. Incluso varias madres con sus hijos se acercan a la fiesta y alguna de ellas ofrece vino a los pequeños. En el centro del cuadro un joven, posiblemente un seminarista con tonsura, aprovecha el bullicio para robar a una de ellas metiéndole mano en el bolsillo.

A la derecha de la composición se representa a san Martín de Tours, elegantemente vestido a lomos de un caballo y rodeado por varios mendigos, entre ellos algunos lisiados, que suplican su auxilio. La escena narra uno de los episodios más conocidos de la historia del santo, cuando sirviendo en la guardia imperial romana partió su capa con un pobre al que encontró a las puertas de Amiens. San Martín se muestra con la espada desenvainada, aprestándose a realizar la acción caritativa, aunque Bruegel, tal como se encuentra también en grabados y tapices relacionados con El Bosco, presenta al santo rodeado de un grupo de menesterosos en lugar de uno solo. Este grupo, además, sirve de contrapunto a la acción principal, que describe los excesos con que se celebraba en el norte y centro de Europa la fiesta de San Martín (11 de noviembre), cuando se daba por concluida la cosecha y se brindaba con el vino nuevo.

Brueghel une en este cuadro varios de sus temas favoritos. Por un lado, las composiciones en las que intervienen muchas figuras descritas a vista de pájaro fueron una de sus especialidades (Los proverbios flamencos, El combate entre don carnaval y doña cuaresma). Por otro, Brueghel tuvo una marcada preferencia por la descripción del ambiente popular de fiestas, celebraciones, costumbres tradicionales, a menudo vistas con indisimulada ironía, y sin excluir la censura en algunos casos, pero siempre desde la cercanía de quien conoce y ha vivido acontecimientos de este tipo.

Hay que señalar, también, la visión desmitificadora o des-sacralizadora con que el pintor describe muchas de sus escenas mitológicas o religiosas, (La subida al Calvario, La caída de Ícaro), desplazando el tema principal al fondo o a un lugar secundario del cuadro y centrándose en escenas anecdóticas o aparentemente triviales. Así sucede aquí, ya que según los cánones de la época lo "correcto" hubiera sido colocar la figura de san Martín como centro y protagonista de la pintura; sin embargo Brueghel prefiere centrarse en la celebración en torno al vino otorgando al santo un papel de comparsa.

Muchas escenas que se describen en otros cuadros del maestro reaparecen en esta obra. Así, el tema de los mendigos lisiados (protagonistas en un cuadro conservado en el Louvre) que se encuentran aquí en torno a la figura del santo, o la propia visión de una multitud de personas a punto de perder el control de sus acciones (presente en, por ejemplo, El triunfo de la Muerte). En toda la obra se aprecia la visión crítica de Brueghel a los excesos y la codicia. No es casualidad que la mayoría de personajes aparezcan de perfil, de espaldas o con los rostros apenas reconocibles en medio de la impersonal masa humana. La concepción entera de la obra, incluida la propia composición y su significado, deben mucho a la obra de El Bosco, y muy especialmente a cuadros como El carro del heno, conservado en el mismo Museo del Prado.

El estado de conservación de la obra -delicado por la propia técnica pictórica empleada- compromete un análisis en profundidad de otros aspectos. Así, el paisaje del fondo, otra de las especialidades de Brueghel, aparece algo difuso y sombrío, aunque se aprecian una cruz-humilladero, siluetas de árboles con escaso follaje, las murallas y puerta de acceso a una fortaleza o ciudad, y un poblado rústico con una iglesia. Sí destaca claramente la entonación grisácea y ocre que el autor quiso dar a la obra, similar a la de composiciones como La parábola de los ciegos del Museo de Capodimonte o El país de Jauja de la Alte Pinakothek de Múnich. Con este último cuadro coincide, además, en el hecho de describir el pecado de la gula y sus efectos nocivos sobre las personas.


 40imagen_de_la_obra_antes_de_ser_restaurada

Imagen de la obra antes de ser restaurada.

Restauración. El cuadro fue presentado al público, tras su adquisición por el Prado y una delicada restauración, en diciembre de 2011. A lo largo de un año fue sometido a un metódico trabajo de limpieza y consolidación, que incluyó la retirada de una capa de barniz sintético de poliéster, aplicada en los años 1980, y la eliminación de un lienzo o reentelado adherido en el reverso. Liberado de tal refuerzo, el tejido original fue corregido en múltiples embolsamientos y deformidades, y se le parchearon numerosos deterioros de pequeño tamaño. A fin de respetar en lo posible el aspecto originario de la obra, de una calidad mate como es habitual en las sargas, no se le aplicó el barniz habitual en los óleos sobre lienzo o tabla.

Pieter Brueghel el Viejo en la Wikipedia


Pues esto es todo amigos, espero con este trabajo haber contribuido a la divulgación y mejor conocimiento de Pieter Brueghel el Viejo, sin duda uno de los grandes pintores flamencos y uno de mis pintores favoritos.



Fuentes y agradecimientos: museodelprado.es, pintura.aut.org, es.wikipedia.org, artcyclopedia.com, artehistoria.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
última edición por j.luis el Martes, 13 Enero 2015, 02:13; editado 11 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Respuesta: Brueghel el Viejo 
 
Gracias J.Luis para mi has colaborado en el conocimiento de este artista ya que no recuerdo haber escuchado su nombre  

Ahora ya conozco un poco mas su obra y me gusta bastante.  [smilie=up.gif]

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educaci�n hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
[b]
 
xerbar - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Respuesta: Brueghel el Viejo 
 
Gracias xerbar, este pintor quizá no sea de los más conocidos, pero hace años lo descubrí en el Prado que tienen 3 cuadros y, me quedé prendado de su éstilo y colorido -por cierto sus cuadros suelen ser muy pequeños-, porqué este pintor no era muy partidario de los grandes murales.



Si tenéis ocasión de ver personalmente algún cuadro suyo me entenderéis.




Saludos.
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Resposta: BRUEGHEL EL VIEJO 
 
Pues yo conocí a Brueghel de manera casual. Tengo un amigo que tiene un restaurante y lo decoró con algunas reproducciones de este artista. Lo más curioso es que este amigo pintó él mismo las copias de Brueghel. Y tengo que reconocer que me gustan mucho.

 [smilie=up.gif]  
 




___________________________
mini_140316081758881209
 
galarina - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PIETER BRUEGHEL "el Viejo" 
 
Cultura inicia la adquisición por siete millones de euros de una de las obras más importantes de Bruegel 'El Viejo'


El cuadro que se ha presentado, se titula 'El vino en la fiesta de San Martín'



elvinoenlafiestadesanmao  
 
'El vino en la fiesta de San Martín', de Peter Bruegel 'El Viejo'.- Foto: Museo del Prado. Sarga al temple de cola, 148 x 270,5 cms. Hacia 1565-1568. Firmado, abajo a la izquierda, debajo del núm. de inventario "31": "[… ] BRVEGEL/ M •D•L[… ]" Colección particular española.


El Museo del Prado ha presentado esta tarde un cuadro titulado El vino en la fiesta de San Martín y lo ha atribuido al pincel de Peter Bruegel El Viejo, uno de los maestros de la pintura más importantes del XVI. La obra era hasta ahora desconocida y los expertos creen que es una de las indiscutibles obras del maestro de Breda. En los trabajos de limpieza se supo que era un auténtico Bruegel. Cultura ha iniciado el proceso de adquisición del cuadro por un precio que podría alcanzar los siete millones de euros; un tesoro que en el mercado valdría no menos de 25.

La ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, ha expresado su "voluntad de colaboración" para que la obra pueda ser adquirida por el Museo del Prado, informan fuentes del museo. "El museo tiene ahora una ventajosa opción de compra sobre la pintura", indica el Prado en un comunicado de prensa. "La aparición de este cuadro constituye un descubrimiento de trascendental importancia para la historia del arte", añade.

Para la dirección del museo "se trata de un cuadro singular, tanto por su temática como por la forma en que Bruegel resolvió su composición, lo que sumado al hecho del escaso número de obras autógrafas del artista que se conservan (40 hasta el momento de esta identificación), concede a su descubrimiento un carácter de extraordinaria y excepcional importancia y de interés internacional".

La obra, que era propiedad de unos coleccionistas españoles, llegó al taller del museo para ser restaurada, sin que se conociera su autoría. Con esta adquisición, el Museo del Prado sumaría una segunda obra a la única pintura del artista que se conserva en España, El triunfo de la muerte.


Más información de este cuadro: http://www.foroxerbar.com/viewtopic.php?t=3177&p=122778



EL PAÍS / Museo del Prado


---------------------------------------------------------------------------------------------


 


Buen ojo el del Museo del Prado: Comenzó a valorar y restaurar el cuadro sin conocer su autoría; después sus especialistas empezaron las indagaciones del autor ? y el estudio de la obra, y, al final han deducido que el autor es ni más ni menos que Pieter Bruegel 'El Viejo', al parecer han localizado la firma. De este autor se calcula que tan sólo hay 40 cuadros, aunque a mí me salen unas 50, según las obras colgadas más arriba. El Prado ya contaba con otro cuadro "El triunfo de la muerte" un valioso y enigmático lienzo que desprende una inquietante fuerza al contemplarlo.
Ahora, el Ministerio de Cultura ha iniciado el proceso de adquisición para incorporarlo a la colección permanente de la pinacoteca madrileña. La nueva obra de Bruegel 'El Viejo' en breve -espero-, podremos disfrutarlo los aficionados a la pintura. Según he leído el cuadro está pintado sobre un material muy sensible llamado "Sarga al temple de cola" y es casi un milagro que la obra haya sobrevivido tantos años ¿Será el milagro de la fiesta vino, quien haya contribuido en su conservación?
Una vez más felicitar al equipo de restauración del Museo Nacional de El Prado, ha conseguido uno de los hallazgos más brillantes y relevantes de su historia.
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
última edición por j.luis el Sabado, 25 Septiembre 2010, 11:15; editado 3 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PIETER BRUEGHEL "el Viejo" 
 
El Prado atribuye al pintor Pieter Bruegel 'El Viejo' un lienzo que restauraba


El lienzo desconocido de Bruegel 'El Viejo'

El Museo del Prado comenzó a restaurar el cuadro sin saber su autoría

Cultura inicia el proceso de compra y 'hará el esfuerzo que tenga que hacer'




1285251664g1
 
El Museo del Prado ha descubierto un cuadro hasta ahora desconocido del pintor flamenco Pieter Bruegel 'El Viejo' (1525-1569), uno de los grandes maestros del arte del siglo XVI, según ha confirmado la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde. Su departamento ya ha iniciado el proceso de adquisición de 'El vino en la fiesta de San Martín'.

"Es un acontecimiento excepcional haber descubierto una obra de Bruegel así, inesperadamente. Sólo hay 40 obras de Bruegel en el mundo y una está en este museo. Además es el que tiene el tamaño más grande y está en muy buen estado de conservación", ha destacado la titular de Cultura, durante la presentación de la obra a los medios, acompañada por el director del Prado, Miguel Zugaza, y el presidente del Real Patronato del Museo, Placido Arango.

'El vino en la fiesta de San Martín' era propiedad de la familia Medinaceli, pero el actual propietario, un coleccionista particular, "no quiere figurar", explicó Zugaza.

La obra llegó al taller del museo para ser restaurada sin que se conociera su autoría. Hace un año, el lienzo llegó a la pinacoteca por mediación de Sotheby's para que fuera restaurado e investigado y poder confirmar su autoría.

Tras las pertinentes ragiografías, análisis de telas y pigmentos, el departamento del investigación del Prado ya podía augurar que el cuadro era de Bruegel. Pero además el 6 de septiembre apareció de manera inesperada la firma del autor, que había permanecido oculta.

Cultura hará 'un esfuerzo' por comprarlo

Ni la ministra de Cultura ni el director del Prado quisieron dar una valoración económica de esta obra, aunque González-Sinde señaló que en el inventario del duque de Medinaceli figuraba con un precio de 8.000 reales, un precio mayor que 'Las Hilanderas' de Velázquez.

"Esperamos que en las próximas semanas podamos tener una valoración económica de la obra, pero el Ministerio hará el esfuerzo que tenga que hacer porque el cuadro es único, y no es una circunstancia que se vaya a repetir cada año y ni siquiera cada diez años", ha subrayado la titular de Cultura.

En este sentido, Gónzalez-Sinde ha matizado que la Comisión Permante del Museo y la Junta de Valoración y Exportación de Bienes ha valorado "muy positivamente" la opción de compra. "El compromiso del Ministerio en este sentido es muy firme porque es muy improbable que pueda volver a producirse un descubrimiento como este", ha alegado González-Sinde.

La 'gran sorpresa' del 'nuevo Bosco'

Para la responsable de las colecciones de pintura flamenca del Museo del Prado, Pilar Silva, encontrar este cuadro ha sido una "gran sorpresa" y ha explicado que este lienzo es una obra "original" y "rarísima" tanto por su composición, como por el escaso número de obras autógrafas del artista que se conservan.

Pieter Bruegel 'El Viejo' está considerado como el 'nuevo Bosco' de la época y es la figura más importante de la pintura flamenca del siglo XVI. Reconocido en vida, tras su temprana muerte en 1569, sus escasas obras fueron buscadas obsesivamente por los coleccionistas.

La obra del maestro de Breda es dispersa y escasa -se conservan en todo el mundo una cuarentena de piezas, entre pinturas y grabados-, por lo que el hallazgo es considerado una auténtica sensación en el mundo del arte.


EL MUNDO
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PIETER BRUEGHEL "el Viejo" 
 
Los proverbios de Brueghel el Viejo



losproverbiosdebrueghely

Los proverbios flamencos. 1559. Autor: Pieter Brueghel el Viejo (Hacia 1.525 - 1.569) Gemäldegalerie, Staatliche Museen, Berlin. Pieter Brughel el Viejo fue un pintor y grabador flamenco del siglo XVI, fundador de una dinastía de pintores y un gran maestro de su siglo, su obra es extensa y entre las más conocidas están La torre de Babel, El triunfo de la muerte, El vino en la Fiesta de San Martín, etc. etc.

Los proverbios flamencos, también conocida como El mundo al revés. Este cuadro es uno de los ejemplos de cuyo interés principal no radica en el estudio de la distribución del espacio, la búsqueda de la profundidad o la composición de los colores sino que, teniendo todos esos elementos, pretende presentar de forma descriptiva proverbios populares del Flandes del S. XVI. Brueghel recoge en este cuadro 118 proverbios distribuidos por toda su superficie.

Para una observación más fácil se presentan 8 ampliaciones y, además de una visión general del cuadro, la ubicación de los diferentes proverbios. Después de las imágenes se transcriben el texto de los proverbios y la explicación, cuando es necesaria, de los mismos. Esta explicación está realizada por Italo Sordi, de Milán como se cita en "La obra pictórica completa de Brueghel". de Ed. Noguer - Rizzoli, Barcelona 1968. Págs. 94-95.


dibujo1qd

dibujo2gs

 
LOS PROVERBIOS DEL CUADRO:


1 - Mirar a través de los dedos. (No dar importancia).

2 - La escoba puesta fuera. (Los dueños no están en casa).

3 - Estar casados bajo la escoba. (Vivir en concubinato).

4 - Estar con zuecos. (Esperar en vano).

5 - Hogazas nacen en el tejado. (Vivir en la abundancia).

6 - Lanzar una flecha tras otra. (No ser recompensado el propio trabajo).

7 - Los puercos corretean por el trigo. (Nada anda derecho).

8 - Tiene prurito en el recto. (Tener mucha prisa [?]).

9 - Tañer en la picota. (No darse cuenta del propio ridículo).

10- Volver el manto según el viento. (Cambiar de chaqueta).

11 - Quedarse mirando la cigüeña. (Dejarse escapar la fortuna).

12 - Esparcir plumas al viento. (Dejarse escapar el fruto del propio trabajo).

13 - Por las plumas se reconoce al pájaro. (?).

14 - Matar dos moscas de un solo golpe. (Matar dos pájaros de un tiro).

15 - Poco importa de quien es la casa que arde, con tal de poder calentarse con sus brasas.

16 - El miedo hace trotar a la vieja. (El miedo pone alas en los pies).

17- Arrastrar un cepo. (Llevar los grillos en los pies).

18 - Un ciego guía a los otros.

19 - Excrementos de caballo no son higos.

20 - No ha terminado el viaje cuando se ve la iglesia y el campanario. (No cuentes cuatro si no los tienes en mano).

21 - Mira bailar a los osos. (Esta hambriento).

22 - No perder de vista la vela. (Prestar atención).

23 - Navegar con viento en popa.

24 - Defecar bajo la horca. (Estar sobre un volcán).

25 - ¿Por que las ocas andan descalzas? (Agua que no has de beber).

26 - Los cuervos vuelan donde esta la carroña. (La lengua aprieta donde duele el diente).

27 - Defecar sobre el mundo. (No importarle a uno nada),

28 - Está colgado el cuchillo. (Se trata de un símbolo de desafío).

29 - Mirar las cartas. (Descubrir un lío).

30 - Cogerse por la nariz. (No poder aguantarse mutuamente).

31 - La suerte está echada.

32 - Ojo por ojo. (la interpretación se basa en la identificación de un ojo entre las hojas de unas tijeras abiertas y sobre los ojos - o anillos - de estas últimas).

33 - En su tejado hay un agujero. (El mal esta arriba).

34 - Tejado viejo mil reparaciones pide.

35 - Tener gruesa (la piel) tras las orejas. (Ser un pillo redomado).

36 - Orinar contra la luna. (Querer lo imposible).

37 - En el tejado hay listones. (Alguien está fisgoneando).

38 - Dos locos están bajo una misma capa. (Hacer dos tonterías de una sola vez).

39 - Afeitar al loco sin jabón. (Aprovecharse de la estupidez ajena).

40 - Crecer fuera de la ventana. (No poder esconderse).

41 - Caer del buey en el asno. (Ir de mal en peor).

42 - Besar el anillo. (Mostrar un respeto exagerado).

43 - Pescar tras la red ajena. (Tener que conformarse con las sobras de otros).

44 - Rascarse el trasero en la puerta. (No tener gratitud),

45 - Al mendigo no le gusta que otro se detenga en el mismo umbral.

46 - Conseguir ver a través de una tabla de encina, con tal de que haya agujero. (Ser capaces de todo sólo de palabra).

47 - Estar colgado como letrina sobre fosa. (La locución designa quizás una cosa usual y obvia).

48 - Dos hacen sus necesidades en el mismo hoyo. (Hacer de la necesidad virtud).

49 - Arrojar los dineros al agua. (Tirar el dinero por la ventana).

50 - Pared agrietada, presto abatida.

51 - Tomar a mal que el sol se refleje en el agua. (Ser envidioso).

52 - Colgar el habito de la empalizada. (Colgar los hábitos).

53 - Nadar contra la corriente.

54 - Tanto va el cántaro a la fuente, que al fin se rompe.

55 - Con el cuero de los demás se hacen cintos largos. (Ser generoso con los bienes ajenos).

56 - Cada sardina cuelga de su propia cola. (Hay que pagar con el dinero propio).

57 - El mundo al revés.

58 - ¿Qué puede hacer el humo al hierro? (Dar sablazos al aire (?)).

59 - Los husos caen en la ceniza. (Disparar al aire).

60 - Sentarse entre dos sillas sobre la ceniza. (Desear mucho y no obtener nada).

61 - Si dejas entrar al perro, se te mete en el armario. (Si das un dedo te tomaran el brazo).

62 - Depende de cómo caen los naipes. (Depende de la suerte).

63 - Hay tijeras colgadas fuera. (Hay rateros en torno).

64 - Roer siempre el mismo hueso. (Obstinarse en cosas que a nada llevan).

65 - Deja al menos un huevo en el nido. (Sé discreto).

66 - Huevos sin hacer pollos inseguros. (Análogo al nº 20).

67 - Fuera está colgado el orinal. (No puede ocultarse actividad vergonzosa),

68 - Hablar con dos bocas. (Tener lengua mendaz).

69 - Llevar luz a pleno día en una cesta. (Contar cosas que debieran ocultarse).

70 - Encender una vela al diablo. (Pedir favores a los propios enemigos).

71 - Ir a confesarse al diablo. (Hacer confidencias a quien puede aprovecharlas para nuestro mal).

72 - Soplar en la oreja. (Infundir sospechas en uno).

73 - ¿De qué sirve un hermoso plato si en él no hay nada?.

74 - La cigüeña hospeda a la zorra. (Referencia a la fábula de Esopo).

75 - Señalado con tiza. (No podrá olvidarse [?]).

76 - Una cucharada de espuma. (Un gorrón).

77 - Orinar en El espetón. (Insultar mortalmente),

78 - Sabe coger peces con la mano. (Es hábil en los negocios).

79 - El pez grande se come al chico.

80 - Con él no se puede girar el espetón. (Imposible razonar con él).

81 - Sentarse en carbones ardientes.

82 - Asir la anguila, por la cola. (Salir con bien librado de milagro[?]).

83 - Coger el huevo de la gallina y dejarse escapar el de la oca. (Perder lo grande por lo pequeño).

84 - Estar colgado entre cielo y tierra. (Vivir en las nubes [?]).

85 - Caer desfondando el cesto. (Malgastar la propia fortuna).

86 - El meapilas.

87 - Asar la sardina sólo por su perfume. (Análogo al nº 110 [?]).

88 - Llevar el agua en una mano y el fuego en la otra. (Chismorrear; o también: hacer mal por una parte y remediarlo por la otra).

89 - El cerdo quita el tapón. (Saber hacer sólo las cosas mas fáciles).

90 - Quien lleva la armadura pone cascabel al gato. (Hasta al miedoso dan ánimo las armas).

91 - Digerir hasta el hierro (?).

92 - Armado hasta los dientes.

93 - Una, enrueca lo que la otra hila. (Difundir chismes malévolos [?]).

94 - Poner el manto azul a los hombros del marido. (Poner cuernos al marido).

95 - El cerdo es abierto por la panza. (Análogo al n. 31 [?]).

96 - Echar rosas a los puercos. (Margaritas a los puercos).

97 - Dos perros con un solo hueso nunca andarán de acuerdo. (Ser como gato y perro [?]).

98- Hacer bailar al mundo sobre el pulgar. (Engañar a todos).

99 - Poner barba de estopa a Nuestro Señor. (Creer salir bien librado).

100 - A los dos últimos les queda un sólo bretzel [rosca de Reyes]. (Dichoso el último comensal, si los primeros son discretos).

101 - Estar sentados al sol. (Hacerse sombra por si mismos).

102 - Se mantiene pegado. (?).

103 - Bostezar ante el horno. (Ser un niñazo [?]).

104 - La mejor de las mujeres amordazó al diablo. (Las mujeres son más astutas que el diablo [?]).

105 - Dar con la cabeza en la pared.

106 - Llevar la armadura. (Encolerizarse mucho [?]).

107 - Esquilarla, pero no desollarla. (Ve despacio).

108 - Uno, esquila la oveja; el otro, el marranito. (No saber seguir los buenos ejemplos).

109 - Manso como un cordero.

110 - Mucho grito y poca lana. (Mucho ruido y pocas nueces).

111 - Cegar el pozo cuando ya se ahogó el ternero. (Poner el remedio tarde).

112 - Hay que saber doblarse si se quiere estar en el mundo. (La vida exige compromisos).

113 - Poner chinitas en el camino.

114 - Quien dejó caer la sopa no puede recogerla toda. (Hay que saber conformarse [?]),

115 - El hacha con el mango. (El todo).

116 - Un azadón sin mango. (Algo inservible).

117 - No consigue llegar de un pan a otro. (Como pollito en la paja).

118 - Buscar la hoz mas pequeña. (Ser un trabajador perezoso).


Enlace para ver las imágenes de los 118 proverbios flamencos de Pieter Brueghel el Viejo: http://es.wikipedia.org/wiki/Los_proverbios_flamencos

Pinchar para ver más grande la imagen: http://www.biblioteca-tercer-mileni...Holandeses.html


Fuentes: ite.educacion.es, miguelplaza.com y elmundo.es
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PIETER BRUEGHEL "el Viejo" 
 
El Prado expondrá el lunes 'El vino de la fiesta de San Martín' de Bruegel el Viejo'


Es una de las adquisiciones más excepcionales' de la historia del museo



elvinodelafiestadesanma

'El vino de la fiesta de San Martín'. Obra de Pieter Bruegel el Viejo. Museo Nacional del Prado. Madrid

UN CUADRO PARA EL OTOÑO. El 11 de noviembre, festividad del santo, se comía, dentro de la matanza del otoño, la oca de San Martín y se probaba el primer vino nuevo de la estación llamado "vino de San Martín" que se distribuía al pueblo.

Aunque vemos a San Martín partiendo su capa a la derecha no es un cuadro religioso ni una obra de devoción. Lo que centra la representación es la celebración de la fiesta tal y como tenía lugar en Flandes, casi una bacanal. Podemos apreciar un contraste entre la caridad de San Martín -vestido como un caballero a la moda de la época- y los excesos de la fiesta que lleva su nombre.

En un otoño avanzado, con muchos árboles ya sin hojas, fuera de la puerta de la ciudad -la arquitectura recuerda la Puerta de Hal de Bruselas- y cerca de las casas de la campiña, se ha colocado un enorme tonel de vino. Bruegel lo pinta de rojo, sobre un andamio de madera.

Sobre él se amontonan personas de diversa condición: hombres -jóvenes y viejos- y también mujeres, algunas con niños. También campesinos, mendigos y ladrones. Todos intentando llenar recipientes con la mayor cantidad de vino. El efecto que produce el amontonamiento de unas cien figuras es el de una montaña humana que se deja llevar por la gula.

A la izquierda de la sarga (tela), el pintor ha colocado el grupo de quienes ya han probado el caldo y sufren sus efectos.


El Museo del Prado presentará mañana lunes 12 de diciembre la que considera "una de las adquisiciones más excepcionales de la historia de la institución", El vino de la fiesta de San Martín de Pieter Bruegel el Viejo, tras el "delicado proceso de restauración" al que ha sido sometida, gracias al patrocinio de la Fundación Iberdrola, según ha explicado el Museo en un comunicado.

La obra fue adquirida a finales del año pasado. Elisa Mora ha sido la responsable de ese complejo proceso de restauración de la obra para "su estabilización y la recuperación de su textura y colores originales". Este próximo lunes lo explicará ante el Presidente del Real Patronato del Museo Nacional del Prado, Plácido Arango, el Director del Museo Nacional del Prado, Miguel Zugaza y la Ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde.

Según el informe técnico y documental realizado a finales de 2010 por Gabriele Finaldi, Director Adjunto de Conservación e Investigación y Pilar Silva Maroto, Jefe de Dep. Pintura española (1100-1500) y Pintura Flamenca y Escuelas del Norte (1400-1600) del  Museo Nacional del Prado, se trata de un cuadro singular. De ahí, la importancia de su adquisicíón por parte del museo nacional.

Una compleja restauración. La intervención sobre el cuadro empezó en febrero con una limpieza de superficie para después pasar a la retirada del barniz de poliéster.

A medida que se ha ido eliminando la gruesa capa de barniz, la imagen -detalla el informe técnico- "ha ido recuperando la claridad de la composición, tanto en su conjunto como en los grupos de figuras, la profundidad en el paisaje y la calidad de la ejecución".

Pese a los desgastes, "se aprecian los toques de pincel característicos de Bruegel el Viejo"

Por si quedaba alguna duda sobre la autoría, a principios de septiembre se descubrió -como narra también el estudio "la firma del pintor, fragmentaria y desgastada" , así como "los restos de la fecha en números romanos, "MDL […]". Como podemos ver en la imagen incluida a la izquierda de este texto.


1323280665944

Detalle de El vino en la fiesta de San Martín, Pieter Bruegel el Viejo ( En el ángulo inferior izquierdo, bajo el número de inventario 31, se puede leer parte de la firma y la fecha: "[BRVEGEL/M. D.L[...]"MUSEO NACIONAL DE EL PRADO


Bruegel, el Viejo, figura capital de la pintura flamenca del XVI

Pieter Bruegel el Viejo, el nuevo Bosco, como se le consideraba en su época, fue la figura capital de la pintura flamenca del siglo XVI" .  "No le hacen sombra ni siquiera Quintin Massys y Joachim Patinir que, junto con él, conforman la tríada de pintores flamencos más destacada de la centuria", explican los responsables del estudio encargado por El Prado.

El vino de la fiesta de San Martín es  es la obra más grande que se conserva del pintor, en la que Bruegel, continúa el informe ,"materializa una compleja composición evidenciando su dominio en la representación de un gran número figuras humanas entrelazadas en actitudes dinámicas diversas". Actitudes que traduce "con una gran maestría, directamente con el pincel" sobre la tela, sin preparación.

Al haberse perdido parcialmente la fecha hallada en la esquina inferior izquierda, no se puede fechar con precisión. "Estilísticamente corresponde a los últimos años de su actividad, entre 1565 y 1568, cuando representa a los personajes a mayor escala y con una tendencia hacia una mayor expresividad emocional", añade el informe.

La identificación de esta obra como de mano de Pieter Bruegel el Viejo es - relatan Finaldi y Maroto- "uno de los descubrimientos de mayor relevancia en muchos años respecto a la obra del gran pintor flamenco"

"Es un cuadro singular, por su temática y la forma en que Bruegel resuelve la composición. Si a eso se suma el reducido número de obras que se conservan de su mano –sólo tres en manos privadas- y el que esta obra procede de una colección histórica –la casa Medinaceli– de conocida calidad e importancia, resulta evidente la extraordinaria y absolutamente excepcional importancia de su posible adquisición para el Museo del Prado", concluye ese estudio redactado mientras se comenzaba la restauración pero antes de la adquisición por parte del museo nacional.



Fuente: rtve.es
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: PIETER BRUEGHEL "el Viejo" 
 
Cuando el arte cobra vida en el cine


El director Lech Majewsky, jurado de la muestra de creación audiovisual Madatac, resucita la pintura de Brueghel en su película ‘El molino y la cruz’



user_50_1355175136_253389_1355175491_noticia_grande

Fotograma de la película de Lech Majewsky, 'El molino y la cruz', donde recrea 'El camino del calvario' de Brueghel y que se estrena este viernes.

Lech Majewsky (Katowice, Polonia, 1953) siempre hacía escala en Viena solo para ver ese cuadro. En cada uno de sus viajes de adolescente a Venecia, donde vivía su tío e instructor, se las ingeniaba para bajarse del tren, colarse en el Museo Kunsthistorisches de la capital austriaca y plantarse frente a El camino del calvario, el cuadro del pintor flamenco del siglo XVI Pieter Brueghel, conocido en la historia del arte como El Viejo.

“Tenía la sensación de que estaban pasando muchas cosas ahí y que se me escapaban, pero yo quería verlo todo”, cuenta Majewsky desde Madrid, donde ayer formaba parte del jurado de Madatac, la Muestra de Arte Digital Audiovisual y Tecnologías Avanzadas Contemporáneas que se celebra hasta el 16 de diciembre en el espacio CentroCentro del Palacio de Comunicaciones, la sede del Ayuntamiento de Madrid.

La obsesión de Majewsky por el arte y, en concreto, por ese cuadro que evoca la pasión de Cristo durante la cruenta ocupación española de Flandes en 1564, le ha llevado directamente a meterse dentro. A convivir con sus 500 personajes, con sus misterios y sus crueldades cotidianas, y a recrearlo hasta la extenuación. Ha tardado cinco años en darle vida a esa pintura. Cinco años en fabricar el pasado para zambullirse en el tiempo de sus maestros.


user_50_el_camino_del_calvario_de_pieter_brueghel_en_el_museo_kunsthistorisches_de_viena

'El camino del calvario', de Pieter Brueghel, en el Museo Kunsthistorisches de Viena.

“El primer año lo empleé en elaborar los vestuarios con tintes naturales porque no existían tejidos con los colores del cuadro, tuvimos que hacerlas como entonces, cociéndolas. Montamos una fábrica de tintar telas”, cuenta.

Su obra animada se llama El molino y la cruz (The mill and the cross) y se estrena en los cines de España el viernes que viene.

Es un minucioso ejercicio, cinematográfico y artístico, de análisis y reproducción de la pintura de Brueghel —se fue hasta Nueva Zelanda solo para rodar el color del cielo—. Majewsky disecciona el cuadro, capa por capa.

“Tiene siete puntos de vista distintos y había que darle vida a cada uno de ellos”, comenta. Han sido necesarios otros tres años de trabajo con los últimos avances en tecnología 3D para, manteniendo una fidelidad puritana a la ambiciosa pintura de El Viejo, llenar de vida las decenas de escenas simultáneas que refleja su obra. “Ha sido como tejer un gran tapiz”, explica Majewsky.

La película tiene el ritmo de un lamento incesante, simbolizado con el movimiento de las aspas del molino que corona la colina. Siempre hay grano que moler, el tiempo no se detiene. Y Cristo arrastra su cruz, y su madre, María —interpretada por Charlotte Rampling—, llora por su hijo, y los hombres soportan los ataques y las torturas de los casacas rojas de las milicias españolas, y los niños siguen con sus juegos y sus bailes ajenos a los designios de las fuerzas del bien y del mal... La vida pasa. Y Brueghel —interpretado por Rutger Hauer: Roy Batty en Blade runner (“He visto cosas que vosotros no podríais creer...”)— estudia y digiere toda esa realidad para pintar una de sus grandes obras con voracidad holística. Y comenta sus análisis con uno de los habitantes cultos de ese mundo pictórico flamenco, interpretado por Michael York (Austin Powers).

No es la primera vez que el director polaco-estadounidense (tiene la doble nacionalidad) acomete una empresa semejante. Ya lo hizo con El jardín de las delicias del pintor, también flamenco, El Bosco (1450-1516), a pesar de que no había visto nunca el cuadro original, que se encuentra precisamente en el Museo del Prado. Esta es la primera vez que Majewsky visita Madrid y estos días ha tenido tiempo de contemplar esa otra pintura a placer.

Su afición a las llamadas art movies le ha valido recientemente una retrospectiva de toda su obra en el MoMA, además de reconocimientos en la Bienal de Venecia. Ahora, utilizando como guía el libro del historiador de arte Michael Francis Gibson sobre Brueghel, ha logrado resucitar el mundo del genio flamenco pero ya está preparando una inmersión en otra gran obra, en este caso literaria, un poema inmenso, la Divina comedia, de Dante: Nel mezzo del cammin di nostra vita / mi ritrovai per una selva oscura... (Del camino a mitad de nuestra vida / encontréme por una selva oscura...).


elpais.com
 




___________________________
.
.
"La pintura es la amante de la belleza y la reina de las artes"

"Nicolas Poussin"
.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario