Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Escultores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Jaume Plensa
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Jaume Plensa 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a Jaume Plensa (Barcelona, 1 de enero de 1955) es un artista plástico español, escultor y grabador. Artista muy polifacético que ha experimentado también con el dibujo, escenarios para ópera, videoproyecciones o instalaciones acústicas. Es conocido por sus grandes esculturas formadas por letras y números.


 35_1460137266_550313

Nacido en Barcelona en 1955, estudió en la Escuela Llotja y en la Escuela Superior de Bellas Artes de Sant Jordi.


Trayectoria

En una primera etapa, su obra refleja el interés por cuestiones relacionadas con el volumen, el espacio y la tensión. En 1983-1984 empieza a moldear el hierro con la técnica de la fundición y desarrolla un concepto escultórico de formas zoomórficas utilizando cortes y dobleces. En 1986 empezó a trabajar con hierro fundido, y luego utilizó cristal, resina, luces y sonidos.

Desde 1996 se ha dedicado también a crear elementos y decorados para montajes de ópera y teatro, principalmente en colaboración con la compañía La Fura dels Baus. También destaca como dibujante y grabador.


 7el_alma_del_ebro

Jaume Plensa - Alma del Ebro (Zaragoza).

En 2008 realizó la escultura llamada "Alma del Ebro" en Zaragoza (Aragón) con motivo de la Exposición Internacional del Agua allí celebrada. Esta escultura tiene 11 metros de altura y está situada delante del Palacio de Congresos, a orillas del río Ebro. Las letras representan células del cuerpo humano, el cual está compuesto por más del 60% de agua. Sus letras blancas y estructura hueca invitan al espectador a mirar dentro y reflexionar sobre la relación entre los seres humanos y el agua.


 retrato_jaume_plensa

En diciembre de 2012 fue elegido ganador del Premio Nacional de Arte Gráfico 2013 que otorga la Calcografía Nacional y que da reconocimiento a la trayectoria del artista en el campo del arte gráfico.

En el año 2012 realizó el cartel de la Fiestas de la Mercè de Barcelona.


 6mirar_en_mis_sue_os_estatua_de_12_metros

Jaume Plensa - Mirar en mis sueños, estatua de 12 metros, hecha de resina y polvo de mármol, fue colocada ante la playa de Botafogo, en Río de Janeiro, con motivo de la Mostra Internacional de Arte Público de Brasil, durante 2012.


Distinciones

Las principales distinciones obtenidas por el artista han sido las siguientes:

    - 1993: Medaille des Chevaliers des Arts et Letres, Ministerio de Cultura, Francia.
    - 1996: Premio de la Fondation Atelier Calder, Saché, Francia.
    - 1997: Premio Nacional d'Arts Plàstiques, Generalidad de Cataluña, Barcelona, España.
    - 2002: Investido Doctor Honoris Causa por la School of the Art Institute de Chicago.
    - 2012: Premio Nacional de Artes Plásticas de 2012.
    - 2012: Premio Nacional de Arte Gráfico 2013.
    - 2013 Premio Velázquez de Artes Plásticas, (equivalente en pintura al Premio Cervantes).2 El jurado de este premio valoró la coherencia de una trayectoria en la que ha renovado en profundidad el lenguaje plástico de la escultura, integrando poesía y conceptualización con propuestas de gran intensidad estética.
    - 2015: Premio Ciudad de Barcelona por la proyección internacional de ciudad de Barcelona 2015.


 4_plensa_apoyado_en_rui_rui_s_dream_uno_de_los_dos_rostros_que_se_han_instalado_en_la_sala_llu_s_millet_1460113357_691970

Jaume Plensa apoyado en 'Rui Rui's dream', uno de los dos rostros que se han instalado provisionalmente  en 2016 en el Palau de la Música de Barcelona.

Espero que la recopilación que he conseguido de este escultor español, sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección del foro de xerbar, y en lo posible contribuya en su divulgación.






Plensa, una carrera en imágenes


 34_1460137165_794259

Jaume Plensa, Premio Nacional de Arte Gráfico 2013. El escultor catalán, uno de los artistas con mayor proyección, también ha sido galardonado con el Nacional de Artes Plásticas


 21_1460136660_274943

Imagen del escultor Jaume Plensa posando con una de sus obras en el stand de El País en Arco. 2008


 22_1460136713_643017

'Bridge of Light' ( 1998) obra de Plensa en Mishkenot Sha' ananim (Jerusalén)


 23_1460136740_897035

'Primary Thoughts', instalación del año 2001


 24_1460136769_423270

Una de las obras de Jaume Plensa para su exposición en la galería Toni Tàpies, de Barcelona en el año 2004


 25_1460136800_117667

Plensa ha trabajado en el teatro y la ópera (sobre todo en montajes de la Fura dels Baus, como 'El martirio de San Sebastián', en la imagen). Suyas eran gran parte de las escenografías, vestuarios y concepciones espaciales para el escenario.


 26_1460136834_458485

Jaume Plensa posa junto a sus obras tras la presentación del libro y la exposición para la edición de “Teatro Completo de Shakespeare”, en el Centro de exposiciones del Círculo de Lectores, Barcelona en 2007.


 32_1460137042_301790

En el Millenium Park, la crown Fountain de Jaume Plensa, proyecta imágenes de los ciudadanos de Chicago que se transforman en gárgolas modernas. Moderne Kunst im Millennium Park, Chicago, Illinois.


 27_1460136862_735600

Escultura titulada 'Sho', obra de Jaume Plensa , expuesta en el IVAM en 2008.


 33_1460137077_488524

Un jovencisimo Jaume Plensa en su taller. 1983.


 28_1460136893_401423

Awilda, escultura en la orilla de la playa de Botafogo en Rio de Janeiro, en septiembre de este año. La obra, de 12 metros de alto, es parte del proyecto OIR (Otras ideas para Rio)


 29_el_escultor_catal_n_jaume_plensa_presentando_una_exposici_n_de_sus_trabajos_en_el_centro_de_cultura_sa_nostra_de_palma_de_mallorca_en_1996

El escultor catalán Jaume Plensa, presentando una exposición de sus trabajos en el centro de Cultura Sa Nostra de Palma de Mallorca en 1996.


 30_1460136964_242066

La pieza "Dialogue", de Jaume Plensa, en el parque de escultura de Yorkshire, Inglaterra.


 31_1460136999_750126

La maldición de Fausto, de Berlioz, que se montó para el festival de Salzburgo de 1999 Álex Ollé y Carlos Padrissa, de la Fura dels Baus, con Jaume Plensa.


 36_1460137410_521858

Las esculturas de Jaume Plensa instaladas en Andorra la Vella. Plensa pone 7 picas en Andorra. El artista catalán lleva sus esculturas en 2014 al centro del país de los Pirineos.


 37_1460137634_981254

Plensa en 2014: “Me identifico con un hombre sin atributos”. Desde París a Japón, las esculturas de Jaume Plensa están presente en todo el mundo. El artista, Premio Nacional de Artes Plásticas, defiende la belleza como el gran vínculo con todo.


 sanna_s_dream_uno_de_los_rostros_de_plensa_situado_en_la_sala_llu_s_millet_del_palau

'Sanna's dream', uno de los rostros de Plensa situado en la sala Lluís Millet del Palau de la Música de Barcelona en 2016.


 silent_music_iii_que_puede_verse_en_el_foyer_del_palau_de_forma_gratuita

'Silent music III' que puede verse en el Foyer del Palau de la Musica de Barcelona en 2016.





Algunas obras


 11alma_del_ebro

 8alma_del_ebro

 9alma_del_ebro

 10alma_del_ebro

Escultura "El Alma del Ebro", en el Palacio de Congresos Zaragoza. Quizá sea la escultura más popular de Jaume Plensa.

En 2008 realizó la escultura llamada "Alma del Ebro" en Zaragoza (Aragón) con motivo de la Exposición Internacional del Agua allí celebrada. Esta escultura tiene 11 metros de altura y está situada delante del Palacio de Congresos, a orillas del río Ebro. Las letras representan células del cuerpo humano, el cual está compuesto por más del 60% de agua. Sus letras blancas y estructura hueca invitan al espectador a mirar dentro y reflexionar sobre la relación entre los seres humanos y el agua.



 12awilda_salzburg

 14marmorkopf_awilda_von_jaume_plensa_dietrichsruh_der_universit_t_salzburg_2011

 13awilda_jaume_plensa_salzburg_night_2014_a

Awilda. Salzburg, Austria. Obra de Jaume Plensa.


 15born_de_jaume_plensa_pg_del_born

Born. Pg. del Born amb c. Volta d'en Dusai (Barcelona). Obra de Jaume Plensa.


 17la_place_mass_na_au_cr_puscule_nice_5957148887

 16conversation_nice_p1000746

"Conversation à Nice", obra de Jaume Plensa


 16crown_fountain

Crown Fountain (Fuente de la corona). Crown Fountain in Millennium Park in Chicago, Illinois. Obra de Jaume Plensa. La fuente de la corona, es una hermosa fuente que muestra rostros de gente importante a la historia de Chicago.


 17crown_fountain_in_chicago

En la fuente de la corona las "caras" parpadearán, sonreían, fruncir el ceño y tienen expresiones diferentes. De vez en cuando las gigantescas fuentes se cierran los ojos, arrugarse hacia arriba y "escupir" el agua. Muchas personas vienen aquí para ver la fuente de la corona y para refrescarse bajo el agua.


 18_crown_fountain_6

Crown Fountain (vista posterior) in Millennium Park in Chicago, Illinois. Obra de Jaume Plensa.


 19_the_dream_sutton_011_1460123770_891832

Dream. Merseyside, England. Obra de Jaume Plensa.


 21the_dream_geograph_org_uk

 20dream_at_sutton_manor_colliery_outside_of_st_helens

Sueño es una escultura realizada por el español Jaume Plensa en honor a los mineros que trabajaron en la cuenca carbonífera de Sutton Manor hasta su cierre en 1991.


 22_escullera_de_jaume_plensa_via_j_lia

Escullera. C. Conflent davant la Via Júlia, abans a la pl. Francesc Layret (Barcelona). Obra de Jaume Plensa.


 23_ansbach_skulptur

Kaspar Hauser, Montgelas-Platz Ansbach (Kaspars Baum, Bronzeskulptur von Jaume Plensa vor dem Wohnhaus Hausers in Ansbach)


 24artzuid_2015_jaume_plensa_duna_2014_17414339644

Duna, 2014. Amsterdam. Obra de Jaume Plensa.


 25artzuid_2015_jaume_plensa_heart_of_trees_2007_17414302274

Heart of Trees, 2007. Amsterdam. Obra de Jaume Plensa.  


 26body_of_knowledge_2010_jaume_plensa_ffm_022

Body of Knowledge (Cuerpo del conocimientos), 2010. Escultura de acero, en el Westend Campus de Goethe University Frankfurt.


 27blickachsen_nosotros_plensa

Nosotros, escultura de Jaume Plensa en la exposición Blickachsen 7, que tuvo lugar en 2009 en Bad Homburg, Alemania.


 28campus_westend_frankfurt_skulpturen_6_jaume_plensa_r_ckenansicht

Steelsculpture "Body of Knowledge" (seen from the back) by Jaume Plensa at Campus Westend, Johann Wolfgang Goethe-Universität Frankfurt am Main, February 2012


 29campus_westend_frankfurt_skulpturen_7_jaume_plensa_vorderansicht

Steelsculpture "Body of Knowledge" (seen from the front) by Jaume Plensa at Campus Westend, Johann Wolfgang Goethe-Universität Frankfurt am Main, February 2012


 30campus_westend_frankfurt_skulpturen_8_jaume_plensa_seitenansicht

Steelsculpture "Body of Knowledge" (seen from the side) by Jaume Plensa at Campus Westend, Johann Wolfgang Goethe-Universität Frankfurt am Main, February 2012


 31_dr_m_by_jaume_plensa

Skulpturgruppen Dröm av Jaume Plensa, uppförd den 26 januari 2012, på Drottningtorget i Göteborg.


 echo_escultura_al_aire_libre_en_manhattan

"Echo" (Escultura al aire libre en Manhattan) by Jaume Plensa at Madison Square Park, with the Empire State Building in background.


 33interaktive_skulptur_mr_net_auf_dem_campus_des_hasso_plattner_instituts_potsdam

Interaktive Skulptur "Mr. Net" auf dem Campus des Hasso-Plattner-Instituts Potsdam. Obra de Jaume Plensa.  


 34_ivam_plensa

Interior del 'IVAM durant una exposició en 2008 de Jaume Plensa


 35jaume_plensa_grand_latent_blanc_01

Jaume Plensa´s Grand latent blanc, fibre concretee, 2012, Skulptur i Pilane


 36jaume_plensa_house_of_knowledge_01

House of Knowledge by Jaume Plensa outside Textile Fashion Center in Borås, Sweden


 37jaume_plensa_jard_ns_de_cap_roig

CALELLA de PALAFRUGELL. Jardí de Cap Roig "CUC" 1986 Jaume Plensa (Barcelona 1955) Ferro de fosa 53 x 600 x 60 cm


 40_mbam_051

Shadows II (2007), by Jaume Plensa, in the garden of the Montreal Museum of Fine Arts, Du Musée Avenue, west side


 39plensa_buga_2011_076

Skulptur Alchemy von Jaume Plensa 2006, Buga 2011 Koblenz, Leihgabe Galerie Scheffel, Bad Homburg, Größe:205x158x120


 41plensa_dell_arte_bcn

Dell'Arte (Jaume Plensa). C. Roc Boronat, 126-146 -Fundació Vila Casas- (Barcelona)


 jaume_foto_internacional

“in situ” de Jaume Plensa



 jaume_plensa

Enlace para ver noticias relacionadas con Jaume Plensa el EL PAÍS



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a Jaume Plensa (Barcelona, 1 de enero de 1955) es un artista plástico español, escultor y grabador. Artista muy polifacético que ha experimentado también con el dibujo, escenarios para ópera, videoproyecciones o instalaciones acústicas. Es conocido por sus grandes esculturas formadas por letras y números.
 

Fuentes y Agradecimientos: es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, elpais.com, rtve.es, tendenciasdelarte.com, AGENCIAS y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Viernes, 08 Abril 2016, 18:54; editado 5 veces 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Jaume Plensa 
 
Plensa, multiplicado por dos


El escultor dobla su presencia temporalmente en Barcelona con cuatro obras en el Palau



 1plensa_junto_a_su_obra_carmela_situada_en_el_palau

Plensa junto a su 'Carmela' situada al lado del Palau hasta septiembre de 2016.

La presencia del escultor Jaime Plensa (Barcelona, 1955) en su ciudad natal se limitaba hasta este jueves a cuatro esculturas de primera época repartidas por la ciudad: una en el Born, otra en la Fundación Miró, una tercera en el Museo Can Framis y Escullera, la cuarta, en la confluencia de Vía Julia con Nou Barris. Desde ayer, uno de los artistas más internacionales, con obras y exposiciones repartidas por medio mundo, multiplica por dos el número de sus trabajos tras la inauguración en el Palau de la Música de otras cuatro obras que acercan a los barceloneses a su obra más icónica y reciente. La más impresionante es Carmela, una cabeza de hierro fundido de 4,5 metros de altura que se ha instalado en el exterior del Palau (con Sant Pere Més Alt). “La situación en esta esquina virtual que no existía permitirá que el Palau se vea con otros ojos”, aseguró su creador tras explicar que la modelo es una joven barcelonesa. Carmela es la primera oportunidad de ver en esta ciudad una de sus célebres obras con forma de enorme cabeza en el que una joven con los ojos cerrados parece inmersa en sus pensamientos. “Llegó un momento en que quería liberar los retratos de la frontalidad, algo que tiene mucho que ver con la memoria y cómo guardamos los recuerdos”. Por eso, esta cabeza de Plensa está aplanada por su parte posterior.


 2_carmela_una_vez_instalada_en_la_confluencia_con_la_calle_sant_pere_m_s_alt

'Carmela', una vez instalada en la confluencia con la calle Sant Pere Més Alt.

En 2014 el anterior alcalde Xavier Trias encargó al artista una escultura que se viera desde el aire y que se instalaría en el mar. Al final del anterior mandato ya se habían hecho los estudios de impacto del viento y oleaje para esta gran obra de 52 metros que el artista piensa realizar con láminas de acero como si fuera una malla y que se situaría en el espigón del Gas que separa las playas del Somorrostro y la Barceloneta. Con el cambio de alcaldía el proyecto parece haber caído en el olvido. La semana que viene está previsto celebrar el debate Escultura en el horizonte: Skylines ideológicos de Barcelona, dentro del ciclo ¡Valor! que debatirá la idoneidad o no de su escultura —un proyecto que, curiosamente, ni el ayuntamiento ni el artista han explicado nunca y que solo se conoce por las informaciones publicadas en prensa. “Es curioso, no lo sabía. Nadie del Ayuntamiento se ha puesto en contacto conmigo ni me han dicho nada”, aseguró ayer Plensa. En cuanto a la posibilidad de que la obra no llegue a realizarse: “Los artistas intentamos expresar nuestras ideas con proyectos y exposiciones, pero llegan cuando es el momento. Para Awilda,la escultura de Rio de Janeiro esperé 30 años para crearla. No tengo prisa”. Más lacónico fue para referirse a las exposiciones prometidas en el Reina Sofía (tras concederle el Premio Velázquez en 2013) y en el Macba: “Deben de estar en algún lugar”. “En la vida no hay nada por casualidad, lo que pasa es que se hace esperar. Mi relación con Barcelona es esto: esperar”, remachó.


 3_silent_music_iii_que_puede_verse_en_el_foyer_del_palau_de_forma_gratuita

'Silent music III' que puede verse en el Foyer del Palau de forma gratuita.

Carmela permanecerá en esta esquina hasta el 18 de septiembre, si no se decide lo contrario. “Un vecino nos ha preguntado ya dónde había que firmar para que la escultura se quede siempre. Puede ser que de esta forma espontánea se quede”, explicó Mariona Carulla, presidenta del Palau. “Además, no molesta, incita a darle la vuelta, casa con el modernismo del Palau y se ve desde todos los sitios, incluso desde mi despacho”, bromeó Carulla.

La relación del artista con la música viene de lejos. Desde 1996 ha creado espacios y objetos para montajes de óperas y teatro. Hace unas semanas Héctor Parra estrenó en Cuenca una obra basada en unos poemas del escultor que fue un éxito. “Cuando de pequeño me escondía en el piano de mi padre ya estaba preparando la exposición del Palau”, aseguró en la sala Lluís Millet donde se exponen los bustos de personas relevantes del Palau. Allí se han instalado dos obras más: Sanna’s dream y Rui Rui’s dream, “otras dos jóvenes anónimas que con los ojos cerrados dialogan entre sí en silencio”. Las piezas que se pudieron ver en la exposición del Museo de Ceret de 2015 están creadas en basalto. La cuarta escultura es, como Carmela, inédita: Silent music III. Está situada en el Foyer del Palau y también se identifica con el estilo Plensa ya que es una pieza de acero inoxidable blanco creada con notas musicales que adquieren forma de hombre sentado sobre piedras de mármol.


 5_sanna_s_dream_uno_de_los_rostros_de_plensa_situado_en_la_sala_llu_s_millet_del_palau

'Sanna's dream', uno de los rostros de Plensa situado en la sala Lluís Millet del Palau.

En cuanto a esta experiencia, Plensa la calificó similar a “poder tomar un café con Domènech i Montaner; imagino que allá donde esté estará feliz. No hay confrontación, solo hay una historia del arte”, sentenció, para concluir que se sentía el artista más feliz del mundo. “La vida ha sido generosa conmigo y con mis obras. A mi padre le hubiera gustado verme tocar el piano aquí, pero yo era un desastre. Lo que él no sabía era que había otras posibilidades de llegar al Palau”.

Ayer Plensa se sentía, un poco más, profeta en su tierra. Al menos, multiplicado por dos.


 4_plensa_apoyado_en_rui_rui_s_dream_uno_de_los_dos_rostros_que_se_han_instalado_en_la_sala_llu_s_millet

Plensa apoyado en 'Rui Rui's dream', uno de los dos rostros que se han instalado en la sala Lluís Millet.



elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Jaume Plensa 
 
Un niño dentro del piano

Jaume Plensa expone cuatro esculturas en el Palau y vincula su pasión por la música a esconderse dentro del piano de su padre



 00_1460476667_438939

Jaume Plensa frente a 'Carmela'. / A. BOFILL

De niño, el pequeño Jaume se escondía dentro del piano de su padre. Y cuando éste tocaba, sin saber que su hijo estaba dentro, el niño sentía la vibración de las notas expandirse por todo su cuerpo. Lustros después, aquel niño quiso arrancar las letras de los libros, como si las páginas fuesen muros, para convertirlas en piel de sus esculturas. Después de las letras, vinieron esas notan de las partituras que tocaba su padre, esas notas que reverberaban en su cuerpo infantil. Pero la música suena en cada escultura de Jaume Plensa.Y el artista protagoniza una pequeña pero exquisita exposición en un escenario insospechado para él:el Palau de la Música. «Quizás fue entonces, cuando me escondía dentro del piano de mi padre, cuando empezó a gestarse esta exposición», admitía ayer Plensa con una sonrisa.

Desde Vía Laietana, Carmela, la escultura de 4,5 metros que Plensa ha instalado delante del Palau, crea una esquina virtual, inventando un nuevo espacio público. Y se ve como un cuadro impresionista. De lejos, el campo de Renoir o el estanque de Monet se extienden nítidamente, pero al acercarse al lienzo el paisaje se diluye en pinceladas de color. Lo mismo ocurre con Carmela. El delicado rostro de una niña con los ojos cerrados se deforma al acercarse, de cerca las facciones pierden la claridad y, al rodear la escultura de hierro -sorprendentemente estrecha y ligera-, la perspectiva cambia de forma extraña, jugando a confundir al transeúnte. Aunque pueda parecer una contradicción intrínseca, en manos de Plensa, el hierro es transparente.

«Carmela es de una belleza fuera del tiempo, arcaica y de futuro a la vez, una belleza mediterránea, clásica. La escultura puede crear lugares. Y esta obra crea una esquina virtual, que antes no existía, además es un puente con la sociedad, que camina en el exterior del Palau y que parece aislada de la cultura, pero no es así. La sociedad lleva dentro la cultura», defendió ayer Plensa, en la inauguración de las cuatro esculturas que expone en distintos espacios del Palau de la Música, siguiendo la línea de diálogo con las artes plásticas que la Fundació Orfeó Català impulsa desde hace cuatro años. Y gracias al Palau, Barcelona luce, por fin, una gran escultura de Jaume Plensa en sus calles, aunque sea de forma efímera:sólo permanecerá hasta septiembre (las del Palau hasta el 16 de mayo).


 000_1460476621_659172

'Silent music III', de Jaume Plensa / A. BOFILL

En apenas 48 horas desde su instalación, Carmela ya es una más del barrio. Paseantes y turistas la fotografían y se sientan sobre su pedestal/banco. ¿Podría quedarse la escultura de forma permanente? «Algún vecino ya ha preguntado dónde tiene que firmar para que se quede... La ciudad tiene una deuda con Plensa. Podría ser que de forma espontánea se dé un clamor para que se quede», admitió Mariona Carulla, presidenta del Palau. Lo cierto es que Barcelona, ciudad natal de Plensa, y sin embargo huérfana de sus grandes esculturas públicas sigue teniendo una asignatura pendiente con uno de sus artistas más internacionales (su agenda más inmediata: ahora expone en Florida, después presentará esculturas en Harvard, Seúl y Tokyo). El proyecto de instalar una gran obra cerca del mar que Xavier Trias trató de impulsar ha acabado desvaneciéndose. Pero Plensa se encoge de hombros y sin atisbo de resentimiento, al contrario, reconoce: «Nada es casual en la vida, pero hay que saber esperar. Y mi relación con Barcelona es la de una vida de espera. Pero eso no es malo. Una exposición empieza cuando se acaba, cuando notas el vacío que puede generar la ausencia de las cosas».

Y Carmela es, precisamente, el retrato de una niña de Barcelona. «Desde la Crown Fountain de Chicago [una fuente que reproduce los rostros de cientos de ciudadanos] la idea del retrato me interesa mucho: cómo la imagen de alguien concreto puede ser una metáfora de todos nosotros», admite el artista. Sus esculturas femeninas suelen ser niñas de 8 a 14 años, «esa edad en la que la belleza es de una fugacidad extraordinaria».

Antes de entrar en el Palau de la Música, Jaume Plensa cita los versos de uno de sus poetas preferidos, William Blake: «El camino del exceso lleva al palacio del conocimiento». Y sus esculturas convierten el icono modernista del Palau en un templo poético. Más aún. En el foyer del Palau el artista ha colocado uno de sus cuerpos humanos escritos con notas musicales:Silent music III.«Si alguien conoce mejor el silencio es el músico. Aunque trabaja con sonidos es quien mejor entiende el silencio», apunta Plensa. Y esa música silenciosa se graba en la piel de ese hombre-icono, de ese cuerpo que es un «palacio del sueño y del conocimiento» y que parece meditar sobre piedras de mármol gastado.

En la Sala Millet, en la primera planta del Palau, Plensa ha creado más silencio:un diálogo sin palabras entre dos cabezas de bronce, de Suecia y Shangai respectivamente, Sanna's dream y Rui Rui's dream, sobre las que se filtra, aterciopelada a través de los ventanales, la luz del mediodía. Las dos cabezas de dos metros se enfrentan en silencio, con cierta tensión, rodeadas por los cuadros simbolistas de Joan Brull, que también representan a mujeres, de otra época, pero de rostros suaves, casi quebradizos. «Es como una conversación silenciosa entre dos personas, un silencio que ayuda a entender la belleza que llevan dentro», señala el artista.


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Jaume Plensa 
 
El bosque íntimo de Jaume Plensa

Después de siete años, el escultor regresa a una galería de Barcelona con la exquisita muestra 'El bosque blanco'



000_1479372195_772165

La escultura 'Duna' de Jaume Plensa en la exposición 'El bosque blanco'. / GALERÍA SENDA

Henry David Thoreau se fue a los bosques porque quería vivir profundamente, buscarse a sí mismo, encontrarse en su propio interior. Lo hizo a orillas del lago Walden, donde escribió su célebre tratado de filosofía o diario de la vida en los bosques. Lejos de Massachusetts, en plena ciudad, también hay bosques. Y Jaume Plensa los pinta de blanco. Son bosques de madera, bronce y piedra. Bosques que son pensamientos. Y silencios. «Los bosques representan la idea de individualidad y colectividad, que llevo tiempo trabajando. Cuando vas a unbosque y miras los árboles todos parecen iguales. Pero en realidad todos son diferentes, cada uno es único, son imposibles de reemplazar. Lo mismo ocurre en la sociedad. Y cuando alguien desaparece es como si se quemara una gran librería, como si desaparecieran ciudades y continentes enteros», explica Jaume Plensa en medio de El bosque blanco, la exquisita exposición que inaugura en la Galería Senda.

En su particular bosque, Plensa ha tallado en madera los retratos de sus niñas de ojos cerrados (que remiten al sueño, al mundo interior), los ha trasladado a delicados bronces blancos y, después, ha dibujado en grafito sobre las paredes de la galería sus ojos y los labios, como si sus pensamientos se hubiesen escapado, como si quisiese fijar los sueños de sus esculturas. «Quería liberar el dibujo de la prisión del papel, que transformase la arquitectura en parte de la obra. Es como una isla autónoma dentro del espacio. Ésta no es una exposición pequeña, sino íntima. Es una conversación silenciosa entre todos», apunta Plensa, que ha concebido la exposición como una obra en sí misma, especialmente diseñada para la arquitectura de la nueva sede de la Galería Senda (en el 32 de la calle Trafalgar).

Al entrar, una gran escultura de alabastro oscuro, de espalda, recibe al visitante. Un visitante que automáticamente se convierte en un buscador. Porque las obras de Plensa -que fue premio Tendències de ELMUNDO de CATALUNYA en 2012- le obligan a recorrerlas, a dar la vuelta, a buscar nuevos ángulos para verlas, entenderlas, sentirlas. Es el proceso de anamorfosis, que deforma la escultura, la estira en vertical, la comprime. Una estilización que recuerda a los personajes de El Greco. «Empecé a hacerlo en la Crown Fountain de Chicago. No quería hacer un retrato periodístico de la gente, así que alargué las caras pero hice que los ojos y las bocas quedaran siempre en el mismo lugar. Y al hacerlo, vi que sugería una gran espiritualidad, como si sacara la materia. Y en esa inmaterialidad o desmaterialización está la búsqueda del alma», cuenta el escultor. Una búsqueda que también plasma en sus dibujos al grafito, un leve sombreado, apenas un contorno sugerido, de los ojos (siempre cerrados), nariz y labios de una joven de edad indefinida, en transición.

Casi escondida en un recoveco de la galería, hay una de sus esculturas de letras:un pensador abstracto cuya piel, también en bronce blanco, se compone de letras y caracteres de distintos alfabetos. «Trabajo mucho con el texto. Y las células de un texto serían los alfabetos, no necesariamente letras, también notas musicales y fórmulas matemáticas. Las letras son la partitura de nuestra voz», compara el artista. Su particular bosque abstracto, que se inaugura mañana y permanecerá en Senda hasta enero, se alinea así con su Carmela del Palau de la Música, la gran escultura que Plensa donó a la ciudad.

Hacía siete años que Jaume Plensa no exponía en una galería de Barcelona (por cierto, los precios de las obras oscilan desde los 30.000 a los 380.000 euros). En 2009, en el marco de la muestra de la Galería Toni Tàpies también instaló uno de sus poetas de luz sobre un pedestal, en el jardín del Seminario Conciliar de Barcelona, en la calle Balmes. «Si no podemos volar con unas alas, podemos volar con nuestras ideas», dice Plensa de su serie de poetas/pensadores (siete de ellos permanecen entre las montañas de Andorra y otros tantos hablan en silencio en Niza). Pero quien se pasa la vida en un avión es él. La semana que viene vuela a Corea del Sur para inaugurar una una gran escultura pública en Séul. En su agenda internacional de 2017 ya hay marcadas paradas en Montréal, San Diego, Toronto, Bangkok, Saint Étienne (Francia)... Sin embargo, de las prometidas exposiciones en el Macba y el Reina Sofía, el artista aún sigue esperando noticias. «No hay fechas. Pero no tengo prisa», dice encogiéndose de hombros. Con su habitual elegancia, Plensa se limita a constatar que en los últimos años, «Barcelona se ha despistado un poco a nivel cultural» y reclama «ya» una ley de mecenazgo en España para que la sociedad civil, igual como en Estados Unidos, se implique más en el mundo de la cultura. Quizás así, Plensa tendría más paradas en su propio país.


elmundo.es / VANESSA GRAELL
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Jaume Plensa 
 
Arco hincha el optimismo

El entusiasmo de la delegación de Argentina, el país invitado, y la confianza de los galeristas marcan la jornada inaugural de la feria de arte contemporáneo



 02_1487839447_140236

Ver vídeo

A la jornada inaugural de Arco, celebrada el miércoles en el recinto ferial de Ifema en Madrid, acudieron como cada año desde hace 36 ediciones artistas, galeristas, coleccionistas, periodistas, cantantes de rock y aristócratas, famosos o no. También se citaron la sensación inevitable de déjà vu, un cierto aire conservador y la ración anual de impresiones abstractas. Después de años de “pesimismo” y “desaliento”, esta se antoja la feria del “optimismo” y la “esperanza”. A falta de datos que ayuden a aterrizar la cosa, conviene recordar, como bien sabe el crítico cultural marxista Terry Eagleton, que el optimismo tiene más que ver con la confianza que con la esperanza. Y así, confiado, se mostró en mitad del ajetreo propio del mediodía el director de la cita, Carlos Urroz, quien explicó que “la presencia de galerías importantes que llevaban tiempo sin participar y que todas traigan piezas más grandes hace confiar en que las cosas funcionen”. “A partir de ahí, solo queda dejar trabajar a la magia”, añadió.

A la aparición de la magia esperaron impacientes desde primera hora de la mañana marchantes de todos los tamaños y colores (200 en total), como Joaquín García, que se estrenaba en el programa general; el presidente del consorcio de galerías, Alberto de Juan, de Max Estrella, —quien celebró que la organización haya logrado convocar a “coleccionistas extranjeros muy potentes y con muchas ganas”; más de 300—; Lisson, que estuvo el año pasado y ha decidido repetir, o Hauser & Wirth, ausente desde 2009. Los dos buques de bandera multinacional y origen londinense y suizo se disputaron, atracados uno enfrente del otro, la atención de los visitantes con cerámicas de Ai Weiwei o una especie de pozo de los deseos de un millón de euros de Roni Horn.


  03_1487839430_957888

Un visitante observa una performance delante de varias obras de Lena Hilton. Jaime Villanueva


Esperando a Macri

El entusiasmo corrió a cargo de la nutrida representación argentina, país invitado de esta edición, que el jueves aporta la presencia de su presidente, Mauricio Macri, durante la inauguración oficial, a la que también asistirán los reyes de España. La delegación, según cálculos de Sheila Cremaschi, directora del Hay Festival de Segovia, “suma unos 200 o 300 compatriotas”, porque “al argentino no le gusta hacer las cosas a medias”. La presencia de artistas y galerías (todas bonaerenses) se reparte entre el programa específico (bautizado Plataforma, con 12 espacios con 24 artistas seleccionados por Inés Katzenstein) y el general.

Entre las primeras, destacan las presencias de Luis Frangela, Alberto Greco, con una obra póstuma, Besos Brujos, que despertó el interés del Reina Sofía, y Eduardo Estupía, que muestra en Jorge Mara La Ruche delicados dibujos en blanco y negro que vienen a probar, según el artista, que “las poéticas [de los creadores argentinos] se acomodan a los límites económicos que impone la realidad”.

Entre las galerías del programa general que apuestan por artistas del país invitado también las hay extranjeras. Valgan dos ejemplos: el sutil trabajo con papel de Marie Orensanz llega de la mano de Alejandra von Hartz desde Miami, mientras que el deslumbrante conceptualismo del sur de Edgardo Antonio Vigo puede admirarse en la londinense Richard Saltoun.

Argentinos son también algunos de los creadores elegidos por tres comisarias para el programa Diálogos, una de las novedades de esta edición. Entre ellas está la exdirectora del Reina Sofía María de Corral, que ha seleccionado a 11 galerías y 11 parejas de artistas para que conversen, verbo que, bien es sabido, se conjuga mucho últimamente en los salones del arte contemporáneo. “Hemos intentado elegir galerías que trabajen próximas a sus creadores y montar una sección que huya de lo comercial”, explicó De Corral.

Así, los dibujos de Jorge Macchi se enfrentan a la denuncia de los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez de la mexicana Teresa Margolles (en Peter Kilchmann), mientras que en la brasileña Nara Roesler dos argentinos se ven las caras: Eduardo Navarro y Julio LeParc. Este último, que cuenta también con obra en el programa de Proyectos Especiales (con esculturas de gran formato de Alicia Framis o Los Carpinteros), resultó ayer ubicuo. Una azafata repartía un manifiesto con su firma, titulado Desmitificar el arte.En él, desde la altura de sus 88 años, LeParc se pregunta “qué puede hacer en la actualidad un artista” de su generación, que ve “con qué facilidad la burguesía asimila toda novedad que se haga en arte”.

Con Albert Pla

Pese a tanta actividad y flujo de ideas del otro lado del Atlántico, el primer protagonista del programa argentino en Arco fue, curiosamente, un catalán. El cantautor situacionista Albert Pla despertó las primeras oleadas de interés a las 11.30, en el primero de los 17 pases (hasta el domingo, día en que Arco cierra las puertas) de su performance No soy tan joven como para saberlo todo; la interpretó en el espacio dedicado al arte en directo de la galería Barro de Buenos Aires. Sus responsables invitaron al dúo Mondongo, que, a su vez, extendió la invitación al músico español. Pla, por resumir la pieza, comparece vestido de Pinocho con una máscara metálica y se mueve muy lentamente en una suerte de réplica de la galería de los espejos del palacio de Versalles. Corta sendos trozos de dos tartas con las banderas de España y de Argentina y se deja acariciar por un bosque de manos antes de que las cortinas cierren el hueco por el que los espectadores miran apretujados.

Las ferias acostumbran a programar en los últimos años actividades como esta para hacer pasar la experiencia de la visita por algo más que un paseo por ese lugar en el que la propiedad sobre las cosas (artísticas) cambia de (unas pocas) manos. A ello también contribuyen ciertas piezas que tratan de distraer el fin último de todo esto para emparentarlo con aquello que se persigue en una bienal. ¿Un ejemplo? La propuesta de José de la Mano, que recuerda la heroica aventura del Centro de Cálculo, que, a finales de los sesenta trató de unir en Madrid arquitectura racionalista, la incipiente ciencia informática y el arte.



Piezas de museo, precios prohibitivos


 04_1487839410_643031
 
Dos visitantes observan un cuadro de Peter Halley ante una escultura de Jaume Plensa.

La mayor presencia de piezas de gran tamaño e igual coste, esas que en la jerga se conocen como “de museo”, había sido anunciada por el director de Arco, Carlos Urroz en lo días previos a la feria. Ayer se pudo comprobar que no mentía; abundan en el recorrido las obras que superan el medio millón de euros.

En una de las entradas a la feria, el visitante se topa con una muestra de ello en el apabullante estand de Elvira González. Junto a una pequeña sala dedicada a las cerámicas y pinturas de Miquel Barceló, se puede ver una de las piezas más caras: una escultura de Juan Muñoz, cuyo precio es de 1,55 millones de euros. Mientras, un poco más allá, en el espacio de Guillermo de Osma, Constructif avec quatre figures, de Torres García (1,8 millones) presenta candidatura a la pieza más costosa de la cita.

Otro clásico de la muestra, Leandro Navarro, reconoce que en esta ocasión se ven más piezas de museo que en los últimos años. ¿La razón? “Hay más dinero para comprar”, opina. En lo que a él respecta, propone un dalí, El triunfo del Nautilo (1941), óleo de 30,5 X 35,5 centímetros procedente de un coleccionista suizo, a la venta por 1,4 millones de euros.

La tónica se repite en algunas de las galerías internacionales de mayor renombre. Si en la británica Lisson una serie de cerámicas de Ai WeiWei y un espejo de Anish Kapoor esperan comprador por 200.000 y 620.000 euros respectivamente, en Lelong una escultura en bronce de Joan Miró alcanza los 470.000 euros. Su director, Patrice Cotensi, explica que hace unos años estas piezas no se hubieran traído a Arco: “La crisis ha durado mucho. No había coleccionista que viniera a gastar más de 300.000 euros. Creemos que es el momento de arriesgarse”

elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario