Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Carmen Herrera (pintora Cubana Centenaria)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Carmen Herrera (pintora Cubana Centenaria) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a Carmen Herrera (La Habana, 31 de mayo de 1915) Pintora cubana, afincada en Estados Unidos desde mediados de los años cincuenta. Vive cerca de Union Square (ciudad de Nueva York).

Su trabajo ha sido reconocido internacionalmente recientemente. Tras seis décadas dedicándose a la pintura, vendió su primera obra en 2004, cuando contaba 89 años de edad. En julio de 2009, la galería IKON de Birmingham, Inglaterra, ofreció una exposición retrospectiva de su obra; exposición que se trasladó al Museo Pfalzgallerie de Kaiserslautern, del 23 de enero al 2 de mayo de 2010. La Tate Modern de Londres y el Museo Hirshhorn de Washington han adquirido recientemente obras suyas. Sus obras tienen una precisión casi espiritual y recuerda la pintura de Barnett Newman. Su estilo es expresionista abstracto y sus pinturas marcan importantes hitos en la evolución del movimiento minimalista geométrico.


 4carmen_herrera_fotografiada_en_su_casa_neoyorquina_en_2008

Carmen Herrera, fotografiada en su casa neoyorquina en 2008.

Su obra profundamente minimalista comprendió en los primeros tiempos dibujos con color, luego se limitó a emplear dos tonos y últimamente sólo uno. “Un día pintaré solo un punto”, dijo Carmen en una reseña de su obra que hace la revista W.

Nació en La Habana en 1915. Entre los años 1930’s y 1940’s vivió entre Cuba y Francia. Realizó estudios de  Arquitectura en la Universidad de La Habana entre 1937 y 1938. Tuvo cuatro exhibiciones en el  Salon des Réalités Nouvelles, Musée d’Art Moderne de la Ville de París. Se asentó en la ciudad de Nueva York en 1954. Desde entonces pinta todos los días.


 0000_1445777569_290596

Exposición individual de Carmen Herrera en 2012.

Su obra es parte de numerosas colecciones públicas y privadas como el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA), la Colección Tate de Londres, el Museo Hirshhorn de  Washington DC o el Museo de Arte del Smithsonian, también en Washington DC.

Espero que la recopilación que he conseguido de esta pintora extranjera sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección del foro de xerbar, y en lo posible contribuya en su divulgación.






Algunas imágenes


 02_1445777215_719268

Herrera, en una fotografía tomada en París en 1950, donde residió en varias ocasiones.


 01_1445776453_622052

La artista Carmen Herrera, nacida en La Habana en 1915, en su estudio en Nueva York.


 03_1445776725_894596

La pintora, en su estudio junto a una de sus obras. Su padre fue un héroe nacional que dirigió un periódico cerrado por la dictadura de Fidel Castro.


 000_1445777435_184261

La pintora cubana Carmen Herrera, fotografiada cuando tenía 95 años


 04_1445776794_946928

Otra imagen de la centenaria artista en su estudio, en 2015. Herrera vendió su primer cuadro con 89 años.


 05_1445776832_900398

Carmen toma el té con su esposo en su estudio parisiense en 1949.


 07_1445776922_880751

'Green Garden' (1950). La vida de esta creadora, sobrina del cardenal Herrera Oria, ha transcurrido entre La Habana, París y Nueva York.


 08_1445776958_717796

'Red with White Triangle', de 1961. En 2016, el Whitney Museum de Nueva York le dedicará por fin una retrospectiva.


 09_1445776991_839089

¡Diptych (Green & Black)', de 1976.


 10_1445777025_810198

'Orange & Red', de 1989. Con 100 años, sigue levantándose temprano para trabajar en su 'loft' de Manhattan.


 06_1445776869_761046

'Iberia No. 25', obra de Herrera de 1948. La artista ha conocido a los grandes artistas de la primera mitad del siglo XX.



 00_1445777322_357775

Aquí un trailer del documental sobre su vida de Carmen Herrera.


 00000_1445777894_809135

En la imagen Carmen Herrera a los 94 años.

Enlace interesante sobre la obra de Carmen Herrera



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a Carmen Herrera, pintora cubana afincada en Estados Unidos desde mediados de los años cincuenta. Vive cerca de Union Square (Nueva York). Su estilo es expresionista abstracto y sus pinturas marcan importantes hitos en la evolución del movimiento minimalista geométrico. Su trabajo ha sido reconocido internacionalmente recientemente. Tras seis décadas dedicándose a la pintura, vendió su primera obra en 2004, cuando contaba 89 años de edad. En julio de 2009, la galería IKON de Birmingham, Inglaterra, ofreció una exposición retrospectiva de su obra; exposición que se trasladó al Museo Pfalzgallerie de Kaiserslautern, del 23 de enero al 2 de mayo de 2010. La Tate Modern de Londres y el Museo Hirshhorn de Washington han adquirido recientemente obras suyas. Sus obras tienen una precisión casi espiritual y recuerda la pintura de Barnett Newman.



Fuentes y agradecimientos a: Lisson Gallery, elpais.com, es.wikipedia.org, martinoticias.com, bbc.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Carmen Herrera (pintora Cubana Centenaria) 
 
.


Una artista de éxito a los 100 años

Carmen Herrera vendió su primer cuadro hace una década, ahora tiene obra en la Tate


 04_1445778412_725813

La artista, en su estudio de Nueva York, en una imagen de este año.  / Lisson Gallery

Trabó amistad con Jean Genet y Barnett Newman. Frecuentó los círculos artísticos de Josef Albers, Jean Arp, Willem de Kooning o Mark Rothko. Conoció a algunos de los grandes tótems de la creación del siglo XX en un apasionante periplo vital que la llevó a La Habana, París y Nueva York, sin dejar de pintar bajo el influjo de las vanguardias. Pero solo cuando cumplió 89 años vendió su primera obra de manera profesional. Hoy, con 100 años cumplidos el 31 de mayo, Carmen Herrera es una artista reconocida. Será objeto en 2016 de una retrospectiva en el nuevo Whitney Museum diseñado por Renzo Piano y sus cuadros cuelgan en algunos de los más importantes museos.

El éxito sobrevenido, sin embargo, no parece perturbar demasiado a esta creadora cubana nacida en La Habana que sigue levantándose temprano para trabajar en su loft de Manhattan en una rutina que solo rompe sobre las 11 de la mañana para tomarse un whisky —“scotch”, apostilla— o una copita de champán, al que se ha aficionado últimamente, comenta ella misma en una entrevista realizada por este periódico por teléfono y correo electrónico.

En todo caso, Herrera reconoce que el éxito ayuda a no perder el ímpetu para seguir pintando en una producción que atraviesa la “historia de la abstracción, la arquitectura, el minimalismo estadounidense y latinoamericano y el concretismo cubano”, explica Nicholas Logsdail, director de la galería Lisson, que acaba de exhibir sus cuadros en la feria londinense de Frieze, donde la Tate Modern adquirió su segundo herrera. La galería de Logsdail estrenará el próximo año un nuevo espacio en la Gran Manzana con obras suyas. “A mí, francamente, lo que siempre me ha gustado es la línea recta”, matiza Herrera.

“Lo primero que hago cuando me levanto es dar gracias a Dios porque tengo un día más para vivir y pintar”, explica. Trabaja hasta la hora de comer con su asistente ecuatoriano Manuel para ejecutar sus lienzos más grandes. Muchas veces también la acompaña su viejo amigo, el artista puertorriqueño Tony Bechara. Fue él, como presidente de la junta del neoyorquino Museo del Barrio, quien organizó la primera individual de Herrera en 1998.

Cinco años después, The New York Times definió su obra como “el último grito en la pintura”. Sus cuadros y su personalidad llamaron tanto la atención que la cineasta Alison Klayman le dedicó una película documental, 100 Years Show, estrenada este año.


 01_1445778200_738558

Carmen Herrera en su estudio en Nueva York. / Lisson Gallery


Juventud desahogada

Herrera pudo vivir desahogadamente en su juventud gracias una pensión del Gobierno cubano por ser hija de un héroe nacional. Su padre, Antonio, luchó en la Guerra de la Independencia (1895-98) contra su propio progenitor, que era coronel del Ejército español. Más tarde, Antonio fundó el periódico El Mundo en La Habana, que sería clausurado por Fidel Castro. Su madre, Carmela, fue periodista y pionera del movimiento feminista de la isla caribeña. Su tío fue el cardenal Herrera Oria.

Su condición de mujer retrató su reconocimiento, sostiene Herrera: “Ser mujer y cubana no era ventajoso en tiempos pasados. Además, yo no era muy agresiva. Todo hay que medirlo por las normas de su época. Una tenía que acostumbrarse a eso, no solo en el arte, sino en todas las disciplinas”. ¿Y han cambiado las cosas? “Sí, drásticamente, para mejor. El cambio es lo único constante en la vida y el que no se dobla un poco se lo lleva la corriente”, comenta la creadora.

Cambió su vida cuando en 1939 conoció a su gran amor en La Habana, Jesse Loewenthal, con quien estuvo casada 61 años, hasta su muerte en el 2000. No tuvieron hijos. La joven pareja se marchó en 1948 a París y pasó allí cinco años, un periodo fundamental para el crecimiento artístico de la artista, que ya había vivido con anterioridad en la capital francesa. El resurgimiento en el París de la posguerra de la abstracción y del “arte degenerado”, como lo llamaban los nazis, la marcó definitivamente.

Conocer a Ella Fontanals-Cisneros, coleccionista cubana y fundadora del museo CIFO en Miami, también ayudó al reconocimiento. La coleccionista le compró a la artista, de entrada, nueve obras en 2002. En ese momento, Fontanals-Cisneros quiso donar una a la Tate Modern, que al principio no la quería recibir. “Confíen en mí, esta señora va a tener éxito y ustedes no van a poder comprar su obra; me lo van a agradecer”, les dijo Cisneros, según su propio relato. La cotización de una obra de Herrera puede oscilar entre los 13.600 euros (15.000 dólares) y los 453.000 euros (medio millón de dólares). Sus cuadros forman parte de las colecciones del MoMA, Whitney, Walker Art Center, Smithsonian Museum, Museo del Barrio y Hirschorn Museum, además de la Tate Modern.

Admiradora de la arquitectura de El Escorial y de Zurbarán, revela que su secreto para llegar al siglo son la suerte, el destino y no pensar mucho en ello. En sus tiempos “el reconocimiento no era gran cosa; es sobre todo un fenómeno contemporáneo”, apunta. No habla de arte, solo le interesa producirlo, y hacer lo que le gusta: “Tengo una edad. Si no me puedo tomar un whisky cuando me da la gana, ¿cuándo me lo tomo?”, se pregunta risueña.


 10_orange_and_red_obra_de_carmen_herrera_en_una_imagen_cedida_por_la_galer_a_logsdail

'Orange and Red', obra de Carmen Herrera en una imagen cedida por la galería Logsdail.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario