Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Escultores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
OSLÉ (Llucià Oslé I Sáenz De Medrano)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje 
Mensaje OSLÉ (Llucià Oslé I Sáenz De Medrano) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a Llucià Oslé i Sáenz de Medrano (Barcelona, 1880 - ídem, 1951) fue un escultor español. Trabajó en colaboración con su hermano Miquel (Barcelona, 1879 - ídem, 1960).

Se inició como aprendiz en la fundición Masriera i Campins, donde ya trabajaba su hermano Miquel, y donde coincidieron con Manolo Hugué. Asimismo, fueron discípulos de Josep Montserrat. Se enmarcaron dentro de un estilo realista de corte académico. Ambos fueron catedráticos de escultura en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona.

Recibió numerosas distinciones por su obra: en la Exposición de Bellas Artes de Barcelona de 1896 obtuvo mención honorífica; en 1907, primera medalla en Barcelona con La Pobladora; en 1908, primera medalla en Madrid con Presos.


 26spain_barcelona_plaza_catalunya_2014_saviesa

Saviesa, Sabiduría. Pl. Catalunya (Barcelona). Escultor: Miquel Oslé, signada. Material: bronze. 1928.


 23abundantiae_miquel_i_lluci_osl_pl_espanya_font_de_la_pla_a_espanya_barcelona

Abundantiae (Miquel i Llucià Oslé). Pl. Espanya, Font de la Plaça Espanya (Barcelona).


 24navegatio_miquel_i_lluci_osl_pl_espanya_font_de_la_pla_a_espanya_barcelona

Navegatio (Miquel i Llucià Oslé). Pl. Espanya, Font de la Plaça Espanya (Barcelona).


 ca_dos_montju_c_osl

Escultura del Monumento a los Caídos, Foso de Santa Elena, Castillo de Montjuïc, Barcelona. Obra de los Hermanos Miquel y Llucià Oslé (1940).


Entre su obra conjunta destacan:

    - Monumento a la Exposición, Zaragoza (1909).
    - Monumento a Fortuny, Barcelona (1922).
    - Monumento a Mosén Jacint Verdaguer, Barcelona (1924).
    - Mausoleo de las Heroínas de Santa Bárbara, Gerona (1925).
    - Fuente de la Plaza de España, Barcelona (1929).
    - Trabajo y Sabiduría, Plaza de Cataluña, Barcelona (1929).
    - Monumento a los Caídos en el Foso de Santa Helena del Castillo de Montjuic, Barcelona (1940).
    - Mare de Déu de la Mercè. Escultura de la Virgen en la cúpula de la Merced, Barcelona (1945-1949).
    - Placa de las bodas de oro del Fútbol Club Barcelona (1950).
    - Capilla del Santísimo, Canet de Mar (1950).

Espero que la recopilación que he conseguido de este escultor español sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección del foro de xerbar, y en lo posible contribuya en su divulgación.






Algunas obras


Intervención de los hermanos Oslé en la Plaça de Catalunya


 1la_plaza_de_catalu_a_es_el_nexo_de_uni_n_entre_la_ciudad_vieja_y_el_distrito_del_ensanche_de_barcelona

La plaza de Cataluña es el nexo de unión entre la ciudad vieja y el Distrito del Ensanche de Barcelona.

En la plaza de Cataluña también destaca por las numerosas esculturas de importantes artistas expuestas a lo largo de su perímetro, entre las cuales destacan la Diosa de Josep Clarà, Barcelona de Frederic Marès y el Pastor de Pablo Gargallo, además de obras de Josep Llimona, Enrique Casanovas, Miquel Oslé, etc., o el monumento a Francesc Macià de Josep Maria Subirachs, obra mucho más reciente (1991). Las obras del subsuelo, consideradas de gran valor urbanístico, comprendieron las galerías comerciales de la Avenida de la Luz (actualmente subterráneo del Triangle). Hasta la guerra civil de 1936-1939, sus cafés y restaurantes ( la Maison Dorée, el Colón, la Lluna, el Suís) fueron centro de muchas tertulias literarias y políticas ciudadanas. Fue también un centro de teatros, como el del Bon Retir (1876-1885), el Circ Eqüestre Alegria (1879-1895), Eldorado Concert (1887) o el Teatre Barcelona (1923)... Esculturas de la Plaza de Cataluña


Los hermanos Luciano y Miguel Oslé son dos artistas con abundante información en la prensa de la época. Es por ello, y por la falta de tiempo, que hemos decidido dividir este trabajo en dos meses, haciendo un repaso de la prensa hasta 1911 en ambos hermanos y dejando para la próxima edición el estudio de su escultura religiosa y pública. Eso sí, hemos incluido en esta edición su trabajo en la Plaza de Cataluña. Para está empresa, Miguel/Miquel Oslé Saénz de Medrano (Barcelona, 1879 - 1960), firmó su obra "Sabiduría" y Luciano/Llucià Oslé Saénz de Medrano (Barcelona, 1880 - 1951), un año menor que su hermano Miguel, "Trabajo". Debemos, no obstante, que ambos hermanos trabajaron conjuntamente en sus obras y que existirá participación de uno y otro en sus esculturas. También ocurre esto en sus exposiciones, donde es frecuente que ambos participen, aunque con obras diferentes.


 2miquel_osl_sabidur_a

Sabiduría. Obra de Miquel Oslé. Bronce, 3,20 x 1,56 x 2,90. Este grupo se halla en el lado de mar, frente a las Ramblas, flanqueando La diosa de Clarà junto a la alegoría del Trabajo del hermano de Miquel, Llucià. La obra es una alegoría de la Sabiduría, formada por una figura femenina que representa a la diosa de esta cualidad, Minerva, vestida con túnica y una égida sobre el pecho, y que lleva un casco en la mano derecha, mientras que con la izquierda sujeta las bridas de un caballo encabritado, que alza sus patas para aplastar una serpiente, símbolo de la ignorancia. Fundición: Mir y Ferrero (Madrid).


 1trabajo

Trabajo, 1929 . Obra de Llucià Oslé. Bronce, 3,45 x 1,25 x 3,70 m. Ubicación: Plaza de Cataluña, Barcelona. Material: Bronce.
Inauguración: La inauguración de la plaza se llevó a cabo el 2 de noviembre de 1927. En la inauguración estuvo presente el rey Alfonso XIII. En los meses posteriores se fueron instalando las esculturas.
Otros datos: Sobre la peana en bronce aparecen grabados el título de la obra ("TRABAJO"), la fundición, la firma del autor y la fecha.



Fuente de la Plaza de España de Barcelona


 17font_pla_a_espanya

La Fuente de la Plaza de España es un monumento escultórico situado en el distrito de Sants-Montjuic de Barcelona. Fue creada en 1929 para la Exposición Internacional, con un diseño del arquitecto Josep Maria Jujol y una decoración escultórica de Miguel Blay, Frederic Llobet y los hermanos Miquel y Llucià Oslé. Esta obra está inscrita como Bien Cultural de Interés Local (BCIL) en el Inventario del Patrimonio Cultural catalán con el código 08019/1757.

En esta fuente tan emblématica de Barcelona, los hermanos Oslé contribuyeron con tres magníficas esculturas de bronce.


 18fuente_pl_espa_a

Vista del conjunto.

Historia y descripción. La Plaza de España fue proyectada por Ildefonso Cerdá en su proyecto de Ensanche como vía de comunicación entre Barcelona y las poblaciones del Bajo Llobregat. Antiguamente se encontraba aquí la cruz de término de la ciudad, en la antigua carretera que conducía a Madrid. Después de un primer proyecto para urbanizar la plaza de Josep Amargós en 1915, finalmente se encargaron de las obras Josep Puig i Cadafalch y Guillem Busquets, continuadas por Antoni Darder desde 1926. Diseñaron un conjunto monumental de forma circular, en torno a un hemiciclo formado por una columnata de estilo barroco, influida en la Plaza de San Pedro del Vaticano de Bernini. En el acceso de la plaza que conduce a la Avenida de la Reina María Cristina se situaron dos altas torres en forma de campaniles, obra de Ramon Reventós, inspirados en el campanile de San Marcos de Venecia.

En el centro de la plaza se colocó una fuente monumental diseñada por Josep Maria Jujol, con una ornamentada decoración escultórica obra de Miguel Blay, Frederic Llobet y los hermanos Miquel y Llucià Oslé. De inspiración clásica, el sentido iconográfico de la obra representa una alegoría poética a España, según el programa establecido por Jujol. Sobre un estanque de planta triangular se sitúa un edículo con tres nichos con grupos escultóricos que simbolizan los ríos que desembocan en los tres mares que rodean la Península Ibérica: el Ebro para el mar Mediterráneo, el Guadalquivir y el Tajo para el océano Atlántico y unas figuras de adolescentes para los ríos del mar Cantábrico, todos ellos obra de Blay. En los vértices del estanque se hallan tres grupos que representan los frutos y dones de las aguas: la Abundancia, la Salud Pública y la Navegación, obra de los hermanos Oslé. Alrededor del cuerpo central se encuentran tres columnas corintias con diversas figuras y emblemas que simbolizan la Religión (una cruz con Ramon Llull, Santa Teresa de Jesús y San Ignacio de Loyola), el Heroísmo (una espada con Don Pelayo, Jaime I de Aragón e Isabel la Católica), y las Artes (un libro con Ausiàs March y Miguel de Cervantes), todo ello diseñado por Jujol. Remata la obra un pebetero de fuego con tres Victorias, obra en bronce del escultor Frederic Llobet. Por otro lado, al pie del monumento se sitúan seis cartelas con la inscripción en latín Senatus Populusque Barcinonensis (Senado y Pueblo de Barcelona), en imitación del SPQR romano.

Jujol otorgó al diseño de la fuente la monumentalidad de la arquitectura clásica grecorromana y la grandilocuencia de la arquitectura barroca, a la vez que diversos aspectos de la composición relativos a la escala y la métrica recuerdan la obra de Antoni Gaudí —del que era discípulo Jujol— y de Lluís Domènech i Montaner. Todo ello reinterpretado con la óptica jujoliana, como se denota en su gusto por el contraste en los diversos elementos compositivos del conjunto. La organización estructural recuerda una fuente barroca, formada por una base, un cuerpo central que aglutina elementos de la columna conmemorativa clásica y del arco de triunfo, y un ático que combina elementos en piedra y en metal, para enfatizar la divergencia de materiales. La composición se basa en la conjugación de dos figuras geométricas básicas, el círculo y el triángulo, presentes en la tradición iconográfica cristiana.5 En cuanto a la decoración escultórica, al ser obra de varios autores presenta diversas tendencias estilísticas: las obras de Miguel Blay corresponden a un realismo de corte clasicista, las de los hermanos Oslé se acercan más al novecentismo, y las de Frederic Llobet al art déco de moda en el momento.


Elementos de la fuente de la Plaza de España


 19rius_de_la_mediterr_nia_ebre_miquel_blay_pl_espanya_camillehardy

Ríos del Mediterráneo. Miguel Blay. Mármol blanco, 5,05 x 2,50 x 2. Los ríos del Mediterráneo están representados por el Ebro, personificado en un joven desnudo, ataviado únicamente por un pañuelo aragonés en la cabeza. A su lado se hallan dos niños que representan sus afluentes, y que sostienen unas vasijas que vierten el agua a la fuente. Al fondo se aprecia la figura de una mujer, como símbolo de la Tierra, que recoge el agua en un cesto que hace fructificar el cuerno de la abundancia que sostiene el personaje principal. En el nicho figuran las inscripciones Tarrac y Caesar, que aluden al pasado romano de esta región, conocida en época clásica como Tarraconensis. El grupo está orientado al este, hacia la Avenida del Paralelo.


 20rius_de_l_atl_ntic_tajo_i_guadalquvir_miquel_blay_camillehardy

Ríos del Atlántico. Miguel Blay. Mármol blanco, 4,60 x 2,32 x 2. La vertiente atlántica está simbolizada por el Tajo y el Guadalquivir, representados por dos figuras masculinas: el primero es un hombre maduro con barba, que está sentado sobre una piedra y sostiene una gran jarra en el brazo derecho; el segundo es más joven, y se halla de pie, con una gran concha con la que recoge el agua que le vierte desde arriba un niño que personifica un afluente del Guadalquivir, el Guadalimar. A su vez, otro niño se encuentra de rodillas bajo la gran concha, mirando hacia el otro personaje, por lo que sin duda simboliza el Guadiana, río situado entre los dos. Este grupo está orientado hacia el sur.


 21rius_del_cant_bric_miquel_blay_camillehardy

Ríos del Cantábrico. Miguel Blay. Mármol blanco, 5 x 2,38 x 2,10. Los ríos del Cantábrico están plasmados en una serie de figuras de niños y adolescentes: en la parte superior, un niño que prefigura el Nervión vierte agua sobre una gran concha que sostiene un adolescente situado en la parte izquierda del nicho, que cabría interpretar como la gran ría de Bilbao, donde desemboca el Nervión; a la derecha de la hornacina, una muchacha y dos niños sujetan varias jarras sobre sus hombros, en alusión a la fuente que nutre los ríos Nalón y Narcea; por último, en la parte inferior una mujer recoge todas estas aguas que fluyen a ella, simbolizando el mar septentrional de la península. Este grupo mira hacia el oeste, a la calle Tarragona.


 22font_pla_a_espanya_salus

Salud Pública. Miquel y Llucià Oslé. Bronce, 7,15 x 3,20 x 3,20. Una de las alegorías de los frutos y dones de las aguas es la Salud Pública (o Higiene), situada en el vértice de la calle Tarragona. Colocada sobre un pedestal con la inscripción latina Salus, es una figura femenina coronada por hierbas medicinales y que porta una jarra sobre el hombro izquierdo, junto a una oca y un niño con una concha en la mano. Se trata de la diosa Higía (la Salus romana), hija de Esculapio, que vela por la salud del ser humano. La oca —o el ganso— es un símbolo de la vigilancia, de la atención siempre constante que requiere la salud. Por su parte, la concha que lleva el niño simboliza el agua, un factor fundamental para la higiene.


 23font_pla_a_espanya_abundantia

Abundancia. Miquel y Llucià Oslé. Bronce, 7,09 x 3,20 x 3,20. Otro don es la Abundancia, ubicada hacia el sur, con la inscripción Abundantia. De nuevo es una figura femenina, con un cesto de frutas en el brazo derecho y una rama en el izquierdo, mientras que a sus pies se halla un haz de trigo y una cabra, probablemente Amaltea, la cabra que amamantó a Zeus y cuyo cuerno rebosaba exuberante de toda clase de frutos. En esta escena también figura un niño, como en los otros dos grupos de los hermanos Oslé.


 24font_pla_a_espanya_navegatio

Navegación. Miquel y Llucià Oslé. Bronce, 7,41 x 3,20 x 3,20. El último don es el de la Navegación, encarado a la Avenida del Paralelo y con la inscripción Navegatio. Como las anteriores, presenta una figura femenina y un niño: la mujer camina sobre las olas y alza en sus brazos un barco con la vela desplegada, en representación de la Navegación; por su parte, el niño aparece con un pez en la mano derecha y una red en la izquierda, simbolizando la Pesca. Junto a ellos se encuentra un ave marina, seguramente una gaviota. La interpretación iconográfica podría ser la de la ninfa Tetis, una nereida; estas ninfas, hijas de Nereo, habitaban los mares interiores y solían acudir en socorro de los marineros en peligro. Tetis, para evitar su matrimonio con Peleo, adoptó sucesivamente la forma de un pez, de un ave marina, de unas olas y de una llama.


 25font_pla_a_espanya_pebeter

Pebetero y Victorias. Frederic Llobet. Bronce con armadura de hierro forjado, 5,88 x 3,83 (pebetero), 5,37 x 1,53 x 0,90 (Victorias). La fuente está coronada por un pebetero de fuego y tres Victorias, en forma de figuras femeninas vestidas con túnicas clásicas. Al estar situado sobre las columnas que representan la Religión, las Artes y el Heroísmo, el fuego sintetizaría esos valores, a la vez que supone un contrapunto al elemento al que está dedicada la fuente, el agua. Según el Diario Oficial de la Exposición, el fuego del pebetero simbolizaba «el sacrificio constante de España por la civilización». Este conjunto, del escultor Llobet, está diseñado en un estilo cercano al art déco, el estilo de moda en aquel momento, por lo que es el más moderno de toda la fuente.


 26_font_de_la_pla_a_d_espanya

Fuente de la Plaza de España. Barcelona, 1929. Proyectada por Josep Maria Jujol i Gibert.



Monumento a Fortuny


 3_monument_a_fortuny_de_miquel_osl

A Marià Fortuny es un monumento escultórico situado en la calle Pintor Fortuny con Xuclà, en el distrito de Ciutat Vella de Barcelona. Fue creado en 1922 por los hermanos Miquel y Llucià Oslé. El monumento está dedicado al pintor catalán Marià Fortuny (Reus, 1838 – Roma, 1874), uno de los mejores pintores del siglo XIX en España.

La idea del monumento a Mariano Fortuny surgió en 1911, encabezada por el concejal Ignasi Iglésias. Al año siguiente se formó una comisión para arrancar el proyecto, pero por diversas razones no prosperó. En 1918 volvió a surgir la idea de parte del Círculo Artístico de San Lucas y del crítico de arte Joaquim Ciervo, y se inició una campaña con conferencias, exposiciones, artículos y recaudaciones de donativos para promover el proyecto. Se encargó la obra a los hermanos Oslé, y se pidió al Ayuntamiento un lugar donde colocarla, surgiendo como primeras ideas la Plaza Real o los jardincillos situados delante del Palacio de la Virreina. Los escultores comenzaron la obra, pero el hundimiento del Banco de Barcelona, donde estaban depositados los dineros, paralizó el proyecto. En 1932, sexagésimo aniversario de la muerte del pintor, se volvió a emprender la iniciativa, esta vez liderada por el Ayuntamiento. Se pensó en la calle del Pintor Fortuny, ya que llevaba su nombre, y aprovechando que el incendio de los almacenes El Siglo había permitido abrir esta calle hasta la Rambla. Sin embargo, como la calle era bastante estrecha se tuvo que abrir una hornacina para colocar la estatua, que había sido concebida como escultura exenta y perdió así su visión posterior, bastante lograda en los drapeados, a decir de los críticos. Pero de nuevo el azar atrasó la ejecución de la obra, ya que el estallido de la Guerra Civil Española en 1936 paralizó su colocación. En 1939, pasada la guerra, un artículo en La Vanguardia de Carles Fages de Climent recordó con atraso el centenario del nacimiento del pintor, subrayando el olvido de su monumento. El Ayuntamiento tomó de nuevo la iniciativa, y finalmente se instaló en la hornacina prevista y fue inaugurada el 20 de junio de 1942.


 4fortuny_2

A Marià Fortuny. Autores: Miquel y Llucià Oslé. Creación: 1922. Ubicación: Calle Pintor Fortuny con Xuclà, Distrito de Ciutat Vella, Barcelona, Bandera de España. España. Estilo: Clasicismo. Material: Mármol blanco sobre pedestal de piedra de Montjuïc. Dimensiones: 2 x 1,70 x 1,30 metros.

El retrato del pintor es de cuerpo entero, sentado y vestido con una túnica como un patricio romano, hecho que remarca el clasicismo de la representación. Hecha en una época de estallido de las vanguardias en Europa, esta figura parece más ochocentista que no de su tiempo, y denota el oficio academicista de sus autores. Así, la postura del personaje es plenamente clásica, ya que la pierna adelantada en contrapposto genera un ritmo de valores opuestos entre piernas y brazos. En cuanto al rostro, los autores se basaron en fotografías y en la máscara mortuoria del pintor, aunque la representación final tiene un aire idealizante que la aleja del realismo de la máscara. Igualmente idealizado es el cuerpo, esbelto y musculoso como el de un atleta clásico. El oficio de pintor del homenajeado solo es evidente en unos pinceles que lleva en la mano izquierda. Cabe destacar el trabajo hecho en los pliegues de la ropa, una labor de raíces puramente clásicas.



Monumento a Mosén Jacint Verdaguer


 6_jacint_verdaguer_monument

El Monumento a Mosén Jacint Verdaguer (en catalán: Monument a Mossèn Jacint Verdaguer, también conocido como El cuervo o La palmatoria) es un monumento escultórico situado en la Plaza de Mosén Jacint Verdaguer de Barcelona, en el distrito del Ensanche. Está dedicado al sacerdote y poeta Jacint Verdaguer, uno de los principales escritores en lengua catalana y renovador de las letras catalanas tras una larga etapa de decadencia. El monumento está considerado como Bien Cultural de Interés Local (BCIL) en el Inventario del Patrimonio Cultural catalán con el código 08019/1467


 7monument_a_jacint_verdaguer

Estatua del poeta. Monument a Mossèn Jacint Verdaguer (Barcelona)

La idea de erigir un monumento al insigne poeta a Mosén Jacint Verdaguer surgió tras su muerte en 1902, pero no cristalizó hasta 1913, fecha en la que se organizó un concurso que ganó el escultor Joan Borrell i Nicolau, en conjunción con el arquitecto Josep Maria Pericas. Borrell se encargó de la figura del poeta y las de la balaustrada, mientras que los hermanos Miquel y Llucià Oslé, finalistas del concurso, se encargaron de los relieves de la base.


 9monument_a_verdaguer_av_diagonal_pg_sant_joan

Balaustrada con una de las alegorías.


 10figura_de_otra_alegor_a

Al·legoria de la Poesia Èpica (representada per una dona cobrint-se amb un escut), de l'escultor Joan Nicolau i Borrell.

El lugar elegido para su emplazamiento fue la plaza de Mosén Jacint Verdaguer, en la confluencia entre la Avenida Diagonal y el Paseo de San Juan, donde se colocó la primera piedra el 29 de mayo de 1914. La ejecución del monumento se retrasó diez años, y finalmente fue inaugurado el 14 de mayo de 1924 por el rey Alfonso XIII y el dictador Miguel Primo de Rivera, con la asistencia del alcalde de Barcelona, Fernando Álvarez de la Campa, y un sobrino del poeta, Jacint Llusà i Verdaguer. La inauguración fue polémica debido a la proscripción de la lengua catalana que en aquella época mantenía la dictadura de Primo, por lo que un grupo de intelectuales encabezados por Àngel Guimerà hicieron un acto alternativo en la tumba de Verdaguer en Montjuïc.

En 1987 se hizo una restauración del monumento, a cargo del arquitecto municipal Josep.


 13_detall_de_monument_a_verdaguer_barcelona_02

Relieve de la balaustrada.


 14detall_de_monument_a_verdaguer_barcelona

Otro de los relieves del Monumento a Mosén Jacint Verdaguer, Barcelona.

El monumento se emplaza en una rotonda circundada por una balaustrada en cuyo interior hay unos jardincillos de los que se yerguen unos altos cipreses. Sobre la balaustrada se alzan tres figuras alegóricas, alusivas a la poesía mística, popular y épica, mientras que los relieves de la misma —obra de los hermanos Oslé— representan escenas del poema La Atlántida del autor catalán. Del centro del círculo surge una columna de veinte metros de altura, que en su parte superior tiene la estatua de Mosén Cinto. El conjunto está realizado en un estilo ecléctico, mezcla de modernismo y un clasicismo que apuntaba al novecentismo, con un evidente influjo de la Sezession vienesa.


 8_l_emigrant_de_verdaguer_pg_de_sant_joan

Placa con un fragmento de L'Emigrant de Verdaguer. Monument a Mossèn Jacint Verdaguer (Barcelona)


 5monument_cinto_verdaguer

Monumento a Mosén Jacint Verdaguer. Autores: Joan Borrell i Nicolau, Miquel Oslé y Llucià Oslé (escultura), Josep Maria Pericas (arquitectura). Creación: 1914-1924. Ubicación: Plaza de Mosén Jacint Verdaguer, Distrito del Ensanche, Barcelona, Bandera de España. España. Estilo: Novecentismo.  Material:Escultura de bronce sobre columna de piedra arenisca, alegorías de piedra de Montjuïc. Dimensiones: 21,60 x 16,60 metros.



Monumento a los caídos (Barcelona)


 ca_dos_montju_c

El Monumento a los caídos (en catalán: Monument als caiguts )? es un monumento escultórico situado en la carretera de Montjuïc nº 66 de Barcelona, en el distrito de Sants-Montjuïc. Está ubicado en el Foso de Santa Elena, dentro del recinto del Castillo de Montjuïc. Fue creado en 1940 por los arquitectos Manuel Baldrich, Joaquim de Ros i de Ramis, Josep Soteras y Manuel de Solà-Morales, con la colaboración de los escultores Miquel y Llucià Oslé.


 25escultura_del_monumento_a_los_ca_dos_foso_de_santa_elena_castillo_de_montju_c_barcelona_obra_de_los_hermanos_miquel_y_lluci_osl_1940

Escultura del Monumento a los Caídos, Foso de Santa Elena, Castillo de Montjuïc, Barcelona. Obra de los Hermanos Miquel y Llucià Oslé (1940).

Historia y descripción. Tras la Guerra Civil las autoridades franquistas propiciaron en Barcelona la destrucción o desinstalación de numerosos monumentos dedicados a personajes vinculados con la izquierda o el catalanismo —como el Monumento al Doctor Robert, el dedicado a Francesc Layret o a Rafael Casanova—,1 al tiempo que se procedió a la reconstrucción de numerosos monumentos vinculados a la derecha destruidos durante la contienda, como el Monumento a Antonio López, A Joan Güell i Ferrer, el Monumento al General Prim o Al Canónigo Rodó; también se encargó la sustitución del Monumento a la República por uno a la Victoria, obra de Frederic Marès.

En esta época hubo una gran proliferación de monumentos, ya que la dictadura utilizó el arte como medio propagandístico de su ideario: según Alexandre Cirici, «la estética aparece como un elemento esencial del franquismo, de la misma manera que fue un elemento esencial en todos los fascismos».3 Los primeros monumentos erigidos por las nuevas autoridades franquistas, el mismo 1939, fueron improvisados y efímeros: el 19 de mayo, «día de la Victoria», se colocó una lápida con el parte de guerra en la fachada del Ayuntamiento; el 29 de abril se puso una cruz a los caídos en el Hospital de San Pablo; el 7 de mayo se instaló un obelisco en conmemoración del 2 de mayo en la plaza de Cataluña; y el 19 de julio se colocó en el Portal de la Paz un arco de triunfo en honor a Galeazzo Ciano, de visita en la ciudad.

El primer monumento definitivo y con carácter más planificado fue el dedicado a los Caídos, emplazado en el Foso de Santa Elena del Castillo de Montjuïc. En este lugar se habían producido diversos fusilamientos de militares del bando nacional, por lo que fue elegido para situar el monumento en su memoria. El Ayuntamiento de Barcelona se comprometió a erigir el monumento el 26 de enero de 1940, primer aniversario de la ocupación de la ciudad, en respuesta a una iniciativa propuesta por el capitán general Luis Orgaz. Para propiciar la construcción se abrió una suscripción popular, que recaudó 180 000 pesetas, 50 000 de ellas donadas por el propio Ayuntamiento y 15 000 por la Diputación de Barcelona. El monumento fue inaugurado el 29 de octubre de 1940, aniversario de la fundación de la Falange.

El monumento fue realizado por los arquitectos Manuel Baldrich, Joaquim de Ros i de Ramis, Josep Soteras y Manuel de Solà-Morales, y los escultores Miquel y Llucià Oslé. El monumento consta de tres arcos —el del medio, más alto y ancho—, un altar y un sepulcro coronado por un obelisco con una cruz, además de una lápida de mármol donde se encuentra la escultura realizada por los hermanos Oslé, una figura yacente con una corona de laurel a los pies. La escultura, realizada en bronce, tiene unas dimensiones de 0,60 x 2,15 x 1,13 m.

La inscripción original inscrita en el arco del monumento era «Caídos por Dios y por España, ¡Presentes!», la cual fue cambiada en 1986 por decisión del Patronato del Castillo de Montjuïc por una más genérica que englobase a los caídos de todos los bandos, «Honor a todos los que dieron su vida por España».

Por otro lado, el obelisco tenía originalmente un águila franquista en bronce, que fue sustituida en 2008 por una placa con la dedicatoria «En memoria de cuantos fueron fusilados en este Foso de Santa Elena y de todas las víctimas de la Guerra Civil», escrito en español y catalán.

En este lugar se celebraba desde 1940 una misa anual en memoria de los fusilados, hasta que en 2015 el Ayuntamiento de Barcelona presidido por Ada Colau retiró el permiso para su celebración, en virtud de la Ley de Memoria Histórica, al entender que se trataba de «un acto de exaltación del alzamiento militar».

Cabe remarcar que en Barcelona existió otro Monumento a los caídos, creado en 1951 en la avenida Diagonal —entonces avenida Generalísimo Franco—, frente al Palacio Real de Pedralbes, obra de los arquitectos Adolf Florensa y Joaquim Vilaseca y del escultor Josep Clarà, compuesto de una columnata semicircular con una gran cruz al fondo, y un conjunto escultórico formado por dos hombres, uno sosteniendo al otro, moribundo. La escultura fue destruida en 2001 por la Plataforma Antifascista de Barcelona, y el conjunto fue desmontado en 2005.




Otras obras


 21mare_de_d_u_de_la_merc_pl_de_la_merc_barcelona

 22merc_osl

Mare de Déu de la Mercè. Escultura de la Virgen en la cúpula de la Basílica de la Merced, Barcelona (1945-1949). Obra de de Miquel y Llucià Oslé


 capilla_del_sant_simo_canet_de_mar_1950_obra_de_miguel_y_luciano_osl

Capilla del Santísimo, Canet de Mar (1950). Obra de Miguel y Luciano Oslé


 compa_a_de_santa_b_rbara_gerona_mausoleo

Mausoleo de las Heroínas de Santa Bárbara, Gerona (1925). Iglesia de San Félix (Gerona), Capilla de San Narciso. Monumento funerario en memoria de las heroínas de Santa Bárbara, realizado en mármol por Miguel y Luciano Oslé, siendo inagurado el cuatro de junio de mil novecientos veinticinco por el rey Alfonso XIII.




Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a Llucià Oslé i Sáenz de Medrano (Barcelona, 1880 - ídem, 1951) fue un escultor español. Trabajó en colaboración con su hermano Miquel (Barcelona, 1879 - ídem, 1960). Se inició como aprendiz en la fundición Masriera i Campins, donde ya trabajaba su hermano Miquel, y donde coincidieron con Manolo Hugué. Asimismo, fueron discípulos de Josep Montserrat. Se enmarcaron dentro de un estilo realista de corte académico. Ambos fueron catedráticos de escultura en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona.



Fuentes y agradecimientos a: ca.wikipedia.org, es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, vestigiosdebcn.wordpress.com, esculturaurbana.com, barcelonagalleryweekend.com, todocoleccion.net y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario