Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Pedro De Villegas Marmolejo (1519–1596)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Pedro De Villegas Marmolejo (1519–1596) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a Pedro de Villegas Marmolejo (Sevilla, 1519 – Sevilla, 1596) fue un pintor y escultor español del renacimiento.

Hombre de gran erudición y prestigio intelectual, gozó de la amistad de diversos artistas e intelectuales de su época, entre ellos el humanista y teólogo Benito Arias Montano que le dedicó un epitafio a su muerte.

Entre los años 1560 y 1580 se convirtió en uno de los pintores más importantes y con más encargos de la entonces cosmopolita ciudad de Sevilla; su taller en el que trabajaban numerosos discípulos y colaboradores alcanzó gran prestigio, enviando parte de su producción a tierras americanas. Este periodo de esplendor para Villegas y su taller coincidió con el vacío dejado en la ciudad por otros artistas como Pedro de Campaña, quien abandonó Sevilla en 1562, Hernando de Esturmio, muerto prematuramente en 1557 y Luis de Vargas, que dedicó su tiempo casi por entero durante estos años a la decoración de la Giralda.

Obra

Su estilo considerado como académico tiene influencias italianas sobre todo de Rafael y flamencas. Tomó a menudo como modelo para sus obras, dibujos y grabados procedentes de Italia, Alemania o Flandes.

Entre las obras que se conservan en la actualidad, podemos citar las pinturas del retablo de La Visitación en la Catedral de Sevilla. La tabla central del mismo muestra claras influencias manieristas tanto por la distribución espacial de los personajes como por el uso del color. Los retratos de los patrocinadores del retablo situados en el banco del mismo demuestran su gran capacidad como retratista.

En la Iglesia de San Lorenzo (Sevilla) se encuentra La Sagrada Familia (1585), también en Sevilla en la iglesia de San Vicente, La Virgen de los Remedios (1590) y las restantes tablas del primitivo retablo de la capilla de la Virgen, ahora de las Siete Palabras; y en Écija, Cristo Fuente de la Vida en la Iglesia de San Gil.

Ninguna de sus obras escultóricas ha sobrevivido, aunque se tiene constancia documental de algunas, como un crucificado realizado en 1581 para el Monasterio de San Miguel de los Ángeles en Sanlúcar la Mayor.

Espero que la recopilación que he conseguido de este pintor español, sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección del foro de xerbar, y en lo posible contribuya en su divulgación.






Algunas obras


 5_villegas_marmolejo_san_sebastian_sevilla

San Sebastián, c. 1590-95, óleo sobre tabla, 33 x 14 cm, Sevilla, parroquia de San Vicente; procedente del antiguo retablo de la Virgen de Vargas. Obra de Pedro de Villegas Marmolejo


 4_villegas_marmolejo_virgen_remedios_sevilla

Virgen de los Remedios, óleo sobre tabla, 192 x 144 cm, tabla central del primitivo retablo de la capilla de la Virgen de Vargas en la parroquia de San Vicente de Sevilla. Obra de Pedro de Villegas Marmolejo


 2la_sagrada_familia_1585_de_pedro_de_villegas_marmolejo_iglesia_de_san_lorenzo_sevilla
 3la_sagrada_familia_1585_de_pedro_de_villegas_marmolejo_iglesia_de_san_lorenzo_sevilla

La Sagrada Familia (1585). Obra de Pedro de Villegas Marmolejo. Iglesia de San Lorenzo (Sevilla)


 5virgen_de_belen_1595_de_pedro_de_villegas_marmolejo_iglesia_de_san_lorenzo_sevilla
 4virgen_de_belen_1595_de_pedro_de_villegas_marmolejo_iglesia_de_san_lorenzo_sevilla

Virgen de Belen (1595). Obra de Pedro de Villegas Marmolejo. Iglesia de San Lorenzo (Sevilla), esta original pintura que representa la Sagrada Familia con San Juanito.


 6sala_iii_05_sagrada_familia_2bsto_t_aquino_y_sta_cat_siena_villegas_marmolejo_2c_h_1575

Díptico de la Sagrada Familia y santo Tomás de Aquino con santa Catalina de Siena, hacia 1.575. Museo de Bellas Artes de Sevilla. Obra de Pedro de Villegas Marmolejo

Pedro Villegas Marmolejo nació en Sevilla en 1.520, siendo uno de los pintores hispalenses más representativos del siglo XVI, cultivando el estilo renacentista, con influencias de Luis de Vargas. Aunque tiene amplias obras distribuidas por Sevilla y su provincia, además de otras comarcas andaluzas, destaca el retablo de la Visitación realizado para la catedral de Sevilla o la pintura de La Sagrada Familia con san Juanito, finalizada en 1.595 para el altar dedicado a la Virgen de Belén de la parroquia de san Lorenzo.



El Museo de Bellas Artesd e Sevilla restaura dos tablas del siglo XVI de Pedro Villegas Marmolejo


 7_el_museo_de_bellas_artes_de_sevilla_ha_llevado_a_cabo_la_restauraci_n_de_dos_tablas_del_siglo_xvi_atribuidas_a_pedro_villegas_marmolejo

En 2013 el Museo de Bellas Artes de Sevilla, con el respaldo de la Asociación de Amigos del Museo, ha llevado a cabo la restauración de dos tablas del siglo XVI atribuidas a Pedro Villegas Marmolejo. Las obras son 'La Sagrada Familia con San Juan Niño' y 'Santo Tomás de Aquino y Santa Catalina de Siena', ambas pertenecientes a la colección permanente del museo y que se pueden visitar en la sala III, dedicada a la pintura manierista.

Cada tabla está compuesta por tres paneles verticales de formato y medidas irregulares. Las tablas se encontraban en estado muy deficiente, con daños estructurales, cuarteados y con pérdida de cohesión en los diferentes estratos de preparación y color. La intervención se ha llevado a cabo en los talleres del Museo de Bellas Artes gracias al apoyo de la Asociación de Amigos del Museo, y ha devuelto a las obras la luminosidad y valores cromáticos originales, así como transparencias y detalles difíciles de apreciar anteriormente. Tras la desinsectación se ha reparado el soporte, procedido a una consolidación general y limpiado toda la superficie ígnea. La intervención en la pintura ha consistido en la fijación de toda la superficie pictórica y en la adhesión de las zonas de abolsamientos para conseguir la estabilidad de las capas polícromas. Se han eliminado estratos superficiales, estucos y repintes alterados, así como la capa de barniz oxidado.

Tras la fase de estucado de las lagunas existentes se ha procedido a la reintegración cromática de la obra y a la reconstrucción de las zonas donde se había perdido parte de la composición, para lo que se ha realizado un estudio previo. La técnica de reintegración es reversible y discernible a corta distancia para crear una diferenciación entre lo reconstruido y lo original. Finalmente se ha protegido la pintura con resina natural.

Las dos tablas ingresaron en el Museo de Bellas Artes en 1840 como consecuencia de la Desamortización, aunque su procedencia concreta es desconocida; inicialmente fueron atribuidas a Luis de Vargas, pero desde 1955 se consideran de Villegas Marmolejo (1519-1596). Gran erudito y amigo de Benito Arias Montano, Pedro Villegas Marmolejo fue uno de los pintores más representativos de la pintura sevillana de la segunda mitad del siglo XVI. Autor de una amplia producción pictórica -que se encuentra distribuida por Sevilla y su provincia, además de otras regiones españolas-, destacan entre sus obras el retablo de la Visitación, visible en la Catedral de Sevilla, y la Sagrada Familia y la Anunciación, estas dos en la iglesia de San Lorenzo de Sevilla.




Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a Pedro de Villegas Marmolejo (Sevilla, 1519 – Sevilla, 1596) fue un pintor y escultor español del renacimiento. Hombre de gran erudición y prestigio intelectual, gozó de la amistad de diversos artistas e intelectuales de su época, entre ellos el humanista y teólogo Benito Arias Montano que le dedicó un epitafio a su muerte.



Fuentes y Agradecimientos: es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, galeon.com, rafaes.com, leyendasdesevilla.blogspot.com.es, noticiasgestionarte.blogspot.com.es y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Pedro De Villegas Marmolejo (1519–1596) 
 
Reproduzco una noticia antigua, pero interesante, referida a Pedro de Villegas Marmolejo, publicada el 28 de noviembre de 2011



Una historia desconocida de la Hermandad Sacramental de Las Siete Palabras – Parroquia de San Vicente Mártir



 8virgen_de_los_remedios_leo_sobre_tabla_192_x_144_cm_tabla_central_del_primitivo_retablo_de_la_capilla_de_la_virgen_de_vargas_en_la_parroquia_de_san_vicente_de_sevilla

Virgen de los Remedios, óleo sobre tabla, 192 x 144 cm, tabla central del primitivo retablo de la capilla de la Virgen de Vargas en la parroquia de San Vicente de Sevilla. Obra de Pedro de Villegas Marmolejo.

La verdadera “dueña” de la Capilla que actualmente preside el Santísimo Cristo de las Siete Palabras es el conjunto de Cuadros de la Virgen de los Remedios, que en ella se encuentra. Amador de los Ríos pudo ver completo este conjunto de cuadros que presidía la capilla antes de 1844.
 
El 2 de noviembre de 1868 la Hermandad de Las Siete Palabras, fue desposeída de su residencia canónica al cerrarse el Convento Casa Grande del Carmen por los invasores franceses, trasladándose a la Parroquia de San Vicente Mártir con las pocas imágenes y enseres que le dejaron. Se situaron en la Capilla del lado del Evangelio dedicada a la Virgen de los Remedios. El traslado, al ser definitivo, se instala en lugar preferencial, modificándose la colocación del conjunto pictórico.
  
Desmembrado posteriormente, no se ha conservado ningún resto de la estructura arquitectónica labrada por el escultor Jerónimo Hernández que enmarcaba las pinturas, aunque no ocurre lo mismo con las nueve tablas de Villegas, conservadas en el mismo lugar para el que fueron pintadas originalmente, la capilla de Francisco Griego, actual del Santísimo Cristo de Las Siete Palabras. Se fecha entre la producción tardía del pintor, en torno a 1590.


 9retablo_virgen_de_los_remedios

Retablo Virgen de los Remedios. Capilla de la Virgen de Vargas en la parroquia de San Vicente de Sevilla. Obra de Pedro de Villegas Marmolejo.

Localizados los conciertos de talla y pintura, otorgados el  3 y 4 de Enero de 1569, la documentación permite identificar las tablas de Villegas con las concertadas por el pintor para el retablo tallado por J. Hdez. para el altar del armador, capitán de navío y mercader Fco Griego, contratado por los herederos de éste, su viuda e hijo Juana Rosa y Nicolás Quisamich.


 10_1438428089_757147

La fecha señalada por López Martínez para la contratación del retablo (Septiembre de 1568) corresponde en realidad a la de un documento previo extendido por el provisor de Sevilla y dirigido a Fco Farfán, clérigo presbítero y Mayordomo de fábrica de San Vicente Mártir, informándole del propósito de Nicolás Q, de 18 años de edad, de fundar una capellanía perpetua en la iglesia, según la voluntad de su Padre. Muerto éste en Cádiz, en el testamento había expresado la voluntad de que su cuerpo fuera depositado por sus herederos, en el monasterio del Carmen o en la Parroquia de San Vicente. En cumplimiento de esta cláusula, Nicolás Q. había solicitado al provisor la concesión de la capilla bautismal de San Vicente Mártir, sugiriendo el traslado de la pila de bautismo a otro lugar “cabe la puerta mayor debaxo de la tribuna de los órganos que es lugar muy honesto y deçente”. Señalaba el provisor que la viuda prometía gastar en la capilla 1.000 ducados, “los quales no se pueden dexar de gastar… con que la dicha capilla quedará muy bien adornada”, además de dotar de renta a la fábrica y de donar 310 ducados para ayuda a la obra que la Parroquia tenía comenzada. Se ordenaba a Fco Farfán la concesión de la capellanía, recibiendo los 310 ducados para ayuda de fábrica a la iglesia.


 12_1438428105_175461
 
El 2 de Octubre de 1568, Nicolás Q. tomaba  posesión de la capilla “que solía ser del Bautismo”, situada entre la puerta de San Benito y la capilla de Juan de Porras. Tres meses más tarde de la toma de posesión de la capilla por Nicolás Q., los herederos de Fco Griego contrataban el retablo que debía presidir la capilla familiar con el escultor J. Hdez. y el pintor de imaginería Pedro de Villegas Marmolejo.


 11_1438428119_700745

Los artistas se comprometían a cumplir las condiciones adjuntas a sus respectivos contratos, además de seguir la “traça que para el Retablo está fecha”, obligándose J. Hdez. a concluir su labor en Julio y Villegas en Octubre. La forma de pago es la usual, abonados los 160 y 220 ducados respectivos en tres libramientos, el último de ellos a cobrar una vez tasadas y aprobadas las obras por maestros oficiales. Según las cartas de finiquito otorgadas por J. Hdez. y Villegas así debió cumplirse aunque, también como era frecuente, los plazos estipulados en un principio para la conclusión del retablo se prolongaron. El finiquito con Pedro de Villegas lo firmaron Nicolás Q. y el pintor el 26 de Enero de 1570  (tres meses más tarde del plazo), mientras que el de J. Hdez, extrañamente, habría de esperar al 13 de Julio de ese año para llevarse a efecto (un año después de la fecha). Aparentemente, en ninguno de los dos casos el retraso fue motivo de descontento, puesto que con la última libranza ambos serían gratificados: J. Hdez. con 6.000 maravedíes por las demasías y Villegas con 15.600 “graçiosos por la buena obra que he fecho por que fue taçada y estimada en más cantidad que los dichos dozientos e veynte ducados”.

Según las condiciones para la obra de talla el retablo, de estructura plana, debía medir 20 palmos de alto por 15 de alto (proporción sesquitercia). Las condiciones por las cuales Pedro de Villegas se comprometía a realizar la obra de pintura y dorado del retablo se detienen sólo en puntualizaciones de carácter técnico sobre el dorado de la estructura de talla y la preparación de los tableros para pintar, dejándose el programa iconográfico de éstos al arbitrio posterior de Nicolás Q. Esta circunstancia, bastante habitual en los contratos de obra artística de la época, podría plantear en principio cierta dificultad para identificar las pinturas del retablo de Fco Griego con las hoy existentes en Las Siete Palabras, en particular si tenemos en cuenta que la única temática concreta que se especifica en los contratos hace referencia a la obligación de pintar unos retratos, uno representa a San Jerónimo y el otro a las santas Justa y Rufina.

Debemos encontrarnos en este caso ante un cambio de parecer de los patronos del altar por cuanto el resto de las pruebas indican que la documentación corresponde a las pinturas de Villegas en San Vicente Mártir. Así, tanto el número de tablas, nueve, como el formato y  medidas de cada una de ellas se corresponden a las requeridas en el contrato. Pero aún más significativa resulta la presencia de ciertos detalles en el programa iconográfico de las tablas que han llegado hasta nosotros que confirman, si fuera necesario, su pertenencia al retablo contratado por Juana Rosa y Nicolás Q. en 1568, en particular la aparición en dos de las pinturas, la de los santos Juan Bautista y Nicolás de Bari. Aunque San Juan es una figura de culto conocida y recurrente en multitud de retablos de esta y de cualquier época, no sucede lo mismo con el segundo de ellos. Ambos justifican su presencia en su papel de patronos respectivos de los comitentes del altar, la viuda y el hijo mayor de Fco Griego.



 13_1438428182_864332

En otro nivel, igualmente apropiada resulta la presencia de San Nicolás, como patrono de las gentes del mar, en la capilla de una familia de marinos griegos. El resto de figuras de santos representados, deben responder a devociones particulares de la familia, o quizá a circunstancias puntuales contemporáneas a la pintura del retablo. Respecto a esto último, la aparición en los laterales de los tradicionales santos intercesores contra la peste, San Sebastián y San Roque, podrían estar relacionados de una u otra forma con la “peste de San Gil”, que azotara la ciudad en 1568, como esperanza para evitar el regreso de la enfermedad.
 

 14_1438428202_838556

Igualmente pertinente para la familia sería la tabla central con la representación de la Virgen de los Remedios. La pintura de Villegas no responde al tipo iconográfico –una madonna lactans– de la pintura del siglo XV de igual advocación conservada en el trascoro de la Catedral hispalense, pero en la Sevilla del siglo XVI la Virgen de los Remedios era por definición la venerada en el desaparecido Convento de su nombre en  Triana, objeto de especial devoción marinera, que daría nombre a los astilleros más importantes y posteriormente a todo un barrio. Desaparecida esta imagen, no es posible verificar la correspondencia iconográfica del tipo de la Virgen de los Remedios firmada por Villegas con el de su posible modelo, pero una vez más la vinculación marinera de su culto la convertía en una advocación plena de significado para los familiares de Fco Griego.


 15_1438428214_252414

A partir de estas evidencias no es posible dudar en la identificación de las tablas de Las Siete Palabras con las que una vez formaron parte del desaparecido retablo de Fco Griego y fijar la ejecución del conjunto a lo largo de 1569, veinte años antes de la fecha tradicional y aceptada por la historiografía.


 16_1438428232_826641

Por citar dos ejemplos fechables con cierta seguridad, y aunque existen variantes estilísticas entre ambos conjuntos, las tablas de Las Siete Palabras se encuentran más próximas a las que forman parte del ya citado retablo de la Visitación (c. 1566) de la Catedral de Sevilla que a la Sagrada Familia y San Juan pintada por el artista para su enterramiento en San Lorenzo (c. 1591),


 17_1438428242_507558

Años posteriores, parece ser que la colocación individual de los cuadros fue modificándose dentro de la Parroquia de San Vicente Mártir y salas de la Hermandad de Las Siete Palabras, haciéndose unos marcos individuales de madera dorada.


 18vista_general

Vista General de las pinturas restauradas de Pedro de Villegas Marmolejo.

Tras más de un siglo con las pinturas repartidas por la Parroquia, con la restauración entre los años de 1.994- 2.001, y que tantos puntos negros ha tenido para San Vicente Mártir y para la Hermandad de Las Siete Palabras, pudimos recuperar en su esencia este conjunto pictórico.

Espero que futuras Juntas de Gobierno, ya que a esta le queda menos de un mes, abarque este trabajo, que realce aún más los magníficos cuadros y nuestra Capilla.

Un saludo, de un Rabanito.


Autor del texto: Carlos M. Romo Salado
Fotografías: Práxedes Sánchez M. e IAPH
Fuente: hermandadsietepalabras.blogspot.com.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario