Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Lorente - Bernardo Lorente Germánnota
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje 
Mensaje Lorente - Bernardo Lorente Germánnota 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a Bernardo Lorente Germánnota (1680-1759), pintor barroco español, llamado el pintor de las pastoras, vivió siempre en Sevilla donde se formó en contacto con la pintura de Murillo, de quien fue seguidor. Entre sus obras más destacadas se cuentan los dos trompe l’oeil o trampantojos del Museo del Louvre.

Nacido en Sevilla, se formó con su padre primero y luego, según Ceán Bermúdez, con otro modesto «pintor de feria», Cristóbal López, quien le habría formado en el respeto y la imitación de los modelos de Murillo, de los que se derivan sus composiciones religiosas en tonos pastel. Ceán Bermúdez le llamó el pintor de las pastoras por sus cuadros de la Virgen vestida de pastora y apacentando el rebaño, atribuyéndole así la formación de la iconografía de la Divina Pastora, devoción muy difundida en el ámbito local a comienzos del siglo XVIII conforme a una visión del capuchino fray Isidoro de Sevilla.

Durante los cinco años que la corte de Felipe V permaneció en Sevilla, el llamado lustro Real de 1729 a 1733, Lorente trató amistosamente con Jean Ranc, pintor de cámara, cuya influencia se advierte en sus retratos. En contacto con la corte, tuvo ocasión de retratar al infante Felipe de Borbón, hijo de Isabel Farnesio y futuro duque de Parma. Sin embargo, para no abandonar su ciudad renunció a entrar al servicio de la corte cuando ésta partió de Sevilla en 1733.

Los últimos años en Sevilla, hasta su muerte en 1759, parece que no fueron fáciles para él, hombre melancólico según Ceán, dedicado a trabajar para la iglesia principalmente. Sin embargo, el recuerdo de su fama en la corte le sirvió para ingresar en 1756 como académico de mérito en la recién creada Academia de San Fernando.


 25caylus_bernardo_llorente_german

Bernardo Germán Lorente - “Trampantojo con figuras escultóricas, grabados y una cortina” y “Trampantojo con partituras, un boceto, libros, cartas y un pequeño cuadro sobre una repisa de madera”


Obras destacadas

    - Divina Pastora, Alcolea del Río, firmado en 1742, destruido. Hay además abundantes copias y derivaciones atribuidas, una de ellas en el Museo Nacional del Prado.

    - Retrato del Infante Don Felipe, hacia 1730, Museo de Bellas Artes de Sevilla.

    - Trampantojo, firmado, Museo del Louvre, llamado El vino o El gusto, por haberse entendido que, con el siguiente, formaría parte de una serie dedicada a los cinco sentidos. Se trata de un trampantojo del tipo conocido como rincón de estudio, introducido en Sevilla por Marcos Fernández Correa. El centro del cuadro lo ocupa un pequeño lienzo de Baco borracho en el estilo de David Teniers, y sobre él un grabado mal sujeto a la tabla de Pedro de Campolargo. Al pie, sobre una repisa, otros grabados enrollados y dos frascos con barnices, sujetando un papel que cuelga muy en primer plano con una inscripción latina en la que se desarrolla una regla de vida de carácter moral en forma de máximas.

    - Trampantojo, firmado con iniciales, Museo del Louvre, llamado El tabaco o El olfato. Con una composición semejante al anterior, muestra algunos objetos de estudio propios de un taller de pintor sujetos con cierto descuido a una tabla. En el centro un lienzo en el que aparecen dos fumadores, sujeto sólo por una esquina y con la tela mal fijada al bastidor, doblándose hacia el espectador a fin de reforzar la sensación de tridimensionalidad. Una versión con ligeras variantes se conserva en el Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, junto con una Alacena con objetos atribuida al pintor.

    - San Miguel, lienzo oval firmado en 1757 en la capilla de San Miguel de la Catedral de Jaén, debe de ser una de las últimas obras del pintor, con abundante obra religiosa repartida por las iglesias de Úbeda y Baeza y la cartuja de Jerez de la Frontera.

Espero que la recopilación que he conseguido de este pintor español, sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección del foro de xerbar, y en lo posible contribuya en su divulgación.






Algunas obras


 12la_divina_pastora

La Divina Pastora, h. 1732, óleo sobre lienzo, 167 x 127 cm. Museo del Prado, Madrid. Obra de Bernardo Germán Lorente.

Llorente, Bernardo Germán (Sevilla, 1680-1759). Pintor español. Formado en Sevilla junto a Cristóbal López, su obra se inscribe en una corriente murillesca que en los últimos años del siglo XVII y primeras décadas del XVIII siguió interpretando y bebiendo del maestro andaluz. El cuadro de Llorente conservado en el Prado, La Divina Pastora, revela tales influencias. En los inventarios de 1814, esta obra estuvo atribuida a Bartolomé Esteban Murillo a pesar de las muy evidentes diferencias de calidad. Se inscribe en una corriente de devoción que hizo fortuna en este periodo en la capital andaluza, la cual contribuyó a poner de moda esta iconografía que se difundió por toda España. Llorente retrató al infante don Felipe aprovechando la estancia de Felipe v en Sevilla, asumiendo la in­fluencia del retratista francés de la corte Jean Ranc. Su aprecio por la cor­te se revelaría no solo en los ofrecimientos y agasajos que nos relata Juan Agustín Ceán Bermúdez, sino que cuando en 1756 Llorente solicitó desde Sevilla el nombramiento de académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de ­Madrid se le concedió inmediatamente debido al prestigio que le reconocieron los consiliarios. Cabe destacar de igual modo sus trampantojos, por ejemplo, los conservados en el Musée du Louvre, género que conoció en este momento un considerable desarrollo en Andalucía.

La obra de La Divina Pastora refleja una advocación muy singular de la Virgen María que se popularizó en Andalucía en el siglo XVIII. La madre de Jesús aparece sentada en una roca y rodeada de ovejas. Lleva una rosa en la mano izquierda y acaricia a una de las ovejas, que lleva otra rosa en la boca. En la parte superior se observan ángeles entre nubes; al fondo, el arcángel san Miguel baja a liberar con su espada a una oveja atrapada por un lobo.



 ctb_2009_5

La Coronación de la Virgen, s.f. Autor: Bernardo Lorente Germán. Óleo sobre lienzo, 35 x 26 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga.

Este pintor forma parte de la generación de artistas que siguieron la estela de Murillo y fueron capaces de adecuar su estilo a los cambios estéticos del XVIII, en especial tras recibir la influencia directa de la pintura francesa a partir de la llegada de la corte de Felipe V e Isabel de Farnesio a Sevilla en 1729. Se formó con su padre, modesto pintor local, y después con un poco conocido Cristóbal López (c. 1671-1730), que hizo fortuna realizando imágenes devocionales para el mundo americano.

Vivió toda su vida en Sevilla, donde se dedicó fundamentalmente a realizar obras religiosas para retablos, cuadros de altar y cuadros de pequeño formato de contenido devocional, así como algunos retratos y obras de naturaleza muerta, ya que se conservan en el Museo del Louvre dos trampantojos suyos. Tuvo éxito y cierto reconocimiento, pero no parece, por la documentación conservada, que tuviera un taller muy grande ni numerosos discípulos. Tampoco logró vincularse al círculo artístico de la corte, a la que no siguió tras su regreso a Madrid. Según Ceán, tuvo un carácter melancólico y reservado y «no quiso ser pintor del rey como se le propuso», pero el propio artista, en carta a José de Hermosilla, declara que se le cerraron las puertas de la corte por envidia. Sin embargo, hacia 1730 pintó un retrato del infante Felipe de Borbón, futuro duque de Parma, que fue muy del gusto de su madre la reina Isabel de Farnesio, mostrando en él, como en otros de su mano, un evidente eco francés, especialmente de Ranc.

Pintor de ejecución rápida, poseyó una técnica suelta y un estilo en el que predominó claramente el color sobre el dibujo, con gran interés por los contrastes cromáticos y el protagonismo de la luz. La Iglesia fue su principal cliente y realizó numerosos cuadros de la Divina Pastora, siendo uno de los principales difusores de esta iconografía, creada por Tovar, hasta el punto de ser llamado por Ceán «el pintor de las pastoras». Al final de su vida recibió el reconocimiento de la recién creada Academia de Bellas Artes de San Fernando al ser nombrado académico de mérito.

Por el inventario realizado tras la muerte de su esposa en 1738, sabemos que poseía una interesante biblioteca compuesta por treinta libros, entre ellos El Arte de la Pintura de Pacheco, los Discursos Apologéticos de Juan de Butrón, textos religiosos, de matemáticas y perspectivas, además de unas seiscientas estampas, las que con toda probabilidad utilizaría como inspiración y soporte para sus composiciones.


Aunque la devoción mariana estuvo muy arraigada en la España de la Edad Moderna, en el siglo XVIII tuvo una especial presencia en los ambientes religiosos sevillanos, como consecuencia de la intensa influencia de las creaciones de Murillo y también debido a la existencia de un apasionado culto popular, que se proyectó en obras de pequeño formato destinadas al culto privado. Lorente, admirador y seguidor de Murillo, dedicó gran parte de su producción a este tipo de obras, como la que ahora nos ocupa, a las que servía perfectamente su estilo dieciochesco, delicado y amable.

En ella, el artista centra la composición con la figura de María, que, arrodillada en una actitud algo forzada, protagoniza más de la mitad de la escena. Aparece vestida con túnica blanca y manto azul, con su cabeza rodeada por doce estrellas, «revestida de sol y con la luna a sus pies», según la visión de san Juan en el Apocalipsis. Un coro de ángeles y querubines forman la corte celestial que rodea su cuerpo, destacado sobre un luminoso rompimiento de luz. El carácter inmaculadista de la representación se acentúa mediante la presencia de algunos de los atributos de las letanías del Rosario que sostienen los ángeles, como las rosas y los lirios, símbolo de pureza, y el espejo de justicia, que representa su ejemplaridad. Con uno de sus pies pisa la cabeza de la serpiente, que aprieta entre sus dientes la manzana del mal, siguiendo las palabas del Génesis: «Pondré enemistad entre ti y la mujer, entre tu estirpe y la suya. Ella te aplastará la cabeza». Completando la zona inferior se encuentra una filacteria en la que se puede leer: «Tota Pvlchra es Maria et Macvla [Originalis] Non est in te.», en alusión a su concepción inmaculada, en frase tomada del Cantar de los Cantares, libro del Antiguo Testamento. Esta iconografía de la Virgen tota pulchra es anterior a la de la Virgen apocalíptica, que no se definió hasta el siglo XVII, pero tanto en este siglo como en el XVIII no es extraño hallar ejemplos de la fusión de ambas simbologías, como sucede en este caso.

En la parte superior se encuentra la Santísima Trinidad, representada por las figuras del Padre, con nimbo triangular, signo del Dios uno y trino, el Hijo acompañado por la cruz de su martirio y la paloma del Espíritu Santo, que reciben en el paraíso a María y la coronan con rica corona, ornada con piedras preciosas, como Reina de los cielos y de la tierra.

Esta rica representación iconográfica, que hoy nos puede parecer algo densa, era interpretada en la época con facilidad, como lo demuestra el uso que debió de tener esta pequeña obra: un culto cercano y habitual. Lorente fue un pintor hábil, que usó estampas de repertorio para realizar este tipo de composiciones, que seguramente repitió con cierta frecuencia. Eso parece probar el hecho de que exista otra versión casi exacta, pero sin la filacteria, firmada, que fue pintada inicialmente para una capilla conocida como el Postigo del Aceite en Sevilla, y perteneció después a la colección Revilla, de donde pasó al comercio madrileño.



Otras obras
 

 13alegor_a_del_gusto_allegory_of_taste_bernardo_lorente_y_germ_n

Trampantojo titulado: El vino o Alegoría del gusto, óleo sobre lienzo, 69 x 50 cm, Museo del Louvre. Obra de Bernardo Germán Lorente


 24_1438268454_853039

Trompe L'oeil still life with newspapers, sheet music, oil paintings and other objects resting on a wood shelf. Obra atribuida a Bernardo Germán Lorente


 15bernardo_lorente_german_trampantojo

Trampantojo con libro, grabados y caja, óleo sobre lienzo, 69 x 49 cm, Madrid, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Obra de Bernardo Germán Lorente


 21_trampantojo_con_figuras_escult_ricas_grabados_y_una_cortina_trampantojo_con_partituras_un_boceto_libros_cartas_y_un_peque_o_cuadro_sobre_una_repisa_de_madera

“Trampantojo con partituras, un boceto, libros, cartas y un pequeño cuadro sobre una repisa de madera”. Obra de Bernardo Germán Lorente


 22santa_in_s

Santa Inés. Obra de Bernardo Germán Lorente


 23san_miguel

San Miguel. Óleo sobre lienzo. 64,6 x 51 cm. Obra atribuida a Bernardo Germán Lorente


 14_lorente_infante_felipe_mbasevilla

Retrato del infante don Felipe, hacia 1730, Museo de Bellas Artes de Sevilla. Obra de Bernardo Germán Lorente


 17capillas_de_san_jos_y_san_miguel_catedral_de_baeza_ja_n

Intervención de Bernardo Germán Lorente en las Capillas de San José y San Miguel. Catedral de Baeza.


 20vanitas_con_calavera_libros_florero_candelero_y_objetos_del_arte_de_la_pintura

"Vanitas con calavera, libros, florero, candelero y objetos del arte de la pintura"



[size=14]Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a Bernardo Lorente Germánnota  (1680-1759), pintor barroco español, llamado el pintor de las pastoras, vivió siempre en Sevilla donde se formó en contacto con la pintura de Murillo, de quien fue seguidor. Entre sus obras más destacadas se cuentan los dos trompe l’oeil o trampantojos del Museo del Louvre.


Fuentes y Agradecimientos: es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, museodelprado.es, museothyssen.org, galeriacaylus.com, formasderepresentar.wordpress.com, subastassegre.es, galeriacaylus.com, latinamericanart.com, alcalasubastas.es, wikigallery.org, elogedelart.canalblog.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario