Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Francisco López Caro (c. 1600-1661)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Francisco López Caro (c. 1600-1661) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a Francisco López Caro (circa 1600-1661) fue un pintor barroco español nacido en Sevilla y formado en el taller de Francisco Pacheco donde tuvo como condiscípulo y amigo a Diego Velázquez. Padre del también pintor Francisco Caro, gozó de cierta estimación en su tiempo, especializándose en la pintura de bodegón.

En 1659, al testificar en las informaciones sobre las pretensiones de Velázquez de ingresar en la Orden de Santiago, López Caro se declaraba natural y vecino de Sevilla, de edad de 56 años, aunque luego rectificará y dirá contar con 59, lo que llevaría la fecha de su nacimiento a 1600. En 1608 entró como aprendiz en el taller de Francisco Pacheco por un periodo de seis años.1 Tres años después lo haría Velázquez, a quien López Caro declaraba conocer desde los nueve años. En su testimonio, enteramente favorable a las pretensiones de hidalguía de su condiscípulo, decía haber conocido también a sus padres y a sus abuelos paternos y que siempre se habían comportado como tales hidalgos.

Se examinó para ejercer el oficio de pintor de imaginería y dorador de oro en 1620, actuando como examinadores Juan de Uceda y Miguel Güelles. La relación con Velázquez debió de ser en estos primeros años muy estrecha, haciéndose extensiva a la familia. En julio de 1621 entró en su taller para aprender el oficio Diego de Melgar, quien anteriormente había sido aprendiz de Velázquez. Un año después Velázquez dio un poder a Pacheco teniendo a López como testigo. Y en 1624 la hermana del pintor, Juana López Suárez, hizo testamento en Madrid, nombrando a Velázquez albacea y heredero a su hermano, encargándose Pacheco de cobrar a su yerno lo que correspondía a López de la herencia.

La única obra conocida del pintor, el Niño en la cocina de colección particular, debe de datar de estos años y se trata precisamente de un bodegón con figura, la de un pícaro entre cacharros de cocina y alguna pieza de caza, a la manera de los bodegones pintados por Velázquez en Sevilla, próximo a sus maneras aunque notablemente más tosco.

No hay constancia de que hiciese otras pinturas de este género tras la partida de Velázquez, pero algunas obras de carácter burlesco pintadas en sus últimos años con destino a América podrían encajar en este género.6 La documentación existente indica que llegó a adquirir cierta especialización en la pintura de bodegón. Así, en el inventario de sus bienes con motivo de contraer segundas nupcias en 1629 se registraban diversos cuadros de flores y frutos. En septiembre de 1633 se comprometió con Juan Martínez Montañés a pintarle cuarenta bodegones de aproximadamente 55 x 81 cm., en cada uno de los cuales debía representar un alimento, según se detallaba pormenorizadamente en el contrato, principalmente frutas, verduras, piezas de caza, algún dulce y algunos gatos. El plazo para su realización era de cuatro meses, y por ellos percibiría mil reales.

A pesar de su aprendizaje con Francisco Pacheco no parece que López adquiriese sus intereses eruditos. En el inventario de sus bienes no figuran libros.8 Pero a su hijo, Francisco Caro, quien entonces contaba con nueve años de edad, le puso en 1633 maestro de primeras letras. Disponía, además, de un esclavo negro, que en 1635, con 18 años, huyó de su casa.9 Y años más tarde, en 1649, se le encargará recopilar en unión de Bartolomé Esteban Murillo las imágenes de Fernando III existentes en Sevilla como parte del proceso de canonización, siendo elegidos para esa tarea por ser dos de los pintores de mayor prestigio en la ciudad.

Consta también que hizo algunas pinturas religiosas. Al contraer matrimonio su hijo, en 1655, le hizo donación de una pintura de su mano copia del San Jerónimo de Pietro Torrigiano, que se encontraba en el convento de San Jerónimo de Buenavista.

Antonio Palomino, deficientemente informado, afirma en su breve reseña biográfica que fue discípulo de Juan de Roelas y que destacó como retratista, habiendo visto él algunos de sus retratos en la corte, muriendo en 1662 en Madrid, donde residía su hijo al menos desde 1658, cuando se le contrató para hacer las pinturas de la capilla de San Isidro en la iglesia de San Andrés. Ceán Bermúdez afirma que el traslado hubo de tener lugar antes de 1660, pues no figura entre los artistas que en esa fecha crearon la Academia sevillana, suponiendo que viajaría a la corte para «tener la satisfacción de ver los progresos que hacía su hijo». Además, corrigiendo a Palomino, que fijaba su nacimiento hacia 1592, él lo fijó en 1598 partiendo de la declaración que en 1652 prestó el pintor en la causa de la canonización de Fernando III el Santo, deshaciendo la confusión con el madrileño Francisco López en que había incurrido el cordobés.

Espero que la recopilación que he conseguido de este pintor español, sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección de arte, y en lo posicle contribuya en su divulgación.





Algunas obras


 0florero_leo_sobre_lienzo_88_x_111_cm_atribuido_a_francisco_l_pez_caro_comercio_anticuario

Florero, óleo sobre lienzo (88 x 111 cm.) atribuido a Francisco López Caro, comercio anticuario.


 0_p_caro_de_cocina_de_francisco_l_pez_caro_1598_1661_leo_de_1620_que_ha_donado_pl_cido_arango_al_prad_1435670670_630664

'Pícaro de cocina', de Francisco López Caro (1598-1661), óleo de 1620 que ha donado Plácido Arango al Museo del Prado.



Su hijo:

Francisco Caro (c. 1624-1667) fue un pintor barroco español nacido en Sevilla, hijo del también pintor Francisco López Caro, con quien inició su formación, perfeccionada luego, según Antonio Palomino, con Alonso Cano.

Consta que en 1633, cuando contaba nueve años, su padre, condiscípulo de Velázquez en el taller de Francisco Pacheco, le puso maestro de primeras letras buscando para el hijo una formación no constreñida a la que proporcionaba el taller de pintura. En 1655, todavía en Sevilla, contrajo matrimonio, pero muy pronto hubo de desplazarse a Madrid, en seguimiento quizá de Alonso Cano, pues ya en 1658 se le encargaban las pinturas de la capilla de San Isidro en la iglesia de San Andrés donde también tenía obra su probable maestro. Para esta capilla ejecutó finalmente diez lienzos de la Vida de la Virgen, en los que, según Palomino, se «desempeñó con gran crédito, y se conoce bien la escuela de Alonso Cano, y así adelantó mucho su crédito». Estos lienzos resultaron destruidos, sin haber sido fotografiados, al ser incendiada la iglesia en 1936, a comienzos de la guerra civil.

Palomino elogia también el gran cuadro que hizo para el claustro de San Francisco de Segovia, San Francisco de Asís con los donantes Antonio Contreras y María Amezquita, que con la desamortización pasó al Museo de la Trinidad y de allí al Museo del Prado, que lo ha tenido en depósito en el Museo de la Coruña. Obra de notable y muy avanzado barroquismo, Alfonso E. Pérez Sánchez observa en él, único cuadro conservado del pintor, su compleja formación, con ecos de Vicente Carducho reinterpretados por Francisco Rizi en la «apasionada» figura de San Francisco, y de Cano, en las «siluetas fusiformes» de Cristo y la Virgen. Muy notables son los ángeles, trazados con pincelada ligera, y la forma como incorpora a la composición las figuras de los donantes, como cuadros dentro del cuadro portados por angelillos.


 0san_francisco_de_as_s_en_la_porci_ncula_con_los_donantes_antonio_contreras_y_mar_a_amezquita_leo_sobre_lienzo_273_x_330_cm_firmado_y_fechado_francisco_caro_1659_madrid_museo_del_prado

San Francisco de Asís en la Porciúncula con los donantes Antonio Contreras y María Amezquita, óleo sobre lienzo (273 x 330 cm.) , firmado y fechado Francisco Caro, 1659, Madrid, Museo del Prado.



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el pequeño trabajo recopilatorio dedicado a Francisco López Caro (circa 1600-1661) fue un pintor barroco español nacido en Sevilla y formado en el taller de Francisco Pacheco donde tuvo como condiscípulo y amigo a Diego Velázquez. Padre del también pintor Francisco Caro, gozó de cierta estimación en su tiempo, especializándose en la pintura de bodegón.


Fuentes y Agradecimientos: es.wikipedia.org, museodelprado.es, elpais.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Francisco López Caro (c. 1600-1661) 
 
El empresario Plácido Arango dona al Prado 25 obras de su colección


La operación incluye óleos de los siglos XVI y XVII, entre los que hay un lienzo de Francisco López Caro



 00_1435755571_872860

De izquierda a derecha, Falomir, Zugaza, Pérez-Llorca y Marina Chinchilla, ante reproducciones de obras donadas por Arango.

La mayor parte de las obras que atesora el Museo del Prado, inaugurado en 1819, procede de las colecciones que durante tres siglos formaron los Habsburgo y los Borbones. El resto ha ido llegando por la vía de las adquisiciones y por desinteresadas donaciones de auténticos amantes de la pinacoteca. El último gesto de amor al Prado lo firma Plácido Arango, empresario de origen mexicano y presidente del Patronato del museo entre 2007 y 2012. Arango ha donado a la pinacoteca 25 obras de su colección de arte antiguo, con derecho a usufructo vitalicio, que reforzarán la presencia de los artistas españoles y de los que realizaron su obra en España.

En el valioso lote hay cuatro artistas que estaban inéditos en el museo: Felipe Pablo de San Leocadio, Pedro de Campaña, Francisco Barrera y Francisco López Caro. El resto enriquece su presencia en las salas: Zurbarán (con tres importantes lienzos), Luis Tristán, Eugenio Cajés, Alejandro de Loarte, Francisco Barreda, Francisco Herrero El Mozo, Francisco de Goya o Corrado Giaquinto. En total hay 15 artistas representados, de los que seis entran en el museo con más de una obra. Son pinturas y litografías que reflejan el gusto personal de Arango y que el empresario adquirió fuera de España.

Para hacer pública la noticia, el equipo directivo del Prado —con su director, Miguel Zugaza, el presidente del patronato, Jose Pedro Pérez-Llorca, y el director adjunto, Miguel Falomir— lanzó una convocatoria de prensa propia de los grandes acontecimientos del museo. Previamente, en el Casón del Buen Retiro se había celebrado una sesión plenaria con los dos nuevos vocales: el hispanista John Elliott y Álvaro Fernández-Villaverde y Silva, marqués de Santa Cruz. No asistió, sin embargo, el nuevo ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, por encontrarse en Santander; no pudo participar de la alegría que mostraron al salir miembros del patronato como Javier Solana, Carmen Giménez, Carmen Iglesias, Emilio Lledó o Rafael Moneo, el arquitecto responsable de la ampliación del edificio de Villanueva, quien calificó la sesión de “histórica”.

Pérez-Llorca arrancó con una buena noticia asegurando que el museo se autofinancia en un 70% y que el resto procederá de las aportaciones del Estado, el objetivo que se había propuesto el Patronato. Explicó que la situación es posible por el aumento de las visitas y las ventas en las tiendas del museo. Las cuentas han sido aprobadas por la intervención general del Estado. El gasto de 2014 fue de 38 millones, dos menos de lo presupuestado.


 0pl_cido_arango_dona_al_museo_del_prado_25_obras_de_quince_artistas_de_su_colecci_n

Plácido Arango dona al Museo del Prado 25 obras de quince artistas de su colección.


“Muy honrado”

A Zugaza y a Falomir les correspondió hablar de la histórica donación de Plácido Arango. El conjunto de las obras donadas se irá incorporando de manera gradual a las salas y se irá viendo en exposiciones temporales, como la programada para el próximo otoño dedicada a Luis de Morales. El 7 de julio, unas diez obras serán presentadas en una sala del museo que ayer estaba aún por determinar. Arango, poco aficionado a las entrevistas, no asistió al patronato ni compareció en la conferencia de prensa, aunque hizo llegar unas palabras: “No hay mayor satisfacción para un coleccionista que ver cómo el fruto de su labor sirve para enriquecer un museo público tan mágico e irrepetible como es el Museo del Prado. Me siento muy honrado al pensar que este grupo de obras principales reunidas a lo largo de mi vida vayan a encontrar su destino final en el Prado, museo al que me encuentro tan estrechamente vinculado como agradecido”.

Zugaza recordó que no es la primera contribución de Arango al museo. En 1991 donó los 80 grabados que integran la primera edición de los Caprichos de Goya, publicada en Madrid en 1799. Contribuyó a la restauración de Las Meninas consiguiendo que viniera a Madrid John Brealey, jefe del Departamento de Restauración del Metropolitan Museum, y colaboró económicamente y medió para que retornara a España La Marquesa de Santa Cruz de Goya.

El director del Prado aseguró que el gesto de Plácido Arango es histórico. “La última donación equiparable sería la de la familia Várez-Fisa. Está en la órbita de legados tan impresionantes como el de Cambó o Pedro Fernández Durán”. Sobre la valoración económica, Zugaza prefirió no hacer estimaciones porque son obras que no están en el mercado y, hasta que no estén depositadas en el museo, las aseguradoras no pueden hacer ningún cálculo. “El valor artístico es inestimable y eso es lo importante”, concluyó el director del Prado.



Las obras donadas por Plácido Arango al Prado

Con esta donación, junto a la realizada en 1991 compuesta por ochenta grabados de la serie de "Caprichos" de Goya, Plácido Arango se une a la nómina más selecta de donantes que generosamente han contribuido a ampliar la calidad y representación histórica de las colecciones del Prado

El conjunto de obras donadas al Museo del Prado por Plácido Arango Arias se enmarca en el ámbito de la pintura española y de los artistas europeos que trabajaron para la corte española en una amplia secuencia cronológica entre los siglos XVI y XIX. Casi todas fueron adquiridas en el extranjero, lo que convierte su regreso a España en un extraordinario enriquecimiento de nuestro patrimonio histórico-artístico.

La donación incluye piezas de Pedro de Campaña, Luis Morales, Luis Tristán, Francisco de Zurbarán, Eugenio Cajés, Alejandro Loarte, Herrera el Mozo, Mateo Cerezo, Antonio del Castillo, Valdés Leal, Corrado Giaquinto y Francisco de Goya entre otros.

Cuatro de los artistas presentes en la donación actual: Felipe Pablo de San Leocadio (h. 1480-1547), Pedro de Campaña (1503-h. 1580), Francisco López Caro (1598-1661) y Francisco Barrera (1595-1658) permanecían inéditos en el Prado, siendo particularmente reseñable la incorporación de las exquisitas pinturas del flamenco afincado en Sevilla Pieter van Kempeneer (Pedro de Campaña): Camino del Calvario y Descendimiento, por su decisiva contribución al desarrollo de la pintura española del Renacimiento. También destacan los tres lienzos de Francisco de Zurbarán (1598-1664): Inmaculada Concepción, Inmaculada niña y el hamletiano San Francisco en oración, que permiten al Prado zanjar, por fin, su deuda con el pintor extremeño.

Por otro lado, la donación de Toros de Burdeos de Francisco de Goya (1746-1828), unidos a la donación previa del mismo Arango de los Caprichos, culmina la magnífica colección de la obra impresa del aragonés en el Prado.


 12_p_caro_de_cocina_de_francisco_l_pez_caro_1620_museo_del_prado_madrid_donaci_n_pl_cido_arango

'Pícaro de cocina', de Francisco López Caro (1620). Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 21el_descendimiento

El Descendimiento, Pedro de Campaña. Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 13camino_del_calvario_h_1547_pedro_de_campa_a_1503_hacia_1580_leo_sobre_tabla_de_roble_de_73_5_cm_de_di_metro_1435759578_991253

Camino del Calvario, Pedro de Campaña (h. 1547). Óleo sobre tabla de roble, de 73,5 cm de diámetro. Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 1_la_crucifixi_n_de_luis_de_morales_1509_10_1586_leo_de_aproximadamente_1566_es_una_de_las_25_obras_que_el_empresario_pl_cido_arango_ha_donado_de_su_colecci_n_al_museo_del_prado

La Crucifixión, de Luis de Morales (h. 1566). Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 24la_resurrecci_n_de_luis_de_morales_museo_del_prado_madrid_donaci_n_pl_cido_arango

La Resurrección, de Luis de Morales. Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 25san_juan_bautista_antonio_del_castillo_y_saavedra_museo_del_prado_madrid_donaci_n_pl_cido_arango

San Juan Bautista, Antonio del Castillo y Saavedra. Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 2_calvario_de_luis_trist_n_1585_90_1624_museo_del_prado_madrid_donaci_n_pl_cido_arango

'Calvario', de Luis Tristán. Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 inmaculada_concepci_n_de_francisco_de_zurbar_n_museo_del_prado_madrid_donaci_n_pl_cido_arango

'Inmaculada Concepción', de Francisco de Zurbarán (1625-30). Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 inmaculada_ni_a

'Inmaculada Niña', de Francisco de Zurbarán (1656). Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 23san_francisco_en_oraci_n_de_francisco_de_zurbar_n_museo_del_prado_madrid_donaci_n_pl_cido_arango

San Francisco en oración, de Francisco de Zurbarán. Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 5_el_sue_o_de_san_jos_1662_de_francisco_de_herrera_el_mozo_1627_1685

'El Sueño de San José', de Francisco de Herrera el Mozo (1662) .Óleo sobre lienzo, 208,3 x 195,5 cm. Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 22febrero_bodeg_n_de_invierno_francisco_barrera_museo_del_prado_madrid_donaci_n_pl_cido_arango

Febrero, Bodegón de Invierno, Francisco Barrera. Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 17bodeg_n_con_cesta_de_uvas_y_otras_frutas_de_alejandro_loarte_museo_del_prado_madrid_donaci_n_pl_cido_arango

Bodegón con cesta de uvas y otras frutas, de Alejandro Loarte. Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 15adoraci_n_de_los_pastores_de_felipe_pablo_de_san_leocadio_museo_del_prado_madrid_donaci_n_pl_cido_arango

Adoración de los pastores, de Felipe Pablo de San Leocadio. Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 16la_inmaculada_concepci_n_de_mateo_cerezo_b_museo_del_prado_madrid_donaci_n_pl_cido_arango

La Inmaculada Concepción, de Mateo Cerezo. Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 14la_natividad_de_eugenio_caj_s_museo_del_prado_madrid_donaci_n_pl_cido_arango

La Natividad, de Eugenio Cajés. Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 6_san_juan_bautista_de_juan_de_vald_s_leal_1622_1685

'San Juan Bautista', de Juan de Valdés Leal. Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 7_inmaculada_concepci_n_1682_de_juan_de_vald_s_leal_1622_1690

'Inmaculada Concepción', de Juan de Valdés Leal (1682). Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 8_el_famoso_americano_mariano_ceballos_1825_de_francisco_de_goya_1746_1828

'El famoso americano Mariano Ceballos', de Francisco de Goya (1825). Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 9_plaza_partida_1825_de_francisco_de_goya

'[Plaza partida]', de Francisco de Goya (1825). Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 19_bravo_toro_de_francisco_de_goya_1825_museo_del_prado_madrid_donaci_n_pl_cido_arango

'[Bravo toro]', de Francisco de Goya (1825). Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 20diversi_n_de_espa_a

Diversión de España, de Francisco de Goya (1825). Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 18piedad_de_corrado_giaquinto_museo_del_prado_madrid_donaci_n_pl_cido_arango

Piedad, de Corrado Giaquinto. Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 10_la_serpiente_de_bronce_1743_de_corrado_giaquinto

'La Serpiente de Bronce', de Corrado Giaquinto (1743). Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.


 11_el_milagro_del_agua_1743_de_corrado_giaquinto

'El milagro del Agua', de Corrado Giaquinto (1743). Museo del Prado, Madrid. Donación Plácido Arango.

Ficha del Museo del Prado sobre la donación de Plácido Arango



Fuente: elpais.com / elimparcial.es / museodelprado.es / abc.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario