Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Hans Holbein El Viejo (1465-1524)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje 
Mensaje Hans Holbein El Viejo (1465-1524) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a Hans Holbein el Viejo fue un pintor alemán que nació en Augsburgo (Baviera) en 1465 y murió en Issenheim (Alsacia) en 1524. Él y su hermano Sigmund o Sigismund Holbein pintaron varias obras religiosas en el final del estilo gótico. Hans el Viejo fue un pionero y líder en la transformación del arte alemán desde el estilo gótico al renacentista.


 30hans_holbein_el_viejo Hans Holbein el Viejo

Vida

De su biografía sólo se conocen algunos datos. Trabajó principalmente en Augsburgo. Su etapa de plena madurez puede situarse en torno a 1502, época en la que trabajaba con la asistencia de un nutrido taller en la ciudad de Augsburgo.

En 1517, debido a problemas económicos, se estableció en Issenheim, donde murió.

Sus hijos Hans Holbein, llamado el Joven y Ambrosius Holbein recibieron de su padre las primeras lecciones de pintura. Ejerció gran influencia en la baja Alemania.


 1ambrosius_and_hans_holbein_by_hans_holbein_the_elder_1430940965_702654

Hans (a la derecha) y Ambrosius Holbein, por Hans Holbein el Viejo, 1511. Punta de plata en papel con capa blanca, Museos estatales de Berlín.


Estilo

Hans Holbein el Viejo es un pintor gótico del siglo XV. Su obra es principalmente de temática religiosa, en particular retablos, trípticos o polípticos. En este tipo de cuadros seguía las tradiciones de la iconografía religiosa. También cultivó el retrato, siguiendo tendencias más modernas, con avanzado sentido naturalista en busca de la personalidad individual de los modelos, personajes de la sociedad burguesa centroeuropea. Muestra al principio la influencia de Van der Weyden y, posteriormente, a partir de 1501, la de Mathias Grünewald. Su técnica se basaba en un dibujo preciso y minucioso, cuyas líneas son claramente perceptibles bajo la capa pictórica, gracias al envejecimiento de ésta.

Obra

    - Muerte de la Virgen (h. 1495), Museo de Arte de Basilea. Formó parte de un retablo dedicado a los santos Ulrico y Afra en la iglesia de Augsburgo, actualmente disperso. Representa una escena de interior, con una ventana a través de la cual se vislumbra un castillo. La figura central es la Virgen con una vela encendida y rodeada de los apóstoles: San Pedro a la derecha leyenda y San Juan a la izquierda. La influencia gótica se denota en el empleo de oro en el fondo del paisaje, en las aureolas y el tejido de la túnica de la Virgen.
     - Flagelación de Cristo (1502), Alte pinakothek, Múnich. Escena perteneciente al altar de Kaisheimer. El drama se expresa en los rostros, caricaturescos y agresivos en un rasgo típico de la pintura germánico.
     - Martirio de San Sebastián (1516), Alte Pinakothek, Múnich. Es la tabla central de un tríptico que incluía representaciones de santa Bárbara y santa Isabel, que tenía como destino la iglesia de Santa Catalina, de la orden dominica en Augsburgo. El medievalismo de la pintura se delata en la ubicación del santo en el eje central. Pero se observa un tratamiento realista de los personajes.
     - Retrato de una mujer de 34 años (1516-17), Museo de Arte de Basilea. Es una muestra de la capacidad de captación psicológica de Hans Holbein el Viejo. Se representa media figura de la dama, con su edad inscrita en la parte inferior del marco original, con un traje de alta cintura y los cabellos recogidos en una toca de tejido transparente.
     - Retrato de un hombre con gorro negro (atribuido), Metropolitan Museum de Nueva York.

Espero que la recopilación realizada de este pintor extranjero, sea del gusto de los visitantes de esta página de arte del foro de xerbar, y en lo posible contribuya en su divulgación.






Algunas obras


Hans Holbein, el Viejo en el Museo Thyssen

Hans Holbein, el Viejo (Augsburgo (?), 1460/1465-Augsburgo, 1534) Hans Holbein, el Viejo, hijo de Michael Holbein, un curtidor asentado en Augsburgo, nació probablemente en esta ciudad entre 1460 y 1465. Está documentado por primera vez en 1493, cuando se le cita como pintor ciudadano de Ulm, donde se encontraba trabajando, junto con el escultor Michel Erhart. A partir del año siguiente, su nombre aparece frecuentemente en los registros de Augsburgo, y su taller parece haber incrementado su actividad notoriamente, pues en ese mismo periodo aparecen ya mencionados aprendices a su cargo, entre los que se encontraba el hermano menor del pintor, Sigmund Holbein. Durante los años siguientes, la mayor parte de los encargos que Holbein recibió procedían de Augsburgo, pero también participó en grandes proyectos fuera de la ciudad, como las alas del retablo del altar mayor de la Dominican Klosterkirche de Frankfurt, o el retablo de la iglesia de la abadía cisterciense de Kaisheim. Para llevar a cabo muchas de sus comisiones Holbein colaboraba con escultores, generalmente con Gregor Erhart y Adolf Daucher, ambos emparentados con él

A. principios de siglo Hans Holbein se encontraba trabajando en uno de sus proyectos más importantes: la decoración del altar de la catedral de Augsburgo. Sólo una pequeña parte de los retablos que el taller de Holbein produjo en esos años han llegado hasta nuestros días. Aunque existen pocos retratos, se ha conservado un elevado número de dibujos y esbozos que muestran su interés por la captación de las fisonomías.

A partir de 1514 parece que Holbein abandonó Augsburgo, y estuvo activo en la región del Alto Rin, en Alsacia y Basilea. Sus hijos, Ambrosius y Hans el Joven, una de las figuras más importantes del Renacimiento alemán, siguieron sus pasos y trabajaron en un principio como ayudantes. En su última etapa, Holbein, el Viejo participó con su hijo Hans en una serie de encargos, en los que es difícil diferenciar ambas manos


 40_hans_holbein_el_viejo
    
Retrato de un hombre, c. 1518-1520. Óleo sobre tabla, 23,7 x 17 cm. Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid. Obra de Hans Holbein, el Viejo.

Hans Holbein, el Viejo, fue un pintor alemán activo durante la primera mitad del siglo XVI, y padre de Hans Holbein, el Joven, con quién colaboró en varios proyectos. Su obra más importante fue la decoración del altar de la catedral de Augsburgo, del que desgraciadamente nos han llegado muy pocas piezas. En su obra se evidencia su interés por captar los rasgos físicos de los personajes, como nos muestran los dibujos que de él se han conservado; no obstante el género del retrato no es el más abundante en su producción. Esta pareja de óleos ha sido objeto de controversia debido a la fecha de ejecución, a la composición y a la identidad de los retratados. Debido a la disposición de la mujer a la izquierda, algo poco usual, y a la diferente proporción de los personajes, se evaluó la posibilidad de que fueran cuadros independientes. Sin embargo Isolde Lübbeke tras un minucioso estudio, consideró que las dos obras se ejecutaron en la etapa de madurez del artista y citó asimismo otros ejemplos de parejas de retratos con esta misma composición. La figura femenina aparece de perfil, recortando su silueta sobre el fondo oscuro que a su vez resalta la carnación de su rostro. En cuanto al retrato masculino, Holbein ha optado por representarlo de tres cuartos y ocupando casi toda la superficie del cuadro. En ambos óleos el pintor ha resaltado con realismo las características fisonómicas de los protagonistas.

Estas dos tablitas proceden de la colección del conde Attems, en la ciudad de Graz, y estuvieron depositadas, entre 1861 y 1933 en la Landes- Bildergalerie del Joanneum de esa ciudad austriaca. En 1933 fueron adquiridas para la colección Rohoncz a través de la galería Sanct Lucas de Viena, donde estaban entonces. Mientras pertenecieron al conde Attems, se exhibieron en el Joanneum, donde se dieron a conocer a la crítica con su actual atribución, que fue una propuesta de Wilhelm Suida. Desde entonces han sido varios los aspectos que se han discutido sobre ellas, como su datación, su ejecución, los personajes representados y su composición. Ambas tablas, por la inscripción que cada una de ellas conserva en su reverso, fueron consideradas una pareja, y sus personajes, incorrectamente identificados como Martín Lutero y su esposa, Katharina von Bora. A pesar de que las dimensiones del soporte son iguales y las dos pinturas comparten el intenso color azul del fondo, hoy algo alterado en su tonalidad e intensidad, la inhabitual posición de la mujer a la izquierda y la diferencia de proporción entre ambas figuras llevaron a pensar que se trataba de retratos independientes, realizados en distintos periodos de la actividad de Holbein.

La mujer aparece de perfil y se recorta nítidamente del fondo con un dibujo preciso. Está representada casi de medio cuerpo, con los brazos pegados al tronco, y muestra un abdomen abultado, que resalta el ceñidísimo corpiño que viste y la apretada cinturilla de la falda. En su cabeza, que ha decorado con una bonita cinta, se recoge el cabello con una gran trenza que deja caer, a un lado, dos mechones de cabello. El hecho de que su cabeza no esté cubierta por una toca indica que todavía no ha contraído matrimonio. La sobriedad del colorido de sus ropas, que se circunscribe al negro y al blanco de una camisa de cuello alto que estiliza notablemente su figura, se rompe con los suaves y delicados tonos de su carnación, que se ha coloreado con leves toques de bermellón en la mejilla y en los labios. Holbein rompe el riguroso perfil de su rostro al girar su busto y mostrarnos su hombro izquierdo. Por lo que respecta al hombre, se ha optado para él por una posición de tres cuartos, y con sus hombros y con las amplias ropas que lleva, cubre el espacio material de la tabla. Holbein, por los dibujos que nos han llegado de él, estaba interesado en la fisonomía de las figuras de sus composiciones, así como en la de sus clientes. En estas dos imágenes, además de esa inquietud, se pone en evidencia el realismo del pintor al reproducir algunas facciones de los rostros con pocos velos de idealización; es el caso de las prominentes narices de los dos personajes, de las bolsas de los ojos en el caso de la mujer o del curioso corte de pelo del caballero, cuyo cabello se une con la patilla bajo una oreja que resalta.

Lübbeke, tras un detallado estudio estilístico y técnico, consideró que ambos retratos se ejecutaron en el mismo periodo y los fechó, por el suave modelado con el que están realizados, hacia 1518-1520, en la etapa de madurez del artista. Sobre la diferencia de enfoque y de ángulo que Holbein utilizó para estos clientes, esta historiadora mencionó otros ejemplos en los que se empleó el mismo procedimiento, como los retratos atribuidos a Sebastiano Mainardi, conservados en la Gemäldegalerie de Berlín, donde el artista representa a una pareja en forma similar a la de las tablas del Museo Thyssen-Bornemisza.


 41_retrato_de_una_mujer

Retrato de una mujer, c. 1518-1520. Óleo sobre tabla, 23,6 x 17 cm. Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid. Obra de Hans Holbein, el Viejo.

Estas dos tablitas proceden de la colección del conde Attems, en la ciudad de Graz, y estuvieron depositadas, entre 1861 y 1933 en la Landes- Bildergalerie del Joanneum de esa ciudad austriaca. En 1933 fueron adquiridas para la colección Rohoncz a través de la galería Sanct Lucas de Viena, donde estaban entonces. Mientras pertenecieron al conde Attems, se exhibieron en el Joanneum, donde se dieron a conocer a la crítica con su actual atribución, que fue una propuesta de Wilhelm Suida. Desde entonces han sido varios los aspectos que se han discutido sobre ellas, como su datación, su ejecución, los personajes representados y su composición. Ambas tablas, por la inscripción que cada una de ellas conserva en su reverso, fueron consideradas una pareja, y sus personajes, incorrectamente identificados como Martín Lutero y su esposa, Katharina von Bora. A pesar de que las dimensiones del soporte son iguales y las dos pinturas comparten el intenso color azul del fondo, hoy algo alterado en su tonalidad e intensidad, la inhabitual posición de la mujer a la izquierda y la diferencia de proporción entre ambas figuras llevaron a pensar que se trataba de retratos independientes, realizados en distintos periodos de la actividad de Holbein.

La mujer aparece de perfil y se recorta nítidamente del fondo con un dibujo preciso. Está representada casi de medio cuerpo, con los brazos pegados al tronco, y muestra un abdomen abultado, que resalta el ceñidísimo corpiño que viste y la apretada cinturilla de la falda. En su cabeza, que ha decorado con una bonita cinta, se recoge el cabello con una gran trenza que deja caer, a un lado, dos mechones de cabello. El hecho de que su cabeza no esté cubierta por una toca indica que todavía no ha contraído matrimonio. La sobriedad del colorido de sus ropas, que se circunscribe al negro y al blanco de una camisa de cuello alto que estiliza notablemente su figura, se rompe con los suaves y delicados tonos de su carnación, que se ha coloreado con leves toques de bermellón en la mejilla y en los labios. Holbein rompe el riguroso perfil de su rostro al girar su busto y mostrarnos su hombro izquierdo. Por lo que respecta al hombre, se ha optado para él por una posición de tres cuartos, y con sus hombros y con las amplias ropas que lleva, cubre el espacio material de la tabla. Holbein, por los dibujos que nos han llegado de él, estaba interesado en la fisonomía de las figuras de sus composiciones, así como en la de sus clientes. En estas dos imágenes, además de esa inquietud, se pone en evidencia el realismo del pintor al reproducir algunas facciones de los rostros con pocos velos de idealización; es el caso de las prominentes narices de los dos personajes, de las bolsas de los ojos en el caso de la mujer o del curioso corte de pelo del caballero, cuyo cabello se une con la patilla bajo una oreja que resalta.

Lübbeke, tras un detallado estudio estilístico y técnico, consideró que ambos retratos se ejecutaron en el mismo periodo y los fechó, por el suave modelado con el que están realizados, hacia 1518-1520, en la etapa de madurez del artista. Sobre la diferencia de enfoque y de ángulo que Holbein utilizó para estos clientes, esta historiadora mencionó otros ejemplos en los que se empleó el mismo procedimiento, como los retratos atribuidos a Sebastiano Mainardi, conservados en la Gemäldegalerie de Berlín, donde el artista representa a una pareja en forma similar a la de las tablas del Museo Thyssen-Bornemisza.



Otras obras


 33_1430920381_633590

Catalina Schwartz con atributos de la santa de su nombre, h. 1509-1510, Schloßmuseum, Schloß Friedenstein, Gotha. Obra de Hans Holbein el Viejo


 34retrato_de_una_mujer_de_34_a_os_1516_1517_kunstmuseum_basilea

Retrato de una mujer de 34 años, 1516-1517, Kunstmuseum, Basilea. Obra de Hans Holbein el Viejo


 31el_martirio_de_san_sebasti_n_h_1516_alte_pinakothek_m_nich

El Martirio de San Sebastián, h. 1516, Alte Pinakothek, Múnich. Obra de Hans Holbein el Viejo


 37_1430920563_473174

Santa Isabel, h. 1500-1510, Alte Pinakothek, Múnich. Obra de Hans Holbein el Viejo


 32mar_a_camino_del_templo_1493_catedral_de_augsburgo

María camino del templo, 1493, Catedral de Augsburgo. Obra de Hans Holbein el Viejo


 35mar_a_con_el_ni_o_h_1515_1516_sammlung_julius_b_hler_m_nich

María con el niño, h. 1515-1516, Sammlung Julius Böhler, Múnich. Obra de Hans Holbein el Viejo


 36mar_a_coronada_por_los_ngeles_h_1502_germanisches_nationalmuseum_n_remberg

María coronada por los ángeles, h. 1502, Germanisches Nationalmuseum, Núremberg. Obra de Hans Holbein el Viejo


 38hans_holbein_d_darstellung_christi_im_tempel_hamburger_kunsthalle

Presentación de Cristo en el templo, h. 1500-1501, Kunsthalle de Hamburgo. Obra de Hans Holbein el Viejo


 39detalle_del_retrato_de_ulrich_schwartz_y_su_familia_h_1503_staatsgalerie_st_dtische_kunstsammlungen_augsburgo

Detalle del Retrato de Ulrich Schwartz y su familia, h. 1503, Staatsgalerie, Städtische Kunstsammlungen, Augsburgo. Obra de Hans Holbein el Viejo



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a a Hans Holbein el Viejo fue un pintor alemán que nació en Augsburgo (Baviera) en 1465 y murió en Issenheim (Alsacia) en 1524. Él y su hermano Sigmund o Sigismund Holbein pintaron varias obras religiosas en el final del estilo gótico. Hans el Viejo fue un pionero y líder en la transformación del arte alemán desde el estilo gótico al renacentista. Sus hijos Hans Holbein, llamado el Joven el Joven y Ambrosius Holbein recibieron de su padre las primeras lecciones de pintura. Ejerció gran influencia en la baja Alemania.
 

Fuentes y agradecimientos: es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, museothyssen.org, museodelprado.es, artcyclopedia.com, wga.hu, pintura.aut.org, artrenewal.org, losvalientesduermensolos.blogspot.com.es y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario