Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Paul De Vos (hacia 1591-1595–1678)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje 
Mensaje Paul De Vos (hacia 1591-1595–1678) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a Paul de Vos (Hulst, hacia 1591-1595 – Amberes, 1678) fue un pintor barroco flamenco especializado en la pintura de animales.

 0adriaen_lommelin_paul_de_vos

Nació en Hulst cerca de Amberes, actualmente en la provincia holandesa de Zelanda. Como su hermano mayor, Cornelis, que le iba a pintar las figuras de sus obras, y Jan, el menor, estudió con un pintor poco conocido, David Remeeus, quien en 1611 se convirtió en su cuñado. En 1620 fue admitido como maestro en la guilda o gremio de San Lucas.

Especializado en la pintura de animales, principalmente en monumentales cacerías muy demandadas por una clientela aristocrática, su arte aparece influido por el de Frans Snyders, casado con su hermana Margaretha, aunque se irá distanciando de él progresivamente al adoptar una pincelada más fluida, logrando con ella efectos atmosféricos e incorporar a sus composiciones mayor tensión dramática.

Conforme era costumbre entre los pintores de Amberes, De Vos colaboró frecuentemente con otros artistas, como Thomas Willeboirts Bosschaert, Erasmus Quellinus II, Anton van Dyck y Jan Wildens, además de pintar los animales y motivos de cacería en algunas de las escenas mitológicas de Peter Paul Rubens y de su taller, como la Diana cazadora del Museo del Prado. Entre sus clientes destacaron algunos de los grandes coleccionistas españoles, como los marqueses de Leganés y del Carpio o el propio rey Felipe IV, de cuya colección procede el importante conjunto de pinturas de Paul de Vos conservado actualmente en el Museo del Prado.

Espero que la recopilación que he conseguido de este pintor extranjero sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección del foro de xerbar, y contribuya en su divulgación.






Algunas obras


Paul de Vos en el Museo del Prado

Vos, Paul de (Amberes, h. 1591/1595-1678). Pintor y dibujante flamenco. Hermano de Cornelis y Jan de Vos. Estudió, como sus hermanos, con David Remeeus, y alcanzó el grado de maestro hacia 1620. Durante su aprendizaje trabajó con Frans Snyders, siendo sus primeras pinturas idénticas en temática y motivos a las de éste. Sin embargo, a lo largo de su carrera Paul de Vos irá innovando con diversas variaciones las escenas de caza en las que se especializó. Al igual que Snyders, Vos también pidió a su hermano Cornelis que realizara las figuras de sus cuadros, sin embargo, hay varios aspectos que le diferencian de Snyders. Los colores utilizados son en su mayoría cálidos, desde amarillos hasta marrones, pero más claros y pálidos. La técnica es más suelta, de manera que se pierden en su obra los contornos definidos y ricas texturas de Snyders, en beneficio de una apariencia general más atmosférica y difusa. En las obras de Paul de Vos el dramatismo y la tensión son mayores, pues elige para sus cacerías escenas de gran violencia, en las que la lucha de animales se representa de forma sangrienta y feroz. Son escenas de gran patetismo, cuyo componente dra­mático se proyecta también a las ilustraciones de fábulas donde los animales son los protagonistas. La representación anatómica de los animales no está tan lograda en Vos como en Snyders, lo que se manifiesta especialmente en el alargamiento de las figuras de los perros. Paul de Vos colaboró a menudo con otros artistas, siendo Rubens el más importante de ellos. Son varios los casos de obras de éste en las que Vos realiza algunas partes, generalmente los animales, como en la Diana cazadora (Prado). La admiración de Rubens por Vos le llevó a adquirir ocho pinturas de su mano que se encontraban entre sus posesiones cuando murió en 1640. Otros artistas con los que tuvo vínculos son Thomas Willeboirts Bosschaert y Adriaen van Utrecht, junto a los que colaboró en algunos encargos para Enrique de Orange Nassau en 1648. En otras ocasiones trabajó con ­Erasmus Quellinus II, junto a quien realizó el Descanso en la Huida a Egipto (Museo del Ermitage, San ­Petersburgo). El decorativismo de sus escenas y la afición a estas representaciones venatorias entre la nobleza flamenca e hispana, hicieron que fuera altamente valorado entre los coleccionistas del momento. A principios de la década de 1630 realizó más de treinta pinturas para el duque de Aarschot, mientras éste estaba en Madrid, obras que a su muerte invadieron el mercado madrileño. El marqués de Leganés también era gran aficionado a su pin­tura; poseía un gran número de obras, al igual que otros importantes coleccionistas como el marqués de Carpio o el duque de Salvatierra. El propio rey Felipe IV valoraba su pintura, a tenor de los muchos cuadros de De Vos que decoraron las estancias de los principales palacios madrileños, incluida la Torre de la Parada. Fruto de estos encargos realizados en las décadas de 1630 y 1640 es la colección de cazas y fábulas de Paul de Vos que conserva el Museo del Prado. Sus obras aparecen a menudo en los inventarios de colecciones de pintura durante todo el siglo XVII y es cono­cido su éxito comercial, pues incluso el emperador Maximiliano recibió obras suyas en 1689 a través del mercader Gisbert van Colen.

Obras

    - Diana cazadora, 1617-20, óleo sobre lienzo, 184 x 199 cm [P1727]. En colaboración con Rubens.
    - Un león y tres lobos, óleo sobre lienzo, 158 x 195 cm [P1760].
    - La cabra y el lobezno, óleo sobre lienzo, 214 x 212 cm [P1766].
    - Zorra corriendo, óleo sobre lienzo, 84 x 81 cm, firmado [P1865].
    - Pelea de gatos en una despensa, óleo sobre lienzo, 116 x 172 cm, firmado [P1866].
    - Un perro, óleo sobre lienzo, 116 x 82 cm, firmado [P1867].
    - El perro y la picaza, óleo sobre lienzo, 115 x 83 cm, firmado [P1868].
    - Cacería de corzos, óleo sobre lienzo, 212 x 347 cm, firmado [P1869].
    - Ciervo acosado por una jauría de perros, óleo sobre lienzo, 212 x 347 cm, firmado, 1637-1640 [P1870].
    - Un galgo al acecho, óleo sobre lienzo, 116 x 84 cm, firmado [P1871].
    - Toro rendido por perros, óleo sobre lienzo, 157 x 200 cm [P1872].
    - Fábula del perro y la presa, óleo sobre lienzo, 207 x 209 cm [P1875].
    - Un galgo blanco, óleo sobre lienzo, 105 x 105 cm, firmado [P1876].
    - Despensa, óleo sobre lienzo, 117 x 191 cm, firmado [P1877].
    - El Paraíso terrenal, óleo sobre lienzo, 150 x 196 cm (en dep. en el Palacio de Pedralbes, Barcelona) [P1880].
    - Pelea de perros y gatos, óleo sobre lienzo, 167 x 252 cm [P3722]. Copia.
    - Cacería de un ciervo, óleo sobre lienzo, 167 x 252 cm [P3727]. Atribuido.
    - Cacería de un ciervo, óleo sobre lienzo, 234 x 332 cm (en dep. en el Ministerio de Cultura, Madrid) [P3824]. Atribuido.
    - Animales y aves, óleo sobre lienzo, 252 x 436 cm [P3825].
    - Cacería de jabalí, óleo sobre lienzo, 231 x 332 cm (en dep. en el Museo de Bellas Artes de Álava, Vitoria) [P5814].
    - Caballo atacado por lobos, óleo sobre lienzo, 201 x 333 cm [P7161].
    - Tigre acosado por perros, óleo sobre lienzo, 133 x 154 cm [P7711].
    - Leopardo atacado por perros, óleo sobre lienzo, 133 x 154 cm [P7712].


 30diana_cazadora

Diana cazadora, 1617-20, óleo sobre lienzo, 184 x 199 cm. Museo del Prado. Obra de Rubens, en colaboración con Paul de Vos.

Esta obra fue adquirida hacia 1623 para la reina Isabel de Borbón, primera esposa de Felipe IV,  y fue instalada en una de las torres del Alcázar de Madrid. La diosa Diana se muestra aquí con lanza y la media luna sobre su cabeza como atributos identificativos, mientras, acompañada de sus compañeras las ninfas, se dirige a una partida de caza. Virgen, protectora de los bosques y soberana de los animales salvajes, el mito de la casta, joven y hermosa diosa Diana fue uno de los  que más interesaron a Rubens. Es muy probable que un especialista en la representación de animales como Paul de Vos fuera el autor de los perros.


 33zorra_corriendo

Zorra corriendo, 1636-38, óleo sobre lienzo, 84 x 81 cm. Museo del Prado. Obra de Paul de Vos.

El cuadro, realizado por De Vos, muestra una zorra corriendo en un paisaje abierto pintado sin mucho desarrollo. El colorido utilizado y la composición se asemejan a otras obras de este artista presentes en la colección real. La producción de Paul de Vos recuerda mucho a la de su cuñado Frans Snyders, si bien el estilo del primero evolucionó con una representación más teatral y enérgica de los animales aunque a menudo sin tanto realismo como los de su cuñado. La representación de animales en pintura no es exclusiva del siglo XVII, pero sí la utilización de grandes formatos, algo que popularizó Frans Snyders. Este artista, colaborador en ocasiones de Rubens, se convirtió en uno de los más importantes animalistas de su tiempo, sentando las bases para artistas posteriores a él como Paul de Vos. En cuanto al tratamiento del paisaje guarda cierto parecido con obras de Jan Wildens, artista del que existían cuadros en las colecciones reales.El formato y las referencias documentales han situado la obra en la Torre de la Parada. Esta sería una de las sobrepuertas, obra de Vos, que aparecen en el inventario de 1701-1703. Dentro del programa decorativo de la Torre de la Parada, además de las pinturas encargadas a Rubens y su taller, existieron otras con escenas de cacerías y animales, tanto perros usados en las jornadas de caza, sus presas y otros animales exóticos. La función primitiva del lugar como cazadero explicaría esta iconografía. El principal problema documental a la hora de analizar estas obras sobre animales son las someras descripciones dentro de los inventarios reales, su movimiento constante por los diferentes palacios y sitios y la confusión creada con respecto al supuesto encargo de las mismas, a partir de la correspondencia entre el Cardenal Infante don Fernando de Austria, gobernador de Flandes en el momento de la comisión y su hermano el rey Felipe IV. Además era conocedor de las obras de Paul de Vos si seguimos a K. Van der Stighelen y A. Balis quienes citan a D. Papebrochius, que cuenta como el cardenal visitó su taller. En las cartas se habla de un encargo de 60 obras, separado con respecto al de Rubens, a un artista denominado Esnerie y al cual constantemente se apremia para que las termine. Así, en una de ellas escrita el 6 de diciembre de 1636 se dice que: "(...) pero que él (Rubens) las quiere dibujar todas menos las de Esneire. Hele dicho lo de los payses; y dice que se ejecutará". En otra carta del 24 de junio de 1637 se especifica el tipo de obras: "(...) Las pinturas caminan bien; á estas ultimas de las cazas se dan mucha priesa(...) hasta el fin de agosto es imposible acabarlos, por haber comenzado tan tarde". Estas cartas no dejan claro si se trata de Frans Snyders, con el que podría haber colaborado Paul de Vos, o si se trata de otro artista. De haber existido este encargo tampoco está claro si todas las obras eran para un lugar o varios, entre los cuales estarían la Torre de la Parada, el Palacio del Buen Retiro y el Alcázar. Hay que tener en cuenta que el primer inventario de la Torre se fecha entre 1701-1703, casi 62 años después de la llegada de las obras desde Amberes a Madrid y que las entradas de los inventarios no permiten identificar con tanta exactitud estas pinturas con respecto a las de Rubens y su taller.  Fuera o no un encargo cerrado para la Torre de la Parada lo cierto es que algunos de estos lienzos si colgaron allí. Éstos se destinaron a dos tipos de espacios: las sobrebentanas y sobrepuertas y las que colgaron en las paredes, denominadas pintura. Esto explica los diferentes tipos de formatos utilizados para estos espacios, especialmente para las primeras, donde se concentraron la mayoría de las escenas de animales solos en paisajes abiertos.(Información revisada y actualizada por el Departamento de Pintura Flamenca y Escuelas del Norte del Museo Nacional del Prado, 2014)


 34pelea_de_gatos_en_una_despensa

Pelea de gatos en una despensa, 1630-40, óleo sobre lienzo, 116 x 172 cm. Museo del Prado. Obra de Paul de Vos.

Aprovechando la ausencia de los amos o sirvientes de la casa, los animales se cuelan en la despensa dando rienda suelta a sus instintos, lo que desemboca en una pelea. Las escenas de riñas de animales en interiores domésticos son habituales en la pintura flamenca de mediados del siglo XVII. Frecuentes también en la literatura de proverbios, son interpretadas como alusiones morales al abandono de las responsabilidades y la plasmación de sus consecuencias.

Paul de Vos, siguiendo la estela de su cuñado Frans Snyders (1579 - 1657), realiza idénticos bodegones con animales, repitiendo incluso sus mismos esquemas compositivos y los modelos, pero con una factura más delicada y sombreados más cálidos.

De gran éxito entre los coleccionistas de la época, este tipo de escenas se repite en innumerables ocasiones. Ésta se cita por primera vez en la colección de la reina Isabel Farnesio en 1746.


 36el_perro_y_la_picaza

El perro y la picaza, 1636-38, óleo sobre lienzo, 115 x 83 cm. Museo del Prado. Obra de Paul de Vos.

Esta es una de las âfabulasâ representadas por diferentes animales pintadas en el siglo XVII y presentes en las colecciones reales como La Fábula del león y el ratón (P1756) o La Fábula de la liebre y el galápago (P1753). En este caso, obra de Paul de Vos, vemos como el perro ladra a la picaza que le sobrevuela en actitud desafiante. Los animales aparecen en un paisaje que guarda relación con otros del mismo autor como Zorra Corriendo (P1865), Un galgo al acecho (P1871) o Un galgo blanco (P1876) con el que además comparte una referencia arquitectónica en el fondo: una torre. Son paisajes que muestran una gran presencia del cielo y escasa vegetación, sobre todo en el primer plano donde aparecen rocas que utiliza para firmar. Guardan cierto parecido con obras de Jan Wildens, artista presente en las colecciones reales. La representación de animales en pintura no es exclusiva del siglo XVII, pero sí la utilización de grandes formatos, algo que popularizó Frans Snyders. Este artista, colaborador en ocasiones de Rubens, se convirtió en uno de los más importantes animalistas de su tiempo, sentando las bases para artistas posteriores a él como su propio cuñado, Paul de Vos. Las obras de éste recuerdan mucho a las de Snyders, si bien el estilo del primero evolucionó con una representación más teatral de las composiciones aunque a menudo sin tanto realismo en la ejecución de los animales. El principal problema a la hora de estudiar estas obras dentro de las colecciones reales es su ubicación original y por lo tanto la fecha en la que llegaron a Madrid y si formaron parte o no de un conjunto. Una de las ubicaciones propuestas es la Torre de la Parada. Guardan similitudes con los animales aislados que la decoraban, fundamentalmente en el paisaje y la paleta cromática. Incluso son de los mismos autores de las pinturas sobre animales, como son Paul de Vos y Frans Snyders. Este tipo de representaciones encajarían con la decoración de la Torre, donde existieron escenas de caza y animales, desde los perros y las presas a los animales exóticos. La función primitiva de la Torre de la Parada como cazadero explica esta iconografía. Debemos tener en cuenta que el primer inventario conservado de las obras de la Torre data de 1701-1703 y las someras descripciones de éste sobre las pinturas de animales impiden verificar con seguridad su ubicación allí, algo que si podemos establecer con el encargo de Rubens y su taller. Con respecto a las fábulas que supuestamente estaban allí, J.M. Valdovinos en su artículo "Menipo y Esopo en la Torre de la Parada" (Ciclo de conferencias: "Obras maestras de Velázquez. IV Centenario", 1998-1999) indica que es probable no existieran desde un inicio, a tenor de la escasez documental de estas obras en los primeros inventarios y la comparación entre la memoria de pinturas sacadas de la Torre de la Parada para llevarlas al Pardo en 1714 y el acta de entrega y tasación una vez están en el Palacio. Así, sopesa la posibilidad de que estas obras se llevaran a la Torre después del Saqueo de 1710 para rellenar los huecos. Es cierto que el inventario de 1701-1703 aparecen obras conducidas al Pardo como "Diferentes animales" o "Perros y animales" sin que podamos precisar si estas entradas se corresponden con alguna de estas pinturas. (Información revisada y actualizada por el Departamento de Pintura Flamenca y Escuelas del Norte del Museo Nacional del Prado, 2014)  


 37un_galgo_al_acecho

Un galgo al acecho, 1636-38, óleo sobre lienzo, 116 x 84 cm. Museo del Prado. Obra de Paul de Vos.

Este es uno de los varios perros de caza pintados por Paul de Vos que habrían decorado la Torre de la Parada. Todos ellos aparecen en un paisaje abierto de similares características; falta de vegetación en el primer término donde aparecen rocas, en las cuales el artista aprovecha para firmar, árboles al fondo en diferentes planos y un gran desarrollo del cielo. El tratamiento del paisaje guarda cierto parecido con obras de Jan Wildens, artista del que existían cuadros en las colecciones reales. No existe una sistematización en la representación de los perros, buscando diferentes expresiones y posturas. En este caso el perro está girado de espaldas hacia el espectador, más calmado que otros pintados por el artista. La representación de animales en pintura no es exclusiva del siglo XVII, pero sí la utilización de grandes formatos, algo que popularizó Frans Snyders. Este artista, colaborador en ocasiones de Rubens, se convirtió en uno de los más importantes animalistas de su tiempo, sentando las bases para artistas posteriores a él como su propio cuñado, Paul de Vos. Las obras de éste recuerdan mucho a las de Snyders, si bien el estilo del primero evolucionó con una representación más teatral  de las composiciones aunque a menudo sin tanto realismo en la ejecución de los animales. El formato y las referencias documentales han situado la obra en la Torre de la Parada. Esta sería una de las sobrepuertas, obra de Vos, que aparecen en el inventario de 1701-1703. Dentro del programa decorativo de la Torre de la Parada, además de las pinturas encargadas a Rubens y su taller, existieron otras con escenas de cacerías y animales, tanto perros usados en las jornadas de caza, sus presas y otros animales exóticos. La función primitiva del lugar como cazadero explicaría esta iconografía. El principal problema documental a la hora de analizar estas obras sobre animales son las someras descripciones dentro de los inventarios reales, su movimiento constante por los diferentes palacios y sitios y la confusión creada con respecto al supuesto encargo de las mismas, a partir de la correspondencia entre el Cardenal Infante don Fernando de Austria, gobernador de Flandes en el momento de la comisión y su hermano el rey Felipe IV. Además era conocedor de las obras de Paul de Vos si seguimos a K. Van der Stighelen y A. Balis quienes citan a D. Papebrochius, que cuenta como el cardenal visitó su taller. En las cartas se habla de un encargo de 60 obras, separado con respecto al de Rubens, a un artista denominado Esnerie y al cual constantemente se apremia para que las termine. Así, en una de ellas escrita el 6 de diciembre de 1636 se dice que: "(...) pero que él (Rubens) las quiere dibujar todas menos las de Esneire. Hele dicho lo de los payses; y dice que se ejecutará". En otra carta del 24 de junio de 1637 se especifica el tipo de obras: "(...) Las pinturas caminan bien; á estas ultimas de las cazas se dan mucha priesa(...) hasta el fin de agosto es imposible acabarlos, por haber comenzado tan tarde". Estas cartas no dejan claro si se trata de Frans Snyders, con el que podría haber colaborado Paul de Vos, o si se trata de otro artista. De haber existido este encargo tampoco está claro si todas las obras eran para un lugar o varios, entre los cuales estarían la Torre de la Parada, el Palacio del Buen Retiro y el Alcázar. Hay que tener en cuenta que el primer inventario de la Torre se fecha entre 1701-1703, casi 62 años después de la llegada de las obras desde Amberes a Madrid y que las entradas de los inventarios no permiten identificar con tanta exactitud estas pinturas con respecto a las de Rubens y su taller.  Fuera o no un encargo cerrado para la Torre de la Parada lo cierto es que algunos de estos lienzos si colgaron allí. Éstos se destinaron a dos tipos de espacios: las sobrebentanas y sobrepuertas y las que colgaron en las paredes, denominadas pintura. Esto explica los diferentes tipos de formatos utilizados para estos espacios, especialmente para las primeras, donde se concentraron la mayoría de las escenas de animales solos en paisajes abiertos.(Información revisada y actualizada por el Departamento de Pintura Flamenca y Escuelas del Norte del Museo Nacional del Prado, 2014)


 39un_galgo_blanco

Un galgo blanco, 1636-38, óleo sobre lienzo, 105 x 105 cm.Museo del Prado. Obra de Paul de Vos.

Este es uno de los varios perros de caza pintados por Paul de Vos que habrían decorado la Torre de la Parada. Todos ellos aparecen en un paisaje abierto de similares características; falta de vegetación en el primer término donde aparecen rocas, en las cuales el artista aprovecha para firmar, árboles al fondo en diferentes planos y un gran desarrollo del cielo. La mayoría de estos tienen escasas referencias espaciales, sin embargo en este observamos una torre al fondo. El tratamiento del paisaje guarda cierto parecido con obras de Jan Wildens, artista del que existían cuadros en las colecciones reales. No existe una sistematización en la representación de los perros, buscando diferentes expresiones y posturas. En este caso el galgo se muestra girado ladrando hacia algo que no llegamos a ver. La representación de animales en pintura no es exclusiva del siglo XVII, pero sí la utilización de grandes formatos, algo que popularizó Frans Snyders. Este artista, colaborador en ocasiones de Rubens, se convirtió en uno de los más importantes animalistas de su tiempo, sentando las bases para artistas posteriores a él como su propio cuñado, Paul de Vos. Las obras de éste recuerdan mucho a las de Snyders, si bien el estilo del primero evolucionó con una representación más teatral  de las composiciones aunque a menudo sin tanto realismo en la ejecución de los animales. El formato y las referencias documentales han situado la obra en la Torre de la Parada. Esta sería una de las sobrepuertas, obra de Vos, que aparecen en el inventario de 1701-1703. Dentro del programa decorativo de la Torre de la Parada, además de las pinturas encargadas a Rubens y su taller, existieron otras con escenas de cacerías y animales, tanto perros usados en las jornadas de caza, sus presas y otros animales exóticos. La función primitiva del lugar como cazadero explicaría esta iconografía. El principal problema documental a la hora de analizar estas obras sobre animales son las someras descripciones dentro de los inventarios reales, su movimiento constante por los diferentes palacios y sitios y la confusión creada con respecto al supuesto encargo de las mismas, a partir de la correspondencia entre el Cardenal Infante don Fernando de Austria, gobernador de Flandes en el momento de la comisión y su hermano el rey Felipe IV. Además era conocedor de las obras de Paul de Vos si seguimos a K. Van der Stighelen y A. Balis quienes citan a D. Papebrochius, que cuenta como el cardenal visitó su taller. En las cartas se habla de un encargo de 60 obras, separado con respecto al de Rubens, a un artista denominado Esnerie y al cual constantemente se apremia para que las termine. Así, en una de ellas escrita el 6 de diciembre de 1636 se dice que: "(...) pero que él (Rubens) las quiere dibujar todas menos las de Esneire. Hele dicho lo de los payses; y dice que se ejecutará". En otra carta del 24 de junio de 1637 se especifica el tipo de obras: "(...) Las pinturas caminan bien; á estas ultimas de las cazas se dan mucha priesa(...) hasta el fin de agosto es imposible acabarlos, por haber comenzado tan tarde". Estas cartas no dejan claro si se trata de Frans Snyders, con el que podría haber colaborado Paul de Vos, o si se trata de otro artista. De haber existido este encargo tampoco está claro si todas las obras eran para un lugar o varios, entre los cuales estarían la Torre de la Parada, el Palacio del Buen Retiro y el Alcázar. Hay que tener en cuenta que el primer inventario de la Torre se fecha entre 1701-1703, casi 62 años después de la llegada de las obras desde Amberes a Madrid y que las entradas de los inventarios no permiten identificar con tanta exactitud estas pinturas con respecto a las de Rubens y su taller.  Fuera o no un encargo cerrado para la Torre de la Parada lo cierto es que algunos de estos lienzos si colgaron allí. Éstos se destinaron a dos tipos de espacios: las sobrebentanas y sobrepuertas y las que colgaron en las paredes, denominadas pintura. Esto explica los diferentes tipos de formatos utilizados para estos espacios, especialmente para las primeras, donde se concentraron la mayoría de las escenas de animales solos en paisajes abiertos.(Información revisada y actualizada por el Departamento de Pintura Flamenca y Escuelas del Norte del Museo Nacional del Prado, 2014)


 40despensa

Despensa, óleo sobre lienzo, 117 x 191 cm. Museo del Prado. Obra de Paul de Vos


 38toro_rendido_por_perros

Toro rendido por perros, óleo sobre lienzo, 157 x 200 cm. Museo del Prado. Obra de Paul de Vos


 35museo_del_prado_obra_de_paul_de_vos_f_bula_del_perro_y_la_presa

Fábula del perro y la presa, 1636-38, óleo sobre lienzo, 207 x 209 cm. Museo del Prado. Obra de Paul de Vos


 1ciervo_acosado_por_una_jaur_a_de_perros_leo_sobre_lienzo_212_347_cm_museo_del_prado_madrid

Ciervo acosado por una jauría de perros, 1637-40, óleo sobre lienzo, 212 × 347 cm. Museo del Prado. Obra de Paul de Vos


 31un_le_n_y_tres_lobo

Un león y tres lobos, óleo sobre lienzo, 158 x 195 cm. Museo del Prado. Obra de Paul de Vos


 32la_cabra_y_el_lobezno

La cabra y el lobezno, óleo sobre lienzo, 214 x 212 cm. Museo del Prado. Obra de Paul de Vos


 2_paul_de_vos_cheval_d_vor_par_des_loups

Caballo atacado por lobos, óleo sobre lienzo, 201 x 333 cm. Museo del Prado. Obra de Paul de Vos



Otras obras


 3_de_vos_paul_fox_and_poultry_google_art_project

Fox and Poultry by Pauwel de Vos


 4_paul_de_vos_still_life_with_servant_google_art_project

Bodegón con sirvienta. Obra de Paul de Vos


 14paul_de_vos_turkey_and_rooster

Turkey and rooster, 1630s, The National Museum in Warsaw. Obra de Paul de Vos


 13paul_de_vos_pantry

Despensa. 1610-20. The National Museum in Warsaw. Obra de Paul de Vos


 5_dogs_fighting_by_pauwel_de_vos_the_hermitage

'Dogs Fighting' by Paul de Vos, The Hermitage


 7_rest_on_the_flight_into_egypt_madonna_with_partridges_by_anthony_van_dyck_and_pauwel_de_vos

'Rest on the Flight into Egypt (Madonna with Partridges)' by Anthony van Dyck and Paul de Vos, The Hermitage


 6_horse_attacked_by_dogs_by_pauwel_de_vos_and_jan_wildens_1630s_the_hermitage

'Horse Attacked by Dogs' by Paul de Vos and Jan Wildens, 1630s, The Hermitage


 8_stag_hunt_by_pauwel_de_vos_and_jan_wildens_1630s_the_hermitage

'Stag Hunt' by Paul de Vos and Jan Wildens, 1630s, The Hermitage


 9_wolves_attacking_a_horse_by_pauwel_de_vos_and_jan_wildens_1630s_the_hermitage

'Wolves Attacking a Horse' by Paul de Vos and Jan Wildens, 1630s, The Hermitage


 10paul_de_vos_bear_hunt_wga25325

'Bear Hunt' by Paul de Vos and Jan Wildens, 1630s, The Hermitage


 12paul_de_vos_the_leopard_hunt_wga25326

'The Leopard Hunt' by Paul de Vos, 1630s, The Hermitage


 11x_paul_de_vos_still_life_with_dead_game_and_lobster_1640_60

Still-Life with Dead Game and Lobster. 1640-60. Obra de Paul de Vos


 15dogfight_attributed_to_paul_de_vos_1595_1678_undated_museum_m_leuven_belgium_dsc05533

'Bodegón con lobos'. Obra de Paul de Vos


 16_peacock_and_cock_fighting_oil_on_canvas_painting_by_paul_de_vos_17th_century_museu_calouste_gulbenkian_lisbon

'Peacock and Cock Fighting', oil on canvas painting by Paul de Vos, 17th century, Museu Calouste Gulbenkian, Lisbon


 18chien_dans_une_cuisine_au_palais_des_beaux_arts_de_lille_circa_1650

Chien dans une cuisine au Palais des beaux-arts de Lille, circa 1650. Obra de Paul de Vos


 19_paul_de_vos_1595_1678_vechtende_pauw_en_haan_lissabon_museu_calouste_gulbenkian_21_10_2010_13_23_48

Vechtende pauw en haan - Lissabon Museu Calouste Gulbenkian. Obra de Paul de Vos


 20_paul_de_vos_buffalo_attacked_by_dogs

Buffalo Attacked by Dogs. Obra de Paul de Vos


 22cacer_a_paul_de_vos_1425504539_261334

Cacería. Obra de Paul de Vos


 23paul_de_vos_stilhunt

Stilhunt. Obra de Paul de Vos


 24paul_de_vos_ark_van_noah

El arca de Noé. Obra de Paul de Vos


 25paul_de_vos_berenjacht

Berenjacht.  Musea en Erfgoed Antwerpen. Obra de Paul de Vos


 26zwei_junge_seehunde_am_strand

Paul de Vos Gemälde Öl auf Leinwand Entstehungszeit: ca. 1650 Format: 146 x 80 cm


 0paul_de_vos_by_anthony_van_dyck

Paul de Vos etching 1630 - 1632, por Anthony van Dyck - Rijksmuseum Amsterdam



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a Paul de Vos (c. 1591-1595–1678) fue un pintor barroco flamenco especializado en la pintura de animales.


Fuentes y agradecimientos a: museodelprado.es, es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, pintura.aut.org, invertirenarte.es y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario