Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Raoul Dufy (1877-1953)
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post Raoul Dufy (1877-1953) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a Raoul Dufy (Le Havre, 3 de junio de 1877 - cerca de Forcalquier, 23 de marzo de 1953) fue un pintor fauvista, artista gráfico y diseñador textil francés. Desarrolló un estilo colorido y decorativo que se hizo popular en diseños para cerámica, tejidos y esquemas decorativos de edificios públicos. Destaca por sus escenas de acontecimientos sociales al aire libre.

 00_1424190503_342663 Autorretrato

Nació en El Havre, en Normandía, en una familia de nueve miembros. Dejó la escuela a los catorce años para trabajar en una compañía importadora de café. En 1895, cuando tenía dieciocho años, comenzó a recibir clases de arte por la tarde en la Escuela de Bellas Artes de Le Havre. Él y Othon Friesz, un amigo de la escuela, estudiaron las obras de Eugène Boudin en el museo de Le Havre.

En 1900, después de un año de servicio militar, Raoul obtuvo una beca que le permitió estudiar durante un corto periodo en la Escuela de Bellas Artes de París, donde fue compañero de Georges Braque.

En un principio Dufy estuvo sometido a la influencia de los paisajistas impresionistas, como Claude Monet y Camille Pissarro.

En 1902 conoció a Berthe Weill, quien expuso la obra de Dufy en su galería. La obra de Henri Matisse Luxe, Calme et Volupté (Lujo, calma y voluptuosidad), que Dufy vio en el Salon des Indépendants en 1905, fue una revelación para el joven artista, quien dirigió su interés hacia el Fauvismo. Los fauves (que significa «fieras», «bestias salvajes») trabajaban con colores llamativos e irreales y atrevidas formas; ricos contornos marcaban su obra. Dufy adoptó este estilo al que añadió un trazo vigoroso y espontáneo. La pintura de Dufy refleja este enfoque hasta alrededor de 1909, cuando el contacto con la obra de Paul Cézanne le lleva a adoptar una técnica algo más sutil. No fue hasta el año 1920, después de haber hecho sus ensayos con otro estilo, el cubismo, cuando Dufy desarrolló su propio enfoque distintivo que implicabla estructuras esqueléticas, colocadas en una perspectiva disminuida, y el uso de baños ligeros de color dispuestos mediante veloces pinceladas de una manera que llegó a conocerse como taquigráfica.

Poco a poco su obra se hizo más amable, alegre y luminosa, mostrando un predominio cada vez mayor de la línea, características que fueron más evidentes en sus acuarelas.

Los temas favoritos de Dufy eran los barcos de vela, con brillantes vistas de la Riviera francesa; fiestas elegantes, acontecimientos musicales, las carreras de caballos y otras actividades al aire libre en lugares de moda, como Carreras de caballos en Deauville (1931, Colección particular, París), L'Opéra (Phillips Collection, Washington). También pintó flores, instrumentos musicales y desnudos.

La naturaleza ilustrativa y decorativa, optimista y a la moda, de gran parte de su obra, ha hecho que su producción sea valorada menos por la crítica que la de aquellos otros artistas que tratan un tema más amplio de asuntos sociales.

Realizó murales, como los del palacio de Chaillot en París. En 1938, Dufy acabó una de las pinturas más grandes que se hayan hecho nunca, un canto enorme e inmensamente popular a la electricidad, el fresco La Fée Electricité para la Exposición Internacional de París.

Hizo pinturas de caballete, pero también cobró fama por su obra gráfica y en las artes aplicadas. Destacan sus ilustraciones para El bestiario (1911) de Guillaume Apollinaire. Ilustró también obras de Stéphane Mallarmé y André Gide.

Cambió la cara de la moda y el diseño de telas con su obra para Paul Poiret. En 1909, Raoul Dufy recibió el encargo de Poiret de que diseñara ropa para el hogar, y también modelos textiles para la ropa de Poiret.1 También realizó xilografías y produjo un número prodigioso de tapices y diseños de cerámica.

Su hermano Jean Dufy, que también era pintor, desarrolló un estilo similar.


 0dufy

Dufy murió cerca de Forcalquier, Francia, el 23 de marzo de 1953, y fue enterrado no lejos de Matisse en el cementerio monacal de Cimiez, un suburbio de la ciudad de Niza, Francia.

Espero que la recopilación que he conseguido de este pintor extranjero, sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección, y contribuya en su divulgación.






Algunas obras


Dufy en el Museo Thyssen de Madrid


Raoul Dufy (Le Havre, 1877 - Forcalquier, 1953). Nace en El Havre en 1877 y muy temprano se manifiestan su afición y sus dotes para la pintura. A los dieciocho años de edad ingresa en la École des Beaux-Arts de Le Havre, donde conoce a Othon Friesz

Por. esa época le influyen los «artistas de la modernidad». Entre 1895 y 1898 pinta paisajes y escenas de género al estilo de Boudin, Corot o Sisley. En 1899 se traslada a París, matriculándose en la École Nationale des Beaux-Arts. Asiste a las clases de Léon Bonnat y profundiza en el estudio de los pintores impresionistas y postimpresionistas

A. principios del siglo XX ya ha adquirido cierta fama. Expone en el Salon des Artistes Français (1901) y en el Salon des Indépendants (1903)

El. año 1905 marca un primer hito en su obra. Se une al movimiento fauvista, creado en torno a Matisse. Pinta calles empavonadas y numerosos paisajes de litoral. Su paleta se ilumina, su trazo se suelta

En. 1907 abandona a los fauves y se alista en las filas cubistas, donde se codea con Picasso, Derain y Léger

En. 1910 crea sus primeros grabados. Ilustra muchas obras, en particular el famoso El bestiario o El cortejo de Orfeo de Guillaume Apollinaire, antes de trabajar con Poiret y para la sedería lionesa Bianchini-Ferrier

En. 1919, recién terminada la Primera Guerra Mundial, Dufy desarrolla un estilo más personal. Su grafía adquiere mayor agilidad y energía, su paleta se aclara. Se instala en el sur de Francia y viaja por la cuenca mediterránea

Pinta. composiciones con orquestas, marinas y carreras. Le gusta plasmar la alegría y el movimiento

Dufy. fallece en Forcalquier en 1953. Deja una obra muy copiosa, compuesta por unos tres mil cuadros al óleo, seis mil acuarelas, cuatro mil dibujos de gran tamaño, mil quinientos estampados para tela, grabados, xilografías, piezas de cerámica e incluso tapices


 7la_peque_a_palmera

La pequeña palmera, c. 1907. Óleo sobre lienzo, 91 x 79 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en depósito en el Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid. Obra de Raoul Dufy.

Raoul Dufy dedicó gran parte de su obra a capturar los pequeños placeres de la vida moderna. Formado en El Havre, en 1900 se trasladó a París para estudiar con Léon Bonnat. Sus primeros envíos al Salon des Indépendants de 1903, 1904 y 1905 muestra un impresionismo simplificado, heredero de Eugène Boudin y Claude Monet. En 1905, sin embargo, la contemplación del cuadro de Matisse, Lujo, calma y voluptuosidad, le hizo apartarse del naturalismo impresionista y comprender, en sus propias palabras, el “milagro de la imaginación introducida en el dibujo y el color”.

La pequeña palmera fue probablemente pintada en 1907. Como el propio título anuncia, la composición está protagonizada por una palmera colocada sobre una silla plegable. Tras ella un sendero serpentea hasta una puerta de color azul. A los lados crecen flores y arbustos en lo que podría ser un jardín interior. En cualquier caso, se trata de un lugar propio de la privacidad doméstica, donde la vista reposa de la intensa luz exterior. Las pinceladas magenta yuxtapuestas recuerdan algunos lienzos neoimpresionistas o el propio cuadro Lujo, calma y voluptuosidad, de Matisse. Frente a ello, destaca la utilización del negro, desterrado de la paleta fauve. Asimismo, en lugar de colores primarios, Dufy emplea sutiles gradaciones cromáticas de verdes y rojos, y la visión elevada de la maceta recuerda a algunos bodegones de Cézanne, fallecido en octubre de 1906.


 8el_mercado_de_pescado_marsella

El mercado de pescado, Marsella, c. 1903. Óleo sobre lienzo, 54 x 65 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en depósito en el Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid. Obra de Raoul Dufy.

Raoul Dufy tiene veintiocho años cuando pinta El mercado de pescado, Marsella. Acaba de salir de la École Nationale des Beaux-Arts, donde ha sido alumno de Léon Bonnat. Se ve entonces sometido a una triple influencia: la de los pintores de la modernidad, como Boudin, Corot, Sisley, que son los primeros en romper con cierto academicismo por su elección de los temas, sus encuadres, una pincelada más libre y una grafía más rotunda; la de los impresionistas, como Monet, Degas, Seurat, empeñados en «pintar la luz», en evocar su difusión, su impacto sobre las formas; y por último la influencia del momento, el de una joven escuela francesa que es un hervidero de ideas revolucionarias y que está a punto de dar a luz al Fauvismo.

En esta obra Dufy vuelve a tratar un tema clásico, el del mercado, tan apreciado por los naturalistas del siglo XIX. El mercado es un lugar repleto de vida, un universo de materias y colores. El artista ha elegido un encuadre muy vanguardista. No destaca ningún tema en particular ni se centra en ningún personaje concreto. Pinta la parte de atrás del decorado. Lo único que cuenta es el instante captado en directo, la impresión del momento.

El cuadro se divide en tres zonas horizontales bien delimitadas, tres franjas de color que, sin ser independientes de las formas, están perfectamente definidas. La primera, la de la parte inferior, es predominantemente roja: rojos son el suelo, la ropa de una de las mujeres y una caja de madera. En la segunda franja, la del medio, el artista sitúa toda la acción. Hay un encaje de personajes y de formas, sin orden aparente. En la tercera zona, la franja superior, dominan los verdes: verdes son las columnas, las paredes y el capitel. Responde a la primera franja y, al mismo tiempo, se opone a ella creando con ello un efecto de contraste y de perspectiva. El rojo resalta y el verde imprime profundidad. De este modo se potencia la acción. Estas amplias zonas se someten al ritmo de las rotundas manchas lisas de color: el rojo de las cortinas, el verde de las vigas, el azul de una blusa, el amarillo de una canasta. Cabe afirmar que el Fauvismo, que no tardará en nacer a impulsos de Matisse, está aquí obviamente en germen.

Dufy capta la acción como si fuera un fotógrafo. Para ello adopta una grafía impresionista, compuesta por pequeñas pinceladas alargadas, movidas y yuxtapuestas, en permanente oposición verde-rojo, rojo-azul, amarillo-rojo, que confieren un aspecto vibrante a los distintos elementos. Se trata, no tanto de pintar un tema, sino de pintar la luz que incide sobre el tema.

Por lo tanto, se puede decir que este cuadro está hecho a base de oposiciones: oposición de los colores, oposición de pinceladas, de ritmos, de géneros, oposición entre la luz del exterior y la penumbra del mercado. Y son precisamente estas oposiciones -aunque acaso se trate más bien de una lucha- las que, paradójicamente, consiguen conferirle a esta obra armonía y equilibrio.

El cuadro es uno de los últimos de este género. En 1905 Dufy se acercará a Matisse y adoptará el estilo fauvista.


 9bodeg_n_con_pl_tanos

Bodegón con plátanos. 1909. Óleo sobre lienzo, 81,3 x 64,8 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en depósito en el Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid. Obra de Raoul Dufy.

En el Salon d'Automne de 1907, donde Dufy exponía tres cuadros, tuvo lugar una gran retrospectiva de la obra de Cézanne, que iba a a marcar una nueva etapa en la pintura francesa y europea. Como consecuencia de ella, varios de los pintores que habían militado en el Fauvismo, como Derain y Braque, atenuaron su furor cromático y se volvieron hacia el maestro de Aix en busca de un nuevo acento en la construcción de las formas y el espacio pictórico, abriendo así el camino que conduciría al cubismo. También Dufy participó por un tiempo en este espíritu. En la primavera de 1908 viajó a l'Estaque, cerca de Marsella, a los escenarios que habían inspirado a Cézanne algunos de sus cuadros más memorables, y allí, codo a codo con Braque, pintó una serie de paisajes de formas angulosas, geometrizadas. En su serie de cuadros de árboles pintados en l'Estaque, el espacio pictórico se estructura arquitectónicamente en planos superpuestos, enmarcados por los troncos inclinados en forma de arcos. Las pinceladas paralelas en diagonal imprimen un equilibrio dinámico a la fusión de formas geométricas. Dufy ha abandonado la euforia colorista de su período fauve, para limitarse a una sobria gama de verdes y ocres. Este período cézanniano de Dufy se prolongaría hasta 1915; en todo caso, el pintor no seguiría a Braque en su camino hacia el Cubismo.

Entre 1909 y 1910 Dufy pintará una serie de naturalezas muertas de carácter experimental, entre las que destacan ocho cuadros cuyos protagonistas son los plátanos, a veces acompañados, como en este caso, por la figura fálica de una mano de mortero. Ciertos rasgos de estas pinturas evocan el recuerdo de Cézanne. Ante todo la tendencia a evitar la perspectiva renacentista, atendiendo sólo a las exigencias del plano pictórico. En el cuadro predomina el punto de vista elevado, característico de Cézanne, que tiende a aplanar el volumen de los objetos. Éstos contemplados desde distintos puntos de vista se ordenan sobre el mismo plano, como en una composición heráldica. Pero la influencia cézanniana está modificada por un impulso de otra naturaleza. Las formas ahusadas, ojivales, sugieren un aire gótico. La factura de trazos paralelos delata una extraña agitación. El estilo resultante tiene poco que ver con la tendencia clásica-constructiva de la mayoría de los cézannianos, y recuerda más bien el movimiento sincopado del Expresionismo; por ejemplo, de los pintores del grupo Brücke. En diciembre de 1909, Dufy se trasladaría por una temporada a Múnich, invitado por el pintor alemán Hans Purrmann, uno de los primeros alumnos de Matisse. En Múnich, donde le esperaba su amigo Othon Friesz, instalado en la capital bávara desde meses atrás, Dufy visitaría una retrospectiva de Van Gogh en la galería Brakl. En los escasos cuadros que iba a pintar en aquella ciudad se consumaría su acercamiento temporal a la evolución de la pintura alemana. Quizá por ello Herwarth Walden, fundador de la galería berlinesa Der Sturm, expuso en 1912 algunas obras de Dufy de este período cézanniano.


 10_en_las_carreras

En las carreras, c. 1930-1935. Óleo sobre lienzo, 46 x 55 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en depósito en el Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid. Obra de Raoul Dufy.

Raoul Dufy pinta el cuadro En las carreras a principios de la década de 1930, cuando domina perfectamente su arte. El artista ha desarrollado un estilo propio, una grafía cursiva y espontánea a base de comas y arabescos. Ha llevado hasta sus últimas consecuencias sus investigaciones sobre el color y la luz y goza de una gran experiencia acumulada al hilo de las corrientes, de las influencias, de los encuentros y de los trabajos realizados en el ámbito de las artes decorativas. Es decir, que cuando Dufy pinta En las carreras, es ya un artista consumado. El tema elegido para esta obra es uno de sus temas insignia. Dufy es famoso por sus carreras de caballos como Vermer lo es por sus vistas de Delft, y no es por casualidad. Las carreras son, en muchos aspectos, un tema ideal, absolutamente idóneo para las investigaciones del pintor y los asuntos que le gusta explorar: el movimiento, la luz, la elegancia. El cuadro se descompone en dos zonas de color. En la primera, en la que domina el verde oscuro, el verde de la pista, cubre la mayor parte del lienzo. La segunda, que por oposición a la primera es la que crea perspectiva, es predominantemente azul, el azul del cielo. La línea del horizonte se sitúa muy alta dentro del cuadro y la pista y los personajes que por ella se mueven acaparan nuestra mirada: los jockeys vestidos con casacas de vivos colores y con las piernas plegadas apretando los flancos rojos de los caballos, los dandis con sus ceñidas levitas y sombreros de copa de color azul o púrpura y las elegantes, protegidas por imponentes sombrillas rojas o blancas y luciendo vestidos largos y entallados. Estos personajes se reparten por el lienzo de manera muy homogénea, llenando todo el espacio de la pista. Todos ellos nos dan la espalda y miran hacia el horizonte, excepto los tres jockeys representados de perfil y un personaje con traje violeta, en primer plano en el centro de la composición, que nos mira de frente. A su alrededor reina una gran actividad, impresión que nos da, en primer lugar, la actitud de los personajes, representados en posturas que sugieren movimiento, y que se refuerza por la grafía de Dufy, siempre muy suelta. Además, también se debe a la disociación del trazo y del color, nunca encerrado dentro de unos límites. Por último, la vibración se produce gracias a la asociación de las pinceladas azules y verdes que constituyen el fondo. Ahí, la armonía y el dinamismo, estrechamente vinculados, nacen de la variación y de la oposición constante de los colores.



Otras obras


 0raoul_dufy_retrato_del_artista_1898_centre_pompidou

Raoul Dufy. 'Retrato del artista' (1898). Centre Pompidou, París


 12_la_gran_ba_ista_1914_uno_de_los_leos_de_la_exposici_n_del_thyssen_sobre_raoul_dufy

'La gran bañista', 1914. Musées Royaux des Beaux-Arts, Bruselas. Obra de Raoul Dufy.


 13interior_with_indian_woman_1930

Interior with Indian Woman. 1930. Obra de Raoul Dufy


 14the_casino_of_nice_1929

The casino of Nice. 1939. Obra de Raoul Dufy


 15the_grid_1930

The Grid. 1930. Obra de Raoul Dufy


 23the_mexican_musicians_c_1951

The Mexican Musicians, c. 1951. Obra de Raoul Dufy


 20indian_woman_1928

Indian woman, 1928. Obra de Raoul Dufy


 25homage_to_claude_debussy_1952

Homage to Claude Debussy, 1952. Obra de Raoul Dufy


 18bathers_1908

Bathers, 1908. Obra de Raoul Dufy


 19acrobats_1922

Acrobats, 1922. Obra de Raoul Dufy


 16boats_at_martigues_c_1908

Boats at Martigues, c.1908. Obra de Raoul Dufy


 21open_window_1928

Open Window, 1928. Obra de Raoul Dufy


 17the_mediterranean_1923

The Mediterranean, 1923. Obra de Raoul Dufy


 31the_fish_market_marseille_1904

The Fish Market, Marseille, 1904. Obra de Raoul Dufy


 34hyeres_squaure_the_obelisk_and_bandstand_1927_at_art_gallery_of_ontario_toronto_canada

Hyeres Squaure the Obelisk and Bandstand, 1927 at Art Gallery of Ontario. Toronto Canada. Obra de Raoul Dufy


 0composition_1924

Composition. 1924. Obra de Raoul Dufy


 0today_we_look_at_the_work_of_raoul_dufy

Today we look at the work. Obra de Raoul Dufy


 0int_rieur_la_fen_tre_ouverte_1928_huile_sur_toile_66_x_82_cm_collection_priv_e_adagp_paris

Intérieur à la fenêtre ouverte, 1928 – Huile sur toile 66 x 82 cm – Collection privée Adagp, Paris. Obra de Raoul Dufy


 0henley_regatta

Henley Regatta. Obra de Raoul Dufy


 0boats_in_marseille_1908

Boats in Marseille. 1908. Obra de Raoul Dufy


 0the_violin_1916

The violin. 1916. Obra de Raoul Dufy


 33houses_in_trouville

Houses in Trouville. Obra de Raoul Dufy


 34hyeres_squaure_the_obelisk_and_bandstand_1927_at_art_gallery_of_ontario_toronto_canada_1424206065_115494

Hyeres Squaure the Obelisk and Bandstand, 1927 at Art Gallery of Ontario - Toronto Canada. Obra de Raoul Dufy


 35the_racecourse_of_deauville_1950_raoul_dufy_by_style_na_ve_art_primitivism

The Racecourse of Deauville, 1950 -Raoul Dufy - by style - Naïve Art (Primitivism). Obra de Raoul Dufy


 39_le_moulin_de_la_galette_1939

Le Moulin de la Galette. 1939. Obra de Raoul Dufy


 41villerville

Villerville. Obra de Raoul Dufy


 the_provence_landscape_1905_paris_museum_of_modern_art

The Provence Landscape, 1905, Paris Museum of Modern Art. Obra de Raoul Dufy


 au_cabaret_1937_39

Au cabaret. 1937-39. Obra de Raoul Dufy


 casino_of_nice_1927_1424206651_659001

Casino of Nice. 1927. Obra de Raoul Dufy


 hotel_sube_1926

Hotel Sube. 1926. Obra de Raoul Dufy


 stilllife_1941

StillLife, 1941. Obra de Raoul Dufy


 the_fishermen_1907

The Fishermen. 1907. Obra de Raoul Dufy


 the_sea_in_deauville_1935

The sea in Deauville. 1935. Obra de Raoul Dufy



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a a Raoul Dufy (Le Havre, 3 de junio de 1877 - cerca de Forcalquier, 23 de marzo de 1953) fue un pintor fauvista, artista gráfico y diseñador textil francés. Desarrolló un estilo colorido y decorativo que se hizo popular en diseños para cerámica, tejidos y esquemas decorativos de edificios públicos. Destaca por sus escenas de acontecimientos sociales al aire libre.


Fuentes y agradecimientos: museothyssen.org, es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, wikiart.org, flickr.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Tuesday, 17 February 2015, 22:01; edited 1 time in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Raoul Dufy (1877-1953) 
 
Dufy, entre el goce y la angustia


El Museo Thyssen dedica una retrospectiva de 93 obras al fauvista francés



 12_la_gran_ba_ista_1914_uno_de_los_leos_de_la_exposici_n_del_thyssen_sobre_raoul_dufy_1424192052_633678

'La gran bañista' (1914), uno de los óleos de la exposición del Thyssen sobre Raoul Dufy.

Etiquetado por muchos como un pintor fauvista y un exaltador de la alegría de vivir a través del arte, el francés Raoul Dufy (El Havre, 1877-Forcalquier, 1953) fue mucho más que un devoto de los tonos vivos no naturalistas, un auténtico maestro en la iluminación del color. Bajo el título de Raoul Dufy, la Fundación Thyssen le dedica una detallada exposición en la que a través de 93 obras se muestran sus momentos esenciales. Desde sus primeros pasos del impresionismo al fauvismo, su periodo constructivo próximo al cubismo, los años centrados en la estampación de tejidos y adorno de cerámicas y su etapa de madurez, en la que se convierte en un maestro admirado en todo el mundo. La muestra, que ha contado con la colaboración de la Comunidad de Madrid, permanecerá abierta hasta el 17 de mayo.

Cuenta Guillermo Solana, director artístico del Thyssen, que durante mucho tiempo, Dufy fue estudiado como uno más de los elegidos que forman parte del panteón de los grandes maestros. Se le situaba al mismo nivel que a Derain, Braque o Modigliani. Después, por las leyes implacables del paso del tiempo, como decía Theodor Adorno, fue expulsado de la cima. Cree Solana que hay dos causas. La primera tiene que ver con una edad que le hizo llegar un poco tarde a todo. El segundo handicap tiene que ver con la definición que de su pintura hizo en 1946 Gertrude Stein: “Dufy es el placer”.

Esa alegría y agrado que desprenden sus obras al ser contempladas jugaron en su contra en unos años en los que se impuso la reflexión y la angustia. “Aquí mostramos a un pintor con esa misma alegría, pero más matizado, incluso melancólico. El goce está ahí y es inagotable, por su color y por su forma de desplegar los pigmentos sobre la tela, con tanta delicadeza que a veces parecen acuarelas. Este proyecto pone al día el valor auténtico de Raoul Dufy”.

El comisario, Juan Ángel López-Manzanares, conservador del museo, explica que en el germen de la exposición está el hecho de que nada menos que cuatro de las obras incluidas son propiedad de la colección Carmen Thyssen, que se exhiben en la pinacoteca como préstamo desde 2004, una situación que, según dijo la baronesa durante la presentación, “sigue sin novedades”, aunque el plazo concluía este febrero. El resto de las obras procede de colecciones públicas y privadas de todo el mundo, 36 de ellas del Centro Pompidou de París.

La exposición incluye 36 piezas prestadas por el Centro Pompidou

La exposición Raoul Dufy arranca con obras impresionistas, un movimiento del que este artista se definió como heredero, aunque se consideraba incapaz de calcar la naturaleza. A las escenas de muelles y mercados pintadas en Normandía y Marsella le suceden sus aproximaciones a la obra de Matisse, un descubrimiento que hace en el Salón de los Independientes de 1905 y que trastoca su concepción de la pintura.

El periodo constructivo recoge su aproximación al cubismo a partir de la obra de Cézanne. Sus líneas octogonales y formas simplificadas las llevó a sus famosas escenas de embarcaciones. De este periodo forman parte el conjunto de dibujos y esbozos que realizó para ilustrar El Bestiario, de Guillaume Apollinaire, considerada una de las primeras obras maestras del género del libro de artista. Dufy se inspiró en obras medievales y renacentistas para crear un imaginario lleno de elementos paganos y cristianos destinados a descifrar el significado de la obra del escritor.

Esos trabajos como ilustrador le sirvieron de antesala para su actividad más conocida y rentable: la de diseñador de tejidos junto al modista Paul Poiret y la decoración de objetos de cerámica con bañistas, animales y conchas.

En sus años de madurez, entregado a la luz del color, se alía con la pura belleza y la música para realizar su obra más personal. Inmovilizado por una enfermedad, Raoul Dufy decidió llevar a sus telas la belleza que no encontraba en su vida personal y dio paso a sus cuadros más deslumbrantes.


elpais.com
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Raoul Dufy (1877-1953) 
 
El Museo Thyssen de Madrid invita a reduscubrir al artista con una amplia retrospectiva

Puede verse del 17 de febrero al 17 de mayo




Raoul Dufy, la pincelada inquieta y colorida

  
Dufy es clave en el nacimiento de las vanguardias del siglo XX
  


 01_1424110426_721864

Raoul Dufy. 'Estatua con dos jarrones', 1908. Thomas Salis, Art & Design, Salzburgo. © Raoul Dufy / VEGAP / Madrid, 2015

"(...) encuentro más interés en ser pintor que en ser hombre. ¡Si pudiese no ser más que pintor!". Este era el deseo de Raoul Dufy (1877-1953) -expresado por carta a su amigo el poeta Fernand Fleuret-, un artista clave en el nacimiento de las vanguardias del siglo XX, cuya figura cayó injustamente en declive al poco de su muerte. No obstante, a partir del cincuentenario de su muerte, su obra se ha revalorizado y ahora el Museo Thyssen de Madrid, el único que posee obra del artista normando, ha decidido "reivindicarla" con una amplia retrospectiva que podrá verse del 17 de febrero al 17 de mayo.

Veintisiete años después de la última muestra dedicada a Dufy en España -en 1989 en la Casa de las Alhajas-, el museo madrileño ha sumado a sus cuatro obras en propiedad, otras 89 piezas procedentes principalmente del Centre Pompidou y del Musée d' Art Moderne de la Ville de París para ofrecer una visión de conjunto de la trayectoria de este artista que exploró el impresionismo, el fauvismo o el cubismo hasta encontrar un estilo propio que llegó a explotar en decoraciones textiles.

"Como decía a sus más allegados, aunque la vida no siempre le había sonreído, Dufy intentó sonreír a la vida en sus pinturas", explica a RTVE.es el comisario de la exposición y conservador del Thyssen, Juan Ángel López-Manzanares, que cree que su dedicación durante gran parte de su carrera a la decoración textil y cerámica ha influido en que su pintura se haya considerado durante años como "fácil y sin la profundidad de otros artistas", dado también su faceta hedonista,

Pero, nada más lejos de la realidad: "Es uno de los artistas más serios de su época, un gran dibujante y un enorme maestro, que simplemente tenía una visión peculiar de lo que era la pintura, que, para él, debía expresar la belleza de lo que le rodeaba. Pero no por ello deja de tener hondura y profundidad", subraya el comisario de la exposición, que confía en que los visitantes se quedarán "sorprendidos por la intensidad que a veces no se espera de la obra de Dufy" .

Del impresionismo al fauvismo

Organizada cronológicamente, y suiguiendo la evolución del artista, la muestra arranca con sus primeros pasos entre el impresionismo y el fauvismo. Influenciado por Monet, Sisley o Pisarro en sus obras más tempranas, como las escenas de muelles y mercados de Marsella y Martigues, pronto se vio en la necesidad de superar el impresionismo ante la imposibilidad de captar los continuos cambios de luz y optó por ir más allá de la mera satisfacción visual.

En 1905, al contemplar en el Salón de los Independientes el cuadro de Matisse Lujo, calma y voluptuosidad (1904), quedó impactado: "Comprendí todas las nuevas razones que justificaban la pintura, y el realismo impresionista perdió para mí su encanto al contemplar el
milagro de la imaginación introducida en el dibujo y el color. Comprendí de repente la nueva mecánica de la pintura", confesó Dufy para caer irremediablemente en los brazos del lenguaje fauve y convertirse en uno de sus protagonistas más activos.

Y, aunque evolucionaría hacia otros estilos, "la intensidad del color será un leit motiv de toda su obra", apunta López-Manzanares.

Periodo constructivo y decoraciones

"Tenemos el árbol, el banco, la casa. Pero lo que me interesa, lo más difícil es lo que hay alrededor de ellos. ¿Cómo mantenerlo todo junto? Nadie lo ha hecho como Cézanne; lo que hay entre sus manzanas es tan bello e importante como las manzanas mismas". Como puede apreciarse, a Dufy, como a muchos de sus contemporáneos, también le impresionó la obra del maestro de Aix, cuyas formas geometrizadas traslada a obras como Barcos y barcas, Martigues (1907-1908) y los óleos que pintó en L'Estaque, junto a Georges Barque.

Pese a este "periodo constructivo", Dufy, a diferencia de Braque, no avanza en la senda del cubismo, pero sí que le aporta su propio lenguaje acentuando el color, como ocurre en una de sus obras fundamentales de este periodo, La gran bañista (1914), también presente en el Thyssen.

En esta sección de la muestra también se incluyen sus dibujos preparatorios y grabados para ilustrar el Bestiario o Cortejo de Orfeo de Guillaume Apollinaire. Estos trabajos que serían la antesala de su nueva aventura creativa, la del diseño de tejidos -firmó un contrato con la empresa de textiles Bianchini-Férier entre 1912 y 1928 y fue clave en el cambio del gusto de la moda-, un campo en el que pudo experimentar a gusto con el color y la fantasía decorativa. A partir de 1927 la aplicaría también a la cerámica.

Para el comisario, esta etapa decorativa marca "un punto decisivo en su obra". "Dufy recupera su libertad, su carácter más libre. Y en ese uso de los arabescos y en la frescura de sus telas va a hallar la base para su estilo maduro que empieza en los años 20", indica el comisario, que define ese estilo como una fusión de la exaltación fauvista del color y la disociación entre color y contorno de la decoración, "con un trazo muy suelto, nervioso, tendiendo al arabesco".

La fase introspectiva

La última parte de la exposición se dedica a la última etapa de su obra, en la que Dufy, uno de los pintores que mejor ha sabido captar la luz del Mediterráneo, esboza sus paisajes en bandas cromáticas y organiza las luces y las sombras en base a la luz que emana de los propios colores. También juega con la dualidad exterior-interior realizando numerosas vistas a través de ventanas y balcones abiertos, como Ventana abierta, Niza (1928).

En su última etapa, el artista francés pinta varias series dedicadas a la música, a su estudio y al carguero negro, mucho más introspectivas y que "muestran a un Dufy que casi pintaba para sí mismo" y haciendo un uso del color "monócromo, casi monumental, y un trazo muy lírico que se acerca a la música" que le rodeó en su casa durante toda su infancia. Se trata, en definitiva, de una fase en la que se ve el estilo reflexivo y de exploración continuada que siempre había estado presente en su obra.

"He hallado lo esencial de mi pintura en el camino y en la búsqueda; es eso lo que otorga a mi obra ese aire de divagación que se le podría
reprochar, pero siempre he preferido el estudio y el análisis al establecimiento y la explotación de una fórmula; que todos mis seguidores compartieran conmigo el placer de esas búsquedas; es por eso que prefi ero que se preste atención al mecanismo de mis medios más que a la anécdota, que no es el verdadero objetivo de mis cuadros; la historia en sí misma no importa; lo que importa es la manera de contarla", escribió en 1947, poco antes de morir. Y el Thyssen nos da la oportunidad de redescubrirla.



Raoul Dufy, en el Museo Thyssen


 00_1424110837_564336

Raoul Dufy. 'Retrato del artista' (1898). Centre Pompidou, Musée national d'art moderne, en depósito en el Musée Eugène-Bourdin, Honfleur. © Raoul Dufy / VEGAP / Madrid, 2015


 02_1424110595_773735

Raoul Dufy. 'La gran bañista', 1914. Préstamo excepcional de la Colección GDF SUEZ, en depósito en los Musées Royaux des Beaux-Arts, Bruselas. Préstamo excepcional de la Colección GDF SUEZ, en depósito en los Musées Royaux des Beaux-Arts, Bruselas. © J. Geleyns /Ro scan


 03_1424110684_926097

Raoul Dufy. 'Puerto con velero. Homenaje a Claudio de Lorena', 1935. Musée d¿Art Moderne de la Ville de Paris. © Musée d¿Art Modernne / Roger-Viollet © Raoul Dufy / VEGAP / Madrid, 2015


 04_1424110745_965264

Raoul Dufy. 'Ventana abierta, Niza', 1928. The Art Institute of Chicago, Joseph Winterbotham Collection. © Raoul Dufy / VEGAP / Madrid, 2015


 05_1424110872_607180

Raoul Dufy. 'Naturaleza muerta con torre blanca', 1913-1947. Centre Pompidou, Musée national d'art moderne/Centre de création industrielle, París. © Centre Pompidou, MNAM-CCI, Dist. RMN-Grand Palais / Georges Meguerditchian


 06_1424110923_613150

Raoul Dufy. '14 de julio, El Havre, 1906. National Gallery of Art, Washington, D.C. Colección de Mr. y Mrs. Paul Mellon. © Raoul Dufy / VEGAP / Madrid, 2015


 07_1424110968_643864

Raoul Dufy. 'Jarrón con espigas de trigo', 1934. Colección Larock-Granoff, París. © Raoul Dufy / VEGAP / Madrid, 2015


 08_1424111016_949687

Raoul Dufy. 'El pavo real, ilustración del Bestiario o Cortejo de Orfeo de Guillaume Apollinaire', 1910-1911. Centre Pompidou, Musée national d'art moderne/Centre de création industrielle, París. © Centre Pompidou, MNAM-CCI, Dist. RMN-Grand Palais / Georges Meguerditchian


 09_1424111099_821052

Raoul Dufy. 'La reja' (1930) Colección privada, Suiza. © Raoul Dufy / VEGAP/ Madrid, 2015


 10_1424111145_786187

Raoul Dufy. 'La playa de Sainte-Adresse' (1906). Arp Museum Banhof Rolandseck / Sammlung Rau für UNICEF. © Peter Schälchli, Zürich © Raoul Dufy / VEGAP / Madrid, 2015


 11_1424111195_573147  

Raoul Dufy. 'Naturaleza muerta con violín. Homenaje a Bach', 1952. Centre Pompidou, Musée national d'art moderne/Centre de création industrielle, París. © Centre Pompidou, MNAM-CCI, Dist. RMN-Grand Palais / Georges Meguerditchian


 12_1424111261_196205

Raoul Dufy. 'Barcos y barcas, Martigues', 1907-1908. Colección privada, Francia. © Raoul Dufy / VEGAP / Madrid, 2015


 13_1424111416_130751

Raoul Dufy. 'Plataforma marítima del Casino Marie-Christine, Sainte-Adresse', c. 1906. Milwaukee Art Museum, donación de Mrs. Harry Lynde Bradle. Richard Elles © Artists Tights Society (ARS), New York / ADAGP © Raoul Dufy / VEGAP / Madrid, 2015


 14_1424111464_295565  

Raoul Dufy. 'Sainte-Adresse, el carguero negro', 1951. Colección privada, Bremen. Cortesía Thomas Salis, Salzburgo © Raoul Dufy / VEGAP / Madrid, 2015.


Fuente: rtve.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events