Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Juan Niño De Guevara (1632-1698)
Author Message
Reply with quote   Download Post 
Post Juan Niño De Guevara (1632-1698) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a Juan Niño de Guevara (1632 - 8 de diciembre de 1698) fue un pintor barroco español. Discípulo de Alonso Cano, representa, junto con Miguel Manrique, el punto culminante de la pintura barroca en Málaga.

Nacido en Madrid, según Antonio Palomino el 8 de febrero de 1632, dato que no ha podido ser contrastado, fue hijo de Luis Niño de Guevara, Guardia Mayor de Palacio, y de Mariana Enríquez, hermana de fray Antonio Enríquez de Porres, a cuyo servicio estaba el padre de Juan como caballerizo o capitán de su guardia. Al ser nombrado fray Antonio obispo de Málaga la familia se trasladó a aquella ciudad cuando Juan apenas habría cumplido los dos años. Palomino afirma que viendo su tío el obispo su habilidad y aplicación, «dibujando únicamente de su genio», lo puso en la escuela del «capitán» Miguel Manrique, natural de Flandes y discípulo de Rubens. Más adelante lo envió a Madrid, a la casa del marqués de Montebelo, excelente pintor él mismo, quien lo colocó en el estudio de Alonso Cano, donde alcanzó tal excelencia «que llegó a igualar, si no aventajar, las pinturas de su maestro». Lo cierto es que fray Antonio Enríquez, nombrado embajador en Roma en 1635 y Virrey de Aragón en 1640, pasó cortas temporadas en Málaga, de donde estuvo ausente desde 1645 hasta su muerte en 1648. Juan, en efecto, debió de entrar como aprendiz en el taller de Manrique con doce años, hacia 1644, y permanecer en él hasta la muerte de su maestro, pues en 1647 firmó como testigo en su testamento. No es probable, en cambio, el viaje a Madrid y su encuentro con Cano en esta ciudad, pues consta que en 1649 seguía en Málaga, donde sufrió el contagio de la peste bubónica que asoló la ciudad, y en 1651, al contraer matrimonio, declaró tener veintiún años y haber residido en Málaga desde que llegó a ella con dos años.

Una laguna documental, inmediatamente después de su boda y hasta 1657, permite suponer que fuese en estos años cuando entrase en contacto con Alonso Cano, ya en Granada, cuya influencia en su obra es evidente. En 1676 pudo desplazarse a Córdoba, según afirma Palomino, para pintar en el claustro del convento de San Agustín. Fuera de ello, los documentos conservados informan únicamente del nacimiento de catorce hijos, de los que sólo siete vivirán, y de algunos contratos menores, hasta llegar al 6 de diciembre de 1698 cuando, enfermo y «totalmente privado del sentido auditivo», redactó su testamento, siendo enterrado pocos días más tarde en la parroquia de los Mártires. Palomino, que sentía admiración por su pintura hasta el punto de considerarle no inferior a Murillo «salvo en la fortuna», se refirió también a su formación literaria y su gran devoción, volcada en la Escuela de Cristo, en la que ocasionalmente se le encomendaron las pláticas.

Obras

Niño de Guevara es uno de los más directos seguidores de Alonso Cano, de quien tomó la composición y el gusto por el dibujo, que él practicó con cierta dureza copiando directamente en ocasiones modelos canescos, si bien conjugó el clasicismo del maestro con un sentido del color y una monumentalidad flamenquizantes, que habría tomado de Miguel Manrique. Algunas obras atribuidas a Niño de Guevara en Granada, en la iglesia de San Pedro y en la abadía del Sacro Monte (Inmaculada), atestiguarían su paso por la ciudad y el contacto directo con Cano. Una copia existente en la catedral de Granada de la perdida Trinidad pintada por Cano para los franciscanos, atribuida por Wethey a Niño de Guevara, confirmaría la proximidad a Cano y quizá la intervención de éste para conseguirle encargos.

Aunque muy mermadas por las destrucciones de 1931 y 1936, aún se conservan en Málaga algunas obras que permiten fijar su estilo, básicamente deudor de Cano. Entre ellas, la Asunción de la de la catedral, copia el mismo motivo de Cano en el presbiterio de la catedral granadina y permite recordar que según Ceán, Cano le regalaba continuamente «dibujos y diseños para sus cuadros». Para la Anunciación de la misma catedral malagueña se ha apuntado como modelo, en efecto, un dibujo de Cano conservado en la colección Boix. En otros cuadros de figuras aisladas pintados para el mismo lugar, como el San Juan de Dios y el San Francisco Javier, se acusa también la influencia del maestro granadino, especialmente en lo que al color se refiere, en tanto en la Ascensión, obra más personal, y en el San Miguel Arcángel se advierten las formas rubenescas.

La hermosa Virgen del Rosario de Alonso Cano en la catedral de Málaga tuvo fuerte impacto en la producción de Niño de Guevara, que la imitó fielmente en la desaparecida Virgen del Rosario de la iglesia del Cristo de la Salud y se valió de ella para sus composiciones de la Virgen de las Ánimas, santuario de la Victoria y parroquia de Santiago, donde la figura del Niño Jesús en pie procede igualmente de un dibujo de Cano guardado en el Museo del Prado. Conjunto pictórico muy significativo es el del Hospital de San Julián, ciclo sólo en parte conservado, que el pintor debió de abordar ya en una fase avanzada de su producción y con un sentido compositivo más barroco, dominando las líneas diagonales y ondulantes, aunque sin llegar a desprenderse del idealismo canesco, de quien siguió tomando modelos y tipos. Entre las obras perdidas en 1936 se encontraba la Aparición de la Virgen a San Julián, copia de la obra de igual asunto del conquense Cristóbal García Salmerón llevada a Málaga con ocasión de la peste de 1637 y conservada en su catedral, y una serie de ocho Virtudes situadas en el coro, de valor fundamentalmente decorativo y próximas a lo conocido de Manrique. Entre las conservadas destaca el gran lienzo de su altar mayor, representación del Triunfo de la Caridad con la Trinidad y acompañamiento de santos, ángeles, mendigos y alegorías femeninas, obra compleja por el gran número de sus figuras, como lo fue también el inmenso lienzo del Triunfo de la Cruz por el emperador Heraclio, irreparablemente dañado, «que es una admiración en lo numeroso de figuras, bien historiado, y de gran gusto», según Palomino.

Obras destacadas

   - Apóstoles San Pedro y San Pablo, Iglesis de San Pedro de Granada.
   - Inmaculada. Abadía del Sacro Monte de Granada.
   - El Emperador Heraclio en hábito de penitente. Museo de Málaga.
   - La Ascensión. Catedral de Málaga.
   - La Asunción.Catedral de Málaga.
   - Muerte de San Francisco Javier y San Juan de Dios momentos antes de su muerte. Catedral de Málaga.
   - 'Revelación a San Pío V de la victoria de la Santa Liga en Lepanto'[/url], es una obra de grandes dimensiones que se encuentra en el Museo Naval de Madrid.

Espero que la recopilación que he conseguido de este pintor español, sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección del foro de xerbar, y contribuya en su divulgación.






Algunas obras


 1muerte_de_san_francisco_javier_catedral_de_m_laga

Muerte de San Francisco Javier, segunda mitad siglo XVII, Catedral de Málaga. Obra de Juan Niño de Guevara


 3_el_emperador_heraclio_en_h_bito_de_penitente_obra_de_ni_o_de_guevara_s_xviii

El Emperador Heraclio en hábito de penitente. Museo de Cófradías de Málaga. Obra de Juan Niño de Guevara


 restauracion_en_directo2

La importancia de su recuperación estriba, por un lado, en el hecho de ser una pintura que durante mucho tiempo ha estado guardada en condiciones poco adecuadas para su conservación...


 restauracion_en_directo3

Dertalle de la restauración: “El Emperador Heraclio en hábito de penitente”, de Juan Niño de Guevara



 capilla_de_la_sant_sima_trinidad

EnlaceLa Santísima Trinidad. Capilla de la Santísima Trinidad. Catedral de Granada. Obra atribuida a Juan Niño de Guevara


 8capilla_del_cristo_del_amparo_catedral_de_m_laga

Capilla del Cristo del Amparo. Catedral de Málaga. Preside esta capilla una imagen del Cristo del Amparo, un crucificado obra del escultor granadino Antonio Gómez, realizado entre 1600 y 1603. Las vitrinas que hay a los lados del Cristo contienen esculturas de madera policromada de la escuela napolitana (finales del s. XVII o principios del XVIII) que representan a Santa Teresa de Jesús en Éxtasis y Santa María Egipciana. En la capilla se pueden contemplar obras de los pintores Diego de la Cerca (‘Caída camino del Calvario’ y ‘Traslado al sepulcro’), Antonio del Castillo y Saavedra (dos Calvarios) y de Niño de Guevara (‘Muerte de San Francisco Javier’ y ‘San Juan de Dios momentos antes de su muerte’).


 5ni_o_guevara_ascenci_n

La Ascensión. Catedral de Málaga. Obra de Juan Niño de Guevara


 6ni_o_guevara_asunci_n

La Asunción .Catedral de Málaga. Obra de Juan Niño de Guevara

El Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico ha restaurado el conjunto artístico formado por los lienzos 'La Ascensión y 'La Asunción', enmarcados por numerosos cuadros de pequeñas dimensiones que conforman los arcosolios que los rodean en la capilla de Santa Bárbara de la Catedral de Málaga .Ejecutados entre 1665 y 1670, estos óleos son obra de Juan Niño de Guevara, discípulo de Alonso Cano y uno de los pintores más representativos de la segunda mitad del siglo XVII en Málaga, mientras que los arcosolios fueron realizados por el dorador y pintor catedralicio Juan Coronado Ruiz en 1756.

Tras ser sometidos a estudios analíticos previos a la redacción del proyecto de intervención, se determinó que el estado de conservación de los lienzos era deficiente, con importantes problemas de humedad que habían favorecido la aparición de insectos xilófagos y el debilitamiento de los bastidores. La pérdida de funcionalidad y el destensado del soporte habían provocado el levantamiento de la capa pictórica y de reparación, además de ser detectada una alteración cromática generalizada debido a la oxidación del barniz y a la existencia de repintes.

La intervención llevada a cabo ha tenido por objeto estabilizar y recuperar la materialidad, estética y estructura de las obras. Los tratamientos consistieron en la sustitución del bastidor por otro de acero inoxidable y con un sistema de expansión de cuñas. El montaje y diseño del nuevo bastidor ha sido clave para evitar problemas futuros de conservación.

En cuanto al soporte de los lienzos, se realizó una limpieza de toda la superficie del reverso, se corrigieron las deformaciones de los bordes y se reenteló sobre un nuevo soporte. El tratamiento de los estratos superiores de preparación y película pictórica se redujo básicamente al estucado de las pérdidas que
dejaban ver la tela del soporte, la fijación de las zonas que presentaban levantamientos, limpieza, reintegración cromática y protección final. La intervención en los dos arcosolios, cuyo estado de conservación era peor que el de los lienzos centrales, ha consistido en injertos de tela y en el reentelado de cada uno de los pequeños óleos que lo conforman, eliminando la suciedad de la pintura y recuperando las zonas pictóricas perdidas. El diseño de un soporte de aluminio con costillas de acero galvanizado dota a las obras de una estructura ligera y resistente además de reversible. Informa  el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico.


 7ni_o_guevara_3

Capilla de Santa Bárbara .Catedral de Málaga.



'Revelación a San Pío V de la victoria de la Santa Liga en Lepanto'


 10_revelaci_n_a_san_p_o_v_de_la_victoria_de_la_santa_liga_en_lepanto_es_una_obra_de_grandes_dimensiones_que_se_encuentra_en_el_museo_naval_de_madrid

'Revelación a San Pío V de la victoria de la Santa Liga en Lepanto' es una obra de grandes dimensiones que se encuentra en el Museo Naval de Madrid, recientemente restaurada en el propio museo. Obra atribuida a Juan Niño de Guevara.

'Revelación a San Pío V de la victoria de la Santa Liga en Lepanto' es una pintura apoteótica al óleo sobre cinco paños de lienzo cosidos (300x536 cm). Hay dos zonas perfectamente delimitadas: a la derecha, ocupando casi las tres cuartas partes del cuadro, está representada la batalla naval de Lepanto y, a la izquierda, centrada en la figura de San Pío V, se muestra al fondo una perspectiva de la ciudad hasta ahora desconocida, ya que se presuponía que podía ser una ciudad de las costas otomanas.


 visi_n_del_papa_p_o_v_de_la_victoria_de_lepanto_museo_naval_3

'Revelación a San Pío V de la victoria de la Santa Liga en Lepanto', detalle.

dibujoxcg
Ver vídeo de la restauración: http://cultura.elpais.com/cultura/2...872_226225.html

Don Juan de Austria, capitán general de la Santa Liga, y Alí Pashá, general en jefe de los turcos, vuelven a verse las caras. Han pasado 440 años desde que el 7 de octubre de 1571 se enfrentaron en el golfo de Lepanto, en la Grecia continental, y más de 350 años desde que varios pintores plasmaron en un cuadro una de las batallas más famosas de la historia de España. Ambos personajes han permanecido durante décadas a oscuras en el lienzo por la pintura envejecida, los barnices y repintes anteriores. Ahora se miran de nuevo gracias a la restauración que puede contemplarse en directo en el Museo Naval de la obra la Revelación a San Pío V de la victoria de la Santa Liga en Lepanto. En directo porque un equipo de tres restauradores está dando color y formas al cuadro "en vivo", como dicen los responsables del museo, con los grupos de visitantes pasando por delante de esta lienzo cuyo enorme tamaño (300 x 536 centímetros) y delicado estado desaconsejó su traslado a un taller.

"La parte izquierda del óleo, en la que se ve al papa Pío V y al ángel que le vuelve la cabeza para mostrarle la batalla, se atribuye a Juan Niño de Guevara", dice Ana Ros, conservadora del museo. "Se desconoce la autoría del resto de esta obra pintada en la segunda mitad del XVII". La zona que pintó Niño de Guevara, discípulo de Alonso Cano, representa al sumo pontífice en el momento en el que, en una de sus cámaras en el Vaticano, tiene la visión de que la Santa Liga está ganando la batalla.

Este combate naval, en el que Miguel de Cervantes fue herido en el brazo izquierdo, se desarrolló en aguas griegas, sin embargo, detrás de Pío V se ve el skyline de la Málaga de la época. "La razón está en que la obra se colgó en el convento de Santo Domingo de esa ciudad", añade Ros. El protagonismo de Pío V obedece a que fue el promotor de la coalición entre España, Venecia, Génova, Malta y el Estado pontificio para frenar el avance otomano en el Mediterráneo. Lo lograron aquel 7 de octubre en el que entraron en liza cerca de 600 naves y 183.000 hombres, de los que murieron unos 45.000 –30.000 turcos- en las seis horas de batalla.

Pío V promovió la coalición para frenar al turco en el Mediterráneo. Del convento dominico en el que lució al principio, La revelación a San Pío V… pasó al Museo Naval en 1848, cuando el marqués de Molíns, entonces ministro de la Marina, decidió el traslado por su mal estado. "En el convento, que se había reconvertido en hospicio, sufrió diversos daños, entre otros, los ocasionados por el calor, ya que el cuadro estaba en la zona de las cocinas", añade Ros. Si unimos a esto el abandono de los bienes eclesiásticos por la desamortización de Mendizábal, en 1836, y la perniciosa restauración que sufrió cuando llegó al museo, La revelación a San Pío V se había apagado y convertido en una gran mancha oscura. "Antes casi no se veían los barcos en la batalla", destaca la restauradora Vega Bautista, subida al andamio en el que junto a dos compañeros ha acometido las labores de reparación.

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha pagado los 47.200 euros del presupuesto de la restauración, ejecutada por el Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE) y que se encuentra en su fase final. "Llevamos unos tres meses de trabajo y aún nos quedan tres semanas", explica Bautista. "Ahora estamos en la fase de reintegración", una labor ardua que consiste en "completar con color las abundantes lagunas de pintura, pero no pintas encima del original". Para Bautista, además de esta fase, "lo más duro fue la labor de limpieza inicial, que exigió descolgar el cuadro y reparar las zonas cosidas que unen los cinco lienzos que componen la obra. Hubo que cerrar la sala del museo para poder trabajar con calma". Una visitante del museo tiene la perspectiva que le permite comprobar el cambio en el paciente: "Estuve aquí hace 15 años con mi hijo y el cuadro no se veía nada, y ahora está precioso". El golfo de Lepanto ha recuperado su primitivo aspecto.


37408461

Detalle de la restauración en el Museo Naval del cuadro 'Revelación a San Pío V de la victoria de la Santa Liga de Lepanto'.



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a Juan Niño de Guevara (1632 - 8 de diciembre de 1698) fue un pintor barroco español. Discípulo de Alonso Cano, representa, junto con Miguel Manrique, el punto culminante de la pintura barroca en Málaga.


Fuentes y agradecimientos: malagamonumental.blogspot.com.es, es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, catedraldegranada.com, flickr.com, monumentosdemalaga.wordpress.com, abcblogs.abc.es, elpais.com, diariosur.es y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events