Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Ribera (Carlos Luis De Ribera Y Fieve, 1815–1891)
Author Message
Reply with quote   Download Post 
Post Ribera (Carlos Luis De Ribera Y Fieve, 1815–1891) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a Carlos Luis de Ribera y Fieve (Roma, 1815 – Madrid, 14 de abril de 1891), fue un pintor español, hijo de Juan Antonio Ribera y Fernández.

Fueron sus padrinos bautismales, los destituidos reyes Carlos IV y María Luisa. En 1830, con su lienzo Vasco Núnez de Balboa logró un primer premio de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde se instruyo, completando su formación como pensionado en Roma y París, donde estudió con Paul Delaroche.

En 1845, el 23 de marzo es nombrado profesor agregado de la Academia de Bellas Artes de San Fernando. En base a sus méritos se le concede en grado de caballero la Real y Distinguida Orden de Carlos III, el 15 de diciembre de 1860, y en febrero de 1861 es sustituido por Joaquín Espalter y Rull como profesor numerario de Antiguo y Ropajes de la Escuela Superior. Está en posesión de la Gran Cruz de la Real Orden de Isabel la Católica, que se le concede por decreto de 27 de agosto de 1870. Durante años, desde 1878, participa como miembro de jurado por parte de la Real Academia, y en los años 1883, 1886 y 1888 por parte del Ministerio de Estado para otorgar la pensión a Roma en temas de Pintura, Pitura de historia, y Grabado en hueco.

Desempeñó el cargo de pintor de cámara de la reina Isabel II de España, fue consejero de Instrucción Pública y director de la Academia de San Fernando.

Cultivó el tema histórico con cuadros como Don Rodrigo Calderón camino del cadalso y La Toma de Granada por los Reyes Católicos; y también el religioso (La conversión de San Pablo, La Asunción de la Virgen). Decoró el interior del Palacio de las Cortes (1850) y de la iglesia de San Francisco el Grande, destacando a su vez como fidelísimo retratista, propugnando una pictórica tardorromántica fundamentada en el dibujo, en la contención de la forma y en criterios posclásicos franco-académicos y del purismo cortesano. En este caso, en contraposición junto con Federico de Madrazo y Kuntz ante los devenires románticos (técnicamente, que no en los conceptos), además de la de Ingres destaca la influencia de su maestro Paul Delaroche, quien, como pintor romántico dentro del clasicismo, era un espectacular retratista con una calidad de dibujo increíble, con colores contrastados y contornos perfectamente silueteados, además de con un acabado técnico de pincelada que hace imperceptible los toques de pincel. Pero creaciones del discípulo como el logradísimo retrato de conjunto de La Familia de Don Gregorio López de Mollinedo, ofrecen un carácter íntimo-romántico que es el mismo que reflejaría en obras de tinte histórico de gran formato como las anteriormente mencionadas.

Espero que la recopilación que he conseguido de este pintor español, sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección, y contribuya en su divulgación.





 49madrazo_ribera

El pintor Carlos Luis de Ribera, pintado en 1838  por Federico de Madrazo y Kuntz. Museo del Prado.




Algunas obras


Carlos Luis de Ribera en el museo del Prado


 52retrato_de_dama_con_su_hijo

Retrato de dama con su hijo. 1849. Óleo sobre lienzo, 113 x 95 cm. Museo del Prado. Obra de Carlos Luis de Ribera.

Este retrato es uno de los cuatro cuadros que su autor presentó, según señaló Ossorio, en el salón de la Academia de San Fernando en el mismo año de 1849 en que se pintó. La obra, realizada en el momento en que había recibido el importante encargo de la decoración del palacio del Congreso de los Diputados, tres años después de haber sido nombrado pintor de cámara, es buena muestra de las dotes del artista en su madurez plena. Utilizó aquí la forma ovalada, que repitió luego en el otro retrato doble que de este autor posee el Museo (P4599), fechado un año después. Su maestro Paul Delaroche había recurrido a este formato en los cuadros de escenas familiares que poco antes, a lo largo de la década de 1840, había prodigado, en los que la figura de la madre suele estar, como en la obra de Ribera, casi de frente. La composición, muy estudiada, adapta con armonía los medidos movimientos contrapuestos de madre y niño al óvalo del fondo. El pintor inscribió el cuerpo desnudo del niño en el de su madre, que lo sostiene en actitud serena, de modo que su vestido oscuro realza los tonos claros de las carnaciones de su hijo. Respecto a éste, se ha dudado acerca de su sexo y mientras que Ossorio indicó que se trata de un niño, lo que parece más probable, De la Puente señaló la posibilidad de que sea una niña. La cabeza de la dama, cuya disposición acentúa la inclinación a la izquierda de su cuerpo, se circunda de una especie de leve aura anaranjada, que la hace sobresalir del fondo. El pintor diferencia con acierto las carnaciones de madre e hijo, más rosadas las de éste. La elegancia muy medida del color se acentúa por el contraste del negro del vestido con los rojos de la tapicería y el granate oscuro del cortinaje, y los brillos de los dorados del bordado de la tapicería y de las pulseras de oro la hacen más patente. Estas joyas, como el alfiler cuajado de perlas sujeto al cabello, dan idea de la relevancia social de la dama retratada. También lo hacen las calidades de las telas y vestido, muy bien reflejadas por una pincelada que a veces, sobre todo en los brillos, es amplia y poco empastada, mostrando la buena técnica del artista en esos años de su madurez. Sin embargo, su proyección como retratista se vería relativamente eclipsada por la abundante y exitosa producción de su antiguo condiscípulo Federico de Madrazo (Texto extractado de Barón, J. en: El retrato español en el Prado. De Goya a Sorolla, Museo Nacional del Prado, 2007, p. 140).


 53magdalena_parrella_y_su_hija_elisa_tapia

Magdalena Parrella y su hija Elisa Tapia. 1850. Óleo sobre lienzo, 146,5  x 128 cm. Museo del Prado. Obra de Carlos Luis de Ribera.

Es un buen ejemplo de retrato doble de madre e hija, relativamente frecuente hacia la mitad del siglo XIX, como atestiguan otras obras. En ellas, lo mismo que en los de padre e hijo, es el más joven quien aparece en pie. El retrato solía hacerse en el momento de presentación en sociedad de la joven que, al retratarse junto a su madre, aparecía ante el modelo de su futura trayectoria, consolidada en un hogar burgués como el que se representa. Se atestiguaba así la continuidad de la presencia social de la familia a lo largo de una nueva generación. El perro que aparece aquí en el regazo de la dama, símbolo tradicional de la fidelidad, es también, de otro modo, un signo de distinción. Dada la condición económica de las retratadas, que formaban parte de la familia de financieros Tapia, el interior es muy rico, realzado por la columna con relieves neoplaterescos, el gran jarrón, la estatua en bronce que representa una canéfora, y el cortinaje rojo, junto a un tocador con un espejo que refleja una puerta o ventana, ante el que aparecen dos frascos de cristal dorado de perfumes. El artista realizó, en la parte del lienzo oculta por el marco, a la izquierda, un apunte a lápiz para el más pequeño. Magdalena Parrella, sentada en sillón tapizado de terciopelo rojo, descubierta de la capa de pieles, en la que apoya el brazo derecho su hija, viste traje de terciopelo negro con encajes. Numerosas joyas de calidad animan su figura, en cuyo rostro el artista no ha dejado de pintar, sobre las comisuras de los labios, el vello del bigote, que entonces no se consideraba como demérito del atractivo físico. Su hija viste un traje de gasa rosa, descotado y sujeto por un broche de oro, la única joya que ostenta, en contraste con la profusión de las que luce su madre; lleva, en cambio, guantes. El formato oval, que el artista empleó en otras obras con acierto (P4598), da armonía a la composición, acentuada por la disposición de los brazos de las damas, que la cierran con gracia, pareciendo prolongarse el derecho de la joven en el izquierdo de la madre. Resulta muy bello el dibujo de las manos de la hija, así como el fino modelado de la cabeza, hombros y brazos, que recuerda los modelos clasicistas italianos del siglo XVII entonces en boga y también su asimilación por el retrato romántico francés, que el pintor conocía bien a través de su estancia en París, donde fue discípulo de Paul Delaroche. La composición muy monumental, acentuada por un punto de vista bajo, es también característica de las numerosas obras de formato oval que realizó en la década de 1840 aquel artista francés. Elisa Tapia y Parrella, de familia de banqueros, cuyo padre trabajó en las firmas de Tapia, Calderón y Compañía y de Tapia, Bayo y Compañía, casó precisamente con uno de los miembros de la familia asociada a la de su padre, Adolfo Bayo y Bayo (Madrid, 1828-1907), que sería consejero del Banco de España, diputado a Cortes y senador por Madrid en 1884-1885 y vitalicio en 1891-1893. Al año siguiente de haber efectuado esta obra el artista realizó el retrato de Manuel Tapia y familia, en paradero desconocido y quizá complementario de éste. La casa de banca de Tapia, Bayo y Cía. tuvo importantes intereses en Cuba, pues en 1856 fue representante en Madrid del recién constituido Banco Español de La Habana. Con ella operó José de Madrazo, cuyos familiares tuvieron también amistad con los Parrella. La propia Elisa Tapia y Parrella fue retratada en 1876 por Federico de Madrazo (P4476), que también retrató a otros miembros de la familia, entre ellos Francisco Luis, en 1859, Francisca, en 1873, y Enrique, amigo suyo y de su hijo Raimundo, en 1881 (Texto extractado de Barón, J. en: El retrato español en el Prado. De Goya a Sorolla, Museo Nacional del Prado, 2007, p. 142).


 51retrato_de_ni_a_con_fondo_de_paisaje

Retrato de niña con fondo de paisaje. 1847. Óleo sobre lienzo, 116 x 95 cm. Museo del Prado. Obra de Carlos Luis de Ribera.

La protagonista aparece en un paisaje al que el artista concede una importancia destacada. El autor, hijo del también pintor Juan Antonio Ribera es, junto con su amigo y rival Federico de Madrazo, una de las figuras del Romanticismo en España, como atestigua esta obra, de dibujo preciso y brillante cromatismo.




Otras obras


 55retrato_de_amadeo_i_de_espa_a_banco_de_espa_a

Retrato del rey Amadeo I de España. Retrato del rey Amadeo I de España, vestido con uniforme de capitán general y portando el collar de la Orden del Toisón de Oro.. Obra de Carlos Luis de Ribera


 50retrato_de_alfonso_xii_con_diecisiete_a_os_banco_de_espa_a_madrid_1874

Retrato de Alfonso XII con diecisiete años, 1874. Banco de España, Madrid. Retrato del rey Alfonso XII, vestido con uniforme de capitán general y portando el collar de la Orden del Toisón de Oro. Obra de Carlos Luis de Ribera


 50carlos_luis_de_rbera_la_familia_de_gregorio_l_pez_mollinedo_colecci_n_particular_1854

Familia de Don Gregorio López de Mollinedo. 1854. Colección particular, Madrid. Obra de Carlos Luis de Ribera.

Muestra de la influencia delarochesca en la pintura de Ribera, donde destacan las impresionantes calidades táctiles, la perfección dibujística, la fusión luz-color de inapreciable y milimétrica pincelada y la concepción cuasi fotográfica del conjunto.


 54mar_a_leonor_salm_salm_duchess_of_osuna

María Leonor Salm-Salm, Duquesa de Osuna. 1866. Óleo sobre lienzo, 57.5 x 69 cm. Museo Nacional del Romanticismo, Madrid. Obra de Carlos Luis de Ribera.


 56_1417558413_396582

Doble ritrato infantil: Niño con un pájaro y niña con un perrito sentados sobre una alfombra ante un fondo de paisaje. 1841. Óleo sobre lienzo, 89 x 114 cm. Colección Privada. Obra de Carlos Luis de Ribera.


 57_1417558518_808719

Retrato romántico. 1891. Óleo sobre lienzo, 82 x 57 cm. Colección Privada. Obra de Carlos Luis de Ribera.


 58_1417558687_332317

La infanta Isabel. 1846. Pencil, 10 x 7 cm. Colección Privada. Obra de Carlos Luis de Ribera.


 infanta_isabel_fernanda_de_borb_n_por_carlos_luis_de_ribera_y_fieve

Infanta Isabel Fernanda de Borbón, 1860 (Retrato de Isabel Fernanda de Borbón (1821-1897), que fue hija del infante Francisco de Paula de Borbón y nieta del rey Carlos IV de España). Obra de Carlos Luis de Ribera y Fieve.


 isabel_ii_ni_a

Isabel II, niña, c. 1835. Obra de Carlos Luis de Ribera y Fieve.


Biografía de Carlos Luis de Ribera en el Museo del Prado


Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a Carlos Luis de Ribera y Fieve (1815–1891), fue un pintor español, hijo de Juan Antonio Ribera y Fernández.


Fuentes y agradecimientos: pintura.aut.org, es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, museodelprado.es, latinamericanart.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events