Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Diego Polo
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje 
Mensaje Diego Polo 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a Diego Polo, también llamado Diego Polo el Menor, fue un pintor barroco español fuertemente influido por Tiziano, activo en Madrid entre 1630 y 1641. Fue discípulo de Antonio de Lanchares.

La documentación relativa a la vida de este artista es sumamente escasa, contándose únicamente con el testamento del también pintor Antonio de Lanchares (1630), quien alude a él como su oficial, y el documento de tasación de los bienes de don Rodrigo Herrera, fechado en Madrid en 1641, en el que aparece como tasador de las pinturas en compañía de Antonio de Puga. Este mismo año se le encuentra, además, entre los pintores contratados para realizar algunas obras con destino a la alcoba del rey en el viejo Alcázar de Madrid. Conforme a lo estipulado en el contrato las obras debían estar concluidas en el mes de mayo, como en efecto hubo de hacer pues cobró por ellas el 5 de junio junto con Pedro Núñez del Valle y Francisco Camilo.

Sobrino de un Diego Polo el Mayor, quizá burgalés pero de quien únicamente se conoce una Adoración de los Reyes conservada en la parroquial de Jócano (Álava), firmada en Alcalá de Henares en 1617, según la breve reseña biográfica que le dedicó Antonio Palomino habría muerto en Madrid hacia 1655, en lo mejor de su edad, contando treinta y seis años, lo que llevaría la fecha de su nacimiento a 1620, dato éste incompatible con su documentado trabajo como oficial de Lanchares ya en 1630.

Obra

Palomino, cuya fuente de información es Lázaro Díaz del Valle (1657), afirma que tras formarse con Lanchares marchó a El Escorial a estudiar por las pinturas de los grandes artífices allí guardadas, donde aprovechó mucho y dejó algunas obras de su mano. El padre Francisco de los Santos, en su Descripción breve del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, edición de 1667, citaba en el Colegio un San Jerónimo azotado por los ángeles y una Magdalena penitente, afortunadamente conservados en el mismo monasterio, originales de Polo de muy linda inventiva, dibujo y colorido. Cierto descuido o desinterés por el dibujo, compatible con la riqueza de las tonalidades, ponen de manifiesto la influencia del Tiziano. En ellos se puede advertir además un gusto por el desnudo y un interés por la coloración de las carnes inusuales en la pintura española del momento.

Siguiendo a Palomino, de regreso a Madrid trabajó para Alonso Portero, escribano de número, a quien pintó un cuadro del Maná en el desierto, que siendo visto por Velázquez mereció sus elogios. Asunto infrecuente en la pintura española, parece bien fundada su identificación con el lienzo conservado en el Museo Nacional del Prado procedente de la colección del infante don Sebastián de Borbón, donde ya en el siglo XIX se atribuía a Polo. La calidez del color y la pincelada jugosa remiten de nuevo a Tiziano, junto con evocaciones del propio Velázquez, especialmente de La túnica de José que Polo pudo ver también en El Escorial.

A partir de estos cuadros, que pueden considerarse seguros, se ha ido formando un corpus de obras asignadas a Polo, principalmente por Alfonso E. Pérez Sánchez, de entre las cuales las más notables son otros dos lienzos procedentes también de la colección del infante Sebastián: el Martirio de San Esteban del Museo de Lille, atribuido mucho tiempo al Tiziano anciano tras perderse el recuerdo de su atribución a Polo en la antigua colección del infante, y un San Jerónimo adquirido recientemente por el Museo del Prado. Ambos presentan características comunes, como el tratamiento deshilachado de las carnes, los toques vibrantes de luz y los paisajes venecianos, deudores del último Tiziano, junto con un tratamiento de las telas, minucioso en la dalmática de San Esteban y dispuestas en grandes planos en el San Jerónimo, incompatibles con la pintura del veneciano.

El catálogo de las obras de Diego Polo establecido por Pérez Sánchez se completa con un dudoso David vencedor de Goliat de colección particular, de torpe composición, un San Roque adquirido por el Museo del Prado como anónimo en 1965, que podría relacionarse con otra de las obras que según Palomino pintó para Alonso Portero, la Flagelación que se encuentra en el Museo de Pontevedra, con atribución antigua a Alonso Cano, y dos versiones más de San Jerónimo penitente en Leipzig y Múnich, Alte Pinakothek, a las que posteriormente se han añadido el San Juan Bautista de la colección Banco de Santander, la Muerte de Abel, lienzo próximo a las primeras obras escurialenses, adquirido en 2005 por el Estado para el Museo de Bellas Artes de Asturias, y un Martirio de San Bartolomé legado en el siglo XVIII a la parroquia de la Asunción de Barásoain por Juan Satrústegui, residente en Madrid. Se han perdido, en cambio, las restantes pinturas citadas por Palomino, quien dice hizo muchas obras con las que ganó mucha opinión, entre ellas la pintura de los reyes Ramiro II y Ordoño III para el Salón Dorado o salón de comedias del Alcázar, cuya decoración se estaba realizando en 1639 según la documentación conocida, en la que no se menciona a Polo, una pintura de la Anunciación, no se sabe si al óleo o al fresco, en la cúpula de la capilla mayor de la desaparecida Iglesia de Santa María de la Almudena, y un Bautismo de Cristo que estaba en el cuerpo de la iglesia del Carmen Calzado de Madrid, y es pintura muy celebrada.

Espero que la recopilación que he conseguido de este pintor español, sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección, y contribuya en su divulgación.






Algunas obras


 54san_esteban_leo_sobre_lienzo_194_x_121_cm_lille_museo_de_bellas_artes

San Esteban, óleo sobre lienzo, 194 x 121 cm, Lille, Museo de Bellas Artes. Obra de Diego Polo


 56diego_polo_san_girolamo_crede_di_ascoltare_le_trombe_del_giudizio_xvii_sec_1414931223_991362

San Jerónimo penitente. Óleo sobre lienzo, 128 x 110 cm. Museo del Prado. Obra de Diego Polo


 57diego_polo_st_john_the_baptist_google_art_project

San Juan Bautista. Obra de Diego Polo


 55la_recogida_del_man_leo_sobre_lienzo_187_x_238_cm_madrid_museo_del_prado_la_fluidez_de_la_pincelada_y_el_tratamiento_de_las_carnaciones_acercan_la_obra_de_polo_a_modelos_de_tiziano

La recogida del maná. Óleo sobre lienzo, 187 x 238 cm.  Museo del Prado. Obra de Diego Polo. La fluidez de la pincelada y el tratamiento de las carnaciones acercan la obra de Polo a modelos de Tiziano.



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el pequeño trabajo recopilatorio dedicado a Diego Polo, también llamado Diego Polo el Menor, fue un pintor barroco español fuertemente influido por Tiziano, activo en Madrid entre 1630 y 1641. Fue discípulo de Antonio Lanchares.


Fuentes y agradecimientos: es.wikipedia.org, pintura.aut.org, museodelprado.es  y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario