Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff




Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Iglesia De San Antonio De Los Alemanes (Madrid)
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post Iglesia De San Antonio De Los Alemanes (Madrid) 
 
Este trabajo está dedicado a la Iglesia madrileña de San Antonio de los Alemanes, fundada como iglesia de San Antonio de los Portugueses, es una iglesia situada en el distrito Centro de Madrid (España). Constituye un ejemplo claro del barroco madrileño. Se emplearon en su construcción materiales de bajo coste como el ladrillo y el yeso, con una fachada sobria y chapitel. La principal novedad de esta iglesia es su planta elíptica, una de las pocas que hay en España, así como el hecho de que está enteramente pintada al fresco, tanto la cúpula como las paredes. Su fachada principal, coronada por una estatua del titular, es de un sobrio estilo post-herreriano.


 27_iglesia_de_san_antonio_de_los_alemanes_madrid_01_1409333251_720412

La construcción de la iglesia de san Antonio de los Alemanes se inició en 1624, prolongándose las obras hasta 1633. Se edificó como complemento del Hospital de los Portugueses, creado en 1606 por el rey Felipe III.

Una de sus curiosidades, similar a otras iglesias madrileñas, es que presenta un chapitel en forma octogonal al exterior. Estos chapiteles, son en verdad cúpulas, las llamadas cúpulas encamonadas, elaboradas con materiales ligeros como madera o yeso. Normalmente no se trasdosan al exterior, sino que se cubren con chapiteles del tipo que comentamos. Motivos de tipo económico motivaron la aparición de esta peculiar forma arquitectónica, ya que las dificultades que atravesó España durante el siglo XVII no permitían gastos excesivos. Sin embargo, la fórmula no renunciaba a la vistosidad puesto que el interior podía ir decorado, a veces de modo fastuoso como sucede en este templo.

Inicialmente fue fundado como hospital para portugueses, cuando Portugal era parte de los reinos hispánicos bajo los Austrias. La reina Mariana de Austria, segunda mujer de Felipe IV, cuando ya Portugal dejó de formar parte del Imperio español, lo cedió en el año 1668 a la comunidad de católicos alemanes, numerosa en la Corte desde la llegada de la reina consorte Mariana de Neoburgo, cambiando el nombre del hospital y de la iglesia. Aun así conservó la advocación de San Antonio de Padua, santo portugués.1

La iglesia y el hospital pasaron a pertenecer desde el 170e a la Hermandad del Refugio. Esta institución tenía el compromiso de prestar ayuda a los necesitados de Madrid. Un sacerdote y dos seglares de la hermandad, salían a las calles para buscar mendigos a los que ofrecer agua, pan blanco y un huevo duro. Se conserva todavía la plantilla de madera cuyo agujero servía para desestimar el huevo si por allí entraba, pronunciando la famosa frase: Si pasa, no pasa, lo que indicaba que el huevo era demasiado pequeño para el prestigio de la Hermandad a la que han pertenecido los reyes de España desde siempre, incluidos los actuales.

El interior de la iglesia es un perfecto ejemplo de ilusionismo barroco, en el que la pintura al fresco se une a la arquitectura y las esculturas de los retablos para crear un efecto de lujo, movimiento y colorido.


 zz3

Los frescos son sin duda el elemento más llamativo, y cubren todas las paredes desde el techo hasta el suelo. Las pinturas del centro de la cúpula narran la Apoteosis de San Antonio, con el santo portugués ascendiendo al cielo rodeado de ángeles. Esta parte de la obra fue realizada por Juan Carreño de Miranda y se sitúa encima de una rica arquitectura fingida a modo de basamento o tambor, obra de Francisco Rizi, con columnas salomónicas y frontones acaracolados. Rizi también pintó los santos portugueses localizados en el primer anillo de la cúpula.

 zz1

 zz2

Los muros curvos de la iglesia fueron decorados por Luca Giordano, que pintó al fresco varios milagros del Santo, como El milagro de la mula o San Antonio curando la pierna que un joven había perdido al dar una patada a su madre, y una serie de santos reyes entre los que se encuentran el emperador Enrique de Alemania, Luis IX de Francia y San Esteban de Hungría. Los seis altares, situados en arcos-hormacina de medio punto, fueron realizados por varios artistas como el propio Giordano, autor del situado a la derecha del principal, dedicado al Calvario; Eugenio Cajés pintó el de Santa Engracia. El vizcaíno Nicolás de la Cuadra pintó en 1702 los retratos de los reyes, desde Felipe III a Felipe V más las reinas María Ana de Neoburgo y María Luisa Gabriela de Saboya, situados sobre las hornacinas de los altares en barrocos marcos ovales, retratos anteriormente atribuidos a Francisco Ignacio Ruiz de la Iglesia, quien pudiera ser autor del retrato de la reina Mariana de Austria.


 4iglesia_de_san_antonio_de_los_alemanes_madrid_retablo_mayor_1442612525_308767

El retablo mayor sustituye a uno barroco, eliminado durante el Neoclasicismo. En él se encuentra la excelente escultura de San Antonio con el Niño, obra maestra de Manuel Pereira, y una gloria de ángeles, obra de Francisco Gutiérrez.

En la cripta de la iglesia de San Antonio de los Alemanes descansan los restos de dos infantas de Castilla. Los restos de las dos infantas fueron trasladados a la iglesia de San Antonio en 1869, procedentes del convento de Santo Domingo el Real de Madrid, que había sido demolido ese mismo año. Las dos infantas cuyos restos mortales yacen en la cripta son:3

    - Berenguela de Castilla (1253-1300), hija de Alfonso X el Sabio y de Violante de Aragón.a
    - Constanza de Castilla (1308-1310), hija de Fernando IV de Castilla y de Constanza de Portugal.

En la cripta también se encuentra colocada una estatua de bronce que representa a San Pedro Poveda. Está realizada en bronce y es obra del escultor Pedro Requejo Novoa. Fue colocada en 2006.

Espero que la recopilación que he conseguido de esta iglesia madrileña, os resulte interesante y sirva para divulgar la importancia espiritual y cultural que alberga.





Iglesia de San Antonio de los Alemanes (Madrid)


 3iglesia_de_san_antonio_de_los_alemanes_madrid_retablo_mayor_1442612541_830884

Iglesia de San Antonio de los Alemanes. Madrid. Dirección: Corredera Baja de San Pablo, 16. En pleno centro de Madrid, a dos pasos de la Gran Vía. Es una joya del barroco madrileño. La iglesia tiene planta elipsoidal, construida por el arquitecto Pedro Sánchez, a partir de 1624 como complemento del Hospital de Portugueses, que había sido creado por Felipe III en 1606. Tras la independencia de Portugal, se le cambió el nombre a la Iglesia y al Hospital por el de San Antonio de los Alemanes. El interior de la iglesia está cubierto con pinturas al fresco, en las que se representan temas relacionados con la vida de San Antonio de Padua. En su decoración participaron el escultor portugués Manuel Pereira, y los pintores Luca Giordano, Vicente Carducho, Carreño de Miranda y Eugenio Cajés entre otros.


 apoteosis_de_san_antonio_pinturas_de_la_b_veda_por_juan_carre_o_de_miranda_y_francisco_rizi

Apoteosis de san Antonio, pinturas de la bóveda por Juan Carreño de Miranda y Francisco Rizi.

Al independizarse Portugal de la monarquía española a partir de 1640, el edificio quedó vacío, y en 1689, la regente Mariana de Austria decidió cederla al séquito de alemanes católicos que vinieron a Madrid acompañando a Mariana de Neoburbo, quien debía contraer matrimonio con Carlos II. A partir de ese momento va a ser conocida como San Antonio de los Alemanes.

En 1702, Felipe V concedió la administración del recinto a la Hermandad del Refugio, que había sido fundada en 1615 por el padre Bernardino de Antequera, don Pedro Lasso de la Vega y don Juan Jerónimo Serra, y que por esos años se encontraba sin edificio tras arruinarse su iglesia del postigo de San Martín.


 1280px_san_antonio_de_los_alemanes_interior_luca_giordano

Pinturas de Luca Giordano en la Iglesia de San Antonio de los Alemanes de Madrid

El edificio actual, que hoy en día sigue regentado por la Hermandad del Refugio, fue construido a partir de 1624 según un proyecto del jesuita Pedro Sánchez, aunque fue el arquitecto Francisco Seseña quien dirigió las obras, ayudado por Juan Gómez de Mora, a quien se le atribuye la fachada. Construida sobre una planta oval, San Antonio de los Alemanes es una de las iglesias más bellas de la ciudad, sobre todo su interior, todo ello pintado al fresco por Lucas Jordán, Francisco Carreño, y Francisco Ricci. También es de destacar el soberbio retablo mayor, realizado a mediados del siglo XVIII por el arquitecto Miguel Fernández, con esculturas de Francisco Gutiérrez.

En 1887 el exterior fue restaurado por el arquitecto Antonio Ruiz de Salces, quien dio uniformidad al conjunto formado por la iglesia y la Hermandad. En 1972 fue declarado Monumento Nacional.


El interior


01iglesiadesanantoniode

Este exterior anodino no hace presagiar la maravilla que encierra su interior, apodado justamente la “Capilla Sixtina del Barroco” y que, afortunadamente no fue afectado por la restauración debido a su excepcional mérito artístico. En efecto, traspuesto el breve atrio, la sorpresa es magnífica. El visitante se encuentra ante un espacio oval, totalmente cubierto de espléndidas pinturas en su bóveda y muros, formando todo ello prácticamente una sola capilla, ya que las laterales no son sino simples rehundimientos en las paredes en forma de arco. En la provincia de Madrid, según Bonet Correa, solo hay otra iglesia con la misma forma oval, la de las Bernardas de Alcalá de Henares, de traza de Juan Gómez de Mora.

La mejor descripción de este monumento es la que hace don José del Corral y al que seguiremos con algún añadido procedente de otras fuentes y algún ligero comentario personal.


 z_iglesia_de_san_antonio_de_los_alemanes_4

Frescos de Luca Giordano. Los muros del cilindro se cubren con pinturas al fresco de Luca Giordano: abajo, entre los altares, santos reyes (en la imagen, Fernando de Castilla y León y Hermenegildo), por encima, con acusado sentido escenográfico y en fingidos tapices sostenidos por ángeles y alegorías de las virtudes, los milagros del santo portugués: Resurreccción del joven Parrasio. En los fondos de altares, en la fotografía, Santa Engracia, de Caxés, y Santa Ana, del propio Giordano. Sobre ellos los retratos de busto de los Austrias menores y de Felipe V con sus esposas, como favorecedores del hospital, son obra probable de Francisco Ignacio Ruiz de la Iglesia.


 43_1409335496_129870

Cúpula de San Antonio de los Alemanes. Cúpula elíptica de San Antonio de los Portugueses (también llamada de San Antonio de los Alemanes y de la Hermandad del Refugio) con pinturas al fresco de Luca Giordano, Francsco Ricci y Antonio Carreño, a quien corresponde la Gloria de San Antonio de Padua que ocupa el cielo de la bóveda.

Frente a la entrada está el altar mayor, obra del arquitecto Miguel Hernández, de mediados del siglo XVIII, que sustituyó a otro más antiguo. Es de estilo barroco italiano, “brillantemente académico, de positiva riqueza” según Tormo, formado por un solo cuerpo, con columnas corintias que tiene al frente un solo nicho de planta circular en el que se halla colocada una imagen magnífica de San Antonio de Padua, obra del escultor portugués Manuel Pereira, autor asimismo del San Bruno de la Academia de Bellas Artes de San Fernando. Este retablo se halla dentro de un arco rehundido, de medio punto, en cuya clave campean las armas reales en un grupo escultórico realizado por Francisco Gutiérrez, el autor de la fuente de la Cibeles, y de quien son también los niños tallados en mármol y situados en el cornisamento del retablo.

Santa Engracia. Iglesia de San Antonio de los Alemanes. Madrid. Lienzo de Eugenio Cajés, que era hijo de un pintor italiano, llegado a El Escorial en el reinado de Felipe II, para trabajar en el amplio programa decorativo del Monasterio. En un pequeño óvalo, sobre la clave del arco, vemos el retrato de Felipe IV, por Francisco Ruíz de la Iglesia, autor de diversos rostros de reyes de España, sobre los arcos de los retablos. Existen pequeñas tallas anónimas del siglo XVIII sobre los sagrarios de estos altares, siendo San José con el Niño quien preside este altar.

El retablo primitivo central de Miguel Tomás y de Juan Garrido, y del que, según informa Tormo, se conserva un grabado de Vicente Nogués de 1721, tenía un cuadro pintado por Vicente Carducho y en los dos retablos laterales sendos de Eugenio Cajés que pueden ser lo que están en la sacristía.

Los retablos laterales están colocados dentro de un pequeño arco, hundido en el muro; en la clave de estos arcos lucen, entre temas vegetales que le dan marco medallones con los retratos de Felipe III, Carlos II, Felipe V, Maria Luisa Gabriela de Saboya, Mariana de Noeburgo y Felipe IV, pintados o atribuidos, según Tormo, a Francisco Ignacio Ruiz de la Iglesia, aunque investigaciones posteriores de los profesores de la Universidad Autónoma de Madrid Gutiérrez Pastor y Arraz Otero permiten adjudicar su autoría al pintor vizcaíno Nicolás de la Cuadra. Sobre cada uno de estos altares hay un pequeño balconcillo en forma de tribuna cerrado por doradas celosías. Sobre la puerta de ingreso al templo pasa más desapercibido el retrato de la reina Mariana de Austria, quizás el único pintado por Ruiz de la Iglesia. En la sala de Juntas de la Hermandad parece que hay otros dos retratos reales de Felipe V con armadura y de su primera esposa, María Luisa Gabriela de Saboya, ambos muy jóvenes, pintados también por Nicolás de la Cuadra.

Estos retablos están formados por grandes lienzos, tres de ellos pintados por Lucas Jordán en 1694 (Santa Ana o la familia de la Virgen, y el magnífico Santo Cristo y el San Carlos Borromeo, este dudoso), otros dos de Eugenio Cajés, pintados en 1631 (Santa Isabel en el altar último del lado del Evangelio y Santa Engracia) y otro, la Trinidad, de autor desconocido.


Santa Isabel, reina de Portugal. Oleo de Eugenio Cajés, fechado en 1631. En el óvalo, Felipe III, y en el altar, talla anónima del XVIII. San Antonio de los Alemanes. Madrid

Pero la más fundamental obra de arte de este templo es la decoración al fresco que cubre enteramente –el barroco sufre de horror al vacío- toda su bóveda y paramentos.

De la cornisa al suelo es obra del napolitano Lucas Jordán, pintor de de cámara de Carlos II, ahora tan revalorizado, realizada entre 1692 y 1700. Estos frescos están realizados fogosamente con el estilo ágil y de correcta factura que caracterizaba el buen hacer del “fa presto”, en una gama de colores con predominio de los grises y azules. La composición tiene dos partes. En la alta, bajo la cornisa, se desarrollan unos como tapices, en los que están representados pasajes de la vida y milagros de San Antonio de Padua y que muestran la asombrosa facilidad del artista para la situación de las figuras y el trazado de los más difíciles escorzos. Estos tapices, en numero de ocho se extienden entre los retablos antes mencionados y figuran estar sujetados en la parte superior por ángeles en diversas posturas; los bordes inferiores son a veces levantados por otros angelotes y sobre sus ángulos están pintadas figuras alegóricas representando las Virtudes y otros símbolos religiosos.


 zz6san_antonio_de_los_alemanes

El retablo mayor sustituye a uno barroco, eliminado durante el Neoclasicismo. En él se encuentra la excelente escultura de San Antonio con el Niño, obra maestra de Manuel Pereira, y una gloria de ángeles, obra de Francisco Gutiérrez.

Todavía bajo estas figuras, hay otras de gran tamaño que llegan hasta muy cerca del suelo y que representan Reyes Santos, también en número de ocho y en dinámicas posturas, centrados cada uno sobre dos grandes jarrones y con una amplia cartela con su nombre. Estos son, en lado del Evangelio, Santa Cunegunda, emperatriz de Alemania; el de su esposo, San Enrique, emperador; San Luis rey de Francia y San Esteban de Hungría. En el lado de la Epístola, Santa Indicia o Edita (según Tormo), de Inglaterra, San Fernando, rey de Castilla y León; San Hermenegildo, rey visigodo mártir y San Hermenerico o Hermerico, príncipe de Hungría.

Estos frescos fueron restaurados hace unos cuatro años por un equipo del Instituto del Patrimonio Histórico Español dirigido por Antonio Sánchez Barriga y hoy, rescatados del deterioro causado por el salitre y el carbonato, muestran rehabilitados toda su espectacular belleza.


 zzzsanantonio_01

Subiendo la vista hacia la bóveda, podemos contemplar que toda ella, desde la cornisa a lo alto está llena de pinturas al fresco, ejecutadas por Juan Carreño y Francisco Rizzi, que la iniciaron hacia 1661, aunque posteriormente, en 1690, debido a la necesidad de su reparación por las humedades sufridas, las retocó Jordán que hizo algunas innovaciones en la composición. Según Palomino, Carreño pintó la parte más alta donde representó a San Antonio en la Gloria con la Virgen y el Niño. Debajo de esta composición trazó Rizzi unas pintadas hornacinas donde figuran ocho santos portugueses con sus símbolos (Santa Beatriz de Silva, fundadora de las Concepcionistas en Toledo; San Dámaso, papa; San Fructuoso, obispo de Braga; Santa Sabina; Santa Julia; Santa Irene, la de Santarem; Beato Amadeo (o, según Tormo, Amador de Montsatso, ermitaño y San Gonzalo de Amaranto) situados en medio de una riquísima, delirante, decoración barroca cuajada de medallones, ángeles, frutos, cartelas, motivos arquitectónicos, columnas, arabescos volutas y otros adornos. Los citados artistas se inspiraron para la decoración en unos dibujos de Mitelli y Angelo Colonna cuyos proyectos de arquitectura fingida se conservan en la Biblioteca del Palacio Real, al igual que se conserva en el Museo del Prado el dibujo de la pintura de la bóveda de Ricci. La intervención de Jordán, aparte la reparación de los daños sufridos, consistió en situar a San Antonio sobre una nube y cambiar unas columnas lisas por otras salomónicas.


 z_iglesia_de_san_antonio_de_los_alemanes_madrid_01

Más info de la iglesia de los alemanes



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a la madrileña iglesia de San Antonio de los Alemanes.


Fuentes y agradecimientos: es.wikipedia.org, viendomadrid.com, flickr.com, es.wahooart.com, eldesconsciente.blogspot.com, artetorreherberos.blogspot.com.es, rutasconhistoria.es, disfrutandodemadrid.blogspot.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
Last edited by j.luis on Friday, 18 September 2015, 22:43; edited 2 times in total 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Iglesia De San Antonio De Los Alemanes (Madrid) 
 
Otro trabajo, fruto de diferentes recopilaciones publicadas en Internet, dedicado al mismo templo:





Iglesia de San Antonio de los Alemanes (Madrid)


 27_iglesia_de_san_antonio_de_los_alemanes_madrid_01

Iglesia de San Antonio de los Alemanes. Madrid. Dirección: Corredera Baja de San Pablo, 16. En pleno centro de Madrid, a dos pasos de la Gran Vía, en medio de un barrio hoy profundamente degradado –barrio de putas y poetas lo llama el escritor y reciente académico José María Merino-, justo en la esquina que forman la Corredera de San Pablo y la calle Puebla, se encuentra la iglesia de San Antonio de los Alemanes, joya del barroco madrileño


 29portada_barroca_con_escultura_de_san_antonio_obra_de_manuel_pereira

Portada barroca con escultura de San Antonio, obra de Manuel Pereira

Iglesia de San Antonio de los Alemanes. Dedicada a San Antonio de Padua, fue fundada en 1606 por Felipe III, quien con la mediación del Consejo de Portugal, quiso ofrecer esta iglesia y hospital a los portugueses que vivían en Madrid, por lo que pronto se la conoció con el nombre de San Antonio de los Portugueses.

Al independizarse Portugal de la monarquía española a partir de 1640, el edificio quedó vacío, y en 1689, la regente Mariana de Austria decidió cederla al séquito de alemanes católicos que vinieron a Madrid acompañando a Mariana de Neoburbo, quien debía contraer matrimonio con Carlos II. A partir de ese momento va a ser conocida como San Antonio de los Alemanes.

En 1702, Felipe V concedió la administración del recinto a la Hermandad del Refugio, que había sido fundada en 1615 por el padre Bernardino de Antequera, don Pedro Lasso de la Vega y don Juan Jerónimo Serra, y que por esos años se encontraba sin edificio tras arruinarse su iglesia del postigo de San Martín.

El edificio actual, que hoy en día sigue regentado por la Hermandad del Refugio, fue construido a partir de 1624 según un proyecto del jesuita Pedro Sánchez, aunque fue el arquitecto Francisco Seseña quien dirigió las obras, ayudado por Juan Gómez de Mora, a quien se le atribuye la fachada. Construida sobre una planta oval, San Antonio de los Alemanes es una de las iglesias más bellas de la ciudad, sobre todo su interior, todo ello pintado al fresco por Lucas Jordán, Francisco Carreño, y Francisco Ricci. También es de destacar el soberbio retablo mayor, realizado a mediados del siglo XVIII por el arquitecto Miguel Fernández, con esculturas de Francisco Gutiérrez.

En 1887 el exterior fue restaurado por el arquitecto Antonio Ruiz de Salces, quien dio uniformidad al conjunto formado por la iglesia y la Hermandad. En 1972 fue declarado Monumento Nacional.



El interior


 25los_alemanes_home

Este exterior anodino no hace presagiar la maravilla que encierra su interior, apodado justamente la “Capilla Sixtina del Barroco” y que, afortunadamente no fue afectado por la restauración debido a su excepcional mérito artístico. En efecto, traspuesto el breve atrio, la sorpresa es magnífica. El visitante se encuentra ante un espacio oval, totalmente cubierto de espléndidas pinturas en su bóveda y muros, formando todo ello prácticamente una sola capilla, ya que las laterales no son sino simples rehundimientos en las paredes en forma de arco. En la provincia de Madrid, según Bonet Correa, solo hay otra iglesia con la misma forma oval, la de las Bernardas de Alcalá de Henares, de traza de Juan Gómez de Mora.

La mejor descripción de este monumento es la que hace don José del Corral y al que seguiremos con algún añadido procedente de otras fuentes y algún ligero comentario personal.


 32imagen_de_san_antonio_de_padua_obra_maestra_de_manuel_pereira

Imagen de San Antonio de Padua, obra maestra de Manuel Pereira. Iglesia de San Antonio de los Alemanes (Madrid)


 30retablo_mayor_obra_de_miguel_fern_ndez_con_esculturas_de_francisco_guti_rrez_y_en_el_centro_la_escultura_de_san_antonio_obra_de_manuel_pereira

 31retablo_mayor_obra_de_miguel_fern_ndez_con_esculturas_de_francisco_guti_rrez_y_en_el_centro_la_escultura_de_san_antonio_obra_de_manuel_pereira

Retablo mayor, obra de Miguel Fernández, con esculturas de Francisco Gutiérrez y en el centro la escultura de San Antonio, obra de Manuel Pereira. Iglesia de San Antonio de los Alemanes (Madrid)


 san_carlos_borromeo_lienzo_magn_fico_de_luca_giordano_con_el_santo_curando_a_los_enfermos_en_el_valo_carlos_ii_y_sobre_el_altar_el_arc_ngel_san_rafael
 san_carlos_borromeo_lienzo_magn_fico_de_luca_giordano_con_el_santo_curando_a_los_enfermos_en_el_valo_carlos_ii_y_sobre_el_altar_el_arc_ngel_san_rafael_2

San Carlos Borromeo. Lienzo magnífico de Luca Giordano, con el santo curando a los enfermos. En el óvalo, Carlos II, y sobre el altar, El Arcángel San Rafael, con el pez que siempre le acompaña.

Frescos de Luca Giordano. Los muros del cilindro se cubren con pinturas al fresco de Luca Giordano: abajo, entre los altares, santos reyes (en la imagen, Fernando de Castilla y León y Hermenegildo), por encima, con acusado sentido escenográfico y en fingidos tapices sostenidos por ángeles y alegorías de las virtudes, los milagros del santo portugués: Resurreccción del joven Parrasio. En los fondos de altares, en la fotografía, Santa Engracia, de Caxés, y Santa Ana, del propio Giordano. Sobre ellos los retratos de busto de los Austrias menores y de Felipe V con sus esposas, como favorecedores del hospital, son obra probable de Francisco Ignacio Ruiz de la Iglesia.

 33altar_dedicado_a_santa_engracia_princesa_de_zaragoza_obra_de_eugenio_caj_s_del_siglo_xvii

Altar dedicado a Santa Engracia, princesa de Zaragoza, obra de Eugenio Cajés del siglo XVII. A su lado el altar de Santa Ana y San Joaquín con la Virgen Niña, obra de 1694 de Luca Giordano. Iglesia de San Antonio de los Alemanes (Madrid)


 34altar_dedicado_al_calvario_obra_de_luca_giordano

Altar dedicado al Calvario, c. 1694, obra de Luca Giordano. Iglesia de San Antonio de los Alemanes (Madrid)


 iglesia_de_san_antonio_de_los_alemanes_0

Altar mayor, altar dedicado al Calvario, de Luca Giordano y el altar de Santa Ana y San Joaquín con la Virgen Niña, obra de 1694 de Luca Giordano. Iglesia de San Antonio de los Alemanes (Madrid)


 35altar_de_la_sant_sima_trinidad_atribuido_a_ruiz_de_la_iglesia_el_ovalo_superior_con_feliv_del_mismo_autor

Altar de la Santísima Trinidad, atribuido a Ruiz de la Iglesia, el ovalo superior con FeliV del mismo autor. Al lado altar dedicado a San Carlos Borromeo curando a los enfermos, obra de Luca Giordano de finales de XVII. En la parte superior ovalo con el busto de Carlos II, también obra de Luca Giordano de finales de XVII. Iglesia de San Antonio de los Alemanes (Madrid)


 el_calvario_de_luca_giordano_este_cuadro_des_de_lo_mejor_de_toda_la_iglesia_de_san_antonio_de_los_alemanes

El Calvario de Luca Giordano, Este cuadro des de lo mejor de toda la iglesia de San Antonio de los Alemanes, por su inmenso dramatismo, expresado en la figura crucificada de Cristo. La talla es una Virgen de la Soledad, vestida de viuda, como era la costumbre del siglo XVII. En el óvalo, Mariana de Neoburgo, la segunda esposa de Carlos II. A la derecha Santa Ana, San Joaquín y la Virgen Niña, también de de Luca Giordano, pintada en 1694, donde contemplamos a Santa Ana, con la Virgen Niña en su regazo, y a San Joaquín, mirando al cielo, agradecidos por la elección de su hija como Madre de Jesús. En el óvalo, la reina Mª Luisa Gabriela de Saboya. La talla corresponde a la Virgen del Carmen.


 28rizi_boveda_san_antonio_alemanes

Apoteosis de san Antonio, pinturas de la bóveda por Juan Carreño de Miranda y Francisco Rizi. Iglesia de San Antonio de los Alemanes (Madrid)


 41_1409330617_978885

 40_1409330516_726913

Cúpula de San Antonio de los Alemanes. Cúpula elíptica de San Antonio de los Portugueses (también llamada de San Antonio de los Alemanes y de la Hermandad del Refugio) con pinturas al fresco de Luca Giordano, Francsco Rizi o Ricci y Antonio Carreño, a quien corresponde la Gloria de San Antonio de Padua que ocupa el cielo de la bóveda.

Frente a la entrada está el altar mayor, obra del arquitecto Miguel Hernández, de mediados del siglo XVIII, que sustituyó a otro más antiguo. Es de estilo barroco italiano, “brillantemente académico, de positiva riqueza” según Tormo, formado por un solo cuerpo, con columnas corintias que tiene al frente un solo nicho de planta circular en el que se halla colocada una imagen magnífica de San Antonio de Padua, obra del escultor portugués Manuel Pereira, autor asimismo del San Bruno de la Academia de Bellas Artes de San Fernando. Este retablo se halla dentro de un arco rehundido, de medio punto, en cuya clave campean las armas reales en un grupo escultórico realizado por Francisco Gutiérrez, el autor de la fuente de la Cibeles, y de quien son también los niños tallados en mármol y situados en el cornisamento del retablo.

El retablo primitivo central de Miguel Tomás y de Juan Garrido, y del que, según informa Tormo, se conserva un grabado de Vicente Nogués de 1721, tenía un cuadro pintado por Vicente Carducho y en los dos retablos laterales sendos de Eugenio Cajés que pueden ser lo que están en la sacristía.

Los retablos laterales están colocados dentro de un pequeño arco, hundido en el muro; en la clave de estos arcos lucen, entre temas vegetales que le dan marco medallones con los retratos de Felipe III, Carlos II, Felipe V, Maria Luisa Gabriela de Saboya, Mariana de Noeburgo y Felipe IV, pintados o atribuidos, según Tormo, a Francisco Ignacio Ruiz de la Iglesia, aunque investigaciones posteriores de los profesores de la Universidad Autónoma de Madrid Gutiérrez Pastor y Arraz Otero permiten adjudicar su autoría al pintor vizcaíno Nicolás de la Cuadra. Sobre cada uno de estos altares hay un pequeño balconcillo en forma de tribuna cerrado por doradas celosías. Sobre la puerta de ingreso al templo pasa más desapercibido el retrato de la reina Mariana de Austria, quizás el único pintado por Ruiz de la Iglesia. En la sala de Juntas de la Hermandad parece que hay otros dos retratos reales de Felipe V con armadura y de su primera esposa, María Luisa Gabriela de Saboya, ambos muy jóvenes, pintados también por Nicolás de la Cuadra.

Estos retablos están formados por grandes lienzos, tres de ellos pintados por Lucas Jordán en 1694 (Santa Ana o la familia de la Virgen, y el magnífico Santo Cristo y el San Carlos Borromeo, este dudoso), otros dos de Eugenio Cajés, pintados en 1631 (Santa Isabel en el altar último del lado del Evangelio y Santa Engracia) y otro, la Trinidad, de autor desconocido.


 santa_isabel_reina_de_portugal_oleo_de_eugenio_caj_s_fechado_en_1631_iglesia_de_san_antonio_de_los_alemanes

Santa Isabel, reina de Portugal. Oleo de Eugenio Cajés, fechado en 1631. Iglesia de San Antonio de los Alemanes, Madrid.


 santa_isabel_reina_de_portugal_oleo_de_eugenio_caj_s_fechado_en_1631_iglesia_de_san_antonio_de_los_alemanes_2
 santa_isabel_reina_de_portugal_oleo_de_eugenio_caj_s_fechado_en_1631_iglesia_de_san_antonio_de_los_alemanes_4

Santa Isabel, reina de Portugal. Oleo de Eugenio Cajés, fechado en 1631.. En el óvalo, Felipe III, y en el altar, talla anónima del XVIII de San Andrés junto a su cruz. Iglesia de San Antonio de los Alemanes, Madrid.


 santa_engracia_iglesia_de_san_antonio_de_los_alemanes_madrid_lienzo_de_eugenio_caj_s_1409388365_276117
 santa_engracia_iglesia_de_san_antonio_de_los_alemanes_madrid_lienzo_de_eugenio_caj_s2

Santa Engracia. Lienzo de Eugenio Cajés, que era hijo de un pintor italiano, llegado a El Escorial en el reinado de Felipe II, para trabajar en el amplio programa decorativo del Monasterio. En un pequeño óvalo, sobre la clave del arco, vemos el retrato de Felipe IV, por Francisco Ruíz de la Iglesia, autor de diversos rostros de reyes de España, sobre los arcos de los retablos. Existen pequeñas tallas anónimas del siglo XVIII sobre los sagrarios de estos altares, siendo San José con el Niño quien preside este altar.


Pero la más fundamental obra de arte de este templo es la decoración al fresco que cubre enteramente –el barroco sufre de horror al vacío- toda su bóveda y paramentos.

De la cornisa al suelo es obra del napolitano Lucas Jordán, pintor de de cámara de Carlos II, ahora tan revalorizado, realizada entre 1692 y 1700. Estos frescos están realizados fogosamente con el estilo ágil y de correcta factura que caracterizaba el buen hacer del “fa presto”, en una gama de colores con predominio de los grises y azules. La composición tiene dos partes. En la alta, bajo la cornisa, se desarrollan unos como tapices, en los que están representados pasajes de la vida y milagros de San Antonio de Padua y que muestran la asombrosa facilidad del artista para la situación de las figuras y el trazado de los más difíciles escorzos. Estos tapices, en numero de ocho se extienden entre los retablos antes mencionados y figuran estar sujetados en la parte superior por ángeles en diversas posturas; los bordes inferiores son a veces levantados por otros angelotes y sobre sus ángulos están pintadas figuras alegóricas representando las Virtudes y otros símbolos religiosos.


 41talla_de_cristo_crucificado_del_siglo_xviii

Talla de Cristo crucificado del siglo XVIII. Iglesia de San Antonio de los Alemanes (Madrid)

Todavía bajo estas figuras, hay otras de gran tamaño que llegan hasta muy cerca del suelo y que representan Reyes Santos, también en número de ocho y en dinámicas posturas, centrados cada uno sobre dos grandes jarrones y con una amplia cartela con su nombre. Estos son, en lado del Evangelio, Santa Cunegunda, emperatriz de Alemania; el de su esposo, San Enrique, emperador; San Luis rey de Francia y San Esteban de Hungría. En el lado de la Epístola, Santa Indicia o Edita (según Tormo), de Inglaterra, San Fernando, rey de Castilla y León; San Hermenegildo, rey visigodo mártir y San Hermenerico o Hermerico, príncipe de Hungría.

Estos frescos fueron restaurados hace unos cuatro años por un equipo del Instituto del Patrimonio Histórico Español dirigido por Antonio Sánchez Barriga y hoy, rescatados del deterioro causado por el salitre y el carbonato, muestran rehabilitados toda su espectacular belleza.

Subiendo la vista hacia la bóveda, podemos contemplar que toda ella, desde la cornisa a lo alto está llena de pinturas al fresco, ejecutadas por Juan Carreño y Francisco Rizzi, que la iniciaron hacia 1661, aunque posteriormente, en 1690, debido a la necesidad de su reparación por las humedades sufridas, las retocó Jordán que hizo algunas innovaciones en la composición. Según Palomino, Carreño pintó la parte más alta donde representó a San Antonio en la Gloria con la Virgen y el Niño. Debajo de esta composición trazó Rizzi unas pintadas hornacinas donde figuran ocho santos portugueses con sus símbolos (Santa Beatriz de Silva, fundadora de las Concepcionistas en Toledo; San Dámaso, papa; San Fructuoso, obispo de Braga; Santa Sabina; Santa Julia; Santa Irene, la de Santarem; Beato Amadeo (o, según Tormo, Amador de Montsatso, ermitaño y San Gonzalo de Amaranto) situados en medio de una riquísima, delirante, decoración barroca cuajada de medallones, ángeles, frutos, cartelas, motivos arquitectónicos, columnas, arabescos volutas y otros adornos. Los citados artistas se inspiraron para la decoración en unos dibujos de Mitelli y Angelo Colonna cuyos proyectos de arquitectura fingida se conservan en la Biblioteca del Palacio Real, al igual que se conserva en el Museo del Prado el dibujo de la pintura de la bóveda de Ricci. La intervención de Jordán, aparte la reparación de los daños sufridos, consistió en situar a San Antonio sobre una nube y cambiar unas columnas lisas por otras salomónicas.


 26san_antonio_3

Iglesia de San Antonio de los Alemanes. Madrid. La iglesia tiene planta elipsoidal, construida por el arquitecto Pedro Sánchez, a partir de 1624 como complemento del Hospital de Portugueses, que había sido creado por Felipe III en 1606. Tras la independencia de Portugal, se le cambió el nombre a la Iglesia y al Hospital por el de San Antonio de los Alemanes. El interior de la iglesia está cubierto con pinturas al fresco, en las que se representan temas relacionados con la vida de San Antonio de Padua. En su decoración participaron el escultor portugués Manuel Pereira, y los pintores Luca Giordano, Vicente Carducho, Carreño de Miranda y Eugenio Cajés entre otros.

Más info: http://www.viendomadrid.com/2009/12...l#axzz3BnTb0Fx2



Recomiendo ver Ver más imágenes de la iglesia de San Antonio de los Alemanes, en los siguientes enlaces:  

https://www.flickr.com/photos/aleja...in/photostream/

http://www.rutasconhistoria.es/loc/...de-los-alemanes



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al pintor madrileño Eugenio Cajés. Un excelente pintor Barroco como tantos tristemente casi olvidado.


Fuentes y agradecimientos: pintura.aut.org, gabitos.com, es.wikipedia.org, viendomadrid.com, flickr.comphotos/alejandro5000, flickr/alejandroblanco, flickr//enriqueviola, museodelprado.es, turismomadrid.es, manuelblasmartinezmapes.blogspot, conocemadrid.blogspot, urbanity, galeon.comjuliodominguezarjona, collycortes.com, matíasdelrey y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Iglesia De San Antonio De Los Alemanes (Madrid) 
 
Realizadas en el Retablo Mayor


Finalizan las obras de restauración en la Iglesia de San Antonio de los Alemanes en Madrid


El proyecto, impulsado desde el Instituto del Patrimonio Cultural de España, ha supuesto una inversión de 43.808 euros

La iglesia, levantada en 1765 y situada en la calle de La Puebla, es un ejemplo del barroco madrileño.




 4iglesia_de_san_antonio_de_los_alemanes_madrid_retablo_mayor_1442612525_308767

Retablo Mayor. Iglesia de San Antonio de los Alemanes de Madrid.

Han finalizado los trabajos de restauración y conservación del retablo mayor de la iglesia de San Antonio de los Alemanes, en Madrid que han sido impulsados y dirigidos por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a través del Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE). Tanto el andamio como la lona que cubría la zona afectada que se instaló el pasado mes de marzo para comenzar la actuación, han sido ya retirados.

La intervención, que ha supuesto una inversión de 43.808 €, ha sido dirigida por Marta Fernández de Córdoba García-Loygorri, restauradora de escultura del IPCE, y los trabajos de restauración, han sido realizados por la empresa Altramentum, Conservación y Restauración de Obras de Arte, adjudicataria del proyecto.

La intervención ha consistido en la consolidación y fijación de todos los elementos que forman el retablo; limpieza y reintegración de los diferentes materiales que lo componen, como madera, mármol, metal, estucos etc., y la protección de toda la superficie, teniendo en cuenta la diferente naturaleza de los mismos. Asimismo se ha llevado a cabo un importante proceso de documentación gráfica y fotográfica de todos los trabajos y se han colocado en la iglesia paneles explicativos de la intervención.


 3iglesia_de_san_antonio_de_los_alemanes_madrid_retablo_mayor_1442612865_140612

El retablo mayor de la iglesia madrileña de San Antonio de los Alemanes constituye un conjunto de estilo neoclásico, realizado durante una reforma del siglo XVIII por Manuel Fernández. Data de 1765, época de Carlos III. El retablo alberga una escultura barroca de San Antonio de Padua con el Niño, obra del escultor Manuel Pereira, ubicada bajo un esbelto baldaquino que sostiene una cúpula de cuarto de esfera profusamente decorada por una gloria de ángeles, realizada por Francisco Gutiérrez..

La iglesia, situada en la calle de La Puebla, es un ejemplo del barroco madrileño. Tiene planta elíptica y su interior está profusamente decorado con frescos con escenas religiosas realizados por pintores como Juan Carreño de Miranda, Francisco Ricci y Lucas Jordán.


Publicado el 28 de julio de 2015 / mecd.gob.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You cannot post calendar events