Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Museo Del Bardo (Túnez)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Museo Del Bardo (Túnez) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al Museo del Bardo. Este magnífico museo de Túnez, situado a unos 4 kilómetros de la capital. Fue inaugurado en 1888, exhibe una de las mejores colecciones del mundo de mosaicos romanos de la época imperial.


 user_50_0bardo_museum_hall

El Museo Nacional del Bardo se halla ubicado en el antiguo palacio del Bardo, en el lugar donde tuvieron su residencia campestre los sultanes hafsidas (siglos XIII-XVI) El palacio fue ampliado y modificado hasta que en 1888 fue convertido en museo. El actual museo recoge la colección de mosaicos más importante de todo el mundo. Aunque los mosaicos conservados datan de diferentes épocas, la mayoría datan de los siglos II al IV. Los mosaicos se ordenan en secciones dedicadas a la historia de Túnez: a las épocas púnia, griega, cartagienense, cristiana e islámica.... De cada una de estas épocas hallamos bellos mosaicos que nos narran -tesela a tesala- la historia de este bello país.

Tiene su origen en la colección privada que el hijo de un ministro tunecino, Mustapha Khaznadar, que comenzó a recoger para su palacio de la Manouba estatuas, estelas, fragmentos arquitectónicos y también inscripciones púnicas y latinas. Gran número de estas piezas pasaron al Museo del Louvre en 1881. Lo que quedó formó el actual museo, cuyos fondos se vieron aumentados de forma considerable con los procedentes de las excavaciones arqueológicas de Bulla Regia, Tabarka, Sousse, Oudna, Mahdia, Acholla, etc.

Cuando Túnez se independiza en 1956, el Museo, entonces llamado Alaoui, fue elevado de rango con el nombre de Museo Nacional del Bardo, albergando en sus dependencias las ricas colecciones prehistóricas, púnicas, griegas, romanas, cristianas y árabemusulmanas procedentes de todas las regiones tunecinas.

Se pueden encontrar escenas de pesca, muy valoradas también en otros lugares como Pompeya, mosaicos donde se representa al dios Océano a través de una máscara y rodeado de peces y otros animales marinos.

También hay escenas mitológicas con otros dioses como Neptuno o Dionisos, con monstruos marinos.

Aparte de los temas marítimos ya citados, en los preciosos mosaicos romanos africanos encontramos escenas campestres, de caza, carreras de cuadrigas y representaciones de Venus y Ulises, entre otras.


 user_50_0museo_del_bardo_sala_de_susa_antigua_sala_de_fiestas_del_palacio_2_1382464371_283227

Museo del Bardo. Detalle de la sala de Susa

Lo que realmente llama la atención es la calidad y la cantidad de las obras expuestas. Hay tantos mosaicos que resultan incontables, inclasificables. De hecho, aún se siguen encontrando mosaicos en cada escavación, por lo que es muy fácil que un mercader te ofrezca teselas auténticas como regalo o a un precio ridículo.

En definitiva, un lugar imprescindible si visitais Túnez. Con mucho encanto y muy bello, es sin duda el mejor museo de todo Túnez.

Espero que la recopilación que he conseguido de este museo extranjero, sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección, y contribuya en su divulgación.




 user_50_00museo_del_bardo_t_nez



Museo del Bardo


 user_50_0bardo_museum

El Museo Nacional del Bardo (المتحف الوطني بباردو) es un museo de Túnez, al norte de África. Se encuentra situado en el barrio del Bardo a las afueras de la ciudad, lugar residencial desde el siglo XIII de los sultanes hafsidas, y reconstruido más tarde como palacio del bey. El mismo edificio fue adaptado para el museo.1 Se trata de uno de los museos más grandes del Mediterráneo, y presenta una variedad de piezas arqueológicas y de la historia de Túnez correspondientes del cruce de muchas culturas a lo largo de varios milenios. Gracias a las excavaciones arqueológicas en Cartago, Útica, Hadrumetum o Dougga, el museo ofrece una de las mejores y más grandes colecciones de mosaicos romanos. El museo también alberga obras griegas y una colección de cerámica del norte de África y Asia Menor, así como colecciones de arte cristiano y arte islámico.


 user_50_museo_del_bardo_sala_de_susa_antigua_sala_de_fiestas_del_palacio

Gran salón del Palacio del Bardo (Sala de Susa)

Historia. El museo fue creado por decreto del 7 de noviembre de 1882, convirtiéndose en la primera institución de su tipo en el norte de África. Fue construido por arquitectos tunecinos como Palacio residencial del bey de Túnez, y edificado en la segunda mitad del siglo XIX bajo el impulso de Muhammad II ibn al-Husayn y después por su sucesor Muhammad III ibn al Husayn.


 user_50_0interior_del_museo_nacional_del_bardo_tunez

Interior del Museo Nacional del Bardo, Tunez

Mohamed Yacoub lo llamó «un monumento muy representativo de lujo y refinamiento que ha conocido la arquitectura tunecina durante el período de los Beyes». También refleja la naturaleza ecléctica del arte de esta época, en la que el aporte local se mezcla con influencias andaluzas, asiáticas y europeas.3 El edificio acogió las primeras colecciones arqueológicas en marzo de 1885. La apertura oficial del museo se realizó el 7 de mayo de 1888 y se llamó entonces Museo Alaoui,2 el nombre del bey reinante en aquel momento, Ali Muddat ibn al-Husayn. Bertrand Pradère fue su primer director en 1886. En 1956, el museo tomó su nombre actual.


 user_50_0bardo_museum_east_2

Parte del palacio habilitado como museo.

Edificios. En 1899, las autoridades adjuntaron al Gran Palacio un segundo espacio, el pequeño palacio construido en 1831-1832, que actualmente alberga colecciones de arte islámico.2 Debido a su calidad arquitectónica, los dos palacios se clasificaron monumento histórico en septiembre de 1985. Equipados para satisfacer las necesidades de su nueva función, a los edificios se les hizo algunos cambios, pero mantienen su carácter original, a pesar de la combinación de las arquitecturas del Magreb, turcas e italianas.2 Los palacios del Bardo presentan numerosas salas con funciones diferentes:2 la sala de recepción tiene una gran cúpula con dieciséis paneles de madera tallados y pintados sobre fondo de oro, desde ahí se pasa al gran patio cubierto de cuyo techo cuelgan cuatro lámparas de araña, además presenta grandes ornamentos de yeso. La sala de música tiene el techo decorado con motivos florales y presenta dos galerías, la primera destinada a las princesas, y la otra a los músicos, ambas sostenidas por delgadas columnas de mármol blanco con incrustaciones de tiras de mármol rojo. Existen los apartamentos privados, donde dominan en ellos, una decoración mural, realizada con finas superficies de yeso ejecutadas con arabescos entrelazados que muestran meandros, nudos y follaje de inspiración egipcia. También hay paneles de azulejos que cubren las paredes en varias de las salas del palacio.


 user_50_1decoraci_n_interior

Decoración interior.


 user_50_0bardo_museum_virgil_room

Salle de Virgile


 user_50_1techo_decorado_en_estuco

Techo decorado en estuco.


 user_50_0museo_del_bardo_sala_de_susa_antigua_sala_de_fiestas_del_palacio_3

Detalle del techo la sala de Susa


 user_50_1_1382462620_814833

Patio interior cubierto.


Colecciones. Las colecciones del museo comenzaron a formarse mucho antes de la apertura del museo, por iniciativa del visir Kheireddine Pasha, para salvaguardar y defenderse el saqueo de la riqueza nacional.3 El museo abarca tres plantas y está compuesto por 34 salas, divididas en siete secciones.


 user_50_1herma_on_de_el_guettar

Hermaïon de El Guettar.

Prehistoria y protohistoria. Situado en la planta baja, da una visión general de la riqueza y variedad de yacimientos prehistóricos en Túnez. Del yacimiento de El Guettar proviene uno de los vestigios más notables que contiene la sección: una estructura formada por una pila de piedras redondas dispuestas en un cono de aproximadamente 75 centímetros de alto por un diámetro de 130 centímetros. Las piedras están mezcladas con huesos de animales, dientes y otros objetos de sílex tallados y una punta pedunculada ateriense. Esta estructura es conocida con el nombre de Hermaïon de El Guettar en referencia a los montones de piedra erigidos en la antigüedad, para el culto de Hermes. Esta pieza es a menudo citada como la primera manifestación de la religiosidad conocida hasta la fecha, por su edad estimada en 40.000 años.4 5
Arte líbico-púnico

Incluye un conjunto de salas en la planta baja (sala de Baal Hammon, sala de la cerámica y una sala donde están expuestas unas estelas neo-púnicas). Una sala en el primer piso está dedicada a una valiosa colección de joyas púnicas. Estos objetos proceden de diferentes yacimientos de Cartago, Hadrumetum, Utica, etc.


 user_50_1pilar_votivo_de_dem_ter

El Pilar votivo de Deméter tiene forma de capilla en miniatura (naiskos) de estilo helenístico y se compone de una hornacina precedida por dos columnas jónicas que sostienen un entablamento al que se superponen una fila de dentículos, una fila de rayos de corazón, otra de óvalos, un friso de perlas, todos con una moldura convexa y cóncava. Entre las columnas, la hornacina tiene una cima redondeada y con un frontón triangular que presenta a dos delfines enfrentados y rematado todo por un rosetón. Esta pieza es de la primera mitad del siglo II a. C. y proviene del yacimiento Thuburbo Majus.


 user_50_1detalle_de_la_cabeza_de_baal_hammon

Detalle de la cabeza de Baal Hammon.

El dios Baal Hammon se encuentra sentado en un trono cuyos brazos tienen la forma de una esfinge egipcia, viste una larga túnica con pliegues y su cabeza está coronada con una tiara de plumas de origen mesopotámico. Los rizos de su cabello encuadran la elaboración de una cara con una venerable barba bien tallada. Tiene un bigote grande alrededor de la boca de labios gruesos. El dios mantiene su mano derecha levantada para bendecir. Baal Hammon junto con Tanit es una deidad cartaginesa principal. Esta pieza data del siglo I a. C. y proviene del santuario rural de Thinissut.


 user_50_1estela_del_sacerdote_y_el_ni_o

Una gran estela de piedra caliza es la llamada Estela del sacerdote y el niño, que fue descubierta en 1921 al tofet de Cartago. Tiene una forma de obelisco, y está representando un sacerdote de perfil con un gorro cilíndrico y con un vestido largo de lino transparente, atado a la cintura con un cinturón. Levanta la mano derecha en un gesto de bendición o de oración. En el brazo izquierdo sostiene a un niño pequeño. En la parte superior de la estela, hay un friso de tres rosetones coronado por un delfín que evoca el océano celeste y el emblema de estrellas consiste en un disco solar y una media luna que simboliza la pareja de dioses Tanit y Baal Hammon. La importancia de este monumento se encuentra en el hecho de que es el único que ha aparecido relativo al ritual del molk, y anima el debate sobre el sacrificio de los niños por los cartagineses, ya que da consistencia arqueológica a ciertas afirmaciones de algunos autores antiguos. Esta pieza data de finales del siglo IV a. C. o del siglo III a. C. y proviene del yacimiento de Cartago.

Deméter sentada en un trono es una estatua de terracota de tamaño casi natural, vestida con una túnica plisada, con la cabeza coronada por una diadema cilíndrica y enmarcada por un velo rígido. Esta pieza data del siglo I a. C. y proviene de un santuario cerca de Korba. Cabe recordar que el culto a Deméter y Perséfone fue introducido en Cartago como un signo de arrepentimiento después de la destrucción de un santuario en Sicilia en el siglo IV a. C.


 user_50_1estela_de_tofet_de_cartago_decorada_con_el_signo_de_tanit_y_los_s_mbolos_astrales

Estela de tofet de Cartago, decorada con el signo de Tanit y los símbolos astrales.


 user_50_0bardo_steles_puniques

Estelas púnicas. Museo del Bardo, Túnez



Arte Clásico


El museo alberga una gran colección de esculturas romanas, que se engloban en dos grupos. La sala de los retratos de emperadores romanos y el salón de Cartago romana. La primera sala representa, a diferencia del retrato griego, la escultura romana, que tiende a reproducir el modelo sin idealizar ni divinizar, es decir, en la estricta verdad, y con gran realismo.


 user_50_2augustus

Entre los emperadores representados se encuentra Augusto, en el que destaca la realización de su pelo en mechas de "cola de pato" y en el centro la raya. Esta pieza es de El Jem.


 user_50_2vitellius

Por otra parte, Vitelio es una estatua con una cabeza maciza con el pelo corto y un cuello fuerte y grueso.


 user_50_2vespasiano

El emperador Vespasiano se muestra al final de su vida con una cabeza calva y una cara arrugada. Esta pieza fue encontrada en el yacimiento de Bulla Regia.


 user_50_2trajano

Trajano tiene una cabeza tallada en dos piezas. Su pelo se simplifica con mechas gruesas que caen sobre la frente, una boca y una característica curva cerrada de las cejas. Esta pieza estaba en el yacimiento de Thuburbo Majus.


 user_50_2lucio_vero

Lucio Vero está representado con una gran cabellera y barba, con una mirada de gran vivacidad en sus ojos lo que la convierte en una de las principales obras de la estatuaria descubierta hasta la fecha en el África romana. Viene de Dougga.


 user_50_2septimius_severus

A la escultura de Septimio Severo le caen sobre la frente cuatro mechas que recuerdan la iconografía de Júpiter Serapis. Su barba se divide en dos picos en la barbilla...


 user_50_2gordianus_i

... y Gordiano presenta una cabeza tratada en un estilo realista y su cara expresa su profundo pesar y decepción. Su frente está rodeada por una corona de laurel. Esta pieza fue encontrada en el yacimiento de Cartago.

En el centro de la sala también hay una estatua sin cabeza de Minerva-Victoria, que lleva una capa larga recogida por debajo de los senos con un cordón. El cuerpo está apoyado sobre la pierna izquierda. Esta estatua procede de Bulla Regia.


 user_50_2apolo_con_lira

También del yacimiento de Bulla Regia es una estatua de Apolo con lira del siglo II. El dios está en una postura lánguida, mientras que sobre la lira está representado un bárbaro que afila el cuchillo que, según el mito, fue usado para castigar a Marsias.


 user_50_2sala_de_cartago

Sala de Cartago. El Salón de Cartago romana era originalmente el patio del palacio, y ocupa un área de gran tamaño donde están expuestas muchas estatuas provenientes de Cartago. Pero también hay estatuas de otros sitios, como Utica, Oudna o Dougga, así como otras piezas tales como la estatua colosal de Júpiter Capitolino: esta estatua es una réplica de Zeus blandiendo un rayo y sosteniendo, en la mano izquierda, probablemente un cetro. Proviene del Odeón de Cartago.

Se encuentra también en esta sala una gran estatua de terracota, muy restaurada, que representa un oficial romano con uniforme militar. Lleva una armadura corta de cuero sin adornos, con un manto anudado sobre el hombro derecho y que cubre el pecho en diagonal. Sus pies están calzados con sandalias decoradas. El hombre tiene la cabeza cubierta con pelo rizado. Se encontró en Oued Zarga (Gobernación de Béja).


 user_50_3baco_en_bronce

Baco en bronce.

Una escultura en bronce representa a Baco niño. El dios está de pie desnudo y se apoya en la pierna derecha, la izquierda está ligeramente doblada. Sostiene en una mano un cuerno para beber y en la otra un cetro. Su pelo cae sobre los hombros con mechones suaves y largos. Esta estatua es de Thibar. Del mismo metal hay una estatua que representa a Hércules borracho, desnudo y con forma maciza. Blande un gran bastón con la mano izquierda, y con la derecha sostiene su pene para orinar. Su torso se inclina hacia atrás, la cabeza es gruesa y su pelo corto, denso y lo tiene recogido por una cinta. A Hércules se le representa a menudo borracho y orinando, pues como hijo de Zeus y de Alcmena siempre ha oscilado entre la vida virtuosa y una inclinación hacia el libertinaje. Esta estatua proviene de Thibar.


 user_50_3h_rcules_en_bronce

Hércules en bronce.

Una obra de gran calidad es la estatua de una difunta, que representa una mujer con el cuerpo en una ligera torsión. Su pelo se peina en la forma en boga durante la segunda mitad del siglo II. Esta escultura fue erigida sobre un pedestal con un epitafio en el que se lee el nombre de la fallecida, Innula, y el de su esposo, Tito Arranius Cómodo. Proviene del antiguo yacimiento de Haïdra.


 user_50_3venus_p_dica    

Venus púdica.

Se puede destacar una obra que representa al emperador Adriano heroicidado y desnudo, cubierto con una gran capa (originariamente en rojo) echada sobre el hombro como un signo de poder supremo. La estatua proviene del Odeón de Cartago. Hay una estatua que representa a una diosa del amor, cubriéndose su seno debajo de una toga y en el centro de la sala se encuentra un altar de sacrificio que muestra, por un lado, una representación de la preparación de un taurobolio y por el otro lado, la huida de Anquises, un antepasado mítico de los romanos.

 user_50_0museo_del_bardo_t_nez

Detalle de la sala de Cartago



Mosaicos


 user_50_4sala_de_los_mosaicos_romanos

Sala de los mosaicos romanos.

El museo es conocido en el mundo entero por conservar una de las más importantes colecciones de mosaicos romanos. Algunas de las principales obras son por ejemplo la Liberación de Andrómeda por Perseo, que representa al héroe que acaba de matar a un monstruo marino y libera con un gesto majestuoso a la princesa que ha estado encadenada a una roca. La escena que evoca Ovidio se remonta a un prototipo que fue conocido por el diseño del pintor griego Nicias. Este trabajo está muy bien ejecutado con un efecto de sombra y luz y un dominio del concepto de espacio. El mosaico constituía en su origen el motivo central del vestíbulo de una villa de Bulla Regia datado de mediados del tercer siglo.


 user_50_4perspectiva_de_la_sala_de_los_mosaicos_romanos

Perspectiva de la sala de los mosaicos romanos.

La pieza Virgilio escucha a Clío y Melpómene, encontrada en Sousse (antigua Hadrumetum), se encuentra situada en una sala del mismo nombre, y es una de las joyas del museo, pues es uno de los retratos más notables del famoso poeta romano Virgilio. Virgilio lleva una gran túnica decorada con bordados blancos y se encuentra rodeado por las musas Clio y Melpómene. Tiene sujeto en la mano sobre su rodillas un rollo de pergamino, donde están escritos mensajes extraídos de La Eneida : Musa, mihi causas memora, quo numine læsø, quidve .... Está datado del siglo III.


 user_50_museo_del_bardo_6860751


En Venus en su toilette, la diosa se presenta medio desnuda con una mano en el pelo y la otra con un espejo que toma de una caja abierta en sus pies. Hay dos amorcillos, uno le trae un collar para su cuello, el otro una canasta a modo de joyero. Este mosaico está datado del siglo III y proviene del yacimiento de Thuburbo Majus.

El mosaico de Los cíclopes forjando los rayos de Júpiter es un pavimento de un frigidarium, que muestra a tres cíclopes que forjan el rayo de Júpiter, con Vulcano sentado en frente de ellos. El mosaico data de finales del siglo III y proviene de Dougga.
Triunfo de Neptuno, representando una de la estaciones en el ángulo inferior derecho.


 user_50_4bardo_mosa_que_5

El Triunfo de Neptuno es un pavimento perteneciente a un atrio. En el centro de un medallón se encuentra la figura de Neptuno con un halo que le rodea la cabeza y montado en una cuadriga tirada por cuatro caballitos de mar. En los ángulos se encuentran bajo ornamentos de hojas cuatro figuras femeninas que simbolizan las estaciones del año. El mosaico data de mediados del siglo II y proviene de Chebba.7

El cuadro Ulises y las sirenas está inspirado en La Odisea. En él se muestra un barco de velas adornado con una cabeza humana y una de palma. Hay una fila de remeros, y el héroe griego está de pie con las manos atadas al mástil para no sucumbir a los encantos mortales de la música de las sirenas. Alrededor de Ulises se sientan sus compañeros con las orejas tapadas con cera como relata la leyenda. Al pie de unas rocas se encuentran tres sirenas representadas con bustos de mujer aladas y con patas de ave. Una de ellas toca una doble flauta, otra una lira y la tercera, sin instrumentos, se considera la sirena cantante. La obra se encontró en Dougga y está fechada alrededor del 260.8

La decoración del mosaico El matrimonio de Dionisio y Ariadna se divide en tres registros. En lo alto Dioniso y Ariadna están medio acostados sobre una piel de pantera bajo la sombra de una vid. El dios está completamente desnudo con un tirso y una crátera de oro, mientras que Ariana se muestra detrás con un gran trozo de tela que le cubre las piernas. En la parte central, un personaje barbudo sostiene en su mano una crátera que le tiende un sátiro. Por último, en el registro inferior, se encuentran bacantes, sátiros y el dios Pan animando la fiesta.


 user_50_4th_s_e_et_minotaure_bardo

La escena de Teseo y el Minotauro nos muestra el momento en que Teseo decapita al Minotauro en el centro del laberinto, después que los restos de las víctimas se encuentran en el terreno. Este mosaico de Thuburbo Majus cubría el piso de un frigidarium, datado del siglo IV.

El pequeño plafón Pavimento de Xenia representa los restos de una comida de acuerdo a los cánones estéticos conocidos del período helenístico y traducido al arte árabe (entre ellas el famoso plato conocido como el caballero de Sabra).


 user_50_4_giorcesbardo51

Los cíclopes forjando los rayos de Júpiter.


 user_50_4virgil_mosaic_bardo_museum_tunis

Virgilio escucha a Clío y Melpoménes. Mosaico con el poeta latino Virgilio junto a Clío, musa de la Historia, y Melpómene, musa de la Tragedia. Museo del Bardo, Túnez; hallado en Sousse. Siglo III d.C.


 user_50_4la_liberaci_n_de_andr_mena_por_perseo

La liberación de Andrómena por Perseo.


 user_50_4giorcesbardo39

Dominio del señor Julius.


 user_50_4giorcesbardo50

Triunfo de Neptuno.


 user_50_4mosa_que_d_ulysse_et_les_sir_nes

Ulises y las sirenas.


 user_50_4xenia_bardo

Pavimento de Xenia.


 user_50_cuadrigas_en_el_circo_de_cartago

Cuadrigas en el Circo de Cartago. Esta obra conservada en el Museo Nacional del Bardo, en Túnez, es un mosaico romano de finales del siglo II que representa una carrera de cuadrigas celebrada en el circo de Cartago. Aunque el tema parece banal, es una buena muestra de las costumbres sociales de los romanos y además está profundamente conectado con importantes aspectos culturales y políticos... Leer más


 user_50_2reconstitution_jardin_avec_l_ments_issus_des_fouilles_de_mahdia_mus_e_national_du_bardo_tunis

Reconstrucción de un jardín romano (avec éléments issus des fouilles de Mahdia), Musée Nacional del Bardo, Tunez.


 user_50_0mosaics_estatues

Ver más Mosaicos del Museo del Bardo



Arte cristiano


 user_50_5pila_bautismal_del_siglo_iv

Pila bautismal del siglo IV.

El museo también alberga una galería con obras de la época cristiana de Túnez. Entre las pocas piezas se incluye un mosaico funerario, con una representación esquemática de una iglesia. El edificio se compone de un gran arco soportado por tres columnas con acceso mediante una escalera a un ábside abovedado, una fachada con un frontón triangular que por encima tiene tres ventanas, una fila de columnas en el centro de la basílica, una nave central donde se encuentra el altar, con un techo a dos aguas cubierto con tejas semi-cilíndricas y una inscripción en dos líneas: «Ecclesia Mater» y «Valencia en paz». Esta pieza, que data del siglo V, fue encontrada en Tabarka y es un testimonio del cambio fundamental del cristianismo íntimo, que se desarrollaba en lugares a menudo privados sin una arquitectura llamativa, como las futuras basílicas cristianas tras el edicto de Constantino I el Grande en el 312.

La galería también alberga un mosaico que cubrió un sarcófago que contenía dos esqueletos por lo que es conocido como la «tumba doble». En la parte superior del mosaico estaba representado un escribano, con barba y con una túnica ricamente bordada sentado en una mesa y sosteniendo un lápiz. Abajo, una mujer llamada Victoria aparece vestida de monja rezando, flanqueada por aves y una vela. Esta pieza es del siglo V y fue encontrada en Tabarka. Por otra parte, se puede encontrar también el pavimento de un mausoleo, que tiene una composición de diamante y flores grandes delimitado por trenzas. La pieza central es un octágono, que contiene una escena bíblica que muestra a Daniel desnudo en actitud de oración dentro de una cueva con leones. Este pavimento apareció en el mausoleo de una familia notable romana, los Blossi, y data del siglo V. Otro mosaico destacado es el llamado «pavimento de una capilla», donde se representa la construcción de una capilla y sus diferentes etapas: un maestro de obras da órdenes a un escultor de columnas, los albañiles preparan el mortero, dos caballos están enganchados a una carreta que se encuentra cargada con una columna. Esta obra es del siglo V y proviene de la gobernación de Zaghouan. Finalmente, el baptisterio Kelibia es una pieza que no está expuesta al público general, se trata de una pila bautismal ricamente adornada por mosaicos. Sin embargo, sí puede verse otra fuente bautismal más simple.


 user_50_5tumba_doble_llamada_de_victoria

Tumba doble llamada de Victoria.


 user_50_5tumba_doble_llamada_de_victoria_1382542486_139072

Pavimento de una capilla.


 user_50_5giorcesbardo38

Pavimento de mausoleo (Daniel en la fosa con leones).



Arte islámico
    

 user_50_islamic_art_in_the_bardo_national_museum

Las colecciones de arte islámico se dividen en dos secciones: una islámica medieval y una sección etnográfica de artes y tradiciones populares de los últimos dos o tres siglos en Túnez. La sala de la Edad Media conserva varios artefactos de los lugares de excavación de Raqqada y Sabra (gobernación de Kairuán), incluidas las ediciones del Corán sobre pergamino de los siglos IX, X y XI, que incluyen el Corán Azul de Kairuán con la caligrafía en letras de oro sobre un fondo azul del siglo XI.


 user_50_6alfarer_a_tradicional

Alfarería tradicional. Arte islámico

La sala también alberga una gran colección de telas bordadas de Egipto y de tallas de madera de la Gran Mezquita de Kairuán (siglo IX). También hay un bajorrelieve de mármol de la época fatimí, monedas de oro, astrolabios, manuscritos de tratados de medicina, tazas de cobre, vidrios y cerámicas de los períodos de aglabí y fatimí. En la segunda sección, se pueden admirar los objetos en cobre batido, una colección de armas y los instrumentos musicales, objetos de plata, joyas y objetos de adorno urbano y rural, así como insignias de las diversas las regiones de Túnez.


 user_50_5puerta_claveteada_en_el_museo_del_bardo

Puerta claveteada en el museo del Bardo.


 user_50_5der_blaue_koran_kairouan

Corán azul de Kairuán.


Actividades. Más allá de la presentación de sus colecciones, el museo también apoya la labor de preservación y catalogación de varias de sus obras a través de diversos servicios, tales como un taller de restauración de los textiles y la pintura sobre madera, un taller de restauración de mosaicos, un taller de mantenimiento, un servicio de limpieza, colecciones de servicios de vigilancia, un laboratorio fotográfico y una oficina de Arquitectura.

El museo también tiene una biblioteca y dispone de envío de libros y publicaciones periódicas,10 de manera abierta, previa solicitud por escrito al conservador. En cuanto a la biblioteca, alberga también una numerosa colección en clichés como parte de la documentación de envíos. El servicio también ofrece recorridos educativos y organiza programas especiales y jornadas de puertas abiertas.


 user_50_5giorcesbardo33_2

Vista exterior del Museo nacional del Bardo.

Proyectos. A raíz de un préstamo de treinta millones de dinares otorgado por el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento en 1997, la renovación de algunos museos de Túnez se puso en marcha, incluido el del Bardo.3 La reestructuración y la expansión fue impulsada por el Ministerio de Cultura y de Conservación del patrimonio cultural, que pretende adaptar el museo a las normas internacionales para insertarlo en el circuito económico, mostrar las colecciones más atractivas (que los visitantes puedan tener una experiencia que les anime a regresar) y dar al edificio una dinámica cultural que repercuta en la zona del Bardo.


 user_50_museo_del_bardo_512455

Este proyecto incluye la rehabilitación de los edificios existentes y la construcción de una extensión de 8.000 m². Este trabajo se puso en marcha el 2 de marzo de 2009, con una duración prevista de 22 meses.3 Se trata de conseguir también la racionalización de las reservas de conservación y una nueva señalización más moderna. Los espacios pedagógicos, nuevas áreas de recepción, así como nuevos servicios de exposiciones permanentes y temporales también se han previsto. El desarrollo debe incluir la capacidad del museo para un millón de visitantes por año y superar así los 600.000 previos a la rehabilitación.


 user_50_0museo_del_bardo_t_nez

En el Museo del Bardo se pueden ver todos los mas importantes mosáicos, estatuas y piezas de arte tanto Árabes, Cartagineses como Románicos de Túnez. También en este video podemos ver las ruinas de la antigua Ciudad de Cartago. Sidi Bou Said, típico pueblo con un atractivo turístico copn sus casitas blancas y ventanas azules, parece un pueblo andaluz.



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al Museo Nacional del Bardo. Está considerado como uno de los museos más importantes del mundo por la calidad y variedad de sus piezas arqueológicas y principalmente de sus mosaicos romanos. Compuesto por cinco departamentos, contiene piezas fechadas desde la Prehistoria hasta el Túnez de los siglos XIX y XX. Sus colecciones púnicas y sus mosaicos románicos suman más de un millar de obras expuestas.


Fuentes y agradecimientos a: es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, pinake.wordpress.com, youtube.com, turismodetunez.com, panoramio.com, flickr.com, olhares.sapo.pt, minube.com, viajaralparaiso.com, elalmanaque.com, planeta-dunia.blogspot.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
última edición por j.luis el Jueves, 24 Octobre 2013, 16:59; editado 1 vez 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Museo Del Bardo (Túnez) 
 
Magnífico trabajo J.Luis como siempre. Este Museo no podía faltar en la galería creo que presenta obras dignas de ser mencionadas y esos mosaicos romanos  

Un Saludo.
 




___________________________
Antes que nada lee las NORMAS del foro.
Los mensajes deben de ser con respeto y educaci�n hacia todos los usuarios.
Xerbar Administrador del Foro.
[b]
 
xerbar - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privadoVisitar sitio web del usuario 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Museo Del Bardo (Túnez) 
 
Gracias xerbar la verdad es que este museo es grandioso. Tuve la ocasión de visitarlo hace unos años en una escala de un crucero. Tiene una de las mejoresr colecciones de mosaicos romanos del mundo. Por fuera el museo no llama demasiado la atención, pero por dentro alberga auténticas obras de arte de más de dos siglos de antiguedad.



 

Saludos.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Museo Del Bardo (Túnez) 
 
El turismo vuelve la espalda a la revolución de Túnez

El terror tras el atentado islamista en el museo del Bardo da la puntilla a la economía



 01_1435219018_751727

Una familia contempla, este martes en el Museo Nacional del Bardo, una obra tiroteada durante el atentado islamista del pasado marzo.

No hay nada más didáctico que visitar en Túnez el Museo del Bardo para darse cuenta de lo efímeras que pueden ser aquellas exitosas campañas solidarias internacionales propagadas en redes sociales. Y lo frágiles que terminan convirtiéndose esas etiquetas de Twitter al estilo de #YoSoyTúnez. El 18 de marzo, cuando varios yihadistas acabaron con la vida de 21 personas en el Bardo, miles de internautas animaban a viajar al país para contrarrestar el efecto del atentado. Tres meses después, los agujeros que dejaron las balas en las paredes, ventanas, techos y cristales blindados de las vitrinas, siguen ahí. Seguirán ahí durante mucho tiempo porque el Estado quiere que la gente no olvide la brutalidad del crimen. Pero las masas de turistas han desaparecido.


 10_1435219377_122560

Un turista mira la placa en memoria de los 21 asesinados -entre ellos dos españoles- en el ataque terrorista del 18 de marzo de 2015 en el museo del Bardo.


 02_1435219069_859445

Dos policías, sin gente a la que vigilar, recorrían el museo disfrutando de cada obra como si fueran turistas.


 03_1435219101_604503

Interior de unas de las 34 salas que forman parte del museo del Bardo. En la imagen, se puede apreciar las consecuencias del tiroteo que acabó con la vida de 21 personas durante el atentado del 18 de marzo contra el museo.


El martes se podía deambular casi a solas por los 9.000 metros cuadrados de este edificio de dos plantas que contiene algunos de los mosaicos romanos más celebres del mundo. De vez en cuando pasaba algún turista por alguna de las 34 salas. Dos policías, sin gente a la que vigilar, recorrían el museo disfrutando de cada obra como si fueran turistas.

Al día siguiente, los mercaderes de la medina no tenían más remedio que añorar aquellos miércoles de antes del atentado, cuando llegaban miles de turistas desde los transatlánticos. Desde marzo, Túnez quedó borrado del circuito de los grandes barcos y se acabó la fiesta de los miércoles. Los yihadistas consiguieron su objetivo de empobrecer más al país, al golpear un sector que engloba el 7% del Producto Interior Bruto. De enero a junio, el número de turistas extranjeros ha descendido en un 21,9% respecto al año pasado. Y un 28,3% con relación a 2010, antes de que se iniciara la revolución. Los europeos, que son el principal mercado de Túnez, han bajado su presencia en un 45% en los últimos cuatro años, según las cifras que facilitó este martes el ministerio de Turismo. Para este año la suerte está echada. La esperanza está puesta en 2016.


 04_1435219135_374501

El Museo del Bardo cuenta con más de 9.000 metros cuadrados en dos plantas.


 05_1435219172_354591

Las huellas del atentado del 18 de marzo son todavía visibles.


 06_1435219204_209049

El Bardo contiene algunos de los mosaicos romanos más celebres del mundo.


Durante la mañana del martes en el Bardo apenas entraron setenta turistas. La pareja de catalanes Mireia y Toni llegó por su cuenta. “En el avión de Vueling que nos trajo desde Barcelona había solo 30 pasajeros y la mayoría eran tunecinos”, comenta Mireia. Ella ha visitado Túnez seis veces desde 1996 y su compañero, tres. “Los tunecinos lo están pasando mal y es una pena porque éste es un país muy interesante. Había divorcio antes que en España”, comenta Mireia. “Ahora hay miles de guías turísticos en paro. En la ciudad de Hammamet, uno de los principales lugares de playa, hemos encontrado muchos hoteles cerrados. Estuvimos en las ruinas romanas de Útica, que son brutales, y apenas éramos tres. Y este museo del Bardo, que tiene los mejores mosaicos romanos del mundo, nunca lo vimos tan vacío. La gente no se anima a venir, a pesar de que se han reforzado las medidas de seguridad. En un Carrefour Exprés nos miraron con espejo los bajos del coche. Y hemos visto sacos de tierras en algunas urbanizaciones”.

El proceso revolucionario que atraviesa Túnez desde 2011 puede quedar grabado en muchos libros de historia. Por su valor en sí mismo y su posible influencia en otros países musulmanes. Pero turismo y revolución no suelen coincidir en el tiempo. La transición democrática se vuelve a menudo cuesta arriba para los propios tunecinos. El servicio de recogida de basura depende de los ayuntamientos. Pero aún no ha habido elecciones municipales y los alcaldes son elegidos por el Gobierno. Con lo cual, la basura reina en muchas localidades. Y a eso se añade los estragos de las huelgas salvajes. Cada dos por tres hay algún paro sorpresivo de docentes, enfermeros, empleados del Parlamento, de la industria de fosfato, vital para el país, o empleados de la empresa bandera Tunisair.



 07_1435219244_761666

De enero a junio, el número de turistas extranjeros ha descendido en un 21,9% respecto al año pasado. En la imagen, una de las salas del museo casi vacía.


 08_1435219272_870163

Los yihadistas consiguieron su objetivo de empobrecer más al país, al golpear un sector que engloba el 7% del Producto Interior Bruto. En la imagen, una de las obras de arte que se puede ver en el Bardo.


 09_1435219306_173694

Los europeos, que son el principal mercado de Túnez, han bajado su presencia en un 45% en los últimos cuatro años, según las cifras que facilitó este martes el ministerio de Turismo. Para este año la suerte está echada. La esperanza está puesta en 2016. En la imagen, dos trabajadores vigilan una de la sala vacía en el museo.


“¿Qué mosca le ha picado al pueblo tunecino?” se preguntaba el martes el columnista Hassine Bouazra en el diario Le Temps. Bouazra planteaba cómo es posible que el mismo pueblo que sorprendió al mundo con su madurez cívica el lunes 16 de enero de 2011, después de expulsar al dictador, ahora se comporte con tanta inconsciencia. El periodista recordaba que aquel lunes, 48 horas después de echar a Ben Ali, los ciudadanos acudieron a sus puestos de trabajo bien temprano por la mañana “¿Cómo es posible que ese mismo pueblo cuatro años después muestre una imagen tan poco gloriosa de sí mismo?”, se preguntaba. “Jamás nuestras ciudades habían estados tan sucias, la indisciplina en la administración tan extendida y habían sido tan poco respetadas las buenas normas de convivencia”.

Para algunos diplomáticos europeos la mosca que les ha picado a los tunecinos es muy fácil de diagnosticar. Se llama libertad. Así que las protestas y las huelgas salvajes no son más que el efecto lógico y pasajero de tantos años de represión y bocas cerradas.



Fuente: elpais.com / Francisco Peregil / Uly Martín



  Después del atentado del Museo del Bardo del 18 de marzo pasado, bueno sería que si las cosas se calman en Túnez, volviese el turismo, aunque es comprensible que las grandes compañías de viajes tengan sus recelos. Lo cierto es que la escasez del turismo está mermando la principal fuente de ingresos del país, quizá el país magrebí más abierto y tolerante con la cultura occidental, y eso támpoco hay que olvidarlo.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Museo Del Bardo (Túnez) 
 
Exposición en Italia


El Museo del Bardo vive y no se rinde

La legendaria institución tunecina, atacada por los yihadistas en marzo, muestra sus tesoros en Aquileia como un acto de reivindicación contra la barbarie.



 00_1449314942_894928

Mosaico de la Diosa Cerere.

"¿Tú vas a Túnez? Yo, sí", decía un anuncio que colgaba de algunas farolas en las calles de Roma hasta hace escasos meses. Con el anuncio, se animaba a visitar Túnez a pesar del ataque contra el Museo Nacional del Bardo ocurrido el pasado 18 de marzo y en el que murieron 22 personas. En junio, tras un nuevo atentado contra extranjeros en el país magrebí -esta vez en una playa de la localidad de Susa donde un terrorista abrió fuego contra los turistas que tomaban el sol-, la publicidad desapareció de las calles de Roma. Ahora, tras cinco meses, se inaugura en Italia una exposición con obras del Museo del Bardo. Ya que la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña.

La exposición se titula El Bardo en Aquileia, porque tendrá lugar en el Museo Nacional Arqueológico de Aquileia, una localidad en el noreste de Italia, cerca de la frontera con Eslovenia, que es Patrimonio de la UNESCO desde 1998. Aquileia fue lugar de convivencia de romanos, judíos, griegos y alejandrinos, y por eso se ha elegido ahora como escenario de una muestra que pretende promover el diálogo y defender el patrimonio cultural ante la barbarie del terrorismo islámico.

La exposición, que se podrá ver del 6 de diciembre al 31 de enero, es la primera de una serie bautizada con el nombre Arqueología herida, en la que se pretende traer a Italia obras de arte significativas de otros países afectados por el terrorismo fundamentalista. Con este objetivo, cada seis meses se inaugurará una nueva exposición.

"Estamos ya negociando con otros tres países de la cuenca mediterránea y Oriente Próximo", aseguró el director de la Fundación de Aquileia, Cristiano Tiussi, que prefirió no desvelar todavía el nombres de esos países. Dicha fundación es la organizadora de esta serie, en colaboración con la Oficina Arqueológica y de Museos de la región italiana Friuli-Venezia Giulia.

Las obras del Museo del Bardo que ya están en Aquileia son ocho piezas de un valor extraordinario: tres mosaicos, tres esculturas y dos cerámicas. Todas datan de los siglos I, II y III después de Cristo.

Entre las obras, destaca la cabeza de Lucio Vero, que fue emperador de Roma junto a Marco Aurelio. Museo Nacional Arqueológico de Aquileia mostró un especial interés por contar con esta escultura, porque Lucio Vero combatió en la frontera con el Danubio, cerca de Aquileia, antes de morir. "Deseo agradecer al Museo del Bardo el sacrificio de prescindir de esta obra durante algunas semanas", destacó el presidente de la Fundación Aquileia, Antonio Zanardi Landi, ya que esta escultura ocupa precisamente un lugar destacado en el Bardo.

Las obras procedentes de Túnez se integrarán con las de la colección del Museo Nacional Arqueológico de Aquileia con el objetivo de poner en evidencia los estrechos vínculos culturales que existieron entre el norte de África y el Adriático durante la época romana.

De hecho, Aquileia se considera la ciudad de los mosaicos. De ahí la importancia de traer desde Túnez mosaicos de la misma época. En cuanto a las cerámicas que se expondrán, fueron encontradas en la necrópolis de El Aouja, y demuestran el intercambio comercial que existía entre las dos ribas mediterráneas.

"La exposición no sólo pretende recordar un periodo de fértil convivencia entre las dos orillas del Mediterráneo, sino que también tiene como objetivo hacer comprender a los visitantes que nuestros países tienen matrices culturales comunes, que estuvimos interconectados, y que lo continuamos estando", subrayó el ministro italiano de Bienes y Actividades culturales y Turismo, Dario Franceschini, que asistió este miércoles a la presentación de la muestra.

El director de la Fundación Aquileia fue más allá. Destacó que El Bardo en Aquileia quiere enviar un mensaje claro: "La importancia de defender el patrimonio cultural, porque los ataques al Bardo o a Palmira son ataques contra toda la humanidad", afirmó.


elmundo.es
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario