Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff




Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Rávena Y Sus Iglesias Y Monumentos Paleocristianos
Author Message
Reply with quote   Download Post  
Post Rávena Y Sus Iglesias Y Monumentos Paleocristianos 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a los «Monumentos paleocristianos de Rávena» fueron declarados por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en el año 1996, todos ellos en la provincia de Rávena (región de Emilia-Romaña). Ocho son las localizaciones de este lugar del patrimonio mundial: Mausoleo de Gala Placidia, Rávena; Iglesia de San Vital, Rávena; Baptisterio Neoniano (Baptisterio ortodoxo), Rávena; Capilla arzobispal, Rávena; Basílica de San Apolinar Nuevo, Rávena; Baptisterio Arriano, Rávena; Mausoleo de Teodorico, Rávena y la Basílica de San Apolinar in Classe (cerca de Rávena).

De todos estos importantes edificios paleocristianos, destacan el oratorio de San Lorenzo, conocido como el mausoleo de Gala Placidia, y los baptisterios ortodoxo y arriano. Los edificios más imponentes son la basílica arriana, construida por Teodorico (hoy dedicada a San Apolinar) y la de de San Vital, construida por Justiniano I.

En las proximidades de la ciudad se encuentra la basílica de San Apolinar, que pertenecía al puerto de Clase, hoy desaparecido. Este edificio es más antiguo que las basílicas de la ciudad.

San Vital - La iglesia fue erigida en la primera mitad del siglo V, sobre el lugar en que, según la tradición, fue martirizado Vital, cristiano del siglo I. Es un edificio de ladrillos octogonal, coronado por una cúpula. Su esplendido interior está formado por una pieza central circundidada por pilastras. Las paredes de este último están revestidas por una serie de mosaicos excepcionales (520-550 aproximadamente): en el ábside, a la izquierda, Justiniano y su séquito y a la derecha, Teodora y su cortejo de matronas y ministros, obras maestras del arte musivo ravenés; en el interior de la cúpula del ábside: Cristo entre dos Arcángeles, San Vital y el obispo Ecclesio.

Mausoleo de Gala Placidia - Es un pequeño edificio de ladrillos con planta central, que probablemente debe su nombre a la emperatriz que lo hizo construir como propio monumento sepulcral (siglo V). Su sugestivo interior está revestido completamente por magníficos mosaicos del siglo V.

San Apolinar Nuevo - Esta iglesia fue edificada por Teodorico a principios del siglo VI y destinada a las funciones religiosas de los arrianos; en la segunda mitad del mismo siglo fue transformada en iglesia católica.

Es un sencillo edificio flanqueado por un bonito campanario cilíndrico (siglo IX).

Su magnifico interior, basilical, está dividido en tres naves por columnas con bellos capiteles bizantinos; las paredes de la nave central están revestidas por espléndidos mosaicos del siglo VI realizados, en parte, bajo el el reinado de Teodorico; la decoración se desarrolla en tres franjas superpuestas: en la superior, a la derecha y a la izquierda, están representadas Escenas del Nuevo Testamento; en la zona central, entre las ventanas, hay figuras de Profetas y Santos; en la parte inferior, a la izquierda, una Vista del Puerto de Classe, la Procesión de los Magos y de 22 Virgenes y la Virgen conel Niño en trono, entre cuatro Ángeles; en cambio a la derecha, están representados el Palacio de Teodorico en Ravena, un Cortejo de 26 Mártires y Cristo.

San Francisco - Fue fundada en la segunda mitad del siglo V y sufrió alteraciones en el periodo barroco. El altar mayor está constituido por la urna de San Liberio (siglo IV) y la primera capilla a la derecha, está decorada por esculturas del siglo XVI de Tulio Lombardo.

Tumba de Dante - Dante Alighieri, el mayor de los poetas italianos, fue desterrado de Florencia y acogido en 1317 en Ravena, por Guido Novello da Polenta, en cuya corte compuso una parte de la Divina Comedia. El templete que hospeda sus restos fue construido en 1780 por Camillo Morigia.

Mausoleo de Teodorico - Esta maciza construcción, de gusto claramente bárbaro, fue erigida por Teodorico en el 520 y destinada a su propio sepulcro. Tiene dos pisos, con una cúpula, constituida por una pieza única de piedra calcárea.

San Apolinar in Classe - Surge entre los bellos pinares de la costa y es uno de los de los pocos restos que se conservan de la antigua ciudad de Classe, que fue el puerto de Ravena; la basílica fue construida en el siglo VI; el monumental campanario es del siglo X.

Espero que la recopilación que he conseguido de los «Monumentos paleocristianos de Rávena», sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección, y contribuya en su divulgación.





Rávena, um poco de historia...


user_50_6localizaci_n_de_ravenna_en_italia

Localización de Ravenna en Italia
 
Rávena (en italiano Ravenna) es una ciudad al norte de Italia en la Emilia-Romaña y la capital de la provincia homónima. Está situada en la llanura nororiental de la Romaña a pocos kilómetros del Mar Adriático. Tiene una población aproximada de 160.000 habitantes.

Rávena es famosa por sus monumentos bizantinos y paleocristianos, que revelan su origen antiguo y su papel histórico en el desarrollo italiano. A 8 km de la ciudad se extienden los lidi ravennati, playas inmensas en el verde de la famosa costa romañola.

En Rávena se encuentra enterrado Dante Alighieri, autor de La divina comedia.


user_50_6mosaico_contempor_neo_del_palacio_de_teodorico_basilica_di_sant_apollinare_nuovo_a_ravenna

Mosaico contemporáneo del Palacio de Teodorico. Basilica di Sant'Apollinare Nuovo a Ravenna

Antigüedad. Los orígenes de Rávena son inexactos. El primer asentamiento se atribuye de forma diversa a los tirrenos, los tesalios o los umbrios. Rávena consistía en casas construidas sobre pilotes en una serie de pequeñas islas en una laguna pantanosa; una situación similar a la de Venecia varios siglos después.

Se remontan a mediados del primer milenio antes de Cristo. Los romanos la ignoraron durante su conquista del delta del Po, pero más tarde la aceptaron en la República Romana como una ciudad federada en el año 89 a. C. En el 49 a. C., es el lugar en el que Julio César reunió sus fuerzas antes de cruzar el Rubicón. La ciudad tuvo cierta importancia estratégica por su situación fronteriza, y se construyó en tiempos de Augusto un puerto militar en la cercana Classe.2 Este puerto, protegido primero por sus propias murallas, fue una importante estación de la flota imperial romana. Actualmente la ciudad está tierra adentro, pero Rávena siguió siendo un importante puerto de mar sobre el Adriático hasta principios de la Edad Media.

Durante las guerras germanas, Thusnelda, viuda de Arminio, y Marbod, rey de los marcómanos, estuvieron confinados en Rávena.

Rávena prosperó ampliamente bajo el gobierno romano. El emperador Trajano construyó un acueducto de 70 km de largo a principios del siglo II. En 402 fue la capital del Imperio romano de Occidente, pues el emperador Honorio trasladó aquí la corte imperial. El traslado se hizo, ante todo, con finalidades defensivas: Rávena estaba rodeada de ciénagas y pantanos y tenía fácil acceso a las fuerzas imperiales del Imperio romano de Oriente. Sin embargo, en 409, el rey visigodo Alarico I simplemente evitó Rávena, y marchó a saquear Roma y tomar como rehén a Gala Placidia, hija del emperador Teodosio I. Después de muchas vicisitudes, Gala Placidia regresó a Rávena con su hijo, el emperador Valentiniano III y el apoyo de su sobrino, Teodosio II. Rávena disfrutó de un periodo de paz sin precedentes, durante el cual floreció la religión cristiana, y la ciudad obtuvo sus monumentos más famosos, tanto seculares (demolidos) como cristianos (conservados durante largo tiempo).

En 476, cayó el Imperio Romano de Occidente. El Emperador oriental, Zenón, envió al rey ostrogodo Teodorico el Grande a recuperar la Península Italiana. Después de la batalla de Verona, Odoacro se retiró a Rávena, donde soportó un sitio de tres años por parte de Teodorico, hasta que la toma de Rímini privó a Rávena de suministros. Después de que Teodorico asesinase a Odoacro, Rávena fue la capital del reino ostrogodo de Italia.

Después de 493, Teodorico empleó arquitectos romanos para estructuras seculares y religiosas, incluyendo el palacio perdido cerca de San Apolinar Nuevo; el «Palacio de Teodorico» fue un edificio anexo. Teodorico y sus seguidores eran arrianos, pero mantuvieron pacífica coexistencia con los latinos. Teodorico murió en 526 y fue sucedido por su hija Amalasunta, quien fue asesinada en el año 535.

Sin embargo, el emperador bizantino Justiniano I era fanáticamente ortodoxo, y opuesto tanto al gobierno ostrogodo como a la variedad arriana del Cristianismo. En 535 invadió Italia y en 540 conquistó Rávena. Rávena se convirtió en la sede del gobierno bizantino en Italia (véase también Guerra Gótica). La Restauratio Imperii en Rávena también beneficio al cercano puerto de Classe, que a veces es llamado la Pompeya de la antigüedad tardía. El resto más representativo de aquel periodo es la iglesia de San Apolinar (siglos VI-VII), cuyas reliquias fueron depositadas en la iglesia. Aunque Classe fue fundada durante el periodo romano, creció sobre todo en el Imperio tardío. Como puerto de Rávena, era una de las plataformas de intercambio clave en los siglos VI-VII, y el principal puerto de la costa adriática italiana.


user_50_6en_naranja_el_territorio_bizantino_en_italia_590_1368001762_732608  

En naranja, el territorio bizantino en Italia (590).

Exarcado de Rávena. Después de las conquistas de Belisario para el emperador Justiniano I en el siglo VI, Rávena se convirtió en sede del gobernador bizantino de Italia, el Exarca, y fue conocido como el Exarcado de Rávena. Fue en esta época cuando se escribió el Anónimo de Rávena.

El Exarcado de Rávena (en latín: Exarchatus Ravennatis) fue el centro del poder bizantino en Italia desde finales del siglo VI hasta el año 751, cuando el último exarca fue ejecutado por los lombardos.

Antecedentes. En 404, durante el mandato de Honorio, Rávena se convirtió en la capital del Imperio romano de Occidente gracias a su ventajosa ubicación y su abrigado puerto con acceso al Adriático. La ciudad continuó siendo el centro del Imperio de Occidente hasta su disolución en 476, momento en que se convirtió en la capital primero de Odoacro y luego de los ostrogodos, bajo Teodorico, rigiendo el territorio de Italia, Galia Cisalpina, Dalmacia y Sicilia. En 540, en el curso de la agresiva política imperial del emperador Justiniano, Rávena fue conquistada por el general bizantino Belisario, aunque sería posteriormente recuperada por los ostrogodos y vuelta a conquistar para Bizancio por el general Narsés en 552, que había reemplazado a Belisario por voluntad del emperador.

Posteriormente, a causa de la invasión longobarda, que comenzó en 568, Rávena pasó a ser la sede del exarcado imperial. Rávena se convirtió así en sede del gobernador bizantino de Italia. El exarcado se organizó durante el reinado del emperador Mauricio (582-602). Exarcado significa literalmente "territorio de fuera", ya que tras las pérdidas territoriales acaecidas a la muerte de Justiniano, dicho territorio quedó aislado del resto del imperio.

En lucha contra los lombardos. Al frente del exarcado estaba el exarca, representante del emperador, que asumía tanto el poder civil como el militar dentro del territorio. El territorio bajo dominio efectivo del exarca se extendía por la costa adriática de Italia desde Venecia en el norte hasta las Marcas. El resto de los territorios bizantinos de la península italiana no estaban bajo la autoridad directa del exarca, sino bajo el gobierno de duques o magistri militum. Las islas no pertenecían al exarcado: Sicilia constituía una unidad administrativa diferente, en tanto que Córcega y Cerdeña dependían del Exarcado de Cartago.

Los lombardos establecieron su capital en Pavía, desde donde controlaban el valle del Po.1 Algunos guerreros independientes penetraron más hacia el sur y fundaron los ducados de Spoleto y Benevento. La creación de estos ducados dificultó las comunicaciones de Rávena con los territorios bizantinos de la Italia meridional, haciendo más precario el poder de Bizancio en la península. Durante el siglo VII, el Exarcado fue perdiendo territorios en beneficio de los lombardos: Piamonte, Lombardía, el Véneto, Toscana y gran parte del sur de Italia pasaron al poder de los lombardos, así como Liguria (en 640). Roma, nominalmente bajo la autoridad del exarca, era en la práctica regida por el Papa, y la rivalidad de este último con el Patriarca de Constantinopla era causa frecuente de tensiones.

En torno al año 740, en vísperas de su final, el Exarcado controlaba apenas Istria (excepto la laguna de Venecia, que comenzaba a configurarse como una ciudad-estado independiente, Ferrara, Rávena con la Pentápolis y Perugia.
Desaparición

Durante los siglos VII y VIII, la posición del exarca fue haciéndose más difícil, debido a la amenaza de los lombardos y los francos, así como por la división entre la cristiandad oriental y occidental motivada por la crisis iconoclasta y la rivalidad entre el Papa y el Patriarca de Constantinopla. Rávena continuó siendo la sede del exarcado hasta la revuelta del 727 contra los emperadores iconoclastas. El último exarca fue asesinado por los lombardos en 751. El exarcado se transformó en el Catapanato de Italia, con capital en Bari, ciudad que fue conquistada por los árabes en 858 y recuperada por Bizancio en 878.

Cuando, en 756 los francos expulsaron a los lombardos, el Papa Esteban II reclamó el exarcado. Su aliado, Pipino el Breve, rey de los francos, donó los territorios conquistados del antiguo exarcado al Papa en 756. Esta donación, confirmada posteriormente por Carlomagno (774), constituye el inicio del poder temporal del Papado, conocido como Patrimonio de San Pedro. Cuando Sicilia fue conquistada por los árabes en el siglo X, los restos del poder bizantino en Italia se organizaron en los temas de Calabria y Longobardia minor, con capital en Bari y gobernados por altos oficiales militares, los catapanes. Istria y la cabecera del Adriático fueron incorporados a Dalmacia.


Historia medieval y moderna. Los lombardos, bajo el rey Liutprando, ocuparon Rávena en 712, pero se vieron forzados a devolvérsela a los bizantinos. No obstante, en 751 el rey lombardo Aistulfo tuvo éxito a la hora de conquistar Rávena, acabando de esta manera con el gobierno bizantino en el norte de Italia.

El rey Pipino de Francia atacó a los lombardos a las órdenes del papa Esteban II. Rávena se convirtió entonces en territorio de los Estados Pontificios en 784. A su vez, el papa Adriano I autorizó al rey Carlomagno a tomar de Rávena cualquier cosa que quisiera. Carlomagno hizo tres expediciones de expolio a Rávena, llevándose una gran cantidad de columnas romanas, mosaicos, estatuas, y otros objetos muebles para enriquecer su capital, Aquisgrán.

Bajo el gobierno papal, el arzobispo de Rávena gozó de autocefalía respecto a la iglesia romana -un privilegio obtenido bajo el gobierno bizantino. Debido a las donaciones hechas por los emperadores otonianos, el arzobispo de Rávena era el más rico de Italia después del Papado y por lo tanto fue capaz de desafiar con éxito la autoridad temporal del papa de vez en cuando.

En 1198 Rávena dirigió una liga de ciudades de la Romaña contra el emperador, y el papa fue capaz de someterla. Después de la guerra de 1218 la familia Traversari fue capaz de imponer su mando sobre la ciudad, que duró hasta el año 1240. Después de un breve periodo bajo un vicario imperial, Rávena volvió a los estados papales en 1248 y de nuevo a los Traversari hasta que en 1275 los Da Polenta establecieron su largo señorío. Uno de los residentes más ilustres en la Rávena de esta época fue el poeta exiliado Dante.

En el siglo XV pasó a los venecianos. En efecto, el último de los Da Polenta, Ostasio III, fue expulsado por la República de Venecia en 1440, y la ciudad fue anexionada a los territorios venecianos. Rávena fue regida por Venecia hasta 1509, cuando la región fue invadida en el curso de las Guerras Italianas. En 1512, durante las guerras de la Liga Santa, Rávena fue saqueada por los franceses.

Después de la rendición veneciana, Rávena fue nuevamente gobernada por legados del Papa como parte de los Estados Pontificios. La ciudad resultó dañada en una enorme inundación que se produjo en mayo de 1636. A lo largo de los tres siglos siguientes, una red de canales desviaron los ríos cercanos y secaron los pantanos cercanos, reduciendo así la posibilidad de inundaciones y creando un amplio cinturón de tierra agrícola alrededor de la ciudad.

Además de otra breve ocupación veneciana (1527-1529), Rávena fue parte de los Estados Pontificios hasta 1796, cuando la anexionó el estado títere francés de la República Cisalpina (Reino de Italia desde 1805). Fue devuelta al Papa en 1814. Ocupada por tropas piamontesas en 1859, Rávena y la zona de la Romaña que hay a su alrededor pasaron a formar parte del nuevo reino de Italia, unificado en 1871.


A continuación detallo más información de los Monumentos de Rávena...



Baptisterio Neoniano (Baptisterio ortodoxo) de Rávena


user_50_el_baptisterio_neoniano_de_r_vena

El Baptisterio Neoniano (en italiano, Battistero Neoniano) en Rávena (Italia) es la más antigua de las ocho estructuras de Rávena inscritas en la lista del Patrimonio de la Humanidad en 1996. Según la evaluación ICOMOS de este patrimonio, este es «el mejor y más completo ejemplo superviviente de un baptisterio de los primeros tiempos del Cristianismo» que «retiene la fluidez en la representación de la figura humana derivada del arte greco-romano».

En parte se construyó sobre una terma romana. También se le llama Baptisterio ortodoxo (en italiano, degli Ortodossi) para distinguirlo del Baptisterio arriano construido a instancias del rey ostrogodo Teodorico unos cincuenta años más tarde. Los dos edificios, aun destinándose a la misma función, eran cada uno propio de una de las dos comunidades cristianas que coexistían entonces en Rávena. Se le llamaba «ortodoxo» entendido en el sentido de la época, que se refería a los cristianos de la «recta» doctrina en contraposición a la «herejía» arriana.

Con el paso de la sede episcopal de Classe a Rávena a finales del siglo IV, se inició una nueva catedral, la catedral Ursiana (por el nombre del obispo Urso), de la que sobreviven pocos restos englobados dentro de la actual catedral de Rávena.


user_50_zzbapistry_of_neon_ravenna_ceiling_1368002341_444156

Baptisterio Neoniano, Rávena.

La estructura es de planta centralizada octogonal, puesto que estamos ante un baptisterio, es de ladrillo fue construida por el obispo Urso a finales del siglo IV o principios del V, como parte de su gran basílica (destruida en 1734). El baptisterio fue concluido por el obispo Neon a finales del siglo V, tiempo en el que se añadieron las decoraciones en mosaico. El suelo original queda ahora 3 metros bajo tierra, de manera que la estructura propiamente dicha y la extensión del edificio ya no pueden verse más. El baptisterio tenía una función de propaganda a fin de incitar a las gentes a hacerse bautizar.

El diseño octogonal del edificio, empleado prácticamente en todos los baptisterios del primer cristianismo, simboliza los siete días de la semana más el Día de la Resurrección y la Vida Eterna. El ocho se relacionaba así con la resurrección, siendo la suma de siete, el tiempo, más uno, Dios. Esta forma octogonal se encuentra en los monumentos bizantinos o de inspiración bizantina (como el Domo de la Roca en Jerusalén).

El edificio fue retocado en el siglo XI. Externamente, tiene un simple revestimiento de ladrillo, combinado con arquerías ciegas, es de planta octogonal, pero al exterior parece cuadrangular por sus cuatro exedras semicirculares en las esquinas, son del siglo X, mientras que las lesenas y arcadas ciegas se remontan a la construcción originaria y fueron tomadas de modelos septentrionales (como la Basílica de Constantino de Tréveris o la basílica de San Simpliciano de Milán). Hay un contraste importante entre el exterior y el interior del edificio, como es típico del arte paleocristiano. Este baptisterio desprende un aire particular debido a su arquitectura monumental. Los tres arcos (símbolo de la Trinidad) que reposan sobre columnas como cierre para las ventanas del interior no se distinguen del exterior, son arcos de descarga. Este baptisterio se articula en dos niveles y mediante arquillos ciegos.


user_50_baptisterio_neoniano_de_r_vena_mosaico_en_el_techo_del_baptisterio_neoniano

Baptisterio neoniano de Rávena. Mosaico en el techo del baptisterio neoniano.

El centro de la cúpula está ocupado por un mosaico que representa a Juan el Bautista bautizando a un Jesús con barba en pie con el agua hasta la cintura en el río Jordán, que está mostrado en los velos. A un lado está un dios pagano de las aguas con un junco en una mano y una prenda de ropa en la otra, representando al río Jordán. Más abajo, y en torno a la escena del bautismo de Cristo está representada una procesión procesión de los doce apóstoles en dos direcciones, acabando con San Pedro encontrándose con San Pablo.
Mosaico en el techo del baptisterio neoniano.

Hay aquí una especia de jerarquía:

    - primer nivel: la pila bautismal donde se bautiza al fiel,
    - segundo nivel: bajorrelieves representado a los profetas con los códices en la mano,
    - tercer nivel: los doce apóstoles,
    - cuarto nivel: Cristo y la paloma del Espíritu Santo.

El baptisterio tiene una pila monumental y octogonal, utilizada para bautizar a los fieles mediante la inmersión total en el agua. Decoración a base de estucos, mármoles y mosaicos.



-----------------------------------------------------------------------------




Baptisterio Arriano en Rávena


user_50_1baptistery_arians02

El Baptisterio arriano (en italiano, Battistero degli Ariani) en Rávena (Italia) es la más antigua de las ocho estructuras de Rávena inscritas en la lista del Patrimonio de la Humanidad en 1996.

Fue erigido por el rey ostrogodo Teodorico el Grande entre finales del siglo V y principios del siglo VI. Es por lo tanto contemporáneo de la Basílica de San Apolinar Nuevo.

Se le llama arriano para diferenciarlo del Baptisterio ortodoxo. Los dos edificios, aun destinándose a la misma función, eran cada uno propio de una de las dos comunidades cristianas que coexistían entonces en Rávena.


user_50_2la_procesi_n_de_los_ap_stoles_detalle

Baptisterio arriano de Rávena. La procesión de los apóstoles (detalle)

En 565, después de la condena del culto arriano, esta pequeña estructura de ladrillo octogonal fue convertida en un oratorio católico con el nombre de Santa Maria. Monjes griegos le añadieron un monasterio durante el periodo del Exarcado de Rávena y más tarde dedicaron la estructura a Santa Maria in Cosmedin. Alrededor del año 1700, la estructura pasó a manos privadas, y en 1914 fue adquirida por el gobierno italiano. El bombardeo aliado sobre Rávena en la Segunda Guerra Mundial ayudó a despejar otras estructuras que la habían invadido por todos los lados, permitiendo a los investigadores que viesen los detalles de su exterior por vez primera. Como con otros monumentos de Rávena, el suelo original queda a unos 2,3 metros por debajo del actual.


user_50_1mosaico_en_el_techo_del_baptisterio_arriano_de_r_vena

Mosaico en el techo del baptisterio arriano de Rávena.

Arquitectura. El baptisterio es de forma octogonal; dentro hay cuatro huecos y una cúpula con mosaicos, representando el bautismo de Jesús por san Juan Bautista. Jesús aparece sin barba y desnudo, semisumergido en el Jordán. Juan el Bautista luce una piel de leopardo. A la izquierda está en pie un dios pagano cano y viejo con una capa griega, sosteniendo una bolsa de piel. Es la personificación del río Jordán. Por encima, el Espíritu Santo en forma de paloma derrama agua lustral con su pico.

Por debajo, una procesión de los doce apóstoles, guiados en diferentes direcciones por san Pedro y san Pablo circundan la cúpula, encontrándose junto a un trono en el que hay un crucifijo enjoyado descansando sobre un cojín púrpura.


user_50_2baptisterio_arriano_de_r_vena_detalle

Baptisterio arriano de Rávena, detalle

Los artistas emplearon varios años para hacer estos mosaicos, como puede verse por los diferentes colores de las piedras usadas para representar la hierba a los pies de los apóstoles.

Toda la composición es muy similar a la del baptisterio Neoniano ortodoxo. Las paredes están desnudas, pero no fueron así siempre. Durante unas investigaciones arqueológicas, se descubrieron unos 170 kilos de teselas en el suelo.

El baptisterio arriano está ubicado junto a la Iglesia del Espíritu Santo, también construida por Teodorico y en un principio llamada Hagia Anastasis (Santa Resurrección). Esta era una catedral arriana, y fue vuelta a consagrar como la catedral católica de San Teodoro (soldado y mártir de Amasea in Porto) en 526. Poco queda de la iglesia original después de su reconstrucción en 1543; algunos historiadores especulan con que los mosaicos originales ya estaban destruidos mil años antes durante su reconstrucción católica debido a que representaban temas arrianos.


user_50_1baptistery_arians07

Baptisterio arriano de Rávena. Pila bautismal

El baptisterio es una de las ocho estructuras de Rávena registradas por la Unesco como Lugares Patrimonio de la Humanidad. Según la evalución del ICOMOS de este patrimonio, «la iconografía de los mosaicos, cuya calidad es sobresaliente, es importante porque ilustra la Trinidad, un elemento algo inesperado en el arte de un edificio arriano, puesto que la Trinidad no era aceptada por esta doctrina».



---------------------------------------------------------------



Mausoleo de Teodorico


user_50_5mausoleo_de_teodorico_en_r_vena_3

Entrada del mausoleo de Teodorico en Rávena.

El Mausoleo de Teodorico es un monumento situado a las afueras de Rávena (Italia) construido por el rey Teodorico el Grande hacia el año 520 d.C. con la intención de que fuera su futura tumba, en mármol blanco de Istria. Es la más célebre construcción funeraria de los ostrogodos.

Historia y perfil arquitectónico-artístico. Se alza, aislado, fuera de la ciudad, junto a la necrópolis reservada a los godos.

Rápidamente se distingue de todas las demás edificaciones de Rávena por el hecho de que no está construido en ladrillo, sino con bloques de piedra de Istria. Es de planta circular, retomando la tipología de otros mausoleos romanos (cfr. la tumba de Cecilia Metela), y se caracteriza por constar de dos pisos:

    - el inferior con forma decagonal, con nichos en cada lado, bajo arcos de medio punto y con un interior en forma de cruz;
    - el superior es más pequeño, accesible mediante una escalera y antiguamente rodeado por un deambulatorio con columnillas que lo embellecía y del que sólo quedan trazas en el nacimiento de los arcos en las paredes. Su forma es también decagonal al exterior y circular al interior.


user_50_5planta_de_la_tumba_de_teodorico_1367939074_285392

Planta de la Tumba de Teodorico.

Situada en el centro del piso superior se encuentra una tumba circular de pórfido donde se supone que debían descansar los restos de Teodorico una vez fallecido. Dichos restos fueron extraídos durante la dominación bizantina y el mausoleo se convirtió en una capilla cristiana.


user_50_5planta_superior_el_sarc_fago_en_p_rfido_rojo_2
user_50_5planta_superior_el_sarc_fago_en_p_rfido_rojo

Planta superior, el sarcófago en pórfido rojo. Mausoleo de Teodorico en Rávena.

Según Valois, Muratori y Alberti, los restos del monarca descansaban en una vasija de pórfido situada sobre cuatro columnas que coronaban la cúpula, realizada en un sólo bloque de granito. Esta cubierta del mausoleo es la característica más sorprendente del edificio. Está formada por un único monolito con forma de casco, en piedra de Aurisina de 300 toneladas y de 11 metros de diámetro, transportado por mar. Simboliza la fuerza y robustez militar típicas de las culturas germánicas. Se encontraba rematada por estatuas de los doce apóstoles en bronce.

Se encuentra en el exterior una banda decorativa con un motivo «a tenaza», el único testimonio en Rávena de una decoración tomada de la orfebrería goda más que del repertorio romano-bizantino.

El monumento fue declarado junto a otros siete «Monumentos y mosaicos del Cristianismo temprano en Rávena» como Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco. La importancia del mausoleo reside en su estilo romano tardío o paleocristiano con claras influencias bizantina y romana y en el hecho de que es el único ejemplo que se conserva de una tumba de un rey bárbaro de su periodo.


user_50_5mausoleo_de_teodorico_en_r_vena

Mausoleo de Teodorico en Rávena. Siglo VI. Auror: Anónimo. Consta de dos pisos; el inferior muestra al exterior una forma poligonal con nichos bajo arcos de medio punto, mientras que al interior adopta la forma de cruz; el piso superior es de forma circular con arcos ciegos como motivos decorativos.



-----------------------------------------------------------



Capilla Arzobispal en Rávena


user_50_2capilla_arzobispal_en_r_vena_italia

La Capilla Arzobispal (en italiano, Cappella Arcivescovile) en Rávena (Italia) es una de las ocho estructuras de Rávena inscritas en la lista del Patrimonio de la Humanidad en 1996. Se trata de una capilla en la primera planta del palacio de los obispos, un oratorio privado de obispos trinitarios que data de inicios del siglo VI.

Aunque se atribuye normalmente a san Pedro Crisólogo, Arzobispo de Rávena de 433-450, la capilla fue en realidad construida por Pedro II poco después de convertirse en arzobispo en el año 495. El rey Teodorico encargó a arquitectos romanos la construcción de estructuras seculares y religiosas, incluso el palacio próximo a San Apolinar Nuevo, conocido como el Palacio de Teodorico, destruido después de ser saqueado por los bizantinos en 539; se convirtió en la sede de los exarcas y del rey de los longobardos. Carlomagno utilizó las columnas de este palacio para la construcción del suyo en Aquisgrán. Una torre, vestigio del antiguo palacio de Teodorico, fue abatida en el año 1295 y hoy sólo queda un muro angular.


user_50_zcapilla_arzobispal

La pequeña capilla en forma de cruz griega está actualmente dedicada a San Andrés, aunque la advocación original era al Salvador, como evidencia un luneto sobre la puerta del vestíbulo representando a Cristo como un guerrero. Las partes inferiores de las paredes están revestidas de planchas de mármol, mientras que el resto del interior estuvo recubierto por ricos mosaicos, a modo de tapices. Algunas partes de ellos sobreviven, mientras que otras han sido sustituidas por pintura al temple obra de Luca Longhi en el siglo XVI.

Según la evaluación del ICOMOS de este lugar Patrimonio de la Humanidad, «el significado de esta propiedad es el hecho de que es el único oratorio cristiano primitivo que ha sobrevivido hasta nuestros días. Su iconografía es también importante en virtud de su fuerte simbolismo anti-arriano.»



CONTINÚA MÁS ABAJO...
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Rávena Y Sus Iglesias Y Monumentos Paleocristianos 
 
... CONTINUACIÓN



Basílica de San Apolinar Nuevo
 

user_50_0_1basilica_di_sant_apollinare_nuovo

La Basílica de San Apolinar Nuovo (San Apolinar el Nuevo) se encuentra en Rávena, en la región de la Romaña, Italia. Se levantó por voluntad de Teodorico en 505 para el culto arriano de su gente, aunque fue consagrada al culto católico en el siglo VI.


Historia. Cerca del palacio se construyó la Iglesia de San Apolinar Nuovo (principios del Siglo VI), usada probablemente como iglesia palatina dedicada al Salvador.


user_50_0_1_00ravenna_dsc0522

Con la conquista de la ciudad por parte de los bizantinos (540) se inició una serie de restauraciones en la ortodoxia católica que implicó el cierre o la transformación de los antiguos edificios relacionados con los godos y el arrianismo. Fue emblemática la situación de san Apolinar Nuovo, en la que había en la parte que cubría los arcos que dividen las naves un ciclo de mosaicos con temas relacionados con la religión arriana, que a instancias del obispo Agnello fue eliminada y transformada. Sólo se salvaron las partes más altas de la decoración (con las Historias de Cristo y con los santos y profetas), mientras en la parte más baja, la mayor y más cercana al observador, se llevó a cabo una completa reestructuración de la que sólo se salvaron las vistas del Puerto de Classe y del Palatium de Teodorico, aunque eliminando todos los retratos, que probablemente fueran del propio Teodorico y de su corte. En esa ocasión también se cambió la consagración a San Martín de Tours, santo famoso por su lucha contra la herejía, y sólo más adelante se asignó la denominación del primer obispo de Ravenna San Apolinar.


user_50_0planta

Planta de San Apolinar Nuevo

Planimetría. Se trata de un edificio con tres naves, sin quadripórtico y sólo con el nártex, que en la zona de Rávena se denomina con mayor propiedad árdica (de la adaptación bizantina nártheka del término griego clásico nárthex.

Externamente se presenta con una fachada a dos aguas hecha de ladrillo. En la parte superior se encuentra, en el centro exacto, una bífora de mármol grande y ancha, encima de la que hay otras dos pequeñas aberturas, una al lado de la otra. El nártez tiene una cubierta que desciende desde la fachada hasta las columnas de sujeción, que son de mármol blanco, lo que proporciona un notable contraste con la oscuridad del edificio propiamente dicho. En la parte anterior izquierda con respecto a la Basílica, se eleva un campanario de planta circular, también de ladrillo.


user_50_0basilica_of_sant_apollinare_nuovo_mosaic_of_justinian_i

Basilica of Sant'Apollinare Nuovo (mosaic of Justinian I)

La nave central, el doble de ancha que las laterales, termina en un ábside semicircular, y está delimitada por doce pares de columnas enfrentadas que sostienen arcos de medio punto.


user_50_0abside_e_altare_con_colonne_romane_in_porfido_di_spoglio_della_basilica_bizantina_di_sant_apollinare_nuovo_a_ravenna

Abside e altare, con colonne romane in porfido, di spoglio, della basilica bizantina di Sant'Apollinare Nuovo a Ravenna.

Mosaicos. Como todas las iglesias de Rávena del periodo imperial (hasta 476), ostrogodo (hasta 540) y bizantino (después de 540), también San Apolinar Nuovo cuenta con unos maravillosos y multicolores mosaicos. Sin embargo, no pertenecen a la misma época: los hay del periodo de Teodorico y otros pertenecientes a la reestructuración ordenada por el obispo Agnello, cuando se reconsagró el edificio al culto cristiano católico.


user_50_0_1_01sant_apollinare_nuovo03

Las paredes de la nave central están divididas en tres zonas bien diferenciadas por su decoración. La parte más alta está decorada con una serie de recuadros alternados con el motivo alegórico de un pabellón con dos palomas. Los recuadros presentan escenas de la vida de Cristo con especial cuidado de los detalles, a pesar de que antiguamente estaban aún más altos por lo que su visión era bastante limitada. Algunas escenas evidencian la evolución en el arte del mosaico en la época de Teodorico.


user_50_basilica_of_sant_apollinare_nuovo_0ravenna_emilia_romagna_italy_mosaics_along_the_north_side_of_the_nave

Basilica of Sant'Apollinare Nuovo, Ravenna, Emilia-Romagna, Italy. Mosaics along the north side of the nave.

La escena de Cristo separando las ovejas de las cabras recuerda la del Buen Pastor del Mausoleo de Gala Placidia, aunque haya notables diferencias (no ha pasado aún un siglo): las figuras ya no están situadas en un espacio en profundidad, sino que aparecen colocadas unas sobre otras, con muchas simplificaciones (algunos animales ni siquiera tienen patas). La rígida frontalidad y la pérdida del volumen del Cristo y de los ángeles imprime un innegable aspecto hierático. En la escena de la Última cena Cristo y los apóstoles están representados del mismo modo que en las representaciones romanas paleocristianas, y las proporciones jerárquicas (Cristo de mayor tamaño que las demás figuras) vuelven a inscribirse en la tradición de arte anterior "provincial" y "plebeyo".


user_50_0bas_lica_de_san_apolinar_nuovo_de_r_vena

La parte central cuenta con recuadros entre las ventanas que enmarcan sólidas figuras de Santos y Profetas con túnicas sombreadas que a pesar del indefinido fondo dorado se sitúan en un plano propsético.


user_50_0bas_lica_de_san_apolinar_nuovo_de_r_vena_palacio_de_teodorico

Basílica de San Apolinar Nuovo de Rávena, Palacio de Teodorico

La parte inferior, la de mayor tamaño, es también la más conocida. En los muros de la derecha (según se mira al altar), se representa el famoso Palacio de Teodorico, reconocible por la inscripción latina PALATIUM (Palacio) en la parte baja del tímpano. Los edificios interiores representados están mostrados en perspectiva resaltada. Eso significa que lo que se ve corresponde a tres lados del peristilo, dispuestos en un plano único. Entre las columnas hay telas blancas decoradas con oro, que cubren las sombras de antiguas figuras humanas que permanecieron después de que una parte del mosaico fuera condenada a ser destruida: por una especie de damnatio memoriae todas las figuras humanas (casi con toda seguridad el propio Teodorico y miembros de su corte) fueron eliminadas y aun se notan amplias partes de color ligeramente distinto (debidas a una restauración llevada a cabo en otro momento) y las evidentes marcas en las columnas blancas, en las que aparecen por diversos lugares marcas de manos.


user_50_0_1_1abside_e_altare_con_colonne_romane_in_porfido_di_spoglio_della_basilica_bizantina_di_sant_apollinare_nuovo_a_ravenna

Las columnas situadas sobre los arcos del palacio son finas y esbeltas (en la realidad debían ser de mármol) y están rematadas con capiteles corintios. Encima de los arcos, que tienen motivos de ángeles con guirnaldas de flores hay una serie de arcos bajos protegidos con parapetos, y con techo de tejas, lo que probablemente fuera una larga terraza cubierta.


user_50_0_1_0sant_apollinare_nuovo06

Más allá del Palacio se descubren algunos edificios basilicales o de planta central cuya función es representar de modo sintético la ciudad de Rávena.


user_50_0bas_lica_de_san_apolinar_nuovo_de_r_vena_el_puerto_de_classe

Basílica de San Apolinar Nuovo de Rávena. El Puerto de Classe.

En las paredes frontales está representado en cambio el Puerto de Classe, que en aquella época era el mayor de todo el Adriático, además de una de las principales sedes de la flota imperial romana. A la izquierda, las teselas del mosaico componen la figura de tres embarcaciones alineadas verticalmente, amarradas en el agua azul y tranquila del puerto, en una insólita prospectiva "a vista de pájaro", que destaca la amplitud. Están protegidas por ambos lados por torres de piedra. Siguiendo hacia la derecha, se observan las murallas de la ciudad, dentro de la cual se adivinan varios edifici os notablemente estilizados: un anfiteatro, un pórtico, una basílica, una construcción civil de planta central cubierta con un techado cónico. Sobre la puerta de acceso a la ciudad, en el extremo derecho, se lee la expresión latina: CIVI CLASSIS (Ciudad de Classe).


user_50_0_11navata_della_basilica_bizantina_di_sant_apollinare_nuovo_a_ravenna_con_il_mosaico_della_processione_delle_sante_vergini_e_martiri

Navata della basilica bizantina di Sant'Apollinare Nuovo a Ravenna, con il mosaico della Processione delle Sante vergini e martiri.

Las procesiones contrapuestas de los Santos Mártires y las Santas Vírgenes, también en la parte inferior, se realizaron durante el dominio bizantino (cuando Rávena era un Exarcado dependiente de Constantinopla) y evidencian algunos caracteres propios del arte del Imperio de Oriente como la repetición de los gestos, el preciosismo de la indumentaria, la falta de volumen (con el consiguiente aplanamiento o bidimensionalidad de las figuras) y también la absoluta frontalidad, la fijeza de las miradas, la práctica monocromía de los fondos dorados, el uso de elementos vegetales con fines ornamentales y de relleno, la falta de un plano de apoyo para las figuras que, por esa razón, aparecen como suspendidas y flotando en el mundo.



Los mosaicos de Rávena: San Apolinar Nuevo


user_50_0resurrecci_n_de_l_zaro_san_apolinar_nuovo

Resurrección de Lázaro, San Apolinar Nuovo. Rávena.

La iglesia de San Apolinar Nuevo reúne uno de los ciclos musivarios más importantes, de la ciudad de Rávena, correspondientes al primer cristianismo.


user_50_0sant_apollinare_nuovo_ravenna_mosaik_heilung_des_gichtbr_chigen_von_bethesda_detail

Sant' Apollinare Nuovo (Ravenna), Mosaik, Heilung des Gichtbrüchigen von Bethesda - Detail

Esta basílica, construida originariamente por Teodorico el Grande, en torno al año 505, ha sido objeto de varias remodelaciones posteriores, entre las cuales cabe destacar la alteración de parte del programa decorativo realizada en tiempos de Justiniano, durante ese mismo siglo VI.


user_50_0cristo_separa_las_ovejas_de_las_cabras_san_apolinar_nuovo

Cristo separa las ovejas de las cabras, San Apolinar Nuovo.

En su origen, la basílica fue consagrada por el emperador Teodorico a Nuestro Señor Jesucristo. Más tarde, en 540, con la conquista bizantina de la ciudad de Rávena y la eliminación del arrianismo, la iglesia fue de nuevo consagrada bajo la advocación de San Martín de Tours, quien se destacó en su lucha contra la herejía. Finalmente, en el siglo IX, la basílica cambió de nuevo de nombre, al trasladarse desde el puerto las reliquias de San Apolinar, primer obispo de Rávena, pasando a llamarse San Apolinar Nuevo, para distinguirla de la antigua basílica situada en el puerto.


user_50_0la_adoraci_n_de_los_reyes_magos_san_apolinar_nuovo

La adoración de los Reyes Magos, San Apolinar Nuovo.


user_50_0mosaic_in_basilica_of_sant_apollinare_nuovo_last_supper

Mosaic in Basilica of Sant'Apollinare Nuovo. Last Supper


user_50_0mosaic_in_basilica_of_sant_apollinare_nuovo_paralitico

Mosaic in Basilica of Sant'Apollinare Nuovo. Paralitico

El edificio original fue construido con una planta de tres naves, la central más alta y el doble de ancha que las laterales, con un ábside abovedado, semicircular al interior y poligonal al exterior y un nártex a los pies. El ábside actual data de época barroca y se prolonga hacia el exterior, más de lo que lo hacía el antiguo. El conjunto se completaba, posiblemente, con un baptisterio situado en el extremo noroeste del edificio, junto al nártex, y con un acceso, en mitad de la nave lateral del lado sur, que comunicaba con el palacio de Teodorico, del cual, esta basílica pudo ser la capilla palatina.


user_50_0ravenna_sant_apollinare_nuovo_cristo_davanti_a_pilato

Mosaic in Basilica of Sant'Apollinare Nuovo. Paralitico

Pero el aspecto más interesante de la edificación lo constituye su decoración, que no sólo reúne uno de los programas iconográficos relacionados con la vida de Cristo más extensos del momento, sino que, además, ofrece unas características estilísticas que, evolucionando desde los ejemplos previos, realizados en Rávena, alcanzan la estandarización propia del arte bizantino.


user_50_2mosaico_raven_s_del_siglo_vi_representando_a_jesucristo_con_el_pelo_largo_y_barba_vestido_como_un_sacerdote_greco_romano_y_rey

Mosaico ravenés del siglo VI representando a Jesucristo con el pelo largo y barba, vestido como un sacerdote greco-romano y rey.

El programa decorativo original, planificado en época de Teodorico, atendía a las necesidades significados propios del culto arriano. El ciclo decorativo se desarrollaba en tres franjas horizontales superpuestas, de las cuales sólo se conservan las dos superiores. La inferior, en la que supuestamente destacaba la iconografía arriana, junto a la representación del propio Teodorico y su corte, fue eliminada por decisión del obispo Agnello, con la conquista bizantina y sustituida por la representación de sendas procesiones de mártires y vírgenes.


user_50_1_7_il_pulpito_romanico_della_basilica_bizantina_di_sant_apollinare_nuovo_a_ravenna

Il pulpito romanico della basilica bizantina di Sant'Apollinare Nuovo a Ravenna.

Los últimos vestigios de naturalismo y escenografía del arte paleocristiano precedente se pierden por completo en este programa decorativo en el que las figuras parecen flotar en el espacio, presentan rasgos faciales poco diferenciados y, en definitiva, resultan marcadamente similares unas a otras. Se abren paso en San Apolinar Nuevo las características propias del arte bizantino.


user_50_1_6cappella_laterale_rinascimentale_nella_basilica_bizantina_di_sant_apollinare_nuovo_a_ravenna

Cappella laterale rinascimentale nella basilica bizantina di Sant'Apollinare Nuovo a Ravenna.


user_50_1_5cappella_laterale_barocca_nella_basilica_bizantina_di_sant_apollinare_nuovo_a_ravenna

Cappella laterale barocca nella basilica bizantina di Sant'Apollinare Nuovo a Ravenna.


user_50_3basilica_of_sant_apollinare_nuovo_in_ravenna_italy

Basilica of Sant'Apollinare Nuovo in Ravenna, Italy: 'The port of Classis'. Mosaic of a Ravennate italian-byzantine workshop, completed within 526 AD by the so-called 'Master of Sant'Apollinare'.


user_50_4sant_apollinare_nuovo_christ

Basilica of Sant'Apollinare Nuovo in Ravenna, Italy: "Christ surrounded by angels and saints". Mosaic of a Ravennate italian-byzantine workshop, completed within 526 AD by the so-called "Master of Sant'Apollinare".


user_50_5sant_apollinare_nuovo17

Basilica di Sant'Apollinare Nuovo a Ravenna: "Cristo attorniato da angeli e santi". Mosaico di scuola ravennate italo-bizantina, completato entro il 526 d.C. dal cosiddetto "maestro di Sant'Apollinare".


 user_50_6martyrs_procession_1
user_50_7martyrs_procession_2
user_50_8martyrs_procession_3
user_50_9martyrs_procession_4
user_50_10martyrs_procession_5

Basilica di Sant'Apollinare Nuovo a Ravenna: "Processione dei santi martiri". Mosaico di scuola ravennate italo-bizantina, completato entro il 526 d.C. dal cosiddetto "maestro di Sant'Apollinare".


user_50_12sant_apollinare_nuovo11

Basilica di Sant'Apollinare Nuovo a Ravenna: "Cristo attorniato da angeli e santi". Mosaico di scuola ravennate italo-bizantina, completato entro il 526 d.C. dal cosiddetto "maestro di Sant'Apollinare". Dettagli: Profeti, scene della vita di Cristo (separazione delle pecore dai capri).


user_50_13medallion_in_spandrel_sant_apollinare_nuovo_a_church_in_ravenna_italy

Medallion (in spandrel); Sant' Apollinare Nuovo, a church in Ravenna, Italy


user_50_0fachada_de_la_bas_lica_de_san_apolinar_nuovo_r_vena

Fachada de la basílica de San Apolinar Nuovo. Rávena (Italia)



CONTINÚA MÁS ABAJO...
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Rávena Y Sus Iglesias Y Monumentos Paleocristianos 
 
... CONTINUACIÓN



Basílica de San Apolinar in Classe, Rávena


user_50_4bas_lica_de_san_apolinar_in_classe

San Apolinar in Classe es una basílica italiana situada en Classe, puerto histórico de Rávena, de cuyo centro dista hoy unos 5 kilómetros, siendo una frazione del municipio. Se construyó durante la primera mitad del siglo VI, y fue financiada por Giuliano Argentario para el obispo Ursicino. Fue consagrada en 547 por el primer arzobispo Maximiano y se dedicó a San Apolinar, primer obispo de Rávena.


user_50_4nave_central_de_la_bas_lica_de_san_apolinar_in_classe_en_r_vena

Nave central de la Basílica de San Apolinar in Classe en Rávena

La basílica consta de tres naves, de las que el cuerpo de la central está sobreelevado y tiene un ábside poligonal con dos capillas absidiales.


user_50_san_apolinar_in_classe_fachada

La fachada, que ha sido restaurada en parte al igual que sucede con otras partes de la iglesia tiene delante un nártex bajo el que hay mármoles e inscripciones y que originalmente formaban un cuadripórtico, y está aligerada con la apertura de una trífora. Los arquitrabes de la portada son de mármol griego. Encima de la portada hay una elegante ventana trífora.

A la izquierda de la iglesia está la torre del campanario del siglo IX que se eleva con su forma cilíndrica, mientras las ventanas, de abajo a arriba, primero son monóforas, luego bíforas y luego tríforas. Esta estructura hace la torre más estable y ligera, impidiendo que se derrumbe.


user_50_4san_apolinar_in_classe

Basílica de San Apolinar in Classe. Detalle del interior.

En el interior de la basílica, las paredes están desnudas, excepto la del ábside, cubierto por un "manto polícromo" de mosaico, de distintas épocas.

En el centro de la basílica, en el lugar del martirio del Santo, hay un altar antiguo. En la parte superior de la zona del ábside, extendiéndose horizontalmente por toda la anchura del arco se representa a Cristo dentro de un medallón circular. A sus lados, en medio de un mar de nubes estilizadas se hallan los símbolos alados de los evangelistas: El Águila (San Juan), el Hombre (San Mateo), el León (San Marcos) y el Ternero o Toro (San Lucas).

La zona superior presenta en los extremos las representaciones de las dos ciudades que tienen las murallas adornadas con piedras preciosas: son Jerusalén y Belén, de las que surgen los doce apóstoles con forma de corderos. En los lados del arco hay dos palmeras, que en la literatura bíblica simbolizan al justo. Bajo éstas están las figuras de los arcángeles Miguel y Gabriel, con el busto de San Mateo y de otro santo difícilmente identificable.


user_50_4bas_lica_de_san_apolinar_in_classe_detalle_de_los_mosaicos_del_bside

Basílica de San Apolinar in Classe. Detalle de los mosaicos del ábside.


Toda la decoración de la zona del ábside se remonta casi a mediados del siglo VI y puede dividirse en dos zonas:

    - En la parte superior un gran disco cierra un cielo estrellado sobre el que se sitúa una cruz con piedras preciosas, que simboliza el cruce de los brazos y la faz de Cristo. Sobre la cruz se ve una mano que surge de las nubes: es la mano de Dios. A los lados del disco están las figuras de Elías y Moisés. Los tres corderos situados un poco más abajo, justo donde empieza la zona verde, con el hocico vuelto hacia la cruz simbolizan a los apóstoles Pedro, Santiago y Juan: es claramente una representación de la Transfiguración de Cristo en el Monte Tabor.

   - En la zona más baja se extiende un verde valle florido, en el que hay rocas, arbustos, plantas y aves. En el centro se erige solemne la figura de San Apolinar, primer obispo de Rávena, con los brazos abiertos en actitud orante: de hecho está representado en el momento de elevar su plegaria a Dios para que conceda la gracia a los fieles que están a su cargo, representados por doce ovejas blancas.

En los espacios situados entre las ventanas están representados cuatro obispos, fundadores de las principales basílicas de Rávena: Ursicino, Orso, Severo y Ecclesio, con hábito sacerdotal y llevando un libro en la mano.


user_50_4en_los_laterales_aparecen_sendos_paneles_como_el_este_que_aparece_en_en_el_lado_derecho_y_que_incluye_los_sacrificios

En los laterales aparecen sendos paneles como el este que aparece en en el lado derecho y que incluye los sacrificios de Abel, Abraham y Melquisedec, aunque la calidad de estos mosaicos sobre todo en el color sea más débil.

A los lados del ábside hay dos paneles del siglo VII: el de la izquierda, muy reconstruido, reproduce al emperador de Bizancio, Constantino IV, concediendo privilegios a la Iglesia de Rávena a Reparato, enviado por el arzobispo Mauro. En el panel de la derecha aparecen representados Abraham, Abel y Melquisedec en torno a un altar en el que ofrecen sacrificios al Señor.


user_50_4imagen_realmente_sugerente_por_la_calidad_de_las_teselas_que_la_conforman_como_por_la_iconograf_a_del_rostro

Imagen realmente sugerente por la calidad de las teselas que la conforman, como por la iconografía del rostro. Basílica de San Apolinar in Classe en Rávena.

La elección del tema está fuertemente unida a la lucha contra el arrianismo, que niega la naturaleza humana y divina de Jesucristo, ya que éstos niegan su divinidad. Además de la representación de Apolinar entre los apóstoles, era una legitimación para Maximiano como primer arzobispo de una diócesis directamente unida a los primeros seguidores de Cristo, al ser Apolinar, según la leyenda, discípulo de San Pedro.

Algunas restauraciones han permitido descubrir una sinopia debajo de los mosaicos de la pila en el que se descubre que el tema decorativo, que antiguamente tenía flores, fruta y copas con pájaros, fue cambiado por completo con motivo de la necesidad de celebrar al haber alcanzado rango de archidiócesis.


user_50_4_3
user_50_4_4

En la imagen dos de los muchos sarcófagos que se encuentran en las naves laterales Basílica de San Apolinar in Classe de Rávena.

A lo largo de los muros de la basílica hay situados numerosos sarcófagos que pueden datarse entre los siglos V al VIII y que nos permiten evaluar los cambios de estilo producidos a lo largo de los siglos. De los relieves de los sarcófagos romanos, de una gran plasticidad, con figuras humanas, se pasa a las simbologías bizantinas, con una mayor abstracción y simplificación de esas simbologías.

Los retratos de los arzobispos de Rávena, pintados en las paredes de la nave central, en gran parte se realizaron durante el siglo XVIII.


user_50_4vista_de_la_bas_lica_de_san_apolinar_in_classe

Exterior de la Basílica de San Apolinar in Classe en Rávena

Más info de este templo




CONTINÚA MÁS ABAJO...
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Reply with quote   Download Post  
Post Re: Rávena Y Sus Iglesias Y Monumentos Paleocristianos 
 
... CONTINUACIÓN



Iglesia de San Vital de Rávena


user_50_iglesia_de_san_vital_de_r_vena_1367850829_841028

La iglesia de San Vital de Rávena (o San Vitale) es uno de los templos más importantes del arte bizantino, y, como otros de la misma ciudad, se reformó por deseo expreso del Emperador Justiniano a partir de construcciones anteriores, con el objeto de acelerar la integración de los territorios conquistados por el imperio Bizantino. La obra se financió con el dinero del acaudalado banquero Juliano Argentario, de origen griego (aportando una cantidad aproximada de 26 000 besantes de oro), y fue supervisada por el arzobispo de la ciudad, Maximiano, quien la consagró en el año 547. Todos estos personajes aparecen en la decoración musivaria que se realizó entre los años 546 y 548, año de la muerte de la emperatriz Teodora. Estos mosaicos son el mejor ejemplo de las artes figurativas bizantinas y nos dan una idea de lo que pudieron ser las obras que fueron destruidas, durante la Querella Iconoclasta de los siglos VII y VIII, y con la caída de Bizancio a manos de los turcos. En San Vital se han preservado, en el primer caso, porque Rávena se posicionó en contra de los iconoclastas y, en segundo lugar, porque ya no era bizantina durante la invasión turca. Por estas razones, las imágenes se salvaron de ambas catástrofes artísticas.


user_50_0iglesia_de_san_vital_de_r_vena_miradores_de_la_tribuna

Iglesia de San Vital de Rávena. Miradores de la tribuna.

Tipo de edificio y función. El templo había sido comenzado en el año 527 bajo el patrocinio del arzobispo Ecclesio, cuando Rávena aún pertenecía a los ostrogodos; más tarde, tras la conquista bizantina, se decidió que sería el templo oficial para el gobernador de la región occidental del imperio, el llamado Exarcado de Rávena.

La iglesia consagrada a San Vital, es la más rica de todas las que erigieron los bizantinos en Rávena (Italia). Se levantó para dotar a esta gran ciudad de un templo digno de la que era segunda capital de su imperio, por lo que tenía un fuerte contenido propagandístico.


user_50_1iglesia_de_san_vital_de_r_vena_c_pula_central

Cúpula de la iglesia de San Vital de Rávena

Se desconoce el nombre del arquitecto o arquitectos que realizaron el diseño, que es muy similar al de la iglesia de los Santos Sergio y Baco, en Bizancio. Sin embargo, San Vital está más alejado aún de la tradición paleocristiana, sustituyendo la idea de «espacio-camino» de las primeras basílicas, por el de la contemplación del ámbito celestial, con mayor carácter ascensional, gracias al esbelto tambor que sostiene la cúpula. Se accede al templo por un nártex descentrado que da paso a una sala de oración de planta central, con un doble anillo octogonal formado por el deambulatorio sobre el que se dispone la tribuna, sostenida por pilastras que delimitan un oratorio circular cubierto por la citada cúpula hemiesférica; ésta, está rodeada de exedras de dos órdenes superpuestos con miradores de triple arcada hacia el altar mayor. El presbiterio está al fondo, con un tramo cubierto por una bóveda de arista y un cierre en bóveda de horno; a cada lado, las dos estancias Phastophorias, típicas de la arquitectura bizantina: al norte del ábside, la Próthesis (lugar destinado a preparar, consagrar y custodiar el pan y el vino) y al sur, el Diacónicon (recinto donde se guardan los enseres litúrgicos).


user_50_0planta_de_san_vital_de_r_vena

Planta de San Vital de Rávena

Todo el edificio ha sido diseñado respetando muchos de los elementos de la tradición eclesiástica antigua, en la que se exigía la separación de sexos durante los actos de culto, así como la posibilidad de que asistiesen altas jerarquías, siguiendo un protocolo estricto reflejado simbólicamente en los mosaicos.

Así, el nártex tiene dos puertas: una para los hombres y otra para las mujeres. Éstas debían entrar por la nave de la epístola (al sur) y, si estaban casadas, asistir a la eucaristía desde la tribuna o matroneum, situada en el piso superior, sobre el deambulatorio. La tribuna dispone también de palcos que dan directamente al presbiterio, reservados a las altas jerarquías; teóricamente, el emperador y su esposa, pero, dado que nunca llegaron a conocer el templo concluido, sería el exarca o gobernador quien les representase.

Para los hombres ser reservaba la parte norte o del evangelio, aunque de hecho ocuparían la planta principal. Si bien se ha perdido, es de suponer que la iglesia dispuso de un iconostasio, que separaba y ocultaba el altar durante ciertas fases de la liturgia, y un templete o ciborio sobre el mismo.


user_50_iglesia_de_san_vital_de_r_vena_2_1367850846_255910

Materiales de construcción y decoración. En el exterior, sumamente sobrio, volumétrico, apreciamos que la iglesia está hecha de materiales ligeros pero resistentes con paramentos de ladrillo macizo reforzados en las esquinas por grandes arbotantes, además de lesenas (pequeños contrafuertes que rematan en el alero del tejado) y arcos de descarga embebidos en el muro. El cimborrio que oculta la cúpula es octogonal y va aligerado por medio de caños concéntricos de terracota...


user_50_0iglesia_de_san_vital_de_r_vena_capitel_con_cimacio

Iglesia de San Vital de Rávena. Capitel con cimacio.

... Al contrario, su interior está ricamente decorado con mármoles veteados, antepechos, columnas y capiteles troncopiramidales con cimacio finamente tallados al trépano —probablemente importados de los talleres del Proconeso, una isla de mar de Mármara cercana a Bizancio—, frescos y, sobre todo, mosaicos, que son los de mayor calidad y los más variados del arte bizantino.1 El efecto del interior es el de un espacio dilatado e inmaterial, lleno de continuos contrastes de color y luz, que penetra generosamente por las grandes ventanas del tambor.


user_50_0iglesia_de_san_vital_de_r_vena_c_pula_central

Iglesia de San Vital de Rávena. Cúpula central.
 
Aunque la decoración de la iglesia está parcialmente dañada, la parte del presbiterio se conserva prácticamente en su estado original, y es de un valor inestimable, pues se trataría del único edificio áulico bizantino virtualmente intacto, que nos da una vaga idea de la riqueza del palacio del emperador u otras grandes edificaciones oficiales de Constantinopla, actualmente destruidas.


user_50_0iglesia_de_san_vital_de_r_vena_cordero_m_stico

Iglesia de San Vital de Rávena. Cordero Místico.

Los mosaicos. Los mosaicos de San Vital forman un gran conjunto musivario centrado en el tema de Dios salvando a los hombres por medio de la eucaristía (predominan las escenas de ofrendas similres a la consagración y los emperadores portan objetos relacionados con este acto litúrgico: un cáliz y una patena), aunque, como ocurre en toda iglesia bizantina, el orden de las figuras, responde a un reflejo de la cosmogonía cristiana oriental, con lugares específicamente reservados a las figuras según su jerarquía. Los lugares centrales y altos de bóvedas y arcos se reservan a las figuras asociadas a Dios o sus personificaciones, alrededor ángeles de alto rango y, más cerca de la Tierra, los santos, como intermediarios ante los hombres. Todo ello ribeteado de una decoración naturalista de tradición helenística, todas las paredes estaban literalmente forradas de teselas de vivos colores, consiguiendo un efecto de gran opulencia y creando una atmósfera desmaterializada, que camufla la estructura, presentando un mundo ideal que eleva al creyente a las alturas.


user_50_iglesia_de_san_vital_de_r_vena_motivo_decorativo0_1367851266_197124

user_50_0iglesia_de_san_vital_de_r_vena_motivo_decorativo1

user_50_0iglesia_de_san_vital_de_r_vena_motivo_decorativo3  
    
Iglesia de San Vital de Rávena. Motivos decorativos.
  
La bóveda de arista del presbiterio está profusamente guarnecida con guirnaldas, hojas frutas y flores rodeando un motivo central protagonizado por el Cordero Místico sostenido por ángeles que revolotean entre motivos vegetales con pájaros y animalillos clasicistas, junto a pavos reales (de clara simbología cristiana4 ). En el arco triunfal dos ángeles flanquean un disco solar y a su lado la representación de dos ciudades: Jerusalén y Belén. Éstas simbolizan el origen y destino de la raza humana (Jerusalén se identifica con los judíos y el Antiguo Testamento, mientras que Belén representaría a los cristianos y el Nuevo Testamento)


user_50_iglesia_de_san_vital_de_0r_vena_los_ap_stoles

Iglesia de San Vital de Rávena. Los apóstoles

Estilísticamente, los mosaicos de la bóveda recuerdan mucho a la tradición clásica a causa de la vivacidad de sus colores, a la representación de cierto sentido de la perspectiva y el naturalismo de las formas, incluso de los paisajes. De hecho, esta parte fue terminada antes de la llegada de los bizantinos, cuando Rávena estaba aún bajo el control de los ostrogodos.


user_50_0iglesia_de_san_vital_de_r_vena_protasio

Iglesia de San Vital de Rávena. Protasio.

En el intradós del arco triunfal se desgrana un rosario de medallones, con Cristo en la clave, seguido de los doce apóstoles y los santos Gervasio y Protasio, hijos de San Vital de Milán. En el cascarón de la bóveda hay una teofanía que podría ser un precedente del típico Pantocrátor medieval, se data en el año 525 y también destaca su profusa decoración vegetal en la que se enmarañan numerosas flores, pájaros, y cuernos de la abundancia, todo rodeando a un Cristo de aspecto helenístico (joven, imberbe, rubio…), sentado sobre el globo terráqueo, con la mano derecha ofrece la corona del martirio a San Vital, y, con la izquierda recibe la maqueta del templo del arzobispo Ecclesio.


user_50_0iglesia_de_san_vital_de_r_vena_cristo_helenizante

Iglesia de San Vital de Rávena. Cristo helenizante.


user_50_0iglesia_de_san_vital_de_r_vena_cristo_modelo_siriaco

Iglesia de San Vital de Rávena. Cristo, modelo siriaco.

Más abajo, varias escenas del Antiguo Testamento: la visión de Mambré de Abraham con una posible representación de la Trinidad, el sacrificio de Isaac, las ofrendas de Abraham y de Melquisedec… muy similares a otros mosaicos que encontramos en la basílica paleocristiana de Santa María la Mayor (Roma). A ambos lados de las paredes aparecen representados los emperadores Justiniano y Teodora con sus respectivos séquitos.


user_50_0iglesia_de_san_vital_de_r_vena_la_trinidad

La Trinidad.


user_50_0historias_de_abraham_vision_de_mambr_y_sacrificio_de_isaac
    
Historias de Abraham: Vision de Mambré y Sacrificio de Isaac.


user_50_0ofrendas_de_abel_y_melquisedec
    
Ofrendas de Abel y Melquisedec.


Los mosaicos de Justiniano. Los mosaicos representan la presunta ceremonia de consagración de la iglesia de San Vital (que nunca tuvo lugar tal como está representada, pues los emperadores ya eran ancianos cuando se terminó el templo y no viajaron a la ciudad italiana, de hecho Teodora murió ese año). Todos los personajes importantes están perfectamente individualizados y son reconocibles por sus retratos.

    - En el lado izquierdo: el emperador Justiniano lleva como ofrenda una gran patena de oro; va precedido por dos altos dignatarios eclesiásticos, uno de ellos lleva el incensario y el otro el misal, y por el arzobispo Maximiano, que lleva una cruz, todas estas ofrendas aparecen ricamente decoradas con gemas, cabujones y esmaltes. Tras el arzobispo, en segundo plano, el banquero Juliano, que financió la construcción de la iglesia. Detrás del emperador hay dos altos funcionarios del estado con toga, el primero sería el general Belisario, conquistador de Rávena. Cierra el cortejo la guardia personal del emperador con el crismón en sus escudos.


user_50_0teodora_y_su_cortejo
    
Teodora y su cortejo.


user_50_1justiniano_y_su_s_quito

Justiniano y su séquito.

    - En el lado derecho: la emperatriz Teodora lleva un cáliz de oro, va precedida por dos dignatarios de la corte y seguida por Antonia, esposa del general Belisario y su hija Juana. Cierran el cortejo las doncellas de la emperatriz.


 user_50_juliano_argentario    user_50_obispo_maximiano

Juliano Argentario /  Obispo Maximiano.


user_50_general_belisario   user_50_0su_esposa_antonia

General Belisario...  y su esposa Antonia.


user_50_0mosaico_de_justiniano_detalle

Mosaico de Justiniano, detalle.

Rasgos estilísticos. Es innegable el parentesco de estos mosaicos con los relieves del Ara Pacis Augustæ, sobre todo en su temática, pero en su estilo hay algunas diferencias esenciales: Abundan los convencionalismos como la isocefalia, el hieratismo, la frontalidad, la ausencia de perspectiva, el horror al vacío, los gestos repetitivos de los personajes, ausencia de movimiento —las figuras están petrificadas, pero se sugiere la dirección que siguen con la posición de las manos—, idealización de los rostros...

Los personajes están retratados con realismo y tienen mucha fuerza expresiva, pero son hieráticos y distantes. Su mirada es fija y penetrante, refleja el poder espiritual del emperador y sus seguidores. Sus pies, en «V» flotan en un fondo neutro, indefinido, aludiendo a los lazos con lo sobrenatural y el alejamiento de lo terrenal. Todo indica que estas figuras están más allá de la simple humanidad.

Numerosos símbolos y atributos sitúan a cada figura en una jerarquía muy rígida. Los monarcas están en el centro y tienen las vestimentas más ricas y las joyas más lujosas, además de ir coronados —poder terrenal— llevan un halo de santidad —poder espiritual—, constituyendo un claro paradigma del cesaropapismo bizantino: el emperador posee una categoría moral superior, la Iglesia y el estado son uno sólo en él, que es rey/basileus (Βασιλεύς) por mandato divino y mayordomo del mismo Dios, archisacerdote, isapóstolos (ἰσαπόστολος),5 de ahí su rostro juvenil (era sexagenario).

El resto de los personajes, cuyos retratos son más fieles y se respeta su edad, se disponen simétricamente en torno a Justiniano y Teodora, tanto más cerca están de ellos, cuanto más importantes son, y, además, llevan uniformes propios de su rango (casullas para los eclesiásticos, togas sujetas con fíbulas para los funcionarios y eunucos de la corte, armas para los soldados, etc.).

La perspectiva no existe, y ha sido sustituida por un fondo neutro, dorado y verde en el caso del mosaico de Justiniano, y por un esquemático fondo arquitectónico en el caso del de Teodora. Tampoco hay sensación alguna de profundidad.

El artista se ha permitido ciertas licencias en el mosaico de Teodora, que no hay en el de Justiniano, quizá porque el protocolo del séquito femenino no era tan rígido o, quizá, por que son obras de distintos artistas: el color es más rico y variado, los brocados, las telas y las joyas tienen más detalles e, incluso, existe un fondo arquitectónico con cortinas, fuentes y una venera situada sobre la emperatriz.


user_50_0un_eunuco_descorre_la_cortina_descubriendo_una_fuente

Un eunuco descorre la cortina descubriendo una fuente.


user_50_0la_emperatriz_teodora

La emperatriz Teodora, detalle.


user_50_el_emperador_justiniano_detalle

El emperador Justiniano, detalle.


user_50_0detalle_de_las_joyas_de_juana_hija_de_belisario

Detalle de las joyas de Juana, hija de Belisario.

Contextualización histórica. El emperador Justiniano (527-565) fue el protagonista del periodo de máximo esplendor del Imperio bizantino, la Primera Edad de Oro (siglo VI). Justiniano intentó revivir la gloria del antiguo imperio romano emprendiendo la conquista del Mediterráneo. Entre sus capturas se incluye Italia, donde se encontraba la ciudad de Rávena, que se convirtió, en el siglo VI, en la ciudad más importante del mundo bizantino en occidente.


user_50_0byzantium550mapa_del_imperio_bizantino_en_550

Mapa del Imperio Bizantino en 550. Las conquistas de Justiniano aparecen en verde.

Rávena fue la segunda capital del imperio y estuvo gobernada por el exarca, un auténtico virrey rodeado de poder, pompa y boato. Es normal, por tanto, que allí se construyesen los más ricos edificios bizantinos de occidente: San Apolinar in Classe, San Apolinar Nuovo y este de San Vital.


user_50_sanvitale08

El templo de San Vital fue declarado por la Unesco, junto con otros siete edificios de Rávena, Patrimonio de la Humanidad en el año 1996.



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a los «Monumentos paleocristianos de Rávena» fueron declarados por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en el año 1996, todos ellos en la provincia de Rávena (región de Emilia-Romaña). Ocho son las localizaciones de este lugar del patrimonio mundial: Mausoleo de Gala Placidia, Rávena; Iglesia de San Vital, Rávena; Baptisterio Neoniano (Baptisterio ortodoxo), Rávena; Capilla arzobispal, Rávena; Basílica de San Apolinar Nuevo, Rávena; Baptisterio Arriano, Rávena; Mausoleo de Teodorico, Rávena y la Basílica de San Apolinar in Classe.


     
Fuentes y agradecimientos a: es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, blogseitb.com, artecristianoybelleza.blogspot.com.es, artehistoria.jcyl.es, klioputovanja.com, pepetoideas.blogspot.com.es, redul.wikispaces.com, kalipedia.com, paisajehistoriaurbana.blogspot.com, picasaweb.google.com, editorial.cda.ulpgc.es, minube.com, flickr.com, akviajando.blogspot.com.es y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events