Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Angelino Medoro
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje 
Mensaje Angelino Medoro 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a Angelino Medoro (también: Angélico Medoro) fue un pintor italiano (Roma, hacia 1567 - h. 1631). Pasó a Sevilla en 1586 y se embarcó hacia el Perú permaneciendo antes por algunos años en Colombia y Ecuador.

Según el historiador de arte peruano Ricardo Estabridis, Medoro llegó al Perú hacia 1600, fecha en la que firmó un contrato con la orden mercedaria para pintar a su virgen patrona. La mayor parte de su obra se encuentra en Lima habiendo recibido encargos de los más importantes conventos de esa ciudad.

Su obra es dispar en estilo y calidad. En una primera etapa se notan caracteres contramanieristas, alejados del estilo del jesuita Bernardo Bitti (1548-1610), para posteriormente dejarse influenciar por la Escuela sevillana de pintura de fines del XVI, caracterizada por la pervivencia del canon manierista junto con la introducción de fórmulas naturalistas. En su obra se aprecia cierta preocupación por los fondos, abiertos a espacios arquitectónicos, y la preferencia por los colores tierra, a diferencia de los utilizados por Bitti.


OBRAS

Obras firmadas o documentadas:

    - Nuestra Señora de los Ángeles (1600) Convento de los Descalzos, Lima
    - Nuestra Señora de los Ángeles (1600) Iglesia de los Recoletos, Lima
    - El Milagro de San Antonio (1601) Iglesia de los Recoletos, Lima
    - San Diego (1601) Iglesia de los Recoletos, Lima
    - Cristo Crucificado con San Francisco y Santo Domingo (1618) Iglesia de los Recoletos, Lima
    - San Buenaventura (1603) Iglesia de San Francisco, Lima
    - Retablo de la Pasión del Señor Iglesia de San Francisco, Lima
    - La multiplicación de los panes (1612) Monasterio de las descalzas de San José, Lima
    - Inmaculada (1618) Convento de San Agustín, Lima

Obras no firmadas:

    - Virgen María Iglesia del Convento de la Merced, Lima
    - Jesús de la humildad y la paciencia (1617) Colección Moreyra, Lima
    - Retrato de Santa Rosa de Lima Convento de Santa Rosa, Lima

Obra en Hispanoamérica

    - Virgen de la Antigua Iglesia de Santo Domingo, Bogotá
    - Anunciación (1588), Iglesia de Santa Clara, Bogotá
    - Las lágrimas de san Pedro Iglesia de San Francisco, Tunja
    - Calvario Iglesia de San Francisco, Tunja
    - Oración en el huerto (1598), Catedral de Tunja
    - Descendimiento de la cruz (1598), Catedral de Tunja
    - Escudo nobiliario de los Aza (1592) Iglesia de Santo Domingo, Quito
    - Virgen con San Pedro, San Pablo, San Francisco y San Jerónimo Monasterio de la Concepción, Quito
    - Flagelación de Cristo. Sevilla (Colección Particular).
    - Oración eana, Tunja, Colombia
    - Madonna con Santos. Santiago de Chile, (Museo de Bellas Artes)
    - Cristo Crucificado. Potosí, (Iglesia de San Francisco)
    - Ecce Homo. Sucre, (Colección Linares)

Discípulos y seguidores de Angelino Medoro

    - Luis de Riaño (nacido, 1596)
    - Leonardo Jaramillo Sevillano (activo entre 1619 y 1643)
    - Antonio Bermejo 'Limeño'


user_50_1la_anunciaci_n_de_la_virgen_obra_de_la_escuela_cuzque_a_de_pintura_del_pintor_luis_ria_o_de_1632

La anunciación de la Virgen, pintura de Luis Riaño de 1632. Discípulo en Lima del italiano Angelino Medoro, Riaño se instaló en el Cusco hacia 1630, donde sus técnicas y temáticas fueron muy influyentes.

Espero que la recopilación que he conseguido del pintor italiano, sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección, y contribuya en su divulgación.






Algunas obras


user_50_0virgen_con_el_ni_o_entre_san_francisco_y_santa_clara_obra_de_angelino_medoro

Virgen con el Niño entre San Francisco y Santa Clara. 1602. Monasterio de Las Clarisas de Puente Alto (Chile). Obra de Angelino Medoro


user_50_0sn_roque

San Roque. Óleo sobre tela, 191 x 115cm. Siglo XVI. Iglesia de San Francisco. Lima. Obra de Angelino Medoro


user_50_0santa_maria_magdalena_penitente_1587_leo_sobre_tela_180_x135_cm_iglesia_de_san_francisco_obra_de_angelino_medoro

Santa Maria Magdalena Penitente. 1587. Óleo sobre tela, 180 x135 cm. Iglesia de San Francisco. Lima. Obra de Angelino Medoro


user_50_0mar_a_magdalena_obra_de_angelino_medoro

María Magdalena. Obra de Angelino Medoro


user_50_0el_descendimiento_leo_sobre_tela_205_x_160_cm_iglesia_de_san_francisco_lima_angelino_medor

El Descendimiento. Óleo sobre tela, 205 x 160 cm. Iglesia de San Francisco. Lima. Angelino Medoro ?


user_50_0anunciaci_n_1588_obra_de_angelino_medoro  

Anunciación, 1588. Obra de Angelino Medoro


user_50_0sagrada_familia_con_san_juan_bautista_y_santo_dominico_1622_leo_sobre_lienzo_162_x_123_cm_museo_de_bellas_artes_de_sevilla

Sagrada Familia con san Juan Bautista y santo dominico, 1622, óleo sobre lienzo, 162 x 123 cm. Museo de Bellas Artes de Sevilla. Obra de Angelino Medoro


user_50_0coronaci_n_de_la_virgen_del_rosario

Coronación de la Virgen del Rosario. Temple sobre madera. Siglo XVI. Museo de Arte Colonial. Bogotá


user_50_0angelino_medoro_arc_ngel_san_miguel_con_marco_fingido_1367344233_457882

Arcángel San Miguel con marco fingido. Firmado y fechado en 1621 ó 1627. Óleo sobre lienzo. 168 x 148 cm. Colección privada. Obra de Angelino Medoro

Medoro, pintor de origen italiano, llegó a Sevilla en 1586 para embarcarse hacia América. Tras pasar por Colombia y Ecuador, llegó a Perú en 1600, permaneciendo en Lima hasta 1618. En 1624 se le localiza de nuevo en Sevilla, donde permanecería el resto de su vida.
En esta obra tardía, pintada al final de su estancia americana o en su segunda etapa sevillana, el artista ha abandonado su estilo manierista, orientándose hacia un mayor naturalismo.



Santa Rosa Lima


user_50_0santa_rosa_de_lima_retrato_post_morten_1617_que_realiz_angelino_medoro_a_la_santa_en_su_lecho_de_muerte

Santa Rosa de Lima. Retrato post-morten (1617) que realizó Angelino Medoro a la santa en su lecho de muerte. Convento de Santa Rosa, Lima


user_50_0santa_rosa_de_lima_retrato_post_morten_1617_que_realiz_angelino_medoro_a_la_santa_en_su_lecho_de_muerte_1367341761_761407  

Retrato póstumo Santa Rosa. Angelino Medoro. retrato hecho a la santa pocas horas después de su muerte en Lima Perú.

Isabel Flores de Oliva, O.P. (* Lima, 30 de abril de 1586 - † idem, 24 de agosto de 1617), más conocida como Santa Rosa de Lima, fue una santa peruana de allí el nombre Santa Rosa de Lima. Mística terciaria dominica canonizada por el papa Clemente X en 1671. Es la primera Santa de América, excelsa Patrona de Lima y el Perú (desde 1669) y del Nuevo Mundo y Filipinas (desde 1670).


user_50_0retrato_del_s_xvii_basado_en_el_que_le_hiciera_angelino_medoro_en_su_lecho_de_muerte

Santa Rosa Lima. Retrato del S.XVII, basado en el que le hiciera Angelino Medoro en su lecho de muerte

Es además Patrona de institutos policiales y armados: Policía Nacional de la República del Perú y de las Fuerzas Armadas de Argentina.



Escuela cuzqueña de pintura

La célebre escuela de pintura cuzqueña o pintura colonial cusqueña, quizá la mas importante de la América colonial española, se caracteriza por su originalidad y su gran valor artístico, los que pueden ser vistos como resultado de la confluencia de dos corrientes poderosas: la tradición artística occidental, por un lado, y el afán de los pintores indios y mestizos de expresar su realidad y su visión del mundo, por el otro.


user_50_3sacrist_a_de_la_bas_lica_y_convento_de_san_pedro_en_lima_grande

La Coronación de la Virgen de Bernardo Bitti. Sacristía de la Basílica y Convento de San Pedro en Lima.

El aporte español y, en general europeo, a la Escuela cuzqueña de pintura, se da desde época muy temprana, cuando se inicia la construcción de la gran catedral de Cusco. Es la llegada del pintor italiano Bernardo Bitti en 1583, sin embargo, la que marca un primer momento del desarrollo del arte cusqueño. Este jesuita introduce en el Cusco una de las corrientes en boga en Europa de entonces, el manierismo, cuyas principales características eran el tratamiento de las figuras de manera un tanto alargada, con la luz focalizada en ellas.


user_50_2pintura_de_autor_an_nimo_de_la_escuela_cuzque_a_de_pintura

Pintura de autor anónimo de la Escuela Cuzqueña de Pintura.

Durante sus dos estancias en el Cusco, Bitti recibió el encargo de hacer el retablo mayor de la iglesia de su orden, reemplazado por otro después del terremoto, y pintó algunas obras maestras, como La coronación de la Virgen, actualmente en el museo de la iglesia de La Merced, y la Virgen del pajarito, en la catedral.

Otro de los grandes exponentes del manierismo cuzqueño es el pintor Luis de Riaño, nacido en Lima y discípulo del italiano Angelino Medoro. A decir de los historiadores bolivianos José de Mesa y Teresa Gisbert, autores de la más completa historia del arte cuzqueño, Riaño se enseñorea en el ambiente artístico local entre 1618 y 1640, dejando, entre otras obras, los murales del templo de Andahuaylillas. También destaca en estas primeras décadas del siglo XVII, el muralista Diego Cusihuamán, con trabajos en las iglesias de Chinchero y Urcos.


user_50_zmateo_perez_de_alesio

Lienzo de Mateo Perez de Alesio. Se presume que estudió en el taller de Miguel Ángel y sus personajes suelen tener una profundidad particular. Prefiere las grandes escenas.

El barroco en la pintura cuzqueña es sobre todo el resultado de la influencia de la corriente tenebrista a través de la obra de Francisco de Zurbarán y del uso como fuente de inspiración de los grabados con arte flamenco provenientes de Amberes. Marcos Ribera, nacido en el Cusco en los años 1830, es el máximo exponente de esta tendencia. Cinco apóstoles suyos se aprecian en la iglesia de San Pedro, dos en el retablo mayor y otro en un retablo lateral. El convento de Santa Catalina guarda La Piedad, y el de San Francisco, algunos de los lienzos que ilustran la vida del fundador de la orden, que pertenecen a varios autores.

La creciente actividad de pintores indios y mestizos hacia fines del siglo XVII, hace que el término de Escuela Cuzqueña se ajuste más estrictamente a esta producción artística. Esta pintura es "cuzqueña", por lo demás, no solo porque sale de manos de artistas locales, sino sobre todo porque se aleja de la influencia de las corrientes predominantes en el arte europeo y sigue su propio camino.

Este nuevo arte cuzqueño se caracteriza, en lo temático, por el interés por asuntos costumbristas como, por ejemplo, la procesión del Corpus Christi, y por la presencia, por vez primera, de la flora y la fauna andinas. Aparecen, asimismo, una serie de retratos de caciques indios y de cuadros genealógicos y heráldicos. En cuanto al tratamiento técnico, ocurre un desentendimiento de la pespectiva sumado a una fragmentación del espacio en varios espacios concurrentes o en escenas compartimentadas. Nuevas soluciones cromáticas, con la predilección por los colores intensos, son otro rasgo típico del naciente estilo pictórico.


user_50_2cuzque_a2

Nuestra Señora de Belén, pintura anónima del siglo XVII perteneciente a la Escuela Cuzqueña. La forma triangular en forma de montaña de la imagen evocaría a la Pachamama o Madre Tierra de los antiguos peruanos.

Un hecho ocurrido a fines del siglo XVII, resultó decisivo para el rumbo que tomó la pintura cuzqueña. En 1688, luego de permanentes conflictos, se produce una ruptura en el gremio de pintores que termina con el apartamiento de los pintores indios y mestizos debido, según ellos, a la explotación que eran objeto por parte de sus colegas españoles, que por lo demás constituían una pequeña minoría. A partir de este momento, libres de las imposiciones del gremio, los artistas indios y mestizos se guían por su propia sensibilidad y trasladan al lienzo su mentalidad y su manera de concebir el mundo.


user_50_0defensa_de_la_eucarist_a_an_nimo

Defensa de la Eucaristía - Anónimo

La serie más famosa de la Escuela cuzqueña es, sin duda, la de los dieciséis cuadros del Corpus Christi, que originalmente estuvieron en la iglesia de Santa Ana y ahora se encuentran en el Museo de Arte Religioso del arzobispado, salvo tres que están en Chile. De pintor anónimo de fines del siglo XVII (algunos investigadores los atribuyen a los talleres de Quispe Tito y Pumacallao), estos lienzos son considerados verdaderas obras maestras por la riqueza de su colorido, la calidad del dibujo y lo bien logrados que están los retratos de los personajes principales de cada escena. Por si fuera poco, la serie tiene un enorme valor histórico y etnográfico, pues muestra en detalle los diversos estratos sociales del Cusco colonial, así como gran cantidad de otros elementos de una fiesta que ya entonces era central en la vida de la ciudad.

El pintor indio más original e importante es Diego Quispe Tito, nacido en la parroquia de San Sebastián, aledaña al Cusco, en 1611 y activo casi hasta finalizar el siglo. Es en la obra de Quispe Tito que se prefiguran algunas de las características que tendrá la pintura cusqueña en adelante, como cierta libertad en el manejo de la perspectiva, un protagonismo antes desconocido del paisaje y la abundancia de aves en los frondosos árboles que forman parte del mismo. El motivo de las aves, sobre todo del papagayo selvático, es interpretado por algunos investigadores como un signo secreto que representa la resistencia andina o, en todo caso, alude a la nobleza incaica.


user_50_piscis_vocaci_n_de_los_ap_stoles_marcos_1_obra_de_diego_quispe_tito

Piscis - Vocación de los apóstoles. Marcos, 1. Serie del Zodíaco está compuesta en la actualidad por nueve lienzos correspondiendo cada uno a un signo zodiacal con una parábola de la vida de Cristo. Obra de Diego Quispe Tito

La parte más valiosa de la obra de Quispe Tito se encuentra en la iglesia de su pueblo natal, San Sebastián. Destaca la serie de doce composiciones sobre la vida de San Juan Bautista, en la nave principal del templo. De gran maestría son, asimismo, los dos enormes lienzos dedicados a San Sebastián, el del asaetamiento y el de la muerte del santo. Famosa es, por último, la serie del Zodiaco que el artista pinta para la catedral del Cusco hacia 1680.


user_50_z_el_nacimiento_de_san_francisco_seg_n_basilio_santa_cruz_pumacallao_iglesia_de_san_francisco_santiago_chile_ca_1670_1680

El nacimiento de San Francisco. Hacia 1670-1680.Iglesia de San Francisco, Santiago, Chile. Obra de Basilio de Santa Cruz Pumacallao (1661-1700)

Otro de los gigantes del arte cuzqueño es Basilio Santa Cruz Puma Callao, de ascendencia indígena como Quispe Tito, pero a diferencia de éste, mucho más apegado a los cánones de la pintura occidental dentro de la corriente barroca. Activo en la segunda mitad del siglo XVII, Santa Cruz deja lo mejor de su obra en la catedral, pues recibe el encargo de decorar los muros del costado del coro y de los brazos del transepto. En el cuadro de la Virgen de Belén, ubicado en el coro, sobresale un retrato del obispo y mecenas Manuel de Mollinedo y Angulo que es considerado por los especialistas obra capital de la Escuela cuzqueña de pintura.


user_50_2la_adoraci_n_de_los_reyes_magos_pintura_an_nima_realizada_entre_1740_y_1760_perteneciente_a_la_escuela_cuzque_a_de_pintura

La adoración de los Reyes Magos, pintura anónima realizada entre 1740 y 1760, perteneciente a la escuela Cuzqueña de Pintura. Es una representación mestiza de una célebre pintura de Rubens. Museo de Arte de Lima.

Tal es la fama que alcanza la pintura cuzqueña del siglo XVII, que durante la centuria siguiente se produce un singular fenómeno que, curiosamente, dejó huella no sólo en el arte sino en la economía local. Nos referimos a los talleres industriales que elaboran lienzos en grandes cantidades por encargo de comerciantes que venden estas obras en ciudades como Trujillo, Ayacucho, Arequipa y Lima, o incluso en lugares mucho más alejados, en los actuales Argentina, Chile y Bolivia. El pintor Mauricio García, activo hacia la mitad del siglo XVIII, firma, por ejemplo, un contrato para entregar cerca de quinientos lienzos en siete meses. Por supuesto que se trataba de lo que se conocía como pintura "ordinaria" para diferenciarla de la pintura "de brocateado fino", de diseño mucho más elaborado y colorido más rico.


user_50_zla_ltima_cena_de_marcos_zapata_catedral_del_cuzco

La Última Cena de Marcos Zapata, Catedral del Cuzco.

El artista más importante del siglo XVIII es Marcos Zapata. Su producción pictórica, que abarca más de 200 cuadros, se extiende entre 1748 y 1764. Lo mejor son los cincuenta lienzos de gran tamaño que cubren los arcos altos de la catedral del Cusco y que se caracterizan por la abundancia de flora y fauna como elemento decorativo.

El singular desarrollo artístico esbozado hasta aquí ha llevado a los ya mencionados José de Mesa y Teresa Gisbert a afirmar que

 "el fenómeno cuzqueño es único y señala en lo pictórico y cultural el punto en que el americano enfrenta con éxito el desafío que supone la constante presión de la cultura occidental"



Otro artículo de La Escuela Cusqueña

Corresponde a fines del siglo XVII y buena parte del XVIII. El gran propulsor de la escuela cusqueña fue el obispo del Cusco Manuel de Mollinedo y Angulo quien llegó en 1673. Su obra fue la reconstrucción de las iglesias dañadas por el terremoto de 1650, con tal propósito se hizo la re-decoración total de la catedral.

Tiene como característica representar paisajes que no son andinos, sino más bien fondos paradisiacos marinos o boscosos.

La vestimenta de los personajes es revestida con algunas líneas finas de oro. Una creación cusqueña es la representación arcángeles arcabuceros. El arcabuz está asociado al sonido del trueno, que además fue considerado un dios andino.

El éxito fue tal que en el segundo tercio del siglo XVIII los talleres produjeron obras religiosas en serie. La difusión alcanzó desde Santiago de Chile y La Plata hasta Trujillo y Cajamarca y en algunos casos hasta México.


Fundadores de La Escuela Cusqueña


user_50_3la_virgen_de_la_candelaria_obra_de_bernardo_bitti

La Virgen de la Candelaria. Obra de Bernardo Bitti

Bernardo Bitti (1548 – 1610). Fue además de pintor sacerdote jesuita. Llegó al Perú en 1575. No era manierista sino de un estilo “contra maniera” y “anti maniera”. Su obra cumbre fue “Coronación de la Virgen” (1580), se exhibe en la iglesia San Pedro. En 1592 se encuentra con Mateo Pérez de Alesio, de quien recibe la influencia de pintar las “madonas”.


user_50_5la_virgen_de_la_leche_de_mateo_p_rez_de_alesio

La Virgen de la Leche de Mateo Pérez de Alesio

Mateo Pérez de Alesio (1547 – 1606). Llegó a Lima en 1588. Su pintura más celebre es “La virgen de la Leche”, una de cuyas réplicas fue venerada por Santa Rosa de Lima y aún se conserva en su santuario.
Antes de llegar al Perú, en 1572, había pintado un fresco a la entrada de la Capilla Sixtina “La Disputa del Cuerpo de Moisés”.


user_50_0virgen_con_el_ni_o_entre_san_francisco_y_santa_clara_obra_de_angelino_medoro

Virgen con el Niño entre San Francisco y Santa Clara. 1602. Monasterio de Las Clarisas de Puente Alto (Chile). Obra de Angelino Medoro

Angelino Medoro (1567 – 1633). Antes de llegar al Perú estuvo en Bogotá, Cali y Quito. En Lima estuvo entre 1600 a 1620. Pintó la “Inmaculada Concepción” (1618) en el convento San Agustín. Tuvo  amistad con Santa Rosa de Lima, a quien llegó a retratarla poco después de su muerte.


Los Maestros Indígenas


user_50_zla_visi_n_de_la_cruz_diego_quispe_tito

La Visión de la cruz. Obra de Diego Quispe Tito

Diego Quispe Tito (1611 – 1681). Procedía de una noble familia autóctona establecida en el barrio de San Sebastián. Pintó la serie del zodiaco (1681) para la catedral cusqueña, pero sólo se han conservado ocho, posiblemente porque el artista murió antes de culminar su obra.


user_50_zvirgen_de_la_inmaculada_basilio_de_santa_cruz

Virgen de la Inmaculada. Obra de Basilio de Santa Cruz Pumacalla

Basilio de Santa Cruz Pumacallao (1661 – 1700) En 1667 participó en la ejecución de la serie sobre la vida de San Francisco de Asis para el convento Franciscano en Cusco, esta obra fue elogiada por el virrey conde de Lemos.

En 1690, el obispo Mollinedo lo designa para hacerse cargo de las obras de decoración de la Catedral.



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a Angelino Medoro, fue un pintor nacido en Roma hacia 1567. Pasó a Sevilla en 1586 y se embarcó hacia el Perú permaneciendo antes por algunos años en Colombia y Ecuador.


Fuentes y agradecimientos: es.wikipedia.org, preguntasantoral.es, examendeadmision.blogspot.com.es, lapinturaytu.blogspot.com.es, biografiadechile.cl, peruroutes.com, esan.edu.pe, ciudadviva.gov.co, colarte.com, anatomiacomparadacolmexx.blogspot.com.es, F. d Bill/flickr.com, arsmagazine.com, alcalasubastas.es y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
Puede publicar eventos en el calendario