Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Extranjeros. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Jean-Baptiste Monnoyer (1636-1699)
Author Message
Reply with quote   Download Post 
Post Jean-Baptiste Monnoyer (1636-1699) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a Jean-Baptiste Monnoyer (Lille, 12 de Junio de 1636 - Londres, 20 de Febrero de 1699) Pintor francés que cultivó con gran éxito el género de las flores y frutas, aunque también trabajó la pintura de historia y el paisaje.

De Monnoyer conozco tres obras conservadas en el Museo Thyssen: 'Ramo compuesto por anémonas-coronarias, rosas de York y Lancaster, junquillos, un jacinto, un tulipán y orejas de oso, atado con un lazo azul', 'Ramo compuesto por manzanilla, rosas francesas, flor de azahar y claveles, atado con un lazo azul' y 'Cesta de flores'.


user_50_0jean_baptiste_monnoyer_engraving_of_his_self_portrait Jean-Baptiste Monnoyer, autorretrato.

Sobre su formación se tienen pocos datos aunque todo indica que estudió en la ciudad flamenca de Amberes. Allí conoció la obra de Davidsz. de Heem, Fyt y Hieronymus Galle. Hacia 1650 está documentado en París trabajando en el Hotel Lambert. Entre sus primeras decoraciones con flores se encuentra la del Hotel Lauzun en Anjou. Desde 1658 está asociado al equipo de Le Brun, protector del artista. Entre las residencias reales donde colaboró destacan: Vincennes, apartamentos para la reina que se llevó a cabo bajo la supervisión de Philippe de Champaigne; el Château de Saint-Cloud, para el hermano del rey, Felipe de Orleáns; Versalles; Marly y las Tullerías. En 1665, y en parte debido al éxito de su pintura, ingresó en la academia de la que fue nombrado consejero en 1679. Desde 1666 colaboró con asiduidad en los Gobelinos, dibujando guirnaldas y bordes para cartones en colaboración con su cuñado, Jean-Baptiste Belin, y en la de Beauvais, con Jean Bérain. En 1690, pese a la buena clientela que tenía en Francia, viajó a Londres para ocuparse de la decoración de la residencia de Ralph Montagu (British Museum). Dos años más tarde regresó a la capital británica realizando pinturas para: Burlington House (Charles Howard), Kensington Palace (Charles Beauclerk) y Hampton Court. En Inglaterra pasó los últimos años de su vida; murió en Londres el 20 de febrero de 1699.

Sus bodegones se caracterizan por la suntuosidad y brillantez de los tonos de sus flores, que se instalan en lujosos vasos y recipientes y cuyas variedades son escogidas para sus bouquets por sus formas y colorido. En los fondos, que a veces son arquitectónicos, coloca elegantes tapices incluyendo, en ocasiones, animales. Entre sus seguidores se encuentran dos de sus hijos: Antoine y Baptiste. A lo largo de su vida colaboró con numerosos artistas como René-Antoine Houasse, Hyacinthe Rigaud y Jean Baptiste Blin de Fontenay. Sus lienzos fueron muy apreciados en su época así como en el siglo XVIII, inventariándose en numerosas colecciones; Luis XIV tuvo unos sesenta lienzos suyos. Pintor con una considerable producción, obtuvo en vida reputación y éxito que le proporcionaron una buena clientela. Su obra está bien representada en museos como: palacio de Versalles, el Grand Trianon, el Musée du Louvre y en los museos de bellas artes de Lille, Orleáns y Valenciennes, entre otros. Las series de grabados que se realizaron de sus bodegones contribuyeron a difundir y a popularizar su obra.

Espero que la recopilación que he conseguido del pintor francés, sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección, y contribuya en su divulgación.






Algunas obras


Monnoyer en el Museo Thyssen

Jean-Baptiste Monnoyer tiene tres obras en el Museo Thyssen: 'Ramo compuesto por anémonas-coronarias, rosas de York y Lancaster, junquillos, un jacinto, un tulipán y orejas de oso, atado con un lazo azul', 'Ramo compuesto por manzanilla, rosas francesas, flor de azahar y claveles, atado con un lazo azul' y 'Cesta de flores'.


user_50_0ramo_compuesto_por_an_monas_coronarias_rosas_de_york_y_lancaster_junquillos_un_jacinto_un_tulip_n_y_orejas_de_oso_atado_con_un_lazo_azul

Ramo compuesto por anémonas-coronarias, rosas de York y Lancaster, junquillos, un jacinto, un tulipán y orejas de oso, atado con un lazo azul. Obra de Jean-Baptiste Monnoyer. Óleo sobre lienzo, 37 x 34,4 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en depósito en el Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid.

Jean-Baptiste Monnoyer, uno de los mejores pintores de flores franceses del Barroco, pintó floreros de todos los estilos, desde una sola ramita en flor hasta elaboradas composiciones florales en urnas con fondos arquitectónicos o de tapices. En esta deliciosa pareja de cuadros trabaja a pequeña escala y de manera íntima, aplicando su genio a unos modestos ramos atados con sendos lazos azules. Y precisamente porque trabaja a la pequeña escala de la «pintura de gabinete», estas composiciones son más delicadas y están más terminadas que sus decorativos floreros de gran formato. En la primera incluye unas rosas de York y Lancaster, así denominadas porque combinan el blanco, color favorito de la casa de York, con el rojo de los Lancaster (Rosa x damascena cv. Versicolor), anémonas-coronarias (Anemone coronaria pseudo-plena lavandulo-alba), junquillos (Narcissus x odorus Plenus), un jacinto (Hyacinthus orientalis), un tulipán (Tulipa chrysantha x T. Clusiana) y orejas de oso. El segundo ramo está compuesto por rosas francesas (Rosa gallica ab R. x provincialis), rosas amarillas simples (Rosa foetida), flor de azahar (Citrus aurantium) y dos tipos de claveles (Diantus caryophyllus plenus albo-violescens y Diantus caryophyllus plenus albo-cinnabarescens). Todas son especies habituales en la obra de Monnoyer y muy estimadas, aunque no excesivamente raras, en los jardines aristocráticos franceses del siglo XVII. En una pareja de floreros que se vendieron en Christie's, Londres, el 7 de septiembre de 1995, lote 36 (de 463, x 39 cm), encontramos las mismas especies colocadas de distinta manera.

Monnoyer. mezcla flores de primavera, como el jacinto, con flores de verano, como las rosas. Aunque cada una de ellas tiene una frescura y una inmediatez que sugieren que el artista las ha estudiado del natural, trabaja, como la mayoría de los pintores de flores del siglo XVII, a partir de dibujos de exquisita ejecución realizados en el momento en que las flores están en todo su esplendor, y que conserva como importante material de referencia. Su maestría se revela en la orquestación del conjunto. Le gustaba pintar flores suntuosas, escultóricas, de formas rotundas: las rosas centifolias francesas de grandes cabezas, la aterciopelada manzanilla blanca romana, que es casi un leitmotiv de su obra. Coloca las flores sobre un fondo oscuro, barridas por una serpentina luz barroca, con lo que consigue la sensación de que se balancean bajo una perfumada brisa. En ambos cuadros dominan las rosas blancas y rosa pálido, con los pétalos abiertos en el primer plano iluminado. Monnoyer juega con la contraposición de flores densas y delicadas, de colores cálidos y fríos. Los pétalos azules, frágiles y retorcidos del jacinto de la parte superior de una de las composiciones se compensan, en el mismo tono, con la cinta azul de la parte inferior. En la otra, la flor de azahar pone la nota fría que potencia el cálido rojo del clavel y el amarillo de la Rosa foetida.

Aunque. esta pareja de lienzos es un ejemplo relativamente limitado del arte de Monnoyer, su tratamiento fluido y pictórico y su vibrante utilización del color son típicos de la tradición franco-flamenca en la que se formó. Nacido en Lille, estudió en primer lugar la pintura de historia en Amberes antes de pasar a la pintura decorativa en París, hacia 1650. Sus contemporáneos alababan su realismo y el artista alcanzó grandes cotas de éxito durante el siglo XVIII. Sus floreros decoraban tanto los palacios reales de Francia como las mansiones de la aristocracia británica, donde todavía se conservan muchos de ellos. Por encima de todo, la obra de Monnoyer pone de manifiesto la fastuosa afición a las flores y a los jardines en la época barroca.


user_50_0ramo_compuesto_por_manzanilla_rosas_francesas_flor_de_azahar_y_claveles_atado_con_un_lazo_azul
  
Ramo compuesto por manzanilla, rosas francesas, flor de azahar y claveles, atado con un lazo azul. Obra de Jean-Baptiste Monnoyer. Óleo sobre lienzo, 37 x 34,4 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en depósito en el Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid.

Jean-Baptiste Monnoyer, uno de los mejores pintores de flores franceses del Barroco, pintó floreros de todos los estilos, desde una sola ramita en flor hasta elaboradas composiciones florales en urnas con fondos arquitectónicos o de tapices. En esta deliciosa pareja de cuadros trabaja a pequeña escala y de manera íntima, aplicando su genio a unos modestos ramos atados con sendos lazos azules. Y precisamente porque trabaja a la pequeña escala de la «pintura de gabinete», estas composiciones son más delicadas y están más terminadas que sus decorativos floreros de gran formato. En la primera incluye unas rosas de York y Lancaster, así denominadas porque combinan el blanco, color favorito de la casa de York, con el rojo de los Lancaster (Rosa x damascena cv. Versicolor), anémonas-coronarias (Anemone coronaria pseudo-plena lavandulo-alba), junquillos (Narcissus x odorus Plenus), un jacinto (Hyacinthus orientalis), un tulipán (Tulipa chrysantha x T. Clusiana) y orejas de oso. El segundo ramo está compuesto por rosas francesas (Rosa gallica ab R. x provincialis), rosas amarillas simples (Rosa foetida), flor de azahar (Citrus aurantium) y dos tipos de claveles (Diantus caryophyllus plenus albo-violescens y Diantus caryophyllus plenus albo-cinnabarescens). Todas son especies habituales en la obra de Monnoyer y muy estimadas, aunque no excesivamente raras, en los jardines aristocráticos franceses del siglo XVII. En una pareja de floreros que se vendieron en Christie's, Londres, el 7 de septiembre de 1995, lote 36 (de 463, x 39 cm), encontramos las mismas especies colocadas de distinta manera.

Monnoyer. mezcla flores de primavera, como el jacinto, con flores de verano, como las rosas. Aunque cada una de ellas tiene una frescura y una inmediatez que sugieren que el artista las ha estudiado del natural, trabaja, como la mayoría de los pintores de flores del siglo XVII, a partir de dibujos de exquisita ejecución realizados en el momento en que las flores están en todo su esplendor, y que conserva como importante material de referencia. Su maestría se revela en la orquestación del conjunto. Le gustaba pintar flores suntuosas, escultóricas, de formas rotundas: las rosas centifolias francesas de grandes cabezas, la aterciopelada manzanilla blanca romana, que es casi un leitmotiv de su obra. Coloca las flores sobre un fondo oscuro, barridas por una serpentina luz barroca, con lo que consigue la sensación de que se balancean bajo una perfumada brisa. En ambos cuadros dominan las rosas blancas y rosa pálido, con los pétalos abiertos en el primer plano iluminado. Monnoyer juega con la contraposición de flores densas y delicadas, de colores cálidos y fríos. Los pétalos azules, frágiles y retorcidos del jacinto de la parte superior de una de las composiciones se compensan, en el mismo tono, con la cinta azul de la parte inferior. En la otra, la flor de azahar pone la nota fría que potencia el cálido rojo del clavel y el amarillo de la Rosa foetida.

Aunque. esta pareja de lienzos es un ejemplo relativamente limitado del arte de Monnoyer, su tratamiento fluido y pictórico y su vibrante utilización del color son típicos de la tradición franco-flamenca en la que se formó. Nacido en Lille, estudió en primer lugar la pintura de historia en Amberes antes de pasar a la pintura decorativa en París, hacia 1650. Sus contemporáneos alababan su realismo y el artista alcanzó grandes cotas de éxito durante el siglo XVIII. Sus floreros decoraban tanto los palacios reales de Francia como las mansiones de la aristocracia británica, donde todavía se conservan muchos de ellos. Por encima de todo, la obra de Monnoyer pone de manifiesto la fastuosa afición a las flores y a los jardines en la época barroca.


user_50_0cesta_de_flore
  
Cesta de flores. Obra de Jean-Baptiste Monnoyer. Óleo sobre lienzo, 77 x 102 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en depósito en el Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid.

Próxima al borde derecho de una mesa de piedra se coloca, en el eje compositivo, una cesta calada repleta de flores. La luz, procedente de la izquierda, incide con fuerza en el conjunto que destaca vivamente del tono terroso que sirve de telón, dotando a la composición de una gran expresividad

El. lienzo, en buenas condiciones de conservación, está reentelado. Sin embargo hay que señalar que los tonos oscuros del fondo, del contorno exterior de la composición, así como las sombras, se han acentuado, quizá, por el paso del tiempo. Esta pequeña alteración dificulta especialmente la percepción de algunas de las variedades con las que se cierra el ramo

La. pintura, atribuida con fundamento al pintor francés Jean-Baptiste Monnoyer, ingresó, en 1995, en la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza. En un primer momento la adscripción a Monnoyer fue confirmada por Sam Segal que, sin embargo, en una comunicación posterior, apuntó la posibilidad de que este bodegón fuera una obra tardía de otro de los grandes artistas decorativos franceses del siglo XVII: Nicolas Baudesson. Ambos pintores, rivales en vida, tienen en común, además de la excelente calidad de sus óleos y de una producción considerable, poca disposición a firmar sus trabajos. Este hecho ha dificultado en parte la elaboración de sus respectivos catálogos que, en la actualidad, van perfilándose.

Este canastillo de mimbre se llena con algunas de las especies más queridas del pintor como las campanillas (Ipomoea purpurea). Campanillas, de tallos finos, flexibles y ensortijados que enlazándose entre las varillas de mimbre, cuelgan por el lateral izquierdo sobrepasando la encimera y su canto, acentuando la profundidad de la composición. Este recurso fue ampliamente explorado en la pintura de bodegones flamenca y holandesa del siglo XVII, y probablemente fue conocido por Monnoyer durante su estancia en Amberes.

Los colores de las rosas, anémonas y tulipanes se animan con los blancos luminosos de las cuatro bolas de nieve que asoman por el borde del cesto. Esta gama cromática, viva y contrastada, se mezcla con toques fríos, azulados y verdosos, de las hojas y enveses del centro del bouquet y de flores como la adormidera, colocada en la penumbra del lateral derecho. La pincelada, ligera, dibuja y modela los pétalos, haces y nervios con suaves toques de color, especialmente claros, que van perfilando sus bordes y las pulidas superficies. Estos trazos, delicados y finos, con carga de blanco o amarillo, son visibles en los cálices de las campanillas, en los extremos de sus tallos o en las anémonas, donde el amarillo destaca los pequeños y frágiles pétalos de estas flores

Esta. cesta es un ejemplo del tipo de composición más sencillo de Monnoyer, que generalmente utilizó recipientes más elaborados y decorados, rodeados de telas, tapices, fragmentos arquitectónicos o escultóricos. Las flores dentro de cestos nos remiten de nuevo al norte, ya que fueron pintores, como Osias Beert y Jan Brueghel, quienes popularizaron este tipo de objetos. Composiciones similares dentro de la obra de Monnoyer encontramos en Versalles y en el Trianon si bien con fondos claros y un punto de punto de vista elevado

Según. Michel Faré, Monnoyer eligió sus flores atendiendo a sus formas más opulentas, coloridos más raros y más brillantes. Siguiendo a este historiador, la selección de sus modelos responde a una previa jerarquización del reino vegetal. En los lienzos de Monnoyer descubrimos, como precisó Sterling, una respuesta al bodegón barroco italiano y flamenco fundida con notas clásicas francesas

Mar. Borobia y Susan Morris / museothyssen.org



Otras obras


user_50_2flowers_large

Flowers. Oil on canvas. Residenzgalerie (Salzburg, Austria). Obra de Jean-Baptiste Monnoyer


user_50_5jean_baptiste_monnoyer_bouquet_of_flowers_in_a_glass_vase_2

Bouquet of flowers in a glass vase on marble ledges (one of a pair) oil on canvas, 46 x 33.5 cm. Obra de Jean-Baptiste Monnoyer


user_50_6jean_baptiste_monnoyer_bouquet_of_flowers_in_a_glass_vase

Bouquet of flowers in a glass vase on marble ledges (one of a pair) oil on canvas, 46 x 33.5 cm. Obra de Jean-Baptiste Monnoyer


user_50_0bouquet_de_fleurs

Bouquet de fleurs, 100 cm x 113 cm., sur toile. Musée des Beaux-Arts, Marseille. Obra de Jean-Baptiste Monnoyer


user_50_8_flower_still_life_by_jean_baptiste_monnoyer_cincinnati_art_museum

Flower Still-life. 1696, oil on canvas. Cincinnati Art Museum. Obra de Jean-Baptiste Monnoyer


user_50_7bouquet_de_fleurs_dans_un_vase_translucide

Bouquet de fleurs dans un vase translucide, 46 cm x 55 cm sur toile. Obra de Jean-Baptiste Monnoyer


user_50_0flores_y_fruta2_1365872308_805643

Flores y Fruta. Óleo sobre lienzo. 74,5 x 122 cm. Museo del Hermitage. San Petersburgo. Rusia. Obra de Jean-Baptiste Monnoyer


user_50_1still_life_of_hydrangeas_convolvuli_peonies_and_other_flowers_in_an_urn_on_a_draped_stone_ledge

Still Life Of Hydrangeas, Convolvuli, Peonies And Other Flowers In An Urn On A Draped Stone Ledge. Oil on canvas, 91.44 x 71.12 cm. Private collection. Obra de Jean-Baptiste Monnoyer


user_50_4still_life_of_flowers

Still-Life of Flowers. Oil on canvas, 50 x 62 cm. Private collection. Obra de Jean-Baptiste Monnoyer


user_50_3still_life_of_flowers_and_fruits_large

Still­Life of Flowers and Fruits. 1665. Oil on canvas, 190 x 146 cm. Musee Fabre (Montpellier, Languedoc, France). Obra de Jean-Baptiste Monnoyer


user_50_9jean_baptiste_monnoyer_still_life_with_basket_of_flowers_google_art_project

Still life with basket of flowers. 1690s, oil on canvas, 73 x 103.5 mm. Art Gallery of South Australia. Obra de Jean-Baptiste Monnoyer



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a Jean-Baptiste Monnoyer (1636-1699) Pintor francés que cultivó con gran éxito el género de las flores y frutas, aunque también trabajó la pintura de historia y el paisaje, aunque con menor éxito.


Fuentes y agradecimientos: museothyssen.org, es.wikipedia.org, commons.wikimedia.org, artcyclopedia.com, artrenewal.org, wga.hu, pintura.aut.org, es.wahooart.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events