Portal    Foro    Buscar    FAQ    Registrarse    Conectarse
Mensaje del equipo




Publicar nuevo tema  Responder al tema 
Página 1 de 1
 
 
Iglesia De San Clemente De Tahull (Lérida)
Autor Mensaje
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Iglesia De San Clemente De Tahull (Lérida) 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado a la Iglesia de San Clemente de Tahull (en catalán, Sant Climent de Taüll), es una iglesia románica de planta basilical perfecta que se encuentra en Tahull (Taüll, en catalán), municipio del valle de Bohí, provincia de Lérida, España.

En 1931 fue declarada Monumento Histórico-Artístico (Bien de Interés Cultural) y en el 2000, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco dentro del conjunto de las Iglesias románicas catalanas del Valle de Bohí.


user_50_746_sant_climent_de_taull_big

La iglesia fue consagrada el 10 de diciembre, de 1123. Su planta de basílica perfecta con tres naves contrasta bastante con la techumbre de madera, sustituida en la época por la bóveda de piedra y ladrillo. Esto podría considerarse como un hecho anacrónico.2 Por otro lado, la decoración lombarda del exterior sitúa a la iglesia en una modernidad que se había extendido ya por las regiones italianas de Mantua y Verona.

El 30 de noviembre de 2000 la Unesco declaró al conjunto románico del Valle de Bohí Patrimonio de la Humanidad, si bien desde la organización se manifestó el deseo de que en el futuro las pinturas y mobiliario originales de las diversas iglesias fueran devueltas por el MNAC (Museo Nacional de Arte de Cataluña).


Descripción del edificio


user_50_e08_sant_climent_nau_central

Es de planta basilical con tres naves, con un ábside y a sus lados dos absidiolos, el que corresponde a la nave central más grande que los otros dos, más una torre exenta situada en la fachada meridional hacia oriente, muy cerca de los ábsides. Las naves convergen ligeramente hacia la cabecera. La estructura del edificio es rústica, con la piedra de los muros sin tallar.


user_50_planta_sant_climent_de_ta_ll_svg
Planta de la iglesia de San Clemente de Tahull

Éstos no tienen ventanas, siendo sus únicos vanos las dos puertas, la meridional y la occidental (más la que da acceso a la torre). Sólo se abren huecos en la cabecera. La construcción de la cubierta es muy primitiva y rústica. Las vigas están superpuestas y tendidas de muro a muro sin atirantar, formando así una armadura central donde se distribuyen las otras vigas que sostienen el techo.


user_50_ta_ll_esgl_sia_de_sant_climent_pm_24178

Interior. Las naves están divididas por tres columnas cada una. Carecen de ventanas al exterior. Las columnas son cilíndricas, hechas de piedras amalgamadas. Algunas salen directamente desde el suelo mientras que otras se asientan sobre una basa muy simple. En la parte superior están adornadas con un collarín de esquinillas, típica decoración lombarda, sobre todo de exteriores. Estas columnas carecen de capiteles y en su lugar están rematadas con ábacos muy sencillos sobre los que se asientan los arcos. Sobre los arcos se eleva el muro que tiene la suficiente altura para dar lugar a las dos vertientes del tejado.


user_50_ta_ll_esgl_sia_de_sant_climent_pm_24188

La cabecera está compuesta por un ábside central y dos laterales más pequeños. En este caso se ha empleado la bóveda. En las arquerías y ventanas se observa una mejor y más cuidada labor de piedra tallada.


user_50_0iglesia_de_san_clemente_de_tahull

Exterior. Los muros no tienen ornamentación alguna y solo se ven interrumpidos por los vanos de las puertas. En los ábsides se aplica una decoración lombarda muy simple y armoniosa. El ábside central está decorado por grupos de cuatro arquillos ciegos, dobles, separados por medias columnas. Sobre ellos corre un friso de esquinillas como el que se ha visto en algunas de las columnas del interior. El tramo central tiene una ventana y sobre los laterales hay sendos vanos en forma de ojo de buey. Los absidiolos también llevan la misma decoración lombarda, pero con grupos de tres arcos ciegos en lugar de cuatro. Tienen una ventana cada uno.


user_50_torre_y_bsides

Torre y ábsides

La torre. La torre campanario es cuadrada y está exenta, aunque edificada muy cerca del grueso del edificio, en el ángulo del muro sur junto a la cabecera. Es alta y esbelta como todas las torres lombardas levantadas en el valle de Bohí. Corresponde al grupo de torres contemporáneas de las italianas edificadas en el siglo XII, que se construyeron mucho más elegantes que las de la etapa anterior.

Consta de cinco pisos asentados sobre un zócalo macizo bastante alto. En las cuatro caras de cada piso se repite la misma decoración y distinto número de ventanas. En el zócalo hay una sola ventana más los cinco arquillos ciegos. En los restantes pisos varía el número de ventanas, separadas por columnillas cuyos capiteles en forma de zapata están dispuestos perpendicularmente al muro de la torre. Los tres últimos pisos llevan a manera de imposta una decoración de esquinillas como la de los ábsides. En el friso superior hay incrustaciones de cerámica y colorido distinto de la piedra.


user_50_hii18332

Todas las torres del valle de Bohí siguen el canon (o proporción de medidas) de los minaretes, que consiste en que la altura es igual al perímetro. En el cuarto piso de la torre hay una pequeña campana apreciable en la imagen.


Pinturas murales románicas


user_50_0_768px_stclta_ll015

Pintura original "in situ" representando a san Clemente.

En su origen toda la iglesia estuvo revestida con decoración polícroma, las paredes de las naves, los ábsides, y las columnas. Se han conservado a través de los siglos las pinturas del ábside central, de uno de los absidiolos y de las claves de los otros arcos. Estas pinturas fueron trasladadas al Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) para protegerlas y conservarlas adecuadamente. Las del ábside central fueron reproducidas in situ con copia exacta. Los artistas son anónimos pero el maestro que pintó el ábside central es reconocido en el mundo artístico como maestro de Tahull. Se distingue como un pintor muy bien formado que domina las técnicas y que conoce la iconografía que estaba al uso en la época. El otro pintor continuador de la obra en los absidiolos es de menor categoría.


user_50_0_0absis_de_sant_climent_de_ta_ll_el_crist_en_majestat

Pinturas del ábside central. Todo el cascarón del ábside central (de 4 m de diámetro) estaba recubierto de pinturas murales que se conservan en el Museo Nacional de Arte de Cataluña. Representan el Pantocrátor metido en una mandorla perlada, sentado en una franja transversal que está decorada con dibujos vegetales. A la altura de sus hombros están dibujadas las letras griegas Α y Ω, simbolizando a Cristo como principio y fin de todas las cosas. El Pantocrátor está en actitud de juzgar con su mano derecha mientras que en la izquierda sostiene un libro abierto en que puede leerse:

      «Ego sum lux mundi» El significado de esta frase es "Yo soy la luz del mundo".

Está vestido con una túnica grisácea y envuelto en un manto azulado. Sus pies desnudos descansan sobre una semiesfera, saliéndose de la mandorla. A su alrededor se ven cuatro ángeles que llevan los atributos de los cuatro evangelistas el Tetramorfo y dos serafines de seis alas en las que se han dibujado seis ojos.5 La zona inferior muestra un fondo de tono azulado sobre el que están dibujadas las figuras de la Virgen y cinco apóstoles, bajo arcos rebajados que se apoyan sobre capiteles foliados. Se reconoce a San Juan Evangelista por ser el único imberbe.La Virgen está vestida con una toca blanca y un manto azul; y porta en su mano izquierda el Santo Grial.

Pinturas en las claves de los arcos. En el arco triunfal está representado el Cordero nimbado y con el dibujo de la cruz, en cuya cara vuelve a repetirse el símbolo de los ojos (como visión apocalíptica).6 En la clave del otro arco se ve representada la mano divina que bendice saliendo de un círculo. En otra clave se conserva la figura del patriarca Jacob y la de Lázaro con su perro, a la puerta del rico avariento Epulón.


user_50_800px_paintings_of_sant_climent_in_taull_mnac_2

Inscripción encontrada en una columna de la iglesia de San Clemente con la fecha de la consagración.(MNAC).

Fecha de fundación en una columna. Se conserva también un fragmento escrito en una de las columnas, donde aparece la fecha de consagración de la iglesia:

    «Anno ábside incarnacione
    Domini MCXXIII IIII idus decembris
    Venit Raimundus episcopus Barbastre
    Nsis et consacravit hanc ecclesiam in honore
    Sancti Clementis Martiris et ponens reliquias
    In altare sancti Cornelii Episcopi et Martiris»


Frontal de altar. En el Museo de Arte de Barcelona se conserva el frontal de un altar procedente de San Clemente de Tahull, obra del siglo XIII. Sus escenas están dedicadas a la vida de este santo; la narración se divide en dos zonas, superior e inferior. En la zona superior se puede ver al santo convirtiendo a Teodora (en contra de la voluntad de su marido Sisinio, cortesano de Nerva) y la escena de la inventio de la fuente de la vida señalada por el Cordero. En la zona inferior están las escenas del juicio de Clemente ante el emperador Trajano y el martirio7 así como el milagro del arca marmórea que emerge con el niño vivo después haber estado bastante tiempo encerrado. El marco y el fondo de la decoración son en relieve, en estuco.


user_50_1024px_ta_ll_sant_climent

Comentario artístico. La Iglesia de San Clemente de Tahull, situada en la provincia de Lérida, es una iglesia románica que data del siglo XII. Pertenece al estilo románico pero posee una gran influencia lombarda.

Posee una planta basilical formada por 3 naves que quedan rematadas en la cabecera por un ábside junto al que se sitúan, a ambos lados, 2 absidiolos. Además esta iglesia posee una torre exenta de forma cuadrada, coronada por un tejado de forma prismática, que consta de 5 pisos situados sobre un zócalo, en cada uno de ellos encontramos una serie de vanos, cuya verticalidad es superior a la horizontalidad, que van describiendo un notable aumento de tamaño conforme ascendemos. Sobre los vanos podemos encontrar una serie de arquerías ciegas de diminuto tamaño que establecen los límites entre pisos. En el muro, construido a sillarejo, no encontramos una gran cantidad de vanos y puertas, y las existentes son ventanas saeteras. Adosadas al muro, podemos encontrar una serie de medias columnas o contrafuertes en el ábside y absidiolos en cuyas cumbres encontramos, rodeando las construcciones semicirculares, un friso dentado en cuyo interior observamos unos ojos de buey. Sobre el friso encontramos la cornisa, sobre la que está situado el techo de forma semicircular coronado en punta.

La torre exenta al muro tenía función de campanario para atraer a los cristianos hacia el culto, pues a diferencia de la mayoría de las iglesias de la época, esta no se destina a la peregrinación sino como lugar para el culto cristiano. La influencia lombarda y bizantina se observa sobre todo en su planta, ejemplo es la torre exenta a modo de minarete destacado por su verticalidad. En su interior destacan pinturas murales hechas a fresco de manera que se ha conservado perfectamente la policromía. La más destacada es la situada en el ábside central, esta describe a un cristo pantocrátor sentado con expresión hierática. Esta pintura se caracteriza por su frontalidad, pues a pesar de estar sentado no se muestra con claridad. Rodeándolo encontramos los tetramorfos y en la parte inferior a apóstoles junto con la Virgen María.

Espero que la recopilación que he conseguido de este templo, sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección, y contribuya en su divulgación.





Información complementaria


user_50_ta_ll_lleida_san_climent_de_ta_ll_bside_central

Taüll (Lleida). San Climent de Taüll. Ábside central

De la iglesia de Sant Climent de Taüll procede uno de los conjuntos de pintura románica mural mas importantes de Cataluña, conservándose gran parte en el Museu Nacional d'Art de Cataluña en Barcelona, aunque unos pocos fragmentos se conservan aun in situ.

En el ábside central, queda ocupada toda la bóveda por la figura del Cristo en Majestad, dentro de la mandorla almendrada; sentado en el arco del cielo, descansando sus pies en una esfera que puede representar la tierra. Según Isaias (Is, 66, 1):"Así dijo Yavhé: los cielos son el trono y la Tierra, el escabel de mis pies!". La mandorla en la que se inscribe Cristo esta situada sobre un fondo de tres bandas paralelas horizontales de color azul, ocre y negro.Alrededor de ella el tetramorfo y bajo el grupo, un apostolado.

EL PANTOCRATOR

Aquí se representa a Cristo como una figura mayestática, solemne, en actitud de bendecir con la mano derecha y con la izquierda sosteniendo un libro abierto con la inscripción EGO SUM LUX MUNDI, (yo soy la luz del mundo).

El dibujo de las manos traduce la anatomía. El rostro, ordenado en los rasgos principales según una perfecta simetría axial, queda enmarcado por largos cabellos , destaca el dibujado de los ojos.

Cristo lleva una túnica blanca y gris y un manto azul sobre ella, muy ricos, con ornamentos que imitan rombos de colores azules y rojos, con perlas figuradas o círculos. Estos ropajes, tan ricos, limitados por una línea blanca, se presentan en pliegues volumétricos muy marcados, reflejan algo de movimiento y algo de realismo. Junto a el aparecen las letras Alfa y Omega, la primera y la última de las letras del abecedario griego que simbolizan el inicio y el fin, indicando que en Dios empiezan y terminan todas las cosas. Aparecen como colgando como lámparas a cada lado de la figura central; por su sentido de final, la letra omega introduce el carácter apocalíptico de la escena que se refleja alrededor.

EL TETRAMORFO

El tetramorfo aparece en la bóveda de cuarto de esfera, alrededor de la Majestad. En la parte inferior del fondo, inscrito en dos círculos a cada lado, un ángel acompaña al león mientras lo sujeta por una de sus patas traseras, símbolo de San Marcos, a la derecha de Cristo; en los dos círculos de la izquierda otro ángel sostiene la cola del toro, símbolo de San Lucas. Ambos animales presentan el cuerpo recubierto de ojos. Se podrían relacionar estas cuatro esferas con las cuatro ruedas de fuego del carro de Yavhé descrito por Ezequiel. Las otras dos representaciones del tetramorfo se sitúan siguiendo la ley del marco y se adaptan al espacio triangular lateral de la mandorla. A la derecha de Cristo aparece un ángel que representa a Mateo y que sostiene el libro del evangelio, y en el lado izquierdo, otro ángel las alas del cual se adaptan al espacio triangular existente situándose casi en posición vertical , sostiene entre brazos el águila de San Juan.

Esta es la disposición mas común en el arte románico, el ángel y el águila arriba y el león y el toro abajo, tanto en pintura mural como en las portadas esculpidas o frontales de altar. Las inscripciones también identifican a cada una de las figuras. Cierran la composición, a cada lado, dos ángeles serafines que cuentan con tres pares de alas cada uno repletas de ojos.

EL COLEGIO APOSTÓLICO

Bajo la cúpula aparece una franja negra con letras blancas entre dos líneas. A cada lado de la ventana central aparecen tres arcos que descansan sobre columnas de complicados capiteles en que predominan los colores verde, rojo y negro, con motivos vegetales, similares a los vistos en las pinturas de Santa Maria de Taüll y en Maderuelo (en el Museo del Prado). Las columnas imitan el mármol con un dibujo ondulado. El fondo, de arriba a abajo, en rojo, azul y verde y aparecen de izquierda a derecha las representaciones de Sant Tomás ([S.TO]MAS), Sant Bartomeu (S. BARTOLOMEE), la Madre de Dios(S, MARIA), San Juan Evangelista (S. IOANES), San Jaume (S. IACHOBE) y San Felipe (S. FI[LIPUS]).

La madre de Dios sostiene con la mano izquierda recubierta por manto una copa o especie de cuenco de donde surgen rayos de color rojo, que de acuerdo con la tradición iconográfica, combina el personaje histórico de María con el personaje simbólico de la iglesia que recoge, al pie de la cruz, la sangre de Cristo, redentor. Sant Bartolomé y San Jaime sostienen contra el pecho, entre los pliegues del mano, un libro cada uno, mientras que san Juan alza otro libro con la mano derecha recubierta. La parte baja de la pintura de la derecha esta erosionada a causa de las escaleras y otros objetos durante el tiempo en que aquel espacio fue utilizado como sacristía. La parte inferior de la Madre de Dios y san Bartolomé fue eliminada en un contorno rectangular, por el hecho de haberse vaciado el muro para contener un armario de sacristía. Afortunadamente, cuando en 1970 fue rebajado todo el terreno exterior y se extrajo la humedad acumulada, aparecieron de nuevo las pintura, en la parte baja y bajo el armario, en las cuales eran visibles los pies, con calzado negro, de la Madre de dios, y mas abajo una complicada cenefa o meandro.

Por Inge/flickr.com



user_50_0pinturas_murales_situadas_en_el_bside_central_reconstrucci_n_de_las_originales_trasladadas_al_mnac_en_barcelona

Pinturas murales situadas en el ábside central de Sant Climent de Taüll. Reconstrucción de las originales trasladadas al MNAC en Barcelona.

Más info



Frescos de San Clemente de Tahull en el Museo de Arte de Cataluña


user_50_1vista_general_del_bside_en_el_museo_nacional_de_arte_de_catalu_a

Vista general de la pintura del ábside de Sant Climent de Taüll. Museo de Arte de Cataluña, Barcelona.

El Ábside de San Clemente de Tahull es una pintura románica perteneciente al conjunto de la decoración mural de la iglesia de San Clemente de Tahull en el Valle de Bohí, donde se encuentra la mayor concentración de arte románico de toda Europa, con una iglesia por cada 25 km².1 Actualmente se expone en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.

Esta es una de las obras maestras del románico europeo. Su genialidad reside en la combinación de elementos de diferentes visiones bíblicas –las del Apocalipsis, Isaías y Ezequiel– para presentarnos al Cristo del Juicio Final. Éste aparece desde el fondo provocando un movimiento centrífugo de la composición, en la que domina el sentido ornamental de los perfiles y la habilidad en la utilización del color para dar volúmenes. Por su excepcionalidad y fuerza pictórica, la obra del Maestro de Tahull se ha proyectado a la modernidad y ha fascinado a artistas de las vanguardias del siglo XX, como Picasso o Francis Picabia...

Pinturas del ábside de Sant Climent de Taüll
Autor: Maestro de Tahull
Creación: Hacia 1223
Estilo: Románico
Técnica: Fresco
Dimensiones: 620 x 360 x 180 cm.
Ubicación actual: Museo Nacional de Arte de Cataluña (Barcelona)


user_50_0_bside_de_san_clemente_de_tahull_donde_se_observa_al_pantocr_tor_rodeado_por_la_mandorla

Detalle del ábside de San Clemente de Tahull donde se observa al Pantocrátor rodeado por la mandorla, cerca 1123. Original, conservado en el Museo de Arte de Cataluña, Barcelona.

Leer más



user_50_ri_51_0000692_2009_1_1362652464_874984

Iglesia de San Clemente de Tahull (Lérida)


Enlace interesante


Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado a la Iglesia de San Clemente de Tahull, es una iglesia románica de planta basilical perfecta que se encuentra en Tahull (Taüll, en catalán), municipio del valle de Bohí, provincia de Lérida. Es una pequeña iglesia de tres naves y ábsides semicirculares con restos de pinturas murales en el interior de mediados del siglo XII.


Fuentes y agradecimientos: es.wikipedia.org, romanicocatalan.com, flickr.com, fotoviajero.com, sofiaoriginals.com, artehistoria.jcyl.es, PMRMaeyaert, Xavigivax, Albert Aymà y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Responder citando   Descargar mensaje  
Mensaje Re: Iglesia De San Clemente De Tahull (Lérida) 
 
Objetivo: Sant Climent de Taüll


La restauración del pantocrator se debatirá en unas jornadas sobre el futuro de la iglesia

La intervención podría acabar con los intensos colores y tonos actuales de la obra



user_50_exterior_del_templo_de_sant_climent_de_ta_ll

Exterior del templo de Sant Climent de Taüll.

La iglesia de San Climent de Taüll es uno de los conjuntos patrimoniales más importantes del románico catalán y español. El edificio construido en el siglo XII en la Vall de Boí (Lleida), comparte estilo y características con otros ocho templos que gozan del máximo reconocimiento, tras ser declarados Patrimonio de la Humanidad en el 2000. Además, las pinturas del ábside, con la archifamosa imagen del pantocrator, es uno de los iconos del arte catalán que, también se ha utilizado como imagen de Cataluña. Pero conocer a fondo Sant Climent es complicado. Su imagen aparece distorsionada y no está a la altura de la importancia del monumento.

Tras pagar tres euros por la entrada, el visitante que accede al interior del templo suele llevarse una gran decepción. Los frescos originales se encuentran a más de 250 kilómetros de distancia, en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) de Barcelona, donde viajaron en 1920, tras ser arrancados para evitar ser expoliados y que salieran del país para siempre. En su lugar, desde finales de los años 50 del siglo pasado y hasta hace unas semanas, se podía ver una copia —algo menor que el original— expuesta en el ábside, junto con otros fragmentos originales de pintura que salieron a la luz con posterioridad al traslado de los frescos y que no se arrancaron. Durante el mes de enero, el mueble, pintado por Ramon Millet, fue desmontado para poder estudiar los restos de pintura mural que han sobrevivido detrás y espera nuevo uso.

Desde junio de 2010, fecha en la que concluyó la excavación en la zona del ábside principal, el presbiterio de la iglesia ha quedado patas arriba. Durante los trabajos, que comportaron la eliminación del altar que se había reconstruido en el lugar con los restos del original, —impidiendo realizar las pocas ceremonias religiosas, normalmente funerarias, que sigue acogiendo el templo—, salieron a la luz varios niveles de pavimento del siglo XII, unos 50 centímetros por debajo del actual, y restos de pinturas en los niveles más bajos de las paredes. Desde entonces, una cinta impide al visitante acceder en esta área, a la espera de resolver la presentación del interior del templo.

Se sentarán a hablar Iglesia, Generalitat, Ayuntamiento, MNAC y Universidad

Con el objetivo de trabajar de forma conjunta, evitar las improvisaciones que han reinado hasta ahora y debatir sobre el futuro de Sant Climent, entre los días 10 y 12 de abril, están convocados todos los actores implicados con el edificio: la iglesia de la Seu d’Urgell, propietaria del templo— el ayuntamiento de la Vall de Boí, que tiene claro la incidencia de estas iglesias como polo de atracción turística y generador de recursos; la Generalitat, responsable máximo del patrimonio catalán, que además gestiona, desde 2009, los 18 millones que el programa Romanic Obert de La Caixa destina para intervenir en 74 monumentos de este periodo; los especialistas en románico del Museo Nacional de Arte de Cataluña, que conserva el pantocrátor original y la Universidad de Barcelona, que cuenta con algunos de los mejores especialistas que han estudiado las iglesias románicas del Pirineo (Ars Picta e Institut de Recerca en Cultures Medievals, IRCVM).


user_50_1362333435_289920_1362334238_sumario_grandedetalle_del_pantocrator_de_sant_climent_conservado_en_el_mnac_donde_se_pueden_apreciar_las_costuras_o_grietas_que_habr_que_restaurar

Detalle del pantocrator de Sant Climent conservado en el MNAC, donde se pueden apreciar las costuras o grietas que habrá que restaurar. / MNAC

Las jornadas Sant Climent de Taüll: un debate necesario, que se celebrarán durante tres días en el MNAC, repasarán la historia de las pinturas, su arranque y traslado a Barcelona; debatirán cuál es la forma más correcta de mostrarlas: si a través de la copia que las ha mostrado hasta ahora; colocando una copia de papel gel de alta calidad fotográfica, como se está realizando en edificios vecinos como Santa Maria de Taüll; dos opciones que, al parecer, se han rechazado frente a la idea de realizar una presentación más innovadora en la que las pinturas se proyectarán, mediante juegos de luces, sobre las paredes de los muros de la iglesia. Esto permitiría integrar las pinturas que se conservan en Barcelona y las que permanecen in situ y mostrarlas, de nuevo, todas juntas. La propuesta tendrá que superar el inconveniente de que la pared es curva, pero permitirá contemplar el edificio con un aspecto parecido al que tuvo en época románica y hacerlo más entendible.

Pero, sin duda, lo más polémico será acometer los trabajos de restauración del archifamoso pantocrátor, obra cumbre del románico y que el MNAC está sopesando realizar. Hasta ahora, aunque parezca increíble, jamás se ha restaurado de forma global y con criterios modernos, más allá de actuaciones puntuales de mantenimiento. En el año 1989, Gianluigi Colalucci, el experto italiano que restauró La Capilla Sixtina del Vaticano, realizó un informe sobre el estado de la pintura y un proyecto de intervención que nunca llegó a realizarse.

La restauración del ábside podría acabar con el actual color intenso de la pintura

La restauración tendría que eliminar los restos de cera y resinas además de intervenir en las lagunas, en este caso grietas o costuras rellenas con color que recorren la pintura, ocasionadas al pasar los frescos a un soporte plano tras arrancarlas y luego a una nueva pared curva. Se analizarán cuáles son los pros y los contras de intervenir, y sus riesgos, sobre todo el que los trabajos acaben dando un aspecto diferente a la obra del que todos reconocemos. Según los especialistas, la policromía y el tono original de las pinturas son más apagados que el actual, por lo que la percepción de la obra cambiará. Si se decide intervenir, será una restauración polémica y muy mediática.


user_50_interior_del_templo_de_sant_climent_de_ta_ll_el_verano_pasado_con_el_pavimento_tal_y_como_qued

Interior del templo de Sant Climent de Taüll el verano pasado, con el pavimento tal y como quedó tras las excavaciones de 2010 y la copia de las pinturas en el lugar en el que han permanecido desde finales de los años 50.



elpais.com / HERMINIA SIRVENT
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis - Ver perfil del usuarioEnviar mensaje privado 
Volver arribaPágina inferior
Mostrar mensajes anteriores:    

Publicar nuevo tema  Responder al tema  Página 1 de 1
 

Usuarios navegando en este tema: 0 registrados, 0 ocultos y 1 invitado
Usuarios registrados conectados: Ninguno


 
Lista de permisos
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas
No puede adjuntar archivos
No puede descargar archivos
No puede publicar eventos en el calendario