Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
José María Romero Y López
Author Message
Reply with quote   Download Post 
Post José María Romero Y López 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al pintor sevillano José María Romero y López (1815-1880) fue un pintor romántico español que desarrolló su actividad artística en la ciudad de Sevilla, en la que se cree que nació y murió, aunque no existe constancia documental.

En 1841 ya era profesor de la Escuela de Bellas Artes de Sevilla, donde en 1848 dio clases en la especialidad de Trazos. Entre 1850 y 1866 fue miembro de la Academia de Bellas Artes de Sevilla. A partir de 1866 se trasladó a Cádiz donde también fue miembro de la Real Academia Provincial de Bellas Artes entre 1866 y 1875.

Probablemente en 1875 retornó a Sevilla, donde su última obra conocida data de 1879.

Destacó como retratista, aunque también realizó obras de temática religiosa, campo en el que se le considera un continuador de Murillo.


Obras representativas

    - La buena y la mala muerte del duque de Montpensier, pareja de óleos sobre lienzo, 122 x 84 cms. Colección privada
    - En la fuente de Ronda. Óleo sobre lienzo, 105,5 x 84 cm. Colección privada
    - Retrato de niña. Óleo sobre lienzo, 111 x 82 cm. Colección privada
    - Nu. 1850, óleo sobre lienzo. Museo de Bellas Artes de Sevilla
    - Retrato del Rey Alfonso XII. Banco de España, Madrid
    - Retrato de militar. Óleo sobre lienzo. 113 x 86 cm. Colección privada
    - Retrato de señora con misal. Óleo sobre lienzo, 126 x 105,5 cm. Colección privada
    - Retrato de ingeniero de Ríotinto. Óleo sobre lienzo, 126 x 105,5 cm. Colección privada
    - Retrato de Enrique, Concepción y Salud Santalo. 1850. Óleo sobre lienzo, 83 x 62. Museo Nacional del Prado
    - Jesús y la samaritana. Museo del Romanticismo, Madrid
    - Retrato de José María Eufemio de la Barbolla de Guardiamarina. Museo del Romanticismo, Madrid
    - El bautizo de la infanta María Isabel de Orleans y Borbón. 1849. Sevilla, Colección privada
    - Limosna a la salida de la Iglesia. Óleo sobre lienzo, 68 x 56 cm. Colección privada
    - El rey Fernando III el Santo ofreciendo la mezquita-catedral de Sevilla al obispo don Remondo. Óleo sobre lienzo, 86 x 159,5 cm. Sevilla, Colección privada
    
        
ESCUELA SEVILLANA

En el reinado de Fernando VII se advierte en Sevilla la actividad de un modesto grupo de pintores neoclásicos, entre los cuales destaca Juan de Hermida (al que se cita, pero no he encontrado obra), no precisamente por su clasicismo sino por ser el primero que, con discreta técnica practicó una pintura de carácter costumbrista. Además también se pueden incluir a los siguientes, con obras importantes:

    • Antonio Cabral Bejarano (1798-1861). Figura dominante en el panorama de la pintura romántica sevillana. En su taller de pintura se formaron numerosos pintores, como sus propios hijos: Francisco Cabral y Aguado Bejarano y Manuel Cabral y Aguado Bejarano, los hermanos Gustavo Adolfo Bécquer y Valeriano Bécquer o Manuel Barrón, entre otros.

    • José Domínguez Bécquer (1805-1841). Representó diferentes escenas de carácter popular, también practicó el retrato, la pintura religiosa, el dibujo y la acuarela. Fue padre del célebre poeta Gustavo Adolfo Bécquer y el pintor Valeriano Domínguez Bécquer y también primo Joaquín Domínguez Bécquer reconocido pintor costumbrista.

    • Joaquín Domínguez Bécquer (1811-1871), pintor costumbrista. Fue el tío del poeta Gustavo Adolfo Bécquer y del pintor Valeriano Domínguez Bécquer así como primo del también pintor costumbrista José Domínguez Bécquer, con quién colaboró en muchas obras.
 
    • Valeriano Domínguez Bécquer (1833-1870). Pintó escenas costumbristas y retratos. Estudió con su tío el pintor Joaquín Domínguez Bécquer. Pese a su escasa obra, es uno de los pintores más característicos del costumbrismo romántico. Fue hijo del pintor José Domínguez Bécquer, sobrino del también pintor Joaquín Domínguez Bécquer y hermano del famoso poeta Gustavo Adolfo Bécquer. También pintó notables retratos y caricaturas e ilustraciones junto a su hermano Gustavo Adolfo que también hizo sus pinitos en la pintura.

    • José Roldán y Martínez (1808-1871), es considerado uno de los pintores más representativos del romanticismo sevillano. Su obra está dedica principalmente a la realización de retratos y a la pintura de temas costumbristas. Su arte estuvo muy influenciado por la figura de Murillo, tanto en la selección de temas como en la técnica pictórica y el colorido. Representó con frecuencia en sus lienzos niños de la calle, mendigos y pilluelos, tal como ocurría en la pintura española del siglo XVII.

    • Andrés Cortés y Aguilar (1815-1879), pintor fundamentalmente costumbrista. Fue alumno de la Escuela de Bellas Artes de su ciudad natal y perteneció a la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría. Fue un pintor versátil en todo, su obra abarca desde el paisaje al bodegón, desde el retrato al paisaje de género. A pesar de ser un trabajador incansable, actualmente es poco conocido a nivel popular.

    • José María Romero y López (1815-1880), fue un pintor romántico que desarrolló su actividad artística en la ciudad de Sevilla, en la que se cree que nació y murió, aunque no existe constancia documental. Destacó como retratista, especialmente de niños, aunque también realizó obras de temática religiosa, campo en el que se le considera un continuador de Murillo.

    • Manuel Barrón y Carrillo (1814-1884). Máximo exponente y, posiblemente, mejor representante del paisajismo romántico andaluz y sevillano. Sus destacables paisajes le dieron notoria fama. Por ellos Barrón ostenta un importante reconocimiento, siendo considerado por tanto un excelente paisajista. Famosos son aquellos que dedica a los entornos urbanos, paisajes en los que pinta figuras humanas dando a estas obras un toque escenográfico y costumbrista.

     • Francisco Cabral y Aguado Bejarano (1824-1890). Su producción artística está compuesta principalmente por temas costumbristas andaluces, retratos, temas religiosos y copias de las obras de Murillo. Hijo del pintor Antonio Cabral Bejarano y hermano del también pintor Manuel Cabral y Aguado Bejarano.

     • Manuel Cabral y Aguado Bejarano (1827-1891). Es uno de los mejores representantes del costumbrismo andaluz dentro del romanticismo español. Hijo del pintor Antonio Cabral Bejarano y hermano del también pintor Francisco Cabral y Aguado Bejarano.

    • José Jiménez Aranda (Sevilla 1837-1903). Es uno de los más destacados representantes de la pintura andaluza del siglo XIX. Sus escena costumbristas y retratos son de verdadero mérito. Su formación transcurre en la Escuela de Bellas Artes de Sevilla y sus primeras creaciones se identifican con el costumbrismo de la época, aunque pronto destaca por sus cualidades como dibujante. En 1871 se instaló en Roma, donde conoció a Fortuny. Fue amigo de Joaquín Sorolla, al que influyó en su obra.

    • Luis Jiménez y Aranda (1845-1928). Pintor costumbrista, hermano de los también pintores artísticos José y Manuel Jiménez Aranda, este último poco conocido. Se especializó en la pintura histórica, aunque también cultivó la costumbrista, ambas con un estilo verista y de gran acento dibujístico que revela la gran influencia de su hermano José.

    • José Villegas Cordero (1848-1921). Se dedicó a la pintura de historia, costumbrista y de casacones. Formado primero en el taller sevillano del pintor José María Romero, y en la Escuela de Bellas Artes de Sevilla, completó su aprendizaje junto a Eduardo Cano de la Peña. Una vez concluidos sus estudios, el joven artista viajó a Madrid, donde conoció personalmente a Fortuny, lo que le hizo interesarse por la pintura de género.

    • José García Ramos, (1852-1912). Se trata de un pintor costumbrista perteneciente a la escuela decimonónica sevillana y uno de sus máximos exponentes. Su dibujo es grácil y su pincelada colorista. La mayoría de sus obras reflejan la vida diaria de la Sevilla de finales del siglo XIX. Fue discípulo de José Jiménez Aranda. También influyo en su obra Fortuny.

    • Gonzalo Bilbao Martínez (1860-1938), considerado como uno de los mejores pintores impresionistas sevillanos, también practicó durante años el costumbrismo y la la temática de historia principalmente. Se inicia desde niño en el dibujo alentado por José Jiménez Aranda. Fue maestro de Alfonso Grosso Sánchez.
Espero que la recopilación que he conseguido de este pintor sevillano, sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección, y contribuya en su divulgación.





Algunas obras



user_50_0la_buena_y_la_mala_muerte_del_duque_de

La buena y la mala muerte del duque de Montpensier, pareja de óleos sobre lienzo, 122 x 84 cms. Colección privada. Obra de José María Romero y López

Ya en el siglo XIX encontramos una pareja de óleos sobre lienzo firmada por José María Romero que narra La buena y la mala muerte del duque de Montpensier. Se trata de una curiosa y romántica escenificación de los últimos momentos de la vida del duque: en una de las obras Antonio de Orleáns decide morir en gracia de Dios recibiendo la comunión en presencia de distintas personalidades laicas y religiosas mientras que, en la otra, aparece rechazando la última confesión que le ofrecen dos monjes dominicos, con una representación de la parca en forma de esqueleto asomando tras el dosel de la cama.


user_50_la_buena

La buena muerte del duque de Montpensier. José María Romero y López. Óleo sobre lienzo, 122 x 84 cm. Colección privada. Antonio de Orleáns decide morir en gracia de Dios recibiendo la comunión en presencia de distintas personalidades laicas y religiosas


user_50_0la_mala_muerte_del_duque_de

La mala muerte del duque de Montpensier. José María Romero y López. Óleo sobre lienzo, 122 x 84 cm. Colección privada. Antonio de Orleáns aparece rechazando la última confesión que le ofrecen dos monjes dominicos, con una representación de la parca en forma de esqueleto asomando tras el dosel de la cama.



user_50_jose_mar_a_romero_y_l_pez_el_refresco_c_1855_leo_sobre_lienzo_83_x_62_cm_colecci_n_carmen_thyssen_bornemisza_en_pr_stamo_gratuito_al_museo_carmen_thyssen_m_laga

El refresco. Obra de Jose María Romero y López. , c.1855. Óleo sobre lienzo, 83 x 62 cm. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga.

Una pareja de mozas reciben, a la altura de un puesto de aguas, el cortés requiebro de un muchacho para que les acompañe a tomar un refresco. Con un gesto pretendidamente sofisticado, el galán, de pobladas patillas de hacha y con traje corto de paseo que subrayan su castizo atractivo, señala el vaso que acaba de servirle el aguador. Al mismo tiempo su acompañante parece brindar a las dos jóvenes también el suyo. Las muchachas, cargadas de cestos y típicas lozas de la ciudad, encarnando con ello la iconografía más tradicional y arquetípica de las sevillanas, se detienen a mirar a sus pretendientes, con un gesto rayano en el descaro.

La escena se ambienta junto a uno de los característicos aguaduchos que se repartían por el Sur para suministrar refrescos a los viandantes hasta bien entrado el siglo XX. Gracias al fondo de la composición, puede aventurarse que el escenario tal vez sea la famosa plaza del Triunfo de Sevilla, en las inmediaciones de la Catedral, a las puertas del conocido barrio de Santa Cruz. La minuciosa descripción de esa plaza pintada poco después de 1850 por el pintor francés Achille Zo (1826-1901) en un lienzo titulado La Catedral desde la plaza del Triunfo (Bayona, Museo Bonnat), recrea un perfil arquitectónico coincidente con el que evoca el fondo de este otro cuadro. La construcción que se distingue en este lienzo podría identificarse concretamente con la esquina Este del exterior de la catedral hispalense. La presencia de varios olmos en ambos cuadros refuerzan esa precisa identificación. Dicha plaza, delimitada por algunas de las construcciones más emblemáticas de Sevilla, como la propia Catedral, el viejo edificio de la Lonja transformado ya en Archivo de Indias y los Reales Alcázares, se había convertido a mediados del siglo XIX en uno de los escenarios de paseo urbano más populares de Sevilla. Arbolada de antiguo y solada desde 1848, el cuadro de Zo confirma también que la poblaban puestos de aguas como el que se ve en esta escena. En ellos se suministraba agua fresca, de gran aprecio por los sevillanos cuando era azucarada y perfumada con azahar, agraz, mosto fresco o naranja, variedades frutales a las que se alude en el lienzo con la presencia en lo alto del puesto de varias naranjas y de un racimo de uvas que cuelga a la izquierda, en el interior penumbroso de la improvisada construcción. Ese ambiente ameno y distendido debió de facilitar escenas de galanteo como la que se ve en el lienzo, cuya recreación visual corresponde, en realidad, a las anécdotas sobre la feracidad amorosa de Andalucía, que aparecen en algunos de los libros de viajes de mediados del siglo XIX.

Esta pintura apareció en el mercado de arte como obra original del maestro sevillano Antonio María Esquivel (1806-1857) al considerar auténtica una firma con su nombre que a todas luces es apócrifa. En realidad no ha de reputarse de su mano por razones estrictamente estilísticas, pues en absoluto coincide con los bien conocidos modos del pintor. Además, el tratamiento realista y descriptivo de la anécdota parece propio ya de una generación más joven que la suya, a la que pueden asociarse este tipo de escenas con plena naturalidad, y que raramente cultivó el hispalense. En realidad, el estilo y la calidad de la pintura corresponden con los de José María Romero y López, prolífico pintor sevillano admirador de José Gutiérrez de la Vega (1791-1865). Romero es bien conocido por sus abundantes retratos de burgueses andaluces, así como más medianamente reputado por sus composiciones religiosas, a veces de un vivo recuerdo murillista. Sin embargo la crítica ha pasado por alto muchas veces su interesante y no menos fecunda faceta como pintor de escenas de costumbres, de las que existe muy poca representación en las colecciones públicas españolas. Estas obras se caracterizan no sólo por presentar formatos similares al de la colección Thyssen, sino también por recibir un tratamiento argumental muy parecido, en el que abundan escenas amorosas junto a conocidos monumentos andaluces, que les sirven de escenario. Además, puede reconocerse en la obra el estilo mejor conocido de Romero. La descripción de los rostros de los personajes mediante un tratamiento cartilaginoso y redondeado, adornados por rasgos menudos y vivaces así como las fisonomías colmadas de éstos, son bien identificativos de toda su producción, como puede verse en el otro lienzo atribuido al pintor en la colección de Carmen Thyssen, Un baño público(CTB 1995.187). El tratamiento simplificado de los efectos vaporosos de las telas de los vestidos de las dos muchachas, que se aprecian a pesar del desgastado estado de conservación del lienzo, o el empleo de veladuras nacaradas y de tinturas de entonación agrisada remiten, con toda certeza, al arte de Romero.

Carlos G. Navarro / carmenthyssenmalaga.org



user_50_0en_la_fuente_de_ronda_leo_sobre_lienzo_105_5_x_84_cm_colecci_n_privada

En la fuente de Ronda. Óleo sobre lienzo, 105,5 x 84 cm. Colección privada. Obra de José María Romero y López


 
user_50_0virgen_del_carmen_atribuido_a_jose_maria_romero_lopez

La Virgen del Carmen. Atribuido a José María Romero y López. Óleo sobre lenzo, 137 x 105 cm. Coleccion privada.

Precioso cuadro de la Virgen del Carmen ,rodeada de angelitos y con 10 ánimas en la parte inferior, oleo sobre tela del XIX, con marco original  en pan de oro fino. De buenas medidas 1,37 x 1,05.

Segun expertos su autor es José María Romero y López (1815-1880) fue un pintor romántico español que desarrolló su actividad artística en la ciudad de Sevilla,en la que se cree que nació y murió, aunque no existe constancia documental.

En 1841 ya era profesor de la Escuela de Bellas Artes de Sevilla, donde en 1848 dio clases en la especialidad de Trazos. Entre 1850 y 1866 fue miembro de la Academia de Bellas Artes de Sevilla. A partir de 1866 se trasladó a Cádiz donde también fue miembro de la Real Academia Provincial de Bellas Artes entre 1866 y 1875. Probablemente en 1875 retornó a Sevilla, donde su ultima obra conocida data de 1879.

Destacó como retratista, aunque también realizó obras de temática religiosa, campo en el que se le considera un continuador de Murillo.



user_50_limosna_a_la_salida_de_la_iglesia_leo_sobre_lienzo_68_x_56_cm_colecci_n_privada

Limosna a la salida de la Iglesia. Óleo sobre lienzo, 68 x 56 cm. Colección privada. Obra de José María Romero y López


user_50_0beatas_y_monaguillo_en_la_sacrist_a

Beatas y monaguillo en la sacristía. Colección privada. Obra de José María Romero y López


user_50_0retrato_de_ni_a_leo_sobre_lienzo_111_x_82_cm

Retrato de niña. Óleo sobre lienzo, 111 x 82 cm. Colección privada


user_50_0nu_1850_leo_sobre_lienzo_del_pintor_jos_mar_a_romero_l_pez_museo_de_bellas_artes_de_sevilla

Nu. 1850, óleo sobre lienzo. Museo de Bellas Artes de Sevilla. Obra de José María Romero y López


user_50_0_2_1retrato_de_se_ora_con_misal_leo_sobre_lienzo_126_x_105_5_cm_colecci_n_privada

Retrato de señora con misal. Óleo sobre lienzo, 126 x 105,5 cm. Colección privada. Obra de José María Romero y López


user_50_0_2_2retrato_de_ingeniero_de_r_otinto_leo_sobre_lienzo_126_x_105_5_cm_colecci_n_privada

Retrato de ingeniero de Ríotinto. Óleo sobre lienzo, 126 x 105,5 cm. Colección privada. Obra de José María Romero y López


user_50_0retrato_de_militar_leo_sobre_lienzo_113_x_86_cm

Retrato de militar. Óleo sobre lienzo. 113 x 86 cm. Colección privada. Obra de José María Romero y López


user_50_0retrato_del_rey_alfonso_xii_banco_de_espa_a

Retrato del Rey Alfonso XII. Banco de España, Madrid. Obra de José María Romero y López


user_50_0don_jose_maria_ybarra_1854_sevilla_colecci_n_paticular

Retrato de José María Ybarra. 1854. Sevilla, Colección privada. Obra de José María Romero y López


user_50_0jose_m_eufemio_de_la_barbolla_de_guardiamarina_museo_del_romanticismo_madrid

Retrato de José María Eufemio de la Barbolla de Guardiamarina. Museo del Romanticismo, Madrid. Obra de José María Romero y López


user_50_0pintura_enrique_concepcion_y_salud_santalo_1850_leo_sobre_lienzo_83_x_62_museo_del_prado

Retrato de Enrique, Concepción y Salud Santalo. 1850. Óleo sobre lienzo, 83 x 62. Museo Nacional del Prado. Obra de José María Romero y López


user_50_dama_con_abanico_leo_sobre_lienzo_125_x_103_cm_con_marco_de_poca_en_madera_tallada_y_dorada

Dama con abanico Oleo sobre lienzo. Colección privada. Obra de José María Romero y López


user_50_0el_bautizo_de_la_infanta_maria_isabel_de_orleans_y_borbon_1849_sevilla_colecci_n_paticular

El bautizo de la infanta María Isabel de Orleans y Borbón. 1849. Sevilla, Colección privada. Obra de José María Romero y López


user_50_0el_rey_fernando_iii_el_santo_ofreciendo_la_mezquita_catedral_de_sevilla_al_obispo_don_remondo_leo_sobre_lienzo_86_x_159_5_cm

El rey Fernando III el Santo ofreciendo la mezquita-catedral de Sevilla al obispo don Remondo. Óleo sobre lienzo, 86 x 159,5 cm. Sevilla, Colección privada. Obra de José María Romero y López


user_50_0the_writer_s_muse_oil_on_canvas_35_x_28_cm_obra_de_jos_mar_a_romero_y_l_pez

"The Writer's Muse" Oil on canvas, 35 x 28 cm. Colección privada. Obra de José María Romero y López


user_50_jes_s_curando_a_los_ciegos_colecci_n_privada

Jesús curando a los ciegos. Colección privada. Obra de José María Romero y López


user_50_jesus_y_la_samaritana_museo_del_romanticismo_madrid

Jesús y la samaritana. Museo del Romanticismo, Madrid. Obra de José María Romero y López


user_50_arc_ngel_rafael_con_tob_as

'Arcángel Rafael con Tobías'. Colección privada. Obra de José María Romero y López


user_50_virgen_con_el_ni_o_y_ngeles

Virgen con el Niño y Ángeles. Colección privada. Obra de José María Romero y López


user_50_1estudio_academico_de_ni_o

Estudio academico de niño. Obra de José María Romero y López



Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al pintor costumbrista sevillano José María Romero y López (1815-1880), fue un pintor romántico español que desarrolló su actividad artística en la ciudad de Sevilla, en la que se cree que nació y murió, aunque no existe constancia documental. Destacó como retratista, aunque también realizó obras de temática religiosa, campo en el que se le considera un continuador de Murillo.



Fuentes y agradecimientos a: es.wikipedia.org, carmenthyssenmalaga.org, arteinfo.es, arcadja.com, pintura.free.fr, latinamericanart.com, oronoz.com, alcalasubastas.es, lnx.articuarius.net, subastassegre.es, subastassegre.es, catalogue.drouot.com, todocoleccion.net, liveauctioneers.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events