Home    Forum    Search    FAQ    Register    Log in
Message From The Staff



Normas de la Secci�n 
En esta sección sólo se permiten exposiciones de Pintores Españoles. La forma de abrir una exposición es el autor con su fotografía y su biografía y los cuadros de la exposición con un tamaño no superior a los 800 píxeles.


Post new topic  Reply to topic 
Page 1 of 1
 
 
Roldán Y Martínez, José
Author Message
Reply with quote   Download Post 
Post Roldán Y Martínez, José 
 
Este trabajo recopilatorio está dedicado al pintor costumbrista sevillano José Roldán y Martínez (Sevilla, 1808 - 1871). Pintor y copista español. Es considerado uno de los pintores más representativos del romanticismo sevillano.

Su obra está dedica principalmente a la realización de retratos y a la pintura de temas costumbristas. Su arte estuvo muy influenciado por la figura de Bartolomé Esteban Murillo, tanto en la selección de temas como en la técnica pictórica y el colorido. Representó con frecuencia en sus lienzos niños de la calle, mendigos y pilluelos, tal como ocurría en la pintura española del siglo XVII.

Roldán alcanzó el puesto de profesor de dibujo de figura en la escuela de Bellas Artes de Sevilla y el de miembro de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría. Participó en diversas ocasiones en la Exposición Nacional de Bellas Artes (España), obteniendo como recompensa medalla de bronce los años 1858, 1860 y 1862.

Según la enciclopedia del Prado:

José Roldán y Martínez (Sevilla, 1808-1871). Pintor y copista español. Hizo retratos en miniatura sobre marfil y copias de Murillo. Fue profesor y, más tarde, director en la Escuela sevillana de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría. También fue representante de la Academia de San Fernando en la Comisión de Monumentos Históricos y Artísticos de Sevilla y participó con asiduidad en las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes, donde consiguió medalla de tercera clase en las convocatorias de 1858 con el cuadro titulado 'La caridad', de 1860 con 'Una misa' y de 1862 con 'Los pilluelos de Sevilla', ejemplo significativo del costumbrismo romántico andaluz inspirado en los pícaros de Murillo, que es propiedad del Museo del Prado, al igual que 'Dos caballistas', retrato ecuestre doble del marqués de la Motilla y del conde del Águila, versión reducida del existente en la colección del marqués de la Motilla en Sevilla.


Obras representativas

    - Los pilluelos de Sevilla, óleo sobre lienzo, 62 x 83 cm, firmado, 1862 (en dep. en el Museu de l'Empordà, Figueras, Gerona). Madrid, Museo del Prado
    - Dos caballistas, óleo sobre lienzo, 84 x 118 cm. Madrid, Museo del Prado (en dep. en el Museo de Bellas Artes de Granada)
    - Una misa, óleo sobre lienzo, 120 x 188 cm, firmado, h. 1860. Madrid, Museo del Prado(en dep. en el Museo de Cáceres)
    - El conde de Pinohermoso y el marqués de Molins paseando por Sevilla, óleo sobre lienzo, 302 x 388 cm. Madrid, Museo del Prado
    - Retrato de los niños de la familia Lara, óleo sobre lienzo, 171 x 243 cm, firmado, 1832. Madrid, Museo del Prado
    - La limosna. Óleo sobre lienzo, 83,5 x 62 cm. Colección privada
    - Limosna en la Catedral de Sevilla. Óleo sobre lienzo, 106 x 83 cm. Colección privada
    - Retrato de Cayetano Valdés y Flores capitán general de la Real Armada. 1847. Madrid, Museo Naval

Actualmente José Roldán está representado en el Museo del Prado, en el Museo de l’Empordà en Figueras, en el Museo de Bellas Artes de Granada y en el Museo de Bellas Artes de Cáceres, Museo Naval de Madrid, entre otras colecciones tanto públicas como privadas.


ESCUELA SEVILLANA

En el reinado de Fernando VII se advierte en Sevilla la actividad de un modesto grupo de pintores neoclásicos, entre los cuales destaca Juan de Hermida (al que se cita, pero no he encontrado obra), no precisamente por su clasicismo sino por ser el primero que, con discreta técnica practicó una pintura de carácter costumbrista. Además también se pueden incluir a los siguientes, con obras importantes:

    • Antonio Cabral Bejarano (1798-1861). Figura dominante en el panorama de la pintura romántica sevillana. En su taller de pintura se formaron numerosos pintores, como sus propios hijos: Francisco Cabral y Aguado Bejarano y Manuel Cabral y Aguado Bejarano, los hermanos Gustavo Adolfo Bécquer y Valeriano Bécquer o Manuel Barrón, entre otros.

    • José Domínguez Bécquer (1805-1841). Representó diferentes escenas de carácter popular, también practicó el retrato, la pintura religiosa, el dibujo y la acuarela. Fue padre del célebre poeta Gustavo Adolfo Bécquer y el pintor Valeriano Domínguez Bécquer y también primo Joaquín Domínguez Bécquer reconocido pintor costumbrista.

    • Joaquín Domínguez Bécquer (1811-1871), pintor costumbrista. Fue el tío del poeta Gustavo Adolfo Bécquer y del pintor Valeriano Domínguez Bécquer así como primo del también pintor costumbrista José Domínguez Bécquer, con quién colaboró en muchas obras.
 
    • Valeriano Domínguez Bécquer (1833-1870). Pintó escenas costumbristas y retratos. Estudió con su tío el pintor Joaquín Domínguez Bécquer. Pese a su escasa obra, es uno de los pintores más característicos del costumbrismo romántico. Fue hijo del pintor José Domínguez Bécquer, sobrino del también pintor Joaquín Domínguez Bécquer y hermano del famoso poeta Gustavo Adolfo Bécquer. También pintó notables retratos y caricaturas e ilustraciones junto a su hermano Gustavo Adolfo que también hizo sus pinitos en la pintura.

    • José Roldán y Martínez (1808-1871), es considerado uno de los pintores más representativos del romanticismo sevillano. Su obra está dedica principalmente a la realización de retratos y a la pintura de temas costumbristas. Su arte estuvo muy influenciado por la figura de Murillo, tanto en la selección de temas como en la técnica pictórica y el colorido. Representó con frecuencia en sus lienzos niños de la calle, mendigos y pilluelos, tal como ocurría en la pintura española del siglo XVII.

    • Andrés Cortés y Aguilar (1815-1879), pintor fundamentalmente costumbrista. Fue alumno de la Escuela de Bellas Artes de su ciudad natal y perteneció a la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría. Fue un pintor versátil en todo, su obra abarca desde el paisaje al bodegón, desde el retrato al paisaje de género. A pesar de ser un trabajador incansable, actualmente es poco conocido a nivel popular.

    • José María Romero y López (1815-1880), fue un pintor romántico que desarrolló su actividad artística en la ciudad de Sevilla, en la que se cree que nació y murió, aunque no existe constancia documental. Destacó como retratista, especialmente de niños, aunque también realizó obras de temática religiosa, campo en el que se le considera un continuador de Murillo.

    • Manuel Barrón y Carrillo (1814-1884). Máximo exponente y, posiblemente, mejor representante del paisajismo romántico andaluz y sevillano. Sus destacables paisajes le dieron notoria fama. Por ellos Barrón ostenta un importante reconocimiento, siendo considerado por tanto un excelente paisajista. Famosos son aquellos que dedica a los entornos urbanos, paisajes en los que pinta figuras humanas dando a estas obras un toque escenográfico y costumbrista.

     • Francisco Cabral y Aguado Bejarano (1824-1890). Su producción artística está compuesta principalmente por temas costumbristas andaluces, retratos, temas religiosos y copias de las obras de Murillo. Hijo del pintor Antonio Cabral Bejarano y hermano del también pintor Manuel Cabral y Aguado Bejarano.

     • Manuel Cabral y Aguado Bejarano (1827-1891). Es uno de los mejores representantes del costumbrismo andaluz dentro del romanticismo español. Hijo del pintor Antonio Cabral Bejarano y hermano del también pintor Francisco Cabral y Aguado Bejarano.

    • José Jiménez Aranda (Sevilla 1837-1903). Es uno de los más destacados representantes de la pintura andaluza del siglo XIX. Sus escena costumbristas y retratos son de verdadero mérito. Su formación transcurre en la Escuela de Bellas Artes de Sevilla y sus primeras creaciones se identifican con el costumbrismo de la época, aunque pronto destaca por sus cualidades como dibujante. En 1871 se instaló en Roma, donde conoció a Fortuny. Fue amigo de Joaquín Sorolla, al que influyó en su obra.

    • Luis Jiménez y Aranda (1845-1928). Pintor costumbrista, hermano de los también pintores artísticos José y Manuel Jiménez Aranda, este último poco conocido. Se especializó en la pintura histórica, aunque también cultivó la costumbrista, ambas con un estilo verista y de gran acento dibujístico que revela la gran influencia de su hermano José.

    • José Villegas Cordero (1848-1921). Se dedicó a la pintura de historia, costumbrista y de casacones. Formado primero en el taller sevillano del pintor José María Romero, y en la Escuela de Bellas Artes de Sevilla, completó su aprendizaje junto a Eduardo Cano de la Peña. Una vez concluidos sus estudios, el joven artista viajó a Madrid, donde conoció personalmente a Fortuny, lo que le hizo interesarse por la pintura de género.

    • José García Ramos, (1852-1912). Se trata de un pintor costumbrista perteneciente a la escuela decimonónica sevillana y uno de sus máximos exponentes. Su dibujo es grácil y su pincelada colorista. La mayoría de sus obras reflejan la vida diaria de la Sevilla de finales del siglo XIX. Fue discípulo de José Jiménez Aranda. También influyo en su obra Fortuny.

    • Gonzalo Bilbao Martínez (1860-1938), considerado como uno de los mejores pintores impresionistas sevillanos, también practicó durante años el costumbrismo y la la temática de historia principalmente. Se inicia desde niño en el dibujo alentado por José Jiménez Aranda. Fue maestro de Alfonso Grosso Sánchez.

Espero que la recopilación que he conseguido de este pintor sevillano, sea del interés de los aficionados al arte que frecuentan esta sección, y contribuya en su divulgación.






Algunas obras



user_50_el_conde_de_pinohermoso_y_el_marqu_s_de_molins_a_caballo_en_las_afueras_de_sevilla

El conde de Pinohermoso y el marqués de Molins, a caballo, en las afueras de Sevilla. José Roldán y Martínez. 1848. Óleo sobre lienzo, 299 cm x 380 cm. Museo Nacional del Prado. Procedencia: Legado Carlos Pérez-Seoane y Cullén, III duque de Pinohermoso, 1987

La presente obra constituye uno de los raros ejemplos de retratística ecuestre en el arte del siglo XIX español. Los personajes representados en el primer término de la composición son los aristocráticos hermanos Juan Nepomuceno y Mariano Roca de Togores y Carrasco, montando a la inglesa, en traje de calle. En el segundo término puede apreciarse un coche de caballos en el que pasean las respectivas esposas, Inés Sanz de Vallés y Mª del Carmen Aguirre-Solarte. La escena se desarrolla en la rivera del Guadalquivir, por el paseo de las Delicias y el Prado de San Sebastián, en la ciudad de Sevilla. Al fondo se recorta el perfil urbano, con los edificios más significativos de la capital andaluza, como la Torre del Oro, el Palacio de San Telmo y la Catedral.La obra se basa en una composición similar del propio artista, en la que representaba, con un fondo parecido, al conde del Águila y al marqués de la Motilla ataviados en traje campero, igualmente conservada en el Museo del Prado (P06577).



user_50_0retrato_de_la_familia_lara

Retrato de la familia Lara. 1832. Óleo sobre lienzo, 175,5 cm x 247,5 cm. Museo Nacional del Prado. Procedencia: Museo de Arte Moderno Legado marqués de Mirasol, 1951. Obra de José Roldán y Martínez.



user_50_dos_caballistas

Dos caballistas. Obra de José Roldán y Martínez, óleo sobre lienzo, 84 x 118 cm. Museo del Prado (en dep. en el Museo de Bellas Artes de Granada)

Según José María de Mena los dos caballistas son Juan Caballero y su compañero de cuadrilla, Luis Borrego, que se hicieron retratar juntos, después de indultados. El cuadro tiene gran interés porque refleja fielmente el vestido de los jinetes y los atalajes del caballo en la primera mitad del siglo XIX. La montura, de 18 ó 19 pulgadas, es más corta que la actual. La cincha es ancha, por lo tanto muy cómoda para el animal, y de cerda, no de cuero.

La cola, no sólo la de los caballos protagonistas, también la de los que se ven al fondo, van cortadas a nivel del corvejón, no en punta. En esta época no había entrado todavía en Andalucía la costumbre inglesa de cortar la cola a los caballos.

En el campo, cuando había barro, se les anudaba a la punta del muslo. "Cuando se va de viaje es costumbre doblarla y atarla arriba, a la masa de las antiguas caletas de nuestros marineros" (Ricard Ford).

Ambos caballos van sin "tupé" y la crin en el alazán se ve perfectamente, muy corta, igual que ahora la llevan las jacas camperas. La muserola va más alta que la actual y el mosquero, de cerda, mucho más largo y ancho, llega al borde de ésta. La manta estribera sobrepasa en su extremo inferior al estribo. La cabeza sin ahogadero. Los jinetes van sin sahones, porque éstos se usan en el campo en las fiestas. Y sirven para proteger a los caballistas del roce de las matas, del posible "refregonazo" de un toro; para abrigar, en el invierno las piernas y el vientre... en resumen para la briega del campo y en las faenas de los toros. Llevan zapatos, no botas, insisto en que van de fiesta, no de trabajo de campo. Las polainas van abiertas para que se vea la media, siempre blanca y, a veces, bordada. El calzón, sin caireles ni vueltas, es el de la época, el que se ha dado en llamar después "goyesco", igual que la chaquetilla, muy parecida a la que usan los toreros en las también llamadas "corridas goyescas".



user_50_0la_limosna_jos_roldan_y_martinez_escena_costumbrista2

La limosna. José Roldán y Martínez. Firmado en el ángulo inferior izquierdo. Óleo sobre lienzo, 83,5 x 62 cm. Pintor y copista sevillano, José Roldán realizó principalmente retratos en miniatura sobre marfil y copias de Murillo, aunque también abordó la pintura de caballete con escenas originales.

Esta obra se inscribe dentro del costumbrismo sevillano, y está protagonizado por un mendigo que recibe la limosna que le da un niño a través de la reja de su ventana, mientras su madre lo aúpa y contempla al hombre con mirada seria. La escena se sitúa en una calle, ricamente detallada aunque difuminada por efecto de la distancia.De hecho, el primer término está perfectamente definido, en contraste con el fondo, un recurso escenográfico de herencia romántica que refuerza la ilusión de realidad y la construcción en profundidad del espacio.

Tradicionalmente, la pintura y la literatura españolas se han interesado por las costumbres y los tipos populares. La llegada del romanticismo vivificó esta corriente, aportando a la tradición hispana la visión que los extranjeros tenían de nuestro pueblo, debido al esnobismo de una burguesía nacional europeizante y liberal que, también por influencia extranjera y bajo la moda romántica, vuelve los ojos al pueblo y los monumentos del pasado. Esto, general en toda España, se dará preferentemente en lo andaluz, por ser esta tierra meta soñada de los extranjeros, y donde se tuvo que dejar sentir más fuertemente el influjo de la visión que tenían del español y sus peculiares costumbres.

Así, de las dos escuelas costumbristas fundamentales, la sevillana incide en un pintoresquismo amable y folclórico, alejado de cualquier intento de crítica social; por su parte, la madrileña es más acre y dura, llegando en ocasiones a mostrar no sólo lo vulgar, sino incluso recreándose en visiones desgarradas de un mundo tópico barriobajero, en el que el ánimo de crítica es evidente. A los precursores gaditanos Juan Rodríguez y Jiménez (1765-1830) y Joaquín Manuel Fernández Cruzado (1781-1856) siguió un espléndido desarrollo de la escuela de Sevilla, donde parece que jugó papel importante la influencia extranjera, debido a la afluencia de artistas y viajeros a la ciudad, y por el interés de la clientela foránea por las tópicas escenitas costumbristas españolas. Este hecho queda corroborado por la clientela artística extranjera que tuvieron los pequeños y amables cuadros costumbristas del que fuese uno de sus iniciadores, José Domínguez Bécquer (1805-1841), creador y formulador, en gran medida, de esta temática, siendo maestro de numerosos discípulos, y padre del poeta Gustavo Adolfo y del pintor Valeriano, autor de tipos y escenas populares (“La Cruz de Mayo”, colección particular).También jugó importante papel en la creación y formulación del costumbrismo sevillano Antonio Cabral Bejarano (1788-1861), quien insiste, más que en las escenas, en las figuras aisladas, con cierta teatralidad, fondos paisajísticos de sabor local y vaporosa atmósfera murillesca (“Un majo y Una maja”, colección Bosch, Barcelona).



user_50_0limosna_en_la_catedral_de_sevilla_leo_sobre_lienzo_106_x_83_cm_colecci_n_privada_obra_de_jos_rold_n_y_mart_nez

Limosna en la Catedral de Sevilla. Óleo sobre lienzo, 106 x 83 cm. Colección privada. Obra de José Roldán y Martínez



user_50_0jos_roldan_y_martinez_coppia_di_sante_con_modellino_di_campanile

Santas Justa y Rufina. Óleo sobre lienzo, 91 X 66,5 cm. Colección privada. Obra de José Roldán y Martínez



user_50_prudencio_ortiz_de_rozas_pintado_en_sevilla_por_jos_rold_n_1855

Retrato del General Prudencio Ortiz de Rozas, pintado en Sevilla por José Roldán en 1855. Colección privada
Más info



user_50_0retrato_de_cayetano_vald_s_y_flores_capit_n_general_de_la_real_armada_pintado_por_jos_rold_n_y_mart_nez_en_1847_por_encargo_del_museo_naval_con_sede_en_madrid

Retrato de Cayetano Valdés y Flores capitán general de la Real Armada. Pintado por José Roldán y Martínez en 1847 por encargo del Museo Naval, con sede en Madrid.



user_50_jos_roldan_y_martinez_the_vision_of_saint_felix_of_cantalicio_after_murillo

La visión de San Félix de Cantalicio, después de Murillo. Colección privada. Obra de José Roldán y Martínez




Pues esto es todo amigos, espero que os haya gustado el trabajo recopilatorio dedicado al pintor costumbrista sevillano José Roldán y Martínez (Sevilla, 1808 - 1871). Pintor y copista español. Es considerado uno de los pintores más representativos del romanticismo sevillano. Su obra está dedica principalmente a la realización de retratos y a la pintura de temas costumbristas. Su arte estuvo muy influenciado por la figura de Bartolomé Esteban Murillo, tanto en la selección de temas como en la técnica pictórica y el colorido. Representó con frecuencia en sus lienzos niños de la calle, mendigos y pilluelos, tal como ocurría en la pintura española del siglo XVII.



Fuentes y agradecimientos a: es.wikipedia.org, pintura.aut.org, museodelprado.es, arcadja.com, blog.setdart.com, spanishhorses.com,arteinfo.es, blogsperu.com y otras de Internet.
 




___________________________
.
.
No debemos dejar que la Cultura muera, si muere el Arte, muere nuestra parte humana...

Los actos de hoy, marcarán nuestra era, sino...

¿Qué dejaremos para el que venga mañana?

.
.
 
j.luis Send private message Send e-mail to user
Back to topPage bottom
Display posts from previous:    
 

Post new topic  Reply to topic  Page 1 of 1
 



Users browsing this topic: 0 Registered, 0 Hidden and 1 Guest
Registered Users: None


 
Permissions List
You cannot post new topics
You cannot reply to topics
You cannot edit your posts
You cannot delete your posts
You cannot vote in polls
You cannot attach files
You cannot download files
You can post calendar events